Sie sind auf Seite 1von 5

Resistamos al crecimiento de la austeridad

Llamada a los sindicatos

El Frente Europeo de Organizaciones de Objeción al Crecimiento interpela a los sindicatos con motivo de la euro-manifestación del 29 septiembre de 2010. El Movimiento de Objeción al Creci- miento exige a las fuerzas sindicales una ruptura antiproductivista sin la cual no podrán dejar de ser compañeros activos de la lógica destructiva de la economía actual. El Movimiento de Objeción al Crecimiento propone perseguir el «buen vivir» en vez del «siempre más», reducir notablemente el tiempo de trabajo garantizando simultáneamente una renta básica suficiente para cada perso- na.

*

*

*

Con el eslogan “No a la austeridad. ¡Prioridad al empleo y al crecimiento!” la Confedera- ción Europea de Sindicatos organiza una jornada de acción europea el próximo 29 de septiembre en Bruselas.

Las Organizaciones de Objeción al Crecimiento y las personalidades firmantes de este comunicado conjunto apoyan la lucha de los sindicatos contra la intención del capital de cargar el peso de la crisis sobre la clase trabajadora, pero lamentan su llamada al creci- miento, ya que entienden que éste no puede ser el camino de salida de la crisis y que po- ne a la CES en una postura insostenible.

En esta línea, las Organizaciones de Objeción al Crecimiento firmantes del presente co- municado:

1. Denuncian la lógica del productivismo y del crecimiento, porque producir y con- sumir “siempre más” no es más que un callejón sin salida insensato que no es posible ni tampoco deseable.

2. Estiman que la austeridad para una gran multitud es consecuencia ineludible del crecimiento económico y el productivismo, por lo que rechazarla pidiendo un in- cremento de sus causas no puede suponer solución alguna.

3. Llaman a las fuerzas sindicales a abrir los ojos sobre el carácter suicida del dog- ma del crecimiento económico y del productivismo continuo y a realizar conse- cuentemente una ruptura antiproductivista.

4. Proponen una vía diferente, más realista si cabe, que persiga el “buen vivir” y no el “siempre más”: derribar los mitos economicistas y cambiar de objetivos, redu- ciendo el tiempo de trabajo y garantizando un sueldo digno y suficiente para to- das las personas.

Esta llamada es igualmente una invitación al dialogo fraternal con las fuerzas sindicales. Una iniciativa del Movimiento Político de los Objetores del Crecimiento (Bélgica)

 

*

*

*

 

1

1.

Denuncian la lógica del productivismo y del crecimiento, porque producir y consumir “siempre más” no es más que un callejón sin salida insensato que no es posible ni tampoco deseable.

Porque garantizar el crecimiento supone poder aumentar continuamente y de mane- ra infinita la producción de bienes y servicios mercantiles, lo que necesita de la ex- plotación de recursos naturales y de trabajo humano: el crecimiento infinito supone necesariamente la explotación infinita de la Tierra y de las personas.

Hoy día esta carrera loca llega a su fin y es necesario destacar la dimensión ca- tastrófica de los innumerables daños que genera: el planeta Tierra, condición de to- da actividad humana, está agonizando; y su devastación provoca los efectos más violentos sobre los pueblos y personas más vulnerables en primer lugar.

Las personas estamos cada día más relegadas al papel de consumidoras y/o pro- ductoras para hacer funcionar una máquina que produce cada vez más malestar, en detrimento del bienestar individual y colectivo. Las relaciones sociales están corroí- das por una mercantilización y competencia “locas” que agreden simultáneamente a personas, pueblos y generaciones. Las desigualdades sociales aumentan en todo el mundo y la miseria no deja de propagarse de manera violenta como consecuencia directa de la problemática ambiental generada por los excesos de producción origi- narios de Occidente.

A estas alturas -y a pesar de los economistas más ortodoxos- es evidente que la universalización del modo de vida de los países materialmente enriquecidos no es factible. Es imposible, por ejemplo, que cada habitante de India y China dispongan de un coche, una televisión y una nevera como disponemos en Occidente. El planeta simplemente no conservaría su capacidad de sustentar la vida como lo hace hoy.

Frente a esta constatación del fracaso económico y ecológico de la actividad huma- na, la continuidad del crecimiento económico no puede ser una solución: mantener esta lógica implica necesariamente consumir siempre más recursos y explotar a más trabajadores y trabajadoras antes de que los accionistas les desechen porque hayan dejado de serles útiles o por su elevado coste. Sin olvidar que el corolario es una degradación incesante de la Tierra y de las relaciones humanas.

2. Estiman que la austeridad para una gran multitud es consecuencia ineludible del crecimiento económico y el productivismo, por lo que rechazarla pidiendo un incremento de sus causas no puede suponer solución alguna.

La ola de austeridad que se cierne sobre los pueblos de Europa está impuesta por las instituciones financieras con la asistencia activa de los Estados socio- demócratas. Lo que se está llamando “austeridad” es una nueva etapa de la degra- dación necesaria para producir “crecimiento”.

Quienes especulan buscan maximizar siempre más sus beneficios y el culto al cre- cimiento, imponiendo a cualquier precio la competición entre los y las trabajadoras del mundo entero, pidiendo al pueblo que trabaje y se apriete el cinturón para hacer funcionar la máquina.

Pero cualquier crecimiento económico que pueda esperarse sólo podrá hacerse rea- lidad a costa de repetir, cada vez de manera más violenta, la lógica de devastación:

el crecimiento garantizado por la “austeridad” de los países enriquecidos seguirá hundiendo en la peor de las miserias a millones de personas a lo largo y ancho del planeta.

3. Llaman a las fuerzas sindicales a abrir los ojos sobre el carácter suicida del dogma del crecimiento económico y del productivismo continuo y a realizar consecuentemente una ruptura antiproductivista.

Las fuerzas sindicales han demostrado un compromiso histórico con el capital cuan- do los frutos del crecimiento y del productivismo podían ser disfrutados por la mayor- ía de las personas de los países enriquecidos gracias a las mejoras sustanciales en las condiciones de trabajo -especialmente tras la segunda gran guerra-, fruto de du- ras luchas y negociaciones.

Pero después de los años '70, la lógica del crecimiento del capital ha llevado a una ruptura del equilibrio existente, reduciendo el bienestar material de las personas en nuestros países enriquecidos a pesar del aumento casi continuo del PIB. Desde en- tonces, la brecha entre personas y países enriquecidos y empobrecidos crece cada día más, aumentando la cantidad de personas que se quedan estancadas en la po- breza, ya sea dentro de nuestras fronteras ya en otras parte del globo.

Atrapados por la trampa de la lógica del crecimiento infinito, los sindicatos han visto reducida su capacidad de negociación a la velocidad en que se deterioran las condi- ciones de trabajo y de solidaridad. De la misma manera, la llamada por un empleo de calidad que se realiza en la euro-manifestación del 29 de septiembre se contra- pone a los objetivos de rentabilidad y crecimiento que la propia CES parece reclamar con su eslogan. Y es que para preservar la fuerza de los sistemas de solidaridad conquistados mediante la lucha obrera es imprescindible salir de la lógica de la acumulación sin fin.

Por este motivo llamamos a los miembros sindicales de las diferentes agrupaciones regionales, nacionales y estatales de la CES a reivindicar con fuerza en el núcleo de sus organizaciones un cambio radical de orientación que tome en consideración la opción antiproductivista en favor del “buen vivir” y de la solidaridad, no cayendo en el “siempre más” ni en la competitividad generalizada.

Ha llegado el momento de que los sindicatos comprendan el carácter suicida del dogma del crecimiento económico y el productivismo y de que inicien sin perder más tiempo un profundo cambio de rumbo oponiéndose de manera frontal a esta lógica social, humana y ecológicamente devastadoras.

3

4. Proponen una vía diferente, más realista si cabe, que persiga el “buen vivir” y no el “siempre más”: derribar los mitos economicistas y cambiar de objetivos, reduciendo el tiempo de trabajo y garantizando un sueldo digno y suficiente para todas las personas.

Según nuestra opinión, para que la necesaria transición hacia una sociedad sosteni- ble sea socialmente posible y justa, han de abordarse tres objetivos simultáneos:

a) Una reevaluación profunda de las creencias que apoyan y sostienen las polí- ticas actuales y un cambio radical de objetivos: denunciar el mito económico del crecimiento infinito, sustituir la competitividad y el "siempre más" por la cooperación y el buen vivir.

b) Salir del laborismo con el fin de compartir el trabajo y volver a encontrar el tiempo libre y el sentido a éste organizando una reducción fuerte del tiempo de trabajo remunerado.

c) Garantizar un salario básico suficiente para cada persona (e instaurar simé- tricamente un sueldo máximo) garantizando así el derecho de acceso a los bienes comunes y públicos gestionados de forma colectiva (seguridad social, educación, acceso a los recursos energéticos, al agua, etc.).

Nuestros países nunca han sido tan ricos como ahora, ni nuestro modo de organiza- ción tan desigual y destructor, lo que hace urgente y necesario un cambio de rumbo que ponga en uso los medios de que disponemos: es imprescindible organizar una fuerza colectiva capaz de oponerse a los poderes actuales y poder llevar a cabo una alternativa realista. En esta línea sería importante que los sindicatos retomen el pa- pel emancipador que hizo suyo durante el curso de la historia, rompiendo claramente con la lógica destructora del productivismo y del crecimiento.

Firmantes (organizaciones y personalidades):

España:

Collectivo Deshazkundea

Coordinadora Verde

Dale Vuelta-Bira beste aldera! (Movimiento por el decrecimiento)

Ekologistak Martxan. Euskalherria

Red Decrecimiento Sevilla, Transición en Comunidad

Sagarrak

Tiana Solidaria

Una Sola Terra

Joan Martinez-Alier, economista, Universidad Autónoma de Barcelona, coordinador de la

Revista Ecología Política Carlos Taibo, Profesor de Ciencia Política, Universidad Autónoma de Madrid

Iñaki Valentín, miembro de Deshazkundea y de Anticapitalistas

Florent Marcellesi, co-portavoz de la Coordinadora Verde

Santiago Vilanova, novelista, escritor

Bélgica:

ATTAC - ULB

Groupe de Réflexion et d'Action Pour une Politique Ecologique (GRAPPE)

Le Début des Haricots

Les Amis de la Terre – Belgique

Mouvement politique des objecteurs de croissance

Nature & Progrès Belgique

Respire asbl

Sens dessus dessous asbl

Vélorution

Paul Lannoye, député européen honoraire - ancien président du Groupe des Verts au

Parlement européen Jean Cornil, ancien parlementaire, militant existentiel

Alain Adriaens, Député bruxellois 1989-2004

Francia:

Association des Objecteurs de Croissance

Action consommation

Bretagne décroissance

Coopérative du Mouvement des Objecteurs de Croissance (MOC)

Groupe pour la décroissance à Oloron

Parti des Objecteurs de Croissance

Parti Pour La Décroissance

Paul Aries, directeur du Sakorphage, journal d'analyse politique

Yves Cochet, député

Alain Gras, sociologue, Université Paris I Panthéon-Sorbonne

Serge Latouche, économiste, Université de Paris-Sud 11

François Schneider, docteur en sciences, auteur

Jacques Testart, biologiste, directeur de recherches honoraire à l’inserm

Italia:

Movimento per la Decrescita Felice (MDF)

Países Bajos:

Suiza:

Jan Juffermans, member of the Platform for a Fair and Sustainable Economy, author

Réseau Objection de Croissance (R.O.C) Suisse

Jean Robert, architecte, auteur

5