Sie sind auf Seite 1von 9

Generadores de una etapa

Básicamente responden al circuito representado en la fig. 17, en el cual el capacitor C1


se carga mediante una fuente de AT continua con polaridad positiva o negativa respecto
a masa, y cuando su tensión alcanza el valor de la tensión disruptiva del explosor de
esferas E, se descarga repentinamente a través de este sobre los resistores R1 y R2 y el
capacitor C2, el cual representa -en primera aproximación- la capacitancia del aparato
que se ensaya, y, cuando su tensión iguala a la de C1, sé descarga simultáneamente con
este sobre R2. Si C1» C2 y R2 » R1, la tensión en C2 crece rápidamente hasta un valor
casi igual al de la que adquirió C1 y luego decrece lentamente; es decir, evoluciona
según una onda completa con T1«T2, como se muestra el siguiente razonamiento
aproximado.

Alcanza de la pequeña disminución que experimenta la tensión de C1 en la primera fase


del proceso, puede admitirse que C2 se carga a tensión constante y, como R2 » R1, que
R2 = ¥ (fig. 18). El frente de la onda queda así gobernado con una ecuación como la (2)
con una constante de tiempo:

t1 = R1 . C1 . C2 (6)
C1 + C2

y, por consiguiente, su duración puede cambiarse modificando el valor de R1, llamado


por eso "resistor de frente".

Por otra parte, como la descarga de C1 y C2 sobre, R2 (segunda fase) se inicia


aproximadamente con la misma tensión que había adquirido C1 apenas unos instantes
después que el proceso, cabe suponer que comienza simultáneamente con este, y que
R1= 0 por ser, mucha menor que R2 (fig. 19). La cola se desarrolla así según una
ecuación como la (4), con constante de tiempo:
t2 = R2. (C1 + C2) (7)

y su duración puede regularse variando R2, que se denomina por ello resistor de cola.

Realmente, el resistor R1 influye también sobre T2 y el R2 sobre T1, pero ambas


influencias son de menor cuantía que las indicadas.

Además, en la práctica el circuito no puede considerarse exento de inductancia como lo


hemos hecho hasta aquí. De allí que, más exactamente, deba esquematizarse según la
fig. 20, en la cual L representa su inductancia propia mas la del aparato que se ensaya.

El efecto de la inductancia se concreta en una mayor rapidez del frente pero, sobre todo,
en la posibilidad que la onda se torne oscilante, si R1 es inferior al valor crítico que
determina la igualdad:

R1 = 2. √ L.(C1+C2) (8)
C1 . C2

Por tanto, debe tratarse que L sea siempre lo menor posible, del orden del μH.

De lo que antecede es evidente que conociendo C1 y C2, pueden establecerse los


valores aproximados de R1 y R2 necesarios para obtener impulsos con frente y cola de
duración determinada. Expondremos pues las relaciones aptas para calcularlos.

Resistor de frente, R1 De (3) y (6) se obtiene que la duración aproximada del frente,
suponiendo L =0 , es:

T1 ≈ 2,75 . R1 (C1 . C2)/ (C1+ C2)

Luego:

R1 ≈ T1 . C1 + C2 ≈ T1 . porque C2« C1
2,75 C1 . C2 2,75 . C2

Sin embargo, en el circuito real (L≠ 0), ente valor resulta generalmente inferior al
crítico, razón por la cual se acostumbra tomar.:
R1 ≈ T1 (9)
2,5 a 2.C2

verificando después experimentalmente que el circuito no oscila. Para onda 1/50 se


tiene pues, expresando T1 en μseg, y C2 en μF

R1 ≈ 0,4 a 0,5
C2

Resistor de cola, R2 De (5) y (7) se obtiene que la duración aproximada de la cola


hasta su semiamplitud, es :

T2 = 0,7. R2 . (C1 + C2)

Luego:

R2 ≈ T2 __ ≈ T2 porque C2 » C1 (10)
0,7(C1+C2) 0,7.C1

Para onda 1/50, expresando T2 y C1 en las unidades recientemente indicadas:

R2 ≈ 50___ = 71,4 (W)


0,7. C1 C1

Es necesario destacar que, como R1 influye también sobre T2 y R2 sobre T1, estas
formulas proporcionan solamente valores orientativos que deben ajustarse después
experimentalmente examinando la onda con el oscilógrafo de rayos catódicos.

La conexión indicada en la fig.20, puede sustituirse por la que muestra la fig. 21, de la
cual, mediante las simplificaciones ya indicadas se deducen las mismas formulas.

Sin embargo esta conexión suministra una onda con menor valor de cresta,
fundamentalmente porque origina una caída mayor en el resistor R1 y la tensión en C2
llega, en consecuencia, hasta un valor más bajo. Puede demostrarse que el rendimiento
de tensión del generador:

η = (tensión máxima de impulso) / (tensión continua de alimentación)

es una función de C1/C2 y, para ondas 1/50, tiende asintóticamente a 0,94 a medida que
aumenta C1/C2 si el resistor de frente se coloca detrás del de cola (fig. 22), mientras
que solo alcanza un máximo de 0,90 para C1/C2 ≈ 20, si se dispone delante del mismo
(fig. 23).

Durante el ensayo, el circuito resulta más complejo ya que es necesario insertar el


espinterómetro de esferas y el sistema divisor de tensión - oscilógrafo, para medir y
registrar el impulso (fig. 24 y 25).
Esta inserción modifica el valor de C2, aun cuando el divisor sea resistivo, e incide
principalmente sobre la duración de la cola, por lo que debe tenerse en cuenta en el
cálculo previo de resistencias y capacitancias.

La calibración del sistema divisor – oscilógrafo se realiza con el espinterómetro de


esferas (ver mas adelante) y, en lo posible, conviene hacerla antes de conectar el aparato
a ensayar, utilizando como capacitancia de carga (C2) la propia del divisor.

La máxima tensión de cresta que se obtiene con un generador de una etapa es de unos
300 kV.

El generador más utilizado se compone de n etapas similares a la descripta que se


cargan en paralelo y se descargan en serie, según la conexión propuesta por Marx. Con
el pueden obtenerse impulsos con crestas de 3600 kV y aun mayores.

La fig. 26 muestra el circuito de este generador, pudiéndose observar que cada una de
las etapas (n-3 en este caso) está constituida por un capacitor C1, en la práctica separado
del siguiente por un aislador de porcelana u otros aislantes, una resistencia de carga Rc
un resistor de frente R1 y otro de cola R2, que se utilizan también durante la carga y un
explosor de esferas E.

La distancia entre esferas de las diversas etapas se regula simultáneamente por lo


general mediante un servomotor que acciona un eje roscado, el cual desplaza los
soportes de las mismas; y el conjunto se alimenta con una fuente de AT continua,
regulable desde el primario del transformador elevador con uno de los medios indicados
oportunamente, a través de un resistor R de algunas decenas de kW.

El funcionamiento de tal disposición es el siguiente:


Fase de carga

Como en ella no interesan los explosores, el circuito puede reducirse al de la fig. 27,
donde se aprecia claramente que los capacitores se cargan en paralelo a través de las
resistencias mencionadas, y adquieren, en consecuencia una tensión final
aproximadamente igual a la de la fuente de continua; es decir, √2 veces la tensión eficaz
secundaria.
Obsérvese que el rectificador ha sido dispuesto en este caso para producir un impulso de
polaridad negativa.

Fase de descarga

Debido a que los resistores de carga Rc son mucho mayores que los de cola R2 (20 o
más veces), el circuito admite la simplificación que muestra la fig. 28, donde se ve que
el arco en los explosores conecta los capacitores en serie, por tanto, en el terminal de
AT se obtiene una tensión n veces mayor que la de una etapa.
Evidentemente, la capacitancia total del generador durante esta fase es igual a la de los
n capacitores en serie, o sea C1/n, y sus resistencias de frente y de cola totales, las que
ofrecen cada uno de esos n resistores en serie, es decir n.R1 y n.R2 respectivamente.

Por eso los valores a asignar a dichas resistencias se calculan como si se tratase del
generador de una sola etapa mostrado en la fig. 29, subdividiéndolas después en n partes
iguales para obtener las necesarias en cada etapa.

Indicaremos, ahora algunas particularidades más sobre el funcionamiento de este


generador y sobre el registro del impulso que produce.

Generalmente la distancia entre las esferas de la primera etapa se hace algo menor que
en las siguientes, a efectos que la descarga se inicie entre ellas y pueda utilizarse como
señal de gatillado de la base de tiempos del oscilógrafo. Por consiguiente, el primer
explosor asume el rol de guía de los demás.

Para que la descarga se produzca en el momento que se estima oportuno, se utilizan los
siguientes recursos.

1) Se carga el generador hasta la tensión prefijada por la cresta del impulso deseado y el
rendimiento de la conexión, manteniendo los explosores a una distancia superior a la
disrruptiva que corresponde a la misma, y después, actuando sobre el servomotor, se
disminuye esa distancia hasta obtener la descarga.

2) Se fija la distancia entre las esferas de la primera etapa en correspondencia con la


determinada por la cresta deseada y el rendimiento del generador, y luego se aumenta
muy lentamente la tensión de carga hasta lograr la descarga.

3) Se procede inicialmente como en 1), provocando después la descarga de la primera


etapa -a la cual siguen inmediatamente las de las otras- con un sistema auxiliar externo.

En cuanto al registro del impulso, la particularidad más importante a mencionar es la


conveniencia de hacerlo llegar a las placas de desviación verticales del oscilógrafo con
cierto retraso respecto a la señal de gatillado de la base de tiempos, para asegurar la
impresión completa del mismo.

El método mas simple y usado a este fin, consiste en provocar el gatillado captando la
perturbación electromagnética que origina la desconexión de la primera etapa con una
pequeña antena colocada cerca de ella y unida a la base de tiempo por una conexión
muy corta, y en transmitir el impulso desde el divisor de tensión hasta las placas
verticales a través de una línea de retardo.

Dicha línea consiste simplemente en un cable coaxil de impedancia característica


conocida y bajas perdidas, pero de notable longitud. En efecto, para el coaxil de 75 W
generalmente usado, la velocidad de propagación de la onda es de ≈ 150 m/μseg., y un
retardo de 1 μseg considerado mas que suficiente, requiere 150 m del mismo.

Este método es blanco de críticas a causa de la atenuación y distorsión del impulso que
ocasionan las pérdidas del cable (la cresta se reduce y la duración del frente se alarga);
sin embargo, para ondas normales 1/50, dichos fenómenos pueden despreciarse. Son en
cambio determinantes para ondas con frentes de duración inferior al μseg. y cortadas,
razón por la cual se emplean para ellas otros método mas elaborados

Para terminar, enumeraremos los parámetros característicos de un generador de


impulsos. ellos son:

• N° de etapas, generalmente par y múltiplo de 4.


• Tensión de carga, normalmente 75 a 200 kV.
• Energía por impulso, igual a 1/2Cequiv.U2 de carga max. y del orden de algunos kJ
hasta algunos centenares de kJ.