Sie sind auf Seite 1von 3

c 


      
    
  
   
    
     

   !          
"   #$% &

'()  '(     *+,   


       - )  '(   
   %!  
   .

)          ",# 
   
   !            ) 
/  $*0&
        

)         1+.      
 2         3  4+0
  '(           
  151+
16, 
   
   , 7
 /               
    

"8    


            
 #  2   ,  
   

              
   
    9        
 

'         


  
     
 /  2      
 !  7 '(
/   
  '  )     /    
  
   , "2 
          
$/  &      # 

' 
:      
    
  '       ,  15,    
"2        , #  

c    ,        
 .   "'
   #  c  
         

           


    
 :  


En el caso presentado en este artículo podemos ver un claro ejemplo de una
víctima de abuso por parte de un agresor. Se puede observar como aquí una
mujer ha sido víctima de una gran violencia supuestamente por el ex marido.
Llamamos victima a Verónica, por haber sufridos daños físicos y seguramente
emocionales antes de estos que la llevaron a terminar con su vida.

Es muy común este tipo de abuso donde las personas victima -agresor
pertenecen al mismo núcleo familiar y es justamente más difícil de terminar con
esa relación que la mayor cantidad de veces es patológica, ya que mas allá del
maltrato las personas continúan juntas y es necesario para esto una mayor
intervención por parte del sistema judicial. Pero este no es el caso de la mujer
asesinada, quien se había separado hacia un tiempo de su marido a causa de
estos maltratos recibidos por el, que además tenía varias denuncias hechas,
incluso una orden de restricción para que este sujeto no se acercara a su casa.
Por lo que Verónica contaba a sus conocidos, vivía con angustia, desconfianza
insegura, por el miedo de que él volviera, se acercara a ella y le hiciera daño,
ya que según parece era amenazada constantemente por parte del agresor con
ser asesinada.

Lamentablemente, estas cosas ocurren por el hecho de que la ju sticia no da


una respuesta efectiva ante las denuncias que se realizan por violencia ya sea
familiar o no, la victima de esta clase de delito no recibe la atención necesaria,
ni tampoco la información suficiente para que sepa cómo actuar antes estas
situaciones, que puede hacer y que no, cuáles son sus derechos. Muchas
veces por miedo las personas se inmovilizan, se conforman con la vida que
llevan, se callan, por temor a que ocurra lo que le ocurrió a Verónica; que
denuncien, que la justicia no haga nada, que la persona agresora siga libre y
vuelva por venganza, que vuelva a agredirla o incluso a terminar con su vida.
Este tipo de parejas viven lo que se denomina ciclo de la violencia conyugal,
donde se pasa del maltrato a momentos de tranquilidad, donde el hombre se
arrepiente de los hechos cometidos y luego nuevamente regresa la violencia,
hasta que un día como en el caso de Verónica, se termina en muerte de la
víctima. Por la razón de que las personas agredidas se sienten desprotegidas
de alguna manera por la sociedad y la misma justicia, agregan a su estado la
indefensión aprehendida, donde la mujer se siente doblemente víctima, y
comprende el hecho de que no cree que sea posible otro tipo de vida para ella,
que no es posible que su situación cambie o mejore y por eso se queda
esperando a veces con miedo el peor desenlace.

Por todo lo expuesto hasta aquí, e s necesario que tanto el sistema jurídico
como el sistema penal modifiquen el modo de operar ante este ti po de delitos,
se requiere que la justicia tome cartas en el partido y trate verdaderamente de
evitar este tipo de delitos. Es necesario que se mejoren los programas de
atención a las victimas mientras se realiza el proceso de justicia penal, es
necesario algún tipo de tratamiento psicológico para ambos, tanto para la
víctima como para el agresor, pero qu e no tengan tiempo determinados para
que realmente tengan una resultado positivo y valedero, en que puedan
ayudarse a estas personas a modificar las condu ctas que dañan y perjudican a
otros y a ellos mismos. Para esto también es necesario que se cuente con más
personal trabajando en estas instituciones con mayor capacitación y con mayor
compromiso con la sociedad para la cual trabajan cada dia.