You are on page 1of 3

DESCRIPCIÓN

El Inventario obsesivo-compulsivo de Maudsley (MOCI) (Maudsley


Obsessional Compulsive Questionnaire)1 (MOCQ) fue diseñado para investigar
distintos tipos de síntomas en pacientes con rituales. Hodgson en 1977 elaboró
este instrumento con los ítems que mejor discriminaran a los pacientes obsesivos
de los neuróticos, intentando valorar los síntomas más claramente obsesivo-
compulsivos. Con posterioridad, fue sistematizado2 en 1980.

Por otra parte, intenta resolver la ambigüedad “rasgo-síntoma” que se


produce en el cuestionario de Leyton3. Como es conocido, éste se basa en un
sistema de tarjetas, aunque existe una versión de lápiz y papel4. Disponemos de
una adaptación al castellano de Avila (1986), que es la que presentamos5.

Se trata de un cuestionario autoaplicado de 30 ítems con respuesta tipo


verdadero/falso. Se puede obtener información de cuatro áreas distintas:
comprobación, limpieza, enlentecimiento y duda, así como una puntuación global.
Deben atenderse las cuestiones que plantee el entrevistado referentes a las
preguntas del cuestionario, intentando no influir en la tendencia natural de la
respuesta6.

Se obtiene una puntuación total, suma de las obtenidas en todos los ítems.
La mitad puntúan de forma directa (1 – 0) y la otra mitad de forma inversa (0 – 1).

Se puede disponer de puntuaciones de las cuatro subescalas: comprobación


(ítems 6, 8, 14, 15, 20, 22, 26 y 28), limpieza (ítems 1, 4, 5, 9, 13, 17, 19, 21, 24 y
26), enlentecimiento (ítems 2, 4, 8, 16, 23, 25 y 29) y duda (ítems 3, 7, 10, 11, 12,
18 y 30).

INTERPRETACIÓN

No existen puntos de corte para distinguir pacientes obsesivo-compulsivos,


pues éste no es el objetivo del cuestionario1 y los resultados deben interpretarse
como una medida de la intensidad de los comportamientos obsesivo-compulsivos.

Es más sensible a los comportamientos de compulsión y limpieza que a los


de agresión o de recopilación, por lo que algunos tipos de pacientes como los
escrupulosos pueden estar infravalorados. No es muy adecuada para medir
cambios sintomáticos.

No está diseñado para diagnóstico de trastorno obsesivo-compulsivo. Valora


el peso de los distintos rituales en los pacientes obsesivos. Su interés radica en la
ordenación de los síntomas investigados para poder comparar intra e inter-sujetos
con fines investigadores principalmente7,8. Su utilidad clínica es más limitada.
PROPIEDADES PSICOMÉTRICAS

Fiabilidad:
Los índices de Cronbach para las subescalas oscilan entre 0,7 y 0,8. La
fiabilidad test-retest muestra un índice de Kendall (concordancia verdadero/falso y
falso/verdadero) de 0,8.

Validez:
El coeficiente gamma de Goodmaan y Kruskal sobre asociación terapéuta-
cuestionario es de 0,7. La puntuación total tiene una buena correlación con el
cuestionario de obsesiones de Leyton (0,6). Sus valores psicométricos han sido
estudiados por otros autores9,10.

BIBLIOGRAFÍA

Original:

Hodgson RJ, Rachman S. Obsessional-compulsive complaints. Behav Res Ther


1977; 15: 389-95.

Adaptación:

Avila A. Una contribución a la evaluación de las obsesiones y compulsiones:


revisión del inventario de Obsesión de Leyton (LOI) y del Cuestionario Obsesivo-
Compulsivo del Maudsley (MOCQ). Psiquis 1986; 7: 93-9.

Documentación:

Hodgson RJ, Rachman S. Obsessional-compulsive complaints. Behav Res Ther


1977; 15: 389-95.

Bulbena A, Berrios G, Fernández de Larrinoa P. Medición Clínica en Psiquiatría y


Psicología. Masson Ed. Barcelona, 2.000.

Avila A. Una contribución a la evaluación de las obsesiones y compulsiones:


revisión del inventario de Obsesión de Leyton (LOI) y del Cuestionario Obsesivo-
Compulsivo del Maudsley (MOCQ). Psiquis 1986; 7: 93-9.

Sanavio E, Vidotto G. The componets of the Maudsley Obsessional-Compulsive


Questionnaire. Behav Res Ther 1985; 23 (6): 659-62.

Adicional:

1.- Hodgson RJ, Rachman S. Obsessional-compulsive complaints. Behav Res Ther


1977; 15: 389-95.
2.- Hodgson RJ, Rankin, Stockwell. Introversion, obsessional personality and
obsessional-compulsive complaints. En: Rachman SJ, Hodgson RJ. Obsessions
and compulsions. Prentice Hall, New Jersey, 1980.

3.- Cooper JE. Yhe Leyton Obsessional Inventory. Psychological Medicine 1970; 1:
48-64.

4.- Kazarian SS, Evans DR, Lefave K. Modification and factorial analysis of the
Leyton Obsessional Inventory. J Clin Psychol 1977; 33: 422-5.

5.- Avila A. Una contribución a la evaluación de las obsesiones y compulsiones:


revisión del inventario de obsesión de Leyton (LOI) y del cuestionario obsesivo
compulsivo del Maudsley (MOCQ). Psiquis 1986; 7: 93-9.

6.- Bulbena A, Berrios G, Fernández de Larrinoa P. Medición Clínica en Psiquiatría


y Psicología. Masson Ed. Barcelona, 2.000.

7.- Clark DA, Bolton D. An investigation of two self-report measures of


obsessional phenomena in obsessive-compulsive adolescents: research note. J
Child Psychol Psychiatry 1985; 26 (3): 429-37.

8.- Arena JG, Blanchard EB, Andrasik F, Applebaum K. Obsessions and


compulsions in three kinds of headache sufferers: analysis of the Maudsley
Questionnaire. Bahav res Ther 1986 24 (2); 127-32.

9.- Sanavio E, Vidotto G. The componets of the Maudsley Obsessional-Compulsive


Questionnaire. Behav Res Ther 1985; 23 (6): 659-62.

10.- Beech HR, Vaughan M. Evaluación de las conductas obsesivas. En


Fernández Ballesteros R y Carrobles JAI. Evaluación Conductual. Pirámide.
Madrid, 1981.