Sie sind auf Seite 1von 4

23/Jul/04

Hawking divulga una nueva teoría sobre los agujeros negros... y no es ciencia ficción

El astrofísico Stephen Hawking dijo el miércoles que los agujeros negros, esos misteriosos
vórtices formados por estrellas colapsadas, lejos de destruir todo lo que absorben, pueden
expulsar materia y energía "en forma destrozada". De esta forma, Hawking da por tierra
con las ideas que oportunamente despertara sobre que los agujeros negros son puertas
dimensionales a otros universos.

(CNN, AP) La nueva teoría de Hawking, presentada en


la decimoséptima Conferencia Internacional sobre
Relatividad General y Gravitación en Dublín (Irlanda),
corona sus tres décadas de trabajo para explicar una
paradoja elemental del pensamiento científico: ¿cómo
es posible que los agujeros negros destruyan todo
vestigio de la materia y energía que consumen, como
Hawking mismo pensó durante mucho tiempo, cuando la teoría cuántica dice que esos
elementos deben sobrevivir en alguna forma?

La respuesta de Hawking es que los agujeros negros conservan su contenido durante


períodos larguísimos, pero ellos mismos se deterioran y mueren. Al desintegrarse, el
agujero negro expulsa su contenido transformado hacia los horizontes infinitos del universo
de donde provinieron.

Anteriormente, Hawking había postulado que la materia se introducía en un universo


paralelo dentro del agujero negro, un concepto que hasta ahora era propio de la ciencia
ficción más osada.

"No existe un pequeño universo adventicio como yo pensaba antes. La información


permanece en nuestro universo", dijo Hawking ante 800 físicos de unos 50 países.

"Lamento desilusionar a los aficionados a la ciencia ficción, pero si la información se


preserva, no hay posibilidad de usar los agujeros negros para viajar a otros universos", dijo.
"Si uno se introduce en un agujero negro, su masa y energía será devuelta a nuestro
universo, pero en un estado destrozado que contiene la información sobre cómo era uno,
pero en estado irreconocible", dijo con una sonrisa, lo que provocó risas en la audiencia.

Hawking agregó que "es fantástico resolver un problema que me acosa desde hace casi 30
años, aunque la respuesta es menos emocionante que la alternativa que insinué".

En un aparte humorístico, Hawking pagó una apuesta que le había hecho al astrofísico John
Preskill, del California Institute of Technology, quien dijo en 1997 que la materia
consumida por los agujeros negros no podía ser destruida. Le entregó un ejemplar de una
enciclopedia de béisbol que hizo traer especialmente desde Estados Unidos.

Más tarde, Preskill dijo que estaba encantado por haber ganado la apuesta, pero añadió:
"Honestamente, no entendí la conferencia". Como otros científicos, dijo que estaba ansioso
por leer el trabajo detallado que Hawking piensa publicar el mes próximo.

Hawking fue uno de los primeros estudiosos de los agujeros negros desde la década de
1970. Profesor de matemáticas en la Universidad de Cambridge, se hizo célebre en el
mundo cuando publicó Breve historia del tiempo, un libro que intenta explicar al público en
general los aspectos más complejos del universo.

A pesar de estar casi totalmente paralizado por una esclerosis lateral amiotrófica, Hawking
viaja por el mundo dando conferencias. Se comunica mediante un artefacto manual que
selecciona palabras en la pantalla de su computadora que un sintentizador convierte en
sonido.

El proceso de responder a preguntas es tan lento, que Hawking contestó sólo dos en la
rueda de prensa que siguió a su conferencia. La última fue qué problema pensaba encarar
ahora que había resuelto la paradoja del agujero negro.

"No lo sé", respondió inmediatamente, y la sala estalló en carcajadas.