Sie sind auf Seite 1von 8

Taller de Especialización: Unión Europea

Módulo: LA FORMACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

Master Oficial en Estudios Contemporáneos e Investigación Avanzada - Universidad Jaume I de Castellón


Prof. Walther L. Bernecker. Universität Erlangen-Nürnberg

Laura P. Tomás Bueso


LA FORMACIÓN Y EL DESARROLLO
DE LA POLÍTICA CULTURAL EUROPEA: fundamentos y modos.

1.La gestación de la Política Cultural Europea


2.La base jurídica de la Política Cultural Europea
3.Aplicación de la Política Cultural Europea
4.Últimos pasos de la Unión Europea en materia
____________________________________________________________________

1.La gestación de la Política Cultural Europea

Antecedentes: el Convenio Cultural Europeo (1954)


Enmarcado en la etapa de integración en el proceso de formación de la Unión Europea que
marcaron los años cincuenta del siglo XX; en 1954, se firmó en París el Convenio Cultural
Europeo (número 018 del Consejo de Europa), que España ratificaría en 1957. En él se
consideraba que la finalidad del Consejo de Europa era -o debía ser- la de conseguir una
estrecha unión entre sus miembros –aún más que la vigente- con la intención de salvaguardar
y promover los ideales y principios de su patrimonio común. Manifestaba el deseo de
superar –aunque no derogar- el modo anterior, basado en los tratados bilaterales en la
cuestión cultural, para completar una política de acción común que amparase la cultura
europea y fomentase su desarrollo.
En el Convenio Cultural Europeo de 1954, se procuraba materializar el conocimiento
mutuo y común; pretendiendo impulsar el recíproco estudio de las lenguas y civilización de
los Estados firmantes -por parte de sus respectivos ciudadanos- así como también de su
civilización común. Se reconocía con ello un territorio simbólico supranacional mediante la
afirmación de la existencia de un patrimonio común.
Para promover esta intención, el Convenio de 1954 adelantaba que los estados firmantes
deberían facilitar en la medida de lo posible, la circulación e intercambio de personas, así como de
objetos de valor1, no obstante al final del texto se incluyó un matiz; Grecia entendería que



























































1 Sección del Artículo 4 del Convenio Cultural Europeo (Número 018 del Consejo de Europa) abierto a la Firma en París

el 19 de Diciembre de 1954, ratificado por España el 2 de Agosto de 1957 y publicado en el B.O.E. núm. 204/1957, de 10

de agosto de 1957.


<<en la medida de lo posible>> significa <<habida cuenta de la legislación de cada país y en la


medida que se lo permitan las condiciones internas que le son particulares propias>>2.
Sin embargo, el Convenio Cultural Europeo de 1954 apenas supuso una declaración de
intenciones y un primer paso para iniciar la protección del patrimonio cultural europeo.

La mención en el Preámbulo del Tratado de Roma (1957)


No obstante, y tras diversas vicisitudes políticas, en 1957 se aprobó el Tratado de Roma3. El
cuál no contenía ningún capítulo o artículo específicamente dedicado a la política cultural.
Apenas en el preámbulo se le otorgaba a la cultura la cualidad de <<elemento unificador de
los pueblos y promotor del desarrollo socioeconómico>>.
Desde 1969, los Jefes de Estado y de Gobierno que pertenecían a la Comunidad
coincidieron en la necesidad de formular una línea de acción comunitaria en el ámbito
cultural. La materialización de las acciones no fue muy numerosa pero sí significativa,
especialmente a través de las Resoluciones del Parlamento Europeo. Ese mismo año se
firmó el Convenio Europeo para la Protección del Patrimonio Arqueológico4
Algunas de esas acciones fueron la creación de la “Orquesta de los Jóvenes” -en 1976- o el
exitoso programa de iniciativa y acuerdo intergubernamental “Cuidad Europea de la
Cultura”5 -desde 1985-.

2.La base jurídica de la Política Cultural Europea

La Cultura en el Tratado de Maastricht (1992)


El Tratado de la Unión Europea (TUE) -firmado en Maastricht en febrero de 1992 y que
entró en vigor en noviembre de 1993- marcó una nueva etapa ya que inició la integración
política y estableció una Unión Europea formada por tres pilares: las Comunidades
Europeas, la política exterior y de seguridad común (PESC) y la cooperación policial y
judicial en materia penal (JAI). Además, el Tratado estableció la ciudadanía europea, reforzó
las competencias del Parlamento Europeo y puso en marcha la unión económica y
monetaria (UEM). La CEE se convirtió en la Comunidad Europea (CE).




























































2 Tal vez por el miedo a perder la estabilidad política conseguida de tras la Guerra Civil que Grecia sufrió

aproximadamente en el segundo lustro de la década de los años cuarenta del siglo pasado.
3 Son dos en realidad. Crearon respectivamente; la Comunidad Económica Europea (CEE) y la Comunidad Europea de la

Energía Atómica (CEEA o Euratom)


4 Convenio Europeo para la Protección del Patrimonio Arqueológico (Número 066 del Consejo de Europa) en Londres, 6

de Mayo de 1969. Ratificado por España en 1975.


5 Desde 2005, el nombramiento de la Ciudad Europea de la Cultura fue introducido en el marco comunitario de política

cultural y dejó de ser –por tanto- una decisión intergubernamental.

POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 2



Por lo que se refiere a las políticas comunitarias, el Tratado –también llamado “constitutivo
de la Comunidad Europea” o simplemente “de la Unión Europea”- se amplió con respecto a
los anteriores en seis nuevos ámbitos: redes transeuropeas, política industrial, protección
del consumidor, educación y formación profesional, juventud y –de la que aquí nos
ocupamos- cultura. A este respecto reproducimos el artículo 151 del Tratado a
continuación:

TÍTULOXII. CULTURA
Artículo 151.
1. La Comunidad contribuirá al florecimiento de las culturas de los Estados miembros, dentro del respeto de
su diversidad nacional y regional, poniendo de relieve al mismo tiempo el patrimonio cultural común.
2. La acción de la Comunidad favorecerá la cooperación entre Estados miembros y, si fuere necesario,
apoyará y completará la acción de éstos en los siguientes ámbitos:
La mejora del conocimiento y la difusión de la cultura y la historia de los pueblos europeos;
La conservación y protección del patrimonio cultural de importancia europea;
Los intercambios culturales no comerciales;
La creación artística y literaria, incluido el sector audiovisual.
3. La Comunidad y los Estados miembros fomentarán la cooperación con los terceros países y con las
organizaciones internacionales competentes en el ámbito de la cultura, especialmente con el Consejo de
Europa.
4. La Comunidad tendrá en cuenta los aspectos culturales en su actuación en virtud de otras disposiciones
del presente Tratado, en particular a fin de respetar y fomentar la diversidad de sus culturas.
5. Para contribuir a la consecución de los objetivos del presente artículo, el Consejo adoptará:
Por unanimidad, con arreglo al procedimiento previsto en el artículo 251 y previa consulta al Comité de las
Regiones, medidas de fomento, con exclusión de toda armonización de las disposiciones legales y
reglamentarias de los Estados miembros. El Consejo se pronuncia por unanimidad durante todo el
procedimiento previsto en el artículo 251; por unanimidad, a propuesta de la Comisión, recomendaciones.

Así pues, en su artículo 151, el Tratado de Maastricht establece las bases de lo que será la
política cultural de la Comunidad, los principios que regirán ésta y los fundamentos que
justifican y delimitan tales políticas en tanto que intervencionistas. De este modo, la acción
irá destinada a promover, apoyar y completar las actividades de los Estados miembros,
siempre con respeto a su diversidad nacional y regional y ensalzando al tiempo el
patrimonio cultural común. Por lo que refiere a los principios de la intervención en cultura,
éstos son los de complementariedad y subsidiariedad.
La subsidiariedad es un principio según el cual la Unión, salvo en sus ámbitos de
competencia exclusiva, sólo interviene en la medida en que su acción a nivel nacional,
regional o local. Con este principio se pretende garantizar que las decisiones se tomen lo
más cerca posible de la ciudadanía, comprobándose constantemente que la acción que vaya
POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 3



a emprenderse a escala comunitaria se justifica en relación con las posibilidades que ofrece a
nivel nacional, regional o local. De manera que, en materia cultural se justifican ciertas
acciones por cuestión de su eficacia.
Sin embargo, cualquier iniciativa destinada a la armonización jurídica de los Estados en
materia de normativa versada sobre cultura quedó excluida del ámbito de aplicación del
artículo al que nos referimos; lo cuál puede interpretarse como un gesto de protección
hacia la diversidad y la soberanía de los Estados miembros.
Por otro lado, el llamamiento a la cooperación cultural que incluye el Tratado tiene dos
dimensiones; interior (entre los Estados miembros) y exterior (con países no comunitarios).

La cultura en el Tratado de Lisboa (2007)


El tratado -vigente en la actualidad- es también conocido como Tratado de Funcionamiento
de la Unión Europea. Su artículo 167 sustituye al artículo 151 del Tratado de Maastricht,
prácticamente lo reproduce al pie de la letra, si bien actualiza la instituciones y pone al día el
punto 5, correspondiente al sistema de toma de decisiones. Por lo demás, mantiene intactas
las cuestiones fundamentales de la política cultural europea que ya hemos descrito y supone
la constatación y consolidación del modelo.

3.Aplicación de la Política Cultural Europea


La era de desarrollo de los programas culturales
Fruto de esa institucionalización de la política cultural nacieron los primeros programas
consolidados más allá de las anteriores actuaciones puntuales.

El Programa Kaleidoscope (1996-1999) estaba destinado a promocionar la creación artística


y a promover y difundir la cultura de los pueblos europeos, especialmente del arte mediante
el desarrollo del intercambio y la cooperación.

El Programa Ariane (1997-1999) perseguía la extensión de la cooperación entre los Estados


miembros en lo que refiere a libro y lectura, promover el conocimiento de las obras
literarias y de la historia de los pueblos europeos a través de la traducción de obras y
mejorar la formación para aumentar la calidad y cantidad de profesionales del sector. Se
creó, así mismo, sendos premios europeos Aristerion; el de literatura y el de traducción.

El Programa Raphael (1997-2000) fomentó la cooperación entre Estados miembros en


Patrimonio Cultural de dimensión europea.

Ya en 1998 se comenzó a plantear y preparar un sistema de promoción política cultural más


orgánico, de estas consideraciones surgió el programa marco.
POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 4



El Programa Marco Comunitario Europeo a favor de la cultura (2000-2004) cuyo cometido


fue el de simplificar la acción comunitaria mediante el uso de un único instrumento de
financiación y gestión de la cooperación cultural; ésto es crear una fórmula más avanzada
institucionalmente que aglutinó los procedimientos necesarios para llevar a cabo las políticas
culturales europeas de manera más eficaz. Sus objetivos fueron los de promover el diálogo y
el conocimiento mutuo de la cultura europea, promover las buenas prácticas en relación
con el patrimonio cultural europeo, la creatividad y la divulgación transnacional de la cultura,
la movilidad de los artistas, las nuevas formas de expresión cultural y el diálogo intercultural
de Europa interior y exteriormente.

El Programa Cultura 2000, (2000-2006) basado en el artículo 151 del Tratado constitutivo
de la Unión Europea6, con el que se materializó la integración de una política común en
materia -con una única fuente de financiación- y con la intención de enfatizar aún más la
identidad de la ciudadanía europea mediante el ensalzamiento del patrimonio cultural común
a los europeos y la cooperación, siempre con respeto a la diversidad y las peculiaridades de
los pueblos de Europa.

El Programa Cultura 2007-2013, igualmente basado en el artículo 151, es el programa hoy


vigente. Pone el énfasis en la necesidad de promover el mutuo conocimiento cruzado de las
particularidades culturales y lingüísticas de los pueblos europeos para su preservación así
como la promoción de la participación de éstos para la consecución verdadera de la
integración7 de la Unión Europea, sin olvidar el territorio simbólico común. Así pues,
podemos afirmar que el Programa Cultura 2007-2013 supone un cambio en el eje
centrándose en la ciudadanía8 más que en la abstracción de institucionalizar el patrimonio
cultural común, aún sin denostar en absoluto a éste, puesto que -pese a ello- el objeto final
persiste y no difiere substancialmente en este nuevo programa. Así, se promueve el
conocimiento y el respeto. Se incide –igualmente- en la importancia económica del sector
cultural tanto de forma directa –como generador de puestos de trabajo, por ejemplo- como
indirecta como factor de desarrollo social a más largo plazo.




























































6 de Maastricht.
7 Podríamos decir cuasi de conciencia.
8 No en vano, esta tendencia quedó consolidada primero con la Decisión del Consejo de 26 de enero de 2004 por la que

se establecía un programa de acción comunitario para la promoción de la ciudadanía europea activa (participación

ciudadana) y después con la aprobación en el 12 de Diciembre de 2006 por parte del Parlamento Europeo y del Consejo

del programa <<Europa con los ciudadanos>> para el período 2007-2013 a fin de promover la ciudadanía europea activa.

POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 5



El programa actual introduce además una plasticidad más práctica y concreta que sus
predecesores, pese a que aquellos se materializaron igualmente en acciones específicas. En
ése sentido, introduce e implica a los tres niveles de acción; regional, nacional y europea; lo
cuál es síntoma de la progresiva madurez de la política cultural europea, por un lado y de la
aplicación de los principios de complementariedad y subsidiariedad por otro, especialmente
de éste último. Además, estos avances han tendido a armonizar la política cultural europea
con las tendencias globales al respecto como los promovidos por la UNESCO o los
recogidos en la Agenda 21 de la Cultura.

La Protección de los Bienes Culturales


Con la apertura de las fronteras por la consolidación del mercado común interior, aquel
remoto artículo 4 del Convenio Cultural Europeo de 1954 en el que se instaba a los Estados
firmantes a facilitar en la medida de lo posible, la circulación e intercambio de personas, así como
de objetos de valor9 quedaba verdaderamente lejano. Con la eliminación de los controles
fronterizos entre los Estados miembros, resultó necesario establecer unas normas
especiales de protección de los bienes culturales. En 199210 se aprobó el primer Reglamento
del Consejo sobre exportación de bienes culturales que estableció la necesaria presentación
de una licencia de exportación válida para todo el territorio comunitario.
El actual Reglamento11 -sobre exportación de bienes culturales12- incluye además la
regulación del intercambio con terceros países para garantizar la protección de los bienes
culturales y delimita cuáles serán considerados cómo tales y en qué graduación les son
aplicables un nivel u otro de control.

La Agencia Ejecutiva en el ámbito Educativo, Audiovisual y Cultural, encargada de la gestión


de la acción comunitaria en tales materias, depende de la Comisión y fue creada por ésta en
200513. La Agencia ha sido modificada varias veces. La última en abril de 2009. Es la que la
rige hoy14 y tiene una duración prevista hasta 2015.




























































9 Recuérdese la primera parte de este trabajo.


10 Repetidamente modificado.
11 Reglamento (CE) Número 116/2009 del Consejo de 18 de diciembre de 2008 relativo a exportación de bienes

culturales, en este caso se hace referencia al artículo 133, no perteneciente al Título XII sobre Cultura del Tratado de

Maastritcht.
12 Existen otras normativas y documentos destinados a establecer mecanismos que garanticen la restitución de los tesoros

nacionales en los casos en que estos bienes culturales hubiesen salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro.
13 Mediante la Decisión (CE) 2005/56/CE de la Comisión.
14 Mediante la Decisión (CE) 2009/336/CE de la Comisión.

POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 6



Su intención es la de mejorar la calidad de la enseñanza superior y la promoción del


intercambio cultural mediante la cooperación con terceros países. Para conseguirlo
estableció y gestiona programas tales como, por citar algunos de ellos; el Erasmus Mundus15,
el de acción comunitaria Leonardo da Vinci para la formación profesional, el Sócrates,
Tempus, los programas MEDIA16 o el de <<Europa con los ciudadanos>> entre otros17,
muchos de ellos prorrogados una o más veces.

Copyright
Íntimamente ligado a la Cultura, el creador de bienes culturales tangibles o intangibles, el
autor y/o artista se ve infundado de los derechos de propiedad intelectual –o derechos de
autor-. La creación del mercado común europeo y el rápido desarrollo de las tecnologías -
en general- y de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) -en particular-
pusieron tempranamente18 de manifiesto la necesidad de protección jurídica de cualidad
europea para los derechos de propiedad intelectual.
No obstante a lo anteriormente expuesto, la extensión y especificación de la normativa, así
como el sucesivo y meteórico surgimiento continuo de nuevas disposiciones europeas en
esta materia nos obliga a hacer un ejercicio de rápido escrutinio sobre los principios que
han regido la política cultural europea aplicada a estas materias19. Así pues, podemos afirmar
que la protección de los derechos del autor y/o artista ha sido una constante; por la
tortuosa20 legislación sobre la participación en beneficios del artista en relación a su obra y
permanece aún hoy en el centro del debate. Las polémicas políticas de la Sociedad General
de Autores y Editores (SGAE, en España), las medidas adoptadas en Francia contra la
descarga ilegal de contenidos, las campañas de asociaciones de internautas como la
'Copyright for Creativity'21 –por poner algunos ejemplos- están hoy en el punto de mira
social, mientras las políticas culturales mantienen modelos anquilosados en las antiguas
fórmulas de la industria cultural. La Unión Europea todavía no ha perfilado fehacientemente
y con claridad el futuro en este sentido.




























































15 Erasmus Mundus (2005-2008) y Erasmus Mundus II (2009-2013) para la cooperación con terceros países.
16 http://www.ciudaddelaluz.com/es/incentivos/Paginas/europa.aspx
17 Así mismo se encarga de la gestión de los Programas Cultura, por ejemplo
18 La primera Directiva es de 1991.
19 Un estudio coherente y más exhaustivo merecería otro trabajo de igual –cuando no mayor- extensión al presente y ello

escapa del motivo del mismo.


20 Al menos hasta el año 2000.
21 https://www.copyright4creativity.eu/

POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 7



4.Últimos pasos de la Unión Europea en materia


Patrimonio cultural y cambio mundial: un nuevo desafío para Europa

En abril de este año 2010, la Comisión emitió una Recomendación22 para los Estados
miembros para que aúnen sus esfuerzos en investigación para la protección del Patrimonio
cultural ante los cambios que se han producido, están ocurriendo y se prevé sucedan por el
efecto combinado del cambio climático, otros cambios medioambientales, la intervención
humana y los riesgos de seguridad sobre dicho patrimonio cultural europeo23.
De modo que la Comisión se propone como agente facilitador en ese cometido e invita a
los Estados miembros a liderar y articular un programa conjunto de investigación en tal
materia lo cual contribuiría notablemente a la construcción de un Espacio Europeo de Investigación
plenamente operativo sobre la conservación del patrimonio cultural, a la vez que reforzaría el
liderazgo y la competitividad en este campo.20 Igualmente insta a la cooperación y coordinación
en el ámbito de la investigación a escala de la Unión para contribuir a la preservación, la
garantía de la seguridad y la explotación sostenible del patrimonio.

Bibliografía y recursos web

Consejo de Europa. «Convenio Cultural Europeo (Número 018 del Consejo de Europa)
abierto a la firma en París el 19 de Diciembre de 1954.» Madrid: B.O.E. (Bolentín Oficial del
Estao), 1954.
Instituciones Europeas. Síntesis de la Legislación de La Unión Europea. 2010. www.europa.eu.
Parlamento Europeo. www.europarol.europa.eu (último acceso: 2010).

Para programas y legislación europea vigente sobre cultura, véase también (en español)
http://eur-lex.europa.eu/es/legis/latest/chap1640.htm
http//europa.eu/legislation_summaries/culture/index_es.htm




























































22 Recomendación de la Comisión 2010/238/UE, sobre la iniciativa de programación conjunta de investigación

<<Patrimonio cultural y cambio mundial: un nuevo desafío para Europa>>.


23 En ese sentido, la Recomendación remite a la definición de <<patrimonio cultural material e inmaterial>> que promulgó

la UNESCO en sus convenciones de París de 1972 y 2003.


20 Transcripción del original.

POLÍTICA CULTURAL EUROPEA - LAURA P. TOMÁS BUESO – U. JAUME I - 2010
 8