Sie sind auf Seite 1von 55

1-Edigbe Adivinó para Baata y Shangó.

Historia.

Edigba edigbe awo Baata, Odifafun Baata, Abufun Shangó.

Él adivinó para Baata cuando ella estaba ansiosa por tener un esposo y también para Shangó cuando
él estaba ansioso para tener una esposa. De forma separada les aconsejó a ambos hacer un sacrificio
y así lo hicieron, después de preparar el sacrificio para Baata, a ella se le dijo que se llevara el
sacrificio al río cerca del mercado mientras que a Shangó se le dijo de llevar el sacrificio a la orilla
del río.

En el momento que ambos se encontraban implorando con sus ofrendas sacrificadas en la mano se
veía y escuchaban el uno al otro. Después de depositar sus sacrificios Shangó llamó a Baata para
que se le uniera a él, así ella lo hizo, se preguntaron el uno al otro para que si había hecho sacrificio
y ambos confirmaron, que buscaban cada cual una pareja para el matrimonio.

Shangó había hecho su sacrificio con una chiva, mientras que Baata hizo sacrificio con un chivo;
después de haber discutido sus deseos mutuos se enamoraron uno del otro y se abrazaron, ahí
mismo acordaron casarse y vivieron muy felices desde entonces. Esta es la razón por la que Shangó
y Baata viven, como marido y mujer hasta el presente.

Cuando este Odun sale en la adivinación para cualquiera que este tratando de investigar si una
esposa en particular es su compañero o compañera perfecto en el matrimonio, él o ella se le dirá que
son la pareja perfecta con la condición de que él o ella hagan el sacrificio.

2-El adivinó para Nomayeshu cuando este visitó la tierra de Ibo.

Historia.

Edigbe tenía un hijo llamado Nomayeshu, después de la muerte de sus padres Nomayeshu fue
enviado a casa de su tío paterno como un guardián en Igbo la tierra de los caníbales; nadie
penetraba en la tierra de Igbo y salía de allí con vida todos los que se atrevieron a ir allá fueron
asesinados y comidos. El único extraño que fue allí y retorno a casa con vida fue Nomayeshu.

Mientras él vivía con su tío, la mujer del tío trató en varias ocasiones de inducirlo que le hiciera el
amor pero él se mantuvo siempre firme, la mujer se llamaba Lobire Odonbire, cuando ella se dio
cuenta que Nomayeshu era inconquistable, ella de forma macabra concibió una estrategia para
atraerlo como cebo a su propia muerte.

Lo mandó a comprar pescado a la casa del alcalde de la tierra de Igbo pensando que allí la mujer del
alcalde lo mataría, pero en vez de matarlo a la mujer le gustó tanto que le aconsejó que hiciera todo
lo que la esposa de su tío le ordenara, de forma que él podría llevar una prospera vida.

Él a su vez prefería morir antes de ser desleal a su tío, no obstante compró el pescado y volvió a
casa sano y salvo.
El pescado tenía un estómago que resaltaba, cuando fue matado se descubrió que tenía una pequeña
corona en su interior. Una vez más la esposa del tío lo tentaba con la corona, si él accedía a tener
sexo con ella. Pero aún así el se negaba a traicionar la moral del tío. Nomeyeshu tenía un talismán
el cual llevaba atado a su cuello desde la infancia, un regalo de su padre, Lobire ahora trataba de
amenazarlo diciéndole que moriría si se negaba a complacer sus deseos, nuevamente le contestó que
él prefería morir.

Entre tanto Lobire preparó una sopa con el pescado y sólo dio a tomar a su esposo, después de
haberla tomado, se enfermó, sus Awoses fueron llamados y ellos confirmaron que el pescado era la
causa de dicha enfermedad. Cuando la esposa fue llamada a declarar, ella rápidamente explicó que
fue Nomayeshu quien había comprado el pescado, Nomayeshu fue llamado a declarar y contestó
con una canción.

“Aighere Oligba Igbole


Eyigbo bogbo Aighere Oligbo. Igbole
Nomayeshu lo igbole
Nomayeshu lo igbo ibo gbo
Aighere Oligbo Igbole”.

Después de eso uno de los Awoses le dijo a Nomayeshu que les entregar el talismán y él
firmemente se negó, ya que era algo que su padre le había dado como protección, cuando trataron
de quitárselo por la fuerza él comenzó a repetir el siguiente encantamiento.

Akere maare, nisoko fun won ni ode egba


Alake Ila muworoko ni so ku fun won
Lo de elamoro ginun ajo firmore nifila sho
Kparako ya moni tara Iwo okunrin oba
Iwo obiun oba, ari tin won derefun lujo
Yen niko dore fun tomi.

De allí en adelante, el hombre que trató de arrancarle el talismán del cuello, se convirtió en una
estera de Ifá, el segundo hombre se convirtió en una pluma de loro y el tercer hombre se convirtió
en una estera para dormir. Estos son los 3 materiales utilizados para la iniciación dentro de Ifá.

Si este Odu sale en Igbodu, la persona será siempre víctima de falsas acusaciones a menos que haga
los sacrificios indicados. Según el Ifá será preparado un trono de Eshu, debería prepararse para la
persona urgentemente y debería lavársele la cabeza sobre el trono de Eshu antes de los 7 días. Para
evitar ser víctima de falsas acusaciones, debería también preparar su trono de Ogún con 2 gallos, un
alfange y una pistola. Se le dirá que tuvo problemas de esclavitud antes de preparar su Ifá. Que hay
un pequeño güiro o calabaza en su casa sin cortar (Adolfo en yoruba y Uko Koghu en Benin) que
debería ser entregado a los sacerdotes de Ifá.

En la adivinación para una mujer se le dirá que ella ha cometido adulterio y que existe un testigo
ocular de los hechos, que agasaje a Eshu con un chivito mamón para evitar convertirse en la víctima
de enredos de una mujer.
3-Adivino para Arala cuando este sedujo las esposas de Shangó.

Historia.

Edigbe, Edegba, Idigbe Idigbe gbere gbe tugbe hizo adivinación para Arala cuando este sedujo a
dos esposas de Shangó. Las dos esposas se llamaban Arugba y Omolegbe. Shangó reaccionó
preparándose para declararle la guerra a Arala, consciente de lo que Shangó le iba a hacer, Arala
decidió partir hacia Idigbe para consultarse, se le aconsejó hacer sacrificio con carne seca Amalá
(budín de harina de ñame) kolá amarga, vino de palma y bebidas alcohólicas, Arala hizo el
sacrificio y se le dijo de llevarlo a un lado del camino de su casa aunque también fue dicho de
esconderse cerca del sacrificio para ver quien lo iba a comer.

A propósito ese era el día escogido por Shangó para eliminar a Arala y recuperar sus esposas, la
noche anterior egu le había ocasionado a Shangó una leve diarrea motivo por el cual él estaba en ese
momento muy hambriento. A la mañana siguiente camino a la casa de Arala, Shangó vio que toda
su comida favorita se encontraba aliniada a lo largo del camino, se sentó a difrutarla y después se
tomó el vino de palma y también se embolsilló las kolas amargas.

Como él iba bebiendo bebidas alcohólicas, Arala salió de su escondite para acusarle de robo y
comenzó a gritar que Shangó le había robado, delito que era merecedor de la pena de muerte, como
Shangó no podía soportar la vergüenza de ser llamado ladrón, le suplicó a Arala que hiciera un trato
con él. Ya que él estaba preparado para cederle sus dos esposas con tal que retirarse los cargos de
robo en su contra.

Arala accedió con el trato, pero Shangó le suplicó que ambos Arala y las dos mujeres se le uniera
cada vez que él estuviese haciendo una ceremonia posteriormente, cuando Shangó estaba
ejerciendo, Arala llegó con las dos mujeres y canto:

“Shango Shango Olufiran


Ekun oke, mogba arugba
Mogba omo lagbe
Mo sigba arugba”.

Shangó se encolerizó tanto que salió disparado hacia el Cielo.

Cuando este Odu aparece en la adivinación a la persona se le dirá que si él o alguno de sus
allegados se propone casarse, él tendría que tener cuidado porque sé esta casando con una familia
malvada. Aunque si él hace sacrificio que arriba se menciona el matrimonio será todo un éxito.

4-Hizo adivinación para que tuviera un hijo.

Historia.

Kpala Kpala, Abeni Uba giri gbebgbe, oju muna y otili awo oke aja, eran los cuatro Awoses que
adivinaron para Ekutele, cuando estaba deseosa de tener hijos, se le dijo que hiciera un sacrificio
con una gallina y ocho huevos, ella hizo el sacrificio y así sucedió que en los meses siguientes
quedó embarazada y tuvo Jimaguas, la próxima vez que quedó embarazada, tuvo cuatrillizos.
Los dos primeros Awoses le habían dicho que ella estaba pasada de edad para parir pero los dos
últimos la tranquilizaron diciéndole que tendría hijos si hiciese el sacrificio.

Y fue entonces cuando decidió darle una lección a los dos primeros Awoses. Ekutele era la jutía de
la casa y sus dos primeros Awoses Uba-Ogiri (Eubari in Bini) y Kpala Awó la piel del animal
utilizada para coser donde se guarda la escobilla. Desde entonces comenzó a comérselas todas, que
es la razón por la cual la Jutia, (Ekutele) continua comiendo moscas actualmente, y así comenzó a
contar en alabanzas de los otros dos Awoses.

En la adivinación para una mujer se le aseguraría la tenencia de hijos con tal que haga el sacrificio
indicado.

5-El adivino para Oshemawe de Ondo.

Historia.

Edibgemi Agbere mogun tú onigbo ilu


Amogun ni Ogundo Ilé Ama uja ndo
Arimaje tite aje ori igberi okun
Tiyin Tiyin Adafafun Oshemawe nija ti ajoji meta máde Oshemawe.

Fueron estos los tres Awoses que adivinaron para Oshemawe de Ondo cuando iba recibir tres
visitantes, se le dijo que sacrificara y así lo hizo. Ogún, Uja y Olokun venían a visitarlo, ellos
viajaron para quedarse con algún Obá que pudiera saber y pronunciar sus nombres correctamente.
Oshemawe los recibió con mucha hospitalidad y antes de que se retiraban a dormir le dijeron al Obá
que estuviese preparado para relevar sus nombres.

A la mañana siguiente después que los visitantes habiéndose retirado a sus respectivos aposentos,
Oshemawe convocó a sus consejeros para deliberar de que forma era posible conocer sus hombres.
Ekutele mientras tanto, espontáneamente trataría de averiguar sus nombres sólo si le daban 201
paquetes de cake de melón (Iru en Yoruba y Eubarie en Benin) Oshemawe aceptó y entregó a
Ekutele 200 paquetes prometiéndole que le daría el último en cuanto descubriera el nombre de los
visitantes.

Después de recibir su cake de melón. Ekutele hizo un hueco dentro del cuarto ocupado por los
visitantes y se ocultó cerca de la percha donde colgaban sus ropas, tan pronto como cantó el gallo,
Ekutele penetró dentro del saco de Ogún y empezó hacer ruido.

Cuando el ruido comenzó a molestar a los visitantes ellos llamaron a Ogún para que escuchase el
ruido proveniente de su saco. Después la jutía salió del saco de Ogún para meterse en la de Uja,
entonces llamó a Uja para que escuchara el ruido que provenía de su bolsa. Desde allí la Jutía se
subió sobre la bandeja de Olokun.

Así fue como la Jutía pudo saber los nombres de los tres visitantes, al llegar el Obá, la Jutía le
reveló que él mas alto de ellos se llamaba Ogún y al segundo le llamaban Uja, en ese respecto
ekutele preguntó por el paquete que faltaba de cake de melón y Oshemawe le dijo que se perdiera.
A la mañana siguiente los visitantes se presentaron ante el Obá para que les revelara sus nombres.
Él sólo pudo mencionar los nombres de Ogún y Uja, pero no pudo mencionar el nombre del tercer
visitante. Olokun estaba enfadado porque sus anfitriones no sabían su nombre y entonces decidió
irse mientras que los otros dos decidieron permanecer junto a él, le pidieron que se quedara pero se
negó a hacerlo.

Cuando Ogún sugirió que se le diera una paloma a Olokun solamente les prometio que los visitaría
algunas veces al año.

Olokun se mudó próximo a Igbaye pero posteriormente se asentó en Igberi – okum que es la parte
mas cerca del estado de Ondo al mar, si Oshemawe hubiese sabido los nombres de ellos tres, Ondo
y no Lagos habría sido el principal puerto Nigeriano en el Océano Atlántico.

Cuando este Odu sale en la adivinación, a la persona se le dirá que hay una rata paseando por su
casa.
Si es Uree (Iré) se le dirá no matarla, pero si es Ayeo (Osobo) debería matarla, si el consultado es
un hombre conocerá a una mujer divorciada en la casa del padre de ella. Se casará con ella y tendrá
una hija. Ella es la esposa de Orúnmila, se le dirá también a la persona que sea amable y
hospitalaria con las visitas de prepararse de ser hábil y estar dispuesta de recibir a sus visitantes y
atenderlos bien siempre.

6-Orumila declaró que la cabeza es la única divinidad que trae la salvación eterna a su dueño.

Historia.

Miike, Edi gbe re jagbe


Mi ó lomo atunishe de
Orumila iji ta lo ntunishe
Mio gun lo ntunishe

Orúnmila descubrió que la divinidad que podría hacerle la vida más fácil a las personas había
llegado, le preguntó a sus Awoses cual divinidad era, y ellos contestaron que era Ogún.

Orúnmila contestó que Ogún no podía ser de ningún modo ya que Ogún siempre estaba cortando
las cabezas de las personas y añadió que una persona sin cabeza no podía mejorar su vida.

Cuando Orúnmila volvió a lanzar la pregunta por segunda ocasión los Awoses contestaron que la
divinidad que mejoraba la vida de las personas era Dios, una vez más Orúnmila les dijo que no
podía ser Dios quien dejaría a las personas hacer lo que les antojase y a merced de Eshu las
divinidades y las personas después de haberlas creado. Él les explica que Dios no se preocupa por lo
que el mundo hace a una persona después de haberla creado a él o ella.

No obstante Orúnmila insistió en que lo único que puede mejorar y reparar las vidas de las
personas había llegado y nuevamente preguntó a los Awoses quien era, ellos respondieron que era
el mismo Orúnmila en persona. Al oír esto sonrió y les dijo que el no podía ser aquel, porque
cuando la gente venía a él a preguntarle; usualmente le decía parábolas o si no verdades medias y
para ejemplificar.
Sobre este punto les dijo que cuando hay una serpiente escondida en el matorral de la parte trasera
de una vivienda de familia, él sólo aconsejaría a la persona de no ir a la parte trasera en la noche
porque allí asechaba el peligro, y si en desafío a su consejo la persona ve la serpiente en el momento
en que está en la parte trasera de su casa en la noche y retrocede entonces cuando exclamará que
Orúnmila le había advertido de no hacer eso.

Cuando finalmente volvió a preguntar, los Awoses dijeron que no sabían porque ya se le había
acabado su gracia. Fue en ese punto que Orúnmila declaró que la cabeza de la persona es la única
divinidad que lo guía desde el Cielo a través del mundo y mejora su vida al determinar que será la
persona en su vida. Si una persona quiere ser Rey un hombre acaudalado, un hombre famoso, padre,
etc. Es su cabeza quien lo hace por él.

Es sólo la cabeza de la persona y no otra divinidad quien lo sigue de vuelta al Cielo.

Es la adivinación a la persona se le aconsejaría de darle una paloma a su cabeza con coco y nuez de
kolá

7-El relevó como Orúnmila espiaba a Dios.

Historia.

Orúnmila siempre le había preguntado porque era que las divinidades de la Brujería, La Muerte El
día y la noche tenían tanta autoridad (ashé) Era obvio que él estaba celos de ellos y tenía ganas de
adquirir poderes similares, por eso fue a ver a sus awoses celestiales y de esa forma averiguar lo que
tenía que hacer y así lo fue llamando:

Mera tori ute kemi ya gun ori ute


Mera tori ureke ke mi ya gun ori urere

Ellos revelaron a Orumila que las cuatro divinidades de las cuales él estaba celoso, eran las únicas
autorizadas para mantener la vigilia cuando el todopoderoso se encontraba tomando su baño. El día,
la noche, la muerte y la brujería vigilaban mientras Dios se bañaba, el primer canto del gallo,
temprano en la mañana marca la hora en la que Dios comienza a bañarse. El segundo canto del
gallo, indica la hora en que dios termina de bañarse.

Los dos Awoses le dijeron a Orumila que si él podía correr el riesgo de espiar a dios y de esta forma
verlo mientras se bañaba, le sería automáticamente dotado con el mismo Ase que poseían las otras
cuatro divinidades, aunque también se le dijo que sacrificara un chivo a Esu, quien lo ayudaría
también debería sacrificar a la noche y a la muerte, así el hizo los sacrificios, le dio un conejo a la
noche y una chiva a la muerte, posteriormente obtuvo una efectiva comunicación con su propio
Angel Guardián.

De ahí en adelante comenzó a usar un traje el cual lo hacia invisible, y tomo posesión en una
escalera que daba al baño de dios, cuando Dios estuvo listo para bañarse, él tomó su cubeta en
forma de calabaza para sacar agua, pero esta se le cayó de las manos, trató por segunda vez también
volvió a caer de sus manos de manera que inmediatamente supuso que alguien lo estaba espiando,
las divinidades de la brujería y la muerte habiendo sido sobornadas de antemano con los sacrificios
hechos por Orumila se negaron a delatarlo, aún así sabiendo que el estaba espiando, y así le
volvieron asegurar al padre todopoderoso que no había nadie por los alrededores espiando.
Mientras tanto ya Orumila había visto a Dios desnuda y había adquirido el poder y la autoridad que
él... quería.

Convencido que hubo alguien espiando, Dios terminó su baño y se dirigió hacia su habitación
secreta para mirar en su espejo, a través del cual escudriñaba cielo y tierra, fue entonces que vio a
Orumila quien trato de espiarlo.

Dios inmediatamente ordena a la muerte salir tras él y capturarlo. Pero cuando descubrió que la
muerte andaba tras sus huellas en ardiente persecución hecho mano a sus recién adquiridos poderes
para conjurar los arbustos, y de esta forma ellos lo ocultaran para no ser visto después de hecho esto
la muerte pasó sin siquiera verlo, después de haber salido de entre los arbustos para regresar casa,
resultó que en ese momento fue visto por la muerte y esta continuó en su persecución, cuando
Orumila corrió hacía el río, pidió a los peces que lo ocultaran y ellos lo hicieron, y cuando la muerte
llego al río el se dio cuenta que era el final de su persecución. De esta forma regresó para informar a
Dios que la misión no había sido cumplida, a partir de ese día Orumila adquirió el poder de hacer y
deshacer las cosas.

Cuando este Odun sale en le Ugbodu a la persona se le dirá que trabajará en lugares importantes
incluso allende a los mares y que el espiar le será muy favorable a esa persona.
IDI- OYEKU
IDI – ARIKU
IDI- YEKUTU YEKETE

El adivino para Ogogo (Oga – erinmin)


Edi kulu, oye kuluu, adafafun ogogo. (Oga- erinmin en Benin).
Abufun kulukulu (Ayuhegbe en Benin), tori omo ko ma ma she abiku. Idi- Oyeku adivino para la
efímera planta que crece en la mañana y se marchita antes del mediodía.

También adivino para los insectos que hacen pequeños huecos en la tierra con su ano. Les aconsejo
hacer sacrificio para evitar tener un hijo que moriría inmediatamente después de haber nacido
(Abiku). Ellos ambos hicieron el sacrificio.

Cuando sale en la adivinación, a la persona se le dirá de hacer sacrificio para evitar la perdida de
una criatura. El sacrificio se hace con un chivo y un gallo.

El adivino para los talladores o carpinteros:

Edi ye kutú yekete, Adifa fun won ni Ibara omo Abogirure

Este fue el awo que adivinó para los talladores o carpinteros de Ibara. Les dijo que hicieran
sacrificio agasajando a Egungun con un gallo debido a sus hijos y para que tuviesen tranquilidad.

EL ADIVINO PARA UN ANCIANO:

Edi ye ye ye. Odifa fun agba ni tori Amubo (Osobo noma sunu). El también adivino para el mayor
de las personas que tenían las desventuras de no terminar ninguna de las tarcas que emprendían ya
que era víctima de la mala suerte.

Se le dijo de hacer un sacrificio con un sacrificio a causa de su esposa, hijos o riqueza, para que uno
de ellos no lo abandonara. El hizo el sacrificio.

Cuando sale en la adivinación a la persona se le dirá que sacrificará para de esta forma evitar la
desdicha de adentrarse en empleos infructuosos.

EL ADIVINO PARA UNA ANTIGUA COMUNIDAD:

Cuando los ciudadanos de un antiguo pueblo se dieron cuenta que estaban perdiendo habitantes y
fortuna debido a un resistente asentamiento, ellos fueron a ver a Orumila para que les adivinara, y el
les aconsejo de hacer un sacrificio para que el pueblo volviese a prosperar una vez mas Yeku Yeku
naye ode titon.

Él le dijo que hicieran un sacrificio con un chivo para Esu y agasajaran a la divinidad de la tierra
con una tortuga, jícara de agua y una cuchara de madera de aceite de palma. Ellos no cumplieron
con el sacrificio.
Mientras tanto las autoridades gubernamentales decidieron construir un nuevo camino para que se
desviase el movimiento del trafico y de los visitantes lejos del viejo poblado nuevo. Además,
algunos visitantes los cuales habían estado planeando instalar un negocio industrial cerca del viejo
poblado decidieron marcharse al nuevo poblado junto a la carretera.

Al final los pobladores del viejo poblado empacaron sus cosas para irse a vivir al nuevo poblado
junto a la carretera. Esto significo la total defunción del viejo poblado.

En la adivinación a la persona se le dirá que haga sacrificio para evitar el riesgo de ser forzado por
las circunstancias cambiar de trabajo o de residencia.

QUE EL HIZO ANTES DE DEJAR EL CIELO:

Mientras estuvo en el cielo fue un exitoso sacerdote de Ifa, ya que estaba dotado de un poderoso
instrumento de autoridad (ASE). Así que cuando decidió venir a la tierra, fue a consultar. Se le dijo
de agasajar a Esu con un chivo y a Sango con un gallo para que él (ASE) lo siguiera cuando bajase
a la tierra, de hecho todos su predicciones siempre eran muy acertadas, lo cual le permitió llegar a
tener una amplia clientela. Hizo los sacrificios y bajo a la tierra, se convirtió en un sacerdote de Ifa
altamente aventajado en la tierra ya que en cualquier cosa que profetizaba sucedía.

Cuando sale en el Ugbodu o adivinación a la persona se le dirá de volver a sus raíces o cimientos
hogareños (Idile o Ajule en yoruba y Igiogbe en Benin) de hacer sacrificio con un gallo y una
tortuga y de pedir a las personas allí presentes que revoquen el juramento a él en una anterior
reencarnación.

La tortuga debe utilizarse para agasajar a la tierra y el gallo para obsequiar a Ogun. Él hizo los
sacrificios, cuando sale en la adivinación a la persona se le dirá que hay un verdadero de desechos
públicos (Akitan en yoruba y Oliku en Benin) en su pueblo natal o ciudad esta situada la casa de su
familia. Él debería ir allí y hacer sacrificios.

ADIVINO PARA DOS AMIGOS ORO Y OJIGBO:

Ojigbo y oro eran dos amigos íntimos. Un día ojigbo fue a visitar a oro, quien compartió con él la
comida y la carne de algún animal del bosque.

Después de comer oro preguntó a ojigbo si el sabia de que animal era la pata de la carne que
acababan de comer, ojigbo le contestó que el no sabía, oro asustó a su amigo al revelarle que la
carne que el acababa de comer era el pernil de babosa.

Lejos de mostrar cualquier espanto por medio de las palabras, ojigbo contestó invitando a oro a
visitarlo al siguiente día y el segundo acepto la invitación.

Cuando oro llegó a casa de ojigbo fue invitado a una cena preparada con la mano de un animal del
bosque, después de la comida, ojigbo le preguntó a oro si él sabía la carne que había comido de que
animal era, oro le contesto que el no sabía, ojigbo entonces le relevo que la mano que el se acababa
de comer era de un lagarto.
Sin darse cuenta que su amigo le había pagado con la misma moneda, oro se volvió paranoico y
pregunto si su amigo se encontraba preso de la locura.
Antes de conseguir respuesta alguna a su pregunta, le dijo a ojigbo que probara como era posible
que un lagarto podía tener mano. De una forma tal que pudiese calmar a oro, ojigbo le explico que
el mundo había cambiado tan dramáticamente que estaba comenzando a producir babosas y lagartos
con manos y pies. Oro aunque todavía no comprendía la paradoja, porque todavía estaba muy
confundido, le preguntó a ojigbo si él lo había invitado meramente para burlarse de él, ojigbo tuvo
que recordarle que en fecha tan reciente como el día anterior él le había dado la pata de una babosa,
que porque motivo se asombraba el de haber tenido la mano de un lagarto. Ese recordatorio no fue
suficiente para oro, ya que se puso tan furioso que comenzó una pelea, cuando las demás personas
intervinieron para detener la pelea, la insistencia de oro culmino en que ambos amigos fuesen
conducidos ante la presencia del Rey del pueblo.

El Rey decidió el asunto al ordenarle que los dos amigos no se verían nunca más, oro fue limitado
solamente a las tareas nocturnas mientras que ojigbo fue limitado a las tareas diurnas. Orúmila que
se encontraba presente en el palacio emitió su propio decreto, que a partir de entonces, oro no
comería lagartos o serpientes y que ojigbo no comería nunca más babosas.

Cuando este Odu sale en la adivinación se le dirá a la persona de no comer ni babosa ni serpiente y
cuidarse de los amigos, su ruina siempre vendrá por los amigos, así que debe evitarlos. Debe
agasajar a Esu con todo tipo de comestible y un chivo empacado en un container de cesta tejida
(Ago en yoruba o agban en Benin).

Si sale en una adivinación ordinaria, se le diría a la persona que agasajar a Esu urgentemente para
evitar un problema inminente de un amigo, el cual podría incluir el riesgo de ser envenenado con la
comida.

EL ADIVINO PARA LA MAÑANA Y LA NOCHE.

Idin mojo Idin ori abebe


Iyeriye ni abe be, sungbon ko mo ese
Ijo gbi – gbe

Estos fueron los sacerdotes de Ifá que adivinaron para la mañana (Aro) y la noche (Ale) a ambos se
le advirtió de hacer sacrificio para que tuvieran paz y prosperidad, necesitaban hacer sacrificio con
aceite de palma, babosa y un carnero de 3 años. Ellos tenían que añadir 200 nueces de cola blanca
amargas y 5 jabas de dinero.

La noche fue la única que hizo el sacrificio, la mañana se negó a hacer el sacrificio, es por eso que
cuando la gente trabaja desde por la mañana hasta por la tarde, van a su casa a descansar por la
noche.

Cuando alguien no tiene una vida pacifica en las mañanas de su vida, uno ruega tener una noche
prospera.

Cuando la gente tiene dinero en las mañanas son muy cuidadosos de gastarlo sabiamente de manera
que puedan tener abundancia durante la noche.
El sacrificio se hace añadiendo el líquido de la babosa y el aceite de palma para que la persona se dé
un baño por la noche antes de ir a dormir.

IDI – IROSUN

ADIVINO PARA LAS BABOSAS Y AVES CUANDO EL TIGRE LOS CAZABA.

Los animales y las aves estuvieron efectuando reuniones en conjunto para discutir su bienestar
común. En dichas reuniones con frecuencia eran escuchadas las insinuaciones hechas por el tigre de
forma indirecta para hacer las pases con los mas indefensos y con aquellos que no poseían ni pies ni
manos. Durante mucho tiempo, la babosa no comprendió que la metáfora se refería de forma
indirecta a ella. Mientras tanto, mucho otros animales temerosos de las dudosas intenciones del
tigre, comenzaron a desertar de las reuniones. Fue esa la etapa en la cual la babosa fue a consultarse
a la casa de Orúmila, quien le aconsejó de sacrificar a Esu y de dejar de asistir a las reuniones ya
que un poderoso compañero suyo estaba en su casa.

A la última reunión que asistió, cuando se volvió a tocar el punto de hacer las pases con aquellos
que se arrastraban por el suelo, aun pendiente la cabeza de aquel inocente sin pies ni manos la
babosa respondió diciendo que uno podría no tener pies no manos, pero que eso no significaba que
tampoco tuviera inteligencia, todos se miraron los unos a los otros, pero después de eso la babosa
dejó de asistir a las reuniones porque se dio cuenta que el era el único animal que no tenía
miembros.

Tan pronto como el tigre descubrió que la babosa había dejado de asistir a las reuniones cambio su
estilo.

Posteriormente el tigre invitó a las aves para que fueran a buscar leña para preparar un fuego en el
que asarían el agua. En aquel instante había solo cuatro miembros que asistían a las reuniones,
incluyendo al tigre, las aves la tortuga y el agua. Las aves no comprendieron inicialmente tal teoría
pero tan pronto llegaron a casa quisieron comprobar si en realidad el agua no podía asarse. Por lo
que fueron a ver a Orúmila quien les dijo que rociaran agua sobre el fuego. Instantáneamente el
agua apagó el fuego que claramente era una muestra de que el agua no podía ser asada. Por otra
parte Orúmila le dijo que sé arrancaran algunas de sus alas y las echaran al fuego, comprobaron que
ardían totalmente tan pronto como hacían contacto con el fuego, y fue así como se dieron cuenta
que la alusión a asar no era mas que un presagio para ellas. Una vez más las aves dejaron de asistir a
las reuniones con el siguiente poema:

Awonu lekun we ye ori igi awonu


Eni ba ni ki nkun kogba ikumi
Ku awonu, lekun weye ori igi.

Tan pronto como las aves dejaron de asistir a las reuniones el tigre se quedó solamente con la
tortuga y con el agua, la tortuga quien tradicionalmente confía en su ingenio, sugirió que en el lugar
de la reunión debería ser mudado hacia la selva ya que de esta forma él tendría una mayor
oportunidad para escapar. Como no podía hacerle nada al agua, el tigre se molestó muchisimo y le
entro hambre, de esta forma fue obligado a volverse un solitario.

Desde ese día el tigre decidió atacar a cualquier animal o ave que le cruzase por delante. Es por
eso que el tigre no perdona animal alguno que encuentre en su camino.
Cuando este odu sale en el ogbodu, a la persona se le aconsejaría de dejar de asistir a las reuniones
sociales o de otro tipo.

En cualquier caso debería sacrificar tres babosas, la carne de tigre y cualquier tipo de ave que vuele,
agasajaría a su cabeza con carne de tigre y a Esu con las babosas y aves.
Cuando aparece en la adivinación la persona debería agasajar a su cabeza y a Esu para sobrevivir a
intrigas secretas para matarlo. Debería dejar de asistir a todo tipo de reuniones.

Otra variación:

El adivino para dos parejas en consorcio:

Omi dana da su n’eye je


Eye dana da sun omije,
Oju eye ni eye mu mi fo ara,
Adafafun Ekun, abu fun aja, obuko, ati eye oko
Won fe lo gban omi eja.

Estos fueron los Awoses que adivinaron para el tigre, el perro, el chivo y las aves cuando iban a
sacar el agua del río para capturar peces. El chivo y el pájaro hicieron sacrificio pero no el perro y el
tigre. Al llegar al río estuvieron sacando agua durante mucho tiempo sin apenas capturar un solo
pez, tal contratiempo los cansó y a la misma vez le dio hambre, los otros tres posteriormente
enviaron al pájaro a casa para que fuese a buscar fuego. En el momento que retornaba se detuvo a
comprobar como se podía asar el agua al fuego, para lo cual dejó caer unas gotas sobre la llama y
vio que no se apagaba.

Pero cuando se arrancó unas de sus plumas para asarla al fuego, ardió casi instantáneamente, con tal
experimento, el pájaro quedó convencido que en realidad el juego era asarlo a el, por lo que botó el
fuego bien lejos y se alejó de allí volando sin siquiera regresar al río. Mientras los otros en vano lo
esperaban, como vieron que el pájaro no regresaba, el chivo a propósito dejó caer el güiro con el
cual sacaba agua del río y fingió que nadaba en su búsqueda. Después de haber nadado por un buen
rato, decidió escaparse.

Era el turno del perro para escaparse y de esta forma corrió tan veloz como pudo, hasta llegar a una
encrucijada, lugar donde encontró algo de comer. De manera que cuando el tigre descubrió que
todos aquellos a los que podía haber utilizado como comida habían huido, decidió ir tras ellos.

De esta forma pronto capturó al perro donde mismo se encontraba aun corriendo. El tigre lo capturó
y lo mató para luego devorarlo, posteriormente buscó en vano al pájaro y al chivo.

Cuando sale en la adivinación a la persona se le dirá que ella se propone embarcarse en un proyecto
con otros tres socios, debería sacrificar para evitar resultar asesinada por las otras tres personas o
socios. Debería siempre conservar su ingenio, chispa.

Otras interpretaciones de Edi- Rosun:

Edi Kole sun ati edi kole wo, londifafun olomo agbikeke lo nganjo tiko le kiwosun.
Estos fueron los dos Awoses que adivinaron para una madre invalida que a menudo se quejaba de
dolores sobre todos por la noche y molestaba a otras personas que dormían. Se le dijo de hacer
sacrificio con un chivo, gallina y un conejo para que se curara.

Es por eso que cuando este Odu sale en una consulta a la persona se le dirá que hay una persona
enferma en su casa que se queja por las noches. Al inválido se le aconsejará de sacrificar para que
se cure.

Oyo tan okpan oka ona gbaja Okpa ere tembele sun omu omo. Oni chun ibama ibe oje di si,
ori ohun iba komo kiya lo joro. Adafafun yeye alashe ti’onshe Ase. Ao so fun oluware kpe won
son ewure kon male.

En la consulta a la persona se le dirá también que en su casa hay una chiva amarrada en espera de
ser sacrificado, se le dirá de no comer de la parte de afuera de la carne de la chiva cuando la maten
porque antes del amanecer, los ancianos de la noche cambiarían su sangre por sangre humana.
Aquellos que coman de la parte de afuera de esta se enfermaran.

LA ADIVINACION QUE HIZO ANTES DE DEJAR EL CIELO:

Uroke mi lawo lingorin, oroke mi lawo le luruye- fueron los dos Awoses que adivinaron para él
cuando dejaba el cielo para venir al mundo. Se le aconsejó de agasajar a ESU con un chivo para
prevenir el riesgo de una enfermedad severa en la tierra. De agasajar a Ogun con un gallo, él hizo
los sacrificios y bajó al mundo donde se dedicó al comercio, olvidando por completo la práctica Ifá.

Poco tiempo después, se le desarrollo un mal catarro, el cual durante un largo periodo, lo sometió a
tratamiento, aunque fue a varios lugares para tratar de curarse de aquel catarro, pero este no
mejoraba, ya muy desesperado, decidió ir a consultarse donde se le dijo de agasajar a ESU con un
chivo. También se le dijo que había abandonado estúpidamente la senda de su destino ya que se
suponía que era un sacerdote de Ifá en ejercicio.

Y así hizo los sacrificios después de los cuales se restableció. En la consulta se le recordó de la
advertencia que se le había hecho en el cielo por negar dos pájaros, una gallina de manigua (Oyele
en Yoruba y Ukorobozo en Benin) y cuchillo o cuco
(Akoilo en Yoruba y Erigoin en Benin)

Mientras tanto comenzó a practicar el arte de Ifá además de su comercio. Y así prosperó
inmensamente y disfrutó el resto de su vida con buena salud.

Cuando este Odu sale en la consulta a la persona se le dirá de hacer sacrificio para evitar su muerte
y las de sus hijos. Debería agasajar a Ifá con gallinas y a Esu con un chivo.

Adivino para Orúmila vencer los problemas en el imperio de Olofin.

Agutan Ipopo mejo ihin oko, era el awo que había adivinado para Orúmila cuando fue invitado a
solucionar los problemas en el Reino de Ifá. Desde hacía mucho tiempo las cosas estaban
marchando muy mal en el reino y persona alguna era capaz de determinar la causa.

Olofin había invitado a sacerdotes divinos de varios lugares para que averiguaran porque los
sacrificios no se manifestaban, porque las embarazadas abortaban, porque las mujeres no salían en
estado, porque las cosechas de las granjas eran cada vez más pobres y porque el Olofin sufría
esporádicamente de impotencia sexual.

Desconocido para el o para alguna otra persona, era que una mujer mayor pariente de él y que vivía
en su casa estaba causando todos estos problemas ya que el había sido previamente advertido de no
permitir que ningún pariente suyo viviera con él por tiempo indefinido. Esta mujer el diabólico
poder de embobar a cualquier sacerdote divino que entrase a palacio.

Después de todos los sacerdotes divinos conocidos que trataron infructuosamente de resolver el
problema, Olofin preguntó si allí quedaba algún otro divino o profeta para ser llamado. Se le
informo de un tal Orúmila, el sacerdote de Oke- jetti (Babadudu oke-jetti). Olofin sin perdida de
tiempo envió por él.

Antes de partir, Orúmila consultó a sus adivinos y estos le dijeron de hacer un sacrificio con un
huevo. Después de hacer una ceremonia con el huevo, se le entregó para que lo llevara a palacio. Se
le dijo que después que completase lo que pensaba hacer en el palacio de Olofin, vería una bola
gigante de llama cerca de la puerta a su salida. El debía por lo tanto, lanzar el huevo dentro del
fuego y que después de eso vería a la mujer responsable de todos los problemas en el imperio de
Olofin, ya que le estaba prohibido ver un huevo.

Cuando Orúmila llego a palacio, se le dijo que hiciera una consulta para averiguar que causaba
todos estos problemas a Olofin. Él realizó la consulta y le dijo a Olofin que una vieja de tez
hermosa era la responsable de todos los problemas, aunque le dijo que obtendría la confirmación de
todo cuando regresara a casa.
Todo el mundo quedo perplejo y después de indicarle los requisitos del sacrificio, le dijo a Olofin
que volviera a casa para que consiguiera las hojas del sacrificio.

En cuando dejaba atrás los muros del palacio, vio un gran fuego ardiendo y tiró el huevo hacia el
fuego. El fuego inmediatamente se extinguió y el cadáver quemado de un ser humano pudo verse
bajo el fuego. Al acercarse a examinar, se pudo comprobar que el cadáver correspondía con el de la
vieja de tez clara que vivía con Olofin.

Orúmila confirmó que todos los problemas de Olofin habían concluido y de esta forma fue bien
recompensado. De allí en adelante todas las desgracias que habían abatido al Rey y al país
comenzaron a apacigurase.

Cuando este Odu sale en la consulta a la persona se le dirá que una vieja de tez clara está
obstruyendo su progreso en la vida. Debería hacer sacrificio con un simple huevo, los sacerdotes de
Ifá rogarían con el huevo y se lo darían al consultado para que lo rompa en una encrucijada.
Después de eso verá el fin de sus problemas y derrotaría al enemigo.
IDI- OWANRIN

Solamente Orúmila puede atar un Hada a la tierra.

Abbalagba koni ma gbagbe Iyan yan. Adifafun awo isheju omo lo riya iyon boba ku laye Orun Ifá
l’onlo.

Una persona adulta jamás olvida la experiencia de recoger excreta blanda del suelo. Esa era el
nombre del sacerdote de Ifá que adivino para awo Isheju quien tenía un hada la cual era una
muchacha muy hermosa.

Cuando vino al mundo pensó que su estancia en él sería muy corta. Cuando los padres hicieron su
adivinación para sacarle un signo de nombramiento, se les dijo que la niña era un hada y que
moriría en la edad de casarse, a menos que le fuera dada a Orúmila en matrimonio, quien era el
único que podía hacerla vivir por mucho tiempo en la tierra. Allí mismo, la muchacha fue prometida
a Orúmila en matrimonio.

De esta forma creció y se convirtió en una hermosa muchacha y por lo tanto siempre se le veía
rodeada de admiradores. Tan pronto como comenzó a comprender lo que era el afecto amoroso, sus
padres la sentaron y le advirtieron que no alertara ninguno de sus admiradores porque ya ella estaba
comprometida en matrimonio con Orúmila desde su niñez. Por su parte ella no tendría nada que ver
con aquel hombre de tez oscura unos de sus mas prominentes admiradores. Cuando sus padres se
negaron a consentir sus preferencias, ella les dijo que prefería morir antes de casarse con Orúmila,
cosa que no tomaron en serio.

Y como para dar mate a sus intenciones, los padres acordaron una fecha para enviarla a casa de
Orúmila para que viviese con él como su esposa. Tres días antes de la fecha acordada tomó un baño
temprano esa noche, peinó su cabello, se vistió y se fue a la cama. A la mañana siguiente fue
encontrada muerta.

Dicho acontecimiento coincidió con el momento en que Dios había invitado a Orúmila al cielo para
que ejecutara un importante cometido. Tan pronto como Orúmila llegó al cielo fue directamente al
Palacio Divino de Dios. Mucho antes de llegar allá, él vio a la Muerte que arrastraba a la que sería
su novia, de la tierra.

Orúmila sin perdida de tiempo hizo su aparición ante Dios preguntándole que como sería posible
para él ejecutar la tarea por la cual había ido a palacio, mientras la muerte tomaba a su esposa de la
tierra. Como la muerte estaba a punto de dar a beber agua a muchacha (ninguna víctima puede ser
revivida después de haber tomado agua de manos de la muerte). Dios le ordenó que se detuviera y
que le entregara a Orúmila la muchacha, posteriormente, ella se sentó junto a Orúmila cuando este
realizaba su cometido.
Después de completar la tarea, él regreso junto a ella a la tierra y fueron directamente para la casa
de los padres de la muchacha, donde él se la entregó.

En ese momento los padres le preguntaron que finalmente la razón de quien era si de ella o de ellos,
lo cual ella admitió y luego consintió en convertirse en la esposa de Orúmila. Así fue conducida a la
casa de Orúmila al día siguiente para cumplimentar la cita acordada con anterioridad.

Cuando este Odu sale en una adivinación de nombramiento a los padres se le dirá que si el hijo es
un muchacho, será un sacerdote de Ifá, si la hija es una niña, será la mujer de Orúmila.
En ambos casos el hijo es un hada y solamente podrá vivir si es entregado a Orúmila como un
sirviente o como una esposa. En el ogbodu o en una consulta común se le dirá a cualquier criatura
que nazca después de la ceremonia de iniciación pertenece a Orúmila quien es el único que puede
hacer que él o ella vivan por muchos años sobre la fas de la tierra ya que él o ella son un hada.

La adivinación que le hizo antes de abandonar el cielo:

Aru wonron kpu wonron- era el awo que adivino para Idi- Owanrin antes que abandonara el cielo
para venir al mundo. Fue aconsejado de hacer sacrificio con una mosca por causa de los problemas
que probablemente encontraría en su sacerdocio de Ifá.

Además le fue dicho que agasajara a Ogun para que lo acompañara al mundo con el objetivo que le
evitara el riego de ser asesinado por una mujer. Por eso él hizo todos los sacrificios.

La primera persona para la que adivino fue un granjero que sembraba cacao de tierra en su granja.
Le dijo al granjero que agasajara a Esu con un chivo para que sobreviviera al riesgo de ser
asesinado por su esposa. Ya que el no podía imaginar como su esposa quien tanto lo quería, pudiese
tan siquiera pensar en matarlo, se negó hacer el sacrificio.

Desconocido era para él, que su esposa mantenía en secreto una relación amorosa con un amante
que resultó ser brujo. El tal amante tenía la habilidad de convertirse en una liebre durante las noches
para destruir las cosechas de su granja. Posteriormente su esposa lo retó a que hiciera algo con el fin
de acabar con la amenaza de aquel ladrón que estaba desbastando su granja. El aceptó el reto y
decidió por tanto tenderle una trampa para capturarlo.

Después de esperar por un pequeño rato, vio a una liebre que entraba a su granja, esperó
pacientemente a que juntara algunas semillas antes de apuntarle, apuntó su escopeta un rato más
tarde contra la liebre, pero falló en su tiro, decidió tirarle su machete pero este tampoco la alcanzó.
Sin saberlo el machete se impacto contra el suelo con su filo apuntando hacia arriba, mas tarde saltó
para capturarla, en ese instante cayó sobre la hoja de su machete y murió.

Cuando este Odu sale en el ogbodu, a la persona se le dirá de agasajar a Esu inmediatamente con un
chivo para evitar ser asesinado por una mujer, también debe agasajar Ogun teniendo su propio trono
de Ogun, con un perro, gallo, jicotea, babosa, vino de calabaza de palma y un güiro de aceite.

Cuando sale una consulta, a la persona se le diría de agasajar a Ogun y a Esu para sobrevivir a
diabólicas maquinaciones de una mujer. Si el consultado es una mujer quiere decir que ella está
saliendo con un amante con el cual esta planeando matar a su esposo. Si el consultado es un
hombre, se le diría no escuchar los consejos de su esposa en lo concerniente a temas que sean de
vida o muerte. Debería realizar todos los sacrificios.

La adivinación que hizo para obtener la Corona

Edi la’rin, ori mi ko ise iya. Adifafun Orúmila baba onlo gbe ade lo’do Olofin. Bebe be omiko
shegun adifafun Oruun, onlo gba ile ke ni’le Olofin. Ati gun-oke ohun, ati gun oke ihin. Adifa
fun udi onlo gba asho ni le Olofin.

El adivino para la cabeza cuando esta iba a coronarse al palacio del Rey. También adivino para el
cuello cuando este iba a tomar cuentas del palacio del rey. Y también adivino para la cintura cuando
esta iba a buscar una vestimenta de jefa del Rey. A todos se les aconsejo hacer sacrificios.
A la cabeza se le dijo de hacer sacrificio con una gorra, un gallo blanco y una paloma blanca, al
cuello se le indicó de sacrificar su camisa, una gallina y una paloma. En tanto que a la cintura le fue
dicho de hacer sacrificio con un sokoto (pantalón) una gallina de guinea y una paloma y así todos
hicieron el sacrificio, y cada uno de ellos ganó una jefatura.

En la consulta a la persona se le diría que un cargo de jefe o una alta posición le aguardan. Deberían
hacer sacrificio para que pueda obtenerlo sin dificultad.

Lo que hizo cuando se convirtió en un hazmerreír:

El era un hombre bondadoso. Después de haber ejercido por un tiempo el arte de Ifá, se dio cuenta
que la gente se burlaba de él ya que sus predicciones y sacrificios ya no surtían efecto alguno. Así
fue como adquirió el mote de Idi- la’rin (el hazmerreír)

Una mañana decidió consultarse con los Ikin para averiguar su fortuna o suerte estaba decayendo, y
porque razón se había convertido en el hazmerreír de la gente. Su propio Odu salió, aconsejándole
de agasajar, a Ifá con una chiva, Esu con un chivo y a Ogun con un gallo. El hizo todos los
sacrificios.

Posteriormente cuando viajó a Oja-Ajigbomekon, vio en el camino un cuello lleno de cuentas y lo


recogió. También vio un brazalete de cobre abierto y también lo recogió. Cuando llegó a su casa se
le dijo que el Oba estaba buscando un collar de cuentas con el cual vestirse para una conferencia
especial de Obases, mientras tanto Esu disfrazado de un anciano consejero le dijo al Oba que el
hombre que el conocía tuviese ese tipo de cuentas era Idi- la’rin. Enseguida el Oba envió por el y al
llegar al palacio, el Oba le dijo que si le facilitaba el collar de cuentas que él tenía, le daría un alto
rango.

El no podía dar credibilidad a las palabras del Oba ya que pensó que se trataba de alguna
estratagema del Oba para engañarlo y reírse de él. No obstante contestó que el tenia el collar de
cuentas pero que no estaba interesado en ningún título de jefatura a cargo importante.

Le hizo entrega al Oba del collar de cuentas y este en cambio le dijo que escogiera un sitio en el
cual se le construiría una casa, el contestó que quería se le construyese justamente en la frontera
entre el cielo y la tierra. Y así fue construida acorde a su voluntad, de esta forma se convertía en el
consultante para todo aquel que iba o venía del cielo. De esta forma sus predicciones y sacrificios
comenzaron a cumplirse tan efectivamente que las penurias y las carcajadas pronto dieron paso a la
prosperidad y elogios. Y así se convirtió en un popular e indispensable sacerdote de Ifá.

Cuando este Odu sale en el Ugbodu a la persona se le dirá que construirá una casa en una
encrucijada. Agasajar a Esu con un chivo, huesos de león y tigre y una cesta pequeña además
agasajar a Ogun con un gallo y una jicotea.

En la adivinación la persona le daría un chivo a Esu y un gallo y una jicotea a ogun para prosperar
en la vida ya que la gente se está riendo de él.
El sacrificio que él hizo:

Edi laarin aro nikpin nifuni ni igba kpa aadiye. Adafa fun edi i’ombo wa da olode Aronikpin yawa
ki ewa gbogbe aronikpin. Estos fueron los Awoses que adivinaron para Idi-la’rin cuando la gente lo
consideraba como un hazmerreír y un hombre acabado y cuando le fueron entregados los residuos
de un ala de ave que es lo que tradicionalmente se le entrega a una persona decretada como está
acabada.
Eso aconteció cuando él era muy pobre. Fue a consultarse y sacrificó como se le dijo y
posteriormente se convirtió en una persona acaudalada con lo cual pudo comprar una chiva para
festejar. Invitó a todos aquellos que le habían entregado el ala de rechazo para que festejaran
dándoles a todos comida y bebida abundante, mientras la fiesta se celebraba él cantó la siguiente
canción:

Arunikpin, ya wakie wa gbobe o aronikpin.

Cuando este odu sale en una consulta a la persona se le dirá de ser paciente ya que su condición en
la vida a mejorar seguramente para su bien. Que no debería pagar maldad con maldad.

Dice Ifá que la gente se está burlando de usted:

Edi la’rin. Oni kini won riki won torin edi. La gente se está riendo de usted, pero Orúmila
preguntó, cual era el motivo por el que se reían. Cuando los campesinos parten para la finca en la
mañana nadie se interesa por ellos. Pero regresa a casa con ñames por la noche es saludado con
reverencias.

La gente se ríe del cazador cuando se va con la bolsa vacía para el bosque, pero cuando regresa, la
bolsa llena de piezas, se le saluda con agrado. Cuando el sacerdote de Ifá parte con su bolsa vacía
para ejercer la practica de Ifá, la gente se burla de él como un parásito y opresor, pero cuando el
regresa a casa, él es saludado con respeto. Cuando él los atiende y cuidad de sus hijos cuando están
enfermos, ellos lo veneran.

Orúmila sugirió que el sacrificio que debían hacerse para transformar las carcajadas a elogios debe
realizarse con dos nueces de kola, la primera para agasajar a la cabeza y otra para agasajar a Ifá para
la buena suerte.

Si este Odu sale en la consulta a la persona se le dirá que la gente se ríe de todo lo que ella hace.
Debería sacrificar para que cualquier cosa que haga todo salga bien.
IDI-OBARA
IDI-ARABA

Él hizo adivinación para los pájaros del bosque:

Edi bara wa Ka ja, akpalokun eye. Eniyan lo kun olote, adifafun eye oko nijoti ekun tomuwon
shilo mole. Estos son los Awoses que hicieron adivinación para los pájaros del bosque cuando el
tigre los estaba exterminando y alimentándose de ellos impunemente. Por aquella época en el cielo
las aves no podían volar porque como animales que crean habían sido creados sin alas.

Estaban habilitadas para trepar pero no para volar. En la adivinación se le dijo de hacer sacrificio
con rata, pescado, Eko, gallina Akara y hojas secas recogidas del suelo. Ellos hicieron el sacrificio.

Después de hecho el sacrificio, Orúmila les dio Iyeresun (polvo divino) del sacrificio y les dijo de
frotárselo por todo el cuerpo y de no salir de sus casas por un periodo de nueve días después del
sacrificio. Después de frotarse con el Iyeresun, Pequeñitas plumas empezaron a salir de sus pieles, y
antes del término de los nueve días, ya tenían casi todo el cuerpo cubierto de un plumaje espeso.
Antes de los catorce días ya podían alzar el vuelo. Ellos por su parte, decidieron quedarse en casa
durante catorce días.

Durante su receso, el tigre había comenzado a preguntarse hacia donde habían escapado las aves, ya
que durante catorce días no había visto pájaro alguno en el bosque. Finalmente cuando salieron a
los catorce días, el tigre estaba esperándolos y aunque trato de atacarlas ellas volaron mucho más
allá de su alcance, y así fue como estuvieron a salvo del ataque del tigre.

Cuando este Odun sale en la adivinación a la persona se le diría que ella tiene un enemigo que es
tan fuerte como el tigre, que esta siempre vigilándola para destruirla y por lo tanto debería hacer el
sacrificio que hicieron las aves para de esta forma escapar a los malvados planes del enemigo.

Él hizo adivinación para lo “Prohibido”:

Edi bi Edi, bi ebara Adafa fun eriwo t’onshe omo okurin orun. Él hizo adivinación para lo
“Prohibido”(Eriwo en Yoruba y Awua en Benin). Se le dijo de hacer sacrificio para que fuera
temido y respetado por la humanidad e igualmente por las deidades. Él hizo el sacrificio y así se
gano el respeto de todos y cada uno de ellos. Cada uno prohibe una cosa u otra.

Cuando sale en la adivinación, a la persona se le diría evitar alguna cosa que fuese prohibida. Si la
persona esta enferma o ha sido víctima de alguna desgracia, el o ella debería ser persuadidas de
confesar la cosa prohibida que el o ella hayan hecho.

Adivinación que hizo antes de bajar a la tierra:

Antes de venir al mundo se le aconsejó sacrificar a Ogun con gallo, perro, tortuga, vino de palma de
calabaza, ñame asado, rata, pescado y babosa. Él hizo el sacrificio después del cual Ogun estuvo de
acuerdo en acompañarlo al mundo.
Llego a la ciudad de Oduru donde comenzó a desempeñarse como herrero y como sacerdote de
Ogun.

Cuando pensó que ya había llegado el momento de contraer matrimonio, se dirigió hacia la cuidad
de Ibadan para desposar a la hija de un sacerdote divino. Por un largo tiempo la mujer no le había
dado hijos y cuando la paciencia cedió terreno a la ansiedad decidieron ir a consultarse para saber
que hacer respecto a la tenencia de un hijo.

El adivino les dijo que entre la ciudad natal de la mujer y Oduru había un río, que tenían que hacer
un sacrificio al río y prometer algo si la mujer quedaba embarazada. En efecto el adivino les dijo de
agasajar al río con ñame molido cauries y prometer agasajarlo con los que ellos pudieran ofrecerle
en cuando su deseo fuera materializado.

En el momento en que volvían de Ibadan, se detuvieron junto a la orilla de un río. El hombre rogó
con el ñame molido y los cauries y prometió de darle un chivo al río si su esposa podía tener un
hijo. El marido estaba obrando de muy buena fe, por otra parte la esposa estaba tan exaltada con la
esperanza de tener un hijo que sin saber prometió ofrecerse ella misma como acción de gracia al río
si tenía su hijo. El marido al escuchar esto se molestó mucho y le recordó a su esposa que el adivino
había advertido de no prometer lo que no pudieran pagar.

Cuando finalmente llegaron a casa, la mujer quedo embarazada al final del mes, teniendo la
embarazada seis meses de gestación, se trasladó hacia Ibadan lugar donde residían sus padres con el
objetivo de prepararse para dar a luz. Parió finalmente un hermoso varón, al cual siguieron otros
cuatro más en rápida sucesión.

Llegaron a tener cinco hijos conjuntamente.

El esposo se convirtió en un guerrero famoso, llegando a tener muchas esposas y esclavos. Entre
tanto envió a su esposa mayor e hijos a casa de su suegro cuando iba para la guerra. A su regreso
del campo de batalla atravesó por Ibadan para recoger a su esposa e hijos. Al llegar a la orilla del
río, descubrieron que el río que era poco profundo anteriormente, se había vuelto muy profundo.
Fue entonces cuando recordaron las promesas que habían hecho al río, ellos solían cruzarlo a pie,
pero entonces se dieron cuenta que se iba haciendo cada vez más profundo a medida que
avanzaban. El esposo inmediatamente pidió a sus ayudantes de conseguir un chivo el cual dieron al
río y después de eso, el río se volvió mucho más profundo y ancho aun.
Para calmar al río, él traía consigo una mujer prisionera, la cual tocó la cabeza de su esposa con la
suya y fue arrojada al río.

De pronto quedo claro para ellos que el río no aceptaba sustitutos, ya que ella no se ahogó. La
esposa entonces se cortó las uñas y el pelo y los empaquetó para su hijo mayor que las cuidaría.

Según ella trataba de lanzarse al río, el esposo la detenía todo el tiempo, prefiriendo retornar a
Ibadan antes que ella se arrojase al agua.

Fingiendo estar de acuerdo con la sugerencia de su esposo, logró soltarse y saltó al agua, la cual la
consumió inmediatamente, después de lo cual el río recuperó su tamaño y profundidad
acostumbrada. El esposo y los hijos rompieron a llorar y tuvieron que regresar a casa muy
melancólicos.
El padre de la mujer tuvo finalmente la desagradable impresión de que su nuero había sacrificado a
su hija al río como una ofrenda. En un intento de demostrar la veracidad de este rumor, él envió dos
de sus mensajeros de Ibadan a Oduru para averiguar si la pareja y sus hijos habían llegado a salvo.
Cuando ellos llegaron a su casa, él les dijo que su esposa mayor estaba cocinando en la cocina, pero
que ellos no la podían ver y ellos insistieron que no podían marcharse de allí sin antes comprobar
que la mujer estaba con vida, por lo que él decidió incapacitarlos. Les sacó los ojos a uno de ellos y
al otro lo ensordeció, después de lo cual volvieron a casa.

Cuando el suegro vio el estado de sus mensajeros, sin perder tiempo envió un mensaje a su nuero
declarándole la guerra. Poco tiempo después estallo la guerra, cuando las tropas opositoras se
agrupaban a ambos lados del río. El combate fue violento y difícil, la guerra cobró un gran número
de víctimas. El rey de Oduru y el rey de Ibadan finalmente se juntaron para resolver las
desavenencias. Posteriormente la guerra terminó pero la gente de Oduru juró que donde quiera que
los habitantes de Ibadan y Oduru se encuentren siempre habrá una pelea hasta la muerte.

Las personas deben prepararse un trono de Ogun de la forma tradicional ya que será un sacerdote de
Ogun. Dar un chivo a Esu y estar preparado para malentendidos con sus suegros.

Él hizo adivinación para el campesino y el venado (Agborin en Yoruba y Erhue en Benin)

El venado había desarrollado él habito de alimentarse en una granja que poseía ricas cosechas de
ñame, maíz y yuca. Cuando el campesino descubrió que su granja peligraba y sobre todo sus
cosechas, del ataque de los siervos, decidió cuidarse de los intrusos.

Por su parte el venado siempre sabía cuando no entrar a la granja ya que el campesino estaba cerca.

Consiente de que a ella la suerte no le iba a durar para siempre, el venado decidió ir a consultarse a
casa de
Orúmila, quien le aconsejó de agasajar a Esu con un chivo y le advirtió que no fuese nunca a la
granja acompañada de sus hijos.

Cuando el venado estaba presto a salir para su casa, divisó al campesino que venía y retrocedió para
casa de Orúmila. Cuando ella le explicó que el hombre que venía en camino era el campesino de
quien ella le había hablado, Orúmila le dijo que se ocultara en su cuarto.

Cuando el campesino entró, le dijo a Orúmila que él había ido a verlo para descubrir y capturar al
venado que estaba devorando sus cosechas y su granja. Le aconsejó al campesino de agasajar a Esu
con un chivo y a Ogun con una tortuga. Además le dijo de decirle al venado:

Latanbo, lole bo
Adafa fun agbonrin
To fi oko ode sapo.

Orúmila le dijo que después de hacer sacrificio, pusiera una trampa en el camino que normalmente
sigue el venado para llegar a su granja. El campesino hizo el sacrificio rápidamente, pero por su
parte el venado lo consideraba innecesario hacer el sacrificio ya que él conocía la estrategia del
campesino. Solo pensó que debía cambiar su itinerario para no caer en las trampas del campesino.
Cuando Esu descubrió que el venado se había negado a sacrificar decidió atraerlo con un cebo a la
ruta donde estaban las trampas colocadas. El venado había dicho a su hijo más pequeño de ir
delante, contrario a todo lo aconsejado en la consulta, de no ir a la granja con sus hijos. La trampa
capturo al joven venado y la madre logró escapar.

Como muestra de aprecio por su consejo, adivinación y sacrificio hecho por él, el campesino le
llevo la mano del joven venado a Orúmila. Así es como la tradición de utilizar la mano del venado
durante la iniciación de Ifá comenzó.

Cuando este Odu sale en el Ogbodu, a la persona se le aconsejaría de no comer mas la carne de
venado, y de no robar mas las cosas ajenas. Antes de completar la ceremonia de iniciación en Ifá,
debe prepararse su propio trono de Ogun. Daría una gallina de guinea a su cabeza mientras ayuda a
Ifá, para evitar ser asesinado por causa de su propia posesión. En la adivinación, la persona se le
aconsejaría de agasajar a Eshu con un chivo ya que hay alguien que está a punto de pelear con usted
a causa de la misma pertenencia.

Adivinación para Olofa cuando espera dos visitantes

Edi Bere, bere ki o ma fi ori ade gbogbi ai ki’ mere bibe


Odifa fun olofa ni jo ti ajoji meji maade. Eni to mofa, ko mo ono ofa.
Eni to mo ono ofa, ko mo ifa. Adifa fun Orúmila baba o shawo lo si ode ofa.
Ifá ta lo’ de ofa.

No golpear el árbol con la corona, ya que si se golpea el árbol con la corona, su tejedor no sabrá
como inclinarse hacía el árbol.

Esa era el nombre del awo que hizo adivinación para el Olofa de Ofa cuando esperaba dos visitas.

El que sabía el camino, a Ofá, sin conocer Ifá, y el que conocía Ifá. Pero no conocía el camino hacía
Ofá y vendió el oráculo de Ifá en el pueblo de Ofá, aquellos crean los nombres de los awoses que
adivinarón para Orúmila cuando iba visitar al Olofa de Ofá, en la compañía de Osanyin. Orúmila no
sabía el camino hacia Ofá, pero Osayin quien conocía el camino de Ofá no conocía el oráculo de
Ifá. Osanyin acordó acompañar a Ofá.

Justamente ante que llegasen al pueblo de Ofá, Osanyin le dijo a Orúmila que esperase por el ya que
el se adelantaría para anunciar la proximidad a palacio. Osanyin entró al palacio y saludo al Olofa
diciéndole que no era la tradición de Orúmila entrar en un pueblo sin el libramiento preliminar. El
pidió y obtuvo dos ratas, dos peces, dos gallinas y dos gallos con ese fin aunque osanyin no le dijo a
Orúmila de lo que había hecho ya que guardó todo a un lado del camino para el solo.

En cambio le dijo a Orúmila que el Olofa no estaba lo suficientemente preparado para recibirlo ya
que tenía visitantes. Poco tiempo después, osanyin partió una vez mas rumbo a palacio, donde le
dijo al olofa que Orúmila le había pedido un chivo, tela blanca, cuatro babosas y =N=8. El olofa se
los dio a el nuevamente fue a guardándolo todo para el sin decirle nada a Orúmila que se apuraba ya
que hacía mucho tiempo que estaba escuchando de su reputación y querían conocerlo.

Cuando llegó ante Orúmila, le dijo que el olofa le suplicaba que esperase un poco mas y que la
ceremonia pronto terminaría. Después de un largo rato , Osaniyin volvió a palacio a decirle a Olofa
que Orúmila pedía una vez un ewe (carnero hembra), pimienta de cocodrilo, tortuga y pluma de loro
para coronar su entrada a la ciudad Olofa una vez mas entregó todos los materiales a Osanyin ,
quien los escondió en el mismo lugar, solo para decirle a Orúnmila que solo tendría que esperar un
poquito y no mas.
Mientras tanto la presencia del olofa se agotó con respecto a Orúmila y se preguntaba que pediría
después de la adivinación, que porque un extraño que el no había osado invitar era tan opresivo. Por
eso decidió ir a conocer a Orúmila dondequiera que estuviese esperando.

Por su parte Orúmila se sintió menospreciado por haber estado esperando tanto, ya que no había
secreto Oro (o toque de queda) que pudiese mantenerlo esperando tanto. El también decidió irritado
preguntar el camino para ir a conocer a Olofa.

Finalmente el Olofa y Orúnmila se encontraron en lacas de recibimiento del pueblo y comenzaron a


requerirse el uno al otro. Según intercambiaban reseñas de molestias, una anciana les aconsejó de
no hablar ambos a la misma vez y de escucharse el uno al otro. Fue entonces que ambos se dieron
cuenta que habían sido víctimas de un chanchullero.

Tan pronto como Osayin se percató que su juego había llegado al fin puso pies en polvorosa. Fue
entonces que Olofa tomó a Orúmila y lo llevó a su casa para que trabajara junto a el.

Cuando este Odun sale en la adivinación, a la persona se le diría de cuidarse de los negocios de los
intermediarios, ya que el intermediario que se supone lo ayude, lo perjudicaría en el trabajo.

IDI-OKONRON

Él hizo adivinación para Gongon:

Edi Konron, edi kanrin, kanrin, Adafa fun gongon ni jo ti’onshawo lo sí ona jinrin. Él hizo
adivinación para el gran tambor cuando se iba a actuar en un lugar lejano. Le fue aconsejado hacer
un sacrificio con una cuerda ensartada para evitar el riesgo de ser amarrado durante su viaje. Pero
no hizo el sacrificio.

Cuando llegó a su destino actúo de forma tan impresionante que la gente danzaba al compás de su
melodías. Después de bailar por mucho tiempo, terminó muy cansado, y fue en ese momento que a
Esu se le informó que Gongon no había hecho sacrificio.

Tan pronto como Esu vio cuan cansado estaba le sugirió a las personas que allí estaban presentes
que debían utilizar un cordel enhebrado para amarrar su cabeza fuertemente ya que esa era la única
forma de hacerlo producir mas música y de una gran melodía. Por ende su cabeza fue amarrada y la
música que producía mucho más armoniosa. A medida que su música iba en aumento enloquecía
como si estuviese poseído, su música era mucho más alegre y su cabeza explotó y se rajó.

Sus pedazos fueron arrojados a la basura y abandonados. Cuando este Odun sale en la consulta para
una persona que piense hacer un viaje, se le diría de hacer sacrificio antes de ir, si es URE. Si por el
contrario es AYEO se le dirá de no emprender ningún viaje, ya que la desgracia a los tropiezos
esperan por usted allá.
Él adivina para la princesa Ojulewa:

Ada gomgo, ashori gomgo, adogba ofi oyin arun kosun ra ra ra wolu. Adafa fun Ojulewa omo
olofin, ti won ni maa losi ode aie.

Estos fueron los awoses que adivinaron para la princesa Ojulewa, la hija del rey de Ife,
advirtiéndole que nunca saliese de noche. También se le aconsejó de hacer sacrificio, ni hizo el
sacrificio, ni cumplió con la advertencia de no salir por las noches.

Por eso cuando salió una noche, fue capturada por los enmascarados de Egun y llevada a su lugar de
estancia en el bosque.

Cuando estaba ya a punto de sacrificarla en su ritual, uno de ellos la identifico como la hija del rey,
por eso decidieron verificar anta Olofin si era en realidad la hija del rey. El padre fue invitado al
bosque y de esa forma confirmó que era su insubordinada hija.

Para comprar su libertad el rey debía pagar un chivo, un gallo y muchísimo dinero. Cuando aparece
en la consulta a la persona se le diría que es muy obstinada y que no oye consejos. Debe sacrificar
un chivo a Esu para evitar ser capturada por los ancianos de la noche.

La adivinación que él hizo antes de dejar el cielo:

Cuando vino al mundo, le fue aconsejado hacer un sacrificio porque lo primero que iba a encontrar
en la tierra era gente que estaba muy débil físicamente, que el debía consultarlas y hacer sacrificios
para ellos, para fortalecerlos. Se le dijo de ofrecer un chivo a Esu y hacer otro sacrificio donde se
junten 3 caminos con tres babosas, 3 pedazos de nuez de cola y tiza. Y así hizo el sacrificio.

Al llegar a la tierra las primeras criaturas que encontró fueron, el escarabajo (Ayincoinlo en yoruba
y Akhua- khuisan en Benini), el saltamontes y el grillo. A los cuales les advirtió de hacer sacrificio
para tener problemas de otras criaturas y para alcanzar honor y respeto. El escarabajo hizo el
sacrificio plenamente, el saltamontes agasajo a Ogun pero no Esu, mientras que el grillo sacrifico a
Esu pero no a la tierra.

Las clases de bolas de AKARA que el escarabajo hace de los desperdicios humanos y de animales
hace que la gente lo desprecie, pero este desprecio le da un buen arrendamiento para vivir hasta una
avanzada edad sin molestias.

Por su parte Esu invitó a las hormigas soldados a que atacaran al saltamontes, pero por causa de su
piel de hierro, ellas no pudieron matarlo, aunque le hicieron ver el infierno. Esu también invitó a los
niños chiquitos para que jugasen con el grillo, pero por causa del sacrificio que el no pudo hacerle a
la tierra, con frecuencia es eliminado o se pierde dentro de la tierra.

Fue después de su encuentro con los tres insectos, que Idi-Okonron, comenzó a conocer deidades y
seres humanos responsables. Sango no hizo sacrificios en el cielo, prefiriendo a su vez hacer
sacrificio cuando llegase al mundo. Conoció a Idi-Okonron en la tierra quien le aconsejó que hiciera
sacrificio para que sus palabras pudiesen tener el peso de la autoridad. Le aconsejó de servir a Esu
con un carnero padre a su cabeza con un gallo, y así Sango hizo los sacrificios.
Esto coincidió con la época en que dios envió a Orisa-nla al mundo para que actuase como su
representante principal. Tan pronto como orisa-nla llegó le pidió a Sango que convocara a una
reunión para todas las deidades.

A la mañana siguiente, Sango se vistió y después de ser eliminado por el rayo, hablo a través del
trueno. A medida que iba rugiendo, todos los hombres y animales mantuvieron un silencio absoluto.
Nadie se atrevía hacer el más mínimo ruido. Sus palabras hechizaban las nube y la lluvia apareció
en el cielo. De está forma la lluvia comenzó a crear en el momento en que las deidades se
encontraban reunidas para la conferencia.

La reunión fue tan exitosa que la designación de Sango fue contaminada posteriormente por
aclamación, como el convocador de todas las asambleas del consejo divino de la tierra.

Entre tanto Olofin tenía problemas en su casa real y envió por Idi-Okonron para que lo consultara.
Después de la consulta le dijo a Olifin que lo estaba contrariando algo que estaba dentro de la casa y
que el problema no disminuiría a menos que la persona causante de el fuera eliminada o trasladada,
y le explicó que el culpable era un familiar que moraba con el. Por lo que le aconsejo de agasajar a
Esu con un chivo y ofrecer un gallo a Sango.

Después que Sango comió su gallo, se vistió para la batalla. Cuando Esu vio que las nubes se
estaban reuniendo, lo cual señalaba la prontitud de Sango para a la batalla, y así empujó al
malhechor pariente de Olofin fuera de la casa para que fuese a buscar agua de lluvia. Al mismo
tiempo la esposa de Sango lo tomó como blanco y Sango lo golpeó fuerte con su hacha.

Cuando Sango convoco a reunión a todas las deidades, la lluvia comienza a caer, nadie sobre todo
las personas de dudosa condición, se supone que salgan. Si hacen esto es riesgo de sus propias
vidas. Para expresar la gratitud por la exitosa consulta y sacrificio hecho por él, Olofin nombro a
Idi-Okonron como alto jefe que lo ayuda en la administración de su reino.

Cuando este odu sale en el Ugbodu, a la persona se le diría que es un tramposo y que si quiere
prosperar debe aprender a ser honrado, debe mantener una piedra en el trono de Ifá suyo ya que su
Ifá trabaja en estrecha cooperación con Sango. También debe preparar su Esu sin demora ya que
Esu es el arquitecto jefe de todas las tareas que este odu prepara. Alcanzara un gran honor y respeto
si no hace diferencias entre los negros y los blancos, lo alto y lo bajo y lo viejo, etc.

El adivino para el campesino y el cazador:

Tenía dos amigos, uno era campesino mientras el otro era cazador. En una ocasión el adivino para
ambos. Le aconsejo al campesino sacrificar un chivo a Esu para que así le llegase un regalo,
también le aconsejo al cazador de agasajar a Esu con un halcón (Asa en yoruba y Ahua en Benin)
contra el riesgo de la desdicha (Amubo en yoruba o Osobo no ma su un en Benin) ninguno de ellos
hizo el sacrificio ya que las predicciones del adivino era a menudo motivo de burla por parte de sus
amigos y parientes.

Mientras tanto el cazador se adentro en el bosque y mató un elefante. El elefante se extravió y fue a
morir a la granja del campesino. Cuando el campesino vio al elefante en su granja se puso muy
feliz. Corrió a casa para invitar a la gente a que lo ayudasen a picotearlo. Pero solamente llegaron a
la granja para encontrar al cazador quien había seguido las huellas y manchas de sangre de elefante
moribundo hasta la granja.
Mientras el cazador reclamaba que el había disparado al elefante, el campesino discutía que era su
propio regalo para reclamarlo, ya que la granja en la que el elefante había caído al suelo era de su
propiedad. En el momento en que los dos amigos se aprestaban a pelear por el elefante, la gente
neutral consideró que ese era un asunto como para ser enviado al rey.

Tan pronto como llegaron al palacio del rey, el insistió en que Idi-Okonron debería ser invitado para
que lo ayudara a resolver el asunto. Cuando este llegó a palacio, le explico al rey que ambos
contendientes eran sus amigos íntimos y que ya el los había consultado a propósito de esa situación,
pero que ambos habían rehusados hacer sacrificios recomendados.

Le explicó que le había dicho al campesino a agasajar a Esu con un chivo de manera que el
obsequio que venia en camino se materializara, y que también le dijo al cazador de agasajar a Esu
con un halcón contra el riesgo de una suerte no completa. Y que ambos no hicieron los sacrificios y
confirmo que fue su abandono al no ser responsables y no hacer los sacrificios lo que había causado
tal problema. Y anunció que si el asunto debía arreglarse por las buenas, ambos debían ir
primeramente y ofrecer sus sacrificios.

De esa forma el campesino agradeció a Idi-Okonron y procedió hacer sacrificio.


Por su parte el cazador prosiguió con sus armas e insistió en que el no veía razones por las cuales
había que hacer un sacrificio ya que el elefante le pertenecía y planteó que si el elefante lo cortaban
en pedazos encontrarían la bala que lo había matado.

Finalmente se decidió que el elefante pertenecía al campesino. Es por eso que cuando aparece este
Odu en el Ogbodu la persona debería urgentemente agasajar a Esu con un chivo, añadiéndole el
cráneo o plumas de halcón, a su cabeza con carne de elefante, a Ogun con babosas, e Ifá con una
gallina, para evitar el riesgo de una suerte no completa.

En la adivinación la persona agasajaría a Esu con un chivo fuerte (Agripa okuko en Yoruba o
ovbukho-no-begbo en Benin), añadir el cráneo o plumas de un Halcón, para evitar el riesgo de una
suerte incompleta, y de esta forma que su legitimo nombramiento no iría a parar a otra persona en
su lugar de trabajo.

Hizo adivinación para los animales:

Idi oba ka ni orun ako ko


Akoko gba ka ni orun ati kori

Estos fueron los awoses que adivinaron para 240 animales incluyendo la vaca, aconsejándoles de
hacer sacrificio. Ellos no hicieron el sacrificio Orisa-nla había construido un granero en la trasera de
casa, pero una noche los ñames fueron robados por los intrusos desconocidos. De manera que
cuando Orisa-nla preguntó quien había robado sus ñames, el conejo mintió al decir que había sido la
vaca quien se lo había comido todo. Cuando la vaca fue llamada a declarar, negó saber alguna cosa
sobre la desaparición del ñame.

Después de la negativa de la vaca, Orisa-nla invitó a todos, los 240 animales para que explicasen.
Entretanto orisa-nla ordenó la construcción de una barricada a la entrada de su componente.
Cualquier animal que lograse pasar a través de este, sería tomado como de los ladrones del ñame, ya
que la barricada era una replica similar a aquella que rodeaba el granero de ñame.
Después de la acusación que el conejo emitió en su contra, la vaca rápidamente corrió a casa de
Orumila para que la consultara, se le aconsejó de hacer sacrificio con un gallo y plátano, y así lo
hizo. Luego se le aconsejó que se demorara en contestar a la invitación de orisa-nla.

En el día señalado, uno tras otro, todos los animales fueron capaces de atravesar la barricada, lo cual
confirmaba que entre todos se habían puesto de acuerdo para robar los ñames. La vaca fue la última
en llegar a casa de orisa-nla.

Misteriosamente, después de haber pasado todos los animales, Esu utilizó el tallo del plátano para
bloquear la entrada de la barricada. Prueba como él lo hizo de pasar a través de la puerta, la vaca no
pudo pasar a través de lo cual instantáneamente confirmaba su inocencia.

Cuando orisa-nla pidió al conejo de demostrar su anterior alegato a luz de una mejora subsiguiente
corrió a esconderse en un hoyo, Orisa-nla le ordenó a sus asistentes de cavar un hoyo y sacar al
conejo.

Mientras tanto, como castigo a los otros animales por comerse todo su ñame, le dio permiso a la
humanidad para que los cazase a su gusto. Finalmente cuando el conejo fue sacado del hueco, orisa-
nla le pregunto que cual debería ser su castigo por mentir y la deidad de la hechicería contestó que
el serviría para ellos alimentarse. Esa es la razón por la cual el conejo se utiliza para sacrificarle a la
noche exactamente.

Cuando este Odu aparece en la adivinación a la persona se le aconsejará de hacer el sacrificio que
hizo la vaca para evitar el riesgo de convertirse en la víctima de una mentira rencorosa. Si ya se ha
dicho una mentira en su contra, debería hacer el mismo sacrificio y su inocencia quedaría
demostrada.

IDI-OGUNDA
IDI-OGUNRERE

Aye olorun, aye elekpo, aye onimeshe meshe ndu gbongbon, aya san awo olun, emo owo osi.
Adafa fun Asikolokolo nigbati won ni ma fi ibi shu oloore.

Estos fueron los awoses que adivinaron para Asikolokolo (osan-agbalumo o etien) se le indicó de
hacer sacrificio para la prosperidad, pero también se les advirtió que después de hacerlo, no
deberían despreciar ingratamente de sus benefactores. Que hiciera sacrificio con una paloma que
tuviese tres colores (blanco, carmelita y negro o gris), una bolsa de sal y 80K.

Él hizo el sacrificio y prosperó tremendamente. En la cumbre de su suerte, le dijo a la gente que


estaban agrietando su orificio, lo cual es lo que realmente la gente hace a Osan agbaluwo o Otien,
hasta nuestros días.

En la consulta a la persona se le dirá de hacer sacrificio ya que prosperarían, pero que debería
cuidarse de convertirse en un jactancioso y un arrogante en la cumbre de su suerte.
Adivino para Dun-Dun, un sacerdote adivino:

Din din gustan hizo adivinación para Dun- Dun, cuando iba a recibir muchos honores en diferentes
países. Se le aconsejó de hacer sacrificio con una paloma, jabón negro, ropas y cuero de animal. Él
hizo los sacrificios.

Tan pronto como llego al palacio de Olofin, comenzó a bailar y la melodía y ritmo de su música
atraía a cada miembro de la casa real incluyendo el rey. Le fueron obsequiando muchos presentes.
Así repitió la actuación en los palacios de los 16 reyes y finalmente regreso a casa convertido en un
hombre muy rico.

Cuando sale en la consulta, a la persona se le dirá que Oba le dará un cargo de jefe ya que él hará
los sacrificios pertinentes.

El adivino para Akoko (El árbol de la vida):

Bi aba de ibi ti ale ti gba obun ki afi erun ara eni wu re dara dara Adafa fun akoko kpalaki t’onu
kole orun bo si kole aiye. Tivi owa dani akpesin, leyin okpolokpo uya.

Cuando alguien consigue un amplio terreno, uno deberá rezar o rogar ansiosa y fervientemente por
uno mismo. Ese era el nombre del sacerdote de Ifá que adivinó para el árbol de la vida (Igi Akoko
en Yoruba y Ikhinmwin en Benin) cuando venía al mundo. Se le dijo que estuviera preparado para
ejercer una inagotable paciencia ya que su prosperidad estaría presidida por errores sufrimientos.
Y que si el era paciente, disfrutaría de un feliz fin en la vida al mismo tiempo que sería reverenciado
por todos.

Él hizo los sacrificios y bajo al mundo, bajó a un vertedero de basuras, (Etitan en Yoruba y Oliku en
Benin) la gente le tiraba todo tipo de desperdicios incluyendo los desechos humanos. Muchos
incluso utilizaban tallos para limpiarse el ano después de haber evacuado el vientre.

Finalmente Esu recordó que Akoko había hecho el sacrificio. Cuando alguien deseaba construir una
casa, Esu le aconsejaba que para vivir por mucho tiempo en la tierra, debería construir una casa
cerca del árbol Akoko. El hombre comenzó por limpiar el vertedero de basuras que había estado
cercando el árbol Akoko, antes de iniciar la construcción de su casa cerca de el. Después de
terminar la construcción, la gente comenzó agasajar al Orisa al pie del árbol akoko y tiza blanca,
plumas de loro y gallo fueron ofrenda común al pie del árbol. Más tarde el se convirtió en un
símbolo tradicional por servir a dios. El verdaderamente disfrutó hasta el término de sus días en
sacrosanto.

Cuando este Odu sale en consulta o en el Ugbodu, a la persona se la aconsejará de esforzarse para
contener todos los sufrimientos iniciales en el comienzo y florecimiento de su vida, ya que con
sacrificio disfrutaría de un feliz fin. El también durará más que todos aquellos que lo maltrataron y
lo despreciaron, ya que el árbol akoko dura aún mucho más que la persona que lo plantó.

El sacrificio que hizo antes de abandonar el cielo:

Antes de abandonar el cielo, se le aconsejó de enviar obsequios a Olokun y de suplicarle que lo


acompañara al mundo. Se le dijo de agasajar a Obalifón (Ake en Benin) con gallina, Akara y Eko, y
de darle un chivo a Esu. Él hizo todos los sacrificios, el también adivino para Ogun quien también
estuvo de acuerdo en acompañarlo al mundo.
Y así cuando llego al mundo. Ogun se le unió para realizar sus practicas como Awo. Aunque muy
pronto se disgusto con Ogun, quien no había agasajado a Esu antes de abandonar el cielo. En una
ocasión viajo con Ogun hasta Ogbehe para hacer un trabajo. Ambos viajaban con sus respectivas
esposas. La esposa de Orumila se llamaba Adin y era de tez oscura, mientras que la esposa de ogun
se llamaba Ekpo y era de tez clara. Todos fueron hospedados en una habitación abierta, donde
extendieron alfombras por el suelo para dormir en la noche.

Ya muy entrada la noche, Adin abandonó la habitación para relajarse en la parte trasera de la casa,
al mismo tiempo Ogun furtivamente se levantó y siguió a Adin a la parte trasera de la casa, donde él
la violó. Aunque Orumila, suponía que Adin había facilitado las cosas para que Ogun la violara.

Cuando ella regresó a la cama Orúmila le dijo que no se le acercara más. Ella le explico que ella se
había entregado a Ogun pensando que era él, su esposo. A la mañana siguiente la excusa de Ogun
fue que él también pensaba que le había hecho el amor a su propia esposa. Finalmente Orúmila
resolvió el desacuerdo sugiriendo que ya que ambos pensaban que hacían el amor a sus cónyuges,
por consiguiente se efectuaría en ese mismo instante un cambio de compañeros.

Orúmila cogió a Ekpo, la mujer de ogun de tez clara mientras que ogun quedó comprometido con
Adin la mujer de tez oscura antigua mujer de orúmila. (ex mujer de Orúmila).

El ejercicio del cambio de pareja fue completado y Orúmila se fue a casa con Ekpo y de ahí en
adelante comenzó a prohibir el uso del aceite de almendra (Adin o Asikoto) por causa de su
infidelidad y deslealtad. Posteriormente Ogun también lo rechazó, poniendo como pretexto que si la
tomaba como esposa probablemente ella también le sería infiel a él como ya lo había sido a
Orúmila. Adin o el aceite de almendra es también algo prohibido para todas las demás deidades a
excepción de Osanyin la deidad de la medicina, quien solamente la mantiene como una concubina
(ale en yoruba y agbakhian en Benin) pero no como una esposa. Esta es la razón por la cual Osanyin
la utiliza para preparar algunas medicinas, pero nunca para otra gestión, mucha gente si la usa como
pomada para fricciones en la piel pero sin adhesivos de Orúmila, especialmente los sacerdotes de
Ifá y aquellos que tengan su propio Ifá, se les prohibe usarlo para eso para algún otro objeto.

Él también adivinó para Ogbesse en Edo y en Ondo para que se convirtiera en un gran río. Es por
eso que cuando este odu sale en el ugbodu, a la persona se le aconsejara por el sacerdote de Ifá de
conseguir una chiva chiquita, pollo, jicotea y las yerbas apropiadas para bañarse en el río Ogbesse,
o algún otro río caudaloso cerca de este.

Cuando este signo sale en el ugbodu a la persona se le dirá que tenga cuidado con su esposa ya que
está pensando en serle infiel. Ella debe ser advertida de que desista de esto ya que en el peor de los
casos, esto puede acabar con su vida, y en el mejor de los casos, se convertiría en un natural
desprecio.

Después de desechar Adin y tomar posesión de Ekpo, Orúmila se casó con una segunda mujer
llamada Mooye. Inicialmente, los hijos de este odu son prósperos a caserse con esposas infieles.

Adivinó para Mooye la infiel mujer de Orúmila:

Ko’la bi Oba ma ko’la, gbe ni bi oba ma gbeni. Omode ki fi awuro ku tu mu oju wo oku orun.
Adifafun moye, aya Orúmila ni ojo to lo ni ale.
Coge quimbombó si te gusta, coge más si tu quieres, ya que un niño no comienza el día mirando
fijamente a la cara de un cadáver. Esa el nombre del awo que adivinó para Mooye la esposa de
orúmila cuando tuvo un amante camino a la granja. Ella le había dicho a su amante que la única
forma posible para abandonar a su esposo para casarse con él era fingir estar enferma y muerta.

Ella no sentía nada en absoluto por los hijos que abandonaba para unirse a su amante.

Ella explicó que después de fingirse muerta, su cadáver sería empaquetado completamente como
era común hacer y luego llevado al pie del árbol Iroko, su amante debía ir allí para desatarla y
llevarla a casa para vivir ambos como marido y mujer. De esta forma el plan fue acordado.

Al llegar a su casa, fingió estar enferma, dos días más tarde, fingió estar muerta, fue empaquetada
completamente como un cadáver y llevada al pie del árbol Iroko como lugar de descanso final para
un muerto. Posteriormente su amante fue a desatarla, después de lo cual la llevó a su casa.

Un día alguno de sus hijos fueron mandados por Orúmila al mercado a comprar quimbombó y
sintieron mucha curiosidad al darse cuenta que la vendedora de quimbombó se parecía mucho a su
madre. Así que compraron el quimbombó pero se quedaron despavoridos en un lugar distante para
observar a la vendedora de quimbombó. Cuando más la miraban, tanto mas convencidos estaban
que la mujer era su madre. La mirada de sus hijos pronto comenzó a incomodarla y les dijo que si
deseaban más quimbombó podían coger más e irse ya que un muchacho no se levanta en la mañana
para mirar a la cara de un cadáver.

Después de eso los hijos se fueron a casa para decirle a su padre que la mujer a la cual habían
comprado el quimbombó en el mercado era su madre. En el próximo día de compras en el mercado
Orúmila decidió enviar alguna gente para que averiguaran y verificaran la identidad de la madre que
tan perfectamente sus hijos habían descrito.

Tan pronto como la gente llego al mercado vieron una vez mas a la mujer vendiendo quimbombó y
no tuvieron duda alguna en que la mujer era Moye. En cuando vio a la gente mirándola tan
fijamente, les repitió lo mismo que le había dicho a sus hijos en el día anterior de compras, en que
un niño no se levanta en la mañana para mirar la cara a un cadáver. No obstante el mandadero no
era ningún estúpido que pudiese engañarse fácilmente, ya que después de decirle que ella no era ni
fantasma ni cadáver, la midieron y la regresaron a Orúmila y a sus hijos.

Cuando este odu sale en la adivinación para una mujer se le dirá que esta siendo infiel con su
esposo pero que no debería pensar en abandonarlo ya que el volvería por ella. Si sale para un
hombre se le dirá que su esposa le esta siendo infiel, pero que el puede hacer sacrificio para que no
muera.

IDI-EKA

El adivino para Ugba, la calabaza: (el árbol)


Ekida Babalawo ugba, odifa funugba. El adivino para ugba (Okpan en Benin) a la calabaza
cuando ella iba a la granja al principio de la campaña agrícola. Se le aconsejo de hacer sacrificio
para prosperar en la granja. Se le dijo de hacer sacrificio con un garrote, (Alugbogbo en Yoruba y
Ukpokpo en Benin), cuchillo de encuncidiar (obe ke en Yoruba ó Abe Osiwu en Benin) gallo,
gallina, calabaza y hilo de tejer. Ella hizo el sacrificio antes de abandonar la granja.
El mismo awo adivino para la calabaza (Akeregbe ó Igba en Yoruba y Uko en Benin) y el melón
(Ogiri Egusi en Yoruba y Ogi en Benin), que fueron aconsejados de hacer similar sacrificio antes de
ir a la granja. El melón fue aconsejado además de añadir machete a su sacrificio. Ellos se negaron
hacer el sacrificio menos Ugba o Okpan quien hizo el sacrificio al pie de la letra. Todos ellos fueron
para la granja y crecierón hasta que llego la hora de la recogida (cosecha).

El cuchillo con el Ugba hizo sacrificio fue utilizado cuidadosamente para rajar su abertura.
Posteriormente fue utilizado para llevar comida para comer y como instrumento decorativo. Por lo
que generalmente ella es transportada con mucho cuidado como si fuese muy frágil. El machete y el
garrote con los cuales Egusi-Ogiri se negó hacer sacrificio fueron utilizados para golpear y cortarla
toda en pedazos para sacarle las semillas. El machete fue también utilizado para cortar la cabeza de
la calabaza y fue utilizada solo almacenar agua y aceite de palma.
Cuando este Odu aparece en la adivinación se le dirá de no imitar a otra gente sino de ocuparse de
sus asuntos. A la persona se le dirá que hay un hueco o grieta en el techo de su casa o de su cuarto.
Que debería tapar el hueco completamente porque los ancianos de la noche le (la) espían a través de
este.

Él hizo adivinación para Aiye:

Edi- Eka babalawo Aiye, odifa fun Aiye.El adivino para la madre tierra aconsejándole hacer
sacrificio con su vestido, cuatro clavos de hierro y un chivo para prevenir convertirse en una
inestable y estar rodando para arriba y para abajo. Ella hizo los sacrificios.

Después del sacrificio, Esu utilizó los cuatros clavos para solidificar su base al utilizarlos para
sujetar los cuatros puntos cardinales de la tierra a su lugar. Desde entonces el mundo se ha
mantenido en su lugar como es debido y paró de estar moviendo para arriba y para abajo. Los
habitantes de la tierra son los únicos que se mueven, pero ella está estable en su lugar, (Esherin
merin en Yoruba y Ikadete ene nosa ya da’gbon yi en Benin).

Cuando este Odu aparece en la adivinación a la persona se le dirá que su vida no esta estabilizada.
Debiera hacer sacrificio para tener una vida estable.

Adivinación antes de abandonar el cielo:

Antes de abandonar el cielo fue aconsejado de hacer sacrificio a la deidad de la tierra con tortuga,
babosa, cuchara de madera de aceite de palma y tres pedazos de nueces de kola para evitar ser
condenado al ostracismo y a la envidia en la tierra. Fue aconsejado de dar un chivo a Esu y gallo,
tortuga y ñame asado a Ogun. El hizo a los sacrificios antes de venir al mundo. Al llegar al mundo,
se convirtió en el centro de atención, para la envidia de todos los awoses que conoció en la tierra.

Él era el único a quien acudían los clientes y ya no se ofrecían sacrificios al cielo y a la noche.
Todos los sacrificios se hacían en su lugar.

Mientras tanto, el mas anciano de los awoses que el conoció en la tierra viajó al cielo para presentar
un informe en su contra, luego de ser condenado al ostracismo y ser declarado persona no grata. El
cielo y la noche también decidieron declararle la guerra. Se fijó el día y el llamamiento a la batalla
fue anunciado por dos trompetas, una que se tocó en el cielo y la otra en la tierra, con la cual la
batalla en su contra era declarada.
Mientras en su adivinación matutina, Ifá le relevo que la guerra era inminente. Sacó su Okekponrin
para una adivinación especial y se le aconsejó preparar dos trompetas y de hacer sacrificio con un
chivo fuerte para Esu en la frontera del cielo y la tierra, y un carnero adulto a Ifá. Él hizo los
sacrificios.

Después de comerse su chivo, Esu se sentó en la frontera que separa el cielo y la tierra ese día los
celestiales habían sonado sus trompetas y avanzaban hacía la tierra en formación de guerra.

Los terrícolas también hicieron sonar sus trompetas y avanzaban hacia la frontera del cielo y la
tierra también en formación de guerra.

Esu entre tanto se adelantó para encontrar las tropas del cielo y pidió ver su trompeta ya que a el le
gustaba, Esu le dio la oportunidad de cambiarla con una de las trompetas las cuales Orúmila le
había dado en el sacrificio.

Posteriormente también cambio la trompeta con la cual las tropas de la tierra daban su grito de
guerra.

Cuando ambos ejércitos sonaron sus trompetas, el mismo sonido de ambas hizo que se desatara la
guerra y cuando llegaron a casa de Orúmila ya se encontraban combatiendo el uno contra el otro y
fue él Esu quien finalmente jugaron un papel de mediadores para detener la batalla.

Al finar sin saber que había originado el incidente entre ellos, tuvieron que agradecer a Orúmila
por haber sido capaz de arreglar sus problemas, una ironía del destino resultado del sacrificio que el
hizo. Después de eso, se hizo mucho más famoso y próspero.

Cuando este Odu aparece en el Ugbodu, la persona esta destinada a se ofendida y condenada al
ostracismo por toda la gente. No deberían preocuparse excesivamente si realiza los sacrificios.

Adivino para la madre de Ikumakpayi:

Idi-Eka era un popular jugador de Ayo en la flor de su vida. Al cielo llegaban noticias de su
habilidad en el juego y la muerte le envió un mensaje que ella iba a jugar Ayo con él. La tradición
era que cualquiera que fuera derrotado por la muerte en el juego tenia que ir al cielo Idi-Eka esperó
por la muerte durante tres años sin que esta apareciera.

Después de los tres años, la muerte fue en su búsqueda, pero Idi-Eka ya estaba muy viejo para el
juego. Ya no podía ver semillas.

Cuando llego la muerte, Idi-Eka llamo a uno de sus hijos nombrado Ikumakpayi para que jugara
con ella. La muerte lo venció, pero su madre que era una vidente esotérica ya había percibido que su
hijo iba a ser derrotado por la muerte. Por lo tanto ella fue a ver a Orúmila para una adivinación con
derecho de preferencia y le fue aconsejada de dar un chivo a Esu. Ella hizo el sacrificio.

Después de derrotar a Ikumakpayi, la muerte se preparaba para ir con él hacia el cielo cuando Esu
intervino para burlarse de ella. Le dijo que ella había venido al mundo a jugar el juego de Ayo con
un hombre anciano, pero que termino jugando con un adolescente. Esu la provocaba al decirle que
cual era el orgullo que tendría la muerte por haber derrotado y quererse llevar a un muchacho en
lugar de un hombre? La muerte agradeció tal ironía y en honor al nombre del joven el cual le había
dado a el inmunidad sobre la muerte, se marchó sola y regreso al cielo con las manos vacías.

En el ogbodu, la persona debería agasajar rápidamente a Esu con un chivo de tres años. Si su madre
todavía vive debería comprarle una chiva para agasajar a su cabeza. Si esta muerta la agasajaría con
una chiva antes de completar las ceremonias de iniciación de Ifá. Suministraría un equipo completo
del juego de Ayo (Okpan Ayo en Yoruba y ogiurise en Benin) a su trono de Ifá.

En la adivinación, agasajaría a Esu por causa de una tentativa de reunión o de agruparse en la que
usted estará involucrado.

Hizo adivinación para la tortuga y el carnero adulto:

Edi Ra Ra titi Ra, hizo la adivinación del año Nuevo para la tortuga y el carnero padre. Él le
aconsejo de hacer sacrificio para evitar convertirse en las víctimas de malos pasos. La tortuga tenía
que hacer sacrificio con un cuchillo, garrote y un gallo. Como siempre se negó a realizar el
sacrificio, prefiriendo confiar en sus habilidades.

Por su parte, el carnero padre fue aconsejado de hacer sacrificio con el objetivo de evitar ser víctima
de su benevolencia. Su amigo, la tortuga, le aconsejo que no había necesidad de hacer sacrificio.
Por consiguiente, el también se negó a hacer el sacrificio, prefiriendo en su lugar confiar en su
fortaleza física.

Mientras tanto, era época de siembra y la tortuga fue con las semillas de calabaza a sembrarlas a su
casa. Tan pronto como plantó las semillas, Esu se trasladó para su granja para conjurar las semillas
a que germinaran, decidieran y produjeran sin demora. Poco tiempo después los frutos habían
crecido en tamaño y ya estaban maduros para la cosecha.

Al día siguiente la tortuga vino con su machete a recoger las calabazas, cuando cortó la calabaza
con su machete, la calabaza también agarró el machete para cortarle la cabeza, pero ella se escapó.

La tortuga a su vez agarró una porra para golpear la calabaza, la calabaza también agarró la misma
porra para golpearlo y la tortuga comenzó a correr para salvar su vida. Mientras corría la tortuga
empezó a cantar:

Igban n le dobahun
Tere gun maja, gun maja, Tere
I giban o li owo, Igban o li ese,
Osin le olobahun,
Tere gun maja, gun maja, Tere

Pedía la liberación de todas las calabazas tullidas que le perseguían.

Finalmente la tortuga se encontró con su amigo el carnero, que tomaba posición para salvarse de la
ira de las calabazas. Según se acercaban las calabazas, el carnero las corneaba haciéndolas pedazos.
La tortuga se postró para agradecer al carnero, oportunidad que utilizó para agarrar los testículos del
carnero, se los apretaba tan duro que explotaron y por tanto el carnero murió, después de lo cual la
tortuga se felicitó ella misma diciendo: “Owo mi te oloriburuku i óni. Ekpon re yi odun li enu
mi”. Que quiere decir, finalmente he dado cuenta de este cerdo en el día de hoy. Sus testículos
tendrán un buen sabor en mi boca.
Así fue como la benevolencia del carnero terminó su vida ya que él se negó a hacer el sacrificio.

Mientras tanto la tortuga llevó al carnero hacía una hoguera, lo asó completamente y colocó su
carne sobre un secador después de descuartizarlo. Mientras él vigilaba la carne, el tigre le hizo una
inesperada visita. El tigre le pidió a la tortuga que rezara su última oración porque su suerte se le
había acabado. El tigre sabía lo que la tortuga había hecho al carnero y aquel estaba determinado a
acertar un mortífero golpe para vengar el destino o la suerte de este último.

Mientras el tigre contemplaba como lidiar con la tortuga, un pájaro llamado Eye Ariran (Awawaa
en Benin) pasaba gritando llan-llan, han-han, y la tortuga contestó que el momento no era oportuno
como para estar agradecido. El tigre preguntó a la tortuga que favor le había hecho ella al pájaro, y
ella le contestó que ella trenzó el peinado que los pájaros usaban. El tigre había sido burlado por la
tortuga porque olvidó su mórbidas intenciones y persuadió a la tortuga a que le tejiera un peinado
similar a el. La tortuga gustosamente accedió a su petición. Ella fue a buscar siete taburetes y una
soga larga e hizo que el tigre se sentara sobre ellos, mientras trepaba a lo alto de un árbol. Desde
aquella posición, la tortuga fue capaz de amarrar al tigre bien fuerte al árbol.

Cuando la tortuga estuvo satisfecha porque el tigre estaba en su lugar finalmente atado, a propósito
dejó caer el instrumento con el cual el tejió los cabellos del tigre y solicitó y obtuvo permiso para
bajarse del árbol y recogerlo. A medida que iba descendiendo del árbol, la tortuga apartaba con las
manos los siete taburetes los cuales sostenían al tigre, que ahora estaba en realidad colgado del
árbol. Mientras el tigre se quejaba del dolor, la tortuga procedió a alimentarse de la carne del
carnero, a la vez que le tiraba los huesos al tigre, luego de haberse atracado, reunió la carne sobrante
y se fue a su casa.

Al llegar a casa, le dio la carne a su esposa pero le advirtió que no fuera durante un tiempo a la
granja. La advertencia solo sirvió para despertar la curiosidad de la esposa, porque tan pronto como
se volvió a marchar, ella aprovecho la oportunidad para investigar lo que estaba aconteciendo en la
granja. Al llegar allá se encontró al tigre quien aún se quejaba de dolor. El tigre la llamó para que
ella soltara, pero ella le contestó que ella no podía confiar en él, porque él podía atacarla después de
haberle ayudado.

Él prometió fervientemente que no le haría nada de esa naturaleza, jurando que el cielo y la tierra
deberían intervenir y tragárselo, sí le hacia algún daño.

Con la declaración, la esposa de la tortuga lo liberó pero a su vez, el se agarró fuertemente a ella tan
pronto como le ganó su libertad. Mientras avanzaba para matarla, casi instantáneamente, el cielo y
la tierra comenzaron a cerrar filas. El tigre se asombró tanto que acobardado, liberó a la esposa de la
tortuga para que regresara a casa, pero antes le advirtió no revelar nada de lo sucedido a su esposo,
bajo la pena de muerte.

Ella ni menciono el incidente a su marido cuando llego a casa. En cuanto se hizo de noche el tigre
se ocultó en asechanza a lo largo del camino que conducía a la casa de la tortuga. Cuando la tortuga
despertó al día siguiente, el tigre lo detuvo y lo golpeo varias veces contra el suelo hasta que todos
los pedazos de su caparazón se regaron por el suelo. Después de eso, el tigre lo dio por muerto.

Sin embargo no murió. Con el tiempo fue capaz de recobrarse de sus lesiones. Cuando se le
preguntó que como sufría de sus heridas él contestó:
Esu ai ko ru
Egba a i-la eru desu,
Ifá wa se bi ala.

El explicó que sus heridas fueron su castigo por haberse negado a hacer sacrificio a Esu, y por no
creer en la eficacia del sacrificio, lo cual hace que Ifá se convierta en algo tan real como la
existencia.

IDI-ETURUKPON

Él advirtió para los genitales humanos:

Edi tuuru. Ikpon tuuru. Odifa fun oko, obufun obo. Él adivinó para el pene y la vulva cuando
ambos lloraban por tener un hijo. Se les aconsejo de hacer sacrificio con gallina y babosas. Hicieron
el sacrificio después de lo cual fueron aconsejados de pasar la noche en la misma cama. De manera
que al llegar a casa ambos durmieron juntos y en la plenitud del tiempo, les nació un hijo como
testimonio de la unión de ambos. Desde entonces nadie es capaz de tener un hijo sin la cooperación
del pene y de la vulva. Cuando este Odu sale en la adivinación para cualquiera que este ansioso de
tener un hijo, él o ella serán aconsejados de hacer sacrificio con gallina y babosas.

Él hizo adivinación para la trompeta:

Edi tuuru Ikpon tuuru, Odifa fun ukpe nijo; i onlo oka aloro odun. Él hizo adivinación para la
trompeta (ukpe en Yoruba y Ekpere en Benin) cuando iba a la granja a principios de año. Se le dijo
de hacer sacrificio a fin de tener muchos hijos, y para que fuese popular a través de sus hijos le dio
un chivo a Esu. Después de hecho el sacrificio, ella fue aconsejada de quedarse con el arbolito de
palma (Okpe Kele en Yoruba y Okhere en Benin).

El esposo, el campesino, por consiguiente la mantuvo bajo el cuidado de un arbolito de palma,


donde ella prosperó y tuvo oportunidad de florecer, ya que era capaz de trepar sobre sus incontables
ramas.

Para compensarla de alguna forma por el sacrificio que ella había hecho. Cuando los hijos
estuvieron maduros para la cosecha, coincidió esta con la época en que Oshemawe de Ondo iba a
celebrar el festival anual de Ogun. Por lo que Esu le propuso a Oba que como una variación en el
desarrollo del festival, él iba a introducir una innovación para hacerlo mucho mas entretenido. Él
presento a uno de los muchachos de Ukpe, cortó su base y su copa y lo lavo dejando limpio. Esu
tocó la trompeta y esto alerto a todos. Luego fue hacía la granja y también sonó la trompeta y todos
en la casa escucharon el sonido. Esu terminó por aconsejar al Oba que solamente sonara la trompeta
durante el festival de Ogun. Después de haber Oshemawe introducido la trompeta, todos los demás
soberanos prosiguieron haciéndolo en los festivales siguientes de sus respectivos pueblos.

Cuando este Odu sale en el Ugbodun la persona debería ser aconsejada de agasajar a Esu con un
chivo y Ukpe para hacerse famoso y popular. En la consulta, la persona debería aconsejársele de
tener su propio Ifá para llegar a ser famoso y popular.

Él adivino para que Ogun tuviera seguidores:


Edi tuuru, Ikpon tuuru. Odifa fun Ogun omo nija ole. Él consultó a Ogun cuando este se
lamentaba de no tener seguidores. Ogun fue aconsejado de hacer sacrificios y así lo hizo, con una
chiva y un chivo.

Después de hacer el sacrificio, fue aconsejado de sentarse en la entrada de su casa, después de


decirle que construyera una casa grande. Tan pronto como se sentó a comer en la entrada de su casa
unos niños vinieron a conocerlo y a jugar con él. Finalmente Esu persuadió a la gente para que
ocupara los cuartos en su inmensa casa hasta que estuviese lleno por completo.

Después de eso, Esu aconsejó a Ogun que cerrara las puertas con llave. Después de cerrar las
puertas principales de la casa con llave Ogun comenzó a mover la casa poco a poco con una
canción:

Abimi Odo loni makasha dolomi, y la casa comenzó a alejarse de la cuidad. Luego de abandonar la
cuidad comenzó a cantar de forma rápida: Modoloni, dolomi, dolomi etc. Así fue como la
locomotora del ferrocarril llegó a ser un transporte de transito masivo.

Cuando sale este Odu en la consulta, la persona debería sacrificar para tener seguidores, ya que
nunca le faltará el dinero para ayudar a una gran cantidad de seguidores o necesitados.

Adivinó para el problema de la impotencia sexual:

Cuando abandonó el cielo, fue aconsejado de hacer sacrificio para ser capaz de permanecer
sexualmente potente hasta el fin de sus días. Se le dijo de hacer sacrificio con miel, caña de azúcar,
ñame, aceite de palma y un gallo. Él hizo todos los sacrificios antes de venir al mundo. Cuando
llegó al mundo se dedicó al comercio. Entretanto, conoció a una mujer a través de su negocio y se
casó con ella. Aunque pronto comenzó a presentar esporádicas fallas de potencia al hacerle el amor
a su mujer. Por lo que fue a consultarse y fue aconsejado de hacer sacrificio con miel de caña de
azúcar, ñame, aceite de palma y un gallo. Él hizo los sacrificios, después de los cuales Esu le envió
una mujer joven. Enseguida que él vio a la muchacha, sus genitales volvieron a ganar erección y
tuvo éxito al hacerle el amor a la muchacha. Y así fue muy feliz de volver a tener su potencia
masculina. Después de eso la muchacha desapareció, pero el fue capaz de tener una relación normal
y sensual con su esposa, y además comenzó a tener hijos.

En el Ugbodun, la persona debería hacer sacrificio para probabilidad de impotencia sexual en los
años posteriores a su vida. En la consulta se aconseja el mismo sacrificio para el mismo propósito.

Adivinó para dos amigos aquejados, un hombre ciego y un invalido:

Él adivinó para dos amigos, uno de los cuales era ciego, mientras que el otro era un inválido. Ellos
tenían su morada cerca de la granja de maíz perteneciente al rey, cuando el maíz se maduro para
recogerlo, los dos amigos inventaron una estrategia para alimentarse de él. El invalido le pediría al
ciego que lo llevase sobre sus hombros y lo conduciría a la granja para arrancar suficiente maíz para
ellos alimentarse. Así hicieron como principio regular. Posteriormente un informe llego al Oba que
su granja de maíz había sido arrasada por personas desconocidas, y los peones de la granja
sospechaban de los aquejados amigos. Posteriormente ambos fueron arrestados para interrogarlos.
En su defensa gritaban que el Oba quería deshacerse de ambos por sus padecimientos. Ambos
preguntaron de que forma un ciego podía ver el camino de una granja y que como un inválido iba a
caminar hacia la granja. A la luz de la fuerza de sus negativas el Oba decidió que debería ser
puestos a disposición de los tribunales. El ciego fue el primero que fue a juicio. Allí juró que si
alguna vez había visto una mazorca de maíz con sus propios ojos que lo dejasen solo para
arrancárselos porque si entraba a la granja sería capturado. Por su parte el lisiado juró que aunque el
pudiera ver el maíz, si alguna vez caminaba sobre sus piernas dentro del maizal, la prueba lo
condenaría. Y de esa forma ambos fueron absueltos.

Algunos guardias fueron puestos para vigilar la granja pero los dos amigos nunca mas se adentraron
en ella después de eso. Finalmente la pareja de amigos comenzó a pasar hambre e hicieron
sacrificios a Esu quien sedujo a los guardias para que simpatizaran con ellos.

En el Ugbodun, agasajar a Esu para librarse del riesgo de ser robado y para evitar una innegable
acusación. Él debería agasajar el huevo de Ifá con un carnero adulto por motivo de un problema que
se presentará y dar un gallo a Ogun para evitar enfermedad de las piernas. En la consulta la persona
será dicha que está siguiendo a una mujer que no aceptará casarse con él ya que ambos se engañan.

IDI-OTURA
IDI- ATAGO
IDI- OKPARO

Orisa owo ifon, oro odun woromi woromi, orisa wofan oranta odun woromi woromi. Adafa
fun nene, abufun arine, omo orisa.

Estos fueron los dos awoses quienes adivinaron para las dos hijas en la casa de Dios, Nene y Arine.
Nene la mayor era muy rica lo tenía todo mientras que Arine, la mayor vivía una vida relativamente
modesta. Esa era la época en que el cielo había un estado de desorganización tremendo. Por eso
Dios invitó a Orúmila para que adivinara lo que debía hacerse y este recomendó hacer sacrificios
con babosas. Dios mando a buscar a nene para que fuese al bosque a buscar babosas y ella de forma
brusca se negó a ir, argumentando que ya ella había pasado la etapa de hacer mandados tan
despreciables. Fue entonces cuando Dios mandó a Arine para que fuese, y sin esperar que lo dijese
otra vez partió inmediatamente hacia el bosque. Camino al bosque, nuevamente Dios mandó por
ella para confirmar si estaba en realidad preparada para ir y ella contesto que estaba ya en camino.

Como quiera que sea Dios le dio una pluma roja de loro para que la usara en la cabeza, de manera
que pudiera orientarla, tiza blanca y caimán para que la utilizara en cualquier emergencia y nueces
de cola, presumiblemente para que comiera en su viaje.

Dios no le relevó como el esperaba que ella utilizara los cuatro regalos dados a ella. La orden de
partida le fue dada a Arine en la presencia de Eziza, la deidad del viento. Después de deducir que
Dios probablemente le concediera muchísima autoridad si ella tenía éxito, Eziza partió también para
contrarrestar los esfuerzos de Arine.

Primeramente se transformó en una mujer embarazada y se acercó a Arine para suplicarle que le
concediera su tiza blanca para ser usado en su embarazo.
Arine complació gustosamente a la embarazada, luego Eziza se transformo en una madre que
cargaba a su hijo pequeño en sus espaldas, la supuesta madre que amamantaba a su hijo le pidió a
Arine que le diera nuez de cola ya que ella estaba hambrienta, una vez más Arine la complació
gustosamente.

En una tercera ocasión, Eziza se convirtió en un hombre y llamó a Arine para que le concediera la
pluma de loro que tenia en la cabeza para preparar medicina para su esposa embarazada. Sin
pensarlo dos veces Arine le entregó la pluma de loro al hombre desconocido.

Finalmente Eziza se transformo en un cazador y rogó a Arine que le entregara la pimienta y una vez
mas ella se la entregó de buena gana. Después de moverse unos pasos, el cazador volvió para
preguntar a Arine que hacia ella sola en el medio de la selva. Ella contestó que su padre le había
mandado a buscar babosas de la selva. El cazador apretó la pimienta del caimán entre sus manos y
tiró las semillas a la manigua. Eziza entonces le preguntó que le había dado su padre para la caza
infructuosa que ella realizaba y ella contestó que había regalado todos los materiales para ayudar a
otras personas.

Eziza le contestó que continuara siendo muy bondadosa ya que un bien se paga con otro bien.
Finalmente él le dijo que buscara las babosas en la dirección que el había lanzado las semillas de
pimienta de caimán.

Cuando se dirigió hacia la dirección de las semillas de pimienta de caimán, vio una mezcla de
babosas y sin perder tiempo tomó tanta como pudo llevar en su bolsa. Él cazador también la ayudo
a tejer una cesta con hojas de palma para transportar las babosas.

El contenedor es llamado Ago por los yorubas que es por lo cual este odu recibe este mote de Ifá-
atá go. Ella agradeció al forastero y retornó a casa felizmente con las babosas. Cuando Arine llegó a
casa de Orúmila utilizó las babosas para hacer el sacrificio requerido y la situación en el cielo
volvió a normalizarse. A propósito, Dios mandó a Arine y Nene compadecieran ante él. Por negarse
a obedecer sus instruciones, dios proclamó que toda la riqueza que nene tenía, que la hacían
ostentosa, fuese a partir de ese momento traspasada a Arine, mientras que ella debía volver a la
antigua forma humilde de Arine. Es por eso que se dice que Oso nene da arine, Oso arine da nene,
que significa que ambas hermanas cambiaron de suerte.

Cuando este odu sale en la adivinación a la persona se le diría que ella emprendería una tarea difícil
en la que la gente le pedirá cuatro cosas el/ella solo tiene en unidad simple. El otro ella no debería
titubear compartir con ellos ya que una mayor recompensa de pago obtendría a cambio. Cuando sale
en el ugbodu, es una indicación de que la persona es un hechicero o hechicera.

IDI-ETURA

Lo que hizo en la tierra:

Él fue un notable adivino en la tierra pero vivía solo en un pueblo abandonado (Odole en Yoruba y
Eubo na na si Kpaa en Benin), donde la gente solía ir para consultarse. Una noche tuvo un sueño el
cual no solo vio que el pueblo se había vuelto a poblar de gente y desarrollarse al punto de
convertirse en una prospera ciudad, sino también que lo habían hecho rey del lugar.
En la mañana se hizo una adivinación debido a la impotencia del sueño de ifá le dijo de agasajar a
su cabeza con un chivo y darle un chivo a Esu para que un nuevo obsequio pudiera llegarle. El hizo
los sacrificios. También se le dijo de atar una campana a su trono o altar de Ifá y de sonarla cada
cierto tiempo cosa que también hizo.

Tres días mas tardes, se quedó ciego. Después de algún tiempo, transcurrido la campana también
fue robada del altar y desde que había perdido la visión, no podía encontrarla.

Mientras tanto hubo una declaración de que todos los antiguos habitantes del pueblo debían
regresar para restaurar sus casas ya que dicho lugar estaba llamado a convertirse en sede del rey
para que allí se efectuara su coronación. La gente se reunió y fueron a consultarse y se les relevó
que el trono iría a la persona que fuese capaz de recobrar la campana perdida del ciego. Durante el
día la gente comenzó a limpiar el lugar para la restauración, hubo una pesada lluvia esa noche.

Cuando el ciego Idi-atago salió de su casa esa mañana, sin el saberlo la lluvia que había caído la
noche anterior había vuelto el suelo algo resbaladizo y mientras caminaba resbalo y fue a caer a una
charca. Mientras se esforzaba por salir de la charca, su mano tropezó con un fuerte metal que
resultó ser su campana perdida.

Como había escuchado que cualquiera que tuviese la campana en su poder sería hecho rey. Gritó de
alegría esto: “Mo Fa ro” y sonó la campana.

En lo que parecía una decepción, la gente se abalanzó sobre él y le dijeron que agarrara fuerte la
campana porque ningún ciego podía convertirse en rey. Durante el forcejeo alguien lo golpeo en la
cara y de repente sus ojos se abrieron. Con los dos milagros que le habían acontecido en ese mismo
día, todo el mundo dedujo que dios y los ancestros querían que él fuese el rey y hecho rey sin
perdida de tiempo y también se le dio una esposa la cual tuvo mas tarde un varón, que fue
nombrado Ifadipe (Ifa da consejos) o Ibude en Benin).

Cuando este odu sale en el ugbodu, a la persona se le diría de agasajar su cabeza con una chiva
antes de completar las ceremonias de iniciación. Él también debía agasajar a Esu con un chivo para
que un desenvolvimiento inminente le llegue. Debería hacer sacrificio para evitar cualquier riesgo
de problemas con la visión con 201 hojas de nuez (ewe awusan en Yoruba o ebe okhuen en Benin),
además de hojas que caigan en la charca o estanque. Él debería usarlas para lavarse los ojos por un
término de 7 días para evitar problemas con la visión.

En la adivinación, a la persona se le aconsejaría de agasajar a Esu con un chivo, e ifá o su cabeza


con una gallina, a causa de una disputa en al que estará implicado con otra gente.

Él adivinó para Etu y Edu y para todo el reino animal:

Cuando los animales medianos de cuatro patas venían al mundo, solo esperaban una amenaza para
sus vidas proveniente de los animales más grandes. Por eso enviaron una delegación de dos formada
por Antílopes y la Cabra salvaje (Etu o Igala y Edu, en Yoruba, Uzo y oguonzirian en Benin) para
que Orúmila les dijera que tenían que hacer para sobrevivir en la tierra. Se les dijo de hacer un
sacrificio con un chivo a Esu y gallo para Ogun, debido a la amenaza para sus vidas que la
humanidad representase para ellos un peligro de tal envergadura, decidieron ignorar el consejo. Así
todos al mundo donde eran famosos por su presteza y agilidad.

Entretanto, cuando a Esu le fue informado que la parentela de animales medianos de cuatro patas no
quiso hacer sacrificio, el invitó a Ogun y le enseño como atrapar animales para comer, a través de la
caza con flecha envenenada, el boomerang y a la trampa. Así fue como la humanidad comenzó a
utilizar las armas de caza y a poner trampas para atrapar animales para comer.

Cuando este Odu sale en la adivinación a la persona se le diría de hacer sacrificio a Esu y Ogun para
evitar la muerte de ladrones armados o asesinos a sueldo.

Él adivinó para Alagemo:

Igbin ko kpile aro, afi’ri boyu kpile ura


Eniyan ko gboju fi fo le adiye agada. Ada fa fun Alagemo lo malloleyiyan.

La babosa no estaba interesada en el tinte (materia colorante)

La gallina silvestre (oyele en yoruba y ukorobozo en Benin) no tenía animo de cloar tan alto. La
humanidad no esperaba que las aves se ataran ambas patas para volar.

Estos fueron los tres awoses que adivinaron para que el camaleón viviese una vida apacible y de
fanfarronería. Se le dijo que hiciera sacrificio para una vida larga.

Él hizo el sacrificio que es el motivo por el cual él vive mucho mas tiempo que muchos animales y
es capaz de sobrevivir un largo periodo sin alimentos. Él hizo sacrificio con rata, pescado, eko y
akara.

Cuando este Odu sale en el ugbodu a la persona se le dirá de hacer sacrificio especial para la larga
vida, el cual se prepara con las hojas apropiadas y camaleón en un jabón para el usar al bañarse.

Él adivinó para el Ewi de Ado:

Ogudu agbede, abese inejeji, eyi día día, fueron awoses que adivinaron para el Awi de Ado
aconsejándole hacer sacrificio con un chivo grande, sus calzoncillos y un machete. Él consiguió los
materiales y los tuvo listos para el sacrificio y además amarró el chivo a un árbol en la parte trasera
del patio de su palacio. Se le dijo de efectuar el sacrificio por causa de una próxima guerra, que el
no sería capaz de enfrentar. Cuando preguntó que clase de guerra era esa, se le dijo que sería una
guerra a fondo.

Antes de invitar a los awoses a que realizaran el sacrificio, tres de sus jefes militares vinieron a
verlo. Cuando le preguntaron que pensaba hacer con el chivo, él les dijo que le habían dicho de
realizar un sacrificio con él para evitar la guerra. Se preguntaron que guerra era esa y le aseguraron
que no había que hacer nada para prevenir la guerra ya que ellos durante mucho tiempo habían
estado impacientes por tener una. Cuando esta llegase, sea del cielo, de izquierda o de derecha.

Un día el rey fue sorprendido por la lluvia en su camino de la granja y pescó un resfriado.
Rápidamente se preparó un gran fuego para calentarlo. Mientras disfrutaba del fuego, casi desnudo
sus genitales comenzaron a excitarse y se le paró el pene. Esu se había transformado en un gato, el
cual pensando que el objeto colgante era una rata, lo apretaba dentro de su boca y entre sus dientes.
Quejándose tanto como podía, el gato se aferraba cada vez más a sus genitales.

Los guerreros fueron alertados, pero no era mucho lo que podían hacer con sus lanzas, arcos y
flechas. Los sacerdotes de Ifá fueron llamados y rápidamente procedieron hacer el sacrificio.

Después de recibir su sacrificio Esu convertido en gato soltó de una vez el órgano reproductivo del
rey y escapó a través del tejado de una casa.

Cuando este odu sale en la adivinación, a la persona se le aconsejaría de hacer sacrificio para evitar
tener dolores severos en el área de su o sus genitales.

Adivinación para tener hijos:

Antes de abandonar el cielo, se le dijo de hacer sacrificio a: Sango Atorije quien come a través de la
cabeza; a Orúmila, Ajeunlo ofun o alguien que come por la garganta; y a Ogun Ajeun la’aya, quien
come a través del pecho. Se les dijo de dar un gallo a Sango, gallo a Ogun y gallina a Orúmila para
que ellos pudiesen ir a ayudarlos a la tierra. Él hizo todos los sacrificios. También se le dijo de dar
un gallo a Osanyin, pero el se negó hacer dicho sacrificio antes de bajar a la tierra.

Al llegar al mundo, contrajo matrimonio pero su esposa no podía tener hijos. Tomó una segunda
esposa que tampoco tenía hijos. Mientras tanto, las tres divinidades a las que él le había sacrificado
llegaron al mundo. Él las encontró en Orita- Ijaloko por casualidad.

Aunque no las reconoció, fue capaz de persuadirlos para que lo acompañasen a su casa. Ellos
estuvieron de acuerdo, pero le dijeron que le estaba completamente prohibido comer en presencia
de mortal alguno.

A petición de ellos, él bloqueo la puerta que conducía a la habitación en la que se encontraban


hospedados con instrucciones de que la comida debía servírseles detrás de la pared.

Un día, mientras se encontraba ausente de la granja, una sus esposas sintió curiosidad por ver en
que forma comían los invitados. Utilizó una escalera para subirse y de esta forma espiarlos. Tan
pronto como fue vista y ella también pudo verlos, se cayó la escalera y se rompió las piernas.

Quedaron muy molestos por la temeridad de dicha mujer y encolerizados los tres se fueron de forma
descortés para retornar al cielo. Entretanto, él tenía señales de la granja que le indicaban que todo
no marchaba bien. Así que se apresuro a llegar a casa y quedó asombrado no solamente de ver a su
esposa con los miembros rotos, sino también sino porque sus augustos invitados se habían
marchado sin apenas despedirse.

Aunque los siguió y encontró en la frontera entre el cielo y al tierra, y les suplicó que regresaran a
casa con él. Ellos aceptaron pero pidieron un gallo y se los dio. Cuando regresaron a casa ellos le
enseñaron las hojas que habían preparado para él, trajo sus ikines, mataron el gallo y regaron la
sangre sobre las hojas y los ikines. Después de eso, esparcieron sus ikines por el suelo y finalmente
partieron hacia el cielo sin decir nada.

Mas tarde, cuando descubrió que se habían marchado, entró al cuarto y vio las hojas y el ikin. Así
que utilizó las hojas para darles unos baños a su accidentada mujer, tal como ellos le habían
indicado que hicieran. Posteriormente, la mujer sanó y quedó embarazada. Poco tiempo después, la
segunda esposa también quedó embarazada y el comenzó a tener hijos en rápida sucesión.

Cuando este Odu aparece en el ogbodu, a la persona se le aconsejaría hacer el Ono-Ifá o Odiba
especial que arriba se refiere. Este se hace invitando a tres Awos para que preparen las hojas para el,
dándole a ellos un gallo para darle a sus ikines y a las hojas. Y con el gallo el les prepararía una
comida. Ellos se comerían la comida sin que nadie los vea, por lo cual estarían encerrados en un
cuarto bajo llave para comerse la comida y luego de la comida se irían sin que nadie los vea.

Después que se hayan marchado, la persona juntara todos los huesos del gallo comido por los
awoses, les añadirá las hojas, los molerá en conjunto y mezclado dicha sustancia con jabón sobre las
hojas antes de abandonar la casa.

ODISE

Akóto adifafun imóle, o rubo eiyele


Ewure atiagbado

Quien está en el hueco, lo profetizado para la luz

Enishe a kotó she Adifafun imólé.

Ishe she irele shéshé ódá odo midé


Oloko she o oki ólóri naja adifafun yemoja
O rubo eiyele méjil, ekuru akara

El comercio hace la bendición de la casa


Bastante, para la escasez que se presenta en mi
Vienen un hacendado a hacer un titulo
De jefe lo profetizado para Yemaya

Ojú liafi nshe ori ohun ti nshe óshé


Ko to inkan

Oshe won oshe bia bapúbo

La adivinación que él hizo en el cielo

Awo lafi showo, awo lafi shese


Ikpon meji olowo, oron mo soro

Estos fueron los awoses que adivinaron para Edise cuando vino al mundo, se le dijo que hiciera
sacrificios para evitar problema insuperable en la tierra se le dijo de sacrificar un chivo a Esu pero
no quiso hacerlo así.
Al llegar al mundo fue iniciado en los cultos de varias divinidades usaba cuentas en sus piernas,
mientras tanto Orisa-nla invitó a las 200 divinidades con el objetivo de construir una casa para él
durante la estación para levantar las paredes de la casa, le dijo que utilizaran sus pies para emparejar
el muro y rojizo fango sin agregarle agua a este. Después de haber sido reunida 199 divinidades,
ellas informaron que Orúmila estaba ausente mientras tanto Orúmila abandonaba su casa para
introducirse en el monte con su pernera de cuentas en busca de hierbas para su trabajo, pero lo
detuvo Esu en el bosque por el chivo que el había rehusado darle.

De alguna manera se las ingenió para buscarle un chivo a esu ya que mientras él discutía con Esu
las otras divinidades rehusaron comenzar el trabajo por la ausencia de Orúmila finalmente se
dispersaron todos sin hacer ningún trabajo Esu sin embargo aconsejó a Orúmila que fuese al lugar
de la construcción y así lo hizo asegurándole su sustento.

Cuando el llegó allá orisa-nla le dijo que aplastara al fango él solo sin ayuda ya que había sido su
ausencia del trabajo la que había dispersado a los demás sin que pudiese cumplir la tarea mientras
tanto Esu había desconectado el grifo de la lluvia en el cielo y por ende la lluvia comenzó a caer. De
manera que logro ablandar todo el fango. Entre el y esu prepararon el fango y lo estuvieron listo
para levantar las paredes.

Después de eso orins-nla le dijo a Orúmila que la base de la casa tenía que ser echada
completamente. Él estaba confundido porque no era capaz de imaginar como una base como aquella
podría ser levantada aunque esu le dijo a Orúmila que invitara a oris-nla para que colocara el primer
fango como un símbolo de la tradición que allí perduraba que es el dueño de la casa quien coloca el
primer fango ó bloque como un gesto de invitación a los demás constructores a partir de ahí.

Por consiguiente Orúmila invitó a orisa-nla para colocar el primer fango.


Cuando orisa-nla tiro todo el fango, este no se ajustaba en la pared. Estuvo tirando fango por tres
ocasiones y este caía al piso.

Finalmente orisa-nla echo el primer fango en el suelo y prepararon la cimentación alrededor de la


casa y Orúmila manifestó que ya él había completado su sesión, las otras divinidades
posteriormente vinieron a completar la construcción del edificio.

Cuando este odu sale en el ogbodu se le dirá a la persona que le es el cimiento sobre el cual el
edificio de su familia reposa, se le dirá también de preparar su altar a esu sin demora, en la
adivinación la persona se le diría de servir a esu un chivo para evitar que le sea dada una tarea que
vaya más allá de sus posibilidades.

Él adivinó para sacerdotisa divina:

La hija de Olokun huyó del cielo sin hacer ningún sacrificio posteriormente cuando comenzó a
tropezar con las dificultades en la tierra decide ir a casa de Orúmila quien le pidió que preparase una
cadena de cuentas para sus dos piernas.
Ella trajo las cadenas y él las lava con hojas y Iyerosun y con esta la encadenó para que viviera por
mucho tiempo en la tierra, fue este odu quien introdujo el uso de la cadena en el pie por lo tanto
cuando aparece para una mujer se le dirá que ella es una hada y a la vez una sacerdotisa de Olokun,
debería ser preparados para ella sin demora de modo que pueda vivir muchos años.

El costo de seducir a la mujer de Orúmila

Idi ose era un viajero ubicuo que nunca se quedaba en casa, en una ocasión, mientras se encontraba
distante en un viaje su criado se acostó con su esposa. En el momento en que volvió a casa, se
encontró que su esposa había estado enferma. Cuando hizo una adivinación para indagar la causa de
su enfermedad, Ifá le reveló que ella había tenido un mal comportamiento y que ella moriría a
menos que confesase su pecado a punto de morir, ella le dijo a su esposo que su criado le había
hecho el amor durante su ausencia de casa, el criado también admitió su falta.

Orúmila entonces le dijo que sin su apoyo financiero ella debía comprar una chiva y una gallina
para apaciguar a Ifá y un chivo para apaciguar a esu. Cuando el criado escucho de las consecuencias
de su acción, saliendo huyendo de la casa de Orúmila.

Después de haberse comido su chivo esu maldijo al criado de que siempre sería cogido robando
donde quiera que fuese, la mujer sin embargo fue a casa de sus padres con el fin de reunir algún
dinero para el sacrificio.

Así fue como se estableció la tradición que cuando la mujer de Orúmila se comporta mal tendría
que hacer los apaciguamiento que arriba se describen ó de lo contrario moriría.

Si este odu sale en el ogbodu se le dirá a la persona que su esposa ha tenido un mal
comportamiento y que deberá realizar los apaciguamiento necesarios de inmediato. En la
adivinación la persona debería sacrificar un chivo a esu debido a un inminente problema por mujer.

La cabeza soluciona la mayoría de los problemas humanos.

Orúmila dice que se hará y yo digo que se hará, él contestó eso es la cabeza de una joven rata, la
que servirá a las demás ratas, es la cabeza de un joven pez el que será servido a los otros peces es la
cabeza de un joven animal la que servirá a los pájaros y es la cabeza de un joven la que servirá para
traer la salvación de la humanidad al hacerse esto, vendrá la salvación para las ratas, peces, pájaros,
animales y seres humanos.

El sacrificio se hace con buenas nueces de palma y akara, cuando esto se hace la persona vencerá
sus problemas.

Cuando este odu sale en la adivinación, se le dirá a la persona que cumpla su cabeza, porque sus
problemas muy pronto serán una custión del pasado y después de esto gozara de una vida de alegría
y regocijo.

Él adivinó para el pueblo de Imesi-pola.

Edise, ere se hizo adivinación para la gente de Imesi-pola cuando la prosperidad se había marchado
del pueblo. Él le dijo que hicieran sacrificio con una chiva madre, rata, pescado y un pote arcilloso.
Ellos juntaron los materiales e hicieron el sacrificio de ahí en adelante todas las cosas buenas que
habían perdido comenzaron a retornar al pueblo, las cosechas se dieron todas muy bien.

Como Orúmila preparó a sus seguidores para la vida.

Orúmila ni asheshe pile she


Emina ni asheshe pile she
Orúmila ni oun sheshe pile she
Orofun akakpo mi, emi enbinu

Orúmila dijo que él ya había comenzado lo que iba hacer por sus hijos y el mundo se volvió
envidioso.

Así fue como Orúmila preparó a sus sacerdotes de Ifá para una vida moderadamente rica les
aconsejó sacrificar cuatro palomas, ellos hicieron el sacrificio, que es por el cual los sacerdotes de
Ifá no están pobres, por lo general, exceptuando los avariciosos y aquellos que no compraron
prosperidad de sus ángeles guardianes antes de dejar el cielo.

Él adivinó para Olofin.

Edise aro omowo kpishan


Urara maya gbeke
Abuke abeyin gomuo
Adafafun orúmila on lo shawofun olofin.

Fueron aquellos dos awoses quienes adivinaron para Orúmila cuando iba a trabajar para Olofin,
hacer sacrificio con una gallina y un gallo para evitar convertirse en la víctima de rabiosas
falsedades y así el hizo el sacrificio.

Cuando sale en la adivinación a la persona se le dirá de hacer sacrificio antes de aventurarse en una
propuesta de viaje de forma que pudiese retornar con regalos y para evitar la falsedad.

IDI-OFUN

Él adivinó para el sol.

Mucho antes que el sol hiciera su primera aparición sobre la tierra, fue por adivinación y fue
aconsejado de hacer adivinación con rata, pez, akara, eko, tela blanca, escoba y una paloma blanca.

Él hizo el sacrificio, la tela blanca fue preparada para él, para que se vistiera de blanco cuando
partiera hacía la tierra. También se le dio una escoba para que sostuviese en su mano. Él hizo el
sacrificio a fin de merecer el honor, respeto y el miedo de todos en la tierra.

Cuando llegó al mundo, se cubría su cuerpo con la tela blanca y sostenía la escoba en su mano.

Posteriormente cuando apareció en la tierra, fue admirado generalmente por todo el mundo, pero
cuando alguien trataba de mirarlo fijamente, él alargaba la escoba en su mano y ellos rápidamente
viraban la cara. La tela blanca representaba el brillo de la cara del sol, pero sus rayos son los palos
de escoba los cuales el extiende para que sea imposible que alguien le mire la cara.

Cuando aparece en la adivinación, a la persona se le aconsejaría de hacer sacrificio a fin de inspirar


respeto y temor de todos

Él adivinó para el mercado, la granja y la vivienda.

Él les aconsejó a cada uno de ellos de agasajar a su cabeza con una gallina de guinea, esu con un
chivo, y conejo y huevos para los ancianos de la noche, para que el fruto de sus esfuerzos no lo
disfrutaran otros. El mercado solamente agasajó a su cabeza pero no a esu ni a la noche.

La canoa que representaba a todos los medios de transporte, no hizo ningún sacrificio, la granja
solo agasajó su cabeza pero no a esu ni a la noche. Solamente la vivienda hizo todos los sacrificios
íntegramente. El cuchillo fue también por adivinación y se le dijo de agasajar a esu, cosa que él
hizo.

Después de las cosechas fueron compradas del mercado, a la casa y finalmente plantadas en la
granja, esta comenzó a regocijarse que su vida era tan completa, aun sin hacer el sacrificio. Aunque
cuando llego el momento de recoger la cosecha, fueron todos sacados y llevados a la casa desde
donde eran transportados nuevamente hacía el mercado.

Desde por la mañana hasta por la tarde, el mercado estaba lleno y el también se puso muy feliz pero
esu mando a la gente de vuelta a sus casas con los productos de las ventas de las cosechas. El
cuchillo fue siempre el primero en probar cualquier cosecha traída a casa de la granja o del
mercado.

Es por eso que actualmente, todos los esfuerzos de la granja, medios de transporte, y el mercado,
terminan al encontrar su camino a casa ya que ella sola hizo el sacrificio completo.

Hizo adivinación para el conejo.

Edifun babalawo ewu odi fa fun ewu (okele). Él adivino para el conejo cuando él arreglaba todo
para construir una casa que estuviera equipada de una seguridad máximas contra las agresiones
externas. Se le dijo de hacer sacrificio con una paloma. Después de hacer el sacrificio, él fue
aconsejado de tener una entrada principal y una ó más salidas encubiertas adicionales en su casa, la
cual solo él pudiera utilizar en una emergencia. Se le dijo de tomar la precaución debido al
problema que le iba a causar la gente. Finalmente edifico su casa con una entrada y dos salidas de
emergencia secretas.

Cuando los seres humanos lanzaron un ataque contra su casa, comenzaron cavar sobre la entrada
principal. Tan pronto como el conejo escuchó los golpes de sus ataques, escapó a través de una de
sus salidas secretas.

Cuando este odu aparece para alguien que esta a punto de construir una casa, se le debería aconsejar
de prever una o más salidas de emergencias en la parte trasera de su casa.

Él adivinó para una mujer cuyo embarazo no se desarrollaba:


Orúmila ni adiri fun, moni adiri fun
Oniwon dibo si; un omo eku,
Oni omo eku ko le tu-u
Oni adiri fun, moni adiri fun
Oni won dibo si’un eja, omo eja ko le tuu
Osi dibo sinu eye. Omo eye ko le tuu
Won dibo sinu eye. Omo eye ko le tuu
Orúmila ni adiri fun, moni adiri fun
Oni won dibo si’un omo eni
Oni omo eni ko le tuu

Orúmila dice que se unan y yo digo que permanezcan unidos.

Él reiteró que las ratas, peces, corderos y pájaros se agarrasen los unos a los otros, y se resintieran
ser separados de sus madres, tal como lo hacen los bebés humanos quienes se agarran a sus madres
para que no los separen.

Este fue el encantamiento con el cual Orúmila adivinó para una mujer embarazada cuyo embarazo
no se desarrollaba ya hacia algún tiempo y a la cual hizo sacrificio con una babosa y un pedazo de
tela blanca. Él añadió otros materiales y los ato con el paño blanco, el cual finalmente enterró al pie
de un árbol llamado Igi-ofun durante siete días.

Él sacó el paquete después de los siete días, peló la corteza del árbol y lo quemó todo junto a un
recipiente de arcilla hasta hacerlo todo polvo. Él le aconseja de comer del polvo durante las
mañanas y de frotarse la barriga con él.

Poco tiempo después su embarazó comenzó a desarrollarse y con el paso del tiempo, dio a luz un
robusto muchacho. El preparado también se utiliza para tratar a una persona que ha estado aquejada
de una enfermedad por mucho tiempo. La enfermedad desaparecerá y el se pondrá sano.

Él adivinó el horno del herrero:

Nikutu kutu ni hei-hei, odifa fun ewiri tin she aya ogun.

Él adivino para el horno del herrero (eku en Benin) que era la esposa de Ogun, cuando ella iba a
embarcarse en un lance amoroso ilícito con el martillo, (Owu en Yoruba y Umorno en Benin) un
criado del esposo. Ella fue aconsejada de no hacerlo ya que sufriría enormemente las consecuencias.

Y ella decidió desafiar el consejo y procedió a llevar a cabo sus propósitos.

Aprovechando la oportunidad que su esposo se encontraba ausente para concordar una cita con el
martillo en un día y hora señalado. Por eso esa noche antes de acostarse, intencionalmente dejó la
puerta abierta y mientras ella dormía, el amante penetró por la puerta y deslizándose rápidamente se
introdujo en su cama para hacerle el amor. Esto sucedía en las primeras horas de la mañana.
Después de dicha operación, sin embargo ella le advirtió al martillo que su esposo se enteraría de
todo.
Al día siguiente Ogun regresó a casa de su viaje y se encontró a su esposa enferma. Cuando le
pregunto que estaba sucediendo, ella contestó que no había hecho nada malo. Como la enfermedad
empeoraba, Ogu le dijo que no se iba a curar a no ser que confesara todo lo que había hecho.

Aunque el martillo era uno de los criados de Ogu, no obstante sin su esposa el horno, él no podía
manejar su fabrica. Por lo tanto el no quería que ella muriera. No obstante pudo persuadirla para
que le dijera lo que había hecho. Posteriormente ella rompió a llorar cantando: Nikutu kutu ni hei
hei, nikutu kutu hei hei. Lo cual Ogun entendió como que le martillo la había forzado al sexo en las
primeras horas de la mañana. De manera que cuando Ogun hizo llamar al martillo para que
explicase, este se disculpó por lo que había sucedido y le explico que fue vencido por la tentación.

Ogun le pidió al martillo que trajera un perro como reparación del daño ocasionado, después de lo
cual proclamó que a partir de ese día el martillo no hablaría nunca más.

Cuando este odu aparece en la adivinación para una mujer se le diría que su esposo tiene una
relación o que hay algún sirviente que aguarda una oportunidad para violarla. Se le aconsejaría de
cerrar con llave la puerta de su dormitorio antes de dormirse.

Si sale para un hombre, se le diría que su hermano menor o sirviente doméstico que vive con él,
forzará una de sus esposas al sexo a menos que el realice el sacrificio con un chivo a Esu. Si la
mujer se presta al juego, la enfermedad la forzará a confesar el acto.

Él adivinó para Orisa Turugbeye:

Edi fun, fun ko ni iran. Eko no moko mo bere oro. Oro ti mo bere vi ise mi o mu mi mo ibi ti emi
nlo. Edi fun no tenía seguidores. Es la multitud la cual me encontré casualmente y de la cual hizo
algunas averiguaciones que me condujeron a saber el camino que yo tomaba.

Estos fueron los awoses que adivinaron para Orisa turugbeye el esposo de yeyemuwo. Él fue
aconsejado de hacer sacrificio para triunfar sobre sus enemigos que estaban todo el tiempo
causándole problemas. Se le dijo de hacer sacrificio con un gallo blanco, muchos asheses, muchas
hojas de papel de lija (ewe eripe en Yoruba y ebe amensen en Benin), palo de ardilla (opa-atori en
Yoruba y uwenriontan en Benin). Él hizo los sacrificios.

Cuando sus enemigos se reunieron nuevamente para tramarle como causarle nuevo problemas, esu
se convirtió en una gran mascara y utilizó el garrote de ardilla para golpearlos totalmente y
dispersarlos. Según los iba golpeando con el garrote, esu utilizaba las hojas de papel de lija para
embadurnar sus cuerpos mientras los frotaba con asheses. Así fue como esu utilizó el viento seco y
caliente para vencer todos los enemigos de Orisa turugbeye. Es por eso que la piel de las personas
se blanquean durante el viento seco y caliente a no ser que se froten con pomada.

Cuando este odu aparece en la adivinación a la persona se le diría de hacer sacrificio para que venza
a sus enemigos.

El adivinó para el Oliki de Akure:

Se se re se ire tin akakon jugbo. Dudu ku ru du oron nikon lowonlo ru obinrin bu ku, owo gbobo
adire we le. Estos fueron los awoses que adivinaron para Oliki cuando apareció en akwe en el
estado de ondo, Nigeria. Fue aconsejado en el cielo de hacer sacrificio con un chivo castrado por
mujeres y su reina, para evitar problemas de su casa cuando llegara a la tierra. Él hizo los sacrificios
y salió para akure.

Él fue un sacerdote de Ifá que se fortaleció diabólicamente. Y cuando llego al mundo, muy pronto
comenzó a confrontar problemas en su casa con la reina de los comejenes, comejen y un chivo
castrado a fin de que pudiera ver el final de sus enemigos. También le fue dicho de dar un chivo a
Esu. Él hizo los sacrificios.

Entretando Esu promovió una sublevación en akue por la cual sus enemigos fueron responsables,
uno tras el otro vinieron todos por adivinación. Él pidió un chivo grande para Esu, junto con eje,
machete, tela blanca y dinero. Él hizo el sacrificio para ellos después del cual retorna la paz y la
tranquilidad a akue, y la gente dejó de molestarlo. Él también se volvió muy prospero.

Cuando este odu aparece en el ogbodu, la persona le daría un chivo a Esu y agasajar su cabeza
dando a su trono de Ifá, con un chivo castrado, la reina d elos comejenes y comejen para sobrevivir
a los problemas que aparezcan más adelante.

IDI-IRETE
IDI-LEKE
IDI-LERE

La adivinación que él hizo antes de venir al mundo:

Akiko ba ti ko, ojo ma- cuando el gallo canta, un nuevo día comienza, esa era el nombre del awo
que adivino para Idi-rete al comienzo del mundo y antes que él bajara a la tierra. Se le dijo de hacer
sacrificio para evitar el riesgo de aventurarse en empresas infructuosas y fracasadas. Se le dijo de
agasajar a Ogun con un gallo y tortuga, y hacer sacrificio con un gallo en deposito de basura para el
enemigo desconocido (Ota en Yoruba y Erhee en Benin) él hizo el sacrificio y bajo a la tierra.

Su primer contacto fue con una caja de mala suerte, que llegó a él a través de la adivinación. Sobre
que hacer para tener mejor suerte.

Le dijo al hombre de hacer sacrificio con una gallina para Ifá, un chivo para Esu y paloma y una
gallina silvestre (oyele en Yoruba y urokobozo en Benin) a su cabeza. Se le dijo de hacer sacrificio
para evitar la desgracia de ser arrestado y hasta asesinado por una ofensa que él no cometió. Él no
hizo los sacrificios.

Mientras tanto, puso una trampa para capturar una gallina silvestre. Al mismo tiempo el gallo que
solía cantar en el palacio del rey al amanecer había desaparecido y algunas barricadas se habían
levantado para atrapar al ladrón que había robado el gallo porque la guardia de palacio había
informado que un extraño hombre había abandonado el palacio la noche anterior con una bolsa en la
que pensaban estaba el gallo. Esu había cogido el gallo para esconderlo.
Cuando él fue a revisar su trampa al día siguiente, descubrió que había capturado una gallina
silvestre, pero solamente encontró la cabeza cortada sobre la trampa. El cuerpo del ave no se
encontraba por ningún lado.

Sin embargo conservo la cabeza cortada de la gallina, la cual introdujo en su bolsa y se marchó
desalentadamente a su casa. Mientras tanto, para castigarlo por haberse negado a hacer el sacrificio,
Esu cambió la cabeza de la gallina silvestre dentro de la bolsa por la de un gallo adulto. Cuando
llegó al punto de control su bolsa fue revisada y la policía descubrió la cabeza del gallo
desaparecido. De esta forma fue arrestado y llevado a juicio.

Aunque no-tenia defensa, explicó que lo que llevaba en su bolsa era una cabeza de gallina silvestre
y no la cabeza de un gallo.

También negó conocer alguna cosa respecto al gallo del palacio. Como no era capaz de explicar la
procedencia de la cabeza de gallo en su bolsa, fue declarado culpable de hurto y sentenciado a
muerte por ejecución. Interrogado acerca de sí tenia algún pedido final que hacer antes de ser
ejecutado, suplicó que se le concediera algún tiempo para ir a su casa y dejar todas sus cosas en
orden. Su petición fue concedida y volvió a su casa para hacerle el sacrificio a Esu prometiendo
hacer los dos restantes sí volvía a casa salvo.

Después de comer su chivo, Esu soltó el gallo del palacio que él había retenido y rápidamente el
gallo corrió hacia palacio. La gente se sorprendió al verlo y advirtieron que un hombre inocente
habría sido sacrificado por un delito que no cometió.

Cuando este odu sale en la adivinación a la persona se le diría de agasajar a esu a fin de evitar ser
arrestado por un delito que no cometió, de tener su propio Ifá.

En el ogbodu la persona debería preparar su trono de Esu antes del completamiento de las
ceremonias de iniciación, para evitar el riesgo de ser arrestado por algo que no hizo.

Él adivinó para el gato:

Él adivinó para que el gato tuviera hijos, pero ella no hizo el sacrificio que él había sido prescrito.

La gata estaba en ese tiempo casada con la rata. Esfuérzate como ella hizo para tener un hijo de la
rata, la gata se quedo estéril desde que no hizo el sacrificio. Entretanto, se volvió muy irritante y
comenzó a amenazar al esposo con sus garras.

Así fue como la rata se dio cuenta que se había casado con una mujer mucho mas fuerte que él. La
rata, a quien mucho antes se le había dicho de hacer sacrificio con un collar anónimo (cualquiera)
para evitarse casarse con una mujer mucho mas fuerte que él y él también no hizo el sacrificio.

A medida que la amenaza de la gata sé hacia cada vez más insoportable, la rata huyó de su hogar
matrimonial y la gata a continuado persiguiéndolo desde entonces para matarla, por haberla
abandonado.

Cuando este odu aparece en la adivinación para una propuesta de matrimonio, a la persona se le
aconsejaría de hacer sacrificio con un collar cualquiera, chivo y ñame molido para Esu y de esta
forma evitar el riesgo de ser muerto. Si la adivinación aparece como AYEO, la persona se le diría
de no comprometerse en matrimonio. Si la adivinada es una mujer debería hacer el sacrificio con el
fin de tener hijos en su matrimonio.

Él adivinó para el hombre de las dos enfermedades:

Otun owo mi gbenden gbenden


Osi owo mi gbandu gbandu
Adifafun baba aboro meji lorun
Ofoju, ogbukpaa.

Él adivino para un anciano que tenia dos enfermedades colgadas a su cuello. Era ciego y también
tenía hernia. Se le dijo de hacer sacrificio con un chivo, rata, pescado, akara y eko, también se le
dijo que después que realizara los sacrificio, él volvería a su casa para agasajar su cabeza con un
gallo, coco y nuez de kola y a su padre con un carnero adulto. Él hizo el primer sacrificio a Esu y
posteriormente compró un gallo y un carnero adulto para agasajar su cabeza y a su padre
respectivamente.

Mientras agasajaba su cabeza, aguantó el gallo con su mano derecha y el plato de coco y de nuez de
kola con su mano izquierda.

El gallo enseguida comenzó a luchar con él y una de sus espuelas penetró en su ojo y de repente se
sintió adolorido, pero instantáneamente fue recuperando su visión. Estaba en ese momento muy
feliz para agasajar a su padre con un carnero adulto, el cual también pateó sus testículos y de pronto
su hernia explotó y comenzó a soltar pus. El sacrificio lo había curado de sus dos enfermedades.

Cuando este odu sale para una persona enferma, se le diría de hacer el mismo sacrificio y
seguramente se curaría.

Él adivinó para el hombre Polígamo:

Él adivino para el hombre que tenia dos esposas. Se le dijo de agasajar a Esu con un chivo para
evitar la pérdida de un hijo por los celos de sus esposas. No le importó hacer el sacrificio.

En una ocasión, la esposa mayor fue a la granja. En su camino a casa, viniendo de la granja
encontró un venado muerto, lo picoteo para aprovechar su carne que llevó a casa para ahumarla y
venderla en el mercado. Dos días después, ella vendió la carne y con el dinero que ganó, compró
dos blusas de cuentas. Le dio una de las blusas a su compañera quien se la devolvió, alegando que
ella si sabía como ella había obtenido el dinero para la blusa de cuentas. De manera que ella
también decidió ir al día siguiente a buscar un animal muerto para picotearlo y vender su carne, y
así comprar perlas para sus hijas.

Pensando en las perlas, su hija fanfarroneaba que si su madre le compraba las perlas ella las
entretejería a su cintura de esta y de aquella forma. Su madre se preguntaba si luciéndole la cintura
ella no rompería las perlas, que ella aun no había conseguido. La hija contestó que al menos que

fuese derrotista, ella debería conseguir un venado como lo hizo su compañera y comprar sus perlas.

Encolerizada la madre golpeó a la hija en la cabeza y está cayó muerta, por causa de un venado que
ella no había encontrado y perlas que no había comprado.
Cuando se solicitó la opinión del padre sobre el incidente, él rápidamente fue a ver a orúmila quien
le recordó acerca del sacrificio que él no había hecho después de su última consulta. Rápidamente
se preparó para hacer el sacrificio con el chivo, una cesta para cenir y perlas (cuentas). Después de
comerse su chivo, Esu se dirigió a la forma limítrofe entre el cielo y la tierra encontró a la
muchacha camino al cielo y la condujo nuevamente a la tierra. Como los padres se preguntaban que
hacer con el cadáver en ese momento la muchacha volvió en sí (Ayanfe en Yoruba y Amwebo en
Benin) y el de “cínica descuidada” a la esposa menor (Ainife en Yoruba y Arukho en Benin).

En el ugbodu, a la persona se le diría que si ya tiene hijos el hijo mayor es una hembra. Si todavía
no tiene ninguno, la primera que tenga será una hembra.

Si el hijo está en el útero, la barriga de la mujer que espera debería ser lavada con un chivo en el
trono de Esu. Después del nacimiento, la madre nunca aceptaría collares de cuentas o para poner
alrededor de la cintura del niño, de nadie que se lo ofrezca.

En la adivinación para una mujer embarazada o para un hombre cuya mujer está embarazada, él o
ella agasajaría a Esu con un chivo. Además agasajar su cabeza con una gallina de guinea, y
abstenerse de guardarle algo a alguien.

Él adivinó para Omojolagbe tuviese un hijo:

Idi leke no o biri pe biri pe, fue el awo que adivino para Omojolagbe, la prostituta y vendedora de
cuentas que fue declarada como incapaz de concebir hijos ya que tenía una enfermedad en su útero.
Fue a ver a orúmila para que la consultara y este le respondió que la prostitución no era la causa de
su esterilidad, y que comenzaría a tener hijos si realizaba los sacrificios que se le indicaban. Se le
dijo de hacer sacrificio con un chivo, un conejo, un murciélago, 8 babosas y 8 bolsas de dinero.
Urgentemente hizo los sacrificios.

El sacerdote de Ifá reunió las hojas apropiadas, utilizó la parte de la carne del chivo, y el murciélago
para preparar la sopa de Ifá para ella tomarla. Este tratamiento limpió el estómago de toda
enfermedad. Mucho después, ella quedo embarazada y fácilmente pudo parir su hijo. Tuvo varios
hijos después de eso. Aquellos que solían burlarse de ella, finalmente tuvieron que aceptarla y
disfrutar con ella.

Si este odu aparece en la adivinación, para una mujer, se le diría que ella aun no se ha asentado con
ningún hombre y que está deseosa de tener un hijo. Se le aconsejaría de hacer el sacrificio
mencionado encima para tener hijos.

Él adivinó para la mujer de Onikosi-okpe:

Ehuru goja awo ile Onipetesi. Adifafun Uku-damodu, aya Onikosi-okpe. Oshi okpa, oshi oki
eefun yogbo sawomo.

Ehuru goja fue el awo que adivino para una mujer llamada Uku-damodu, la mujer de Onikosi-okpe,
cuando ella tenía problemas en tener hijos. Se le dijo de hacer sacrificio con una gallina y huevos.
El sacerdote de Ifá consiguió las hojas apropiadas para el sacrificio y corteza de arboles, y molleja
de gallina incluyendo los huevos que fueron utilizados para preparar la sopa que ella tomará. La
preparación se hará después que ella tenga su menstruación mensual. Ella quedó embarazada al
siguiente mes y parió un bonito niño.

Cuando este odu aparece para una mujer deseosa de tener un hijo, ella será aconsejada de realizar
un sacrificio similar y seguramente tendrá su hijo.

Él adivinó para una mujer estéril:

Edi leke yi biri. Odifa fun olomo t’l agan ni shoro. Él adivino para la mujer estéril que estaba
desesperadamente ansiosa por tener un hijo, y antes que diera a luz una criatura llamada
Ukushembe. Se le advirtió de hacer sacrificio con todo tipo de productos comestibles, babosas,
chivo, gallina y sus ropas. Ella hizo el sacrificio.

Posteriormente ella quedó embarazada y cuando nació su hijo, resulto ser un varón. Se le dijo de
efectuar aun otro sacrificio para evitar la muerte de su hijo, cuando estuviese en edad de casarse,
pero ella no hizo el segundo sacrificio, el muchacho creció y llegó a ser un simpático jovenzuelo.
Las mujeres no cesaban de congregarse a su alrededor, pero a él no parecía gustarle alguna de ellas.

El rey de la ciudad tenía en su harén a una linda esposa a la cual no había poseído carnalmente. El
rey la estaba preparando para fines decorativos. Un día la esposa del rey iba camino al río. Cuando
vio aquella rara belleza de Ukushembe. Se sonrieron el uno al otro y quedaron muy enamorados en
ese instante. Ella bajó su jarra de agua y fue junto a Ukushembe para si meterse ambos en el cuarto
del joven. No hubo ningún ceremonial para hacer el amor. Para finales de ese mes, ella quedó
embarazada. Y pronto comenzaron a vérsele señales de su estado, y el oba comenzó a prestarle
especial atención, cuando las esposas mayores de su herén comenzaron a felicitarlo por haber
finalmente puesto a su modelo de novia en el camino de la familia.

Sabiendo que él no le había hecho el amor. El rey llamó a la muchacha para preguntarle si en
realidad estaba embarazada. Ella confirmó descaradamente que estaba embarazada. Al
preguntársele quien era el responsable de su estado, ella dijo que era un joven con el cual ella se
había revolcado por amor. Cuando ella se negó a revelar la identidad del joven, el rey ordenó que
fuese encadenada por la policía para que le arrancaran la verdad por medio de la tortura. Resultó
que mientras era torturada, ella sin querer dijo que no tenía escrúpulo alguno en morir por
Ukushembe.

Como Ukushembe era muy conocido por ser él más apuesto joven de la ciudad, el rey dio ordenes
de arrestarlo inmediatamente. Los heraldos reales anunciaron el hecho con una canción: kini yio pa
Ukushembe ? Ija obo yio pa Ukushembe.

Que significa que, “fue la lucha de la vulva la que iba a matar a Ukushembe”. Cuando su madre
escucho la canción, ella se precipitó a ver a Orúmila quien le recordó del segundo sacrificio que el
le dijo a ella que hiciera cuando el muchacho era aún un niño. Orúmila que el sacrificio se había
multiplicado y que debería traer dos ratas, dos pescados, dos babosas, dos chivos, dos gallinas, dos
gallos, una chiva y un cuchillo.
Ella consiguió todo rápidamente y fue hecho el sacrificio. Ukushembe fue arrestado y llevado ante
el rey para interrogarlo. Se le preguntó si la mujer le dijo que ella era casada antes que le hiciera el
amor, él explicó que el matrimonio no fue tema en su conversación ya que ella era virgen y le dijo
que nunca había tenido relaciones sexuales con ningún hombre antes de ese día. Que se gustaron a
primera vista y que no hubo tiempo para preguntas. Él tampoco había tenido relaciones sexuales
antes de ese día aunque era cortejado por muchas muchachas sin que ellas tuvieran éxitos con él.

Entretanto, después que Esu se comió su chivo, se convirtió en un viejo hombre de estado, quien
llegó a palacio para mediar antes que él condenará la pareja a muerte.

Él escuchó cuando la joven gritó que ella solo era la esposa del rey de nombre, pero no de hecho,
ya que él ni ningún otro hombre la había poseído a ella antes que Ukushembe. Ella de forma
desafiante expresó que no le importaría perder la vida por esa simple experiencia. El viejo estadista
se las arregló para persuadir al rey que no se impusiera a la voluntad de dios. Él explicó que si la
mujer hubiese estado verdaderamente destinada a ser su esposa, él le hubiese hecho el amor mucho
antes de ese día y así ella sabría sus obligaciones conyugales de lealtad y fidelidad. El viejo
estadista predijo que habría un escenario de tristeza y de muerte en la ciudad si ellos eran
ejecutados. Mientras tanto, el rey estaba impresionado por la inocencia del joven y las palabras del
viejo estadista y acordó liberarlos y que se casaran pero con la condición de que tenían que vivir en
el exilio y nunca mas regresar a la ciudad mientras él viviera.

Cuando este odu sale en el ugbodu, a la persona se le diría de hacer sacrificio para que viva muchos
años.

IDI-OSE

Oju liafi nso ori, ohun ti nse osé koto inkan.

Este odu habla de problemas potenciales con organismos microscópicos.

Observación: Mucha promiscuidad terminará enfermedades, los ojos protegen la cabeza y una cosa
pequeña puede traer estragos incalculables.

Ifá fue presagiado por 165 árboles, se les aviso de sacrificar para impedir el recibimiento de un
extraño muy peligroso.

4 cuchillos, aceite de palma, manteca de shea y 18 mil cauries. Debían ser sacrificados, escucharon
pero la mayoría rehuso el sacrificio Opé (la palma) sacrificó la mitad de los materiales y peregún (la
hierba) siguió el consejo, aquellos que sacrificaron fueron dados al remedio de Ifá.

De aquí que fuera declarado que los parásitos nunca acabaran con opé que nunca atacarán al
peregún, los parásitos testarudos que atenten contra peregún no sobrevivirán.

Ose se won, won nwadi Osé biabarobo.


Ellos sufrieron el desastre y querían hacer sus causas pero nadie supo de donde vino hasta que
Baele-ero hubo de sacrificar quien fue advertido de hacerlo con 4 gallinas, 8 mil cauries y por
medio de Ifá permitir el descubrimiento.

Baele-ero (patrón de los viajeros)