Sie sind auf Seite 1von 36

Ministerios Joyce Meyer PO Box 655 Fenton, MO 63026

636-349-0303

Derechos de Autor © 2008, 2010 Ministerios Joyce Meyer

LA SANIDAD

Proverbios 4:20-22 dice: Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón; porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo. (VRV)

La palabra hebrea para “salud” en el verso 22 es “medicina”. La Palabra de Dios es medicina para todo nuestro cuerpo. La traducción de Isaac Leeser de Éxodo 15:26 dice: Yo soy Jehová tu sanador. La medicina que Él receta es su Palabra.

Muchos cometen el error de sustituir la creencia en la sanidad por el acto de tomar la medicina de Dios, que es su Palabra. Ellos dicen, “Yo creo en la sanidad,” sin realmente tomar la medicina. ¿Qué bien puede hacerle creer en los alimentos, si no se los come? Se morirá de hambre. ¿Qué bien puede hacerle creer en el agua, si no se la toma? Se morirá de sed.

La medicina de Dios es su Palabra. Hay algunos parecidos entre la medicina de Dios y la medicina natural.

Primero: La Palabra de Dios es un agente curativo, tal como la medicina natural es un agente curativo o estimulante. En otras palabras, la medicina contiene la capacidad para producir sanidad. Inherente a la Palabra de Dios está la capacidad, la energía, la habilidad y la naturaleza para efectuar sanidad en su cuerpo.

Salmo 107:20 Envió su palabra, y los sanó, y los libró de su ruina. (VRV)

20 ¡Él envió su palabra, y los sanó y los libró de su maldad!

(Fenton)

Proverbios 4:22 Porque (sus palabras) son vida para aquellos que la hallan, y medicina a todo su cuerpo. (VRV)

1

Isaías 55:11 – La palabra de Dios hará aquello para lo que fue enviada.

La Palabra misma contiene el poder para producir lo que dice. Como cuando Dios dijo: “Sea la luz” y fue la luz, las Escrituras de sanidad contienen en sí mismas la capacidad para producir sanidad.

Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el

alma y el espíritu

(VRV)

12 El mensaje de Dios está lleno de vida y de poder. (Weymouth) 12 La palabra de Dios tiene energía y está viva. (Jordan) 12 La palabra de Dios para nosotros es algo vivo y lleno de energía. (Knox)

La clave para participar de la vida y la energía curativa de la Palabra es alimentándonos con ella hasta que penetre el espíritu, donde deposita esa vida y esa energía.

Segundo: Podemos decir que la medicina no hace distinción de personas. Le hará lo mismo a cualquiera que la tome. No es cuestión de que si Dios desea o no desea sanar a cualquier individuo, pero si el individuo recibe sanidad al tomar la medicina que produce la sanidad.

Tercero y más importante: Para que la medicina sea efectiva, hay que tomarla de acuerdo a las direcciones. Algunas etiquetas de las medicinas dicen: “Para uso interno”; otras dicen: “Para uso externo.” Si usa la medicina para frotar su cuerpo, cuando indica que es para uso interno, no será efectiva. Si la toma después de las comidas, cuando dice que la tome antes de las comidas, reducirá su efectividad. Si la toma de vez en cuando, cuando las direcciones dicen que se tome tres veces al día, significará resultados limitados. No importa cuán buena sea la medicina, deberá ser tomada de acuerdo a las direcciones, o no será efectiva.

2

De la misma forma es con la medicina de Dios; deberá ser tomada de acuerdo a las direcciones para que sea efectiva. Las direcciones para tomar la medicina de Dios, se encuentran en:

Proverbios 4:20-21 – Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón.

Podemos decir que estando atento a ellas, inclinando su oído a ellas y guardándolas ante sus ojos, hace que la Palabra se introduzca en medio de su corazón. Mire esto: Es sólo cuando la Palabra de Dios entra en medio de su corazón y se queda allí,

que produce sanidad en su cuerpo. No lo conseguirá con el conocimiento mental. La Palabra tendrá que penetrar en su espíritu

a través de la meditación: atendiendo, escuchando, mirando,

susurrando, reflexionando y considerando, para producir sanidad

en su cuerpo. Pero una vez penetra, seguramente le brindará salud

a toda su carne. … deje que penetre profundo dentro de su

corazón. (Living Bible)

Puede ver otra vez que la forma de Dios sanar es espiritual. El poder es ministrado primero a su espíritu, y luego se distribuye a su cuerpo. La medicina de Dios debe ser tomada internamente. Oiga bien, en vez de preguntarse si tiene suficiente fe para ser sanado, tómese la medicina. Este folleto contiene escrituras de sanidad. Aliméntese con ellas varias veces al día, repitiéndoselas una y otra vez. La medicina trabajará si la mete dentro de usted.

Cuarto: Recuerde que toma tiempo para que la medicina sea efectiva. La mayoría de las personas le dan mucho tiempo, paciencia y dinero a la medicina natural para que sea efectiva. Llevan la prescripción a la farmacia una y otra vez para llenarla de nuevo. Son muy diligentes en esto. No esperan un milagro después de la primera dosis. Continúe tomando la medicina de Dios, déle tiempo para trabajar.

Tome su medicina. Repítase estas escrituras a usted mismo. Piense en su corazón lo que está diciendo. Úselas para alabar al Padre. Su Palabra es medicina para todo su cuerpo.

3

Éxodo 15:25-26: Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó; y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador. (VRV)

26

26

26

26

26

26

Yo soy el Señor tu sanador. (New English Bible) Yo soy Jehová tu médico. (Lesser) Yo soy el Dios que te da vida. (Inglés Básico) Yo soy Jehová tu médico. (Rotherham) Yo, Jehová te sano. (Young) Porque Yo, el Señor, te hago inmune a ellas

(enfermedades). (Smith-Goodspeed)

26

Yo, el Señor, sólo te daré salud. (Knox)

CONFESIÓN: Dios me está hablando a mí ahora, diciendo: “Yo soy el Señor que te sano.” Él vela sobre su Palabra para cumplirla. Él es el Dios que me sana, me está sanando ahora. Esta Palabra contiene la habilidad para producir lo que dice. Él es el Señor que

me sana. Él me está sanando ahora. Su Palabra está llena de poder

sanativo. Yo recibo su Palabra ahora. Recibo ahora la sanidad que está en su Palabra. La sanidad es parte de la naturaleza de Dios. Dios está en mí. Mi cuerpo es el templo de Dios. Mi cuerpo es el templo del Señor que me sana. Dios es más grande que la enfermedad y que Satanás. Dios vive dentro de mí ahora, me sana ahora. El Señor que me sana es mi pastor; no me faltará sanidad.

Mi cuerpo está en contacto con el Señor que me sana. Mi cuerpo

tiene que responder a la vida sanadora de Dios y su naturaleza que trabajan en mí ahora. La sanidad está en Dios y Dios está en mí. Te doy gracias, Padre, porque tú eres mi sanador, y me estás sanando ahora.

Éxodo 23:25 Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti. (VRV)

4

25

25

25

25

Y rindan adoración al Señor su Dios, quien enviará bendición a su pan y a sus aguas; y quitará toda enfermedad de entre vosotros. (Inglés básico)

Les libraré de enfermedad. (Moffatt, Smith-Goodspeed)

Yo he echado a un lado las dolencias de tu corazón.

(Young)

Y mantendré las dolencias lejos de ti. (Knox)

CONFESIÓN: “Yo lo haré” es la afirmación más fuerte que se puede hacer en el idioma español. Dios me está hablando a mí ahora, diciendo: “Yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti.” Dios está velando sobre esta Palabra, cumpliéndola en mí ahora. Él está quitando toda enfermedad de en medio de mí. ¡Adiós, enfermedad! El Señor te está sacando de mí. Gracias, Padre, por quitar la enfermedad de mí. Te doy gracias por hacer lo que dijiste.

Deuteronomio 7:15 Y quitará Jehová de ti toda enfermedad; y todas las malas plagas de Egipto, que tú conoces, no las pondrá sobre ti, antes las pondrá sobre todos los que te aborrecieren.

(VRV)

CONFESIÓN: El Señor está quitando de mi toda enfermedad. Su Palabra contiene la habilidad de hacer lo que dice. Su Palabra no volverá vacía, pero hará aquello para lo que fue enviada. El Señor está quitando de mi toda enfermedad, todo indicio de debilidad y deficiencia. Toda enfermedad sale de mí ahora. Gracias, Padre, por quitar de mí toda enfermedad como tú dijiste.

Salmo 30:2 Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste. (VRV)

Marcos 11:24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. (VRV)

CONFESIÓN: Creo que he recibido mi sanidad. Tú me has sanado. No considero lo que siento. Creo que estoy sano. Tú me has sanado.

5

Salmo 42:11 ¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío. (VRV)

CONFESIÓN: Me niego a abatirme o a desalentarme. Yo soy el vencedor. Todavía alabaré a aquel, quien es mi salud, mi salvación y mi Dios. Padre, te alabo porque tú eres la salud y la salvación.

Salmo 91:1-6, 9-10 1 El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. 2 Diré yo a Jehová:

Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. 3 Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. 4 Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad. 5 No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, 6 ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, 10 no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. (VRV)

1

El que habita al abrigo del Altísimo se mantendrá estable y firme bajo la sombra del Omnipotente [cuyo poder ningún enemigo puede resistir]. (Amplified) El que se sienta bajo la secreta protección del Altísimo descansará bajo la sombra del Omnipotente. (Lesser) El que habita bajo la protección del Altísimo, morará bajo la cubierta del Shadai. (Byington) El que habita al abrigo del Altísimo, permanece a la sombra del Omnipotente, 2 Dirá al Señor: “Mi refugio y mi fortaleza; mi Dios en quien confío.” (RSV) El que habita en el sitio secreto del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente para siempre. Él dice de

1

1

1

1

Jehová

(Young)

6

1

Feliz es aquel que tiene su sitio de descanso en el sitio secreto del Señor, y bajo la sombra de las alas del

2

1

1

2

3

3

3

3

4

4

5

6

5

Altísimo; (Inglés Básico)

Dirá del Señor, él es mi refugio y mi torre de fortaleza:

él es mi Dios El que habita

El que vive bajo la protección del Altísimo, bajo su cuidado celestial satisfecho morará, (Knox)

Dirá al Señor, tú eres mi sostén y mi fortaleza, mi Dios, en quien confío. (Knox)

Él te librará del lazo del cazador y te guardará seguro de enfermedades devastadoras. (Inglés Básico)

Él te guardará de todo peligro escondido y de toda enfermedad mortal. (Good News) y de plagas mortales (Beck)

Él es el que me rescata de cada trampa traidora y de cada susurro de daño. (Knox)

Refugiado entre sus brazos, bajo sus alas anidadas, estarás seguro, su fidelidad tenderá un escudo sobre ti. (Knox) Sus fieles promesas son tu armadura. (Living Bible)

(Inglés Básico)

Dice del Señor

(Smith-Goodspeed)

No tendrás temor de terror nocturno

(Knox)

de asalto de hombre o de demonio al medio día. (Knox) No tendrás temor de cosas malignas de la noche

6

(Inglés Básico)

Ni de enfermedad que tome al hombre en la oscuridad

(Inglés Básico)

6

6

6

6

6

9

la plaga que haga estrago al medio día. (Beck) o de plaga devastadora al medio día. (New American Bible) o de plaga de rabia al medio día. (New American Bible) ni la plaga que destruye al medio día. (NVI) ni de enfermedad mortal que consuma al medio día. (Lesser) Porque tú has dicho, yo estoy en las manos del Señor, el Altísimo es mi sitio de descanso seguro. (Inglés Básico) Ningún desastre te acontecerá, ni calamidad vendrá cerca

10

de tu casa. (New English Bible)

10 Ningún mal te acontecerá

(Knox)

7

10 Ningún desastre te acontecerá, ni calamidad llegará cerca de tu tienda. (Smith-Goodspeed) y ningún desastre te azotará, ni violencia vendrá cerca de tu casa. (Good News) 10 Ninguna enfermedad se acercará a ti, ni virus entrará en tu reposo. (Fenton)

10

CONFESIÓN: Permanezco bajo la sombra del Altísimo. Jehová- Rapha, el Señor que me sana, es mi refugio y fortaleza contra la enfermedad. Su Palabra es mi escudo y seguridad contra la enfermedad. Bajo sus alas estoy confiado porque Malaquías 4:2 dice que hay sanidad en sus alas. No le temo a la enfermedad. No tengo miedo de enfermarme. Permanezco bajo la sombra de Jehová-Rapha, el Señor que me sana. Ninguna plaga puede aproximarse a mi casa o a mi cuerpo. Me resisto a la enfermedad y a las dolencias. ¡Me opongo a aceptarlas! ¡No son mías! Me opongo enfermarme, en el nombre de Jesús. La enfermedad no puede entrar en mi cuerpo. Enfermedad (diga el nombre), tú no puedes acercarte a mi morada. ¡Me opongo a ti! ¡Te resisto!

Salmo 103:2-3 Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias. (VRV)

3 Él es quien perdona toda mi culpa y sana todas mis

3

3

aflicciones. (New English Bible)

quien echa fuera tus enfermedades. (Inglés Básico) quien sana todas tus dolencias. (Young)

CONFESIÓN: Bendice alma mía a Jehová-Rapha. Bendito sea Dios el Padre. Señor, te alabo. Señor te doy gracias y te alabo por tus beneficios. (Un beneficio es una condición de un contrato, no un bono adicional repartido a la discreción de un empleador.) Tú perdonas todos mis pecados y mis faltas, todos mis fracasos y desobediencias. Tú sanas todas mis enfermedades y te doy gracias por ello. La sanidad me pertenece como parte del Nuevo Pacto. Mi redención me da derecho a la sanidad. ¡Gracias, Padre, por sanar todas mis enfermedades!

8

Salmo 107:20 Envió su palabra, y los sanó y los libró de su ruina. (VRV)

20

20

20

envió su palabra para sanarles y preservarles sus

vidas. (Moffatt)

y los libro de la sepultura. (Leeser)

Él envió su palabra, la cual les sanó y les libró de su

maldad. (Fenton)

CONFESIÓN: Él envió su Palabra y me sanó. Su Palabra me sana

y me libra de mi ruina. Su Palabra me libra de mi maldad. En

Isaías 55:10-11 nos dice que la Palabra contiene la habilidad para hacer lo que dice. Su Palabra me está sanando ahora. Su Palabra contiene su poder sanativo. Su Palabra está trabajando en mí ahora. Él ha enviado su Palabra y me sanó.

Proverbios 4:20-22 20 Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mi razones. 21 No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón; 22 porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo. (VRV)

21

22

22

22

deja que penetren profundo en tu corazón. (Living Bible) Deja que un hombre las domine, le traerán vida y sanidad a todo su ser. (Knox) y a todo su cuerpo sanidad. (Lesser) a todas partes del cuerpo le traen sanidad. (Rotherham)

CONFESIÓN: La Palabra de Dios es salud a todo mi cuerpo. Su Palabra es medicina a mi cuerpo. Yo soy el Señor que te sano, es

medicina a todo mi cuerpo. Quitaré la enfermedad de en medio de ti, es medicina a mi cuerpo. La Palabra de Dios está llena de la vida de Dios. Esa vida está saturando mi espíritu. La vida de Dios

y el poder sanativo de Dios están en su Palabra, y su Palabra está trabajando en mí ahora.

La Palabra de Dios está depositando la vida de Dios y la sanidad de Dios dentro de mi espíritu. Esa vida y salud se están regando por mi espíritu dentro de cada tejido y cada poro de mi cuerpo, dándome salud y sanidad.

9

Mi cuerpo no tiene alternativa, sino responder a la sanidad de la

Palabra, que ahora ha sido incorporada dentro de mí.

Proverbios 12:18 Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; mas la lengua de los sabios es medicina. (VRV)

18

18

18

La lengua descuidada hiere como una espada, pero hay poder de sanidad en las palabras bien pensadas. (Moffatt) Palabras desconsideradas pueden herir tan profundo como cualquier espada, pero las palabras sabias pueden curar.

(Good News)

Hay algunos cuya conversación descontrolada es como las heridas de una espada, pero la lengua del sabio da

sanidad. (Inglés Básico)

CONFESIÓN: Mi lengua me hace bien. Tengo lo que digo. Digo: El Señor es mi sanador. Digo: Él echa fuera mis enfermedades. Digo: Ninguna plaga puede venir cerca de mi casa. Digo: Él sana todas mis enfermedades. Lo que yo confieso, eso poseo. Mis palabras me hacen bien. Hay poder

sanativo en mis palabras, porque ellas son palabras de Dios.

Yo le declaro salud a cada músculo, a cada tejido, a cada fibra

y a cada célula en mi cuerpo. Yo pongo en libertad el poder sanativo de Dios en todo mi cuerpo con mis palabras. ¡La sanidad es mía!

Proverbios 17:22 El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los huesos. (VRV)

22

22

22

22

22

22

22

22

22

El estar alegre mantiene la salud. (Good News)

Un corazón alegre es medicina que cura Un corazón feliz hace un cuerpo saludable

Un corazón alegre ayuda y sana

Un corazón alegre es medicina excelente, mas un espíritu deprimido desgasta los huesos. (Jerusalen) Un corazón animado se recupera pronto; sólo un espíritu triste desgasta el armazón de un hombre. (Knox)

Un corazón alegre es la mejor medicina

Un corazón alegre produce una excelente cura un espíritu triste enferma. (Living Bible)

(Smith-Goodspeed) (Inglés Básico)

(Moffatt)

(Fenton)

(Rotherman)

10

CONFESIÓN: ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja! Yo tengo un corazón alegre. La enfermedad no me puede dominar. Satanás no me puede dominar. ¿Qué crees que estás tratando de hacer, diablo? Tú no puedes poner enfermedad en mí. ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja! Yo tengo un corazón alegre. Estoy lleno de gozo. Un corazón feliz es como una medicina. ¡La medicina de Dios está trabajando en mí!

Isaías 53:3-5 3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. 4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. (VRV)

3

3

3

4

4

4

4

4

4

5

5

un hombre de dolores y conocedor de la enfermedad

(Lesser)

fue hombre experimentado en sufrimientos y marcado

por la enfermedad

(Inglés Básico, Masoretic O. T.)

hombre de dolores y conocedor de la enfermedad.

(Rotherham, Byington)

Pero él mismo llevó nuestras enfermedades y cargó con nuestras dolencias. (Lesser) Pero fue nuestro dolor el que él llevó, y nuestras enfermedades fueron puestas sobre él; mientras para nosotros fue como uno que murió, en quien el castigo de Dios sobrevino. (Inglés Básico)

Seguramente que llevó nuestras enfermedades y cargó con

nuestras dolencias

(Masoretic O. T.)

Sin embargo llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestras dolencias. (Rotherham) De hecho, fueron nuestras enfermedades las que cargaba, y estaba lleno de nuestros dolencias. (Byington) Sin embargo fueron nuestras enfermedades las que el cargó, y nuestras dolencias llevaba encima. (Smith-Goodspeed) por sus llagas nos fue concedida la sanidad. (Lesser) por sus heridas hay sanidad para nosotros. (Rotherham)

11

5

5

5

5

5

Él llevó el castigo para darnos sanidad, y por sus heridas recibimos sanidad. (Byington) los golpes que recibió nos trajeron sanidad. (Moffatt) somos curados por el castigo que él sufrió y santificados por los golpes que recibió. (Good News) por sus llagas hay sanidad para nosotros. (Young) sobre él fue el castigo necesario para obtener paz y bienestar para nosotros, y por sus heridas fuimos nosotros curados y santificados. (Amplified)

CONFESIÓN: Seguramente Él ha llevado mis dolencias y mis enfermedades y cargado con mi sufrimiento. Llevó mis enfermedades sobre sí mismo, y cargó con mis dolencias. Las cargó y las llevó lejos. Yo no tengo que cargar lo que Él cargó por mí. Me niego a cargar lo que Él cargó por mí. Satanás no puede poner sobre mí lo que Jesús llevó por mí. Por sus heridas, yo fui sanado. Por sus heridas yo obtuve sanidad. Por sus llagas, hay sanidad para mí. Su castigo me ha dado sanidad. Me ha sido concedida sanidad. Por los golpes que le hirieron, yo soy sanado y santificado. Yo soy santificado por los golpes que Él recibió. Mis enfermedades fueron a la cruz con Jesús y murieron allí con Él. Satanás, estás visitando a la persona incorrecta. Jesús llevó mi enfermedad, y por sus heridas, ¡Yo soy sanado!

Malaquías 4:2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. (VRV)

CONFESIÓN: El sol de justicia ha salido, habiendo conquistado la enfermedad y a Satanás. Hay sanidad en sus alas. Esa sanidad fluye dentro de mí ahora por su Palabra. Estoy confiado bajo sus alas de sanidad.

Mateo 8:2-3 Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: – Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: – Quiero: sé limpio. Y al instante su lepra desapareció. (VRV)

12

2

Un leproso vino y se inclinó frente a él. ‘Señor’, dijo: ‘Si quieres puedes limpiarme’. (Jerusalén) 3 Jesús extendió su mano, le tocó y dijo: ‘¡Seguro que quiero! ¡Sé limpio!’ Y su lepra fue limpiada al instante. (Jerusalén) si tienes la voluntad, tienes el poder para limpiarme’.

2

(Wade)

3

Yo tengo la voluntad, sé limpio.’ (Wade) 2 Señor, si realmente quieres, podrías limpiarme.’ (Jordan) 3 Yo quiero, sé limpio.’ (Jordan) si quieres, puedes limpiarme.’ (Phillips) Seguro que quiero, ¡sé limpio!’ (Phillips) Señor, si te place, tú tienes el poder para hacerme limpio.

2

3

2

3

(Inglés Básico)

Y puso su mano sobre él, diciendo: Es mi placer, sé limpio.

3

3

3

3

(Inglés Básico)

Yo quiero, sé limpio.’ (Riew)

Es mi voluntad

(Knox)

Yo lo deseo hacer

(Fenton, Weymouth, 20th Century)

Yo lo deseo con todo mi corazón. Sé limpio enseguida.

3

(Wuest)

Yo sí lo deseo

(Authentic)

CONFESIÓN: Dios quiere lo mejor para mí. La sanidad es la voluntad de Dios. De acuerdo a Filipenses 2:13, Dios está trabajando en mí ahora mismo para hacer su buena y placentera voluntad. La sanidad está trabajando en mí.

Mateo 8:16-17 Y cuando llego la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: Él mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias. (VRV)

17

17

Él llevó nuestras enfermedades en su cuerpo, y quitó nuestras dolencias. (Norlie) Él mismo tomó (para poder sacarlas) nuestras debilidades y aflicciones y quitó nuestras enfermedades. (Amplified)

13

17

17

Él se llevó nuestras aflicciones y sacó las enfermedades

de nosotros. (New English Bible)

Él se llevó nuestras dolencias y cargó con nuestras

enfermedades. (Translator’s NT)

17 Él quitó nuestras dolencias y cargó nuestras enfermedades por nosotros. (Jerusalén) Él se llevó nuestras dolencias y removió nuestras enfermedades. (Moffatt) Él tomó en sí mismo nuestras dolencias y llevó nuestras enfermedades. (New Life) echó fuera nuestras enfermedades. (Wuest, Berkely)

17

17

17

CONFESIÓN: Él mismo tomó mis aflicciones y cargó mis dolencias. Él cargó mis enfermedades. Él las sacó y se las llevó. La enfermedad no es mía; la sanidad es mía. Me niego a llevar lo que Jesús llevó por mí. Me niego a tomar lo que Él tomó por mí. Satanás, tú no puedes poner enfermedad en mí, porque Jesús tomó mis dolencias y llevó mis enfermedades. Me niego a aceptar la enfermedad. No toleraré las dolencias. Las dolencias y la enfermedad son totalmente inaceptables. Me niego a aceptarlas. Jesús las llevó, ¡por eso me niego a tenerlas!

Marcos 5:25-34 25 Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, 26 y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, 27 cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. 28 Porque decía: Si tocaré tan solamente su manto, seré salva. 29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote. 30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: – ¿Quién ha tocado mis vestidos? 31 Sus discípulos le dijeron: – Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado? 32 Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto. 33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad. 34 Y él le dijo: – Hija, tu fe te ha hecho salva; vé en paz, y queda sana de tu azote. (VRV)

14

28

28

28

30

porque decía: ‘Si tan sólo toco su manto, seré sanada’.

(Williams)

porque decía: ‘Si toco aunque sea su manto, seré sanada’.

(Wuest)

ella seguía repitiendo

(Phillips)

Jesús también inmediatamente se dio cuenta de que poder

30

había salido de él

(Authentic)

Jesús estando consciente de que el poder sanativo

30

dentro de él había sido activado

(Wade)

Jesús, al instante percibió que poder sanativo había salido

de él

(Smith-Goodspeed)

30

Jesús, al instante estuvo consciente de que hubo demanda de sus poderes …

34

tu propia fe te ha sanado

(20th Century)

34 Vé y disfruta de tu nueva salud, libre del problema que fue tu castigo. (Barclay)

34 sé completamente libre de tu enfermedad. (Diaglott)

CONFESIÓN: Su fe la hizo salva, y mi fe me hace salvo. Yo tengo fe porque soy creyente. Creo que recibo mi sanidad y mi fe me hace sano. Recibo el poder de Dios como menciona Efesios 1:19. El poder que levantó a Cristo de entre los muertos está trabajando en mí. Mi fe pone ese poder en acción en mi cuerpo. La enfermedad no tiene alternativa. No hay oportunidad para que sobreviva en mi cuerpo. El poder que levantó a Jesús de entre los muertos está trabajando en mí. Ese poder es irresistible. Es más grande que las dolencias y la enfermedad. Ese poder está fluyendo en mí y me sana. Estoy libre. Estoy completamente libre de dolencia y de enfermedad. Estoy libre. Creo que he recibido mi sanidad, ¡mi fe me ha sanado!

Lucas 13:11-13,16 11 Y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada y en ninguna manera se podía enderezar. 12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: – Mujer, eres libre de tu enfermedad. 13 Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego y glorificaba a Dios. 16 Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?

(VRV)

15

11

11

11

11

una aflicción causada por un espíritu [un demonio de enfermedad]. (Amplified) tenía una enfermedad causada por un espíritu maligno, estaba doblada por la mitad y completamente impedida de mantenerse derecha. (Inglés Sencillo) una dolencia causada por un espíritu. (Smith-Goodspeed,

Confraternidad, NASNT)

Una mujer tenía un espíritu que por dieciocho años le causaba una aflicción que la mantenía completamente

doblada por un encorvamiento de la espina dorsal, y no podía enderezar su cuerpo. (Wuest)

12

12

12

12

12

12

12

12

12

12

13

16

16

16

16

16

quedas libre

estás libre de tu dolencia. (NASNT)

has quedado desatada

quedas libre de tu enfermedad. (Inglés Básico)

quedas libre de tu enfermedad. (NVI) has sido liberada de tu aflicción. (Norlie)

quedas libre de tu enfermedad. (Inglés Sencillo)

(Douay)

(Marshall)

‘Dama,

has sido liberada de tu debilidad.’ (Jordan)

‘Mujer,

has sido desatada de tu aflicción.(Worrell)

‘Tu

atadura ha terminado.(Condon)

al instante se enderezó y comenzó a glorificar a Dios.

(Williams)

no había una necesidad

(Rotherham)

de que fuera desatada

¿Y no merece esta mujer, que es descendiente de Abraham, a quien Satanás había encadenado por dieciocho años, ser desatada de esas cadenas en el día de reposo? (Wade) Por dieciocho años Satanás la tenía encadenada. ¿No es correcto que se le libere de sus cadenas?

(Barclay)

¿No es correcto que esta hija de Abraham, quien ha estado bajo el poder de Satanás por dieciocho años, quede libre en el día de reposo? (Inglés Básico) ¡Piénsenlo! Esta mujer, hija de Abraham, quien ha estado atada por Satanás, por dieciocho años, ¿no tiene el derecho de quedar libre de su atadura porque es el día de

reposo? (Norlie)

16

CONFESIÓN: Satanás no puede atarme con aflicción. Yo creo que, de acuerdo a Colosenses 1:13, he quedado libre del dominio de Satanás y trasladado al reino del Hijo de Dios. La enfermedad no es de Dios. La enfermedad es del enemigo. Satanás, ¡tú no puedes poner dolencias en mí! ¿Quién crees que eres? En Colosenses 2:15 y en Hebreos 2:14 dice que tú eres un adversario vencido. Jesús te despojó de tu autoridad sobre mí. Tú no me puedes hacer esto. Te resisto, en el nombre de Jesús. Estoy liberado, soy libre, he sido desatado. Ya no estoy más encadenado. Me deshice de mi aflicción. ¡Mi atadura terminó! Estoy completamente libre, porque soy hijo de Abraham. De acuerdo a Gálatas 3:14, 29, las bendiciones de Abraham son mías. La sanidad es parte del pacto. Yo estoy bajo el pacto. La sanidad es mía. La sanidad me pertenece. Tengo derecho a poseerla. Tengo el derecho de ser libre. Satanás, ¡Yo exijo mis derechos ahora! ¡Quita tus manos asquerosas de mi cuerpo!

Hechos 10:38 Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. (VRV)

38

38

38

38

38

38

38

todos los que fueron atormentados por el enemigo

(Moffatt)

sanando a todos los que estaban oprimidos por el

diablo

(NVI, Inglés Sencillo)

sanando a todos los que estaban en las garras del

enemigo

(Rieu)

curando a todos los que estaban bajo la tiranía del

enemigo

(Barclay)

sanando a todos los que estaban dominados por el

enemigo

(New Berkeley)

curando a todos los que estaban aplastados por el poder

del enemigo

(Weymouth)

Dios lo equipó con el Espíritu Santo y poder, quien pasó por nuestros medios actuando noblemente y sanando a todos los que estaban enseñoreados por el enemigo. (Jordan)

17

38

38

38

sanando a todos los que sufrían por el poder del

enemigo

(Phillips)

Quien pasó como benefactor y sanador de todos los que

están tiranizados por el adversario

(Concordant)

atormentados y oprimidos por [el poder] del enemigo

(Amplified)

CONFESIÓN: La enfermedad es la opresión del maligno. Satanás no puede oprimirme con enfermedad, porque he sido liberado de su autoridad a través de la Palabra de Dios en Colosenses 1:13. Satanás no puede oprimirme. Tengo autoridad para pisotear a Satanás y a los demonios y todo el poder que el enemigo posee. Yo pisoteo la enfermedad. Satanás, tú no puedes enseñorearte de mí con esta vil enfermedad. Tú no puedes hacerme esto. Enfermedad, tú no puedes hacerme esto. Estás visitando la persona errónea. La sanidad es mía. El poder que levantó a Jesús de entre los muertos trabaja en mí. Es poder sanador porque Él es el Señor que sana. El poder sanativo está trabajando en mí, ¡Y soy libre!

Lucas 10:19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

(VRV)

19

Les he dado autoridad para aplastar serpientes y

escorpiones y todo el poder satánico del enemigo, y nada les hará daño en ninguna manera. (Norlie)

19

19

19

19

Les he dado el derecho para

(Knox)

He aquí les he dado autoridad y poder para aplastar serpientes yescorpiones y (habilidad y fuerza mental y física) sobre todo el poder del enemigo [que posee], y nada podrá hacerles daño en ninguna manera. (Amplified)

Sí, les he dado potestad para aplastar todo enemigo bajo el pie, para contrarrestar todo el poder del enemigo, nada les podrá hacer daño. (Condon) Ciertamente les he investido con poder para pisotear

serpientes y escorpiones

(Authentic)

18

CONFESIÓN: La enfermedad es una señal del poder diablo. Yo pisoteo todo el poder del enemigo. Pisoteo la enfermedad. Aplasto a la enfermedad. Pisoteo toda cosa maligna. El Señor Jesucristo mismo me dio autoridad sobre todo poder maligno. Tengo autoridad sobre la enfermedad. Enfermedad, ¡te menosprecio! ¡te aplasto! ¡Te pisoteo! ¡Fuera, fuera, fuera! No tienes derecho a dominarme. ¡Fuera de mi cuerpo, en el nombre de Jesús! La dolencia y la enfermedad están bajo mis pies, porque dice en Efesios 2:6 que yo estoy sentado con Cristo sobre todo poder del enemigo.

Romanos 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. (VRV)

2 El principio espiritual de vida me ha hecho libre en Cristo Jesús del principio del pecado y de la muerte. (Knox) 2 Porque el principio de la vida espiritual en Cristo Jesús me ha hecho libre del principio del pecado y de la

2

muerte. (Translator’s NT)

[la ley de nuestro nuevo ser]

(Amplified)

Romanos 8:11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. (VRV)

11

Si el Espíritu de Dios, de aquel que levantó de los muertos

a Jesús, vive en vosotros, entonces aquel que levantó al

Mesias Jesús de los muertos, llenará vuestros cuerpos con nueva vida – vuestros cuerpos mortales – por el ministerio de su Espíritu, que ahora vive en vosotros. (Way)

11

11

Si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de los muertos ahora os posee, el que levantó a Cristo Jesús de los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales,

a través de su Espíritu que ahora os posee. (Goodspeed) también creará vida en vuestros cuerpos mortales

(Godbey)

19

CONFESIÓN: El Espíritu de Dios vive en mí. El Espíritu de Dios está haciendo su morada en mi espíritu. El Espíritu del Dios que sana está creando vida, supliendo vida en mi cuerpo, quitando toda impureza. La vida de Jehová-Rapha es aplicada a mi cuerpo por su Espíritu que vive en mí. La vida de Dios saca todo vestigio de dolencia y de enfermedad. Ahora la vida de Dios está destruyendo la enfermedad y los gérmenes en mi cuerpo.

I Corintios 6:13,15,19,20 13 Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. 15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo 19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. (VRV)

CONFESIÓN: Mi cuerpo no fue hecho para pecar, sino para el Señor. Mi cuerpo no fue hecho para tener enfermedad, sino para el Señor. Mi cuerpo es miembro de Cristo. Mi cuerpo pertenece a Cristo. Satanás no puede enfermar el cuerpo de Cristo. Satanás, cómo te atreves a entrar en la propiedad de Dios. Saca tus manos de la propiedad de Dios, ¡En el nombre de Jesús! Mi cuerpo es templo de Jehová-Rapha, el Señor que sana. Él está en mí, sanándome ahora, porque Él es el Señor que me sana. He sido comprado con precio. La sangre de Cristo me limpia de todo pecado, y por sus heridas mi cuerpo es sanado. Glorifico a Dios en mi cuerpo. Me niego a permitir enfermedad en mi cuerpo, en el nombre de Jesús. ¡Enfermedad vil, quita tus manos de mi cuerpo, en el nombre de Jesús!

Gálatas 3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero). (VRV)

20

13

13

13

13

Cristo nos rescató de la maldición de la ley, tomando la

maldición en sí mismo por nuestro bien

(Translator’s NT)

Ahora, Cristo nos compró de la maldición de la ley a precio

de hacerse maldición por nuestro bien

(Wand)

Cristo nos rescató de la maldición pronunciada en la ley …

(20 th Century)

Cristo compró nuestra libertad … (Weymouth)

Deuteronomio 28:

Verso 21 Jehová traerá sobre ti mortandad, hasta que te consuma de la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. (VRV)

Pestilencia”:

- enfermedad tras enfermedad

(Good News, Inglés Básico)

Verso 22 - Jehová te herirá de tisis, de fiebre, de inflamación y de ardor, con sequía, con calamidad repentina y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas. (VRV)

Tisis y Fiebre”:

- enfermedad infecciosa (Good News)

- enfermedad devastadora (Inglés Básico)

Inflamación”:

- resfriado (Septuagint)

- malaria (Byngton, Moffatt, Knox)

- infecciones (Living Bible)

Ardor excesivo”:

- influenza (Byington)

- insolación (Smith-Goodspeed)

- erisipela (infección en las manos) (Moffatt)

Espada”:

- sequía (Jerusalén, Byington, Berkeley, Beck, Smith-Goodspeed)

21

Ráfaga”:

- plaga (Living Bible y otras)

Añublo”:

- ictericia (Fenton)

- palidez (Septuagint)

Verso 27 Jehová te herirá con la úlcera de Egipto, con tumores, con sarna, y con comezón de que no puedas ser curado. (VRV)

Úlceras de Egipto”:

- enfermedad inflamatoria (Leeser)

- úlceras (Fenton, Douay, Young)

- llagas (Rotherham, Smith-Goodspeed)

- absceso (Jerusalén, Good News, New American Bible, Living Bible, Beck, Berkeley, NASV, RSV, Amplified, Confraternidad, NVI)

Infección profunda en la piel”:

- hemorroides (Fenton, New American Bible, Living Bible, Moffatt, NVI, Amplified, Berkeley, NASV)

- tumores (Rotherham, Lesser)

- úlceras (RSV, Smith-Goodspeed)

- inflamación en la ingle (Knox, Jerusalén)

- llagas (Good News)

Sarna”:

- escorbuto (Fenton, Young, Jerusalén, Smith-Goodspeed, Living Bible, Amplified, Moffatt, RSV)

- eccema (New American Bible)

- picor incurable (NASV, Berkeley)

- úlcera maligna (Septuagint)

- llagas supurantes (NVI)

Picor”:

- otras clases de enfermedades de la piel (Inglés Básico)

22

Verso 28 Jehová te herirá con locura, ceguera y turbación de

espíritu

(VRV)

Locura”:

- demencia (Septuagint, Byington)

- pérdida de la mente (Good News)

- confusión mental (Knox)

- enfermedades de la mente (Básico)

Espanto en el corazón”:

- confusión de la mente (Jerusalén)

- devastación (Berkeley, Good News)

- disturbio mental (NVI)

- imbecilidad (Byington)

- consternación (Smith-Goodspeed)

- consternación en la mente y en el corazón (Amplified)

- locura (Knox)

- confusión en el corazón (Lesser)

- miedo y pánico (Living Bible)

- pánico (New American Bible)

Verso 35 Te herirá Jehová con maligna pústula en las rodillas y en las piernas, desde la planta de tu pie hasta tu coronilla, sin que puedas ser curado. (VRV)

Llaga maligna”:

- úlcera (Fenton, Young, Douay)

- absceso (Rotherham,, Amplified)

- abscesos (Jerusalén, Good News, Beck, NASV, New American Bible, NVI, Living Bible, RSV)

- llagas (Berkeley, Smith-Goodspeed)

- enfermedad de la piel (Inglés Básico)

- inflamación dolorida (Lesser)

Verso 59 Entonces Jehová aumentará maravillosamente tus plagas y las plagas de tu descendencia, plagas grandes y permanentes, y enfermedades malignas y duraderas. (VRV)

23

Plagas”:

- derrame cerebral para ti y para tu descendencia

- enfermedades malignas y obstinadas

- enfermedades incurables y epidemias horribles (Good News)

- plagas severas y prolongadas y dolencias crónicas (NASV)

- aflicciones malignas y prolongadas (New American Bible)

- enfermedades crueles prolongadas por muchos años

(Young)

(Byington)

(Inglés Básico)

- ataques cerebrales y desastres extraordinarios (Amplified)

Verso 60 Y traerá sobre ti todos los males de Egipto, delante de los cuales temiste, y no te dejarán. (VRV)

Verso 61 Asimismo toda enfermedad y toda plaga que no está escrita en el libro de esta ley, Jehová la enviará sobre ti, hasta que seas destruido. (VRV)

61

61

toda clase de enfermedades y desastres no registrados

en este libro de la ley

(NVI)

toda clase de enfermedad y calamidad que no se menciona

en este libro de la ley

(New American Bible, Confraternidad)

Verso 65 Y ni aun entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma. (VRV)

Un corazón temeroso, desfallecimiento de ojos y tristeza de alma”:

- una mente perturbada y corazón sin esperanza (NVI)

- un corazón tembloroso y ojos cansados (Jerusalén)

- un corazón agitado (Inglés Básico)

CONFESIÓN: Cristo me ha redimido de la maldición de la ley. (La maldición de la ley se encuentra en Deuteronomio 28. Es la maldición por romper la ley de Dios. Incluye enfermedad, como se puede ver en las Escrituras anteriores.) Cristo me compró, me trajo y me hizo libre de la maldición de la ley.

24

Las dolencias y las enfermedades son parte de la maldición de la ley, por lo tanto, Cristo me ha redimido de toda enfermedad. ¡Estoy libre! ¡He sido rescatado! Soy libre de toda enfermedad. Soy redimido de toda enfermedad escrita en la maldición de la ley. ¡Soy redimido de (nombre la enfermedad específica)! También soy redimido de toda enfermedad que no esté escrita en el libro de la ley. Cristo me ha redimido, me compró, me trajo y me libertó de toda dolencia y de toda enfermedad.

Efesios 4:27 Ni deis lugar al diablo. (VRV)

27

27

27

27

Deje de darle oportunidad al diablo. (Williams) No le dé al diablo lugar ni oportunidad en su vida. (Barclay) y no le dé oportunidad. (Translator’s NT) no le dé ni una pulgada al diablo. (Jordan)

CONFESIÓN: Me niego a darle lugar al diablo. Dolencia y enfermedad son del diablo. Me niego a darle lugar a la dolencia y a la enfermedad. Satanás, no las puedes poner en mi cuerpo. ¡No puedes! ¡No puedes! ¡No puedes! Yo digo que no y quiero decir que no. Ninguna enfermedad o plaga se acerca a mi casa. Tienes la dirección incorrecta. No te daré ni una pulgada. Satanás, tú no tienes lugar en mi cuerpo. Tú no puedes hacerme esto. No lo toleraré y no lo puedo aceptar. No es mío y no me lo puedes dar. Tú no tienes lugar en mí, ni en mi cuerpo. Yo pertenezco a Dios. Enfermedad, lo único que puedes hacer es irte, porque no te doy oportunidad. ¡Vete ahora!

Colosenses 1:

Verso 12 Con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. (VRV)

12

12

gracias al Padre quien nos hizo aptos para compartir la porción de la gente de Dios en el reino de luz.

(Smith-Goodspeed)

quien le ha capacitado para tomar parte en la herencia de los santos en luz. (New Berkely)

25

12

12

12

12

el Padre que nos ha hecho aptos para participar

(Rotherham)

quien nos ha hecho merecedores

(Godbey)

quien nos capacitó para compartir la herencia de los santos que viven en la luz. (Noli) para compartir todas las cosas maravillosas que pertenecen a los que viven en el reino de luz. (Living Bible)

CONFESIÓN: Yo estoy capacitado, tengo el derecho, soy merecedor y puedo participar de mi herencia en Cristo. La Palabra de Dios dice en el Salmo 103:3 que la sanidad me pertenece. ¡Me niego a que me quiten mi herencia!

Verso 13 El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su amado Hijo. (VRV)

13

13

13

13

13

Nos rescató del dominio de las tinieblas y nos ha traído al reino de su amado Hijo. (Smith-Goodspeed) Nos ha librado del poder de las tinieblas y nos llevó al reino

de su Hijo amado. (Inglés Sencillo)

Porque nos ha librado del dominio de las tinieblas y nos ha traído al reino de su Hijo amado. (Conybeare) Porque Dios nos ha rescatado del dominio ejercido por el poder de las tinieblas espiritual y nos ha transferido al dominio de su Hijo – el objeto de su amor. (Wade) Porque nos rescató de las tinieblas y de la desolación del reino de Satanás y nos trajo al reino de su amado Hijo.

(Living Bible)

CONFESIÓN: He sido rescatado de la autoridad de las tinieblas. He sido liberado de la autoridad de Satanás y su dominio, a través de la Palabra en Hechos 26:18. Estoy libre del dominio de Satanás. La enfermedad es del diablo. Satanás no puede dominarme con enfermedad y con dolencias. Satanás, yo he sido liberado de tu autoridad. No puedes poner enfermedad en mí. He pasado de tu dominio al reino del Hijo de Dios. Soy ciudadano del reino de Jehová-Rapha, el Señor que me sana. He sido transplantado al reino de su Hijo.

26

Verso 14 – En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados. (VRV)

14

14

14

por quien hemos sido rescatados de la cautividad

(Smith-Goodspeed)

en quien tenemos nuestra redención

(Conybeare)

En quien tenemos nuestro rescate, la remisión de nuestros pecados. (Way)

CONFESIÓN: En Cristo Jesús yo tengo redención. He sido rescatado de la cautividad. Estoy libre de Satanás y de sus obras. ¡Soy libre de dolencia y de enfermedad!

Santiago 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. (VRV)

7

7

7

7

Entonces, acepte la autoridad de Dios. Resista al diablo

y le hará huir. (Barclay)

Resista al diablo y saldrá corriendo. (New English Bible) Deténgase firme frente al asalto del diablo y huirá de

usted. (Wuest)

sea regido por Dios, pero hágale la guerra al diablo

y verá cómo sale volando (Inglés Básico)

CONFESIÓN: Me someto a Dios. Me someto a la voluntad de Dios. Acepto la autoridad de Dios y de su Palabra. Me someto a la Palabra de Dios. Te resisto, diablo y resisto la enfermedad. No puedes hacerle esto a mi cuerpo. ¡Fuera! Sal de mí. ¡Sal de mi cuerpo ahora!

Santiago 5:15-16 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por los otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. (VRV)

15 Y por la oración de fe el hombre que esté enfermo

quedará sano. (Inglés Básico)

27

15 Y la oración de fe restaurará la salud al sufrido, y el Señor le levantará de su cama. (Wade)

CONFESIÓN: La oración de fe me ha dado salud. El Señor me levanta, no puedo quedarme hundido. Creo que recibí cuando oré, y mi fe me ha dado salud. ¡Creo que he recibido mi sanidad!

Pedro 2:24 Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. (VRV)

1

24

sus heridas fueron vuestra sanidad. (20 th Century)

CONFESIÓN: Por sus heridas fui sanado. La sanidad me pertenece. Por sus heridas fui sanado 2000 años atrás. Por sus heridas fui sanado. No estoy buscando sanidad, ya recibí mi sanidad porque, ¡por sus heridas fui sanado!

Pedro 5:8-9 8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. (VRV)

1

9

9

Resistidlo firmes en la fe

Resistid su asalto, con fe sólida como una roca

(Barclay)

(Wuest)

9 estando firmes en la fe (contra su asalto), firmes,

establecidos, fuertes, quietos y determinados

(Amplified)

CONFESIÓN: Me paro firme contra la enfermedad, en el nombre de Jesús. ¡Me niego a aceptarla!

Juan 3:8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. (VRV)

1

28

8 La razón por la cual apareció el Hijo de Dios (visible) fue para deshacer (destruir, desatar y disolver) las obras del

diablo. (Amplified)

8

para deshacer las obras del diablo. (Young) y el Hijo de Dios fue visto en la tierra para poner fin a las obras del diablo. (Inglés Básico) para que neutralizara lo que el diablo había hecho. (Wand) para que deshiciera las obras del diablo. (Wuest) para que rompiera las obras del diablo. (Jordan) Vivir una vida de pecado, es pertenecer al diablo, porque el diablo peca desde el principio. El Hijo de Dios apareció para deshacer lo que el diablo había hecho. (Jerusalén) 8 El Hijo de Dios vino a la tierra con el sólo propósito de liquidar las actividades del diablo. (Phillips)

8

8

8

8

8

8 para que Él viniera a anular los actos del adversario.

(Concordant)

CONFESIÓN: La enfermedad es obra del diablo. Jesús vino a destruir las obras del diablo. Por lo que a mí concierne, la enfermedad ha sido disuelta, rota, anulada, deshecha y liquidada. Jesús terminó con la enfermedad para mí. Las actividades del diablo han sido liquidadas.

3 Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. (VRV)

CONFESIÓN: Estoy prosperando y estoy en salud así como mi alma prospera, porque esta es la voluntad de Dios para mí. Dios está trabajando en mí para hacer su voluntad y placer. Jehová- Rapha está trabajando en mí, ¡sanándome!

Filipenses 2:13 Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. (VRV)

CONFESIÓN: Dios está trabajando en mí. Jehová-Rapha está trabajando en mí, sanándome. Él es el Dios que me sana. Dios es más poderoso que el diablo. La sanidad es más poderosa que la enfermedad. Dios está trabajando en mí, ¡sanándome!

29

Marcos 16:17-18 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebiere cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

(VRV)

17

17

17

17

17

17

17

En mi nombre echarán fuera demonios

(Williams)

Estas son las señales de los actos de Dios que seguirán a los que creen. En mi nombre echarán fuera

demonios

(Barclay)

a los que creen, estos milagros le seguirán

en mi nombre echarán fuera demonios. (Smith-Goodspeed)

haciendo uso de mi autoridad, expulsarán demonios.

(Moffatt)

(Weymouth)

Estas señales se encontrarán en dondequiera que los

hombres crean

(Translator’s NT)

En mi nombre expulsarán demonios y hablarán lenguas

extrañas

(Wade)

18 Pondrán sus manos sobre inválidos y su salud será

restaurada. (Wade)

CONFESIÓN: El nombre de Jesús es más poderoso que la enfermedad. Jesús conquistó la enfermedad y la dolencia. En el nombre de Él quien conquistó el pecado, la enfermedad y a Satanás, le ordeno a la enfermedad a salir de mi cuerpo. Satanás, ¡quita tus manos de mi cuerpo! Te echo fuera en el nombre de Jesús. No puedes hacerme esto. En el nombre de Jesús, ¡Soy libre!

Juan 14:12-14 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. (VRV)

CONFESIÓN: ¡Hay poder en el nombre de Jesús! Jesús es el Señor sanador resucitado. En el nombre de Jesús, le ordenó a la enfermedad a salir de mi cuerpo.

30

Mi cuerpo está sano en el nombre de Jesús. Creo en Hechos 3:16:

por fe en su nombre, mi cuerpo está perfectamente sano. ¡Soy sano en el nombre de Jesús!

Hechos 3:16 Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.

(VRV)

CONFESIÓN: En su nombre, por fe en su nombre soy sano, me da completa sanidad y me hace fuerte. El nombre de Jesús es más poderoso que la enfermedad. Todo lo que Él es, está en su nombre. Todo lo que Él hizo, está en su nombre. Él es más poderoso que la enfermedad. Él conquistó la enfermedad. Le menciono a mi cuerpo el nombre de Jesús ahora. Toda enfermedad y todo germen mueren ahora, en el nombre de Jesús. Mi cuerpo está sano, ¡En el nombre de Jesús!

Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (VRV)

20

Cristo me llevó a la cruz con él, y morí allí con él.

(Laubach)

20 He sido crucificado con Cristo

(ASV, NASV, RSV, NEB. NVI)

CONFESIÓN: He sido crucificado con Cristo. Morí con Él a la dolencia y a la enfermedad. Cristo el sanador, vive en mí. Sanidad es en mí. Cristo en mí, me sana.

Juan 15:4-5 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. (VRV)

31

4 Tomen vida de mí y yo viviré en vosotros. Ninguna rama puede llevar fruto separada, tiene que obtener vida de la vid. Podrán llevar fruto sólo cuando obtengan vida de mí.

5

(New Life)

Yo soy la vid, vosotros las ramas, tomen vida de mí.

(New Life)

4 Deben crecer en mí, y yo creceré en vosotros. Porque como la rama no puede dar fruto a menos que tome vida de la vid, de la misma manera, no pueden producir nada, a menos que crezcan en mí. Yo soy la vid, vosotros las ramas.

(Phillips)

5 El hombre que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto. Porque la verdad es que separados de mí nada podéis hacer. (Phillips)

CONFESIÓN: Estoy unido a Cristo. Mi espíritu está unido a Cristo el sanador. Yo obtengo su poder sanador y se manifiesta en mi cuerpo. Yo soy uno que permanezco en la Vid sanadora. Estoy en unión con Cristo el sanador. ¡Yo tengo su vida y su salud en mí!

PADRE, ¡TE ALABO! ¡GRACIAS POR SANARME!

32

NOTAS PERSONALES

NOTAS PERSONALES