Sie sind auf Seite 1von 6

DETERMINACIÓN DEL CUMPLIMIENTO EN EL PROTOCOLO ACTUAL DE

SUPLEMENTACIÓN CON HIERRO DE LA POBLACIÓN ESCOLAR ENTRE 1 Y 5 AÑOS


DE EDAD PERTENECIENTES A LOS CENTROS EDUCATIVOS DEL DISTRITO
DE BOGOTÁ.

Objetivo general.

Supervisar las acciones de aplicación del esquema de suplementación con hierro en la


población de escolares que se encuentra entre 1 y 5 años de edad pertenecientes a los
centros educativos distritales de Bogotá, el cual es implementado por la SDS con el fin de
determinar su cumplimiento y conocer las variables durante su aplicación.

Objetivos específicos

1. Supervisar las acciones del protocolo de suplementación con hierro en la


población escolar que pertenecen a los centros educativos distritales de Bogotá.
2. Evaluar el cumplimiento de las acciones del esquema de suplementación con
hierro.
3. Identificar las causas que interfieren con el cumplimiento de las acciones del
protocolo de suplementación con hierro.
4. Proponer alternativas de solución para las variables identificadas durante la
supervisión de la aplicación del esquema que interfieren con su cumplimiento.
INTRODUCCION

El hambre, la desnutrición y las deficiencias de micronutrientes son problemas de


gran magnitud en los países en desarrollo por el alto impacto que ocasionan sobre
la salud y el bienestar de la población, especialmente en los grupos de más bajos
ingresos y condiciones vulnerables. Esta situación es semejante en Colombia
donde persisten factores políticos, sociales y económicos que condicionan la
prevalencia de estos problemas. La marginalidad social de millones de personas
que viven en pobreza extrema, las hace altamente vulnerables a la desnutrición y
la enfermedad por la limitada accesibilidad a una dieta adecuada y a servicios
eficientes de salud.

Sin embargo, desde el punto de vista preventivo nutricional y de promoción de la


salud, la estrategia de fortificación de alimentos de consumo habitual y la
suplementación de nutrientes específicos que son deficitarios en la población,
constituye un método eficaz y de bajo costo para mejorar la nutrición y corregir las
deficiencias de micronutriente.

En la suplementaciòn con hierro se obtiene resultados significativos en forma más


rápida y representativa en comparación a las intervenciones de fortificación y
diversificación de la dieta, los cuales requieren de un proceso más prolongado
para evidenciar su efecto. La suplementación en la actualidad es una medida
necesaria, dado que a pesar de la intensa acción desarrollada en torno a la
promoción de patrones alimentarios saludables la población no tiene un consumo
suficiente de alimentos fuentes de hierro.

Es fundamental realizar un seguimiento al protocolo implementado actualmente en


la suplementación con hierro para lograr identificar y analizar las probables causas
de las cifras negativas en torno a la incidencia de anemia y los bajos depósitos de
hierro a pesar de las medidas tomadas. La evaluación de los resultados obtenidos
durante el seguimiento de la implementación del protocolo de suplementación en
niños y niñas menores de 5 años permitirá comprobar su efectividad en la
prevención y control de la malnutrición de este micronutriente.
JUSTIFICACIÓN

La deficiencia de hierro es debida principalmente a una ingesta que no suple las


necesidades de los individuos y conduce en primer lugar a una disminución de las
reservas de este mineral, seguida por una reducción de la eritropoyesis lo que genera un
descenso de las concentraciones de hemoglobina (anemia) y la reducción del transporte
de oxígeno a las células. Esta deficiencia se ve con más frecuencia en la primera década
de la vida, porque en este período ocurre el crecimiento de masa corporal, el desarrollo y
la diferenciación del cerebro a su máxima velocidad, lo que impone un aumento de los
requerimientos de hierro, sumado a la baja ingesta por la mayoría de los infantes. Como
resultado de la carencia de hierro, ocurre una reducción en la capacidad de aprendizaje,
de trabajo y un incremento en la susceptibilidad de infecciones.

El hierro es uno de los minerales más importantes a nivel orgánico, ya que participa en
varias funciones que resultan tanto de sus propiedades físicas como químicas, siendo una
de las mas centrales su capacidad de participación en las relaciones de oxidación y
reducción, en el transporte respiratorio de oxigeno y dióxido de carbono y es parte activa
de enzimas que participan en el proceso de respiración celular.

Diversos estudios muestran que como respuesta a los cambios en la estructura de la


dieta, amplios segmentos de la población aún en países industrializados, no están
consumiendo las recomendaciones de varios micronutrientes. El consumo de
carbohidratos complejos, frutas y verduras ha disminuido al tiempo que ha aumentando
el consumo de grasa y azúcares simples.

Las deficiencias descritas en países de altos ingresos incluyen entre otros las de folato,
vitamina A, tiamina, vitamina C, hierro, calcio, yodo y zinc. Un patrón similar se presenta
en países en desarrollo en donde el hambre, la desnutrición y la deficiencia de
micronutrientes son un problema de orden público que genera un alto impacto en el
deterioro del estado de salud de los grupos poblacionales en condiciones
socioeconomicas marginales que les impide tener acceso a una dieta adecuada y
servicios básicos en salud.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Situación Nutricional de 2005 (ENSIN)


evidenciaron que en Bogotá, el 36.3% de los niños de 1 a 4 años tiene anemia siendo
más alta que la prevalencia nacional que alcanza una cifra del 33.2%; para determinar
dichas cifras fueron tomados los niveles de hemoglobina menores de 11 g / dl; El D.C es
la segunda región más afectada después de la Atlántica y con respecto a otros países
Colombia ocupa el segundo lugar después de Perú. En comparación la zona rural tiene un
nivel mayor en cuanto a la prevalencia de anemia de 39.1 % sobre 30.8 % de la zona
urbana en dicho grupo de edad. Con respecto a la deficiencia de vitamina A la prevalencia
de déficit para Bogotá es del 2.2% en los niños y niñas menores de 4 años. El análisis de
la ingesta dietética de la población de 0 a 64 años de edad reporta un déficit en el
consumo de vitamina A del 21.2%, vitamina C del 24.3%, calcio 80.7% y zinc del 52.7%.
Dentro de los resultados de la encuesta se puede evidenciar ingesta de alimentos fuentes
de vitaminas y minerales, siendo critico el insuficiente consumo de hierro ante la baja
ingesta de carnes y derivados.

ANEMIA POR GRUPOS DE EDAD

50
%
44,7
37,6
40

33,2 32,8
30

20

10

0
Niños de 1-4 años Niños de 5-12 M ujere s 13-49 Gestantes 13-49
años años años

ENSIN 2005

ANEMIA POR AREAS Y POR GRUPOS DE EDAD

% 60
Urbano Rural
50
44,2 44,3 45,8
39,1
40
34,9
30,8 33,2
30,9
30

20

10

0
1-4 años 5-12 años Mujeres 13- 49 Gestantes
años

ENSIN 2005

Dentro de las medidas y políticas en salud pública orientadas a prevenir y controlar la


carencia de micronutrientes en niños, niñas, adolescentes, mujeres en edad fértil y
gestantes, se establecen tres estrategias: 1) Suplementación con micronutrientes 2)
Fortificación de alimentos y 3) Diversificación de la dieta, las cuales tienen efectos a corto,
mediano y largo plazo respectivamente. Junto a estas estrategias se deben articular los
componentes de educación, investigación, vigilancia, seguimiento y control de las
acciones que componen cada intervención.
En Colombia y en el mundo la anemia por deficiencia de hierro es un problema de gran
importancia epidemiológica abordado por las tres estrategias establecidas con el fin de
contrarrestar los efectos que esta produce especialmente el grupos vulnerables, sobre
todo en menores de 12 años, ya que varios estudios han demostrado la susceptibilidad a
infecciones y el desarrollo intelectual y conductual durante las primeras fases del ciclo
vital, donde se ha demostrado que luego de realizar la estrategia de suplementaciòn de
este micronutriente esencial se obtienen resultados significativos en forma más rápida y
representativa en comparación a las intervenciones de fortificación y diversificación de la
dieta, los cuales requieren de un proceso más prolongado para evidenciar su efecto.

La suplementación es una medida de salud pública de carácter profiláctico integrada a un


amplio componente de promoción de la salud y prevención de la enfermedad dirigido a la
población susceptible de desarrollar anemia con el fin de contribuir a la disminución de la
prevalencia de deficiencia de hierro y anemia en el ámbito escolar, mediante la
desparasitación y suplementación con hierro a los niños y niñas menores de 12 años, con
el fin de mejorar su estado nutricional y capacidad de aprendizaje. Su utilización tiene
doble ventaja: su impacto a corto plazo y la focalización de la población objetivo

Actualmente, en nuestro país la Secretaría Distrital de Salud, a través de la resolución 412


del 2000 incluye el esquema de suplementación con calcio, hierro , acido fólico con el
propósito de disminuir la prevalencia de déficit en la población vulnerable y prevenir la
anemia en mujeres gestantes, madres lactantes y contribuir al mejoramiento de la calidad
de vida de la población del Distrito Capital, y por medio de la resolución distrital 0657 del
98 reglamenta la disposición gratuita de hierro a todos los niños menores de 12 años
adoptando así las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la
Salud respecto al esquema mínimo para el suministro de micronutrientes: hierro y ácido
fólico en mujeres gestantes y lactantes y de hierro en la población menor de 12 años de
Bogotá, D.C. Siendo de obligatorio cumplimiento por las Empresas Promotoras de Salud
(EPS), Administradoras del Régimen Subsidiado (ARS), entidades adaptadas e
Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) Públicas y Privada, que a cualquier
titulo reciben recursos del Estado.

En razón de esto es importante realizar la supervisión de las acciones del protocolo de


suplementación con hierro en la población escolar que pertenecen a los centros
educativos distritales de Bogotá para de esta manera analizar el cumplimiento del
esquema e identificar si existen algunas causas que interfieren con el desempeño de
dicho protocolo y proponer alternativas de solución para las variables identificadas.
IDENTIFICACIÓN DEL PROBLEMA