Sie sind auf Seite 1von 2

La promesa de Shaytan

El sabio turco Ali Ünal basándose en los trabajos de exégesis del Corán realizados por eruditos como Ibn Kazir, at Tabarani y muchos más, nos proporciona una explicación clara y sintética de cómo toma forma en nuestras vidas la promesa de Shaytan de desviar al ser humano del sendero recto:

Procuraré seducirles por delante, por detrás, por la derecha y por la izquierda; y verás que la mayoría de ellos no serán agradecidos”. (7: 17)

El parecido con la realidad es impresionante y peor que mucha gente ni se da cuenta. A continuación está la transcripción del comentario:

“Les abordaré por detrás y sembraré en ellos preocupaciones y desesperación respecto a su futuro. Les invitaré a que no paguen el Zakat y a que no den ningún tipo de caridad supererogatoria por miedo a empobrecer. Les instaré a que acumulen su riqueza. Haré que dejen de creer en el más Allá y les mostraré un oscuro futuro. Les presentaré la senda de los profetas como reaccionaria y retrógrada y les invitaré a los valles del extravío a través de promesas que les haré sobre su futuro.

Les abordaré por detrás y les mostraré el pasado como un oscuro cementerio. Mostrándoles el pasado y el presente como oscuros, les empujaré hacia el pesimismo y hacia una congoja tras otra. Les incitaré a que se aparten de la senda de los Profetas y a que condenen y rechacen su pasado, animándoles a que revivan su anterior pasado (ancestral) cuando veneraban a lo que denominaban deidades y llevaban una vida corrupta de pura ignorancia, haciendo que vean en ello progreso.

Les abordaré por su derecha y les mostraré que sus devociones religiosas son perfectas, llevándoles a la ostentación, el orgullo y el deseo de que su vida religiosa sea conocida y alabada por los demás. Esto hará que todas sus cosas se echen a perder. También haré que le den importancia a los asuntos secundarios de la religión y descuiden lo esencial, haciendo así que difieran entre ellos y surjan conflictos. También, haré que empleen la religión para sus intereses y ambiciones mundanos y para la satisfacción de sus deseos carnales, pero les insinuaré que lo están haciendo por motivos religiosos e intentaré de la mejor manera posible, que marchen al Más Allá desprovistos de buenas acciones.

Les abordaré por su izquierda y les incitaré a que rechacen la existencia de Dios y del Más Allá, otros puntos esenciales de la fe, y que busquen sistemas diferentes

de creencias e ideologías. Les instaré a que se esfuercen e incluso luchen contra la religión de Dios y contra todos los que la siguen. Les invitaré a que se sumerjan en las ciénagas del pecado, tal y como el adulterio, la prostitución, la ingesta de alcohol, el juego, etc. Haré que lleven a cabo transacciones ilegales, como el soborno, la usura, la corrupción, el robo, los atracos, el engaño y otras formas de pecado, tal y como la injusticia, la opresión, el asesinato, la falta de respeto hacia los padres y la violación de los derechos humanos elementales. Les invitaré a que presenten todo esto bajo el nombre de justicia, paz, humanismo, progreso y civilización.” (1)

Consideré valiosa la reflexión ya que dicho desvío no sólo se manifiesta entre los no musulmanes, sino también en nuestra ummah. Por ejemplo, si tuviéramos confianza en Allah, no recurriríamos a los “seguros” ni habría una élite haciendo negocio a expensas de nuestra falta de fe. Ni recurriríamos a ideologías como la democracia que en realidad son inferiores al Islam. Estaríamos más unidos y seríamos más eficaces al combatir la falsedad, etc.

Así como hay que conocer a Allah para adorarle mejor, es indispensable también conocer a nuestro enemigo declarado y verificar constantemente que nuestros pensamientos y acciones o sean ni a corto ni a mediano plazo, en beneficio de su plan satánico. Que lo peor que nos puede pasar es que bajemos la guardia y pensemos que estamos bien guiados. Si acaso has pensado así de ti alguna vez, o si te has llegado a considerar mejor que otros en relación con el din, entérate entonces que esa es una alarma de peligro que no hay que dejar pasar. Shaytan quiere que le olvides y que te sientas inmune a él. Que no porque hagamos nuestros cinco pilares ya estamos a salvo. Como individuos y como miembros de una sociedad son distintos nuestros deberes. Inshaallah que entremos al islam completamente como debe ser.

Finalmente recomiendo la lectura de este artículo por Muhammad Isa García sobre las estrategias de Shaytan para desviar al creyente. Este tipo de materiales son los que hay que volver a estudiar varias veces inshaallah para no olvidar esta amenaza constante que es Shaytan: http://www.islamhouse.com/p/132700

(1) Ali Ünal. El Sagrado Corán y su interpretación comentada. Editorial la Fuente. Nueva Jersey. Página 337.

http://www.una-ummah.blogspot.com/