Sie sind auf Seite 1von 16

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

PROGRAMACIÓN DE CURSOS HUERTOS ECOLÓGICOS

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

HUERTOS ECOLÓGICOS HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS Un huerto en casa (17 y 18 de
HUERTOS ECOLÓGICOS HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS Un huerto en casa (17 y 18 de
HUERTOS ECOLÓGICOS HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS Un huerto en casa (17 y 18 de

Un huerto en casa

(17 y 18 de Diciembre)

José Antonio Esteve Roch Ingeniero Técnico Agrícola

Actividad subvencionada por:

Esteve Roch Ingeniero Técnico Agrícola Actividad subvencionada por: José Antonio Esteve 1 www.ecojardines.eu

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

INTRODUCCIÓN

Este manual del huerto ecológico en balcones y terrazas es una guía práctica para cultivar, de forma ecológica, hortalizas en mesas de cultivo o cualquier otro tipo de recipiente (macetas, contenedores, jardineras, etc.). Este es un manual muy básico, para aquellas personas que se inician en esta práctica por primera vez. Para quien quiera profundizar más, existen numerosas publicaciones y páginas web, algunas de las cuales citamos en el último apartado de este manual.

El manual está planteado con el objetivo de contribuir a la sostenibilidad de las ciudades. Así, proponemos una producción lo más ecológica posible, que no contamina ni degrada el medio ambiente, favorece el consumo de alimentos sanos y ayuda a la conciencia medio ambiental de las personas.

las hortalizas más comunes para el

autoconsumo cotidiano, convirtiéndose en una actividad divertida, útil y gratificante. El resultado es un pequeño "oasis" de verduras de diferentes tipos y diferentes tamaños.

Con este

anual se

pretende

el cultivo

de

Sea cual sea la extensión de tu balcón o terraza, te animo a que comiences a cultivar hortalizas de forma natural.

DIFERENCIAS ENTRE CULTIVO EN RECIPIENTES Y EL SUELO

Practicar horticultura ecológica en nuestro balcón o terraza es un poco diferente a hacerlo en el suelo.

El desarrollo de la raíz es inferior al normal ya que el recipiente limita el crecimiento de esta y la disponibilidad de tierra donde absorber agua y nutrientes. Esto puede producir un menor crecimiento de la parte aérea.

En determinados recipientes con poco volumen de sustrato se pueden producir cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche, lo que afecta al desarrollo de la raíz y al correcto crecimiento de la planta.

El riego excesivo puede producir un lavado del sustrato y por consiguiente mayor pérdida de nutrientes.

Según lo anteriormente comentado, parece complicado el cultivo de plantas en contenedor pero ello no debe desanimar para intentarlo. Con unos pocos consejos y una buena planificación inicial, se pueden conseguir resultados extraordinarios.

UBICACIÓN DEL HUERTO

El primer paso para instalar el huerto urbano es escoger su situación. La azotea, balcón o terraza donde lo instalemos deberá tener unas mínimas condiciones:

Accesible. Para visitarlo con frecuencia, sin que suponga un sobreesfuerzo.

Sobre una superficie resistente. Que soporte el peso de los contenedores con el sustrato (cargas superiores a 300 kg/m2).

Seguro. Sin riesgo alguno para quien se encargue de su montaje y mantenimiento.

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Dos factores fundamentales para escoger la ubicación del huerto son la luz y el acceso al agua. Las plantas necesitan luz del sol para crecer por lo que cuanta más luz tengamos mejor. Se necesitan al menos 6 horas diarias de luz solar para su correcto desarrollo, así que elegiremos la zona con más horas de luz directa y más protegida del viento. Hay que vigilar el recalentamiento de los recipientes y protegerlos del sol directo en caso de una exposición prolongada, sobre todo en verano, con algún material que los sombree y refresque. De esta forma evitaremos una pérdida importante de agua por evaporación y que la planta se estrese y se vea afectada en su desarrollo normal.

El riego es la tarea que más tiempo ocupa, por lo que conviene que el suministro de agua esté en la misma azotea, lo más cerca posible. Así evitamos grandes desplazamientos para regar o llenar el depósito, si lo hubiera. Lo ideal sería instalar una red de riego localizado con un programador.

RECIPIENTES DE CULTIVO

En primer lugar, necesitamos un recipiente para depositar el sustrato donde cultivar las hortalizas. En el mercado los hay de todo tipo, como mesas de cultivo, macetas o jardineras de diversas dimensiones. Proponemos la reutilización de botes de plástico o metal, botellas, tetrabriks o cualquier otro recipiente que nos pueda servir para plantar. Lavar y limpiar bien los envases para que no queden sustancias que puedan resultar tóxicas.

En general, un contenedor para un huerto de balcón de tener las siguientes características:

Ser ligero, para facilitar el transporte hasta el balcón y no sobrecargar la estructura del edificio. Por lo general, un balcón o terraza están diseñados para soportar cargas superiores a 300 Kg/m 2 (J.M.Vallés, 2007).

Tener buen drenaje para eliminar el exceso de agua en épocas de lluvia o ante un riego excesivo. Con ello evitamos asfixiar las raíces de las plantas.

Cuanto más volumen, mejor. Al contrario de lo que puede parecer, lo más importante de un recipiente es el volumen total de sustrato que puede contener y no la profundidad. Con una profundidad mínima de unos 15-20 cm es suficiente para cultivar cualquier hortaliza sin problemas. Las plantas más pequeñas como la lechuga, necesitan menos volumen (1 litro) y en plantas como berenjenas, pimientos o tomates es necesario disponer de recipientes de unos 25-30 litros como mínimo.

Buen aislamiento. La madera o el barro protegen mejor las raíces del calor o el frío. Esto es importante sobre todo en recipientes pequeños ya que en mesas de cultivo o macetas muy grandes de más de 100 litros el elevado volumen de sustrato amortigua el frío o el calor.

Facilidad de manejo. Las mesas de cultivo o las jardineras colgadas en la pared o la barandilla permiten una mejor manipulación de las plantas y la limpieza del suelo.

SUSTRATOS DE CULTIVO

En el cultivo en recipientes no es conveniente el uso de tierra de campo o tierra vegetal. Normalmente se recurre a una mezcla de materiales de origen orgánico aceptados en agricultura ecológica para su empleo en semilleros.

Como características generales, el sustrato deberá reunir las siguientes características:

Tener un pH alrededor de 6.

Ser ligero.

Ser permeable.

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Ser estable. Debe tener una pequeña velocidad de descomposición, de modo que no varíen las propiedades del substrato mientras está el cultivo.

Poseer una granulometría que permita una adecuada aireación frente a un buen suministro de agua fácilmente disponible.

Tener buena mojabilidad, es decir, restablecer o asimilar fácilmente el agua una vez se ha desecado el sustrato.

Ha de tener suficiente nivel de nutrientes asimilables. En cultivo ecológico este punto alcanza una importancia vital, ya que no podremos aportar fácilmente otros nutrientes rápidamente asimilables una vez comenzado el cultivo.

No debe tener excesivas sales que puedan resultar tóxicas para las plantas.

Estar exento de semillas y patógenos, lo cual no quiere decir que debamos tener un substrato completamente estéril. De hecho, los mejores comportamientos los tenemos cuando uno de los componentes de la mezcla es el humus de lombriz o el compost, en el que ha habido una pasteurización (elimina así semillas y muchos patógenos), pero contiene aún esporas de microorganismos útiles y otros seres vivos.

No tener sustancias fitotóxicas. Algunos de los substratos pueden contener sustancias negativas, como los fenoles en ciertos residuos forestales (provenientes de coníferas), o algunos restos de plantas que pueden producir alelopatías.

Homogeneidad y disponibilidad. Es importante que tengamos un material homogéneo y disponible a largo plazo, que no nos falle el suministro o cambie fácilmente de propiedades de unas partidas a otras.

Bajo coste. El mínimo posible, sin dejar de tener en cuenta las externalidades medioambientales y sociales (potenciar las economías de baja escala y locales, la contaminación del transporte, etc.). Ha de ser fácil de preparar y manejar, ligero de peso y perfectamente miscible con otros materiales.

También debe tener buena resistencia a cambios externos (temperatura, humedades,

Substratos orgánicos.

).

Son la base de las mezclas que podemos hacer dada la importancia de la riqueza y la capacidad de retención de nutrientes.

A. TURBA

Se

forman

por

descomposición

parcial

de

la

vegetación

de

zonas

húmedas

o

pantanosas, en medios anaeróbicos y, generalmente, ácidos.

Así, es una mezcla de restos vegetales y materia orgánica en diversos estados en descomposición. Las más utilizadas, debido a su abundancia y características, son las de Sphagnum (provenientes de yacimientos nordeuropeos, americanos y asiáticos), que podemos clasificar a su vez en:

- Turbas rubias, más fibrosas, color rojizo, gran tamaño de poros, mayor aireación (90-95 % de porosidad total).

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

- Turbas negras, de color negro, más evolucionadas, más nutrientes y más retención de

agua.

La turba contiene ácidos húmicos y reguladores del crecimiento vegetal que influyen positivamente, es ligera y se mezcla con facilidad. Presenta una microflora poco activa, pero no es biológicamente inactiva (CID, 1993). No obstante, no todas son iguales, pudiendo variar según su procedencia.

Quizás sus mayores inconvenientes, aparte de las consideraciones ecológicas, son su bajo contenido en nutrientes (lo cual obliga a fertilizarla con complementos), y su baja mojabilidad. Una vez tiene un contenido bajo en agua, es difícil volverla a humedecer.

B. RESIDUOS FORESTALES: TIERRA DE BOSQUE.

También conocida como mantillo forestal. Está constituida por restos orgánicos de diversos tamaños. Se puede emplear directamente o sometiéndolo a un proceso de compostaje, lo cual es más recomendable.

Dependiendo de su origen, sus características pueden variar mucho, y encontrarnos sustancias fitotóxicas (fenoles de la coníferas), elevada salinidad, pH bajo (tierra de brezo, con pH 5) o escasez de nutrientes (tierra de brezo).

C. RESIDUOS AGRÍCOLAS O GANADEROS: COMPOST.

A través de un proceso de compostaje, todos aquellos restos de cosechas, de poda, estiércoles, purines, pelos, etc., podemos convertirlos en un substrato útil también para nuestros cultivos. Por lo general se habrá de tamizar para conseguir el tamaño de partículas que nos interese.

Parecido al anterior en cuanto a propiedades, tiene un alto contenido en nutrientes (siempre que se haga en buenas condiciones), lo cual lo convierte en uno de los candidatos con mayores posibilidades en las mezclas de vivero ecológico. Su aireación es buena y su retención de agua asimilable también.

D. FIBRA DE COCO.

Desecho de la industria alimentaria de procesado de coco, se obtiene principalmente en

zonas tropicales. Son las fibras entrelazadas que se rascan en la cáscara de coco cuando se

limpia.

Sus ventajas son la estabilidad física, porosidad elevada (95 %), muy ligera y alta aireación. Su pH es de 6.

Por contra, su salinidad es alta si es fresca (>600 mS/cm). Habríamos de someterla a un lavado y/o compostado (para rebajar su fitotoxicidad).

Substratos inorgánicos.

Derivados de minerales naturales, suelen usarse como complemento de los substratos orgánicos, para mejorar sus propiedades físicas o físico-químicas.

A. PERLITA.

Obtenida a partir de rocas volcánicas vítreas con yacimientos principales en USA y Nueva Zelanda, sometidas a un calentamiento rápido (870-1000 ºC) hasta producir su expansión. El agua que contiene la roca origina burbujas, siendo muy porosa y ligera, grisácea-blanquecina, de fácil triturado, pH neutro, poco activa químicamente (CIC inapreciable).

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Posee una ligera capacidad de almacenar agua, por lo que es utilizada para airear substratos y dar mayor permeabilidad.

B. VERMICULITA.

Es un silicato de Al, Fe y Mg, de estructura laminar, cuyos principales yacimientos se encuentran en USA y en Sudáfrica. Se obtiene un material apto para substratos calentando por encima de los 800 ºC durante 1 min. este material arcillo-micáceo, exfoliándose y aumentando 20-30 veces su volumen inicial.

Es ligero siendo su pH ligeramente básico (mayor en las de Sudáfrica). Aportan buenas cantidades de magnesio y potasio.

En cultivos de larga duración colapsa la apertura de láminas, disminuyendo de modo importante su aireación.

C. ARCILLA EXPANDIDA.

De modo similar a la vermiculita, se expande la arcilla a temperaturas del orden de los

1200 ºC. Se originan formas esféricas, con microceldillas de aire en su interior. Son duras y

estables.

Son de pH neutro, sin actividad química. Se mezclan con materiales orgánicos para aumentar la densidad, facilitar el drenaje, elevar su volumen de aire y reducir el de agua útil.

F. ARENA.

Conviene utilizar arena cristalina, exenta de cal o sales, ya que la de piedra caliza (de obra o río de zonas calcáreas) puede aumentar en exceso el pH y causar problemas de bloqueo de nutrientes y carencias. La arena de playa no es recomendable por su elevado contenido en sales. La más recomendable es la del lavado del caolín.

Es un material de alta densidad (1,5 g/cc), y por tanto pesado, por lo que no lo recomendamos para bandejas ni macetas que se hayan de trasladar largos periodos o espacios. Da una aireación aceptable y retención de agua buena, pero endurece el substrato por la baja porosidad. Las raíces pueden tener dificultad en desarrollarse.

Es mejor para plantas grandes que para pequeños vegetales.

G. CENIZAS.

Obtenidas a partir de la combustión de materiales orgánicos, podemos hacer uso de ellas como un complemento mineral.

Tendrán un elevado contenido en sales, sobre todo potásicas, alta higroscopicidad, y baja aireación. No deberemos mezclarlas en grandes cantidades para no salinizar el

substrato.

En vista de las pruebas realizadas EEA de Carcaixent, el compost debería ser un componente indispensable de los substratos de viverismo ecológico, ya que aportan de forma natural los nutrientes necesarios para el desarrollo de la plántula.

Este material, mezclado con otros que mejoren la ligereza y aireación del sustrato, pueden ser buenas combinaciones para la creación de semilleros:

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Relación de mezclas con buenos resultados en semilleros ecológicos:

- Compost (50%) + Fibra de coco (50%)

- Compost (70%) + Vermiculita (25%) + Perlita (5%)

- Compost (35%) + Arena (35%) + Vermiculita (25%) + Perlita (5%)

Relación de mezclas con buenos resultados para el cultivo en recipientes:

- Fibra de coco (60%) + Humus de lombriz (40%)

- Fibra de coco (50%) + Compost (50%)

- Corteza de pino compostada (50%) + Turba rubia (20%) + Gallinaza compostada (30%)

HERRAMIENTAS

El huerto de balcón es pequeño y las herramientas con que debe ser cuidado también lo serán. Para trabajar en nuestro huerto, necesitaremos:

- Pala pequeña para los trasplantes y para las mezclas del sustrato.

- Escardilla y rastrillo para remover el sustrato y nivelar la capa superficial.

- Tijeras para podar y recolectar frutos sin dañar la planta.

- Regadera.

- Jarra dosificadora para medir el abono orgánico que aportamos.

- Pulverizador y vasito dosificador para tratar plagas y enfermedades o aplicar abono foliar en las hojas.

- Barreño o similar para depositar restos de podas y cosechas.

- También pueden ser de gran utilidad: unos guantes de protección, un termómetro para

medir la temperatura de la tierra, una lupa para identificar plagas, un pluviómetro para medir la cantidad de lluvia, un medidor de PH, un conductivímetro para medir la salinidad, etc.

SEMILLEROS

Sembrar es el primer paso importante de nuestro huerto. Existen dos formas básicas de siembra: siembra directa en el huerto o sembrar en contenedores pequeños para después trasplantarlos al huerto (plantel).

Hay hortalizas como el rábano, la zanahoria, habas, judías, guisantes o nabos que no es conveniente su trasplante y obligatoriamente se deben de sembrar.

Otras hortalizas como la lechuga, la cebolla o el tomate, aunque se pueden sembrar directamente, es aconsejable transplantar el plantón que podemos comprar en alguna tienda agrícola.

Sembrar el plantel no es sencillo. Se debe vigilar muy bien que haya una humedad constante pero no excesiva y una buena temperatura para favorecer la germinación. Cerca de una ventana soleada, en el interior de una casa es un buen lugar para hacer nuestro plantel.

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Como contenedor para nuestro plantel podemos reutilizar envases de yogur o pequeños recipientes con un agujero en la parte inferior para que el agua drene.

Una de las dudas que nos surge cuando hacemos las primeras siembras es la profundidad a la que se debe poner la semilla. Una norma que funciona bastante bien es que la profundidad de la siembra debe ser tres veces el diámetro de la semilla.

El sustrato que se utiliza es el mismo que para el cultivo teniendo la precaución de tamizarlo previamente para eliminar elementos muy gruesos.

Algunas plantas se reproducen a partir de una parte de la planta. Este es el caso de los ajos que se reproducen a partir de n diente y la patata que se utiliza un trozo de ella que contenga como mínimo un “ojo” o yema.

RIEGO

El riego es una labor muy importante para el éxito del cultivo. Tendremos que aportar riegos frecuentes y ligeros, ya que por su poca profundidad, el sustrato tiene menos capacidad de almacenamiento. El agua se agota más fácilmente en recipientes que en los cultivos en suelo. La frecuencia de riego aumenta o disminuye según la época del año y el desarrollo o cantidad de plantas, por lo que vigilaremos si muestran síntomas de marchitamiento y la humedad del sustrato.

Si se supera la cantidad máxima de agua que puede retener el sustrato, la sobrante saldrá por el orificio de drenaje, lo que debemos evitar para no perder muchos elementos nutritivos.

El momento óptimo del día para regar es el atardecer, así se evita la evaporación y se favorece la infiltración del agua en el sustrato. Con la práctica, aprenderemos a regar con la frecuencia y cantidad adecuadas para cada momento, de modo que el huerto mantenga un estado de humedad óptimo.

Obtendremos el agua directamente de la red de suministro o de la lluvia, si podemos almacenarla. Las diferentes formas de riego van desde la tradicional regadera hasta un sistema de riego localizado (goteros, exudación) con depósito intermedio. También podemos usar un programador que garantice la cantidad y frecuencia de riego cuando pasemos varios días fuera de casa.

ABONADO

Las plantas se alimentan de los nutrientes minerales que hay en el sustrato y que extraen mediante sus raíces. Los nutrientes que necesita en más cantidad son el fósforo, el nitrógeno, el potasio y el magnesio. A éstos se les llaman macronutrientes. Pero hay otros nutrientes que también son necesarios para la planta pero en menor cantidad. Son los micronutrientes entre los cuales está el manganeso, el boro, el cobre, el molibdeno y el hierro.

El sustrato del huerto urbano contiene estos nutrientes y, por lo tanto, no será necesario añadir ningún abono. Ahora bien, después de unos meses de cultivo los nutrientes se agotarán, no solo porque las plantas los consumen, sino también porque algunos se lavan con el exceso de agua del riego o con la lluvia. Entonces será el momento de añadir más compost y/o humus. Esta operación se suele hacer dos veces al año y no hace falta sacar el sustrato para añadirle más ya que el volumen del sustrato de nuestro huerto habrá disminuido lo suficiente debido a la compactación y a la oxidación. Podemos aprovechar el momento de añadir el compost nuevo para revolver todo el sustrato.

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

En casa podemos obtener nuestro propio humus de lombriz instalando un vermicompostador. Las lombrices transformarán los restos orgánicos de la cocina y el huerto en un humus de calidad. Con este proceso, además de obtener un excelente abono, reciclamos la fracción orgánica de nuestra basura y evitamos que vaya a parar a los vertederos.

También podemos encontrar en el mercado algunos preparados de abono orgánico líquido, a base de extractos vegetales, algas u otros componentes. Son productos que suelen dar un buen resultado en momentos puntuales, pero nunca deben sustituir a un buen compost o humus de lombriz mezclado con el sustrato.

Riqueza de abonos orgánicos más utilizados en huerto ecológico

 

Nitrógeno

Fósforo

Potasio

 

Dosis

Función

 

Método

           

2

veces al año.

Humus de

 

1%

1,1%

3,8%

100-200

gr.

Abono

Mezclar con el

lombriz

 

litro

de

principal

sustrato.

por

sustrato

Otoño y

Primavera.

           

2

veces al año.

Compost

 

0,5%

0,3%

0,8%

150

gr.

por

Abono

Mezclar con el sustrato.

Otoño y

Primavera.

 

litro

sustrato

de

principal

Abono líquido*

 

2%

0,9%

1,7%

4

c.c.

por

Mantenimiento

1

vez por

 

litro de agua

semana.

Abono

foliar

a

         

Pulverizar hojas.

base

de

algas

1%

0,15%

3%

1

c.c.

por

Mantenimiento

1

vez por

marinas*

 

litro de agua

semana.

* La dosis de estos productos es orientativa. En la etiqueta del producto viene la dosis adecuada para cada cultivo.

Clasificación de las hortalizas en función de la exigencia en nutrientes

Hortalizas muy exigentes en nutrientes

Medianamente

Poco exigentes

Mejorantes

exigentes

Acelga, berenjena, calabacín calabaza, col, coliflor, espinaca, maíz, melón, patata, pepino, pimiento, sandía, tomate.

Escarola, lechuga, nabo, puerro, remolacha, zanahoria.

Ajo, cebolla,

Guisante,

rábano

haba,

judía

ASOCIACIÓN DE CULTIVOS

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

El huerto urbano es pequeño y hace falta aprovechar cada centímetro cuadrado y sacarle el máximo rendimiento. Por eso la producción en el huerto urbano será una mezcla de cultivos que técnicamente se llama un policultivo.

La razón es muy sencilla. Dos plantas sembradas una al lado de la otra se hacen competencia entre ellas de dos maneras. Una porque las dos absorben nutrientes y la otra porque se hacen sombra. Obviamente dos plantas iguales tienen las raíces igual de profundas, buscan los mismos nutrientes y compiten por la sombra. En cambio, si dos plantas son diferentes la competencia entre ellas puede ser menor.

A todo esto se debe añadir que las enfermedades no se transmiten tan rápidamente en un policultivo ya que los diferentes tipos de verduras son sensibles a diferentes enfermedades. Difícilmente nos quedaremos sin cosecha por culpa de una plaga si cultivamos mucha diversidad de plantas.

Para asociar cultivos correctamente, procuraremos que nuestras plantas:

Sean de diferentes familias, para que no tengan necesidades demasiado parecidas ni sean sensibles a las mismas plagas.

Tengan ciclos de diferente duración, para que una vez cosechadas las de ciclo corto o medio, quede espacio para el desarrollo de las de ciclo largo.

Tengan distintas partes aprovechables, ya que su necesidad de nutrientes y espacio serán distintas.

Sean de distintos tamaños,

para

aprovechar mejor

colocando plantas pequeñas entre las grandes.

el espacio del contenedor

Para una determinada época del año, elegiremos plantas de diferentes familias, de ciclo largo y tamaño grande, que ocuparán el centro del contenedor.

En los laterales asociaremos plantas de diferentes familias y partes comestibles, de porte mediano y de ciclo largo/medio. Las pequeñas y de ciclo corto ocuparán el espacio libre.

Clasificación de las hortalizas más comunes en función de su tamaño

 

Tamaño

 

Tamaño mediano

Tamaño

grande

 

pequeño

 

Ciclo Largo

Ciclo

Ciclo Medio

Ciclo

Ciclo Corto

(frutos)

Largo

(raíz)

Medio/Corto

(raíz)

(bulbos)

(hoja)

Solanáceas

Tomate,

Ajo,

Zanahoria

Lechuga

Rábano,

Pimiento

Cebolla,

col, coliflor,

Cucurbitáceas

Pepino, Melón,

Puerro

nabo

Sandía

Leguminosas

Habichuela,

Guisante

   

Liliáceas

Umbelíferas

Compuestas

Crucíferas

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Cuadro resumen para plantación y recolección

 

Volumen del

Separación

Temperatura

Duración

del

Días

sustrato

(cm.)

óptima

ciclo

de

(litros)

(ºC)

(días)

plantel

Tomate

20-30

40

18-28

60-90

60

Pimiento

15

40

18-28

60-90

60

Zanahoria

2

10-15

15-18

90-120

 

Apio

 

20

 

45-75

 

Ajo

3

10-15

10-20

120-150

30

Cebolla

3

10-15

13-24

120-150

120

Lechuga

3

20-30

10-20

60-90

30

Escarola

4

20-30

 

60-70

30

Melón

30

60

20-25

50-70

30

Sandia

40

60

22-30

90-120

30

Pepino

20

60

18-30

30-60

30

Calabacín

30

60

18-28

45

30

Judía

15

30

18-24

45-60

30

Col

25

40-50

15-20

70-100

45

Rábano

1

5-10

15-25

20-30

 

Compatibilidad entre las hortalizas

1 5-10 15-25 20-30   Compatibilidad entre las hortalizas José Antonio Esteve 11 www.ecojardines.eu

ROTACIÓN DE CULTIVOS

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

La rotación consiste en alternar en el tiempo la plantación de especies de distintas familias y por tanto con distintas necesidades. Alternando plantas de distinta variedad, logramos que no se agoten los nutrientes de la tierra, interrumpimos la propagación de plagas y enfermedades, y obtenemos una producción más variada. Los tipos de rotación varían según la familia vegetal, el sistema radicular, la parte aprovechable, la sensibilidad a plagas y enfermedades, las exigencias nutritivas y las épocas de desarrollo. Para una correcta aplicación de las rotaciones, las plantas a alternar deben ser:

De distintas familias. (Solanáceas / cucurbitáceas / leguminosas / gramíneas / umbelíferas / liliáceas / compuestas / crucíferas).

Con distinta vegetación. (Hojas / bulbo / raíz / fruto / vaina / grano).

Con distintas exigencias nutritivas. (Muy exigentes / medianamente exigentes / poco exigentes / mejorantes).

EJEMPLOS DE DISEÑO

Aquí proponemos algunas combinaciones que suelen ir bien. En este aspecto es importante observar y probar distintas asociaciones en función del espacio y las condiciones particulares de cada huerto.

En este ejemplo sembramos una semilla de rábano y, al lado una planta de lechuga y una planta de tomate. El rábano crece rápidamente y se coge en 30días. Después de coger el rábano, la lechuga empieza el máximo desarrollo y lo cogemos después de 60 días, justo cuando la tomatera empieza hacer fruto y sombra. Así pues, conseguiremos que los tres cultivos no se molesten entre ellos durante una parte importante del ciclo y aprovechamos al máximo la superficie. Decimos que se van sucediendo. Esto es uno de los trucos para conseguir el máximo rendimiento de poca superficie.

El cultivo en sucesión se puede considerar una variedad del policultivo. Para planificarlo debemos de tener en cuenta la tabla de compatibilidades entre cultivos.

Un ejemplo de asociación empezada el mes de marzo, en una mesa de 1,40 x 70 cm. podría ser la siguiente:

el mes de marzo, en una mesa de 1,40 x 70 cm. podría ser la siguiente:

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Las cebollas y la col se pueden transplantar más temprano. Cada semana o quince días podríamos añadir más siembras de rábano y una lechuga más para tener una producción escalonada.

El mes de abril, cuando las temperaturas ya son más cálidas podemos añadir algunas de

las hortalizas de verano. Una tomatera en medio de la acelga y la col y una planta de pepinos al lado de la col.

Durante todos estos meses podemos añadir lechugas y rábanos para ir teniendo cosecha escalonada.

A finales de primavera o principio de verano podemos plantar un par de judías al lado

de la acelga.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

En un huerto pueden aparecer organismos que dañen gravemente al cultivo. Cuando

son insectos, ácaros u otros animales (pulgón, mosca blanca, oruga, thrip, araña roja

),

se

denominan plaga. Si son hongos, virus o bacterias (oidio, mildiu, botritis, fusarium

),

se

denomina enfermedad. Aunque nuestro huerto es pequeño y su diversidad de plantas nos ayuda a controlarlo, observaremos con atención y frecuencia para detectar los problemas a tiempo y evitar que los daños sean mayores. La forma de proceder será: prevención - observación - identificación - actuación.

La diversidad de cultivos y la pequeña dimensión de nuestro huerto nos ayudarán a que haya pocos problemas de plagas y enfermedades. Aunque se tendrá que observar el huerto para detectar las posibles plagas lo antes posible.

Cuando una plaga o enfermedad es importante puede ser útil aplicar un tratamiento para disminuirla. No es recomendable utilizar tratamientos químicos en nuestro huerto ya que generalmente son tóxicos, y no respetan los enemigos naturales de las plagas. Hace falta buscar soluciones menos agresivas y más ecológicas.

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

Plagas y enfermedades más comunes y su control

 

Características

 

Daños

Plantas sensibles

Tratamiento

 

Insecto de 1 a 3 mm. Color verde o negro. Los hay con y sin alas. Provisto de un largo pico. Se halla en el envés de las hojas y brotes tiernos.

Succiona la savia,

   

debilita y deforma las plantas. Segrega

Solanáceas,

Extracto de Nim, Pelitre, Extracto de ajo, Infusión de tomate, Infusión de ortiga, Jabón potásico

sustancias

Cucurbitáceas,

Pulgón

azucaradas que atraen a hormigas y al hongo de la negrilla. Trasmite virus.

Leguminosas,

Compuestas,

 

Crucíferas.

Mosca

blanca

Insecto volador de 1,5 mm., de color blanco. Se asienta en el envés de las hojas.

Succiona la savia, debilita la planta. Las hojas amarillean, se secan y caen. Segrega sustancias azucaradas que atraen a hormigas y al hongo de la negrilla. Trasmite virus.

Solanáceas,

Pelitre,

Cucurbitáceas.

Jabón potásico.

   

Pica las hojas, flores

   

y

frutos.

Insecto de 1-2 mm. Se haya en el interior de brotes y capullos florales.

Succiona la savia.

Provoca

Trips

malformación en brotes y frutos. Trasmite virus.

Solanáceas.

Jabón potásico.

 

Insecto de diversos amaños y colores, de hábitos nocturnos y/o diurnos.

Devora las hojas y algunos frutos. Debilita la planta.

Gramíneas,

Extracto de Nim, Pelitre, Bacillus thuringensis, Infusión de tomate.

Oruga

desfoliadora

Solanáceas,

Compuestas,

   

Crucíferas.

Larva de

Larva de 1-2 mm que labra sinuosas galerías en el interior de las hojas.

 

Solanáceas,

Quitar las hojas afectadas, colocar placas amarillas.

mosca

Defoliación. Debilita la planta.

Cucurbitáceas,

minadora

Leguminosas.

Araña roja

Ácaro de 0,5 mm. Se halla en el envés de las hojas.

Las hojas amarillean, se secan y caen. Debilita la planta.

Solanáceas,

Rotenona, Extracto de ajo.

y amarilla

Leguminosas.

 

Hongo con aspecto de mancha de aceite. Se propaga rápidamente por la superficie de hojas, tallos y capullos.

Hojas y frutos amarillean, se secan

Solanáceas.

Cobre, Infusión de manzanilla, Infusión de cola de caballo.

y

caen.

Mildiu

Debilita la planta.

 

Hongo con aspecto de polvillo blanco, que se propaga por las hojas.

Deforma las hojas. Debilita la planta.

Cucurbitáceas,

Azufre, Infusión de cola de caballo.

Oidio

Leguminosas.

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS José Antonio Esteve 15 www.ecojardines.eu

BIBLIOGRAFIA

HUERTO ECOLÓGICO EN BALCONES Y TERRAZAS

El huerto urbano. Josep Mª Vallés. Ed. del Serbal. ISBN: 978-84-7628-569-5

Huerto urbano Colección Jardinería fácil. Laousse. ISBN: 978-84-8016-685-0

El huerto familiar ecológico. Mariano Bueno. Ed. RBA libros S.A. ISBN: 84-7901-367-2

Agenda del huerto y el jardín ecológicos. Mariano Bueno, Jesús Arnau. Ed. RBA libros S.A. ISBN: 84-7871-087-6

Manual práctico del huerto ecológico. Bueno, Mariano. La Fertilidad de la Tierra. ISBN:

9788493630881

Buenas prácticas en Producción Ecológica. Cultivo de Hortícolas A.M. Alonso, G.I. Guzmán. Centro Publicaciones Ministerio Medio Ambiente. ISBN: 978-

84.491-0870-9

Revista la Fertilidad de la Tierra. www.lafertilidaddelatierra.com

www.infoagro.com

www.huertourbano.com

www.terra.org

www.vidasana.org