Sie sind auf Seite 1von 10

U NIVERSIDAD LA SALLE MORELIA MAESTRÍA EN INGENIERÍA ECONÓMICA Y FINANCIERA

M AESTRÍA EN I NGENIERÍA E CONÓMICA Y F INANCIERA E VALUACIÓN F INANCIERA Y DE

EVALUACIÓN F INANCIERA Y DE RIESGOS “EL D ISCURSO DEL MÉTODO ”, R ENÉ D ESCARTES

CONTROL DE L ECTURA PRESENTADO POR

MARCO A NTONIO C ABELLO VILLARREAL

Viernes 3 de julio, 2009

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO Í NDICE TEMÁTICO I

ÍNDICE TEMÁTICO

I A BSTRAC

II INTRODUCCIÓN.

III S ÍNTESIS.

IV C ONCLUSIONES.

V F UENTES DE INFORMACIÓN.

página 2 de 10

II I NTRODUCCIÓN . III S ÍNTESIS . IV C ONCLUSIONES . V F UENTES DE
II I NTRODUCCIÓN . III S ÍNTESIS . IV C ONCLUSIONES . V F UENTES DE

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

I A BSTRAC

En 1637, con su Discurso del Método , René Descartes expresa su desencanto con la filosofía tradicional y con las limitaciones de la teología; tan sólo la lógica, la geometría y el algebra merecen su respeto, debido a la absoluta certeza que nos ofrecen. Desafortunadamente, dado que estas dependen de hipótesis, no nos aseguran la realidad. Es por esto que Descartes propone un método de pensamiento que incorpora el rigor de las matemáticas pero que se basa en verdades intuitivas acerca de lo que es verdadero, el conocimiento básico que no puede estar equivocado (como en los axiomas de geometría). Él cuestionó todo lo que pensaba y había aprendido a través de sus sentidos pero asentó su sistema en aquella verdad que no podría refutar: la realidad en su mente y la total diferencia entre los aspectos físicos y mentales del mundo.

entre los aspectos físicos y mentales del mundo. In 1637, with his Discourse on Method ,
entre los aspectos físicos y mentales del mundo. In 1637, with his Discourse on Method ,

In 1637, with his Discourse on Method, René Descartes expresses his disappointment with traditional philosophy and with the limitations of theology; only logic, geometry and algebra hold his respect, because of the utter certainty which they can offer us. Unfortunately, because they depend on hypotheses, they cannot tell us what is real (i.e., what the world is really like). Therefore Descartes proposes a method of thought incorporating the rigor of mathematics but based on intuitive truths about what is real, basic knowledge which could not be wrong (like the axioms of geometry). He calls into question everything that he thinks he has learned through his senses but rests his whole system on the one truth that he cannot doubt: the reality of his own mind and the radical difference between the mental and the physical aspects of the world.

página 3 de 10

and the radical difference between the mental and the physical aspects of the world. ‐ página

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO II I NTRODUCCIÓN Para
INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO II I NTRODUCCIÓN Para

II INTRODUCCIÓN

Para Hegel 1 “René Descartes es un héroe del pensamiento, que aborda de nuevo la empresa desde el principio y reconstruye la filosofía desde los cimientos puestos ahora de nuevo al descubierto al cabo de mil años.”

En particular, El Discurso del Método es la principal obra escrita por René Descartes considerada una obra fundamental de la filosofía occidental con implicaciones para el desarrollo de la filosofía y de la ciencia. Se publicó de forma anónima en Leiden (Holanda) en el año 1637. Constituía, en realidad, el prólogo a tres ensayos: Dióptrica, Meteoros y Geometría; agrupados bajo el título conjunto de Ensayos filosóficos.

Descartes tituló esta obra Discurso del método con una finalidad precisa. En una carta que dirige a Marin Mersenne 2 le explica que la ha titulado Discurso y no Tratado para poner de manifiesto que no tenía intención de enseñar, sino sólo de hablar. Con esto Descartes trata de alejarse de cualquier problema que pudiese surgir con sus contemporáneos por las ideas vertidas en esta obra.

El contenido de esta obra es extenso y variado está dividida en seis partes: Primera parte:

Sienta las bases del método cartesiano y habla acerca de una nueva teoría del conocimiento. Segunda Parte: Es la parte más famosa de la obra. Aquí Descartes habla acerca de su método el cual es capaz de perfeccionar el conocimiento, el cual tiene como principio base la duda, como lo refleja su máxima: "pienso, luego existo". Tercera Parte: Aquí Descartes habla acerca de su "moral provisional" la cual le ayudaría a no extraviarse en la búsqueda de la verdad mientras reestructuraba su razón con ayuda del método que había descubierto. Cuarta Parte: Pretende demostrar aquí Descartes la existencia de Dios como garantía de todo conocimiento perfecto. Quinta parte: Descartes expone sus teorías acerca de la tierra y el universo, aunque no expresa abiertamente que concuerda con las teorías de Galileo por temor a ser perseguido por la iglesia. Sexta parte: Habla acerca de la utilidad de la ciencia, como puede beneficiar al hombre y que debe y que no debe ser divulgado.

1 G.W.F.Hegel: “Lecciones sobre la historia de la filosofía”, traducción de W. Roces, México, 1955.

2 Marin Mersenne (8 de septiembre de 1588 1 de septiembre de 1648). Filósofo francés del siglo XVII que estudió diversos campos de la teología, las matemáticas y la teoría musical.

página 4 de 10

que estudió diversos campos de la teología, las matemáticas y la teoría musical. ‐ página 4

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

III S ÍNTESIS

PRIMERA PARTE

DEL M ÉTODO III S ÍNTESIS P RIMERA P A R T E En la primera
DEL M ÉTODO III S ÍNTESIS P RIMERA P A R T E En la primera

En la primera parte del Discurso del Método, Descartes habla acerca del método que ha logrado desarrollar para elevar y aumentar sus conocimientos de forma gradual y paulatina, y de la confianza que tiene en él, ya que menciona por propia experiencia los beneficios que le ha proporcionado este método. Aunque el mismo hace una advertencia al lector: " mi propósito no es enseñar aquí el método que cada uno ha de seguir para conducir bien su propia razón, sino tan solo permitir ver de qué manera he tratado de conducir la mía." Por lo que el lector debe ser objetivo y no tomar este método como absoluto, más bien debe juzgarlo, analizarlo y mejorarlo si le es posible.

Posteriormente Descartes habla acerca de su formación intelectual, su deseo por aprender

y adquirir conocimiento para poder vivir mejor, sin embargo después de tanto leer decide estudiar

el "Gran Libro del Mundo y de Mismo", esto es encontrar el conocimiento exacto por medio de las experiencias que hay el mundo y por medio de la meditación, ya que según el, el conocimiento no se adquiere pasivamente. Lo cual creo que es muy cierto ya que no es posible tener un conocimiento global y exacto si se ven las cosas desde un solo ángulo, por lo tanto es necesario cambiar de perspectiva constantemente.

Al mismo tiempo realiza una rotunda crítica de las ciencias y de la filosofía escolástica de su tiempo. Tras este rechazo admite que sólo las matemáticas y el conocimiento de otras personas, mediante los viajes, ofrecen un saber seguro, pero Descartes termina rechazando también los viajes debido a que las contradicciones que existen entre unos pueblos y otros no le permiten descubrir la verdad. Concluye diciendo que la única forma de encontrar la verdad es en uno mismo.

S EGUNDA PARTE

Esta es la parte central del libro, ya que en ella se exponen los pasos del método que ha descubierto. Se había dado cuenta de que existían muchas ciencias, pero no todas ellas son verdaderas ni tampoco útiles. Por ejemplo, resalta su gusto por las matemáticas, por la certeza y evidencia irrefutable de sus razones; la estimación que tiene por la poesía y su reverencia por la teología. En cuanto a la filosofía, señala que no hay nada en ella que sea objeto de disputa, mas sin embargo, considera como endebles los principios de aquellas ciencias que se basan en la filosofía. Es por esto que se plantea buscar un método que junte las ventajas de las matemáticas el algebra

y la lógica excluyendo sus defectos.

De esta manera, él creyó que debía existir un método que sin ser demasiado extenso en sus pasos permitiera lograr el conocimiento verdadero, ya que si un método o una fórmula es muy larga, en la práctica resultara difícil de aplicar y bastante confusa. Por lo que condensa su método en cuatro pasos fundamentales:

página 5 de 10

y bastante confusa. Por lo que condensa su método en cuatro pasos fundamentales: ‐ página 5

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO 1. Nunca aceptar como
INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO 1. Nunca aceptar como

1. Nunca aceptar como verdadera ninguna cosa que no conociese con evidencia que lo era.

2. Dividir cada una de las dificultades que examinase, en tantas partes como fuese posible y como requiriese su mejor solución.

3. Conducir por orden los pensamientos comenzando por los objetos más fáciles de conocer, para ascender poco a poco, como por grados, hasta el conocimiento de los más complejos.

4. Hacer en todo, unos recuentos tan integrales y unas revisiones tan generales, que llegase a estar seguro de no omitir nada.

Es en este punto donde concibe el propósito de aprender las ciencias particulares de las matemáticas, que hasta ese momento no consideran sino las varias relaciones o proporciones que se encuentran en los objetos. Descartes intentó establecer los principios de una matemática universal “suponiéndolas solo en aquellos asuntos que sirviesen para hacerle más fácil su conocimiento y hasta no sujetándolas a ellos de ninguna manera, para poder después aplicarlas tanto más libremente a todos los demás a que pudieran convenir”. En este sentido, logra establecer uno de los principios más valiosos en la difusión del entendimiento matemático: el invento cartesiano. Este surge luego de advertir que, para conocer las comprobaciones matemáticas de la verdad, tendría a veces necesidad de considerar cada una de ellas en particular, y otras veces, tan solo retener o comprender varias juntas, y pensó que, para considerarlas mejor debía suponerlas en líneas, porque no encontraba nada más simple y que más aisladamente pudiera representar en la imaginación y los sentidos.

T ERCERA PARTE

Descartes en la segunda parte había establecido la duda metódica para poder llegar a la verdad, y en la tercera parte explica que, mientras se dedica a dudar de todo, tiene que crear una "Moral provisional" que rija su vida, la cual consistía en tres máximas:

1. La primera fue seguir las leyes y las costumbres de mi país, conservando constantemente la religión en que la gracia de Dios hizo que me instruyeran desde niño, rigiéndome en todo lo demás por las opiniones más moderadas y más apartadas de todo exceso.

2. Mi segunda máxima fue la de ser en mis acciones lo más firme y resuelto que pudiera y seguir tan constante en las más dudosas opiniones; ; pues de este modo, si no llegan precisamente adonde quieren ir, por lo menos acabarán por llegar a alguna parte.

3. Mi tercera máxima fue procurar siempre vencerme a mí mismo antes que a la fortuna, y acostumbrarme a creer que nada hay que esté enteramente en nuestro poder sino nuestros propios pensamientos. 3

3 Estoicismo. Dentro del periodo helenístico, en el sigo II A.C., el estoicismo es uno de los movimientos filosóficos de mayor importancia y difusión. Fundado por Zenón de Citio, proclamaba que se puede alcanzar

página 6 de 10

importancia y difusión. Fundado por Zenón de Citio, proclamaba que se puede alcanzar ‐ página 6

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO Como conclusión a moral
INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO Como conclusión a moral

Como conclusión a moral provisional Descartes destaca la importancia de elegir la ocupación que se debe seguir en la vida, y concluye que lo mejor que podría hacer es continuar en la búsqueda de la verdad por medio de su método.

C UARTA PARTE

Deseando ocuparse tan sólo de indagar la verdad, en esta parte Descartes crea toda una nueva filosofía y plantea los principios a partir de los cuales establece la existencia de Dios.

El planeamiento filosófico central parte del hecho que nuestros sentidos nos engañan, toda vez que todos los pensamientos que nos vienen estando despiertos pueden también ocurrírsenos durante el sueño, sin que ninguno entonces sea verdadero. Intentó fingir que todas las cosas, que hasta entonces habían entrado en mi espíritu, no eran más verdaderas que las ilusiones de mis sueños. Pero se dio cuenta que, al pensar que todo es falso, era necesario que el que lo pensaba, fuese alguna cosa es entonces donde alcanza su principio filosófico más conocido:

«yo pienso, luego soy». Habiendo alcanzado un principio tan poderoso, asegura…

“… pensé que debía saber también en qué consiste esa certeza. Y habiendo notado que en la proposición: «yo pienso, luego soy», no hay nada que me asegure que digo verdad, sino que veo muy claramente que para pensar es preciso ser, juzgué que podía admitir esta regla general : que las cosas que concebimos muy clara y distintamente son todas verdaderas…”

Habiendo alcanzado su principio filosófico y esta regla general, Descartes reflexiona sobre su propia imperfección y se pregunta ¿cómo había aprendido a pensar algo más perfecto que él mismo? Y como no es posible pensar que lo más perfecto sea consecuencia y dependencia de lo menos perfecto, y que tampoco puede proceder de si mismo, sólo queda aceptar tal perfección fue puesta en él por una naturaleza verdaderamente más perfecta. Este es el primer argumento que demuestra la naturaleza perfecta de Dios. El segundo argumento parte de nuestra propia imperfección, puesto que, si nosotros que conocemos lo que es perfecto, nos hubiésemos creado

a nosotros mismos nos hubiéramos hecho perfectos. El último argumento que da para justificar la

existencia de Dios es que Dios, entendido éste como la perfección, es lo mayor que puede pensarse. Dios tiene que existir 4 , puesto que si no existiera podría pensarse en algo más perfecto,

y entonces, eso sería Dios.

Esta es la evidencia de que Dios existe, y de que todo lo que está en nosotros proviene de él; de donde se sigue que, siendo nuestras ideas o nociones, cuando son claras y distintas, cosas reales y procedentes de Dios, no pueden por menos de ser también, en ese respecto, verdaderas. Por lo que, no hay sino alguna dificultad en notar cuáles son las que concebimos distintamente.

Sobre el funcionamiento de la manera en que descubrimos o alcanzamos las verdades perfectas, Descartes plantea las siguientes reglas:

la libertad y la tranquilidad tan sólo siendo ajeno a las comodidades materiales, la fortuna y dedicándose a una vida guiada por los principios de la razón y la virtud. 4 Argumento ontológico. Tomado de San Anselmo de Canterbury (1033 – 1109), es un razonamiento que pretende probar la existencia de Dios empleando únicamente la razón y la intuición.

página 7 de 10

pretende probar la existencia de Dios empleando únicamente la razón y la intuición. ‐ página 7

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO • El sentido de
INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO • El sentido de

El sentido de la vista no nos asegura más verdad sobre los objetos que vemos que la que ofrece el olfato y el oído de los suyos. De esta manera, ni la imaginación ni los sentidos pueden asegurarnos nunca cosa alguna, como no intervenga el entendimiento.

Despiertos o dormidos, no debemos dejarnos persuadir más que por la evidencia de la razón. Y nótese bien que se refiera a la razón, haciendo énfasis en separarla de la imaginación y de los sentidos.

Si bien nuestras imaginaciones son tan vivas y expresivas en el sueño como estando despiertos, deberá invariablemente hallarse la verdad en lo que pensemos estando despiertos. Esto, dado que no somos totalmente perfectos, nuestros pensamientos no pueden ser todos verdaderos.

Q UINTA PARTE .

En este apartado explica la formación del mundo organizándolo todo en torno al problema de la luz: el sol la produce, los cielos la transmiten, la tierra y los planetas la reflejan, y el hombre es su espectador.

Tras esto establece las principales funciones del ser vivo. Sostiene que el corazón se dilata

y se contrae debido al calor que emana y gracias a eso los “espíritus animales” son transportados a los diferentes órganos.

Posteriormente, abunda en el tema del alma y la razón, porque considerar que es de los más importantes; ya que, después del error de los que niegan a Dios, no hay nada que más aparte

a los espíritus endebles del recto camino de la virtud, que el imaginar que el alma de los animales es de la misma naturaleza que la nuestra.

Concluye afirmando que, después del error de los que niegan a Dios, no hay nada que más aparte a los espíritus endebles del recto camino de la virtud, que el imaginar que el alma de los animales es de la misma naturaleza que la nuestra, la cual, además, es de naturaleza enteramente independiente del cuerpo.

S EXTA PARTE

Resalta el carácter pragmático que debe tener la filosofía aludiendo a esa ley que nos obliga a procurar el bien general de todos los hombres, en cuanto ello esté en nuestro poder. Pues esas nociones le enseñaron que es posible llegar a conocimientos muy útiles para la vida, y al dominio de la naturaleza. Este dominio, considera Descartes, encuentra su sentido más elevado en la conservación de la salud, pues considera que de esta depende que los hombres sean más sabios

y más hábiles.

Identifica que, aún cuando él dedicó su vida a la investigación de la ciencia, y habiendo encontrado un camino para encontrar la verdad, la brevedad de la vida o la falta de experiencia son los principales obstáculos para aumentar el conocimiento. En este sentido, juzga que no hay

página 8 de 10

obstáculos para aumentar el conocimiento. En este sentido, juzga que no hay ‐ página 8 de

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO mejor remedio contra esos
INANCIERA Y DE R IESGOS E L D ISCURSO DEL M ÉTODO mejor remedio contra esos

mejor remedio contra esos dos obstáculos que comunicar fielmente al público lo que hubiera encontrado. De esta manera invita a los buenos ingenios con el fin de que, empezando los últimos por donde hayan terminado sus predecesores, y juntando así las vidas y los trabajos de varios, llegásemos todos juntos mucho más allá de donde puede llegar uno en particular. Éste es el valor de trascendencia que tiene el conocimiento mediante la continuidad de la aplicación del método de Descartes, el cual hasta hoy se reconoce como un principio verdadero en nuestra sociedad.

Es en este punto, toma especial relevancia escribir los hallazgos, tanto por que al escribir el investigador examina y confirma su entendimiento, como por que esta es la única manera de que trascienda al conocimiento. No obstante, argumenta no haber publicado sus obras años antes de la publicación del método debido a tres condiciones: a) Por que a los hombres de inteligencia mediana no les interesarían dado que la oscuridad de las distinciones y principios de que usan, les permite hablar de todo con tanta audacia como si lo supieran; b) Tampoco a los que poseen ingenios mejores les interesarían, toda vez que les es más fácil aparentar que saben todo de aquello que es a todas luces verosímil, aun cuando sean verdades pequeñas; y c) para los que intenten proseguir su obra, tampoco les habría de interesar, pues deben ser capaces de entender cuanto él ha entendido. No obstante lo anterior, Descartes encuentra motivación para publicar su método a fin de someter sus descubrimientos al escrutinio público, al cual somete sus afirmaciones y a la posibilidad de respuesta en vida, abriendo la posibilidad de respuesta ante las dudas que sus afirmaciones generasen.

Finalmente, Descartes termina aclarando 3 cosas. Primero explica por qué usa el término “suposiciones” para la explicación de la dióptrica; esto no por que sea una verdad que no se pueda comprobar, sino como una verdad que es explicada por causas y efectos y que se explica en su conjunto, en la cual unas demuestran a las otras y viceversa. Posteriormente, explica que no escribió su obra en latín porque esperaba que los que hagan uso de su pura razón natural, juzgarán mejor sus opiniones que los que sólo creen en los libros antiguos. Por último, Descartes resalta nuevamente el papel que le atribuye a la medicina como la ciencia objetivo del conocimiento del hombre y expresa su resolución para emplear el tiempo que le queda de vida en procurar adquirir algún conocimiento de la naturaleza que se pueda emplear en esta ciencia.

IV C ONCLUSIONES.

Después de siglos de falta de producción filosófica de la humanidad, Descartes propone un nuevo método de pensamiento para alcanzar la realidad del mundo físico, seguro de que también es aplicable al mundo metafísico. Su concepción de Dios le da sentido al hombre como parte importante de los fines superiores y de la realidad. De esta manera sienta las bases de la investigación científica como la conocemos hoy en día, con sus aportaciones al método científico y el invento del plano cartesiano. En particular propone a la medicina como la ciencia objetivo; pues está convencido de que sólo a través de la salud es como la humanidad puede avanzar en el conocimiento y las habilidades superiores.

Sin lugar a dudas, hace aportaciones mayores a la ciencia práctica de su tiempo con importantes estudios matemáticos y físicos, que a la fecha son obligatorias para el entendimiento del pensamiento universal.

página 9 de 10

que a la fecha son obligatorias para el entendimiento del pensamiento universal. ‐ página 9 de

EVALUACIÓN FINANCIERA Y DE RIESGOS EL DISCURSO DEL MÉTODO

V F UENTES DE INFORMACIÓN.

D ISCURSO DEL M ÉTODO V F UENTES DE INFORMACIÓN . Descartes, René (2003) Discurso del
D ISCURSO DEL M ÉTODO V F UENTES DE INFORMACIÓN . Descartes, René (2003) Discurso del

Descartes, René (2003) Discurso del método . Editorial Porrua, México.

(1) G. W. F. Hegel (1955) Lecciones sobre la historia de la filosofía . Traducción de W. Roces, México.

(3) Hirschberger, J. (1968). Historia de la Filosofía . Editorial Herder, México.

(2) Marin Mersenne (1623) Quaestiones celeberrimae in Genesim . Paris, Francia.

(4) San Anselmo (1952). Obras Completas. Madrid, España.

página 10 de 10

in Genesim . Paris, Francia. (4) San Anselmo (1952). Obras Completas . Madrid, España. ‐ página