Sie sind auf Seite 1von 72

INTRODUCCION

La reforestación es una operación en el ámbito de la silvicultura destinada a


repoblar zonas que en el pasado estaban cubiertas de bosques que han sido
eliminados por diversos motivos como pueden ser:

• Explotación de la madera para fines industriales y/o para consumo como


plantas.
• Ampliación de la frontera agrícola o ganadera.
• Ampliación de áreas rurales.
• Incendios forestales (intencionales, accidentales o naturales).

Por extensión se llama también reforestación a la plantación más o menos masiva


de árboles, en áreas donde estos no existieron, por lo menos en tiempos
históricos. Conjunto de técnicas que se necesitan aplicar para crear una masa
forestal, formada por especies leñosas.

1
OBJETIVOS DE LA REFORESTACIÓN

La reforestación puede estar orientada a:

• Mejorar el desempeño de la cuenca hidrográfica.


• Producción de madera para fines industriales.
• Crear áreas de protección para el ganado, en sistemas de producción
extensiva.
• Crear barreras contra el viento para protección de cultivos.
• Frenar el avance de las dunas de arena.
• Proveer madera para uso como combustible doméstico.
• Crear áreas recreativas.

Para la reforestación pueden utilizarse especies autóctonas (que es lo


recomendable) o especies importadas, generalmente de crecimiento rápido.

Las plantaciones y la reforestación de las tierras deterioradas y los proyectos


sociales de siembra de árboles producen resultados positivos, por los bienes que
se producen y por los servicios ambientales que prestan.

Si bien se puede decir que la reforestación en principio es una actividad benéfica,


desde el punto de vista del medio ambiente, existe la posibilidad que también
produzca impactos ambientales negativos.

Como derivados de la actividad de reforestación se pueden desarrollar actividades


relacionadas con:

• Producción de plantas (viveros).


• Producción de madera, pulpa de celulosa, postes, fruta, fibras y
combustibles.

AMENAZAS
2
• Contaminación
• Demanda hídrica
• Desertificación
• Desertización
• Erosión
• Explotación agropecuaria
• Incendio
• Introducción de especies inadecuadas o alóctonas
• Obra pública y Urbanismo (desmontes)
• Pérdida paisajística
• Plagas de insectos desfoliadores o perforadores

Factores ecogeográficos

• Biogeográficos
o Climatología
o Geología y edafología
• Disposición de los pisos bioclimáticos

Especies repobladoras

Matorral

Cistus ssp. (jaras), Quercus coccifera (coscojas), Rosmarinus ssp. (romeros),


Thymus ssp. (tomillos), o piornos.

Bosque degradado

Olea europaea (acebuches), Retama ssp. (Retamas), Pistacia ssp. (lentiscos,


terebintos), Lycium intrincatum, Ziziphus ssp., Maytenus ssp. (artos, cambroneras,

3
azufaifos), Ceratonia siliqua (algarrobos), Tetraclinis articulata (araares), Juniperus
ssp. (Sabinas, enebros).

Bosque de ribera

Populus nigra, Populus alba (álamos), Fraxinus ssp. (fresnos), Ulmus ssp. (olmos),
Alnus glutinosa (alisos), Tamarix ssp. (tarays), Nerium oleander (adelfas), Salix
ssp. (sáuces).

De interés económico

Pinus ssp. (pinos), Eucalyptus ssp. (eucaliptos), cupresáceas.

IMPACTOS AMBIENTALES

Las reforestaciones y sus componentes que contemplan la siembra de árboles


para producción o para proteger el medio ambiente tienen impactos ambientales
positivos y también negativos.

Los productos forestales de la reforestación incluyen: madera, pulpa de celulosa,


postes, fruta, fibras y combustibles, las arboledas comunitarias y los árboles que
siembran agricultores alrededor de sus viviendas o terrenos. Las actividades
orientadas hacia la protección incluyen los árboles sembrados a fin de estabilizar
las pendientes y fijar las dunas de arena, las fajas protectoras, los sistemas de
agro forestación, las cercas vivas y los árboles de sombra.

Impactos positivos

Las plantaciones y la reforestación de las tierras deterioradas y los proyectos


sociales de siembra de árboles producen resultados positivos por los bienes que
se producen y por los servicios ambientales que prestan.

4
Reducción del uso de bosques naturales como fuente de combustible

Las plantaciones ofrecen la mejor alternativa a la explotación de los bosques


naturales para satisfacer la demanda de madera y otros productos combustibles.
Las plantaciones que se realizan para la producción de madera, generalmente
emplean las especies de crecimiento más rápido y el acceso y la explotación son
más fáciles que en el caso de los bosques naturales pues dan productos más
uniformes y comercializables. Asimismo, las plantaciones comunitarias para la
producción de leña y forraje, cerca de los poblados, facilitan el acceso de los
usuarios a estos bienes y, a la vez, ayudan a aliviar la presión sobre la vegetación
local, que puede ser la causa del corte y pastoreo excesivo. El pastoreo se
establece, generalmente, en los terrenos marginales o inapropiados para la
agricultura (p.ejem. los terrenos forestales existentes o las zonas deterioradas); las
plantaciones originan un uso beneficioso y productivo de la tierra que no compite
con los usos más productivos.

Incremento de los servicios ambientales

La reforestación aporta una serie de beneficios y servicios ambientales. Al


restablecer o incrementar la cobertura arbórea, se aumenta la fertilidad del suelo y
se mejora su retención de humedad, estructura y contenido de nutrientes
(reduciendo la lixiviación, proporcionando abono verde y agregando nitrógeno, en
el caso de que las especies utilizadas sean de este tipo). Si la falta de leña obliga
a que el estiércol se utilice como combustible, en vez de abono para los campos
agrícolas, la producción de leña ayudará, indirectamente, a mantener la fertilidad
del suelo. La siembra de árboles estabiliza los suelos, reduciendo la erosión
hidráulica y eólica de las laderas, los campos agrícolas cercanos y los suelos no
consolidados, como las dunas de arena.

La cobertura arbórea también ayuda a reducir el flujo rápido de las aguas lluvias,
regulando, de esta manera, el caudal de los ríos, mejorando la calidad del agua y
reduciendo la entrada de sedimento a las aguas superficiales. Debajo de los

5
árboles, las temperaturas más frescas y los ciclos húmedos y secos moderados
constituyen un microclima favorable para los microorganismos y la fauna; ayuda a
prevenir la laterización del suelo. Las plantaciones tienen un efecto moderador
sobre los vientos y ayudan a asentar el polvo y otras partículas del aire.

Al incorporar los árboles a los sistemas agrícolas, pueden mejorarse las cosechas,
gracias a sus efectos positivos para la tierra y el clima. Finalmente, la cobertura
vegetal que se establece mediante el desarrollo de las plantaciones en gran
escala y la siembra de árboles, constituye un medio para la absorción de carbono,
una respuesta a corto plazo al calentamiento mundial causado por la acumulación
de dióxido de carbono en la atmósfera.

La incorporacion de árboles, como parte de un programa forestal social, puede


tener diferentes formas, incluyendo las arboledas comunitarias, las plantaciones
en el terreno gubernamental o en las vías de pasaje autorizado, alrededor de los
terrenos agrícolas, junto a los ríos y al lado de las casas. Este tipo de plantación
causa pocos impactos ambientales negativos. Los árboles dan productos útiles y
beneficios ambientales y estéticos. Los problemas comunes que surgen de estas
actividades son de naturaleza social.

Los árboles sembrados para protección, por ejemplo, como fajas protectoras o
guardabrisas o para estabilizar las laderas, controlar la erosión, facilitar el manejo
de cuencas hidrográficas, proteger las orillas de los ríos o fijar las dunas de arena,
son beneficiosas por naturaleza y proveen protección y servicios ambientales. Si
surgen problemas, muy probablemente, serán sociales (cuestiones de tenencia de
las tierras y los recursos).

Sensibilización ambiental

Impulsa la acción ciudadana en defensa del medio ambiente, participando en


acciones forestales, sensibilizando a la población, incentivando la participación
social y promueve la educación ambiental. Las reforestaciones participativas son

6
plantaciones organizadas por asociaciones de voluntariado ambiental, centros
educativos, ayuntamientos, etc. con el objetivo de mejorar, restaurar y conservar
espacios naturales degradados.

Impactos negativos

Las grandes plantaciones comerciales tienen el potencial para causar efectos


ambientales negativos de mucho alcance y magnitud. Los peores impactos se
sienten donde se han cortado los bosques naturales para establecer plantaciones.

Impactos de caracter temporal

Con la excepción de los proyectos que emplean siembras de enriquecimiento o


plantación debajo de los otros árboles, el terreno destinado a este propósito se
prepara, generalmente, limpiando la vegetación competitiva.

Los impactos negativos de la preparación del sitio incluyen, no sólo la pérdida de


la vegetación existente y los valores ambientales, económicos y sociales que ésta
pueda tener, sino también los problemas ambientales relacionados con el
desbroce de la tierra: la mayor erosión, la interrupción del ciclo hidrológico, la
compactación del suelo, la pérdida de nutrientes y la disminución consiguiente en
la fertilidad del suelo. Aunque perjudiciales, muchos de estos efectos pueden ser
de corta duración; el sitio comienza a recuperarse una vez que se lo replante y la
vegetación se restablezca.

Impactos inherentes a la agricultura

Las plantaciones son bosques artificiales: los árboles se manejan, esencialmente,


como cultivos agrícolas de ciclo largo. Como tales, muchos de los impactos
agrícolas negativos que son inherentes en la agricultura, ocurren también en la
plantación forestal. La magnitud del impacto depende, en gran parte, de las
condiciones existentes en el sitio antes de plantarlo, las técnicas de preparación,

7
las especies sembradas, los tratamientos que se dan durante la rotación, la
duración de la misma y los métodos de explotación.

Impactos sobre ciclo hidrológico de la cuenca

Las actividades de reforestación y forestación en las regiones más áridas,


especialmente, pueden agotar la humedad de la tierra, bajar el nivel del agua
freática y afectar el flujo básico hacia los ríos.

Impactos sobre la estructura del suelo

Como cualquier otro cultivo agrícola, las plantaciones de árboles de crecimiento


rápido y ciclo corto pueden agotar los alimentos del suelo y reducir la fertilidad del
sitio, al eliminar, repetidamente, la biomasa y trastornar el suelo. Este es el caso,
también para las rotaciones de ciclo largo, pero los efectos son menos notorios: la
compactación de la tierra y los daños que ocurren durante el desbroce del sitio
(remoción de la vegetación por medios físicos o quemado), la preparación
mecánica y la cosecha. Puede ocurrir erosión en las plantaciones si la cobertura
es incompleta o falta monte bajo. La acumulación de hojarasca debajo de las
plantaciones aumenta el riesgo de incendio y reduce la infiltración de las agua de
lluvia y si predominan una o dos especies en la hojarasca, se puede cambiar las
características químicas y bioquímicas del suelo. Las hojas muertas de las
plantaciones coníferas (pinos) pueden acidificar el suelo.

Conflicto de intereses con otros usuarios del agua para riego

Algunas especies producen toxinas que inhiben la germinación de las semillas de


las otras especies. Las plantaciones con riego pueden causar conflicto con los
demás usuarios del agua y causar otros impactos ambientales y sociales que son
comunes en los proyectos de riego.
Véase también:

• Impacto ambiental potencial de proyectos de riego y drenaje

8
El agua de retorno de las plantaciones con riego, ubicadas en las zonas
semiáridas, puede ser salina, haciendo que sea menos útil para otros usos y
bajando la calidad de las aguas superficiales, pueden contaminar el agua
superficial y freática y representar un peligro directo para la salud de todas las
personas que las utilicen.

Impactos indirectos

Los impactos indirectos de las grandes plantaciones comerciales incluyen los


resultados de la construcción de los caminos para transportar la madera y de las
industrias que la procesan.
Véase también:

• Impacto ambiental potencial de caminos rurales

TEMAS ESPECIALES

Uso de Especies Exóticas

Las plantaciones y los proyectos de conservación se establecen, a menudo,


usando especies exóticas, en vez de las nativas. Esto se hace porque:

• crecen más rápidamente que las nativas o tienen características más


deseables en cuanto a su uso final;

9
• las semillas de las especies exóticas están disponibles, fácilmente, a través
de los proveedores comerciales; o,
• sus características de crecimiento y uso final son más conocidas que los de
las nativas.

Al emplear las especies exóticas por primera vez, siempre existe un riesgo. Si bien
han sido muy exitosas en muchos lugares, en otros han causado problemas o
esperanzas irreales. Al introducir nuevas plantas a un ambiente nuevo, no siempre
prosperan tanto como se desearía. Esto puede ser el resultado de las condiciones
inadecuadas en el sitio, que estén en el límite de la tolerancia ambiental de la
especie (lluvia, temperatura); o del ataque (a veces devastador) de las plagas o
enfermedades contra las cuales la planta tenga poca o ninguna resistencia o la
falta de preparación del sitio o deficiencia en la siembra o el mantenimiento.

Las especies nativas, a menudo, crecen más lentamente que las exóticas, pero,
ordinariamente, son más viables a largo plazo; han sido seleccionadas y refinadas,
genéticamente, durante siglos, y se han adaptado a las condiciones locales, por
eso, están mejor preparadas para sobrevivir los extremos climáticos y brotes de
plagas y enfermedad locales. Ha habido casos en que se ha limpiado la
vegetación nativa “de crecimiento lento”, a un costo económico y social
considerable, para reemplazarla con plantaciones de especies exóticas “de
crecimiento rápido”, pero, al final, su productividad fue inferior a la de la vegetación
desbrozada, o no se pudo justificar, en base a los costos. Además, ha habido
otros casos en que el comportamiento impredecible de la especie en el ambiente
nuevo ha causado el resultado contrario: la sobreproducción. Las especies
exóticas pueden convertirse en malezas, difundiéndose en todas partes, desde el
sitio de la población, ocupando áreas donde no son deseadas y volviéndose casi
imposibles de erradicar.

Se debe probar, en forma amplia, la especie exótica (de varias fuentes), antes de
utilizarla con profusión en un área nueva. Especialmente, en el caso de las
plantaciones de protección, donde sea fundamental establecer y mantener,
10
rápidamente, la cobertura forestal, se debe intercalar entre las especies exóticas
de crecimiento rápido, las especies nativas; estas, aunque más lentas, serán más
confiables, a la larga. Hace falta mucho más investigación acerca de las
características ambientales y usos finales de muchas de las especies tropicales
poco conocidas. Se puede obtener información de la gente del lugar, porque
conoce la vegetación nativa.

Un problema adicional es que la especie exótica, posiblemente, no será aceptada,


localmente, para el uso final para el cual fue centrada (p.ej. postes, leña). Una
especie que se utiliza, ampliamente, en un lugar para leña, por ejemplo, quizás no
será apropiada para otro sitio donde se emplean diferentes alimentos y métodos
de cocción. La percepción de la gente, en cuanto a las cualidades de la madera y
de los otros productos forestales, puede tener una base cultural y estar firmemente
arraigada. Puede ser muy difícil superar los perjuicios, de cualquier índole, contra
una variedad. Antes de introducir una especie en un área, se deberá probar su
aceptación local.

Temas socioeconómicos

Los beneficios socioeconómicos de las grandes plantaciones comerciales incluyen


la generación de empleo, más que el manejo de los bosques naturales, pero
menos que la agricultura, y, a menudo, ocurren mejoras en la infraestructura y
servicios sociales locales. Al igual que las operaciones de explotación forestal de
los bosques naturales, tienen aspectos negativos, particularmente, en las áreas
remotas. Son los problemas relacionados con la fuerza laboral importada
(sobrecargando la infraestructura y servicios sociales locales, causando tensiones
sociales y, a veces, raciales, aumentando los problemas de salud, etc); la mayor
11
monetarización de la economía; y, si las plantaciones impulsan la construcción de
caminos, se producirán problemas relacionados con la afluencia no planificada de
gente y los cambios sociales por el mayor contacto con el mundo exterior.

Las actividades locales de reforestación, tales como las arboledas comunitarias y


la siembra de árboles alrededor de las residencias, pueden tener muchos
beneficios directos para los individuos y las comunidades. Los proyectos de leña
pueden reducir la cantidad de tiempo y el esfuerzo requerido a fin de recolectarla
para la cocina, liberando ese tiempo para otras actividades. La producción de
forraje puede mejorar el acceso y la disponibilidad de los alimentos para los
animales, algo que adquiere mayor importancia durante las temporadas secas. Se
pueden obtener ingresos importantes de las ventas de madera, frutas, nueces,
fibras u otros productos de los árboles. Se debe cortar los árboles cuando las
condiciones del mercado son favorables, o cuando la madera o el dinero sean más
necesarios. Las arboledas comunitarias pueden dar empleo, a corto plazo, a la
gente sin tierras y más pobre de la comunidad, principalmente, durante las etapas
del establecimiento y explotación de la plantación. Las necesidades de mano de
obra y capital, relativamente bajas, después de la siembra y antes de la
explotación de los árboles son ventajas para los agricultores, cuando los siembran
en sus propios terrenos. Como los árboles pueden ser cultivados en terrenos
marginales que son inadecuados para agricultura, o en áreas pequeñas de
terrenos no utilizados, no compiten con los trabajos más rentables.

Las siembras grandes, sean éstas las plantaciones privadas para la producción
comercial de madera o las comunitarias para la producción de leña u otros
productos, o las grandes plantaciones de protección (p.ej. para manejar las
cuencas hidrográficas o estabilizar dunas de arena) pueden originar problemas por
la tenencia de la tierra y los derechos de utilización de la tierra y sus recursos. Los
programas para sembrar en los terrenos comunales, a menudo, pasan por alto, o
desconocen los derechos tradicionales, en cuanto al uso de la tierra o al pasaje
autorizado. Aún las siembras de protección efectuadas en los terrenos

12
deteriorados pueden causar conflictos sociales. Aunque el terreno esté degradado,
los nativos (que tal vez estén causando este problema), lo pueden estar utilizando
para recoger leña o producir forraje, para pastar el ganado, o como un camino
para ellos mismos y para su ganado. El sembrar árboles en esta área y limitar el
acceso de la gente, aunque en teoría, sea beneficioso para la comunidad, causará
descontento local, si no se busca, como compensación, una alternativa adecuada.

Un error común que se comete en los proyectos de plantación y reforestación es el


de ignorar la diversidad de los alimentos silvestres (champiñones, raíces y
tubérculos, verduras frutas y miel, nueces, condimentos, aceites comestibles, etc)
que se encuentran en los bosques, pastos o matorrales incultos, junto a los
caminos o cerca de los cultivos, los mismos que las mujeres, singularmente,
recolectan y venden. Especialmente, en las áreas áridas y semiáridas, estos
alimentos pueden ser claves para la nutrición del hogar, o como fuentes de
ingresos durante los períodos de sequía. Los alimentos silvestres tienden a perder
su prestigio, cuando las economías se vuelven más monetizadas y urbanizadas, o
la gente obtiene más educación formal. En general, se pasa por alto esta
oportunidad para aumentar la producción y utilización de estos productos, y se
ignora su impacto positivo en la seguridad alimenticia, aún en los proyectos de
plantación de árboles, que aparentan objetivos de alivio de la pobreza y la
productividad. La evaluación ambiental debe recolectar información sobre la
disponibilidad de estos alimentos durante el año, en el área del proyecto, y su uso
por los grupos étnicos y económicos, y llamar la atención a los planificadores en
cuanto a estos datos.

Se olvidan, no sólo los usos actuales de los recursos, sino también, su potencial
futuro para genera una selección más amplia de productos. Un error común de los
proyectos de plantación que tratan de aliviar la presión sobre las reservas
forestales, es el de enfocar la producción en una selección muy limitada de
productos a fin de satisfacer las necesidades locales, pero el resultado es que la
gente continúa explotando los bosques. Rara vez, los proyectos de gran escala,

13
tratan de producir materias primas para las empresas locales que generan
ingresos, porque se considera que la coordinación de las necesidades dispersas
requiere demasiado desarrollo institucional y, por lo tanto, la rentabilidad
económica será mínima.

Con frecuencia, la propiedad de los árboles y la del terreno donde crece, causa
problema. En muchos países, todos los árboles, plantados o silvestres,
pertenecen, oficialmente, al Estado, lo cual desalienta la reforestación. Además, al
sembrar en un terreno que se suponía era comunitario, cuando, en realidad,
ciertas personas tienen derechos sobre el mismo, los productos destinados al
beneficio de los miembros de la comunidad, serán reclamados por un número
reducido de gente, a menudo, la menos necesitada.

Surgen algunos problemas socioeconómicos en los proyectos de “forestación


social”, debido a la relativa novedad de esta clase de actividad. A menudo, ni el
personal forestal gubernamental, ni la gente local, tienen las habilidades
necesarias. Las actividades de la forestación social deberán conseguir que la
gente rural participe en las actividades organizadas para producir y manejar sus
árboles o bosques, para su propio beneficio. No se puede dar por hecho su
participación; deben entender claramente los costos y beneficios de su aporte y no
deben haber trabas para la obtención de beneficio. Se requiere una
transformación radical de comportamiento para poder cambiar la recolección
tradicional de la leña y otros productos naturales, con el cultivo de los mismos
bosques.

El personal forestal, generalmente, ha sido capacitado para manejar bosques


naturales, y tienen la responsabilidad de proteger los bosques comunales; pero, a
menudo, no consiguen la confianza de la gente rural, ni poseen las destrezas de
comunicación y análisis de sistemas sociales, que requieren para el trabajo de
forestación social. Como resultado, surgen muchos problemas. Frecuentemente,
se siembran ciertas especies porque las semillas están disponibles, y no por su
uso final o la idoneidad del sitio. Una vez establecidas las plantaciones, la gente
14
no sabe cómo cuidarlas, cuando ralearlas o cosecharlas, ni qué hacer con los
árboles, una vez cortados. Las plantaciones que se sembraron para un propósito,
pueden, eventualmente, ser utilizadas para otro, o no encontrarán uso, porque no
existe ningún plan claro. A menudo, la gente que durante generaciones ha cortado
los árboles para aumentar su terreno agrícola, no entiende los beneficios de los
proyectos forestales que disminuyen tierra de la agricultura. Frecuentemente, no
existen los equipos necesarios para explotar y transportar los árboles.

Finalmente, hay algunos riesgos económicos relacionados con las plantaciones.


Los mercados de los productos forestales son inestables, o pueden desaparecer
durante la vida larga de una sola rotación. Pueden cambiar las condiciones
políticas y económicas, y esto alterará las prioridades y la distribución de los
fondos. Los incendios, los insectos y las enfermedades pueden destruir todos los
árboles. Si el mercado baja, se producirá una pérdida neta. El entusiasmo por el
proyecto forestal, cuyos beneficios tangibles no se realizarán, sino después de un
tiempo relativamente largo (mínimo 3 años), se perderá dadas las necesidades
urgentes de la comunidad (p.ejem. papel,madera etc).

PROYECTOS DE CONSERVACIÓN DE MEDIO AMBIENTE EN EL ESTADO:


CENTROS ECO TURÍSTICOS CON ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS:

Área Natural Protegida "Cuenca de la Esperanza"

Centro de atención a visitantes y educación ambiental "Las Palomas"

La Cuenca de la Esperanza es un Área Natural Protegida del Estado de


Guanajuato, cuenta con 1,832 hectáreas, decretada en la categoría de Reserva de
Conservación, la cual forma parte de la Sierra de Santa Rosa. Dentro del Área
Natural Protegida se encuentra la Presa de la Esperanza la cual abastece de agua
de la población de la ciudad de Guanajuato.

15
El área cuenta con un clima templado, con bosque de encino como vegetación
dominante además existe una variedad de 172 especies de aves de las cuales el
44% son especies migratorias, por lo que el área representa una zona de
anidación, crianza, alimentación, refugio e invernación además de una gran
variedad de plantas medicinales, lo que la hace una gran oferta para toda aquella
persona que disfrute estar en contacto con la naturaleza, así como de realizar
actividades al aire libre, de ecoturismo y al mismo tiempo un ambiente agradable y
seguro.

Área Natural Protegida "Peña Alta"

El Área Natural Protegida "Peña Alta" del Estado de Guanajuato, cuenta con
13,270.17 hectáreas, decretada en la categoría de Uso Sustentable, el cual tiene
la finalidad de producir bienes y servicios que respondan a las necesidades
económicas, sociales y culturales de la población, con base en el
aprovechamiento sustentable.

En el área predomina un clima semiseco templado, con matorral espinoso, bosque


de pino piñonero, bosque de encino, bosque de pino encino, y matorral crasicaule.
El área sobresale su abundancia en cactáceas además tiene gran variedad de
fauna, incluyendo mamíferos y gran diversidad de aves de los cuales se cuenta
con representantes de estos grupos en categorías de peligro de extinción,
amenazadas y bajo protección especial. El área cuenta con algunos arroyos y las
presas de Belén y San Franco, las cuales satisfacen las necesidades de las
comunidades locales.

El Centro Ecoturístico "Peña Alta" en el municipio de San Diego de la Unión,


comprende la zona aledaña a la Presa San Franco, la zona conocida como Peña
Alta y el Barillero es una zona muy completa con espacios e instalaciones para
realizar actividades de recreación y ecoturísticas con características únicas tanto
por su clima, como por su diversidad de flora y fauna en la región norte del estado,
lo que lo hace muy atractivo para visitar.

16
Área Natural Protegida "Pinal del Zamorano"

Parque Ecoturístico "El Peral"

Pinal del Zamorano es un Área Natural Protegida, de categoría Estatal para


Guanajuato, que comprende 13,862.55 hectáreas, decretada en la categoría de
Reserva de Conservación, tiene el objetivo de proteger, conservar y mantener
fenómenos o procesos naturales para preservar la diversidad biológica, los
ecosistemas y/o especies además de fomentar la investigación científica, la
educación ambiental y la difusión de los beneficios y servicios ambientales.

El área es una zona de recarga de mantos acuíferos, presenta un clima en las


zonas bajas semiseco y en la partes altas templado subhúmedo; consta de una
vegetación conformada por bosques de oyamel, pino y encino, selva baja
caducifolia y matorral. El área es hábitat de gran número de mamíferos, aves,
reptiles, anfibios e insectos; entre ellos se encuentran especies en peligro de
extinción, amenazadas y de protección especial.

Esta área natural comprende dos municipios Tierra Blanca y San José Iturbide,
siendo este ultimo, municipio donde se encuentra el Parque Ecoturístico "El Peral".

Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y los Municipios de


Guanajuato

Ley publicada en el Periódico Oficial 42 Segunda Parte de 15 de marzo de 2005.


DECRETO NÚMERO 162
La Quincuagésima Novena Legislatura Constitucional del Estado Libre y Soberano
de Guanajuato decreta:
LEY DE DESARROLLO FORESTAL SUSTENTABLE PARA EL ESTADO
Y LOS MUNICIPIOS DE GUANAJUATO
TÍTULO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES
Capítulo Primero
17
Del Objeto y Aplicación de la Ley
ARTÍCULO 1. La presente Ley es de orden público e interés social y tiene por
objeto regular y fomentar la conservación, protección, restauración, producción,
ordenación, el cultivo, manejo y aprovechamiento sustentable de los ecosistemas
forestales del Estado de Guanajuato y sus Municipios, así como distribuir las
competencias que en materia forestal les correspondan.
ARTÍCULO 2. Son objetivos de esta ley:
I. Promover la organización, capacidad operativa, integralidad y profesionalización
de lasinstituciones públicas del estado y sus municipios para el desarrollo forestal
sustentable; II. Respetar el derecho al uso y disfrute preferente de los recursos
forestales de los lugares que ocupan y habitan las comunidades indígenas
ubicadas en el estado en los términos del artículo 2, apartado A, fracción VI de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y demás normatividad
aplicable; III. Promover la protección, conservación y restauración de los
ecosistemas y recursos forestales estatales y municipales, así como la ordenación
y el manejo forestal; IV. Promover el rescate y protección de las cuencas
hidrológicas; V. Promover y desarrollar recursos forestales en terrenos
preferentemente forestales o con uso agrícola o preferentemente pecuario, para
que cumplan con la función de conservar suelos y aguas, y brindar servicios
ambientales, además de dinamizar el desarrollo rural; VI. Promover el
aprovechamiento y uso sustentable de los recursos forestales maderables y
no maderables; VII. Preservar las áreas forestales impulsando su delimitación y
manejo sustentable, evitando que el cambio de uso de suelo con fines
agropecuarios o de cualquier otra índole afecte su permanencia y potencialidad;
VIII. Promover la realización de auditorias técnicas preventivas forestales;
IX. Promover las certificaciones forestales y de bienes y servicios ambientales;
X. Participar en la prevención, combate y control de incendios forestales así como
de las plagas y enfermedades forestales.
XI. Promover acciones con fines de conservación y restauración de suelos
forestales;

18
XII. Promover la cultura, educación, investigación y capacitación para el manejo
sustentable de los recursos forestales;
XIII. Promover la ventanilla única de atención institucional en el gobierno del
estado así como de los municipios, para los usuarios del sector forestal;
XIV. Dotar de mecanismos de coordinación, concertación y cooperación a las
instituciones estatales y municipales del sector forestal así como con otras
instancias afines;
XV. Garantizar la participación ciudadana, incluyendo a los pueblos y
comunidades indígenas del estado en la aplicación, evaluación y seguimiento de
la política forestal a través de los mecanismos pertinentes;
XVI. Promover instrumentos de apoyos económicos para fomentar el desarrollo
forestal, y
XVII. Impulsar el desarrollo de la empresa social forestal y comunal en los pueblos
y comunidades indígenas.
ARTÍCULO 3. Se declara de utilidad pública:
I. La conservación, protección y restauración de los ecosistemas forestales y sus
elementos, así como de sus cuencas hidrológicas;
II. La ejecución de obras destinadas a la conservación, protección y/o generación
de bienes y servicios ambientales;
III. La protección y conservación de los suelos con el propósito de evitar su
erosión;
IV. La protección y conservación de los ecosistemas que permitan mantener
determinados procesos ecológicos esenciales y la diversidad biológica, y
V. La protección y conservación de las zonas que sirvan de refugio a fauna y/o
flora en peligro de extinción.
ARTÍCULO 4. La propiedad de los recursos forestales comprendidos dentro del
territorio estatal corresponde a los ejidos, las comunidades, pueblos y
comunidades indígenas, personas físicas o jurídicas y los municipios que sean
propietarios de los terrenos donde aquellos se ubiquen. Los procedimientos
establecidos por esta ley no alterarán el régimen de propiedad de dichos terrenos.

19
ARTÍCULO 5. En lo no previsto en esta ley se aplicarán en forma supletoria y en
lo conducente, las disposiciones de la Ley General de Desarrollo Forestal
Sustentable, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y
la Ley para la Protección y Preservación del Ambiente del Estado de Guanajuato.
Capítulo Segundo
De la Terminología Empleada en esta Ley
ARTÍCULO 6. Además de las definiciones contenidas en el artículo 7 de la Ley
General de Desarrollo Forestal Sustentable, para los efectos de esta ley se
entenderá por:
I. Comisión: La Comisión Nacional Forestal;
II. Consejo Estatal: El Consejo Estatal Forestal;
III. Instituto: El Instituto de Ecología del Estado;
IV. Secretaría: La Secretaría de Desarrollo Agropecuario, y
V. SEMARNAT: La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
Capítulo Tercero
De la Coordinación entre Federación, Estados y Municipios
ARTÍCULO 7. Las atribuciones gubernamentales en materia de conservación,
protección, restauración, producción, ordenación, cultivo, manejo y
aprovechamiento de los ecosistemas forestales que son objeto de esta ley serán
ejercidas de conformidad con la misma sin perjuicio de lo que se disponga en
otros ordenamientos aplicables.
TÍTULO SEGUNDO
DE LA ORGANIZACIÓN Y ADMINISTRACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO
FORESTAL
Capítulo Primero
Del Servicio Estatal Forestal
ARTÍCULO 8. El servicio estatal forestal es la instancia de coordinación
interinstitucional entre el gobierno del estado y los gobiernos municipales cuyo
objeto es la conjunción de esfuerzos, instancias, instrumentos, servicios y
acciones institucionales para la atención eficiente y concertada del sector forestal

20
en la entidad, y se encontrará bajo la coordinación de la secretaría, realizando sus
acciones en el marco del servicio nacional forestal.
El reglamento de la presente ley establecerá las bases de coordinación,
integración y funcionamiento del servicio estatal forestal.
ARTÍCULO 9. Para la atención y coordinación de las distintas materias del sector
forestal, el servicio estatal forestal contará al menos con los siguientes grupos de
trabajo:
I. Inspección y vigilancia forestal;
II. Manejo forestal y servicios ambientales;
III. Investigación, educación y capacitación forestal, y
IV. Manejo y uso adecuado de fuego.
Capítulo Segundo
De la Distribución de Competencias en Materia Forestal
Sección Primera
De las Atribuciones del Estado
ARTÍCULO 10. Corresponde al estado de conformidad con lo dispuesto en esta
ley, las siguientes atribuciones:
I. Diseñar y organizar el servicio estatal forestal bajo la coordinación de la
secretaría;
II. Impulsar en el ámbito de su competencia el establecimiento de sistemas y
esquemas de ventanilla única para la atención eficiente de los usuarios del sector
forestal, con la participación de la federación y municipios;
III. Promover los bienes y servicios ambientales de los ecosistemas forestales;
IV. Impulsar la participación directa de los propietarios y poseedores de los
recursos forestales en la protección, conservación, restauración, vigilancia,
ordenación, aprovechamiento, cultivo, transformación y comercialización de los
mismos;
V. Participar en la elaboración de los programas forestales regionales de largo
plazo, de ámbito interestatal o por cuencas hidrológicas;

21
VI. Promover en coordinación con la federación, programas y proyectos de
educación, capacitación, investigación y cultura forestal acordes con el programa
nacional respectivo;
VII. Celebrar acuerdos y convenios de coordinación, cooperación y concertación
en materia forestal;
VIII. Llevar a cabo acciones coordinadas con la federación y municipios en materia
de prevención, capacitación y combate de incendios forestales, en congruencia
con el programa nacional respectivo;
IX. Impulsar programas de conservación y mejoramiento genético forestal con
fundamento científico;
X. Impulsar proyectos que contribuyan a la integración y competitividad de las
cadenas productivas en materia forestal;
XI. Llevar a cabo en coordinación con la federación acciones de saneamiento de
los ecosistemas forestales dentro de su ámbito territorial de competencia;
XII. Prestar asesoría y capacitación en prácticas y métodos que conlleven un
manejo forestal sustentable;
XIII. Promover auditorias técnicas voluntarias con la finalidad de inducir el
cumplimiento de las disposiciones legales en materia forestal;
XIV. Asesorar y capacitar a los propietarios y poseedores forestales en la
elaboración y ejecución de programas de manejo forestal y de plantaciones
forestales comerciales, así como la diversificación de las actividades forestales;
XV. Asesorar y orientar a ejidatarios, comuneros, pequeños propietarios,
comunidades indígenas y otros productores forestales en el desarrollo de su
organización, así como en la creación de empresas sociales forestales,
propiciando la integración de cadenas productivas y los sistemas producto del
sector;
XVI. Brindar atención de forma coordinada con la federación y los municipios a los
asuntos relacionados con la conservación y mejoramiento del hábitat natural de
los pueblos y comunidades indígenas;
XVII. Participar de conformidad con los acuerdos y convenios que se celebren con
la federación en la inspección y vigilancia forestal en la entidad, así como en las

22
acciones de prevención y combate a la extracción ilegal y la tala clandestina de los
recursos forestales;
XVIII. Elaborar estudios para en su caso recomendar al ejecutivo federal a través
de la SEMARNAT, el establecimiento, modificación o levantamiento de vedas;
XIX. Elaborar estudios para en su caso recomendar a la Federación el
establecimiento de restricciones a la forestación y reforestación en su territorio;
XX. Fomentar la reforestación con especies nativas, y
XXI. La atención de los demás asuntos que en materia de desarrollo forestal
sustentable les conceda esta ley u otros ordenamientos y que no estén
expresamente otorgados a la federación o a los municipios.
Las atribuciones que corresponden al estado, serán ejercidas por conducto de la
secretaría.
ARTÍCULO 11. Además de las atribuciones antes señaladas, el estado tendrá las
siguientes obligaciones:
I. Diseñar, formular y aplicar en concordancia con la política forestal nacional, la
política forestal en el estado;
II. Proteger y conservar las cuencas hidrológicas del estado;
III. Elaborar, coordinar y aplicar los programas relativos al sector forestal en la
entidad, teniendo en cuenta las consideraciones y proyecciones de más largo
plazo que se hagan y vinculándolos con los programas nacionales y regionales,
así como el plan estatal de desarrollo;
IV. Elaborar, monitorear y mantener actualizado el inventario estatal forestal y de
suelos, bajo los principios, criterios y lineamientos que se establezcan para el
inventario nacional forestal y de suelos;
V. Participar a través del consejo estatal en las decisiones o gestiones para el
cambio de uso de suelo en terrenos forestales y preferentemente forestales, de
conformidad con lo dispuesto en la Ley General de Desarrollo Forestal
Sustentable;
VI. Integrar el sistema estatal de información forestal e incorporar su contenido al
sistema nacional de información forestal;

23
VII. Compilar y procesar la información sobre uso doméstico de los recursos
forestales e incorporarla al sistema estatal de información forestal;
VIII. Coadyuvar y participar de conformidad con la Ley General de Desarrollo
Forestal Sustentable, en la adopción y consolidación del servicio nacional forestal;
IX. Regular el uso del fuego en las actividades relacionadas con las actividades
agropecuarias o de otra índole que pudieran afectar los ecosistemas forestales;
X. Promover y participar en la restauración de los ecosistemas forestales
afectados por incendio o cualquier desastre natural;
XI. Realizar y supervisar las labores de conservación, protección y restauración de
los terrenos estatales forestales;
XII. Elaborar y aplicar de forma coordinada con municipios, programas de
reforestación y forestación en zonas degradadas que no sean competencia de la
federación, así como llevar a cabo acciones de protección y mantenimiento de las
zonas reforestadas o forestadas;
XIII. Diseñar, desarrollar y aplicar instrumentos económicos para promover el
desarrollo forestal de la entidad, de conformidad con la Ley General de Desarrollo
Forestal Sustentable, la política nacional forestal y esta ley;
XIV. Promover e invertir en el mejoramiento de la infraestructura en las áreas
forestales de la entidad;
XV. Fortalecer y ampliar la participación de la producción forestal en el crecimiento
económico estatal; y
XVI. Hacer del conocimiento de las autoridades competentes y en su caso
denunciar las infracciones, faltas administrativas, o delitos que se cometan en
materia forestal.
Sección Segunda
De las Atribuciones de los Ayuntamientos
ARTÍCULO 12. Corresponde a los ayuntamientos de conformidad con esta ley,
con la Ley
General de Desarrollo Forestal Sustentable y demás disposiciones jurídicas
aplicables:

24
I. Aplicar los criterios de política forestal previstos en esta ley y en las
disposiciones municipales, en bienes y zonas de competencia municipal, en las
materias que no están expresamente reservadas a la federación o al estado;
II. Apoyar a la federación y al gobierno del estado en la adopción y consolidación
del servicio nacional y estatal forestal;
III. Participar en el ámbito de sus atribuciones, en el establecimiento de sistemas y
esquemas de ventanilla única de atención eficiente para los usuarios del sector
forestal;
IV. Coadyuvar con el gobierno del estado en la realización y actualización del
inventario estatal forestal y de suelos;
V. Participar en coordinación con la federación en la zonificación forestal,
comprendiendo las áreas forestales permanentes de su ámbito territorial;
VI. Celebrar acuerdos y convenios de coordinación, cooperación y concertación
con la federación y el estado en materia forestal;
VII. Diseñar, desarrollar y aplicar incentivos para promover el desarrollo forestal,
de conformidad con la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y los
lineamientos de la política forestal del país;
VIII. Participar en la planeación y ejecución de la reforestación, forestación,
restauración de suelos y conservación de los bienes y servicios ambientales
forestales dentro de su ámbito territorial de competencia;
IX. Llevar a cabo en coordinación con el gobierno del estado, acciones de
saneamiento en los ecosistemas forestales dentro de su ámbito territorial de
competencia;
X. Promover la construcción y mantenimiento de la infraestructura en las áreas
forestales del municipio;
XI. Promover la participación en proyectos de apoyo directo al desarrollo forestal
sustentable;
XII. Participar de conformidad con los acuerdos y convenios que se celebren con
la federación y el estado, en la vigilancia forestal en el municipio;
XIII. Participar y coadyuvar en los programas integrales de prevención y combate
a la extracción ilegal y la tala clandestina;

25
XIV. Crear el consejo municipal forestal de acuerdo al reglamento que para el
efecto se expida;
XV. Participar en la evaluación del impacto ambiental en materia forestal, y
XVI. Atender los demás asuntos que en materia de desarrollo forestal sustentable
les conceda esta ley u otros ordenamientos.
ARTÍCULO 13. Además de las atribuciones antes señaladas, los municipios tienen
las siguientes obligaciones:
I. Diseñar, formular y aplicar en concordancia con la política nacional y estatal, la
política forestal del municipio;
II. Promover programas y proyectos de educación, capacitación, investigación y
cultura forestal;
III. Participar y coadyuvar en las acciones de prevención y combate de incendios
forestales en coordinación con los gobiernos federal y estatal, y participar en la
atención en general de las emergencias y contingencias forestales de acuerdo con
los programas de protección civil;
IV. Expedir previo a su instalación, las licencias o permisos para el establecimiento
de centros de almacenamiento o transformación de materias primas forestales en
el ámbito de su competencia, considerando los criterios de política forestal
establecidos en la Ley General para el Desarrollo Forestal Sustentable;
V. Desarrollar y apoyar viveros y programas de producción de plantas
preferentemente nativas, y
VI. Hacer del conocimiento a las autoridades competentes y en su caso denunciar
las infracciones o delitos que se cometan en materia forestal.
Capítulo Tercero
De la Coordinación Institucional
ARTÍCULO 14. El estado podrá suscribir convenios o acuerdos de coordinación
con la federación con el objeto de que en el ámbito territorial de su competencia,
con la participación en su caso de los municipios, asuma las siguientes funciones:
I. Impulsar la vinculación interinstitucional en el marco del servicio nacional forestal
y de los sistemas y esquemas de ventanilla única para la atención eficiente de los
usuarios del sector;

26
II. Programar y operar las tareas de prevención, detección y combate de incendios
forestales en la entidad, así como los de control de plagas y enfermedades;
III. Inspección y vigilancia forestal;
IV. Imponer medidas de seguridad y las sanciones a las infracciones que se
cometan en materia forestal;
V. Requerir la acreditación de la legal procedencia de las materias primas
forestales;
VI. Otorgar los permisos y avisos para el combate y control de plagas y
enfermedades;
VII. Recibir los avisos de aprovechamiento de recursos forestales maderables, no
maderables, de forestación y los de plantaciones forestales comerciales;
VIII. Autorizar el cambio de uso de suelo de los terrenos de uso forestal;
IX. Autorizar el aprovechamiento de los recursos forestales maderables y no
maderables y de plantaciones forestales comerciales;
X. Dictaminar, autorizar y evaluar los programas de manejo forestal así como
evaluar y asistir a los servicios técnico forestales, y
XI. Evaluar el impacto ambiental de las obras o actividades forestales a que se
refiere el artículo 28 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al
Ambiente.
ARTÍCULO 15. En la celebración de convenios o acuerdos de coordinación, se
tomará en consideración que los gobiernos de los municipios en su caso, cuenten
con los medios necesarios, el personal capacitado, los recursos materiales y
financieros así como la estructura institucional específica para el desarrollo de las
funciones que soliciten asumir. Asimismo, los convenios y acuerdos deberán
ajustarse en lo conducente, a las bases previstas en la Ley General de Desarrollo
Forestal Sustentable y se basarán en los principios de congruencia del servicio
estatal forestal.
ARTÍCULO 16. Se preverá que en el seguimiento y evaluación de los resultados
que se obtengan por la ejecución de los convenios y acuerdos a que se refiere
este capítulo intervenga el consejo estatal.

27
ARTÍCULO 17. Los gobiernos del estado y de los municipios informarán
anualmente al consejo estatal, a la SEMARNAT y a la comisión los resultados
obtenidos en términos de los convenios o acuerdos de coordinación celebrados.
TÍTULO TERCERO
DE LA POLÍTICA ESTATAL EN MATERIA FORESTAL
Capítulo Primero
De los Criterios de la Política Estatal en Materia Forestal
ARTÍCULO 18. El desarrollo forestal sustentable se considera un área prioritaria
del desarrollo estatal y por tanto, tendrán ese carácter las actividades públicas o
privadas que se le relacionen.
El desarrollo forestal deberá coadyuvar a la integración de las políticas de rescate
y conservación de las cuencas hidrológicas, por lo cual deberá tener un carácter
estratégico en sus acciones.
ARTÍCULO 19. La política estatal en materia forestal deberá promover el fomento
y la adecuada planeación de un desarrollo forestal sustentable, entendido éste
como un proceso evaluable y medible mediante criterios e indicadores de carácter
ambiental, silvícola, económico y social que tienda a alcanzar una productividad
óptima y sostenida de los recursos forestales sin comprometer el rendimiento,
equilibrio e integridad de los ecosistemas forestales que mejore el ingreso y la
calidad de vida de las personas que participan en la actividad forestal y promueva
la generación de valor agregado en las regiones forestales, diversificando las
alternativas productivas y creando fuentes de empleo en el sector.
Por tanto, la política en materia forestal sustentable que desarrolle el ejecutivo
estatal, deberá observar los principios y criterios obligatorios de política forestal
previstos en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.
Capítulo Segundo
De los Instrumentos de la Política Forestal
ARTÍCULO 20. Son instrumentos de la política estatal forestal, los siguientes:
I. La planeación del desarrollo forestal;
II. El sistema estatal de información forestal;
III. El inventario estatal forestal y de suelos;

28
IV. La ordenación forestal, y
V. El ordenamiento ecológico del territorio del estado.
En el diseño, elaboración, aplicación, evaluación y seguimiento de los
instrumentos de política forestal se deberán observar los principios y criterios
obligatorios de política forestal.
El ejecutivo estatal promoverá la participación de la sociedad en la planeación,
seguimiento y evaluación de los instrumentos de política forestal.
Sección Primera
De la Planeación del Desarrollo Forestal Estatal
ARTÍCULO 21. La planeación del desarrollo forestal como instrumento para el
diseño y ejecución de la política estatal forestal se concibe como el resultado de
tres vertientes:
I. De proyección correspondiente a los períodos constitucionales que
correspondan a las administraciones estatal y municipales, conforme a lo previsto
en la Ley de Planeación para el Estado de Guanajuato;
II. De proyección de más largo plazo, por 25 años o más, que se expresarán en el
programa estratégico forestal estatal, en los términos del plan estatal de
desarrollo, sin perjuicio de la planeación del desarrollo forestal que se lleve a cabo
en los términos de la fracción anterior, y
III. De proyección estratégica favoreciendo primordialmente la recarga de
acuíferos.
ARTÍCULO 22. En la elaboración de la planeación del desarrollo forestal estatal y
municipal, deberá tomarse en cuenta al consejo estatal.
ARTÍCULO 23.- El ejecutivo estatal incorporará en el informe anual que rinda ante
el Congreso del Estado, un apartado que señale los avances y resultados
obtenidos, así como el estado que guarda el sector forestal en la entidad.
Los ayuntamientos incorporarán en sus informes anuales un apartado que señale
los avances y resultados obtenidos, así como el estado que guarda el sector
forestal en los municipios.
Sección Segunda
Del Sistema Estatal de Información Forestal

29
ARTÍCULO 24. El sistema estatal de información forestal tendrá por objeto
registrar, integrar, organizar, actualizar y difundir la información relacionada con la
materia forestal que servirá como base estratégica para la planeación y evaluación
del desarrollo forestal sustentable, la cual estará disponible al público para su
consulta.
La Secretaría en coordinación con el Instituto, integrará el sistema estatal de
información forestal conforme a las normas, criterios, procedimientos y
metodología emitidas por la SEMARNAT.
ARTÍCULO 25. La autoridad municipal proporcionará en los términos que prevea
el reglamento de esta Ley, la información que recabe en el cumplimiento de sus
atribuciones, para que sea integrada al sistema estatal de información forestal.
ARTÍCULO 26. Mediante el sistema estatal de información forestal, se deberá
integrar de forma homogénea toda la información en materia forestal, incluyendo:
I. La contenida en el inventario estatal forestal y de suelos;
II. La contenida en la ordenación forestal y en las unidades de manejo forestal;
III. Las evaluaciones de plantaciones forestales comerciales y reforestación con
propósitos de restauración y conservación;
IV. El uso y conocimiento de los recursos forestales, incluyendo información sobre
uso doméstico y conocimiento tradicional;
V. Los acuerdos y convenios en materia forestal;
VI. La información socioeconómica de la actividad forestal;
VII. Las investigaciones, desarrollo y transferencia tecnológica;
VIII. Las organizaciones e instituciones de los sectores social y privado, así como
de organismos públicos relacionados con este sector;
IX. Los programas de manejo forestal;
X. La relacionada con las áreas naturales protegidas de carácter estatal;
XI. La relacionada con la prevención y combate de incendios forestales y los
programas estatales de sanidad forestal, y
XII. Las demás que se considere estratégica para la planeación y evaluación del
desarrollo forestal sustentable.

30
ARTÍCULO 27. Toda persona tendrá derecho a que las autoridades en materia
forestal pongan a su disposición la información forestal que les soliciten, en los
términos previstos por la Ley de Acceso a la Información Pública para el Estado y
los Municipios de Guanajuato.
Sección Tercera
Del Inventario Estatal Forestal y de Suelos
ARTÍCULO 28. El reglamento de esta ley, de conformidad con lo establecido en la
Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, establecerá los procedimientos y
metodología a fin de que la secretaría integre el inventario estatal forestal y de
suelos de conformidad con los principios y metodología que al efecto expida la
SEMARNAT, el cual deberá relacionar de manera organizada y sistemática los
datos estadísticos y contables de los bienes y servicios forestales.
ARTÍCULO 29. El inventario estatal forestal y de suelos deberá comprender la
siguiente información:
I.La superficie y localización de terrenos forestales y preferentemente forestales
con que cuenta el estado y sus municipios, con el propósito de integrar su
información estadística y elaborar su cartografía en sus distintos niveles de
ordenación y manejo;
II. Los terrenos forestales temporales, su superficie y localización así como los
datos de sus legítimos propietarios;
III. Los tipos de vegetación forestal y de suelos, su localización, formaciones y
clases, con tendencias y proyecciones que permitan clasificar y delimitar el estado
actual de la degradación, así como las zonas de conservación, protección,
restauración y producción forestal en relación con las cuencas hidrológicas-
forestales, las regiones ecológicas, las áreas forestales permanentes y las áreas
naturales protegidas;
IV. La dinámica de cambio de la vegetación forestal del país y del estado, que
permita conocer y evaluar las tasas de deforestación y las tasas de degradación y
disturbio, registrando sus causas principales;

31
V. La cuantificación de los recursos forestales que incluya la valoración de los
bienes y servicios ambientales que generen los ecosistemas forestales, así como
los impactos que ocasionen en los mismos;
VI. Los criterios e indicadores de sustentabilidad y degradación de los ecosistemas
forestales;
VII. Los inventarios sobre la infraestructura forestal existente, y
VIII. Los demás datos afines a la materia forestal.
ARTÍCULO 30. Los datos comprendidos en el inventario estatal forestal y de
suelos serán la base para:
I. La formulación, ejecución, control y seguimiento de programas y acciones en
materia forestal estatal y municipal;
II. El cálculo del volumen de madera o biomasa forestal en pie, su incremento y el
volumen de corta o aprovechamiento potencial;
III. La integración de la ordenación forestal y el ordenamiento ecológico del
territorio, y
IV. La evaluación y seguimiento de los planes a largo, mediano y corto plazo.
En el reglamento de la presente ley se determinarán los criterios, metodología y
procedimientos para la integración, organización, actualización y monitoreo de los
datos que deberá contener el inventario estatal forestal y de suelos.
ARTÍCULO 31. En la formulación del inventario estatal forestal y de suelos y de
ordenación forestal, se deberán considerar cuando menos los siguientes criterios:
I. La delimitación por cuencas y subcuencas hidrológicas-forestales;
II. La naturaleza, características, diversidad de los ecosistemas o tipos de
vegetación forestales existentes en el territorio del estado;
III. La vocación de los terrenos forestales y preferentemente forestales, y
IV. Los desequilibrios existentes en los ecosistemas por efecto de las actividades
económicas o de otras actividades humanas o fenómenos naturales.
Sección Cuarta
De la Ordenación Forestal

32
ARTÍCULO 32. La ordenación forestal es la organización económica de un área
forestal tomando en cuenta sus características silvícolas, que implica la división
espacial y temporal de las actividades de manejo forestal.
ARTÍCULO 33. La secretaría deberá llevar a cabo la ordenación con base en el
inventario estatal forestal y de suelos, y en los programas de ordenamiento
ecológico; excepto en las áreas naturales protegidas, donde serán llevadas a cabo
por el instituto de conformidad con la Ley para la Protección y Preservación del
Ambiente del Estado de Guanajuato.
ARTÍCULO 34. El estado promoverá mediante la suscripción de convenios de
colaboración, la participación activa de los municipios en la ordenación forestal.
ARTÍCULO 35. Para llevar a cabo la ordenación, el estado expedirá programas de
ordenamiento forestal de conformidad con lo establecido en el reglamento de la
presente ley.
ARTÍCULO 36. En el reglamento de la presente ley se determinarán los criterios,
metodología y procedimientos para la integración, organización y actualización de
la ordenación forestal; los cuales deberán considerar los mecanismos necesarios
para tomar en consideración la participación, opinión y propuesta comunitaria de
los propietarios de los predios forestales y agropecuarios.
Capítulo Tercero
De las Unidades de Manejo Forestal
ARTÍCULO 37. La secretaría en coordinación con la comisión, de conformidad con
la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, delimitarán las unidades de
manejo forestal, tomando como base preferentemente las cuencas hidrológicas,
con el propósito de lograr una ordenación forestal sustentable, una planeación
ordenada de las actividades forestales y el manejo eficiente de los recursos
forestales.
La secretaría en coordinación con la comisión promoverá la organización de los
titulares de aprovechamientos forestales cuyos terrenos estén ubicados dentro
una unidad de manejo forestal.
Dicha organización realizará, entre otras, las siguientes actividades:
I. La integración de la información silvícola generada a nivel predial;

33
II. La actualización del material cartográfico de la unidad respectiva;
III. La realización de estudios regionales o zonales que apoyen el manejo forestal
a nivel predial;
IV. La realización de prácticas comunes para la conservación y restauración de
recursos asociados;
V. La complementación de esfuerzos en las tareas de prevención, detección,
control y combate de incendios, plagas y enfermedades, así como el de tala
clandestina, y, en su caso, la evaluación y restauración de los daños ocasionados
por estos agentes;
VI. La producción de plantas para apoyar las actividades de reforestación con
fines de producción, protección, conservación y/o restauración a nivel predial;
VII. La elaboración del programa anual de actividades para la unidad de manejo
forestal;
VIII. La presentación de los informes periódicos de avances en la ejecución del
programa regional o zonal, y
IX. Distribuir equitativamente entre los integrantes los costos o gastos adicionales
de manejo.
ARTÍCULO 38. Las unidades de manejo forestal contarán con las funciones que
para el efecto les confiera el reglamento de esta ley.
Capítulo Cuarto
Del Sistema de Ventanilla Única
ARTÍCULO 39. Los gobiernos estatal y municipal impulsarán y promoverán en el
ámbito de su competencia, el establecimiento del sistema de ventanilla única para
la atención del usuario del sector forestal.
ARTÍCULO 40. Por medio del sistema de ventanilla única, la secretaría y las
autoridades municipales brindarán una atención eficiente al usuario del sector
forestal conforme a lo establecido por el reglamento de esta ley.

TÍTULO CUARTO
DEL MANEJO DE LOS RECURSOS FORESTALES
Capítulo Primero

34
De los Recursos Forestales que se encuentran en las Comunidades
Indígenas
ARTÍCULO 41. El estado y los municipios garantizarán que los recursos forestales
que se encuentren en los pueblos y comunidades indígenas sirvan como
catalizador de desarrollo económico y social a todos esos pueblos y comunidades,
impulsando la conservación, aprovechamiento y restauración en su caso de dichos
recursos.
ARTÍCULO 42. El estado y los municipios en sus respectivas leyes de ingresos y
presupuestos de egresos, promoverán estímulos e incentivos económicos-fiscales
para los miembros de los pueblos y comunidades indígenas que realicen
actividades de aprovechamiento sustentable y posterior restauración de recursos
forestales.
Capítulo Segundo
De la Investigación y Uso de Germoplasma Forestal
ARTÍCULO 43. Será prioritario para el estado el impulsar la investigación en el
sector forestal asignando los recursos correspondientes.
ARTÍCULO 44. El estado fomentará y promoverá la investigación relativa a la
materia forestal mediante convenios de colaboración con instituciones públicas y
privadas, preferentemente del estado.
ARTÍCULO 45. La secretaría promoverá el desarrollo de un sistema de
mejoramiento genético forestal, con la evaluación y registro de progenitores, la
creación de áreas y huertos semilleros, viveros forestales maderables y no
maderables, preferentemente de plantas nativas y bancos de germoplasma.
ARTÍCULO 46. Si como resultado de la investigación se detecta una plaga o
enfermedad forestal, se notificará de forma inmediata a la autoridad competente
así como al propietario o poseedor del terreno forestal o preferentemente forestal,
y se estará a lo dispuesto en el capítulo II del título quinto, relativo a la sanidad
forestal de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.
Capítulo Tercero
Del Uso de Fuego en Zonas Forestales
ARTÍCULO 47. Para realizar cualquier tipo de quema en terrenos forestales y

35
preferentemente forestales, los interesados deberán dar aviso a la autoridad
municipal para obtener el permiso correspondiente mismo que deberá acompañar
de asesoría por escrito, quien deberá dar respuesta en un plazo no mayor de 5
días hábiles, contándose a partir del día siguiente al que se presenta la solicitud,
entendiéndose que si no da respuesta, será en sentido negativo. La autoridad
municipal deberá a su vez informar de la quema autorizada a la secretaría para
que lleve el registro correspondiente.
ARTÍCULO 48. Toda quema que se realice en terrenos forestales o
preferentemente forestales con fines agrícolas, se sujetará a lo dispuesto en el
reglamento de esta ley.
Capítulo Cuarto
De la Prevención, Combate y Control de Incendios Forestales
ARTÍCULO 49. La secretaría promoverá la celebración de convenios y acuerdos
de colaboración con la comisión, los ayuntamientos, organizaciones y
asociaciones, en las regiones que así se requiera, con la finalidad de constituir
agrupaciones de defensa forestal que tendrán como objeto el planear, dirigir y
difundir programas y acciones de prevención al combate a incendios forestales.
Las agrupaciones de defensa forestal se organizarán conforme a lo establecido en
el reglamento de esta ley.
ARTÍCULO 50. La autoridad municipal deberá atender el combate y control de
incendios, y en el caso de que los mismos superen su capacidad financiera y
operativa de respuesta, acudirá a la instancia estatal correspondiente. Si ésta
resultase insuficiente se procederá a informar a la comisión, la cual actuará de
acuerdo con los programas y procedimientos respectivos.
La secretaría y los municipios procurarán la participación de los organismos de los
sectores social y privado para los efectos señalados en el párrafo que antecede y
organizarán campañas permanentes de educación, capacitación y difusión de las
medidas para prevenir, combatir y controlar los incendios forestales.
ARTÍCULO 51. El estado y los municipios en el ámbito de su competencia y de
acuerdo a sus leyes de ingresos y presupuestos de egresos, otorgarán estímulos
económicos-fiscales para el aprovechamiento y restauración de los recursos

36
forestales a los propietarios de los terrenos forestales o preferentemente forestales
que no hayan sido afectados por incendios en el plazo que fije el reglamento de
esta ley.

Capítulo Quinto
De la Reforestación y Forestación
ARTÍCULO 52. La secretaría, así como los ayuntamientos en el ámbito de sus
competencias, promoverán programas tendientes a la forestación y reforestación
de los terrenos idóneos en el estado y municipios, preferentemente en zonas de
recarga de acuíferos y áreas naturales protegidas.
Para tal efecto, la secretaría así como los municipios podrán celebrar convenios
con instituciones públicas y privadas.
ARTÍCULO 53. Será obligatorio para la secretaría y las autoridades municipales
incluir en sus planes de desarrollo respectivos, programas tendientes a la
reforestación, forestación y restauración del estado y municipios.
ARTÍCULO 54. Cuando por causa de utilidad pública sea necesario reforestar en
predios de propiedad particular, el estado realizará la declaratoria correspondiente
coordinándose con el propietario o poseedor e instrumentando lo necesario a fin
de llevarlo a cabo de acuerdo a lo establecido en el reglamento de esta ley.
ARTÍCULO 55. El estado así como los municipios en el ámbito de su
competencia, establecerán incentivos económicos y fiscales para efecto de
incentivar la forestación y reforestación.

Capítulo Sexto
De la Conservación y Restauración
ARTÍCULO 56. El instituto con la información del inventario forestal y de suelos y
el ordenamiento territorial, identificará las zonas de restauración ecológica en el
marco de las cuencas hidrológicas.

37
ARTÍCULO 57. La secretaría escuchando la opinión del consejo estatal y tomando
en cuenta los requerimientos de recuperación en zonas degradadas y las
condiciones socioeconómicas de las mismas, promoverá la elaboración y
aplicación de programas e instrumentos económicos que se requieran para
fomentar las labores de conservación y restauración de los recursos forestales y
las cuencas hidrológicas.
ARTÍCULO 58. Los propietarios y poseedores o usufructuarios de terrenos
forestales o preferentemente forestales, están obligados a realizar las acciones de
restauración y conservación pertinentes y aquellas que para tal caso dicte la
secretaría. En el caso de que éstos demuestren carecer de recursos, la secretaría
los incorporará a los programas de apoyo que instrumente de acuerdo a las
asignaciones que para tal fin se contemplen en el presupuesto de egresos del
estado.
ARTÍCULO 59. Cuando se presenten procesos de degradación o desertificación, o
graves desequilibrios ecológicos en terrenos forestales o preferentemente
forestales, la secretaría formulará y ejecutará en coordinación con los propietarios,
programas de restauración ecológica con el propósito de que se lleven a cabo las
acciones necesarias para la recuperación y restablecimiento de las condiciones
que se propicien o que propicien su conservación y restauración de acuerdo a las
asignaciones que para tal fin se contemplen en el presupuesto de egresos del
estado.
Capítulo Séptimo
De la Sanidad Forestal
ARTÍCULO 60. Los gobiernos municipales en los términos de los acuerdos y
convenios que celebren, ejercerán las inspecciones y evaluaciones citadas en la
Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable en forma coordinada para
detectar, diagnosticar, prevenir, controlar y combatir plagas y enfermedades
forestales.
ARTÍCULO 61. Los ejidatarios, comuneros y demás propietarios o poseedores de
terrenos forestales o preferentemente forestal, los titulares de autorizaciones de
aprovechamiento de recursos forestales, quienes realicen actividades de

38
forestación o plantaciones forestales comerciales y reforestación, los prestadores
de servicios técnicos forestales responsables de los mismos y los responsables de
la administración de las áreas naturales protegidas estarán obligados a prevenir y
combatir las plagas y enfermedades forestales y en forma inmediata a la detección
de plagas o enfermedades dentro de sus predios y deberán dar aviso de ello a
la secretaría o a las autoridades federales del sector.
Cuando por motivos de sanidad y saneamiento forestal sea necesario realizar un
aprovechamiento o eliminación de vegetación forestal, deberá implementarse un
programa que permita la reforestación, restauración y conservación de suelos
estando obligados los propietarios, poseedores o usufructuarios a realizar tareas
de restauración mediante la regeneración natural o inducida, en un plazo no mayor
de dos años.
Cuando los trabajos de sanidad forestal no se ejecuten o siempre que exista
riesgo grave de alteración o daños al ecosistema forestal, la secretaría realizará
los trabajos correspondientes con cargo a los obligados, quienes deberán pagar la
contraprestación respectiva que tendrá el carácter de crédito fiscal y su
recuperación será mediante el procedimiento económico coactivo correspondiente,
excepto aquéllos que careciendo de recursos soliciten el apoyo de la secretaría.
ARTÍCULO 62. Para atender las emergencias provocadas por la alta incidencia de
plagas o enfermedades forestales, la secretaría, con el apoyo económico de las
diferentes instancias de gobierno y los dueños de los terrenos forestales,
constituirán un fondo de contingencia, el cual formará parte del fondo forestal
estatal.
La secretaría podrá realizar la declaratoria de emergencia sanitaria en los terrenos
forestales y preferentemente forestales cuando:
I. El terreno se encuentra invadido de una plaga o enfermedad forestal con alto
grado de infestación;
II. A pesar de las medidas emprendidas por el propietario o poseedor del terreno,
la plaga o enfermedad forestal siga extendiéndose, y
III. A pesar de las acciones instauradas en el terreno afectado y después de 6
meses, la plaga o enfermedad forestal siga subsistiendo.

39
TÍTULO QUINTO
DEL FOMENTO AL DESARROLLO FORESTAL
Capítulo Primero
De los Instrumentos Económicos del Fomento Forestal
Sección Primera
De los Incentivos Económicos
ARTÍCULO 63. Las medidas, programas e instrumentos económicos relativos al
desarrollo de la actividad forestal deberán sujetarse a las disposiciones de las
leyes de ingresos, de presupuestos de egresos del estado y los municipios para el
ejercicio fiscal que corresponda y deberán asegurar su eficacia, selectividad y
transparencia, y podrán considerar el establecimiento y vinculación de cualquier
mecanismo normativo o administrativo de carácter fiscal, financiero y de mercado
establecidos en otras leyes, incluyendo los estímulos fiscales, los créditos, las
fianzas, los seguros, los fondos y los fideicomisos, así como las autorizaciones en
materia forestal cuando atiendan o posibiliten la realización de los propósitos y
objetivos prioritarios de promoción y desarrollo forestal. En todo caso los
programas e instrumentos económicos deberán prever la canalización efectiva y
suficiente de apoyos para fomentar las actividades forestales.
ARTÍCULO 64. La autoridad estatal con el propósito de coadyuvar en el desarrollo
industrial forestal de la entidad, promoverá programas de apoyo para los dueños
de los terrenos forestales y del sector privado, tendientes a la modernización
industrial forestal y a la constitución de asociaciones en participación entre
productores y del sector privado, así como para el otorgamiento de incentivos de
carácter económico y fiscal, en coordinación con las dependencias federales y
estatales con ingerencia en la materia.

40
ARTÍCULO 65. La Secretaría de Finanzas y Administración diseñará, propondrá y
aplicará medidas para asegurar que el estado, los municipios, la sociedad y los
particulares coadyuven financieramente para la realización de tareas de
conservación, protección, restauración, vigilancia, silvicultura, ordenación y
manejo sustentable de los ecosistemas forestales.

Sección Segunda
De la Empresa Social Forestal
ARTÍCULO 66. La secretaría promoverá e impulsará la empresa social forestal en
los ejidos o comunidades con áreas forestales y bajo programa de manejo forestal,
atendiendo a lo señalado por la Ley Agraria.
ARTÍCULO 67. La secretaría otorgará incentivos económicos-fiscales de acuerdo
a las leyes correspondientes, a las personas jurídicas que bajo este esquema
impulsen el sector forestal del estado.
ARTÍCULO 68. Los ejidatarios, comuneros y demás propietarios, poseedores de
terrenos forestales o preferentemente forestales que por la carencia de recursos
económicos no estén en posibilidades de cubrir los costos de elaboración del
programa de manejo forestal, podrán recurrir a la secretaría en los términos del
reglamento de esta ley, para que les proporcione asesoría técnica y/o apoyo
financiero para la elaboración de éste; lo cual se hará en la medida de las
posibilidades presupuestales de la secretaría previa comprobación de la
carencia de dichos recursos.

Sección Tercera
Del Fondo Forestal Estatal
ARTÍCULO 69. El fondo forestal estatal será el instrumento para promover la
conservación, incremento, aprovechamiento sustentable y restauración de los
recursos forestales y sus recursos asociados facilitando el acceso a los servicios
financieros en el mercado, impulsando proyectos que contribuyan a la integración
y competitividad de la cadena productiva y desarrollando los mecanismos de cobro
y pago de bienes y servicios ambientales.

41
El fondo forestal estatal operará a través de un comité mixto, en él habrá una
representación igualitaria y proporcional del sector público estatal y municipal, por
un lado, y por otro, de las organizaciones privadas y sociales de productores
forestales.
ARTÍCULO 70. El fondo forestal estatal se podrá integrar con:
I. Las aportaciones que efectúen los gobiernos federal, estatal y municipales;
II. Créditos y apoyos de organismos nacionales e internacionales;
III. Las aportaciones y donaciones de personas físicas o jurídicas de carácter
privado, mixto, nacionales e internacionales;
IV. El cobro por bienes y servicios ambientales y por asistencia técnica, y
V. Los demás recursos legítimos que se obtengan por cualquier otro concepto.
Capítulo Segundo
De la Infraestructura para el Desarrollo Forestal
ARTÍCULO 71. La autoridad estatal en coordinación con las instancias de la
federación y los municipios, promoverá el desarrollo de infraestructura para el
desarrollo forestal de acuerdo con los mecanismos previstos en la Ley General
para el Desarrollo Forestal Sustentable, de acuerdo a la disponibilidad
presupuestaria, los cuales consistirán en:
I. Electrificación;
II. Obras hidráulicas;
III. Obras de conservación de suelo y agua;
IV. Construcción, rehabilitación y mantenimiento de caminos forestales;
V. Torres para la detección y combate de incendios forestales, y
VI. Las demás que se determinen como de utilidad e interés público.
ARTÍCULO 72. La autoridad estatal colaborará con la federación en un esfuerzo
de infraestructura vial en las regiones forestales, promoviendo la formación de
comités de caminos forestales de conformidad con lo dispuesto por el párrafo
segundo del artículo 145 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

42
Capítulo Tercero
De la Cultura, Educación y Capacitación Forestales
ARTÍCULO 73. La secretaría en coordinación con las dependencias competentes
de la administración pública federal y del mismo estado, y las correspondientes de
los municipios, organizaciones e instituciones públicas, privadas y sociales, de
conformidad con los lineamientos de la sección novena, capítulo quinto del título
primero de la Ley para la Protección y Preservación del Ambiente del Estado de
Guanajuato, realizará en materia cultural forestal las siguientes acciones:
I. Promover y realizar campañas permanentes de difusión y eventos especiales
orientados al logro de la participación organizada de la sociedad en programas
inherentes al desarrollo forestal sustentable;
II. Establecer espacios orientados a elevar el nivel de cultura, educación y
capacitación forestales;
III. Contribuir al diseño, formulación, elaboración y publicación de materiales de
comunicación educativa y guías técnicas actualizadas que reorienten la relación
de la sociedad y lo forestal;
IV. Fomentar la formación de promotores forestales voluntarios;
V. Fomentar y apoyar la capacitación y actualización de los prestadores de
servicios técnicos forestales y ambientales;
VI. Promover los criterios de política forestal previstos en la presente ley, y
VII. Otras que sean de interés para desarrollar y fortalecer la cultura forestal.
ARTÍCULO 74.- En materia de educación y capacitación, la secretaría en
coordinación con las demás dependencias o entidades competentes de los tres
órdenes de gobiernos así como de los sectores social y privado, realizará las
siguientes acciones:
I. Promover la formación, capacitación y superación de técnicos y profesionistas
forestales para ecosistemas forestales del estado;
II. Recomendar la actualización constante de los planes de estudios de carreras
forestales y afines que se impartan por escuelas públicas o privadas;
III. Organizar programas de formación continua y actualización de los servidores
públicos de los ramos forestales estatales y municipales;

43
IV. Impulsar programas de educación y capacitación forestal destinados a
propietarios y productores forestales, así como de los pobladores de las regiones
forestales, en materia de conservación, protección, restauración y
aprovechamiento sustentable de los recursos forestales, así como en materia de
contingencias, emergencias e incendios forestales, y
V. Formular programas de becas para la formación y capacitación forestal.
Las anteriores acciones se considerarán enunciativas y no limitativas.
TÍTULO SEXTO
DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Capítulo Primero
De la Participación Ciudadana en Materia Forestal
ARTÍCULO 75. El ejecutivo estatal y los ayuntamientos conforme a sus
atribuciones legales y en el ámbito de su competencia, promoverán la
participación de la sociedad en general, para que manifiesten su opinión y
propuestas en la planeación, diseño, aplicación y evaluación de los programas e
instrumentos de la política forestal estatal.
ARTÍCULO 76. El estado y los municipios convocarán a foros de consulta a
agrupaciones sociales, privadas y personas físicas, relacionadas con los servicios
técnicos forestales con la finalidad de incluir sus propuestas y opiniones en los
programas y planes relativos al desarrollo forestal estatal y municipal.
ARTÍCULO 77. La secretaría podrá celebrar convenios de colaboración con
municipios, agrupaciones sociales y particulares con la finalidad de promover y
difundir programas y acciones de forestación, reforestación, aprovechamiento,
conservación, ordenación y vigilancia de recursos forestales.
ARTÍCULO 78. El estado promoverá y creará estímulos e incentivos económicos-
fiscales con la finalidad de promover e incentivar la participación ciudadana
voluntaria de los propietarios de terrenos forestales y preferentemente forestales
en la conservación y restauración en su caso, de los recursos forestales.
ARTÍCULO 79. En la elaboración de los distintos planes y programas de
desarrollo forestal del estado y municipios, se tomará la participación y opinión de
los pueblos y comunidades indígenas.

44
Capítulo Segundo
Del Consejo Estatal Forestal
ARTÍCULO 80. El consejo estatal forestal es un órgano de carácter consultivo, de
asesoría y concertación en materia de planeación, supervisión, evaluación de las
políticas y aprovechamiento, conservación y restauración de los recursos
forestales. Invariablemente deberá solicitársele su opinión en materia de
planeación forestal, reglamentos y normas.
ARTÍCULO 81. El consejo estatal forestal estará integrado por los siguientes
miembros:
I. El gobernador del estado, quien fungirá como presidente;
II. El titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, quien fungirá como
secretario;
III. El director general del Instituto de Ecología del Estado, y
IV. Vocales cuyo número y forma de nombrarlos serán de conformidad con el
reglamento de la presente ley, de entre:
a) Titulares de las secretarías u organismos descentralizados;
b) Representantes de instituciones académicas y de investigación en materia
forestal;
c) Representantes de los municipios, de ejidos, comunidades indígenas, pequeños
propietarios, prestadores de servicios técnicos forestales, industriales o personas
físicas o morales relacionadas con la actividad forestal.
Cada integrante del consejo estatal forestal designará un suplente. El gobernador
del estado será suplido por el vocal que para tal efecto designe.
Asimismo se invitará a formar parte del consejo a un representante del Poder
Legislativo de la comisión legislativa vinculada con la materia y a representantes
de la comisión y de la SEMARNAT.
Los cargos de los integrantes del consejo estatal forestal serán honoríficos, por lo
que no recibirán retribución, emolumento ni compensación alguna por su
desempeño.

45
ARTÍCULO 82. La toma de decisiones y la mecánica del desarrollo de los asuntos
competencia del consejo directivo será determinada en el reglamento de la
presente ley.
ARTÍCULO 83. El consejo estatal forestal tendrá las siguientes atribuciones:
I. Coadyuvar con la implementación de la política forestal;
II. Analizar el programa estatal forestal y remitirlo para su aprobación al
gobernador del estado;
III. Aprobar su anteproyecto de reglamento interior y someterlo a la consideración
del gobernador del estado;
IV. Emitir opinión sobre los programas de manejo forestal y cambios de uso de
suelo en terrenos forestales y preferentemente forestales, y
V. Las demás que le señalen las disposiciones legales aplicables y el reglamento
de la presente ley.
TÍTULO SÉPTIMO
DE LOS MEDIOS DE VIGILANCIA
Capítulo Único
De la Denuncia Popular
ARTÍCULO 84. Toda persona podrá denunciar ante la secretaría, el instituto,
autoridades municipales, o ante otras autoridades todo hecho, acto u omisión que
produzca o pueda producir desequilibrio ecológico al ecosistema forestal o daños
a los recursos forestales o contravenga las disposiciones de la presente ley y las
demás que regulen materias relacionadas con los ecosistemas forestales, sus
recursos o bienes y servicios ambientales asociados a éstos.
El denunciante deberá aportar todos los elementos de prueba con que cuente para
sustentar su denuncia y se encauzará conforme al procedimiento establecido en el
capítulo quinto, del título sexto de la Ley para la Protección y Preservación del
Ambiente del Estado de Guanajuato, para el trámite que corresponda.

TRANSITORIOS
ARTÍCULO PRIMERO. El presente decreto entrará en vigor el cuarto día siguiente
al de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

46
ARTÍCULO SEGUNDO. El gobernador del estado expedirá el reglamento de la
presente ley en un plazo no mayor de seis meses contado a partir de la entrada en
vigor del presente decreto.
ARTÍCULO TERCERO. El consejo estatal forestal adecuará su composición y
estructura, de conformidad con lo dispuesto en el capítulo segundo, del título
sexto, en un término de seis meses contados a partir de la entrada en vigor del
presente decreto.
ARTÍCULO CUARTO. El titular del Poder Ejecutivo realizará los ajustes
presupuestales necesarios para dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente
ley.
Reglamento de la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y los
Municipios de Guanajuato
DECRETO GUBERNATIVO NÚMERO 237, MEDIANTE EL CUAL, SE EXPIDE
EL REGLAMENTO DE LA LEY DE DESARROLLO FORESTAL SUSTENTABLE
PARA EL ESTADO Y LOS MUNICIPIOS DE GUANAJUATO.
Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Guanajuato
Año XCII
Tomo CXLIII
Guanajuato, Gto., a 16 de septiembre del 2005 Número 148
Ordinario
Gobierno del Estado - Poder Ejecutivo
Decreto Gubernativo Número 237, mediante el cual, se expide el
Reglamento de la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y
los Municipios de Guanajuato.………………………………….…….................
Juan Carlos Romero Hicks, Gobernador Constitucional del Estado Libre y
Soberano de Guanajuato, en ejercicio de las facultades que me confieren los
artículos 77 fracciones II, III y XXIV y 79 de la Constitución Política del Estado; y
en observancia de lo dispuesto por los artículos 2o y 9o de la Ley Orgánica del
Poder Ejecutivo para el Estado; y
CONSIDERANDO

47
Que en fecha 15 de marzo del 2005, se publicó en el Periódico Oficial del
Gobierno del Estado Número 42, Segunda Parte, el Decreto Legislativo Número
162 expedido por la Quincuagésima Novena Legislatura Constitucional del Estado
Libre y Soberano de Guanajuato mediante el cual se emite la Ley de Desarrollo
Forestal Sustentable para el Estado y los Municipios de Guanajuato.
Considerando que una Ley es general y abstracta, se requiere de un
ordenamiento que especifique los supuestos generales que se encuentran
contemplados en la misma y señale los procedimientos específicos para su
aplicación, evitando con ello interpretaciones que contraríen el espíritu del
legislador al emitir la referida Ley.
Con el presente Reglamento se da cumplimiento al artículo segundo transitorio de
la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y los Municipios de
Guanajuato.
Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en las disposiciones legales y
consideraciones previamente señaladas, he tenido a bien expedir el siguiente:

DECRETO GUBERNATIVO NÚMERO 237


Artículo Único.- Se expide el Reglamento de la Ley de Desarrollo Forestal
Sustentable para el Estado y los Municipios de Guanajuato, para quedar en los
siguientes términos:
Reglamento de la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y los
Municipios de Guanajuato.

CAPÍTULO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1o.- Las disposiciones de este ordenamiento son de orden público e
interés general y tienen por objeto reglamentar la Ley de Desarrollo Forestal
Sustentable para el Estado y los Municipios de Guanajuato.
Artículo 2o.- Para los efectos del presente Reglamento, además de la
terminología establecida en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y

48
en la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y los Municipios de
Guanajuato, se entenderá por:
I.- Instituto: Instituto de Ecología del Estado;
II.- Inventario: Inventario Estatal Forestal y de Suelos;
III.- Ley: Ley de Desarrollo Forestal Sustentable para el Estado y los Municipios de
Guanajuato;
IV.- Secretaría: Secretaría de Desarrollo Agropecuario;
V.- Servicio: Servicio Estatal Forestal; y
VI.- Sistema: Sistema Estatal de Información Forestal.

CAPÍTULO SEGUNDO
DE LA INTEGRACIÓN, COORDINACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL SERVICIO
ESTATAL FORESTAL
Artículo 3o.- El Servicio se integrará por:
I.- La Secretaría;
II.- El Instituto;
III.- La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado;
IV.- La Universidad de Guanajuato; y
V.- Los Municipios del Estado.
Artículo 4o.- La coordinación del Servicio, estará a cargo de la Secretaría la que
en todo momento deberá observar y atender los acuerdos o convenios generales y
específicos para el cumplimiento del objeto del Servicio.
Artículo 5o.- El funcionamiento del Servicio será mediante la celebración de
acuerdos o convenios generales y específicos que se requieran.
Artículo 6o.- De acuerdo a la naturaleza y competencia de los integrantes del
Servicio, se designará a la autoridad que dirija a cada uno de los grupos de trabajo
que refiere la Ley.
Los ayuntamientos designarán a un representante para que participe en las
actividades de cada uno de los grupos de trabajo, cuya organización y
funcionamiento lo establecerán los integrantes del Servicio.

49
CAPÍTULO TERCERO
DEL SISTEMA ESTATAL DE INFORMACIÓN FORESTAL
Artículo 7o.- El Sistema, como instrumento indispensable para la planeación y
evaluación del desarrollo forestal sustentable, estará a cargo de la Secretaría a
través de su Dirección de Planeación, Informática y Calidad.
Artículo 8o.- La Dirección de Planeación, Informática y Calidad tendrá las
siguientes funciones:
I.- Diseñar y elaborar los formatos para recopilar la información en materia forestal;
II.- Solicitar y recibir del Instituto la información de que disponga en materia
forestal;
III.- Solicitar y recibir de las autoridades municipales la información en materia
forestal;
IV.- Integrar y actualizar la información que deberá contener el Sistema;
V.- Difundir la existencia e instrumentación del Sistema;
VI.- Incorporar al Sistema Nacional de Información Forestal la información
correspondiente que derive del Sistema;
VII.- Compilar y procesar la información sobre el uso doméstico de los recursos
forestales; y
VIII.- Las demás que sean necesarias para el cumplimiento de sus funciones.
Artículo 9o.- Para efectos de la integración del Sistema, la autoridad municipal
entregará la siguiente información:
I.- Existencia de madereras;
II.- Existencia de aserraderos;
III.- Existencia de expendios de carbón;
IV.- Superficie reforestada en zonas rurales;
V.- Identificación de cambios de usos de suelo; y
VI.- La demás que resulte de importancia estratégica para la planeación y
evaluación del desarrollo forestal en la Entidad.
La Dirección de Planeación, Informática y Calidad establecerá la periodicidad y
plazos para que los Municipios remitan su información.

50
CAPÍTULO CUARTO
DEL INVENTARIO ESTATAL FORESTAL Y DE SUELOS
Artículo 10.- La Secretaría integrará el Inventario atendiendo en su caso a los
criterios, procedimientos y metodologías que al respecto promuevan las
autoridades federales competentes.
Artículo 11.- Además de lo dispuesto por el artículo 29 de la Ley, el Inventario
deberá contener la información siguiente:
I.- Áreas afectadas por incendios, plagas, enfermedades o por cualquier siniestro;
II.- Áreas de recarga de acuíferos; y
III.- La demás que se considere necesaria.
Artículo 12.- La organización, actualización y monitoreo de los datos contenidos
en el Inventario se llevarán a cabo bajo los principios, criterios y lineamientos que
se establezcan para el Inventario Nacional Forestal y de Suelos.
CAPÍTULO QUINTO
DE LA ORDENACIÓN FORESTAL
Artículo 13.- La Secretaría y el Instituto de manera conjunta elaborarán los
Programas de Ordenamiento Forestal, tomando en consideración los siguientes
instrumentos:
I.- El Inventario; y
II.- Los Ordenamientos Ecológicos del Territorio a nivel estatal, regional y
municipal. El contenido, expedición y publicación de los Programas se hará en
observancia a las disposiciones contenidas en la Ley de Planeación para el
Estado de Guanajuato y su Reglamento.
Artículo 14.- En la integración, organización y actualización de la ordenación
forestal, se deberán observar los siguientes criterios:
I.- La delimitación de las cuencas, subcuencas y microcuencas hidrológicas;
II.- La delimitación de las Áreas Naturales Protegidas de carácter estatal y en su
caso federal;
III.- Las características, grado de conservación y diversidad de los ecosistemas o
tipos de vegetación;
IV.- La problemática y degradación presente en los ecosistemas; y

51
V.- Los demás que se determinen por la Secretaría y el Instituto.
Artículo 15.- La ordenación forestal se llevará acabo a través de los siguientes
niveles:
I.- Estatal;
II.- Regional; y
III.- Municipal.
Artículo 16.- La ordenación forestal deberá contener por lo menos:
I.- La determinación del área o región a ordenar, describiendo sus características
físicas, biológicas y socioeconómicas, así como el diagnóstico de sus condiciones
ambientales;
II.- El establecimiento de criterios de regulación forestal para la preservación,
protección, restauración y aprovechamiento sustentable de los recursos forestales
que se localicen en la región de que se trate; y
III.- Los lineamientos para su ejecución, evaluación, seguimiento y modificación.
Artículo 17.- La ordenación forestal podrá estar conformada por las siguientes
categorías:
I.- De protección o conservación;
II.- De aprovechamiento o producción; y
III.- De restauración.

CAPÍTULO SEXTO
DE LAS UNIDADES DE MANEJO FORESTAL
Artículo 18.- La Secretaría en coordinación con la Comisión Nacional Forestal
delimitarán las Unidades de Manejo Forestal, a fin de realizar las actividades de
acopio de información con fines de ordenación forestal, manejo forestal
sustentable y conservación de los recursos forestales.
Artículo 19.- Las Unidades de Manejo Forestal tendrán las siguientes funciones:
I.- Promover y difundir los programas forestales que implementen la Secretaría y la
Comisión Nacional Forestal;
II.- Apoyar el seguimiento y evaluación de los programas desarrollados en la
Unidad de Manejo Forestal;

52
III.- Funcionar como sistemas de ventanilla única, receptoras de las solicitudes de
los usuarios del sector forestal; y
IV.- Las demás que les señale la Secretaría.
Artículo 20.- Las Unidades de Manejo Forestal además de las actividades
previstas en la Ley tendrán las siguientes:
I.- Coadyuvar en las actividades de protección y conservación de suelo y agua;
II.- Participar en la elaboración del Inventario;
III.- Participar en la elaboración de programas regionales de abastecimiento de
materias primas forestales;
IV.- Difundir las campañas para el desarrollo forestal; y
V.- Las demás que les señale la Secretaría.

CAPÍTULO SÉPTIMO
DEL SISTEMA DE VENTANILLA ÚNICA
Artículo 21.- Las Unidades de Manejo Forestal y la Secretaría, fungirán como
Ventanillas Únicas receptoras de las solicitudes de los usuarios del sector forestal.
Artículo 22.- Las Ventanillas Únicas receptoras tendrán las siguientes funciones:
I.- Orientar correcta y oportunamente al usuario del sector forestal sobre los
requisitos y procedimientos necesarios para la realización de trámites y servicios;
II.- Efectuar la recepción, clasificación y asignación de documentos a las áreas
correspondientes, con apego a las reglas de operación de los programas; y
III.- Las demás que sean necesarias para el cumplimiento de sus funciones.

CAPÍTULO OCTAVO
DEL USO DE FUEGO EN ZONAS FORESTALES O PREFERENTEMENTE
FORESTALES CON FINES AGRÍCOLAS
Artículo 23.- La Secretaría es la instancia encargada de autorizar el uso de fuego
en los terrenos forestales o preferentemente forestales con fines agrícolas.
Artículo 24.- La solicitud para la autorización de toda quema que se realice en
terrenos forestales o preferentemente forestales con fines agrícolas deberá

53
formularse por escrito y estar firmada por quien la realiza, así como contener bajo
protesta de decir verdad, los siguientes requisitos:
I.- El nombre, denominación o razón social del solicitante y, en su caso, de quien
promueva en su nombre, así como el domicilio del mismo;
II.- Los datos de identificación y localización del predio, características
topográficas del terreno, así como el tipo de tenencia;
III.- La superficie a quemar, el método que habrá de utilizarse y el número de
personas que habrán de participar en la quema; y
IV.- El objetivo de la quema y la vegetación que habrá de quemarse, así como la
fecha y hora de inicio y término de la misma.
La solicitud deberá presentarse con cuarenta días naturales de anticipación a la
fecha y hora que señale para inicio y término de la quema.
Artículo 25.- Para el uso de fuego en terrenos forestales o preferentemente
forestales con fines agrícolas se deberán observar las siguientes medidas:
I.- El terreno en que tendrá lugar la quema deberá delimitarse mediante la apertura
de guardarayas, cuya anchura mínima será de 3 metros, comprendidos en el
interior del propio predio;
II.- Cuando los terrenos preparados para la quema se encuentren en lugares
próximos o colindantes con áreas de arbolado, plantíos, pastos o cultivos, y que
exista riesgo de propagación o pérdida de control del fuego, no se deberá realizar
la quema en acción simultánea sino en orden sucesivo y en fechas distintas;
III.- Se deberá dar aviso a los propietarios, poseedores o usufructuarios de los
predios colindantes al terreno en que se realizará la quema, con una anticipación
mínima de cinco días hábiles a la fecha en que se pretenda efectuar la misma;
IV.- Se deberá iniciar la quema en condiciones meteorológicas favorables para
obtener baja
intensidad del fuego y lenta propagación del mismo, esto es cuando exista poco
viento, alta humedad en el ambiente y una temperatura baja, respecto al promedio
anual registrado en la región;

54
V.- Cuando el terreno cuente con pendientes o inclinación, se deberá iniciar la
quema desde la parte superior y cuando el terreno sea plano se iniciará la quema
en contra del viento;
VI.- Se deberá realizar la liquidación total del fuego a partir del perímetro y hasta
un mínimo de 10 metros hacia adentro del área quemada, debiendo mantener
vigilancia constante, hasta asegurar que la quema no genere un incendio
posterior;
VII.- Prever la intervención de las autoridades competentes a efecto de que
coadyuven en el control del incendio, en el caso de que el solicitante no pueda con
el mismo; y
VIII.- Las demás observaciones y recomendaciones que la Secretaría o el
solicitante consideren necesarias para la realización de la quema.
Artículo 26.- Recibida la solicitud la Secretaría verificará el cumplimiento de todos
los requisitos y resolverá en un plazo de quince días hábiles. En el caso de faltar
alguno de los requisitos dará aviso al solicitante para que subsane su omisión o
complemente su información en un plazo de tres días hábiles con el
apercibimiento que de no hacerlo se le tendrá por no presentada la solicitud.
Si la Secretaría no da respuesta en el plazo señalado en el párrafo que antecede,
se entenderá que responde en sentido positivo.
Artículo 27.- En el uso de fuego en zonas forestales o preferentemente forestales
se observará lo dispuesto en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y
en las Normas Oficiales Mexicanas que para tal efecto emita la SEMARNAT.

CAPÍTULO NOVENO
DE LA PREVENCIÓN, COMBATE Y CONTROL DE INCENDIOS FORESTALES
Artículo 28.- Las agrupaciones de defensa forestal, podrán participar en las
actividadesde prevención, control y combate de incendios forestales previa
capacitación de conformidad con los acuerdos o convenios suscritos entre la
Secretaría y la Comisión Nacional Forestal, a cuyos integrantes se les expedirá
credencial que los identifique como tales.

55
Quienes pretendan ingresar a las agrupaciones de defensa forestal deberán
cumplir con el siguiente perfil:
I.- Tener vocación y espíritu de servicio en el cuidado de los recursos forestales;
II.- Conocer la fisiografía del lugar;
III.- Ser mayor de 16 años; y
IV.- Preferentemente tener más de 2 años de residencia en el lugar.
Artículo 29.- Los propietarios de terrenos forestales o preferentemente forestales
que no hayan sido afectados por incendios durante un periodo de siete años
continuos, serán acreedores a estímulos económicos-fiscales que el Estado les
otorgue de conformidad con su presupuesto con la finalidad de que lleven a cabo
acciones de aprovechamiento y restauración de los recursos forestales.
Para el otorgamiento de los estímulos referidos en el párrafo anterior, la Secretaría
deberá previamente realizar la verificación de los terrenos forestales o
preferentemente forestales.

CAPÍTULO DÉCIMO
DE LA REFORESTACIÓN
Artículo 30.- Cuando por causa de utilidad pública sea necesario reforestar en
predios de propiedad particular, el Estado realizará la declaratoria
correspondiente.
Artículo 31.- La Secretaría realizará los estudios previos que fundamenten
técnicamente la declaratoria referida en el artículo anterior.
Artículo 32.- Los propietarios o poseedores de los predios que se pretendan
reforestar, permitirán su acceso a las autoridades competentes para la práctica de
los estudios antes mencionados.
Artículo 33.- La Secretaría propondrá al Titular del Poder Ejecutivo del Estado la
expedición de la declaratoria de reforestación correspondiente, misma que deberá
publicarse en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

56
La Secretaría formulará dentro de un término no mayor a un año contado a partir
de la publicación de la declaratoria respectiva, el Programa de Manejo de
Reforestación, dándole participación a los propietarios o poseedores.

CAPÍTULO DÉCIMO PRIMERO


DEL FOMENTO AL DESARROLLO FORESTAL
Artículo 34.- La asesoría técnica o el apoyo financiero a que se refiere el artículo
68 de la Ley, deberá realizarse de conformidad con los recursos públicos
disponibles bajo los siguientes criterios:
I.- Para la comprobación de carencia de recursos, se considerarán:
a) Los índices de marginación 4 y 5 de acuerdo a la clasificación del Consejo
Nacional de Población;
b) Que los terrenos no cuenten con antecedentes de aprovechamiento; y
c) Que los propietarios no cuenten con otras fuentes de ingresos.
II.- El apoyo se otorgará observando las reglas de operación de los programas que
en materia forestal se implementen.

CAPÍTULO DÉCIMO SEGUNDO


DEL CONSEJO ESTATAL FORESTAL
Artículo 35.- El Consejo Estatal Forestal se integrará de conformidad con lo
previsto en la Ley.
Los vocales que integrarán el Consejo serán los siguientes:
I.- El Titular de la Comisión Estatal del Agua de Guanajuato;
II.- El Titular de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado;
III.- El Delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente;
IV.- El Rector de la Universidad de Guanajuato;
V.- El Director del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y
Pecuarias;
VI.- El Director del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto
Politécnico Nacional;

57
VII.- Un representante municipal y uno de los ejidos de cada una de las Unidades
de Manejo Forestal del Estado; y
VIII.- Un representante de los prestadores de servicios técnicos forestales,
designado por su Asociación Estatal.
Artículo 36.- Además de las atribuciones señaladas en la Ley, el Consejo Estatal
Forestal tendrá las siguientes:
I.- Designar a los representantes de organizaciones privadas y sociales de
productores forestales y del sector público estatal que integrarán el Comité Mixto
que operará el Fondo Forestal Estatal;
II.- Solicitar la designación de los representantes del sector público municipal a
través de las Unidades de Manejo Forestal que integrarán el Comité Mixto que
operará el Fondo Forestal Estatal; y
III.- Expedir los estatutos que regularán el funcionamiento y organización del
Comité Mixto que operará el Fondo Forestal Estatal.
Artículo 37.- Los integrantes propietarios del Consejo Estatal Forestal, tendrán
derecho a voz y voto y en ausencia de éstos sus suplentes contarán con las
mismas facultades que los primeros.
Artículo 38.- El Consejo Estatal Forestal celebrará un mínimo de cuatro sesiones
ordinarias al año, en el lugar que se señale para tal efecto en la convocatoria; y las
sesiones extraordinarias que sean necesarias.
Para que las sesiones sean válidas se requiere la asistencia de la mayoría simple
de sus miembros.
Artículo 39.- La convocatoria que realice el Secretario del Consejo Estatal
Forestal contendrá el orden del día, la cual deberá ser notificada por escrito en el
domicilio de cada uno de sus integrantes con cuatro días de antelación a la fecha
señalada para la sesión.
Artículo 40.- La sesiones sólo versarán sobre los asuntos que expresamente se
contengan en el orden del día, durante su desarrollo el Secretario del Consejo
Estatal Forestal levantará un acta que deberá ser firmada por todos los asistentes
a efecto de integrarla al libro respectivo.

58
Artículo 41.- Las resoluciones del Consejo Estatal Forestal se tomarán por
mayoría de votos de los integrantes presentes. En caso de empate el Presidente
tendrá voto de calidad.
TRANSITORIOS
Artículo Primero.- El presente Decreto Gubernativo entrará en vigencia el cuarto
día siguiente al de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.
Artículo Segundo.- El Consejo Estatal Forestal, contará con un plazo de tres
meses a partir de la entrada en vigencia del presente Decreto Gubernativo para
expedir los Estatutos del Comité Mixto que operará el Fondo Forestal Estatal.
Artículo Tercero.- La Secretaría de Desarrollo Agropecuario contará con un plazo
de seis meses a partir de la entrada en vigencia del presente Decreto Gubernativo
para expedir los formatos que se requieran en los trámites de materia forestal.
Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo en la Ciudad de Guanajuato, Capital a
los catorce días del mes de septiembre de 2005 dos mil cinco.

REFORESTACIÓN EN MÉXICO

La velocidad de deforestación en México se ha reducido en 35 por ciento durante


los últimos cinco años

La velocidad de deforestación en México se ha reducido en 35 por ciento durante


los últimos cinco años, pero todavía se pierden 155 mil hectáreas de cubierta
vegetal por año, informó este jueves la Organización de Naciones Unidas para la
Agricultura y la Alimentación (FAO).

La superficie deforestada en este país en un solo año es poco mayor al territorio


poblado de la ciudad de México, sin los municipios conurbados. Esta área suma
147 mil 900 hectáreas.

El país “reportó para el periodo 2000-2005 una pérdida anual de 235 mil hectáreas
59
de bosques y selvas, mientras que para el periodo 2005-2010 es del orden de las
155 mil hectáreas anuales”, indica el informe presentado simultáneamente en
varios países de interés forestal global.

El diagnóstico de la FAO sobre México es parte del documento Los Bosques del
Mundo 2010, que reúne la información de los recursos forestales de 233 países y
advierte que pese a los avances en algunos gobiernos de países en desarrollo,
todavía hay naciones donde la tasa de destrucción de la cubierta vegetal es
alarmante.

México fue uno de los mejor evaluados en este informe técnico-científico donde se
utilizaron imágenes de satélite, cartografía de uso de suelo y vegetación y visitas
de campo. El gobierno de México auxilió a la construcción de este informe con
información del Inventario Nacional Forestal y de Suelos, así como de otros
bancos de datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía (INEGI).

La FAO señala que en el ámbito internacional se registra una disminución de la


tasa de deforestación como resultado de una serie de esfuerzos institucionales por
parte de los países, pero advierte que la pérdida de superficie forestal sigue
siendo muy alta en algunas regiones.

América del Sur y África continúan con la pérdida neta de bosques más elevada,
en tanto que el área de América del Norte y Central, en la que se ubica México,
notificó una pérdida neta de bosques similar a la de inicios de la década.

“Los principales resultados de la evaluación indican también que entre 2005 y


2010 la superficie de bosques plantados aumentó aproximadamente 5 millones de
hectáreas por año en todo el mundo, rubro en el que destacan Asia, Europa y
América del Norte”, dice el informe.

La FAO realiza la evaluación mundial de los recursos forestales cada cinco a diez

60
años desde 1946, con el fin de proporcionar información a los encargados de la
formulación de políticas en los países para las negociaciones y acuerdos
internacionales, así como a las organizaciones relacionadas con los bosques y al
público en general.

Durante 50 años, la destrucción de los bosques en México se convirtió en una


desgracia ejemplar. A través de programas para repartir la tierra, como los planes
Uxpanapa, Chontalpa y Balancán-Tenosique, el gobierno mexicano pagaba a los
campesinos para tumbar pinos, encinos, ceibas, huizaches y otras tantas especies
y en su lugar sembrar maíz, arroz y otros cultivos.

Pero eso ha cambiado desde principios de los años 90 del siglo pasado, gracias a
nuevas políticas y a que miles de ejidatarios y comuneros se han organizado para
hacer una cosecha ordenada de bosques y selvas. En 2009, México fue el país
número uno, a nivel mundial, en bosques certificados y premiados por su manejo
sustentable.

En los estados de Oaxaca, Durango, Michoacán, Veracruz, Quintana Roo,


Tabasco y Campeche, entre otros, hay 2 mil 400 comunidades que cosechan el
bosque y la selva de manera ordenada y con grandes esfuerzos para reforestar
las áreas taladas. Ellos operan con regulaciones de la Secretaría de Medio
Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Comisión Nacional Forestal
(Conafor). Todas estas comunidades han sido certificadas por agencias
internacionales.

MÉXICO SEGUNDO LUGAR EN REFORESTACIÓN

El mundo ha sobrepasado la meta fijada por la ONU de plantar mil millones de


árboles en 2007 para ayudar a frenar el cambio climático, liderado por proyectos
forestales en Etiopía y México, dijo ayer el Programa de Naciones Unidas para el
Medio Ambiente (PNUMA).

61
La iniciativa, inspirada por la ambientalista keniana y ganadora del Nobel de la Paz
2004, Wangari Maathai, apunta a contrarrestar la deforestación por tala y quema
de bosques y selvas para generar tierras de cultivo.

“Una iniciativa para catalizar el compromiso y la plantación de mil millones de


árboles ha sido alcanzada e incluso superado su marca”, dijo el jefe del PNUMA,
Achim Steiner.

“Es una señal más del impresionante momento del que fuimos testigos este año
sobre el desafío para esta generación: el cambio climático”. Mientras crecen los
árboles absorben dióxido de carbono, uno de los principales causantes del
calentamiento global.

El PNUMA dijo que Etiopía parecía ser el líder de la iniciativa, con 700 millones de
árboles plantados a través de un plan nacional de reforestación. Sólo 3 por ciento
del país africano está arbolado en la actualidad, contra 40 por ciento que lo estaba
hace siglos.

Otros de los que encabezaron la tabla de máximos plantadores son México con
217 millones, Turquía, 150 millones; Kenia, 100 millones; Cuba, 96.5; Ruanda, 50
millones; Corea del Sur, 43 millones; Túnez, 21 millones; Marruecos y Myanmar,
20 millones cada uno, y Brasil, 16 millones.

La meta de mil millones de árboles fue establecida en noviembre en Nairobi, pese


a las críticas de que sería imposible de verificar.

Su superación se ha declarado menos de una semana antes del inicio de la


reunión de los ministros de medio ambiente del mundo, a realizarse en Bali,
Indonesia, del 3 al 14 de diciembre.

“Ustedes respondieron más allá de nuestros sueños”, dijo Maathai. “Ahora


debemos mantener la presión y continuar el buen trabajo para el planeta. Planten
otro árbol hoy para celebrar”, agregó.

62
Se espera que China, Guatemala y España anuncien pronto nuevas plantaciones
de millones de árboles, dijo el PNUMA

PROGRAMA DE REFORESTACIÓN EN GUANAJUATO

En el estado de Guanajuato, a través del PRONARE 2002, se establecieron


288plantaciones en 38 municipios pertenecientes a las regiones I y II, de entre los
cuales figuran San Felipe, San Luis de la Paz y Tierra blanca, en donde se
concentró el 63 % de las plantaciones establecidas.

Las regiones prioritarias que se cubrieron en estos municipios fueron: el Pinal del
Zamorano, en Tierra Blanca; Sierra Gorda-Río Moctezuma, en el municipio de San
Luis de la Paz, y Sierra de Santa Bárbara-Sierra de Santa Rosa, en San Felipe.
También se atendieron otras zonas prioritarias como Cerro Ancho-Lago de
Cuitzeo, Sierra de Chincua y Hoya Rincón de Parangueo.

La evaluación del PRONARE 2002 en el estado de Guanajuato se llevó a cabo en


dos vertientes principales, que son:

Evaluación técnica, donde se analizó el cumplimiento de los objetivos del


Programa en cuanto a cantidad y calidad de la reforestación (la supervivencia de
las plantas, el índice de calidad de la reforestación y el cumplimiento de las metas
físicas del Programa), así como la estimación del impacto sobre el control de la
erosión, la protección de cuencas hidrológicas, la restauración de áreas naturales
y sus impactos sociales.

Evaluación de la gestión y operación del Programa, a través del análisis de la


información captada mediante la aplicación de entrevistas a Funcionarios
vinculados con él, y a miembros del Comité Estatal de Reforestación, con el
propósito de generar recomendaciones que permitan mejorar la operación futura
del PRONARE.

63
Indicadores básicos de la evaluación

Conceptos Indicadores Alcanzado


Recolección de germoplasma 100
Producción de planta de calidad 100
Superficie a reforestar 100
Mantenimiento de las plantaciones establecidas 12
Gestión
(porcentaje de metasAlcanzadas)
Protección de las plantaciones establecidas 89
Superficie evaluada (hectáreas) 817.25
Plantas evaluadas (número) 737,357
Porcentaje de Supervivencia Ponderada 38.3
Porcentaje de Supervivencia Respecto al Padrón Ponderada 29.3
Índice de Calidad de la Reforestación (%) 56
Principales indicadores técnicos
Porcentaje de plantas faltantes 20
Fuente: UACh-UNICEDER, con base en la evaluación del Programa.
Evaluación PRONARE Guanajuato 2002
UACh-UNICEDER 2

Objetivos estratégicos a nivel estado


• Identificar los sitios potenciales para realizar acciones de reforestación dirigidas a
revertir los procesos de deterioro de los diferentes ecosistemas.

• Geoposicionamiento y levantamiento de los polígonos al 100% de los sitios en


donde se aplicaron los Programas de reforestación.

• Operar un Programa estatal 2002 validado por el Comité Estatal de


Reforestación.

64
• Concertar con los dueños o poseedores de los sitios de reforestación.

• Seleccionar las especies más adecuadas a las condiciones observadas y


valoradas en campo, así como aquéllas por las cuales el propietario o poseedor de
la tierra tenga preferencia.

• Conocer la procedencia y la calidad del germoplasma que se utilice en la


producción de planta, éste deberá ser acorde a las necesidades de los trabajos de
restauración y/o
Reforestación.

• Producir planta de óptima calidad, tanto desde el punto de vista morfológico


como en vigor o calidad fisiológica.

• Seleccionar la planta para garantizar que salga del vivero solamente la de mejor
calidad y lograr el mayor prendimiento en campo.

• Realizar una adecuada preparación del sitio de plantación, sea manual o


mecanizada,para incrementar la supervivencia y el crecimiento inicial de la planta.

• Trasladar la planta a campo en vehículos acondicionados para el transporte de


contenedores, para que ésta no sufra daños durante el camino.

• Realizar adecuadamente el establecimiento de la planta en campo, utilizando


para ello la herramienta y equipo de acuerdo a la condición del sitio.

• Establecer la protección (cerco perimetral) de predios que se encuentren en


zonas expuestas a incendios y pastoreo, entre otros.

• Realizar la evaluación de las reforestaciones para determinar las posibles fallas


en el proceso de reforestación.

65
Evaluación técnica de los impactos del PRONARE
La evaluación técnica consideró el levantamiento de datos en los predios
evaluados para determinar las condiciones generales de la plantación, y estimar
las principales características físicas y ecológicas del sitio a través de parámetros
cualitativos y cuantitativos.

A nivel estatal, el porcentaje de Supervivencia Aparente Ponderada fue del 38.3%,


y una Supervivencia con Respecto al Padrón Ponderada de 29.3%. El índice de
calidad de la reforestación (ICR) fue del 56%, lo cual quiere decir que de cada 100
plantaciones establecidas en el estado, 56 tienen una supervivencia aparente
mayor o igual al 60%, y un calificativo de calidad de bueno.

Las principales causas de muerte de la planta en el estado, fueron: la sequía, la


fecha inadecuada de plantación, las heladas y el sobre pastoreo; por lo que las
acciones de manejo Evaluación PRONARE Guanajuato 2002 UACh-UNICEDER 3
recomendadas, fueron: la protección con cajetes para conservar la humedad, la
construcción de cercos y la reposición de planta.

Evaluación de gestión del Programa


Las metas sobre colecta de germoplasma, producción de planta de calidad y
superficie a reforestar, se cumplieron en un 100%; en cuanto al mantenimiento de
plantaciones sólo se cubrió el 12% del total de predios establecidos; y respecto al
cercado o protección, se alcanzó el 89% de lo estipulado.

La participación de las comunidades en el Programa fue importante, debido en


parte a la puesta en marcha del PET en conjunto con el PRONARE, lo que generó
interés por participar, tanto en la preparación del terreno como en el
establecimiento de la plantación.

Conclusiones generales

66
El PRONARE en el estado de Guanajuato tomó un curso favorable, al iniciar la
reconversión de los viveros a la producción de especies nativas a mayor escala, y
con la disminución en la producción de especies de coníferas.
Las especies que han logrado importantes índices de supervivencia son: el nopal
(Opuntiaspp) y el maguey (Agave atrovirens), debido a que son nativas y, por lo
tanto, adaptadas a las condiciones ecológicas del estado.
La participación coordinada de las dependencias participantes ha generado el
cumplimiento de las metas establecidas en colecta de germoplasma, producción
de planta de calidad y superficie reforestada.

Fortalezas
• Buena infraestructura para producción de planta de calidad.
• Reconversión de los viveros para producir especies nativas.
• Disposición de los beneficiarios para continuar con el Programa.
• Áreas prioritarias definidas.
• Buena colaboración interinstitucional en el CER.

Debilidades
• Insuficiencia de personal técnico.
• Presupuestos retrasados.
• Falta de difusión del Programa.
• Trámites excesivos para la participación.
Principales recomendaciones
Evaluación PRONARE Guanajuato 2002
UACh-UNICEDER 4
Establecer especies que no sólo tengan el propósito de restaurar y conservar los
ecosistemas, sino que tengan un proyecto productivo que genere mayor interés
entre los beneficiarios, y a largo plazo mejore la economía de las comunidades.

67
Concretar un Comité Técnico Forestal conformado por especialistas de las
diferentes dependencias participantes en el CER, que dé seguimiento y realice
evaluaciones periódicas, para que de esta forma se logre incrementar el
porcentaje de supervivencia y la calidad de las plantaciones establecidas.

ENCUESTA
1. ¿Sabes lo que es la reforestación?
Si ____ No________
2. ¿Piensas que la reforestación es importante?
Si______ No_________
3. ¿Conoces las consecuencias si no hay
reforestación?
Si _____ No________
4. ¿Has participado en algún programa de
reforestación?
Si____ No_______
5. ¿Has hecho aportaciones monetarias a algún
programa de reforestación?

68
Si____ No ________
6. ¿Conoces algún programa de reforestación del
gobierno?
SI____ No______

1. ¿Sabes lo que es la reforestación?

2. ¿Piensas que la reforestación es importante?

69
3. ¿Conoces las consecuencias si no hay
reforestación?

4. ¿Has participado en algún programa de


reforestación?
70
5. ¿Has hecho aportaciones monetarias a algún
programa de reforestación?

6. ¿Conoces algún programa de reforestación del


gobierno?

71
72