Sie sind auf Seite 1von 5

CARACTERISTICAS DE UN VERDADERO PROFETA

1. Las enseñanzas de un verdadero profeta estarán en armonía con toda la Biblia.


Es decir, ellos hablarán "a la ley y al testimonio" (Isaías 8:20). Los verdaderos
profetas no son innovadores sino restauradores. Ellos presentan las verdades
antiguas y las aplican en nuevos contextos. Ellos no cambian o revocan
revelaciones previas dadas por Dios (vea I Corintios 14:32,33).
2. Sus vidas personales revelarán el verdadero fruto del Espíritu SAnto (vea Mateo
7:15-20; Gálatas 5:22-26).Su ministerio rendirá gloria a Dios por los frutos que
producen (Juan 15:8).
3. Ellos ensseñarán que Jesucristo vino a este mundo y llegó a ser carne de nuestra
carne, hueso de nuestros huesos y sangre de nuestra sangre (I Juan 4:1-3; Hebreos
2:14-18; Luke 24:36-43; Juan 1:14).
4. Sus prediccciones se cumplirán (Jeremías 28:9; Deuteronomio, 18:22) a menos
que haya un elemento de condicionalidad en la predicción (por ejemplo, el caso de
Jonás). Un verdadero profeta nunca predice sólo curiosidades. Ellos tratan con
asuntos de vida o muerte. Su perspectiva es únicamente espiritual y nunca
meramente secular (Amás 3:7).
5. Un verdadero profeta exaltará a Cristo Jesús y dará toda la gloria a El. El yo será
escondido detrás del Hombre del Calvario. Un verdadero profeta testifica de
Jesucristo (Juan 20:31). Vea el ejemplo de Juan el Bautista en Juan 1:8,9,2629;
Lucas 24:25-27,44-45; Juan 5:39,46.
6. Los verdaderos profetas desenmascararán a Satanás y lo identificarán como el
gran engañador y destructor (Marcos 3:24-26). Ellos quitarán el velo que cubre sus
tretas y métodos engañosos y revelarán su verdadero carácter (II Corintios 11:3,12-
15).
7. Un verdaddero profeta estará seguro de su llamado y reprenderá el pecado sin
temer a las consecuencias. Aún estará dispuesto de morir antes que ser infiel a
Dios. Tomemos por ejemplo a Daniel quue enfrentó el foso de los leones; Natán
que reprendió a David; Elías que reprendió a Acab, Jeremías que censuró
fuertemente a Joacim y Sedequías; Isaías que reprendió a Acaz y a Ezequías; Juan
el Bautista que reprendió a Herodes; el apóstol Juan que reprendió a Domiciano y
como consecuencia fué encarcelado, echado en aceite hirviendo y finalmente
desterrado a la Isla de Patmos.
8. Un verdadeero profeta, a menudo experimenta ciertos fenómenos físicos
mientras está en visión, tales como no respirar, fuerza sobarenatural, estar
completamente inconciente de sus alrededores y de las cosas terrenales, tener los
ojos abiertos, etc. (Vea Daniel 10:5-8,10.17-19; Números 24:4; II Corintios 12:2-4).
9. Un verdadeero profeta será odiado y perseguido por aquellos a quienes les ha
comunicado el mensaje de Dios. El oficio de profeta es uno muy difícil. Un
verdadero profeta no buscará este oficio ni se enorgullecerán de tener este oficio.
Generalmente, un verdadero profeta preferiría no ser profeta. y muchas veces es
una persona excéntrica y extraña. El verdadero profeta no buscará fama,
popularidad o riquezas personales (por ejemplo, Moisés, Jeremías, Jonás, Juan el
Bautista, Eliseo, el apóstol Juan, etc.)
10. Un verdadero profeta no tomará un curso de estudios para llegar a ser profeta.
Ellos son llamados y escogidos por Dios e inspirados por el Espíritu Santo (II Pedro
1:19-21). Muy a menudo ellos tienen muy poca educacción formal, porque de esta
manera ellos permiten que Dios los use en vez de depender en su propia sabiduría.
11. Dios ha escogido muchas mujeres para ocupar este puesto. Algunas de ellas son:
Myriam, Débora, Hulda y las cuatro hijas de Felipe.
12. Un individuo puede ser un profeta y nunca haber escrito un libro de la Biblia.
En otras palabras, un profeta no tiene que contribuís al cánon de las Escrituras
para ser un verdadero profeta (ejemplos, Natán, Elías, Eliseo, Ahijah, Iddo, Juan el
Bautista).
13. Los conceeptos científicos de un profeta deben ser verdaderos a los hechhos.
Ejemplos de la Biblia incluyen los siguintes: a) la tierra es redonda (Isaías 40:22;
Proverbios 8:27); b) la tierra cuelga sobre nada (Job 26:7); c) la ley universal de
gravedad (Job 38:8-11); d) el aire tiene peso (Job 28:25); e) los cielos no se pueden
medir (Jeremías 31:37); f) el ciclo del agua (Eclesiastés 1:7; Job 36:27,28); g) los
ciclos del viento (Eclesiastés 1:6); h) la importancia crucial de la sangre para el
mantenimiento (Levítico 17:11); i) el peligro de comer la grasa de los animales para
la salud (Levítico 3:17).
14. Un verdadero profeta ayudará a la gente a enfrentar las tentaciones y peligros
de la vida en un mundo pecaminoso y rebelde y los preparará para una vida mejor
en el mundo venidero. El verdadero profeta advertirá del juicio que viene (vea por
ejemplo, el papel de Moisés, Juan el Bautista y el Elías final) [Lucas 1:17; Malaquías
4:1-6; Isaías 58:1; 24:20,21].
15. Es algo mmuy serio rechazar el mensaje de un verdadero profeta. Rechazar el
mensaje de un profeta es rechazar a Cristo Jesús, pues el testimonio de Jesucristo
es el Espíritu de Profecía (vea Apocalipsis 12:17; 19:10:22:9). En este contexto sería
bueno que recordáramos la historia de la rebelión de Coré y de los niños que se
burlaron del profeta Eliseo. Es un asunto serio dudar o hacer burla de la autoridad
de un verdadero profeta.
16. Un profetaa verdadero no usará métodos prohibidos para adquirir su
información. Mirar en la bola de cristal, leer la palma, astrología y necromancia son
todos métodos prohibidos por Dios (Deuteronomio 18:9-12; Apocalipsis 21:8;
22:15).
17. Un verdadeero profeta edificará, confortará y exhortará a los fieles (I Corintios
14:3). Donde no hay visión, el pueblo perece (Proverbios 29:18).
18. Verdaderos profetas se levantarán en los momentos cruciales en el flujo del
tiempo y de la historia (ejemplos: Enoc, Noé, Abraham, Moisés, David, Elías,
Daniel, Jeremías, Zacarías,Juan el Bautista, Elena G. De White.

Falsos Profetas (7 Características)

2 Pedro 2:1-3
Pero hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos
doctores, que introducirán encubiertamente herejías de perdición y muchos
seguirán sus disoluciones, por los cuales el camino de la verdad será blasfemado; Y
por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas, sobre los cuales la
condenación ya de largo tiempo no se tarda, y su perdición no se duerme.
Las páginas del Nuevo Testamento contienen un gran número de advertencias en
cuanto a los falsos maestros que sin duda vendrían a tratar de destruir la iglesia de
Cristo. Comenzando con Jesús y continuando con los apóstoles como Pablo, Pedro,
Juan, Santiago y Judas, encontramos fuertes advertencias para que la iglesia este
con sus ojos abiertos y para que sus lideres estén velando en todo tiempo el rebaño
y defenderlo de aquellos lobos rapaces que vendrían a destruir la obra.
Los falsos maestros nunca han faltado. Desde el principio de la historia bíblica se
han hecho presente y han tratado de destruir la labor de la iglesia. Hoy más que
nunca, se cumplen al pie de la letra las palabras de Cristo. Estando en el monte de
los Olivos, Jesús habló a sus discípulos y les dijo:

Mateo 24:11
Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos.
Lo triste de esto no es el hecho de que se levanten los falsos profetas, sino que
muchos sean engañados por ellos. La razón por la que muchos son engañados es
porque para poder detectar el falso profeta o maestro hay que estar firmemente
parado sobre la Palabra de Dios. Se debe tener visión espiritual y el entendimiento
iluminado por el Espíritu Santo. Los falsos maestros han sido y siguen siendo
engañados por otros falsos maestros y el mismo Satanás y de esta misma manera
van en un ciclo de mal en peor, engañando a otros a su paso.

2 Timoteo 3:13
13 Mas los malos hombres y los engañadores, irán de mal en peor, engañando y
siendo engañados
El farsante (maestro, profeta, apóstol, ministro, etc.) nunca viene de manera
reconocible con un titulo en su frente anunciando quien es en realidad. Los falsos
maestros son gente que inspira confianza, que aparentan piedad y que como han
sido engañados, hasta llegan a creer ellos mismos todo lo que dicen.

Mateo 7
14 Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva á la vida, y pocos son
los que la hallan. 15 Y guardaos de los falsos profetas, que vienen á vosotros con
vestidos de ovejas, mas de dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los
conoceréis. ¿Cógense uvas de los espinos, ó higos de los abrojos?
Los falsos maestros entran encubiertamente a la obra disfrazados como apóstoles
de Cristo, de la misma manera que el mismo Satanás, a quién ellos ministran, se
viste como ángel de luz…

2 Corintios 11:13-15
13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, trasfigurándose en
apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura
en ángel de luz. 15 Así que, no es mucho si también sus ministros se transfiguran
como ministros de justicia; cuyo fin será conforme á sus obras.

2 Pedro 2
Estos son suciedades y manchas, los cuales comiendo con vosotros, juntamente se
recrean en sus errores
La falsa doctrina es un cáncer que va comiendo como la gangrena hasta que
destruye la fe del que ha sido atacado. Por esto es necesario reconocer quienes son
estas personas, cuales su falsa doctrina y exponerlos para que sean avergonzados y
todos sepan la verdad.

2 Timoteo 2:17
17 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que
se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó y trastornan la
fe de algunos.
Cuando hablamos de falsos maestros y falsos profetas siempre tendemos a pensar
en aquellos como Jim Jones o David Koresh, o quizás pensamos en Carlos Russell o
José Smith, pero no tenemos que ir muy lejos para ver estos farsantes en acción.
Hoy estos falsos maestros se llaman asimismo evangélicos y hasta se mueven
dentro de nosotros como bien lo dice la Biblia. Estos son los más peligrosos porque
están dentro.