Sie sind auf Seite 1von 3
Universidad de Concepción Facultad de Ciencias Sociales Departamento de Sociología y Antropología Carrera: Sociología Asignatura: Metodología

Universidad de Concepción Facultad de Ciencias Sociales Departamento de Sociología y Antropología Carrera: Sociología Asignatura: Metodología de la investigación Social

Ensayo

Universidad de Concepción Facultad de Ciencias Sociales Departamento de Sociología y Antropología Carrera: Sociología Asignatura: Metodología

“Métodos de Investigación”

Nombre:

Christine Sanhueza T.

Profesor:

Guillermo Henríquez

Ciudad Universitaria, Concepción 05 de diciembre de 2011

Una de las muchas discusiones que rodean a las disciplinas que se encuentran reunidas en lo que llamamos ciencias sociales, es la condición “científica” que éstas poseen, más específicamente se plantea el carácter científico de los estudios que tratan sobre la conducta humana. Parte de estos planteos, no solo provienen del lado “tradicional” de la ciencia, sino también de los que practican ciencia social, al tratar de imitar a las ciencias naturales a través de métodos que más que “validar” sus estudios no llevan a un entendimiento y un buen trabajo, pues se olvidan de que las ciencias sociales requieren de una metodología diferente y a tono con su objeto de estudio, pero que no se contradice con lo que otro tipo de científicos buscan, esto ya lo plantea Babbie (1993) cuando dice que: “como los científicos físicos, los científicos sociales tratan de descubrir la regularidad y el orden […] buscan la regularidad en la conducta social, y lo hacen mediante minuciosa observación y medición, el descubrimiento de relaciones y la formación de modelos y teorías” (p41).

En este sentido, los fenómenos sociales se pueden medir, incluso la medición de las actitudes que continuamente ha sido tachada de no ser científica se puede medir; aquí Babbie (1993) hace una comparación con la escala de dureza o la escala de Richter para exponer que no solo la ciencia social describe a las personas como relativamente más o relativamente menos religioso, político, etc, pues la dureza (o los grados en la escala de Richter) solo tienen significado en relación con los otros elementos de la escala (p42). Por otro lado, son importantes las regularidades sociales, éstas no pueden ser negadas, ya que a través de las prescripciones formales y otro tipo de normas dejan en claro que sí existen y que aunque reciban críticas por su trivialidad, sus casos contradictorios o incluso porque pueden estar alteradas por las personas, no es suficiente para amenazar su existencia, es más añade que “las regularidades sociales persisten porque tienden a tener sentido para los actores que participan en ellas” (Babbie 1993, p45).

Por otro lado, aunque Babbie (1993) admite que no hay teorías sociales comparables a las que existen en otros campos, sí expone las características de la ciencia social, que permiten entender el comportamiento social, a través de la observación y comprensión de los hechos, especificando los métodos de medición como también describiendo las condiciones empíricas de sus proposiciones y teorías científicas, es decir, estas últimas “deben poderse poner a prueba en el mundo real” (Babbie 1993, p48). Todo lo anterior no se modificará aunque se modifique alguna teoría social, pues la ciencia social siempre está sujeta a modificación. Ahora bien, los métodos de investigación son importantes a la hora de realizar un estudio, existen muchos métodos y es importante que el cientista social los comprenda, ya que dependiendo lo que se quiera comprender mediante el objeto de estudio, uno será más apropiado que otro, pero tal como exponer Babbie (1993) “el mejor formato de investigación social es, habitualmente, el que incluyes el uso de diferentes métodos que enfoquen el mismo tema. (p59)

Importante también es aceptar que jamás podremos acceder a una visión completa de la sociedad, nunca alcanzaremos la completud, que no es lo mismo que totalidad, pues para Osorio (2002) esta es una “unidad jerarquizada y estructurada” (p29), donde la suma de las partes de ella no basta para comprenderla, sino que el camino que va desde el todo a las partes y viceversa es importante y necesario para el conocimiento es como expone Morin citado por Osorio (2002) “ninguno de los términos es reductible al otro” (p31).

Finalmente importante es señalar, que todo lo anterior sirve para el uso de epistemologías que permitan el desarrollo de las ciencias sociales a través de modelos hermenéuticos, constructivistas, post-positivistas y críticos, que sirvan a la investigación dejando de lado la imagen tradicional de la ciencia y la lógica de esta para tratar de “validar” a las ciencias sociales emulando a las ciencias físicas, pues no es necesario emular a las ciencias establecidas para someter la conducta social a un estudio científico.

Bibliografía

Babbie, E. R. (1988). Métodos De Investigación Por Encuesta (1o ed.). México: Fondo de Cultura Económica. Osorio, J., & Universidad, N. A. de M. (2001). Fundamentos Del Análisis Social: La Realidad Social Y Su Conocimiento. Sección de obras de sociología (1o ed.). México, D.F: Fondo de Cultura Económica: Universidad Nacional Autónoma de México.