Sie sind auf Seite 1von 1

PLAGUICIDAS- MOVILIDAD

El lixiviado de plaguicidas hacia el acuífero es un fenómeno complejo en el que


intervienen numerosos procesos que ocurren tanto en la capa edáfica (en la que
existe gran actividad biológica) como en la zona no saturada. Estos procesos son,
fundamentalmente, sorción, degradación y volatilización.
La solubilidad en el agua es el primer factor a considerar en el proceso de lixiviado
de los plaguicidas.
La mayoría de los plaguicidas químicos son sustancias de bajo peso molecular y poco
solubles en agua (son más solubles los iónicos que los no iónicos, y más los
catiónicos que los aniónicos). Así pues, los compuestos organoclorados son poco solubles
en agua debido a su carácter apolar, los organofosforados son, en general, más solubles y
los herbicidas ácidos son los menos solubles.

El transporte a través de la zona no saturada está influenciado por los siguientes factores:
Contenido en arcillas, la cual presenta una alta capacidad de adsorción frente a
plaguicidas cargados positivamente. A mayor contenido arcilloso, mayor capacidad de
adsorción.
Contenido la materia orgánica, que contribuye notablemente a la absorción del
plaguicida y afecta a la bioactividad, bioacumulación, biodegradabilidad, lixiviabilidad y
volatilidad de estos productos. En general, los suelos con altos contenidos de materia
orgánica adsorben los plaguicidas y favorecen los procesos de transformación y
degradación de los mismos y, por ello, inhiben su transporte hacia el agua subterránea.
Textura, estructura y porosidad. La textura se refiere al porcentaje de arena, limo y arcilla
que contiene el suelo, e influye en el lixiviado o percolación del plaguicida hacia al
agua subterránea. A mayor tamaño de grano, mayor facilidad para el lixiviado o
percolación de plaguicidas disueltos en agua. La estructura se refiere a la forma en que se
agrupan los granos del suelo para formar agregados, como por ejemplo, estructuras
planas, granulares, prismáticas, en bloques, etc... El tipo de estructura viene dado, a
su vez, por la textura y el contenido en materia orgánica. La porosidad es función del
espacio total ocupado por los poros y del tamaño y distribución de los mismos. El transporte
de plaguicidas es mucho más rápido a través de suelos porosos.

Volatilidad

La volatilidad representa la tendencia del plaguicida a pasar a la fase gaseosa. Se mide a


partir de la constante de Henry que depende de la presión de vapor en estado líquido y de la
solubilidad en agua. Representa por tanto el reparto del plaguicida entre la fase líquida del
suelo y la atmósfera.

Así por ejemplo, un compuesto con presión de vapor alta pero muy soluble en agua, tiene
una volatilidad pequeña, ya que una solubilidad en agua elevada puede hacer que
compuestos con presiones de vapor altas permanezcan en el suelo cuando hay en este agua
suficiente para que se mantenga en disolución.