Sie sind auf Seite 1von 157

Régimen local

TEMA 1

EL RÉGIMEN LOCAL ESPAÑOL. EL MUNICIPIO: SU CONCEPTO Y ELEMENTOS. REGIMEN DE FUNCIONAMIENTO DE LAS CORPORACIONES LOCALES. COMPETENCIAS. EL ALCALDE. EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO. LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL.

1. REGIMEN LOCAL ESPAÑOL

La Administración Local se define como “aquel sector de la Administración Pública integrada por los Entes Públicos menores de carácter territorial”.

De esta definición, se desprenden las siguientes características:

a) La Administración Local forma parte de la Administración Pública, por

lo que los Entes que en ella se comprenden están investidos de las

prerrogativas y potestades propias de aquélla.

En concreto, el art. 4 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local (LRBRL en adelante), y el art. 4 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre (ROF en lo sucesivo) reconocen a los Municipios, Provincias

e Islas, en su calidad de Administraciones Públicas con carácter

territorial y dentro de la esfera de sus competencias una serie de potestades, como la reglamentaria, de autoorganización, tributaria y financiera, expropiatoria, sancionadora, etc, señalando, además, que estas potestades y prerrogativas podrán ser aplicadas o reconocidas a

las restantes Entidades Locales.

b) La Administración Local está integrada por Entes, es decir, por sujetos de Derecho con personalidad jurídica propia.

c) Los Entes públicos menores que se encuadran en la Administración Local, a diferencia de los Entes Institucionales, tienen carácter territorial. El territorio constituye su elemento esencial.

2. ENTIDADES QUE COMPRENDE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL

El art. 3 LRBRL distingue entre entidades locales territoriales y otras entidades locales:

Régimen local

2.1. ENTIDADES LOCALES TERRITORIALES

a) El municipio, al que define el art. 1.1 de este texto legal como “Entidad básica de la organización territorial del Estado y cauce inmediato de participación ciudadana en los asuntos públicos, que institucionaliza y gestiona con autonomía los intereses propios de la correspondiente colectividad” y al que le confiere el art. 11.1º personalidad jurídica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.

b) La provincia, que define el art. 31 LRBRL, como “Entidad Local determinada por la agrupación de municipios, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines” reconociéndole el art. 1.2º autonomía para la gestión de sus intereses, y el carácter de división territorial para el cumplimiento de las actividades del Estado según el artículo 141 CE.

Son fines propios y específicos de la Provincia garantizar los principios de solidaridad y equilibrio intermunicipales, en el marco de la política económica y social, y, en particular:

a) Asegurar la

prestación

integral

y adecuada

en

la totalidad del

territorio provincial de los servicios de competencia municipal.

b) Participar en la coordinación de la Administración local con la de la Comunidad Autónoma y la del Estado.

c) La Isla en los archipiélagos balear y canario, con idéntica autonomía para la gestión de sus intereses (art. 1.2 LRBRL) y gobernadas, administradas y representadas por los Cabildos y Consejos Insulares, estableciéndose para los Cabildos Insulares que, como órgano de gobierno, administración y representación de cada Isla, se rigen por las normas de esta Ley que regulan la organización y funcionamiento de las Diputaciones Provinciales, asumiendo las competencias de éstas, sin perjuicio de las que les corresponden por su legislación específica. (art. 41 LRBRL)

2.2. OTRAS ENTIDADES LOCALES

a) Las Entidades de ámbito territorial inferior al municipal, instituidas o reconocidas por las Comunidades Autónomas, conforme al art. 45 LRBRL.

Este artículo dispone, en su número 1, que las Leyes de las Comunidades Autónomas sobre Régimen Local regularán las Entidades de ámbito territorial inferior al municipio, para la administración descentralizada de núcleos de población separados, bajo su denominación tradicional de caseríos, parroquias, aldeas, barrios, anteiglesias, concejos, pedanías, lugares anejos y otros análogos, o aquélla que establezcan las leyes.

Régimen local

b)

Las comarcas y otras Entidades que agrupen varios municipios, instituidas por las Comunidades Autónomas de conformidad con esta Ley, y los correspondientes Estatutos de Autonomía. Se trata, de acuerdo con el art. 42 LRBRL, de una agrupación de municipios, cuyas características determinen intereses comunes precisados de una gestión propia o demanden la prestación de servicios de dicho ámbito.

c)

Las Áreas Metropolitanas, a las que define el art. 43.2 LRBRL como Entidades Locales integradas por los municipios de grandes aglomeraciones urbanas entre cuyos núcleos de población existan vinculaciones económicas y sociales que hagan necesaria la planificación conjunta y la coordinación de determinados servicios y obras.

d)

Las Mancomunidades de Municipios; son entidades municipales institucionalizadas, constituidas por la asociación voluntaria de municipios para la ejecución en común de obras y servicios determinados de su competencia. (art. 44 LRBRL)

3.

EL MUNICIPIO: SU CONCEPTO Y ELEMENTOS

3.1. CONCEPTO

Se define al municipio como un Ente público menor territorial de carácter primario.

De esta definición se desprenden las siguientes notas:

1. Es un Ente público, es decir, con personalidad y potestades públicas, aunque las mismas sean de carácter derivado y no originario.

2. Es

territorial,

puesto

que

sus

órganos

de

gobierno

tienen

su

competencia

establecida

sobre

un

territorio

concreto,

que

es

el

término municipal.

3. Es primario, por cuanto es el primer Ente público territorial en el que los ciudadanos se organizan para la realización de sus fines y la consecución de sus intereses comunes.

La Constitución Española, de 27 de diciembre de 1978, se refiere al municipio en su art. 137, al establecer con carácter general, que “El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas Entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses”.

Mas concretamente, en el art. 140 dispone que “La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los Concejales serán elegidos

Régimen local

por los vecinos del municipio mediante sufragio universal igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos. La ley regulará las condiciones en las que proceda el régimen del concejo abierto”.

La Ley de Bases de Régimen Local de 2 de abril de 1985, (LRBRL) en su artículo primero, establece que:

“Los Municipios son Entidades básicas de la organización territorial del Estado y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos, que institucionalizan y gestionan con autonomía los intereses propios de las correspondientes colectividades.”

El concepto legal nos lo proporciona la LRBRL, al establecer en su art. 11.1 que: “El municipio es la Entidad Local básica de la organización territorial del Estado. Tiene personalidad jurídica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines”

El art. 3.1.a) de la citada Ley dispone que el municipio es una Entidad local territorial.

El art. 25 de la misma Ley establece que el municipio para la gestión sus respectivos intereses y en el ámbito de sus competencias, puede promover toda clase de actividades y prestar cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal.

Finalmente, en su art. 11.2 establece que son elementos del Municipio: “el territorio, la población y la organización”.

Con respecto al territorio, el art. 12 LRBRL y el art. 1 del Reglamento de Población y Demarcación Territorial señalan que "el término municipal es el territorio en que el Ayuntamiento ejerce sus competencias", y estará formado por territorios continuos, aunque se pueden mantener las situaciones de discontinuidad reconocidas en la actualidad, siendo, por lo demás, competencia del Ayuntamiento su división en distritos y en barrios y las variaciones de los mismos.

Por otra parte, todo Municipio pertenece a una sola provincia y, tal como dispone el art. 12.2 de la LRBRL (en redacción dada por la Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local) y el art. 3.2 del Texto Refundido “en ningún caso la alteración de términos municipales podrán suponer modificación de los límites provinciales”, pues para ello la Constitución (art. 141) exige Ley Orgánica.

En cuanto a la población del municipio, el art. 15 de la LRBRL señala que toda persona que viva en España esta obligada a inscribirse en el Padrón del municipio en el que resida habitualmente, y quien viva en varios municipios deberá inscribirse en el que habite durante más tiempo al año.

Régimen local

Son vecinos del municipio las personas que residiendo habitualmente en el mismo se encuentran inscritos en el padrón municipal, teniendo en cuenta que sólo se puede ser vecino de un municipio.

La adquisición de la condición de vecino se produce desde el mismo momento de su inscripción en el padrón.

El conjunto de vecinos constituye la población del municipio.

Los menores de edad no emancipados y los mayores incapacitados tendrán la misma vecindad que los padres que tengan su guarda o custodia o, en su defecto, de sus representantes legales, salvo autorización por escrito de éstos para residir en otro municipio.

Finalmente, la inscripción en el Padrón Municipal de personas que residiendo en el Municipio carezcan de domicilio en el mismo sólo se podrá llevar a cabo después de haber puesto el hecho en conocimiento de los servicios sociales competentes en el ámbito geográfico donde esa persona resida.

La organización constituye el tercero de los elementos del Municipio, la cual está constituida por una serie de medios personales simples o complejos e institucionales (los órganos de gobierno propiamente dichos) o burocráticos (el personal al servicio de cada Corporación) que desarrollan las actividades propias del Municipio para que éste cumpla los fines que le son propios.

El art. 140 de la Constitución señala que: “La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos. La ley regulará las condiciones en las que proceda el régimen de Concejo Abierto”.

El art. 19 LRBRL establece que:

- El Gobierno y la administración municipal, salvo en aquellos municipios que legalmente funcionen en régimen de Concejo Abierto, corresponde al Ayuntamiento, integrado por el Alcalde y los Concejales.

- Los Concejales son elegidos mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, y el Alcalde es elegido por los Concejales o por los vecinos; todo ello en los términos que establezca la legislación electoral general.

- El régimen de organización de los municipios señalados en el título X de esta ley (municipios de gran población) se ajustará a lo dispuesto en el

Régimen local

mismo. En lo no previsto por dicho título, será de aplicación el régimen común regulado en los artículos siguientes.

La organización municipal en los municipios de régimen común, responde a las reglas establecidas en el art. 20 de la LRBRL (modificado por la Ley 57/2003). Según éste:

a) El Alcalde, los Tenientes de Alcalde y el Pleno existen en todos los Ayuntamientos.

b) La Junta de Gobierno Local existe en todos los municipios con población superior a 5.000 habitantes y en los de menos, cuando así lo disponga su reglamento orgánico o así lo acuerde el Pleno de su ayuntamiento.

c) En los municipios de más de 5.000 habitantes, y en los de menos en que así lo disponga su reglamento orgánico o lo acuerde el Pleno, existirán, si su legislación autonómica no prevé en este ámbito otra forma organizativa, órganos que tengan por objeto el estudio, informe o consulta de los asuntos que han de ser sometidos a la decisión del Pleno, así como el seguimiento de la gestión del Alcalde, la Junta de Gobierno Local y los concejales que ostenten delegaciones, sin perjuicio de las competencias de control que corresponden al Pleno. Todos los grupos políticos integrantes de la corporación tendrán derecho a participar en dichos órganos, mediante la presencia de concejales pertenecientes a los mismos en proporción al número de Concejales que tengan en el Pleno.

d) La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones existe en los municipios señalados en el título X (municipios de gran población), y en aquellos otros en que el Pleno así lo acuerde, por el voto favorable de la mayoría absoluta del número legal de sus miembros, o así lo disponga su Reglamento orgánico.

e) La Comisión Especial de Cuentas existe en todos los municipios, de acuerdo con la estructura prevista en el artículo 116.

Las leyes de las Comunidades Autónomas sobre el régimen local podrán establecer una organización municipal complementaria a la señalada anteriormente.

Los propios municipios, en los reglamentos orgánicos, podrán establecer y regular otros órganos complementarios, de conformidad con lo previsto en este artículo y en las leyes de las comunidades autónomas a las que se refiere el párrafo anterior.

En cuanto al régimen de Concejo Abierto, conforme al artículo 29 LRBRL a:

Régimen local

a) Los

que

tradicionalmente cuenten con este singular régimen de gobierno y administración.

Municipios

con

menos

de

100

habitantes

y

aquellos

b) Aquellos otros en los que su localización geográfica, la mejor gestión de los intereses municipales u otras circunstancias lo hagan aconsejable.

4. EL ALCALDE

4.1. CONCEPTO

El Alcalde es el órgano de gobierno de carácter unipersonal y activo, con atribuciones propias, que ejerce el poder ejecutivo a nivel municipal.

4.2. ELECCIÓN

La Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG), establece la regulación para la elección del Alcalde de la forma siguiente:

El vigésimo día posterior a la celebración de las elecciones, se constituye en sesión pública la corporación municipal y en esta misma sesión se procede a la elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

-

ser correspondientes listas.

Pueden

candidatos

todos

los

Concejales

que

encabecen

sus

-

Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los concejales es proclamado electo.

-

Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente municipio. En caso de empate se resolverá por sorteo. (art. 196)

4.3.

TOMA DE POSESIÓN

 

Quien resulte proclamado Alcalde tomará posesión ante el Pleno de la Corporación, de acuerdo con la forma general establecida para la toma de posesión de los cargos públicos.

Si no se hallare presente en la sesión de constitución, será requerido para tomar posesión en el plazo de cuarenta y ocho horas; igualmente ante el Pleno corporativo, con la advertencia de que, caso de no hacerlo sin causa justificada, se estará a lo dispuesto en la legislación electoral para los casos de vacante en la Alcaldía.

Régimen local

Antes de comenzar el ejercicio de sus funciones, deberá jurar o prometer el cargo ante el Ayuntamiento en Pleno.

4.4. PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE ALCALDE

El mandato del Alcalde puede durar los cuatro años que corresponde al mandato de los miembros del Ayuntamiento. No obstante, la pérdida de la condición de Alcalde puede producirse por alguna de las siguientes causas:

a) Por renuncia al cargo, sin pérdida por ello de la condición de Concejal.

b) Por fallecimiento o incapacitación, declarada ésta por decisión judicial firme.

c) Por decisión judicial firme que anule la elección o proclamación como Concejal o Alcalde.

d) Por extinción del mandato al expirar el plazo, igual que los Concejales, sin perjuicio de que continúe en sus funciones solamente para la administración ordinaria hasta la toma de posesión de su sucesor.

e) Por incompatibilidad para ser Concejal en los supuestos y condiciones establecidos en la legislación electoral.

f) Por pérdida de la nacionalidad española.

g) Por destitución producida por una moción de censura.

h) Por pérdida de una cuestión de confianza.

La moción de censura y la cuestión de confianza se regulan en los art. 197 y 197 bis de la LOREG.

4.5. VACANTES DE LA ALCALDÍA

La vacante podrá ser temporal o definitiva. El primer caso se da en los supuestos de:

1. Ausencia.

2. Enfermedad.

3. Impedimento de cualquier clase.

En estos casos, la sustitución se hará por el Teniente de Alcalde designado.

Régimen local

De una forma definitiva, el Alcalde podrá renunciar a su cargo sin perder por ello su condición de Concejal. La renuncia deberá hacerse efectiva por escrito ante el Pleno de la Corporación, que deberá adoptar acuerdo de conocimiento dentro de los diez días siguientes.

Vacante la Alcaldía por renuncia de su titular, fallecimiento o sentencia firme, la sesión extraordinaria para la elección de un nuevo Alcalde se celebrará, con los requisitos establecidos en la legislación electoral, dentro de los diez días siguientes a la aceptación de la renuncia por el Pleno, al momento del fallecimiento o a la notificación de la sentencia, según los casos, de acuerdo con lo establecido en el art. 40.5 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, considerándose a estos efectos que encabeza la lista en que figuraba el Alcalde, el siguiente de la misma, a no ser que renuncie a la candidatura.

4.6. TRATAMIENTO

Los Alcaldes de Madrid y Barcelona tendrán tratamiento de Excelencia; los de las demás capitales de provincia tratamientos de Ilustrísima, y los de los municipios restantes tratamiento de Señoría.

En este punto se ha de tener en cuenta el tratamiento que se le otorga a los Alcaldes en los municipios de gran población, establecido en el Título X de la Ley 7/1985. Así, el art. 124 establece que los Alcaldes de estos municipios tienen el tratamiento de Excelencia y los Tenientes de Alcaldes, según el art. 125, tienen el tratamiento de Ilustrísima.

Serán respetados los tratamientos que respondan a tradiciones reconocidas por disposiciones legales.

4.7. DEBERES Y ATRIBUCIONES

4.7.1. Deberes del Alcalde

Se le aplica el régimen jurídico propio de los miembros de la Corporación.

Genéricamente está sujeto al cumplimiento estricto de los deberes y obligaciones inherentes al cargo, que se concretan en el Capitulo V de la LRBRL, en sus arts. 73 a 78, relativos al Estatuto de los Miembros de las Corporaciones Locales. Podemos señalar:

Incompatibilidad en las retribuciones, con cualquier otra que sea a cargo del Presupuesto Público.

Deben hacer declaración de bienes y las actividades privadas, que les pueda proporcionar ingresos o afecten al ámbito de la Corporación.

Régimen local

Están sujetos a responsabilidad civil y penal, por actos u omisiones realizadas en el ejercicio de su cargo.

Deben obtenerse en la deliberación, votación, decisión y ejecución de todo asunto, cuando se dé alguna de las causas establecidas en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

4.7.2. Atribuciones

Para los municipios de régimen común y según el art. 21 de la Ley de Bases de Régimen Local:

1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta las siguientes

atribuciones:

a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.

b) Representar al ayuntamiento.

c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en esta ley y en la legislación electoral general, de la Junta de Gobierno Local, y de cualesquiera otros órganos municipales cuando así se establezca en disposición legal o reglamentaria, y decidir los empates con voto de calidad.

d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.

e) Dictar bandos.

f) El desarrollo de la gestión económica de cuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con exclusión de las contempladas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, Reguladora de las Haciendas Locales, (actualmente la referencia es al artículo 177.5 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales) siempre que aquéllas estén previstas en el Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 por ciento de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no supere el 15 por ciento de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior, ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. (texto refundido señalado)

g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas.

Régimen local

h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida la separación del servicio de los funcionarios de la Corporación y el despido del personal laboral, dando cuenta al Pleno, en estos dos últimos casos, en la primera sesión que celebre. Esta atribución se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 99.1 y 3 de esta ley.

i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.

j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización.

k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del ayuntamiento en las materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano, y, en caso de urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.

l) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.

m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediata al Pleno.

n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.

ñ) Derogada por la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público.

o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el presupuesto.

p) Derogada por la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público

q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a la Junta de Gobierno Local.

r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.

s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquellas que la legislación del Estado o de las comunidades autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros órganos municipales.

Asimismo, de conformidad con la Disposición Adicional Segunda de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público:

Régimen local

“ Corresponden a los Alcaldes y a los Presidentes de las Entidades locales las competencias como órgano de contratación respecto de los contratos de obras, de suministro, de servicios, de gestión de servicios públicos, los contratos administrativos especiales, y los contratos privados cuando su importe no supere el 10 % de los recursos ordinarios del presupuesto ni, en cualquier caso, la cuantía de seis millones de euros, incluidos los de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.

Asimismo corresponde a los Alcaldes y a los Presidentes de las Entidades locales la adjudicación de concesiones sobre los bienes de las mismas y la adquisición de bienes inmuebles y derechos sujetos a la legislación patrimonial cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del presupuesto ni el importe de tres millones de euros, así como la enajenación del patrimonio, cuando su valor no supere el porcentaje ni la cuantía indicados.”

2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de

Alcalde.

3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de

convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Junta de Gobierno Local, decidir los empates con el voto de calidad, la concertación de operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal laboral, y las enunciadas en los párrafos a), e), j), k), l) y m) del apartado 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la Junta de Gobierno Local el ejercicio de las atribuciones contempladas en el párrafo j).

4.7.3.

Facultades

A)

En cuanto a los órganos de apoyo

El Alcalde nombra a los Tenientes de Alcalde, a los miembros de la Junta de Gobierno Local y a los Concejales Delegados; y en todos estos órganos puede delegar atribuciones.

B) En cuanto a la delegación de atribuciones

El Alcalde puede delegar las atribuciones que por ley tiene conferidas, excepto aquellas que la propia Ley considera no delegables y que son:

- Convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Junta de Gobierno Local.

Régimen local

- Decidir los empates con el voto de calidad.

- La concertación de operaciones de crédito.

- La jefatura superior de todo el personal.

- La separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal laboral.

- Dirigir el gobierno y la administración municipal.

- Dictar bandos.

- Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización.

- El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del ayuntamiento en las materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano, y, en caso de urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.

- La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.

- Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediata al Pleno.

No obstante, podrá delegar en la Junta de Gobierno Local las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización.

Las delegaciones pueden ser:

- Genéricas: que se referirán a una o varias áreas o materias determinadas y podrá abarcar tanto la facultad de dirigir los servicios, como la de gestionarlos, en general, incluida la facultad de resolver mediante actos administrativos que afecten a terceros.

- Especiales: para cometidos específicos y que pueden referirse a un proyecto o asunto determinado, a un determinado servicio o a un distrito o barrio.

En cuanto al procedimiento para otorgar la delegación se han de observar las siguientes reglas:

- Se realizarán por Decreto de la Alcaldía, en el que se contendrá el ámbito de la delegación, las facultades que se deleguen, así como las condiciones específicas de su ejercicio.

- Requerirá la aceptación por parte del delegado y surtirá efecto desde la fecha que se disponga, sin perjuicio de publicar la resolución en el

Régimen local

Boletín Oficial de la Provincia, en el Municipal si existiera, y de dar cuenta al Pleno en la primera sesión que celebre.

- Pueden revocarse o modificarse con las mismas formalidades que para su otorgamiento.

C) En cuanto al ejercicio de la Presidencia de la Corporación

a) El Alcalde ha de facilitar, de acuerdo con las previsiones del Reglamento Orgánico Municipal, los antecedentes, datos o informaciones que los Concejales les soliciten para el ejercicio de su función como tales.

b) Podrá sancionar con multa a los miembros de la Corporación que preside, por falta no justificada de asistencia a las sesiones o incumplimiento reiterado de sus obligaciones.

5. EL PLENO

El Pleno del Ayuntamiento, para los municipios de régimen común, viene regulado en el art. 22 LRBRL. Dicho artículo establece que:

1. El Pleno, integrado por todos los Concejales, es presidido por el Alcalde.

2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:

a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.

b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión de municipios y de las entidades a que se refiere el artículo 45; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste o de aquellas entidades y la adopción o modificación de su bandera, enseña o escudo.

c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en la legislación urbanística, así como los convenios que tengan por objeto la alteración de cualesquiera de dichos instrumentos.

d) La aprobación del reglamento orgánico y de las ordenanzas.

e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los presupuestos, y la disposición de gastos en materia de su competencia y la aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.( se entiende RDL 2/2004, de 5 de marzo).

f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.

Régimen local

g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.

h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras entidades locales y demás Administraciones públicas.

i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los funcionarios y el número y régimen del personal eventual.

j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la corporación en materias de competencia plenaria.

k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.

l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.

m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio económico, exceda del 10 por ciento de los recursos ordinarios del Presupuesto —salvo las de tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 por ciento de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior— todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.(RDL 2/2004)

n) Derogada por la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público

ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los presupuestos.

o)

Derogada por la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público

p)

Aquellas

otras

que

deban

corresponder

al

Pleno

por

exigir

su

aprobación una mayoría especial.

q) Las demás que expresamente le confieran las leyes.

Asimismo, de conformidad con lo dispuesto en la Disposición Adicional Segunda de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público: “Corresponde al Pleno las competencias como órgano de contratación respecto de los contratos no mencionados en el apartado anterior que celebre la Entidad local. ( es decir, las que no le corresponden al Alcalde)

3. Corresponde, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que serán públicas y se realizarán mediante llamamiento nominal en todo caso, y se rigen por lo dispuesto en la legislación electoral general.

Régimen local

4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Junta de Gobierno Local, salvo las enunciadas en el apartado 2, párrafos a), b), c), d), e), f), g), h), i), l) y p) y en el apartado 3 de este artículo.

6. LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL

Conforme al art. 20, apartado b) de la LRBRL, la Junta de Gobierno Local es el órgano colegiado de existencia necesaria a todas las Corporaciones Locales con población de derecho superior a 5.000 habitantes y en las de menos, cuando así lo disponga su Reglamento Orgánico o así lo acuerde el Pleno de la Corporación.

Según el art. 23 de la citada Ley, la Junta de Gobierno Local se integra por

el Alcalde y un número de Concejales no superior al tercio del número legal

de los mismos, nombrados y separados libremente por aquél, dando cuenta

al Pleno.

A los efectos del cómputo no se tendrán en cuenta los decimales que resulten

de dividir por tres el número total de Concejales.

Corresponde a la Junta de Gobierno Local:

a) La asistencia al Alcalde en el ejercicio de sus atribuciones.

b) Las atribuciones que el Alcalde u otro órgano municipal le delegue o le atribuyan las leyes.

Podrán ser objeto de una sola resolución del Alcalde, el nombramiento como miembro de la Junta de Gobierno Local y la delegación de atribuciones por parte del Alcalde.

7. RÉGIMEN DE FUNCIONAMIENTO

7.1. FUNCIONAMIENTO DEL PLENO

7.1.1. Las sesiones

La sesión es la institución mediante la que los órganos colegiados se constituyen en cuanto tales y actúan jurídicamente. Atendiendo a su finalidad fundamental, puede definirse la sesión como un procedimiento que tiene por objeto la formación y declaración de voluntad del órgano colegiado.

Las sesiones se celebrarán en la Casa Consistorial o en el edificio habilitado al efecto en caso de fuerza mayor, que se hará constar en el acta.

Régimen local

7.1.1.1. Clases de sesiones

Las sesiones del Pleno pueden ser de tres tipos:

Ordinarias

Son aquellas cuya periodicidad está preestablecida.

De conformidad con el art. 46.2 de la LRBRL, el Pleno celebra sesión ordinaria como mínimo cada mes en los Ayuntamientos de municipios de más de 20.000 habitantes y en las Diputaciones Provinciales; cada dos meses en los Ayuntamientos de los municipios de una población entre 5.001 habitantes y 20.000 habitantes; y cada tres en los municipios de hasta 5.000 habitantes.

Extraordinarias

El Pleno celebra sesión extraordinaria cuando así lo decida el Presidente o lo solicite la cuarta parte, al menos, del número legal de miembros de la Corporación, sin que ningún concejal pueda solicitar más de tres anualmente. En este último caso, la celebración del mismo no podrá demo- rarse por más de quince días hábiles desde que fuera solicitada, no pudiendo incorporarse el asunto al orden del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario con más asuntos si no lo autorizan expresamente los solicitantes de la convocatoria.

Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de concejales indicado dentro del plazo señalado, quedará automáticamente convocado para el décimo día hábil siguiente al de finalización de dicho plazo, a las doce horas, lo que será notificado por el Secretario General del Pleno a todos los miembros de la misma al día siguiente de la finalización del plazo citado anteriormente. En ausencia del Presidente o de quien legalmente haya de sustituirle, el Pleno quedará válidamente constituido siempre que concurra el quórum requerido en la letra c) del art. 46.2. LRBRL, (un tercio del número legal de miembros del mismo) en cuyo caso será presidido por el miembro de la Corporación de mayor edad entre los presentes.

Extraordinarias de carácter urgente

Son convocadas por el Alcalde cuando la urgencia del asunto o asuntos a tratar no permite convocar la sesión extraordinaria con la antelación mínima de dos días hábiles.

En este caso debe incluirse como primer punto del orden del día el pronunciamiento del Pleno sobre la urgencia. Si ésta no resulta apreciada por el Pleno, se levantará acto seguido la sesión.

Régimen local

7.1.1.2. Convocatoria

Como se señaló en el punto anterior, las sesiones plenarias han de convocarse, al menos, con dos días hábiles de antelación, salvo las extraordinarias que lo hayan sido con carácter urgente, cuya convocatoria con este carácter deberá ser ratificada por el Pleno.

La documentación íntegra de los asuntos incluidos en el orden del día, que deba servir de base al debate y, en su caso, votación, deberá figurar a disposición de los Concejales, desde el mismo día de la convocatoria en la Secretaría General del Pleno.

En el caso de las sesiones ordinarias o extraordinarias decididas por el Presidente de la Corporación, éste es el responsable de hacer la convocatoria de la sesión, señalando lugar, día y hora de la misma.

La convocatoria para una sesión, ordinaria o extraordinaria, dará lugar a la apertura del correspondiente expediente, en el que deberá constar:

a) La relación de expedientes conclusos que la Secretaría prepare y ponga a disposición de la Alcaldía.

b) La fijación del Orden del día por el Alcalde.

c) Las copias de las notificaciones cursadas a los miembros de la Corporación.

d) Copia del anuncio en el tablón de edictos del Ayuntamiento y, en su caso, prensa local.

e) Minuta del acta.

f) Copias de los oficios de remisión de los acuerdos adoptados a las Administraciones del Estado y Comunidad Autónoma.

g) Publicación de los acuerdos en el tablón de edictos.

Siendo preceptiva la notificación a los miembros de las Corporaciones locales de los correspondientes órdenes del día, en la Secretaría General del Pleno deberá quedar debidamente acreditado el cumplimiento de este requisito.

7.1.1.3. Orden del Día

El orden del día es la relación de asuntos que han de ser tratados en la sesión. El orden del día será fijado por el Alcalde asistido del Secretario General del Pleno. Asimismo, podrá recabar la asistencia de los Tenientes de Alcalde, y consultar, si lo estima oportuno, a los portavoces de los grupos políticos existentes en la Corporación.

En el orden del día sólo pueden incluirse los asuntos que hayan sido previamente dictaminados, informados o sometidos a consulta de la Comisión que corresponda.

Régimen local

El Alcalde, por razones de urgencia debidamente motivadas, podrá incluir en el orden del día, a iniciativa propia o a propuesta de alguno de los porta- voces, asuntos que no hayan sido previamente informados por la respectiva Comisión, pero en este supuesto no podrá adoptarse acuerdo alguno sobre estos asuntos sin que el pleno ratifique su inclusión en el orden del día.

En el orden del día de las sesiones ordinarias se incluirá siempre el punto de ruegos y preguntas.

En las sesiones no podrán tratarse más asuntos que los incluidos en el orden del día.

No obstante en las sesiones ordinarias podrán adoptarse acuerdos sobre materias no incluidas en el orden del día si el Pleno y órgano correspondiente así lo decide, mediante declaración de urgencia efectuada con el voto favorable de la mayoría absoluta legal de sus miembros.

Serán nulos los acuerdos adoptados en sesiones extraordinarias sobre asuntos no comprendidos en su convocatoria.

7.1.2. Quórum de asistencia

El Pleno se constituye válidamente con la asistencia de un tercio del número legal de miembros del mismo, que nunca podrá ser inferior a tres. Este quórum deberá mantenerse durante toda la sesión.

En todo caso, se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario General del Pleno o de quienes legalmente les sustituyan.

Si en primera convocatoria no existiera el quórum necesario según lo dispuesto en el número anterior, se entenderá convocada la sesión automáticamente a la misma hora, dos días después. Si tampoco entonces se alcanzase el quórum necesario, la Presidencia dejará sin efecto la convocatoria posponiendo el estudio de los asuntos incluidos en el orden del día para la primera sesión que se celebre con posterioridad, sea ordinaria o extraordinaria.

7.1.3. Desarrollo de las sesiones

7.1.3.1. Unidad de actuación

Toda sesión, sea ordinaria o extraordinaria, habrá de respetar el principio de unidad de acto y se procurará que termine en el mismo día de su comienzo. Si éste terminare sin que se hubiesen debatido y resuelto todos los asuntos incluidos en el orden del día, el Presidente podrá levantar la sesión. En este caso los asuntos no debatidos habrán de incluirse en el orden del día de la siguiente sesión.

Régimen local

Durante el transcurso de la sesión, el Presidente podrá acordar interrupciones a su prudente arbitrio, para permitir las deliberaciones de los grupos por separado sobre la cuestión debatida, o para descanso en los debates.

7.1.3.2. Publicidad de la sesiones

Las sesiones del Pleno de las corporaciones locales son públicas. No obstante, podrán ser secretos el debate y votación de aquellos asuntos que puedan afectar al derecho fundamental de los ciudadanos a que se refiere el artículo 18.1 de la Constitución (derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen), cuando así se acuerde por mayoría absoluta.

Para ampliar la difusión auditiva o visual del desarrollo de las sesiones podrán instalarse sistemas megafónicos o circuitos cerrados de televisión.

El público asistente a las sesiones no podrá intervenir en éstas, ni tampoco podrán permitirse manifestaciones de agrado o desagrado, pudiendo el presidente proceder, en casos extremos, a la expulsión del asistente que por cualquier causa impida el normal desarrollo de la sesión. Sin perjuicio de ello, una vez levantada la sesión, la Corporación puede establecer un turno de consultas por el público asistente sobre temas concretos de interés municipal.

7.1.4. Debates

Las sesiones comenzarán preguntando el Presidente si algún miembro de la Corporación tiene que formular alguna observación al acta de la sesión anterior que se hubiere distribuido con la convocatoria. Si no hubiera observaciones se considerará aprobada. Si las hubiera se debatirán y decidirán las rectificaciones que procedan.

Todos los asuntos se debatirán y votarán por el orden en que estuviesen relacionados en el orden del día. No obstante lo dispuesto en el número anterior, el Presidente puede alterar el orden de los temas, o retirar un asunto cuando su aprobación exigiera una mayoría especial y ésta no pudiera obtenerse en el momento previsto inicialmente en el orden del día.

Cualquier Concejal podrá pedir, durante el debate, la retirada de algún expediente incluido en el orden del día, a efecto de que se incorporen al mismo documentos o informes, y también que el expediente quede sobre la mesa, aplazándose su discusión para la siguiente sesión. En ambos casos, la petición será votada, tras terminar el debate y antes de proceder a la votación sobre el fondo del asunto. Si la mayoría simple votase a favor de la petición no habrá lugar a votar la propuesta de acuerdo.

La consideración de cada punto incluido en el orden del día comenzará con la lectura, íntegra o en extracto, por el Secretario General del Pleno, del

Régimen local

dictamen formulado por la Comisión correspondiente o, si se trata de un asunto urgente, no dictaminado por la misma, de la proposición que se somete al Pleno. A solicitud de cualquier grupo deberá darse lectura íntegra a aquellas partes del expediente o del informe o dictamen de la Comisión que se considere conveniente para mejor comprensión. Si nadie solicitare la palabra tras la lectura, el asunto se someterá directamente a votación.

Sólo podrá hacerse uso de la palabra previa autorización del Presidente.

7.1.5. Adopción de acuerdos

El Pleno de las Corporaciones Locales adopta sus acuerdos, como regla general, por mayoría simple de los miembros presentes. Existe mayoría simple cuando los votos afirmativos son más que los negativos.

Se entiende, por otro lado, por mayoría absoluta cuando los votos afirmativos son más de la mitad del número legal de miembros de la Corporación.

Los acuerdos a adoptar por mayoría absoluta, para los municipios de gran población, se establecen en el art. 123 LRBRL.

En cuanto al procedimiento a seguir para la adopción de acuerdos se han de considerar las siguientes reglas:

- Finalizado el debate de un asunto, se procederá a su votación.

- Antes de comenzar la votación el Presidente planteará clara y concisamente los términos de la misma y la forma de emitir el voto.

- El voto de los Concejales es personal e indelegable.

- El voto puede emitirse en sentido afirmativo o negativo, pudiendo los miembros de la Corporación abstenerse de votar. A efectos de la votación correspondiente se considerará que se abstienen los miembros de la Corporación que se hubieren ausentado del Salón de Sesiones una vez iniciada la deliberación de un asunto y no estuviesen presentes en el momento de la votación. En el supuesto de que se hubiesen reintegrado al Salón de Sesiones antes de la votación podrán, desde luego, tomar parte en la misma.

- Las votaciones pueden ser ordinarias, nominales y secretas. Son ordinarias las que se manifiestan por signos convencionales de asentimiento, disentimiento o abstención. Son nominales aquellas votaciones que se realizan mediante llamamiento por orden alfabético de apellidos y siempre en último lugar el Presidente y en la que cada miembro de la Corporación, al ser llamado, responde en voz alta «sí», «no» o «me abstengo». Son secretas las que se realizan por papeleta que cada miembro de la Corporación vaya depositando en una urna o bolsa.

- El sistema normal de votación será la votación ordinaria.

- La votación nominal requerirá la solicitud de un grupo municipal aprobada por el Pleno por una mayoría simple en votación ordinaria.

Régimen local

- La votación secreta sólo podrá utilizarse para elección o destitución de personas.

- Una vez iniciada la votación no puede interrumpirse por ningún motivo. Durante el desarrollo de la votación el Presidente no concederá el uso de la palabra y ningún miembro corporativo podrá entrar en el Salón o abandonarlo.

- En el caso de votaciones con resultado de empate se efectuará una nueva votación, y si persistiera el empate, decidirá el voto de calidad del Presidente.

- Terminada la votación ordinaria, el Presidente declarará lo acordado.

- Inmediatamente de concluir la votación nominal, el Secretario computará los sufragios emitidos y anunciará en voz alta su resultado, en vista del cual el Presidente proclamará el acuerdo adoptado.

- Proclamado el acuerdo, los grupos que no hubieren intervenido en el debate o que tras éste hubieren cambiado el sentido de su voto, podrán solicitar del Presidente un turno de explicación de voto.

En los plenos ordinarios la parte dedicada al control de los demás órganos de la Corporación deberá presentar sustantividad propia y diferenciada de la parte resolutiva, debiéndose garantizar de forma efectiva en su funcionamiento y, en su caso, en su regulación, la participación de todos los grupos municipales en la formulación de ruegos, preguntas y mociones.

7.2. FUNCIONAMIENTO DE LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL

7.2.1. Sesiones

La Junta de Gobierno Local celebrará sesión constitutiva, a convocatoria del Presidente, dentro de los diez días siguientes a aquél en que éste haya designado los miembros que la integran.

En defecto de previsión expresa en el Reglamento orgánico de la entidad, la Junta de Gobierno Local celebrará sesión ordinaria cada quince días como mínimo. Corresponde al Alcalde fijar, mediante Decreto, el día y hora en que deba celebrarse sesión ordinaria.

Las sesiones extraordinarias y las urgentes tendrán lugar cuando, con tal carácter, sean convocadas por el Presidente.

Las sesiones se celebrarán en la Casa Consistorial o edificio que sea sede de la entidad, salvo en los supuestos de fuerza mayor.

7.2.2. Requisitos

- Entre la convocatoria y la celebración de la sesión no podrán transcurrir menos de veinticuatro horas, salvo en el caso de las sesiones extraordinarias y urgentes en las que, antes de entrar a conocer los

Régimen local

asuntos incluidos en el orden del día, deberá ser declarada la urgencia por acuerdo favorable de la mayoría de los miembros.

- Las sesiones de la Junta de Gobierno Local no serán públicas, sin perjuicio de la publicidad y comunicación a las Administraciones Estatal y Autonómica de los acuerdos adoptados. Además, en el plazo de seis días, según la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias (diez días, según el ROF) deberá enviarse a todos los miembros de la Corporación copia del acta.

- Para la válida constitución de la Junta de Gobierno Local se requiere la asistencia de la mayoría absoluta de sus componentes. Si no existiera quórum, se constituirá en segunda convocatoria, una hora después de la señalada para la primera, siendo suficiente la asistencia de la tercera parte de sus miembros y, en todo caso, un número no inferior a tres.

- El Alcalde dirige y ordena a su prudente arbitrio los debates en el seno de la Junta.

- En los casos en que la Junta de Gobierno Local ejerza competencias delegadas por el Pleno, será preceptivo el previo informe de la Comisión Informativa correspondiente.

- La Junta de Gobierno Local en sus reuniones deliberantes no podrá adoptar ningún acuerdo, formalizándose el resultado de las deliberaciones, en su caso, en forma de dictámenes.

- Tanto en las sesiones como en las reuniones de la Junta de Gobierno Local, el Alcalde podrá requerir la presencia de miembros de la Corporación no pertenecientes a la Comisión de Gobierno, o de personal al servicio de la entidad, al objeto de informar en lo relativo al ámbito de sus actividades.

- Cuando la Junta de Gobierno Local ejerza competencias delegadas por el Pleno o que le hayan sido asignadas por las leyes, adoptará sus acuerdos mediante votación formal.

8. COMPETENCIAS MUNICIPALES

8.1. CONCEPTO

Se entiende por competencia municipal el ámbito sectorial en que el Municipio puede actuar con arreglo a Derecho. Es, en definitiva, el conjunto de facultades atribuidas al municipio para que éste pueda cumplir los fines que le son propios.

Régimen local

8.2. CLASES

Conforme al art. 7 LRBRL, las competencias son propias o atribuidas por delegación.

8.2.1. Competencias propias

Las competencias propias de los municipios sólo podrán ser determinadas por Ley del Estado o de las Comunidades Autónomas, según el art. 7.2 de dicha Ley, y se ejercen en régimen de autonomía y bajo la propia responsabilidad, atendiendo siempre a la debida coordinación en la programación y ejecución con las demás Administraciones Públicas.

Conforme al art. 25 LRBRL el municipio, para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias, puede promover toda clase de actividades

y

prestar cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades

y

aspiraciones de la comunidad vecinal.

El municipio ejercerá, en todo caso, competencias en términos de la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas en las siguientes

materias:

a) Seguridad en lugares públicos.

b) Ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas.

c) Protección civil, prevención y extinción de incendios.

d) Ordenación, gestión, ejecución y disciplina urbanística; promoción y gestión de viviendas; parques y jardines, pavimentación de vías públicas urbanas y conservación de caminos y vías rurales.

e) Patrimonio histórico- artístico.

f) Protección del medio ambiente.

g) Abastos, mataderos, ferias, mercados y defensa de usuarios y

consumidores.

h)

Protección de la salubridad pública.

i)

Participación en la gestión de la atención primaria de la salud.

ii)

Cementerios y servicios funerarios. Según el articulo 22 del Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio, de medidas urgentes de carácter fiscal y de fomento y liberación de la actividad económica, se liberaliza la prestación de los servicios funerarios. No obstante, los Ayuntamientos podrán someter a autorización la prestación de dichos servicios.

k)

Prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social.

l)

Suministro de agua y alumbrado público, servicios de limpieza viaria, de recogida y tratamiento de residuos, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

m)

Transporte público de viajeros.

n)

Actividades o instalaciones culturales y deportivas, ocupación del tiempo libre; turismo.

Régimen local

o)

Participar en la programación de la enseñanza y cooperar con la Administración educativa en la creación, construcción y sostenimiento de los centros docentes públicos, intervenir en sus órganos de gestión y participar en la vigilancia del cumplimiento de la escolaridad obligatoria.

8.2.2.

Competencias delegadas

Son aquellas que, perteneciendo a otras Administraciones Públicas, se encomienda su ejercicio a una Entidad local.

Respecto a las competencias delegadas, el art. 27 de la LRBRL dispone que:

“La Administración del Estado, de las Comunidades Autónomas y otras Entidades Locales podrán delegar en los Municipios el ejercicio de competencias en materias que afecten a sus intereses propios, siempre que con ello se mejore la eficacia de la gestión pública y se alcance una mayor participación ciudadana.

La disposición o el acuerdo de delegación deben determinar el alcance, contenido, condiciones y duración de ésta, así como el control que se reserve la Administración delegante y los medios personales, materiales y económicos que ésta transfiera. …”

8.2.3. Competencias compartidas o complementarias

Según establece el art. 28 de la LRBRL, “los Municipios pueden realizar actividades complementarias de las propias de otras Administraciones públicas, y en particular las relativas a la educación, la cultura, la promoción de la mujer, la vivienda, la sanidad y la protección del medio ambiente”.

Además, en relación a las materias enunciadas en este articulo, los municipios ostentarán todas las competencias ejecutivas que por ley no hayan sido atribuidas a otras Administraciones (D.T. 2ª LRBRL).

8.2.4. Obligaciones mínimas

De acuerdo con el artículo 26 LRBRL, los municipios por si o asociados deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:

a) En todos los municipios:

- Alumbrado público

- Cementerio

- Recogida de residuos

- Limpieza viaria

Régimen local

- Abastecimiento domiciliario de agua potable

- Alcantarillado

- Acceso a los núcleos de población

- Pavimentación de las vías públicas

- Control de alimentos y bebidas

b) En los municipios con población superior a 5.000 habitantes, además:

- Parque público

- Biblioteca pública

- Mercado

- Tratamiento de residuos

c) En los municipios con población superior a 20.000 habitantes, además:

- Protección civil

- Prestación de servicios sociales

- Prevención y extinción de incendios

- Instalaciones deportivas de uso público

d) En los municipios con población superior a 50.000 habitantes, además:

- Transporte colectivo urbano de viajeros

- Protección del medio ambiente.

Los municipios podrán solicitar de la Comunidad Autónoma respectiva la dispensa de la obligación de prestar los servicios mínimos que les correspondan cuando, por sus características peculiares, resulte de imposible o muy difícil cumplimiento el establecimiento y prestación de dichos servicios por el propio Ayuntamiento.

Derecho administrativo

TEMA 2

EL DERECHO ADMINISTRATIVO. CONCEPTO. FENTES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO. EL PRINCIPIO DE LEGALIDAD. REGLAMENTOS Y ORDENANZAS MUNICIPALES

1. INTRODUCCIÓN

Desde que, tras la Revolución Francesa, surgió el llamado Estado de Derecho, como exponente de la división de poderes en el Estado, del reconocimiento de los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos y, en definitiva, del principio de legalidad, se ha podido hablar de una auténtica sumisión de la Administración a la Ley y al Derecho, desapareciendo, así, los privilegios históricos reconocidos al Poder Ejecutivo, que le llevaba, incluso a estar al margen y por encima de la propia Ley.

Nuestra Constitución, de 27 de diciembre de 1978 (CE), es tajante en esta materia al disponer:

En su art. 1, que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho”.

En su art. 9, 1º, que “los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”

En su art. 9, 3º, que “la Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos”

En su art. 103, 1º que “la Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho”.

En su art. 106, 1º que “los Tribunales controlan la potestad reglamentaria y la legalidad de la actuación administrativa, así como el sometimiento de ésta a los fines que la justifican”.

De todos estos preceptos, pues debe extraerse la rotunda afirmación del sometimiento pleno de la Administración al Derecho.

Sumisión que es, en definitiva, a todo el ordenamiento jurídico, encabezado por la propia Constitución, cuya aplicación directa está fuera de dudas.

Derecho administrativo

Y que se produce, en especial, respecto del Derecho propio y exclusivo de la Administración: El Derecho Administrativo.

1.2. CONCEPTO DE DERECHO ADMINISTRATIVO

ZANOBINI lo definió como “aquella parte del Derecho Público que tiene por objeto la organización, los medios y las formas de la actividad de las Administraciones Públicas y las consiguientes relaciones jurídicas entre aquellas y otros sujetos”.

De esta definición, extrae las siguientes consecuencias:

a)

El

Derecho

Administrativo

es

un

Derecho

Público,

del

que

constituye una de sus ramas más importantes, presentándose íntimamente relacionado y subordinado al Derecho Constitucional, dada la primacía de la propia Constitución.

b)

El

Derecho

Administrativo

es

el

Derecho

común

de

las

Administraciones Públicas en cuyo ámbito éstas desarrollan la actividad que les es propia.

El Derecho Administrativo presenta unas características especiales dada la situación de privilegio que ostenta la Administración, al ejercer las potestades exorbitantes que se le reconocen para el cumplimiento de su misión: “servir con objetividad los intereses generales” (art. 103.1 CE).

En efecto, a diferencia de los particulares, la Administración, entre otras, tiene las potestades de decisión ejecutoria y acción de oficio, de autotutela de sus derechos, expropiatoria, etc.

El Derecho Administrativo, en este contexto, ha de mantener un equilibrio entre estas potestades y las garantías que se conceden al ciudadano frente a su ejercicio.

2. LAS FUENTES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO

El Derecho positivo u ordenamiento jurídico que rige o está vigente en un país y tiempo determinado se divide en dos grandes ramas o sectores jurídicos, que son los que se definen a continuación:

a) Derecho Privado: es aquella rama del ordenamiento jurídico vigente que regula las relaciones jurídicas entre los particulares, o entre el Estado o las Administraciones Públicas y los particulares cuando aquél o aquéllas actúan sin carácter oficial; es decir, sin estar revestidos de las prerrogativas o potestades públicas que el citado ordenamiento les atribuye.

Derecho administrativo

Dentro del Derecho Privado procede colocar como ramas y sectores del mismo, tanto al Derecho Civil como al Mercantil.

b) Derecho Público: es aquel sector o rama del ordenamiento jurídico vigente que regula las relaciones jurídicas entre las diferentes Administraciones Públicas o entre particulares y aquéllas, cuando las mismas actúen con carácter oficial; es decir, en uso de sus potestades o prerrogativas públicas legalmente conferidas.

Dentro del Derecho Público procede estudiar diversas ramas jurídicas, como son el Derecho Público o Constitucional, el Derecho Penal, el Derecho Procesal, el Derecho Tributario o Fiscal, el Derecho Internacional y, como sector más importante a efectos de nuestro estudio, el Derecho Administrativo.

Se denomina ordenamiento jurídico al conjunto ordenado y sistemático de normas y disposiciones jurídicas vigentes.

El concepto de fuente del Derecho es fundamental y a estos efectos hay que diferenciar entre:

- Fuentes del Derecho en sentido material, que son aquellas fuerzas sociales o instituciones con facultad normativa creadora; las Cortes, las Comunidades Autónomas, los grupos sociales en tanto que generadores de costumbres, etc.

- Fuentes en sentido formal, que son las formas en que se manifiesta el Derecho: la ley, el reglamento, la costumbre, etc.

Las fuentes del Ordenamiento Jurídico las recoge el art. 1 del Código Civil, dividido en seis números:

1.1: Las fuentes del ordenamiento jurídico español son la ley, la costumbre y los principios generales del derecho.

1.2: Carecen de validez las disposiciones que contradigan otra de rango superior (el art. 9.3 de la Constitución garantiza el principio de jerarquía normativa).

1.3: La costumbre sólo rige en defecto de ley aplicable, y sólo si no es contraria a la moral o al orden público y resulte probada.

1.4: Los principios generales del derecho se aplican en defecto de ley y de costumbre, sin perjuicio de su carácter informador del ordenamiento.

Derecho administrativo

1.5: Las normas jurídicas contenidas en los tratados internacionales no serán de aplicación directa en España en tanto no hayan pasado a formar parte del ordenamiento interno mediante su publicación íntegra en el Boletín Oficial del Estado.

1.6: La jurisprudencia complementará el ordenamiento jurídico con la doctrina que establezca el Tribunal Supremo al interpretar y aplicar la ley, la costumbre y los principios generales del derecho.

Este

importante

artículo

puede

sintetizarse

diciendo

que

existen

tres

fuentes directas (que son fuente del ordenamiento por contener en si mismas las normas): la Ley, la costumbre y los principios generales del derecho, jerárquicamente ordenados, y en dos indirectas (que no contienen normas como tales sino que participan en su producción, comprensión e

interpretación): la jurisprudencia y los tratados internacionales no publicados en el «BOE» (puesto que si se han publicado ya forman parte del ordenamiento al mismo nivel que las demás normas).

Por lo que se refiere al Derecho Administrativo, es necesario especificar varios puntos:

- La Administración añade una fuente a las citadas en el art. 1 del Código: el Reglamento que es una fuente de la Administración, mientras que la Ley es fuente para la Administración.

- En el Derecho Administrativo, la Costumbre entendida como creación por la sociedad de normas vinculantes mediante la repetición uniforme de una práctica o conducta, apenas si tiene vigencia: la costumbre es un producto de la sociedad, el Derecho Administrativo es producto del Estado.

- Los Principios Generales del Derecho expresan los valores sobre los que se fundamenta el ordenamiento: son principios de contenido a veces moral (principio de buena fe) o suprajurídico. En el Derecho Administrativo tienen un mayor grado de concreción, al ser principios técnicos (principios de seguridad jurídica, de publicidad, de jerarquía normativa, contenidos en el art. 9.3 de la Constitución, los que recoge el art. 103.1 del mismo texto, de eficacia y coordinación y el art. 3.1 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común).

3. EL PRINCIPIO DE LEGALIDAD

El principio de legalidad o imperio de la ley es un principio fundamental del Derecho público conforme al cual todo ejercicio del poder público debería estar sometido a la voluntad de la ley de su jurisdicción y no a la voluntad

Derecho administrativo

de las personas. Por esta razón se dice que el principio de legalidad asegura la seguridad jurídica

Se podría decir que el principio de legalidad es la regla de oro del Derecho público y en tal carácter actúa como parámetro para decir que un Estado es un Estado de Derecho, pues en él el poder tiene su fundamento y límite en las normas jurídicas.

Desde el punto de vista del Derecho Administrativo, es un Principio General del Derecho, reconocido expresamente por la Constitución (arts. 9.1 y 103.1), que supone el sometimiento pleno de la Administración a la ley y al Derecho.

El principio de legalidad implica la supremacía de la Constitución y de la ley como expresión de la voluntad general, frente a todos los poderes públicos. Además, el principio de legalidad implica la sujeción de la Administración a sus propias normas, los reglamentos.

Todas las actuaciones de los poderes públicos deben estar legitimadas y previstas por la ley, de modo que la Administración sólo puede actuar allí donde la ley le concede potestades. Es decir, el principio de legalidad implica que la ley es el único mecanismo de atribución de potestades a la Administración.

En íntima conexión con este principio, la institución de la Reserva de Ley obliga a regular la materia concreta con normas que posean rango de Ley, particularmente aquellas materias que tienen que ver la intervención del poder público en la esfera de derechos del individuo. Por lo tanto, son materias vedadas al reglamento y a la normativa emanada por el Poder Ejecutivo.

4. REGLAMENTOS Y ORDENANZAS MUNICIPALES

4.1. REGULACIÓN LEGAL

El art. 55 del Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que aprueba el Texto Refundido de 1as disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local, establece:

“En la esfera de su competencia, las Entidades locales podrán aprobar Ordenanzas y Reglamentos, y los Alcaldes dictar Bandos. En ningún caso contendrán preceptos opuestos a las leyes”.

Todo ello a consecuencia de la potestad reglamentaria recogida en el art. 4 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local. (LRBRL)

Derecho administrativo

4.2. CONCEPTO

Las Ordenanzas y Reglamentos son la expresión concreta de la potestad reglamentaria que se reconoce a las Entidades que integran la Administración local, consecuencia de la autonomía de la que gozan.

Se denomina potestad reglamentaria al poder en virtud del cual la Administración dicta reglamentos. Constituye su potestad más intensa e importante, puesto que implica participar en la formación del ordenamiento jurídico. De este modo, la Administración no es sólo un sujeto de Derecho sometido como los demás a un ordenamiento que le viene impuesto, sino que tiene la capacidad de formar, en una cierta medida, su propio ordenamiento.

El art. 4.1.a) LRBRL atribuye la potestad reglamentaria, en todo caso, a los Municipios, Provincias e Islas en su calidad de Administraciones Públicas territoriales, pudiendo aplicarse a las otras Entidades Locales si la legislación de las Comunidades Autónomas lo concreta.

La distinción entre Ordenanza y Reglamento es un tanto difícil de precisar. Desde el punto de vista legal, parece que las Ordenanzas regulan las materias de policía, construcción y exacciones, mientras que los Reglamentos se concretan al funcionamiento de la Corporación, su régimen interior y sus funcionarios.

La LRBRL solamente utiliza el término Reglamento para referirse al Reglamento Orgánico propio que puede aprobar cada Entidad local, cuyo objeto es el de regular el régimen organizativo y de funcionamiento de sus órganos. Asimismo, a lo largo de su articulado se refiere a las Ordenanzas, distinguiendo entre las que son manifestación de la potestad reglamentaria de las Entidades locales en materia tributaria y en el resto de las materias.

Respecto de las primeras, a su vez, distingue entre Ordenanzas fiscales reguladoras de tributos y Ordenanzas generales de gestión, recaudación e inspección. Al resto, a la manifestación de la potestad reglamentaria que no se refiere a materias tributarias, las llama Ordenanzas locales.

En todo caso, el valor normativo es idéntico para las Ordenanzas y los Reglamentos.

4.3. CLASES DE REGLAMENTOS

Entre otros pueden contemplarse los siguientes:

• El Reglamento Orgánico que fija el régimen organizativo y de los órganos de las Entidades Locales o, aquellos que establece el artículo 123 LBRL para los municipios de gran población, el cual indica que tendrán en todo caso naturaleza orgánica:

- La regulación del Pleno.

Derecho administrativo

- La regulación del Consejo Social de la ciudad.

- La regulación de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones.

- La regulación de los órganos complementarios y de los procedimientos de participación ciudadana.

- La división del municipio en distritos, y la determinación y regulación de los órganos de los distritos y de las competencias de sus órganos representativos y participativos, sin perjuicio de las atribuciones del Alcalde para determinar la organización y las competencias de su administración ejecutiva.

- La determinación de los niveles esenciales de la organización municipal, entendiendo por tales las grandes áreas de gobierno, los coordinadores generales, dependientes directamente de los miembros de la Junta de Gobierno Local, con funciones de coordinación de las distintas Direcciones Generales u órganos similares integradas en la misma área de gobierno, y de la gestión de los servicios comunes de éstas u otras funciones análogas y las Direcciones Generales u órganos similares que culminen la organización administrativa, sin perjuicio de las atribuciones del Alcalde para determinar el número de cada uno de tales órganos y establecer niveles complementarios inferiores.

- La regulación del órgano para la resolución de las reclamaciones económico-administrativas.

• Reglamentos sobre procedimientos Administrativos.

• Reglamentos especiales para la concesión de honores y distinciones.

• Reglamentos de Policía Municipal.

4.4. CLASES DE ORDENANZAS

A) Ordenanzas generales

Entre otras, pueden regular las siguientes materias:

• Actividades y servicios locales, tales como policía y buen gobierno, mercado, recogida de residuos.

• Régimen de bienes.

• Urbanísticas

B) Ordenanzas fiscales

Siguiendo la habilitación del art. 106 de la LRBRL, según el cual “las entidades locales tendrán autonomía para establecer y exigir tributos”, éstas pueden ejercer su potestad reglamentaria en materia tributaria “a través de

Derecho administrativo

ordenanzas fiscales reguladoras de sus tributos propios y de ordenanzas generales de gestión, recaudación e inspección”.

De conformidad con el apartado primero art. 107 LRBRL, “las ordenanzas fiscales reguladoras de los tributos locales comenzarán a aplicarse en el momento de su publicación definitiva en el Boletín Oficial de la provincia o, en su caso, de la comunidad autónoma uniprovincial, salvo que en las mismas se señale otra fecha”.

Por su parte, el segundo apartado dispone que “Las ordenanzas fiscales obligan en el territorio de la respectiva entidad local y se aplican conforme a los principios de residencia efectiva y de territorialidad, según los casos”.

La LRBRL establece que la aprobación, publicación y entrada en vigor de los acuerdos de establecimiento, supresión y ordenación de tributos locales, así como las modificaciones de las correspondientes ordenanzas fiscales, se realizarán de acuerdo con lo dispuesto en las normas especiales reguladoras de la Imposición y Ordenación de tributos locales (art. 111).

Por su parte, el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, dedica los artículos 15, 16 y 17 a regular el contenido, elaboración, publicación y publicidad de las ordenanzas fiscales.

4.5. PROCEDIMIENTO DE ELABORACIÓN

La aprobación de las ordenanzas locales se ajustará al procedimiento establecido en el art. 49 LRBRL:

a. Aprobación inicial por el Pleno.

b. Información pública y audiencia a los interesados por el plazo mínimo de treinta días para la presentación de reclamaciones y sugerencias.

c. Resolución de todas las reclamaciones y sugerencias presentadas dentro del plazo y aprobación definitiva por el Pleno.

En el caso de que no se hubiera presentado ninguna reclamación o sugerencia, se entenderá definitivamente adoptado el acuerdo hasta entonces provisional.

Para su elaboración, pueden distinguirse los siguientes trámites comunes para cualquier clase de reglamento u ordenanzas:

l.- Iniciación de oficio por acuerdo de la Corporación o de su Presidente.

Derecho administrativo

2.- Informe del Jefe de la dependencia a que corresponda según la materia que vaya a ser objeto de regulación (art. 172 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales).

3.- El Secretario someterá el expediente al Presidente para su inclusión en el Orden del Día.

La aprobación se someterá a las reglas generales, teniendo en cuenta

que en los Reglamentos y Ordenanzas municipales la competencia es del Ayuntamiento Pleno.

4.-

La LRBRL unifica la tramitación para la aprobación de las manifestaciones de la potestad reglamentaria de las Entidades Locales, excepción hecha, entiende la doctrina, de los Reglamentos orgánicos.

Asimismo, el Texto Refundido dispone en su art. 56 que la aprobación de las Ordenanzas Locales se ajustará al procedimiento establecido en el art. 49 de la LRBRL, debiendo observarse para la modificación de las Ordenanzas y Reglamentos los mismos trámites que para su aprobación.

Identidad canaria

TEMA 3

IDENTIDAD CANARIA. LA VIRGEN DE CANDELARIA. POBLACIÓN ABORIGEN: ESTRUCTURA SOCIAL Y SUS ÓRGANOS DE PODER. DEMARCACIONES TERRITORIALES. LOS GUANCHES DE LA PLAZA DE LA PATRONA DE CANARIAS. FIESTAS PATRONALES DEL LA VILLA DE CANDELARIA.

1. IDENTIDAD CANARIA.

La UNESCO afirma que “la memoria es un motor fundamental de la creatividad: esta afirmación se aplica tanto a los individuos como a los pueblos que encuentran en su patrimonio –natural, material e inmaterial- los puntos de referencia de su identidad y las fuentes de su inspiración”.

La Villa de Candelaria es la Capital religiosa de Canarias por albergar a la Patrona de todos los canarios, principal nexo de unión, el vínculo fundamental, entre la cultura aborigen y la castellana: la Virgen de Candelaria, venerada por los aborígenes desde antes de la conquista y proclamada posteriormente patrona del Archipiélago tiene una función religiosa a la que debe su nacimiento y posterior desarrollo.

Aquí sincretizaron la cultura popular española con las creencias de los aborígenes canarios dando lugar a una devoción religiosa y a una fiesta de peregrinación, la cual alberga en su seno elementos tomados de las dos culturas que confluyeron en la creación de la identidad canaria: la aborigen (guanche) y la de los colonizadores peninsulares.

El Ayuntamiento de Candelaria pretende resaltar y proyectar la importancia de la Virgen de Candelaria en la conformación de la identidad canaria, tratando de promocionar el conocimiento de las tradiciones, la cultura canaria y el pueblo guanche acentuando la relevancia del patrimonio histórico, etnográfico y cultural de La Villa en la historia de Canarias y en la conformación de su identidad cultural. Impulsando la recuperación de su patrimonio y su dinamización.

ELEMENTOS PRINCIPALES

1· La Playa de la Arena: su extensión abarcaba desde la Cueva de los Camellos hasta el actual muelle pesquero. La calle Obispo Pérez Cáceres era conocida popularmente como calle de la Arena.

2- Conjunto Escultórico de los Menceyes: nueve esculturas que representan a los nueve reyes guanches que gobernaban en el momento de la conquista de la isla por parte de los españoles en 1496. Son obra de José Abad y se inauguraron en 1993. Las antiguas estatuas de piedra, que estuvieron enclavadas en ese mismo lugar, se encuentran ahora en la Rambla de los Menceyes de Punta Larga.

Identidad canaria

3· Convento de los Padres Dominicos: edificio de 1803 no abierto al público. El anterior edificio fue destruido en un incendio en 1789. Los dominicos se hicieron cargo oficialmente desde 1530 del cuidado de la Virgen y sus templos.

Por bula del Papa Paulo 111, en 1542 se concedió a los frailes a perpetuidad la Imagen y el Santuario de Ntra. Sra. de Candelaria. El 15 de febrero de 1789, el convento sufrió un incendio casual del que se pudo salvar sólo la imagen. Tuvo que colocarse la Virgen en la Cueva de San Blas hasta 1803, cuando volvió a la iglesia del convento. En 1826 hubo un temporal de lluvia y viento en toda la isla, debido a la gran cantidad de agua que entró en la iglesia del convento, se rompió el muro y la imagen original de la Virgen desapareció en el mar.

4-Ermita de San Blas /Cueva de Achbinico: en esa cueva se colocó por primera vez, en la Villa de Candelaria, la imagen de la Virgen. La imagen en bronce que preside la cueva es obra del escultor güimarero Ángel Bermúdez.

Se eligió este lugar porque era considerado sagrado para los guanches; allí se sellaban pactos y en diferentes excavaciones arqueológicas se han encontrado momias. La ermita se construyó tras el incendio del convento en

1789.

5- Cueva de los Camellos: está situada junto a la Ermita de San Blas, al final del paseo de San Blas. Se cree que debe su nombre a que los peregrinos descansaban y ataban a los camellos ahí cuando venían a ver a la Virgen.

6- Basílica: Está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento con Entorno de Protección que abarca la Plaza y los Riscos. El templo, de construcción moderna constituye el lugar de culto más importante de la isla de Tenerife, ya que en su interior alberga la Virgen de Candelaria.

En el año 1934 se decidió levantar la Basílica de la Virgen de Candelaria, de acuerdo con el proyecto redactado por el arquitecto Enrique Marrero Regalado. En 1947 fue nombrado Obispo de Tenerife Don Domingo Pérez Cáceres, natural de Güímar, gran devoto de la Virgen de Candelaria, quien impulsó la obra final de la Basílica, llevándose a cabo su inauguración y consagración el 1 de febrero de 1959. En su interior está enterrado el Obispo Pérez Cáceres.

7- Centro Alfarero 'Casa las Miquelas': Se llama así en homenaje a las dos últimas alfareras que hubo en el barrio de Santa Ana, Rosa y Carmen, hijas de Micaela.

8- Iglesia de Santa Ana: en 1575 se terminó de construir por los vecinos de Candelaria. Más delante se amplió hasta ser lo que es ahora, ya que en su origen era una pequeña capilla. Santa Ana es la Patrona de Candelaria, y su festividad se celebra el 26 de julio.

Identidad canaria

9- Antiguo Ayuntamiento: A finales del siglo XVII el Cabildo de la isla construyó una casa de apeo para el alojamiento de regidores, beneficiados y personalidades laguneras que acudían a las fiestas de Candelaria.

Posteriormente se utilizó como Casa Consistorial. Hoy en día es sala de exposiciones.

10- Pocito Santo o Pozo de la Virgen: Fue la única fuente del pueblo en algún momento de la historia. Se encuentra en la calle La Piscina. No está abierto al público.

2. LA VIRGEN DE CANDELARIA. HISTORIA DE CANDELARIA.

En el momento de la aparición de la Virgen a los guanches, lo que se conoce actualmente como Candelaria pertenecía al Menceyato de Goymar. Un paraje solitario y desértico asolado por fuertes vientos. Nunca fue lugar de hábitat permanente, porque su proximidad al mar no ofrecía seguridad debido a la frecuente presencia de naves para robar ganado.

Cuentan las crónicas que en 1392 dos guanches que pastoreaban en la playa de Chimisay (hoy Playa de El Socorro) se encontraron con la imagen de una mujer y, como la ley guanche no les permitía hablar con mujeres en lugares deshabitados, intentaron que dejara el camino libre para su rebaño asustándola. Uno quiso tirarle un callao y el otro quiso lastimarla cortándola pero no surtió efecto, ya que el brazo del guanche que lanzaba la piedra se inmovilizó y el del compañero que quiso cortarle en la mano comenzó a sangrar. Los pastores, asustados, subieron a hablar con su Mencey sobre lo que les había sucedido, quien, acompañado de todos sus consejeros y los propios protagonistas, se dirigió hasta la playa para conocer a esa extraña mujer. Allí, el rey guanche reconoció el poder de la Virgen y decidió adoptarla como "la madre del sustentador del cielo y la tierra", Chaxiraxi. Entonces la llevaron hasta la cueva de Chinguaro, donde permaneció alrededor de 50 años. El traslado a la Cueva de Achbinico se hizo a sugerencia de Antón Guanche.

Antón fue un niño guanche secuestrado por los señores que intentaban conquistar la isla y convertido al cristianismo. Cuando volvió años después para visitar a su familia, oyó hablar de que rendían culto a la imagen de una mujer. Descubrió que era la Virgen María y le sugirió al Mencey que la trasladasen a un lugar con mucha más importancia espiritual: la Cueva de Achbinico.

Desde ese momento Antón Guanche, junto con otros compañeros, se dedicó a cuidar el lugar y a la Virgen, comenzando así a crearse el núcleo de población que adoptó su nombre gracias a la Virgen.

Tras la conquista de la isla en 1496, de los aborígenes que sobrevivieron a las luchas de la esclavitud o el destierro muy pocos quedaron en la isla. Los aborígenes se asentaron en las tierras que el Cabildo destinó para dehesas, así algunos se agruparon en Candelaria, otros en Abona, Adeje y en Chasna.

Identidad canaria

Una circunstancia que favoreció el asentamiento de los aborígenes en Candelaria, fue el culto de la Virgen.

El 2 de febrero de 1497, Don Alonso Fernández de Lugo celebró la primera fiesta de la Purificación o de las Candelas en la Cueva de Achbinico con todo su ejército y los guanches sometidos; en dicho acto éstos fueron bautizados, sacando a la Virgen en procesión. Desde dicha fecha se abrió al culto católico, siendo la citada cueva el primer templo del Valle, dependiente de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Concepción de la Laguna. En torno al santuario comenzó a surgir el pueblo de Candelaria. El 2 de febrero de 1526 la Santa Imagen abandonó la cueva, al ser instalada en la nueva ermita mandada a construir por el Don Pedro Fernández de Lugo. A partir de entonces la famosa cueva empezó a ser conocida con el nombre de San Blas, pues en ella se colocó la imagen de este santo. Los dominicos se hicieron cargo oficialmente desde 1530 del cuidado de la Virgen y sus templos. En 1534 los frailes constituyeron su primer convento, al habérseles donado el Santuario con todos los terrenos y edificaciones circundantes. En los últimos años del siglo XVI, hubo numerosos ataques de piratas y epidemias que obligaron a los vecinos a trasladarse hacia zonas más altas, Igueste, Araya, Cuevecitas, etc., causando la alarma de los frailes que pidieron ayuda al Cabildo porque el lugar se estaba despoblando y sin posibilidades de defenderse de corsarios.

Para proteger a la Virgen de los ataques y otras veces para hacer rogativas, la imagen fue trasladada en varias ocasiones a La Laguna, encontrando siempre la protesta de los naturales de Candelaria y de los frailes del convento, porque los regidores y el Cabildo deseaban que la Virgen se quedara en La Laguna, donde estaría mejor protegida. Fueron numerosas las disputas, llegándose incluso a tener que recuperar la imagen por la fuerza y retornarla a Candelaria. La devoción a la Virgen de Candelaria era muy grande, era venerada por navegantes y vecinos de todas las islas, e incluso muy conocida en la Península. Con el fin de impedir el saqueo del Santuario, que siempre había sido una preocupación de los capitanes generales y Cabildo de la Isla, el general Barona mandó construir un fortín en 1687, pues hasta entonces había permanecido sin defensa alguna. Años más tarde se ordenó la construcción del Castillo de San Pedro en el cual se estableció media compañía de Artillería. El Castillo se hundió en el mar con motivo del célebre aluvión de 1826.

Uno de los factores que condicionaron la configuración del núcleo de Candelaria fue la topografía. Una parte de la población construyó sus casas en la zona baja, la costa y la llanura aluvial del barranco de las Tapia, la otra se situó en la zona más elevada, en los márgenes del barranco: Risco de la Magdalena y barrio de Santa Ana. Se estableció una diferenciación social en virtud de la topografía: el carácter más aristocrático de la primera zona, con las importantes familias y autoridades que allí residían temporalmente, especialmente durante las fiestas, contrasta con el perfil popular de modestas construcciones en la zona elevada, lugar de residencia de la población estable, dedicada principalmente a la pesca.

Identidad canaria

A finales del siglo XVII, se abandonaron definitivamente los proyectos de

traslado de la Virgen y es cuando la localidad se consolida. El Cabildo de la isla construye entonces una casa de apeo (antiguo Ayuntamiento) para el alojamiento de regidores, beneficiados y personalidades laguneras que acudían a la Fiesta de Candelaria.

Pueblo abierto hacia el mar, la mayor parte de los vecinos de esta Villa

trabajaban en el pasado como pescadores, marineros o carpinteros de ribera. Muchos de los marinos estaban alistados en barcos que cubrían las rutas entre las islas y las costas de África, la Península o América. A lo largo del siglo XIX tuvo gran importancia el pequeño puerto del Pocillo, donde en dos expediciones semanales, se importaba mercancía, en especial los productos imprescindibles para el consumo, y se exportaba la producción agrícola, industrial y pesquera de Candelaria y los poblados vecinos. Hasta bien avanzado el siglo XIX los vecinos de Candelaria se ocupaban mayormente en

la pesca cuyo sobrante vendían en La Laguna y Santa Cruz, y en fabricar

barcos, mientras que las mujeres hacían loza de barro. La alfarería, una de las más ricas industrias del municipio supuso una continuación de la de los guanches, en ella trabajaban las mujeres y los niños.

Las piezas realizadas comenzaron a estilizarse, se embellecieron y se decoraron profusamente para ser exportadas a todo el Archipiélago e incluso a las colonias españolas en América.

EJE CRONOLÓGICO

1392: Aparición de la Virgen a los guanches

1497: El 2 de febrero de 1497, Alonso Fernández de Lugo, el conquistador de Tenerife, acude a la Cueva de Achbinico con sus tropas. Bautizan a los primeros guanches y celebran la fiesta de la Purificación.

1520: Pedro Fernández de Lugo manda fabricar un templo para la Virgen de Candelaria.

1530: Los dominicos toman legal posesión del Convento y Santuario.

1559: Clemente VIII declara a la Virgen Patrona de Canarias.

1672: Se inaugura el antiguo Convento y Basílica.

1789: Un gran incendio destruye el Santuario y el Convento, salvándose la imagen de la Virgen.

1803: Apertura del nuevo Convento.

1826: Un fuerte vendaval desploma las paredes del templo y la Virgen desaparece en el mar.

1829: Fernando Estévez del Sacramento termina de esculpir la actual imagen de la Virgen.

1867: Declaración de la Virgen como patrona Principal del Archipiélago Canario y Pío IX señala su fiesta el 2 de febrero.

1959: El 1 de febrero se inaugura la actual Basílica

Identidad canaria

3. POBLACIÓN ABORIGEN

Los guanches constituyeron la población aborigen que vivió en Tenerife antes de la conquista de la isla (1496). Era una población mixta de origen

bereber procedente del Noroeste de África que llegó a Tenerife entre el siglo

V antes de Cristo y el comienzo de la era cristiana. Una vez en la isla,

debieron adaptarse a un territorio geográfico limitado y a un medio que, en algunas ocasiones, debió de serles hostil. Según los estudios que se han realizado, se trataba de individuos de piel blanca, cabello y ojos oscuros en su mayor parte, de estatura media de 1,70 cm para los hombres y 1,56 cm para las mujeres, robustez media· alta y bien adaptados a su medio.

4. ESTRUCTURA SOCIAL Y SUS ÓRGANOS DE PODER

La sociedad guanche o Guanchinech (Guan = persona; Chinech = Tenerife) aparecía dividida en niveles similares. Las fuentes históricas señalan que entre ellos existían: Menceyes (reyes) AchiMenceyes (descendientes de los reyes), que vendrían a representar la máxima pureza del linaje, los nobilísimos.

Achiciquitza o cichiciquitza calificados de "escuderos" o nobleza secundaria por los europeos de la conquista. Los AchiMenceyes y Achiciquitza poseían

el ganado y a ellos servía el tercer estamento.

Achicaxna (la gente del pueblo o villanos): no poseían tierras, el Mencey les dejaba usar y disfrutar de ellas según la categoría social y los servicios que

le prestaban.

5. DEMARCACIONES TERRITORIALES

Según cuenta la tradición, Tenerife habría estado unida bajo un mítico Mencey (Tinerfe el Grande). En el momento de la conquista, Tenerife estaba compartida en nueve Menceyatos: Anaga, Güímar (que abarcaba desde la actual Fasnia hasta Santa Cruz), Abona, Adeje, Daute, Icod, Taoro, Tacoronte y Tegueste.

Se piensa que debieron existir ciertas rencillas entre los de la vertiente norte y sur, puesto que los últimos poseían mayor extensión de terreno pero menor potencial económico. Esto se aprecia muy claramente en los momentos de la Conquista, en la estrategia defensiva de los insulares, cuando los extranjeros que aspiraban a poseer la Isla iniciaron sus contactos con los guanches. No todos estuvieron de acuerdo con el tipo de relación que se debía de mantener con aquellos extranjeros y por consiguiente, se establecieron Bandos de Paz (Güímar, Abona y Adeje), encabezados por Goymar o Güímar, mientras que en el norte se constituyeron los Bandos de

Identidad canaria

Guerra, a cuyo frente estaba el Mencey de Taoro con los demás Menceyatos del norte.

El Menceyato de Goymar (al que pertenecía los que hoy es el término municipal de Candelaria) constituyó uno de los territorios más privilegiados, dotado de numerosas fuentes y nacientes; sus condiciones climáticas variables permitían una vegetación cambiante con las estaciones que proporcionaban a los pastores el sustento necesario para sus ganados.

6. LOS

GUANCHES

CANARIAS

DE

LA

PLAZA

DE

PA

PATRONA

DE

José Abad, es el escultor de los Menceyes que en la actualidad se encuentran situados en la Plaza de la Basílica de Candelaria. Los nombres que aparecen en las esculturas de José Abad son:

- ACAYMO (Tacoronte). El poeta Viana puso el nombre de Acaymo al

Mencey de Tacoronte, que es el denominado el "arrogante Acaymo"; la añepa y el banot son las señales de mando del bravo Mencey.

- ADJONA (Abona). El Mencey de las tierras sureñas de Abona, está

representado con su banot guerrero y el cuerno agrícola para que la semilla

fructifique en la pródiga tierra.

- AÑATERVE (GÜímar). Mencey de Goymar esculpido con unas aves posadas sobra la añepa real.

- BENCOMO (Taoro). El gran Menceyato de Taoro, el más poderoso de los

nueve, con su añepa de mando y el arma suprema de la piedra, personifica la valentía y entereza del máximo representante de quien supo morir por la libertad de su pueblo.

- BENEHARO (Anaga). Con su añepa de mando, Beneharo de Anaga, así

llamado por Viana (poeta), se llamó Don Fernando al ser bautizado; fue obligado a dejar su Tenerife y para murió en Gran Canaria.

- PELlCAR (Icod). Además de su banot guerrero el Mencey de Icod está representado con un bucio avisador en su mano derecha.

- PELlNOR (Adeje). José Abad ha esculpido al fuerte Mencey de Adeje,

nacido frente al perfil de la Gomera, con su añepa, la piedra y una rústica

mochila. Don Diego de Adeje fue el único Mencey que conservó algunas de sus tierras.

- ROMÉN (Daute). El gran Romén, rey poderoso, que gobernó Daute o Baute en la esquina oeste de la isla, lleva en sus manos la piedra zanata.

- TEGUESTE (Tegueste). Tegueste gobernó un valle fecundo en ganado y

murió en el combate de la Victoria de Acentejo; José Abad lo esculpió con la añepa real cubierto con un manto.

El único Mencey cuyo nombre está citado documentalmente es Benitomo, de Taoro y su sucesor Bentor. Al no existir soporto documental, se cree que los

Identidad canaria

nombres que aparecen en la obra de José Abad no son reales, se sabe que Pelinor, Bellicar y Romén son nombres de caballeros medievales que aparecen en obras literarias.

7. FIESTAS PATRONALES DE LA VILLA DE CANDELARIA

Festividad de la Virgen de Candelaria.

2 de febrero: Día de la Purificación de la Santísima Virgen y la llegada del conquistador de Tenerife, Alonso Fernández de Lugo, quién en 1497 decidió fijar este día para la celebración de la Imagen que había sido encontrada por los aborígenes.

14 de agosto: Se realiza la Romería-Ofrenda a la Virgen de Candelaria.

La Romería recorre las principales calles de la Villa hasta llegar a la Plaza de la Patrona de Canarias, donde la Virgen aguarda a los romeros que le traen todo tipo de productos de la tierra y flores. A la vez, la música de agrupaciones folclóricas locales, de otros municipios y de otras islas acompaña la celebración. A continuación tiene lugar el acto de representación del hallazgo de la Virgen por parte de los guanches.

15 de agosto: festividad de la Asunción de la Virgen y fecha aproximada en

la que tenían lugar las antiguas celebraciones del beñesmén por parte del pueblo guanche (competiciones de fuerza y habilidad en honor a la Virgen).

Otras fiestas patronales de Candelaria

Día 4 de mayo: Festividad de la Virgen de la Rosa (Cuevecitas) Día 25 de mayo: Romería de S. Isidro en Los Brezos (Araya) Día 4 de mayo: Festividad de la Virgen de la Rosa (Cuevecitas) Día 25 de mayo: Romería de S. Isidro en Los Brezos (Araya) Día 13 de junio: Festividad de San Antonio en Malpaís. Día 24 de junio: Festividad de San Juan. Araya, Igueste y Playa de la Viuda. Día 13 de julio: Cristo de la Buena Muerte. Barranco Hondo Día 16 de julio: Virgen del Carmen. Día 26 de julio: Santa Ana. Candelaria Casco. Día 10 de agosto: Santísima Trinidad. Igueste Día 30 de agosto: Virgen del Mar. Bajo La Cuesta. Día 30 de agosto: Santa Mª Magdalena. Las Caletillas. Día 12 de octubre: Virgen de Los Dolores, Barranco Hondo. Día 13 de octubre: Coronación de la Virgen Día 26 de octubre: Santa Rita Día 30 de noviembre: Festividad de San Andrés. Las Cuevecitas. Día 8 de diciembre: Inmaculada Concepción (Igueste) Día 16 de febrero: Carnaval de Candelaria Semana Santa: Representación de La Pasión. Candelaria Casco Día 29 de marzo: Romería de San José.

Población y territorio

TEMA 4

POBLACIÓN Y TERRITORIO. EL TÉRMINO MUNICIPAL. POBLACIÓN NÚCLEOS POBLACIONALES. CALLEJERO MUNICIPAL. TAXI COMPARTIDO A LA DEMANDA:

CARACTERÍSTICAS E ITINERARIOS.

1. POBLACIÓN Y TERRITORIO. TÉRMINO MUNICIPAL

El territorio es el espacio que cuando se atribuye a un grupo humano complejo (un pueblo, una nación, una sociedad) se convierte en uno de los integrantes fundamentales de su proyecto común: en soporte y recurso básico, ámbito de vida, paisaje propio e invariante en la memoria personal y colectiva. En definitiva en el espacio geográfico en el que se vive y que corresponde manejar y administrar para bien de los individuos y del conjunto de la comunidad.

1.1.TERRITORIO Y TÉRMINO MUNICIPAL

El TERRITORIO que comprende el municipio se denomina TÉRMINO MUNICIPAL y constituye un límite para el ejercicio de las competencias municipales, al igual que sucede con las competencias y el territorio de la comunidad autónoma. El término municipal es el territorio en que el ayuntamiento ejerce sus competencias. Cada municipio pertenecerá a una sola provincia.

1.2. POBLACIÓN

En términos de la Ley 7/1985 de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local, La población de un municipio la constituye las personas que residen en su término y que por ello deben inscribirse en el Padrón Municipal.

1.2.1 PADRÓN MUNICIPAL

El Padrón municipal es el registro administrativo donde constan los vecinos de un municipio. Sus datos constituyen prueba de la residencia en el municipio y del domicilio habitual en el mismo. Las certificaciones que de dichos datos se expidan tendrán carácter de documento público y fehaciente para todos los efectos administrativos.

El conjunto de personas inscritas en el Padrón municipal constituye la POBLACIÓN del municipio.

Los inscritos en el Padrón municipal son los vecinos del municipio.

Población y territorio

La condición de vecino se adquiere en el mismo momento de su inscripción en el Padrón.

A) Gestión del padrón municipal

La creación o supresión de municipios, así como la alteración de términos municipales, se regularán por la legislación de las comunidades autónomas sobre régimen local, sin que la alteración de términos municipales pueda suponer, en ningún caso, modificación de los límites provinciales. Requerirán en todo caso audiencia de los municipios interesados y dictamen del Consejo de Estado o del órgano consultivo superior de los Consejos de Gobierno de las comunidades autónomas, si existiere. Simultáneamente a la petición de este dictamen se dará conocimiento a la Administración General del Estado.

La inscripción en el Padrón municipal contendrá como obligatorios sólo los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos.

b) Sexo.

c) Domicilio habitual.

d) Nacionalidad.

e) Lugar y fecha de nacimiento.

f) Número de documento nacional de identidad o, tratándose de extranjeros, del documento que lo sustituya.

g) Certificado o título escolar o académico que se posea.

h) Cuando otros datos puedan ser necesarios para la elaboración del Censo Electoral, siempre que se garantice el respeto a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.

La formación, mantenimiento, revisión y custodia del Padrón municipal corresponde al Ayuntamiento, de acuerdo con lo que establezca la legislación del Estado.

La gestión del Padrón municipal se llevará por los Ayuntamientos con medios informáticos. Las Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos insulares asumirán la gestión informatizada de los Padrones de los municipios que, por su insuficiente capacidad económica y de gestión, no puedan mantener los datos de forma automatizada.

2. NUCLEOS POBLACIONALES.

Se considera núcleo de población a un conjunto de al menos diez edificaciones, que están formando calles, plazas y otras vías urbanas. Por excepción, el número de edificaciones podrá ser inferior a 10, siempre que la población que habita las mismas supere los 50 habitantes. Se incluyen en el núcleo aquellas edificaciones que, estando aisladas, distan menos de 200

Población y territorio

metros de los límites exteriores del mencionado conjunto, si bien en la determinación de dicha distancia han de excluirse los terrenos ocupados por instalaciones industriales o comerciales, parques, jardines, zonas deportivas, cementerios, aparcamientos y otros, así como los canales o ríos que puedan ser cruzados por puentes.

2.1.MUNICIPIO DE CANDELARIA

Candelaria es un núcleo costero perteneciente a la Comarca del Valle de Güimar, zona situada en el sureste de la Isla de Tenerife, en el archipiélago de Canarias.

El término municipal de la Villa de Candelaria se extiende desde el nivel del mar hasta los 1.700 metros de altitud. Ocupa una extensión superficial de 49,18 km 2 , posee un perímetro de 33,13 kilómetros y una longitud de costa de aproximadamente 9 kilómetros.

El municipio se haya enclavado en la vertiente meridional de Tenerife, en el Valle de Güímar. La cordillera dorsal y la costa constituyen sus límites occidental y oriental. Al norte, el Barranco Hondo le separa del municipio de El Rosario, mientras que al sur, linda con el municipio de Arafo en los Barrancos de Fuertes y de Tapia.

Candelaria se encuentra a 19 kilómetros de la capital Santa Cruz de Tenerife. Este territorio se reparte entre las siete entidades de población que componen el municipio: Candelaria casco, Las Caletillas, Barranco Hondo, Igueste, Araya, Las Cuevecitas y Malpaís.

2.1.1. LOS PUEBLOS DEL MUNICIPIO

IGUESTE DE CANDELARIA

Igueste está situado en zona de medianías del municipio de Candelaria, entre Barranco Hondo y Araya. Del primer núcleo le separa un barranco y del segundo una formación montañosa denominada La Mesa. Por el Sur la autopista hace de límite con Caletillas y por el Norte nos encontramos con la Corona Forestal. De esta forma, nos encontramos que Igueste es un gran valle, en el que sus antiguos pobladores, los guanches, encontraron refugio para su ganado. De hecho, posteriormente el uso económico que se le ha dado al suelo ha sido el de cuidado del ganado y una agricultura tradicional, que poco a poco se ha ido abandonando.

De esta forma, nos encontramos con un territorio con pendientes muy pronunciadas, donde se hace difícil la movilidad de sus habitantes. Esto no ha sido impedimento para que actualmente haya aumentado la construcción de zonas residenciales en la parte baja de Igueste, quizás porque ya este lugar es menos escarpado.

Población y territorio

Una de las joyas de Igueste es su Corona Forestal que podemos observar mirando hacia la parte alta. Contemplamos gran concentración de pinares. En cambio en las zonas más pobladas nos encontramos con huertas abandonadas que fueron de cultivo en antaño, conviviendo con especies de flora y fauna típica de las medianías.

En cuanto a elementos culturales y patrimoniales, se encuentra el núcleo poblacional más tradicional de Las Jiménez, con construcciones de interés arquitectónico por su conservación fiel de las estructuras canarias tradicionales de la zona, antiguo horno y un pequeño grupo de casas denominado Pasacola, con un alto interés patrimonial (restos de casas, restos de un antiguo horno, un eral) y zonas de cultivo abandonadas.

En la parte media de Igueste con población más abundante nos encontramos con la mayoría de las infraestructuras y servicios, aunque son escasos y los vecinos tienen que desplazarse a la zona centro para realizar trámites, compras, etc.

Igueste significa en aborigen “Valle húmedo”, un nombre que los guanches pusieron a la zona donde se asentaron de forma continuada y numerosa. Prueba de ello es que tenían su propio “hospital” entre La Mesa y el Barranco de Chacorche. También el ganado de la Virgen se cuidaba en aquel barranco y suponía un elemento muy importante para su autoabastecimiento.

Ya en el siglo XX, y más concretamente en 1931 se produce un hecho importante para Igueste: el afloramiento de las galerías de Araca. Dos años estuvieron vertiendo agua y corriendo por el Barranco de Chacorche.

En cuanto al medio ambiente debemos decir que en esta época se hacía un uso agrícola del suelo. Se trataba de una agricultura tradicional y profesional, ya que la mayoría de los iguesteros vivían de la agricultura y de la ganadería. Así, en esta época, empieza el cultivo de exportación, sobre todo de tomates. El destino era Inglaterra.

BARRANCO HONDO

Es la zona de medianías más alejada del núcleo urbano. Su relieve marca de forma significativa la climatología y la composición floral de la zona, cambiante a medida que ascendemos. En la zona de cumbre nos encontramos con los espacios naturales protegidos de Las Lagunetas y la Corona Forestal, muy importante para los recursos hídricos de la zona y, en los que coexisten varios tipos de pinos, aunque, predomina el pino canario.

Hay también gran variedad de plantas hortícolas que encontramos en los aledaños a las casas más tradicionales del pueblo, quedando patente la continuidad de la agricultura de autoconsumo, habitual en décadas pasadas de los bancales abandonados amurallados de piedra en diferentes puntos de Barranco Hondo.

Población y territorio

Estos recursos ociosos aportan belleza paisajística y se suman al patrimonio etnográfico, junto con el Mirador Picacho y el conjunto de casas antiguas tradicionales protegidas de la zona.

La visión orográfica nos muestra de forma significativa la distinta constitución del pueblo por zonas, delimitadas fundamentalmente por:

- El Barranco Hondo que ha condicionado su emplazamiento y que le da su nombre al pueblo, marcando la orografía del terreno y su pendiente. En su paisaje aún se observan bancales de cultivo de jable, cuya producción se limita al autoabastecimiento.

- La Autopista del Sur, cuya realización partió la montaña (que en siglos pasados fue punto importante de reunión de luchadas y mercados) que separa la Playa del Varadero de Barranco Hondo.

- entidades con diferentes necesidades y afinidades, como son Barranco Hondo Alto y Barranco Hondo Bajo.

o

La

Carretera

General,

dividiendo

el

pueblo

en

dos

franjas

La orografía del terreno es causa de que la mayor parte de los recursos existentes se localicen en los alrededores de la Plaza de la Iglesia de San José, punto de encuentro central en Barranco Hondo y, que en la zona baja del pueblo son más escasos dada que es de reciente construcción.

ARAYA, CUEVECITAS y MALPAÍS

Situados en las medianías su orografía es pendiente y están delimitadas por el Espacio Natural Protegido “7 Lomas”, donde están las “Lajas de Chafa” y “La Mesa” accidentes geográficos que separan Igueste de Araya.

Araya se encuentra flanqueada por el barranco de “Los Organos” y por el barranco de “EL Rincón”. A continuación de este barranco emerge Las Cuevecitas, entidad que cuenta entre sus atractivos con el mirador de “Chivisaya”.

El barranco de Tamia divide Las Cuevecitas de Malpaís.

En cuanto a la biodiversidad, su flora autóctona cuenta con: pinos canarios, tajinastes, incienso y palo blanco. También sauces, aguacateros, castaños, higueras, almendros, y tuneras, y como cultivos principales millo, papas, coles y viña.

Con respecto a los usos del suelo, destacan en el sector primario: la ganadería y agricultura de autoabastecimiento, conservándose algún reducto de agricultura profesional común los tres pueblos. En el sector secundario. entre otras actividades, una carpintería de aluminio, una granja de pollos en Malpaís y una vaquería en Las Cuevecitas. En el sector terciario predominan los bares y restaurantes en los tres pueblos. Existe

Población y territorio

un único cajero y un botiquín farmacéutico en Araya. En Las Cuevecitas también hay una tienda de víveres.

Las áreas naturales a destacar, se encuentran en Araya con senderos señalizados y el parque recreativo “Los Brezos

Otros recursos menos utilizados son los centros culturales en Araya y Malpaís; Polideportivo de Malpaís. Además de recursos naturales como el “pino centenario” en Cuevecitas, charcas naturales y casas abandonadas como la “Casa de las Brujas “(Malpaís) y “La casa del Chino” (Las Cuevecitas).

Destacan en estos tres pueblos, dentro de su patrimonio arquitectónico:

un conjunto de casas tradicionales (dispersas y agrupadas en algunas zonas), la Casa del Peón Caminero, las iglesias, el Mirador de “Chivisaya”, “La Casa Verde”, Finca “Las Haciendas” y un taco (que se usaba para guardar el cereal).

En cuanto al patrimonio etnográfico, destacan: estanques, tajeas, bancales de tosca blanca, galerías y canales de agua así como la red de senderos municipal.

CANDELARIA CENTRO

El Casco Histórico es el centro neurálgico y administrativo del Municipio. El sendero de Samarines acaba en el mirador de la Magdalena, próximo a las bases de la primera basílica. Este mirador se enclava en el Barrio de Santa Ana, núcleo más antiguo del Municipio, que está constituido por casas típicas canarias. Se caracteriza porque la mayor parte de la población que en él reside es nativa.

Se diferencia de las medianías por la llanura de su emplazamiento, porque las edificaciones son más altas, por sus calles peatonales y sus comercios. Su costa es recorrida por la Playa de la Arena.

El último sector de Candelaria Centro es el puerto de pescadores y sus alrededores, en el que aún se mantiene la actividad pesquera, como elemento de la idiosincrasia del Municipio. Aquí destaca El Pozo de La Virgen, por ser Bien de Interés Cultural. Tiene especial relevancia por ser, en su momento, el primer pozo de agua dulce en la zona. Se utilizó para el consumo de los pastores y sus rebaños. Posteriormente se instala una bomba de riego, que extrae agua para las plantaciones, aunque se continúa usando para el consumo de los vecinos de Candelaria.

En cuanto a calidad de vida, uno de los aspectos más significativos de Candelaria Centro es el tema de las Infraestructuras y Servicios.

Dentro de éste, muchos vecinos y vecinas han señalado la importancia (por la repercusión que tiene en otros ámbitos) del desequilibrio entre el crecimiento de población, que ha ocurrido en un periodo de tiempo muy

Población y territorio

breve, y las infraestructuras, que no han sabido o podido adaptarse a este hecho.

En este sentido, se puede hablar del Centro de Salud. Según muchos usuarios, desde su inauguración, ha sido deficiente en cuanto a su tamaño y servicios que presta.

Otros aspectos a destacar son vivienda, aparcamientos, movilidad, equipamientos deportivos y de ocio y medio ambiente, son algunas de las inquietudes planteadas por los vecinos de esta zona del municipio.

PLAYA LA VIUDA

Comenzando por el sur, el primer elemento que se encuentra es el Polígono Industrial, en el que se ubican gran variedad de empresas, vinculadas a actividades económicas.

Por debajo del Polígono, se halla Playa La Viuda. Un barrio relativamente joven, formado por viviendas en cuevas y de autoconstrucción, agrupadas en torno a la costa. Es el linde con el término municipal de Arafo.

Desde Playa La Viuda, parte el sendero de “Samarines”, que presenta una flora y fauna propia de la zona, como el emblemático caracol Hemicycla Plicaria o comúnmente conocido como “Chuchanga de Samarines”. A lo largo del sendero es posible observar un horadado paisaje costero, fruto de la acción volcánica y del efecto del mar. Es atravesado por el Barranco de Samarines, que desemboca en la playa del mismo nombre.

3. CALLEJERO MUNICIPAL.

Reglamento de Ordenación del Callejero Municipal, publicado en el B.O.P. el 31 de marzo de 2006, con fecha 2 de junio de 2006 se publicó en el B.O.P., la nueva redacción dada a los artículos 13 y 14 del citado Reglamento y publicado en el B.O.P. de Santa Cruz de Tenerife el 9 de agosto de 2006.

El Reglamento regula la ordenación, numeración y rotulación de las calles y portales que conforman el municipio de Candelaria.

Tal y como recoge la Resolución de 19 de septiembre de 1995, del Director del Instituto Canario de Estadística, por la que se formulan recomendaciones a los Ayuntamientos de Canarias sobre la denominación y rotulación de calles y la numeración de edificios, “La identificación y localización de calles y otras vías públicas son requerimientos básicos para

desarrollar la actividad estadística de carácter público, porque sobre estas redes viales se levantan las distintas unidades que son objeto de recuento:

edificios, establecimientos, viviendas, empresas, infraestructuras y

otro lado, los ciudadanos vienen a

equipamientos, hogares y personas

ser los máximos beneficiarios de una ordenación que conduzca a la fácil identificación y localización de calles y edificios. Son éstos quienes para el

Por

Población y territorio

ejercicio de sus múltiples actividades -de trabajo y de ocio-, requieren de una completa y clara rotulación de las calles, y de la numeración de los edificios.

La aprobación de la numeración y denominación de vías y edificios compete

a la Alcaldía, sin perjuicio de la delegación que tenga establecida.

Los acuerdos se notificarán a cuantas personas figuren como interesadas o puedan resultar afectadas por los mismos; así como a las entidades, empresas y organismos que presten servicios públicos destinados a la colectividad.

La competencia para ordenar la ejecución del proyecto de rotulación física de nombre y números se ejerce por la Oficina Técnica Municipal, a través del personal responsable del Callejero Municipal, sin perjuicio de las facultades atribuidas a la Concejalía de Obras y Servicios, de acuerdo con las características de los rótulos aprobados, que, en todo caso, deberán ser acordes con la señalización y otros elementos del mobiliario urbano del conjunto de la ciudad.

La denominación de los espacios objeto de identificación podrá hacerse de oficio o a instancia de parte.

3.1. NORMAS DE ROTULACIÓN

La rotulación de las vías urbanas se ajustará a las siguientes normas:

a) Cada vía urbana estará designada por un nombre aprobado por el

Ayuntamiento. Dentro del término municipal de Candelaria no puede haber

dos vías urbanas con el mismo nombre, salvo que se distingan por el tipo de vía.

b) No se podrán fraccionar calles que por su morfología, deban ser de

denominación única. En consecuencia, se procurará que una calle tenga un solo nombre, a menos que llegue a variar la dirección en ángulo recto, o que esté atravesada por un accidente físico, o cortada por una calle más ancha o por una plaza, en cuyo caso los tramos podrán ser calles distintas.

c) El nombre elegido deberá ser en rótulo bien visible colocado al principio y al final de la calle y en una, al menos, de las esquinas de cada cruce. En las plazas se colocará en su edificio preeminente y en sus principales accesos. En las fincas existentes con números en casas situadas en chaflán, se inscribirá también el nombre de la calle o plaza a que corresponda .

d) En los grupos de viviendas con calles irregulares, que presentan

entrantes o plazoletas respecto a la vía matriz, deben colocarse tantos rótulos de denominación como sean necesarios para su perfecta

identificación, pudiendo ser incluso que cada edificio lleve el rótulo de la vía

a la que pertenece.

Población y territorio

e) La rotulación de las vías públicas tiene carácter de servicio público y se efectuará mediante placa fijada a las fachadas de los edificios que las definen.

Podrán elegirse cualquier nombre para designar una vía pública, el cual deberá ser adecuado para su identificación y un uso general y habitual.

Se mantendrán los nombres actuales que se hayan consolidado por el uso popular. Las modificaciones de nombres preexistentes sólo procederá en aquellos supuestos que se hallen debidamente justificados en la proposición, y serán ponderados por el Ayuntamiento, atendiendo a los posibles perjuicios que pudieran derivarse para los vecinos afectados por dicha modificación.

4. TAXI COMPARTIDO A LA DEMANDA: CARACTERÍSTICAS E ITINERARIOS.

¿Qué es el Taxi Accesible Compartido de Candelaria?

Es un nuevo servicio de transporte público, pionero en las islas, creado para resolver los problemas de movilidad y de acceso al transporte público a los que se enfrentan diariamente los vecinos de las medianías y zona alta de Candelaria (30% de la población total)

Actualmente existen en Candelaria 21 licencias de taxis, de las cuales 12 comenzaron a desarrollar este nuevo servicio: 7 taxis accesibles de hasta nueve plazas incluida, al menos, una para usuarios en silla de ruedas y otros 5 vehículos de 5 plazas. En este momento son los 7 vehículos adaptados los que están realizando el servicio. Estos vehículos realizan diariamente 4 líneas regulares con unos recorridos, paradas y horarios establecidos, aunque se sigue manteniendo el servicio normal de taxis que puede ser solicitado como hasta ahora mediante llamada telefónica.

¿Cómo surgió esta idea?

Surgió a través de la realización del Plan de Accesibilidad en el año 2007. Al estudiar el transporte se percibieron las dificultades q tienen muchos vecinos para acceder al transporte, debido principalmente a la dispersidad del poblamiento, a la orografía de terreno, a la frecuencia de paso de las guaguas (2 horas) y al alto coste de los taxis.

En principio, se le propuso a los taxistas entrar en la convocatoria anual del convenio ONCE-Imserso para solicitar una subvención para ampliar sus vehículos actuales a taxis de 8 plazas con al menos una para silla de ruedas (en ese momento ya había un vehículo accesible) Seis fueron los que solicitaron esta subvención, entregándoles 12.000 € a cada uno. El

Población y territorio

ayuntamiento aportó 3.000 € a cada uno de estos taxis para ayudar en el cambio de flota.

Entonces es aquí cuando entra el Cabildo de Tenerife, que ve en esta idea un posible proyecto piloto para luego desarrollar en otros municipios de la isla. Es cuando el Ayuntamiento y la asociación de taxistas firman un convenio con el Cabildo, el cual se compromete a dar otros 12.000 € por vehículos para

el cambio de flota, además de montar el sistema de cancelación de bonos en

cada uno de ellos.

Y es con todo esto con lo q se empieza a crear toda la estructura del servicio,

rutas, horarios, turnos, paradas…

¿Cómo funciona el servicio del taxi accesible compartido?

El servicio funciona a través de 4 líneas regulares con recorridos, paradas y horarios previamente establecidos, aunque también puede ser solicitado mediante llamada telefónica aquellas personas con una grave discapacidad (personas en silla de ruedas) que sean previamente autorizadas por los Servicios Sociales municipales, siempre q resida cerca de las rutas establecidas para las líneas, en cuyo caso el taxi debería de desviarse para llegar hasta el domicilio del solicitante.

Estas líneas regulares realizan el servicio de lunes a viernes, comenzando a

a las 7 de la mañana, con turno de mañana y tarde, y acabando sobre las 8:30-9 de la noche. La frecuencia de paso depende de cada línea.

Los taxis no podrán realizar otro recorrido distinto del prefijado en la línea y podrán, a lo largo de todo el recorrido de la línea, coger y dejar pasajeros dentro y fuera de las paradas de taxis compartido habilitadas.

¿Cómo identificar el servicio de taxis accesibles de uso compartido?

El servicio se prestará por vehículos de turismo con licencia de taxis en el término municipal de Candelaria, dotados de un panel identificativo del color de la ruta específica que va a realizar.

El servicio está estructurado en cinco líneas, cada una de ellas identificada con un color distinto:

Línea 1: Candelaria Centro- Barranco Hondo (color azul marino) Total recorrido: 22 km. Duración del recorrido: 40 minutos Frecuencia de paso: 40-50 minutos Precio de taxímetro: 10,78 €

Línea 2: Candelaria Centro- Igueste (color rojo)

Población y territorio

Total recorrido: 15 km. Duración del recorrido: 30 minutos Frecuencia de paso: 40 minutos Precio de taxímetro: 7,35 €

Línea 3: Candelaria Centro- Araya (color azul celeste) Total recorrido: 12 km. Duración del recorrido: 30 minutos Frecuencia de paso: 60 minutos Precio de taxímetro: 5,88 €

Línea 4: Candelaria Centro- Las Cuevecitas/Malpís (color granate) Total recorrido: 10,5 km. Duración del recorrido: 25 minutos Frecuencia de paso: 60 minutos Precio de taxímetro: 5,14 €

Población y territorio

Población y territorio Cuánto cuesta el Taxi Accesible Compartido? Los taxis que presten el servicio compartido

Cuánto cuesta el Taxi Accesible Compartido?

Los taxis que presten el servicio compartido realizarán el cobro de forma individualizada a cada usuario. La tarifa del servicio será plana y única en todo el término municipal, ascendiendo a 1,30 € si se abona en metálico y 0,95 € si se paga con bono.Los pasajeros obtendrán las bonificaciones establecidas para los usuarios de las Guaguas, pudiendo utilizar, a bordo de los taxis, los bonos que el servicio insular tenga establecidos (quedan exentos los bonos de estudiantes de la ULL, bonos del Cabildo para mayores y discapacitados, bonos del Ayuntamiento de S/C para mayores, descuentos

Población y territorio

a familias

subvencionados por Educación y Ciencia, etc.)

numerosas,

bonos

trayecto

para

estudiantes

de

I.E.S

Igualmente los pasajeros disfrutarán de los derechos de bonificación del “trasbordo” establecidos por el servicio insular de transporte de pasajeros para toda la red, siempre que se realice dentro del límite temporal fijado para el trasbordo.

En caso de trasbordo taxi-guagua, el importe del taxi resultará gratuito al

usuario en la guagua y si el trasbordo se produce guagua-taxi el importe

será de 0,45 €.

Reglamento Orgánico

TEMA 5

REGLAMENTO ORGÁNICO DE GOBIERNO Y ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE LA VILLA DE CANDELARIA:

ESTRUCTURA DE GOBIERNO Y DE LA ADMINISTRACIÓN EJECUTIVA

1. INTRODUCCIÓN.

El Reglamento Orgánico de Gobierno y Administración Municipal del Ayuntamiento de la Villa de Candelaria (en adelante R.O.G.A.M.) contiene la regulación básica de la composición, organización y funcionamiento del Ayuntamiento de la Villa de Candelaria, conforme a la legislación administrativa general y la específica aplicable a las entidades locales.

Regula el conjunto de órganos a través de los que se ejerce el Gobierno y la Administración del Ayuntamiento de La Villa de Candelaria, con especial detenimiento en la definición de los responsables y en la composición y actuación de los órganos principales (Alcalde, Pleno, Tenientes del Alcalde, Junta de Gobierno Local, etc.), introduciendo las novedades legislativas de aplicación, así como las peculiaridades, que al amparo de su Autonomía, ha creado este Ayuntamiento, como es la Oficina del Defensor de la Ciudadanía.

El R.O.G.A.M no se limita a incorporar, tal cual, la nueva normativa y en consecuencia, no se circunscribe exclusivamente al ámbito de los órganos de gobierno, sino que, establece los principios básicos de la estructura, organización y funcionamiento del “Modelo de Gestión Municipal” del Ayuntamiento de Candelaria.

2. CONTENIDO GENERAL

El Título Preliminar define el ámbito de aplicación de la norma, proclama la autonomía y la potestad de autoorganización del Ayuntamiento de La Villa de Candelaria para la regulación que es objeto del Reglamento.

En los cinco primeros títulos se recopila y estructura la normativa superior reguladora, de la organización y funcionamiento orgánico del Ayuntamiento, esto es, los títulos dedicados a: el estatuto de los miembros del Ayuntamiento, la organización municipal, funcionamiento de los órganos necesarios, funcionamiento de los órganos complementarios y del Estatuto del vecino.

En cuanto a los órganos complementarios, se incorpora la Oficina del Defensor de la Ciudadanía, como órgano de asistencia ciudadana, que ostenta funciones de denuncia y tutela de intereses vecinales. A través de ella se canalizarán y tramitarán las distintas sugerencias, reclamaciones,

Reglamento Orgánico

quejas o solicitudes de información sobre actuaciones municipales de carácter administrativo, siempre en segunda instancia, que presenten los vecinos de Candelaria, para que de esta manera se pueda prestar un mejor servicio a los ciudadanos, con mayor efectividad y agilidad.

Como complemento necesario se articula la participación ciudadana que se consolida como un pilar básico en el modelo de gestión municipal. Con ese

propósito se avanza con respecto a las estipulaciones legales y se consolidan los instrumentos propios de participación (mesas comunitarias, sectoriales,

“hablando con el Alcalde”,

la Agenda 21 Local, y se pretende que tengan continuidad y desarrollo con la

que se han desarrollado en los últimos años con

),

elaboración, implantación y seguimiento de la planificación estratégica.

En el título sexto se fijan los pilares del conjunto de órganos y de la estructura administrativa del Ayuntamiento que se desarrollará posteriormente, lo que viene a denominarse administración ejecutiva.

3. ORGANOS DE GOBIERNO.

Los órganos de Gobierno Municipal dirigen el gobierno y la administración del Municipio y son los siguientes: a) El Alcalde, b) El Pleno, c) La Junta Gobierno Local, d) Los Tenientes de alcalde, y e) Los Concejales-Delegados

3.1 El Alcalde

El Alcalde es el Presidente de la Corporación Municipal y ejerce las atribuciones y competencias contenidas en la Ley reguladora de las Bases de Régimen Local, en el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en Materia de Régimen Local, en el resto de las normas generales sobre Régimen Local y las que puedan conferirle las normas sectoriales o específicas.

La elección, el mandato, la renuncia y la destitución del Alcalde se rige por los preceptos contenidos en la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.

3.2 El Pleno.

El Pleno de la Corporación es el órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el gobierno municipal. Está integrado por todos los Concejales, es presidido por el Alcalde, con la asistencia del Secretario General y del Interventor del Ayuntamiento.

El Pleno de la Corporación ejercerá las atribuciones que le otorgan la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local y cualquier otra disposición normativa, pudiendo delegar aquellas atribuciones que, según la legislación sobre Régimen Local, sean susceptibles de delegación con los requisitos establecidos por el propio Pleno.

Reglamento Orgánico

Las sesiones del Pleno del Ayuntamiento pueden ser de tres tipos: a) Ordinarias, b) Extraordinarias y c) Extraordinarias con carácter urgente.

Son sesiones ordinarias aquellas cuya periodicidad está preestablecida. El Pleno celebrará sesión ordinaria como mínimo cada mes.

Son sesiones extraordinarias aquellas que convoque el Alcalde con tal carácter, por iniciativa propia o a solicitud de la cuarta parte, al menos, del número legal de miembros de la Corporación.

Son sesiones extraordinarias urgentes las convocadas por el Alcalde cuando la urgencia del asunto o asuntos a tratar no permite convocar la sesión extraordinaria con la antelación mínima de dos días. En este caso, debe incluirse como primer punto del orden del día el pronunciamiento del Pleno sobre la urgencia. Si esta no resulta apreciada por el Pleno, se levantará acto seguido la sesión.

Corresponde al Alcalde convocar todas las sesiones del Pleno. A la convocatoria de las sesiones se acompañará el orden del día compresivo de los asuntos a tratar con el suficiente detalle, y los borradores de Actas de sesiones anteriores que deban ser aprobados en la sesión.

De cada sesión plenaria el Secretario del Ayuntamiento extenderá Acta en la que hará constar:

a) Lugar de la reunión, con expresión del nombre del Municipio y el

local en que se celebra.

b) Día, mes y año.

c) Hora en que comienza.

d) Nombre y apellidos del Presidente, de los miembros de la Corporación presentes, de los ausentes que se hubiesen excusado y de los que falten sin excusa.

e) Carácter ordinario o extraordinario de la sesión, y si se celebra en

primera o segunda convocatoria.

f) Asistencia del Secretario, o de quien legalmente le sustituya, y

presencia del funcionario responsable de la Intervención, cuando concurra.

g) Asuntos que examinen, opiniones sintetizadas de los Grupos o

miembros de la Corporación que hubiesen intervenido en las deliberaciones e incidencias de éstas.

h) Votaciones que se verifiquen y en el caso de las nominales el sentido en que cada miembro emita su voto. En las votaciones ordinarias se hará constar el número de votos afirmativos, negativos y de las abstenciones. Se hará constar nominalmente el sentido del voto cuando así lo pidan los interesados.

i) Parte dispositiva de los Acuerdos que se tomen.

j) Hora en que el Presidente levanta la sesión.

Reglamento Orgánico

3.3 La Junta de Gobierno Local

La Junta de Gobierno Local está integrada por el Alcalde, que la preside, y Concejales nombrados libremente por él como miembros de la misma, y cuyo número no podrá ser superior al tercio del número legal de miembros de la Corporación

Es atribución propia e indelegable de la Junta de Gobierno Local la asistencia permanente al Alcalde en el ejercicio de sus atribuciones. Asimismo tendrá aquellas otras funciones que sean delegadas por el Alcalde u otro órgano municipal, u otorgada por atribución de la Ley.

Se celebrará por parte de la Junta de Gobierno Local sesión ordinaria semanalmente, correspondiendo al Alcalde fijar, mediante Decreto, el día y hora en que deba celebrarse sesión ordinaria.

Las reglas especiales de funcionamiento de la Junta de Gobierno Local son las siguientes:

a) Entre la convocatoria y la celebración de la sesión ordinaria no

podrán transcurrir menos de veinticuatro horas.

b) Las sesiones de la Junta no serán públicas.

c) Para la válida constitución de la Junta de Gobierno Local se

requiere la asistencia de la mayoría absoluta de sus componentes.

d) El Alcalde dirige y ordena a su prudente arbitrio los debates en el

seno de la Comisión.

e) En los casos en que la Junta de Gobierno Local ejerza competencias

delegadas por el Pleno, será preceptivo el previo informe de la Comisión Informativa correspondiente.

se

transcribirán en Libro distinto del de las sesiones del Pleno.

f) Las Actas de las sesiones de la Junta de Gobierno Local

3.4 Los Tenientes de Alcalde

Los Tenientes de Alcalde serán libremente nombrados y cesados por el Alcalde de entre los miembros de la Junta de Gobierno Local.

Corresponde a los Tenientes de Alcalde, en cuanto tales, sustituir en la totalidad de sus funciones y por el orden de su nombramiento, al Alcalde, en los casos de ausencia, enfermedad o impedimento que imposibilite a este para el ejercicio de sus atribuciones, así como desempeñar las funciones del Alcalde en los supuestos de vacante en la Alcaldía hasta que tome posesión el nuevo Alcalde.

Reglamento Orgánico

3.5 Los Concejales Delegados

Son aquellos Concejales que ostentan uno o varios ámbitos de competencia municipal funcionalmente homogéneos delegadas por el Alcalde, siempre que sea de una de las materias delegables regladas en la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local.

Son funciones que les corresponden, con carácter general, a los Concejales Delegados:

a) Proponer las políticas municipales en el ámbito sectorial o territorial en el que desarrolla sus funciones.

b) Impulsar la ejecución y supervisar el grado de cumplimiento de los

programas de actuación y evaluar el nivel de calidad alcanzado por los servicios que se prestan.

c) Ser ponente de las materias relativas a su ámbito de actuación en

la Comisión Informativa en que se integre.

3.6 Órganos Complementarios

Son órganos complementarios para el estudio, asesoramiento, consulta, informe, propuesta, seguimiento o control de la gestión municipal:

a) Las Comisiones informativas.

b) La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones

c) La Comisión Especial de Cuentas

d) La Comisión Especial de Colaboración con otras Administraciones

Públicas

e) La Oficina del Defensor de la Ciudadanía.

f) Los concejales de pueblo y/o barrios.

El control y fiscalización, por el Pleno, de la actuación de los demás Órganos de Gobierno se ejercerá a través de los siguientes medios:

a) Requerimiento de presencia e información de miembros corporativos que ostenten delegación.

b) Debate sobre la actuación de la Junta de Gobierno Local.

c) Moción de censura y cuestión de confianza al Alcalde.

d) Presentación de Preguntas y Ruegos.

4. ADMINISTRACIÓN EJECUTIVA.

Reglamento Orgánico

Bajo la dirección de los órganos de gobierno municipal, la administración ejecutiva está integrada por áreas de gobierno que asumen la preparación, formalización y ejecución de planes, programas y decisiones municipales.

Las Áreas de Gobierno se estructurarán, a nivel jerárquico, a través de Delegaciones de Área, Concejalías, Coordinadores y/o Directores de Área, Unidad Jurídico-Administrativa, Servicios, Programas y otras unidades inferiores o asimiladas.

A los órganos directivos le corresponde la ejecución de las decisiones

adoptadas por los órganos de gobierno.

Las Áreas de Gobierno se configuran como el primer nivel esencial de la organización municipal.

La dirección de todos los ámbitos de actividad integrados en las respectivas Áreas corresponde a los Delegados de Área de Gobierno, que serán designados por el Alcalde al igual que los Concejales-Delegados que dirigen los ámbitos de actividad integrados en sus concejalías.

Justo debajo de los cargos políticos con responsabilidades en esta materia aparece el gerente municipal.

Son órganos directivos o de gestión: el Gerente Municipal, el titular de la Secretaria General, el titular de la Vicesecretaria General, el Interventor General municipal y los coordinadores de las Áreas de Gobierno en que se estructura la organización ejecutiva municipal.

4.1. EL COMITÉ DE GESTIÓN INTERNA

El Comité de Gestión Interna es el órgano de coordinación horizontal en

la estructura de gestión municipal.

Para una eficaz coordinación entre el gobierno municipal y la administración ejecutiva se constituye el Comité de Gestión Interna encargado de la planificación y ejecución de las actividades y servicios. Da respuesta, de forma conjunta, a los objetivos estratégicos definidos por la dirección municipal para satisfacer las demandas, necesidades y expectativas de la ciudadanía.

Tiene asignada la corresponsabilidad de orientar la gestión Municipal a la mejora de la eficiencia y al máximo aprovechamiento de los recursos para la satisfacción del ciudadano y los componentes del Ayuntamiento compartiendo información y recursos y aportando iniciativas de cambio, desarrollo y mejora, liderando, de esta manera, un cambio cultural en el funcionamiento interno del Ayuntamiento.

Con ese propósito le corresponde el mantenimiento de un control de gestión

de dichas actividades y servicios municipales que establecerá el Gobierno

Municipal.

Estará presidido por el Alcalde-Presidente y coordinado por el Gerente Municipal. Su composición y designación corresponde a la Junta de Gobierno a propuesta del Alcalde.

Reglamento Orgánico

4.2. LA GERENCIA MUNICIPAL.

Es el responsable de la ejecución de los acuerdos de los órganos de gobierno municipales y la coordinación administrativa y técnica de las Áreas de Gobierno, impulsando los valores que hagan posible una administración orientada al ciudadano y la consecución de los objetivos fijados por la planificación municipal por lo que coordinará el comité de Gestión Interna y realizará la dirección ejecutiva del Plan Estratégico.

El Gerente Municipal es el máximo responsable de la organización ejecutiva del ayuntamiento de la Villa de Candelaria compuesta, por una parte, por los órganos integrados en la personalidad jurídica única del Ayuntamiento y, por otra parte, órganos dotados de personalidad jurídica diferenciada.

Como director ejecutivo del Ayuntamiento de la Villa de Candelaria ejerce las siguientes funciones:

a. La planificación de los servicios y actividades

b. La coordinación y dirección de la organización

c. La gestión del cambio e impulso a los planes de calidad

d. El nexo de unión entre el nivel político y técnico.

e. El asesoramiento y consulta a los órganos de gobierno.

4.3. LA SECRETARIA GENERAL

La Secretaria General, realizará las funciones de asesoramiento legal preceptivo y la responsabilidad administrativa de la Fe pública.

La regulación específica de este órgano directivo se establece legalmente y para el que se establecen las siguientes funciones:

1. La de secretaría, comprensiva de la fe pública y el asesoramiento legal preceptivo.

2. Llevar y custodiar el registro de intereses de los miembros de la Corporación y el inventario de bienes de la entidad.

3. Corresponderá al Secretario General, o funcionario en quien delegue, que lo será también del Pleno y de la Junta de Gobierno, las siguientes funciones:

a) La asistencia al Alcalde para asegurar la convocatoria de las sesiones, el orden en los debates y la correcta celebración de las votaciones, así como la colaboración en el normal desarrollo de los trabajos del Pleno y de las Comisiones.

b) La comunicación, publicación y ejecución de los acuerdos plenarios.

Reglamento Orgánico

c) El asesoramiento legal al Pleno y a las Comisiones, que será preceptivo en los siguientes supuestos:

1. Cuando así lo ordene el Alcalde o cuando lo solicite un tercio de sus miembros con antelación suficiente a la celebración de la sesión en que el asunto hubiere de tratarse.

2. Siempre que se trate de asuntos sobre materias para las que se exija una mayoría especial.

en las materias de la

3. Cuando una

ley así

competencia plenaria.

lo

exija

4. Cuando en el ejercicio de la función de control y fiscalización de los órganos de gobierno, lo solicite el Presidente o la cuarta parte, al menos, de los Concejales.

d) El Secretario General ejercerá las funciones que la legislación electoral general les asigna a los Secretarios de los Ayuntamientos, así como la llevanza y custodia del registro de intereses de miembros de la Corporación.

4.4. LA VICESECRETARIA GENERAL.

Se constituye con la misión de apoyar a la Secretaria General y realizar, por un lado, las funciones públicas de la Secretaria General cuando dicho puesto se encuentre vacante por ausencia y, por otro lado, las que le asigne el alcalde-presidente.

4.5. LA INTERVENCIÓN GENERAL

Le corresponde la función pública de control y fiscalización interna de la gestión económico-financiera y presupuestaria, en su triple acepción de función interventora, función de control financiero y función de control de eficacia.

El ámbito en el que se realizará la fiscalización y el control de legalidad presupuestaria será el presupuesto o el estado de previsión de ingresos y gastos, según proceda, especialmente mediante la emisión de informes a los presupuestos y sus modificaciones o estados de previsión y liquidación o cuentas anuales en las fases de confección y cierre, y fiscalización y control de la legalidad de la aplicación presupuestaria de los actos de autorización y disposición de los gastos, reconocimiento de derechos y obligaciones y pago, en la fase de ejecución.

4.6. COORDINADORES

ÁREA.

Y/O

DIRECTORES

GENERALES

DE

Reglamento Orgánico

Los Coordinadores Generales de Área dependen directamente del Concejal Delegado del Área al que esté adscrito, y les corresponden las funciones de coordinación y/o dirección de las distintas servicios, unidades y programas que integran la respectiva Área de Gobierno, los servicios comunes y las demás competencias que les sean atribuidas por las disposiciones legales o delegadas por el Alcalde o la Junta de Gobierno Local.

A los Coordinadores de Área les corresponde el ejercicio de las siguientes funciones:

a) la dirección y gestión de los servicios de su competencia.

b) la dirección y coordinación de las unidades orgánicas adscritas

a la misma, cuya jefatura inmediata ostentan.

c) la elaboración de proyectos de disposiciones, acuerdos y convenios respecto de las materias de su ámbito de funciones.

d) la elaboración, seguimiento y control de presupuesto anual que

se le asigne.

e) la evaluación de los servicios de su competencia.

f) las demás competencias que les sean delegadas por el Alcalde o

la Junta de Gobierno Local.

Presupuestos

TEMA 6

EL PRESUPUESTO MUNICIPAL. BASES DE EJECUCIÓN. ESTRUCTURA ECONÓMICA Y FUNCIONAL DE INGRESOS Y GASTOS.

1. PRESUPUESTO MUNICIPAL

El artículo 162 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, define al presupuesto municipal, también denominado presupuesto general, como la expresión cifrada, conjunta y sistemática de las obligaciones que, como máximo, pueden reconocer la entidad, y sus organismos autónomos, y de los derechos que prevean liquidar durante el correspondiente ejercicio, así como de las previsiones de ingresos y gastos de las sociedades mercantiles cuyo capital social pertenezca íntegramente a la entidad local correspondiente. El ejercicio presupuestario coincidirá con el año natural y a él se imputarán:

a. Los derechos liquidados en el ejercicio, cualquiera que sea el período de que deriven; y

b. Las obligaciones reconocidas durante el ejercicio.

Asimismo, señalar que las entidades locales elaborarán y aprobarán anualmente un presupuesto general en el que se integrarán:

a. El presupuesto de la propia entidad.

b. Los de los organismos autónomos dependientes de esta.

c. Los estados de previsión de gastos e ingresos de las sociedades mercantiles cuyo capital social pertenezca íntegramente a la entidad local.

En cuanto a su contenido, el presupuesto general atenderá al cumplimiento del principio de estabilidad y contendrá para cada uno de los presupuestos que en él se integren:

a. Los estados de gastos, en los que se incluirán, con la debida especificación, los créditos necesarios para atender al cumplimiento de las obligaciones.

b. Los estados de ingresos, en los que figurarán las estimaciones de los distintos recursos económicos a liquidar durante el ejercicio.

c. las bases de ejecución del presupuesto.

En cuanto a los Anexos del presupuesto general:

Presupuestos

a. Los planes y programas de inversión y financiación que, para un plazo de cuatro años, podrán formular los municipios y demás entidades locales de ámbito supramunicipal.

b. Los programas anuales de actuación, inversiones y financiación de las sociedades mercantiles de cuyo capital social sea titular único o partícipe mayoritario la entidad local.

c. El estado de consolidación del presupuesto de la propia entidad con el de todos los presupuestos y estados de previsión de sus organismos autónomos y sociedades mercantiles.

d. El estado de previsión de movimientos y situación de la deuda.

El presupuesto de la entidad local será formado por su presidente y a él habrá de unirse la siguiente documentación:

a.

Memoria explicativa de su contenido y de las principales modificaciones que presente en relación con el vigente.

b.

Liquidación del presupuesto del ejercicio anterior y avance de la del corriente, referida, al menos, a seis meses del ejercicio corriente.

c.

Anexo de personal de la entidad local.

d.

Anexo de las inversiones a realizar en el ejercicio.

e.

Un informe económico-financiero.

f.

Informe del cumplimiento del principio de estabilidad presupuestaria.

2.

BASES DE EJECUCIÓN DEL PRESUPUESTO

Constituye uno de los contenidos del presupuesto municipal, las bases de ejecución del presupuesto, que contendrán la adaptación de las disposiciones generales en materia presupuestaria a la organización y circunstancias de la propia entidad, así como aquellas otras necesarias para su acertada gestión, estableciendo cuantas prevenciones se consideren oportunas o convenientes para la mejor realización de los gastos y recaudación de los recursos, sin que puedan modificar lo legislado para la administración económica ni comprender preceptos de orden administrativo que requieran legalmente procedimiento y solemnidades específicas distintas de lo previsto para el presupuesto.

Por tanto, las Bases de Ejecución, dada la amplitud de las materias que puede regular, se configuran como auténticas normas presupuestarias propias de la entidad.

Esta materia, está igualmente regulada en el Real Decreto 500/1990, de 20 de abril, por el que se desarrolla el Capítulo primero del Título sexto de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, en materia de presupuestos, en su artículo noveno, apartado segundo, al señalar que las Entidades locales regularán, entre otras materias, en las bases de ejecución del presupuesto, lo siguiente:

Presupuestos

a. Niveles de vinculación jurídica de los créditos.

b. Relación expresa y taxativa de los créditos que se declaren ampliables, con detalle de los recursos afectados.

c. Regulación de las transferencias de créditos, estableciendo, en cada caso, el órgano competente para autorizarlas.

d. Tramitación de los expedientes de ampliación y generación de créditos, así como de incorporación de remanentes de créditos.

e. Normas que regulen el procedimiento de ejecución del presupuesto.

f. Desconcentraciones o delegaciones en materia de autorización y disposición de gastos, así como de reconocimiento y liquidación de obligaciones.

g. Documentos y requisitos que, de acuerdo con el tipo de gastos, justifiquen el reconocimiento de la obligación.

h. Forma en que los perceptores de subvenciones deban acreditar el encontrarse al corriente de sus obligaciones fiscales con la entidad y justificar la aplicación de fondos recibidos.

i. Supuestos en los que puedan acumularse varias fases de ejecución del presupuesto de gastos en un solo acto administrativo.

j. Normas que regulen la expedición de órdenes de pago a justificar y anticipos de caja fija.

k. Regulación de los compromisos de gastos plurianuales.

Las bases de ejecución del presupuesto de cada ejercicio podrán remitirse a los reglamentos o normas de carácter general dictadas por el Pleno.

3. ESTRUCTURA ECONÓMICA Y FUNCIONAL DE INGRESOS Y GASTOS

A través de la ORDEN EHA/3565/2008, de 3 de diciembre, por la que se aprueba la estructura de los presupuestos de las entidades locales, que las entidades locales deben aplicar a partir del 1 de enero de 2010, se establece la siguiente clasificación por programas de los gastos del presupuesto de las entidades locales y sus organismos autónomos, en lugar de la anterior clasificación funcional:

-Área de Gastos 0: Deuda Pública

Comprende los gastos de intereses y amortización de la Deuda Pública y demás operaciones financieras de naturaleza análoga, con exclusión de los gastos que ocasione la formalización de las mismas.

- Área de Gasto 1: Servicios públicos básicos

Comprende esta área o grupo todos aquellos gastos originados por los servicios públicos básicos que, con carácter obligatorio, deben prestar los municipios, por sí o asociados, con arreglo al artículo 26.1 de la Ley 7/1985,

Presupuestos

de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, o, en su caso, las provincias con arreglo al artículo 31.2 de la misma Ley, atendiendo a su función de cooperación y asistencia a los municipios.

- Área de Gasto 2:

Actuaciones de protección y promoción social

Se incluyen en esta área o grupo todos aquellos gastos y transferencias que constituyen el régimen de previsión; pensiones de funcionarios, atenciones de carácter benéfico-asistencial; atenciones a grupos con necesidades especiales, como jóvenes, mayores, minusválidos físicos y tercera edad; medidas de fomento del empleo.

- Área de Gasto 3: Producción de bienes públicos de carácter

preferente

Comprende esta área o grupo todos los gastos que realice la Entidad local en relación con la sanidad, educación, cultura, con el ocio y el tiempo libre, deporte, y, en general, todos aquellos tendentes a la elevación o mejora de la calidad de vida.

- Área de Gasto 4: Actuaciones de carácter económico

Se integran en esta área los gastos de actividades, servicios y transferencias que tienden a desarrollar el potencial de los distintos sectores de la actividad económica. Se incluirán también los gastos en infraestructuras básicas y de transportes; infraestructuras agrarias; comunicaciones; investigación, desarrollo e innovación.

-Área de Gasto 9: Actuaciones de carácter general

Se incluyen en esta área los gastos relativos a actividades que afecten, con carácter general, a la entidad local, y que consistan en el ejercicio de funciones de gobierno o de apoyo administrativo y de soporte lógico y técnico a toda la organización.

Recogerá los gastos generales de la Entidad, que no puedan ser imputados ni aplicados directamente a otra área de las previstas en esta clasificación por programas.

Se incluirán en este área las transferencias de carácter general que no puedan ser aplicadas a ningún otro epígrafe de esta clasificación por programas, ya que en caso contrario se imputarán en la política de gasto específica que corresponda.

En cuanto a los Códigos de la clasificación económica de los gastos del presupuesto de las entidades locales y sus organismos autónomos, se distinguen:

las operaciones no financieras (capítulos de gasto 1 a 7)

Presupuestos

de las financieras (capítulos de gasto 8 y 9), subdividiéndose las primeras en operaciones corrientes (capítulos de gasto 1 a 4) y de capital (capítulos 6 y 7):

Capítulo 1: Gastos de personal

Se aplicarán a este capítulo los gastos siguientes: Todo tipo de retribuciones fijas y variables e indemnizaciones, en dinero y en especie, a satisfacer por las entidades locales y por sus Organismos autónomos al personal que preste sus servicios en las mismas.

Capítulo 2: Gastos corrientes en bienes y servicios

Este capítulo comprende los gastos en bienes y servicios necesarios para el ejercicio de las actividades de las Entidades locales y de sus Organismos autónomos que no produzcan un incremento del capital o del patrimonio público.

Serán imputables a los créditos de este capítulo los gastos originados para la adquisición de bienes que reúnan alguna de las siguientes características:

a) Ser bienes fungibles. b) Tener una duración previsiblemente inferior al

ejercicio presupuestario.

c) No ser susceptibles de inclusión en inventario. d) Ser gastos que

previsiblemente sean reiterativos. Además se aplicarán a este capítulo los gastos de carácter inmaterial que puedan tener carácter reiterativo, no sean susceptibles de amortización y no estén directamente relacionados con la realización de las inversiones.

Capítulo 3: Gastos financieros

Este capítulo comprende los intereses, incluidos los implícitos, y demás gastos derivados de todo tipo de operaciones financieras y de deudas contraídas o asumidas por la Entidad local o sus Organismos autónomos, así como los gastos de emisión o formalización, modificación y cancelación de las mismas, diferencias de cambio y otros rendimientos implícitos.

Capítulo 4: Transferencias corrientes

Comprende los créditos para aportaciones por parte de la entidad local o de sus organismos autónomos, sin contrapartida directa de los agentes perceptores, y con destino a financiar operaciones corrientes.

Se incluye también las «subvenciones en especie» de carácter corriente, referidas a bienes o servicios que adquiera la Entidad local o sus organismos

Presupuestos

autónomos para su entrega a los beneficiarios en concepto de una subvención previamente concedida.

Se imputará atendiendo a su destinatario.

Por subconceptos se podrán distinguir las transferencias de acuerdo con la Administración Pública o con el ente destinatario de las mismas.

Capítulo 6: Inversiones reales

Este Capítulo comprende los gastos en los que incurran o prevean incurrir las entidades locales o sus organismos autónomos destinados a la creación de infraestructuras y a la creación o adquisición de bienes de

naturaleza inventariable necesarios para el funcionamiento de los servicios y aquellos otros gastos que tengan carácter amortizable. Serán imputables a los créditos de este capítulo los gastos originados por la adquisición de bienes a que se refiere el párrafo anterior que reúnan alguna de las siguientes características:

a) Que no sean bienes fungibles.

b) Que tengan una duración previsiblemente superior

al ejercicio presupuestario.

c) Que sean susceptibles de inclusión en inventario.

d) Ser gastos que previsiblemente no sean reiterativos.

En general serán imputables a este capítulo los gastos previstos en los anexos de inversiones reales que se unan a los presupuestos generales de las entidades locales.

Capítulo7: Transferencias de capital

Comprende los créditos para aportaciones por parte de la entidad local o de sus Organismos autónomos, sin contrapartida directa de los agentes beneficiarios y con destino a financiar operaciones de capital.

Se incluyen también las «subvenciones en especie» de capital, referidas a bienes que adquiera la entidad local o sus organismos autónomos para su entrega a los beneficiarios en concepto de una subvención previamente concedida, debiendo imputarse al artículo que corresponda según su destinatario.

Por subconceptos se podrán distinguir las transferencias de acuerdo con el ente beneficiario.

Capítulo 8: Activos financieros

Este capítulo recoge el gasto que realizan las entidades locales y sus organismos autónomos en la adquisición de activos financieros, cualquiera

Presupuestos

que sea la forma de instrumentación y su vencimiento. Los anticipos de sueldos y salarios y demás préstamos al personal.

Capítulo 9: Pasivos financieros

Este capítulo recoge el gasto que realizan las entidades locales y sus organismos autónomos destinado a la amortización de deudas, tanto, en euros como en moneda distinta, cualquiera que sea la forma en que se hubieran instrumentado y con independencia de que el vencimiento sea a largo (por plazo superior a un año) o a corto plazo (no superior a un año). Se recogerá por su valor efectivo, aplicando los rendimientos implícitos al capítulo 3. Asimismo, este capítulo es el destinado para recoger las previsiones para la devolución de los depósitos y fianzas que se hubieran constituido a favor de la entidad local y de sus organismos autónomos.

En cuanto a los ingresos, la ORDEN EHA/3565/2008, de 3 de diciembre, por la que se aprueba la estructura de los presupuestos de las entidades locales, para su aplicación a las entidades Locales a partir del 1 de enero de 2010, se recoge los Códigos de la clasificación económica de los ingresos del presupuesto de las entidades locales y sus organismos autónomos.

Se distinguen las operaciones no financieras (Capítulos 1 a 7) de las financieras (Capítulos 8 y 9), subdividiéndose las primeras en operaciones corrientes (Capítulos 1 a 5) y de capital (Capítulos 6 y 7).

El código tiene carácter cerrado y obligatorio en sus niveles de capítulo y artículo. Por lo que se refiere a concepto, subconcepto y partida, se considera abierto, si bien en esta Orden se tipifican y codifican algunos conceptos y subconceptos obligatorios de general utilización, pudiendo crearse por cada Entidad local cuantos epígrafes adicionales estime necesarios.

A. OPERACIONES NO FINANCIERAS.

A.1 Operaciones corrientes.

Comprende

los

Capítulos

1

al

5

inclusive

del

presupuesto

de

ingresos.

CAPÍTULO 1: IMPUESTOS DIRECTOS.

En este capítulo se incluirán los recursos exigidos sin contraprestación cuyo hecho imponible esté constituido por negocios, actos o hechos de naturaleza jurídica o económica, que pongan de manifiesto la capacidad contributiva del sujeto pasivo, como consecuencia de la posesión de un patrimonio o la obtención de renta

Presupuestos

CAPÍTULO 2: IMPUESTOS INDIRECTOS.

Recoge otros ingresos derivados de la recaudación de impuestos indirectos en vigor, así como los derivados de la recaudación del impuesto por la realización, dentro del término municipal, de cualquier construcción, instalación y obra y de los arbitrios e impuestos incluidos en los regímenes fiscales especiales de las Islas Canarias, Ceuta y Melilla.

CAPÍTULO 3: TASAS, PRECIOS PÚBLICOS Y OTROS INGRESOS.

Incluye las Tasas por la prestación de servicios públicos básicos, las Tasas por la prestación de servicios públicos de carácter social y preferente, las Tasas por la realización de actividades de competencia local, las Tasas por la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local, los Precios públicos, las Contribuciones especiales, las Ventas y Otros ingresos.

CAPÍTULO 4: TRANSFERENCIAS CORRIENTES.

Ingresos de naturaleza no tributaria, percibidos por las Entidades locales sin contraprestación directa por parte de las mismas, destinados a financiar operaciones corrientes.

Por conceptos y subconceptos, se diferenciarán las transferencias en función de los agentes que las conceden. Asimismo, se diferenciarán las que tengan carácter finalista.

CAPÍTULO 5: INGRESOS PATRIMONIALES.

Recoge los ingresos de naturaleza no tributaria procedentes de rentas de la propiedad o del patrimonio de las entidades locales y sus organismos autónomos, así como los derivados de actividades realizadas en régimen de derecho privado.

A.1 Operaciones de Capital.

CAPÍTULO 6: ENAJENACIÓN DE INVERSIONES REALES.

Ingresos provenientes de transacciones con salida o entrega de bienes de capital propiedad de las entidades locales o de sus organismos autónomos.

CAPÍTULO 7: TRANSFERENCIAS DE CAPITAL.

Ingresos de naturaleza no tributaria, percibidos por las entidades locales, sin contraprestación directa por parte de las mismas, destinados a financiar operaciones de capital.

Presupuestos

Por conceptos, se diferenciarán las transferencias en función de los agentes que las conceden. Asimismo, se diferenciarán las que tengan carácter finalista.

B. OPERACIONES FINANCIERAS

Las operaciones financieras tanto a corto (por plazo no superior a un año) como a largo plazo (superior a un año) se recogen en los Capítulos 8, Activos financieros, y 9, Pasivos financieros. El primero recogerá las enajenaciones de activos financieros así como los reintegros de préstamos concedidos, depósitos y fianzas constituidos por la entidad local. El artículo 87, Remanente de tesorería, recogerá, a lo largo del ejercicio, las aplicaciones a presupuesto del remanente de tesorería.

El Capítulo 9, Pasivos financieros, incluirá la concertación o emisión de pasivos financieros.

CAPÍTULO 8: ACTIVOS FINANCIEROS.

Este capítulo recoge el ingreso que obtienen las entidades locales y sus organismos autónomos por la enajenación de activos financieros, tanto del interior como del exterior, cualquiera que sea la forma de instrumentación y su vencimiento.

Los reintegros de anticipos de sueldos y salarios y demás préstamos al personal se recogerán en:

los Conceptos 830, Préstamos a corto plazo. Desarrollo por sectores, y

831,

Préstamos

a

largo

plazo.

Desarrollo

por

sectores,

pudiéndose, en su caso, crear un subconcepto específico.

Igualmente, este capítulo es el destinado para recoger la devolución de depósitos y fianzas constituidos por las entidades locales.

La clasificación de los activos financieros podrá desarrollarse por sectores, haciendo uso de los subconceptos que procedan.

Como se ha indicado anteriormente, el artículo 87, Remanente de tesorería, recogerá, a lo largo del ejercicio, las aplicaciones a presupuesto del remanente de tesorería.

CAPÍTULO 9: PASIVOS FINANCIEROS.

En este capítulo se recoge la financiación de las entidades locales y sus organismos autónomos procedente de la emisión de Deuda Pública y de préstamos recibidos cualquiera que sea la moneda en la que estén nominados, su naturaleza y plazo de reembolso.

Presupuestos

Además, se imputarán los ingresos que obtengan las entidades locales y sus organismos autónomos procedentes de depósitos y fianzas recibidos.

Plan General de Ordenación

TEMA 7

EL PLAN GENERAL DE ORDENACION DE CANDELARIA. PROCESO DE APROBACION .TIPOLOGIA DE USOS DEL SUELO. ACTOS SUJETOS A LICENCIA.

1. EL PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN DE CANDELARIA:

El Plan General de Ordenación Urbana de Candelaria es el instrumento de planeamiento que define el modelo de la ordenación urbanística de la totalidad del término municipal y la gestión para su ejecución, dentro del marco de la utilización racional de los recursos naturales establecido en las Directrices de Ordenación, los Planes Insulares y el resto del planeamiento de ordenación territorial. Entró en vigor en junio de 2007 y sustituyó a las Normas Subsidiarias Municipales (1987- 2007), aprobadas definitivamente el 17 de Noviembre de 1.987, estas vinieron a sustituir al viejo Plan General de Ordenación Urbana de Candelaria de 1.967.

El Plan General tiene como objeto establecer la Ordenación Estructural y Pormenorizada del Municipio:

A) Constituye la ordenación estructural el conjunto de determinaciones que

define el modelo de ocupación y utilización del territorio en el ámbito de la totalidad del término municipal, así como los elementos fundamentales de la

organización y el funcionamiento urbano actual y su esquema de futuro.

B) Constituye la ordenación urbanística pormenorizada el conjunto de las

determinaciones que, dentro del marco de las de carácter estructural, desarrollan aquéllas en términos suficientemente precisos, para permitir la legitimación de las

actividades de ejecución. El marco temporal de desarrollo del PGOU se encuentra en torno a 15-20 años, para el que se establece un techo poblacional de 79.435 habitantes y un total de 909.923 m2 de zonas verdes, lo que se traduce en un 11,45 m2 de zona verde por habitante. Quedando clasificadas y categorizadas las 49,50 hec. del municipio de la siguiente manera:

CLASE Y CATEGORIZACION SUELO

SUPERFICIE

%

M2

DE OCUPACION

 

Asentamiento

1.044.326

2,11

Suelo

Rural

Rustico

Resto

41.500.126

83,84

Categorías

Suelo Urbanizable

1.862.819

3,76

Plan General de Ordenación

Suelo Urbano

5.092.729

10,29

Total Municipio

49.500.00

100

2. PROCESO DE APROBACIÓN:

El Plan General de Candelaria

1. Avance

En el año 1999 y a la vista de la Aprobación del Decreto Legislativo 1/2000 de 8 de mayo por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, se redactó y tramitó el Avance del Plan General de Ordenación de Candelaria, proceso que fue culminado con la Participación Pública.

2. Aprobación Inicial

El 18 de Febrero del 2005 se le da Aprobación Inicial al Documento de la Revisión del Plan General de Ordenación de Candelaria por el Pleno de Candelaria y se somete a 3 meses de Información Pública. Durante dicho plazo de participación pública se realizaron unas 1250 alegaciones.

Respecto al carácter de las alegaciones en el conjunto de las mismas arroja la estadística los siguientes datos:

- Favorables 638

(51,00 %)

- Parciales 232

(18,63 %)

- Desfavorables 375

(29,98 %)

- Varios y Generales 5

( 0,40 %)

Es decir en torno al 70 % de las alegaciones son favorables o parcialmente favorables y una 30 % son desfavorables. En términos relativos y absolutos, la zona de mayor nivel de alegaciones es Igueste con el 23,44%, y en segundo lugar la zona de la Carretera General – Autopista.

El mayor número de alegaciones corresponden a peticiones de nuevas clasificaciones de suelo o aumentos de edificabilidad, el 44,40%. En segundo, corresponde a las alegaciones realizadas por ampliaciones de calles, eliminación de calles o ajustes de alineaciones con un 34,72%, que da idea de la preocupación de la misma en los núcleos tradicionales y que se ha corregido sustancialmente. El tercer tema de preocupación deviene de las Unidades de Actuación en Suelo Urbano No Consolidado, principalmente por el nivel de compromisos que conllevan y que ha ocasionado que en la propuesta de la Aprobación Provisional se hayan reducido de 72 a 48, principalmente en los núcleos tradicionales con un 14, 72%.

Plan General de Ordenación

La propuesta de “eliminación” de zonas verdes y dotaciones con un 6,18% en gran parte de los casos se ha informado desfavorablemente, dada la obligación que tiene el Plan General de justificar dichos estándares.

1.1. Aprobación Provisional:

Dado el elevado número de modificaciones presentado por el nuevo documento de Aprobación Provisional, algunas de ellas de carácter “sustancial” se volvió a sacar a Información Pública el Plan General, el cual se le dio Aprobación de Pleno de Enero de

2006.

Se generaron alrededor de 300 alegaciones. Respecto al carácter de las alegaciones la estadística arroja los siguientes datos:

- Favorables 119

- Parciales 35

- Desfavorables 142

1.2. Aprobación Definitiva y entrada en vigor:

El Plan General de Ordenación de Candelaria, fue aprobado definitivamente por parte de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias con fecha 20 de julio de 2006, el cual contiene la subsanación de errores y deficiencias señaladas en sesiones de fecha 20 de julio de 2006 y 10 de noviembre de 2006. Quedando aprobados por el Excmo. Ayuntamiento de Candelaria en Pleno en sesiones celebradas el 20 de octubre de 2006, 30 de noviembre de 2006 y 17 de abril de 2007. Entra en vigor ,la Adaptación Plena del Plan General de Ordenación de Candelaria , habiéndose publicado su aprobación definitiva en el BOC de 10 de mayo de 2007, y publicada la normativa en el BOP de 17 de mayo de 2007, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 44.2 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, en relación con el artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local, así como los artículos 10 y 51.2 del Decreto 55/2006, de 9 de mayo por el que se aprueba el Reglamento de los Procedimientos de los Instrumentos de Ordenación del Sistema de Planeamiento de Canarias.

TIPOLOGÍAS DE USOS DEL SUELO:

Normativa Pormenorizada del Plan General

2.1. Uso Residencial.

Art. 6.2.1. Definición del Uso Residencial. 1. El uso residencial es el que tiene como fin proporcionar alojamiento permanente a las Personas , en régimen de propiedad y/o alquiler, comprendiendo la actividad propia de vivienda y entendiendo ésta como el espacio edificado compuesto por estancias y dotado de los servicios suficientes para permitir la vida cotidiana de las personas que lo habiten.

Plan General de Ordenación

Art. 6.2.2. Categorías Pormenorizadas del Uso Residencial.

1. El uso residencial se desarrolla, en cuanto a los usos pormenorizados o del

segundo nivel, en las siguientes categorías:

- Unifamiliar U: Cuando la residencia se realiza en un edificio o parcela

individualizada que coincide totalmente con una única vivienda.

- Colectivo o Plurifamiliar P: Cuando la residencia se realiza en un edificio o

parcela donde se disponen varias viviendas, dividiéndose horizontalmente la propiedad del inmueble en fincas independientes.

- Rural Unifamiliar RU: Cuando la residencia se realiza en viviendas ubicadas

en asentamientos rurales en suelo rústico, que mantienen las características propias de la edificación residencial en el medio rural. - Vivienda de Protección VP: similar a la Plurifamiliar pero referida a viviendas de promoción pública o promoción privada.

2.2. Uso Turístico.

Art. 6.3.2. Categorías Pormenorizadas del Uso Turístico.

1. El uso turístico se puede desarrollar, en cuanto a los usos pormenorizados o del

segundo nivel y según las características de la explotación, en las siguientes

categorías:

Turismo Hotelero (TH): Edificios o edificaciones con acceso exclusivo para dicho uso y excluyente para otros, ocupando la totalidad o una parte independizada de un inmueble, constituyendo sus dependencias un todo homogéneo. Turismo Rural (TR): Se considera turismo rural todo inmueble de uso turístico que cumpla con las condiciones establecidas reglamentariamente para ser considerado como tal. Campamento Turístico (CT): Es el espacio de terreno delimitado, dotado y acondicionado para su ocupación temporal con capacidad para más de diez

personas que pretenden hacer vida al aire libre, con fines vacacionales o turísticos

y utilizando como residencia albergues móviles (tiendas de campaña, casetas,

caravanas u otros elementos fácilmente transportables), y en el que sólo caben edificaciones que puedan satisfacer necesidades colectivas de los acampados, tales

como botiquín de primeros auxilios, supermercados, duchas, lavabos, etc. Se adaptará a las previsiones del correspondiente Plan Territorial Especial

2.3. Usos Terciarios :

Art. 6.4.1. Definición del Uso Terciario.

1. El uso Terciario es el que tiene como fin la prestación de servicios adscritos a los

sectores económicos del Comercio y la Hostelería (salvo las actividades recreativas y de alojamiento turístico), así como la prestación de servicios en locales de Oficina, como los de asesoría, gestión, intermediación, asesoramiento, o similares.

Art. 6.4.2. Categorías Pormenorizadas del Uso Terciario.

1. En base a sus distintas características, los usos terciarios se dividen en las

siguientes categorías pormenorizadas o de segundo nivel:

Comercial (CO): Es el uso que tiene como fin la adquisición y posterior venta a los consumidores y usuarios, de bienes productos o mercancías, así como determinados servicios susceptibles de tráfico comercial (peluquerías, revelado

Plan General de Ordenación

de fotografía, reprografía, locales para el alquiler de enseres domésticos, agencias de viajes, mensajería, etc.) Hostelería o Restauración (H): Es el uso que tiene como fin realizar la actividad de preparación y servicio de comidas y bebidas, para su venta en el propio espacio o local. Oficinas (O): Es el uso que comprende la realización de actividades cuya función principal es la prestación de servicios administrativos, técnicos, financieros, de intermediación, de asesoramiento, de gestión u otros análogos.

2.4. Uso Industrial:

Art. 6.5.1. Definición del Uso Industrial.

1. Es uso industrial el que tiene por finalidad llevar a cabo las operaciones de

elaboración, transformación, reparación, almacenaje y/o distribución de productos o

bienes, así como la prestación de servicios relacionados con lo anterior.

Art. 6.5.2. Categorías Pormenorizadas del Uso Industrial. En base a las distintas características de las actividades industriales que pueden desarrollarse, el uso industrial se divide en las siguientes categorías pormenorizadas del segundo nivel:

1. Taller artesanal o doméstico TA: cuando la actividad se refiere a la obtención

o transformación de productos por procedimientos manuales con maquinaria de

pequeña potencia y tienen carácter local, no pudiendo superar los 150 m² de superficie útil.

2. Industria primaria IPr: cuando se transforman y preparan para el consumo

productos o bienes provenientes de las actividades de usos primarios definidas en el

capítulo siguiente (establecimientos de preparación de leche y sus derivados a partir de la producción ganadera local, bodegas de elaboración de vino, derivadas y de transformación de alimentos, etc.,),

Se distinguen 3 categorías de industria primaria atendiendo a su superficie:

- Pequeña, cuando no supera los 250 m².

- Mediana, cuando no supera los 600 m².

- Grande, cuando supera los 600 m².

3. Industria ligera IL: cuando los procesos de producción se realizan sin el empleo

de maquinaria pesada ni por acciones contaminantes o procesos similares.

Se distinguen 3 categorías de industria ligera atendiendo a su superficie:

- Pequeña, comprendida entre 600 y 1000 m².

- Mediana, entre 1000 y 4000 m².

- Grande, superior a 4000 m².

4. Industria pesada IP: cuando en los procesos de producción se realizan el

empleo de maquinaria pesada y/o agentes u acciones contaminantes. Se distinguen 3 categorías de industria ligera atendiendo a su superficie:

- Pequeña, comprendida entre 600 y 1000 m².

- Mediana, entre 1000 y 4000 m².

- Grande, superior a 4000 m².

Plan General de Ordenación

5. Talleres industriales TI: cuando la actividad se refiere a la reparación de

bienes y productos. Se distinguen las 3 siguientes categorías según superficie:

- Pequeña, cuando no supere los 250 m² en planta baja en tipología de Edificación Cerrada o Ciudad Jardín, con las correspondientes medidas correctoras.

- Mediana, cuando su superficie este comprendida entre 600 y 1000 m².

- Grande, cuando supera los 1000 m².

6. Almacenes A: Cuando se refiere a las actividades almacenamiento sin transformación. Se distinguen las 3 categorías siguientes según superficie:

- Pequeña, cuando no supere los 250 m² en planta baja en tipología de Asentamiento Rural, Edificación Cerrada, Ciudad Jardín ó Edificación Abierta.

- Mediana, cuando no supere los 1000 m².

- Grande, cuando supera los 1000 m².

7. Parque Tecnológico PT: hace referencia a la instalación industrial en parcela

que combina la parte productiva con parte de investigación y desarrollo.

8. En Suelo Residencial no serán acumulables las superficies de las diferentes

categorías industriales permitidas.

2.5. Usos Dotacionales ó Comunitarios:

Art. 6.6.1. Definición de Uso Dotacional ó Comunitario

1. Son usos dotacionales los que prestan a la población servicios de carácter básico,

o considerados como necesidades básicas por los ciudadanos, de tal forma que dicha prestación se produce normalmente de forma más o menos directa.

2. Los usos dotacionales pueden llevarse a cabo en edificaciones de carácter

comunitario o en espacios libres públicos, dependiendo de la prestación del servicio

de que se trate, necesite de instalaciones o edificaciones, o esté vinculado principalmente a espacios no edificados.

3. Los usos dotacionales se considerarán a todos los efectos como Dotaciones

Públicas, salvo que se determine expresamente el carácter privado de su titularidad y sin perjuicio de que el servicio se preste directamente por la administración pública o indirectamente mediante gestión privada de los mismos.

Art. 6.6.3. Categorías específicas de las Dotaciones y Equipamientos. Atendiendo a la naturaleza de la prestación de servicios que conllevan, se distinguen las siguientes categorías específicas o de tercer nivel de los usos dotacionales:

Docente o Escolar (E):

Dotaciones ó Equipamientos destinados permanentemente a la formación intelectual de las personas mediante la enseñanza en cualquiera de los niveles reglados o en centros homologados o autorizados que imparten determinadas materias, con independencia de la titularidad pública o privada. Se entenderán comprendidas en este uso las instalaciones deportivas, patios de juego, jardines y edificaciones anexas, vinculados a los centros donde se ubiquen.

Plan General de Ordenación

Sanitario (S):

Dotaciones ó Equipamientos destinados a la prestación de asistencia médica y servicios quirúrgicos en régimen de ambulatorios o con hospitalización, excluyéndose los que se presten en consultas profesionales privadas. Social Asistencial (AS):

Dotaciones ó Equipamientos destinados a la prestación de servicios sociales no específicamente sanitarios (centros de la tercera edad, guarderías, casas de acogida, etc.), así como la realización de actividades de carácter asociativo y de relación social (asociaciones vecinales, juveniles, etc.). Geriátrico (GE):

Dotaciones ó Equipamientos destinados a la prestación de servicios específicos dirigidos a la atención sanitaria y social de la Tercera Edad. Deportivo (DE):

Dotaciones ó Equipamientos o instalaciones destinados a la práctica del deporte y el desarrollo de la educación y la cultura física, realizada al aire libre o en edificios concebidos para ello. No se consideran de uso dotacional sino de uso recreativo las instalaciones deportivas de titularidad privada. Cultural (CU):

Dotaciones ó Equipamientos destinados de forma permanente a la transmisión de la cultura y/o a la conservación y exposición de sus expresiones (auditorios, teatros, bibliotecas, museos, salas de exposición, etc.). Administración Pública (AD):

Dotaciones destinadas a desarrollar las tareas de gestión de los asuntos públicos y de atención al ciudadano sobre éstos y los servicios públicos dependientes de cualquiera de los organismos y niveles de las Administraciones Públicas. Penitenciaría (PE):

Dotaciones destinadas a cárceles. Defensa y Seguridad (DS):

Dotaciones destinadas a los servicios de protección civil y de salvaguarda de las personas y los bienes (policía, bomberos, cuarteles e instalaciones de Defensa, etc.). Medioambiental (MA):

Dotaciones ó Equipamientos destinados al medioambiente. Cementerio (CE):

Dotaciones ó Equipamientos destinados a servicios funerarios y enterramientos. La ubicación de los mismos habrá de estar expresamente prevista en el planeamiento. Tanatorio (TA):

Dotaciones y Equipamientos destinados a servicios funerarios. Pueden tener carácter público o privado. Religioso (RE):

Centros destinados permanentemente a la celebración de los diferentes cultos y servicios religiosos, siempre que el acceso a los mismos sea libre y gratuito. Estos equipamientos son siempre de titularidad privada. Mercado (ME):

Equipamientos destinados a la venta de productos alimenticios mayoritariamente locales. Estos equipamientos son siempre de titularidad pública o de Cooperativas Agrícolas. Recreativo (RC) Comprende actividades recreativas, de esparcimiento y de ocio, que se llevan a cabo en Espacios Adaptados (zoológicos, jardín botánico, centros ecuestres, instalaciones para prácticas deportivas al aire libre, campos para el aprendizaje y entrenamiento de golf, tiro al plato, tiro con arco, club de tenis, etc.); en Espacios