Sie sind auf Seite 1von 183

1.

TEMARIO DE
BIBLIOTECOECONOMIA

Noviembre 2006
1.1. CONCEPTO DE BIBLIOTECA. TIPOS DE BIBLIOTECA Y SU FUNCION.
PERSPECTIVAS DE FUTURO

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

• Etimología
• Definición UNESCO
• Definición ALA
• Definición doctrinal
• Definición normativa
• Definición legal
• Definición LPH

2. MISION DE LA BIBLIOTECA

3. FUNCIONES

• Colección
• Organización
• Difusión de la Información

4. TIPOS

• Clasificación UNESCO
• Clasificación IFLA
• Otras: generales, especializadas, especiales

5. LA BIBLIOTECA EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

• La Sociedad de la Información
• El cambio tecnológico
• Las bibliotecas y las nuevas tecnologías
• Los servicios bibliotecarios y las nuevas tecnologías
• Los nuevos soportes
• Las telecomunicaciones y las bibliotecas

6. CONCLUSIÓN

• Adaptación al nuevo entorno


1. INTRODUCCIÓN

Para comprender el concepto de biblioteca es aconsejable remontarse a los orígenes. El término


biblioteca proviene del griego: theke (caja) y biblion (libro), por lo que ya en la Antigüedad se
establecía que la Biblioteca era el lugar donde se guardaban los libros.

Desde entonces, el concepto de biblioteca ha evolucionado enormemente, y en la actualidad


existen multitud de definiciones de lo que se entiende por biblioteca hoy por hoy:

La UNESCO definió en 1968 biblioteca como la colección organizada de libros y publicaciones


periódicas impresas u otra clase de documentos, gráficos y audiovisuales, así como los servicios
del personal encargado de facilitar el uso de éstos documentos por los usuarios con fines de
información, investigación, de educación o recreo.

La ALA (American Library Association) define biblioteca como “la colección de material de
información organizada para que accedan a ella un grupo de usuarios. Tiene personal encargado
de los servicios y programas relacionados con las necesidades de los lectores”.

La norma UNE 50-113-92, sobre Conceptos básicos de Información y Documentación, define


el término biblioteca en dos sentidos:

(1) Cualquier colección organizada de libros, impresos y revistas, u otros tipos de


materiales gráficos y audiovisuales, disponibles para préstamo o consulta.

(2) Organismo, o parte de él, cuya principal función consiste en constituir bibliotecas,
mantenerlas, actualizarlas, y facilitar el uso de los documentos que precisen los usuarios para
satisfacer sus necesidades de información, de investigación, educativas o de esparcimiento,
contando para ello con un personal especializado.

La Ley de Patrimonio Histórico (Ley 16/1985) define biblioteca como “instituciones culturales
donde se conservan, reúnen, seleccionan e inventarían, catalogan, clasifican y difunden
conjuntos o colecciones de libros, manuscritos y otros materiales bibliográficos o reproducidos
para su lectura en cualquier sala pública o mediante préstamo para su investigación, estudio de
la cultura y la información”.

Los cambios recientes en el entorno bibliotecario han sido plasmados por diversos estudios.

• En los años 80, por ejemplo, M.B. Line detectaba problemas como: burocratización del
personal, motivación escasa y falta de perfiles adecuados, poca comunicación interna y
externa y resistencia a delegar responsabilidades.

• En los años 90, Anglada detectó importantes cambios, que en esencia han
permanecido hasta ahora. Se trata de: profesionalización de los bibliotecarios, desarrollo
del trabajo en equipo y de una postura activa, orientación mayor hacia el usuario,
interés en acceder a la información más que en poseerla y necesidad de ofrecer
resultados aceptables en relación a los recursos destinados.

En la actualidad, la biblioteca ha sabido adaptarse a los cambios y sigue trabajando día a día
para ser más visible en su entorno y conseguir la excelencia en su gestión:

• Gracias a la automatización, se han simplificado mucho los procesos bibliotecarios. Los


SIGB permiten realizar automáticamente tareas que años antes consumían muchos
recursos. Han desaparecido los catálogos tradicionales y el libre acceso a la colección
se ha implantado de forma generalizada, a excepción de las bibliotecas con fines
conservadores.
• La colección se ha diversificado en cuanto a temáticas, pero sobre todo en cuanto a
soportes. El acceso al saber ya no está limitado a los muros de la biblioteca, se abre
ante nuestros ojos un espacio virtual con abundancia de recursos.

• Los usuarios van adquiriendo cada vez más conciencia de que la biblioteca es un
servicio público para servir a la sociedad y se vuelven más exigentes.
Afortunadamente, el usuario ya no entiende a la biblioteca como un lugar lóbrego donde
parece molestar con su visita, ni el bibliotecario es esa persona malhumorada que
conoce de memoria dónde están todos los libros.

• La gestión interna ha dado un giro rotundo y controla técnicas del mundo empresarial
para conseguir la calidad total del servicio.

2. MISION DE LA BIBLIOTECA.

Como centro de información da a los usuarios los apoyos necesarios en los procesos de
enseñanza-aprendizaje, investigación y extensión. Para lograrlo deberá:

• Desarrollar, organizar y promover los recursos en los medios.


• Seleccionar, ordenar y describir la colección
• Orientar a los usuarios
• Mantener la infraestructura adecuada
• Mantener la comunicación con los usuarios para conocer sus necesidades de información
• Promover y divulgar la cultura

3. FUNCIONES DE LA BIBLIOTECA

Son principalmente: La Colección, la Organización y la Difusión.

COLECCIÓN

El pilar básico de toda biblioteca radica en su colección. Esta debe ser organizada y
difundida convenientemente.

Entendemos por colección los fondos bibliográficos o documentales del centro de documentación
o biblioteca (libros, publicaciones periódicas, folletos, manuscritos, música impresa…)

La colección no puede ser estática, ya que debe responder en todo momento a las necesidades
de los usuarios, para lo cual se necesita mantener comunicación continua con estos.

La colección debe estar compuesta de todo tipo de documentos: impresos y electrónicos.

Además del libro, pueden formar la colección otros documentos como folletos, hojas sueltas,
publicaciones seriadas, manuscritos, documentos cartográficos, música impresa o reproducida.

Para formar la colección se siguen los siguientes pasos:

o Selección del fondo bibliográfico según las necesidades informativas del usuario
o Adquisición: compra, donativos, canje, Depósito legal.

ORGANIZACIÓN

Es la función de la biblioteca que tiene por finalidad que el conocimiento se haga accesible a las
demandas individuales de los usuarios.
Se basa en unas técnicas basadas en conocimientos teórico-científicos que se han ido adaptando
a los distintos soportes (como resultado de la automatización).

Cuando el documento es adquirido, antes de formar parte de la colección, recibe tratamiento


técnico en el que las operaciones más importantes son: clasificación y catalogación, que
permiten la formación de los catálogos en las bibliotecas.

La descripción bibliográfica o catalogación se ha normalizado internacionalmente mediante las


ISBD (Internacional Standard Bibliographical Description).

Para la clasificación de los fondos bibliográficos existen varios sistemas como:

• Clasification Decimal Dewey


• Library of Congreso
• BC of Bliss
• CDU

DIFUSIÓN

Es la principal tarea y objetivo de la biblioteca, que el conocimiento se haga accesible. Los


servicios que ofrece la biblioteca son: lectura de sala, servicio de préstamo, servicio de
información y referencia, extensión bibliotecaria y cultural, etc.

Para la difusión de la información se organizan las siguientes tareas:

o Informar de las características de la colección, secciones de la biblioteca, horarios,


cómo satisfacer la necesidad de información del usuario…
o Ayudar a los usuarios a utilizar los recursos informativos.

La biblioteca existe para lograr determinados objetivos, que se logran sometiendo sus
elementos a organización. Además se relaciona con su entorno, retroalimentándose.

3. TIPOS

Las necesidades informativas de los usuarios, cada vez más amplias han llevado a una
diversificación de la biblioteca.

Existen varias tipologías, que pasamos a exponer brevemente:

• Clasificación Tradicional

- Bibliotecas Nacionales cabeza del sistema bibliográfico de un país.


Funciones centrales en el control bibliográfico.
- Bibliotecas Públicas  carácter general por sus fondos y usuarios.
- Bibliotecas de Centros Docentes (escolares y /o universitarios)  carácter
general por sus fondos y pero no por sus usuarios.
- Bibliotecas Especiales  especiales por fondos y usuarios.

• Clasificación de la UNESCO
- Bibliotecas Nacionales

- Bibliotecas de instituciones de enseñanza superior (universitarias centrales, de


institutos y departamentos universitarios, de centros de enseñanza superior no
universitaria)

- Bibliotecas importantes no especializadas que pueden ejercer como nacionales


en un área geográfica determinada

- Bibliotecas escolares

- Bibliotecas Públicas o populares

- Bibliotecas Especializadas

• Clasificación de la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones e


Instituciones Bibliotecarias): (3)

- Bibliotecas generales de investigación: incluyen aquí bibliotecas nacionales,


parlamentarias y universitarias. Fondos científicos generales

- Bibliotecas especializadas: comprenden las que se ocupan de un tema o materia.


Se distinguen dentro de este grupo las de administración, arte, ciencias
biológicas y médicas, ciencia y tecnología, ciencias sociales, geografía y mapas.

- Bibliotecas al servicio del público en general: se incluyen escolares, infantiles,


para ciegos, hospitalarias, públicas, de minusválidos y minorías étnicas.

• Otras
- Nuria Amat
 Por el método de difusión de la información: de consulta, préstamo y
reproducción
 Por el método de conservación de documentos: bibliotecas de
originales y microtecas
 Por el tipo de documentos: bibliotecas, hemerotecas
 Según la variedad de disciplinas: enciclopédicas-especializadas
 Según el régimen administrativo: nacionales, universitarias,
escolares, especializadas, públicas, de empresa.

- Magán Wals (1996).


 De dependencia pública al servicio de la comunidad
 Al servicio institucional

4. LA BIBLIOTECA EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

Algunos de los factores que han contribuido a forjar la expresión “Sociedad de la Información”
son:
• el cambio de economía productora de bienes materiales a productora de servicios.
• Expansión del sector terciario
• Explosión de conocimientos teóricos
• Extensión de innovaciones tecnológicas
• Explosión de la información-documentación.
La biblioteca no ha sido en absoluto ajena a esta nueva realidad e intenta adaptarse a la
revolución digital que estamos viviendo y que sólo es el principio de la llamada Era de la
Información y el Conocimiento.

EL CAMBIO TECNOLOGICO

La microelectrónica ha facilitado las tareas de almacenaje y proceso de la información,


basándose en la caída de la relación coste/bit y en la miniaturización de elementos.

La informática ha originado una gran revolución en el campo de la información, gracias a la


disminución de tamaño y coste de los ordenadores, el aumento de sus prestaciones, la
multiplicidad de aplicaciones y la facilidad de uso.

Las telecomunicaciones, basadas al principio en la red telefónica, han cambiado por el desarrollo
de los satélites geoestacionarios y los cables de banda ancha.

Las nuevas tecnologías permiten responder a las nuevas demandas. Los cambios tecnológicos
han afectado también al mundo del impreso mediante su aplicación en los procesos de
producción editorial y el almacenaje, recuperación y difusión de la información sobre soportes
alternativos al papel impreso.

Seguirá existiendo lo impreso, pero relegado a textos con misión discursiva, que no exija rápida
difusión ni actualización constante. Pero si se trata de una información objetiva de lenguaje
breve y directo, que exige rápida difusión y actualización constante, la tecnología ofrece otras
alternativas más eficaces que el papel impreso.

LAS BIBLIOTECAS Y LAS NUEVAS TECNOLOGIAS

Siendo la biblioteca transmisora de información, deberá poner la información a disposición del


usuario, sea cual sea el soporte y la técnica que utilice. En cambio, la función conservadora va
quedando relegada a bibliotecas de depósito que conservan el documento original. Además las
NTI han afectado a la biblioteca:

• Mejorando la gestión bibliotecaria interna (préstamo, catalogación,


adquisiciones, Control de publicaciones periódicas, liberando al profesional de
largas tareas rutinarias (alfabetización, control de préstamo, …)
• Incorporando los nuevos media para ofrecer información sobre soportes y
canales distintos al papel impreso y analogos.

LOS NUEVOS SOPORTES

Se incorporan a la biblioteca nuevas formas de almacenaje y recuperación de la información,


convirtiéndose en mediateca. Se pueden dividir las nuevas tecnologías en 4 grandes grupos:

• Reprografía: permite copiar de forma rápida y exacta cualquier tipo de documento:


fotocopia, diazocopia, offset (tamaño natural); microfilm y microficha (tamaño
reducido)
• Audiovisuales: disco microsurco, cine y fotografía, casete, cinta magnetofónica,
diapositivas, transparencias
• Memorias magnéticas: discos y cintas que se graban y leen a partir del uso de
sistemas digitales.
• Memorias ópticas: videodisco, videocinta, disco óptico numérico, y la familia de los
compact-disc (CD-A, CD-I, CD-W, CD-ROM)

LAS TELECOMUNICACIONES Y LAS BIBLIOTECAS

Actualmente, los servicios que ofrecen las telecomunicaciones a las bibliotecas son los
siguientes:
• Videotexto: sistema de acceso a bases de datos a través de la red telefónica y con
salida por un módem y un ordenador. Permite la representación en pantalla de la
información recibida a través de la línea telefónica.
• Teletexto: sistema que envía a los televisores convencionales información
almacenada en ordenadores aprovechando las líneas no utilizadas en el intervalo
blanco vertical de la emisión de TV. Es un sistema unidireccional.
• Vídeo y TV por cable:
• Sistemas de educación asistida por ordenador: programas de aplicación para
microordenadores que se aplican en las bibliotecas públicas para la orientación y
formación de usuarios.
• Softwares educativos: introducen al usuario en el mundo del ordenador
• Edición asistida por ordenador: herramientas de tratamiento de textos
• Telefacsímil: permite la transmisión de textos e imágenes a distancia
• Sistemas de información en línea: la consulta de la ingente información
almacenada en BBDD se realiza a través de terminales informáticos,
videoterminales, equipos de tratamiento de texto, microordenadores, etc.

5. CONCLUSION

Para concluir, haremos hincapié en la importancia de saber adaptarse a los cambios en el


ámbito bibliotecario actual.

El avance imparable de la tecnología y las innovaciones en los modelos de gestión deben ser
asimilados rápidamente por el bibliotecario del siglo XXI, que debe reciclarse continuamente
para superar las amenazas de un entorno cada vez más competitivo.
1.2. BIBLIOTECAS NACIONALES: CONCEPTO, FUNCIONES Y
SERVICIOS. SITUACION EN ESPAÑA. LA CONFERENCIA DE
DIRECTORES DE BIBLIOTECAS NACIONALES (CDNL). LA
CONFERENCIA EUROPEA DE DIRECTORES DE BIBLIOTECAS
NACIONALES (CENL).

1. DEFINICIÓN:

• Historia
• Tipos según ALA
o Bibliotecas de 1ª generación: fundadas antes del siglo XIX
o Bibliotecas de 2ª generación: principios del S. XIX - la II GM
o Bibliotecas de 3ª generación: recientes

• Concepto
• Objetivos y fines
• Características
• Estructura orgánica
• Polémica

2. FUNCIONES

• Facilitar los servicios centrales


• Asumir papel predominante entre las bibliotecas del país que formen parte
del NATIS
• Participación en el programa UNISIST y otros programas de cooperación
internacional

3. LA BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (BNE)

• Origen
• Marco legal
• Estructura
• Funciones
• Según su Estatuto
• En la actualidad
• Automatización: ARIADNA
• Proyectos de digitalización y proyectos internacionales

7. LA CONFERENCIA DE DIRECTORES DE BIBLIOTECAS NACIONALES NACIONALES


(CDNL)

8. LA CONFERENCIA EUROPEA DE DIRECTORES DE BIBLIOTECAS NACIONALES (CENL)


1. DEFINICION

• Historia

Los antecedentes de buena parte de las bibliotecas nacionales se encuentran en las antiguas
colecciones privadas de los príncipes y reyes, que usaban sus colecciones como símbolo de
poder y riqueza.

Con la incorporación al Estado de dichas bibliotecas, hecho en el que tuvo un papel clave la
Revolución Francesa, éstas pasan a llamarse Nacionales. El Depósito legal fue creado por
Francisco I en 1537 para hacer entrar en las colecciones reales un ejemplar de todas las obras
publicadas en Francia.

• TIPOS según la ALA (American Library Association)

o Bibliotecas de 1ª generación: Las fundadas antes del siglo XIX y por tanto
con mayor tradición. Poseen un gran fondo bibliográfico, que se incrementa
con el DL. Sus colecciones proceden de las antiguas colecciones reales
(Dinamarca, Austria, o España) o de la adquisición de grandes bibliotecas
privadas (British Library o Library of Congress). Son una veintena de
bibliotecas muy importantes tanto por sus fondos como por sus funciones.

o Bibliotecas de 2ª generación: Surgidas entre principios del siglo XIX y la


II Guerra Mundial. Dentro de esta generación se concentran varios grupos de
bibliotecas: las BN iberoamericanas, con una historia muy importante,
pero fondos y servicios mermados por los problemas políticos. También
están las de Australia, Canadá y Nueva Zelanda que surgieron como
instrumentos de apoyo a los gobiernos y parlamentos.

o Bibliotecas de 3ª generación: Son las creadas más recientemente, a raíz


de la independencia de muchas naciones tras el proceso de
descolonización, o bien por cambios de gobierno radicales. Suelen tener
un bajo nivel económico y asumen funciones añadidas como las de biblioteca
pública o universitaria.

• CONCEPTO SEGÚN LA UNESCO (16ª Conferencia General, 1970)

Son las bibliotecas responsables de la adquisición y conservación de ejemplares de todas


las publicaciones impresas del país, y que funcionen como bibliotecas de depósito en
virtud de disposiciones sobre el depósito legal. También desempeñan las siguientes
funciones:
i. Elaborar una bibliografía nacional
ii. Reunir una colección amplia y representativa de obras extranjeras que
comprendan libros relativos al propio país.
iii. Actuar como centro nacional de información bibliográfica
iv. Compilar catálogos colectivos
v. Publicar la bibliografía nacional retrospectiva

• OBJETIVOS Y FINES

i. Son el archivo bibliográfico del país


ii. Desarrollan los servicios bibliográficos de un país
iii. Cabeceras del sistema bibliotecario nacional

• CARACTERISTICAS
i. Es una biblioteca eminentemente conservadora. Para lograrlo utiliza sobre
todo el DL.
ii. Servicios orientados hacia la consulta y no hacia el préstamo
iii. Centro de investigación bibliográfico
iv. Coordinadoras de los sistemas bibliotecarios
v. Es una macrobiblioteca

• ESTRUCTURA ORGANICA

i. Modelo unitario: todas las funciones y fondos en una misma biblioteca.


España, por ej.
ii. Modelo plural: varias bibliotecas con diferentes funciones. Italia, Alemania,
UK

• POLEMICA
i. Tipos de fondos. La UNESCO da las siguientes directrices: adquirir, conservar
y hacer accesibles todas las publicaciones del país, adquirir todas las
publicaciones a través del DL, reunir una colección de obras extranjeras
referentes al país, reunir colecciones extranjeras teniendo en cuenta los
planes de adquisición cooperativa.
ii. Política de adquisición. La BN se ve obligada a adquirir todos aquellos
documentos de interés para el país y no siempre tiene recursos económicos
o infraestructura adecuada.
iii. Política de préstamos. Se admite la regla de no prestar originales de obras
únicas en los intercambios y préstamos interbibliotecarios.
iv. Depósito Legal. El problema más grave es la absoluta imposibilidad de
llevarlo a cabo de forma sistemática en muchos países del mundo.
v. Estructura de la biblioteca. Dos posturas que preconizan centralización y
descentralización de la biblioteca. En ambos casos, la BN debe ofrecer
algunos servicios centralizados: catalogación, coordinación interbibliotecaria.
vi. Bibliografía nacional y servicios bibliográficos y de información. Las
directrices son las siguientes: todos los países deben tener un órgano
bibliográfico nacional dependiente de la BN, elaboración de la bibliografía
nacional, de las listas oficiales de encabezamiento, de la bibliografía nacional
retrospectiva, y distribuir en el país los registros bibliográficos producidos en
el propio país.
vii. Difusión versus conservación. Las directrices de la UNESCO aquí son: las BN
deben elaborar y aplicar programas de conservación y de restauración,
difundir los documentos especializados, para conservar recurrir a la
digitalización u otros soportes, disponibilidad de los documentos para los
usuarios.

2. FUNCIONES

Según el programa NATIS de la UNESCO, las funciones de las BN son las siguientes:

• Facilitar los servicios centrales

 Adquisición de la totalidad de la producción nacional, mediante el DL, y de la


producción extranjera de interés nacional mediante compra, canje y
donación.
 Servicios bibliográficos encaminados a lograr el plan de Control Bibliográfico
Universal.
 Préstamo interbibliotecario nacional e internacional.
 Centro nacional de información, coordinando los servicios bibliográficos de
los organismos nacionales interesados y a nivel internacional participando en
los planes de cooperación internacional.
 Extensión bibliotecaria, mediante campañas de promoción a la lectura y
exposiciones fijas o temporales sobre el patrimonio bibliográfico.
 Otras funciones, como el canje internacional de publicaciones oficiales y no
oficiales y la formación profesional.

• Asumir un papel predominante entre las bibliotecas del país que formen
parte del NATIS

 Elaboración de una política nacional de bibliotecas


 Planificación y desarrollo de los servicios bibliotecarios del país.
 Búsqueda de soluciones a problemas concretos en colaboración con otros
servicios

• Participación en el programa UNISIST y otros programas de cooperación


internacional

 Elaboración de la bibliografía nacional


 Reunir una colección de obras extranjeras representativas o relacionadas con
el país
 Actuar como centro nacional de información bibliográfica
 Compilar catálogos colectivos
 Publicar la bibliografía nacional retrospectiva.

3. LA BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (BNE)

• ORIGEN

Fundada en 1712, bajo el reinado de Felipe V con el nombre de Librería Real, dejó de ser de
propiedad de la Corona en 1836, constituyéndose como BN.

Durante el siglo XIX ingresaron por incautación, compra o donativo la mayoría de los libros
antiguos y valiosos que posee la Biblioteca.

A finales de este siglo se inauguró el actual edificio del Paseo de Recoletos, que fue
remodelado en 2000 para adaptarse a las nuevas tecnologías.

Desde 1993 están en funcionamiento las instalaciones de Alcalá de Henares, con gran
capacidad de almacenamiento.

• MARCO LEGAL

La regulación actual de la BNE se inicia con un RD de 1986, por el que se establecen las
funciones y estructura básica.

Este marco legal se consolida con el RD 1581/1991, por el que se aprueba el Estatuto de la
BNE, que sería modificado por el RD 1514/2005.

Según dicho Estatuto, “la BNE es la institución bibliotecaria superior del Estado y cabecera del
SEB”.
Además, señala que “Es un organismo autónomo de carácter administrativo, pero queda
adscrito al Ministerio de Cultura (hoy Educación, Cultura y Deporte), a través de la Dirección
Gral del Libro y Bibliotecas” (hoy Dir. Gral. del Libro, Archivos y Bibliotecas, DGLAB).

El Estatuto le confiere “personalidad jurídica propia y capacidad de obrar para el cumplimiento


de sus fines”.

La BNE también se rige por la Ley del Patrimonio Histórico Español y por el RD 582/1989
que aprobó el Reglamento BPE y SEB.

• ESTRUCTURA

Actualmente la BNE se estructura en órganos rectores y consultivos.

• Órganos rectores:

• Presidente: Ministro de Cultura.


• Director General, nombrado por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio
de Cultura.
De él depende la dirección técnica y la gerencia.

• Órganos consultivos:

• Real Patronato
• Consejo de Dirección

• FUNCIONES

• Según su Estatuto, algunas de las funciones que corresponde a la BNE son las
siguientes:

• Reunir, catalogar y conservar los fondos bibliográficos impresos,


manuscritos y no librarios de carácter unitario y periódico, recogidos en cualquier
soporte material, producidos en cualquier lengua español o en otro idioma, y
difundir el conocimiento de dichos fondos.

• Fomentar la investigación, fundamentalmente en el área de


humanidades, mediante la consulta, estudio, préstamo y reproducción de
materiales

• Alta inspección y seguimiento del DL con el fin de elaborar y difundir


la producción bibliográfica española.

• Prestar los servicios de asesoramiento y estudio que la


Administración del Estado le encomiende en el campo de la
bibliotecoeconomía y bibliografía, así como en la conservación, acrecentamiento
y difusión del Patrimonio Bibliográfico

• Desarrollar programas de investigación y cooperación con otras


Bibliotecas y demás Entidades culturales

• Desarrollo de planes de investigación y cooperación nacionales e


internacionales.

• El Plan Estratégico 2006-2008 pretende los siguientes objetivos:


• Apertura a la sociedad I: creación y desarrollo de una programación
cultural propia de la Biblioteca Nacional
• Apertura a la sociedad II: puesta en marcha y desarrollo de un plan de
comunicación de las actividades, servicios y fondos custodiados por la
Biblioteca Nacional
• Desarrollo de una política de exposiciones de la Biblioteca Nacional
• Agilizar y reforzar el sistema de préstamos para exposiciones de la
Biblioteca Nacional
• Creación de una exposición permanente con la denominación de “Museo
de la Biblioteca” que explique y difunda el trabajo que realiza la Biblioteca
Nacional
• Implementación y desarrollo de un programa de publicaciones que refleje
adecuadamente la capacidad investigadora de los distintos departamentos y
colecciones de la Biblioteca Nacional.

• AUTOMATIZACIÓN: ARIADNA

El proceso de automatización de la BNE se inicia en 1974.

El actual sistema ILIADA y su catálogo automatizado ARIADNA están operativos desde 1993,
cuando sustituyeron al anterior sistema SABINI. En la actualidad, ARIADNA puede consultarse a
través de Internet.

A partir de la implantación del sistema de gestión automatizada de la BNE, la biblioteca ha


generado una serie de productos bibliográficos y bases de datos, como por ejemplo Bibliografía
Española.

• PROYECTOS

Asimismo, dentro de las actividades conservadoras y a la vez difusoras de la Biblioteca, se han


digitalizado una cantidad de fondos importantes, como grabados de Goya, obras clásicas…

En 1992 se edita el CD-ROM Archivo Digital de Manuscritos y Textos Españoles (ADMYTE) que
aportó 63 incunables.

En 1993 se realizó la base de datos Heráldica por la gran demanda de consultas que tenía el
García Carrafa.

Así, dentro del proyecto “Memoria Hispánica” se han realizado diversas actividades como:

- “Iconografía Española”, descripción de unos 20.000 retratos de personajes


españoles.

- “Clásicos Tavera”, serie de CD-ROM con unos 4.000 títulos de obras clásicas e
importantes para España e Iberoamérica de todos los campos

- “Tesoros de la Biblioteca Nacional”, colección de CD-ROM con obras únicas del


organismo.

- También en 1999 se inició el proceso de digitalización de 104 títulos de prensa


española.

- A partir de 2000 ha comenzado un proyecto con la Biblioteca del Congreso de


Estados Unidos para digitalizar el fondo histórico de ambas instituciones que ilustren la
historia común de ambos países.
Por otro lado, la BNE está inserta en proyectos internacionales, como el Proyecto
GABRIEL. Es un portal de acceso a las BN europeas de la Conferencia de Bibliotecas
Nacionales de Europa (CENL). Ofrece información sobre las BN, sus colecciones, servicios, y
acceso a su fondo histórico.

También cabe destacar el Proyecto Bibliotheca Universalis del G8, en el que participan las
Bibliotecas Nacionales para dar acceso digital y en línea a las obras más importantes del
patrimonio cultural y científico.

• BIENES Y MEDIOS ECONOMICOS

Son los siguientes:

o Los bienes que constituyen su patrimonio y los productos y rentas del mismo
o Créditos y subvenciones que anualmente les consignen los Presupuestos Generales
del Estado
o Ingresos de derecho público y privado que procedan por ejemplo de la venta de
publicaciones, del préstamo interbibliotecario, reproducción de documentos,
realización de cursos, y otras actividades relacionadas
o Subvenciones, aportaciones voluntarias, donaciones, herencias y legados

4. LA CONFERENCIA DE DIRECTORES DE BIBLIOTECAS NACIONALES (CDNL)

La Conferencia de Directores de Bibliotecas Nacionales (CDNL) es una asociación independiente


de ejecutivos de bibliotecas nacionales, establecidas para facilitar la discusión y promocionar la
comprensión y cooperación sobre problemas de interés común a bibliotecas nacionales del
mundo.
Los encuentros de la CDNL son anuales, normalmente los miércoles, de la conferencia de la IFLA
en la biblioteca nacional de la IFLA del país de origen.
Los miembros son los jefes ejecutivos de la biblioteca nacional de cada país. Los miembros
pueden ser representados en los encuentros por sustitutos (subdirectores).
El ejecutivo de la CDNL se elige cada 4 años. El secretariado de la CDNL residirá en dicha
biblioteca durante su presidencia.
La historia de la CDNL: La CDNL se estableció en 1974 para discutir asuntos políticos y llevar a
cabo actividades que pueden ser realizadas más efectivamente por bibliotecas nacionales. Tuvo
muchas pérdidas en la organización a finales de los 1970s para conseguir un cuerpo más
estructurado en los 1990s. Durante la presidencia de Marianne Scott, Biblioteca Nacional de
Canadá, la CDNL estableció su estatuto presente y normas de procedimiento, que dio a la
organización una estructura más sólida.
La lista de la CDNL es usada para distribuir información y comunicar con los miembros de la
CDNL. La lista tiene el host en IFLANET. Todos los mensajes enviados a la lista son moderados
por el secretario de la CDNL en la Biblioteca Nacional del país que ostente la presidencia. Es una
lista de distribución cerrada y toda suscripción requiere ser aprobada por el secretario de la
CDNL.
Asociaciones regionales:
Comités de la CDNL: La CDNL establece comités para tratar asuntos de importancia para sus
miembros. Los actuales subcomités de la CDNL son:
Comité de Asuntos Digitales (CDI): establecido por la CDNL para promocionar acciones
concertadas para el beneficio del centro de tareas de la biblioteca nacional en el entorno digital.
El comité fue establecido en agosto de 2001, como una fusión de dos grupos de trabajo
existentes en la CDNL:
1-El Comité sobre preservación digital de la CDNL fue establecido en el encuentro de Jerusalén
(agosto de 2000). Consta de 3 miembros. Durante 2001, el Comité inició el borrador de una
Resolución de la UNESCO sobre Preservación Digital y emprendió las medidas necesarias para la
adopción de la Resolución en la Conferencia de la UNESCO en París en octubre de 2001.
2-El grupo de tareas de la CDNL sobre identificadores persistentes, presidido por Winston Tab
(LC), se estableció para intercambio de información e identificar requerimientos globales y
nacionales. En este contexto la biblioteca de la universidad de Helsinki de Finlandia hizo un
borrador RFC informativo sobre “Uso de Números de Bibliografías Nacionales como URN’s”, que
se sometió al cuerpo de normalización de Internet el año anterior.
Comité para la revisión de programas centrales de la IFLA: busca alternativas sobre fuentes de
fondos y/ o hosts para actividades existentes y/ o nuevas actividades que la IFLA pueda
considerar de apoyo. Los objetivos incluían programas centrales de control y aumento,
ensanchando soportes y desarrollando nuevas ideas para los programas centrales.

5. LA CONFERENCIA DE DIRECTORES DE BIBLIOTECAS NACIONALES DE EUROPA


(CENL)
La Conferencia de Directores de Bibliotecas Nacionales de Europa es una fundación que
se rige por la ley holandesa con ánimo de incrementar y reforzar el papel de las BN en Europa,
sobretodo respecto al mantenimiento de la identidad cultural nacional y asegurando el acceso al
conocimiento.
Miembros de la CENL son los directores de BN de los países miembros del Consejo de Europa. La
Conferencia consta actualmente de 47 miembros de 45 países europeos que forman el Consejo
CENL. El Comité Ejecutivo consta de al menos 3 miembros: presidente, vicepresidente y
tesorero, y se encarga de la gestión y representación de la fundación.

La Conferencia persigue sus objetivos a través de reuniones anuales así como iniciativas y
actividades de I+D. En las reuniones, las BN presentan sus informes anuales, proyectos en vigor
y actividades de grupos de trabajo e invitan a expertos para hablar sobre temas de interés
común.

Las BN tienen responsabilidades definidas por ley dentro del sistema de información y de
bibliotecas nacional. Estas responsabilidades varían de un país a otro, pero comúnmente
incluyen las siguientes:
o formar la colección vía DL de las producciones nacionales (impresas y electrónicas) y
su catalogación y conservación
o provisión de servicios centrales (referencia, bibliografía, conservación, préstamo) a
los usuarios directamente o a través de otras bibliotecas y centros de documentación
o Conservación y promoción de la identidad cultural nacional
o Adquisición de al menos una colección representativa de publicaciones extranjeras
o Promoción de la política cultural nacional
o Liderazgo en las campañas literarias nacionales

Las BN hacen las veces de foro nacional para proyectos y programas internacionales, y deben
tener una relación sólida con los gobiernos nacionales, en concreto respecto al desarrollo de
políticas de información. Las BN en ocasiones también cubren directamente las necesidades de
información de los legisladores. Las BN necesitan asegurar su posición para establecer las
condiciones necesarias para el acceso libre a la información y documentación. Esta información
debe ser, en la medida de lo posible, completa, organizada, puntual y digna de confianza. Es
necesario desarrollar nuevos modelos de cooperación, dividir tareas de trabajo y compartir
recursos. Las BN pueden actuar como un foco dentro de una red de cooperación.

La experiencia muestra que las BN están especialmente encaminadas al fomento del


conocimiento científico y cultural. Las BN representan la herencia europea de forma concentrada
con una dimensión histórica profunda. Junto al significado cultural y político de las BN hay una
organización eficaz de servicios dentro de la información, investigación y enseñanza y secciones
de educación e instrucción.

El CENL fue fundado en 1987 en el primer encuentro de 11 directores de BN europeas en Lisboa:


Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Portugal, España, UK y
Vaticano. Los temas a tratar fueron la interconexión de sistemas informatizados de las BN,
política de adquisición, preservación y conservación y asuntos financieros. Los directores de las
BN continuaron con las reuniones anuales y el grupo creció y se afianzó. En 1991, CENL organizó
la primera conferencia Este-Oeste con las BN de Europa oriental en Viena para establecer
vínculos más cercanos y una asociación más definida. Fue un encuentro muy fructífero con
resultados concretos y finalizando en un activo diálogo. En 1998 el CENL adoptó sus estatutos y
se transformó en una fundación que se rige por la ley holandesa.

Los temas que se discuten en las reuniones anuales y se debaten en grupos de trabajo y los
diferentes proyectos fueron identificados en los primeros encuentros y evolucionan con el
desarrollo de la tecnología y organización de la biblioteca:
o Armonización e innovación de la política nacional relativa a bibliotecas
o Implementación de nuevas tecnologías de información en las bibliotecas
o Estandarización de la estructura de los datos, interfaces de comunicación dentro de
una Red Europea
o Preservación y conservación de importantes colecciones en Europa.

Los Objetivos de la CENL son apoyar las BN europeas en su rol de dar a todos un rápido,
comprensivo y multilingual acceso a distancia a sus colecciones e información y sin coste cuando
sea posible:

o Construir una biblioteca digital europea


o Salvaguardar el conocimiento y la herencia cultural europea
o Hacer I+D para mejorar los servicios de usuario de las BN
o Promover la diversidad cultural y multilingual como valores básicos de la cultura
europea
o Cooperar con otras instituciones de la herencia cultural, universidades, editoriales, y
demás proveedores de información tanto a nivel europeo como mundial.
1.3. BIBLIOTECAS PUBLICAS: CONCEPTOS, FUNCIONES Y SERVICIOS.
SITUACION EN ESPAÑA.

Esquema:

1. CONCEPTO.
- Evolución Histórica.
- Manifiesto de la UNESCO sobre la biblioteca pública (1994)
o Misiones de la BP
o legislación
- Definición
o UNESCO
o FIAB
o Reglamento de BP del Estado
- Normas para las BP
o IFLA
o INTAMEL
o Plan de Impulso
- Sistemas bibliotecarios
o Biblioteca Central
o Biblioteca de distrito
o Biblioteca de barrio

2. FUNCIONES
3. SERVICIOS
• Según RD 582/1989 que aprueba el Reglamento de BP del Estado
i. Información
1. Servicios de referencia
2. Difusión selectiva de información
3. Formación de usuarios

ii. Préstamo

1. Préstamo personal
2. Préstamo colectivo
3. Préstamo interbibliotecario

iii. Lectura en sala y Sala de Publicaciones Periódicas

• Según la IFLA
i. Servicios para niños y jóvenes
ii. Servicios a escuelas
iii. Servicio de información y referencia
iv. Servicio a personas discapacitadas
v. Servicio a personas que no pueden acudir a la biblioteca
vi. Servicios a minorías étnicas y lingüísticas
vii. Actividades Culturales o Extensión Cultural

4. HISTORIA DE LAS BP EN ESPAÑA


1. CONCEPTO.

• Evolución Histórica.

Hasta mediados del XIX no se puede hablar de biblioteca pública. EEUU y UK tomarán los
modelos de su biblioteca pública municipal. En el resto de Europa, la demanda de lectura
buscará satisfacción en bibliotecas de clubs de lectura y sobre todo en las parroquiales. En
España, lo más cercano a un movimiento de bibliotecas públicas son las bibliotecas
populares de Madrid (1912), y el de la Mancomunidad catalana (1915) con la red de
Bibliotecas Populares.

En 1949, salió el Manifiesto de la UNESCO sobre la biblioteca pública como institución


democrática de enseñanza, cultura e información, manifiesto revisado por la IFLA en 1972 y
1994.

• Manifiesto de la UNESCO sobre la biblioteca pública (1994).

1. Alguna misiones de la Biblioteca Pública:


i. Prestar servicios de información a empresas,
asociaciones y agrupaciones locales
ii. Crear hábitos de lectura en niños y apoyar la
educación
iii. Fomentar el diálogo intercultural
iv. Estimular imaginación y creatividad de niños y
jóvenes
v. Facilitar el uso de la información por medios
informáticos
vi. El bibliotecario, intermediario activo entre los
recursos de una BP y los usuarios
vii. Establecimiento en las BP de programas de
formación de usuarios
viii. Los servicios de una BP han de ser accesibles a todo
el mundo y adaptarse a las necesidades de las
comunidades en áreas rurales y urbanas

2. Legislación. La BP debe estar bajo responsabilidad de las


autoridades locales y nacionales, regirse por una legislación
específica y ser financiada por los presupuestos nacionales y locales.
Debe existir una coordinación y cooperación bibliotecaria a nivel
nacional.

• Definición.

1. UNESCO:

La BP es un centro local de información que permite acceder a los usuarios a todas


clases de conocimiento y de información. Los servicios de la BP se prestan sobre la base
de la igualdad de acceso para todas las personas, sin distinción de edad, raza, sexo,
religión, nacionalidad, idioma y condición social. Deben ofrecerse servicios y materiales
especiales para los usuarios que no puedan hacer uso de los servicios ordinarios, como
minorías lingüísticas, personas con discapacidades o personas internadas en hospitales o
en prisión.

2. FIAB (Federación Internacional de Bibliotecas y Archivos):


La BP es la biblioteca fundada y sostenida por un órgano de la administración local y
accesible, sin prejuicios ni discriminación alguna a cuantos deseen utilizarla.

3. Reglamento de Bibliotecas Públicas del Estado:

Son BP del Estado aquellas bibliotecas adscritas al Ministerio de Cultura a través de la


Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas y destinadas esencialmente a la
difusión y fomento de la lectura en salas públicas o mediante préstamos temporales y
también a la conservación de las colecciones bibliográficas de singular relevancia que
forman parte del Patrimonio Histórico Español.

• Normas para las bibliotecas públicas.

1. IFLA: Publicadas en 1973 y reeditadas en 1977 y relativas a la


colección mínima de libros en relación con la población alfabetizada;
los libros de consulta deben ser un 10% de la colección total; un
bibliotecario por 2000 habitantes; población de 150000 habitantes
por biblioteca; apertura de 60 horas semanales; 1,5 plazas por 1000
habitantes; el espacio físico por habitante.
2. INTAMEL (Internacional Association of Metropolitan Libraris):
es una asociación miembro de la IFLA y establece normas para la
cooperación entre las bibliotecas públicas que atienden a ciudades de
más de 400000 habitantes y los servicios bibliotecarios que deben
instalarse en las grandes ciudades: se recomienda la creación de una
biblioteca central que coordine todo el sistema de bibliotecas
públicas de la ciudad, recomendándose bibliotecas de distrito por
100000 habitantes y bibliotecas de barrio por 15000.
3. PLAN DE IMPULSO DE LAS BP ESPAÑOLAS (2000): propuso un
nuevo modelo de BP como centro de acceso al conocimiento,
independientemente de su soporte material y de su ubicación física,
y de utilidad para todos los ciudadanos. Propone las siguientes
funciones, acorde a las necesidades en una sociedad de la
información:
a. ofrecer acceso a la información electrónica disponible en
Internet y soportes digitales
b. dar a los usuarios la formación necesaria en el uso de las
tecnologías de la información y comunicación, ayuda y
orientación.
c. Contribuir a preservar y contribuir el patrimonio cultural y
local, convirtiéndose en proveedoras de información local a
través de Internet

• Sistemas bibliotecarios.

Se suelen distinguir tres sistemas diferentes de bibliotecas públicas:


i. Sistema rural: una biblioteca central en la capital de provincia y sucursales
por cada pueblo o ciudad
ii. Sistema urbano: una biblioteca central, una biblioteca de distrito y un nº
variable de bibliotecas sucursales o bibliotecas de barrio.
iii. Sistema regional: una biblioteca regional, varias bibliotecas centrales (en
capitales de provincia), y nº variado de bibliotecas sucursales en distintas
localidades (pueblos) y barrios (ciudades) y un nº de bibliobuses.

• Biblioteca Central: actúa como cabecera del sistema y tiene como funciones
dirigir la planificación y gestión de los recursos bibliotecarios en la CA; recopilar y
difundir el patrimonio bibliográfico y documental producido en la CA, funciones
de DL; formación de catálogos colectivos; elaboración de bibliografía
retrospectiva. Da los siguientes servicios: administración, servicios técnicos
centralizados, adquisiciones, biblioteca de referencia, colecciones especiales
sobre asuntos locales, colecciones especiales por materia, servicios a grupos
especiales, extensión bibliotecaria, central de préstamo y biblioteca Infantil-
Juvenil central

• Biblioteca de distrito: reúne las distintas bibliotecas existentes en un distrito


actuando como biblioteca central. Da los siguientes servicios: de referencia, de
préstamo para adultos, a jóvenes y niños, medios audiovisuales, colecciones
especiales, fondos.

• Biblioteca de barrio: debe proporcionar material general y servicio de


referencia mínimo. Los fondos son de tipo muy divulgativo. Si el usuario quiere
libros más especializados se le enviará a la biblioteca de distrito o se le traerá el
libro por préstamo bibliotecario. Estas bibliotecas constan de una sección de
referencia de diccionarios, enciclopedias y guías, una buena colección infantil y
juvenil, colección de ficción para adultos actualizada, sección de prensa.

2. FUNCIONES.

Son funciones de las BP del Estado según el RD 582/1989:

• Reunir, organizar y ofrecer al público una colección equilibrada de materiales


bibliográficos, gráficos y audiovisuales.
• Promover y estimular el uso de sus fondos por parte de los ciudadanos, mediante los
servicios necesarios y las actividades culturales complementarias
• Conservar y enriquecer el patrimonio bibliográfico
• Ser depositaria de, al menos, un ejemplar de las obras procedentes del DL de la
respectiva provincia.
• Cooperar con las demás BP del Estado y con las de su CA mediante el intercambio de
información, la coordinación de adquisiciones y el préstamo interbibliotecario.

3. SERVICIOS.

• Según RD 582/1989, por el que se aprueba el Reglamento de BP del Estado:

i. Información:
1. Servicios de referencia: es aquel servicio que presta la biblioteca
para suministrar información al usuario. El personal de la Biblioteca
tiene que enseñarle al usuario a utilizar todas sus herramientas. Por
esto hay que estudiar las demandas de los usuarios. Hay dos tipos
de demandas: una que se puede resolver en el momento, rápida y
oralmente y otra que necesita más tiempo de elaboración y que se
puede resolver remitiendo al documento o a la fuente.
2. Difusión selectiva de información: la Biblioteca actualiza las
novedades que surgen en un campo de investigación. Los
profesionales de la biblioteca entregan al respecto al usuario una
referencia bibliográfica acompañada de un pequeño resumen.
3. Formación de usuarios: conjunto de actividades para orientar al
lector: conferencias, charlas, visitas guiadas o una formación más
particular dependiendo del tipo de usuarios.

ii. Préstamo: consiste en la entrega de documentos de la colección a una


persona o institución durante un tiempo limitado y bajo algunas condiciones.
1. Préstamo personal: es una transacción por la cual la biblioteca
entrega a uno de sus usuarios uno o varios documentos
temporalmente. Tiene unos requisitos de acceso acompañados de la
expedición de un carné. Se establece un tiempo de duración y un nº
máximo de obras a prestar. Las normas incumplidas serán
sancionadas.
2. Préstamo colectivo: se realiza a entidades o asociaciones,
proporcionando fondos bibliográficos en los lugares donde el usuario
no tenga acceso.
3. Préstamo interbibliotecario: se realiza entre bibliotecas. Se utiliza
cuando un usuario demanda un documento que la biblioteca no
tiene, y ésta actúa como intermediaria para conseguir la información
en un centro bibliotecario diferente. Ocasiona gasto económico. Este
préstamo nace de la necesidad de que ninguna biblioteca sea
autosuficiente.

iii. Lectura en sala y sala de publicaciones periódicas: los libros y el


material de referencia pueden consultarse directamente por el lector. La sala
de publicaciones periódicas es aquella en la que se consultan las
publicaciones periódicas en cualquier soporte (papel, CD-ROM, microformas:
periódicos, revistas y boletines oficiales)

• Según la IFLA:

i. Servicios para niños y jóvenes: la UNESCO cree fundamental crear


hábitos de lectura en los niños, así como estimular la imaginación de niños y
jóvenes. El personal de la biblioteca infantil debe tener una formación
específica.
ii. Servicios a escuelas: la IFLA siempre ha hablado de la estrecha relación
entre biblioteca pública y las escolares. En España no existe ninguna
disposición que desarrolle esta colaboración: el RD 582/1989 excluye del
Sistema Español de Bibliotecas a las bibliotecas escolares.
iii. Servicio de información y referencia: La BP debe permitir el acceso a
documentos de su colección, pero también a los documentos e información
de colecciones de otras bibliotecas, gracias a los avances tecnológicos. Las
colecciones deben estar integradas actualmente por todo tipo de materiales
y los servicios deben incluir todo tipo de soportes adecuados, en materiales
tecnológicos y tradicionales.
iv. Servicio a personas discapacitadas: dirigido a lectores que padecen
algún tipo de minusvalía. En el caso de personas ciegas o con dificultad de
visión, la BP debe prestar los materiales adecuados que posibiliten la lectura.
La BP presta su colaboración a las organizaciones que atienden a este tipo de
usuarios. Se ha creado una infraestructura necesaria tanto de personal
especializado comon de aparatos que permitan la lectura.
v. Servicio a personas que no pueden acudir a la biblioteca: en este caso,
la biblioteca debe acercarse a ellos: ancianos, hospitales, presos, etc. Según
Manuel Carrión, Es el esfuerzo que hace la biblioteca para llegar a sus
usuarios en aquellos casos en que por razones de marginación topográfica,
fiscal os social, el usuario no puede llegar a la biblioteca. Este servicio se
llama EXTENSION BIBLIOTECARIA. La Administración Pública suele
configurar servicios como:
1. Redes de bibliotecas locales: biblioteca central y sucursales
2. Bibliotecas móviles (Bibliobuses)
3. Préstamo por correo
4. Bibliotecas de Hospitales
5. Bibliotecas de instituciones penitenciarias
6. Bibliotecas de residencias de ancianos
Este servicio de extensión bibliotecaria se recoge en el Manifiesto de la
UNESCO y reúne unas Pautas para servicios bibliotecarios para
prisioneros:

- las facilidades bibliotecarias deben estar dentro de las


instituciones penitenciarias
- los presos tienen el mismo derecho que cualquier otro
ciudadano a acceder a la información
- las bibliotecas en los centros penitenciarios deben estar
colocadas en un sitio especial como única fuente de
información
- el servicio bibliotecario es una más de las actividades
sociales y culturales que forman la programación carcelaria
- la biblioteca debe enriquecer la cultura de los prisioneros
- la biblioteca carcelaria debe estimular el desarrollo
intelectual, social y cultural de los presos
- el sistema de bibliotecas penitenciarias debe ser idéntico
a los que se usan en las bibliotecas públicas

vi. Servicios a minorías étnicas y lingüísticas: la BP entrega información a


las minorías étnicas y lingüísticas y sirve como canal de comunicación entre
los grupos mayoritarios y los minoritarios. Estos grupos utilizan unos
servicios especiales ya que la mayoría desconoce el idioma y su cultura es
diferente. Las BP tienen que contar con colecciones en lenguas minoritarias,
que se han de localizar en los países de origen, debiendo existir una
cooperación con otras instituciones de los países de origen, asociaciones de
inmigrantes, etc.

vii. Actividades Culturales o Extensión Cultural: Se entiende por Extensión


cultural “el conjunto de actividades encaminadas a insertar el libro en el
ámbito total de la lectura”. Las BP surgieron como “bibliotecas populares” en
épocas en las que la tasa de analfabetismo en España era tremenda. Hoy
día, la implicación con la educación y la cultura se sigue manteniendo en la
gran mayoría de BP. Dentro de las actividades culturales se encuentran las
siguientes manifestaciones artísticas: representaciones teatrales,
presentaciones de obras, audiciones musicales, conferencias, debates
relacionados con libros, exposiciones, etc.

4. HISTORIA DE LAS BIBLIOTECAS PUBLICAS EN ESPAÑA.

Hasta el s. XVIII no se puede hablar de “lectura pública”. Con la desamortización de Mendizábal


(1835), se incautan un altísimo nº de fondos bibliográficos que hay que custodiar, pero no está
disponible al gran público. En 1869 se establece la creación de BP en las escuelas, de acceso
libre y gratuito.

En 1911-1912 se crean las Bibliotecas populares de Madrid, y en 1915 en Cataluña se crea una
red de bibliotecas populares dependientes de la mancomunidad de Cataluña.

Con la 2ª República se toman decisiones innovadoras respecto a la lectura pública. En 1932 se


crean las Bibliotecas Municipales. En 1935 tiene lugar en Madrid el II Congreso Internacional de
Bibliotecas y Bibliografía y es donde Ortega y Gasset pronuncia su famosa conferencia “Misión
del Bibliotecario”.

En 1947 se crea el Servicio Nacional de Lectura.

Con la Democracia y hasta el momento de producirse los decretos de transferencia a las CCAA
existe un sistema compuesto por una Biblioteca Pública Provincial (excepto en Madrid y
Barcelona) y una serie de Bibliotecas municipales unidas a los Centros Provinciales
Coordinadores.

La Constitución de 1978 prevé la transferencia de competencias en materia de bibliotecas a las


CCAA. Varias de éstas promulgarán sus propias leyes de Bibliotecas.

Pero el panorama bibliotecario español sigue siendo desolador respecto a nuestros vecinos
europeos.
1.4. BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS: CONCEPTO, FUNCIONES Y
SERVICIOS. SITUACION EN ESPAÑA. REBIUN.

ESQUEMA

1) CONCEPTO Y FUNCIONES

• Definición
• Concepto

2) GESTION DEL CONOCIMIENTO

3) MISIONES DE LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA

4) FINANCIACION

5) PRACTICA ACADEMICA Y EFECTO DESINCENTIVADOR DE LAS BU

6) TIPOS

7) MODELOS

8) FONDOS

9) GESTION DE LAS BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS

• Presupuesto
• Estructura organizativa
• Automatización
• Evaluación
• Cooperación

10)REBIUN Y PLAN ESTRATEGICO 2003-2006

a) INTRODUCCIÓN
b) NORMAS Y DIRECTRICES PARA BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS Y CIENTÍFICAS
c) PLAN ESTRATEGICO DE REBIUN

11)CONCLUSIÓN
CONCEPTO Y FUNCIONES

A la misión de la Universidad como conservadora y transmisora del saber se ha unido en los


últimos tiempos la de ser motor de la investigación y creadoras de servicios de extensión
cultural. La evolución de las BU ha ido paralela a la de las instituciones que las acogían, y
afectadas por las transformaciones sufridas en el mundo bibliotecario.

Se puede definir la BU como la colección de documentos que se aglutina para satisfacer las
necesidades académicas y de investigación de las personas que integran la institución
universitaria. Tiene un fondo general y un usuario especial (alumnos, profesores,
investigadores).

La BU cumple dos funciones:

o Función técnica: constitución, organización y conservación de la colección y su


accesibilidad para estudiantes, profesores e investigadores.
o Función educativa: facilitar la formación de la enseñanza superior, facilitar
materiales para la investigación científica y facilitar fondos que permitan la
sistematización de la cultura superior.

• Importancia de la biblioteca en la Universidad.

Thompson y Carr consideran a la biblioteca como el corazón de la universidad, ocupando un


lugar central y sirviendo a todas las funciones de la Universidad: enseñanza e investigación,
creación de nuevo conocimiento y transmisión a la posteridad de la cultura y la ciencia del
presente.

En España, la Dirección General del Libro y Bibliotecas en 1985 la consideraba una “unidad
funcional de apoyo a la docencia, estudio e investigación integrada por todos los fondos
bibliográficos y documentales de la Universidad”·.

Para Manuel Carrión, la BU debe “reunir, organizar y difundir la documentación precisa para
tareas docentes, discentes e investigadoras de la comunidad universitaria, ofreciendo unos
servicios que proporcionen la cobertura documental indispensable a todo trabajo de
investigación”.

La IFLA definió las funciones principales: proveer textos y fuentes relacionados con los
programas impartidos, proveer los medios básicos para la investigación, formar a los usuarios
para la investigación, difusión de la catalogación y proporcionar acceso a las fuentes externas
como repertorios, bases de datos, catálogos de otras bibliotecas...
.
• La Biblioteca como lugar de acceso y provisión de servicios de información.

Hay tres factores que han transformado el quehacer de las BU:

o Restricciones presupuestarias
o Aumento del número de estudiantes
o Predominio de las nuevas tecnologías de la información y sus efectos sobre las
bibliotecas, que ha llevado a conjugar el concepto de biblioteca-depósito con el
de biblioteca-acceso.

Brophy realizó un estudio e 1993 sobre la misión que debía cumplir las bibliotecas americanas:

o Servir a las necesidades de los usuarios


o Acceso a la información
o Servicio a clientes externos
o Proporcionar un entorno de estudio adecuado
De este estudio se deduce la idea de que la misión de las BU es la de apoyo a la investigación,
estudio y enseñanza de sus usuarios, predominantemente miembros de la institución matriz.

GESTION DEL CONOCIMIENTO

La incidencia de las TI afectan al saber y a la Universidad en sus dos principales funciones: la


investigación y la transmisión de conocimientos.

Las operaciones de adquisición, clasificación, difusión y explotación de los conocimientos se han


transformado porque el propio saber se mercantiliza, se produce para ser vendido y consumido y
por otro lado se convierte en operativo, pasando por los nuevos canales y registrándose
electrónicamente.

Estas circunstancias han provocado la necesidad de adaptar la estructura de los servicios


bibliotecarios a la renovación de las tareas docentes de aprendizaje y de investigación y a las
exigencias informativas de la sociedad. Esta nueva estructura de gestión se ha denominado
CRAI, Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (REBIUN, 2003).

Las BU han incorporado en los últimos años en sus colecciones recursos documentales en todo
tipo de soportes, sobre todo recursos electrónicos, ofreciendo acceso a través de sus páginas
web a multitud de servicios y colecciones en línea.

MISIONES DE LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA

La BU debe ofrecer los siguientes servicios:

o Colección básica del conocimiento científico muy accesible y actualizada


o Colección de todos los soportes que sirva de fuente de información y de medio
didáctico de hábitos investigadores.
o Colección documental especializada en las distintas materias de planes de
estudio y proyectos de investigación: monografías, revistas, tesis, literatura gris.
o Servicio de referencia, información bibliográfica y formación de usuarios
o Servicio de apoyo a la investigación que permita el acceso a Base de datos.

FINANCIACION

La BU debería quedarse con el 5% del presupuesto global de la Universidad, según CCB (Centro
de Coordinación Bibliotecaria, 1987) y REBIUN (1997) y un 6% (ALA, 1995). Además debería
disponer de otras fuentes como aportaciones de departamentos, formas de autofinanciación y
otras fuentes externas a la Universidad.

PRACTICA ACADEMICA Y SU EFECTO DESINCENTIVADOR DE LAS BU

La enseñanza académica basada en manuales y apuntes hasta el tercer ciclo ha desestimulado el


uso de la biblioteca. Junto a ello, la masificación favorece la pasividad del alumno, convertido en
oyente. La presión investigadora del profesorado reduce la atención a la formación del alumno.
Se necesita un nuevo estilo docente que vincule enseñanza y actividad investigadora para
favorecer el autodesarrollo, el autoaprendizaje y con ello el uso intensivo de las Bibliotecas
Universitarias.
TIPOLOGIA

• Modelo centralizado: bibliotecas que aglutinan varias titulaciones


• Modelo descentralizado: cada centro tiene su propia biblioteca, como en España.
• Modelo descentralizado y coordinado. Consta de una dirección común, con una gran
biblioteca central y bibliotecas de centro con información muy especializada

La Biblioteca Central: coordina los trabajos de las distintas bibliotecas restantes, se encarga
de las adquisiciones, préstamo interbibliotecario, tratamiento centralizado de la documentación,
control de fondos. Guarda el depósito central de libros y documentos y dirige la automatización.
Biblioteca de Facultad: Se encarga de los libros y publicaciones periódicas especializadas
referidas a la materia de cada titulación y proporciona información científica y técnica. Fondos
actualizados.
Bibliotecas de Departamento: vinculadas a los departamentos de la universidad. Sus fondos
suelen ser muy especializados y referidos sólo a las asignaturas que imparte ese departamento

MODELOS,

El origen de las actuales BU es la LRU (1983) que configura un nuevo modelo democrático,
científico y autonómico de Universidad. El modelo más general es el descentralizado y
coordinado. La Biblioteca General es vital en este modelo. Asume la sede de la dirección, los
servicios centralizados, la informatización, las adquisiciones centralizadas, el préstamo
interbibliotecario y canje, la elaboración de estadísticas y proyectos y la colección profesional.

FONDOS

Aunque muchas BU poseen fondos valiosos muy antiguos, todas deben mantener una colección
viva y activa de los fondos, para satisfacer las necesidades de cada materia del plan de estudios
y de cada investigación que se desarrolle en la Universidad. Debe contener numerosas
bibliografías. Los fondos de la BU prestarán especial atención a las publicaciones periódicas, que
contienen la información más actualizada de la investigación científica y técnica y las obras de
referencia. Para evitar el problema de la gestión de los numerosos fondos muertos, se necesita
un control estricto de los mismos la existencia de una biblioteca de depósito que se encargue de
custodiar los fondos menos utilizados.

Los fondos deben cubrir los siguientes aspectos: consulta y referencia, libros de texto, obras de
formación universitaria, documentos de investigación, publicaciones periódicas, medios
audiovisuales y literatura gris.

Las bibliotecas disponen de OPACs, PCs en red para CD-ROM, lectores de CD-ROM, microformas
y microfilm, reproductores de vídeo, fotocopiadoras y faxes para las consultas de sus fondos

GESTIÓN DE BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS

PRESUPUESTO

La mayoría de las bibliotecas pertenecen al sector público y se financian con cargo a los
presupuestos asignados a sus organizaciones matrices. El presupuesto es importante para la
planificación, al indicar qué actividades son importantes y qué recursos asignarles y para el
control, pues muestra la forma en que la biblioteca cumple sus objetivos.
o Definición de Newmark

El presupuesto es el resumen sistemático, confeccionado en períodos regulares, de las


previsiones de gastos proyectados para un período y las estimaciones de ingresos necesarios
para cubrirlos. El presupuesto tiene varias partes:

1. Presupuesto de ingresos: previsión de todos los recursos económicos de que


puede disponer la biblioteca (autofinanciación, asignación institucional,
subvenciones externas)
2. Presupuesto de gastos: es la forma de distribuir los recursos de la biblioteca
para satisfacer sus necesidades (gastos de funcionamiento, que cuantifica los
costes del desempeño normal de las actividades de la Biblioteca y el
presupuesto de gastos de inversión o capital)

El Ciclo Presupuestario es el proceso que va desde la concepción del presupuesto a su utilización


y consta de 4 fases: elaboración, aprobación, ejecución y control o auditoría.

COOPERACIÓN

Otro tema vital en toda biblioteca universitaria en la actualidad es la Cooperación. Las


bibliotecas de distintas universidades cooperan entre sí, por:

o razones principalmente económicas,


o por la imposibilidad de mantener una autarquía informativa
o por la explosión de la información
o necesidad de invertir en nuevas tecnologías de la información
o mejorar la relación coste-eficacia

Los requisitos previos de la cooperación es la normalización internacional: las ISBD, el formato


MARC, el desarrollo de las telecomunicaciones, el predominio del protocolo TCP/IP, el acceso a
los fondos bibliotecarios vía OPACs y Z39.50.

La cooperación se materializa a través de determinados servicios, que pueden darse solos o


simultáneamente. Éstos son, entre otros:

 Préstamo interbibliotecario
 Catalogación automatizada: acceso vía OPAC, edición de catálogos en CD-ROM
 Desarrollo de colecciones
 Depósito cooperativo para fondos antiguos
 Conservación cooperativa
 Formación profesional
 Redes de aplicaciones y cooperaciones interbibliotecarias

El modelo de asociacionismo bibliotecario por excelencia en la actualidad, y especialmente en el


entorno universitario, son los consorcios. Se definen como “asociaciones de bibliotecas
establecidas por un acuerdo formal, usualmente con el compromiso de compartir recursos”.

Una de sus prioridades de los consorcios hoy por hoy es la negociación de las licencias y
precios de recursos electrónicos.

En España, los esfuerzos cooperativos más encomiables vienen de la mano de REBIUN (Red de
Bibliotecas Universitarias), la principal organización de coordinación de bibliotecas académicas
españolas.

SISTEMAS Y REDES DE BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS EN ESPAÑA


Los consorcios en España son variados:

 RUEDO: Red Universitaria española Dosis/Libis, con el objetivo de producir una base de
datos común para organizar la catalogación compartida, promover el préstamo
interbibliotecario.

 tema de especialización, como DOCUMAT (matemáticas), MECANO (Ingeniería)

 sistema de automatización, como RUECA (Red Universitaria Española de Catálogos


Absys)

 ámbito geográfico de aplicación, como el CBUC (Consorci de Biblioteques Universitàries


de Catalunya) o MADROÑO (Consorcio de Universidades de la Comunidad Autónoma de
Madrid y la UNED).

REBIUN. PLAN ESTRATEGICO DE 2003-2006

a) INTRODUCCIÓN

REBIUN (Red de Bibliotecas Universitarias) constituye la principal organización de coordinación


de bibliotecas universitarias y científicas españolas. Fue fundada en 1988, inicialmente con 9
miembros. En la actualidad cuenta con más de 60 miembros.

Durante algunos años, los trabajos de REBIUN caminaron paralelamente a los de CODIBUCE
(Conferencia de Directores de Bibliotecas Universitarias y Científicas Españolas), que había
nacido en 1993, pero finalmente ésta se terminó integrando en REBIUN en 1996.

Por otra parte, REBIUN pertenece desde 1998 a la CRUE (Conferencia de Rectores de
Universidades Españolas) como Comisión Sectorial.

REBIUN ha dinamizado de forma sorprendente el panorama de la cooperación bibliotecaria en


el ámbito de las bibliotecas universitarias españolas.

REBIUN tiene como objetivo básico ser un organismo estable en el que estén representadas
todas las Bibliotecas Universitarias Españolas para conseguir:

1. Elevar el nivel de los servicios y de la infraestructura bibliotecaria mediante la cooperación


2. Llevar a cabo las acciones cooperativas que supongan un beneficio para los usuarios de las
BUE.
3. Representación ante organismos públicos y privados.

b) NORMAS Y DIRECTRICES PARA BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS Y CIENTÍFICAS

♣ INTRODUCCIÓN

Las normas y directrices (NyD a partir de ahora) fueron editadas en 1997 por la Dirección
General del Libro, Archivos y Bibliotecas en un clima de intereses conjuntos orientados hacia
la cooperación bibliotecaria en distintos aspectos.

En concreto, las NyD de REBIUN tienen gran validez en el entorno de las bibliotecas
universitarias españolas, mucho más ante la inexistencia de otros instrumentos de este tipo de
alcance nacional.
♣ COLECCIONES

REBIUN explica en este apartado el concepto de “gestión y desarrollo de la colección” y plantea


la necesidad de contar con un Programa de gestión de la colección que recoja las políticas
de la biblioteca en este sentido. Muestra cómo redactar dicho programa y los elementos que
deben componerlo.

♣ SERVICIOS

La biblioteca debe ser accesible y debe estar convenientemente señalizada fuera y dentro del
recinto.

Debe existir un catálogo único que integre todo el fondo. Dicho catálogo será accesible
mediante terminales ubicados en la biblioteca y también de forma remota.

El Servicio de Préstamo debe quedar plasmado en la Normativa de Préstamo.

El Servicio de Información y Referencia tiene que contar con un bibliotecario de referencia


disponible para atender las consultas de este tipo.

La Formación de Usuarios debe reflejarse como mínimo en folletos impresos, gráficos o


electrónicos, así como en visitas guiadas.

El servicio denominado Facilidades para el Estudio enfoca a la biblioteca como un aula de


autoformación.

♣ INFRAESTRUCTURAS

Este apartado de las normas expone las recomendaciones sobre los edificios que albergan
bibliotecas universitarias. Se evita dar precisiones cuantitativas, a excepción de estas dos:

- 1 m por usuario
- 1 puesto de trabajo por cada 5 usuarios

El dimensionamiento de la biblioteca en relación con la comunidad universitaria a la que sirve es


prioritario, por eso estos parámetros están planteados como mínimos exigibles.

♣ FINANCIACIÓN

REBIUN insiste en la necesidad de contar con un presupuesto propio y único para toda la
biblioteca (tenga un edificio o varios). El presupuesto es la pieza clave para el sostenimiento de
colecciones, personal e instalaciones y refleja en gran medida la implicación de la
Universidad con los servicios bibliotecarios. De igual manera, la financiación de la biblioteca
deberá contribuir a que la Universidad logre sus objetivos. Por ello, el presupuesto de la
biblioteca debe ser como mínimo el 5% del total. Las normas distinguen entre fuentes de
financiación internas (las que parten de la Universidad) y externas (por servicios ofertados al
exterior, por financiación de otras instituciones, donativo o legados).

La distribución orientativa del presupuesto ordinario podría ser un 50% para personal, un
40% para colecciones y un 10% para otros gastos.

♣ PERSONAL
En concreto, la biblioteca debe tener personal suficiente en número y cualificación para
cumplir sus objetivos. El director es el responsable de todo el personal de la biblioteca.

♣ PATRIMONIO BIBLIOGRÁFICO HISTÓRICO

Como parte final de esta publicación, se ofrecen normas y directrices para el tratamiento del
Patrimonio histórico universitario, para su conservación en las condiciones idóneas, su
proceso técnico, su preservación y restauración.

c) PLAN ESTRATEGICO DE REBIUN

REBIUN puede enorgullecerse además de otro logro: la elaboración del Plan Estratégico para el
periodo 2003-2006.

Para su redacción se tuvieron en cuenta las opiniones de los miembros de REBIUN, que se
recogieron por medio de cuestionarios.

Tras un análisis DAFO de la situación (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades)


fueron esbozadas las estrategias a seguir. Se generaron 5 líneas estratégicas.

Las líneas estratégicas son las siguientes:

o Línea 1 – Impulsar la construcción de un nuevo modelo de biblioteca


universitaria, concebida como parte activa y esencial de un sistema de recursos
para el aprendizaje y la investigación.
o Línea 2 – Potenciar el desarrollo de las TIC en las bibliotecas y apoyar su
implementación y mantenimiento.
o Línea 3 – Ofrecer, a través de la biblioteca, un conjunto de información
electrónica multidisciplinar.
o Línea 4 – Incrementar el nivel de formación profesional de los bibliotecarios.
o Línea 5 – Definir un modelo de organización y funcionamiento de REBIUN.

Una vez cerrado y difundido el Plan Estratégico, se han ido redactando Planes Anuales para
poder llevarlo a la práctica. Estos planes de actuación conforman documentos aparte del Plan
Estratégico. En ellos se establecen los objetivos operacionales y el calendario de ejecución.

1. CONCLUSIÓN

En la XIV Asamblea Anual de (REBIUN), celebrada en Badajoz en noviembre de 2006, se


aprobó el II Plan Estratégico REBIUN el cual deberá ahora ser ratificado por la CRUE antes de
su puesta en marcha. El mencionado Plan Estratégico se compone de cuatro líneas
estratégicas, tres de las cuales serán desarrolladas por Grupos de Trabajo constituidos en esa
Asamblea -concretamente las llamadas REBIUN en el ámbito del aprendizaje (I), REBIUN en el
ámbito de la investigación (II) y REBIUN y calidad (III)-, en tanto que la restante -REBIUN como
organización-será asumida por la propia ejecutiva. En otro orden de cosas, la Asamblea Anual
aprobó los siguientes acuerdos:

1. Mantener las tarifas actuales del servicio de préstamo interbibliotecario


2. Aumentar la cuota anual pagada por las universidades a REBIUN (3.000 euros para
2007)
3. Retirar la propuesta de cobrar una cuota a los Centros Asociados
4. Reformar el art. 10 de los vigentes Estatutos de REBIUN
1.5. BIBLIOTECAS ESPECIALIZADAS: CONCEPTO, FUNCIONES Y
SERVICIOS. SITUACION EN ESPAÑA.

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

- Concepto
- Características

2. FUNCIONES

- Suministrar información de manera rápida y eficaz  estar muy informado


- Funciones principales

3. FONDO

- Tipos de información (publicada, generada, accesible por fuentes externas)


- Tipos de documentos (publicaciones periódicas, literatura gris…)

4. SERVICIOS

- Difusión pasiva
- Difusión activa

5. USUARIOS Y PERSONAL

- Usuarios
- Personal: recomendaciones de la SLA

6. BIBLIOTECAS ESPECIALIZADAS EN ESPAÑA

7. CONCLUSIÓN

- Impacto de las NTIC  bibliotecas especializadas electrónicas


- Acercamiento a los servicios a la carta y anticipados
1. INTRODUCCIÓN

• CONCEPTO

Ante la impresionante explosión de información que se ha producido desde la segunda mitad


del S. XX, la especialización aparece como una de las claves del éxito en nuestra sociedad.

La biblioteca especializada es la de más reciente creación dentro de la tipología bibliotecaria y


se concibieron como núcleos pequeños cuyos fondos tratasen de algún tema concreto.

En el primer decenio del S. XX los norteamericanos dieron el primer paso creando la Special
Libraries Association (SLA) con el objetivo de favorecer el estudio y reflexión sobre este
nuevo tipo de bibliotecas, lo cual dio lugar a asociaciones similares en Reino Unido y Francia.

Según la IFLA, se trata de bibliotecas que se concentran en una disciplina o grupo de disciplinas
particulares o que ofrecen servicios a usuarios interesados en una determinada profesión,
actividad o proyecto. Ofrecen servicios de información especializada a usuarios especializados.

La ALA introduce un segundo aspecto sobre las bibliotecas especializadas al determinar que es
establecida, mantenida y administrada por una firma comercial, corporación privada, asociación,
organismo estatal u otra entidad que tiene interés por una materia específica y atiende a las
necesidades de información de sus miembros o personal. Por ejemplo, centros de investigación,
organizaciones industriales o culturales, instituciones políticas de alto nivel, laboratorios...

Por tanto su misión principal es proporcionar información a las personas que trabajan en
esos centros para que desarrollen una labor de investigación o estudio en beneficio del
organismo o empresa de la que forman parte.

La biblioteca especializada se acerca cada vez más al centro de documentación, tanto en su


concepto, como en sus funciones y servicios, como veremos a continuación,

• CARACTERÍSTICAS

Además de la dependencia de la institución a la que sirven, Vellosillo establece las


características que las diferencian de otro tipo de bibliotecas, que son:

- La tipología documental variada y tratamiento exhaustivo.

- Los usuarios cuentan con una formación elevada y tienen unos requerimientos
de información altamente especializados.

- Los profesionales suelen tener con formación específica en el área temática

- Funcionamiento activo y actualización continua

- Conexión y relación con otras bibliotecas, centros e instituciones

- Actualmente total grado automatización de todos sus servicios.

- Pequeño tamaño en cuanto a la colección, espacio y personal. Eso sí, con


notables excepciones, sobre todo en el ámbito norteamericano donde hay bibliotecas
especializadas de grandes dimensiones como la Biblioteca Nacional de Medicina, la
mayor del mundo en esta materia, y la Biblioteca Nacional de Agricultura.

2. FUNCIONES

El principal papel de la biblioteca especializada es suministrar información cuando se la


solicitan, de manera rápida y eficaz.
El papel activo que caracteriza a los bibliotecarios especializados le lleva a reunir información y
a ponerla a disposición de los usuarios, lo que le obliga a estar muy bien informado para poder
informar.

Por lo tanto, la biblioteca especializada tiene como funciones principales:

- Elaborar un plan de selección y adquisición de la información de acuerdo con las


necesidades de los usuarios. Se pone especial atención en las desideratas, búsquedas en
repertorios, catálogos de otras bibliotecas y estar en contacto con los distribuidores de
documentos para mantener al día sus colecciones. Por ejemplo, manejar el Journal Citation
Reports, editado por el ISI (Institute Scientific Information) que recoge periódicamente las
revistas más citadas en las distintas materias.

- Llevar a cabo un tratamiento exhaustivo de los documentos. Además de la descripción


bibliográfica completa, suele hacerse un profundo análisis de contenido, con clasificación,
indización y resumen. Para ello pueden contar con sus propios tesauros y sistemas de
clasificación. Se desarrollan otros procesos añadidos como el vaciado de revistas.

- Difusión activa de la información, mediante boletines con nuevas adquisiciones,


circulares, resúmenes, anuncios, cursos, etc. para hacer llegar la información a los miembros

- Ofrecer un servicio de Difusión Selectiva de la Información (DSI), realizado a medida


de las necesidades de los usuarios

- Continua puesta al día de catálogos y materiales, que obligará a realizar tareas de


evaluación de la colección y expurgo. La vigencia es lo que da valor añadido a la colección,
y lo que impulsará a buscar documentos incluso antes de su publicación.

- Servir información de calidad con rapidez supone:

- Facilitar el acceso a bases de datos relacionadas con su temática.

- Obtener de otras bibliotecas datos o documentos que necesitan y no tienen


en su colección

- Conocer bibliotecas virtuales y otros recursos válidos que pueden encontrarse


en Internet. Para ello tienen que conocer las mejores direcciones, buscadores y
metabuscadores, y saber valorar críticamente la calidad de la información
encontrada.

3. FONDO

El fondo de las bibliotecas especializadas es muy variado, tanto en documentos primarios,


secundarios y terciarios, y está formado por todo tipo de soportes: librarios, electrónicos,
sonoros, visuales, etc.

Según Inmaculada Vellosillo, la colección de la mayor parte de las bibliotecas especializadas está
compuesta por tres tipos de información:

1) Información publicada: publicaciones periódicas, monografías, normas,


patentes, obras de referencia, etc.
2) Información generada internamente por la institución donde está ubicada la
biblioteca: informes, estudios, proyectos, etc.

3) Información disponible a través de fuentes externas a la institución u


organización: bases de datos y catálogos de otras instituciones.

A partir de estos componentes generales los tipos de documentos más frecuentemente


contienen las colecciones son:

- Publicaciones periódicas: es de los materiales más abundantes, incluso más que libros
porque proporcionan la información más actual.

- Literatura gris: documentos con información no comercializada y de escasa difusión: actas


de congresos, tesis, informes...

- Publicaciones oficiales

- Obras de referencia especializadas

- Normas, patentes

- Monografías

En las Bibliotecas Especializadas, los documentos reciben un tratamiento exhaustivo: se presta


especial atención a la precisión de un término o encabezamiento de materia y al tratamiento del
contenido de los fondos que permiten proporcionar mayor orientación al usuario. Para ello se
suele utilizar el resumen como instrumento de selección de información.

La representación del contenido se realiza a partir de de listas de términos o tesauros


especializados que permitan concretar la información de los documentos al usuario.

En las bibliotecas especializadas se presta atención especial a la selección de documentos que


suponen novedad, aportan datos recientes o investigaciones en curso. Las colecciones de las BE
no son muy extensas, debido a la actualización constante de los documentos, y a la cooperación
o intercambio de información con otros centros.

4. SERVICIOS

Muchos de los servicios que presta la biblioteca especializada coinciden con los de la biblioteca
tradicional, aunque la especializada ofrece además servicios de valor añadido.

Destacamos especialmente el caso del servicio de información y referencia, que cumple un


papel central porque las demandas más importantes por parte de los usuarios son resueltas en
este servicio.

En todo caso, debemos hacer una diferenciación entre los servicios prestados a raíz de las
demandas del usuario, que llamaremos difusión pasiva, y los servicios que la biblioteca presta
a iniciativa propia adelantándose a las demandas, que llamaremos difusión activa.

- Difusión pasiva. Las demandas habituales del usuario son:


o Información factual para resolver cuestiones puntales (fechas, términos,
nombres, siglas direcciones de organismos o de profesionales...)

o Información bibliográfica sobre un tema o sobre lo último de un tema

o Información sobre publicaciones seriadas: novedades, cambios de título,


normas para publicar, factor de impacto. Serán de gran utilidad el Ulrich’s y el
Journal Citation Reports.

- Difusión activa. Los servicios activos pueden ser:

o Boletines de novedades, de resúmenes, de sumarios

o Difusión selectiva de información (DSI). La DSI es de los servicios más


característicos de la biblioteca especializada y consiste en la recogida del perfil
de un usuario de cara a hacerle llegar de forma periódica información que
corresponda a sus necesidades para mantenerle al día sobre uno o varios temas.
La pretensión es acercarse a la información a la carta.

o Préstamo Interbibliotecario

o Formación de usuarios. El objetivo es que los usuarios tengan mayor


autonomía y efectividad en las búsquedas. La formación se dirige a facilitar el
uso de bases de datos, repertorios especializados, nuevos tesauros

o Extensión Cultural. Proporcionar información sobre actividades culturales,


científicas y divulgativas que están conectados con su área temática directa o
indirectamente y son susceptibles de interesar a sus usuarios. Así se anunciarán
conferencias, congresos, seminarios, talleres de trabajo, mesas redondas, etc.

o Reprografía

o Traducción

5. USUARIOS Y PERSONAL

• USUARIOS

El usuario de las bibliotecas especializadas suelen ser expertos cualificados y con frecuencia
pertenecen a la propia institución en la que se ubica la biblioteca y necesitan la información para
el logro de sus fines. La biblioteca constituye para ellos una herramienta de trabajo.

Esto hace que sus demandas de información sean muy exigentes y precise de soluciones
rápidas y adecuadas a sus necesidades.

También se caracterizan por tener una alta capacidad para definir su consulta, lo que facilita
la labor del bibliotecario.

No se puede hablar, no obstante, de un usuario único de bibliotecas especializadas, ya que el


perfil de este variará enormemente según la disciplina de que se trate. Las publicaciones en
CYT tienen una gran obsolescencia y los científicos se apoyan más en el artículo de revista que
en la monografía. En Ciencias Sociales y Humanidades, la obsolescencia es menor pero hay
una gran interdisciplinariedad.
• PERSONAL

La relación entre el bibliotecario y el usuario en la biblioteca especializada se caracteriza


por ser muy estrecha. El bibliotecario suele conocer personalmente a sus usuarios y sabe lo que
demanda habitualmente. Aún así, el bibliotecario debe estar muy preparado para cumplir su
trabajo con eficacia.

La SLA (Special Library Association) elaboró en 1996 el informe Competencias para los
bibliotecarios especializados del siglo XXI.

Establece que en la era digital, para que los bibliotecarios puedan llevan a cabo su misión de
proporcionar información tienen que cumplir dos tipos de competencias: profesionales y
personales.

• Las competencias profesionales están relacionadas con el conocimiento de las


áreas de conocimiento de la biblioteca así como de los recursos para la información.
Debe saber usar las NTIC a su alcance y elaborar productos de información
especializados, evaluando continuamente los resultados para mejorar día a día.

• Las competencias personales representan un conjunto de habilidades,


actitudes y valores que permiten a los bibliotecarios trabajar de forma eficiente,
propiciando un ambiente de respeto y confianza. Por ejemplo, ser buenos
comunicadores, llevar un aprendizaje continuo durante toda su carrera, etc.

6. DOCUMENTACION E INFORMACION CIENTIFICA

• Definición de Documentación Científica.

El proceso de reunir documentos sobre un tema determinado y al tratamiento de esos


documentos para su difusión precisa, exhaustiva e inmediata se le llama Documentación
Científica. Es la actividad científica que se ocupa de recolectar y el análisis de los
documentos científicos, del almacenamiento de la información en ellos contenida y de su
recuperación y difusión.

Un documento es todo conocimiento fijado materialmente sobre un soporte y que puede ser
utilizado para consulta, estudio o trabajo. El documento debe ser original, fiable (digno de
crédito) y permitir fácil acceso.
Según su contenido, los documentos pueden ser:
o Primarios: publicaciones originales íntegras
o Secundarios: representación condensada de documentos primarios
o Terciarios: listas de publicaciones secundarias
o De referencia

• Objetivos de la Documentación Científica.

o Exhaustividad: proporcionar toda la información


o Pertinencia: procurar todos los documentos existentes que se refieran a un
tema
o Precisión: conseguir la información exacta y definida
o Rapidez
o Economía

• La cadena documental.
o Selección documental: consiste en escoger entre los documentos producidos
mundialmente aquellos que cubren el campo definido por el centro documental y
que merecen transmitirse al usuario.
o Análisis documental: es el conjunto de operaciones cuyo resultado es
representar el contenido de un documento de forma diferente al original. Son la
descripción bibliográfica, la indización y sus lenguajes y el resumen.
o La búsqueda documental: son los procedimientos manuales, mecánicos,
automáticos y/o intelectuales a seguir para obtener de todo el fondo bibliográfico
analizado los documentos o referencias que respondan a una consulta específica.
o La difusión documental: mediante los siguientes servicios:
 Servicios de Búsquedas Bibliográficas Retrospectivas
 Servicio de Difusión Selectiva de la Información
 Servicio de Referencia o consulta
 Servicio de Obtención de Documentos Primarios
 Servicio de Teledocumentación o acceso On-line a los datos
 Servicio de Publicaciones Periódicas.

• Servicios de Análisis.

Centros dedicados esencialmente a elaborar el análisis documental de los documentos


primarios con la finalidad de difundirlos comercialmente. También se conocen como
Abstracting and Indexing Services: Chemical Abstracts Services, Biological Abstracts…

• Bibliotecas de depósito.

Son bibliotecas científicas con el objetivo de conservar, con intención de difundir, todos los
documentos originales científicos a nivel territorial, nacional o internacional.

• Centros de Orientación o de Referencia.

Son organismos que remiten al usuario a la fuente o fuentes más aptas para obtener la
información deseada. Algunos ejemplos son el Centro de Referencia de la Library of
Congress (EEUU) y el SOS/DOC (Francia).

7. BIBLIOTECAS ESPECIALIZADAS EN ESPAÑA

Las bibliotecas especializadas en España son de reciente creación. La mayor parte dependen de
organismos oficiales y sólo un pequeño porcentaje se vincula a instituciones privadas.

Ejemplo de ello son la Red de Bibliotecas del CEDEX, del Ministerio de Fomento. Está
integrada por las siete bibliotecas de cada uno de los centros y laboratorios que constituyen el
CEDEX, formando una red altamente especializada en ingeniería civil.

En las ciencias sociales y Humanidades podemos mencionar la Biblioteca del Banco de España,
del INE.

Pero sin duda el grupo más importante de bibliotecas especializadas en España está formado por
la Red de Bibliotecas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Está
formada por casi 100 bibliotecas especializadas y distribuidas en 21 ciudades, con temáticas tan
variadas como Biología, Biomedicina, Ciencia y Tecnología de los alimentos, Tecnologías Físicas y
Químicas, Ciencias Agrarias, Humanidades y Ciencias Sociales o Informática.

La red cuenta con uno de los mayores catálogos colectivos automatizados del país, denominado
CIRBIC, disponible en Internet.
En 1992 se crea el Centro de Información y Documentación Científica (CINDOC) como
resultado de la fusión del ICYT y del ISOC, que asume de forma integradora los objetivos de
ambos.
Además de desarrollar una actividad investigadora en el campo documental, elabora productos
de información (publicaciones, bases de datos, etc.) y tiene unos servicios bibliotecarios de gran
alcance. Por ejemplo, la colección de Ciencia y Tecnología integra uno de los fondos más
completos de revistas especializadas existentes en España con unos 4.390 títulos, y la colección
de Ciencias Sociales y Humanidades integra unos 2.470 títulos de revistas científicas publicadas
en España.

8. CONCLUSIONES

Para finalizar, resaltaremos el impacto que han tenido las NTIC en todos los ámbitos
bibliotecarios, y por supuesto también en el de las bibliotecas especializadas.

Internet ha supuesto un cambio radical en la dinámica de búsqueda información y está


propiciando el desarrollo de bibliotecas especializadas digitales. Las tareas continúan siendo en
esencia las mismas, pero hay que adaptarse a los nuevos modos de trabajo, que con los avances
tecnológicos cada vez se acercan más a los servicios a la carta y anticipados a las demandas del
usuario.
1.7. GESTION DE LA COLECCION: ORGANIZACIÓN DE LOS DEPOSITOS.
RECONOCIMIENTO DEL ESTADO DE LA COLECCIÓN. MEDIDAS DE
PREVENCION Y CORRECCION DE AGENTES DEGRADANTES DE LA
COLECCIÓN.

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

2. PROCESOS ADMINISTRATIVOS

• Registro
• Sellado

3. PROCESOS TÉCNICOS

• Catalogación
• Clasificación
• LEM
• CDU

4. ORDENACIÓN

• El acceso
• La signatura

5. REVISION Y EXPURGO

a. Revisión
b. Expurgo

6. GESTIÓN DE DEPÓSITOS

7. MEDIDAS DE PREVENCION Y CORRECCION DE AGENTES DEGRADANTES DE LA


COLECCION

8. CONCLUSIÓN

• La automatización libera al bibliotecario, que se dedica más a la difusión


1. INTRODUCCIÓN

La gestión de la colección se lleva a cabo a través del proceso documental, que es el conjunto de
operaciones que afectan al documento, de forma que a través de la última, la difusión, el
documento adquiere la difusión social que lleva implícita.

Antes de nada señalaremos que todas las actividades que incluye la gestión de la colección
deben ser cuidadosamente planificadas antes de su ejecución, y que durante esta fase se
tendrán muy en cuenta las características de cada biblioteca, sin olvidar, que el objetivo final de
todo fondo documental es su difusión.

Las operaciones de entrada conducen a la formación de los depósitos documentales. La selección


es una operación intelectual que consiste en elegir los documentos que la unidad de información
desea adquirir. A los trabajos de selección se le pueden aplicar las 5 leyes de
bibliotecoeconomía del bibliotecario indio Ranganathan:
• Los libros son para usarse
• A cada lector un libro
• Para cada libro su lector
• Es preciso ahorrar tiempo al lector
• La Biblioteca es un organismo en movimiento

Una vez seleccionados los documentos se procede a su adquisición, que se podrá realizar a
través del canje, la compra y el donativo.

2. PROCESOS ADMINISTRATIVOS: REGISTRO Y SELLADO

El llamado proceso técnico de los fondos conforma una serie de etapas que el documento
debe cumplimentar antes de llegar a las estanterías. Básicamente son dos: la Catalogación y la
Clasificación.

Estas van precedidas de un par de procesos administrativos que pasamos a exponer:


Registro y Sellado.

• REGISTRO

Esta operación es una tarea de tipo administrativo y contable que los SIGB permiten hacerlo
de forma automatizada en la actualidad. El sistema asigna un número correlativo a cada
documento que se da de alta, una vez terminado el proceso de adquisición. Se genera entonces
un código de barras adhesivo, que contiene la información bibliográfica básica relativa al
documento en cuestión.

El registro supone un verdadero inventario de fondos pertenecientes a la biblioteca, ya que


se registra todo lo que entra en ella y permite además hacer un seguimiento del estado de
los ejemplares y de posibles incidencias.

Actualmente el sistema de registro automatizado se ha impuesto al manual, que tiene una serie
de ventajas:

Permite diferenciar el modelo de adquisición de forma que el sistema le dé el tratamiento


correspondiente (compra, donación, canje), identifica el estado actual del pedido, amplia gama
de posibilidades en lo relativo a los pedidos hasta el presupuesto actualizado.
Un sistema automatizado permite la rápida y sencilla recuperación de los registros permitiendo
la búsqueda por múltiples campos (ISBN, ISSN, título,…). El registro automatizado impide la
duplicidad de registros al asignar el número y tener estadísticas actualizadas sobre el número
real de materiales, el número de volúmenes y de ejemplares según tipología.

El registro es, en definitiva, testimonio de que un documento forma parte de la colección y es


muy útil para realizar estadísticas y para la evaluación cuantitativa de la colección.

• SELLADO

La colocación del sello, por otra parte, es también prueba de la propiedad de la obra por parte
de la biblioteca. El sello deberá colocarse de forma discreta, y aunque no hay normas fijas, se
suele poner en la portada y en determinadas páginas, siempre sin dañar el material o tapar
información.

Tanto la colocación del código de barras como del sello generan dudas cuando se trata de
materiales no librarios, como por ejemplo, los discos ópticos. Al no existir directrices claras al
respecto, y dadas sus pequeñas dimensiones, no se sabe con certeza dónde colocar la pegatina
y el sello sin afectar ni al soporte ni al contenido.

3. PROCESO TÉCNICO: CATALOGACIÓN Y CLASIFICACIÓN

Una vez realizadas estas dos tareas administrativas pasamos al tratamiento técnico
propiamente.

La Catalogación y Clasificación forman parte del llamado análisis documental, definido por
Rosa Garrido como “Conjunto de operaciones que conducen a representar el contenido y forma
del documento primario de modo distinto al original, elaborando el llamado documento
secundario dotado de todos los elementos informativos necesarios que permiten tanto su
identificación como su recuperación”

El análisis documental consta de dos fases: análisis formal y análisis de contenido.

La Catalogación se encuadra dentro del análisis formal y la Clasificación dentro del análisis de
contenido.

Veamos estas dos tareas por separado:

• CATALOGACIÓN

La Catalogación o análisis formal se da cuando analizamos el continente del documento.

Se define como el “proceso de describir los elementos informativos que permiten identificar un
documento y de establecer los puntos de acceso que van a permitir recuperarlo por el título,
autor o materia que se conocen de antemano”.

El asiento bibliográfico

El producto obtenido tras la catalogación de un documento es el asiento bibliográfico. Un


registro bibliográfico se compone básicamente de tres partes bien diferenciadas:

- Descripción bibliográfica: conjunto de datos bibliográficos que se redactan de


acuerdo a unas reglas (las ISBD) y que son necesarios para poder diferenciar un
documento de otro similar. Las Reglas de Catalogación españolas se publicaron a
partir de las ISBD.

- Puntos de acceso al registro: Consiste en dotar al documento de las entradas


necesarias que permitan ordenarlo y recuperarlo dentro del catálogo. Hay un punto
de acceso principal, llamado encabezamiento, y otros secundarios. Según su
contenido, los puntos de acceso pueden ser de dos tipos:  autores personales,
corporativos o título, lo que viene a ser la catalogación descriptiva, o  temáticos, lo
que viene a ser la Clasificación propiamente.

- Datos de localización física: normalmente mediante signatura topográfica.

Catalogación automatizada

Hoy en día todo el proceso de catalogación se desarrolla en un entorno eminentemente


tecnológico, por lo que las tradicionales fichas manuales han caído en desuso. La
catalogación automatizada es ya una realidad en el mundo bibliotecario actual, gracias
en gran medida al uso generalizado de los formatos MARC.

Catalogación compartida/cooperativa

Las bibliotecas inmersas en programas de cooperación que incluyan catalogación


compartida o cooperativa tendrán además la posibilidad de capturar registros
bibliográficos de una BD común, para después modificarlos según sus necesidades y
evitar hacer la catalogación completa.

• CLASIFICACIÓN

La Clasificación es la tarea del análisis de contenido que consiste en agrupar los materiales por
su contenido con objeto de facilitar su situación y búsqueda. Clasificar un documento supone,
por tanto, adjudicar a un documento, en función de su contenido intelectual, uno o varios
encabezamientos de materia, extraídos de una lista previamente definida.

LEM

La herramienta básica para clasificar es la Lista de Encabezamientos de Materia.

Existen muchas listas diferentes, pero cada centro utiliza la suya en función de sus
necesidades o normativa. Una lista de uso habitual en bibliotecas españolas es la “Lista
de encabezamientos de materia para las bibliotecas públicas”, del Ministerio de Cultura,
cuya última edición fue publicada en 1987.

Las listas de encabezamientos de materia se componen de  encabezamientos y 


subencabezamientos.

El encabezamiento intenta condensar el tema sobre el que trata el documento.

El subencabezamiento puede acompañar al encabezamiento para precisar o delimitar


el sentido de la materia. Se coloca detrás del encabezamiento, separado por un guión.
Los subencabezamientos pueden ser de materia, topográficos, cronológicos y de forma.

CDU

Los sistemas de clasificación pueden ser alfabéticos, como las Listas de


encabezamientos, o sistemáticos, como la CDU. La CDU es otra clasificación usada
paralelamente a los encabezamientos de materia, y también sirve como punto de acceso
temático. Ambos vienen reflejados en el asiento bibliográfico tras el tratamiento
documental.

Las clasificaciones sistemáticas ofrecen el punto de acceso temático mediante una


notación, que es un sistema de símbolos, números o combinación de ambos

La CDU es un sistema muy difundido en España. Enumera el conocimiento en 10


grandes grupos, y siguiendo el principio de subordinación lógica, cada uno de estos
grupos puede subdividirse a su vez, y así sucesivamente descendiendo en el nivel
jerárquico.

Es una clasificación decimal, puesto que los números se contemplan como si fueran
fracciones decimales.
En cuanto a la temática que abarca, tiene vocación universal y enciclopédica. La CDU
se compone de tablas principales, tablas auxiliares (comunes y especiales), y un índice
alfabético que remite a las tablas principales.

4. ORDENACIÓN

Los materiales que han sido procesados pueden integrarse en la colección, según el modo de
ordenación establecido en la biblioteca.

La ordenación de los fondos marcará la pauta para el acceso a los mismos. Hay tres sistemas
de ordenación:

- Ordenación por números currens. Se suele emplear en aquellos centros que


tienen todo o la mayor parte de sus fondos en el depósito. Consiste en asignar un
orden numérico correlativo al material a medida que éste va ingresando en la
biblioteca. Este número puede o no coincidir con el de registro.
- Ordenación alfabética: los materiales se ordenan tomando como base el autor y el
título. La signatura está formada por las tres primeras letras del autor en mayúsculas
y las tres primeras letras del título en minúsculas. Este sistema se suele usar en
combinación con el sistemático.
- Ordenación sistemática: se suele usar en las bibliotecas donde la mayor parte del
material es de libre acceso. Consiste en ordenar el material en función del sistema
de clasificación empleado por la biblioteca. En España se usa la CDU, pero lo más
habitual es utilizar una combinación del nº de la CDU junto a las tres primeras letras
del encabezamiento principal (autor) en mayúsculas y las tres primeras letras del
título en minúsculas.

• LA SIGNATURA

La clave para la ordenación la da la signatura topográfica, que aparece tanto en el registro


bibliográfico como en el documento mismo, materializada en forma de tejuelo.

El tejuelo es la pista gráfica que se coloca en el documento, que consiste en una etiqueta con
sus datos de localización. En el caso de los libros se coloca en el lomo, el lugar más visible
cuando el documento está en la estantería.

Cuando los libros se colocan por CDU, y con intención de precisar algo más, es muy común
completar la signatura con las marcas de Cutter.
Por último en cuanto a la ordenación, la señalización y la formación de usuarios son
imprescindibles para una buena comprensión de la ordenación y una correcta interpretación de
las signaturas.

5. REVISION Y EXPURGO

• REVISION

Para una correcta conservación y control de los fondos es imprescindible la realización periódica
de recuentos en los centros.

Hay dos tipos de revisiones:

o Diarias: la función principal es la de localizar los libros descolocados dentro de las


estanterías
o Periódicas: controlan el estado de la colección (físico y de conservación), detectar los
ejemplares deteriorados o desaparecidos y servir como base al expurgo.

Cuando persiste la desaparición de un libro, se puede comprar un nuevo ejemplar o no, por
decidir que dicho ejemplar debía de ser expurgado.

• EXPURGO

Consiste en la retirada de las obras obsoletas o inutilizadas y supone la constante actualización


de los fondos. El expurgo no significa destrucción sino que puede utilizarse el material
desechado para el canje, donación o retirada a depósitos.

Los libros expurgados irán a una biblioteca de depósito, serán utilizados para el canje o se
eliminarán físicamente.

6. GESTIÓN DE DEPÓSITOS

Los depósitos son las salas que albergan fondos que no están en libre acceso, por razones
de preservación, obsolescencia o bajo índice de consulta.

En los depósitos el espacio se aprovecha al máximo el espacio, debido a la ordenación por


número currens, y también a la posibilidad de usar las estanterías compactas. Es un sistema
de estantería metálica cerrada con estantes que va montada sobre rieles anclados al pavimento,
de manera que se pueden desplazar con una manivela o de forma automática. Antes de
instalarlos hay que tener en cuenta la resistencia del suelo.

Esto no es un problema cuando los depósitos están situados en sótanos. Sin embargo, este
hecho puede derivar en nefastas consecuencias si no se establecen rigurosas medidas de
preservación y conservación.

Debe evitarse a toda costa el riesgo de inundaciones. La humedad, temperatura y la luz deben
mantenerse lo más estables posible, para lo que se dispondrá de un sistema regulable que
mantenga un 40-50% de humedad relativa y una temperatura de 15-21º. Cada tipo de
soporte tiene establecidas, no obstante, sus condiciones idóneas de conservación.

La luz no debe rebasar los 100 lux.

La ventilación debe estar asegurada mediante sistemas de renovación y filtrado del aire.

Los materiales y el equipamiento deben ser incombustibles o tratados con materiales ignífugos.
En cualquier caso, debe haber un sistema de detección de incendios así como extintores.
Las medidas anti-hurto también deben estar presentes, sobre todo para los materiales raros
y preciosos. Estos, al tener limitada su consulta, suelen contar con una reproducción en otro
soporte, normalmente mediante un proceso de digitalización.

En este sentido, citaremos el proyecto de la BNE “Memoria Hispánica”, que incluye actividades
relacionadas con la preservación y difusión del Patrimonio Bibliográfico Histórico.

7. MEDIDAS DE PREVENCION Y CORRECCION DE AGENTES DEGRADANTES DE LA


COLECCIÓN

Las medidas preventivas van encaminadas a evitar que el daño se produzca, llevando
anticipadamente medidas correctoras, una vez que se conocen las causas que pueden dañar los
fondos. Estas medidas tienden a crear un medio ambiente acorde con las características de
permanencia y durabilidad de los fondos.

• EL EDIFICIO

Limpieza de los locales:

o Limpieza periódica, eliminando el polvo y la suciedad, a fin de evitar la aparición de


insectos
o Los aparatos de aire acondicionado deben tener filtros anti-polvo
o No utilizar alfombras que acumulan polvo
o Utilización de guantes, mascarillas y batas por el personal del centro

Revisión periódica de los locales para evitar filtraciones de agua, goteras, etc.

Locales de reciente construcción:

o Sistema de drenaje para eliminar la humedad


o Paredes dobles para mejorar aislamiento
o Persianas para reducir el calor
o Ventilación para proteger el último piso
o Los depósitos estarán en zonas donde se produzcan menos oscilaciones de
temperatura, humedad y haya menos luz solar

Reformas dentro de edificios:

o La ubicación de los fondos no debe estar en sótanos por la humedad y la insuficiente


ventilación
o Los estantes deben estar junto a la pared y deben ser móviles

Materiales de construcción:

o Usar materiales que favorezcan el mantenimiento de los documentos.


o Emplear estanterías metálicas con aislante de la humedad
o El mobiliario debe ser ignífugo, antiácido e inoxidable

Restricciones:

o No introducir alimentos que puedan atraer a roedores y hace desarrollarse a los


microorganismos
o Cuidar higiene de las personas que manipulan los documentos
o No fumar

• EL MICROCLIMA
o Humedad entre 40-60%
o Temperatura 16-21ºC
o Sistemas de entrada y salida de aire
o Termohidrómetros que indiquen cambios en el nivel de temperatura y humedad
o Sistema de aire acondicionado, buena ventilación natural, deshumidificadores y
sistemas de aislamiento en paredes para controlar humedad y temperatura

• LA ILUMINACION

o Estanterías que eviten la luz directa del sol


o Iluminación artificial con fluorescentes con filtros o halógena
o Luz adecuada

• FUEGO E INUNDACIONES

Sistemas de detección de incendios y de desalojo rápido de agua


Ventilación que permita secado rápido
Mobiliario y elementos ignífugos
Buenas condiciones eléctricas
Muros y accesos contrafuegos
Puertas y muros con aislante y láminas de acero
Extintores de polvo seco o nieve carbónica, pero no agua.

• BIOLOGICAS

o Usar bactericidas y fungicidas


o No usar adhesivos naturales, que atraen a los insectos

• CONTAMINACION AMBIENTAL

o Realizar limpieza periódica


o Cerrar puertas y ventanas para evitar el paso del polvo
o Fumigaciones

• ROBOS

o Separación entre sala de lectura y depósito


o Control para no introducir carteras y abrigos en salas de lectura
o Vigilancia de los investigadores
o Sellado de los materiales
o Recuento anual para identificar pérdidas y asegurar la correcta colocación de los
materiales
o Arcos antirrobo

8. CONCLUSIÓN

Como conclusión, es de interés reseñar la importancia de la automatización en el tratamiento


técnico de los fondos, que ha permitido al bibliotecario liberarse de mucha carga de trabajo,
para poder dedicarse a otros menesteres más en consonancia con el fin último de toda
biblioteca: la difusión de la colección.
1.8. LA CATALOGACION. ELABORACION, NORMALIZACION Y
MANTENIMIENTO DE CATALOGOS. LA CATALOGACION
COOPERATIVA. LA INICIATIVA ICABS.

1. CONCEPTO DE CATALOGACION

2. CLASES DE CATALOGACION

3. FINES DE LA CATALOGACION

4. CONCEPTO DE CATALOGO

5. FINES DEL CATALOGO

6. LOS CATALOGOS COLECTIVOS.

• Definición
• Ventajas
• Necesidad de catálogos colectivos
• Función
• Elaboración y mantenimiento
• Principales catálogos en el mundo
• Catálogos colectivos en España

7. NORMALIZACION DE CATALOGOS

8. LA INICIATIVA CABS.
1. CONCEPTO DE CATALOGACION

La catalogación es la operación del proceso documental que completa el asiento obtenido de la


descripción bibliográfica, dotándole de encabezamientos, puntos de acceso secundarios,
signatura topográfica, etc. Al conjunto de las dos operaciones: catalogación y descripción se le
llama catalogación descriptiva.

La ficha utilizada como soporte normalizado para la catalogación consta de: encabezamiento,
descripción, registro de fichas secundarias, nº de registro y signatura topográfica.

Según las funciones se pueden diferenciar los siguientes tipos de fichas:

• Principal: en donde se encuentra indicado el encabezamiento principal, es decir: el


nombre del autor o la palabra que le sustituye. Contiene también la relación de voces
secundarias y notación de la CDU.
• Secundarias: reproducciones exactas de la ficha principal, pero con encabezamientos
diferentes que pueden referirse a coautores, traductores, prologuistas, etc., a materias,
y al título, con lo que a la misma obra se puede acceder dentro del catálogo por distintos
puntos.
• Referencia: su fin es encontrar la forma exacta de un nombre o título que se ha elegido
como encabezamiento
• Analíticas: cuando la obra tiene un contenido heterogéneo, representa asientos
independientes de cada parte.
• De continuación: usadas para proseguir la trascripción del texto si no cabe en una sola
ficha.

2. CLASES DE CATALOGACION

Según Buonocore:

• Catalogación completa: describe el documento exhaustivamente, que permite mayor


riqueza de información en los catálogos y en la recuperación de información secundaria,
pero con coste mayor.
• Catalogación simplificada: consigna sólo elementos básicos del documento (nombres,
títulos, fechas).
• Catalogación en la fuente: catalogar el libro antes de su publicación.
• Catalogación analítica: su objetivo es la desintegración de una obra heterogénea para
registrar en asientos independientes.
• Catalogación Cooperativa: realizada por varias bibliotecas con el fin de evitar
duplicación de gastos y trabajo personal. El fin es hacer un único asiento por documento
accesible a todos los participantes de la base de datos común. Según María Pinto, el
resultado de esta cooperación será la producción de un catálogo colectivo on-line que
reúna los fondos de todos los catálogos participantes.

3. FINES DE LA CATALOGACION

• Exponer las características significativas de una obra con el propósito de


distinguirla de los demás.
• Presentar estos datos en un asiento que pueda integrarse con los de las otras
obras en un catálogo.

4. CONCEPTO DE CATALOGO.

Según la ALA es “el fichero de registros bibliográficos siguiendo las directrices de una lista oficial
de encabezamientos que describe el material de la colección, biblioteca o grupo de éstas”.
Los catálogos son el conjunto ordenado de todos los asientos bibliográficos de libros,
publicaciones periódicas, folletos, etc… que constituyen los fondos de una biblioteca.

Para cumplir con los objetivos de los catálogos, hay que dotar a la descripción de:

• Puntos de acceso que permitan identificar e indicar el documento


• Una signatura topográfica que identificará ese material y lo distinguirá del resto de
materiales, haciendo del documento un ejemplar único.

5. FINES DE LOS CATALOGOS.

En 1876 Cutter anunció las funciones del catálogo:


• Ayudar al usuario a encontrar un libro del que conoce autor, título y materia.
• Enseñar lo que dispone la biblioteca de un autor, de una materia, de un determinado
género
• Ayudar en la elección de un libro por su edición, o en función de sus características.

En 1961, en los Principios de París se señaló que el catálogo debe ser un instrumento eficaz para
comprobar:

• Si la biblioteca contiene un libro particular identificado mediante su autor, mediante el


título, y si autor o título son insuficientes, mediante un sustituto conveniente
• Las obras de un determinado autor existentes
• Ediciones de una obra existentes en una biblioteca

Dentro de la biblioteca, el catálogo es el instrumento de recuperación de los documentos, ya que


los describe y localiza por medio de la signatura.

El catálogo, además de dar servicio al usuario, es herramienta imprescindible para la gestión de


la colección. Y son imprescindibles en la adquisición compartida, préstamo interbibliotecario,
catalogación cooperativa…

La necesaria cooperación en el mundo de la información ha traído como consecuencia la


normalización de los catálogos mediante el desarrollo de normas de catalogación como ISBD,
AACR, …

6. LOS CATALOGOS COLECTIVOS.

• DEFINICION

Es un inventario de libros común a varias bibliotecas. El catálogo colectivo es internacional por


su contenido y cualquier otra calificación que se le aplique (local, regional, nacional) designará el
espacio o las sedes de las instituciones que ponen sus recursos en común. Su presentación
puede tomar varias formas: fichas, impresos, microfilmados, en CD-ROM, etc. En los últimos
años, la confección de este tipo de catálogos ha sido una de las tareas bibliotecarias más
afectadas por la automatización.

• VENTAJAS

o Unificación de los catálogos de las bibliotecas participantes por la adopción


de reglas normalizadas
o Reparto homogéneo de fondos
o Coordinación de gastos
o Creación de servicios de orientación y de información
o Extensión del préstamo nacional e internacional

• NECESIDAD DE CATALOGOS COLECTIVOS


o En los países descentralizados administrativamente (Italia, Alemania) donde
la producción impresa nacional hasta una fecha determinada se encuentra
diseminada entre varias bibliotecas antiguas
o En los países donde el depósito legal o voluntario no se hace en un centro
designado y donde las bibliotecas de igual importancia se complementan
entre sí (Holanda)
o En aquellos países donde la lectura pública está muy desarrollada (EEUU y
UK).

Los móviles de tipo financiero intervienen en la elaboración de catálogos colectivos, debido al


elevado precio de los fondos. Esta orientación se ha visto afectada en lso últimos años por
factores como las nuevas legislaciones en materia de comercio internacional (UE) y la expansión
de las telecomunicaciones y la informática.

• FUNCION DE LOS CATALOGOS COLECTIVOS

Los catálogos colectivos nacionales cumplen funciones de bibliografías nacionales retrospectivas,


y, por extensión, el conjunto de catálogos colectivos nacionales serían equivalentes a la
bibliografía internacional.

Las etapas de elaboración de un catálogo colectivo comienza por las de las capitales de
provincia, siguen con la provincia misma, y por extensión y refundición, a la región, país.
Continente, lo cual terminaría conduciendo al catálogo colectivo universal

• ELABORACIÓN Y MANTENIMIENTO

La confección de los catálogos colectivos presenta importantes dificultades técnicas,


financieras y de personal, ya que su elaboración es costosa, y requiere un gran esfuerzo de
normalización.

Los trabajos para crear un catálogo colectivo serían imposibles si no existiese la


cooperación, para ello se desarrollan sistemas de trabajo en red. Es necesario que haya una
coordinación centralizada de la red de cara a la construcción del catálogo colectivo, a la
elaboración de las normas de trabajo común y a la homogeneización de los criterios de
catalogación.

Las bibliotecas participantes deben alcanzar acuerdos que doten al proyecto de apoyo
legal, y además han de elaborar un plan de actuación en que se establezcan:

- la metodología de trabajo
- las fases de desarrollo del proyecto
- la forma de difusión de los resultados

La metodología debe incluir las pautas bibliográficas y las normas técnicas que se van a aplicar:

• Pautas bibliográficas: han de especificarse qué clase de documentos se van a


incluir en el catálogo y cuáles son los criterios de selección y los métodos de recogida
de la información. Además, se establecerán las normas de descripción bibliográfica, y
se elegirán los formatos de estructura y codificación de los datos para su
almacenamiento y recuperación automáticos.

• Pautas técnicas: han de establecerse los requisitos indispensables de los equipos y


de los componentes de los sistemas, así como las normas que las bibliotecas deben
seguir para hacer posible la interconexión entre los sistemas.
Sólo la aplicación de normas reconocidas a nivel nacional o internacional, tanto las
bibliográficas (ISBD, MARC...) como las técnicas (OSI, el protocolo Z39.50...), garantiza la
viabilidad del catálogo colectivo.

Los participantes en el catálogo deben establecer las mismas políticas para la


normalización de los datos, porque de lo contrario no sería posible cumplir dos características
esenciales de un catálogo colectivo:

• accesibilidad, es decir, la información del catálogo colectivo ha de estar fácilmente


accesible para los usuarios

• actualización, ya que la información de los fondos que ofrece un catálogo colectivo


tiene que ser lo más actualizada posible para ofrecer información real a los usuarios
que lo consultan.

Las bibliotecas deben establecer, además, una norma para la detección de duplicados.

• PRINCIPALES CATÁLOGOS COLECTIVOS EN EL MUNDO

Actualmente la mayoría de los catálogos colectivos son accesibles desde Internet. Se


trata generalmente de catálogos que muestran junto a la referencia bibliográfica la ubicación
del documento, es decir, el centro o centros en los que se encuentra. Algunos de ellos además
indican en el momento la disponibilidad real del documento consultado.

Podemos destacar algunos de estos catálogos colectivos:

► Canadá

Existe un consorcio de 22 bibliotecas universitarias de Manitoba, Saskatchewan, Alberta


y British Columbia. Este consorcio es el COPPUL (Council of Prairie and Pacific University
Libraries). Estas bibliotecas cooperan para mejorar los servicios de información a través de
compartir recursos, adquisición cooperativa, entrega de documentos y otros servicios.

► Estados Unidos

La California Digital Library fue fundada en 1997. Ofrece acceso, entre otros servicios, al
Archivo en línea de California (Online Archive of California: OAC), un recurso de información
digital que permite acceder a materiales como manuscritos, fotografías, etc. de bibliotecas,
museos, archivos y otras instituciones de California.

MEVYL es el catálogo colectivo de los 9 campus de la Universidad de California, e incluye


aproximadamente 10 millones de títulos.

► Europa

♣ En Suecia la base de datos LIBRIS contiene más de 4 millones de registros que


representan los fondos de bibliotecas especializadas suecas, y también de algunas bibliotecas
públicas. Estos fondos se componen de monografías y publicaciones periódicas, mapas, música
impresa y recursos electrónicos.

♣ En Reino Unido el COPAC es un catálogo colectivo que da acceso a los catálogos en


línea de los miembros de CURL, un consorcio de bibliotecas universitarias de investigación. El
CURL tiene 27 miembros, de los cuales 24, entre los que se encuentra la British Library, aportan
registros al COPAC. Estos registros representan documentos desde aproximadamente el 1100 a.
D. en adelante.

♣ GABRIEL da acceso a las bibliotecas nacionales de Europa. No es un catálogo


colectivo propiamente dicho, pero es un medio de conectar las bibliotecas nacionales entre sí, lo
que supone un paso importante en el desarrollo de una biblioteca virtual europea.

La misión principal de GABRIEL es dar información sobre las bibliotecas nacionales de Europa,
acerca de sus colecciones y servicios. GABRIEL permite acceder a los servicios ofrecidos por
Internet de cada biblioteca y facilita un motor de búsqueda común a las páginas web de las
bibliotecas nacionales.

• CATÁLOGOS COLECTIVOS EN ESPAÑA

Entre los catálogos colectivos disponibles en España hay algunos de un gran valor
informativo, como es el caso de los catálogos de REBIUN, de las bibliotecas del CSIC, o de las
Bibliotecas Públicas del Estado.

► REBECA

Es una base de datos que contiene registros bibliográficos de las bibliotecas públicas del
MEC. REBECA no es un catálogo colectivo, sus registros son descripciones bibliográficas y no
contienen información sobre los ejemplares de cada biblioteca. A pesar de ello puede
considerarse un importante recurso bibliográfico. Su actualización diaria permite que las
novedades editoriales estén descritas en ella de forma casi inmediata.

► REBIUN (Red de Bibliotecas Universitarias)

La Red de Bibliotecas Universitarias puso en línea en el año 2000 su catálogo colectivo,


al que hasta ese momento se podía acceder mediante CD-ROM. La actualización de este catálogo
se realiza cada dos meses, y recoge fondos procedentes de 60 bibliotecas universitarias
españolas. Este catálogo da acceso al catálogo general, al catálogo de publicaciones periódicas y
al catálogo de fondo antiguo. Su principal inconveniente es que presenta bastantes duplicados.

► RUECA (Red Universitaria Española de Catálogos Absys)

Permite acceder a los catálogos de las bibliotecas de las universidades españolas que
emplean el sistema de gestión Absys. La consulta se puede realizar en todo el catálogo o sólo en
el fondo de una determinada universidad. Permite, además, visualizar el estado actual del
registro mediante un enlace al catálogo de la biblioteca que lo posee.

► CBUC (Consorci de Biblioteques Universitàries de Catalunya)

Catálogo realizado por las bibliotecas de las universidades catalanas, la Biblioteca de


Catalunya y otras entidades de fuera de esta Comunidad Autónoma. Da acceso a más de tres
millones de documentos físicos conservados en más de 100 bibliotecas. La consulta de este
catálogo permite conocer, además de la localización del documento, su disponibilidad, algo
esencial para este catálogo, ya que es una herramienta para el sistema de préstamo
interbibliotecario desarrollado por este consorcio. Este consorcio es el más valorado a nivel
nacional por la calidad de sus servicios.

► Catálogo Colectivo de las Bibliotecas del CSIC

Da acceso a los documentos de la red de bibliotecas de este organismo, formada por


unas 100 bibliotecas. Este catálogo colectivo permite la visualización y exportación de sus
resultados. Su dirección y gestión recaen sobre la Unidad de Coordinación de Bibliotecas.

► RBIC (Catálogo Colectivo de la Red de Bibliotecas de Instituto Cervantes)

Este catálogo, en fase de consolidación, reúne las referencias de los fondos de las
bibliotecas que el Instituto Cervantes posee por el mundo. Se puede consultar de forma global o
bien puede hacerse una consulta por país o por biblioteca. El volcado de registros se hace con
una periodicidad trimestral. Además, el Instituto Cervantes tiene un catálogo colectivo de
publicaciones periódicas.

► Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Este catálogo colectivo tiene como objetivo el inventario y descripción del Patrimonio
Bibliográfico depositado en las bibliotecas españolas, ya sean públicas o privadas. Es un catálogo
elaborado conjuntamente entre el Ministerio de Educación y todas las CCAA. Sus registros
describen mayoritariamente distintas ediciones de obras impresas entre los siglos XV y XX, así
como información sobre los distintos ejemplares concretos de dichas ediciones depositados en
cerca de 500 bibliotecas.

► Catálogo Colectivo Español de Publicaciones Periódicas

Mantenido, actualizado y coordinado por la BNE. Forma parte, por tanto, de Ariadna, el
catálogo general de esta institución. Recoge las publicaciones periódicas que se conservan en
unas 1400 bibliotecas españolas. El catálogo ofrece un enlace para conocer la biblioteca donde
está el documento.

Además de estos catálogos colectivos, existen en España catálogos colectivos de


Bibliotecas Públicas Municipales, como los de Barcelona, Bilbao, Málaga, Zaragoza y Córdoba, y
otros Catálogos Colectivos Nacionales, como el de la Red de Bibliotecas Judiciales (con
información jurídica, legislativa, jurisprudencial y doctrinal), el Catàlog Col.lective de lectura
pública (de la Generalitat de Catalunya) o el Catálogo Informatizado de los Archivos del CSIC.

7. NORMALIZACION DE CATALOGOS.

Los intentos de normalización en el ámbito bibliográfico y documental vienen siendo una


constante desde que Otlet y LaFontaine se propusieron la creación de un Repertorio Bibliográfico
Universal. Actualmente esa normalización es más necesaria que nunca, debido a la enorme
cantidad de información que se produce y demanda. La normalización tiene como fin la
consecución de las siguientes metas:
• posibilitar los intercambios internacionales de información
• favorecer la informatización
• superar las barreras lingüísticas
• facilitar la disponibilidad universal de las publicaciones

Las normas internacionales se extienden a distintos ámbitos:

• La normalización de la descripción bibliográfica. Se aplican las ISBD,


que fueron el primer instrumento creado con vistas a conseguir la normalización. Las ISBD son
normas internacionales, fueron desarrolladas por la IFLA, y establecen la forma y criterios
únicos para elaborar los registros bibliográficos. A partir de ellas cada país crea sus propias
normas, adaptándolas a sus propias necesidades, es por ejemplo el caso de las RRCC
españolas.

• La normalización de autoridades consiste en normalizar los puntos de


acceso del catálogo y las relaciones entre ellos. Existen dos directrices, ambas elaboradas por
la IFLA:
- GARE (Guidelines for Authority and Reference Entries, 1984) para los
encabezamientos de autoridad. Ahora GARR (2001)
- GSARE (Guidelines for Subject Authority and Reference Entries, 1993) para las
materias y referencias.

• La normalización de la identificación bibliográfica consiste en la


aplicación de normas internacionales para la identificación unívoca de un documento. Se
realiza asignando un código numérico normalizado a cada obra publicada. Algunos
identificadores bibliográficos son:
- Depósito Legal
- ISBN (International Standard Book Number), número que identifica la edición
de un título de un editor específico de forma unívoca.
- ISSN (International Standard Serial Number). Es un número que identifica una
publicación periódica o seriada.

8. LA INICIATIVA CABS.

La IFLA-CDNL Alliance for Bibliographic Standards (ICABS) es una nueva alianza entre la IFLA y
las bibliotecas nacionales establecida en agosto de 2003 para continuar y expandir el trabajo de
coordinación de la IFLA.
La Biblioteca Nacional de Australia, la Biblioteca del Congreso de Washington, la Biblioteca
Británica, la Biblioteca Holandesa y la Biblioteca Alemana han acordado participar en común
alianza junto con la Biblioteca Nacional de Portugal, IFLA y CDNL para asegurar la coordinación,
comunicación y apoyo de actividades clave en las áreas del control bibliográfico y de los recursos
para todos los tipos de recursos, formato relacionado y normas de protocolo.

El fondo de esta alianza es estratégico y ofrece una forma práctica de coordinación internacional
y dirigir desarrollos en esas áreas clave. La alianza apunta a mantener, promocionar y armonizar
normas existentes y conceptos relacionados con el control bibliográfico y de los recursos e
impulsar la reflexión sobre el almacenamiento a largo plazo de los recursos electrónicos,
incluyendo la promoción de convenios nuevos y recomendados por cada almacenamiento. Más
específicamente, los objetivos de esta nueva alianza son:

1. Coordinar actividades apuntadas al desarrollo de normas y prácticas para el control


bibliográfico y de los recursos, incluyendo metadatos, identificadores persistentes y
normas de interoperabilidad.
2. Apoyar el intercambio internacional de recursos bibliográficos para el apoyo, promoción,
desarrollo y puesta a prueba del mantenimiento de metadatos y normas de formato.
3. Asegurar la promoción de nuevos convenios.
4. Actuar como una casa blanca para la información sobre todos los esfuerzos de la IFLA en
esos campos.
5. Organizar y participar en seminarios y talleres.
6. Aumentar la comunicación dentro de la comunidad.

En resumen, ICABS es un nuevo organismo para coordinar normas bibliográficas, tiene tres
objetivos:

• Mantener, promover y armonizar las normas existentes relativas al control


bibliográfico y a los recursos.
• Desarrollar estrategias para el control bibliográfico y de los recursos y asegurar la
promoción de convenios: cooperación en torno a VIAF (Virtual International
Authority File); recogida y difusión de la información sobre modelos de metadatos
basados en XML existentes y los perfiles de su aplicación.
• Impulsar la reflexión sobre el almacenamiento a largo plazo de los recursos
electrónicos, explorando las especificaciones y condiciones que se deben requerir
promoviendo estrategias, métodos y normas sobre migración y emulación, sobre el
depósito de publicaciones web y sobre normas existentes y otras pautas relativas a
la conservación de materiales digitales.
1.9. LOS FORMATOS MARC. LOS FORMATOS IBERMARC.

1. Historia del formato Marc

2. Evolución y tipología del Marc

2.1. Los Marc nacionales


2.1.1. Formato Ibermarc
2.1.2. Estructura del formato IBERMARC

2.2. Tipos de formato Marc

3. El registro Marc

3.1. Estructura del formato Marc

4. Marc XML
1. HISTORIA DEL FORMATO MARC

Los formatos de intercambio son sistemas de códigos y contenidos que permiten la


codificación de registros legibles por ordenador. Dentro de estos formatos se ubica el formato
MARC.

El formato MARC (Machine Readable Cataloguing Record) es un conjunto de normas que


permite almacenar información en registros de cualquier tipo, para posteriormente, poder
tratarla, localizarla, intercambiarla o ponerla a disposición del usuario.

El formato MARC fue desarrollado para ayudar a las bibliotecas en el uso, desarrollo y
mantenimiento de sus bases de datos, y precisamente el desarrollo de este formato ha hecho
realidad la catalogación compartida y la automatización de bibliotecas.

La Biblioteca del Congreso de los EEUU inició a finales de los años 50 la investigación
para desarrollar un formato legible por “máquina” para los registros bibliográficos. Otras
bibliotecas comenzaron a cooperar en este proyecto que incluía el desarrollo y uso del MARC I.
La Library of Congress distribuía registros MARC I a los miembros del proyecto y las bibliotecas
trataron estos registros en sus ordenadores locales.

El proyecto piloto MARC I aportó información para establecer una norma para registros
legibles por máquina. El formato MARC I fue refinado y extendido a partir de 1967 en el formato
conocido hoy como MARC II, concebido para intercambio de datos, capaz de almacenar
información bibliográfica sobre toda clase de materiales. En esos momentos también había
comenzado en el Reino Unido, la investigación sobre los requisitos para obtener un registro
bibliográfico legible por máquina. La estrecha colaboración con los norteamericanos concluyó con
el estudio de la posibilidad de un proyecto paralelo, denominado UKMARC.

El MARC II es un formato de comunicaciones, su uso principal es permitir que distintas


bibliotecas y organizaciones, independientemente de sus sistemas, puedan transmitirse registros
entre ellas para ser usados en un sistema automatizado. La estructura del formato se aceptó por
la Organización Internacional de Normalización convirtiéndose en norma ISO 2709. Esta norma,
junto a la norma ANSI Z39.2, norma nacional americana, definen la estructura del formato
MARC, y contiene los medios para identificar las partes de un registro y la guía para
estructurarlos debidamente. Según establece dicha norma, el registro debe estar constituido
por :

• La cabecera, que contiene la información codificada numéricamente sobre el registro


como tal
• El directorio o índice de los campos utilizados en la zona de datos del registro
• Zona de datos formada por:
o Campos de longitud fija
o Campos de longitud variable, donde se indican los datos propiamente
catalográficos o descriptivos.

Desde que existe el MARC ha sido sometido a continuos perfeccionamientos para


adaptarse a las necesidades de las bibliotecas y sus usuarios. La Library of Congress coordina la
investigación y proyectos sobre MARC, sirve como última autoridad sobre estos formatos y es la
editora de la documentación de USMARC (hoy en día MARC 21). Otras organizaciones con gran
influencia en el desarrollo del MARC son el Comité de la American Library Association, “MARBI”,
y el MARC Advisory Comité.

Su rápida extensión ha dado lugar al nacimiento de múltiples formatos nacionales: USMARC


(EEUU), UKMARC (Biblioteca Británica), CANMARC (Canadá), INTERMARC (Francia), CATMARC y
IBERMARC (España), y UNIMARC como formato de intercambio internacional.
2. EVOLUCIÓN Y TIPOLOGÍA DEL MARC

Partiendo de las normas ISO y ANSI referidas al formato MARC, éste se articuló en dos
tipologías distintas:

- el MARC ideal, o MARC puro, que contenía todo el esquema del MARC II

- un MARC adaptable que consistía en las distintas adaptaciones nacionales que se hacían
del formato para ajustarlo a las necesidades y costumbres catalográficas de cada país.

Sin embargo, el MARC adaptable provocó la proliferación de variantes del formato MARC. Esta
proliferación supone un problema para compartir registros entre países. Como consecuencia de
esta situación, a partir de 1977 bajo los auspicios de la IFLA, comenzó a desarrollarse un nuevo
formato de intercambio que incluye todas las variantes de los distintos formatos de bibliotecas
nacionales. Este nuevo formato es el UNIMARC (Universal MARC), se difundió
internacionalmente, e incluso algunos países (como Portugal) lo adoptaron como formato
nacional.

2.1. Los MARC nacionales

La tipología MARC se ha estructurado tradicionalmente en torno a los formatos USMARC


(EEUU) y UKMARC (Reino Unido), y basándose en ellos se desarrollaron otros formatos
nacionales:

- basados en USMARC: IBERMARC (España), CANMARC (Canadá)

- basados en UKMARC: CATMARC (Cataluña), AUSMARC (Austria)

Los sistemas bibliotecarios norteamericano, canadiense y británico trabajaron para evitar


esta dispersión bibliográfica, además de para realizar una revisión del MARC II, con el objetivo
de actualizarlo y adaptarlo a las nuevas necesidades catalográficas. Así surge en 1999 el MARC
21, un formato que integra muchas de las características del USMARC y el CANMARC, y
también, aunque en menor medida, del UKMARC.

2.1.1. Formato IBERMARC

En 1975 se creó en España un grupo de trabajo para adaptar el MARC a las


necesidades bibliográficas españolas, y en 1976 se publicó la 1ª ed. provisional del
Manual de formato IBERMARC para monografías. El IBERMARC comenzó a aplicarse en
España en 1976 con la recogida de los datos correspondientes a la edición nacional del
mismo año. Se revisó después en 1981 y en 1987, debido a la necesidad de adaptar el
formato a las Reglas de Catalogación y a algunos criterios establecidos en la Lista de
Encabezamientos de Materias para las Bibliotecas Públicas editadas por el Ministerio de
Cultura. Al adaptar este formato España se incorporó al Control Bibliográfico Universal y
al canje de información con los países que utilizaban el MARC.

También existe una adaptación española del formato de autoridades: IBERMARC


para registros de autoridad, aparecido en 1999, pero que no incorpora las novedades
introducidas por el MARC 21 de autoridades. La 6ª ed. de Formato IBERMARC para
registros bibliográficos publicada en 2002 sí tiene en cuenta el MARC 21.

Un registro IBERMARC se compone de tres elementos: la estructura del


registro, los identificadores de contenido y el contenido del registro.

- la estructura del registro es un desarrollo de la norma ISO 2709:1996


- los identificadores de contenido son códigos y convenciones
establecidas explícitamente para precisar los elementos de un registro y para
permitir su manipulación

- el contenido del registro se define por normas externas a los formatos


(ISBD, Reglas de Catalogación...)

2.1.2. Estructura del formato IBERMARC

Cabecera
Directorio
Zona de datos
0XX à Campos de control.
1XX à Puntos de acceso principales.
2XX à Campos relacionados con el título.
25X – 29X à Campos de edición, pie de imprenta, área 3 de mapas, archivos de
ordenador.
3XX à Descripción y características físicas.
4XX à Series.
5XX à Notas bibliográficas.
6XX à Puntos de acceso secundarios de materias.
7XX à Puntos de acceso secundarios de autor-título.
8XX à Puntos de acceso secundarios de serie.
Delimitador fin de registro
-

2.2. Tipos de formato MARC

Además de existir diversos tipos de formatos MARC en función de cada país, también
existen distintos tipos de formatos para cada uno de los materiales que podemos encontrar en
una biblioteca. El MARC 21, por tanto, permite la codificación de registros legibles por ordenador
para 5 tipos de informaciones: datos bibliográficos, de autoridades, de clasificaciones, de
fondos y localizaciones y de información de la comunidad.

2.2.1. MARC 21 para Registros Bibliográficos

Se emplea para la identificación y descripción de distintos tipos de materiales


bibliográficos. Es el más conocido de todos los tipos de formato, y el único que se suele
traducir y adaptar en todos los países.

Se distingue de los otros MARC por los códigos específicos de la posición


cabecera /06/ donde se identifica el tipo de material que se va a catalogar, que puede
ser: libros, series, archivos de ordenador, mapas, música, materiales visuales y
materiales mixtos.

2.2.2. MARC 21 para Registros de Autoridad

Se emplea en registros que ofrecen información sobre las formas de autoridad


(aceptadas o no) que pueden emplearse como puntos de acceso. Permite ofrecer notas
aclaratorias sobre cómo y cuándo usar la autoridad, nos remite a otras formas de
autoridad aceptadas.

2.2.3. MARC 21 para Registros de Fondos y Localizaciones

El fin de este tipo de formato es proporcionar información sobre cada ítem


(unidad circulante), identificar cada uno de los documentos que constituyen el fondo, con
datos como la signatura, colección, número de copia, etc. Identifica tres tipos de ítems:
simple (por ejemplo, monografía en un volumen), multiparte (por ejemplo, obra en
varios volúmenes), seriado (por ejemplo, publicación periódica o seriada).

2.2.4. MARC 21 para Registros de Clasificación

Este formato permite codificar los datos relacionados con los números de
clasificación y las notas asociadas con ellos. Permite, por tanto, relacionar las notaciones
con sus encabezamientos de materia o descriptores correspondientes.

2.2.5. MARC 21 para Información de la Comunidad.

Es un formato diseñado para la descripción de recursos no bibliográficos.


Identifica 5 tipos de información no bibliográfica:

• individual: datos sobre un individuo particular


• organización: datos sobre un grupo o entidad
• programas o servicios: servicios o actividades que no constituyen entidad
• eventos: entidades temporales
• otros: por ejemplo, tipos de transportes, entretenimientos...

3. EL REGISTRO MARC

El registro MARC puede definirse como una agrupación lógica de elementos, dispuestos
en un orden previsto y que constituyen una sola unidad de información que podría ordenarse en
cualquier lista, catálogo, bibliografía, etc.

Existen tres normas ISO que regulan la estructura de estos registros:

- ISO 2709: establece las tres partes principales del registro: cabecera,
directorio y área de datos

- ISO 1001: especifica la estructura física del archivo para el intercambio


de información

- ISO 6630: regula el juego de caracteres en el registro bibliográfico

3.1. Estructura del formato MARC

Los tres elementos de un registro MARC son el contenido del registro (determinado por
las normas de catalogación, no por el formato MARC), la estructura del registro y la designación
del contenido, ambas proporcionadas por MARC. El formato bibliográfico MARC 21 tiene tres
componentes principales: la Cabecera, el Directorio y el área de datos.

a) Cabecera o Leader. Es el primer campo de un registro MARC. Tiene una longitud fija de
24 caracteres, que proporcionan información sobre cómo procesar el registro. La mayor
parte de esta información la proporciona automáticamente el ordenador.

b) Directorio, está constituido por una serie de entradas que contienen la etiqueta,
longitud y posición de comienzo de cada campo variable dentro de un registro. Cada
entrada tiene una longitud fija de 12 caracteres y siguen el orden numérico asignado por
las etiquetas.

c) Área de datos, se compone de campos de control (con longitud fija) y campos de


datos (longitud variable)
o campos de control: son los campos 00X. Son identificados por una etiqueta de
campo en el Directorio, pero no contienen indicadores ni subcampos

o campos de datos: forman el grueso del registro, recogen todo tipo de datos
variables. Además de ser identificados por una etiqueta de campo en el
directorio, contienen dos indicadores al principio de cada campo y, al menos, un
código de subcampo.

Los campos de datos contienen, en la mayoría de los casos, datos en texto


completo, la información del registro catalográfico que se usa para proporcionar
información a los usuarios de la biblioteca. Se usan códigos explícitos,
proporcionados por el catalogador cuando crea el registro, para identificar los
elementos dentro de los campos de datos. Los tres tipos de códigos usados en estos
campos de datos son las etiquetas, los indicadores y los códigos de subcampo.

a) Las etiquetas son identificadores numéricos de tres caracteres que


identifican los campos.

b) Los indicadores son códigos numéricos que proporcionan información


acerca de los contenidos del campo, y también sobre el tratamiento que
debe darse a un campo. Constituyen las dos primeras posiciones en los
campos de datos variables. Tienen significado distinto en cada campo

c) Los códigos de subcampo se usan para identificar elementos


particulares dentro de cada campo MARC, es decir, son las partes del
registro donde consignamos la información en sí, por tanto, en cada campo
ha de aparecer al menos un subcampo. El orden de los subcampos es
generalmente especificado por las normas que regulan los datos mismos. EN
IBERMARC el signo que identifica subcampos es el $, mientras que en MARC
21 es el =.

4. MARC XML

La MARC Standards Office y la Library of Congress’ Network Development han


desarrollado el MARC XML que ofrece una estructura para trabajar con datos MARC codificados o
codificables mediante XML. (XML es un metalenguaje que define la sintaxis utilizada para definir
otros lenguajes de etiquetas estructurados, se puede usar en bases de datos, editores de texto,
hojas de cálculo, etc.)

El MARC XML podría usarse, entre otras cosas, para representar un registro MARC
completo en XML, y para metadatos en XML que podían ser agrupados con un recurso
electrónico. La estructura del MARC XML soporta todos los datos MARC independientemente del
formato, además el MARC XML permite al usuario instalar fácilmente diferentes partes del
sofware par adaptarlo así a sus necesidades. Es decir, el MARC XML ofrece una mayor facilidad
en la manipulación de los registros MARC.
1.11. ANALISIS DE LA ESTRUCTURA DE LA INFORMACION
BIBLIOGRAFICA: LAS ISBD, LAS GARR Y LAS FRBR. LAS REGLAS DE
CATALOGACION ESPAÑOLAS.

ESQUEMA

• INTRODUCCION
• LAS ISBD
o Historia.
o Tipos de ISBD
o Objetivos de los ISBD
o Estructura de los ISBD

• LAS GARR
o Introducción.
o Alcance, objetivo y uso
o Elementos de las GARR
 El Registro de autoridad
 El Asiento de referencia
 Registro y asientos explicativos generales
• Area de encabezamiento explicativo
• Area de Nota de información
• Area de Fuente
• Area del Nº Internacional Normalizado de datos de autoridad
• LAS FRBR
o Introducción.
o Estado actual y perspectivas de futuro
o Antecedentes
o Objetivos
o Alcance

• LAS REGLAS DE CATALOGACION ESPAÑOLAS


1. INTRODUCCION

González de Guzmán, pionera de la normalización española, la define como “la acción de


codificar un procedimiento para resolver un problema que se repite con frecuencia, ordenando
sus datos con un criterio unificado y lógico, y garantizando la solución”. Para García Gutierrez
es la acción de “elaborar y aplicar reglas o normas que son el resultado de un estudio llevado a
cabo por una colectividad”.

En el campo de la documentación, la normalización juega un papel crucial, ya que permite


simplificar y racionalizar los métodos de trabajo. Las operaciones de Descripción Bibliográfica y
Catalogación son las que se encuentran más normalizadas.

La catalogación debe ajustarse a los principios de uniformidad, unificación e identificación,


para que las descripciones de los documentos sean presentados en la misma forma y orden, así
como ajustadas al mismo formato, unificando las fuentes de donde obtener los datos dentro del
documento, y el lenguaje a utilizar para la descripción de los diferentes elementos.

Instituciones internacionales como FID, FIAB, UNESCO, ISO,… han emitido normas relativas
al vocabulario y la terminología, formatos, etc, como es el caso de las fichas de los catálogos, el
formato normalizado de intercambio internacional de datos bibliográficos legibles por ordenador
(MARC2), las normas para la descripción bibliográfica de los diferentes tipos de materiales
(ISBDs).

El ánalisis de la estructura de la información bibliográfica se compone de dos niveles:


o Externo o formal, cuya operación que se realiza es la catalogación que se compone de
descripción bibliográfica, elección de puntos de acceso, formación de encabezamientos,
asignación de datos locales, reproducción de registros bibliográficos, y el producto final
son los asientos bibliográficos, los cuales componen el catálogo.
o Interno o de contenido, cuyas operaciones son la descripción característica o
indización que da como producto el índice y la descripción sustancial que da como
producto el resumen. Según la UNESCO en su programa UNISIST describe la operación
de indicar como el proceso que “consiste en describir y caracterizar un documento con la
ayuda de representaciones de conceptos contenidos en dicho documento”. Es la
operación destinada a permitir una búsqueda eficaz de informaciones contenidas en un
fondo documental. El Resumen es la operación que representa, de forma abreviada y
precisa, el contenido del documento, lo que conlleva una cuidada preselección de todos
los conceptos importantes del texto. Chaumier lo define como “la operación por la que
se abrevia el contenido de un documento y se lo representa mediante cierto número de
oraciones que expresan la sustancia”.

2. LAS ISBD (International Standard Bibliographic Description):.

• Historia.

En 1961 se celebra en París la Conferencia Internacional sobre Principios de Catalogación, que


se ocupó de problemas y nociones generales de catalogación y de sentar las bases mínimas de
unificación sobre los encabezamientos del catálogo de autores y obras anónimas.

En 1969 se celebra en Copenhague la Reunión Internacional de Expertos en Catalogación,


donde se sentaron las bases para una descripción bibliográfica normalizada, a fin de unificar los
asientos y facilitar su mecanización e intercambio, basado en una red de agencias bibliográficas
nacionales que se apoyasen en el tratamiento electrónico de datos. El resultado de la Reunión
fue la publicación en 1971 de la primera edición provisional de las normas ISBD, que dieron
lugar en 1974 a la primera edición de las ISBD (M) para monografías.

• Tipos de ISBD.
La experiencia del uso de estas normas sirvió para corregir y afirmar los detalles de la
descripción, llegándose a la conclusión de que era urgente distinguir entre las normas aplicables
a todo tipo de materiales y las aplicables a un solo tipo de documento. A raíz de estas
conclusiones surgen las ISBD (G) en 1977, que incluían la descripción normalizada de todo tipo
de materiales y a cuya estructura debían someterse las futuras ISBD que se redactasen, lo que
originó la aparición de múltiples normas de descripción bibliográfica:

o ISBD (S): para publicaciones seriadas


o ISBD (CM): para material cartográfico impreso
o ISBD (NBM): para material no impreso
o ISBD (PM): para música impresa
o ISBD (A): para publicaciones monográficas antiguas
o ISBD (CF): para archivos de datos legibles por ordenador
o En Diciembre de 2004, la editorial ANABAD publicó la traducción de la
norma ISBD (CR) para publicaciones seriadas.

• Objetivos de los ISBD.

o Facilitar la comunicación internacional de la información bibliográfica


haciendo intercambiables los asientos procedentes de diferentes fuentes.
o Facilitar la interpretación de dichos asientos pese a las barreras
lingüísticas.
o Facilitar la conversión de los asientos bibliográficos en formatos legibles
por ordenador.

• Estructura de los ISBD.

La fórmula adoptada es un sistema clave de puntuación dentro de las principales áreas, donde
cada signo indica la naturaleza del elemento que le sigue. Las ISBD dividen el asiento en 8
grandes áreas o campos que pueden constar de varios elementos. Estas áreas disponen de
fuentes prescritas de información, de forma que los datos obtenidos de otra fuente se reseñarán
entre corchetes o en el área de notas.

En puntuación se establecen una serie de reglas generales referidas a los símbolos de


puntuación, los signos dobles (corchetes, paréntesis…), abreviaturas, signos de omisión, etc.

La ISBD es el primer instrumento puesto por el Control Bibliográfico Universal (CBU) en manos
del catalogador, pero no incluye normas para los encabezamientos.

3. LAS GARR (Guidelines for Authority Records and References)

• Introducción.

Desde que se ha extendido el uso de Internet y se han desarrollado los nuevos protocolos de
intercambio de información se han conseguido varios objetivos fundamentales: se ha logrado
reducir enormemente los costes del proceso y progresivamente se irán eliminando los
denominados silencios y ruidos de los catálogos. También se ha racionalizado el mantenimiento
de instrumentos como los catálogos colectivos o las bibliotecas virtuales. El objetivo final es que
la información sea ordenada y homogénea.

Desde la edición de 1984 de las Directrices para Asientos de Autoridad y Referencia


(GARE, GARR en inglés) se han sucedido muchos progresos en los recursos tecnológicos al
servicio de las bibliotecas. Se ha publicado el UNIMARC de autoridades. Ha surgido Internet.
El protocolo Z39.50 se ha perfeccionado, permitiendo un nuevo enfoque a la posibilidad de
compartir internacionalmente recursos del tipo de ficheros de autoridad. Se han hecho pruebas
de utilización de ficheros de autoridad nacionales múltiples mediante el acceso a través de
ordenadores y no teniendo que integrar localmente cada fichero de manera individual. El gasto
de tener que integrar y mantener cada fichero de autoridad localmente se ha visto, pues,
eliminado gracias al acceso remoto a través de redes de ordenadores..

Dado el grado de desarrollo informático cada vez mayor, ahora resulta posible establecer
vínculos entre registros de autoridad creados en un país conforme a unas reglas de catalogación
y los realizados en otro, ello con el fin de compartir esos recursos, siendo potencialmente posible
también con la ayuda informática desplegar visualizaciones de formas autorizadas. En la
actualidad, el formato de lectura por ordenador recomendado y apoyado por la IFLA para el
intercambio de datos de autoridad es el UNIMARC/A.

El nuevo principio puesto en práctica por el Grupo de Trabajo relativo a los MLAR (Registros
de Autoridad de Nivel Mínimo) pretende preservar las diferencias en las formas autorizadas de
los encabezamientos. El alcance y funcionalidad de tal requisito puede lograrse hoy en día
mediante el desarrollo de distintos dispositivos automáticos que sirven para enlazar los registros
de autoridad asociados, creados por varias agencias bibliográficas nacionales. Estas Directrices
se han actualizado para permitir que pueda visualizarse la información de autoridad y las
referencias de todo tipo de materiales que puedan incluirse en catálogos.

• Alcance, objetivo y uso.

Las Directrices para Registros de Autoridad y Referencias especifican los requisitos para la
visualización de información relativa a los encabezamientos autorizados y referencias
personas, entidades y obras/expresiones, en forma impresa, microimpresa y de legible por
ordenador en listas de autoridades, catálogos, bibliografías, etc.

Las Directrices incluyen instrucciones para la visualización de los asientos de referencia y los
asientos explicativos generales así como de asientos de autoridad que contengan un
registro completo de información relacionada con el establecimiento del encabezamiento
autorizado y con la formulación de sus referencias asociadas, y facilitan el intercambio
internacional y el uso de información sobre encabezamientos autorizados y referencias. Con tal
fin las Directrices definen un conjunto de elementos que han de incluirse en el asiento, asignan
un orden a los elementos, y especifican un sistema de puntuación del asiento.

• Elementos de las GARR.

o El Registro de autoridad: sirve como una exposición completa de la


información relativa al establecimiento de un encabezamiento autorizado y de la
formulación de las referencias asociadas a dicho encabezamiento. Además del
encabezamiento autorizado propiamente dicho, el registro puede incluir uno o
más encabezamientos paralelos, notas de información, una relación de todos los
encabezamientos variantes y relacionados de los que se han hecho referencias
(trazados), y otras notas hechas que pueden ser útiles posteriormente por el
catalogador en el proceso para establecer el encabezamiento.

o El Asiento de referencia: sirve para dirigir al usuario de la lista, catálogo,


bibliografía, etc., desde un encabezamiento variante o un encabezamiento
relacionado al encabezamiento o los encabezamientos autorizados que se
precisen. Además del encabezamiento de referencia propiamente dicho, el
asiento de referencia siempre incluye uno o más encabezamientos autorizados a
los cuales se dirige al usuario, y puede incluir también información explicativa o
instrucciones para aclarar las relaciones entre los encabezamientos.
o Registros y asientos explicativos generales.

 El Area de encabezamiento explicativo: contiene un encabezamiento


parcial, abreviado o explicativo a partir del cual se dirige al usuario de la
lista, catálogo, bibliografía, etc., a una clase general o categoría definida
de encabezamientos.

 El Area de nota de información sigue al encabezamiento explicativo y


proporciona orientación al usuario de la lista, catálogo, etc., respecto a
las convenciones utilizadas al formular u ordenar los encabezamientos
autorizados.

 El Area de fuente: identifica la agencia de catalogación responsable del


asiento explicativo general, las reglas de acuerdo con las que se ha
redactado y la fecha del asiento.

 El Area del Número Internacional Normalizado de datos de Autoridad


(ISADN): El área del Número Internacional Normalizado de Datos de
Autoridad sirve para identificar el número asignado al asiento explicativo
general con fines de intercambio y control internacional. identificar y
agrupar entidades (personas físicas, entidades, etc.) con independencia
de los encabezamientos de autoridad nacionales.

4. LAS FRBR (Requisitos funcionales de los registros bibliográficos)

• Introducción.

Los FRBR han sido concebidos inicialmente para las agencias bibliográficas nacionales, pero la
profundidad y amplio espectro de aplicación de su análisis y la originalidad de sus nuevos
planteamientos se están extendiendo a la totalidad de los procesos biblioteconómicos y otros
proyectos relacionados, debido a que los FRBR tienen presente el análisis informático sobre el
que descansan los distintos sistemas de gestión automatizada de bibliotecas con los que, de
forma generalizada, se lleva a cabo el proceso técnico catalográfico, y porque de forma
verdaderamente revolucionaria, incorpora al análisis bibliográfico las necesidades de los
usuarios de registros bibliográficos a la hora de buscar, identificar, localizar y obtener la
información que precisan o bien de acceder a alguno de los elementos bibliográficos que
pertenezcan a la misma clase.

Los FRBR pretenden adoptar un nuevo método de análisis basado en la informática que
conlleva una amplia creación de categorías lógicas englobadas en el método informático y de
teoría de sistemas de análisis entidad/relación.

• Estado actual y perspectivas de futuro.

La ICABS (IFLA-CDNL Alliance for Bibliographical Standards) persigue tres objetivos


fundamentales para cada uno de los cuales establece una serie de acciones. Pues bien, la acción
número dos para el objetivo número uno: mantener, promover y armonizar los estándares y
conceptos existentes en relación con el control bibliográfico y los recursos informáticos es
justamente el mantenimiento y el desarrollo de los FRBR a través del Grupo de revisión de los
FRBR incluido en la Sección de Catalogación de la IFLA. Se ha asignado como responsable a la
British Library.
• Antecedentes.

Hace casi cuarenta años, la (IFLA) inició una revisión de los fundamentos de la teoría y la
práctica de la catalogación a nivel internacional. Como resultado surgieron los Principios de
París (1961). En la Reunión Internacional de Expertos en Catalogación (Copenhague, 1969)
surge la Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada para Publicaciones Monográficas,
que se publicó en 1971. El panorama cambió en el “Seminario sobre Registros
Bibliográficos” celebrado en Estocolmo en 1990, patrocinado por el Programa sobre Control
Bibliográfico Universal y MARC Internacional (UBCIM) y la División de Control Bibliográfico de
IFLA. El Comité Permanente de la Sección de Catalogación de la IFLA aprobó los términos de
referencia del estudio de las FRBR en el Congreso de la IFLA celebrado en 1992 en Nueva
Delhi, que procedió a nombrar un grupo de estudio, que presentó un informe final al Comité
Permanente de la Sección de Catalogación de la IFLA en la 63ª (1997) Conferencia General de la
Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas celebrada en
Copenhague, Dinamarca. El informe final presentado eran las FRBR.

• Objetivos de las FRBR

o Proporcionar un marco estructurado, claramente definido, para relacionar


los datos consignados en los registros bibliográficos con las necesidades de los
usuarios de esos registros.
o Recomendar un nivel básico de funcionalidad de los registros creados por
las agencias bibliográficas nacionales.

• Alcance de las FRBR

Los términos de referencia del estudio (FRBR) establecían el desarrollo de un marco que
identificara y definiera claramente las entidades de interés para los usuarios de registros
bibliográficos, los atributos de cada una de las entidades y los tipos de relaciones que operan
entre las entidades. Se intentaba definir un modelo onceptual que sirviera como base para
relacionar atributos específicos y relaciones (reflejados en los registros como elementos aislados
de datos) con las distintas operaciones que realizan los usuarios cuando consultan registros
bibliográficos.

5. LAS REGLAS DE CATALOGACION ESPAÑOLAS (revisadas en 1999)

Las Reglas de Catalogación son un conjunto de operaciones del análisis documental que consiste
en describir un documento en su aspecto externo o formal con el fin de identificarlo (descripción
bibliográfica) obteniendo un producto (asiento bibliográfico) al que dotamos con los elementos
necesarios (encabezamientos) que permitan su localización y recuperación dentro de una
colección determinada (catálogo).

Las necesarias precisiones exigidas por en la catalogación debe ser aportadas por las normas
nacionales de cada país. En este campo fueron pioneras las Reglas de Catalogación
Angloamericanas que en su edición de 1978 adoptaron la norma ISBD. Posteriormente España
hizo una revisión de sus Reglas de Catalogación y fruto de ello fue la redacción de las actuales
Reglas de Catalogación (1999) basadas en la AACR2 (Reglas Angloamericanas, 2ª Ed.) y en las
distintas normas ISBD.

Las Reglas de Catalogación españolas recogen las normas de descripción bibliográfica y las
completan con el estudio de los puntos de acceso de los asientos bibliográficos, y con las
instrucciones para confeccionar los registros de fichas secundarias. Se estructuran en 17
capítulos.
o El primer capítulo se dedica a las Reglas Generales de Descripción Bibliográfica
(organización de la descripción, fuentes de información, puntuación, …)
o Entre el capítulo 2 y 12 se recoge la descripción de las distintas clases de materiales
(publicaciones monográficas, manuscritos, materiales cartográficos, materiales gráficos,
música impresa, grabaciones sonoras, microformas, películas y videograbaciones,
archivos de ordenador, publicaciones seriadas,
o El capítulo 13 se dedica a la Catalogación analítica (asiento analítico,
o El capítulo 14 a los puntos de acceso
o El capítulo 15 a la forma de encabezamiento
o El capítulo 16 a los Títulos uniformes
o El capítulo 17 a las Referencias
o 9 Apéndices cuya finalidad, reflejada en la introducción, es facilitar la práctica
catalográfica.
1.12. PRINCIPALES TIPOS DE CLASIFICACION BIBLIOGRAFICA.
CLASIFICACIONES SISTEMATICAS Y ALFABETICAS. LA
CLASIFICACION DECIMAL UNIVERSAL.

1. Introducción

2. Objetivos de la clasificación

3. Características

4. Tipos

 Clasificaciones alfabéticas
 Clasificaciones sistemáticas

o Enciclopédicos
o Especializados
o Facetados

5. Principales sistemas de clasificación

 Sistema de Cutter
 Clasificación decimal de Dewey
 Colon classification
 Library of Congress Classification

6. La CDU

 La CDU en España
 Estructura de la CDU
 Revisión y Ediciones

7. Conclusión
1. INTRODUCCIÓN

El objetivo de toda biblioteca o centro de documentación es facilitar la recuperación de


documentos o de la información que estos contienen, es decir, hacer accesible el
conocimiento. Para ello es necesario someter a los documentos a un tratamiento
documental. Este tratamiento, que persigue la representación conceptual de la información, se
encuadra dentro del llamado análisis de contenido.

Las operaciones documentales que se desarrollan para el análisis del contenido de los
documentos son la clasificación, la indización y el resumen. Asimismo, para llevar a cabo estas
técnicas documentales se usan los llamados lenguajes documentales. Según Blanca Gil, un
lenguaje documental es un “sistema artificial de signos normalizados que facilitan la
representación formalizada del contenido de los documentos para permitir la recuperación
manual o automática”. Es un lenguaje artificial y controlado que permite la comunicación entre
usuario e información al emplear la misma representación formalizada. Los lenguajes
documentales se emplean para optimizar el proceso de recuperación de información facilitando
la elección entre las palabras que elige el documentalista para representar el contenido y las que
elige el usuario para recuperarlo.

La Clasificación es, por tanto, una técnica documental que pretende agrupar los materiales
por su contenido con objeto de facilitar su situación y búsqueda. Supone, por tanto,
adscribir su contenido lo más exactamente posible a una rama del saber, de manera que quede
agrupado a sus semejantes. Así pues, para dar materia a un documento, tendremos que
encuadrarlo en un lugar exacto dentro del sistema de clasificación que utilicemos. Clasificar
permite recuperar la información y determinar qué obras tiene una biblioteca de una materia
determinada.

Un sistema de clasificación es aquel que divide un dominio de la realidad en una serie


ordenada de clases y subclases, yendo de lo general a lo particular.

La clasificación más antigua que se conoce es la del templo de Horus en Egipto, organizada por
35 encabezamientos diferentes. Pero el primer sistema de clasificación bibliográfica como tal es
el de Conrad Gessner en el s. XVI. Sin embargo, será en el s. XIX, debido a grandes
bibliotecarios como Cutter o Dewey, en el que se adopten unas técnicas comunes para el
tratamiento de los fondos de la bibliotecas.

2. OBJETIVOS DE LA CLASIFICACION.

• Para ayudar al usuario a localizar un documento específico de forma rápida y eficaz.


• Para explotar los recursos de la biblioteca, ya que clasificar permite gestionar y controlar
la información para que pueda ser usada.
• Para promocionar la colección de que dispone la biblioteca

3. CARACTERÍSTICAS

Los sistemas de clasificación, además de los requisitos de cualquier lenguaje documental, han de
cumplir también las siguientes condiciones:

1. deben ser sistemáticos: proceder de lo general a lo particular


2. completos, han de abarcar todos los conocimientos posibles dentro de una materia

3. deben permitir la clasificación de una idea desde diferentes puntos de vista

4. deben ser lógicos

5. tienen que ser explícitos aunque concisos, es decir, que con el menor número de
signos posibles expresen bien el contenido del documento

6. la notación ha de ser fácil de escribir y recordar, y debe servir como símbolo y de


signatura topográfica

7. deben ser expansivos y flexibles, es decir, que se puedan adaptar y modificar

8. deben disponer de un índice alfabético de materias para los signos

9. deben permitir la combinación e interrelación de sus distintos ámbitos conceptuales.

10. debe registrar indicaciones sobre el uso de la clasificación e indizaciones sobre el


alcance de las materias.

11. deben tener divisiones de forma, lugar, tiempo, etc.

4. TIPOS DE SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN

Se distinguen dos tipos de clasificaciones: alfabéticas y sistemáticas. La diferencia


fundamental es que en las clasificaciones alfabéticas se emplean palabras, mientras que en las
sistemáticas se utilizan “símbolos” cada uno de los cuales tiene significado.

Las clasificaciones alfabéticas

Las clasificaciones alfabéticas utilizan lenguajes documentales de estructura asociativa, es


decir, los términos se relacionan con otros, permitiendo gran cantidad de combinaciones entre
ellos.

Las listas de encabezamientos de materias son las clasificaciones alfabéticas más utilizadas
en bibliotecas. Las listas se componen de encabezamientos y subencabezamientos. El
encabezamiento intenta condensar de forma muy precisa el tema sobre el que trata el
documento. El subencabezamiento puede acompañar al encabezamiento para precisar o
delimitar el sentido de la materia. Se coloca detrás del encabezamiento, separado por un guión.
Los subencabezamientos pueden ser de materia, topográficos, cronológicos y de forma.

A su vez, los encabezamientos pueden ser simples o compuestos. El encabezamiento simple


expresa la materia con una sola palabra y el encabezamiento compuesto expresa el tema del
documento mediante dos o más palabras.

La lista de encabezamientos de materia más grande del mundo es la Library of Congress Subject
Headings, que ha servido de base a muchas otras listas.
En España, el más utilizado es la “Lista de encabezamientos de materias para las bibliotecas
públicas” desde 1986.

Las clasificaciones sistemáticas

Las clasificaciones sistemáticas intentan dar al asiento bibliográfico un punto de acceso


temático mediante una notación. La notación es un sistema de símbolos, números o
combinación de ambos que pretende designar brevemente las materias. Se presentan como un
conjunto ordenado de conceptos que aparecen distribuidos sistemáticamente en clases
conformando una estructura jerárquica.

Existen muchos sistemas de clasificación de este tipo, aunque nosotros exponemos únicamente
los más sobresalientes:

- Enciclopédicos: abarcan todas las ramas del saber. El más difundido y utilizado en
España es la Clasificación Decimal Universal (CDU). Existen otros, que citaremos a
continuación: Clasificación Dewey, Brunet, Cutter, Bliss o la LCC (Library of Congress
Classification)

- Especializados: profundizan en campos específicos del conocimiento, por lo que los


términos utilizados corresponden a un área temática en particular. Algunas de las más
conocidas clasificaciones de este tipo son la de la National Library of Medicine (EEUU), la
Clasificación Decimal Astronáutica y la Clasificación de la OCDE.

- Facetados: están estructurados por materias y se descomponen en facetas y estas


a su vez en subfacetas. La Colon Classification, ideada por Ranganathan, es el prototipo de
las clasificaciones por facetas. Otra clasificación facetada es la de Vickery, que usaba
mayúsculas y minúsculas para facetas y subfacetas respectivamente.

5. PRINCIPALES SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN

Los sistemas de clasificación documental son agrupaciones de documentos según su contenido.


Su objetivo es la ordenación por grupos temáticos de fondos bibliográficos y la elaboración de
catálogos y bibliografías sistemáticas que faciliten a los usuarios el acceso por materias a los
documentos.

Sistema expansivo de Cutter.

Sistema expansivo de Cutter. Dividió las materias en grandes grupos que pueden
ampliarse. Es una de las más antiguas e influyó sobre otras posteriores, especialmente sobre la
Library of Congress Classification.

Clasificación Decimal de Dewey.

Este sistema fue formulado en 1873 por Melvil Dewey, para responder a las necesidades
prácticas de un determinado tipo de bibliotecas. La DDC es un sistema jerárquico, que se
estructura en 10 grandes grupos temáticos que se subdividen de 10 en 10 y van de lo general a
lo específico. La notación es numérica y consta de tablas principales, tablas auxiliares,
subdivisiones generales y especiales y signos de correspondencia, además de los índices.

La Clasificación Decimal de Dewey es una clasificación bibliotecaria fundamentalmente


enumerativa, que dará origen a la Clasificación Decimal Universal.
Colon Classification.

La Colon Classification fue ideada por Ranganathan y publicada por primera vez en 1933.
Esta clasificación solamente se ha utilizado de forma general en India, sin embargo, ha ejercido
gran influencia en los sistemas de clasificación e indización. Muchos autores ven este sistema de
clasificación como un reflejo de la mentalidad oriental.

La Colon Classification es el prototipo de las clasificaciones por facetas. Cada materia se


puede descomponer en: personalidad, materia, energía, espacio y tiempo.

La notación de este sistema es mixta y combina números arábigos, letras mayúsculas y


minúsculas del alfabeto latino, algunas letras del alfabeto griego y signos de puntuación para
conectar las facetas. La notación es laboriosa porque se confecciona para cada documento, pero
está dotada de gran flexibilidad.

Library of Congress Classification.

La LCC es una adaptación del sistema expansivo de Cutter realizada en el siglo XIX por
la necesidad de la Library of Congress de replantearse su sistema de organización de la colección
debido al gran número de volúmenes. Al adaptar esta clasificación imperó el planteamiento
pragmático, en ningún momento se planteó la organización sistemática del conocimiento, sino
crear una herramienta capaz de almacenar y recuperar una colección con gran número de
volúmenes.

La notación se hace, por tanto, con una o dos letras mayúsculas y un máximo de cuatro
números arábigos. Las tablas que componen el sistema tienen total independencia unas de
otras, incluso pueden considerarse como clasificaciones individuales. Cada tabla incluye un índice
detallado de materias pero no hay un índice general de todas las materias.

Este sistema, a pesar de haber sido adoptado en bibliotecas americanas, no tiene


muchas posibilidades de aplicación en otras bibliotecas. A pesar de esto, ha tenido bastante
expansión, debido a la influencia de esta biblioteca a nivel mundial.

5. LA CLASIFICACIÓN DECIMAL UNIVERSAL (CDU)

La Clasificación Decimal Universal es uno de los sistemas más extendidos en el mundo, y es


la clasificación sistemática más difundida en España, aunque por supuesto no la única utilizada.

Este sistema parte del creado por Dewey en 1876, ya que los belgas Paul Otlet y Henry
LaFontaine tradujeron y transformaron la Clasificación de Dewey con el propósito de organizar
un catálogo de carácter internacional. La CDU nació así como sistema clasificatorio del
Repertorio Bibliográfico Universal. Otlet y LaFontaine publicaron en 1905-1907 el Manuel du
Répertoire bibliographique universel, basado en la 5ª edición de la DDC.
Sin embargo, la que ha quedado como edición oficial para el archivo básico de la CDU es la
publicada por Otlet y LaFontaine, con la ayuda de Donker Duyvis, en 1927-1933 con el nombre
de Classification Décimale Universelle.

Su puesta al día se realiza a través del FID (Federación Internacional de Documentación),


anualmente y por secciones, desde 1951.

Las características principales de la CDU son:

• Universal: abarca todo el saber humano.


• Internacional: sus notaciones numéricas la hacen inteligibles en cualquier país; el
organismo que se ocupa de su actualización, la Asamblea CDU está dentro de la
Federación Internacional de Documentación, compuesta por representantes de todo
el mundo.
• Jerárquica: de lo más general a lo más particular.
• Multidimensional: característica heredada de la Colon Classification: las divisiones
analíticas permiten que un concepto aparezca en distintos lugares de la CDU según
pertenezcan a un campo del saber determinado.

La CDU en España

Como antecedente más directo de la historia de la CDU en España destacaremos la


celebración en 1977 del “Seminario sobre el presente y futuro de la CDU” en Madrid que,
además de hacer un estudio sobre la CDU en España, trataba de informar sobre la situación
y problemas de este sistema de clasificación, y publicándose en el Boletín de ANABAD nº 28
de 1978 por Isabel Fonseca.

En nuestro país se encarga de su publicación AENOR ( Asociación Española de


Normalización).

Estructura de la CDU

Este sistema agrupa el conocimiento en 9 clases, dejando la clase 4 vacía, y siguiendo el


principio de subordinación lógica, a semejanza del sistema Dewey, cada uno de estos grupos
puede subdividirse a su vez, y así sucesivamente descendiendo infinitamente en el nivel
jerárquico.

Es una clasificación decimal, puesto que los números se contemplan como si fueran
fracciones decimales, de manera que cuanto más largo es el número, más específica es la
materia.

Con la CDU se pueden clasificar documentos muy específicos.

En cuanto a la temática que abarca, tiene vocación universal y enciclopédica, la CDU se


compone de tablas principales, tablas auxiliares (comunes y especiales), y un índice
alfabético que remite a las tablas principales.

Tablas de números principales

Las tablas principales contienen los números principales, que serán los que en principio
conformen la notación principal. Los números principales son el grueso de la CDU, y
representan la totalidad del conocimiento que está dividido en 10 grandes clases. El
número 4 está actualmente sin ocupar.

0. Generalidades
1. Filosofía
2. Religión
3. Ciencias Sociales
4. sin ocupar
5. Ciencias
6. Ciencias aplicadas
7. Arte
8. Lingüística y Literatura
9. Geografía e Historia
Tablas auxiliares

Existen una serie de símbolos distintivos para cada auxiliar. Esto sirve para identificar
cada uno de los elementos que forman una notación.

Estas tablas auxiliares se dividen en dos grandes grupos:

- Auxiliares comunes, que pueden utilizarse con todos los números de las clases
principales de la CDU

o Independientes: pueden ser utilizados sin el número principal. Son los


auxiliares de lengua, de forma, de lugar, de raza, de tiempo, de
especificación por medio de notaciones ajenas a la CDU.

o Dependientes: tienen que utilizarse en unión de un número principal de la


clasificación. Son los auxiliares de punto de vista, de materiales y de
persona.

- Auxiliares especiales, no pueden ser usados libremente con cualquier número


principal de la clasificación, sino que, por el contrario, pueden utilizarse sólo cuando así
lo indica expresamente la clasificación y tienen que acompañar siempre a un número
principal.

Notación

• Números principales: arábigos y con valor decimal


• Signos de composición y síntesis
• Letras A/Z para la ordenación alfabética complementaria
• Números auxiliares, comunes y especiales.

Revisión y Ediciones

La revisión y desarrollo de la CDU son continuos, pero se atienen a unos principios:


desarrollo continuo con el máximo de estabilidad, revisión planificada y controlada a través
de los comités de revisión (en España, AENOR) para evitar duplicación de trabajos, etc.

La edición completa de la CDU contiene todas las notaciones autorizadas, aunque existen
ediciones resumidas (2%), abreviadas (10%) y medias (30%) para cada biblioteca las use
en función de sus necesidades.

6. CONCLUSIÓN

Para concluir, señalamos que, a pesar de que los sistemas de descripción del contenido en
general tienen una gran implantación a nivel mundial, existen detractores que reivindican una
revisión de sus planteamientos teóricos. La gran deficiencia que se suele resaltar, y que
corresponde especialmente a los sistemas de clasificación, es que estos responden a la
concepción del mundo de quien los elabora.

El futuro de la CDU se orienta a la creación de un archivo maestro legible por ordenador y al


uso del tratamiento electrónico de los datos.
1.13. LA biblioteca híbrida. DESARROLLO Y MANTENIMIENTO

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

• Sociedad de la Información
• Denominaciones varias
• Biblioteca híbrida
• Características
• La web de la biblioteca
• Larga vida al papel

2. CARACTERISTICAS DE LA BIBLIOTECA HIBRIDA

3. DESARROLLO DE LA BIBLIOTECA HÍBRIDA: ELEMENTOS QUE LA CONFORMAN

• Colección
o Soportes y materiales
o Varios fondos

• Organización
o Gestión de la colección
- Selección
- Adquisición
- Tratamiento técnico
- Conservación
- Evaluación

o Gestión bibliotecaria

• Difusión
o Préstamo
o Información y Referencia
o Formación de usuarios
o Extensión
• Usuarios
• Profesionales

4. MANTENIMIENTO DE LA BIBLIOTECA HÍBRIDA

• Mantenimiento del Web de la Biblioteca y del OPAC-Portal


• Mantenimiento de las infraestructuras informáticas y de los soportes y equipos

5. CONCLUSIÓN

• Las funciones no han cambiado esencialmente


• Problemas a afrontar
• Cooperación bibliotecaria esencial
1. INTRODUCCIÓN

El concepto de Biblioteca es un concepto asentado que hoy en día adquiere una nueva
dimensión. Se viene gestando desde hace unos años el nuevo concepto de Biblioteca
Digital. Éste hace referencia sin embargo a varias realidades, conectadas entre sí. Todas ellas
se dan en la llamada Sociedad de la Información o Sociedad del Conocimiento.

En el siglo XXI vivimos en un nuevo contexto cultural y social, donde las nuevas tecnologías
avanzan a pasos agigantados y se instalan en nuestros lugares de trabajo, de ocio y de trabajo.
La información es un bien cada vez más valioso, materializado en soportes cada vez más
variados, distintos al papel. Las nuevas tecnologías crean, por una parte, nuevos tipos de
documentos, y por otra, nos facilitan el acceso a los mismos.

De entrada, existen varias denominaciones para referirse a la nueva forma que la Biblioteca
está tomando: biblioteca electrónica, híbrida, virtual, digital, etc., según los autores. La
terminología, por tanto, no está asentada todavía, y las definiciones, a veces contradictorias,
abundan.

Hay bibliotecas digitales de nacimiento, que han nacido ya en ese formato, es decir, nunca
tuvieron un antecedente en papel, todos sus documentos son digitales de origen. También están
las bibliotecas digitalizadas, es decir, aquellas que, tras un proceso de cambio de soporte,
han digitalizado sus fondos en papel a soporte digital. La expresión biblioteca electrónica
suele usarse para referirse a los fondos electrónicos de una biblioteca que cuenta en su colección
con distintos tipos de soportes.

Sea como sea, la situación en la biblioteca actual refleja una combinación de soportes,
básicamente el papel y el electrónico, que conviven y se complementan. Por ello es más propio
hablar de BIBLIOTECA HÍBRIDA, tal y como la denomina el estudioso Peter Brophy. Esto da
lugar a nuevas formas de trabajar, nuevas herramientas de trabajo que se suman a las
tradicionales.

Según Tomás Saorín, la biblioteca híbrida sería aquella que:

• Parte de una institución bibliotecaria que existe físicamente de forma organizada

• Integra recursos tradicionales con recursos digitales, potenciando los primeros más que
reemplazándolos

• Ofrece documentos y servicios en cualquier soporte, de forma presencial y en línea

• En el espacio presencial de la biblioteca, los servicios y procesos están automatizados,


ahorrando tareas administrativas y mecánicas a los profesionales, y ofreciendo al
usuario mayor autonomía, a través del autoservicio, y las herramientas en línea.

Es decir, la B. Híbrida es una combinación de B.Digital y B. Tradicional. Algunas bibliotecas


tienen casi tan desarrollada su parte digital como su parte tradicional. Otras bibliotecas no
pueden denominarse ni siquiera híbridas porque el volumen de sus fondos electrónicos es poco
relevante. En todo caso, no es previsible que en los años venideros la Biblioteca actual se
convierta en Biblioteca Digital de forma íntegra. De hecho, muchos expertos vaticinan aún larga
vida al papel. (largo periodo de transición)

En esta combinación, la web de la Biblioteca se convierte en el nexo de unión de las dos


bibliotecas como punto aglutinador. Poco a poco la biblioteca da acceso a un número creciente
de servicios: acceso remoto a BD, petición de reservas y prórrogas en los préstamos, solicitud
de P.I., búsquedas en el OPAC, etc.

HYLIFE (Bibliteca híbrida del futuro): es uno de los 4 proyectos de bibliotecas híbridas (de
Gran Bretaña, del JISC –Joint Information Service Comitee–), y se centra en el uso de accesos
electrónicos para explorar cuestiones educativas, sociales y organizativas. En este contexto, los
resultados son vitales para determinar la organización y técnicas en una biblioteca estándar.

2. CARACTERÍSTICAS DE LA BIBLIOTECA HÍBRIDA.

• Estrategias de autoservicio y manipulación de materiales son características de la


evolución de la biblioteca híbrida.
• Bibliotecas híbridas tienen que reinventarse, pero sin dejar de prestar servicios a los
usuarios tradicionales.
• La redefinición del trabajo es una constanteen la biblioteca híbrida.
• Rapidez en el servidor de internet.
• Fidelidad y comodidad del usuario.
• Sitio en la biblioteca con las preguntas más frecuentes.
• Reserva en línea del material de la biblioteca a través de un OPAC.
• ILL más habitual en bibliotecas universitarias que en públicas.
• Renovaciones por préstamo remoto.

3. DESARROLLO DE LA BIBLIOTECA HÍBRIDA: ELEMENTOS QUE LA CONFORMAN

Como manifestaba Luisa Orera, podemos decir que los elementos básicos de la biblioteca son: la
Colección, la Organización y la Difusión. Además, está el factor humano: los Usuarios y los
Profesionales (el personal).

Estos aspectos clave para el desarrollo de cualquier biblioteca están presentes también en la biblioteca
híbrida,
aunque aquí se aplican procesos más automatizados y autónomos y se trabaja con herramientas en
línea y
documentos digitales.

Veámoslos detenidamente:

 LA COLECCIÓN

La colección de la biblioteca híbrida hace referencia al fondo documental que ofrece, que está
compuesto por:

• Todo tipo de materiales y soportes: papel, audiovisuales, multimedia,


digitales, doc en línea, etc.

• Varios fondos:
o fondo propio adquirido mediante los procedimientos habituales (compra,
donativo, canje, etc.)
o fondo creado por la biblioteca (en papel o en otros soportes)
o fondo digitalizado
o fondos electrónicos gratuitos (selección de recursos de Internet)
o fondos procedentes de la cooperación bibliotecaria (colecciones
compartidas o licencias consorciadas)

Los documentos que actualmente se ofrecen en formato electrónico son básicamente: BD, pp-e
científicas, fondo antiguo digitalizado, tesis, recursos web, catálogos, audiovisuales, etc.
 LA ORGANIZACIÓN

Se refiere a la Gestión de la Colección y a la Gestión Bibliotecaria en su conjunto

Si nos referimos a la Gestión de la colección, en sus distintas fases, podemos hablar de


Selección, Adquisición, Tratamiento Técnico, Conservación, Expurgo y Evaluación.

- Selección: la biblioteca híbrida utiliza herramientas bibliográficas tradicionales y


digitales. Entre ellas, Bibliografías (nacionales, comerciales tipo Ulrich's), BD especializadas,
ISBN, Catálogos de bibliotecas, catálogos comerciales, etc. Cada vez más estas
herramientas recogen no sólo las publicaciones existentes en papel, sino en los demás
soportes. Además, tanto para la selección de materiales tradicionales como electrónicos
existe abundante información en Internet, sobre todo en los sitios web de cada proveedor.

- Adquisición: aunque fue una de las tareas más complejas de automatizar, en la


actualidad se realiza de forma automatizada desde el SIGB. La biblioteca híbrida puede
gestionar el proceso de compra en línea gracias al comercio-e con protocolos como el EDI.

La forma de adquisición de muchos tipos de publicaciones electrónicas es a través de las


Licencias de uso. Son contratos por los que se establecen las condiciones de uso de las
publicaciones, concretamente las publicaciones periódicas científicas. La biblioteca no
adquiere físicamente los ejemplares sino que compra la posibilidad de acceso a estas
publicaciones en línea. Esto plantea serios problemas que van desde la conservación, el
acceso a la copia apropiada y los precios vertiginosos. Muchas cláusulas de estos contratos
son abusivas y perjudiciales para la biblioteca. Una manera de combatir de manera práctica
y rentable esta situación son los consorcios, que abogan por la adquisición y el uso
cooperativo de fondos.

- Tratamiento técnico: el análisis documental (formal y de contenido) se realiza de


forma automatizada y normalizada mediante el uso de las ISBD, el MARC, la CDU, etc. En la
actualidad se tiende a compartir registros y no realizarlos siempre de forma inicial.

Respecto a los doc-e en línea que integra la B.Híbrida, plantean problemas en los que
actualmente se trabaja para desarrollar sistemas de normalización en su descripción,
identificación, y acceso. Entre ellos están modelos de metadatos (como RDF, DC,), modelos
de integración del Marc con XML (Marc XML Squema, Marc XML DTD), números
normalizados de identificación permanente (URI, DOI, PURLP) y sistemas de
arquitectura abierta (que permitan la comunicación entre metadatos) como el OpenURL,
OAI,..

El control de los nuevos documentos digitales es actualmente uno de los ámbitos que
actualmente más preocupa en este campo profesional.

- La Conservación en la B. Híbrida se desarrollará de forma cooperativa, bien en la


gestión de depósitos, en proyectos de digitalización retrospectiva y difusión en línea, o
en el desarrollo de archivos digitales cooperativos que contemplen la conservación de los
doc-e en línea. Estos documentos presentan serios problemas de conservación, ya que
en la actualidad, no existe legislación adecuada que los contemple y tienen un alto grado
de volatilidad y dinamismo.

- La Evaluación de la Colección tiene especial importancia, y afecta a todos los servicios y


procesos.
Ha de valorarse la eficacia, eficiencia, validez y relevancia de la colección, para detectar
errores y solucionarlos. Para ello se utilizan Indicadores que permiten hacer comparables
los datos cuantitativos y datos cualitativos que se recogen.

En cuanto a la Gestión Bibliotecaria, en la biblioteca híbrida hace referencia a la gestión


automatizada e integrada de todos los procesos y servicios de la biblioteca.
El nuevo concepto de GB: entiende a la B. como un sistema, al Usuario como un cliente al que
se debe conocer, atraer y satisfacer (MK), y se desarrolla mediante la Planificación por
Objetivos y la Evaluación de sus procesos.
En este sentido, la B. Híbrida se apoya en la Automatización (SIGB en línea, cada vez más
desarrollados) para poder agilizar y automatizar tareas, desarrollar programas de evaluación y
trabajar en cooperación de forma más eficaz.

 LA DIFUSIÓN

Como comentamos, la Difusión tiene que ver con los servicios que ofrece la biblioteca, que
básicamente son: Préstamo, Información y Referencia, Formación de usuarios y Extensión bibliotecaria.
En la Biblioteca híbrida, estos servicios se amplían y adquieren otras dimensiones, ya que se dan:

 en el espacio físico de la biblioteca (servicios presenciales)


 en el espacio web de la biblioteca (servicios remotos)

Veamos las diferencias que plantean respecto a la biblioteca tradicional:

• Préstamo: los materiales de la biblioteca física (en papel o electrónicos off-line) se


prestan bajo las mismas modalidades de siempre. Algunas están empleando ya el
sistema de autopréstamo.
En cuanto a los materiales en línea, existe un espacio nuevo de consulta: la Web. El
WebOpac se puede consultar en la misma biblioteca o por Internet, y ofrece mayores
prestaciones, pudiendo interactuar con el sistema y efectuar reservas, prórrogas,
peticiones, etc.

• Información y Referencia: pretende satisfacer todas las cuestiones planteadas por el


usuario desde el servicio de referencia. Además, tiene como labor adelantarse a dichas
cuestiones y elaborar productos informativos y servicios de alerta y DSI (difusión
selectiva de la Información). mediante listas de distribución y correo-e, etc. La biblioteca
híbrida ofrece enormes posibilidades para que este servicio se amplíe. De hecho, es el
que más se prevee que se pueda desarrollar en adelante.
Ofrece acceso en línea a información bibliográfica especializada: Diccionarios, BD,
Repertorios, etc. También permite hacer consultas al bibliotecario referencista mediante
correo-e, formularios web, chat , microconferencia o videoconferencia.

• Formación de usuarios. Se dirige en varios sentidos:

- El conocimiento interno de la biblioteca, sus funcionamiento, servicios, etc.

- La alfabetización informacional (la adquisición de técnicas y habilidades


documentales, para recuperar la información pertinente según sus necesidades, evaluando su
validez, y comprendiendo su significado). Ejemplos de formación en la biblioteca híbrida, además de
los tradicionales: tutoriales, cursos on-line, proyecciones en vídeo para temas específicos,
animaciones que representen visitas guiadas, etc.

• Extensión Bibliotecaria: Son actividades que acercan la biblioteca a aquellos que no


pueden acceder a ella o que intentan promocionarla y darla a conocer. Como ejemplos
de extensión bibliotecaria en la biblioteca híbrida, podemos mencionar: el propio portal
de la biblioteca y los servicios que ofrezca desde la red, campañas institucionales,
exposiciones virtuales, concursos literarios, Guías de lectura en formato-e,
videoconferencias, etc.
Uno de los retos para la biblioteca híbrida es la accesibilidad: hacer llegar los
ordenadores a personas con riesgos de caer en la marginalidad: discapacitados visuales
o físicos en general, inmigrantes, analfabetos digitales, etc.
Respecto a la promoción de la B., podemos destacar la campaña @yourlibrary, de la
ALA, para ayudar a todo tipo de Bibliotecas a desarrollar sus propias campañas.
 LOS USUARIOS

Los usuarios de la biblioteca híbrida tendrán necesidades variadas, y en función de ello, harán
uso de todo tipo de materiales de la colección, o sólo de una parte, ya sea la tradicional o la
digital. Habrá usuarios únicamente presenciales, únicamente virtuales, o que combinen
ambas formas. Los usuarios virtuales deberán tener una adecuada identificación como tales.
En todo caso, como en cualquier biblioteca actual, los usuarios son esenciales, ya que la
biblioteca está abierta y orientada hacia ellos.
La B. utilizará estrategias de MK para conocerles, atraerles y satisfacerles, tanto de forma
presencial como en línea.
Algunos autores plantean que se potenciará su fidelidad, su autonomía y autoservicio.

 LOS PROFESIONALES

El bibliotecario de la biblioteca híbrida ha tener habilidades y técnicas documentales en el


ámbito digital, para poder encargarse de la gestión de las colecciones híbridas. Ha de adaptarse
a este medio, y ser un profesional de la información, que sepa buscar, recuperar, organizar y
crear información en formato-e.
Para ello, serán necesarios programas de formación continua (listas de correo profesionales,
boletines-e, formación a distancia, etc.)

4. MANTENIMIENTO DE LA BIBLIOTECA HÍBRIDA

El mantenimiento de la B. Híbrida difiere esencialmente del mantenimiento de la B. Tradicional


en:

 Mantenimiento del Web de la Biblioteca


 Mantenimiento de infraestructuras informáticas y soportes tecnológicos

 MANTENIMIENTO DEL WEB DE LA BIBLIOTECA

El núcleo del web de la biblioteca es el OPAC.

El OPAC en línea que se desarrolla en la B. Híbrida, amplía sus servicios y posibilidades, por lo
que tiende a llamarse OPAC-Portal, ofreciendo entre otras opciones:

 Registros bgcos de los documentos, con enlaces a otros registros relacionados, al doc-e a txt
completo, etc.

 Consulta a otras fuentes bibliográficas: BD en línea, Sumarios, Índices, Pasarelas temáticas,

 Directorios o guías temáticas elaboradas por la biblioteca

 Permite guardar resultados de búsquedas y enviarlas por correo-e., etc...

 Se podrían incluir objetos multimedia en el catálogo...

La característica fundamental de este Opac es la Integración en las búsquedas (permite buscar


simultáneamente en dif. fuentes) y la integración en los enlaces (permite acceder desde un doc.-
e o fuente a otro), y la integración en los servicios de información desde un único punto: El Opac
Portal o Ventanilla única.
En este sentido, éste necesita de mantenimiento especial para comprobar que no existen
duplicaciones, enlaces erróneos, integraciones incorrectas, etc.

El Opac de la B. híbrida, contempla recursos tradicionales y recursos-e.

Para la gestión y control de los recursos tradicionales existen normas y métodos de control y
descripción universalmente aceptados. (ISBD, nºs normalizdos, etc.) En los últimos años están
siendo sometidos a revisión (FRBR)

Respecto a los documentos-e que la B. dispone y controla físicamente, ya sean off-line


(material audiovisual) o recursos-e que la biblioteca alberga en sus servidores (p.e. doc fruto de
digitalización retrospectiva o de creación propia) existen también métodos de descripción,
gracias a las ISBD (ER) e ISBD (CR).

Es con los doc-e en línea + dinámicos, dónde hay que hacer por el momento mayor hincapié
en su mantenimiento y gestión. Para ello, los SIGB deben incorporar herramientas o
módulos para gestionar y acceder a estos recursos (es decir, que permitan describirlos, pasar a
MARC, y modificar, intercambiar, etc.).
Para ello los SIGB en línea, deben soportar metadatos, identificadores, y sistemas de
arquitecturas abiertas para su comunicación (que no son otra cosa que BD de metadatos de
estos recursos = Catálogo dinámico de rec-e).
Actualmente la mayoría de SIGB los soportan, aunque existen diferentes iniciativas para la
integración de los rec-e en el OPAC, unas cooperativas, como el CORC de la OCLC, y otras
comerciales como MetaLib, de Exlibris.

 MANTENIMIENTO DE LAS INFRAESTRUCTURAS INFORMÁTICAS Y SOPORTES


TECNOLÓGICOS

El mantenimiento de éstos es costoso y complejo, en gran medida, porque son equipos y


soportes que evolucionan rápidamente y que quedan pronto obsoletos. Esto implica, además de
los costes económicos, programas de migración de los doc.-e conservados para cuando sea
necesario.

La biblioteca híbrida debe contar con personal informático disponible en todo momento que se
encargue del mantenimiento de equipos, programas, seguridad informática, hardware,
reparaciones, etc. Además, se deberá contar con su asesoramiento para planificar todo lo
relativo a las infraestructuras informáticas. Eso no quita para que el bibliotecario tenga una
sólida formación en conocimientos informáticos.

5. CONCLUSIÓN

Para concluir, reseñamos que las funciones de la biblioteca no han cambiado


sustancialmente con la revolución tecnológica. Para adaptarse a los cambios, la biblioteca ha
ido cambiando sus herramientas y la forma de interactuar con el usuario. Así consigue ampliar
sus servicios, ayudada por el fenómeno de Internet.
Sin embargo, habrá que hacer frente a los problemas que la futura biblioteca digital ya
empieza a mostrar, sobre todo los relacionados con el alto coste que supone, la preservación, la
autentificación de usuarios, la seguridad informática y la legislación sobre derechos de autor.
Muchos de los aspectos relativos al desarrollo y mantenimiento de la biblioteca híbrida
deben contemplarse desde la Cooperación bibliotecaria, como práctica esencial para
poder soportar y hacer viable y eficaz la biblioteca que hoy en día se plantea.
1.14. los servicios VIRTUALES de la biblioteca. DESARROLLO Y
MANTENIMIENTO. REFERENCIAS INTERNACIONALES. SITUACIÓN
EN ESPAÑA

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

• Concepto Recurso
• Concepto Recursos sobre bibliotecas en la W

2. TIPOS DE RECURSOS

3. RECURSOS SOBRE BIBLIOTECAS EN LA W

• BD
• Portales verticales
• Organismos y asociaciones
• El Ministerio de Cultura
• Instituciones educativas
• Consorcios
• Revistas-e
• Listas de correo
• Datos estadísticos
• Normas
• Información legal

4. CONCLUSIÓN

• La Internet invisible
1. INTRODUCCIÓN

El concepto de Biblioteca es un concepto asentado que hoy en día adquiere una nueva
dimensión, viéndose afectada por la Sociedad del Conocimiento y las TI. Aparecen nuevos tipos
de doc, y se abren nuevas posibilidades en línea, que ofrecen un mayor alcance a la difusión de
su fondo y sus servicios.

La B. hoy aprovecha estas herramientas y tiene un espacio en Internet, desde el que sirve de
puerta de acceso a la info y ofrece sus servicios de forma virtual, acercándose a los conceptos
de B. Híbrida o B. Digital. Es conveniente aclarar estos conceptos, para no confundirlos, ya que a
veces se usan de forma indistinta.

 La Biblioteca digital, es aquella que dispone su colección en formato digital y la difunde


de forma organizada por medio de redes telemáticas. García Camarero y García Melero
proponen adaptar la definición de biblioteca de la norma ISO 5127 a lo digital, y la
definen como:

 colección organizada de documentos digitales para cuya consulta se precisa


infraestructura necesaria informática y de telecomunicaciones
 organismo o parte de él cuya función principal consiste en construir B. dig.,
mantenerlas, actualizarlas, y facilitar el usos de doc. dig. a los ususarios, contando
para ello con personal especializado.

 Biblioteca híbrida. Según Tomás Saorín, sería aquella que:


o Parte de una insti. B. que existe físicamente de forma organizada.
o Integra recursos tradicionales con rec. digitales, potenciando los primeros
más que reemplazándolos.
o Ofrece sus servicios de forma presencial y en línea
o La digitalización afecta tb a la gestión de los procesos.

Podemos decir que los Servicios Virtuales de la B. pueden encuadrarse en ambos conceptos,
aunque la realidad actual está más cerca de la B. Híbrida, que combina recursos tradicionales y
digitales y empieza a ofrecer cada vez más sus de servicios tb en línea, aprovechando las
opciones de las TI.

2. LOS SERVICIOS VIRTUALES DE LA BIBLIOTECA

 CONCEPTO

Centrándonos ya en ello, hemos de decir que son básicamente los Servicios tradicionales de
ésta, con los que satisface las nuevas necesidades informativas de los usuarios, que se ven
ampliados y ofrecen una mayor funcionalidad al desarrollarse a distancia y a través de Internet.

Por tanto, son:

 Préstamo (en sus dif. Modalidades)


 Info y Ref
 FU
 Extensión Bibliotecaria.

 ESPACIO
Estos servicios se ofrecen mediante el Sitio Web o mediante el Portal de la B., que es la
tendencia hacia la que se dirige la prestación de estos servicios.

Se entiende por Portal: "la página Web que ofrece contenidos y servicios organizados y
presentados de tal manera que facilitan la navegación y proporcionan al usuario una puerta de
acceso a la Red con un amplio abanico de opciones"

 DESARROLLO Y MANTENIMIENTO

Las Características que se han de perseguir en el desarrollo y mantenimiento de los Serv. son,
fundamentalmente:

· Agilidad y Rapidez del servicio


· Flexibilidad
· Operatividad
· interactividad
· personalización (tb diferentes perfiles de usuarios)
· Entorno fácil y amigable

 SERVICIOS VIRTUALES

Veamos qué Servicios se pueden ofrecer de forma virtual y cómo se amplían y desarrollan en
este medio:

PRÉSTAMO y ACCESO al doc

Contempla los dif. tipos de préstamo y el acceso directo a los doc-e en línea.
Se posibilita gracias a la consulta del OPAC en línea que permite ampliar sus servicios y
posibilidades, ofreciendo:

• Registros bgcos de los doc à con enlaces a otros registros relacionados, al doc-e a txt
completo, etc.
• Permite consultar otras fuentes bibliográficas en línea: BD, Sumarios, Índices,
Pasarelas temáticas,
• Permite guardar resultados de búsquedas y enviarlas por correo-e., etc...
• Se podrían incluir objetos multimedia en el catálogo...

La característica fundamental de este Opac es la Integración: en las búsquedas (permite buscar


simultáneamente en dif. fuentes) y la integración en los enlaces (permite acceder desde un
registro a otro, al doc.-e ...), y la integración en los servicios de información desde un único
punto à El Opac Portal o Ventanilla única.

Posteriormente se pueden realizar reservas, peticiones, renovaciones, etc. así como acceder a
los doc-e a txt completo.

El PI se ha visto muy beneficiado por las TI, simplificándose y haciéndose más eficaz. Con la
creación de Cat. colectivos en línea, se integran las colecciones de dif. B. (asociadas en redes o
consorcios).

SERVICIOS DE REFERENCIA VIRTUALES


Es un servicio que se amplía enormemente.
Comprende entre otros:
- Info bgca puntual que solicita el usuario à mediante correo-e, formularios web, chat, etc.
- Servicios de alerta y DSI à mediante listas de distribución, correo-e personales, etc.
- Servicios de Info no bgca como p.e à Info de la Comunidad la comunidad a la que
pertenece, en las BP
- Guías temáticas de rec-e à elaboradas por la biblioteca, anticipándose a la petición del
usuario

Las herramientas para llevarlos a cabo pueden ser: correo-e, formularios, foros, chat,
videoconferencias, etc, en incluso tb a través de los tfnos. Móviles (wap)
Es conveniente conocer cada una para utilizarlas en función del tipo de pregunta o servicio.
Hemos de saber que el correo-e es el más sencillo, permite agrupar a usuarios (listas de correo),
ofrece mensajes cortos, rápidos, "abierto las 24 h. Dia" pero son asíncronos. Es útil para
preguntas de respuesta rápida y para Servicios de aleta y DSI.
Los formularios son tb sencillos y tienen características similares (aunque son individuales)
El Chat es sencillo pero necesita un software especial, mantiene una comunicación síncrona y
puede ser interesante para una entrevista con el usuario con objeto de acotar la consulta.
Las Videoconferencias serían ideales para esta entrevista de referencia, pero consumen mucho
ancho de banda.
Existen 2 modalidades más novedosas: el MOO's y el Web Contact center

Los MOO's (multi-user object oriented = objeto orientado a multiusuarios ¿no ASUN?) à
proceden de los videojuegos en tiempo real, y ofrecen salas virtuales para varios usuarios, con
enlaces de interés comentados. Puede ser muy útil en BU, como salas temáticas para
investigadores donde pueden ponerse en contacto, recoger y solicitar info a través de la B.
El Web Contact Center permite catear o mantener una conversación mientras se ofrece y
comparte info. Es una herramienta que se está probando en algunas BU US y se utiliza para el
Question point de la LC.

La IFLA ha desarrollado unas RECOMENDACIONES para el desarrollo y mantenimiento de los


Ser Vir Ref. Expone:
Recomendaciones Generales (contestar siempre, un tiempo corto de respuesta, el trato amable,
un tipo de vocabulario adecuado...) Sobre el contenido (especifica sobre la estructura de un
mensaje por correo-e) y sobre medios como el chat o foro (alude a la identificación del
bibliotecario y usuarios, tiempos medios por consulta, etc).

Tb podemos mencionar el El Virtual Refernce Desk (VRD) à Dedicado a la investigación sobre


estos servicios.

FORMACIÓN DE USUARIOS se dirige en varios sentidos:

El conocimiento de la B, y el funcionamiento de servicios, etc, en el espacio físico y digital.


La alfabetización informacional (la adquisición de técnicas y habilidades documentales, para
buscar y recuperar la info. pertinente según sus necesidades, evaluando su validez, y
comprendiendo su sigdo)
Ejemplos de FU virtuales pueden ser:
Guías-e, Tutoriales en línea, demostraciones virtuales sobre el funcionamiento del OPAC, visitas
guiadas virtuales etc.

EXTENSIÓN BIBLIOTECARIA

Son actividades que acercan la B a aquellos que no pueden acceder a ella; actividades que
fomentan la lectura y la cultura (Extensión cultural); y actividades que promocionan la B, en la
comunidad a la que sirve.
El propio portal de la B, la acerca más que nunca a sus usuarios, ofreciendo sus servicios a
distancia (siempre que puedan disponer de conexión a Internet);
Tb se pueden desarrollar exposiciones virtuales, concursos literarios-e, semanas temáticas,
servicios de orientación a la lectura, videos, etc.
Respecto a la promoción de la B., podemos destacar: la campaña @yourlibrary, de la ALA, para
ayudar a todo tipo de Bibliotecas a desarrollar sus propias campañas.
Tb se pueden incluir enlaces en todas las web oficiales de los dif. agentes sociales de la
comunidad, etc.

 LOS USUARIOS Y LOS BIBLIOTECARIOS

Hemos de decir que estos usuarios virtuales deberán contar con acceso identificado, y la B.
utilizará estrategias de MK para conocerles, atraerles y satisfacerles.

El bibliotecario que desarrolle y mantenga estos servicios ha tener habilidades y técnicas


documentales en el ámbito digital, para poder encargarse de su gestión. Ha de adaptarse a este
medio, y ser un profesional de la información, que la sepa buscar, recuperar, organizar tb crear,
en formato-e.
Para ello, serán necesarios programas de formación continua en los que se podrán utilizar tb
soportes-e (listas de correo profesionales, boletines-e, formación a distancia, etc.)

3. REFERENCIAS INTERNACIONALES

En los países más desarrollados US, CAN, y Europa, las B. han creado Websites y portales en los
que ofrecen sus servicios, en consonancia con la B Híbrida y Digital, aunque es cierto que en los
países anglosajones es donde este tipo de servicios alcanzan un mayor desarrollo.

Podemos destacar los Servicios virtuales de algunas B.

 BIBLIOTECAS PÚBLICAS

BP DE NY

- Ofrece todo tipo de recursos y muchos servicios en inglés y español.


- Biblioteca de Braille
- Préstamo, desde cuentas personalizadas para cada usuario donde puede ver el estado de
sus peticiones, etc.
- servicios de referencia virtuales, como: Pregunte al bibliotecario (chat, mail, en vivo:
Servicio coop. 24h.)
- Programas de alfabetización y alfabetización informacional
- Exposiciones virtuales
- Colecciones digitales
- Espacio especializado para niños, con su propio OPAC y multitud de recursos
- Una Librería
- etc

LA BP DE PHOENIX

Se trata del portal de un consorcio de 13 bib con acceso individual a cada una
Ofrece servicios similares a la anterior, con portales especializados para niños, jóvenes,
empresarios y 3ª edad. los recursos que la Web nos ofrece sobre bibliotecas, un tipo de
documentos muy interesante son las BD. La mayoría de estas BD son el resultado de convertir
los repertorios bibliográficos tradicionales en papel en productos electrónicos. Éstos se suelen
comercializar simultáneamente en varios formatos, diskette, CD-ROM y por supuesto on-line, a
través de Internet.
 BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS

Son las B que antes han desarrollado estos servicios, ya que las necesidades de info. de sus
usuarios son mayores.
Existen numerosos ejemplos servicios virtuales, estando más desarrollados los servicios info.
bgca especializada à catálogos, BD, alertas, DSI, acceso txt completo...)
Podemos destacar quizá: BU Standford, UCLA, Yale, Columbia, Cambride, Harvard...
Destacamos la iniciativa del director de la BU Stanford para llevar a cabo una actividad
cooperativa con las diferentes BU de US, para desarrollar "Portales temáticos" en colaboración
con Colegios, Institutos de Investigación y Asociaciones profesionales para abarcar y poner en
común de forma digital, info y servicios sobre una disciplina, a través de la Cooperación
bibliotecaria.

 BIBLIOTECAS NACIONALES

Destacamos los servicios que ofrecen LC y BL que se asemejan bastante:


Diversas herr. de búsqueda bgca, espacios especializados para investigadores, empresarios,
padres y niños
público en general y bibliotecarios y profesionales de la información (que ofrece catálogos
especializados, PI en línea, etc). Tb ofrecen una librería en línea, exposiciones permanentes e
itinerantes, etc.

4. SITUACIÓN EN ESPAÑA

En España se ha tardado algo más en ofrecer este tipo de servicios, que en la actualidad están
más desarrollados en las BU y poco a poco se van utilizando en las BP.

Respecto a las BU, están bastante avanzados en prácticamente todas:


BU UCM, Carlos III, UA, B del UPC, etc...

Las BP comenzaron a ofrecer info sobre la B y sus servicios físicos, y actualmente incluyen los
virtuales de forma paulatina. Algunas ofrecen uno o varios de entre los siguientes:
- Catalogo (propio, cat. col p.eà Col de BPE),
- Préstamo (renovación y reservas)
- Servicios de referencia, como:
El servicio cooperativo "Pregunte..." proyecto cooperativo del MEC y las CCAA (gestionado
actualmetne por la BRM), a través de un formulario al que responden en un plazo máx. de 3
días.
La biblioteca responde es un servicio de referencia electrónica de ámbito autonómico
especializado en temática andaluza. Está coordinado por la Biblioteca de Andalucía y en él
participan las principales BP, y centros universitarios de la CCAA.
- Servicios de Info. Local
- Concursos literarios, guías de lectura, etc.
Destacamos: la BR Murcia, BP Valladolid, BP Tarragona, BP Gerona...

La BNE à Ofrece en su web, además de info. sobre la BN, los siguientes servicios virtuales:
- Catálogo Ariadna (registros en dif. formatos)
- CCPP
- Directorio de Bibliotecas Españolas
- Exposiciones virtuales (p.e. Goya)
- Recursos de interés bibliotecario, etc.
5. CONCLUSIÓN

La B. en nuestros días, gracias a las nuevas necesidades y oportunidades que han generado las
TI, se entiende más que nunca como un organismo : dinámico, abierto a los ciudadanos y
orientado a sus usuarios.

Por ello, amplía su difusión y servicios gracias a Internet, pero se enfrenta a problemas como el
gran coste eco. que supone, la nueva legislación sobre Propiedad Intelectual que está por llegar,
y la conservación de la información-e, entre otros.

El éxito vendrá sin duda de la mano de la actuación cooperativa, pieza clave para que la B.
pueda satisfacer las necesidades informacionales de los usuarios y sea una puerta de acceso a la
información, la educación y la cultura para los ciudadanos.
1.15.LA BIBLIOTECA DIGITAL. DESARROLLO Y MANTENIMIENTO.
SITUACION EN ESPAÑA. LA DIGITAL LIBRARY FEDERATION. LOS
ESTANDARES DE LA LIBRARY OF CONGRESS. EL comité DE
ASUNTOS DIGITALES (CDI) DE LA CONFERENCIA DE DIRECTORES
DE BIBLIOTECAS NACIONALES (CDNL).

ESQUEMA

1. DEFINICION
2. OBJETIVOS
3. SERVICIOS
4. DESARROLLO
a. Selección y recepción de documentos digitales
b. Obtención material del documento digital
c. Conversión de documentos impresos

5. MANTENIMIENTO
a. Necesidad de conservación
b. Organización del depósito digital

6. SITUACION EN ESPAÑA
7. LA DIGITAL LIBRARY FEDERATION
8. LOS ESTANDARES DE LA LIBRARY OF CONGRESS
9. EL COMITÉ DE ASUNTOS DIGITALES (CDI) DE LA CDNL
10. CONCLUSION
1. DEFINICION

La biblioteca digital es una colección de documentos seleccionados según unos criterios definidos
por la función de la biblioteca y por el perfil de sus usuarios, conservados en un depósito y
sometidos a un proceso de descripción y organización con objeto de permitir su recuperación a
partir de su autor, su título y su contenido. Además de un nuevo documento con sus
peculiaridades de preservación, y la posibilidad de acceder a través de la red telemática a
información en documentos no conservados en la biblioteca, y el acceso al usuario a través de la
red sin presencia física.

La biblioteca digital es un organismo encargado de seleccionar, adquirir, controlar


bibliográficamente, almacenar, conservar y poner a disposición de los usuarios una colección de
publicaciones electrónicas.

2. OBJETIVOS

• Permitir la entrada de documentos electrónicos e información digital no conservada en


la biblioteca.
• Permitir el tratamiento y la recuperación.
• Garantizar la conservación y la legibilidad de los documentos electrónicos en futuros
sistemas informáticos.
• Suministrar información digital en pantalla sin que el usuario manipule el documento.

Según las “Pautas del Consejo de Europa y EBLIDA sobre legislación y política bibliotecaria en
Europa”, se debe garantizar el libre acceso a las publicaciones digitales en línea a los ciudadanos
y su utilización gratuita, asegurar la existencia de condiciones jurídicas y financieras que
respalden la consulta de información en cualquier soporte y por cualquier medio que se
distribuya a la sociedad a través de las bibliotecas. Dichas bibliotecas deben ofrecer puntos de
acceso en los que se presten la asistencia y orientación adecuadas para permitir una utilización
independiente de las redes de información, respetando los derechos de los usuarios, incluidos los
relativos a la confidencialidad e intimidad.

3. SERVICIOS

Los procesos o servicios de la biblioteca o colección digital se estructuran en torno a las


siguientes actividades: desarrollo de las colecciones, catalogación, organización y conservación
del depósito digital y servicios bibliotecarios.

No hay mucha diferencia entre la biblioteca convencional y la electrónica salvo la naturaleza de


la información y las características de los documentos que inciden en la realización de los
procesos y en la prestación de sevicios. De hecho una biblioteca digital no es otra cosa que un
sistema de comunicación más importante, general y desarrollado dentro de otro gran sistema de
comunicación (internet) cuyos recursos y publicaciones pretende organizar para facilitar su
consulta por sus usuarios de dicha red de ordenadores y telecomunicaciones.

Los tipos de documentos que constituyen los fondos de una biblioteca digital tienen en común
que la información que contienen está almacenada en un soporte magnético u óptico codificada
de forma digital, ya sea textual, icónica fija o en movimiento, sonora o una combinación de
todas ellas dando lugar a la denominada información multimedia. Pueden ser producidos,
distribuidos y comercializados en soportes físicos o accedidos y consultados a través de las redes
de ordenadores y de telecomunicaciones.

4. DESARROLLO

El desarrollo se basa en 3 etapas:

• Selección y recepción de documentos digitales:


La biblioteca digital seleccionará las publicaciones electrónicas conforme a su política de
adquisiciones y a sus criterios de evaluación. Los principales proveedores serán las editoriales,
librerías y otras bibliotecas digitales disponibles en las redes telemáticas, o particulares que
donan obras propias producidas electrónicamente u obras ajenas que han digitalizado, o
reconversión de los propios fondos impresos.
Son dos las actividades que se deben realizar para la adquisición de los fondos digitales: la
selección y localización de contenidos, y la recepción y tratamiento informático del documento
electrónico correspondiente.
Las formas de adquisición son similares a las bibliotecas convencionales: compra, canje y
donación. Además del depósito o archivo legal, canje y donativo de publicaciones dada la
facilidad degeneraión y transferencia de los materiales digitales. En el canje, las bibliotecas
digitales suscriben un convenio de canje, se intercambian direcciones, autorizaciones y
contraseñas que permitan el acceso gratuito y recíproco a algunas publicaciones electrónicas
editadas o producidas por la propia biblioteca. En los donativos, conviene promover las
donaciones de particulares e instituciones correspondientes a publicaciones tradicionales
digitalizadas por ellos así como de materiales bibliográficos nuevos elaborados electrónicamente,
y se dejará constancia del donante en el documento y en los metadatos correspondientes.

• Obtención material del documento digital:

Las unidades dedicadas a la adquisiciones digitales también tendrán que llevar a cabo tareas
relacionadas con la obtención material del documento como son la transferencia de ficheros
informáticos, la conversión de su contenido al entorno operativo y a los procesadores utilizados
por la biblioteca y el almacenamiento en las unidades de discos magnéticos o repositorios. Otras
funciones serán propias de un administrador de sistemas informáticos como la gestión de
direcciones IP, las palabras de paso, la definición de perfiles que permitan recibir servicios de
valor añadido de algunos proveedores y la obtención de estadísticas de utilización. El
bibliotecario deberá trabajar en colaboración con los técnicos de sistemas informáticos y con los
encargados de la organización, matenimiento y conservación del repositorio digital hasta el
punto de que se podrán entremezclar sus funciones.

• Conversión de documentos impresos:

Los criterios de selección de los documentos a digitalizar y la gestión de la digitalización es más


propia de una colaboración entre las unidades encargadas de los servicios al público, la
preservación y conservación y la difusión y extensión cultural, su resultado pasará a formar
parte de la colección digital puesta a disposición de los usuarios.

5. MANTENIMIENTO

Para el mantenimiento de la biblioteca digital se necesita un control bibliográfico. Hay dos


tendencias:

• integrar los documentos en el contexto de los restantes materiales,


• tratarlos de manera diferenciada.

Por otra parte, las técnicas de descripción e indización de todo tipo de publicaciones están
suficientemente contrastadas.

La necesidad de conservación de los documentos digitales procede de su naturaleza propia, de


las prácticas del sector editorial y del entramado de la biblioteca científica.

La organización del depósito digital dependerá, entre otros factores, del tamaño o volumen
de las publicaciones en línea. En los repositorios con un nº relativamente pequeño de
documentos pueden estar almacenados en el mismo disco físico que la BD bibliográfica; las
colecciones digitales de tamaño medio pueden estar albergadas en discos físicos diferentes de
un mismo sistema informático y las grandes bibliotecas digitales pueden necesitar dedicar un
ordenador servidor a depósito digital que estará comunicado con el que tiene la BD bibliográfica.
En todos los casos consideraremos que la BD referencial debe estar separada de la que alberga
los documentos. La relación entre una y otra se llevará a cabo mediante un puntero,
presumiblemente la dirección electrónica (unidad de disco, sector y pistas) en la que está
ubicada la publicación a la que se quiere acceder. Este puntero figurará en el registro
bibliográfico o en el de fondos y localizaciones.

Proyectos de depósitos digitales:


NEDLID (Networked European Deposit Library –National Library o Netherlands).DSP
(Digital Service Project –National Library of Australia).National Library of Canada
Electronic Collection.CAMILEON (University of Michigan).LOCKSS (Lost Of Copies Keep
Stuff Safe).CEDARS (Curl Exemplars for Digital Archives).

6. SITUACION EN ESPAÑA

Existe una gran actividad en relación con la puesta en marcha de proyectos sobre
bibliotecas digitales. Gran parte de estos proyectos, nacionales e internacionales, se
centran en hacer accesibles documentos electrónicos.

Las bibliotecas nacionales son una de las instituciones que más están apostando por el
desarrollo de colecciones electrónicas. También encontramos proyectos, que son colecciones
de textos generales, que parten con frecuencia de la idea de conseguir una biblioteca
universal. Además, encontramos bibliotecas tradicionales que han potenciado sus servicios en
línea.
A continuación describiremos algunos de estos proyectos.

En ESPAÑA los proyectos de bibliotecas digitales presentan, según Magán, algunas


carencias, por ejemplo, en cuanto a financiación por parte de las administraciones, lo que
indudablemente afecta a estos proyectos de bibliotecas digitales. Aún así, las bibliotecas
están dedicando parte de sus presupuestos a proyectos de este tipo. Esta insuficiencia de
financiación provoca que los proyectos carezcan de continuidad y están muy limitados.

Con respecto a proyectos concretos, hay que mencionar el proyecto de digitalización de la


BNE. El nombre de este proyecto, iniciado en 1995, es “Memoria Hispánica”. Su antecedente
más inmediato fue ADMYTE en 1992, un proyecto de digitalización de 63 incunables para su
edición en CD-ROM. El acceso a los fondos digitalizados de la BNE está disponible a través de
la consulta del catálogo Ariadna, que puede ser consultado en la web.

El de la BNE no es, sin embargo, el proyecto más importante en lo que a bibliotecas digitales
se refiere. La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, inaugurada en julio de 1999, es un
ambicioso proyecto de edición digital del patrimonio bibliográfico, documental y crítico de la
cultura española e hispanoamericana. Este proyecto se inició en 1999 por iniciativa de la
Universidad de Alicante y el BSCH. El catálogo de esta biblioteca aspira a recopilar las obras
más destacadas de la tradición literaria española e hispanoamericana, y ofrecer todo tipo de
recursos relacionados con el tema (por ejemplo, tesis doctorales, foros de debate, etc.)

La biblioteca de la UCM, en colaboración con la Fundación Ciencias de la Salud y los


Laboratorios GlaxoSmithKline, también ha emprendido un proyecto de biblioteca digital, la
Biblioteca Digital Dioscórides, cuyo principal objetivo es ofrecer acceso público a un fondo
bibliográfico histórico de gran valor para la historia de la ciencia y de las humanidades. En la
fase inicial de este proyecto se digitalizaron los fondos pertenecientes a Ciencias de la Salud
entre los siglos XV y XVIII, existentes en la biblioteca de la universidad. Todas las disciplinas
que han configurado la universidad actual están representadas.
La consulta de los fondos de Dioscórides pude realizarse desde el catálogo de la biblioteca de
la UCM, Cisne, o directamente sobre el catálogo de libros digitalizados. El lector, tras la
consulta y posterior acceso al libro (en modo imagen) puede recuperar las partes
diferenciadas de los libros: encuadernación, preliminares, páginas, láminas, etc. La Biblioteca
Digital Dioscórides permite recuperar de forma independiente las láminas o grabados de los
libros digitalizados.

Existen innumerables proyectos de bibliotecas digitales a menor escala, procedentes


de bibliotecas más pequeñas, locales o incluso privadas que desean poner a disposición de los
interesados sus fondos más destacados, curiosos o antiguos. Ejemplo de ello es la Biblioteca
del Ateneo de Madrid y su proyecto ACLAMA.

7. LA DIGITAL LIBRARY FEDERATION

La Digital Library Federation es un consorcio de bibliotecas fundado en 1995 que


promueve el uso de las tecnologías de información electrónica para ampliar las
colecciones y servicios de las bibliotecas.

A través de sus miembros, la DLF se dedica a:

• la identificación de estándares para colecciones digitales y redes de acceso

• la coordinación de actividades de investigación y desarrollo en el uso de


tecnologías de información electrónica por parte de las bibliotecas

• iniciar proyectos y servicios que las bibliotecas necesitan pero no pueden


desarrollar individualmente.

La DLF ofrece a las bibliotecas que forman parte del consorcio liderazgo y apoyo en la
investigación y desarrollo de estándares y en los nuevos proyectos que esas bibliotecas
inician. También ofrece listas de correo, para informar del desarrollo de los proyectos e
intercambiar experiencias, bases de datos en línea que dan acceso, a través de la web de la
DLF, a colecciones digitales, documentación sobre la biblioteca digital, etc.

Por otra parte, las iniciativas de la DLF van cambiando según las distintas necesidades,
ya que cuando los proyectos van realizándose la DLF inicia y apoya otros, de esta manera
promueve la experimentación y el cambio en el terreno de la biblioteca digital.

La DLF divide sus objetivos en seis áreas de trabajo:

• Arquitectura, tecnologías, sistemas y herramientas de la biblioteca digital:


puesta en funcionamiento de la biblioteca digital cubriendo todos los aspectos
técnicos que conlleva.

• Colecciones digitales: desarrollo de colecciones digitales haciendo un uso


óptimo de las NTIC
• Uso y servicios al usuario: compromiso con las comunidades de usuarios para
así construir colecciones y servicios mejores y más útiles.

• Conservación digital: apoyar iniciativas relacionadas con la preservación digital

• Estándares: adopción de estándares que garanticen una accesibilidad universal


a los documentos y que simplifiquen su recuperación.

• Papel y responsabilidades institucionales de la biblioteca digital del siglo XXI:


proporcionar datos sobre el contexto organizativo, financiero y legal en el que
las bibliotecas digitales están apareciendo

La DLF ya ha evaluado sus acciones y logros con un informe que abarca desde 1995-2001.
En él la DLF expone los logros conseguidos en la consecución de sus objetivos. Uno de los
campos donde se ha desarrollado un mayor trabajo es en el desarrollo de herramientas y
servicios que mejoren el intercambio de colecciones digitales y el acceso a las mismas.
Además, desde la DLF se han desarrollado numerosos programas con distintas instituciones,
como la Library of Congress, para la conservación digital, y también para el desarrollo de la
biblioteca del siglo XXI.

8. LOS ESTANDARES DE LA LIBRARY OF CONGRESS

La Library of Congress está llevando a cabo un enorme esfuerzo en lo referente a la creación


y desarrollo de bibliotecas digitales y proyectos de digitalización. Comenzó con el proyecto
American Memory, que posteriormente se ha integrado en el National Digital Library
Program, en el que participan diferentes bibliotecas y archivos americanos. El NDLP trabaja
para la digitalización de materiales importantes para la historia de USA y para hacer
accesibles en línea esos materiales a usuarios de todo el mundo.

American Memory, el “buque insignia” del NDLP, ofrece más de 100 colecciones de
documentos digitales (fotografías, textos...), todos ellos referentes a la historia y cultura
estadounidenses.

La Library of Congress inició, además, en 2002 el servicio “Ask a Librarian” (“Pregunte a un


bibliotecario”) que pone en contacto directo a los bibliotecarios referencistas con los
investigadores y usuarios remotos de la biblioteca. Además, ha iniciado el MINERVA Web
Preservation Project, un programa para reunir y conservar el gran número de documentos
primarios creados en formato digital. A través de este proyecto se estudian métodos para
evaluar, seleccionar, catalogar y conservar estos materiales.

Para apoyar sus colecciones digitales, la Library of Congress utiliza diferentes estándares,
además, participa en la producción y mantenimiento de estándares para otras bibliotecas
digitales. En cuanto a la descripción bibliográfica, entre los estándares de la Library of
Congress podemos mencionar:

• Formatos MARC21, que surgen de la “armonización” del USMARC y el


CAN/MARC, por tanto, en el mantenimiento de estos formatos trabajan la Library of Congress
y la Biblioteca Nacional de Canadá.

• MARC XML, que permite trabajar con MARC 21 en una estructura XML.
La Library of Congress también ha desarrollado estándares para bibliotecas digitales, por
ejemplo METS (Metadata Encoding and Transmission Standard), un estándar para
codificar metadatos descriptivos, administrativos y estructurales.

También ha desarrollado estándares para la recuperación de la información, entre ellos sin


duda hay que mencionar el protocolo Z39.50, que se ha convertido en una herramienta de
enorme trascendencia para la búsqueda en bases de datos remotas y para el intercambio de
información.

9. EL COMITÉ DE ASUNTOS DIGITALES DE LA CDNL

Por último, vamos a referirnos a la labor realizada por la Conferencia de Directores de


Bibliotecas Nacionales en cuanto a la digitalización y a las bibliotecas digitales. La CDNL
estableció el Comité de Asuntos Digitales (CDI) para promover acciones en beneficio de
las actividades principales de las bibliotecas nacionales en el mundo digital. Los miembros de
este comité pertenecen, entre otras, a la Library of Congress, a las Bibliotecas Nacionales de
Australia y Canadá, a la British Library, etc.

El CDI nació en 2001, en el encuentro de la CDNL en Boston, fruto de la unión de dos


grupos de trabajo de la CDNL, uno dedicado a la conservación digital, y el otro dedicado a
identificadores continuos (persistent identifiers). El CDI es una plataforma para
intercambiar información y promover la cooperación en la investigación sobre
asuntos digitales. El programa de trabajo del CDI se centra en las políticas, la organización,
los aspectos técnicos y las prácticas que se llevan a cabo en el entorno digital.

El CDI se divide en tres grupos de trabajo:


• Conservación Digital
• Estándares Bibliográficos
• Acuerdos de Depósito (Deposit Agreements).

Los objetivos de dos de estos grupos (Conservación Digital y Estándares Bibliográficos) se


solapan con la iniciativa ICABS (IFLA-CDNL Alliance for Bibliographic Standards), por tanto
se ha realizado una propuesta para unir ambos programas, y las actividades del CDI se
irán transfiriendo paulatinamente a la iniciativa ICABS.

10. CONCLUSIÓN

Las bibliotecas y también, por tanto, las bibliotecas digitales están sufriendo actualmente una
enorme transformación. Además, los primeros proyectos iniciados en torno a la biblioteca
digital están dando sus frutos, y las instituciones y organizaciones están redefiniendo sus
objetivos en torno a la biblioteca digital.

Viendo todos los avances que se han hecho en este terreno, podemos augurar que la
biblioteca digital y sus servicios, la información electrónica y las tecnologías informáticas
serán parte de la infraestructura de la biblioteca, como por ejemplo lo son hoy en día los
catálogos. También podemos pensar que una de las características de la biblioteca digital
será la continua experimentación, puesto que esa también es una característica de las
llamadas nuevas tecnologías.
1. 16. FORMACION DE USUARIOS. SERVICIOS DE EXTENSION
BIBLIOTECARIA.

1. INTRODUCCIÓN

- Concepto
- Formación de Usuarios
- Extensión Bibliotecaria
- Centros de aprendizaje no formal

2. LA FORMACIÓN DE USUARIOS

- Concepto y evolución
- Objetivos generales y específicos
- Planificación (etapas)
- Nuevos retos en el s. XXI
- Ejemplos destacados

3. SERVICIOS DE EXTENSIÓN BIBLIOTECARIA

- Concepto
- Tipos:
o 1º Grupo
o 2º Grupo

- Otras actividades:
o Animación cultural y promoción de la lectura
o Difusión y promoción

- Planificación (etapas)

4. CONCLUSIÓN
1. INTRODUCCIÓN

Las bibliotecas son instituciones orientadas a satisfacer las necesidades de información de


sus usuarios. Genéricamente, han de trabajar por el desarrollo de la sociedad y de la persona,
y en ello han de basar sus servicios, entre los que destacan: el préstamo (personal,
interbibliotecario o colectivo), el servicio de información y referencia, la formación de usuarios y
la extensión bibliotecaria.

La IFLA declaraba en el Manifiesto de Inter. de la Haya (2002), en relación a la Sociedad de la


Información en la que vivimos inmersos en la actualidad, que la Biblioteca ha de ofrecer
Formación a sus usuarios, y un entorno adecuado en el que puedan usar libremente y de forma
confidencial, las fuentes de información y servicios que hayan escogido.

Por otro lado, la Biblioteca ha de tener un papel activo. Por ello, no sólo ha de ofrecer los
mejores servicios posibles a los que la frecuentan, sino que ha de salir al encuentro de quienes
no pueden utilizar o la desconocen, actividad centrada en la Extensión bibliotecaria.

Con todo ello, y recordando el Manifiesto de Oeiras del Plan de trabajo PULMAN para la e-Europe
del 2003, podemos establecer que estos servicios son fundamentales para que las Bibliotecas
desarrollen su papel como centros de aprendizaje no formal, ofreciéndolos especialmente a
aquellos que corren el riesgo de ser excluidos social o digitalmente.

2. LA FORMACIÓN DE USUARIOS

CONCEPTO y EVOLUCIÓN

Para Leticia Sánchez-Paus, la Formación de usuarios es un servicio de la biblioteca sobre sí


misma y sus recursos, cuyo objetivo es conseguir la máxima utilización por parte de los
usuarios, enseñándoles las técnicas bibliotecarias, bibliográficas y documentales para que
encuentren y recuperen la información pertinente para ellos.

La Formación de usuarios se engloba dentro de los servicios a los lectores, y camina de la


mano de los servicios de información y referencia, por lo que normalmente es el bibliotecario
referencista el que se encarga de ella.

Tradicionalmente, la formación de usuarios se ha entendido como dar a conocer el uso de la


biblioteca y sus recursos. Había sido casi siempre una instrucción bibliográfica, que tenía como
fin el aprovechamiento óptimo por parte del usuario.

Pero en nuestros días, los individuos necesitan conocer y saber usar las bibliotecas, y además,
dominar las habilidades y estrategias para obtener y usar la información, lo que implica
conocer la fuentes y técnicas adecuadas para su obtención. Esto se debe, según Paulette
Bernhard (2002):

• al crecimiento exponencial de la info.


• a una economía basada en los servicios y NT, en la que se demandan personas capaces de
buscar información y evaluarla
• y a la multiplicidad de soportes y formas de acceso,
OBJETIVOS

Partiendo del conocimiento de las dificultades del usuario, se pueden establecer como objetivos
generales de la Formación de usuarios:

• Conocer qué es una Biblioteca y para qué sirve.


• Familiarizarse con los distintos tipos de Bibliotecas
• Servir al usuario de base para su autoeducación y formación
• Conocer y utilizar correctamente los distintos tipos de información

Los objetivos específicos serían, entre otros:

• Conocer los servicios de la biblioteca y su uso


• Conocer la colección, sus secciones y sus sistemas de ordenación
• Conocer la función y manejo de los catálogos, sabiendo interpretar los registros para la
locación del documento
• Utilizar los instrumentos de recuperación de información en fuentes impresas (sumarios
e índices) y los mecanismos de búsqueda en las fuentes digitales y en línea
• Identificar y valorar las fuentes y la idoneidad del documento, con sentido crítico

2.1 PLANIFICACIÓN

La Formación de usuarios ha de planificarse para obtener mejores resultados. Las etapas


que pueden seguirse son:

1º Conocer la tipología de los usuarios e identificar sus necesidades.

2º Establecer los objetivos, en función de los recursos que se disponen

3º Elegir un modelo adecuado de formación. Los diferentes modelos que existen son:

- Modelo de contacto directo, que requiere la presencia física del formador, y


puede ser personalizado, o dirigido a un grupo. Ejemplos de ello son las visitas
guiadas, presentaciones en vídeo, cursos de instrucción bibliográfica, etc.

- Modelo de contacto indirecto, que no requiere la presencia del formador y se


realiza a partir de:
 Material impreso (señalización, guías, etc)
 Material multimedia, (mediante software específico, si es presencial) o
(mediante la web de la biblioteca, si es a distancia. Estos materiales pueden
incluir información sobre los recursos y usos; tutoriales sobre el manejo del
opac, bd, fuentes en línea, etc.)

4º paso en la planificación sería: desarrollar métodos de instrucción, que pueden ser


de 3 tipos, según Svinicki y Schwartz, en función del grado de participación del usuario:

 de Instrucción directa (que parte del bibliotecario),


 de instrucción Indirecta (autónoma del usuario)
 de instrucción semidirecta (combinación de ambas).

5º Temporalizar las actividades (Calendario)

6º Evaluarlas de forma válida y fiable para identificar los fallos y subsanarlos.

2.2 LOS CURSOS DE FORMACION.


• Cursos de Iniciación: tienen como objetivo enseñar al usuario a manejarse en la
biblioteca, localizar los fondos, utilizando los catálogos. En la BN se realizan los
siguientes cursos informativos en 2006:
“Introducción a la BN”, “Introducción a la consulta del catálogo automatizado de la BN”.
• Cursos de Profundización: necesitan un curso de iniciación previa. Deben enseñar a
manejar las fuentes de información de la biblioteca. En la BN, durante 2006, se realizan
cursos como “Introducción a la consulta de los recursos electrónicos disponibles” y
“Introducción a las colecciones de referencia disponibles en libre acceso”.

2.3 LOS NUEVOS RETOS DE LA FORMACION DE USUARIOS EN EL S. XXI

Por las características de la Sociedad de la Información, la Formación de usuarios en las


bibliotecas tiende hacia la alfabetización digital, que consiste en adquirir las técnicas y
habilidades necesarias para la utilización de cualquier herramienta documental en un entorno
informatizado. Así, los usuarios serán capaces de recuperar los documentos pertinentes según
sus necesidades, evaluando su validez, y comprendiendo su significado. La alfabetización digital
debe ser una constante en el día a día del bibliotecario, de forma que los usuarios pierdan el
miedo a las tecnologías y sean así autosuficientes.

Por otro lado, se perfila también el uso de la Web de la biblioteca como puerta de acceso e
instrumento de formación a distancia.

2.4 EJEMPLOS DESTACADOS

En España: En las BP existen programas específicos para niños, jóvenes, adultos y tercera edad.
Podemos hablar del Programa Informar IX (FGSR) y el Programa Uso inteligente de
Internet de la BR de Murcia.
En las BU destacan las visitas guiadas, cursos específicos como los de la Universidad Politécnica
de Cataluña, formación en el apoyo de trabajos académicos y la autoformación a través de los
portales web de la B.

A nivel internacional, destaca la formación integrada dentro de las asignaturas de los


cursos universitarios, con créditos o no, que se llevan a acabo en las Universidades de USA,
Canadá y GB.

3 LOS SERVICIOS DE EXTENSIÓN BIBLIOTECARIA

3.1 CONCEPTO

Son servicios que acercan la biblioteca a aquellos que no pueden acceder a ella. En este
sentido engloba unas actividades y medidas para paliar las barreras físicas, geográficas,
sociales, etc. que impiden o dificultan el acceso a la cultura y la información de grupos de
población.

Por otro lado, abarcan servicios de Promoción de la lectura, y de Difusión y Promoción de


los servicios bibliotecarios entre los usuarios potenciales.

3.2 TIPOS

Teniendo en cuenta a Aurora Caballero Garrido, podemos dividir la Extensión Bibliotecaria en 2


grupos:

• 1º grupo – Servicios que intentan llegar a todo tipo de usuarios, pero que no llegan a
formar una biblioteca con carácter autónomo. Son:
• Las bibliotecas sucursales, creadas para usuarios residentes en zonas alejadas de
la biblioteca central.

• Las bibliotecas móviles, que en España adoptan normalmente la forma de


Bibliobús. El interés por éste ha llevado a la realización de un estudio sobre “El
servicio de Bibliobús en España”, y a elaborar unas Pautas de actuación.
En otros países, el Bibliobús adopta otras formas más particulares: desde lanchas en
Sudamérica hasta camellos en Kenia.

• El Préstamo colectivo, que consiste en prestar a una comunidad lotes de libros,


como el envío a residencias y centros hospitalarios sin biblioteca, exposiciones, etc.

• El Préstamo por correo, especialmente a ancianos con dificultad de movimiento y


a poblaciones rurales sin servicios de este tipo

• 2º grupo - Servicios para usuarios con necesidades especiales, y que sí constituyen


auténticas bibliotecas. Son:

• La biblioteca rural, que recordando el Plan de bibliotecas de María Moliner, afecta a


poblaciones rurales pequeñas.

• Las bibliotecas de hospitales, se centran en ofrecer sus servicios a pacientes y


familiares, especialmente a los primeros para ayudarles en su recuperación, lo que
se conoce como “biblioterapia”.
En 1990, el Convenio de Cooperación Cultural entre el MEC y el Ministerio de
Sanidad y Consumo, estableció la creación de bibliotecas en los hospitales
dependientes del INSALUD.

• Bibliotecas para la 3ª edad, ubicadas en residencias de ancianos, y lugares de


reunión a los que acuden.
Es conveniente que dispongan de elementos para aminorar su discapacidad visual.

• Bibliotecas de las cárceles, establecidas en función de La Ley Orgánica General


Penitenciaria.
Han de disponer de una colección adecuada las necesidades culturales y
profesionales de los internos. Su fin es ayudar a la reinserción del preso, y servirle
como elemento de conexión con la realidad exterior.

• Bibliotecas de cuarteles. En destacamentos y acuartelamientos aislados. Están


adscritas al M. de Defensa, y nacieron con una función eminentemente educativa. Se
han infrautilizado, en parte debido a que no cuentan con personal especializado.

• Bibliotecas de empresa: préstamos colectivos, personal voluntario no


profesional.

• Bibliotecas para emigrantes: centros sociales para evitar la segregación étnica,


religiosa y/o lingüística.

• Bibliotecas para ciegos: libros en Braille y libros hablados. En 2006, La


Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas ha adquirido licencias del
software de gestión para personas con deficiencias visuales JAWS, con destino
varias Bibliotecas Públicas del Estado (BPE), como experiencia piloto. Jaws cuenta
con un software sintetizador de voz propio que se instala simultáneamente con el
programa y cuya voz se emite a través de la tarjeta de sonido y los altavoces del
ordenador. El programa puede hacer la lectura de toda la pantalla, de párrafos,
oraciones, palabras o letras
No podemos olvidar los aspectos de Extensión cultural y de Difusión y Promoción de los
servicios bibliotecarios, conjunto de actividades encaminadas a insertar el documento en el
ámbito total de la cultura. En este sentido, se pueden establecer otras actuaciones de la
Extensión Bibliotecaria, que son:

• Las actividades de Animación cultural y Promoción de la lectura como:


Exposiciones, Mesas redondas, conferencias y debates, representaciones teatrales,
películas, presentaciones de obras, talleres de creación, audiciones, cuenta cuentos,
Iniciativas de carácter editorial, y de sensibilización ante cuestiones de interés social.

• Los programas de Difusión y Promoción. La Biblioteca está tomando conciencia del


beneficio que puede suponer la utilización de técnicas publicitarias y de marketing para
su promoción, lo que entra en conexión directa con la gestión de la biblioteca de forma
integral. Estas actividades pueden ser:

o Ubicación estratégica de novedades o libros de interés del momento

o Campañas informativas sobre la biblioteca y sus servicios

o Campañas publicitarias, que ayuden a promocionar la biblioteca en su entorno


y hacer la más visible en la comunidad. La campaña @yourlibrary, que creó la
ALA, y que difunde la IFLA es el modelo de promoción bibliotecaria más
completo. Se puede consultar en la web de la IFLA.

3.3 PLANIFICACIÓN de la EXTENSIÓN BIBLIOTECARIA

Todos estos servicios han de formar parte de un proyecto planificado para ser más eficaces.
Se han de:
• Analizar la tipología de usuarios
• Definir los objetivos, en función de los recursos
• Diseñar programas de actuación temporalizados
• y Evaluar los resultados, identificando errores y planteando soluciones

4 CONCLUSIÓN

La biblioteca, entendida como un servicio público, tiene una dimensión educativa y de


acceso universal. Como apuntaba el Manifiesto de la Unesco de 1994, las bibliotecas públicas
deben garantizar igualdad de oportunidades de acceso a la información y la cultura de
todos los ciudadanos mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Los servicios de Formación de Usuarios y de Extensión Bibliotecaria trabajan para lograr estos
fines. Si además, se organizan actividades de forma cooperativa con instituciones educativas
y administrativas de la comunidad, el éxito está prácticamente garantizado.

Las bibliotecas pueden convertirse en un espacio imprescindible para la formación


permanente de los ciudadanos y una herramienta para desarrollarse individual y socialmente
en el siglo que acaba de comenzar.
1.17. ANALISIS DE LA ESTRUCTURA DE LA INFORMACION DE LOS
FONDOS Y LOCALIZACIONES: Z39.83, ISO 10.324. EL FORMATO
MARC 21 PARA HOLDINGS Y EL FORMATO UNIMARC.

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN: LA INFORMACIÓN DE FONDOS Y LOCALIZACIONES

• Interés en automatizar y compartir no sólo información bibliográfica sino también


información sobre fondos y localizaciones
• La normalización de la información sobre fondos y localizaciones

2. LA ESTRUCTURA DE LA INFORMACIÓN DE FONDOS Y LOCALIZACIONES. LA


ISO 10324 Y EL Z39.83

• Concepto
• ISO 10324
• Z39.83

3. LOS FORMATOS MARC 21 Y UNIMARC PARA FONDOS Y LOCALIZACIONES

• Formato MARC 21 para fondos y localizaciones

o Cómo surgió el MARC 21


o Variantes según el tipo de información
o Elementos del MARC21 para fondos y localizaciones: Estructura, Identificadores
y Contenido

• Formato UNIMARC para fondos y localizaciones

o Cómo surgió el UNIMARC


o Borrador Berlín 2003
o Objetivos
o 9 Bloques

4. CONCLUSIÓN

• Ventajas de normalizar y automatizar este tipo de información


• Adopción de un formato para fondos y localizaciones
• El papel de las agencias bibliográficas nacionales
• La próxima publicación del IBERMARC para Registros de fondos y localizaciones
1. INTRODUCCIÓN: LA INFORMACIÓN DE FONDOS Y LOCALIZACIONES

La información de fondos y localizaciones es importante en una biblioteca ya que permite


gestionar de forma más eficaz la colección, ofreciendo un mayor control y un acceso más
rápido y preciso a cualquiera de sus materiales.

Pero hoy día, alcanza mayor importancia todavía, en el ámbito de la Cooperación


bibliotecaria.
Las bibliotecas hoy comparten sus recursos: sus fondos y cada vez más sus servicios, gracias a
las posibilidades que han ofrecido la automatización y las TI.

Por ello, es cada vez más útil que se pueda automatizar y compartir no sólo información
bibliográfica de los documentos, sino también información referente a su localización,
disponibilidad, nº de ejemplares, etc. para que las bibliotecas y el usuario a través del
catálogo colectivo conozcan qué biblioteca dispone del ejemplar, su localización física, su
disponibilidad, etc.

En este sentido se está trabajando para normalizar dicha información, ajustándose a


estándares internacionales, y creando registros MARC que proporcionen tal información
haciéndola compresible y compatible.

2. LA ESTRUCTURA DE LA INFORMACIÓN DE FONDOS Y LOCALIZACIONES. LA


ISO 10324 Y EL Z39.83

 CONCEPTO

En los años 70, se vio la necesidad de normalizar la información bibliográfica. De esta forma, se
crearon las ISBD, que definían los elementos, la estructura y puntuación que debía contener un
registro bibliográfico. Además, se creó el Formato Marc, un formato de intercambio
automatizado para este tipo de registros, que adoptaba la norma ISO 2709, para normalizarlo a
nivel internacional.

La descripción de información de fondos y localizaciones de la que hemos hablado, al


igual que la información bibliográfica, necesita igualmente de una estructura normalizada
con la que poder crear registros automatizados con dicha información, bien independientes
enlazados, o embebidos en el registro bibliográfico.

 ISO 10324

Esta descripción se normaliza adoptando la norma internacional ISO 10324:1997, de


Presentación de la información de fondos y localizaciones de forma resumida.

La ISO 10324 fue preparada, en 1997, por el Comité Técnico (TC) 46, Subcomité 9, para
proporcionar consistencia en la comunicación e intercambio de información sobre
fondos y localizaciones.

Identifica y define los elementos, datos, estructura y puntuación que se han de incluir en los
registros o menciones de fondos.

Se caracteriza fundamentalmente porque:

- Contempla materiales bibliográficos seriados, no seriados y en cualquier soporte.


- Requiere que esta información esté enlazada de alguna forma con el registro
bibliográfico del material al que se refieren.

- Las pautas son independientes de las RRCC.

- No especifica la forma en que deben representarse dicha información de forma


automatizada, cosa de la que se encargará el formato MARC específico que se utilice.

La Información que contempla es básicamente:

- La unidad bibliográfica a la que hace referencia


- su localización y acceso (la institución que lo tiene, su ubicación, forma de adquisición,
restricciones de acceso, etc.)
- las copias que se disponen
- su disponibilidad, etc.

Todo ello, está estructurado en 6 ÁREAS, con 4 NIVELES DE DESCRIPCIÓN, que son:

ÁREA 1: Área General y Tipo de Indicador de la Unidad bibliográfica


ÁREA 2: Área de Identificación (de la unidad bibliográfica que se describe)
ÁREA 3: Área General de mención de fondos
ÁREA 4: Área de Datos de Localización y Acceso
ÁREA 5: Área de Notas
ÁREA 6: Área de Extensión

Hemos de decir también, que existe una norma posterior y equivalente a la ISO 10324, es la
ANSI/NISO Z39.71 – 1999, pero a nivel nacional para EE UU.

 Z39.83

Hasta ahora, como ya hemos comentado, se ha trabajado para compartir datos bibliográficos y
la ISO 10324 de la que acabamos de hablar está orientada para compartir información sobre
fondos y localizaciones.

Sin embargo, desde hace unos años, los consorcios se han planteado también compartir a los
lectores, en realidad, los servicios a los lectores y más concretamente, los servicios de
préstamo.

Para ello, sería necesario, no sólo compartir la información bibliográfica e información de


fondos y localizaciones, sino también información sobre los usuarios, de tal manera que el
sistema “conozca”: los datos bibliográficos del ejemplar que se solicita, los datos de donde se
encuentra, etc. y los datos del lector que lo solicita y está registrado en otra biblioteca que
pertenece al mismo consorcio.

A partir de esa necesidad de intercambiar no sólo datos bibliográficos sino también datos de los
ficheros de lectores, se ha creado en 2002 un protocolo denominado Z39.83 o NCIP (NISO
Circulation Interchange Protocol). Se trata de un protocolo para normalizar las transacciones
de circulación entre distintos SIGB.

Este permitirá entre otras cosas:

- El Préstamo directo a usuarios de fondos de otra biblioteca que pertenezca al consorcio o


red.
- El Autopréstamo por parte de los usuarios de diferentes bibliotecas
- El acceso controlado a recursos-e
- Facilitará la gestión cooperativa de los fondos y la interoperabilidad entre las diferentes
bibliotecas
Así, junto con otros estándares como el Z39.50 y la ISO 10324 se facilitará el intercambio
de todo tipo de información, de forma normalizada y robusta, para así compartir todo tipo de
recursos, tarea en la que se centra la cooperación bibliotecaria.

3. LOS FORMATOS MARC 21 Y UNIMARC PARA FONDOS Y LOCALIZACIONES

Como hemos comentado, la ISO 10324 especifica el contenido, elementos y estructura que ha
de contener la información sobre fondos y localizaciones, pero no especifica la forma en la
que ésta ha de representarse en su forma automatizada.

De ello se encarga el Formato MARC, un estándar para representar un registro de forma legible
por la máquina, haciéndolo automatizado, y así compresible por todos y compatible en red.

El Formato MARC, que ha evolucionado mucho desde su origen en los 60, ha tenido diferentes
variantes, entre ellas el MARC 21 y el UNIMARC.

 EL FORMATO MARC 21 PARA FONDOS

El MARC 21 nace de la armonización del USMARC y CANMARC, y se convierte en estándar


internacional por la necesidad de homogeneización ante los diferentes Marc nacionales y la
necesidad de adaptarse a las nuevas necesidades bibliográficas que planteaban las TI y los
nuevos soportes.

Existen diferentes variantes de MARC 21, que se centran en diferentes tipos de información
bibliográfica:

- MARC 21 para registros bibliográficos


- MARC 21 para registros de autoridad
- MARC 21 para registros de fondos y localizaciones
- MARC 21 para registros de clasificación
- MARC 21 para información de la comunidad

El que nos interesa en este tema, es el MARC 21 PARA FONDOS, que como hemos dicho,
establece la forma y estructura en que ha de presentarse la información de fondos y
localizaciones en el registro automatizado.

Se caracteriza porque:

- Contempla 3 tipos de documentos bibliográficos: monografías, publicaciones


periódicas y ovv.

- La información puede estar embebida en el registro MARC bibliográfico (etiqueta 852) o


conformar un Registro MARC independiente de fondos y localizaciones pero enlazado al
registro bibliográfico con el que se corresponde.

Los ELEMENTOS DEL MARC 21 para Fondos son similares a cualquier registro MARC (ISO
2709) pero con etiquetas específicas. Así, estos elementos en un registro independiente
para fondos serían:

- Estructura:
o Cabecera: campo de longitud fija (24 caracteres) que ofrecen datos de la
elaboración del registro

o Directorio: campo con distintos segmentos de longitud fija (12caracteres) que


van a continuación de la Cabecera y ofrecen datos sobre el registro

o Área de datos. Contiene:

 Campos de control (00X  001-008)

 Campos de datos 0XX  Nºs y Códigos Normalizados ; 5XX y 8XX

- Identificadores de contenido

o Etiquetas. Organizadas en grupos, entre los que podemos destacar los


siguientes:

 5XX y 84X  Campos de Notas (sobre conservación, uso, forma de la


unidad bibliográfica.)

 852 y 856  Campos de Ubicación y Acceso (en qué entidad se


encuentra, su localización, etc (acceso físico) (852) y forma de acceso–e
(856)

 853-855  Campos de Rótulos y Modelos  Describe el tipo de


publicación y partes en las que se presenta si es una ovv o pp s, p.e.
(vol, n. , partes, caras...)

 863-865  Enumeración y Cronología

 866-868  Información textual sobre los fondos (normalmente se


utilizan para obras monográficas, sustituyendo a los campos de Rótulos y
modelos y Enumeración y Cronología)

 876-878  Información de la unidad bibliográfica

o Indicadores

o Códigos de subcampo

- Contenido

 EL FORMATO UNIMARC PARA FONDOS

El FORMATO UNIMARC fue diseñado por la IFLA para la conversión entre formatos nacionales
pero posteriormente ha sido adoptado por varios países como un estándar nacional.

Su nueva versión para Fondos está aún por salir y el borrador se presentó en el Congreso de
la IFLA de Berlín en 2003.

Según éste sus objetivos son:

- Facilitar información sobre fondos a nivel nacional e internacional y proporcionar


consistencia en el intercambio de esta información
- Especificar la forma de presentación de esta información, en registros
independientes pero enlazados a los registros bibliográficos con los que se
corresponden, mediante indicadores de contenido específicos.

EL formato UNIMARC, presenta la información de fondos y localizaciones agrupada en 9


BLOQUES funcionales, que son:

BLOQUE 0  Bloque de Identificación (Contiene números que identifican el registro o


unidad bibliográfica)  00X y 0XX

BLOQUE 1  Bloque de de Información Codificada (Contiene campos de long. fija


que aportan info. sobre el registro o los datos)  1XX

BLOQUE 2  Bloque de de Localización y Acceso (institución, ubicación física, etc.) 


2XX

BLOQUE 3  Bloque de de Notas  3XX

BLOQUE 5  Bloque de de Mención específica de Fondos (títulos y modelos,


enumeración y cronología, Info. textual de fondos, e Info. sobre la unidad bibliográfica)
 5XX

BLOQUE 7  Bloque de de Responsabilidad Intelectual (encabezamiento del


responsable intelectual de la unidad bibliográfica)  7XX

BLOQUE 8  Bloque de de Uso Internacional (contiene la agencia que creó el


registro, y las notas del catalogador no visibles para el usuario)  8XX

BLOQUE 9  Bloque de de Uso Nacional: Contiene datos para uso local, de la agencia
que creó el registro.
 Etiquetas no intercambiables

Como formato MARC, además de las Etiquetas, cada una de ellas incluye Indicadores y Códigos
de Subcampo.

Como hemos dicho, esta estructura de presentación que propone el Formato UNIMARC para
FONDOS se corresponde con el Borrador final presentado por la IFLA, presentado en el Congreso
de Berlín, queda aún por aparecer así, la versión definitiva de este nuevo formato.

El Comité Permanente de Unimarc (PUC) de la IFLA es el que se encarga de su desarrollo y


actualización.

4. CONCLUSIÓN

Hoy día, parece esencial la normalización y automatización de este tipo de información, ya que
ofrece numerosas VENTAJAS, entre ellas:
- Permite gestionar el fondo de forma automatizada (especialmente las p. seriadas y recursos
continuos que tantos problemas acarrean, dando a conocer al usuario qué publicaciones ofrece la
biblioteca, los nºs concretos que dispone, su disponibilidad, forma de acceso, etc.)
- Permite su intercambio ofreciendo enormes posibilidades en el campo de la Cooperación,
como p.e:
- Ofrecer auténticos catálogos colectivos,
- Compartir colecciones, servicios, usuarios...
- Agilizar el PI sin intermediarios
- Permitir el autopréstamo por parte del usuario, utilizando las posibilidades de las
TI
- Fomentar la elaboración de planes de preservación y conservación de colecciones
Como en otros procesos documentales, parece que la SOLUCIÓN pasa por la adopción de un
formato MARC para registros de fondos y localizaciones, adoptando el MARC 21 y
UNIMARC como formato internacional o de conversión.
Por otro lado, el papel de las Agencias Bibliográficas Nacionales, como la BNE es muy
importante. Por un lado han de elaborar la normativa relacionada con la descripción de registros
de fondos y localizaciones y por otro han de ser quienes se encarguen de la conversión de éstos
entre diferentes formatos.
En este sentido, hemos de recordar la publicación del Formato IBERMARC para Registros
de Fondos y Localizaciones en 2004, lo que ha confirmado la aceptación del FORMATO MARC
PARA FONDOS como instrumento indispensable para la gestión de las colecciones.
1. 18. PRESERVACION Y CONSERVACION DE LOS MATERIALES
BIBLIOGRAFICOS: ENCUADERNACION, RESTAURACION,
MICROFILMACION, DIGITALIZACION, ETC. NORMA ISO 14416.

1. INTRODUCCIÓN

- Concepto
- Origen: documento IFLA. 1986
- Preservación-Conservación-Restauración
- Normativa

2. CONDICIONES DEL ENTORNO AMBIENTAL

- Causas de deterioro
- Agentes
- Condiciones
- El edificio
- Depósitos
- Iluminación
- Control del microclima
- Previsión de plagas
- Protección contra el fuego
- Protección contra el robo y vandalismo
- Materiales especiales

3. INSTALACIÓN Y MANIPULACIÓN DE LAS COLECCIONES

4. PLAN DE EMERGENCIA

- Medidas preventivas
- Medidas de recuperación y tratamiento

5. ACTIVIDADES REPARADORAS

- Restauración
- Criterios

6. PRESERVACIÓN DEL CONTENIDO Y DE LA FORMA FÍSICA

- Objetivo: Evitar el desgaste del original == + difusión


- Cambio de soporte
- Técnicas de reproducción
- Fotocopia
- Microfilm
- Digitalización
- Sistemas de almacenamiento informático = soporte magnético y
soporte óptico
- Iniciativas de digitalización (Biblioteca Nacional)

7. EL ENTORNO DIGITAL: PROBLEMAS DE CONSERVACIÓN DE MATERIAL


ELECTRÓNICO

8. NORMA ISO 14416


9. CONCLUSIÓN

- La conservación en la Gestión
- Patrimonio.es
- Reunión IFLA/IPA sobre preservación de materiales electrónicos 2002
1. INTRODUCCIÓN

Conservar es mantener, y en consecuencia la conservación del material bibliográfico busca el


mantenimiento de sus propiedades físicas o intelectuales para lograr la función difusora de
información que toda biblioteca tiene asignada. Los planes de preservación están condicionados,
sin embargo, a las características y funciones de cada biblioteca.

La concienciación acerca de la importancia de la conservación surge en 1979, cuando la


Sección de Conservación de la IFLA presentó un documento sobre principios de conservación
y restauración para las colecciones de bibliotecas, revisado en 1986. Se trata de un texto de
referencia básico que muestra una actitud sensible hacia la conservación de los fondos.
Anteriormente la preservación se percibía como una actividad de lujo reservada a las bibliotecas
con fondos de gran valor. Hoy en día hay las bibliotecas están muy concienciadas con la labor de
preservación.

Como señala el documento de la IFLA cabe distinguir tres conceptos:

a) Preservación: comprende todas las actividades económicas y administrativas relacionadas


con el depósito e instalación de los materiales, formación del personal, planes de acción,
etc.. Contempla la conservación como una responsabilidad de gestión al más alto nivel, con
reflejo en los presupuestos y en la implicación del personal.

b) Conservación: comprende los planes y prácticas relativas a la protección del material


bibliográfico

c) Restauración: comprende las técnicas y procedimientos del personal responsable de


reparar los daños producidos por el uso, tiempo y desgaste de los documentos.

Normativa:

La propia Constitución señala en el artículo 46 que los poderes públicos tienen que garantizar la
conservación del patrimonio cultural.

La legislación al respecto se desarrolla en la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio


Histórico Español y en las leyes de Patrimonio Bibliográfico de las CCAA.

Además, existen programas internacionales de la UNESCO, el RAMP (Records and Archives


Material Program) o el PAC (Preservation and Conservation).

2. CONDICIONES DEL ENTORNO AMBIENTAL

Según Vicente Viñas podemos clasificar las CAUSAS de alteración de los materiales
bibliográficos en naturales o accidentales.

- En cuanto a las causas de alteración naturales, algunas serían debido al carácter


intrínseco al documento, por la baja calidad de las materias primas, inestabilidad de los
aditivos, manufactura defectuosa, las tintas corrosivas y la oxidación o acidificación
natural. Mientras que otras serían extrínsecas al documento, pero propias de su medio
ambiente de conservación como las condiciones de instalación, el microclima formado
por humedad y temperatura, la luz, contaminación atmosférica, etc.

- En cuanto a las causas de alteración accidentales, incluyen posibilidades variadas


como las plagas bibliófagas, las inundaciones, las vibraciones, los derrumbamientos, los
robos, el vandalismo y los usos indebidos.
Desde el punto de vista del AGENTE CAUSANTE, se suelen clasificar los factores de
deterioro en:

- biológicos: hongos, insectos, roedores...

- químicos: el más típico es la acidez del papel, que se caracteriza por el color
amarillento.

- físicos: serían la manipulación y uso por una parte, y por otra los desastres
derivados de catásofres naturales.

Por todo ello, es imprescindible que los materiales reúnan unas mínimas condiciones
ambientales para su óptima conservación.

Estas CONDICIONES se refieren a los siguientes aspectos:

1. El edificio: es la primera y más importante de las defensas porque sus


características constructivas, distribución y emplazamiento determinarán la eficacia de
otros elementos protectores.

2. Los depósitos: deben ocupar las zonas más protegidas del edificio y con
menores oscilaciones de humedad y temperatura. Debe tener asegurada la renovación
de aire. Los materiales de construcción serán incombustibles o tratados con materiales
ignífugos e impermeabilizantes, al igual que el mobiliario.

3. La iluminación: La más recomendable es con luminarias fluorescentes. La


intensidad lumínica no debe rebasar los 100 lux en depósitos y 300 en puestos de
trabajo y consulta. Se deben instalar filtros que absorban las radiaciones nocivas de la
luz solar.

4. Climatización: el microclima ideal para la conservación es de 45-55% de


humedad relativa y de 18-21º de temperatura.

5. Prevención de plagas: se deben mantener unas condiciones ambientales


determinadas, como evitar temperaturas entre 25-30 C º y humedad superior al 65%, el
aire viciado o la intensidad lumínica excesiva.

6. Protección contra el fuego: el fuego es uno de los factores de destrucción más


temido, así que además de seguir las normativas de construcción contra incendios, las
bibliotecas tienen que disponer de sistemas autónomos de detección y extinción.

7. Robo y vandalismo: la mejor fórmula es adoptar sistemas disuasorios, como el


sellado del material bibliográfico o la señalización magnética de los documentos.

No debemos olvidar que los materiales especiales también precisan de unas condiciones
ambientales muy rigurosas debido a su vulnerabilidad.

3. INSTALACIÓN Y MANIPULACIÓN DE LAS COLECCIONES

- La instalación de los materiales y del mobiliario empleado (estanterías, expositores,


archivadores, planeros,…) y la propia colocación de los materiales inciden directamente en
su estado de conservación.

- En cuanto a la manipulación de los materiales, se exige una apropiada y cuidadosa


utilización del material bibliográfico, tanto por parte de los usuarios como por parte del
personal de la biblioteca.
4. PLAN DE EMERGENCIA

Es un aspecto imprescindible que debe considerar toda biblioteca. Aglutina dos tipos de
medidas:

- preventivas: definición de la infraestructura necesaria tanto de personal como de material


para actuar en caso de siniestros, fundamentalmente incendios e inundaciones. (a priori)

- de recuperación y tratamiento de los materiales siniestrados: fase de vital


importancia para estabilizar materiales dañados y frenar su progresivo deterioro antes de
ser restaurados. (a posteriori)

5. ACTIVIDADES REPARADORAS

A parte de las medidas preventivas que hemos señalado anteriormente, existe otro tipo de
actividades que busca recuperar el estado original de los materiales ante el deterioro manifiesto.
Se trata de la RESTAURACIÓN.

Antes se trataba de una actividad artesana sin criterios uniformes, pero actualmente exige un
programa detallado y preciso que responda a tres preguntas: qué obras necesitan ser
intervenidas, qué tratamiento requieren y quién decide el tratamiento a seguir.

Los criterios que deben guiar la restauración son:

Respeto a la originalidad de la obra y su autoría. Debe descartarse cualquier


manipulación que suponga variaciones en su integridad material.

Inocuidad para la obra

Identificación de los elementos y zonas intervenidas

Reversibilidad de los productos incorporados a la obra por si hubiera que proceder a su


anulación o sustitución.

La encuadernación es uno de los sistemas de restauración más usados para buena parte de las
colecciones bibliográficas y durante mucho tiempo la única actividad desarrollada.

Los bibliotecarios pueden solucionar alteraciones poco relevantes antes de que alcancen mayor
gravedad.
En todo caso se emplearán siempre productos inocuos y reversibles con técnicas de mínima
intervención y acudirán a asesores ante cualquier duda.

6. PRESERVACIÓN DEL CONTENIDO Y DE LA FORMA FÍSICA

Los objetivos de la preservación son dos:

- Preservar los materiales bibliográficos y documentales en su forma física original


- Preservar el contenido intelectual de la información registrada, transfiriéndola a otros
soportes.

Los métodos expuestos hasta el momento persiguen la preservación física del documento, que
debe quedar garantizada siempre que la obra posea un valor especial como objeto físico.
La preservación del contenido informativo de los materiales bibliográficos es otro punto
sustancial en el plan de preservación de una biblioteca. Se busca el menor desgaste físico
posible de los materiales valiosos en su estado original, para asegurar su difusión a lo largo del
tiempo. Esto es posible gracias al cambio a otros soportes, se permite hacer una consulta sin
manipulación directa de los originales.

Los sistemas más utilizados son:

 Fotocopia: apropiado para obras de uso muy frecuente. Es práctico, pero


desaconsejable para obras con papel de calidad deficiente o un volumen importante de
páginas. Su inconveniente es que genera necesidades de espacio, el deterioro del
original por la luz que emite la máquina y la presión mecánica, y la durabilidad.

 Microfilmación: es la reproducción a escala mínima. Ahorra espacio, tiene alta


resolución y destaca por su longevidad y su uso es fácil. Pero el acceso a la información
es lento y necesita condiciones ambientales de conservación costosas, por tratarse de
material fotográfico.

 Digitalización: es el sistema que se ha ido imponiendo en los últimos años gracias al


desarrollo tecnológico. Sus ventajas estriban en gran calidad de la imagen obtenida y la
facilidad de acceso al documento digitalizado, por ejemplo a través de Internet. La
rápida obsolescencia de los sistemas y equipos plantea, sin embargo, mucha
incertidumbre.

 Sistemas de almacenamiento informático: son fundamentalmente los soportes


magnéticos y de las memorias ópticas.
- Los soportes magnéticos, en cinta o en disco precisan de unas
condiciones de conservación muy rigurosas.
- Los soportes ópticos ofrecen una gran variedad de dispositivos cuyos
formatos más utilizados actualmente son CD-ROM, CD-ROM regrabable, DVD y
DVD regrabables . Sus ventajas se centran en la gran capacidad de
almacenamiento, seguridad del sistema y en la alta velocidad de acceso.

Las bibliotecas nacionales tienen responsabilidad fundamental en la preservación y conservación


del material bibliográfico y han desarrollado importantes actividades centradas en las
reproducciones a través de la digitalización o paso a otros soportes para la consulta de
materiales especiales, valiosos o restaurados. Por ejemplo, la Biblioteca Nacional de España ha
digitalizado parte de su fondo, como grabados de Goya, obras clásicas como el Cantar del Cid,
manuscritos, etc.

Así, dentro del proyecto “Memoria Hispánica” se han realizado diversas actividades como:

- “Iconografía Española”, descripción de unos 20.000 retratos de personajes españoles.

- “Clásicos Tavera”, serie de CD-ROM con unos 4.000 títulos de obras clásicas e importantes
para España e Iberoamérica de todos los campos

- “Tesoros de la Biblioteca Nacional”, colección de CD-ROM con obras únicas del organismo.

- También en 1999 se inició el proceso de digitalización de 104 títulos de prensa española.

- A partir de 2000 ha comenzado un proyecto con la Biblioteca del Congreso de Estados


Unidos para digitalizar el fondo histórico de ambas instituciones que ilustren la historia
común de ambos países.

7. EL ENTORNO DIGITAL: PROBLEMAS PARA LA CONSERVACIÓN


A pesar de las indudables ventajas que plantean las NTIC, éstas también plantean características
negativas que inciden de forma fundamental en materia de preservación y conservación.

Según Magán Walls, el nuevo entorno tecnológico se caracteriza, entre otras cosas, por la
fragilidad de la información digital.

Como ya hemos mencionado, los sistemas y equipos se quedan obsoletos rápidamente. Se


precisa una continua actualización de soportes y estándares compatibles, que dispara los costes.
Se calcula que la vida para el hardware es de unos 3 años y del software de 1,5. Por ejemplo,
los CD-ROMs, según algunos cálculos, sólo tienen una permanencia de 10 años. Además, este
tipo de materiales especiales requieren de un reproductor para su lectura, que también hay que
mantener en óptimas condiciones ambientales.

Pero esa volatilidad se aprecia también en los contenidos. La información que circula en
Internet es muy volátil y su preservación plantea serios problemas.

La legislación tampoco aclara mucho, ya que el D.L. no dice nada de los materiales digitales.

Las últimas tendencias se centran en la creación de archivos digitales con los contenidos
retrospectivos de las revistas electrónicas.

8. NORMA ISO 14416.

Publicada por ISO, la Norma ISO 14416:2003 Información y documentación- Requisitos para
encuadernar libros, revistas, fascículos y otros documentos de papel para archivo y
empleo de biblioteca- Métodos y materiales que proporciona recomendaciones a bibliotecas y
archivos relativas a la conservación, de todo tipo de publicación en papel (libros, revistas o
fascículos), mediante la encuadernación.

La Norma obliga a conservar en las estanterías de las bibliotecas y archivos, la documentación


en buenas condiciones físicas mientras el contenido tenga validez. Los centros tienen libertad
para decidir cómo debe ser protegida cada publicación de acuerdo con la selección de métodos
de encuadernación y materiales que se recoge en la ISO 14416:2003.

La Norma añade : “Además de fomentar calidades apropiadas obligatorias, esta nueva norma
está diseñada para ayudar a los encuadernadores a racionalizar su producción y asegurar la
continuidad de suministro de materiales obligatorios. Por un lado les permitirá ofrecer precios
más bajos, ya que ellos recibirán pedidos mayores de similares tipos de trabajo y materiales.
Por otro lado las bibliotecas y los archivos podrán usar la encuadernación más conveniente, para
la protección de sus libros.
La norma es aplicable a encuadernaciones nuevas en tapa dura, de materiales publicados o no,
y a cualquier otra publicación que requiera este tipo de protección, así como las
reencuadernaciones de monografías en tapa dura, los fascículos y cualquier otro documento”.

9. CONCLUSIÓN

Es importante subrayar que la conservación y preservación de los materiales bibliográficos es


una actividad de gestión que afecta completamente al ejercicio profesional de los bibliotecarios.

Esta preocupación por la preservación y difusión de los documentos se refleja en una de las
iniciativas del programa España.es, sucesor del plan InfoXXI. Se trata de Patrimonio.es, un
programa de digitalización, difusión y explotación de elementos del Patrimonio histórico-artístico,
coordinado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Por otra parte, la IFLA y la IPA (International Publishers Association) advertieron en una reunión
en París en 2002, de que uno de los grandes desafíos para las bibliotecas en la actualidad es
preservar los materiales, especialmente los electrónicos. Además, incidieron en que los costos a
largo plazo podrían ser desastrosos si no se hace nada, y propone una colaboración activa entre
bibliotecas y editores para la salvaguarda de estos materiales.
1. 20. LA COOPERACION internacional. proyectos internacionales y
desarrollo de proyectos. los programas marco de la unión europea:
el programa ist.

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

- Definición y Concepto (ALA)


- Razones para la cooperación
- Ventajas y desventajas

2. APLICACIONES PRÁCTICAS DE LA COOPERACIÓN BIBLIOTECARIA

- Adquisición cooperativa y Acceso al Documento

- Catalogación
o Catalogación cooperativa
o Catálogos colectivos
o Catalogación en Publicación (CEP)

- Información Bibliográfica
o Consulta de catálogos colectivos
o Proyecto Pregunte

- RRHH
o Intercambio de personal técnico
o Formación

- Conservación
o Depósitos cooperativos
o Conservación y restauración cooperativas

- Otros

3. INTERNET Y LA COOPERACIÓN

- Introducción
- Aplicaciones
- Ventajas

4. SISTEMAS Y REDES

- Definición ISO:
o Sistemas
o Redes
o Consorcios
 Definición y Características generales
 Historia breve
 Tipología
 Proyectos cooperativos
• EE UU
• Gran Bretaña
• España: Situación actual, consorcios españoles, tendencias.

5. LOS PROYECTOS MARCO DE LA UNION EUROPEA: EL PROGRAMA IST.


6. CONCLUSIÓN

- El servicio al lector como objetivo esencial de la cooperación


- Jornadas de Cooperación Bibliotecaria
1. INTRODUCCIÓN

● DEFINICIÓN Y CONCEPTO

Cooperación es, según el glosario de la ALA (American Libraries Association), el uso común de
recursos.

Además, lo define como “Expresión que se refiere a varias organizaciones y actividades


compartidas por un grupo de bibliotecas con el objeto de mejorar los servicios y reducir costes.
La utilización compartida de los recursos puede establecerse por un acuerdo en regla,
informalmente o por un contrato y puede realizarse de forma local, nacional o internacional. Los
recursos compartidos pueden ser colecciones, información bibliográfica, personal, actividades de
planificación, etc.”

● RAZONES PARA LA COOPERACIÓN

Entre las razones que han llevado a realizar tareas de cooperación entre bibliotecas están
principalmente las económicas. La optimización de recursos y la necesidad de asegurar una
oferta informativa rentable, unido a los recortes presupuestarios generalizados y al elevado
coste de los productos y servicios hacen de la cooperación casi una forma de supervivencia.

Las bibliotecas asumen que no pueden por sí solas satisfacer las necesidades de sus usuarios,
que cada vez se muestran más exigentes ante una realidad informativa imparable y muy
diversificada, unida a un constante cambio tecnológico.

Se busca evitar la duplicación de procesos y recursos, mejorar la imagen de la biblioteca y llegar


a la calidad total del servicio. Otros factores que han contribuido al desarrollo de la cooperación
bibliotecaria son la globalización y el interés por garantizar un mayor acceso a la información
para favorecer el desarrollo de la cultura y de la ciencia.

● VENTAJAS Y DESVENTAJAS

 Entre las ventajas que reporta la cooperación, a parte del mencionado ahorro
económico, están el hacer la biblioteca más visible en su entorno, el fomento del trabajo
en equipo y de la eficacia en general y la posibilidad de compartir riesgos y errores.

 Las desventajas que ven algunas bibliotecas, sobre todo las grandes, es que la
cooperación sólo beneficia a las más pequeñas, y además se ven obligadas a conjugar
ritmos de trabajo diferentes. También hay bibliotecas que perciben una sensación de
pérdida de poder y otras se muestran reticentes a la cooperación por cierta mentalidad
conservadora o por la burocracia que en ocasiones conlleva.

2. APLICACIONES PRÁCTICAS DE LA COOPERACIÓN BIBLIOTECARIA

La cooperación se materializa a través de determinados servicios, que pueden darse solos o


simultáneamente, como es más común. Éstos son, entre otros:

● ADQUISICIÓN COOPERATIVA Y ACCESO AL DOCUMENTO

- La adquisición cooperativa consiste en que varias bibliotecas con intereses


bibliográficos comunes se ponen de acuerdo para adquirir de forma coordinada
fondos del alto precio y en ocasiones con bajo índice de consulta de cara a evitar
duplicaciones de recursos. Es muy común la adquisición cooperativa de revistas
científicas y productos electrónicos.
Proyectos interesantes de adquisición cooperativa son Farmington (EE UU) y Scandia
(Países nórdicos), sin olvidar los esfuerzos de las bibliotecas universitarias españolas,
como Documat.

- El Acceso al Documento, también llamado Préstamo Interbibliotecario, es un servicio


tradicionalmente cooperativo, que se ha visto revolucionado en sus modos de
trabajar por el cambio tecnológico e Internet. Es considerado una pieza clave para el
DUP (Disponibilidad Universal de las Publicaciones) y necesita de unas reglas para su
correcto funcionamiento.

El canje es también una forma de cooperación, que consiste en el intercambio entre


bibliotecas de duplicados o de publicaciones propias, como por ejemplo boletines. El
canje es idóneo para acceder a literatura gris y a publicaciones agotadas.

- La cooperación también puede aplicarse a otros procesos como la selección negativa


(expurgo) y la evaluación.

● CATALOGACIÓN

La catalogación ha sido uno de los objetivos principales de la cooperación, por los recursos
económicos y humanos que consume.

- Catalogación cooperativa: supone la creación del registro bibliográfico una sola vez
desde una única biblioteca, de manera que esa catalogación pueda ser captada por
otras unidades de información y ser posteriormente modificada en función de sus
necesidades. Partimos de la existencia de la normalización, sin la cual la catalogación
cooperativa sería imposible.

- Catálogos colectivos: La implantación de la catalogación cooperativa, unida al


desarrollo de las NTIC, ha favorecido enormemente la elaboración de catálogos
colectivos en línea, ya sean físicos o virtuales, mediante el protocolo Z39.50.
En España contamos con catálogos colectivos muy significativos: el catálogo
colectivo de REBIUN, el de las bibliotecas del CSIC, y el de las BPE llamado REBECA,
que están disponibles en línea. Además existen algunas redes provinciales o locales
que dan también este servicio.

- Catalogación en Publicación (CEP): Otra forma de cooperación es la CEP, que


pretende que cada libro incluya en la contraportada una somera descripción
bibliográfica realizada por el editor.

● INFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICA

- Gracias a la existencia de catálogos colectivos es posible ofrecer desde nuestra


biblioteca información bibliográfica de otros centros.

- También existen proyectos de cooperación relativos al suministro de información,


como el proyecto “Pregunte. Las bibliotecas responden”, que tiene como objetivo
mejorar los servicios de información y referencia de las bibliotecas públicas
españolas. Se compromete a contestar consultas y peticiones (razonables) de
información en el plazo de 3 días, desde la página web del servicio.

● RECURSOS HUMANOS

La cooperación en materia de RRHH puede tener varias vertientes. Puede darse:

- el intercambio de personal técnico para facilitar el reciclaje profesional, o


- impartirse cursos de formación organizados de forma cooperativa.

● CONSERVACIÓN

- La cooperación en la conservación se presenta en muchas ocasiones bajo la forma


del depósito cooperativo, que alberga fondos antiguos y/o anticuados de distintas
bibliotecas, reduciendo con ello el coste de alquilar y mantener dichos depósitos.

- También existen proyectos conjuntos de digitalización de fondos de distintas


bibliotecas de cara a formar una colección digital de una temática o autor en
particular.

● OTRAS formas de cooperación son:

- los estudios de viabilidad de equipos, procedimiento y productos y


- la colaboración para la edición de productos documentales.

3. INTERNET Y LA COOPERACIÓN

● INTRODUCCIÓN

La Automatización de bibliotecas ha sido el motor de muchas actividades de cooperación


bibliotecaria, pero ésta es indisoluble de la Normalización, requisito indispensable para la
cooperación. Además de las ISBD y el formato MARC, otros logros en este sentido han sido los
números de identificación (ISBN, ISSN…), los protocolos de transmisión de datos (TCP/IP) y
los protocolos para la interconexión de sistemas abiertos como las normas OSI y el Z39.50.

La generalización de Internet como herramienta de trabajo y comunicación ha transformado el


concepto de cooperación bibliotecaria, simplificando y facilitando todo tipo de procesos. La
cooperación e Internet están tan ligados en la actualidad que no se concibe la Biblioteca Digital
sin contar con la cooperación.

● APLICACIONES

Merlo Vega ha recopilado las aplicaciones de Internet a la cooperación bibliotecaria al margen de


los servicios tradicionales ya expuestos. Son, entre otros, los siguientes:

- Comunicación entre profesionales: se hace mucho más fácil gracias al correo-e, las
listas de distribución y los grupos de noticias, a través de los cuales los bibliotecarios
pueden compartir experiencias y realizar una retroalimentación. De hecho, Internet
favorece la realización de proyectos de investigación bibliotecaria y colaboraciones
profesionales.

- Recursos en la red: Existen abundantes directorios de enlaces web y herramientas


de trabajo colgadas en la red a disposición de los bibliotecarios, que resultan de gran
ayuda en su quehacer diario. Entre los productos que podemos encontrar de cara al
usuario están el suministro de sumarios electrónicos de revistas y colecciones de
referencia virtuales.

● VENTAJAS

En definitiva, Internet aporta a la cooperación ventajas económicas por el ahorro de tiempo y


recursos, también ofrece información de calidad a la comunidad bibliotecaria sin depender de las
coordenadas espacio-tiempo y favorece la creación de redes y consorcios.
4. SISTEMAS Y REDES

Tradicionalmente la forma de llevar a cabo la cooperación bibliotecaria ha consistido en el diseño


de redes o sistemas de bibliotecas. La ISO (Internacional Standartization Organization) definió
ambas como:

- SISTEMAS: las bibliotecas pertenecen a la misma institución con un carácter


jerarquizado. Normalmente existe una biblioteca central que aglutina los servicios
bibliotecarios.

- REDES: son asociaciones de centros para la realización cooperativa de uno o varios


procesos bibliotecarios, aunque pertenezcan a instituciones diferentes, por lo que la
gestión es más horizontal por lo general.

- LOS CONSORCIOS: otra forma de cooperación bibliotecaria son los consorcios,


modelo de asociacionismo bibliotecario por excelencia en la actualidad.

o Definición y Características generales


Se definen como “asociaciones de bibliotecas establecidas por un acuerdo
formal, usualmente con el compromiso de compartir recursos”. Este acuerdo
formal está sustentado muchas veces por las instituciones de las que
dependen las bibliotecas.

Los objetivos de los consorcios son prácticamente idénticos a los de la


cooperación, pero destacamos que una de sus principales prioridades son las
licencias y políticas de precios de recursos electrónicos, ya sean revistas
científicas, BD’s u otros productos electrónicos. Los consorcios son una
respuesta práctica y eficaz a la explosión informativa, los problemas
presupuestarios y el imparable avance tecnológico.

o Historia
El nacimiento de los consorcios bibliotecarios se sitúa en el ámbito
anglosajón en los años 60. Durante los años 80 perdieron algo de vigencia
con la implantación generalizada de sistemas de gestión automatizada, que
dio a las bibliotecas cierta sensación de autosuficiencia, pero resurgirían en
los años 90.
La aparición del ICOLC (International Coalition of Library Consortia) en 1997
contribuye a la definitiva implantación de los consorcios a nivel mundial. La
ICOLC es una entidad informal que engloba gran parte de los principales
consorcios mundiales. Además, organiza reuniones y publica documentos y
directrices.

o Tipología
Los consorcios pueden adoptar, según Marta Torres Santo Domingo,
múltiples formas, pero podemos establecer la siguiente tipología en función
de distintos factores:

 Según la organización y el gobierno: hay entidades que dependen de


un sistema estatal y entidades privadas que buscan beneficios, como
las empresas de servicios.

 Según la función: hay entidades que cooperan en un solo aspecto y


entidades que comparten globalmente necesidades y servicios, como
es la tendencia actual
 Según el tipo de biblioteca: hay consorcios compuestos por un solo
tipo de bibliotecas (p.e. universitarias) o por varios tipos.

 Según el ámbito geográfico: los consorcios pueden desarrollarse a


nivel local, regional o nacional. Cuando los consorcios se unen entre
sí para mejorar las condiciones de sus negociaciones y sus recursos
en general se denominan megaconsorcios.

o Proyectos cooperativos
Los países con mayor tradición cooperativa y que cuentan por tanto con más
consorcios son EE UU, Canadá, Gran Bretaña, Australia y Escandinavia.

 EE UU: Washington Research Library Consortium, OhioLINK,


Texshare, VIVA (Virtual Libray of Virginia), GALILEO (Georgia Library
Learning on Line), Louisiana Library Network, entre otros.

 Gran Bretaña: paradigma de la cooperación en todo el ámbito


europeo, tiene interesantes proyectos, como Standing Conference of
National and University Libraries (SCONUL) y Consortium of
University Research Libraries (CURL).

• EBLIDA es una Asociación independiente formada por Bibliotecas y


Asociaciones de Información, Documentación y Archivo europea,
relacionadas con temas de sociedad de la información, cultura y
educación. Promueven el acceso a la información en la era digital y el
trabajo de archivos y bibliotecas para conseguirlo. Continúa vigente
el proyecto CALIMERA: Cultural Applications: Local Institutions
Mediating Electronic Resource Access (2003-2005).
• ECPA (European Commission on Preservation and Access) que
trabaja en estrecha relación con la US Commision on Preservation
and Access y con organismos internacionales como UNESCO, IFLA o
la Comisión Europea. Destaca el proyecto SEPIA, Iniciado dentro del
marco de actuación de la ECPA el Proyecto Sepia está encuadrado
dentro del programa Cultura 2000 de la Comisión europea para la
educación y la cultura. Desde el año 2004 ECPA es el coordinador del
proyecto TAPE es una iniciativa de la Comisión Europea dentro del
programa marco Cultura 2000 y se ocupa de las colecciones
audiovisuales como parte esencial del patrimonio cultural europeo.
• ABINIA es La Asociación de Estados Iberoamericanos para el
Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de los Países de
Iberoamérica, uno de cuyos proyectos es NOVUM REGESTRUM
BASE DE DATOS EN LÍNEA: Desarrollada por la Biblioteca Nacional
de España esta base de datos, según los datos de noviembre de
2006, contiene registros bibliográficos correspondientes a
ejemplares aportados por Panamá, Puerto Rico y España. En 2007 se
incorporarán las obras de las Bibliotecas Nacionales de Perú y
Guatemala.

5. LOS PROYECTOS MARCO DE LA UNION EUROPEA: EL PROGRAMA IST.

• Base legal:
o Decisión del Consejo de 30 de septiembre de 2002 por la que se aprueba un
programa específico de investigación, desarrollo tecnológico y demostración
denominado "Integración y fortalecimiento del Espacio Europeo de Investigación"
(2002-2006)
o VI Programa Marco de la Comunidad Europea para acciones de investigación,
desarrollo tecnológico y demostración, destinado a contribuir a la creación del
Espacio Europeo de Investigación y a la innovación (2002-2006)

• Período de vigencia: 01.01.2002 - 31.12.2006

• Introducción: Las actividades de investigación europea se estructuran entorno a cuatro


programas anuales consecutivos, o los llamados Programas Marco. El sexto programa
marco (FP6) establece las prioridades - que incluyen la prioridad de las Tecnologías de la
Sociedad de la Información- para el período 2002-2006, concretamente en Integración
y fortalecimiento del Espacio Europeo de Investigación (2002 - 2006)

• Descripción:
o La prioridad temática IST contribuirá directamente a realizar las politicas
europeas para la sociedad del conocimiento como se acordó en el Consejo de
Lisboa de 2000, el Consejo de Estocolmo de 2001, el Consejo de Sevilla de
2002, y como se ha reflejado en el Plan de Acción eEurope.
o Los objetivos de IST en FP6 son, así pues, asegurar el liderazgo europeo en las
tecnologías genéricas y aplicadas en el corazón de la sociedad del conocimiento.
Se dirige a incrementar la innovación y la competitividad en la industria y
empresas europeas y a contribuir a mayores beneficios para todos los
ciudadanos europeos.
o El objetivo central de IST en FP6 está en la futura generación de tecnologías en
las que los ordenadores y las redes estén integradas en el medio ambiente
cotidiano.
o Este esfuerzo de investigación reforzará y complementará los objetivos de
eEurope 2005

• Ámbitos de actuación:
o Con el fin de asegurar la concentración de esfuerzos y masa crítica, el Programa
de Trabajo 2003-2004 se centra en un conjunto de objetivos estratégicos que
son esenciales para lograr las IST en los objetivos del FP6.
o Se incluyen:
 reforzar los esfuerzos europeos en áreas donde se ha establecido el
liderazgo industrial y tecnológico
 superar la debilidad en áreas que son críticas para la competitividad
europea y para los desafíos sociales
 explorar nuevas oportunidades y responder a necesidades emergentes
 asegurar la co-evolución de las tecnologías y las aplicaciones para que
los avances tecnológicos sean explorables en productos y servicios
innovadores.

6. CONCLUSIÓN

Para concluir la exposición, nos gustaría hacer hincapié que todos los esfuerzos cooperativos en
curso hoy por hoy están orientados a dar un mejor servicio al lector, verdadero centro de
atención de los objetivos bibliotecarios actuales.

Por último, cerramos el tema citando la existencia de las Jornadas de Cooperación Bibliotecaria
entre el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y las Comunidades Autónomas, que se reúne
anualmente desde 1997.
1.23. SISTEMAS INTEGRADOS DE AUTOMATIZACIÓN DE BIBLIOTECAS.
SITUACION ACTUAL Y TENDENCIAS DE FUTURO

1. INTRODUCCIÓN. LA BIBLIOTECA COMO SISTEMA Y LA AUTOMATIZACIÓN

• Sociedad del Conocimiento  gran oferta y demanda social de información.


• La biblioteca adaptación y actuación  intermediaria conocimiento, pensamiento y cultura
IFLA Glasgow 2002
• Biblioteca como Sistema, concepto de Gómez H.
• La Automatización pieza clave. Aplicación al sistema total

2. LA AUTOMATIZACIÓN. CONCEPTO y EVOLUCIÓN HASTA LLEGAR A LOS SIAB

• Concepto de Automatización
• Proceso paulatino: años 60 (LC); 70 (catálogos cooperación bibliotecaria 
telecomunicaciones. normas y formatos); 80 (OPAC, 1º sap); Desde los 90 a la
actualidad (SGBD y los grandes SIAB); Internet, (redes cooperativas, ampliación de
las funciones y SIGB Extendidos).

3. EL POR QUÉ DE LA AUTOMATIZACIÓN

• Usuario demanda de mayores prestaciones


• Gª Melero y Gª Camarero, justificación
• Necesidad de la normalización internacional

4. LOS SISTEMAS INTEGRADOS DE AUTOMATIZACIÓN DE BIBLIOTECAS

• Concepto
• Características comunes
• Módulos y Funciones: Selección y Adquisición, Catalogación, Control de Autoridades,
Recuperación de info (OPAC), Circulación, PP, Estadísticas y Administración y
Gestión,
• Los SGBD, (Relacionales y Documentales)

5. DIFERENTES PRODUCTOS DE SIGB’S

• SIGB comerciales actuales: Absys, Innopac-Millenium y Unicorn.

6. ULTIMAS TENDENCIAS

• Tomás Saorín: SIGB Extendido


• Eugenio Tardón: Sistemas Integrales de Información

7. CONCLUSIÓN

• El SIGB del futuro


1. INTRODUCCIÓN. LA BIBLIOTECA COMO SISTEMA Y LA AUTOMATIZACIÓN

En la Sociedad del Conocimiento observamos una gran oferta y demanda social de


información.

La Biblioteca ha de adaptarse a ello y actuar como intermediaria del conocimiento,


pensamiento y cultura (como declaraba la IFLA en la Declaración de Glasgow, del 2002).

Por ello (unido a otros motivos económicos), se ha visto la necesidad de que la biblioteca se
entienda como un Sistema: un conjunto de elementos en interacción dinámica para la
consecución de unos objetivos en un entorno, según manifiesta Gómez Hdez.

La Automatización, así, se convierte en pieza clave para que la biblioteca como sistema (cada
vez más complejo en sus servicios y funcionamiento) consiga estos objetivos. Se tiende a aplicar
hoy al sistema total de la biblioteca, para abarcar todas las tareas bibliotecarias, de forma
integrada en un único sistema automatizado.

2. LA AUTOMATIZACIÓN. CONCEPTO y EVOLUCIÓN HASTA LLEGAR A LOS SISTEMAS


AUTOMATIZADOS

Podríamos definir la Automatización en bibliotecas como la aplicación de herramientas


informáticas en las tareas bibliotecarias.

Pasó de utilizarse tareas documentales puntuales, (mediante pequeñas aplicaciones), a aplicarse


actualmente al sistema total de la Biblioteca mediante SIGB.

La automatización ha sido un proceso paulatino que

• Comenzó, en los años 60, encabezado por la LC, de USA.

• En los 70, con la aparición de microordenadores y su abaratamiento, la automatización se


comienza a aplicar a los catálogos y a pensar en la cooperación bibliotecaria favorecida por el
nacimiento de las telecomunicaciones en USA, y a las normas y formatos para unificar criterios
(ISBD y MARC)

• En los 80 nacen los OPAC y los primeros SIGB’s, como Dobis/Libis, Aleph y Sabini.

• Desde los 90 a la actualidad, se va alcanzado una madurez en esta disciplina. Aparecen


los SGBD
para el control de la colección, y posteriormente se desarrollan los grandes SIAB, que
amplían la automatización a todas las tareas bibliotecarias, integrando todas las funciones
en un único sistema automatizado.

• Con la llegada de Internet, se desarrollan grandes redes cooperativas, permitiendo


compartir recursos y ofrecer servicios en línea. Se amplían las funciones de estos sistemas en este
sentido, y comienzan a perfilarse hoy día lo que algunos autores denominan SIGB Extendidos.

3. EL POR QUÉ DE LA AUTOMATIZACIÓN

La automatización en una biblioteca se debe fundamentalmente a que el usuario demanda


mayores prestaciones, por las exigencias de la Sociedad en la que se mueve. La biblioteca ha
satisfacerlas y la Automación ofrece herramientas para hacerlo.
Así, según Gª Melero y Gª Camarero, la Automatización se justifica por:

• El colapso del sistema manual, ante el gran volumen de información actual

• Por la necesidad de agilizar procesos y optimizar los recursos

• Para detectar las carencias y subsanarlas, revisando y reorganizando los procedimientos

• Para disponer de información actualizada del funcionamiento de la biblioteca (como las


estadísticas) que permitan una evaluación y mejoras.

• Y para facilitar la cooperación bibliotecaria, compartiendo recursos, permitiendo ofrecer


mejores servicios con menos coste.

Para conseguir todo ello, ha sido necesaria la normalización internacional de la información


realizada en:
• la descripción bibliográfica (mediante las ISBD),
• la ordenación de sus registros (con las directrices GARE y GSARE)
• Formatos de intercambio (como el MARC)
• Estándares de comunicación (como el protocolo TCP/IP; y el Z39.50 o ZING, su última
v.)
• la identificación del documento (con el ISBN, ISSN, BIBLID, DOI, etc.)

4. LOS SISTEMAS INTEGRADOS DE AUTOMATIZACIÓN DE BIBLIOTECAS

Al entender la biblioteca como sistema, y al perseguir su eficiencia, en la Automatización se ha


pasado del uso de aplicaciones informáticas individuales, al uso de sistemas integrados. Estos
Sistemas integran en un sólo programa, distintas aplicaciones específicas para cada tarea
(llamadas módulos), que están interrelacionadas entre sí y comparten las mismas bases de
datos, evitan la redundancia de información y aumentan su eficacia.

Permiten por tanto, gestionar todas las funciones y servicios de la biblioteca de forma
automatizada. Los módulos de un SIGB se gestionan de forma independiente, pero todos ellos
se afectan unos a otros en términos de información. De ahí que se les denomine: Sistemas
Integrados de Gestión Bibliotecaria (SIGB).

CARACTERÍSTICAS de los SIGB

Hoy existe una oferta variada de éstos en el mercado. Suelen ser desarrollados por empresas
privadas, que intentan (por los beneficios que aportan) adaptarse a las necesidades bibliotecarias.

Entre sus características comunes se encuentran que:

• trabajan en una arquitectura cliente-servidor


• se ajustan a normas y estándares oficiales y de mercado.
• comparten la misma información de una BD.
• Suelen ser sistemas abiertos, es decir, que pueden ejecutarse en una amplia variedad de
marcas
• y modelos de ordenadores, tanto los clientes como los servidores.
MODULOS Y FUNCIONES

Los SIGB contienen los siguientes módulos, para tareas bibliotecarias específicas:

• M. de Selección y Adquisición

Se encarga de gestionar la selección, (con tareas de info. bibliográfica sobre ejemplares,


editores, etc) y la Adquisición (mediante la compra, canje o donación) llevando a cabo
los pedidos y la gestión económica y presupuestaria que conlleva.

• M. de Catalogación

Permite gestionar el catálogo, incluyendo, en algunos, el Control de Autoridades.


Utiliza las normas ISBD, formato MARC, protocolos de comunicación TCP/IP y z39.50, y
números normalizados.
Se pueden realizar (además del catálogo u OPAC al que accederá el usuario): los
tejuelos, códigos de barra, resúmenes, etc.

• El Módulo del Control de Autoridades.

En algunos Sistemas ha estado integrado dentro del módulo de catalogación.


Permite validar y normalizar los puntos de acceso del catálogo, siguiendo las directrices
GARE y GSARE. Ayuda en el proceso de descripción bibliográfica y al usuario en la
recuperación desde el OPAC.

• El Módulo de Recuperación de información (OPAC – Catálogo público de acceso


en línea)

Permite recuperar información bibliográfica, (por diferentes puntos de acceso) y ofrece


información no bibliográfica, como disponibilidad de ejemplares, reservas, etc.
Ha evolucionado notablemente en su diseño, prestaciones y accesos, planteándose
hoy un nuevo concepto de OPAC, en soporte web, que manteniendo los atributos del
opac tradicional, permite el acceso en línea, soporta hipertexto, recupera recursos
digitales, etc.
En este sentido, las últimas tendencias tienden a extender sus funciones, ofreciendo más
información y servicios integrados en único espacio web: el OPAC portal de la biblioteca.
Actualmente se trabaja en el análisis y la solución de problemas como: la amigabilidad del
interfaz y la recuperación pertinente de información mediante técnicas avanzadas.

• M. de Circulación

Gestiona el préstamo, devolución, renovación, etc.


Contempla los distintos tipos de préstamos, y especialmente ha sido de gran ayuda para
la gestión y control del préstamo interbibliotecario debido a su mayor complejidad.
Además permite realizar: carnés de usuarios, cartas de reclamación, avisos, reservas,
etc.

• M. de Publicaciones Periódicas

Permite su control y adquisición, pero por sus características de mayor complejidad, este
módulo no se ha desarrollado mucho todavía.
El control de las p.p plantea bastantes problemas porque son extremadamente
dinámicas, especialmente las electrónicas que además no se adquieren físicamente sino
que se compran licencias de uso, dificultando su control.
Por ello los SI no ofrecen aún una buena funcionalidad y sencillez en este módulo, y
ofrecen escasa integración con el vaciado de revistas y con la p. a texto completo.
• M. de Estadísticas

Produce estadísticas sobre los procesos, para establecer indicadores que ayuden a la
gestión y a la toma de decisiones.

• M. de Administración y Gestión

Proporciona ayuda para la organización y gestión de tareas como la gestión de RRHH,


técnicos, económicos, mantenimiento, etc.

Por otro lado, mencionaremos a los SGBD (Sistemas de Gestión de Bases de Datos) que aunque
no son SIGB, su funcionalidad se ha adaptado y se utiliza en ellos. Son instrumentos para
organizar la información de forma eficaz.

Hay SGBD:

• Relacionales: útiles para tratar información muy estructurada, como los registros
catalográficos.

• Documentales: útiles para organizar información no estructurada como resúmenes,


documentos a texto completo, etc.
Utilizan operadores booleanos, operadores relacionales y operadores de proximidad,
empleados en los OPAC actuales.

5. DIFERENTES SISTEMAS AUTOMATIZADOS

A la hora de elegir el sistema más adecuado para nuestra biblioteca, mediante una buena
planificación, analizaremos las características de la biblioteca, y definiremos las especificaciones
adecuadas para nuestras necesidades.

Se puede desarrollar un sistema “ad hoc” o comprar un sistema desarrollado por empresas cada
vez más especializadas.

Entre los SIGB comerciales actuales destacan:

ABSYS: Utilizado por la red de BPE y por algunas bibliotecas universitarias, como Murcia y
Jaén.Integra dos SGBD: uno documental (en BRS) para la creación y recuperación de BD; y otro
relacional (INFORMIX), responsable de la gestión bibliotecaria.
Contiene los módulos que hemos comentado anteriormente.
Ha implementado el Opac para entornos web, denominado WebOpac, (que tb es el utilizado para
el catálogo colectivo de Rebiun)
Lo distribuye la empresa Baratz.

INNOPAC/MILLENIUM: Es utilizado entre otros, por la Universidad Complutense de Madrid


Contiene los módulos citados sobre un interfaz basado en Java, y también un OPAC para
pasarela web.
Lo distribuye Sun Microsystems.

UNICORN
Ha sido seleccionado por la mayoría de las BU del Consorcio Madroño, como la UAutónoma,
AHenares, Carlos III, UNED y Rey Juan Carlos.
Contiene los módulos habituales, y ha implementado también el OPAC para entornos web, que
denomina WebCat.

OCLC: Online Computer Library Center.


Nace en 1967 con la unión de 54 bibliotecas universitarias del estado de Ohio: Ohio College
Library Center, con el objetivo de desarrollar una red automatizada de bibliotecas de alcance
regional.
La organización, en principio, sin ánimo de lucro, cuya intención era funcionar como un centro
regional de proceso informatizado, para las bibliotecas de Ohio.
Hoy en día la red y los servicios de OCLC vinculan a más de 40000 bibliotecas en los EE.UU. y en
76 países distintos.
Su base de datos (WorldCat) está formada por 46 millones de registros con más de 477 millones
de localizaciones. Tiene un crecimiento anual de 2 millones de registros bibliográficos.
Los servicios que ofrecen sirven para: adquisiciones, catalogación, obtención del documento
primario, préstamo interbibliotecario, acceso a BD’s: PAIS internacional, NetFirst.

RLIN: Research Library Information Network.


Creada en 1974 por RLG-Research Library Group. Inicialmente por las bibliotecas Harvard, Yale,
Columbia y la biblioteca pública de Nueva York.
Catálogo colectivo con 23 millones de títulos y 68 millones de localizaciones, además con 3 BD’s
especializadas: publicaciones del s. XVIII, colección de diseños arquitectónicos y el catálogo de
obras de arte.
Están desarrollando un nuevo concepto de interfaz de búsqueda: Eureka, que da acceso no sólo
a los catálogos sino también a diversas BD’s (ABI, Inform, Dissertations, Abstracts, etc.).
Permite la tramitación por los propios usuarios de los préstamos interbibliotecarios y acceso al
documento. Incluye pasarelas Z39.50.

6. ULTIMAS TENDENCIAS de SISTEMAS AUTOMATIZADOS DE BIBLIOTECAS

Con la aparición de Internet y su aplicación en los servicios bibliotecarios, se está conformando


un nuevo concepto de biblioteca. Algunos autores difieren en su definición barajándose
conceptos diversos, como biblioteca Digital, Híbrida, Electrónica, Virtual…

En relación con los SIAB, Tomás Saorín, establece un nuevo Modelo conceptual para la
automatización de biblioteca en el contexto digital, que parte de entender la B como una
institución documental en la Sociedad de la Información, con sistemas de Automatización
integrados acordes a las NT y nuevas demandas de información.

Lo define como un SIGB Extendido, que amplía sus funciones y servicios a Internet, con los
siguientes módulos:

• Gestión conocimiento corporativo


• Gestión documental de la colección
• Gestión de servicios y productos informativos
• Gestión de portales web de servicio, como el OPACportal que integra recursos y servicios
digitales.

Eugenio Tardón comenta otro modelo: Los Sistemas Integrales de Información, que
integran e interconectan también servicios y recursos digitales, incrementando las
funcionalidades del OPAC en soporte web.

7. CONCLUSIÓN
El desarrollo de las NT, con sus implicaciones sociales, han dado lugar a que la B sea entendida
como un sistema y tenga la necesidad de utilizar Sistemas Integrados de Automatización cada
vez más desarrollados y complejos, para adaptarse a las nuevas necesidades de información.

Se utilizan hoy SIGB, que integran todas las funciones de la B y sin los que no se entiende la
optimización de recursos ni la difusión de sus servicios, especialmente en el concepto de B
digital que se está gestando.

En cualquier caso, el Sistema de Automatización futuro, será producto del análisis, la


evaluación y la cooperación. Además, no hay que olvidar que según las tendencias de
gestión bibliotecaria actuales no será eficaz, si no existen programas de formación para
bibliotecarios y usuarios que permitan su uso y desarrollo de forma óptima.
1.24. CONSTRUCCIÓN Y EQUIPAMIENTO DE BIBLIOTECAS

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

2. NORMATIVA

. IFLA
. España: Rebiun, Mec, Prototipo
. Harry Faulkner-Brown.

3. COLABORACIÓN ENTRE EL BIBLIOTECARIO Y EL ARQUITECTO

4. DISTRIBUCIÓN GENERAL DE ESPACIOS

- Servicios públicos
- Servicios internos (depósitos)
- Servicios de circulación

Otras medidas a tener en cuenta

5. ASPECTOS CLAVE EN EL DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS BIBLIOTECAS

- Ubicación
- Mobiliario y equipamiento
- Señalización
- Barreras arquitectónicas
- Aspectos técnicos:
- Luz
- Climatización:
- Temperatura
- Ventilación
- Humedad
- Sistemas de seguridad:
- Robos
- Incendios
- Acústica

6. EVALUACIÓN DEL EDIFICIO E INSTALACIONES

7. El ESPACIO VIRTUAL DE LA BIBLIOTECA

8. CONCLUSIÓN
1. INTRODUCCIÓN

El edificio de la biblioteca como espacio arquitectónico y su equipamiento son, según los


expertos, piezas clave para la consecución de los objetivos de la biblioteca.

Las nuevas concepciones bibliotecarias proponen nuevos modelos que giran en torno a la
biblioteca abierta, dando un mayor acceso, aunque controlado, a los fondos y servicios.

Asimismo, el uso generalizado de las nuevas tecnologías ha supuesto un cambio radical en la


planificación del equipamiento.

Antes de continuar con el tema, destacaremos que la construcción, equipamiento e instalaciones


de bibliotecas dependerán siempre y en primer lugar del tipo de biblioteca que se trate.

2. NORMATIVA

Diferentes organismos y arquitectos han proporcionado pautas en este sentido. Reseñamos a


continuación las más significativas:

- IFLA: Sus pautas se basan en los siguientes conceptos: correlación de los espacios,
extensibilidad de los mismos y flexibilidad para realizar distintas funciones en el
mismo espacio.

- En España, existen las Pautas del MEC para bibliotecas públicas (2002) y las
recomendaciones Rebiun para bibliotecas universitarias y de investigación (1997).
En el documento llamado “Prototipo de bibliotecas públicas” (1995) se detallan la
mayor parte de requerimientos constructivos para bibliotecas.

Por último, existen los principios que el arquitecto inglés Harry Faulkner-Brown presentó
en 1973, que recogen las condiciones que debe asumir todo edificio bibliotecario, aunque
algunas de las cuales están hoy en día cuestionadas.

3. COLABORACIÓN ENTRE EL BIBLIOTECARIO Y EL ARQUITECTO

A la hora de abordar la construcción de una biblioteca, la planificación es imprescindible. En esta


fase, el arquitecto y el bibliotecario necesitan intercambiar información en un marco de
entendimiento y colaboración profesional.
El bibliotecario debe asesorar al arquitecto sobre multitud de aspectos, que irán recogidos en el
anteproyecto. Algunos que, según Fuentes Romero deberían especificarse, son:

- Funciones de la biblioteca
- Número aproximado de usuarios en horas valle y punta
- Tamaño de la colección
- Horarios de apertura
- Número de empleados y espacio destinado
- Presupuesto
- Especificar si el edificio va a ser de nueva construcción o para rehabilitar uno
existente

4. DISTRIBUCIÓN GENERAL DE ESPACIOS


Desde el punto de vista teórico, existen varias posibilidades y criterios para la diferenciación de
espacios en la biblioteca.

Aunque es muy difícil generalizar en este punto, podemos señalar al menos 3 partes
constitutivas de una biblioteca:

- Servicios públicos: Todos los espacios donde el usuario puede circular: Vestíbulo
de entrada, recepción, préstamo, información y referencia, catálogos, zona de
prensa, puestos audiovisuales o de lectura

- Servicios internos: Zona de trabajo del personal, despachos del personal y la


dirección.
En el sótano se ubican normalmente los Depósitos, que requieren condiciones
especiales de equipamiento y conservación. También en el subsuelo se ubican
instalaciones de agua, luz, climatización y seguridad.

- Servicios de circulación: Garantizan la comodidad e higiene al edificio, y son los


sanitarios, guardarropas, etc.

Otras medidas a tener en cuenta:

La distribución de espacios deberá definirse a priori, dotándola de gran flexibilidad para que
permita cambios.
En líneas generales, deberá procurarse que los servicios más concurridos y por tanto más
ruidosos estén situados lo más cerca posible de la entrada. La entrada de la biblioteca debe
invitar a entrar en ella, combinando la belleza con la funcionalidad. Esta zona vive el mayor
tráfico de personas en la entrada y la salida, por lo que debemos procurar un fácil acceso sin
aglomeraciones ni perturbaciones.

Según el experto norteamericano Ralph Ulvalin, lo ideal es reunir todas las instalaciones de la
biblioteca en un solo piso, pero como esto no es siempre posible, es importante asegurar un
eficaz desplazamiento vertical de usuarios, personal y materiales. Para ello estudiaremos
detenidamente los flujos de los usuarios y el orden riguroso que siguen los materiales para su
proceso técnico, asegurando la conexión entre ellos. Las conexiones verticales se establecen
mediante escaleras y ascensores para las personas, mediante montacargas u otros sistemas
más o menos sofisticados para los fondos.

En las plantas superiores estarán ubicados los servicios con menor afluencia y las oficinas.

5. ASPECTOS CLAVE EN EL DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS BIBLIOTECAS

UBICACIÓN

El emplazamiento de la biblioteca es fundamental para poder servir a su colectividad, por lo que


habrá que conseguir que la biblioteca esté en un sitio céntrico, bien comunicado y con unas
dimensiones adecuadas.

MOBILIARIO Y EQUIPAMIENTO

El Mobiliario y Equipamiento deben regirse por los principios de calidad (en el sentido de
durabilidad), de comodidad (pensando en los distintos tamaños de personas: niños, adultos...)
y de estética (para atraer al lector y hacer de la biblioteca un lugar acogedor). Los muebles
deben ser fáciles de manejar, de mover y de limpiar.

Materiales: la madera y el metal son muy usados en bibliotecas, cada uno con sus
inconvenientes y ventajas, por lo que se tiende a la combinación de ambos. En el diseño actual,
está adquiriendo gran relevancia el plástico como material.
Existen todo tipo de datos sobre medidas recomendables y dimensiones, así como una surtida
oferta de mobiliario y equipamiento de bibliotecas disponibles en el mercado especializado.
Exponemos brevemente los más importantes:

- Mostradores: que no supongan una barrera entre el bibliotecario y el usuario.

- Mesas y Sillas: de distintos tamaños en función del usuario y del área donde se
ubiquen.

- Estanterías: de múltiples formas y tamaños dependiendo del uso que vaya a


hacerse de ellas. Dentro de las estanterías destacaremos un tipo: las Estanterías
Compactas, usadas generalmente en depósitos cerrados. Es un sistema de
estantería metálica cerrada con estantes que va montada sobre rieles anclados al
pavimento, de manera que se pueden desplazar con una manivela o de forma
automática. Aprovechan al máximo el espacio, pero hay que tener en cuenta la
resistencia del suelo antes de instalarlos.

- Expositores: para revistas, mapas, planos y materiales en otros formatos

- Carros: para el transporte de documentos. Deben ser cómodos, robustos, seguros y


silenciosos

- Equipamiento informático: Es imprescindible prever la infraestructura del


equipamiento electrónico por medio de canalizaciones que permitan la instalación del
cableado informático y puesta en marcha de los ordenadores, teniendo en cuenta
que cada terminal ocupará el espacio de un puesto de lectura. La infraestructura
informática deberá permitir un buen mantenimiento posterior, así como un alto
grado de flexibilidad para poder realizar ampliaciones e incorporar nuevas
tecnologías que vayan surgiendo.

SEÑALIZACIÓN

Como hemos comentado, la accesibilidad, tanto al edificio de la biblioteca como a los distintos
servicios dentro de ella, es fundamental. La señalización es, por tanto, un instrumento
indispensable para asegurar una buena conexión entre servicios y una orientación general al
lector dentro de las instalaciones.

Como es una técnica compleja que exige gran pericia, se puede encargar este trabajo a un
grafista o empresa de comunicación especializada en Señalética.

Podemos hacer uso de los colores, las palabras y los símbolos para las señales. Éstos últimos
pueden ir con o sin leyenda y expresan prohibiciones (de fumar, de paso), direcciones (secciones
de la biblioteca, salidas normales, de incendios) y todo tipo de indicaciones como servicios
higiénicos, ascensores, cafetería, etc.

BARRERAS ARQUITECTÓNICAS

Puesto que la biblioteca debe ser accesible en su totalidad, deben poder circular por el edificio
sin problemas: discapacitados físicos, cochecitos de bebés, ancianos y personas con dificultades
de movimiento. Nos encargaremos de eliminar peldaños, desniveles y obstáculos que impidan el
flujo de todo tipo de usuarios.

ASPECTOS TÉCNICOS

Se deben aprovechar al máximo las condiciones naturales de iluminación, ventilación, acústica y


temperatura.

• Luz

El edificio debe recibir en toda época buena luz solar, que favorezca la iluminación
natural y la conservación, aunque hay que evitar que ésta incida sobre las personas y el
material.

Cuando no se pueda disfrutar de luz natural, recurriremos a la artificial. La luz debe ser
la adecuada para cada espacio, asegurándonos de tener una instalación revisada y
segura. La intensidad de la luz será mayor en: las salas de lectura, evitando reflejos y
sombras en mesas y pantallas, y menor en: los depósitos.

• Climatización

El concepto de climatización engloba la temperatura, la ventilación y la humedad.

La temperatura debe ser regulada por un sistema que asegure la confortabilidad,


proporcionando calefacción o aire acondicionado según las condiciones climáticas lo
requieran. Se recomienda que la temperatura no sobrepase los 22 grados.

La ventilación es importante porque el aire acumulado favorece el desarrollo de parásitos


y enemigos del libro. La ventilación puede ser natural, abriendo las ventanas, o artificial
mediante sistemas mecánicos. En cualquier caso, deben evitarse las corrientes de aire y
la entrada de agua, polvo, sol o insectos durante la ventilación.

La humedad relativa del aire debe controlarse en torno al 50%

Por último, los materiales en conservación tienen recomendaciones especiales.

• Sistemas de seguridad

Todas las instalaciones de la biblioteca deben seguir las normas vigentes para hacer del
edificio un lugar seguro.

También existen las medidas preventivas contra el robo: alarmas, cintas magnéticas,
detectores, vigilancia presencial, etc.
Los dispositivos contra incendios forman parte de la seguridad del edificio. Éstos
detectan automáticamente la presencia de humo o un foco de calor. Hay varios tipos de
instalaciones para luchar contra el fuego una vez iniciado: aspersores, chorro de
espuma, extintores, etc. Los materiales de construcción deben ser ignífugos y no
inflamables.

• Acústica

La biblioteca debe ser un sitio tranquilo y silencioso. Determinados espacios de la


biblioteca generadores de ruidos deberán recibir un tratamiento acústico específico,
como son la sala de audiovisuales, la sala polivalente o la fonoteca.

Para el aislamiento acústico de los ruidos del exterior se estudiará una insonorización
adecuada según la oferta del mercado.

6. EVALUACIÓN DEL EDIFICIO E INSTALACIONES

La evaluación de las instalaciones es una faceta más dentro de las mediciones de calidad que
pueden realizarse en una biblioteca. Intentaremos conocer los puntos débiles y los puntos
fuertes a este respecto, e intentar hacer mejoras en la medida de lo posible. Así lograremos
tener previsiones de presupuesto y avanzar hacia una gestión integral de la biblioteca.

7. El ESPACIO VIRTUAL DE LA BIBLIOTECA

La combinación de la colección tradicional de una biblioteca con la colección virtual ha venido a


denominarse biblioteca híbrida.

A lo largo de la exposición del tema hemos tratado del espacio “real” de la biblioteca. A
continuación señalaremos la importancia creciente de la organización del espacio “virtual” de la
biblioteca:

La gestión de contenidos, también llamada arquitectura web, es una técnica que pretende
conseguir la estructuración y presentación lógica y ordenada de los contenidos de un sitio web.
Dos de sus principales objetivos son evitar la sensación de desorientación del usuario ante la
inmensidad cibernética y evitar la pérdida de tiempo y recursos.

Podemos poner en práctica la gestión de contenidos para el diseño del interfaz del OPAC o para
la web de información general de la biblioteca, teniendo en cuenta que la imagen del sitio web
de la biblioteca es tan importante como la imagen del edificio.

8. CONCLUSIÓN
Por último, deseamos incluir en el tema las últimas tendencias en construcción y equipamiento
de bibliotecas.

Por un lado, tenemos las consideraciones que hizo Jay K. Lucker en la Conferencia de Boston de
2001 sobre planificación de espacios en bibliotecas, en la que hizo hincapié en las siguientes
ideas: tipo y cantidad de espacio que se necesitará en el futuro, el impacto de las publicaciones
electrónicas, la digitalización de la colección y los recursos compartidos.

Por otra parte, S. Romero sugirió también en 2001 algunas tendencias generales, como la
necesidad de acomodarse a los cambios, huyendo de modelos rígidos.

Por ultimo, este verano (2003) se ha celebrado en París el 13º seminario de la IFLA sobre
equipamiento de bibliotecas con el título “Bibliotecas como espacios: edificios para el siglo XXI”.
1.25. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES AL SERVICIO DE LAS
BIBLIOTECAS. LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL

1. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL

2. IFLA: HISTORIA, ESTRUCTURA Y PROGRAMAS INTERNACIONALES

3. UNESCO

4. ISO

5. OTRAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES

• ISKO
• IATUL

6. ORGANIZACIONES NACIONALES
1. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Actualmente el intercambio de información es un aspecto imprescindible en las


relaciones internacionales, debido al enorme crecimiento de las actividades científicas y
tecnológicas.

Por tanto, a lo largo del siglo XX se ha desarrollado enormemente la cooperación


entre países en el ámbito bibliotecario. La cooperación internacional es de hecho el
objetivo hacia el que se mueven las bibliotecas de todo el mundo.

El asociacionismo profesional ha sido la primera forma de cooperación, que además


ha acelerado otras actividades cooperativas. Por otra parte, este asociacionismo permite
alcanzar objetivos comunes para el beneficio del mayor número posible de bibliotecas y países.

Hoy en día existen un gran número de organizaciones que trabajan de manera


colectiva en aspectos relacionados con las bibliotecas y la documentación. Este trabajo conjunto
es de diversos tipos, en algunos casos la relación que une a las bibliotecas consiste en la
creación y uso de catálogos colectivos, pero en otros casos la finalidad también incluye llevar a
cabo proyectos conjuntos.

Tenemos que mencionar aquí una de las organizaciones de bibliotecas más importantes
y que más ha hecho por la cooperación internacional, la ya desaparecida FID (International
Federation for Information an Documentation). La FID tuvo sus orígenes en el Instituto
Internacional de Bibliografía, fundado en 1895 en Bruselas por Paul Otlet y Henri LaFontaine con
la intención de realizar un Repertorio Bibliográfico Universal. La FID obtuvo categoría legal como
organismo internacional no gubernamental en su reunión de 1959 en Varsovia. El trabajo
principal de esta organización se centraba en la CDU, sistema de clasificación creado por la FID,
a partir de la Clasificación Decimal de Dewey, para contribuir al repertorio bibliográfico universal.

A continuación vamos a repasar algunas de las organizaciones internacionales más


importantes en el ámbito de la biblioteconomía, mencionando también alguno de sus proyectos
más importantes.

2. IFLA (INTERNATIONAL FEDERATION OF LIBRARY ASSOCIATIONS AND


INSTITUTIONS)

La IFLA (Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas) es, en


la actualidad, la institución internacional más importante en al terreno de las
bibliotecas.

Sus antecedentes se sitúan en la Conferencia Internacional del Bibliotecario de 1877 y


en el Congreso de Bibliotecarios de 1926 en Praga, pero la IFLA surgió formalmente en una
conferencia internacional celebrada en Edimburgo en 1927 y su reglamento se aprobó en el I
Congreso de Bibliotecas y Bibliografías celebrado en Roma en 1929. La principal función de la
IFLA era convertirse en un foro de contacto e intercambio de ideas y experiencias entre
bibliotecarios.

Actualmente, entre los objetivos de la IFLA se encuentran promover el entendimiento


internacional, la cooperación, la investigación y el desarrollo de todos los campos de la actividad
bibliotecario, y construir un ente de representación de la biblioteconomía en olas materias de
interés internacional.
♣ Entre los PRINCIPIOS de la IFLA están:

• El respaldo de los principios de libertad de acceso a la información, ideas y obras


de la imaginación y la libertad de expresión recogidos en el Artículo 19 de la
Declaración Universal de los Derechos Humanos.

• La creencia de que la gente, comunidades y organizaciones necesitan el acceso


universal y equitativo a la información, ideas y obras de la imaginación para su
bienestar social, educativo, cultural, democrático y económico.

• La convicción de que el cumplimiento de servicios de información y bibliotecas


de alta calidad garantiza dicho acceso

• El compromiso de permitir que todos los miembros de la Federación acojan y se


beneficien de sus actividades independientemente de su nacionalidad, género,
lengua, filosofía política o religión.

♣ Según sus estatutos, la IFLA desarrollará las siguientes ACTIVIDADES:

• emprender, promover y coordinar investigaciones y estudios

• recoger, publicar y difundir información relacionada con las bibliotecas, la bibliografía


y la información

• organizar actividades de formación, conferencias...

• colaborar con organizaciones internacionales en los campos de la información, la


documentación y los archivos

Dentro de las actividades de la IFLA hay que destacar dos comités:

- Free Acces to Information and Freedom of Expresión (FAIFE), fundado en


Copenhague en 1998, y relacionado con el acceso a la información y la
libertad de expresión

- Committe on Copyright and other Legal Matters (CLM), relacionado con los
derechos de autor.

♣ Actualmente la IFLA cuenta con más de 1500 MIEMBROS distribuidos en dos categorías:

 Miembros asociados, entre los que se encuentran las asociaciones de


bibliotecarios y profesionales de la información, asociaciones de bibliotecas y servicios de
información y las instituciones educativas y de investigación del campo de la
biblioteconomía.

 Miembros institucionales, son las bibliotecas, institutos de investigación y


todo tipo de organizaciones del sector de las bibliotecas y la información.

La IFLA se organiza en ocho divisiones, que se subdividen a su vez en secciones y


mesas de trabajo. Para llevar a cabo su actividad la IFLA establece una serie de programas
marco, en los que se inscriben los diferentes proyectos y acciones.

♣ Los principales programas marco que se están desarrollando son:

• ALP (Advancement of Librarianship): proyectos encaminados a favorecer el


desarrollo de bibliotecas en los países en vías de desarrollo
• PAC (Preservation and Conservation): intercambio de experiencias, aplicaciones, etc.
para la conservación de las colecciones bibliotecarias

• UAP (Universal Availability of Publications): centrado en la disponibilidad universal


de las publicaciones o acceso a cualquier documento, a través del préstamo
interbibliotecario, la fotodocumentación o el canje

• UBCIM (Universal Bibliographic Control and International MARC) que persique


objetivos como la unificación de catálogos y bibliografías, la normalización de la
descripción bibliográfica, el control unificado de autoridades y el desarrollo del UNIMARC.

La IFLA trabaja en cooperación con otros organismos nacionales e


internacionales como la UNESCO, la ISO, etc.

Además, publica normas, informes, estudios profesionales, etc. Podemos destacar


aquí dos documentos: el Manifiesto sobre Internet de la IFLA, proclamado el 1 de mayo de 2002,
o el Manifiesto de la UNESCO / IFLA sobre la biblioteca pública preparado en colaboración por las
dos organizaciones y aprobado por la UNESCO en 1994.

En agosto de 2006 se celebró en Seúl (Corea del Sur) la 72ª Conferencia General y
Congreso de la IFLA que, bajo el lema Bibliotecas: Motores Dinámicos de la Sociedad del
Conocimiento y de la Información, reunió a más de 5.000 profesionales de las bibliotecas de
todo el mundo.

3. UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la


Cultura)

La Constitución de la UNESCO fue aprobada en la Conferencia de la ONU de Londres de


1945 y entró en vigor el 4 de noviembre de 1946, ratificada por 20 Estados. Actualmente hay
189 Estados miembros de la UNESCO.

El principal objetivo de esta organización es contribuir a mantener la paz y la


seguridad en el mundo a través de la educación, la ciencia, la cultura, la comunicación
y la colaboración entre naciones para, de esta manera, asegurar el respeto universal a la
justicia, la ley, los derechos humanos y las libertades fundamentales que la Carta de las
Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos sin distinción de reza, sexo, lengua o religión.

Para cumplir esto la UNESCO desempeña cinco funciones principales:

• estudios prospectivos, es decir, las formas de educación, ciencia, cultura y


comunicación para el mundo del mañana

• el adelanto, la transferencia y el intercambio de los conocimientos

• actividad normativa

• conocimientos especializados

• intercambio de información especializada

La UNESCO está formada por tres órganos:

 Conferencia General, es el órgano rector supremo de la UNESCO, aprueba el


Programa y Presupuesto de la Organización.
 Consejo Ejecutivo, compuesto por 58 representantes de los estados miembros, es
responsable de la ejecución efectiva de las decisiones de la Conferencia.

 Secretaría, es el órgano ejecutivo de la Organización.

En 1990 se estableció el Communication and Information Sector (CI), cuyo programa


arranca de la Constitución de la UNESCO. El CI consta del Communication Development Division
(División para el desarrollo de la comunicación), Division for Freedom of Expresión, Democracy
and Peace (División para la libertad de expresión, la democracia y la paz) y la Information
Society Division (División para la sociedad de la información).

Los tres objetivos principales del Communication and Information Sector son:

- promover el tráfico libre de ideas y acceso universal a la información

- promover la expresión del pluralismo y la diversidad cultural en los medios y


redes de información mundial

- promover el acceso de todos a las tecnologías de la información y la


comunicación (ICT)

La UNESCO asiste en la consolidación de infraestructuras bibliotecarias y en la promoción de la


cooperación interbibliotecaria internacional. Es también promotora de UNAL (Red de la UNESCO
de Bibliotecas Asociadas) creada en 1990 para establecer un nexo entre bibliotecas de distintas
regiones del mundo. El objetivo principal de UNAL es promover la participación de las
bibliotecas en actividades de la UNESCO como la promoción de los derechos humanos y la
paz, la protección del medio ambiente, etc. Actualmente, más de 500 bibliotecas de todo el
mundo son miembros de esta red.

4. ISO (International Standard Organization)

La ISO es una organización no gubernamental creada en 1947 para favorecer el


desarrollo de la normalización y permitir así la comunicación y el intercambio científico y
tecnológico. Sus trabajos, que abarcan todos los campos de la ciencia, la técnica y la economía,
se traducen en acuerdos internacionales y se publican en forma de normas internacionales.

La ISO realiza su trabajo mediante comités técnicos, sub-comités y grupos de


trabajo. El comité encargado de Información y Documentación es el TC 46, y sus funciones
abarcan la normalización de las prácticas llevadas a cabo en bibliotecas, centros de
documentación e información, archivos, etc. Algunas de las normas ISO en el campo de la
biblioteconomía son:

- ISO 2108:1992: sistema internacional para la numeración de libros (ISBN)

- ISO 3297:1986: numeración internacional normalizada de publicaciones en


serie (ISSN)

- ISO 11620:1998: indicadores de rendimiento de bibliotecas

5. OTRAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES

5.1. ISKO (Asociación para la Organización del Conocimiento)


La ISKO es una sociedad internacional fundad en 1989 con el propósito de constituir un
enlace (a nivel nacional e internacional) entre las distintas asociaciones preocupadas por los
problemas conceptuales que plantean la organización y procesamiento del conocimiento. Esta
asociación cuenta con más de 500 miembros en más de 50 países.

Según sus estatutos ISKO desarrollará actividades de promoción de la investigación y de


desarrollo y aplicación de los métodos existentes para la organización del conocimiento. Entre
sus objetivos está promover el intercambio, nacional e internacional, de información y
experiencias entre los científicos y profesionales de diferentes áreas del conocimiento.

5.2. IATUL (International Association of Technological University Libraries)

IATUL fue fundada en Dusseldorf en 1955 como un foro internacional para el intercambio
de ideas sobre biblioteconomía en universidades tecnológicas del mundo. El objetivo principal de
esta asociación es proporcionar un foro donde directores y administradores de bibliotecas
puedan intercambiar opiniones sobre asuntos de importancia para la profesión, además de
proporcionarles una oportunidad para desarrollar colaboraciones que les permitan resolver
problemas.

IATUL trabaja en la actualidad junto a la Sección de Bibliotecas de Ciencia y Tecnología


de la IFLA. Desde 1999 IATUL es también miembro del Consejo Internacional para la
Información Científica y Tecnológica (ICSTI – International Council for Scientific and Technical
Information – )

5.3. EUSIDIC (Asociación Europea de Servicios de Información)


Creada en 1970 con el fin de promover la cooperación y el intercambio de experiencias entre los
centros de documentación que ofrecían servicios de DSI en batch, su orientación ha ido
evolucionando y ha tenido uno de los papeles más activos de Europa en el desarrollo de los
servicios de información automatizados.

5.4. EURONET-DIANE.
EURONET-DIANE. Euronet es la red europea de transmisión de datos; Diane es la agrupación de
distribuidores. Euronet-Diane enlaza las terminales de todos los paises de la CEE.

5.5. ITC (International Translation Center)


Nacido bajo los auspicios de la OCDE como un centro europeo de traducciones, su función es
alentar, mejorar y facilitar la utilización de la documentación editada en lenguas poco accesibles,
que sean de interés para la ciencia y la industria.

6. ORGANIZACIONES NACIONALES

En España hay un gran número de asociaciones de bibliotecas, tanto de ámbito


nacional como de ámbito autonómico.

Entre ellas hay que destacar ANABAD (Asociación Española de Archiveros,


Bibliotecarios, Museólogos y Documentalistas) y FESABID (Federación Española de Sociedades
de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística).

ANABAD es una asociación profesional de ámbito estatal creada en 1949, pretende ser
un cauce de información actual y cualificada para los socios y los que trabajan o se interesan en
el ámbito de la información. Entre sus objetivos están defender los intereses profesionales de
sus socios, contribuir a la formación profesional, etc.

FESABID nació en 1988 como respuesta a la necesidad de tener un foro de discusión y


encuentro común a todas las asociaciones autonómicas surgidas. Actúa como interlocutor único
ante el Ministerio de Cultura. Entre los objetivos de la Federación están el fomento de la
colaboración entre sus miembros, promover y desarrollar actividades relacionadas con
bibliotecas y centros de documentación. FESABID es además miembro de organizaciones
internacionales como la IFLA.
1.6. GESTIÓN DE LA COLECCIÓN: SELECCIÓN Y ADQUISICIÓN DE
LIBROS Y OTROS MATERIALES. CRITERIOS, FUENTES Y METODOS
PARA LA CONSTITUCION Y EL MANTENIMIENTO DE LA COLECCIÓN.
NORMA ISO 11799 PARA ALMACENAMIENTO DE LA COLECCIÓN
BIBLIOGRAFICA.

ESQUEMA

1. INTRODUCCIÓN

• Definición de colección
• Concepto “Gestión de la colección”
• Planificación

2. SELECCIÓN

• Definición de Selección. Importancia


• Leyes Ranganathan
• Criterios cualitativos y cuantitativos
• Fuentes
• El expurgo
• Selección de recursos de Internet

3. ADQUISICIÓN

• Concepto
• Procedimientos
• Compra
• Canje
• Donativo
• Depósito  Depósito Legal  el D.L. en España
• Adquisición cooperativa
• Automatización de las adquisiciones (SIGB)
• Registro y Sellado

4. EVALUACIÓN DE LA COLECCIÓN

• Concepto
• Planificación previa
• Métodos:
• Por su uso
• Por sí misma

5. NORMA ISO 11799 PARA ALMACENAMIENTO DE LA COLECCIÓN BIBLIOGRAFICA

6. CONCLUSIÓN
1. INTRODUCCIÓN

DEFINICIÓN DE COLECCIÓN

Siguiendo la definición de Luisa Orera, entendemos por colección o fondo bibliográfico “el
conjunto de materiales bibliotecarios que la biblioteca pone a disposición de los usuarios”. Hoy
en día, se considera que la colección de una biblioteca es la suma de los fondos ubicados
físicamente en ella más la colección accesible por medios informáticos y telemáticos, lo que
incluye documentos electrónicos y en formato digital.

• FORMACION DE UNA COLECCIÓN INICIAL

Es conveniente que la colección inicial no sea demasiado extensa para que pueda incrementarse
de manera considerable durante los primeros años en función de las necesidades de los
usuarios. Las características de la colección podrán variar según cambie le grupo de usuarios.

• CONCEPTO “GESTIÓN DE LA COLECCIÓN”

La formación de una colección supone la realización de dos operaciones distintas pero


complementarias: la selección y la adquisición. Estas dos tareas bibliotecarias tradicionales han
dado paso a un concepto más globalizador, como es la gestión de la colección. Esta abarca
varias actividades, que van desde la selección y adquisición hasta la evaluación, la conservación,
la cooperación y afecta a la gestión de la biblioteca en sí misma.

• PLANIFICACIÓN

Como en cualquier proceso dentro de una biblioteca, la planificación es un factor clave para
obtener óptimos resultados, por lo que deberá redactarse un programa que refleje las políticas
de gestión y desarrollo de colecciones, en función del tipo y objetivos de la biblioteca, de las
necesidades de los usuarios reales y potenciales, ajustándonos como es habitual al presupuesto
del que disponemos.

2. SELECCIÓN

• DEFINICIÓN DE SELECCIÓN. IMPORTANCIA

La selección es el proceso por el cual se decide qué documentos deben añadirse a la colección de
una biblioteca.

Dicho proceso ha visto crecer exponencialmente su importancia debido a la enorme producción


de información y la imposibilidad de adquirir todo. A esto se añaden las limitaciones económicas,
de espacio y de personal y la diversificación y el aumento de la demanda informativa.

• PRINCIPIOS DE LA SELECCIÓN

o Constituir el fondo teniendo en cuenta el programa específico de cada biblioteca.


o La colección debe contener todas las materias que contribuyan a su funcionamiento.
o Máxima calidad en los materiales seleccionados.
o Conocer la comunidad para seleccionar fondos apropiados y las demandas y
peticiones de los usuarios.
o Tener en cuenta nacionalidades, creencias, ideologías, minorías, etc.
• CRITERIOS

Para realizar una selección coherente y equilibrada deberemos conocer bien la colección ya
existente y mantener una neutralidad ideológica. Además, seguiremos unos criterios básicos de
selección que pasamos a estudiar:

Los criterios internos, relativos al contenido intelectual:

1. Autoridad e imparcialidad del autor


2. Calidad de la obra en cuanto a precisión y actualidad
3. Tratamiento adecuado de la materia según la exactitud de la información,
globalidad y el rigor científico.
4. Presencia de elementos complementarios (ilustraciones, gráficos, …)

Los criterios externos , relativos a la presentación material de los documentos, su


calidad:

5. Encuadernación
6. Calidad tipográfica
7. Tipo de papel
8. Datos sobre el contenido (autor, traducciones, editorial,…)
9. Acceso a la información (índices, anexos)

Los criterios variados:

10. Presupuesto
11. Uso potencial de la obra

Cabe señalar que existen criterios específicos para los distintos tipos y soportes documentales.
Es el caso de las publicaciones periódicas en formato electrónico, que han generado una
vastísima literatura profesional por los problemas que presentan de accesibilidad, elevado precio
y derechos de autor entre otros.

Para los materiales no librarios se tendrán en cuenta la calidad técnica, el software requerido
para su lectura, las posibilidades de consulta y búsqueda, la amigabilidad del interfaz y la
usabilidad en el manejo.

• FUENTES

La selección de fondos puede tener como finalidad construir la colección inicial o incrementarla o
mantenerla actualizada.

El bibliotecario puede facilitar su labor selectiva consultando diversas fuentes, ya sean en


formato papel, en CD-ROM o en Internet, según la tendencia actual. Estas fuentes son:

- Fuentes Bibliográficas:
- Comerciales:
- Catálogos y boletines de libreros, editores y distribuidores. El más importante es
el ISBN, gestionado por la Agencia Española del ISBN del Ministerio de Cultura.
- Catálogos de librerías de libros antiguos: permiten seleccionar documentos
descatalogados, agotados.
- No Comerciales: Suministran información técnica realizada generalmente por
profesionales: Bibliografías nacionales, generales, especializadas, de organismos
oficiales, de publicaciones periódicas, retrospectivas, de bibliografías.

- Fuentes No Bibliográficas: Desde los comentarios aparecidos en revistas especializadas


hasta el criterio de especialistas, citas, recursos web, lecturas personales, reseñas
valorativas de bibliografías de revistas especializadas y de prensa, desideratas de los
usuarios, asesoramiento de profesionales, encuestas, consultas personales, visitas a
librerías.

• EL EXPURGO

El expurgo: Concepto

El expurgo o selección negativa es la operación técnica de evaluación crítica de la


colección con vistas a la retirada de parte de la colección. El expurgo es una tarea más
dentro de la gestión de la colección, basada en la idea de vigencia y eficacia.

Las razones para el expurgo son entre otras: ahorro de espacio, adecuación de la
colección a las necesidades de los usuarios, eliminación de documentos obsoletos,
recuperación de obras desubicadas, mejora de la imagen de la biblioteca, entre otras.

El destino de los documentos expurgados no es necesariamente la destrucción de los


mismos. Los fondos pueden transferirse al depósito cerrado o a un depósito cooperativo,
o transferirlos a otra biblioteca mediante donativo o canje. Otra solución es el cambio a
soporte digital.

El expurgo: Metodología

- Antes de realizar un expurgo hay que llevar a cabo un análisis previo de la


situación que nos permita fijar unos objetivos.

- A la hora de expurgar la colección, seguiremos unos criterios, que pueden ser


por ejemplo la antigüedad de las obras, su escaso uso, la redundancia, la baja calidad de
la información contenida en ellas, posible inadecuación a las necesidades de los usuarios,
obras estropeadas y en mal estado.

- Dado que el expurgo es una tarea costosa en tiempo, dinero y esfuerzo, una vez
finalizado deberemos realizar una evaluación del mismo para ver si se han alcanzado los
objetivos fijados en la planificación y poder corregir posibles fallos.

• SELECCIÓN DE RECURSOS DE INTERNET

Para terminar con la selección, un breve apunte acerca de los recursos en Internet. El
crecimiento inconmensurable de los recursos disponibles en Internet ha provocado la reacción de
la comunidad bibliotecaria, que ve necesario desarrollar estrategias para integrar los recursos de
interés y calidad en la colección tradicional. Las políticas de selección y adquisición deben por
tanto establecer las pautas para la selección de recursos electrónicos.

3. ADQUISICIÓN
• CONCEPTO

Proceso por el cual la biblioteca incrementa su colección, a través de distintas modalidades.


Una vez que los documentos han sido seleccionados, el siguiente paso es la adquisición, aunque
no necesariamente todos los documentos seleccionados son finalmente adquiridos, lo que irá en
función de la política de adquisiciones, los recursos económicos y del tipo de biblioteca.

• PROCEDIMIENTOS

El procedimiento habitual de adquisición es la Compra. Se debe analizar el tipo de proveedor en


función del aspecto económico, de la rapidez del servicio y de la eficacia en la entrega, que
suministren obras de difícil localización y aquellos que permitan hacer pedidos por Internet.
Aunque las editoriales son más baratas, se opta como proveedor a las librerías, que suministran
cualquier documento de manera ordenada y con mayor rapidez. Para controlar la compra de
documentos lo mejor es hacerlo de forma automática, teniendo un programa específico de
compras e implementando el módulo de adquisiciones de un SGB. La adquisición automatizada
ha permitido poder hacer pedidos por correo electrónico ahorrando tiempo y trabajo. El módulo
de adquisiciones de un sistema automatizado posee distintos ficheros (presupuesto, pedidos,
proveedores) que permiten sacar estadísticas, llevar el control presupuestario, hacer
reclamaciones, evaluaciones, etc. Además, se consigue introducir los datos una sola vez.

- El Canje es el intercambio de publicaciones entre bibliotecas. Normalmente se realiza con


publicaciones oficiales de instituciones, boletines, estadísticas, fondos que han perdido la
actualidad para la biblioteca, duplicados, literatura gris, siendo un buen sistema para
adquirir publicaciones agotadas. En 1976, la UNESCO dio varias recomendaciones para la
realización del canje:
- Tratar de evitar la comparación exacta de valores adoptando una actitud
generosa para conservar el valor intelectual del canje.
- Evaluar los materiales volumen por volumen
- Conseguir internacionalmente exenciones arancelarias y tarifas postales
reducidas en el envío de materiales de canje.

- El Donativo es una forma de adquisición sin coste para la biblioteca: se reciben donaciones
de personas individuales, entidades e instituciones. En las donaciones se tendrá en cuenta
que:

- No haya restricciones de uso

- No sean donaciones temporales

- No haya que mantener la colección unida si no es necesario

- Libertad para decidir sobre la colección

- Una forma de donación son los legados, procedentes de testamentos.

- Otra forma de adquisición es el Depósito, que consiste en la entrega temporal de material


a una biblioteca por parte de una persona o entidad para la custodia y uso del mismo, pero
manteniendo el depositante la propiedad. Es un método utilizado comúnmente en bibliotecas
escolares.

- El DEPÓSITO LEGAL (D.L.) constituye un sistema de adquisición propio de las bibliotecas


nacionales y regionales, que garantizan la conservación de las obras producidas en ese país
y/o región. El D.L. puede definirse como la exigencia impuesta por ley de depositar en una o
varias agencias especificadas, ejemplares de las publicaciones de todo tipo, reproducidas en
cualquier soporte, por cualquier procedimiento, para distribución pública, alquiler o venta.
La responsabilidad de realizar el D.L. recae sobre el impresor o el editor.

- El DEPÓSITO LEGAL en España. Actualmente se rige por la Orden Ministerial


de 1971 (modificada en 1973), que establece que deben depositarse:

5 ej. para obras con ISBN (3 para la B. Nacional, 1 Biblioteca. Provincial y 1 Biblioteca.
Regional)
2 ej. para registros sonoros y audiovisuales
1 ej. para guiones de cine

Las diferentes Comunidades Autónomas han ido asumiendo la gestión del depósito legal,
sin perjuicio de que la Biblioteca Nacional sea la responsable tanto del control como del
seguimiento del mismo.

- Por último, pero no menos importante, trataremos de la adquisición cooperativa. Se trata


de un procedimiento de adquisición en el que intervienen varias bibliotecas para llevar a
cabo la compra de documentos de una forma coordinada. Las adquisiciones se reparten
entre las bibliotecas por campos de interés o especialización, para evitar comprar varias
veces obras costosas de consulta ocasional. Este sistema se ha desarrollado enormemente
en los últimos años, debido principalmente a la carestía de las publicaciones, y más
concretamente de las publicaciones periódicas de carácter científico, lo que ha dado lugar a
la creación de consorcios de bibliotecas.

El plan Farmington y el plan Scandia son ejemplos de proyectos reales de adquisición


cooperativa.

En España, al igual que en otros países, se han creado consorcios, básicamente en el


entorno de las bibliotecas universitarias, que además de la adquisición cooperativa actúan
colectivamente en otros aspectos (catalogación, préstamo interbibliotecario...).

• TRAMITES EN LA ADQUISICION

- Operaciones Previas: comprobar si el documento ya está o ha sido pedido,


verificar los datos que permiten localizar el material seleccionado, comprobar que los
materiales seleccionados están disponibles en el mercado.
- Cumplimentar ficha de pedido.
- Elaborar un fichero de pedidos
- Elaborar un fichero de proveedores
- Envío de los pedidos
- Entrega y recepción de los libros
- Facturación
- Registro y sellado de los fondos recibidos
- Hoja de proceso
- Catálogo provisional.

• REGISTRO Y SELLADO

Como último punto del capítulo de adquisiciones, citaremos las tareas de registro y sellado de
los fondos, como operaciones complementarias al incremento de la colección. El registro es el
acto administrativo que consiste en la anotación exhaustiva de los datos fundamentales del
material, en definitiva un inventario de los fondos. El sellado consiste en estampar un sello de
la biblioteca para dar constancia de la propiedad del documento.
4. EVALUACIÓN DE LA COLECCIÓN

• CONCEPTO

No podemos concluir este tema sin hablar de la evaluación de la colección, instrumento


fundamental para los gestores de la colección, que consiste en valorar la utilidad y pertinencia
de las colecciones de una biblioteca en relación a sus usuarios y programas.

• PLANIFICACIÓN PREVIA

El procedimiento de evaluación habrá de ser cuidadosamente planificado antes de iniciar el


trabajo, e irá acorde con la política de desarrollo de la colección y con la misión, metas y
objetivos generales de la biblioteca.

• MÉTODOS

Existen distintos métodos para la evaluación: aquellos que se basan en el ¹uso que se hace de la
colección y ²aquellos que evalúan la colección en sí misma.

1. Para evaluar la colección por su uso están:

el estudio del servicio de préstamo, estudio de la consulta in situ, estudio del préstamo
interbibliotecario, todos ellos simplificados gracias a la automatización. También se dan las
encuestas de opinión y las simulaciones de uso.

2. Para evaluar la colección en sí misma, se pueden hacer:

- la comparación con listas, que consiste básicamente en confrontar listas de obras


que se consideren imprescindibles con las de nuestro catálogo para detectar
carencias o desajustes. Una variante de esta metodología es el sistema conocido
como CONSPECTUS.

- las estadísticas, el examen directo de la colección en los estantes y el


seguimiento de normativas y recomendaciones de organismos competentes.

5. NORMA ISO 11799 PARA ALMACENAMIENTO DE LA COLECCIÓN BIBLIOGRAFICA

Esta norma para el almacenamiento de documentos fue elaborada por un grupo de trabajo
internacional que tras valorar las regulaciones nacionales en EEUU, Rusia, Holanda, Italia, Suecia
y UK, decidió que ninguna de ellas individualmente podría aplicarse como base de una norma
internacional porque eran resultado de circunstancias y supuestos particulares.

Incluye tanto los materiales de archivos como los de archivo, pero deja de lado algunas
cuestiones relativas a la gestión de depósitos. Se limita al papel, excluyendo otros soportes
como el pergamino. Muchas de las medidas sobre edificación y construcción quedan sujetas a las
regulaciones de cada nación o comunidad.

La ISO 11799:2003 especifica las características de los depósitos de uso general usados para el
almacenamiento de larga duración de los materiales del archivo y de la biblioteca. Se ocupa de
la construcción del edificio, la instalación y el equipo que se utilizará.

Se aplica a todos los materiales del archivo y de la biblioteca almacenados en los depósitos de
uso general, donde los materiales de diferentes soportes se pueden almacenar juntos. Tiene en
cuenta el establecimiento de áreas separadas o de compartimientos dentro de los depósitos
individuales donde el ambiente se puede controlar para crear las condiciones ambientales
adecuadas a los materiales específicos del archivo.
6. CONCLUSIÓN

Concluimos la exposición del tema señalando la importancia de comprender que la adquisición y


la selección están encuadradas en un contexto organizativo global de la gestión de bibliotecas,
donde ya no se trabaja unitariamente, sino coordinándose con todas las áreas de la biblioteca,
trabajando en equipo, y también en cooperación con otras bibliotecas.
1.10. LOS LENGUAJES DE MARCADO APLICADOS A LOS REGISTROS
BIBLIOGRAFICOS. XML MARC DTD; XML MARC SCHEMA.

1. INTRODUCCION

2. EL LENGUAJE DE MARCADO DE HIPERTEXTO (HTML)

3. PRESENTACION DE DOCUMENTOS: HOJAS DE ESTILO. ULTIMAS TENDENCIAS.

4. EL LENGUAJE EXTENSIBLE DE MARCADO (XML)

5. XML Y MARC. DTD Y SCHEMA


1. INTRODUCCION

Durante generaciones, en las redacciones de las editoriales se han venido haciendo anotaciones
en los manuscritos, para dar instrucciones a los tipógrafos. Este sistema de “marcado”
evolucionó a us aire hasta 1986, fecha en la que la ISO aprobó un sistema para la creación de
nuevos lenguajes de marcado.

Este primer sistema, denominado SGML (Standard Generalizad Markup Language) o lenguaje de
marcado estandar generalizado es un lenguaje para la descripción de lenguajes, un
“metalenguaje”, útil en aplicaciones de carácter editorial. El único problema del SGML es su
excesiva generalidad, y además está repleto de ingeniosas soluciones para ahorrar pulsaciones
de tecla, propias de una época en la que cada byte era precioso.

Los lenguajes de marcas, también denominados lenguajes de marcado o lenguajes de


descripción de documentos, construyen un conjunto de reglas que definen todo aquello que es
parte de un documento digital, pero que no pertenece al texto del mismo. Los lenguajes de
marcas no son lenguajes de formato similares a los lenguajes que se usan en Internet como los
de descripción de páginas (archivos PostScript, archivos .pdf, etc.) ni son lenguajes de
programación (Java, Perl, C++...), sino que se trata de lenguajes orientados a definir la
estructura y la semántica de un documento. En realidad, más que de lenguajes, podríamos
hablar de metalenguajes o sistemas formales mediante los cuales se añade información o
codificación a la forma digital de un documento bien para controlar su procesamiento, bien para
representar su significado.

Por regla general, la mayor parte de autores distinguen 2 tipos básicos de lenguajes de
marcado:

• Lenguaje de marcado de procedimiento o procesado: Las anotaciones o marcas de los


lenguajes de procedimiento describen la forma y el significado de las operaciones
tipográficas que van a ser aplicadas a cada uno de los elementos del documento. Por
ejemplo, una regla de un lenguaje de procedimiento indicaría que el título de la sección de
un texto debe ser impreso en una sola línea con una fuente de seis puntos más grande que
el resto del texto, con objeto de que los lectores puedan inferir que es el título. Se refiere,
pues, a la apariencia física o formato (fuente, estilo de letra, tamaño, etc.) tanto del
documento en pantalla como del documento impreso.
• Lenguaje de marcado estructural o descriptivo: En los lenguajes estructurales las marcas
o anotaciones únicamente describen la estructura lógica del documento digital y/o la
descripción del contenido, no su tipografía.

2. EL LENGUAJE DE MARCADO DE HIPERTEXTO (HTML).

HTML (Hipertext Markup Language) o lenguaje de marcas de hipertexto es el lenguaje que


permite la generación de hipertextos en la World Wide Web. Este lenguaje deriva de la
existencia de otros lenguajes de marcados previos y, a su vez, ha tenido unos desarrollos
posteriores. HTML (HyperText Markup Language) es un lenguaje muy sencillo que permite
describir hipertexto. La descripción se basa en especificar en el texto la estructura lógica del
contenido (títulos, párrafos de texto normal, enumeraciones, definiciones, citas, etc.) así como
los diferentes efectos que se quieren dar (especificar los lugares del documento donde se debe
poner cursiva, negrita, o un gráfico determinado) y dejar que luego la presentación final de
dicho hipertexto se realice por medio del navegador.
El lenguaje HTML está basado en la definición de SGML. HTML nació en 1990, y su entorno se
basa en comandos concretos que han sido sometidos a constantes cambios y a un crecimiento
vertiginoso. La tarea de determinar la sintaxis de estos comandos recae en primer lugar en el
Consorcio World Wide Web (W3C). Su objetivo es la creación de documentos que puedan
difundirse sin problemas por la red y que puedan ser interpretados por los diferentes
navegadores o "browsers". Se trata de un lenguaje muy sencillo que permite estructurar textos
y establecer enlaces con otros documentos y que se ha convertido en la Norma ISO
15445:2000. Para todo lo relacionado con el lenguaje HTML hay que consultar el sitio web del
W3 Consortium ( (http://www.w3.org/TR/REC-html40/) donde se publican las Recomendaciones
y especificaciones sobre este lenguaje, así como las distintas versiones normalizadas.
Básicamente, HTML utiliza los mismos elementos que el lenguaje SGML, las etiquetas,
instrucciones o marcas (tags, en inglés) que igualmente están compuestas de códigos
enmarcados por signos.
Cualquier documento HTML comienza con una etiqueta y termina con la misma etiqueta
precedida de una barra /. Dentro existen dos zonas bien identificadas, el encabezamiento, que
se identifica con la etiqueta y sirve para definir valores válidos en todo el documento y el cuerpo
del documento, cuya etiqueta es y que muestra la información del documento.
Dentro del encabezamiento, la etiqueta fundamental es la del título o TITLE. En el cuerpo del
documento BODY se pueden establecer categorías utilizando diversos tamaños de fuentes,
estableciendo así la estructura básica del documento.
También podemos determinar el estilo y tipo de letra mediante determinados atributos, como
son los de final de línea "br" y final de párrafo "p", los de presentación de texto preformateado,
es decir, manteniendo espacios y retornos de carro (etiqueta "pre") o los de negrita "b", cursiva
"i" o centrar "center". Además se pueden definir listas numeradas y no numeradas, glosarios,
marcar líneas horizontales para separar textos o insertar comentarios, etc.
Pero, sin duda, los elementos más característicos del lenguaje HTML son las etiquetas <A> que
marcan los anclajes o anclas utilizados para establecer un enlace con texto o gráficos de otros
documentos. La directiva ancla debe incluir el parámetro href="URL" para apuntar a la
dirección o URL y el texto para pulsar. En cuanto a los gráficos, se pueden insertar mediante la
directiva IMG con el parámetro src="URL". Pero no existe compatibilidad entre los distintos
formatos gráficos, el más extendido es el GIF, aunque existen otros muchos. En cualquier caso,
para dotar al documento de una mayor accesibilidad, se puede añadir el parámetro alt="texto
sustitutivo" por si el gráfico no puede ser visualizado. También podemos hacer que un gráfico
se convierta en enlace.
Por último, los caracteres reservados, como los signos < >, las vocales acentuadas o la ñ,
pueden ser utilizados dentro del texto del documento mediante la sustitución de estos signos por
una cadena de caracteres. Es cierto que la mayor parte de los navegadores admiten la escritura
directa de los signos en cuestión dentro del documento, pero en otro tipo de programas, como
en los de correo electrónico, pueden surgir problemas, por lo que se precisa un pequeño
programa de conversión.
Existe un lenguaje HTML dinámico llamado DHTML (Dinamic HyperText Markup Language) que
ha creado nuevas etiquetas para el lenguaje HTML con nuevas opciones de estilo y programación
que permiten webs con animaciones y una mayor interactividad. En realidad no se trata de un
nuevo lenguaje, sino de nuevas posibilidades que pueden integrarse en las páginas web
construidas con HTML.
En conjunción con HTML, se han desarrollado las llamadas Hojas de estilo (Style Sheets). Una
hoja de estilo es una colección de reglas que afecta a la apariencia de un documento.
Actualmente el tipo más común de hoja de estilo es la llamada Hoja de estilo en cascada
(Cascading Style Sheets ó CSS). Estas normas se refieren al modo en que aparecerá un
documento en pantalla cuando el usuario utilice un navegador gráfico, controlando por ejemplo
el color, el fondo, tipo de fuente, apariencia del borde, márgenes, alineación, espacio entre
caracteres, etc.
Las últimas versiones de HTML como HTML 4.0 han desplazado muchas de las funciones
realizadas por las anteriores versiones hacia las hojas de estilo, reservando el lenguaje HTML
para cuestiones menos formales, relativas a la propia organización del contenido.
3. PRESENTACION DE DOCUMENTOS. HOJAS DE ESTILO.

El HTML está orientado desde sus orígenes a la definición de la estructura y la semántica del
documento, más que al aspecto o al estilo concreto de su representación. Pero los
programadores lo han evolucionado hacia un lenguaje más orientado a la presentación material
de la información, sobre todo en las pantallas de ordenador.
El HTML 4.0 supone la vuelta a su función primitiva, encomendando la definición del aspecto
físico del documento a hojas de estilo (Style sheets) separadas y desaconsejando el uso de
ciertos elementos o atributos relacionados con la presentación del documento, la ampliación de
su capacidad para utilizar diversos dispositivos además de la pantalla del ordenador y atender a
las limitaciones de los discapacitados.
Las características de estilo deben ser expresadas en un determinado lenguaje,
independientemente del HTML, como el CCS (hojas de estilo en cascada), desarrollado por el
W3C para definir la presentación de documentos HTML y XML. Pero el propósito más general de
XML y la diversidad de documentos que pueden crearse con este metalenguaje ha hecho
conveniente el desarrollo de un nuevo lenguaje, el XSL, promovido también por el W3C y
aplicable sólo a documentos XML, que usa sintaxis XML y que es capaz de transformar los
documentos en el momento de su presentación. XSL puede usarse para transformar en el
servidor web datos o documentos XML en documentos HTML con hojas de estilo CCS, de manera
que ambos lenguajes se complementan.
La principal ventaja del nuevo XHTML (extensible Hypertext Markup Language) es estar
vinculado con el XSL para habilitar la transformación automática de las páginas HTML entre
diferentes dispositivos como “teléfonos web” o la webTV.
En los últimos años, debido al desarrollo en la telefonía móvil del protocolo WAP (Gíreles
Application Protocol), se ha creado un nuevo mensaje de marcas, WML, que permite
intercambiar información de una forma compatible entre todos los dispositivos móviles. Este
lenguaje es similar al HTML pero incorpora etiquetas al estilo XML.

4. EL LENGUAJE EXTENSIBLE DE MARCADO (XML)

XML o eXtensible Markup Language, es un lenguaje de marcado derivado del lenguaje


SGML que proporciona una sintaxis superficial para documentos estructurados, pero que no
impone restricciones semánticas sobre el significado de los mismos. XML permite suministrar,
recibir y procesar información en la Web y puede interoperar tanto con SGML como con HTML.
XML es un estándar desarrollado por el Consorcio World Wide Web (W3C). Se trata de una
versión reducida y especializada en la Web de la norma SGML. Su caracterización como
"extensible" se deriva de la no limitación en el número de marcas o etiquetas, pues permite
crear todas aquéllas que sean necesarias. Otra de sus características principales es que permite
enlaces multidireccionales (esto es, que apuntan a varios documentos).
XML no es una nueva versión de HTML y, aunque ambos proceden de un mismo metalenguaje,
el SGML, el origen y enfoque que se ha seguido en ambos es muy distinto.
HTML no es un lenguaje de programación, es un lenguaje de especificación de contenidos para
un tipo específico de documentos SGML. Es decir, mediante HTML podemos especificar, usando
un conjunto de marcas o etiquetas, cómo va a representarse la información en un navegador. El
lenguaje HTML permite insertar menús, tablas, imágenes o bases de datos en los documentos,
pero no permite al usuario que maneje estos elementos como mejor le convenga. Esa es la gran
novedad que aporta XML.
XML conserva todas las propiedades importantes de SGML. Es decir, XML es también un
metalenguaje, dado que con él podemos definir nuestro propio lenguaje de presentación y, a
diferencia del HTML, que se centra en la representación en la pantalla de la información, XML se
centra en la información en sí misma. El objetivo del desarrollo del XML es ser un estándar que
sustituya a todo el conjunto de tecnologías que permiten hoy acceder a información a través del
Web (applets, scripts,…).
Las diferencias fundamentales de XML con respecto a HTML son:
• No requiere DTD o Document Type Definition, ya que XML apunta a la estructura de
los datos, lo que ahorra tiempo y simplifica el software de aplicación.
• XML no dispone de soporte para excepciones, por lo que cada etiqueta realiza
siempre la misma función
• No existen modelos de contenido AND, los elementos deben nombrarse siempre en
un orden preestablecido
• Tampoco dispone de las entidades internas Sdata, que en SGML permiten la
inclusión de información específica, por ejemplo símbolos matemáticos
• Es un código más reducido y menos complejo que el SGML y, por lo tanto, muchos
más fácil de usar
• Posee independencia de los navegadores, porque en lugar de añadir las etiquetas de
presentación al documento se remitirá una hoja de estilo realizada en XSL
(Extensible Style Language)
XML posee una serie de especificaciones como XLL (que incluye XLink, XPointer), XSL (que
incluye XSLT, XPATH y FO) y XML Schema que permite restringir la estructura de los
documentos XML, DOM un analizador de éste, o los lenguajes Topics Map, XFML, RDF y OWL que
le dotan de una estructura semántica. XML también es una fuente creciente para el desarrollo y
puesta en marcha de otros lenguajes sectoriales y una serie de herramientas y aplicaciones que
lo complementan.

5. XML Y MARC. DTD Y SCHEMA.

Dentro del campo de los lenguajes de marcado XML podemos señalar distintas líneas de trabajo:
• Diseño de modelos alternativos para la descripción de recursos (Dublin Core)
• Adaptación de los modelos “tradicionales” – MARC -, a los nuevos formatos
Internet (xml)
El formato XML se ha presentado como una alternativa para representar y transferir registros
MARC a través de Internet y facilitar su tratamiento automatizado
Las ventajas de XML son:
• XML ofrece un sistema de codificación más simple y fácil de procesar que el utilizado
actualmente para registros MARC (2709)
• XML se presenta como un formato “universal”, utilizado en cualquier tipo de
aplicación, frente al sistema de codificación actual de MARC
• XML elimina complejidad innecesaria para los desarrolladores
Se pretende evitar la “segregación” de MARC frente a otros formatos de metadatos Internet
utilizados en los proyectos de “biblioteca electrónica”.
Al mismo tiempo, MARC presenta ventajas frente a los formatos de metadatos que se han
propuesto para el “mundo Internet”, como Dublin Core:
• Mayor capacidad expresiva
• Soporte de más de 30 años por parte de la comunidad bibliotecaria y de la
industria software especializado
• Una semántica claramente definida, aceptada y adaptada a las distintas
realidades nacionales
• Cobertura a un amplio número de “formatos” y “tipos de información”
(autoridades, datos bibliográficos, holdings, etc.)

Resumiendo:
• MARC es un formato que permite codificar y transmitir un gran número de datos
de una forma estandarizada y fácilmente procesable
• El resto de alternativas que se an propuesto para la descripción de recursos
adaptadas a “Internet” no ofrecen la expresividad o el nivel de detalle necesario
• Estas alternativas se encuentran en fase de desarrollo, y no podemos garantizar
su permanencia en un futuro
• MARC no sólo es un estándar para facilitar el intercambio de información
bibliográfica,
• También se ha convertido en la base de los sistemas integrados de gestión
bibliotecaria actuales
Sin embargo, hay quien señala que MARC no es un formato “óptimo” para las necesidades
actuales en lo referente a la descripción de recursos:
• MARC es sumamente complejo, la descripción es costosa y lenta para el gran
número de recursos que tenemos que describir
• El creciente número de recursos a describir nos obliga a plantear sistemas de
indización “descentralizados”, que no requieran una formación tan compleja como la
requerida para trabajar con MARC, ni mecanismos de entrada de datos tan
complejos

Para adaptar MARC a Internet se siguió la iniciativa de LOC de adaptar MARC a SGML, iniciada
en 1995, cuyo objetivo era crear una DTD que permitiese la conversión de registros MARC a
SGML – y viceversa -, sin pérdida de información. Se diseñaron 2 DTDs, para datos
bibliográficos / fondos y para autoridades / clasificación y una aplicación PERL para la
conversión de MARC 2709 a MARC SGML y viceversa. Las DTD se publicaron en mayo 1996.
La utilidad de conversión se inició en julio 1997. En enerp 1998 se hizo pública. Posteriormente,
estas DTDs se migraron a XML para adaptarlas al “nuevo escenario tecnológico”. El programa
de conversión de MARC a SGML/XML utiliza PERL y nsgmls
El 5 de junio 2002, la LOC (Library of Congress) Network Development and MARC Standards
Office publicó un esquema XML para codificar registros MARC21. Este esquema, resultado del
trabajo de la LOC, OCLC, RLG - y revisado por la NLM y la National Library of Canada – sustituía
a la iniciativa anterior derivada de la DTD SGML.Este esquema está previsto que sirva para
codificar cualquier tipo de registro MARC (bibliográfico, autoridades, etc.).
El nuevo esquema pretende ir más allá de un mero mecanismo de conversión, y así facilitar:
• La representación de registros MARC existentes en formato XML
• La representación de metadatos para facilitar el harvesting del proyecto OAI
(Open Archives Initiative)
• La descripción inicial de recursos utilizando MARC
• La codificación de metadatos MARC que puedan ser “incluidos” como parte o
junto a recursos de información disponibles en formato electrónico

El esquema XML forma parte de una iniciativa mayor – framework -, que incluye el desarrollo
de distintas “aplicaciones”, utilidades e interfaces para permitir:
• Transformaciones entre MARC (2709), MARC (xml) Dublin Core y MODS
(Metadata Object Description Schema) forman parte de la iniciativa
• Hojas de estilo para la presentación de la información XML como HTML
En el modelo propuesto se habla del esquema xml como “piedra angular” para representar los
datos de una forma que sea fácilmente procesable por distintas aplicaciones “consumidoras” –
xml consumers
Los XML consumers procesan los documentos xml codificados con el esquema anterior. Los
“consumidores” incluyen distintos tipos de utilidades:
• Transformación de MARC xml a otros formatos de metadatos
• Presentación de registros MARC xml en un formato fácilmente legible (html, pdf,
etc.)
• Validación de documentos, extracción de datos, etc.
1.19. LA COOPERACION BIBLIOTECARIA EN ESPAÑA EN LA
ACTUALIDAD. ORGANISMOS, MECANISMOS, PROGRAMAS Y
PROYECTOS.

1. Concepto y causas de la cooperación bibliotecaria


1.1. Evolución histórica.
1.2. Causas de la cooperación
1.3. Objetivos de la cooperación.
1.4. Características generales de la cooperación.
2. PRINCIPALES FORMAS DE COOPERACIÓN
3. La cooperación en España.
4. Organismos y programas.
5. Proyectos y mecanismos.
1. CONCEPTO Y CAUSAS DE LA COOPERACION BIBLIOTECARIA.

Las bibliotecas, como organizaciones que han de cumplir unos fines complejos, cada vez
necesitan más cooperar con otras instituciones, y principalmente con otras bibliotecas, para
lograr sus objetivos y mejorar sus resultados. Se dan circunstancias como el crecimiento del
volumen de información y el de las demandas, el recorte de los recursos, la simplificación de
los intercambios gracias a las nuevas tecnologías y a la extensión de los organismos
internacionales responsables de la política de información y la normalización, que facilitan,
impulsan y obligan a las bibliotecas a aprovechar las posibilidades que da el compartir
recursos. La cooperación es definida simplemente como una combinación de esfuerzos hacia
un fin del que todos los participantes esperan un beneficio real o imaginario.

a. Evolución histórica.

Según Díez Hoyo el concepto de cooperación interbibliotecaria es ya una realidad en la


década de los años treinta, si bien con unos condicionantes y en un contexto muy alejado del
actual. Desde aquellos años hasta nuestros días, es posible distinguir tres grandes etapas:
• Desde 1930 hasta 1960. Es un periodo de expansión de la cooperación, pero basado en
el
voluntarismo y la descoordinación.
• Desde 1960 a 1980. Es una fase que olvida las fórmulas cooperativas ensayadas
anteriormente, tendiendo hacia el individualismo y la autosuficiencia: es un momento de
bonanza económica.
• Desde 1980 en adelante. Resurge la necesidad de cooperar, pero atendiendo a unas
motivaciones muy distintas de las existentes en el primer periodo: el voluntarismo va a
dejar paso a la racionalidad del proceso de cooperación.

b. Causas de la cooperación
Existen tanto factores ligados tanto a la aparición de nuevos conceptos (los aplicados a
información y bibliotecas) como a los cambios producidos en el contexto de la profesión
(desde las nuevas tecnologías de la información hasta el ideal del mercado económico
mundial pasando por la influencia de los organismos y asociaciones profesionales). Así,
tendríamos:

• La consideración de la información como un recurso básico y una fuerza productiva


directa, que adquiere un valor estratégico y económico en el mercado, ha obligado a
bibliotecas y centros de documentación a crear estructuras cooperativas para maximizar
sus servicios y rentabilizar las inversiones presupuestarias.
• El nuevo concepto de biblioteca que la define como una organización de servicios, creada
por y para la sociedad, ha hecho que aquélla no solo adquiera un talante empresarial
sino también que desarrolle todo tipo de formas de cooperación. Sólo a través de estos
dos mecanismos se podrá ofrecer mayores y mejores servicios a los distintos segmentos
sociales, con unas inversiones cada vez menos cuantiosas.
• El desarrollo de las tecnologías de la información (tratamiento electrónico de datos,
telecomunicaciones, inteligencia artificial) ha producido, entre otros muchos efectos, la
ampliación de forma insospechada del campo de actuación de la cooperación
interbibliotecaria.
• La labor e influencia ejercidas por los organismos y asociaciones profesionales
(nacionales e internacionales, gubernamentales y privados) en el campo de la
normalización de los procesos y actividades relacionadas con la información, ha
posibilitado, entre otras cosas, la cooperación entre todos los ámbitos geográficos e
institucionales.
• El paso de una política económica proteccionista a una liberalización de los mercados
internacionales ha provocado la aparición de un mercado de la información sin fronteras
nacionales, en el cual la cooperac ión interbibliotecaria es uno de sus mejores
exponentes.

c. Objetivos de la cooperación.
Los objetivos de la cooperación bibliotecaria consisten en posibilitar y potenciar los tres
grandes desafíos con los que se enfrentan hoy las bibliotecas: la eficacia, eficiencia y
competitividad para la mejora de los servicios.

• A través de la cooperación, los sistemas de información ganan en operatividad y


consiguen más fácilmente los fines propuestos; es decir, se potencia la eficacia.
• Desarrollando actividades cooperativas, las bibliotecas y centros de documentación
optimizan recursos y rentabilizan inversiones; esto es, ayudan a ser más eficientes.
• Por medio de la cooperación, las instituciones documentales aumentan su utilidad social
y
por ende, elevan su nivel de competitividad. No obstante, las bibliotecas deben cooperar
si con ello van a mejorar, bajo un precio y un esfuerzo razonables, la oferta de servicios
que se presta a la comunidad de usuarios sobre la que se tiene responsabilidad: no se ha
de cooperar por altruismo sino por egoísmo,
concibiendo cualquier programa de cooperación como una oferta comercial negociable.

d. Características generales de la cooperación.

La cooperación bibliotecaria cuenta con los siguientes rasgos característicos:


• La cooperación tiene un carácter procesual. Ello significa que si bien la cooperación ha de
plasmarse en un programa concreto donde se especifican objetivos y planes, la realidad
de
dicha actividad es mucho más dinámica: la cooperación es entonces un proceso continuo
de ampliación de objetivos.
• La cooperación posee una naturaleza contractual. Todo proceso de cooperación implica
un
compromiso, pero dicho compromiso debe materializarse en un convenio escrito,
debidamente formalizado y regulado.
• La cooperación adquiere un carácter económico. El objetivo principal de todo acto
cooperativo es maximizar los servicios minimizando los costes económicos. Sin embargo,
si el primer aserto puede ser factible no lo es tanto el segundo, por lo menos en cifras
absolutas. Las actividades necesarias para apoyar el proceso de cooperación implican un
aumento de horas de trabajo, un mayor esfuerzo gestor (especialmente en planificación
y
coordinación) y una serie de gastos extras que elevan los niveles de gasto y esfuerzo de
las
unidades de información en comparación con la etapa en que operaban individualmente.
Estos gastos han de ser contemplados en los programas cooperativos y repartidos de
forma equitativa entre las unidades cooperantes para garantizar que se ofrece más con
el
menor aumento posible de recursos.

2. PRINCIPALES FORMAS DE COOPERACIÓN

Las bibliotecas cooperan entre sí compartiendo recursos de varias maneras:

1) El préstamo interbibliotecario, forma de cooperación de gran desarrollo en los


últimos años, motivada por el incremento de costes de las publicaciones periódicas y el
cambio en la filosofía de la biblioteca universitaria, orientada hacia el acceso al
documento, y no a su simple propiedad. La gratuidad de su prestación ha desaparecido
al cargarse los costes del servicio a quienes lo solicitan. El éxtito del préstamo
interbibliotecario depende de la elaboración de unos buenos catálogos colectivos. En
España, Rebiun empezó a publicar el catálogo colectivo de sus integrantes en 1992, y
también una normativa sobre su funcionamiento para regular tarifas, procedimientos,
simplificación de los pagos, etc.
2) La catalogación automatizada es la base del préstamo interbibliotecario y el principio
de la cooperación. En España ha existido precariedad de catálogos colectivos, pero
esta situación ha cambiado gracias a la automatización de los centros y si bien es
cierto que los catálogos colectivos son el resultado de manterner un SIB común, el
acceso vía OPAC y la edición de catálogos en CD-ROM son un … éxito sobre la
situación anterior. Hay que señalar que la CC se cuestiona por la necesidad de adaptar
los registros localmente, lo que cuestiona su rentabilidad.

3) El desarrollo de colecciones es una actividad que puede tener gran impacto, pero
que en España se ha empleado poco, y resulta casi novedosa. Su problema principal
estriba en establecer criterios equitativos entre los participantes: problemas para
anular subscripcipones y efectos disuasorios de los factores tiempo y espacio respecto
del uso de los materiales. Ello ha hecho que los ejemplos más importantes se den en
bibliotecas especializadas, siendo DOCUMAT (área de Matemáticas) el modelo más
importante de cooperación de BUs en este ámbito.
4) El resto de aplicaciones y usos cooperativos bibliotecarios tienen poca extensión en
nuestras bibliotecas: depósitos cooperativos para fondos antiguos o anticuados,
conseración cooperativa, formación profesional, etc.

3. LA COOPERACION EN ESPAÑA.

La cooperación bibliotecaria en España se ha dado principalmente entre bibliotecas universitarias


y científicas, que ha supuesto la creación de redes como REBIUN y otras, agrupadas por su
programa de automatización, su temática (Mecano, Documat, Ciencias de la Salud...), su ámbito
regional (Consorcio de Bibliotecas de Cataluña...). Las bibliotecas públicas han retrasado su
cooperación por la etapa de desarrollo autonómico, que ha llevado a sistemas bibliotecarios
independientes. En la actualidad se realizan anualmente Jornadas de Cooperación Bibliotecaria,
con la participación de los representantes bibliotecarios de Ministerio de Educación y Cultura y
de las Comunidades Autónomas, lo que está favoreciendo actuaciones cooperativas.
Por otro lado, por encima de la cooperación regulada oficialmente, la facilidad de comunicación
por Internet está favoreciendo proyectos de cooperación de tipo más espontáneo pero muy
fructíferos.

El cooperativismo está representado en España por 5 consorcios establecidos y por algunos


grupos informales de compras. A esto debemos añadir el proyecto cooperativo de DIALNET. Las
realizaciones españolas en este ámbito no se alejan en nivel y resulta-dos de los que existen en
países de naturaleza y dimensiones parecidas a las nuestras (como Francia, Italia, Alemania o
Inglaterra). Creemos que los consorcios han sido una reali-dad insuficientemente analizada. Ha
habido una cierta reticencia de asumir unos organismos de naturaleza nueva que se
desplegaban en un ámbito territorial que no coin-cidía con el marco español. Vistos quizá
como .contrapoderes., no han sido integrados como lo que son (extensiones de las propias
bibliotecas universitarias españolas) ni aprovechados para extender los beneficios de la
contratación conjunta de recursos electrónicos a todas las bibliotecas españolas. La licenciación
de recursos electrónicos pasará en el futuro próximo por los consorcios pero de su coordinación
con Rebiun deberían despren-derse beneficios que alcanzaran a todas las bibliotecas
universitarias. Esto es posible am-pliando el ámbito de los consorcios existentes, creando
consorcios nuevos o haciendo consorcios virtuales a través de agregadores.

De lo dicho con respecto a la colaboración se desprende que la actividad de las bibliotecas


universitarias estableciendo alianzas no ha podido ser muy activa. La gran alianza ha sido que
Rebiun pasara a ser una sectorial de la CRUE, pero no se han aprovechado suficientemente (o no
se ha podido) las oportunidades de estar en el centro de la organización de los rectores para
establecer programas de actuación comunes con otras sectoriales, sea para el tema de los
créditos europeos, para el de desarrollo de las TIC o para los servicios de información y
orientación a los estudiantes. Entre alianzas a este nivel, deberíamos incluir las relaciones que se
establecerían con organizaciones de naturaleza y finalidades diferentes pero con objetivos
parcialmente concurrentes. Las más naturales y próximas serian con Fesabid, pero también las
que inició Codibuce con el Ministerio de Cultura o con Red Iris o las que a partir de la
Certificación de calidad se podrían establecer con Aneca.

4. Organismos y programas.

La Biblioteca Nacional, dentro de los fines recogidos en su Estatuto, desarrolla y gestiona


actividades de cooperación con instituciones y organizaciones nacionales.

Estas actividades tienen por objeto:

• Consolidar a la Biblioteca Nacional como cabecera del Sistema Español de


bibliotecas, de modo que sea un punto de referencia permanente para las demás
bibliotecas españolas

• Dar a conocer el patrimonio bibliográfico nacional.

• Participar activamente en el desarrollo de estrategias comunes que favorezcan el


avance técnico en las actividades relacionadas con la gestión bibliotecaria y la
documentación

• Colaborar en actividades formativas dirigidas a los profesionales en campos


específicos dentro del ámbito de actuación de la Biblioteca Nacional

Las principales actividades de la Biblioteca Nacional en el ámbito de la cooperación nacional se


centran en:

• Firma de acuerdos y convenios bilaterales con instituciones y organizaciones


nacionales
o Universidades: La Biblioteca Nacional promueve la formación de estudiantes en
prácticas entre las Facultades y Escuelas de Biblioteconomía, bien mediante el
establecimiento de periodos de prácticas o por visitas regulares. En este sentido,
la Biblioteca Nacional tiene suscritos convenios de colaboración con las
principales Universidades españolas como la Universidad Complutense, la
Universidad Carlos III de Madrid o la Universidad de Barcelona.
Así mismo, la Biblioteca Nacional colabora con diversas Universidades en la
realización de cursos formativos dirigidos a estudiantes y profesionales de la
biblioteconomía y la documentación.

o Fundaciones: La Biblioteca Nacional suscribe distintos convenios de


colaboración con Fundaciones españolas entre las que destacan la Fundación
Winterthur, la Fundación Mapfre Tavera o la Fundación Hispano-Británica. Estos
convenios tienen por objeto, en la mayor parte de los casos, la realización de
exposiciones o congresos como vehículo de difusión del patrimonio cultural
nacional

o Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior: La Biblioteca Nacional


tiene suscrito un convenio de colaboración con SEACEX para la organización, en
la Sala de Exposiciones de la Biblioteca Nacional, de distintas exposiciones.

• Colaboración con organizaciones profesionales


La colaboración se plasma en Convenios específicos y acuerdos de colaboración con estas
Asociaciones entre las que podemos destacar:

o FESABID: La Biblioteca Nacional colabora regularmente con FESABID


participando en las Jornadas Españolas de Documentación "DOCUMAT", donde
concurre con un stand público así como con la presentación de ponencias sobre
temas específicos de interés para los profesionales de bibliotecas y centros
documentales.

o ANABAD: Colaboración en proyectos y traducciones sobre materias de interés


común para ambas instituciones.

o SEDIC: La Biblioteca Nacional tiene suscritos diversos convenios de colaboración


con la Sociedad Española de Documentación e Información Científica (SEDIC)
con la intención de difundir entre los profesionales todas aquellas novedades que
se produzcan en sus ámbitos de interés común.

• Realización de jornadas y seminarios

Entre los Seminarios organizados podemos destacar:

o Seminario "Aplicación en España del modelo de metadatos Dublin Core":


organizado por la Universidad Carlos III de Madrid, la Sociedad Española de
Documentación e Información Científica (SEDIC) y la Biblioteca Nacional, este
Seminario pretende difundir entre los profesionales de las bibliotecas y centros
documentales, la importancia de los estándares de metadatos en la difusión de
información en Internet.

o Jornada "Bibliotecas Accesibles en la web": organizado por la Universidad


Carlos III de Madrid, la Sociedad Española de Documentación e Información
Científica (SEDIC) y la Biblioteca Nacional en colaboración con la Fundación
SIDAR, su objetivo es acercar a los profesionales las iniciativas y normativas
internacionales sobre la accesibilidad de páginas web en el marco de la sociedad
de la información

o Seminario de Archivos Personales: organizado por la Biblioteca Nacional con


el objetivo de difundir la importancia de los archivos personales, especialmente
los de las grandes personalidades literarias, así como la edición de su contenido
en el que destacan las cartas personales como vehículo de transmisión de las
vanguardias y estilos literarios.

o Jornada de presentación del Fichero de Autoridades de la BNE:


organizada por la Biblioteca Nacional con objeto de presentar a la comunidad
bibliotecaria el nuevo Fichero de Autoridades en web de la Biblioteca.

5. Proyectos y mecanismos.

• Metabuscador PISTA-Bibliotecas: tiene como objetivo la creación de un sistema de acceso


único vía web a catálogos individuales y colectivos de las principales bibliotecas españolas.
• REBIUN (Red de Bibliotecas Universitarias)
• MECANO: catálogo colectivo español de revistas de ingeniería accesible vía web.
• DOCUMAT: catálogo colectivo de revistas de matemáticas.
• C17: catálogo colectivo de publicaciones periódicas de las bibliotecas de ciencias de la salud
españolas. Gestionado por la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud, con la participación
de 545 bibliotecas españolas.
• Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español: tiene como objetivo el inventario y la
descripción del Patrimonio Bibliográfico depositado en bibliotecas españolas, públicas o
privadas.
• Catálogo Colectivo de Publicaciones Periódicas (Biblioteca Nacional de España)
• Comisión Científica del Pacífico
• EXPANIA (Grupo de usuarios de Ex Libris en España )

Expania es una Asociación de Instituciones, con sede y ámbito de actuación dentro del
territorio español, que usan productos de la empresa Ex Libris. Sus objetivos son entre otros:
defender de forma colectiva los intereses de los usuarios ante Ex Libris, un desarrollo de los
productos que sea acorde con los intereses de los usuarios y favorecer entre sus miembros el
desarrollo de servicios bibliotecarios innovadores basados en las nuevas tecnologías de la
información
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

1.21. LA DIFUSION. APERTURA HACIA LOS CIUDADANOS. SERVICIOS


EDUCATIVOS Y CULTURALES. USO DE LA WWW Y EL CORREO ELECTRONICO.
PORTALES BIBLIOGRAFICOS.

1. Introducción: la difusión y las bibliotecas


2. Apertura hacia los ciudadanos: antecedentes y situación actual
3. Servicios educativos y culturales
4. Nuevos servicios para los usarios
5. El uso de la WWW y el correo electrónico
6. El programa “Internet en las bibliotecas”
7. Los portales de las Bibliotecas.

172
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

1. INTRODUCCION: LA DIFUSION Y LAS BIBLIOTECAS.

El Manifiesto de la UNESCO sobre la biblioteca pública (1994) expone algunas misiones de la Biblioteca Pública,
como son:
• Prestar servicios de información a empresas, asociaciones y agrupaciones locales
• Crear hábitos de lectura en niños y apoyar la educación
• Fomentar el diálogo intercultural
• Estimular imaginación y creatividad de niños y jóvenes
• Facilitar el uso de la información por medios informáticos
• El bibliotecario, intermediario activo entre los recursos de una BP y los usuarios
• Establecimiento en las BP de programas de formación de usuarios
• Los servicios de una BP han de ser accesibles a todo el mundo y adaptarse a las necesidades de las
comunidades en áreas rurales y urbanas

El Plan de Fomento de la Lectura del MCU 2004-2008 parte de la convicción de que la lectura es una
herramienta fundamental en el desarrollo de la personalidad y de la socialización; como elemento esencial para
convivir en democracia.
El Plan contempla el fomento de la lectura como una tarea distinta de la formación de la habilidad de leer, que
se inicia en la familia y en la escuela, y que necesita de personas y lugares que permitan el acercamiento a los
libros. Por ello, apoya la labor de padres, profesores y bibliotecarios.
Este Plan concibe la promoción de la lectura como una tarea común de toda la sociedad, fruto de la
colaboración entre los responsables de políticas culturales, sociales, educativas y de comunicación, lo que ha
provocado la firma de diferentes convenios con:
 Organizaciones representativas de los inmigrantes.
 Entidades sindicales.
 Empresas.
 Otros ministerios, como el de Interior o el de Educación y Ciencia.
 Numerosas entidades, como universidades, fundaciones, etc.

La Biblioteca es la puerta de acceso a la sociedad de la información.


Es un agente cultural de primer orden, gran centro de información para la comunidad y favorece la
participación activa del ciudadano en la sociedad.
Las bibliotecas públicas como motores sociales que contribuyen de forma importante a proporcionar y
garantizar a todos los ciudadanos, en igualdad de oportunidades, el acceso a la información, el conocimiento y
la cultura, juegan un papel fundamental en una sociedad democrática, tal como lo atestiguan las
manifestaciones de entidades y organismos nacionales e internacionales y sobre todo tal como lo demandan y
reconocen, tanto sus usuarios como la sociedad en general.

El concepto de sociedad de la información forma ya parte del lenguaje cotidiano de los ciudadanos y de los
medios de comunicación de los países más desarrollados. Estamos ante un nuevo sistema económico, social y
tecnológico que se caracteriza por la importancia de la información como elemento básico para la creación de
conocimiento y para la satisfacción de las necesidades de las personas y de las organizaciones.

La nueva sociedad es el resultado de la rápida difusión y democratización de las tecnologías de la información y


las comunicaciones (TIC) que han tenido lugar sobre todo en la última década. Destaca especialmente el papel
de Internet como infraestructura que ha preparado el camino a la sociedad de la información, ya que ha
aportado un medio de comunicación de datos asequible a todo el mundo. Internet, y en especial algunos de
sus servicios como WWW, es una herramienta altamente eficaz de difusión de información que permite el
acceso a millones de páginas de contenidos textuales y multimedia.

2. APERTURA HACIA LOS CIUDADANOS. ANTECEDENTES Y SITUACION ACTUAL.

En esta nueva realidad, la biblioteca pública, que siempre ha utilizado la información como materia prima de su
actividad, es una institución con un enorme potencial como puerta de acceso a la sociedad de la información y
como factor de equilibrio para evitar que los avances tecnológicos agraven la tendencia latente a la exclusión
social de determinados colectivos. La biblioteca pública, fiel a los principios que han justificado su existencia
desde su creación en el siglo XIX, cumple ahora las mismas funciones de acceso a la información, a la
formación permanente y a los registros culturales en un nuevo entorno de contenidos digitales y de redes de
comunicaciones rápidas y económicamente asequibles.

173
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

La sociedad industrial de los ss. XIX y XX reclamó la aparición y el desarrollo de la biblioteca pública conmo la
institución que mediante el libro y el fomento del hábito de lectura podía conseguir el acceso igualitario a la
cultura.

En España se creó el Patronato de las Misiones Pedagógicas un mes después de proclamarse la Segunda
República, en mayo de 1931 (decreto del día 29), cuyo antecedente era la Institución Libre de Enseñanza como
gestora de una nueva concepción de la cultura y de la educación. Con la actividad del Patronato quedó
plasmado el gran interés que evidenció el Gobierno republicano por la biblioteca pública. Entre los objetivos
prioritarios que debían desarrollar las Misiones figuraba la creación de bibliotecas.

Otra de las medidas que emprendió el Gobierno de la República fue la creación de Bibliotecas Circulantes; o
sea, de una sección circulante en todas aquellas bibliotecas que dependieran del Ministerio de Instrucción
Pública, en agosto de 1931, posibilitando el acceso a la lectura en todas aquellas zonas rurales que carecían de
biblioteca y también de medios económicos y culturales para la compra de libros.

La incesante actividad que se inició durante este periodo en el ámbito bibliotecario se plasmó de nuevo, en
noviembre de 1931, con la creación de la Junta de Intercambio y Adquisición de Libros para Bibliotecas
Públicas, multiplicándose por veinte el presupuesto destinado a la adquisición de libros para las bibliotecas,
con relación al periodo precedente a la República.

La apertura de las bibliotecas en el siglo XX supone la democratización de la cultura. En España, la


Constitución de 1978 se convirtió en el punto de partida de un período de prosperidad y libertad, que en el
campo de la educación estuvo signado por la definitiva erradicación del analfabetismo, la gratuidad de la
enseñanza, la promulgación de sucesivas leyes de ordenamiento educativo y la descentralización del Estado
gracias a la transferencia de las competencias a las Comunidades Autónomas.

El acceso a la información y la cultura es uno de los derechos fundamentales que todos los ciudadanos deben
poder disfrutar en una sociedad democrática. La biblioteca pública se concibe como una de las
instituciones fundamentales a la hora de que los poderes públicos garanticen ese derecho. Y se tiene la
convicción de que la biblioteca pública “es el arma más poderosa para la democratización de la información y la
cultura ”, elemento fundamental para formar ciudadanos libres y críticos, capaces de participar en plenitud en
la sociedad en la que viven.

Los ámbitos en los que la biblioteca favorece la calida de vida de los ciudadanos se resumen en:

• Acciones de carácter cultural: acercamiento a la población de las TIC.


• Iniciativas de carácter editorial y literario.
• Organización de clubes y talleres de lectura.
• Participación en la vida sociocultural.
• Apoyo a la investigación local.
• Alfabetización de la población.
• Apoyo a los centros y bibliotecas escolares.
• Salida de la biblioteca al exterior (servicios de extensión cultural)
• Conmemoración de fechas significativas.
• Prestación de servicios bibliotecarios extraordinarios.

3. SERVICIOS EDUCATIVOS Y CULTURALES.

La función educativa de la biblioteca se plasma en el Manifiesto de la IFLA / UNESCO de 1994:


“La libertad, la prosperidad y el desarrollo de la sociedad y de los individuos son valores humanos
fundamentales. Estos sólo podrán alcanzarse mediante la capacidad de ciudadanos bien informados para
ejercer sus derechos democráticos y desempeñar un papel activo en la sociedad. La participación constructiva
y la consolidación de la democracia dependen tanto de una educación satisfactoria como de un acceso libre
y sin límites al conocimiento, el pensamiento, la cultura y la información.

La biblioteca pública, puerta local hacia el conocimiento, constituye un requisito básico para el aprendizaje a
lo largo de los años, para la toma independiente de decisiones y el progreso cultural del individuo y los grupos
sociales”.

174
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

Este Manifiesto proclama la fe de la UNESCO en la biblioteca pública como una fuerza viva para la educación, la
cultura y la información y como un agente esencial para el fomento de la paz y del bienestar espiritual a través
del pensamiento de hombres y mujeres.

Así pues, la UNESCO alienta a las autoridades nacionales y locales a dar soporte y comprometerse activamente
en el desarrollo de las bibliotecas públicas.

La biblioteca pública es un centro local de información que facilita a sus usuarios todas las clases de
conocimiento e información.

Los servicios de la biblioteca pública se prestan sobre la base de igualdad de acceso para todas las personas,
sin tener en cuenta su edad, raza, sexo, religión, nacionalidad, idioma o condición social. Deben ofrecerse
servicios y materiales especiales para aquellos usuarios que por una u otra razón no pueden hacer uso de los
servicios y materiales ordinarios, por ejemplo, minorías lingüísticas, personas con discapacidades o personas en
hospitales o en prisión.

Todos los grupos de edad han de encontrar material adecuado a sus necesidades. Las colecciones y los
servicios han de incluir todo tipo de soportes adecuados, tanto en modernas tecnologías como en materiales
tradicionales. Son fundamentales su alta calidad y adecuación a las necesidades y condiciones locales. Los
materiales deben reflejar las tendencias actuales y la evolución de la sociedad, así como la memoria del
esfuerzo y la imaginación de la humanidad.

Ni los fondos ni los servicios han de estar sujetos a forma alguna de censura ideológica, política o religiosa, ni a
presiones comerciales.

Las siguientes misiones clave, referentes a la información, la alfabetización, la educación y la cultura, habrán de
ser la esencia de los servicios de la biblioteca pública:

1. Crear y consolidar los hábitos de lectura en los niños desde los primeros años.

2. Prestar apoyo a la educación, tanto individual como autodidacta, así como a la educación formal en todos los
niveles.

3. Brindar posibilidades para el desarrollo personal creativo.

4. Estimular la imaginación y creatividad de niños y jóvenes.

5. Fomentar el conocimiento del patrimonio cultural, la valoración de las artes, de los logros e innovaciones
científicos.

6. Facilitar el acceso a las expresiones culturales de todas las manifestaciones artísticas.

7. Fomentar el diálogo intercultural y favorecer la diversidad cultural.

8. Prestar apoyo a la tradición oral.

9. Garantizar a los ciudadanos el acceso a todo tipo de información de la comunidad.

10. Prestar servicios adecuados de información a empresas, asociaciones y agrupaciones de ámbito local.

11. Facilitar el progreso en el uso de la información y su manejo a través de medios informáticos.

12. Prestar apoyo y participar en programas y actividades de alfabetización para todos los grupos de edad y, de
ser necesario, iniciarlos.

Las Directrices para las Bibliotecas Públicas de la IFLA/UNESCO de 2001 muestran como principales
objetivos de la biblioteca pública facilitar recursos informativos y prestar servicios mediante diversos
medios con el fin de cubrir las necesidades de personas y grupos en materia de instrucción, información y
perfeccionamiento personal comprendidas actividades intelectuales de entretenimiento y ocio. Desempeñan un

175
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

importante papel en el progreso y el mantenimiento de una sociedad democrática al ofrecer a cada persona
acceso a toda una serie de conocimientos, ideas y opiniones.

4. NUEVOS SERVICIOS PARA LOS USUARIOS.

Las B deben facilitar al usuario todos los servicios de información que estén a su alcance. Como con el acceso a
Internet es necesario que las BP presten a los usuarios la posibilidad de utilizar las NTI y así lo hacen un amplio
nº de bibliotecas españolas, tanto municipales como estatales. En la mayoría de los casos se opta por el acceso
gratuito, aunque en otras es de pago. Además, la BP asume el papel de formador en el uso de la información
electrónica y la recuperación de información en servicios telemáticos. También Internet es un buen sistema
para la educación y formación de usuarios. Existen importantes iniciativas de este tipo, como el proyecto
DERAL de educación a distancia en zonas rurales a través de bibliotecas públicas, o el proyecto europeo
LISTED, creado para conseguir un sistema de bibliotecas para la formación a distancia mediante
procedimientos telemáticos.

El alcance de los nuevos servicios obliga a considerar la cooperación como condición previa a cualquier
actividad en red. A partir de ahora, la política de servicios de las bibliotecas deberá ser nacional o al menos
autonómica, para evitar el aislamiento de una determinada biblioteca.

Los recursos a los que puede acceder de forma conjunta una red de bibliotecas son los importantes, no los que
posee un centro aislado. Así. Lo fundamental es el acceso, no la propiedad de los recursos. La cooperación
necesita de las TIC y de Internet para ser efectiva. Muchas bibliotecas españolas ofrecen ya servicios basados
en las TIC, en los soportes digitales nuevos y en Internet:

• Servicios tradicionales (préstamo, referencia, obtención de documentos,…), gestionados de forma más


eficaz gracias a las TIC.
• Servicios locales de acceso y alfabetización en las TIC.
• Nuevos servicios remotos basados en las redes de Internet.

5. EL USO DE LA WWW Y EL CORREO ELECTRONICO.

El uso de la WWW y de las aplicaciones como el correo electrónico se han convertido en una de las claves y
objetivos de las bibliotecas en la actualidad. Así se consigue atraer a un alto porcentaje de personas que, por
diversas razones, no tienen posibilidad de acceso a las tecnologías avanzadas de la información y comunicación
(TIC) y que necesitan ser formados en el uso de estas herramientas tecnológicas. Además, llamaremos la
atención de otros ciudadanos que, teniendo acceso habitual a la Red, precisen ser guiados y orientados por el
universo de información que abunda en la web. El Correo electrónico, en inglés email, es un servicio de red
para permitir a los usuarios enviar y recibir mensajes. Junto con los mensajes también pueden ser enviados
ficheros como paquetes adjuntos.

Internet aporta a las bibliotecas españolas nuevos y más usuarios. La evolución de los servicios de Internet en
las bibliotecas se han desarrollado en torno a los siguientes puntos:

• Acceso a Internet.
• Elaboración, selección y evaluación de recursos de información en Internet.
• Orientación y ayuda personal al usuario en el manejo de las herramientas de navegación.
• Creación de portales de bibliotecas.
• Creación de herramientas de ayuda como guías que fomenten y faciliten activamente el acceso
responsable de los usuarios a información de calidad.
• Organización habitual de actividades de formación encaminadas a que toda la población conozca
las utilidades de Internet y aprenda a usar la información electrónica de modo eficaz. Se aconseja
impartir cursos de alfabetización internacional, cursos básicos de búsqueda de información útil en
Internet así como cursos destinados a grupos de usuarios con necesidades especiales.

6. EL PROGRAMA “INTERNET EN LAS BIBLIOTECAS”.

Los antecedentes se encuentran en el Consejo Europeo de Lisboa de marzo de 2000, que


establece como objetivo estratégico para Europa la creación de una economía competitiva y dinámica,
basada en la innovación y el conocimiento como principales fuentes de riqueza de las naciones.

176
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

El Plan de Acción eEurope, adoptado en junio de 2000, prevé la necesidad de realizar un esfuerzo
especial para abordar los problemas que plantean las personas que podrían verse excluidas de la sociedad
de la información y de la población activa, proponiendo para ello que se desarrolle una red de puntos de
acceso público a Internet ubicados en espacios públicos, utilizando para ello los fondos estructurales.

El Plan de Acción eEurope 2005, aprobado por el Consejo Europeo de Sevilla en junio de 2002,
establece como actuación prioritaria el desarrollo de un programa de puntos de acceso público a Internet,
que permita que todos los ciudadanos dispongan en sus municipios de puntos de acceso a la Red, usando
preferentemente conexión de banda ancha.

"Internet en las Bibliotecas" está dirigido a todas las bibliotecas públicas de España ya sean de ámbito
nacional, autonómico o municipal y trata de proporcionar a estas instituciones conectividad de banda
ancha a Internet y convertirlas en centros de acceso público a la red.

Las actuaciones comprendidas en el programa "Internet en las Bibliotecas", son las siguientes:

• Conectividad a Internet de banda ancha: Conexiones a Internet de banda ancha buscando


siempre la no discriminación entre bibliotecas rurales y urbanas. Para ello se recurrirá a la tecnología
necesaria en cada caso (ADSL, VSAT, etc.). Redes de área local inalámbricas en modo Hot spot, lo que
facilitará las comunicaciones, la gestión administrativa y el acceso gratuito a Internet para un mayor número
de terminales por biblioteca (los portátiles privados de los usuarios, además de los terminales que instale este
programa).
• Equipamiento: Equipar las bibliotecas con 2 ó 4 terminales en función del tamaño.
Adicionalmente los ciudadanos podrán acudir a la biblioteca y conectarse a Internet gratuitamente con sus
propios equipos portátiles dotados de una tarjeta wi-fi.
• Servicios de Soporte y Mantenimiento
o Servicio de Atención a Usuarios (CAU).
o Centro de Operación y Mantenimiento (COM), encargado de la gestión remota del equipamiento, diagnóstico
y resolución de incidencias técnicas.
o Mantenedores de campo. Personal encargado de la sustitución del equipamiento averiado.
• Aplicaciones y software para bibliotecas y otros servicios: Aplicaciones software y servicios
que se ofrecerán de forma gratuita a todas las bibliotecas. Entre ellos puede mencionarse: Portal de las
bibliotecas públicas españolas, Portal de fomento de la lectura, Portal de la biblioteca, Catálogo colectivo del
patrimonio bibliográfico, Catálogo de bibliotecas públicas del estado, Catálogo REBECA.

7. LOS PORTALES DE LAS BIBLIOTECAS.

Los portales de las bibliotecas proporcionan información sobre la biblioteca en sí misma y de sus servicios:

• Servicio cooperativo de información al ciudadano "Pregunte: las bibliotecas responden":


Se trata de un servicio de atención de consultas y peticiones de información por Internet
proporcionado de forma cooperativa por las bibliotecas participantes que, en turnos rotatorios, se
ocupan de recibir estas demandas y proporcionar las respuestas más adecuadas y precisas posibles.
• Servicio de consulta de los catálogos de las bibliotecas públicas del Estado a través de
Internet: El servicio se pone en marcha en mayo de 1996. Ofrece a los ciudadanos el servicio de consulta
remota de esos catálogos, facilitando así el conocimiento y el acceso a los recursos informativos y culturales de
las Bibliotecas Públicas del Estado. El acceso se realiza a través del servidor WEB de la Secretaría de Estado de
Cultura, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
• Acceso integrado a bases de datos bibliográficas: El objetivo de este proyecto es la creación
de un programa que permita realizar búsquedas bibliográficas en varios servidores simultáneamente,
lográndose la interconexión de las bibliotecas españolas y el acceso único a los fondos bibliográficos
depositados en el sistema bibliotecario español.
• Buscadores internos: Son un sistema de búsqueda dentro de un sitio web creado con Javascript.
El buscador interno es un componente muy útil debido a su facilidad de uso y a la velocidad con la que puede
satisfacer las necesidades de información del usuario.
• FAQS: Preguntas más frecuentes.

• Formularios electrónicos. Por ejemplo para Adquisición de obras, Búsqueda bibliográfica, Carnet
de préstamo, Préstamo interbibliotecario
• Guías informativas
• Renovaciones y reservas de documentos.

177
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

178
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

1.22. EVALUACION DE LOS PROCESOS Y LOS SERVICIOS BIBLIOTECARIOS.


NORMA ISO 11620.

1. NOCION DE EVALUACION Y SU APLICACIÓN EN BIBLIOTECAS.


2. PROYECTOS E INICIATIVAS.
3. ¿CÓMO SE EVALÚA?
4. EVALUACION DE PROCESOS TECNICOS
5. EVALUACION DE SERVICIOS SEGÚN LA NORMA ISO 11620

179
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

1. NOCION DE EVALUACION Y SU APLICACIÓN EN BIBLIOTECAS.

Aunque se tiende por parte de algunos autores a denominar evaluación a la fase denominada por algunos
autores como estudio del entorno interno, lo más común es que esta sea la conclusión de un proceso de
gestión, y de una planificación previa. La evaluación medirá con que suficiencia se han cumplido o no los
objetivos previstos, y servirá para corregir estos y establecer nuevas prioridades.

La evaluación es un análisis crítico de los servicios ofrecidos por la biblioteca, que hoy día se contempla como
una necesidad para ofrecer los mejores servicios al menor coste (Efectividad). Medirá aspectos tales como los
costes de la producción, beneficios y cota de crecimiento y productividad. Así será de gran utilidad para
detectar funcionamientos deficientes.

Los métodos de evaluación pueden tener una base cuantitativa y cualitativa

- Cuantitativos (estadísticas)
- Cualitativos (encuestas)

La estadística por sí misma no es suficientemente expresiva, es necesario recurrir a un instrumento de medida


como puede ser un indicador, que sería el resultado numérico de cuantificar las distintas actividades realizadas
por los servicios bibliotecarios para determinar en qué grado se han conseguido los objetivos previstos en un
período de tiempo concreto o su evolución. Su ventaja es que traducen la realidad a cifras. Sin que estos se
tomen como datos absolutos, pues su propia naturaleza es relativa. Los indicadores han de cumplir además dos
requisitos básicos:

- Ser apropiados para la unidad a evaluar


- Objetivos y susceptibles de indicar problemas operativos

A modo de ejemplo un indicador puede medir la eficacia de los servicios técnicos mediante la relación existente
entre el gasto en adquisiciones y coste de los servicios técnicos.

Eficacia de los servicios técnicos (Est) sería la relación existente entre los libros catalogados (L) y los efectivos
de personal (P)
Est=L/P

De todas las maneras los indicadores deberán utilizarse con prudencia, y se interpretarán cotejando con las
valoraciones emitidas por los usuarios en las encuestas, a la luz de los objetivos marcados.

A partir de los resultados arrojados en el proceso de evaluación, determinaremos aquellos aspectos que no
han dado resultados satisfactorios. El proceso es evolutivo, y tendrá que estudiarse su desarrollo temporal, y
los resultados respecto a otras unidades de información similares. El siguiente paso será recapacitar si los
objetivos marcados eran accesibles (evaluar la evaluación), y paliar estas insuficiencias con nuevos
objetivos. Si la distribución del personal ha sido acertada, si la política de adquisiciones es la oportuna, si los
presupuestos se ajustan a los objetivos deseados... etc. En caso de no haber podido cumplir con los objetivos
se establecerán una serie de prioridades para la próxima planificación.

En conclusión, la gestión de la calidad es un recurso eficaz para mejorar la eficacia y la eficiencia de los
servicios y el grado de satisfacción de los usuarios, pues permite objetivar las propuestas y corregir
constantemente las desviaciones.

2. PROYECTOS E INICIATIVAS.

El método de evaluación de estadísticas consiste en comparar sistemáticamente los datos estadísticos de


nuestra colección con los recogidos por otras bibliotecas sobre los aspectos concretos que nos interesa evaluar.
Su aplicabilidad se extiende a todo tipo de bibliotecas, siempre que éstas recojan habitualmente el tipo de
datos estadísticos que nosotros necesitamos y que se hayan establecido previamente tanto los elementos a
medir como el sistema de medida, de manera que se asegure la comparabilidad de los resultados. De igual
manera, este método puede ser de utilidad para aplicarlo a una sola biblioteca, recogiendo periódicamente los
mismos datos a fin de estudiar su evolución a lo largo del tiempo.

Las normativas se revelan de gran utilidad a la hora de evaluar y mejorar las colecciones; sin embargo,
para ello hay que tener la precaución de seleccionar normativas cuya relevancia sea también clara para los
destinatarios del informe final de evaluación. Esas normativas son de dos tipos:

180
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

• En primer lugar, las normativas internacionales, generadas por la IFLA, la ISO o la propia Unión
Europea para la evaluación de bibliotecas; estas normas proporcionan un estándar considerado
internacionalmente como adecuado -cuyo cumplimiento nos garantiza, en consecuencia, un nivel de
"homogabilidad", altamente deseable, tanto por las bibliotecas como por las instituciones que las
patrocinan.
• En segundo lugar, las normativas elaboradas dentro de las fronteras de cada estado por las
entidades o administraciones competentes en la materia (normalmente, ministerios de educación o de
bibliotecas y asociaciones profesionales) estas normas nos proporcionan un referente "real" de lo visto
como adecuado una vez tenida en cuenta la situación de partida; nos ocuparemos aquí de las
directrices y recomendaciones generadas en el ámbito estatal español por los organismos competentes.

La Norma ISO 11620 sobre indicadores de rendimiento para bibliotecas incluye un total de 29 indicadores
agrupados en tres áreas: satisfacción del usuario, servicios públicos y servicios técnicos. Este documento pone
énfasis en la satisfacción de usuarios, la inclusión de indicadores coste-eficacia y la claridad en la descripción e
interpretación que hace de cada indicador.

El proyecto DECIMAL (DECIsion-MAking in Libraries: decision research for the development of integrated
library systems) es un proyecto subvencionado por el Programa de Bibliotecas de la Dirección General XIII de la
Comisión Europea. Se inició en febrero de 1995 y finalizó en el mes de abril de 1997. Los objetivos del proyecto
pueden agruparse en tres grandes bloques. En primer lugar, se pretende identificar el proceso de toma de
decisiones en bibliotecas pequeñas v medianas (bibliotecas médicas. de empresa. de departamentos de la
administración pública, escolares, de escuelas universitarias, de asociaciones profesionales y de otras
instituciones) en los tres países que participan en el proyecto. Se trata de identificar los elementos más
significativos de este proceso: los objetivos, el tipo de decisión adoptada y la valoración de sus resultados, las
situaciones de decisión predominantes, como la introducción de un nuevo servicio o la evaluación de alguno de
los existentes, y los factores que intervienen en el proceso, como aspectos económicos, de estructura interna
de la organización, demandas de los usuarios, etc.

El segundo bloque consiste en determinar las necesidades de información de los responsables de las bibliotecas
para la toma de decisiones.

Finalmente en tercer lugar, diseñar y desarrollar un módulo de soporte a las decisiones que sea viable
comercialmente y que pueda integrarse en los sistemas automatizados de gestión de bibliotecas existentes.

Además de DECIMAL, se aprobaron los proyectos DECIDE, EQLIPSE y MINSTREL. Partiendo de los datos
cuantitativos y, en menor grado, cualitativos que proporcionan los sistemas de automatización en la gestión de
los procesos y operaciones de la biblioteca según modelos tradicionales, se pretende llegar a un consenso sobre
la forma en que estos datos se deberían producir, explotar e integrar en los procesos de toma de decisiones.

Mientras que DECIMAL orienta su investigación específicamente a bibliotecas pequeñas y medianas, los demás
proyectos se dirigen especialmente a bibliotecas universitarias, públicas y nacionales.

La herramienta LIBQUAL permite observar la calidad de los servicios a partir de los datos proporcionados por
los usuarios sobre sus percepciones respecto a los servicios proporcionados por las unidades de información.

Eqlipse2 (Evaluation and quality in library performance: system for Europe 2) se basa en los
resultados de otros proyectos europeos anteriores como Camile Concerted Action, Minstrel, Decimal y
Decide.

3. ¿CÓMO SE EVALÚA?.

La evaluación es el proceso de identificar y reunir datos sobre servicios o actividades específicas, estableciendo
criterios para valorar su éxito y determinando el grado hasta donde el servicio o actividad cumple los fines y
objetivos establecidos. Así, la evaluación es una herramienta de toma de decisiones dirigida en primer
lugar a ayudar al personal bibliotecario a asignar los recursos necesarios para aquellas actividades y servicios
que mejor cumplen los objetivos y fines organizativos.

Para evaluar se necesitan datos, y una vez recogidos, se procesan para conseguir los indicadores, variables
que hacen referencia a un hecho y es susceptible de alguna clase de medición.

El indicador fundamental en el trabajo bibliotecario es el de rendimiento. Hay tres tipos:

• Indicadores de carga de trabajo: miden la cantidad de trabajo realizado.

181
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

• Indicadores de eficacia: comparan los recursos de entrada con los resultados obtenidos.
• Indicadores de efectividad: miden la extensión con que los programas consiguen los objetivos.

Los indicadores de rendimiento deben cumplir varios requisitos:

• Estar claramente relacionados con los objetivos del programa.


• Tienen que ser medibles.
• La información utilizada debe ser fiable y válida.
• Los indicadores han de poder ser transferidos a una información significativa que pueda ser utilizada
por todos los que la necesitan.
• Cada indicador debe ser único.
• El valor de la información debe sopesarse con los costes de trabajo y tiempo.

En nuestro caso un indicador sería el resultado de cuantificar las diferentes actividades realizadas por los
servicios bibliotecarios, y su finalidad contribuir a determinar en qué grado se han conseguido los objetivos
previstos (penetración, eficacia, coste-eficacia, coste de los recursos, productividad, satisfacción del usuario).

Cualquier programa de evaluación implica “inputs” (dinero, libros comprados, …), “outputs” (servicios que
proporciona una biblioteca, fácilmente cuantificables) y resultados (objetivos finales que se establecen al
principio, bastante intangibles y difíciles de evaluar). Estos tres elementos se interrelacionan entre sí, lo cual
tiene implicaciones a la hora de diseñar servicios y sistemas de información. Primero hay que definir lo que el
sistema o servicio intenta realizar, qué servicios son necesarios para producir los resultados y de qué manera
esos servicios pueden ser proporcionados de forma más eficiente y económica.

A la hora de evaluar hay que manejar conceptos como:

• Coste: tanto monetarios como de tiempo.


• Efectividad: consecución de los objetivos previstos con el más adecuado uso de los medios que para
ello disponemos.
• Coste-efectividad: se refiere a los costes de conseguir un particular nivel de efectividad dentro de un
servicio de información.

4. EVALUACION DE PROCESOS TECNICOS.

Entendemos como tales los relativos a la selección, tratamiento descriptivo y difusión de fuentes de información
y productos documentales. Deben ser menos rígidamente evaluados y analizados, debido a su complejidad.

Según Jaime L. Peón, para evaluar procesos, se debe tener en cuenta:

• La cantidad de información que se debe tratar y su naturaleza (complejidad de los distintos materiales,
tipos de descripciones que deben realizarse).
• El sistema de almacenamiento y recuperación de la información de que se disponga.
• El nº y cualificación técnica del personal disponible.
• Los productos y servicios de difusión que deban elaborarse
• La duración de la actividad en términos de tiempo y costes de ejecución.

Para evaluar la calidad de los procesos de descripción realizados debe tenerse en cuenta el rigor técnico y la
concordancia de las descripciones realizadas con las normas técnicas de descripción establecidas como
normativa y junto a ellas: la extensión, la precisión, la coherencia y capacidad, profundidad y densidad
informativas.

Para comprobar la adecuación de los procesos técnicos a sus fines, se han de estudiar los productos
descriptivos de las descripciones documentales realizadas: índices de exhaustividad y pertinencia y adecuación
a los usuarios.

Por último, analizar los costes de estos procesos midiendo el coste del personal técnico, su aplicación y relación
con la duración temporal de los procesos y su grado de acierto o desacierto, establecido cuantitativamente a
partir de la detección de errores u omisiones.

5. EVALUACION DE SERVICIOS SEGÚN LA NORMA ISO 11620.

La norma internacional ISO 11620, Indicadores de rendimiento bibliotecario, tiene como objetivo facilitar
la evaluación de bibliotecas de todas las clases. Para ello, describe un conjunto de indicadores de rendimiento y
ofrece pautas para su utilización como herramientas para evaluar la calidad y efectividad de los servicios y las
182
ESCALA AYUDANTESGRUPO B BIBLIOTECONOMIA

actividades bibliotecarias, así como el uso de los recursos.


El cuerpo de la norma se abre con una explicación de su alcance y ámbito de aplicación. Tras una definición
precisa de los términos empleados, se aclaran los criterios de evaluación y el marco descriptivo de los
indicadores, y se explica cómo emplearlos.

Algunos indicadores de rendimiento agrupados por tipos son los siguientes:

• Uso y disponibilidad de la biblioteca.


 Porcentaje de inscripciones en la biblioteca
 Asistencia a los actos de la biblioteca per cápita
 Visitas a la biblioteca per cápita
 Porcentaje de usuarios activos
 Puestos de lectura per cápita

• Uso y disponibilidad de materiales.


 Circulación per cápita
 Porcentaje de títulos localizados
 Porcentaje de materias localizadas
 Porcentaje de localización por hojeo
 Velocidad de suministro
 Media ponderada por hora de apertura semanales

• Acceso a los materiales.


 Capacidad básica de la biblioteca para suministrar materiales

• Análisis de la colección.
 Encuesta de fracasos en la búsqueda sobre catálogo
 Tasa de crecimiento anual a los usuarios
 Documentos que circulan y no circulan
 Porcentaje: tasa de crecimiento o decrecimiento que tiene un determinado recurso en la biblioteca
durante un año

• Sección de referencia.
 Transacciones de referencia per cápita
 Porcentaje de transacciones finalizadas

• Indicadores de costos: aplicables a todos los servicios de la biblioteca (préstamo, adquisiciones,


referencia, etc)

En resumen, a la hora de evaluar mediante indicadores tengamos presente que evaluamos en función del
usuario y teniendo en cuenta estos elementos:

• Penetración del servicio: cuántos utilizan el servicio y cuantos no.


• Eficacia: transacciones por hora de servicio, tiempo de espera, calidad)
• Coste-eficacia: coste del servicio por usuario
• Coste de los recursos: equipo, personal
• Productividad: transacciones por personal
• Evaluación de la satisfacción del usuario.

183