Sie sind auf Seite 1von 3

DESARROLLO NORMAL DEL LENGUAJE

Lic. Marcelo Díaz Molina, Fonoaudiólogo

Para la Fonoaudiología existen varios aspectos de la comunicación humana que


involucran diferentes campos o áreas de trabajo a saber: la voz, el lenguaje y la
audición. En esta oportunidad sólo se abordarán los trastornos del lenguaje, en general.

Definición de Lenguaje

Los textos de uso general pediátrico lo definen como "un sistema de


representaciones simbólicas que se pueden expresar y que nos permite
acceder a información y trasmitir esta información, cuando es necesario".
También, merece una especial mención el distinguir entre aspectos del
lenguaje; es decir, la distinción entre el lenguaje expresivo y lenguaje
comprensivo. El primero de ellos se refiere a la capacidad de recordar las
palabras pertinentes, ordenarlas en oraciones, ordenarlas con la lógica de
nuestro idioma y exponer claramente una idea. El segundo se refiere
básicamente a la capacidad de interpretar los estímulos auditivos, extraer
los significados ya sea al nivel de palabras o de oraciones de lo que
hemos oído.

Niveles del Lenguaje

Otro concepto esencial es el que se refiere a los niveles del lenguaje; esta
postura permite comprender de mejor manera como opera internamente
el lenguaje y como funcionan los diferentes trastornos que éste puede
presentar.

Fonología: Se refiere fundamentalmente al sistema de sonidos usados


por cierto grupo humano. Considera las posibles combinaciones de
sonidos que permite un determinado idioma y las reglas que rigen estas
combinaciones.

Morfo-Sintaxis: Por un lado se refiere a las reglas que gobiernan las


combinaciones de las palabras, sobre todo cuando van una al lado de la
otra (las terminaciones y las raíces de las palabras, por ejemplo).

Semántica: Corresponde básicamente a los significados de las palabras


que conocemos.

Léxico: es el nombre de las palabras que tenemos en nuestro cerebro; es


decir es como un diccionario interno.

Pragmática: corresponde a un nivel más recientemente reconocido. Se


refiere a la intención que subyace a lo que decimos, es decir qué
decimos, en qué momento y para qué lo decimos.

En relación al desarrollo normal del lenguaje conviene recordar dos


aspectos fundamentales: el lenguaje se desarrolla de acuerdo a una
secuencia ordenada y predeterminada biológicamente en el ser humano y
lo que está compuesta por hitos universales de acuerdo a la especie
humana (1a palabra, 1a frase, identificación de partes del cuerpo, etc.)
No es necesario conocer cada uno de estos hitos en detalle, pero
instancias como la Academia Americana de Pediatría recomiendan
fuertemente el uso de Tablas de Desarrollo y Tests para evaluar el nivel
de desarrollo del lenguaje.

Hitos más significativos del Lenguaje Temprano

Hito Edad
Expresión: Mamá o Papá 14 meses
Pide dos cosas 22 meses
Oraciones de dos palabras 24 meses
Inteligible a la mayoría de los
36 meses
extraños
Comprensión: Orientación lateral al sonido 05 meses
Inhibición al NO 10 meses
Obedecer órdenes sin el apoyo de
12 meses
gesto
Identificar al menos una parte del
21 meses
cuerpo
Identificar objetos conocidos 28 meses
Identificar objetos de acuerdo a
34 meses
su función

La fundamentación para plantear tal recomendación es que el lenguaje,


en la actualidad está considerado como uno de los más sensibles
predictores del nivel de desarrollo y como tal, demanda evaluaciones
periódicas y no accidentales para determinar cual es el nivel real de
desarrollo del lenguaje que presenta el niño que nos interesa conocer.
Finalmente, cuando se está frente a un niño en quien se desea determinar
la existencia de un desarrollo normal de las habilidades del lenguaje,
conviene evaluar cada uno de los siguiente puntos, por su influencia en
dicho desarrollo.

• Audición: el lenguaje oral es fundamentalmente auditivo, por lo


cual sin este sentido adecuadamente desarrollado es difícil que el
lenguaje se dé en forma normal.
• Desarrollo Psicoafectivo: resulta esencial contar con un ambiente
que favorezca el desarrollo de las habilidades necesarias y que es
proporcionado por la familia.
• Madurez Neurológica: Se ha ido estableciendo a qué área del
cerebro le compete cada función, siendo cada vez más específica
el rol de cada parte del Sistema Nervioso Central.
• Ambiente Verbal: Si no hay tal ambiente, las correspondientes
vías cerebrales no se desarrollarán, lo que provocará alguna
alteración en el posterior desarrollo.
• Indemnidad de órganos fonoarticulatorios: como efectores del
acto de la palabra, también resulta fundamental su correcto
estado.