You are on page 1of 3

La Biblia contiene texto que puede encontrarse ya sea en lenguaje literal o en lenguaje

figurado. En nuestro hablar cotidiano también acostumbramos usar estos tipos de


lenguaje. Cuando decimos "estoy muerto de hambre" o "llegaré en un abrir y cerrar de
ojos", estamos usando lenguaje figurado, la intrepretación literal (al pie de la letra) de
esas frases sería un absurdo pues se trata de obvias exageraciones. En cambio usamos
un lenguaje literal cuando decimos "tengo mucha hambre" o "llegaré lo más pronto
posible", estas dos frases si podemos tomarlas al pie de la letra.

Lenguaje Literal en la Biblia

Es de suma importancia para el intérprete saber cuando se usa en la Biblia el sentido


literal o el figurado. Los judíos, y aún los discípulos de Jesús, se equivocaban
seriamente al interpretar de un modo literal lo que el Señor decía en sentido figurado.
Ejemplos: Juan 6:52 y Mateo 16:6 al 12.

El no entender que el Señor habló figuradamente cuando dijo : "Esto es mi cuerpo", fue
una fuente de división aún en las Iglesias de la Reforma. Por tanto, es de la mayor
importancia que el intérprete tenga seguridad en este punto. Las siguientes
consideraciones pueden ayudarle a decidir la cuestión:

a) Hay ciertos escritos en los cuales el uso del lenguaje figurado es imposible por su
propia naturaleza. Entre tales escritos están las leyes, instrucciones legales, escritos
históricos, filosóficos y confesiones de fe. Tales escritos tienen como propósito primario
la mayor precisión y claridad y en ellas la belleza del lenguaje es una consideración
secundaria. Sin embargo, es necesario tener presente que la prosa de los orientales es
mucho más figurativa que la de los pueblos occidentales.

b) Hay una antigua y repetida regla hermenéutica que declara que toda palabra debe ser
entendida en su sentido literal a menos que tal interpretación literal envolviera
manifiesta contradicción o absurdo. Debe ser observado, sin embargo, que en la
práctica la mejor guía es el propio juicio racional.

c) La ayuda mas importante para determinar si una palabra es usada literal o


figuradamente, son las ayudas internas proporcionadas por el mismo texto bíblico. El
intérprete debe tener en cuenta el contexto inmediato, el contexto remoto, el sujeto, el
predicado, el paralelismo, el carácter del documento, etc.

Lenguaje Figurado en la Biblia

Aquí surge la cuestión acerca de la recta interpretación del lenguaje figurado de la


Biblia. Puntos especiales que deben observarse:
a) Es de la vital que el intérprete tenga un claro concepto de las cosas en las cuales se
basan tales figuras, o de donde son sacadas, Ya que el uso de los tropos se funda en
ciertas relaciones y semejanzas.

El lenguaje figurado de la Biblia se deriva principalmente de:

1.-Los aspectos físicos de la Tierra Santa;

2.-Las instituciones religiosas de Israel;

3.-La historia del antiguo pueblo de Dios; y,

4.-La vida diaria y costumbres de los diferentes pueblos que aparecen en la Biblia.
Tales cosas deben ser bien comprendidas para interpretar correctamente las figuras que
de ellas se derivan.

Ejemplo: En el Salmo 92: 12 leemos: "El justo florecerá como la palma, crecerá como
cedro en el Líbano". El expositor no puede interpretar bien este pasaje sin estar
familiarizado con las características de las palmeras y el cedro. Si quiere explicar el
Salmo 51: 9 "Purificase y seré limpio", debe tener algún conocimiento de purificación
ceremonial de Israel.

b) El intérprete debe esforzarse en descubrir la idea principal, sin dar demasiada


importancia a los detalles. Es decir, debe considerar solamente el pensamiento
fundamental del escritor bíblico.

Ejemplo: Romanos 8: y 17 " y si hijos, también herederos, herederos de Dios y


coherederos con Cristo". Es perfectamente evidente que se refiere a las bendiciones que
el creyente recibe con Cristo de parte del Padre Celestial común. La metáfora contenida
en la palabra "heredero", no puede, en tal caso, implicar la muerte del Padre como
testador. Cuan peligroso sería aplicar a una figura todas sus circunstancias particulares,
se desprende claramente del pasaje de Apocalipsis 16: 15, donde leemos: "He aquí
vengo como ladrón". El contexto ayudará a determinar en cada caso hasta donde debe
llevarse la figura.

c) En relación con el lenguaje figurado que se refiere a Dios y a las cosas eternas, el
intérprete debe tener en cuenta que todas las figuras ofrecen una expresión muy
inadecuada de la realidad perfecta. Dios es llamado: Luz, roca, fortaleza, torre alta, sol,
escudo, etc.
Todas estas figuras aportan alguna idea completa de lo que Dios es para su pueblo; pero
ninguna de ellas, ni todas ellas en conjunto, dan una idea completa de lo que es Dios.
Cuando la Biblia presenta al redimido vestido con el ropaje de salvación o de justicia,
coronado con la corona de la vida, llevando palmas de victoria, las figuras dan alguna,
pero imperfecta idea solamente de su futura gloria.

d) Hasta cierto punto se puede probar la propia inteligencia acerca de las figuras de la
Biblia tratando de expresar los pensamientos que contienen en el lenguaje literal. Pero
es necesario tener en mente que una gran parte del lenguaje figurado de la Biblia no
puede ser expresado de un modo literal. Esto se aplica particularmente a lo que se
refiere a Dios y a las cosas eternas.

Tarea:

Elija tres salmos cortos y encuentre varios ejemplos de lenguaje literal y de lenguaje
figurado. Haga luego una lista de sus descubrimientos.