Sie sind auf Seite 1von 42
Índice Foto Portada: Octavio Gómez 22 50 26 30 10 34 62 77 TELECOMUNICACIONES 6 El

Índice

Índice Foto Portada: Octavio Gómez 22 50 26 30 10 34 62 77 TELECOMUNICACIONES 6 El

Foto Portada: Octavio Gómez

22 50 26 30 10 34
22
50
26
30
10
34
62
62
77
77

TELECOMUNICACIONES

  • 6 El plan chantaje: de rivales a cómplices /Jenaro Villamil

LA GUERRA DE CALDERÓN

  • 10 Los detectores y la “ingenuidad” mexicana /Patricia Dávila

    • 14 El Ejército contra el Ejército /Arturo Rodríguez García

    • 18 Fabricación de culpables /Luciano Campos Garza

CRIMEN ORGANIZADO

  • 22 PGR y PF, en acción… en apoyo de Hank Rhon /Adela Navarro Bello /Zeta

POLÍTICA

  • 26 PAN: Pugnas, ambigüedad, optimismo engañoso /Álvaro Delgado

CISA / Co mu ni ca ción e In forma ción, SA de CV

CON SE JO DE AD MI NIS TRA CIÓN: Pre siden te, Ju lio Scherer Gar cía; Vi ce presi den te, Vi cente Le ñe ro; Teso re ro, En rique Ma za

Índice Foto Portada: Octavio Gómez 22 50 26 30 10 34 62 77 TELECOMUNICACIONES 6 El

sema na rio de infor ma ción y aná li sis

DI REC TOR: Ra fael Rodrí guez Cas ta ñe da

SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro SUB DI REC TORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera

ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mora les; ayudante, Luis Ángel Cruz ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be atriz Gon zález

EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez, Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo Martínez

REPORTEROS: Carlos Acosta, Miguel Ca bil do, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Ale jan dro Gu tiérrez, Santiago Igartúa, Ricardo Ravelo, Arturo Rodríguez, Marcela Turati, Rodri go Ve ra, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil

CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Coli ma: Pedro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano; Guana jua to: Ve ró ni ca Es pi nosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Fe li pe Co bián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Tabasco: Ar mando Guz mán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández; Veracruz, Regina Martínez

  • 30 PRD: Lo malo del “bueno” /Gloria Leticia Díaz

REPORTAJE PREMIADO

  • 34 Carrizalillo: oro por cuentas de vidrio /Marlén Castro y Rogelio Agustín

ANÁLISIS

  • 42 Sabotaje a la ley electoral /Jesús Cantú

    • 43 Gallero /Naranjo

    • 44 La difícil independencia de la señora Wallace /Sabina Berman

    • 45 Actuar ahora, pensar a largo plazo /Enrique Semo

    • 46 Corrupción y opacidad en Aeroméxico /Ernesto Villanueva

    • 48 La violencia de los hombres /Marta Lamas

    • 49 Mercantilización educativa /Axel Didriksson

IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Madrid: Alejandro Gutiérrez; Pa rís: An ne Marie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel

CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Amador Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas, Estela Leñero Franco, Isa bel Le ñe ro, Ro sa rio Manza nos, Samuel Máynez Champion, Jor ge Mun guía Es pi tia, Jo sé Emi lio Pa che co, Al ber to Pa re des, Ra quel Ti bol, Flo ren ce Tous saint, Rafael Vargas, Co lum- ba Vér tiz de la Fuente; asistente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx

ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di nador. espectaculos@proceso.com.mx DEPORTES: Alejandro Caballero, Coordinador; Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra

FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga, Ben ja mín Flo res, Oc ta vio Gómez, Eduardo Miranda; ; asistente, Au ro ra Trejo; auxiliar, Violeta Melo

AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga

ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú,De ni se Dres ser, Miguel Ángel Granados Chapa, Marta Lamas, Pa blo La ta pí Sa rre, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi; car to nis tas: Gallut, Helguera, Hernández, Naran jo, Rocha

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co ordi nador; Juan Car los Bal tazar, Leoncio Rosales

Li dia Gar cía,

CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di nador; Se rafín Dí az, Ser gio Daniel Gon zá lez, Patri cia Posa das

DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor; Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la, Ma nuel Foui lloux Ana ya

COMERCIALIZACIÓN

PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Rubén Báez eje cu ti vos de cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062

VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma

INTERNACIONAL

  • 50 COLOMBIA: Los engranajes de la violencia /Marcela Turati

    • 53 La “recuperación” de los desaparecidos /Marcela Turati

    • 56 CUBA: Debates de la blogosfera /Lucía Luna

INVENTARIO

  • 60 La Malinche, Penélope y Coatlicue /JEP

CULTURA

  • 62 La colección de los Stein y el mito de Gertrude /Roberto Ponce

    • 68 Páginas de crítica Arte: Joan Fontcuberta en México /Blanca González Rosas Música: Sembrando flores /Ricardo Jacob

Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Delfi na Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León.

ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García.

ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas AL MA CÉN y PRO VE EDURÍA: Mer ce des Gue rra, coor di na do ra; Ro ge lio Val di via MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez FINANZAS. CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va rado, Christian Arcos, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Fe li pe Suá rez, Ra quel Tre jo Ta pia COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz OFI CI NAS GENE RALES: Re dac ción: Fre sas 13; Admi nistra ción: Fre sas 7, Co l. del Va lle, 03100 Mé xi co, DF CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; Flor Hernández; 5636-2000 FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción. AÑO 35, No. 1838, 22 DE ENERO DE 2012 IM PRE SIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700. México, DF DIS TRI BU CIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel. 5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000.

agen cia pro ce so de in for ma ción EDI TO R EN JEFE: Raúl

agencia proce so de in for ma ción

EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Concepción Villaverde; asis ten te: María Ele na Ahe do; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006

Teatro: Gardenia Club /Estela Leñero Franco Cine: Materia oscura /Javier Betancourt Televisión: Navegantes de las Islas /Florence Toussaint Libros: Magia, ficción e insomnio /Jorge Munguía Espitia

ESPECTÁCULOS

  • 72 Actores, cantantes, artistas, en torno a Sicilia /Columba Vértiz de la Fuente

DEPORTES

  • 74 Ayón: Del rancho a la NBA /Beatriz Pereyra

    • 77 Hacia la redención /Raúl Ochoa

    • 80 Palabra de Lector

    • 82 Mono Sapiens /Y eso es… vivir mejor /Helguera y Hernández

  • agencia de fotografía

EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017

EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Juan Pablo Proal, coeditor; Alejandro Saldívar, asistente de contenidos; Tel.
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Juan Pablo Proal,
coeditor; Alejandro Saldívar, asistente de contenidos; Tel. 5636-2010
RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Tel. 5636-2106
Índice Foto Portada: Octavio Gómez 22 50 26 30 10 34 62 77 TELECOMUNICACIONES 6 El

COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010

Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y lici tud de con te ni do No. 1132, expe didos por la Co mi sión Ca li fi ca do ra de Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102. Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309

Índice Foto Portada: Octavio Gómez 22 50 26 30 10 34 62 77 TELECOMUNICACIONES 6 El

Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios Registro No. 105 / 21

Sus crip cio nes DF y zona Metropolitana: Un año, $1,300. 00 ; 6 me ses, $750. 00 ; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año, $1,400. 00 ; 6 meses, $800. 00 . Ejem pla res atra sa dos: $40. 00 . Ser vi cios infor ma ti vos y fo to grá fi cos: AP, No ti mex, Reu ters.

Pro hibi da la repro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción publi ca dos sin au tori za- ción ex pre sa de Co mu nica ción e Infor ma ción, S.A. de C.V., titu lar de to dos los de re chos.

Octavio Gómez

El plan chantaje: de rivales a cómplices En pleno año electoral los dos principales consorcios televi-
El plan
chantaje:
de rivales a cómplices
En pleno año electoral los dos principales consorcios televi-
sivos –que en teoría son competidores pero que en la prácti-
ca actúan de común acuerdo– presionan al Estado y exigen
su cuota de poder, las prebendas que creen merecer. Gobier-
nos que en un principio los tuvieron como aliados han tenido
que pagar un precio muy alto por esta complicidad y ahora
aparentemente están doblegados por fuerzas monopólicas
que crecieron hasta convertirse en un poder dentro de otro y
que ahora le imponen condiciones a todos.

TELECOMUNICACIONES

Octavio Gómez El plan chantaje: de rivales a cómplices En pleno año electoral los dos principales

JENARO VILLAMIL En los noticiarios más importantes de

  • L a mañana del lunes 16 llega- ron a las oficinas de la Comi- sión Federal de Competencia (Cofeco) el vicepresidente de Televisa, Alfonso de Angoi- tia, responsable de la estra- tegia de telecomunicaciones del consorcio, y Pedro Padilla

Longoria, presidente suplente y director general de Grupo Salinas, considerado brazo derecho de Ricardo Salinas Pliego. Acudieron a presionar a Eduardo Pé- rez Motta, presidente del órgano regula- dor, para saber cuál era su posición frente a la solicitud de concentración entre Gru- po Iusacell y Grupo Televisa, anunciada desde abril de 2011. Con esa fusión Televisa se convertiría en propietaria de 50% de la empresa te- lefónica, siempre y cuando se autorice la compra de deuda convertible en acciones por un monto de mil 600 millones de dóla- res por parte del corporativo encabezado por Emilio Azcárraga Jean. Una operación de esta índole, advierten especialistas, sería contraria a la competencia, pues convertiría en socias a las dos grandes ca- denas de televisión abierta. Pérez Motta les dijo que aún esta- ba analizando su voto y que la decisión no dependía sólo de él, sino de los otros cuatro comisionados: Luis Alberto Ibarra, Rodrigo Morales, Miguel Flores Bernés y Cristina Massa Sánchez. Esta última fue designada integrante de la Cofeco el 15 de septiembre pasado por Felipe Calderón. Padilla y De Angoitia salieron contra-

riados de las oficinas de la Cofeco en San-

ta Fe. Según versiones extraoficiales sólo contaban con dos de los cinco votos ne- cesarios para autorizar la concentración. Otras versiones investigadas por Pro- ceso y que se difundieron en algunos medios especializados indicaban que la próxima semana el pleno de la Cofeco podría autorizar la fusión a condición de que se adopten medidas para regular el mercado de la televisión restringida –que domina Televisa– y se autorice también la licitación de una tercera cadena de televi- sión abierta, en señal digital, de acuerdo con el proyecto de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) presentado en agosto último. Desde ese momento las presiones de- jaron de darse tras bambalinas y se venti- laron en la pantalla de los noticiarios de Televisa y de TV Azteca, como una demos- tración del “músculo” que poseen ambas empresas, que controlan 93% de la televi- sión abierta.

Canal 2 y de Canal 13, las señales de al- cance nacional del duopolio, se difundie- ron noticias contra Eduardo Pérez Motta y contra el presidente de la Cofetel, Mony de Swaan. El pretexto fue lo de menos. Las coberturas fueron idénticas. La no- che del lunes 16 se informó en El Noticiero de Joaquín López Dóriga acerca de una demanda de la diputada federal perredis- ta Esthela Damián Peralta, quien pidió la renuncia de Pérez Motta a la Cofeco con el argumento de que el funcionario protege las prácticas monopólicas en el mercado de la tortilla. Dos días después ambas te- levisoras dieron amplia cobertura al pun- to de acuerdo de la Cámara de Diputados para que comparezca Mony de Swaan por los contratos que adjudicó presuntamen- te de manera ilegal a dos de sus amigos. En medio de estas presiones en panta- lla, la tarde del miércoles 18, Felipe Calde- rón acudió a las instalaciones de Televisa San Ángel para reunirse en privado con los directivos de la empresa. En algunas cuentas de Twitter se comentó que discu- tieron los escenarios de la fusión de Tele- visa y Iusacell, la cancelación del proyecto de la tercera cadena de televisión, así co- mo el apoyo a la “tercera cadena pública”

que el gobierno calderonista quiere im- plantar por medio del Organismo Promo- tor de Medios Audiovisuales. No fue sino hasta el día siguiente cuan- do la Presidencia confirmó la reunión. En un escueto comunicado informó que Calderón “acudió a las instalaciones de Televisa pa-

ra sostener un encuentro con directivos y editorialistas de dicha empresa. Durante la reunión intercambiaron puntos de vista so- bre la situación nacional”.

Linchamiento mediático

Dos días después de la visita de Padilla y De Angoitia, Pérez Motta dio a conocer el documento Reflexiones sobre las presiones mediáticas de los últimos días donde aclara que el caso sobre el mercado de la masa y la tortilla “concluyó con sanción hace más de cinco años”. En la parte medular de su documento Pérez Motta recordó el linchamiento reali- zado en las pantallas de Televisa y TV Az- teca contra Isaac Saba, el empresario que se asoció con General Electric para buscar a principios del sexenio la concesión de una tercera cadena de televisión:

“Las declaraciones de la diputada (Esthela Damián Peralta) así como la co- bertura noticiosa que han recibido en te- levisión abierta recuerdan, por poner sólo un ejemplo, el caso del empresario mexi- cano Isaac Saba (q.e.p.d.) que en sociedad con una cadena estadunidense solicitó en 2006 una concesión para ofrecer una ter- cera cadena de televisión que habría sido competidora de las actuales televisoras. “La solicitud fue seguida, a los pocos días, de una intensa cobertura televisiva de supuestos abusos del empresario en un mercado totalmente distinto que, coinci- dentemente, se desvaneció en cuanto el empresario retiró su solicitud de conce-

Octavio Gómez El plan chantaje: de rivales a cómplices En pleno año electoral los dos principales
Pérez Motta y De Swaan. Comisionados bajo fuego Fotos: Octavio Gómez
Pérez Motta y De Swaan. Comisionados bajo fuego
Fotos: Octavio Gómez
  • 6 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Octavio Gómez El plan chantaje: de rivales a cómplices En pleno año electoral los dos principales

Germán Canseco

TELECOMUNICACIONES

Germán Canseco TELECOMUNICACIONES sión. Desde entonces, no hay noticias pú- blicas de otras solicitudes de este

sión. Desde entonces, no hay noticias pú- blicas de otras solicitudes de este tipo… “Las presiones para mí o para los de- más comisionados, en televisión o por otros medios, seguramente continuarán e incluso se intensificarán en los próximos días. No es la primera vez y seguramente no será la última. Es normal y no queda más que aguantarlas: es parte de la labor de un regulador”, sentenció Pérez Motta. El contrataque se agudizó el jueves 19. El vocero del Grupo Salinas, Luis Niño de Rivera, anunció que Grupo Iusacell deman- dará a Eduardo Pérez Motta por “filtrar” in- formación sobre el caso Televisa-Iusacell a la casa de bolsa Scotia Capital. “Les dio información a los analistas de una casa de bolsa y esto llegó a los inver- sionistas interesados en la inversión de Televisa”, advirtió Niño de Rivera. Además amenazó con interponer una demanda penal ante la Procuraduría Ge- neral de la República, otra ante la Secre- taría de la Función Pública y una tercera, como solicitud de recusación, ante la pro- pia Comisión Federal de Competencia. Sorpresivamente, a través de su cuen- ta de Twitter –@RicardoBSalinas– al medio- día del viernes 20, Ricardo Salinas Pliego redactó tres mensajes:

El primero: “EPM Queremos para todo México, un internet móvil y rápido que sí

y en las oficinas del órgano regulador un anónimo en el que se acusa a Pérez Motta de “filtrar” asuntos que no han pasado por el pleno. “¿Por qué Eduardo Pérez Motta pre- tende impedir que se consume la compra de 50% de Iusacell por parte de Televi- sa? ¿Quiere mantener el monopolio por los siguientes 15 años? ¿Por qué protege el statu quo? ¿Por qué impide que exista una verdadera competencia para Telmex- Telcel? ¿Por qué privilegia a los malos ser- vicios en perjuicio de los consumidores?”

Más concentración

El argumento de que la inversión de mil 600 millones de dólares de Televisa en Grupo Iusacell ayudará a una mayor com- petencia en el mercado de la telefonía móvil ha sido recurrente para justificar la sociedad entre los dos agentes que con- trolan los contenidos, la producción y la distribución de las señales de televisión abierta y televisión restringida en el país. Por medio de la Cofetel se solicitó un “estudio confidencial” a los consultores Di- mitri Ypsilanti y Agustín Díaz Pines, de la

Organización para la Cooperación y el Desa- rrollo Económicos (OCDE), a fin de efectuar una revisión del mercado de las telecomu- nicaciones en México y emitir su opinión sobre la fusión de Iusacell y Televisa. El documento, elaborado entre el 23 y 28 de octubre últimos, cuya copia obtuvo Proceso, considera que es “necesaria” y “benéfica” la entrada de un nuevo opera- dor basado en la alianza Televisa-Iusacell. Sin embargo, en la nota al pie de la página 61 los analistas de la OCDE ad- miten que “sin embargo, mientras las perspectivas en el mercado de las teleco- municaciones podrían ser bienvenidas, las perspectivas para el mercado de la te- levisión tendrían implicaciones negativas para la competencia”. Es el único párrafo, de las 110 cuartillas del estudio, donde admite que la sociedad entre ambos grupos será contraproducen- te para el mercado de la televisión abierta. Desde el 11 de julio pasado Grupo Nextel, exsocio de Televisa en la polémica Licitación 21, presentó ante la Cofeco una denuncia contra la fusión de ambos gru- pos. Argumentó que, de autorizarse, “se creará un monopolio sin precedente en el mercado de la televisión abierta, de tele- fonía celular, de publicidad y de televisión restringida”. Aportó, entre muchas otras, las si- guientes cifras:

–De las 468 estaciones de televisión abierta del país, 256 pertenecen a Grupo

Alatorre y López Dóriga. Instrumentos
Alatorre y López Dóriga. Instrumentos

funcione, como la red 4G de Iusacell, pero en cada rincón del país”. El segundo: “EPM Queremos seguir ba- jando el costo de los celulares a más de 100 millones de mexicanos, como lo hizo Unefón al ofrecer $1 el minuto”. Y el último: “EPM Queremos un diálo- go abierto y con razones. He cancelado las acciones legales que te preocupan. ¡Ojalá nos escuches!”. En respuesta el titular de la Cofeco emitió otro comunicado en el que plan- tea: “Así como no deben admitirse presio- nes, tampoco pueden aceptarse favores. Si Iusacell se siente afectado por lo que considera que son actuaciones mías, los invito a que ejerzan su derecho de proce- der legalmente. “Lo que sí puedo garantizar es que, como siempre, mi voto sobre la concen- tración Televisa-Iusacell, el cual estoy analizando, se basará estrictamente en el mandato de la Ley de Competencia y, por lo tanto, responderá exclusivamente a mi apreciación del impacto de la operación en las condiciones de competencia y libre concurrencia en los mercados, sin res- ponder a las presiones de ningún actor.” Antes de la amenaza de tres deman- das y del “perdón” de Ricardo Salinas Pliego, desde el viernes 13 comenzó a circular en las redacciones periodísticas

  • 8 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Germán Canseco TELECOMUNICACIONES sión. Desde entonces, no hay noticias pú- blicas de otras solicitudes de este

Televisa y 180 a TV Azteca; es decir 93% de todas las estaciones. –Grupo Televisa y TV Azteca al- canzan participaciones de 66% y 33%, respectivamente, en términos de au- diencias. Es decir tienen 99% de la tele- visión abierta. –Entre marzo y abril de 2011 los 411 programas con mayor rating fueron transmitidos por las cadenas de tele- visión de ambas empresas. Estos pro- gramas son los más vistos también en televisión de paga. –Ambas televisoras tienen 90% del mercado publicitario en la pantalla co- mercial; concentran 60% de toda la pu- blicidad en México y acaparan 40% de la publicidad oficial federal. –Al fusionarse Grupo Televisa con Grupo Iusacell, la empresa de Azcárraga Jean “se convertirá en la única con po- sibilidad de dar servicios de total play”. Con esto Televisa controlaría los dos principales proveedores de televisión de paga (Cablevisión y Sky), a TVI y a Ca- blemás, además de Grupo Iusacell. –El dominio publicitario sería en to- das las plataformas: televisión abierta, televisión de paga, telefonía celular e internet, creando “barreras de entra- da”. “Las prácticas de los concesiona- rios de televisión por cable, asociados a Productora y Comercializadora de Televisión (PCTV), también constituyen barreras de entrada”, advirtió Nextel (Proceso 1811). Finalmente Nextel retiró su deman- da ante la Cofeco después de que ne- goció con Grupo Salinas la suspensión de los más de 60 litigios judiciales que interpuso este corporativo contra la Li- citación 21. Sin embargo los datos y las con- sideraciones de Grupo Nextel son vá- lidos. En Estados Unidos ésta y otras empresas telefónicas analizan ante la Securities Exchange Commision (SEC), autoridad reguladora del mercado bursátil estadunidense, si no hubo un presunto fraude de Grupo Televisa a accionistas minoritarios al negociar la fusión con Grupo Iusacell.

“Esta es una práctica monopólica absoluta y es una de las más sancio- nadas por las leyes de competencia en todo el mundo”, plantea Carpinteyro en entrevista. También advierte que existe no só- lo el riesgo de que se conviertan en “un monopolio de la opinión pública”, sino también en un poder de control mediá- tico y político más fuerte. “Hay muchos indicios de que la lí- nea editorial de ambas televisoras es cada vez más similar”, indica. “La Cofe- co no debería sólo estar analizando la fusión, sino también la colusión de in- tereses”, apunta. La exfuncionaria firmó junto con decenas de especialistas e integrantes de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) un desplegado en el que le piden a la Cofeco que recha- ce “por notoriamente improcedente” la alianza entre Grupo Iusacell y Televisa. “La Constitución Política de nuestro país prohíbe los monopolios y las prác- ticas monopólicas contrarias al interés público y obliga a las autoridades a per- seguir con eficacia toda concentración o acaparamiento en pocas manos”, plan- tea el documento redactado por Aleida Calleja, presidenta de la Amedi, y por Al- berto Aziz Nassif, coordinador del Con- sejo Consultivo de este organismo. Por su parte, Ernesto Vargas, presi- dente de Grupo Dish, principal compe- tidor de Televisa en televisión satelital, advirtió en conferencia de prensa que si la Cofeco autoriza la fusión, deben incluirse condiciones para regular el mercado de la televisión restringida, ac- tualmente dominada por Televisa. Sostuvo que si se autoriza la fusión, Grupo Dish, que actualmente tiene 2.3 millones de suscriptores en todo el país, podría desaparecer en dos años, tal co- mo le sucedió a DirecTV cuando no pu- do competir con Sky, filial de Televisa. “Preferimos que haya concentración siempre y cuando Cofeco regule la can- cha: que exista el must carry para que el canal 2 o el canal 13 sean vistos en todos los sistemas de televisión restrin- gida; para que existan opciones de pro- ducción independiente”, argumentó. –¿Influye el escenario de las eleccio- nes federales de 2012? –se le preguntó. –Si no fuera por 2012, las presiones serían menores. Influye por la fuerza que han adquirido ambas televisoras. “Somos víctimas de lo que los go- biernos han dejado hacer frente a la te- levisión abierta. Es un poder dentro de otro poder”, afirmó Vargas.

Germán Canseco TELECOMUNICACIONES sión. Desde entonces, no hay noticias pú- blicas de otras solicitudes de este

Alianza improcedente

Por su parte, la exsubsecretaria de Co- municaciones, Purificación Carpinteyro, afirma que la Cofeco debería no sólo investigar la fusión de Azcárraga Jean y Salinas Pliego en Grupo Iusacell, sino los indicios de que existe “una colusión de intereses” entre dos empresas televisi- vas que deberían ser competidoras.

Germán Canseco TELECOMUNICACIONES sión. Desde entonces, no hay noticias pú- blicas de otras solicitudes de este
Germán Canseco TELECOMUNICACIONES sión. Desde entonces, no hay noticias pú- blicas de otras solicitudes de este
LA GUERRA DE CALDERÓN Los detectores y la“ingenuidad” mexicana Un par de carísimos productos milagro, los
LA GUERRA DE CALDERÓN
Los detectores
y la“ingenuidad”
mexicana
Un par de carísimos productos milagro, los llamados “de-
tectores moleculares” que el gobierno de Felipe Calderón
compró a montones para combatir al narco, resultaron
ser un fraude, juguetes de plástico. Contra las adverten-
cias del gobierno británico, la experiencia del FBI esta-
dunidense y los argumentos de la comunidad científica
mexicana, el Ejecutivo y los jefes militares siguen arries-
gando la seguridad del país, de su personal y del resto
de los ciudadanos al usarlos para “detectar” bombas o
drogas y justificar cateos.
PATRICIA DÁVILA
L os detectores moleculares ADE
651 y GT200, empleados por el
gobierno mexicano para locali-
zar cargamentos de droga, ar-
mamento y explosivos en aire,
mar y tierra, son aparatos “frau-
dulentos”, una “burla” a la inte-
ligencia y un riesgo para la seguridad na-
cional. En realidad no detectan nada.
Casi 2 mil de estos detectores molecu-
lares fueron comprados en 2007, al inicio
de la administración de Felipe Calderón. El
Ejército y la Marina anunciaron la adquisi-
ción de un instrumento capaz de detectar
a varios kilómetros hasta un nanogramo
–una milésima de millonésima de gra-
mo– de prácticamente cualquier sustancia
ilegal y de armas de uso exclusivo de las
Fuerzas Armadas. En resumen, tenían un
arma “mágica” contra el narco.
Por medio de la prensa, el Ejército ha
atribuido cuantiosos decomisos de droga y
armas al GT200 y al ADE651, y los ha em-
pleado para justificar cientos de cateos. De
hecho, su uso ha provocado cerca de 500
quejas en la Comisión Nacional de los De-
rechos Humanos e incluso algunos juicios
penales contra la Secretaría de la Defensa
Nacional.
Ahora el doctor Luis Mochán Backal, ex-
presidente y actual investigador de la Aca-
demia Mexicana de Ciencias (AMC) de la
Universidad Nacional Autónoma de Méxi-
co (UNAM), dice a Proceso que, después de
muchas dificultades, sometió al GT200 a
una prueba. Hoy está convencido de la inu-
tilidad de los aparatos. Relata:
“Me enteré de estos detectores en mar-
zo de 1999, en Atlanta, Estados Unidos,
durante una charla en el Congreso de la
Sociedad Americana de Física. Acudió Ga-
mes Randy, famoso por denunciar la seu-
dociencia. Él fundamentó la falsedad del
Quadro Tracker, uno de los primeros detec-
tores moleculares.”
El Quadro Tracker, adquirido por cor-
poraciones estadunidenses como la Pa-
trulla Fronteriza, era similar a una pisto-
la de plástico con una antena giratoria. El
aparato tenía ranuras para insertar tarje-
tas intercambiables, según lo que se que-
ría detectar: drogas, armas y hasta crimi-
Los aparatos, una pifia
nales o inmigrantes ilegales. Los vendían
en 2 mil dólares.
Cuando Randy hizo una prueba, cortó
en pedazos el artilugio y vio que adentro
no había nada: ni fuente de poder ni com-
ponentes electrónicos. Era un pedazo de
plástico.
Los fabricantes pregonaban que las tar-
jetas contenían la “esencia” de la “sustan-
cia” por detectar capturada en cristales de
carbón. Esta terminología ocultaba un pro-
cedimiento inverosímil: para buscar ma-
riguana, fotografiaban una planta y luego
la fotocopiaban para carbonizarla y lami-
narla en forma de tarjeta. De igual forma,
carbonizaron la foto de un indocumentado
mexicano para detectar migrantes ...
Cuando Randy evidenció el engaño, los
fabricantes argumentaron que él no tenía
10
11
1838 / 22 DE ENERO DE 2012
1838 / 22 DE ENERO DE 2012
AFP photo / Omar Torres

Eduardo Miranda

Mochán. Desmontando el engaño
Mochán. Desmontando el engaño

capacidad científica para juzgar el funcio- namiento del aparato. A fin de compro- bar si funcionaba, Randy hizo una prue- ba “doble ciego”: una persona oculta una sustancia por detectar sin que nadie más sepa dónde se halla. El operador del Qua- dro Tracker jamás encontró la sustancia. Pese a ello, el investigador no captó el interés de las agencias gubernamentales de Estados Unidos hasta que un exagente del FBI compró una franquicia y empezó a vender Quadro Tracker. Esto irritó al FBI, que mandó el aparato a un laboratorio del Departamento de Energía para someterlo a pruebas. Al comprobar que no funciona- ba, prohibieron usarlo y venderlo. No obstante, poco tiempo después se empezó a producir en Inglaterra, con el nombre de Molle. Hasta ahora existen más de 10 generaciones de detectores y cada vez que se denuncia el fraude sale a la ven- ta uno de distinto nombre. Prosigue el doc- tor Mochán:

“De pronto, 11 años después, en mar- zo de 2010, por e-mail recibí una revista de ciencias que edita un expresidente de la Sociedad Americana de Física. Traía la no- ticia de que México había comprado 500 aparatos ADE651 y GT200 a 20 mil dólares cada uno. Le di seguimiento y resultó que la compañía que los vendió es la Global Technical (GT), que los distribuye en Méxi- co a través de la empresa Segtec.” Se enteró de que el gobierno de Irak usaba esos aparatos para detectar explo- sivos, pero frecuentemente explotaban carros-bomba que mataban a mucha gen- te, incluidos soldados ingleses. La BBC de Londres hizo una investigación y denun- ció que los detectores eran fraudulentos. El gobierno Inglés prohibió su exportación a Irak y Afganistán para proteger a sus tro- pas. También avisó del engaño a otros go- biernos que los compraron, entre ellos al de México.

“El gobierno mexicano no sólo ignoró la alerta, sino que los siguió comprando. Los datos oficiales que tengo apuntan a cerca de mil detectores, por los que pagaron 360 millones de pesos”, señala Mochán.

Pagaron sin ver

En 2009 Andrés Tonini, escritor de ciencia ficción, solicitó a través del Ifai informa- ción acerca de las instituciones que ad- quirieron detectores moleculares ADE651 y GT200, de Global Technical. La respuesta es preocupante:

En 2008, el 15 de julio, el ISSSTE adqui- rió uno por 379 mil 500 pesos; Pemex, en noviembre, compró ocho para el Comple- jo Procesador de Gas (CPG) Nuevo Pemex, CPG Área Coatzacoalcos, CPG Reynosa y CPG Arenque, adscritos a la Subdirección de Producción; cada uno le costó 425 mil

154.28 pesos. En diciembre Pemex Petro- química adquirió cinco, a 464 mil 756.40 pesos cada uno. La Subdirección de Se- guridad Industrial y Protección Ambien- tal tiene 41 pero no dice su costo. Pemex Exploración y Producción informó que sus 35 GT200 le costaron entre 435 mil y 609 mil pesos por unidad. En la respuesta a la solicitud 00007000 57809, la Sedena señala que adquirió 521 equipos en 2007 y en 2008 a 286 mil 740 pesos la pieza. Ante la solicitud 00007 00152310, informa de 742. En el mismo periodo, la Semar firmó contrato por 102 unidades pero no menciona el precio. De acuerdo con Pemex y la Semar, ésta se en- cargó de probar los equipos de ambas ins- tituciones. En el Ejército y el ISSSTE no hu- bo pruebas. También los adquirieron los gobiernos

de Chihuahua, Colima, Distrito Federal, Tabasco, Guanajuato, Michoacán, Sinaloa, Oaxaca y Yucatán. El doctor Mochán fue invitado a par- ticipar en juicios penales donde el apara- to fue usado por la Sedena como eviden- cia, por lo que obtuvo la información que usan los operadores. “La teoría de funcionamiento del apa- rato que la Sedena manifiesta en el jui- cio es falsa. Por ejemplo, afirma que esto es capaz de detectar hasta un nanogramo –la milésima de millonésima de gramo– de una lista enorme de sustancias porque es programable gracias a unas tarjetas inter- cambiables, una para cada sustancia a de- tectar a una distancia de cinco kilómetros en aire. De acuerdo al instructivo, lo de- tecta a partir del campo paramagnético y del campo diamagnético que generan las sustancias. “Lo que hice fue calcular el campo magnético generado por un kilogramo de

Polevnsky y Sotelo. Advertencias http://lacienciaporgusto.blogspot.com
Polevnsky y Sotelo. Advertencias
http://lacienciaporgusto.blogspot.com

LA GUERRA DE CALDERÓN

un material ferromagnético a 10 metros y encontré que es miles de veces más pe- queño que el campo magnético de la Tie- rra. Por lo tanto, detectar un kilogramo del imán más poderoso que se le pueda ocu- rrir sería muy difícil a 10 metros, cuando el detector molecular pretende detectar nanogramos a miles de metros. La señal sería como 10 a la 20 veces (1 seguido de 20 ceros) menor que lo que produciría el material ferromagnético a 10 metros. No detecta nada.” En el instructivo se especifica que si el operador está cansado o agitado no debe usar el “detector”: “¡Si buscan a un criminal no sé cómo le hacen, porque seguramente el corazón se le acelera! Si están tomando medicamentos tampoco deben usarlo por- que los medicamentos pueden enlazarse ‘energéticamente’ con la antena y provo- car que señale para donde no debe”. Según los fabricantes, el aparato no usa fuente de energía pero no la necesita porque se carga con “la energía electrostá- tica del cuerpo humano”. Pero, aclara Mo- chán, “el cuerpo humano es un conductor y en un conductor no puede haber cam- po electrostático. Los fabricantes inventan términos”. La preocupación de la AMC llevó a su presidente, el doctor Arturo Menchaca, a enviar una carta al titular de la Sede- na, Guillermo Galván Galván, el 4 de abril de 2011. Le informó que los detectores no funcionan y le ofreció la colaboración de la AMC para someterlos a una prueba de “doble ciego”. El 30 de junio, el general de brigada del Estado Mayor Édgar Luis Ville- gas Meléndez respondió que el GT200 fun- ciona de maravilla. “No es posible acceder a su solicitud –agregó el militar– debido a las obligaciones jurídicas del contrato de adquisición con la empresa, que prohíbe cualquier tipo de pruebas”. Esto sorprendió al investigador: “O sea que la seguridad nacional está supedita- da a un contrato que jamás debió firmar- se. He conversado con físicos de la Facul- tad de Ciencias de la UNAM, contratados por la Sedena, y opinan que el aparato es un fraude, pero no les hacen caso”. A la Semar se dirigió Alejandro Frank Hoeflich, director del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM. Habló con tres almirantes para que se realizara una prueba de los aparatos y no tuvo éxito, a pesar de que ofreció discreción.

Alto riesgo

“Si vemos el instructivo –continúa Mo- chán–, el aparato es genial porque se curan en salud cuando señalan que no debe ha- cerse ninguna consignación con este apa- rato, que se requiere evidencia adicional. Claro, porque el detector no es evidencia. En principio, según el instructivo, no debe

usarse si no va acompañado de un perro o d e un compañero que haga la búsqueda. Y los éxitos son del operador y del perro. “Estoy involucrado en juicios pena- les en los que, de acuerdo con la Sedena, el GT200 detectó sustancias prohibidas y municiones de uso exclusivo del Ejército en una vivienda. Por eso catearon el domi- cilio. En uno de los juicios, donde el peri- to es un colega, la juez ordenó a la Sedena que sometiera al GT200 a una prueba de ‘doble ciego’.” La Sedena envió a dos soldados exper- tos en el uso del GT200 con uno de los apa- ratos y suficiente cantidad de sustancias que supuestamente puede localizar. La prueba se hizo el 21 de octubre de 2011 en la AMC. El GT200 no detectaba nada y los militares preguntaron si los vecinos esta- ban tomando medicamentos. Incluso hi- cieron sacar del salón de prueba la mesa del café, porque podía “falsear” la prueba al momento de buscar anfetaminas… Mochán sonríe: “Me parece absurdo, pero no puedo decir el resultado de la prue- ba hasta que la juez dictamine, ya que pue- do perjudicar a la defensa”. –La prueba confirmó su teoría sobre la falsedad del detector, de lo contrario no daría la entrevista –comenta la reportera. Dice sonriendo: “Sólo en la CNDH hay cerca de 500 juicios involucrados con este aparato. En la recomendación general 19, emitida el 5 de agosto de 2011, la comisión señala que ‘el GT200 ha sido empleado en numerosas ocasiones por el personal de las fuerzas armadas como medio que cuadyu- va en sus investigaciones y operativos en la lucha contra la delincuencia organizada’. Menciona que el gobierno de la Gran Breta- ña prohibió la exportación del ADE 651, pa- ra proteger a sus soldados”. En opinión del doctor en física, la CNDH exhorta a que no se use un GT200 porque es violatorio de los derechos humanos, porque desde el exterior de la casa de una perso- na se busca percibir las sustancias que uno guarda adentro. Están “husmeando” sin te- ner una orden judicial. “Pero entonces le es- tán confiriendo validez al aparato, cuando, reitero, no sirve para nada”. Sin embargo, aclara Mochán, sí puede hacer daño: “Es un instrumento emplea- do para justificar los allanamientos. Argu- mentan flagrancia sólo porque la anteni- ta lo apuntó. Esto es muy grave porque el GT200 y el ADE651 no son evidencia de na- da porque no funcionan, y cuando la ante- na le apunta a una persona le pueden des- trozar la vida, lo vuelven sospechoso de cualquier crimen que le quieran inventar”. En octubre pasado Mochán fue invita- do por la Comisión de Ciencia del Senado de la República a exponer sus hallazgos so- bre el GT200. Además de sus colegas Arturo Menchaca y Alejandro Frank Hoeflich, asis- tió Francisco José Sánchez-Sesma, geofísi-

Eduardo Miranda Mochán. Desmontando el engaño capacidad científica para juzgar el funcio- namiento del aparato. A

Foto: Especial

www.jornada.unam.mx

co que dirigió el Instituto de Ingeniería de la UNAM y es miembro del Consejo Con- sultivo de Ciencias de la Presidencia de la República. Estuvieron presentes los senadores Francisco Javier Castrellón, Carlos Sotelo y Yeidckol Polevnsky, quienes el 13 de sep- tiembre propusieron un punto de acuerdo:

exhortar al presidente para que solicitara a la comunidad científica una evaluación de la eficacia de estos aparatos. El punto de acuerdo iba a pasar al día siguiente al ple- no para que se aprobara, pero hasta la fe- cha sigue en espera. “Me preocupa –explica el especialista– porque estamos viviendo el surgimiento del terrorismo, bombas que aparecen por varios lados. A un investigador le pusie- ron una bomba por estudiar nanotecnolo- gía. Después otro paquete sospechoso apa- reció en el Cinvestav de Irapuato, llegó el Ejército con este aparatito, checaron el pa- quete y determinaron que era una bomba, pero resultó que era un regalo”. Luego son- ríe al mostrar fotos de soldados que inten- tan rastrear con un GT200 al panista Diego Fernández de Cevallos, entonces secues- trado. Plantea:

“¡Imagínese que el aparato diga que no es una bomba cuando sí lo es! Esto po- ne en peligro a mucha gente. Pemex lo es- tá usando para proteger sus instalaciones. Si alguien pretende sabotear a Pemex in- troduciendo un cargamento de explosivos y lo dejan pasar porque el aparatito no lo detectó, se pone en riesgo la infraestructu- ra del país, la integridad y la vida de nues- tras fuerzas armadas.” –El gobierno cuenta con un aparato de inteligencia y de seguridad nacional. ¿Es- taba obligado a saber que el aparato es un fraude? –Es grave. Es una cuestión de seguridad nacional, y si el criterio con el que se ad- quirió el detector es el mismo con el que se hace inteligencia y se combate al crimen organizado, las perspectivas que tenemos no son nada halagüeñas. Fue un error com- prarlo. Pudo ser mala voluntad o ignoran- cia. Si grandes instituciones como el Ejér- cito y la Marina no se dieron cuenta del fraude, es que estamos pagando un costo muy alto por no tener ciencia. –¿Se combate al narcotráfico con ins- trumentos de juguete? –Sí. El GT200 y el ADE 651 son jugue- tes. Sé que 25 países los compraron; tene- mos el honor de ser de los que más hemos adquirido y los únicos que los seguimos usando. Resume el doctor Arturo Menchaca, pre- sidente de la AMC: “Como personal científi- co calificado, es nuestra responsabilidad in- formar sobre el posible peligro que corre el personal de la Sedena que lo opera, así co- mo todo aquel que depende del GT200 para su seguridad personal”.

El Ejército contra ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA el Ejército
El Ejército
contra
ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
el Ejército

Detenciones arbitrarias, privaciones ilegales de la liber- tad, violaciones a los derechos humanos, agresiones de todo tipo –entre ellas las sexuales–, asesinatos y aun ejecuciones contra civiles han aumentado el descrédito de las Fuerzas Armadas del país, principalmente en los últimos años, si bien la impunidad por esos actos sigue siendo una constante histórica. Es más: ni los propios militares consiguen librarse de los abusos de los mili- tares. En las instalaciones castrenses, decenas de ellos que se encuentran en calidad de indiciados esperan la resolución de sus procesos, que en ocasiones involu- cran acusaciones ridículas…

  • C ada mañana, en la puerta 8 del Campo Militar Número 1, dece- nas de soldados y marinos ves- tidos de civil se van juntando hasta que, en punto de las 7:00 horas, un toque de corneta lla-

ma a formación y un oficial cuartelero pa- sa lista con potente voz de mando. Al trasponer el arco de acceso, luego de sortear exhaustivas revisiones, se lle- ga a la base de la Policía Militar, que des- tina uno de sus patios a la formación. El campo es enorme, con sus espaciosos edi- ficios, extensiones arboladas, limpias ave- nidas y explanadas ociosas… pero el Agru- pamiento de Militares Libres Bajo Caución de la Primera Región tiene bien delimita- das sus zonas y salir de ellas, así sea pa- ra buscar la sombra de un árbol, puede ser motivo de castigo. Estas descripciones respecto de la si- tuación que impera en la instalación cas- trense son hechas por los propios prisio- neros, quienes refieren que aun oficiales y personal de tropa son despojados ahí de uniformes, insignias y todo distintivo, sal- vo el gafete de acceso que los iguala con el estigma de ser indiciados. No hay ningún

LA GUERRA DE CALDERÓN

general, almirante ni otros oficiales supe- riores; sólo mandos medios, grumetes y soldados rasos. Una vez que pasaron lista, deben to- mar un desayuno insalubre, en trastes de plástico manchados por no lavarse en va- rios días, rellenos una y otra vez del potaje extraído de la llamada “cazuela del perro”. Luego se les ordena permanecer en un lugar para el adiestramiento, que no les dan, pero rompen filas hasta que algún ofi- cial lo decide. Los originarios del Distrito Federal van con sus familias, pero la mayo- ría, sin ingresos y venidos de lejos, perma- necen inactivos, esperando por años que se resuelva su caso. Están ahí en cumplimiento del artícu- lo 6 del Reglamento de los Grupos de Mili- tares Procesados y Sentenciados (RGMPS), norma que no reglamenta ninguna ley. Los motivos por los que cumplen esa prisión a medias no son claros para alrede- dor de 2 mil efectivos indiciados por la jus- ticia castrense que están repartidos en las regiones militares. No fueron sentenciados por un tribunal ni se les acredita aún nin- gún delito, pero en general fue por “sospe- chosos” que perdieron la libertad, sus de- rechos laborales y su patrimonio, además de que no cuentan con seguridad jurídica. “Dando una interpretación mezquina a la Constitución, nos convierten en víc- timas de un código de justicia militar que es ambiguo, confuso, arcaico. Estamos in- defensos, marginados, percibiendo el 10% de nuestro salario, muchas veces acusa- dos por encontrarnos en la parte inferior de la cadena de mando”, explica el capi- tán segundo Manuel Contreras Marqueda. A ello se suma la cancelación de crédi- tos hipotecarios y la confiscación de bie- nes facultada por el artículo 33 de la Ley Orgánica de Banjército. Desde enero de 2011, un grupo de ofi- ciales que forma parte del agrupamiento emprendió una serie de acciones para exi- gir la derogación del fuero de guerra, que

consideran injusto para los propios mili- tares y en el que, dicen, se basa la impu- nidad en violaciones a los

personal del servicio exterior, agentes del Ministerio Público, peritos y miembros de instituciones policiales se regirán por sus propias leyes. A juicio de los denunciantes, entrevis- tados por Proceso, lo anterior posibilita la subsistencia del RGMPS y que el Código de Justicia Militar (CJM) sea el marco jurídico por el que ministerios públicos y juzgados militares carecen de autonomía y siguen al servicio del mando militar, con lo que se viola la división de poderes estipulada en el artículo 49 constitucional. Es decir, en última instancia el presidente es coman- dante en jefe, legislador, acusador y juez. El capitán Contreras explica que los defensores de oficio no suelen represen- tar a los acusados en la justicia militar y los que tienen posibilidades de hacerlo son designados fiscales. Así, los peores aboga- dos militares son defensores de oficio, y los mejores, ministerios públicos. Ellos, como los jueces, responden a la misma cadena de mando y a la nómina de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Por lo gene- ral, el defensor aconseja al “cliente” que se declare culpable. “El espíritu de nuestra denuncia contra el fuero de guerra se funda en la exigencia legítima al Estado mexicano de que propi- cie la igualdad ante la ley. Como integran- tes de las Fuerzas Armadas, reclamamos que se nos reconozca como seres huma- nos y como ciudadanos”, añade el oficial. Sus compañeros condicionan el en- cuentro con el reportero: “Aceptamos ha- blar, pero que quede claro: hacemos res- ponsable a nuestro comandante en jefe, el presidente Felipe Calderón, y a los secre- tarios de Defensa y de Marina, de nuestra integridad y la de nuestras familias”.

Excesos

–¿A qué se refiere con “verle los calceti- nes” a su superior? –¿Le suena absurdo, verdad? Esa es una de las acusaciones: la falsedad de haberle visto los calcetines a un oficial.

Foto: Especial www.jornada.unam.mx co que dirigió el Instituto de Ingeniería de la UNAM y es miembro

derechos humanos de ci- viles. Incluso señalan que orilla a soldados a suici- darse o bien desertar o en- rolarse en grupos crimina- les, con tal de “subsistir a cualquier costo”. De acuerdo al párra- fo segundo del artículo 13 constitucional, en México “subsiste el fuero de gue- rra para los delitos y fal- tas contra la disciplina mi- litar”. Además, el artículo 123, en la fracción XIII de su apartado B, establece que los militares, marinos,

Corte militar. Desmesura

  • 14 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Foto: Especial www.jornada.unam.mx co que dirigió el Instituto de Ingeniería de la UNAM y es miembro

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

15

Eguileta Arias, al centro. Campo Militar número 1 Foto: Especial “También me acusaron de que algu-
Eguileta Arias, al centro. Campo Militar número 1 Foto: Especial
Eguileta Arias, al centro.
Campo Militar número 1
Foto: Especial

“También me acusaron de que algu- nos elementos me llaman por mi nom- bre y otros por mi grado; del delito de que mi hermano sea yerno del contralmirante Marco Antonio Peyrot (que fue secretario de Marina en el sexenio de Fox); además, de ser estricta en las limpiezas bucales, de haber dejado un resto reticular y de que mi consultorio se contaminó de influen- za. Contra todas las pruebas que aporté, el Consejo de Honor me declaró culpable”, explica la teniente de fragata y odontólo- ga Elvia Emilia Eguileta Arias. Una veintena de soldados, de civil y encapuchados, se presentó en las insta- laciones sanitarias de la Primera Región Naval, en Tampico, Tamaulipas, el 18 de febrero de 2010. Descendieron de tres ve- hículos y con violencia se llevaron a la te- niente Eguileta al hospital militar de esa ciudad portuaria. La oficial es alta, rubia y atlética. Los soldados le ordenaron desvestirse y le to- maron fotografías y video. De ahí la lleva- ron a la base militar de Tancol, en el mis- mo estado. “Me dijeron que me trasladarían. Ellos iban de civil, yo uniformada; entonces su- pe que me querían matar. En la central ca- mionera de Tampico me querían aplicar la ley fuga, porque de repente abrieron la puerta y me aventaron. Gracias a Dios, me les escapé a los judas.” La teniente se escondió. Mandó publi- car un desplegado denunciando los hechos el 19 de febrero de 2010 en El Sol de Tampico, pero no encontró protección, sino al con- trario: un comando ingresó a su domici- lio particular y sustrajo equipos de cómpu- to, documentos y objetos personales. Con miedo, viajó a la Ciudad de México y se en- tregó a la justicia militar. “Aún no me explico cómo el contral- mirante (Francisco Sáynez) permitió ese secuestro, siendo yo una oficial de la Ar- mada y mis captores elementos del Ejér- cito”, dice. Como oficial de la Marina Armada de México, la teniente Eguileta es procesa-

LA GUERRA DE CALDERÓN

Contreras estaba destacado en la XXIV Zona Militar, con sede en Morelos, bajo las órdenes del general Ricardo Escorcia Vargas, a quien relevó después el general Leopoldo Díaz Pérez, hoy conocido por es- tar implicado en la desaparición de Jethro Ramsés Sánchez Santana, ocurrida el 1 de mayo de 2011, así como por ser el opera- dor del plan contrainsurgente en Chiapas de 1995 a 2000. Cuando, cumpliendo sus funciones, Contreras hizo un balance de materiales detectó cartuchos faltantes. Dio parte del robo, pero lo hizo tres meses después de ocurrido, pues se trata de un inventario di- fícil de detectar por el volumen. Pese a que comprobó que no estaba a cargo del alma- cén en el momento del robo y que fue él quien lo denunció, se le abrió la averigua- ción previa 042/2010. Como pocas veces, pudo sentar a un general (Díaz Pérez) en su juicio, pero éste respondió con burlas y divagaciones en la diligencia mientras el juez lo festejaba. Ahí sigue Contreras, a un año y medio de ser indiciado. Al teniente Gómez, según el expedien- te 057/2011, se le acusa de no percatarse a tiempo de un fraude. Contador público egresado del Instituto Politécnico Nacio- nal, Gómez realizó una auditoría en la Pri- mera Región Naval, en Tuxpan, Veracruz, y aportó los elementos para la denuncia. Al presentarse en el juzgado para dar su testimonio, se sorprendió porque apa- reció como responsable y ahora está suje- to a proceso militar. “Cuando a los man- dos les pegas en el dinero, no sabes lo que te espera”, dice. Contreras abunda en que el agrupa- miento es un negocio fraudulento que cap- ta recursos que los militares y marinos de- nunciantes calculan entre 15 y 20 millones de pesos mensuales, ya que a unos 2 mil in- diciados se les retiene el 90% de su ingreso y el destino de ese dinero no es transparente. “Con eso, según mis cálculos, se paga- rían la Estela de Luz y la Línea 12 del Me- tro”, interviene la teniente Eguileta. De acuerdo al artículo 20, fracción IV del RGMPS, la nómina y beneficios incau- tados deben reintegrárseles a los indicia- dos si quedan absueltos. Pero eso no ocurre y nadie sabe a dónde va el dinero. A eso le atribuyen que siempre resultan culpables. Contreras afirma que en esta trama juega un papel importante el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFAM), que termina siendo un instru- mento de persecución por las retenciones de nómina sin transparencia. En el mencionado oficio de 2011, el te- niente Álvares Domínguez observó: “Se pierde totalmente el fin único de la exis- tencia de la justicia, pues ya no se busca balancear la ecuación existente entre de- lito, acusado y daño, sino la tipificación del acusado, la persecución y exterminio

da por la justicia mili- tar, pues la Secretaría de Marina no cuenta con un sistema de justicia. “En las Fuerzas Armadas hay mucha corrupción. Mientras el presidente dice que quiere cambiar el país, nosotros vemos que no atiende las so- luciones que se le plan- tean, y una de ellas es la eliminación del fuero de guerra”, agrega. El teniente de cor- beta Iván Gómez Ortiz añade que con la pro- puesta de reforma a la Ley de Seguridad Nacional que promueve Felipe Calderón no sólo se daría un poder descomunal a los mandos militares:

“Si con nosotros hacen lo que quieren, imagínese con el personal civil. Con esa re- forma nadie va a poder detenerlos. Es mu- cho poder en juego. Con miedo estamos abordando el tema y, más allá de nuestros casos, estas denuncias son por México, por sus instituciones y por los compañeros que están en la misma situación que nosotros, sin ser escuchados y vencidos en juicio, que han perdido todos sus derechos.” Entre los integrantes de este agrupa- miento hay quienes dispararon a civiles por una orden de sus superiores, pero éstos no asumieron las consecuencias. También los que trataron de expresarse con libertad. Por ejemplo, el teniente de transmisio- nes Manuel Álvares Domínguez fue acusa- do de motivar a otros militares a conseguir un incremento salarial. El oficial consiguió que integrantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas asumieran su cau- sa en lugar de un defensor de oficio militar y, gracias a un amparo, regresó a su plaza. En un escrito dirigido a los titulares de los tres poderes, así como al ómbuds- man y a distintas instancias especializa- das en derechos humanos dentro y fuera del país, el 11 de julio de 2011 el capitán Álvares expuso los casos de otras víctimas de la justicia militar, que impone a los mi- litares indiciados una “sentencia previa”. Citó al mayor médico cirujano Óscar Antonio Cabrera, quien se suicidó en agosto de 2010 al no soportar las cargas del proceso y el despojo de su patrimonio, y al teniente de zapadores Julio César Reyes Fiscal, quien terminó con su vida al mes siguiente. Am- bos estaban en el agrupamiento.

Juicios por consigna

El capitán segundo en materiales de gue- rra del Ejército, Manuel Contreras, y el te- niente de corbeta y contador de la Armada, Iván Gómez, están acusados de delitos se- mejantes: descubrir robos y denunciarlos.

Eguileta Arias, al centro. Campo Militar número 1 Foto: Especial “También me acusaron de que algu-

David Deolarte / Procesofoto

LA GUERRA DE CALDERÓN

en vida”. Añade que la mayoría de los in- diciados no cuenta con una profesión ci- vil, pues ha dedicado su vida a las Fuer- zas Armadas. “Hemos olvidado el concepto de dig- nidad y nos hemos dedicado a sobrevivir, no escatimando modo alguno de obtener ingresos, trabajando de cargadores, pinto- res, vendedores de tamales o dulces y, los más afortunados, trabajando de escoltas, sin la certeza de que en alguna ocasión es- colten, sin darse cuenta, a personas de la delincuencia organizada, con la única in- tención de no ver a sus hijos lamentándo- se en la miseria.” Para Contreras Marqueda, las conse- cuencias del fuero de guerra van más allá y provocan un daño a la sociedad, ya que posibilita la impunidad de los mandos su- periores en la violación de derechos hu- manos. Por eso, dice, todos los actores po- líticos le temen al Ejército, pese a que con el fallo de la Corte Interamericana de De- rechos Humanos en el caso Radilla el Es- tado mexicano debería reformar el Código de Justicia Militar. –Sabe usted mucho de leyes –se le comenta. –La mayoría no sabemos nada, con- fiados en que siendo gente de bien nun- ca nos pasará nada, hasta que un día pa- sa y tienes que aprender para defenderte. En octubre pasado los oficiales incon- formes sostuvieron un encuentro con Mar- garita Zavala, la esposa del presidente Feli- pe Calderón. Fue un logro, pues desde hace un año han pedido cita al ómbudsman Raúl Plascencia pero ni él ni nadie los re- cibe en la Comisión Nacional de los Dere- chos Humanos. Zavala los escuchó, fue amable, les dio una lectura jurídica y les dijo que ya ha- bían hecho mucho, que ahora confiaran en quienes deben resolver las cosas. Esperaron y nada, como también aguardan respues- tas del Congreso, del Poder Judicial y del Al- to Comisionado de las Naciones Unidas pa- ra los Derechos Humanos, al que le hicieron llegar sus denuncias para que se investigue a los responsables de la justicia militar por su actuación y se indague el destino del di- nero confiscado, así como para proponer re- formas que erradiquen el fuero de guerra. Eguileta y Gómez, marinos ambos, al- zan sus tazas de café y las chocan. La pri- mera advierte:

“Los militares y marinos somos buenas personas, gente común como todos, pero con una responsabilidad con el país. Mu- chos creemos en las Fuerzas Armadas y en la lucha contra el narco. Muchos arriesgan sus vidas a diario, por eso nos duele esta si- tuación. No somos maleantes, pero nues- tras familias sufren y, claro, tenemos mie- do por nosotros y por ellos. Lo único que queremos es justicia para todos, militares y civiles, por eso es esta lucha.”

Hace poco más de dos años Roberto y Eduardo Rocha Ferretiz fueron sacados de manera ilegal de su casa –según numerosos testigos– por militares que luego de torturarlos los presentaron como detenidos en un retén carretero y en posesión de un arma, cartuchos

LUCIANO CAMPOS GARZA

  • M ONTERREY, NL.- El 14 de no- viembre de 2009 los herma- nos Eduardo y Roberto Ro- cha Ferretiz fueron sacados ilegal y violentamente de su casa, en Ciudad Mante, Ta-

y una granada. Pese a que los testimonios y las prue- bas periciales demuestran que los cargos contra ellos son falsos, fabricados, la justicia sigue sin mostrar la

cara

uno de los hermanos continúa preso en el penal

... de Ciudad Victoria.

maulipas, por efectivos del Ejército; la ver- sión castrense asegura que ambos fueron detenidos un día después en un retén. Los hermanos, ahora procesados, aseguran que fueron torturados y amenazados pa- ra que se dijeran culpables de tener nexos con el crimen organizado. De acuerdo con versiones de nume- rosos testigos, la tarde del sábado 14 un grupo de militares allanó el domicilio de Eduardo y Roberto –dueños de una discote- ca– y se los llevó, con violencia, en presen- cia de sus padres y de la esposa del segun- do de ellos. Los uniformados no llevaban orden de cateo y robaron computado ras y dinero mientras revisaban la casa. El día siguiente los hermanos fueron presentados ante el Ministerio Público Fe- deral, que les abrió un proceso por porta-

Fabricación de culpables
Fabricación
de culpables

ción de un arma, decenas de cartuchos úti- les y una granada. La acusación la hicieron tres militares, quienes dieron una versión diferente de la captura, según consta en la causa penal 60/2009 que lleva el juzgado Segundo de Distrito de Tamaulipas. El teniente Jorge Alberto Ríos Contre- ras y los sargentos Filomeno Jerónimo Re- yes y Amado Celerino Azuara declararon que detuvieron a los hermanos Rocha el domingo 15 por la mañana después de re- visarlos en un retén en las afueras de Ciu- dad Mante. Pese a la sentencia de cinco años que le dictaron, Eduardo ha podido enfrentar su proceso en libertad; salió con fianza pues el delito que le imputan –portación de arma de uso exclusivo del Ejército– no es grave. A Roberto, en cambio, lo acusa- ron de portar una granada, delito grave, por lo que lo condenaron a seis años de cárcel y desde entonces está preso en Ciu- dad Victoria. Durante el desahogo de pruebas del caso comenzaron a surgir inconsistencias en el procedimiento y en el dicho de los soldados. Por ejemplo, peritos de la Pro- curaduría General de Justicia de Tamau- lipas demostraron que era imposible que en los bolsillos de las bermudas que ves- tía en el momento de su arresto, Eduardo llevara una pistola con siete tiros útiles y 85 cartuchos. Un tribunal federal resolvió un amparo a favor de la defensa para que fuera revo- cada la sentencia y se repitieran los careos. Se consideró que el juez segundo de Dis- trito Juan Manuel Vega Tapia violó los de- rechos de los procesados al no apremiar a los militares para que refutaran o contra- dijeran los dichos de testigos y acusados, “encauzándolos para que se enfrascaran en un verdadero debate”. Los soldados sólo han acudido a dos de los cuatro careos or- denados por el juez y se han limitado a co- rroborar su declaración inicial. Asimismo Roberto Rocha Rivera, pa- dre de los acusados, asegura que incluyó en las pruebas de descargo un recibo te- lefónico en el que se registraron las nu- merosas llamadas que hizo el sábado, día del arresto, a varias instalaciones milita- res para conocer el paradero de sus hijos. Así, dice, se comprueba que el arres- to ocurrió el sábado y no el domingo, pues no había razón para que se comunicara a los cuarteles un día antes de que sus hi- jos fueran detenidos. Agrega que ninguna prueba pericial pudo mostrar que el arma y la granada tuvieran las huellas dactila- res de Roberto o Eduardo. El defensor de los hermanos Rocha, Rubén Sánchez Saldaña, ignora por qué detuvieron a sus defendidos, aunque con- jetura que los militares se dejaron llevar por rumores que señalaban que la disco- teca de los hermanos estaba controlada

por criminales. Sin embargo, en la causa penal que se les sigue no se menciona a la delincuencia organizada. Considera que al no hallar pruebas los militares inventaron lo del cateo en el re- tén y la posesión del arma, la granada y los cartuchos, y el juez que inicialmente llevó la causa “decidió ayudarlos para no exhibir (las fallas del) sistema de justicia de México”. Entrevistado vía telefónica Roberto Ro- cha Ferretiz, de 31 años y preso en Ciudad Victoria, dice que siente coraje porque está injustamente recluido, y agrega: “Me gus- taría que estuviera presente en el próximo careo en Victoria para que viera el nervio- sismo de los militares que no se atreven a mirarlo a uno a la cara cuando uno les dice mentirosos, farsantes, levantafalsos”.

Versiones contrapuestas

En el amparo 694/2011-II concedido por el Segundo Tribunal Colegiado de Circui- to Auxiliar de la Décima Región con sede en Saltillo –del que Proceso tiene copia– se consignan las versiones contradictorias. En la primera, la de los acusados y los testigos, se establece que la acción mili- tar sucedió el sábado 14 de noviembre de 2009, aproximadamente a las 15:00 horas en la casa ubicada en Privada Margarita Maza de Juárez 1005 de la colonia Benito Juárez, en Ciudad Mante. Ahí se encontraban los esposos Rober- to Rocha Rivera y Paula Ferretiz, sus hijos Eduardo y Roberto, así como la esposa de éste, Jennifer Marion Muñiz, quien vive en la misma casa. En 2009 los hermanos –que no tenían antecedentes penales– eran propietarios de la discoteca Deep en el centro de Ciu- dad Mante. La noche anterior a su arresto Eduardo se había desvelado, por lo que estaba dor- mido en una de las habitaciones de la casa. Don Roberto, su padre, estaba ausen- te cuando llegaron a su casa tres camione- tas del Ejército con unos 20 soldados. En- tre ellos venía un hombre de civil –también parecía soldado, según testigos– quien pi- dió hablar con el dueño de la casa. Rober- to Rocha Ferretiz los recibió pero se negó a salir a la calle, como se lo ordenaron; en- tonces los militares entraron al domicilio y por la fuerza lo subieron a una camioneta. Paula Ferretiz, la madre, despertó a Eduardo, quien acudió a la entrada de la casa y fue también sometido y colocado boca abajo en la otra camioneta. A don Ro- berto, que regresaba en esos momentos, lo mantuvieron fuera del círculo de seguri- dad en torno a la casa. Los militares se fueron pero regresa- ron cinco minutos después. Don Roberto, que ya había podido entrar a su casa, fue encerrado en uno de los baños y Jennifer

David Deolarte / Procesofoto LA GUERRA DE CALDERÓN en vida”. Añade que la mayoría de los
  • 18 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

David Deolarte / Procesofoto LA GUERRA DE CALDERÓN en vida”. Añade que la mayoría de los

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

19

en una recámara. A doña Paula la obliga- ron a quedarse en la sala. En su declaración Jennifer Marion di- jo que “la estuvieron hostigando, dicién- dole que ella sabía todo y que se los dije- ra, que les diera todo y que la habían visto en Matamoros”. Tras la revisión la casa quedó revuelta y faltaban dos computadoras. De acuerdo con los testimonios los soldados se lleva- ron diversas cantidades de dinero: a doña Paula le robaron 4 mil pesos y a Eduardo 24 mil, producto de las ventas en la discoteca. Luego preguntaron por el Sentra 2001 color vino, placas XEH 5453, estacionado frente a la casa. Doña Paula dijo que era suyo, le pi- dieron las llaves y se lo llevaron. Además de las versiones de los familia- res, durante el proceso se presentaron las de otras seis personas: Heladio Medina Me- drano, Aída Balderas Ceballos, Adán Mar- tínez Muñoz, Mayra Guadalupe Sánchez, Mario Alberto López Ramírez y Germán Ro- berto Mendoza López. Todos ellos –vecinos o transeúntes– vieron desde fuera de la casa algunas partes de la acción y coinciden en señalar la hora, lugar, circunstancias y pro- tagonistas del cateo y del secuestro. Durante la tarde y noche de ese sába- do don Roberto habló por teléfono a los cuarteles de Monterrey, Reynosa y Victoria y a la Secretaría de la Defensa en la Ciu- dad de México. Ninguna instancia cono- cía el paradero de sus hijos. También fue a recorrer los retenes que hay en las afueras de la ciudad, pero no pudo averiguar nada. Dice que el domingo a las 11:00 ho- ras fue a los periódicos locales El Tiempo y El Expresso para denunciar los hechos. Del primero acudió el reportero Sergio Vi- llanueva, y del otro, Juan Martín Esperan- za. Ambos fueron a la casa de los Rocha y tomaron fotografías del desorden que de- jaron los militares. Según don Roberto en los dos periódicos publicaron el lunes la nota de las detenciones. Los reporteros presentaron declara- ción ministerial a solicitud del juez y re- firieron las condiciones y el tiempo en el que supieron del hecho, lo que contradice la versión militar. El teniente Jorge Alberto Ríos Contre- ras y los sargentos de infantería Filomeno Jerónimo Reyes y Amado Celerino Azuara aseguran que el domingo 15 de noviem- bre de 2009, aproximadamente a las 11:45 horas, en el puesto de control móvil insta- lado en el entronque a Quintero, en el ki- lómetro 10 de la carretera México-Laredo, en El Mante, le marcaron el alto a un Sen- tra color vino en el que viajaban Eduardo como conductor y Roberto como copiloto. Al primero lo revisó Amado Celerino “encontrándole fajada en su cintura una pistola calibre .40 con su cargador abaste- cido con siete cartuchos del mismo cali- bre; además en el bolsillo izquierdo de sus

Patrullaje en El Mante Óscar Alvarado
Patrullaje en El Mante
Óscar Alvarado

bermudas 40 cartuchos calibre .357 Mag- num expansivos y en el bolsillo derecho 45 cartuchos más del mismo calibre”. Luego cateó a Roberto “hallándosele en el bolsillo superior derecho de las bermudas que vestía una granada de mano de frag- mentación sin marca ni número visibles y en el bolsillo inferior derecho 40 cartuchos útiles calibre .300 Win Mag para rifle, y bajo el asiento del conductor se localizó también una mira telescópica marca Tasco”. Roberto aclara que después de tener- los resguardados tras el arresto, a las 19:00 horas del domingo fueron llevados ante el Ministerio Público Federal. Como parte del desahogo de pruebas el director de los Servicios Periciales de la procuraduría de Tamaulipas, Carlos Gui- llermo Morris Garza, solicitó el examen pericial 19801 –del que este semanario tie- ne copia– para determinar si era posible que los hermanos llevaran en sus bermu- das el armamento y los cartuchos que su- puestamente les encontraron. La prueba fue desahogada el 2 de oc- tubre de 2010 en las instalaciones del 77 Batallón de Infantería, en Ciudad Victoria. Ahí una persona de características físicas similares a las de Roberto se puso las ber- mudas que llevaba el acusado al ser dete- nido y le pusieron la granada, las balas y un celular Nokia. Eduardo, quien sí acudió a la diligencia, vistió su bermudas, se fajó la pistola y se colocó los cartuchos. A los dos se les hizo caminar, sentarse, ponerse de pie y efectuar otros movimientos. Los peritos concluyeron en el dicta- men fechado el 29 de octubre que Rober- to sí pudo cargar, transportar y mantener las bolsas laterales de sus bermudas con los objetos señalados, con la observación de que la prenda no mantenía su posición normal “tendiendo a bajar ligeramente sin que caiga por completo”.

En cambio certificaron que Eduardo no pudo moverse con los objetos que dicen que cargaba pues, según el ejercicio, al pe- dirle que caminara “se constató que la re- ferida prenda cayó en su totalidad hacia el suelo, impidiéndole continuar el resto de

las maniobras”. Además al colocarle a éste los cartuchos en el bolsillo derecho “algu- nos tendían a salir y caer al suelo por el ori- ficio que presenta dicha prenda”. Acusados y testigos se carearon con los acusadores. En las dos primeras diligen- cias los militares se limitaron a decir que se apegaban a lo dicho inicialmente. En la tercera faltó el juez, por lo que la defensa decidió suspender el procedimiento y en la cuarta los militares no se presentaron. El 2 de marzo de 2011 el juez Vega Ta- pia dictó sentencias condenatorias. Por la portación de artefacto bélico, delito grave, y cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, Roberto Rocha Fe- rretiz fue condenado a seis años de prisión y a pagar una multa de 6 mil 657 pesos. Eduardo recibió condena de cinco años de prisión y el pago de una multa de 3 mil 994 pesos por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejér- cito, Armada y Fuerza Aérea y posesión de cartuchos permitidos para las mismas instituciones. Alcanzó libertad caucional porque su delito no es grave. Los sentenciados apelaron. El 4 de no- viembre de 2011 el magistrado de Saltillo ordenó que volvieran a ser desahogados

“los careos procesales (

) pero superando

... las deficiencias que aquí se han puesto en manifiesto y que orillaron a resolver que los realizados no se practicaron con ape- go a derecho”. Entre las deficiencias el magistrado en- contró que “faltó que el juez del proceso diera lectura a las declaraciones de las per- sonas a carearse, llamara la atención sobre

LA GUERRA DE CALDERÓN

los puntos a contradicción y ahora sí, di- rigiera el debate a fin de encauzar éste a una real discusión sobre cada uno de los

después de ser sacado de su domicilio fue llevado a una casa que ubicó en la colonia Arbustos, de Ciudad Mante.

después de ser sacado de su domicilio fue llevado a una casa que ubicó en la

puntos sustanciales (

)

Inclusive se pue-

Narró que le amarraron las manos con

de afirmar que las diligencias se convir- tieron en un lacónico intercambio de posi- ciones, dejando de lado que su motivación se encuentra precisamente en la discusión de los temas sustanciales en que no tienen puntos en comunión. Y ordenó reponer el careo.

una toalla, le preguntaron si él era el bue- no y lo amenazaron de muerte; después lo tiraron al suelo y un soldado lo tomó de los pies y otros dos se arrodillaron en sus brazos para que no se levantara, al tiempo que otro le aventaba agua sobre la playe- ra que le cubría la cara para impedirle res-

Proceso viciado

pirar “por lo que tenía que abrir la boca”; en ese momento le echaban más agua y la

Sánchez Saldaña observa numerosas irre- gularidades que han afectado a sus clien- tes, entre ellas la detención arbitraria sin mandamiento judicial. “La única prueba que hace que el pro- ceso subsista es el parte informativo de los elementos militares donde dicen que los

misma persona que le detenía los pies le pegaba en los testículos. Esto sucedió has- ta que perdió el conocimiento, y cuando volvió en sí, estaba sentado en una silla y no estaba amarrado. En entrevista con este semanario, Ro- berto dice que el hombre que le echaba agua durante su tortura era el mismo que,

detuvieron en un retén afuera de Ciudad Mante, en actitud sospechosa, y al revisar- los les encuentran un mundo de casqui- llos, una granada y un pistola, algo que es inverosímil. Y los peritos que determinan que es imposible que los muchachos tra- jeran eso en la bolsa son de la procuradu- ría estatal, no pagados por nosotros”, dice. Cuando él interrogó a los militares, es- tos incurrieron en contradicciones: “Se niegan a responder y lo poco que respon- den es contradictorio. No es posible que digan ‘no me acuerdo dónde establecimos el retén, quién nos dio la orden para dete- nerlos’ o las características de las ropas de los muchachos. Simplemente no recuer- dan el hecho”. Después de que el magistrado ordenó reponer el careo, la defensa observó que el proceso continuaría con irregularidades. “Los careos ya han sido pospuestos un par de veces . La primera (en noviembre) porque el juez no hizo acto de presencia, que es lo que siempre hemos deseado pa- ra que vea la actitud de los militares, don- de es palpable su nerviosismo. Agachan la cabeza, desvían la mirada, no contestan, no hablan fuerte y esas circunstancias se- ría prudente que el juez las viera”. Al segundo careo programado en di- ciembre, dice, los militares no se presen- taron. El próximo careo será el lunes 23 de enero. Para Sánchez Saldaña la forma en que ha sido llevado el caso por la justicia fede- ral corresponde a un encubrimiento que pretende hacer de la institución militar, al no permitir que se vea que se equivocaron. Además considera extraño que sólo tres soldados acudieran a declarar, cuando en un punto de revisión hay por lo menos 20.

vestido de civil, comandó la acción en la que fueron secuestrados. Además se dio cuenta de que su hermano estaba en otra habita- ción y también lo estaban torturando. “Me preguntaban que dónde estaban las armas. Al llegar a la casa vi que tenían ahí las dos laptops que nos quitaron. Me metieron a un baño y escuché que le pre- guntaban a mi hermano quién era El Güe- ro y quién El Licenciado, gente que uno es- cucha por rumores que son mañosos, pero no tenemos el gusto de conocerlos”, recuerda. Dice que uno de los militares desen- ganchó la correa del fusil y comenzó a gol- pear con él a su hermano, a quien tenían sentado y sin ropa. “Nos decían: ‘Van a ver pinches marranos, van a ver hijos de su pinche madre, ahora sí van a mamar, los vamos a ir a tirar, todos balaceados; es lo que se merecen, que se mueran por pe- rros’. Nos ponían las armas en la cabeza”. Afirma que el día siguiente –el domin- go– les dieron de desayunar y los llevaron a otra casa donde les tomaron fotos que al parecer subieron a una computadora. Luego los llevaron al hospital del muni- cipio para una revisión médica, pero les advirtieron que si revelaban su condición de detenidos ante el personal médico los matarían. Después de que fueron llevados ante el Ministerio Público Federal les notifica- ron que Eduardo alcanzaba el beneficio de la libertad caucional y salió el martes. La noche de ese domingo Roberto fue tras- ladado al Centro de Readaptación Social de Mante y de ahí fue enviado a Ciudad Victoria. Recuerda que cuando fueron de- tenidos, uno de los militares le dijo: “Eso les pasa por andar de putos; una vieja que

Torturas

traían ustedes les puso el dedo”. Dice que él y su hermano hicieron un recuento de

En su declaración ante el Ministerio Públi- co Federal, Roberto Rocha Ferretiz dijo que

antiguas novias resentidas que hubieran buscado perjudicarlos, pero no pudieron pensar en ninguna.

  • 20 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

en una recámara. A doña Paula la obliga- ron a quedarse en la sala. En su

Miguel Dimayuga

PGR y PF,

en acción ...

en apoyo de Hank Rhon

El empresario y exalcalde de Tijuana Jorge Hank

Miguel Dimayuga PGR y PF, en acción ... en apoyo de Hank Rhon El empresario y

Rhon mostró una vez más que sigue gozando de

protección institucional cuando de traficar con aves

exóticas se trata. Ya en 1995 la PGR lo detuvo con

un cargamento aviario en el Aeropuerto Internacio-

nal de la Ciudad de México y lo soltó algunas horas

después. Ahora, el domingo 15 de enero, intentó

llevar a su zoológico particular de Tijuana 24 ejem-

plares de especies protegidas; cuando fue descu-

bierto, uno de sus guardias de seguridad inventó

una inverosímil historia para protegerlo…

El reporte de la Policía Federal
El reporte de la Policía Federal

en un delito grave que se castiga con penas de uno a nueve años de prisión. Para evitar que las perso- nas que rentaron el jet Grum- man Gulf Stream con matrícu-

la N250M5 fueran consignadas

ADELA NAVARRO BELLO / ZETA *

T IJUANA, BC.- Lo dejaron ir. A Jorge Hank Rhon y a su es- posa María Elvia Amaya la Poli- cía Federal y la Procuraduría Ge- neral de la República (PGR) les ayudaron la semana pasada pa-

ra evitar que enfrentaran la ley por deli-

tos contra la fauna establecidos en el Có- digo Penal Federal. Los funcionarios de esas dependen- cias dieron por válida una inverosímil ver- sión sobre la procedencia y transporte de aves, entre las cuales se encontraban dos especies protegidas por la NOM-059-SE- MARNAT-2010, lo que convierte la acción

por violentar el artículo 420 del Códi- go Penal Federal, la delegación de la PGR en Tijuana aceptó que un policía comer- cial local (Óscar Gómez Islas), cuyo suel- do quincenal es de 8 mil 272 pesos, adqui- rió 24 aves en el Estado de México y utilizó a Jorge Hank y a su cónyuge, así como la aeronave que habían rentado para trasla- darse de Tijuana a Toluca y viceversa, para que le trajeran las especies. De acuerdo con el inciso IV del artícu- lo mencionado, será sancionada la perso- na que “realice cualquier actividad con fi- nes de tráfico o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos de una especie de flora o fauna silvestres,

terrestres o acuática en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de ex- tinción, sujeta a protección especial o re- gulada por algún tratado internacional del que México sea parte…”. De esta manera la PGR dejó ir a Jor-

ge Hank. Lo mismo hizo en 1995, duran-

te el mandato de Ernesto Zedillo Ponce de León, época en que lo retuvo apenas unas horas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuando pretendió in- troducir al país un lote de aves exóticas de contrabando. El gobierno de Felipe Calderón Hino- josa contribuyó una vez más, como lo hi- ciera en junio de 2011, a la impunidad en la que viven Jorge Hank y ahora su espo- sa María Elvia Amaya, quien aspira a una curul en el Senado auspiciada por el PRI.

La historia real

Los partes informativos sobre lo sucedido el domingo 15 –uno elaborado por la Poli- cía Federal (PF) y otro por el Ejército– dan

cuenta que el oficial Óscar Gómez Islas, quien presuntamente adquirió las aves y las transportó a Tijuana, nunca viajó en el jet alquilado por Hank Rhon. Gómez Islas arribó al Aeropuerto In- ternacional de Tijuana en su calidad de empleado de la familia Hank cuando ésta y sus acompañantes habían abandonado el lugar con la orden de descargar el equi- paje y las cajas que supuestamente ha- bían documentado los privilegiados pasa- jeros en el Estado de México. Al ser interrogado por elementos del Ejército y de la PF, Gómez Islas, quien for- ma parte del cuerpo de protección perso- nal de Hank Rhon, declaró que las cajas en las que se encontraban las aves “provie- nen de un rancho ubicado en Toluca, Es- tado de México”, propiedad de su patrón. Gómez Islas, quien ya se encuen- tra libre, dijo ante la PGR que él adquirió las aves; incluso presentó documenta- ción para acreditar su versión; luego, an- te la PF, declaró que él se encontraba en el hangar porque tenía la encomienda de “venir a recoger las aves antes menciona- das, haciéndose acompañar por los CC. Raúl Ortiz Elisea, Luis Enrique León Brise- ño y Sergio Iván Parra Vite, manifestando no traer consigo ningún documento de di- chas aves”. El parte informativo lo firmaron los agentes federales Osvaldo Campos Quin- tana, Miguel Ángel Ramos Macedonio, Is- mael Mora Limón y Rommel Espinoza Monterrubio. De acuerdo con información que proporcionó, él nunca fue pasajero de la aeronave. El viernes 13, Jorge Hank, su esposa y otros familiares viajaron en un vuelo pri- vado a Toluca, Estado de México. Regre- saron el domingo 15 en el mismo avión, rentado a una compañía con sede en Las Vegas, Nevada. Contra las reglas de segu- ridad de cualquier aeropuerto mexicano, los pasajeros descendieron y se retiraron sin que ninguna autoridad los revisara. De acuerdo con el reporte policia- co, los pasajeros eran: María Elvia Ama- ya de Hank, Sergio Amaya, María Claudia Aranjo, María Guadalupe Amaya, Nirvana Amaya, José María Amaya, Rodrigo Hank, Paulina Esquineo, Roxana Esquineo, Na- llely Aguilar y Michel de Aguilar, además de una sobrecargo no identificada y el pi- loto Gabriel Reyes. Después de que los pasajeros se fue- ron del lugar, elementos del Ejército ob- servaron el ingreso de dos camionetas particulares al hangar “con la anuencia del personal de seguridad del aeropuerto”. Se estacionaron cerca del jet Gulf Stream y comenzaron a bajar cajas de cartón y las introdujeron en los vehículos. La acción llamó la atención de los militares, quienes

Miguel Dimayuga PGR y PF, en acción ... en apoyo de Hank Rhon El empresario y

Jorge Hank. Cero y van tres

  • 22 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Miguel Dimayuga PGR y PF, en acción ... en apoyo de Hank Rhon El empresario y

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

23

Especial

decidieron inspeccionar la carga en con- cordancia con la directiva para el comba- te integral al narcotráfico 2007-2012. Y lo consignaron en su reporte: “… al observar el ingreso de dos vehículos particulares tipo pick up, tripulados por Óscar Gómez Islas, policía municipal de Tijuana; Raúl Ortiz Elisea; Luis Enri- que León Briseño, y Sergio Iván Parra Vi- te, hasta el área de carga de aviación ge- neral, con la autorización del personal de seguridad privada del aeropuerto, se procedió a verificar la carga que trans- portaba dicho avión, localizando diver- sas cajas de cartón, selladas con cinta adhesiva, que en su interior contenían: 1 halcón cabeza blanca, 4 tucanes, 18 aves cenzontles, 1 cardenal. “… por lo anterior y al carecer de la documentación legal que acreditara la le- gítima posesión de tales especies, se es- tableció coordinación con el personal de la Policía Federal… a fin de que las perso- nas, los animales y demás artículos, fue- ran puestos a disposición del agente del MPF.” Según el formato del plan de vuelo entregado por el piloto a las autoridades, Jorge Hank encabezaba a los pasajeros; el resto eran sus familiares ya menciona- dos. Ningún nombre de los policías está anotado en la lista escrita a mano por el piloto.

Halcón cabeza blanca. Especie protegida

Los tucanes decomisados Especial
Los tucanes decomisados
Especial

Ello se debe a que Gómez Islas –según su declaración– se presentó al hangar úni- camente para recoger las aves para trasla- darlas a la casa de Hank en el hipódromo Agua Caliente, donde su patrón –quien en junio de 2011 fue detenido por acopio de

armas– habilitó un zoológico. Ese sitio, siempre de acuerdo con su declaración ante la PF, era el destino fi- nal de las aves procedentes de un rancho del “ingeniero Hank Rohn” en el Estado de México que perteneció a su padre, Carlos Hank González, y se llama Nirvana.

Un empresario privilegiado

Si Jorge Hank pudo burlar a la justicia mexicana fue porque contó con apoyos institucionales que iniciaron en el aero- puerto de Toluca. Ahí, el derrotado can- didato al gobierno de Baja California en 2007 transitó sin ningún problema la aduana aeroportuaria para ingresar al avión rentado las cajas de cartón que contenían las aves. Éstas llegaron a la aeronave sin docu- mentación legal que acreditara su proce- dencia ni los permisos para transportar- las vía aérea. Las autoridades del Estado de México y las federales simplemente les franquearon el paso en el aeropuer- to. Al llegar a Tijuana, los funcionarios del aeropuerto internacional de esa ciu- dad, así como policías federales y priva- dos adscritos a la estación aérea, hicie- ron lo mismo. De no ser por la alerta de los elementos

del Ejército que observaron las maniobras de descarga de las cajas, las pertenencias del hijo del profesor Carlos Hank habrían salido del hangar privado sin problemas. Según una tarjeta informativa, la lis- ta de funcionarios y actores que permi- tieron a Hank Rhon burlar la ley incluye a: Jaime Arroyo García, gerente de ope- raciones y seguridad del aeropuerto in- ternacional Abelardo L. Rodríguez; Édgar Arévalo Torres, elemento de seguridad que permitió el paso de vehículos parti- culares al hangar para recoger el equipa- je de los pasajeros; Marco Antonio Santi- llán Patiño, comandante del aeropuerto, y Guillermo Villaca Morales, administra- dor del aeropuerto. Luego de descubrir el cargamento de aves y la falta de documentación so- bre su procedencia, posesión y transpor- tación, los militares remitieron a los es- coltas de Hank junto con la carga a la PF asignada al aeropuerto. Mientras los in- tegrantes de seguridad fueron puestos a disposición del Ministerio Público federal, las aves confiscadas fueron enviadas a un parque; en cuanto al piloto, se le permitió continuar con su itinerario, cuyo destino era San Diego, California. Los días siguientes los cuatro escoltas detenidos fueron procesados en la delega- ción de la PGR en Tijuana. Su titular, Fer- mín Gómez Gómez, quien no atendió los llamados del semanario Zeta para obtener información sobre el caso, abonó al am- biente de impunidad. Nadie llamó a Hank Rohn y a su espo-

sa para que declararan sobre el caso, aun cuando él rentó el avión a una compañía con sede en Las Vegas, Nevada. La auto- ridad federal optó por detener sólo a sus cuatro escoltas. Sus abogados acreditaron tres días des- pués de su arresto que las aves las había adquirido Gómez Islas; dijeron también que él contaba con todos los permisos.

Delitos contra la fauna

De acuerdo con un peritaje realizado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), de las nueve especies aviarias que transportó Hank Rohn desde Toluca, dos se encuentran bajo protección de la autoridad: una en calidad de especie amenazada, la otra como especie de pro- tección especial. “Se trata de 24 aves para su identifica- ción: 17 aves canoras y de ornato vivas de diferentes especies contenidas en jaulas dentro de cajas de cartón como embalaje y 1 ave de nombre común cardenal que se encontró muerto dentro de una jaula con- tenida en una caja de cartón como emba- laje, 5 tucanes vivos dentro de una caja de madera como embalaje con cuatro com- partimientos, contenidos tres especíme- nes de manera individual y dos juntos, 1 halcón caracara contenido en una jaula individual”, se lee en el peritaje. También especifica que de las 18 aves canoras, cuatro de ellas –conocidas como jilguero común o Myadestes occidentalis– se encuentran en el listado de “especies de

protección especial” en la NOM- 059-SEMARNAT-2010 publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de diciembre de 2010; otras tres, identificadas como clarines o Myadestes unicolor, también se incluyen en el listado de espe- cies amenazadas. Además, el peritaje señala que para la captura, posesión y transportación de las aves se de- be contar con permisos; también, que cada animal, al momento de ser adquirido, debe contar con “el sistema de marcaje establecido por la secretaría, siendo éste un anillo metálico con las inscrip- ciones de la secretaría y un nú- mero de serie, así como la nota de remisión que contenga los da- tos de número y fecha del oficio de autorización de aprovecha- miento de subsistencia”. Y remata: “Durante la reali- zación del presente dictamen no se tiene a la vista ningún tipo de

documentación de comproba- ción de la procedencia legal de las aves… Ninguna de las aves en cuestión trae algún tipo de marcaje”. Pese a ello, ni la PF ni la PGR en Tijuana consideraron necesario solicitar esa docu- mentación al momento de turnar el expe- diente. Y aun cuando los abogados de los detenidos alegan que sí presentaron do- cumentación, las aves no tenían el marca-

je reglamentario. Según la ley, poseer sin autorización y transportar sin los permisos aves sobre las cuales se tiene una clasificación espe- cial –en este caso de amenaza y protec- ción especial en una norma mexicana– constituye un delito. Un empleado de la Profepa consulta- do por el semanario Zeta refiere el artículo 420 del Código Penal Federal, según el cual “se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de 300 a 3 mil días de multa, a quien ilícitamente:

“IV. Realice cualquier actividad con fi- nes de tráfico o capture, posea, transpor- te, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuática en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de ex- tinción, sujeta a protección especial, o re- gulada por algún tratado internacional del que México sea parte…” Sin embargo, Hank Rohn logró burlar la ley una vez más, esta vez con la ayuda de la PF, autoridades aeroportuarias de To- luca y de Tijuana y con la venia concedida por la delegación de la PGR en Tijuana, al

  • 24 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Especial decidieron inspeccionar la carga en con- cordancia con la directiva para el comba- te integral

dar por cierta la versión de los abogados, según los cuales los pájaros eran del poli- cía municipal Óscar Gómez Islas. Aun así esta fantástica historia tie- ne sus contradicciones. Según sus decla- raciones, Gómez Islas adquirió las aves el viernes 13 en la Ciudad de México en el negocio Mundo Salvaje Importador y Ex- portador de Fauna Silvestre. Pagó 6 mil pe- sos por cada tucán; 500 pesos por los cla- rines; 4 mil por el halcón, mientras que desembolsó 2 mil 90 pesos a otra compa- ñía por tres ejemplares de cenzontle, tigri- llo, jilguero, cardenal y mirlo. Según sus abogados, el policía percibe entre 8 mil 272 y 12 mil 400 pesos a la quin- cena, de acuerdo a la Secretaría de Seguri- dad Pública de Tijuana; además, había pa- gado por el traslado de las aves en avión privado de Toluca a Tijuana. Lo que no di- jeron fue dónde pensaba dar resguardo a las aves. Y así, con esta historia, Jorge Hank Rhon logró una vez más burlar a la justicia.

*Texto publicado por el semanario Zeta de Tijuana, en su edición del viernes 20 de enero.

25 1838 / 22 DE ENERO DE 2012
25
1838 / 22 DE ENERO DE 2012

POLÍTICA /PAN

ÁLVARO DELGADO

M ientras Josefina Vázquez

Mota, Santiago Creel y

Ernesto Cordero libran

una guerra por la per-

cepción de sus fortale-

zas y debilidades, cuyo

epicentro son las contro-

vertidas encuestas, sus equipos reclutan y adiestran a sus respectivos ejércitos de operación y movilización electoral que el 5 de febrero definirán la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presi- dencia de la República. Ese día, dentro de dos semanas, se impondrá el precandidato que tenga los mayores recursos económicos o las habi- lidades para movilizar a poco menos de 1 millón 800 mil militantes que tienen de- recho a depositar su voto en las casillas que la Comisión Nacional de Elecciones instalará en las cabeceras municipales de todo el país, la mayoría de ellas en áreas urbanas. En esa batalla el resultado es incierto. Tal como ocurrió hace seis años, cuan- do Felipe Calderón se impuso al favorito Creel, podría diluirse la amplia ventaja de Vázquez Mota, a quien todas las encues- tas la colocan en niveles de casi 60% de las preferencias. De hecho, ante la posibilidad de que ninguno de ellos –incluida Vázquez Mo- ta– gane la elección del 5 de febrero con la mitad más uno de los votos o con 37% de ellos y 5% sobre el segundo lugar, se pre- vé también que habrá una segunda vuelta dos semanas después, el 19 de febrero. Aunque está latente la posibilidad de un pacto para que Cordero decline por ella y se evite así una segunda ronda, con el consecuente desgaste y rezago ante los adversarios priista, Enrique Peña Nieto, y perredista, Andrés Manuel López Obrador, Vázquez Mota busca que un ejército de 5 mil operadores electorales y otros 5 mil “movilizadores” sea capaz de garantizarle que 457 mil militantes activos y adheren- tes emitan su voto por ella en la primera ronda. Y paralelamente, de la mano del pu- blicista hispano-mexicano Antonio Solá Reche –quien ha sido el estratega propa- gandístico de Calderón desde que pre- sidió el PAN entre 1996 y 1999–, Vázquez Mota alardea una y otra vez con su triun- fo, como insistió en el insípido debate del martes 17. “Estoy arriba en las encuestas y tengo la seguridad del triunfo”, se ufanó en su primera intervención. “Gracias a ustedes estamos arriba en todas las encuestas”, insistió al cerrar el debate, tras el cual, en

Pugnas, ambigüedad, optimismo engañoso El próximo 5 de febrero los militantes y adherentes del PAN votarán
Pugnas, ambigüedad, optimismo
engañoso
El próximo 5 de febrero los militantes y adherentes
del PAN votarán para elegir al candidato presi-
dencial blanquiazul. Los tres aspirantes –Ernesto
Cordero, Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota–,
quienes protagonizaron un intrascendente debate
el martes 17, velan las armas y afinan los detalles
para movilizar a sus huestes. Ninguno baja la guar-
dia, mucho menos cuando las señales que esperan
de Los Pinos vienen marcadas por la ambigüedad.
Los precandidatos. Round de sombra
Germán Canseco

conferencia de prensa consideró irrever- sible su triunfo. –¿Sería creíble una victoria de Corde-

a un abanderado con sustancia, con tra- yectoria, con resultados, que pueda ser un buen presidente de México”.

ro? –le preguntó el reportero. –De lo que tengo la certeza (

)

es que

La realidad es menos halagüeña de lo que quiere hacer creer Vázquez Mota,

ya sería casi imposible revertir lo que hoy marcan las tendencias, lo que hoy marcan las simpatías, y por lo tanto tengo la abso- luta confianza de ganar el 5 de febrero, y en una primera ronda, la candidatura a la Presidencia de la República. Este triunfalismo ofuscó a Cordero, quien consideró que en el PAN “no hay nada irreversible” y que se sabrá el gana- dor cuando se cuenten los votos. “Yo creo que hay que ser bastante más humilde”, aconsejó el actuario que todos identifican como aspirante oficial, quien describió a Vázquez Mota en el debate como vacía, improvisada y convenenciera. De hecho la comparó con el priista Enrique Peña Nieto: “El PRI ya eligió: eli- gió entre la forma y el fondo, escogió la forma. No cometamos nosotros el mismo error. El PAN tiene la posibilidad de elegir

juzga el coordinador de la campaña de Cordero, Francisco Javier Conejo Cejudo, quien afirma que pese a lo que indican to- das las encuestas, ella no ganará. “Los que van a tener que dar una ex- plicación muy elaborada de por qué no ganaron son quienes tienen un año di- ciendo que van arriba equis puntos”, dice el próspero empresario jalisciense, quien el 14 de diciembre asumió el cargo con la misión de remontar la desventaja de Cordero. “Yo no creo que las encuestas tengan ninguna razón de fondo que permitan an- ticipar una elección en donde cuenta el voto por voto. Al contrario, las encuestas no tienen base –y nunca han tenido– en el PAN.” La discusión sobre las encuestas, afir- ma en entrevista con Proceso, es sólo pu-

blicitaria: “Es una batalla de percepciones. Nada más que el panista efectivamente, como lo dijo el candidato Cordero, va más hacia la convicción que hacia la percep- ción. Lo vamos a ver el día de la elección”. –¿Ganará el que tenga el mejor apara- to de movilización? –Sí, al final de cuentas va a ganar quien pueda, efectivamente, generar la mayor participación a su favor. Pero en este escenario de percepcio- nes el otro precandidato presidencial del PAN, Santiago Creel, parece que se desplo- ma después de liderar durante meses las encuestas, aunque el exgobernador que- retano Ignacio Loyola, su consejero políti- co, asegura que puede hasta ganar:

“A lo mejor le va a dar risa, pero no- sotros creemos que, inclusive, podemos ganar en la primera ronda de forma con- tundente. ¿Por qué? Porque el panista ac- tivo, el panista que conoce, a la mera hora de estar ante la boleta va a decidir lo que es mejor para este país. Y Santiago es el mejor.”

Loyola minimiza a Cordero –“los eco- nomistas no son buenos presidentes”– y dice que la condición de mujer de Vázquez Mota no basta para ganar la Presidencia, porque perdieron Marta Elena García en Nayarit, Adriana Dávila en Tlaxcala, Xó- chitl Gálvez en Hidalgo y Luisa María Cal- derón en Michoacán. “No quiere decir que por su condición de mujer perdieran, sino que la condición de mujer no es un plus”.

Los ejércitos

Al cabo de cuatro semanas de precampa- ñas, que se iniciaron el 18 de diciembre, y con un solo debate –que en realidad fue- ron spots de varios minutos–, el éxito de los aspirantes del PAN a la candidatura presidencial depende no sólo de la simpa- tía de la militancia sino de la capacidad que tengan para que vaya a votar. Hace seis años, en la elección a tres rondas que derivó en el triunfo de Calde- rón –en medio de acciones fraudulentas que quedaron impunes–, la participación

fue de sólo un tercio del padrón electoral y esta vez se estima que la participación sea también de ese porcentaje, aunque ahora asciende a 1 millón 795 mil militantes. De acuerdo con los equipos de los as-

pirantes se prevé que participe 80% de

los 308 mil militantes activos (unos 250 mil) y 30% de 1 millón 487 mil 902 adhe- rentes (450 mil), que sumarían 700 mil votantes lo que, de materializarse, supe- raría la elección de 2005, cuando votaron poco menos de 300 mil panistas activos y adherentes. De esa cantidad Calderón obtuvo 153 mil 477 votos (51.79%), Creel 95 mil 688 (32.29%) y Alberto Cárdenas 47 mil 152 vo- tos (15.1%), según el cómputo final de la Comisión de Elecciones del PAN. Ahora el equipo de Vázquez Mota tie- ne una misión para ganar en la primera ronda: lograr 475 mil votos de panistas, es decir, casi dos terceras partes de los 700 mil que se estima acudirán a las urnas. Para ello Vázquez Mota dispone de 10 mil operadores y “movilizadores” electo- rales, cada uno de los cuales debe llevar a los centros de votación por lo menos a 50 militantes, activos y adherentes, lo que en los cálculos de los josefinistas no es remo- to, sobre todo porque ya están alineados a ese proyecto 23 de los 32 presidentes estatales del PAN y al menos 68% de los participantes en los procesos internos para gobernadores, senadores, diputados, alcaldes… La coordinación de las estructuras de Vázquez Mota está a cargo de Jorge Ramos Hernández, exalcalde de Tijuana y allega- do a Francisco Blake, el fallecido secretario de Gobernación, quien se complementa con las redes que tiene Jorge Manzanera Quintana, operador electoral de Calderón, que comenzó apoyando a Cordero. La Coordinación Nacional de Estruc- turas encabezada por Ramos –“es un mito que Josefina no tenga estructura”– involucra a los jóvenes que encabeza Juan Carlos Martínez, expresidente de Acción Juvenil, y a las Mujeres, al frente de las que se encuentra Laura Suárez, es- posa de Salvador López Orduña, candida- to del PAN al gobierno de Michoacán en 2007 (Proceso 1832). Además de estas redes, el equipo de Vázquez Mota dice contar con el respaldo de 23 de los 32 presidentes estatales, ade- más de 108 de los 140 diputados federales. Por su parte, la estructura de moviliza- ción en la que Cordero finca su esperanza de ganar la candidatura presidencial es- tá a cargo, en buena medida, de panistas vinculados con la nómina federal y de estados como Guanajuato, Baja Califor- nia, Baja California Sur, Puebla, Sinaloa y Sonora.

POLÍTICA /PAN ÁLVARO DELGADO M ientras Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Ernesto Cordero libran una
  • 26 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

POLÍTICA /PAN ÁLVARO DELGADO M ientras Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Ernesto Cordero libran una

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

27

Benjamín Flores

POLÍTICA /PAN

Conejo Cejudo asegura que la movili- zación de votantes en la elección del 5 de febrero descansará fundamentalmente en liderazgos: “Esto se va a generar a tra- vés de los liderazgos naturales de los pa- nistas en cada uno de los municipios y los distritos, y no hay manera de que sea de otra forma”. –Llevar a la gente a votar, el acarreo ... –Nosotros no estamos pensando en ese tipo de movilizaciones. Nosotros lo que vamos a hacer es platicar con cada uno de los liderazgos en cada una de las regiones y ellos promoverán, de mane- ra responsable, el que sus líderes y sus miembros se presenten a las urnas a cumplir con su obligación partidista. “Lo que nosotros traemos son lideraz- gos sólidos en cada uno de los municipios, en cada uno de los estados, traemos as- pirantes importantes en cada uno de los lugares. Nos sentimos muy fuertes y muy tranquilos para llegar al día de la elección.” Esos liderazgos, sin embargo, ya se han manifestado. El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, y el gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, en actos de Cordero han recurrido al acarreo y a la entrega de dádivas, de tortas y refrescos. Conejo Cejudo, quien ideó el “destape” de Calderón en el rancho propiedad del

Calderón. Cuenta regresiva

empresario lechero Abraham González Uyeda, en Tlajomulco, Jalisco, reconoce que Vázquez Mota ganará la primera vuel- ta pero por estrecho margen. –¿La apuesta de Cordero es ir a la se- gunda vuelta? –No necesariamente. Es difícil que al- guien gane en la primera por las condicio- nes, pero tampoco es imposible. Al final de cuentas todo esto depende de los pa- nistas que van a salir a votar. Días antes del debate, el vocero de Cor- dero, Maximiliano Cortázar, que lo fue tam- bién de Calderón, aseguraba que la elección tendía a cerrarse y hacía cuentas alegres en la diferencia con Vázquez Mota: “Si es me- nor a un dígito, le damos la vuelta”. Existe otra hipótesis para evitar mayor desgaste al panismo: Si en la primera ron- da la ventaja de Vázquez Mota no es tan rotunda sobre Cordero, éste declinaría pa- ra evitar la segunda elección y negociar la inclusión de sus allegados en función de los votos y no de las encuestas. –¿Cordero le levantaría la mano para tener mayor margen de negociación? –se le pregunta a Conejo. –No pensamos que la diferencia vaya a ser sustancial para ninguno de los dos. Va a ser una contienda reñida y, si es así, nos vamos a la segunda vuelta. Lo más posible es que haya segunda vuelta. Eso nos daría muchas ventajas a nosotros, porque entonces lo que sí se vería con claridad es que no existía una diferencia tan marcada como las encuestas habían venido señalando.

Creel, la incógnita

En este optimismo se inscribe también el equipo de Creel, el segunda vez aspirante presidencial que lideró durante meses las encuestas y que ya se disputa el segundo lugar con Cordero. El equipo electoral de Creel –que enca- beza el senador Humberto Aguilar Coro- nado– tiene 3 mil operadores electorales y coordinadores en los 32 estados del país, los 300 distritos electorales, 11 regiones y 748 municipios. Ignacio Loyola Vera, exgobernador de Querétaro y quien pidió a Calderón licen- cia como procurador ambiental, reconoce que Creel efectivamente cayó en las pre- ferencias de los panistas, pero ahora sube. “Esa caída ya se paró y se está revirtien- do. Sí hubo un momento en que se bajó un poco, pero ha habido un repunte, no por errores de los adversarios, sino por acier- tos de Santiago, que ha enfocado su pro- puesta a favor de la educación y en contra de la corrupción, la violencia y la pobreza.” En efecto, en el debate del martes 17

Creel presentó las propuestas mejor ar-

ticuladas contra la pobreza, la violencia y la corrupción, aspecto este último que ni siquiera mencionaron Vázquez Mota y Cordero. –¿Pero Cordero ya alcanzó a Creel? –No. No confío en las encuestas. Loyola no cree que Vázquez Mota o Cordero sean competitivos ante Peña Nie- to y López Obrador, y alude a la metáfora que hizo el exsecretario de Hacienda en el debate para decir que él sí sabe mane- jar la economía, porque fue copiloto en el avión pilotado por Calderón. “¿Quién quieren que vaya en el control del avión:

aquel que lo ha pilotado o algunos de los dos pasajeros que nunca han tocado los controles?”, preguntó. Dice Loyola: “Está bien, que él maneje el avión, pero se requiere alguien que esté en la torre de control que le diga para dónde. Aquí lo que el país necesita es un político que mueva desde torre de control la eco- nomía, la cuestión social, la educación, con buenos técnicos, con buenas personas”. Como Conejo, el exgobernador dice también que hay muchas percepciones que no corresponden a la realidad, entre ellas la intervención gubernamental en el proceso interno –“yo no he percibido y en el equipo estamos ciertos que no hay”– y que Creel no es bien visto por Calderón. “Esa es también otra percepción”, ase- gura y dice que Creel ha sido leal a Cal- derón y lo defenderá al dejar el poder. “Porque es necesario que un presidente que se va sea apoyado, respaldado y de- fendido. Quien lo puede hacer mejor, por su condición de abogado, por su condición de político maduro, sin duda es Santiago.” –Si Creel no es favorecido en la prime- ra ronda, ¿por cuál opción se inclinaría:

Josefina o Cordero? –Esa pregunta no me la he hecho. Si eso fuera, por qué esperarnos a la elec- ción, de una vez negociamos. Si nosotros supiéramos que vamos a salir en la pri- mera vuelta, desde ahorita negociamos. Convencido de que Creel puede dar el campanazo, Loyola dice que le llama la atención que Cordero no sea el que está siendo apoyado por la estructura guber- namental federal, aunque sea el favorito de Calderón. “Voy a dar un argumento que puede destruir un poco esa versión. La mayor parte de los delegados federales van con Josefina. Es una cosa que yo no entendí. En Tabasco hablé con dos delegados y los dos están con ella. Entonces uno dice: sí (Cal- derón) tiene su favorito, pero no hay una operación a rajatabla, a como dé lugar”. –Quizá porque tiene dos favoritos. –Ja ja ja –se ríe con ganas–. Pero si son dos está mejor, porque hay una opción distinta: Creel.

  • 28 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Benjamín Flores POLÍTICA /PAN Conejo Cejudo asegura que la movili- zación de votantes en la elección
Benjamín Flores POLÍTICA /PAN Conejo Cejudo asegura que la movili- zación de votantes en la elección

Lo

malo

del “bueno”
del “bueno”
Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera como titular de la Procuraduría General de Justicia del
Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera como titular
de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal,
esta dependencia sumó más de 7 mil quejas en su contra
que fueron presentadas ante la Comisión de Derechos
Humanos del Distrito Federal. Muchas de ellas son graves:
fabricación de culpables, uso del arraigo para esos fines,
manipulación de escenas de crímenes y cambios de si-
tuación jurídica: “te llaman como testigo y acabas como
presunto responsable”… Luis González Placencia, óm-
budsman capitalino, vio muy de cerca el desempeño de
Mancera, y si bien reprueba esas prácticas, lo considera
apto para gobernar la Ciudad de México.
Octavio Gómez
  • 30 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

GLORIA LETICIA DÍAZ

P róximo candidato de las iz- quierdas al Gobierno del Distrito Federal, el exprocu- rador Miguel Ángel Mance- ra Espinosa es el principal beneficiario de la imagen de una ciudad sin violencia. Esa

“hipótesis aventurada” la formula Luis González Placencia, presidente de la Co- misión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y testigo de la gestión de Mancera como procurador del DF de julio de 2008 a diciembre de 2011. González Placencia –quien ha dado cá- tedra de doctorado al lado de Mancera, al que considera “un académico muy presti- giado”– piensa que la alta aceptación de la población, reflejada en las encuestas que le dieron la candidatura, podría estar aso- ciada a la imagen mediática que proyectó durante su administración. “Parece que las figuras que alcanzan notoriedad en un contexto de combate a la violencia e inseguridad como el que vivimos, son a las que se elige para estar al frente de estas instituciones; en el caso del procurador Mancera ha tenido incluso algunas acciones temerarias, como fungir de intermediario en un secuestro o perse- guir a delincuentes en una moto; ese tipo de actos puede resultar atractivo para el electorado.” Al recordar que en el DF operan “otro tipo de violencia y otro tipo de delincuen- cia organizada”, el ómbudsman capitalino sostiene que para el electorado mantener “la ciudad con niveles relativamente ba- jos de inseguridad es un indicador de que las cosas deberían seguir así. Es una hipó- tesis aventurada pero interesante”. Frente a esa imagen de seguridad es- tán las cifras de violaciones a los derechos humanos cometidas por funcionarios de la Procuraduría General de Justicia (PGJDF) y documentadas por la CDHDF: 7 mil 210 quejas y 28 recomendaciones, 15 de ellas parcialmente cumplidas.

Mano dura

Mancera llegó a la PGJDF en momentos de crisis –luego de que el primer procurador nombrado por Ebrard, Rodolfo Félix Cárde- nas, fue depuesto a raíz de la tragedia de la discoteca News Divine, en 2008, donde nueve adolescentes murieron durante un operativo policiaco– y “ciertamente hubo un cambio de relación entre esa depen- dencia y la CDHDF, pero sin olvidar que formó parte de un gabinete de mano dura encabezado por Ebrard”, recuerda Gonzá- lez Placencia en entrevista con Proceso.

Lo malo del “bueno” Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera como titular de la Procuraduría

POLÍTICA /PRD

El ómbudsman capitalino apunta:

“La Ciudad de México tiene una política de mano dura, no hay un diferenciador

con el gobierno federal

quizás algunos

... matices. Calderón usa al Ejército y tiene un discurso totalmente reaccionario en ese sentido; acá se usa a la policía pero la visión sigue siendo más punitiva que preventiva. La idea es que la seguridad se garantiza con más policía o con más me- didas restrictivas de los derechos”. Por esa política de mano dura, dice, al-

gunos de los temas que llegaron a tensar las relaciones entre la PGJDF y la CDHDF du- rante la gestión de Mancera tienen que ver con la aplicación del arraigo y la exhibición de presuntos responsables ante los medios. Al resaltar que el distintivo de la ges- tión de Mancera fueron las innumerables detenciones, González Placencia recuerda que mientras se hacían presentaciones de los arrestos en los medios, “después nos íbamos enterando de que muchos de los detenidos no eran culpables”. Sin duda, advierte, la administración de Mancera se distinguió por “una actitud de mayor visibilización del trabajo a tra- vés de los medios en una primera parte, porque después ya no nos enteramos de cómo transcurren los procesos”.

De las más de 7 mil quejas contra la PGJDF en la gestión de Mancera, advier- te, cualitativamente las que más preocupan a la CDHDF “son las

que tienen que ver con la fabri- cación de culpables, el uso del arraigo para esos fines, la mani- pulación de las escenas de delito y las prácticas de cambio de si- tuación jurídica: te llaman como testigo y acabas como presunto responsable”. El uso del arraigo en el DF –fi- gura considerada por organismos nacionales e internacionales vio- latoria de los derechos humanos pero que fue incorporada a la Constitución en 2008– motivó que en 2011 la Comisión de Derechos Humanos emitiera una recomen- dación a la PGJDF y al Tribunal Su- perior de Justicia (TSJ) para evitar su aplicación como paso previo a su eliminación de las leyes capi- talinas. La recomendación no fue vista con buenos ojos y está en proceso de cumplimiento. Al respecto, una investigación de la CDHDF determinó que la PGJDF solicitó 271 arraigos, de los que el TSJ otorgó 242; la procuradu- ría arraigó a 810 personas, pero el TSJ emitió sólo 149 autos de formal prisión y nada más dictó 49 sen- tencias condenatorias, por lo que

la presunta efectividad de la medida fue de poco más de 20%. Los visitadores de la CDHDF constataron además que los arrai- gados son sometidos a malos tratos y a con- diciones de hacinamiento peores que las existentes en las cárceles. Asimismo González Placencia dice que en breve emitirá una recomendación por la exhibición pública de los presuntos delincuentes.

Vicios viejos

Otros temas que Mancera dejó pendien- tes, agrega el ómbudsman, tienen que ver con problemas estructurales e históricos. Uno de ellos es la tortura. Durante el últi- mo año el organismo emitió cuatro reco- mendaciones por tortura contra agentes ministeriales contra los que solicitó que se integraran investigaciones. Hasta aho- ra ninguno de ellos ha sido detenido. González Placencia afirma que en te- mas estructurales Mancera, igual que anteriores procuradores, como Bernardo Bátiz y Rodolfo Félix, no pudieron superar las inercias de la procuraduría –“como un organismo que actúa sin importar quién lo encabece”– y que “explican violaciones arraigadas, como la tortura, las detenciones arbitrarias y todos los vicios de los ministe- rios públicos al realizar una investigación”.

Un ejemplo de la incapacidad de de- puración se incluye en la recomendación 12/2011 por tortura, en la que se destaca el caso de Esteban Romero Ramírez, agente ministerial quien entre 1996 y 2011 acumu- ló 29 procedimientos de investigación de orden penal y 16 administrativos sancio- natorios, y quien está relacionado con una recomendación por tortura desde 2002. El último conjunto de pendientes que dejó Mancera en la PGJDF, apunta el óm- budsman, son casos concretos de servidores públicos que no cumplieron su trabajo. Tras esta evaluación y ante la nomi- nación de Miguel Ángel Mancera como próximo candidato de las izquierdas, Gon- zález Placencia advierte sobre los riesgos de continuar con una política de mano du- ra, por lo que ofrece los oficios de la CDHDF para cambiar el rumbo. “Es deseable que haya una buena si- nergia en materia de derechos humanos porque están en todo, permean toda la ac- tividad pública. Un gobierno democrático se distingue por una actitud proactiva ha- cia la incorporación legislativa de los dere- chos pero también porque forman parte de su estrategia, y la comisión permite identi- ficar los focos rojos y puede ser una aliada para resolver los problemas”, puntualiza.

Espaldarazo de AMLO

Mancera ha sido cercano colabora- dor de Marcelo Ebrard por lo menos desde 2004, cuando en paralelo a sus actividades académicas se integró a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y después lo siguió a la Secre- taría de Desarrollo Social (Sedesol), donde estuvo un tiempo antes de que su vocación penalista lo llevara al Consejo de la Judicatura y al litigio, para después formar parte del equi- po de abogados que defendieron a Andrés Manuel López Obrador en el juicio de desafuero. La mención de Mancera como funcionario “no corrupto” en un discurso de López Obrador el pasa- do 21 de diciembre, fue una señal para las corrientes internas del PRD a fin de orientar las preferencias, ante el escaso posicionamiento del secretario de Educación, Mario Del- gado, a quien se veía como delfín de Ebrard. El mensaje de López Obrador daba idea de la aceptación a una aspiración que estaba latente por lo menos desde julio de 2011, cuan- do el nombre del entonces procu- rador empezaba a manejarse en las encuestas. Y fue precisamente el método de los sondeos el que se

Barrales. Ruptura Benjamín Flores
Barrales. Ruptura
Benjamín Flores
Lo malo del “bueno” Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera como titular de la Procuraduría
Lo malo del “bueno” Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera como titular de la Procuraduría
  • 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

31 31

POLÍTICA /PRD

Judiciales capitalinos. Los vicios de siempre Octavio Gómez
Judiciales capitalinos. Los vicios de siempre
Octavio Gómez

consideró adecuado para designar también al candidato presidencial. La operación de las encuestas encontró sustento, además, en los conflictos inter- nos de las corrientes perredistas en el DF tras las erráticas elecciones para renovar a los consejeros nacionales estatales. El 23 de octubre el grupo del jefe dele- gacional en Gustavo A. Madero, Víctor Hu- go Lobo –incondicional de Ebrard–, tomó por la fuerza las instalaciones donde se resguardaba la papelería electoral, abor- tando así el proceso. El 6 noviembre se concretó la elección, pero un cúmulo de impugnaciones tiene detenida la instala- ción de los órganos del partido.

se sumarían los otros partidos de izquier- da: PT y Movimiento Ciudadano. Además de las encuestas publicadas en los diarios Reforma (el miércoles 4) y El Universal (el miércoles 11) que daban ventaja a Mancera sobre Barrales –quien trabajó sus aspiraciones desde que asu- mió la presidencia de la Asamblea Legis- lativa del DF en 2009–, el sábado 14 René Bejarano, líder de Izquierda Democrática Nacional, corriente que controla a por lo menos 60% del Consejo Estatal del PRD, se manifestó por el exprocurador. El nerviosismo de Barrales y su equipo se hizo evidente durante todo el fin de se-

Las encuestas

Manuel Camacho Solís, coordinador del DIA, fue nombrado encargado del proceso interno una vez que fue aceptado el método de encuestas para medir las fuerzas de los seis aspirantes a gobernar la capital (Man- cera, Alejandra Barrales, Gerardo Fernández Noroña, Martí Batres, Joel Ortega y Carlos Navarrete), lo que quedó asentado en la con- vocatoria lanzada por el PRD capitalino el pasado 23 de diciembre. El miércoles 11 se llevó a cabo el único debate y tras él, la de- clinación de Navarrete en favor de Barrales. La convocatoria especificaba que las encuestadoras Nodo, Covarrubias y Buen- día y Laredo aplicarían los cuestionarios del sábado 14 al lunes 16 y que los resul- tados se someterían a la consideración de los cerca de 300 consejeros estatales inte- grados en Consejo Electivo los próximos

  • 11 y 12 de febrero para formalizar a fina-

les de ese mes la candidatura a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, a la que

González Placencia. Juicios Germán Canseco
González Placencia. Juicios
Germán Canseco

mana en que las encuestadoras contrata- das levantaron los 9 mil cuestionarios, al acusar distribución masiva de propagan- da de Mancera, colocación de mantas en calles principales y la supuesta operación de un call center que realizaría 1 millón de llamadas, entre otras anomalías. Joel Ortega, otro aspirante, también se quejó de presuntas irregularidades referen- tes al supuesto envío de mensajes vía texto para favorecer a Mancera, así como la colo- cación de mantas promocionales del libro de Alejandra Barrales Legislar para ayudar. A ese cúmulo de señalamientos se su- mó la declaración de Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario capitalino de Turismo, quien el martes 17 dijo contar con informa- ción de que Mancera había ganado la en- cuesta. “Por lo que sé, va arriba con un alto porcentaje Miguel Mancera, un marcelista confiable y leal, y yo confío plenamente en que abandere a la izquierda, ya que es un hombre sin partido y representa también a la sociedad civil como líder emergente”. Por más explicaciones que dio, Rojas Díaz Durán acabó pagando las conse- cuencias de su imprudencia y fue remo- vido por Ebrard. Barrales y su equipo insistieron en que las supuestas anomalías habrían impac- tado en el resultado final de las encuestas. En consecuencia, el jueves 19 decidió no acudir a la presentación de los resultados. La empresa Estadística Aplicada, con- tratada para auditar el ejercicio, resolvió que “no se registró evidencia de sesgos de medición o de obtención de información que hubieran incidido en las respues- tas registradas”, que la aplicación de los cuestionarios se llevó “correctamente y de acuerdo a los estándares de calidad existentes” y que las variaciones de los resultados contienen “márgenes de error convencionales, menores de 2%, con nive- les de confianza de 95%”. Con la excepción de Barrales, los otros aspirantes reconocieron a Mancera y se manifestaron por la unidad para mante- ner la jefatura de Gobierno del DF como bastión de los partidos de izquierda. En su discurso Mancera se definió como “factor de unidad” y convocó a los dirigentes de los partidos de izquierda a “que se hable bien de la estela progresista moderna, con valores democráticos, in- clusión social, respeto a las minorías, con derechos humanos”. Miguel Ángel Mancera, quien se ha resistido a afiliarse al PRD, se comprome- tió a seguir los ejemplos de los gobiernos de Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Ma- nuel López Obrador, Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard, pero dijo que de ganar la contienda su gobierno será el de “las y los progresistas de la sociedad civil”.

POLÍTICA /PRD Judiciales capitalinos. Los vicios de siempre Octavio Gómez consideró adecuado para designar también al

32 32

  • 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

POLÍTICA /PRD Judiciales capitalinos. Los vicios de siempre Octavio Gómez consideró adecuado para designar también al
POLÍTICA /PRD Judiciales capitalinos. Los vicios de siempre Octavio Gómez consideró adecuado para designar también al

Miguel Dimayuga

Carrizalillo: oro por cuentas de vidrio Sofía Figueroa. Muerte a los 35 Foto: Fam. López Peña
Carrizalillo:
oro
por cuentas
de vidrio
Sofía Figueroa. Muerte a los 35
Foto: Fam. López Peña

MARLÉN CASTRO Y ROGELIO AGUSTÍN

  • C HILPANCINGO, GRO.- Dejó de comer. Sólo quería dormir. A Sofía Figueroa Peña, exafa- nadora del consorcio minero Goldcorp, lo poco que le quedaba de vida se le agotó en

dos días de vómitos y convulsiones. Alrede- dor de las 22:00 horas del 4 de diciembre de 2010 murió en una clínica del Instituto Mexi- cano del Seguro Social (IMSS) en Acapulco.

Apenas tenía 35 años. “Como por el 20 de noviembre me di

cuenta de que se le quitó el apetito

...

se-

guramente fue desde antes pero hasta esa fecha yo no lo supe porque ese día tuvo descanso y la vi; casi nunca la veía, siem- pre estaba trabajando. La vi mal y le dije:

‘Atiéndete, hija’, pero ella me dijo que es- taba cansada, que lo que tenía se le quita- ba durmiendo. Todos los días llegaba a dor- mirse”, dice doña Esther, mamá de Sofía. Esther Peña Barrios se limpia las lágri- mas con la mano; luego uno de los mu- chos nietos huérfanos que hay en su ca-

sa en el ejido de Carrizalillo, del municipio guerrerense Eduardo Neri, le alcanza el chal que al parecer es su paño. “Me siento culpable porque no es posi- ble que no me haya dado cuenta, que nadie de los que vivimos aquí nos hayamos dado cuenta de lo mal que estaba mi hija, de que ya no comía nada. Pero cómo lo íbamos a saber si ni la veíamos. Llegaba como a las ocho de la noche y ni nos venía a ver, llega- ba a dormirse y así hasta el otro día, que se iba a trabajar”, cuenta doña Esther. Sofía quería salir de Carrizalillo. De- cía que trabajaba mucho para tener sufi-

ciente dinero y comprar una casa en otro lugar, tal como piensan las cerca de 100 familias del pueblo desde que aceptaron rentar sus tierras a Goldcorp, “el mayor productor de oro y de más bajo costo”, co- mo anuncia en su sitio en internet la com- pañía canadiense con sede en Vancouver. Por eso de afanadora pasó a responsa- ble de manejar el equipo de absorción ató- mica del laboratorio –labor que requiere un perfil profesional muy específico– y deci- dió cubrir dos turnos: de 7:00 a 15:00 y de 15:00 a 19:00 horas. Aunque hacía un trabajo de alta cali-

ficación –analizaba y determinaba la con- centración de los metales en las muestras de los bancos de mineral, es decir que de- terminaba cuántos miligramos de oro po- drían encontrarse en cada tonelada de tie- rra removida, para lo que debía manipular cianuro y otras sustancias tóxicas– sus es- tudios máximos de primero de secunda- ria sólo le permitían ganar mil 800 pesos a la semana. Para conocer y dominar el proceso de análisis de concentración del oro Sofía sacrificó durante meses los pocos ratos de descanso y convivencia con sus hijos, pues cubría su jornada como afanadora y luego se quedaba otro turno para recibir capacitación en el laboratorio. “Mi hija falleció por los químicos que respiraba. Cuando por fin fue a hacerse unos análisis –dos días antes de morir– le dijeron que sus pulmones estaban deshe-

A la comunidad guerrerense de El Carrizalillo le cayó la

maldición del oro en la figura de la megaempresa Gold-

corp, que practica un tipo de minería, la superficial, de-

vastadora para el medio ambiente y para la salud. Desde

2007 renta miles de hectáreas a los carrizalillenses para

explotar el yacimiento Los Filos-El Bermejal. Los comu-

neros saben que sus predios quedarán inservibles y pro-

liferarán las enfermedades –la mayoría letales– entre su

población, pero cierran los ojos y se conforman con la bi-

coca que cada año les entrega la trasnacional. El reporta-

je que aquí se publica sobre

la tragedia de El Carrizalillo

es el tercero y último de la

serie de trabajos ganadores

del Premio Internacional de

Periodismo, convocado por

Proceso con motivo de su 35

aniversario.

chos, que pronto iba a comenzar a vomitar sangre. Así como estaba de mal todavía fue a la planta a pedir permiso para atenderse porque si no, la iban a correr.”

La devastadora minería

En Carrizalillo los ejidatarios no sólo le rentaron las tierras a Goldcorp. También la conciencia. Desde 2009, cuando negociaron con la trasnacional un convenio supuestamen- te ventajoso sobre la renta de sus tierras, lo único importante para ellos ha sido el precio internacional de la onza de oro. El resto, como los síntomas de las enferme- dades relacionadas con las minas a cielo abierto, el impacto ambiental, la posibili- dad de contaminación de los acuíferos o de un accidente con las toneladas de cia- nuro que se usan a diario, el riesgo de ago- tar las reservas de agua o las muertes de Sofía y de Fidencio –su medio hermano–, parece no importar. En Los Filos-El Bermejal, primer yaci- miento de oro a cielo abierto en Guerre- ro, los efectos nocivos de la actividad de Gold corp –desconocidos al principio– son voluntariamente ignorados por los princi- pales afectados.

Miguel Dimayuga Carrizalillo: oro por cuentas de vidrio Sofía Figueroa. Muerte a los 35 Foto: Fam.
  • 34 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Miguel Dimayuga Carrizalillo: oro por cuentas de vidrio Sofía Figueroa. Muerte a los 35 Foto: Fam.

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

35

Rumbo al yacimiento. Desolación Miguel Dimayuga
Rumbo al yacimiento. Desolación
Miguel Dimayuga

extensión de aproximadamente 400 hectá- reas donde, revueltas con el oro, hay alre- dedor de 6 millones de toneladas de tierra y rocas trituradas –según el último reporte trimestral de Goldcorp a sus socios– que se riegan con una solución de agua, sal y cia- nuro para separar el metal precioso. Al caer la tarde, del patio de lixiviación se levanta una nube de polvo que los vien- tos arrastran precisamente a Carrizalillo, un par de kilómetros más adelante. El calor y el polvo hacen irrespirable la atmósfera para los visitantes, pero la población local parece no estar afectada, aunque ya se manifiestan los ojos enroje- cidos, irritados, secos, primer síntoma vi- sible de la contaminación que generan las minas a cielo abierto. Cuando en Carrizalillo los cerros aún tenían crestas y estaban verdes, las fami- lias de esta comunidad veían con recelo “a los ingenieros de la companía” –a la mayoría de los lugareños se les dificulta pronunciar la ñ–, unos tipos altos y güeros que iban y venían en unas camionetas que ellos, los carrizalillenses, sólo manejaban en sus sueños. Ahora tienen hasta dos por fami- lia, por lo que en las calles terregosas y es- trechas abundan las Nitro, Cheyenne o Lo- bo recién salidas de la agencia. “Nos tratan con desprecio, nos contes- tan mal cuando nos dirigimos a ellos, siem- pre nos hablan golpeado; eso no es justo, nosotros somos los dueños de estas tierras, tienen que vernos con respeto”, dijo Julio Peña Celso –líder juvenil del Movimiento en Defensa de las Tierras de Carrizalillo– el 8 de enero de 2007, cuando bloquearon los acce-

sos al yacimiento Los Filos-El Bermejal para exigir un mejor pago por sus tierras. Dos años antes ignoraban que la trasna- cional extraería 300 mil onzas de oro al año. Por eso cuando llegaron los primeros repre- sentantes de la compañía y ofrecieron com- prar las tierras, varios ejidatarios vendieron sus parcelas a precios irrisorios y consintie- ron en asamblea rentar las de uso común también por cantidades ridículas. Luego, cuando comenzó a llegar la im- presionante y costosa maquinaria que re- quiere la minería a cielo abierto, se supie- ron víctimas de un engaño. Empezó el trato despectivo hasta que ese día, 8 de enero de 2007, a las seis de la mañana los ejidatarios bloquearon todas las operaciones de la empresa. La trasna- cional aguantó 83 días. El 1 de abril acce- dió pagar una renta de 13 mil 500 pesos por cada una de las 970 hectáreas ocupa- das. Ya había comprado algunas, pero la venta se anuló. Los ejidatarios recibieron, ese año, 13 millones 95 mil pesos por la renta de las tierras, en vez de los 800 mil de los dos años anteriores. En la negociación Gold- corp se comprometió a financiar un sis- tema de agua por bombeo, entre otros 21 puntos para el desarrollo de la comuni- dad. Aunque accedió a casi a todo, se opu- so a negociar la renta de las tierras con ba- se en la cotización de la onza de oro, que en esas fechas rondaba los 821 dólares. El año pasó rápido. El siguiente 1 de abril, ejidatarios y empresa volvieron a negociar. El precio de alquiler de las tierras quedó en 14 mil 825 pesos por hectárea. Además Gol-

Rumbo al yacimiento. Desolación Miguel Dimayuga extensión de aproximadamente 400 hectá- reas donde, revueltas con el

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

37

“En términos ambientales y sociales ninguna actividad industrial es más de- vastadora que la minería superficial”, se lee en el documento Minería a cielo abier- to y sus impactos ambientales, elaborado por la Asociación Interamericana de Defensa del Ambiente y consultado en internet. Pero en Guerrero el fenómeno es nue- vo y no hay ninguna organización que vi- gile las operaciones de la minera. Una megamina –el caso de Los Filos– usa nueve toneladas de explosivos cada día. También utiliza a diario 10 toneladas de cianuro, sustancia de la que una porción

del tamaño de un grano de arroz es sufi- ciente para matar a una persona, de acuer- do con la ONG argentina Conciencia Soli- daria, que se opone a este tipo de minería. Cuando una mina se agota y cesa sus operaciones deja ríos, arroyos y acuífe-

ros contaminados con cianuro

... blación enferma de muerte. La capacidad productiva de las tierras tarda 100 años o más en recuperarse. Pero aquí las autoridades dicen que to- do está bien, que Goldcorp es una empre- sa sustentable. El delegado en Guerrero de la Procu- raduría Federal de Protección al Ambien- te (Profepa), Joel Tacuba García responde a los reporteros vía telefónica, única mane- ra de contactarlo luego de varias semanas de insistir en una reunión con él. “En tres años no ha habido ninguna de- nuncia de las comunidades. Lo que quiere decir que Goldcorp está cumpliendo. Des- de hace seis años se certificó como indus- tria limpia y cada dos años se ha evalua- do y mantiene esa categoría. Nosotros cada dos meses verificamos que lo que reporta sea real. La última visita fue hace 15 días,

y una po-

Crisóforo Guzmán. A sabiendas Rogelio Agustín Esteban
Crisóforo Guzmán. A sabiendas
Rogelio Agustín Esteban

más o menos. No sé exactamente la fe- cha, como no es un foco rojo no tengo en la mente cada uno de los detalles”. –¿La ciudadanía puede estar tranqui- la respecto a las operaciones en Los Filos? –Certeza absoluta. La empresa ha cum- plido en todo. Garantiza manejo de residuos sólidos, de emisiones al medio ambiente, de manejo del agua, de medidas de conten- ción, como la reforestación, de acuerdo con los parámetros establecidos. –¿Qué hay del agua con cianuro que es utilizada para separar el oro?, ¿a dón- de se va? –Se deposita en las presas de jale. El agua, como bien sabes, tiende a irse al sub- suelo o evaporarse.

–Si esa agua se filtra al subsuelo, en- tonces ¿tiende a contaminar los mantos freáticos? –No. Tiene un tratamiento previo. –¿La Profepa garantiza que esa agua ya no tiene cianuro cuando la absorbe el subsuelo? –No podría precisar si lleva cianuro o no. Se supone que no. El proceso fue ava- lado por la Semarnat.

“A enfrentar lo que venga”

“No nos podemos espantar de lo que pasa. Cuando rentamos nuestras tierras todos sabíamos de las consecuencias. Estuvimos conscientes de que se iba a usar cianuro y lo que eso significa, por eso estamos dis- puestos a enfrentar lo que venga”, asegura Crisóforo Guzmán Montiel, líder campesi- no que nunca se quita los lentes Ray-Ban. Descansa plácidamente en su casa. Ya

no tiene que preocuparse por ganarse la vi- da, por lo menos mientras dure la extrac- ción de oro o el precio del metal siga por las nubes. En 2007 Guzmán encabezó un mo- vimiento contra Goldcorp para conseguir un mejor pago por la renta de las tierras. La asamblea permanente de ejida- tarios lo nombró comisario ejidal legíti- mo cuando el legal, Fidencio López Peña (medio hermano de Sofía Figueroa Peña y quien murió en 2009 de cáncer en la cara), se negó a luchar en contra de la corpora- ción canadiense. La casa de Guzmán, a diferencia de las de sus vecinos, está exactamente como an- tes del movimiento. Pero la flamante Che- yenne en el espacio que hace de cochera habla de la bonanza de su familia. “Compré en la capital, allá estoy ha- ciendo mi casa. Todos sabemos que vamos a terminar saliéndonos de aquí. Creo que nadie tiene problemas con eso, siempre y cuando les paguen bien”, afirma. Goldcorp tiene planes de remover tam- bién el cerro sobre el que se asienta el pueblo. Como Guzmán, todos los ejidatarios que encabezaron el bloqueo a Goldcorp y la mesa ejidal que se conformó a raíz del mo- vimiento, disfrutan de varios beneficios, igual que los ejidatarios que los apoyaron. Anualmente cada uno de los 176 ejida- tarios inscritos en el padrón recibe la par- te proporcional por la renta de las mil 500 hectáreas de uso común –2.6 onzas por hectárea– y todos alquilan además sus parcelas individuales. Algunos sólo tres, otros hasta nueve. En conjunto son 150 hectáreas más. Y ya no siembran. Los pagos se hacen en abril. En ese mes de 2011 la onza de oro alcanzó el precio ré- cord de mil 600 dólares y la hectárea se co- tizó en 55 mil 744 pesos. Cada ejidatario re- cibió 108 mil pesos por las tierras de uso

común, además de lo que les dejan las par- celas individuales. Algunos sólo tienen tres, lo que equivale a 167 mil pesos, pero otros hasta nueve, por lo que habrían ga- nado alrededor de medio millón de pesos. En una población que antes tenía ape- nas lo indispensable para subsistir, tales cantidades se antojan exorbitantes. “Todos nos hemos beneficiado, para que más que la verdad. Y lo logramos por el plantón. Todo se distribuyó de acuerdo con las necesidades de nosotros y a nues- tras ganas de trabajar”, sostiene Valeria- no Celso Solís, expresidente del Consejo de Vigilancia del comisariado ejidal legíti- mo. Detalla todos los favores de Goldcorp, de los que excluyeron a los ejidatarios que seguían a Fidencio López Peña. La minera otorgó concesiones para nue- ve combis, dos microbuses, un autobús, cuatro pipas y cinco camiones Thorton. Con cada una de las combis los concesionarios pueden ganar hasta mil 159 pesos por tur- no y algunos trabajan doble jornada, por lo que llegan a recibir más de 13 mil pesos a la semana. A Julio Peña Celso, otro líder que destacó en el movimiento, la mesa ejidal le aprobó dos concesiones: una para microbús y otra para un Thorton; a Guzmán Montiel, una concesión de Thorton. A Celso Solís, una pa- ra combi. A Onofre Peña Celso, quien fungía como comisario municipal durante el movi- miento contra la minera, una para una pipa. Por eso en Carrizalillo es común en- contrar a los ejidatarios sin hacer nada.

Orografía desbastada

Al fondo del corrugado relieve cerca de Mezcala, a la derecha de la carretera Méxi- co-Acapulco, una cadena de cerros ampu- tados rompe el paisaje de vegetación se- midesértica. Es el yacimiento de oro, plata, cobre y zinc Los Filos-El Bermejal. Es mayo. No hay superlativo para des- cribir tanto calor. Lo que marca el termó- metro quizá ayude: 42 grados centígrados. El sudor escurre a chorros, imparable. El ai- re que entra por las ventanillas del auto no proporciona ningún alivio, quema. De la capital guerrerense a Mezcala hay 50 kilómetros. Para subir a Los Filos y des- pués a Carrizalillo, otros 27. Tras el pueblo de Mezcala, de unos 3 mil 800 habitantes, la carretera serpentea cuesta arriba, entre las montañas de la Sierra Madre del Sur. Luego de unos 20 kilómetros en ascen- so, del lado derecho está Los Filos, un ce- rro prácticamente tasajeado hasta la base. Cinco kilómetros más adelante, ahora del lado izquierdo, aparece El Bermejal, recor- tado casi a la mitad de los mil 820 metros de altura que tenía. Un poco más allá, del lado derecho, es- tá lo que se llama patio de lixiviación: una

“Bonanza” de ocho cilindros Miguel Dimayuga
“Bonanza” de ocho cilindros
Miguel Dimayuga
  • 36 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Rumbo al yacimiento. Desolación Miguel Dimayuga extensión de aproximadamente 400 hectá- reas donde, revueltas con el
dcorp se comprometió a fi- nanciar un proyecto inte- gral de desarrollo, a que el sistema

dcorp se comprometió a fi-

nanciar un proyecto inte- gral de desarrollo, a que el sistema de agua estaría lis- to en diciembre de 2009 y aceptó que en realidad ocu- paba mil 150 hectáreas, no

970.

Fidencio López. Cáncer facial Rogelio Agustín Esteban
Fidencio López. Cáncer facial
Rogelio Agustín Esteban

de bata blanca, cola de caballo para sujetar la melena pintada, estaba Sofía Figueroa Pe- ña. Tenía 32 años ese día de marzo de 2008. Ella no lo sabía pero dos años y nue- ve meses después moriría en una clínica del IMSS en Acapulco luego de 48 horas de agonía y de tres meses sin apetito y de su- mergirse en un sueño profundo del que despertaba cada día sólo para ir otra vez al laboratorio. Tampoco sabía que la razón del ojo apagado de su medio hermano Fidencio es el cáncer y que sólo faltaban cinco me- ses para que falleciera. En marzo de 2008 se le planteó a Gold- corp la realización de un reportaje sobre el trabajo femenino en la minería, a pro-

pósito del Día Internacional de la Mujer. El gerente gene- ral, Tomás Iturriaga Hidalgo, y el superintendente de Relacio- nes con la Comunidad, Arnol- do García Pizarro, de inmediato abrieron las puertas. Parecían orgullosos cuando hablaron de Sofía, una viuda con tres hijos que había entrado a trabajar como afanadora y aho- ra tenía la tarea de determinar la concentración de oro por tone- lada de tierra, utilizando cianu- ro, entre otros químicos. “Sofía es un caso especial, la debes en- trevistar; es un ejemplo de supe- ración”, aseguró García Pizarro. Durante mayo, junio y julio de 2011 muchas veces se pidió una entrevista a los directivos de Goldcorp. A pesar de la pro- mesa de agendar un encuen- tro, éste no se concretó en todos esos meses. Vía telefónica Gar- cía Pizarro evitó hablar de las causas del fallecimiento de Sofía, pero aseguró que aunque ella manipulaba cianuro, eso na- da tenía que ver.

Un pinchazo en el ojo

Era un día de trabajo como cualquier otro. El presidente del comisariado ejidal de Carrizalillo y concesionario de la recolec- ción de los desechos de Goldcorp en Los Filos, Fidencio López Peña, destapó un bo- te para ver qué tipo de basura había. Un olor ácido salió del recipiente. Fi- dencio sintió un pinchazo en el ojo iz- quierdo. En las semanas siguientes el ojo comenzó a apagársele. “¡Ve al doctor hijo; que te diga qué tie- nes!”, rogaba su mamá al líder depuesto por no apoyar el bloqueo a Goldcorp. Cuando el ojo se murió por completo Fidencio fue al doctor. Radiografías en cascada. Los huesos faciales carcomidos. Cáncer en la cara. Murió el 9 de agosto de 2009. Sus cuatro huérfanos, junto con los de Sofía, deambulan por la casa enlutada de doña Esther.

“Tengo mucho coraje”

“Me llamo Rafael Rivera Santos. Entré a Los Filos en abril de 2007, a la planta de procesos. Tuve que trabajar porque me ca- sé. Hubiera querido ser maestro de secun- daria, pero abandoné mis estudios en la Universidad Pedagógica Nacional porque puedo contagiar a quienes me rodean. “En noviembre de ese mismo año co- mencé a sentirme mal, no tenía apetito y tosía mucho, me hacían muchos estudios de laboratorio y salía que no tenía nada,

En abril de 2009, en la segunda revisión del con- venio, Carrizalillo decidió ir por todo. Pidió el equiva- lente de 3.5 onzas de oro (la onza se tasaba entonces en 920 dólares) por cada hec- tárea. Goldcorp aceptó a cambio de que en adelan- te la revisión se hiciera ca- da cinco años y con un tope de 1.6 onzas por hectárea. Carrizalillo ya conocía bien los efectos de los blo- queos. Repitió el ejercicio. En esa ocasión el paro só- lo duró 14 horas antes de que Goldcorp aceptara pagar 2.6 onzas, un total de 36 millones de pesos. Ahora, en 2012, el sistema de agua si- gue inacabado pero al parecer eso ya no les importa a los ejidatarios, quienes se acos- tumbraron a subsistir con el líquido que les manda la trasnacional en pipas.

Muertes por cianuro

El olor indescriptiblemente agresivo que parece romper la nariz se cuela a través de la mascarilla. En el laboratorio se escu- cha el ruido del aire acondicionado pero por ningún resquicio se cuela algún vien- to del exterior. Frente al equipo de absorción atómica,

Carrizalillo. Asamblea informativa Óscar Alvarado / Procesofoto
Carrizalillo. Asamblea informativa
Óscar Alvarado / Procesofoto

pero en la radiografía de tórax se veía da- ñado el contorno de mi pulmón derecho. “Me mandaron a Iguala. Ahí me diag- nosticaron tuberculosis con cuatro cruces (el máximo daño). El resto de mi vida ten- go que estar tomando medicamentos. Ya no puedo hacer mi vida normal porque tengo las defensas muy bajas. “El medicamento que tomo es tan fuerte que hay días que me deja tirado en la cama. Salgo de aquí (del centro de Sa- lud de Mezcala) como zombi. Tardo en po- der caminar. Aun así tengo que regresar a trabajar, aunque ahora estoy en el área de mantenimiento. “Cuando me diagnosticaron tubercu- losis me dieron 20 días de incapacidad. El Seguro Social me dijo que era una norma. Regresé a trabajar. Como al mes otra vez comencé a ‘desgarrar’ sangre. “Me han cambiado varias veces los me- dicamentos porque no he reaccionado a ellos, pero han dañado mi estómago. Todo el tiempo lo tengo irritado. Son muy pocas cosas las que puedo comer por la gastritis. Cuando algo no me cae bien me comienza a subir algo muy amargo. Me dan náuseas y comienzo a vomitar. “Cuando me atendían en el Seguro So- cial iba todos los días a Iguala porque un medicamento me lo tenía que tomar a las ocho de la mañana. Salía muy temprano, por lo que llevaba el estómago vacío. A ve- ces el medicamento lo tenían hasta las tres; todo este tiempo no comía nada por- que no tenía dinero. Así, con mi panza hue- ca, me tomaba la pastilla que me daban. “Otros días iba y el medicamento nun- ca llegaba, por lo que no lo tomaba. Ellos saben que si un tratamiento no se toma completo, uno se hace resistente, por eso muchas veces me han cambiado de tra- tamiento. En ese tiempo llegué a pesar 45 kilos por la misma enfermedad y porque siempre estaba en ayunas, esperando to- mar el medicamento. “Tengo mucho resentimiento contra los doctores que me han atendido, sobre todo con Maricela Vega Orozco, encargada de Epidemiología de la clínica del IMSS en Iguala, porque cada vez que salía positi- vo me regañaba, decía que era un paciente renuente y así lo anotó en mi expediente. “Tengo mucho coraje.” Baja la cabeza. Le da pena mostrar las lágrimas rebeldes, necias, que se le han salido de control. “Durante dos meses me suministraron estreptomicina, un medicamento del cua- dro básico de esta enfermedad, que produ- ce sordera. No reaccioné tampoco a ella, pe- ro desde entonces todo el tiempo escucho como grillos dentro de mi cabeza. Siempre me duele. Por las noches no puedo dormir. “Al principio de mi enfermedad, cuan- do regresé a trabajar, los inspectores me

  • 38 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

dcorp se comprometió a fi- nanciar un proyecto inte- gral de desarrollo, a que el sistema

REPORTAJE PREMIADO

insultaban, decían que era un mañoso; a fuerza me hacían trabajar en la planta, ca- da que hacía fuerza para apretar un torni- llo, sentía que mis pulmones se deshacían, los oía tronar con cada esfuerzo. “No me creyeron hasta que ahí mismo no aguanté, tosí y comencé a sangrar. To- do el camino al servicio médico iba sacan- do sangre. “Desde 2010 me atienden aquí. Has- ta ahora no me han fallado con las medi- cinas, siempre están listas; yo tampoco he dejado de venir a tomármelas. Quiero es- tar vivo. Tengo una hijita de tres años. Só- lo una vez no he venido, pero hablé para avisar. La pastilla del día anterior me había dejado tirado, moribundo, no tenía fuerzas para levantarme. “¿Esto va a salir publicado? Quiero de- cir que cuando el trabajador de la mina no tiene el equipo de seguridad, no tiene por qué hacer su trabajo; sin embargo, nos obligan a hacerlo y el sindicato no hace nada al respecto.”

Bonanza áurea

Migajas. No existe otra forma para defi- nir lo que Goldcorp deja a cambio del oro, aunque los ejidatarios cobren por sus tie- rras con base en el precio del metal en la bolsa de valores de Estados Unidos. El pre- cio de la onza de oro se ha duplicado –de 821 a mil 600 dólares– desde 2007 cuan- do la corporación empezó la extracción en Carrizalillo. Al finalizar el primer trimestre de 2011 Goldcorp incrementó sus ganancias 69% respecto al mismo periodo del año anterior. El yacimiento Los Filos-El Bermejal es una de sus operaciones más rentables en todo el orbe, de acuerdo con el informe fi-

nanciero de la trasnacional consultado en su sitio electrónico. “Los Filos es un ele- mento clave para nuestra cartera de ac- tivos”, dice en el informe el presidente y consejero delegado de Goldcorp, Chuck Jeannes. En Los Filos el costo de producción por onza es de 188 dólares, contra los 322 en la mina Red Lake y los 621 en Musselwhite, Ontario, o los 324 dólares en la mina Mar- lin de Guatemala. En el primer trimestre de 2010 Los Fi- los “estableció una marca de producción” con 94 mil 600 onzas de oro, 22 mil 500 más que en el mismo periodo del año anterior. Si el ritmo de producción sigue así, al fina- lizar el año se extraerán 376 mil onzas, 76 mil más que lo previsto en el proyecto ini- cial, planteado a 10 años, lo que implica que concluirá operaciones mucho antes de lo planeado. Lleva cuatro años. Con esta producción en Los Filos, Gue- rrero se ubica como el primer productor de oro en el país y Goldcorp es la segun- da compañía mundial más grande en va- lor capital del sector. “¿No ha ido últimamente a Carrizali- llo?”, repregunta el subdelegado de la Se- cretaría de Economía en esta capital, Víc- tor Juan Hernández López, cuando se le pregunta qué le queda a Guerrero de esa riqueza aurífera:

“¿No ha ido? Basta ver lo que ha ocu- rrido ahí en los últimos años para saber qué se queda en Guerrero de esa megao- peración. En el municipio de Eduardo Ne- ri se han generado 4 mil empleos. Directos yo creo que 2 mil, pero lo más importan- te es el desarrollo que ha habido alrededor del proyecto. Se ha generado una cadena de proveedores locales que suministra bienes y servicios a la compañía.”

dcorp se comprometió a fi- nanciar un proyecto inte- gral de desarrollo, a que el sistema
Junio de 2008. Protesta minera 39 1838 / 22 DE ENERO DE 2012 Óscar Alvarado /
Junio de 2008. Protesta minera
39
1838 / 22 DE ENERO DE 2012
Óscar Alvarado / Procesofoto

Miguel Dimayuga

Miguel Dimayuga “Quizá de verdad haya muerto (Sofía) por el cianuro, pero nosotros no sabemos bien

“Quizá de verdad haya muerto (Sofía) por el cianuro, pero nosotros no sabemos bien la razón; la familia debe acercarse a la mesa a plantear la situación para que nosotros hagamos algo, pero no lo ha he- cho y mientras sea así, sólo son decires”, afirma Celso Solís. Reconoce que hay muchas manifesta- ciones de las enfermedades que, se dice, trae la explotación del oro, pero no saben bien si de verdad sea por eso. Dice que hay dolores de cabeza, enfermedades respiratorias, irri- tación de los ojos, comezón en la piel: “Pero a lo mejor sólo es la gripa normal, no nece- sariamente tiene que ser por los químicos”. Crisóforo Guzmán, otro líder del movi- miento contra Goldcorp, recuerda que en 2009, cuando negociaron la revisión del convenio a cinco años, quedó asentado en una de las cláusulas que habría un monito- reo permanente a la salud de los habitan- tes y de los trabajadores: “Pero la verdad no hemos visto eso. La empresa obviamen- te no lo va a hacer por su cuenta; tenemos que ser nosotros. Pero no sé qué esté pen- sando la nueva mesa ejidal. Yo me retiré, ya no he estado pendiente, pero vamos a ver qué podemos hacer”. En el asunto, como en la defensa de sus tierras, los habitantes de Carrizalillo, de Mezcala y de otras comunidades veci- nas están solos. Con las autoridades esta- tales y federales no se cuenta. En diciembre de 2009 el gobierno gue- rrerense creó por acuerdo un Consejo Es- tatal de Minería (CEM) para seguir los pa- sos a esta actividad, pero sólo en lo que se refiere al aspecto económico. Forman par- te de este consejo dependencias como la Secretaría de Desarrollo Económico y del Medio Ambiente, no la de Salud. El CEM sesiona la última semana de cada trimestre. En el actual gobierno que encabeza Ángel Aguirre Rivero y que em- pezó el 1 de abril de 2011, el Consejo se ha reunido una sola vez. Su actual secretario técnico, el ecolo- gista Héctor Zurita Brito, dice que debían incluirse otras instancias en el órgano, co- mo las secretarías General de Gobierno y la de Seguridad. –¿Y la de Salud? El ambientalista guarda silencio unos segundos. Truena los dedos y dice: “Es cierto. Esa dependencia también debe es- tar incluida”.

Resistencia latinoamericana

En Eduardo Neri al parecer las comunida- des están dispuestas a aceptar las conse- cuencias ambientales y para la salud de la minería a cielo abierto. En otras latitudes es distinto. En 2002, ante los impactos de las minas a cielo abier- to y la lixiviación con cianuro, el gobierno de

Doña Esther. Tragedia familiar Rogelio Agustín Esteban
Doña Esther. Tragedia familiar
Rogelio Agustín Esteban

Costa Rica prohibió nuevas explotaciones de ese tipo y cerró las puertas a Goldcorp. En Perú, en 2007 los pobladores de tres municipalidades de Piura se movilizaron contra Barrick Gold, otro consorcio mine- ro canadiense con operaciones en varias partes del mundo. Los habitantes del municipio guatemal- teco de Sipacapa, donde está la mina Marlin, iniciaron consultas para sacar a Goldcorp. En la República Dominicana la población ini- ció una campaña bajo el lema El verde es me- jor que el oro para impedir la operación de Ba- rrick Gold. En Córdoba, Argentina, surgió la ONG Conciencia Solidaria para impedir las operaciones en una mina de oro y uranio concesionada a esa misma compañía. En Guerrero, comunidades indígenas en la región de la Costa-Montaña, a donde quiere llegar también Barrick Gold, lanza- ron el manifiesto A corazón abierto defenda- mos nuestra madre tierra contra la minería. El alcalde de Malinaltepec, el priista de ori- gen tlapaneco Vicente López Carrasco, an- ticipó que en las comunidades indígenas no pasará lo mismo que en Carrizalillo. “Para nosotros la tierra es todo, no vamos a aceptar vender ni rentar nuestras parce- las. El mismo ayuntamiento se va a poner al frente de la defensa del territorio”, dijo. Entre 2005 y 2009 el gobierno federal ha otorgado en concesión 28 nuevos pro- yectos mineros en las regiones de Costa Chica y Montaña, donde la Unión de Pue- blos y Organizaciones Sociales del Estado de Guerrero inició movilizaciones en de- fensa de la tierra. No quieren para ellos lo que pasa en Carrizalillo.

“¡Me desgraciaron!”

Fidencio mira a doña Esther con su ojo de- recho; el izquierdo ya está apagado. “Se to-

mó esa foto unos meses antes de morir”, explica la madre. Sofía también la mira desde las fotos de álbum. Doña Esther nunca se acercará a la mesa ejidal a pedir justicia para sus hijos muertos. Cuando Fidencio se opuso al mo- vimiento contra Goldcorp selló su suerte, la de su familia y la de los ejidatarios que estaban con él. Las autoridades que tomaron las rien- das del comisariado acordaron en asam- blea castigarlos por dar la espalda al pue- blo. Están marginados. Así lo entienden y lo asimilan. Lo que no es comprensible es que los hijos de doña Esther, sobre todo Silvestre y la esposa de Fidencio, quienes se queda- ron con la concesión del manejo de los de- sechos de Goldcorp, prefieran mantener el empleo que exigir justicia. “Déjelos descansar en paz. Ya están muertos”, afirma doña Esther que le di- cen cuando la ven llorar por el dolor, pero sobre todo porque sus muertes están sin castigo. Dos días antes de morir, Sofía se hizo unos estudios para saber qué tenía, por- que el médico de la planta Los Filos sólo le daba aspirinas. “Dice la empresa que mi hija murió de dengue. Yo digo que si hu- biera tenido eso, el médico de la empresa se lo hubiera dicho y la hubiera mandado a descansar, pero le decía que estaba bien, sólo le daba pastillas”. Silvestre López Peña se adueñó de los estudios que se hizo su media hermana Sofía, los trae consigo para conseguir be- cas para los hijos huérfanos. Doña Esther afirma: “Dicen en el pue- blo que la mina trajo beneficios. Los úni- cos que se han beneficiado son los de la mesa ejidal. A mí ya se me murieron dos hijos, ¡a mí me desgraciaron!”.

Miguel Dimayuga “Quizá de verdad haya muerto (Sofía) por el cianuro, pero nosotros no sabemos bien

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

41

pues una porción de El Bermejal es pro- piedad de esa comunidad. A falta de datos de la Secretaría de Economía, suponiendo que Goldcorp pa- gue derechos mineros por toda la superfi- cie ocupada y que sea por más de 10 años, lo máximo que puede pagar son 355 mil 200 pesos semestrales. El secretario de Desarrollo Económico de Guerrero, Enrique José Castro Soto, sos- tiene que este gobierno diseña un esque- ma para que en las comunidades donde hay actividad minera, los dueños de la tie- rra sean también inversionistas. Por el momento, excusándose en que este gobierno apenas comenzó a tomar las riendas, no sabe cuánto se queda en Gue-

rrero de la riqueza aurífera, sólo que se co- bra 2% de ISPT de los cerca de 2 mil em-

pleos directos ...

pero desconoce cuál es la

cantidad. Guerrero ejercerá este año 43 mil millo- nes de pesos de presupuesto. Las 300 mil onzas de oro que se han extraído anual- mente ahí, convertidas a pesos mexicanos, dan alrededor de 48 mil millones de pesos, cinco mil más que el presupuesto estatal.

“A lo mejor es gripa”

Sofía murió de hepatitis y dengue hemo- rrágico, dijo Goldcorp a los ejidatarios y a la Sección 269 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Si- milares de la República Mexicana. Embelesados con la cotización en oro de sus otrora parcelas semidesérticas y con los beneficios obtenidos, en Carriza- lillo los ejidatarios no quieren ver que los efectos temidos de la minería sobre la sa- lud han comenzado a manifestarse.

Ojo de agua. Contaminación

extraiga, aunque la cuota varía según los años que lleve la explotación. Para el pri- mer año de actividad la cantidad es de 5.08 pesos por hectárea; de 10 en adelante, 111.27 pesos. Aunque esto lo recibe el go- bierno federal, el funcionario también des- conoce lo que paga Goldcorp. El yacimiento Los Filos-El Bermejal abarca 3 mil 20 hectáreas, de las que mil 300 renta a Carrizalillo, donde están ca- si todo el yacimiento y el patio de lixi- viación; otras mil 300 a Mezcala, de don- de parte la red de caminos de acceso a la fuente de excavación y al sistema de abas- to de agua, y 420 hectáreas a Xochipala,

El funcionario habla de Mezcala, don- de a raíz del boom minero se han instalado diversos negocios, desde venta de comida o de ropa hasta bares y cantinas. Los mi- neros también quieren divertirse. Pero en Carrizalillo no hay ningún ne- gocio de proveeduría. En ese pueblo la gen- te espera cada año la renta de sus tierras arruinadas por la mina a cielo abierto, la industria más devastadora según organis- mos internacionales de defensa del medio ambiente. “Las operaciones de la mina han gene- rado un efecto multiplicador hacia abajo; eso es lo que se busca siempre, encadena- mientos productivos a un proyecto macro. Esa actividad que hay ahí genera certidum- bre y ello lo convierte en un polo de inver- siones, por eso es positivo que se explote el potencial minero, aunque sean compañías extranjeras las que lo hagan ” ... –Mientras dure la extracción. ¿Y des- pués…? –interrumpimos a Hernández López. –Ninguna actividad económica es pre- decible. Ahí están las maquiladoras en la región norte: cambiaron las condiciones del mercado y las fuentes de empleo se vi- nieron abajo. Pero la explotación del oro es de largo plazo, la compañía continúa ha- ciendo más exploraciones, eso seguirá… Hernández López informa que en di- nero contante y sonante lo que queda en Guerrero es el pago de 2% del Impuesto sobre el Producto del Trabajo (ISPT); pero como es un impuesto que cobra el gobier- no estatal, desconoce la cantidad. Lo que queda a la federación es el co- bro de derechos sobre minería, una canti- dad estándar, independiente de lo que se

  • 40 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Agua en pipas. De vez en cuando ... Miguel Dimayuga
Agua en pipas. De vez en cuando
...
Miguel Dimayuga
Miguel Dimayuga “Quizá de verdad haya muerto (Sofía) por el cianuro, pero nosotros no sabemos bien

ANÁLISIS

 

JESÚS

CANTÚ

 

Sabotaje a la ley electoral

U na sentencia emitida por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que sancionó “la compra indebida de tiempos en tele- visión” para transmitir un debate de los precandidatos al gobierno de Nayarit, de la fallida alianza Nayarit, Paz y Trabajo, permitió construir la idea de que duran- te las precampañas no se pueden realizar debates en radio y/o televisión. Salvador Olimpo Nava Gomar, ponen- te de la citada sentencia, tuvo que salir a desmentir dicha versión y precisar que la sentencia no versa sobre la celebración o transmisión de debates, sino sobre la in- debida difusión de propaganda político electoral. Lo que sucedió en Nayarit, de acuerdo con lo expuesto en la sentencia del magis- trado Nava Gomar, es que la alianza orga- nizó un debate entre los precandidatos y acordó con la televisora la transmisión del mismo. En la resolución se reconoce que “no es posible advertir la existencia de un contrato entre los sujetos denunciados y la concesionaria”, pero afirma que sí existen suficientes elementos para demostrar que se trató de un acto simulado que tenía co- mo “propósito promocionar o posicionar” a los precandidatos y los partidos políticos, “con independencia de si el concesionario recibió o no pago por ello o procedió de ma- nera gratuita…” A partir de esa sentencia los mismos que desde septiembre de 2007 se oponen a la reforma electoral en materia de medios de comunicación y, particularmente, a que se prohibiera la compra de espacios y que toda la propaganda político-electoral se difundie-

ra en los tiempos gratuitos del Estado y se ordenara a través del Instituto Federal Elec- toral, montaron la trama de que el Tribunal prohibió la transmisión de los debates entre precandidatos. Ésta es otra de las embes- tidas en contra de la correcta aplicación de dicha reforma, con la evidente intención de sabotearla e intentar revertirla. Joaquín López Dóriga, en su programa radiofónico, informó desde hace meses que las autoridades electorales prohibían la transmisión de debates entre precan- didatos, y la semana pasada, tras haber invitado a los precandidatos de la izquier- da al gobierno del Distrito Federal a un debate, anunció su suspensión debido a una carta que le envió la Cámara de la In- dustria de la Radio y Televisión donde le advertía que estaba violando las normas electorales. Particularmente el equipo de campaña de Josefina Vázquez Mota hizo eco de di- cha postura y la utiliza como pretexto para no acudir a los debates; incluso se negó a confirmar su participación en uno progra- mado para el martes 24 de enero, a las 8 de la mañana, dentro del noticiero de Carmen Aristegui, al que ya confirmaron su asis- tencia los otros dos precandidatos, Santia- go Creel y Ernesto Cordero. La conductora ya entrevistó en su espa- cio noticioso al presidente del IFE, Leonar- do Valdés, y al magistrado Nava, y ambos afirmaron tajantemente que lo que se san- cionó no fueron los debates, sino “la adqui- sición indebida de tiempos en televisión”. Así las cosas es evidente que los periodistas y conductores de noticias pueden invitar con toda libertad a los precandidatos a un

puesto de elección popular a debatir en sus espacios noticiosos. Obvio: tendrán que apegarse a prin- cipios básicos de su ejercicio profesional, como dar igual oportunidad a todos los aspirantes de todas las fuerzas políticas. Sin embargo, tanto en el caso de la Pre- sidencia de la República como en el de la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, sólo una de las fuerzas políticas reali- za una contienda interna con más de un precandidato, por lo cual únicamente se tendrán que cuidar de invitar a todos los precandidatos inscritos de dicho instituto político. Otro tema totalmente distinto es qué hacer en el caso de que la fuerza política organice su evento y desee transmitirlo en vivo por una estación de radio o un ca- nal de televisión. Aunque el caso específico no está pre- visto en el Código Federal de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales, de su lectura funcional y sistemática sí es posible interpretar que tendría que difundirse en los tiempos oficiales y lo tendría que orde- nar el mismo IFE. Y para el efecto específico podría apli- carse lo establecido en los párrafos tercero y cuarto del artículo 70 del Cofipe, referi- dos a la transmisión de los debates entre los candidatos a la Presidencia, en los que se establece que los concesionarios que así lo decidan podrán transmitir los mis- mos “en forma gratuita” y los autoriza a “suspender durante el tiempo correspon- diente la transmisión de los mensajes que correspondan a los partidos políticos y a las autoridades electorales”. Es decir, si

la transmisión del debate dura dos horas, los concesionarios dejarían de transmitir durante dos días y medio los spots publi- citarios de los partidos políticos y las au- toridades electorales. En el caso de los precandidatos presi- denciales del blanquiazul, no serían los 48 minutos, dado que al PAN durante el período de precampañas le corresponden casi cinco minutos diarios, con lo cual por cada hora de debate se suspendería la transmisión de sus spots durante 12 y me- dio días. Y también podría aplicarse otra disposición del mismo artículo y párrafo:

“El Instituto realizará las gestiones nece- sarias a fin de propiciar la transmisión de los debates en el mayor número posible de estaciones y canales”, con lo cual sí es pertinente que el IFE dé los lineamientos para propiciar la mayor difusión de los de- bates que sostengan los precandidatos de todas las fuerzas políticas a los distintos puestos de elección popular. La pasividad del IFE y la perversidad de los concesionarios desataron una nueva embestida en contra de la aplica- ción de la reforma en materia de medios. Conforme avance el proceso electoral y se acerque la jornada comicial, los im- pactos de las acciones de los opositores a la reforma serán mayores, por lo cual la autoridad electoral debe ser más previ- sora, anticiparse y tratar de cerrar todos los resquicios, pues luego de más de tres años de aplicación de estas reglas es evi- dente que los ataques contra las mismas no cesarán y, al contrario, muy probable- mente arreciarán en los momentos que más estragos pueden causar

 

NARANJO

 

Gallero

ANÁLISIS JESÚS CANTÚ Sabotaje a la ley electoral U na sentencia emitida por la Sala Superior
  • 42 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

ANÁLISIS JESÚS CANTÚ Sabotaje a la ley electoral U na sentencia emitida por la Sala Superior

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

43

SABINA BERMAN
SABINA
BERMAN

ANÁLISIS

 

ENRIQUE

SEMO

 

La difícil independencia

de la señora Wallace

Actuar ahora, pensar a largo plazo

S e dejaron venir los guardianes de las puertas de entrada del palacio del Poder a la sala donde se oficiaba el nombramiento de la señora Wallace como candidata independiente al go- bierno de la Ciudad de México. Y esta- ban indignados. La señora no ha pagado su cuota en ninguna puerta. No ha jurado por ninguna de las actas constitutivas de ningún partido. No ha hecho com- padrazgos políticos. No ha bajado la cabeza y votado contra su propia con- vicción en ninguna votación. No ha mentido públicamente. En palabras de la candidata del PRI al mismo puesto, Beatriz Paredes: “No es una política profesional”. En palabras de comentaristas va- riopintos de los medios de comunica- ción: La señora no tiene experiencia, es improvisada, sabe de seguridad y nada más, se vendió al poder, resultó que bajo su lúcida honestidad albergaba la sucia ambición de mandar. Un comentarista la regañó, y aun- que sucedió en la radio uno podía ima- ginarse que lo hizo con el dedo índice incendiado de rabia: “Creíamos en ti, Isabel Wallace. Arruinaste tu prestigio”. La señora Wallace no se ha inmu- tado bajo la lluvia de descalificaciones. Me aclara que para entrar al palacio del Poder dio “el portazo”. “¿No es más bien que de pronto, de sorpresa, te ofrecie- ron la candidatura?”. “No. No fue así. Busqué la candidatura”, me revela. La consiguió en un partido vencido de antemano en la contienda, el PAN, con cinco candidatos a los que nadie volvía a mirar. La consiguió porque apareció en las encuestas que mandó realizar el PAN como la figura pública con mayor simpa- tía de los ciudadanos de México. La con- siguió porque el PAN no tenía alternativa. En el pasado reciente se había ru- morado que el PRD le ofrecería a la se- ñora Wallace la Procuraduría de Justicia del DF. Entonces me aseguró que no la aceptaría porque “el sistema es tan in- eficaz y corrupto, que a pesar de poner

en ello toda la voluntad, no podría hacer nada, nada, nada”. “¿Y ahora por qué po- drías hacer algo? ¿Algo ha cambiado en el sistema?”, le pregunto. “Porque se tra- ta de la Jefatura de Gobierno. De donde parten los programas de gobierno. Desde donde sí puedo controlar los resultados”. “¿Controlar la policía corrupta, Isa- bel, cómo?”. “Con tecnología”. “¿Cáma- ras de video?”. “Eso y mucho más. GPSs, por ejemplo, que detectarán dónde se encuentra cada oficial. Y por supuesto hay que dignificar las condiciones de la policía. Te digo algo, Sabi, yo en esto voy a poner mi vida”. “¿Meterías al Ejército a las calles?”. “Por supuesto que no”. “A ver, Isabel Wallace, pongámonos serias y prácticas. Es evidente lo que te viene encima. La ceremonia de tu nom- bramiento fue elocuente. En el templete se pararon todas las figuras del PAN que pudieron hacer valer su jerarquía y cupie- ron físicamente. En general, las figuras de los partidos asisten a los nombramientos para apoyar al bisoño candidato. Acá fue- ron a aparecer junto a ti, a que tu imagen los refrendara a ellos. Los tres candidatos a la Presidencia se pelearon tus dos ma- nos para alzártelas. Al final Creel y Váz- quez Mota tuvieron que compartir una mano tuya para alzarla. Lo que viene es que al arroparte el PAN, te cooptará, lo sepas o no. Para empezar: ¿quiénes ma- nejarán tu campaña?” “Gente que yo llame para hacerlo. No panistas”. “¿No pasarás por la máquina electoral panista para que te cambien la imagen, te vistan de rojo, te inven- ten frases que quepan en los titulares de los periódicos, te inventen lemas, te escriban los discursos?”. Se ríe, se ríe, se vuelve a reír. “¿Y con quién gobernarás, Isabel? ¿Conoces a suficientes personas capaces para llenar los puestos de un gabinete?”. “Estoy buscando a los mejores profesiona- les. Habrá ciudadanos sin partido y otros de partidos distintos. Estoy buscando por ejemplo al premio Nobel Molina, para Eco- logía”. “¿Ese es el nivel?” “Ese es el nivel”. “¿Pero cómo evitarás que el PAN te

cobre este nombramiento y los costos de la campaña imponiéndote personas y programas?”. Isabel Wallace es enfá- tica: “Mi acuerdo con ellos es que soy independiente”. “Incluso les pedí, y me darán, representantes en la Asamblea Legislativa”. “¿Resistirás la presión, se- ñora Wallace?” “He podido con mayores presiones. A mi edad, con mi experiencia, podré.” “Volvamos al asunto de las perso- nas”, le insisto. Habiendo tratado pro- fesionalmente a Isabel Wallace, no me queda duda de su temple, ni de su inte- ligencia práctica, pero sí de que sea ca- paz de formar un gobierno. “¿A quién piensas en Hacienda?”. “Todavía no diré nombres”, responde. “¿A quién piensas en Cultura?”. “Todavía no diré nombres”. “¿A quién piensas en/ Me corta. “Todavía no diré nombres, Sabi”. Y luego hace algo que le viene de su talento como directora de una escue- la primaria, secundaria y preparatoria, durante 18 años: pone a su interlocutor en el centro del asunto, para hacerlo entender. “Tú haces un programa de te- levisión”, me recuerda. “Pero no diriges cámaras. No sabes nada de satélites. No realizas la edición”. “Cierto”, digo. Pues bien, como si se tratara de ha- cer un programa de televisión, ella for- mará un gobierno de expertos. Y sobre su falta de experiencia política, la admi- te, pero la considera una ventaja. “Mira, el tipo de experiencia de los políticos profesionales, es lo que no tengo yo. Y qué bueno, ¿no te parece?”. “Isabel Wallace, lo que reconocemos en ti es que has tenido una conexión profunda con la verdad. Has arriesgado la vida por la verdad. Eres una heroí- na, no menos, no más, de la verdad. Lo que muchos tememos es que al entrar a la contienda política, debas empezar a usar verdades estratégicas. ¿Dónde te avisamos de nuestro descontento si no- tamos que empiezas a mentir?” Lo medita. Responde:

“Pueden escribirme a isabelmiranda- dewallace@yahoo.com

SABINA BERMAN ANÁLISIS ENRIQUE SEMO La difícil independencia de la señora Wallace Actuar ahora, pensar a

deben posibilitar la inclusión de grupos sociales hasta hace poco excluidos. De- ben ampliar la eficacia reformadora de su política en cuestiones vinculadas con las relaciones de producción y distribución, la promoción de modalidades de acción popular, la consideración de variantes de economía mixta y de actitudes hacia el capital extranjero. En lo ideológico, deben abrirse para sumar desde sectores mode- rados hasta los que siguen manteniendo la utopía creadora de la abolición de la propiedad capitalista y el socialismo. La nueva izquierda latinoamericana, que en Cuba tiene su precursor y que en 10 países ha ganado el gobierno por la vía electoral: Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil, Perú, Ecuador, Venezue- la, Nicaragua, El Salvador y, hasta hace poco, Chile, es a la vez partidaria y mo- vimiento social, una izquierda heterogé- nea, compuesta de múltiples grupos y de

Siempre ha sido difícil ponerse de acuerdo en qué se entiende por izquierda, pero hoy lo es más que nunca. Los principios de la publici- dad aconsejan robar cualquier con- cepto que logra audiencia. De ahí la necesidad del pensamiento crítico:

analizar la relación entre discurso y práctica, entre rumor y realidad. Por otra parte, en época de cam- paña electoral, la izquierda debe inevitablemente cumplir con dos objetivos que no siempre coinciden, uno inmediato y otro a largo plazo:

ganar las elecciones y reafirmar su identidad. Triunfar en la elección equivale a conseguir una porción del poder; afirmar una identidad es construir una hegemonía, sin la cual no hay cambio posible. Como cualquier otra identifi- cación política, la díada izquierda/ derecha está históricamente deter- minada. En los últimos 20 años ha surgido en México y en varios países de América Latina un nuevo tipo de izquierda, más pragmática, orien- tada a la construcción de amplias coaliciones que apuntan a reformas en los aspectos nocivos del ajuste neoli- beral impuesto en los últimos 30 años. Con ciertos parecidos con los movimien- tos nacional-populares del pasado (en el sentido que dio Germani al concepto), es- tán modificando la política y la economía de la región por medio de la competencia electoral, las masivas movilizaciones pú- blicas y nuevos proyectos de integración de países latinoamericanos. La nueva izquierda está firmemente anclada en las expectativas de cambio democrático y progreso social. Elaborando el término con un significado amplio pa- ra que pueda englobar a organizaciones y personalidades de muy diversos gra- dos de radicalismo o gradualismo, debe sin embargo fijar límites mínimos que la distingan claramente de la derecha neo- liberal que dominó en la mayoría de los países latinoamericanos y que en Méxi- co sigue dominando. Los nuevos límites

variados enfoques teóricos: libe- ralismo, marxismo, nacionalismo, catolicismo social. Como entida- des nacionales mantienen fuertes diferencias debido a las condicio- nes particulares impuestas por las diversidades de condiciones te- rritoriales, étnicas, geopolíticas y culturales propias de cada país. El gran punto de encuentro es la insa- tisfacción con el tipo de capitalis- mo efectivamente configurado por el neoliberalismo. Decididamente, la historia de América Latina ha mostrado desde su independencia y hasta ahora di- ferencias muy grandes con la histo- ria de Europa y de Estados Unidos. Mientras que hoy en esos lugares la izquierda liberal y socialdemócrata se encuentra sin rumbo, vencida por el poder financiero, en América Latina una multitud de países que buscan romper con las políticas del neoliberalismo y la dependencia suman éxitos visibles, y en algunos casos decisivos, sin romper con el capitalismo. En Estados Unidos, el gobier- no demócrata de Barack Obama realiza una operación gigantesca de rescate de las instituciones financieras a costa de los impuestos pagados por los ciudada- nos. En Grecia, Giorgios Papandreu, quien fuera presidente de la Internacional So- cialista, puso en práctica una política de austeridad feroz con privatizaciones ma- sivas, supresión de empleos y, al final, abandono de la soberanía en manos de tecnócratas no elegidos. En países como España o Portugal el término de “izquier- da” está a tal punto pervertido que no se le asocia con ningún contenido político particular. La parte socialdemócrata de la izquierda europea ha claudicado ya ante la decisión de la derecha de sacrificar el Estado de Bienestar para restablecer los equilibrios presupuestarios y complacer a los círculos financieros. En cambio, en la mayoría de los países de América Latina se forma una nueva iz-

SABINA BERMAN ANÁLISIS ENRIQUE SEMO La difícil independencia de la señora Wallace Actuar ahora, pensar a
  • 44 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

SABINA BERMAN ANÁLISIS ENRIQUE SEMO La difícil independencia de la señora Wallace Actuar ahora, pensar a

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

45

ANÁLISIS

ANÁLISIS ERNESTO VILLANUEVA quierda, muy distinta a la estadunidense o la europea, que logra mellar la

ERNESTO

VILLANUEVA

quierda, muy distinta a la estadunidense o la europea, que logra mellar la ofensiva del Consenso de Washington, mostrando una firme tendencia a tomar el relevo de la izquierda liberal y socialdemócrata de Europa. Se trata de una izquierda de tipo nacional-popular bastante común en la historia del continente en el siglo XX. En México, alrededor de la figura de AMLO, esa izquierda existe también, y sus posi- bilidades no son menores que en el resto de los países latinoamericanos, respetan- do las particularidades muy marcadas de nuestro país. El eje de sus propuestas se orienta a dotar a la democracia representativa de eficacia para convertir las aspiraciones populares en políticas reales. El comba- te contra la corrupción y la violencia; la lucha contra la pobreza, la desigualdad social y política y el desempleo, así como la búsqueda tenaz de una inserción más independiente en los escenarios de la glo- balización, son sus cartas de presentación irrenunciables. Es cierto que la derecha también esgrime esos mensajes como parte de su demagogia. De ahí la impor- tancia de que el discurso coincida con las prácticas en la actividad cotidiana de los políticos de izquierda, de sus gobier- nos municipales, estatales y federal. En esto no hay aspectos chicos y grandes. La identidad se borda laboriosamente, no se constituye a gritos y a sombrerazos. Quizás el mayor atractivo de la figura de AMLO sea esa congruencia entre la pala- bra y la acción a lo largo de toda una vida. La nueva izquierda latinoamericana no obtuvo el apoyo popular de la noche a la mañana. Su ascenso ha estado más de acuerdo con la estrategia gramsciana de la lucha de posiciones que con la idea de la revolución, predominante hasta hace poco. El esfuerzo por ganar el referéndum antipinochetista en Chile, las políticas de los gobiernos locales de Porto Alegre, Mon- tevideo y las alcaldías de izquierda de Ve- nezuela, el PRD en la Ciudad de México, fueron algunas de sus primeras experien- cias. Los duros combates en Bolivia contra la privatización del agua en Cochabamba, el dirigido por Evo Morales en defensa de los productores de la hoja de coca contra los ensayos de Estados Unidos por erradi- car la planta, son otros de los antecedentes y acompañantes de sus victorias parciales. La captación del voto indeciso de amplios sectores sólo puede ser lograda con las referencias a la coherencia en- tre discurso y acción de la izquierda y la disipación militante e inteligente de los rumores de doblez, de intención expro- piatoria y antiempresarial, sembrada em- pecinadamente por un enemigo equipado con medios gigantescos.

Corrupción y opacidad

en Aeroméxico

L a corrupción en México no sólo erosiona la legitimidad del ejercicio pú- blico, sino que abarca a la iniciativa pri- vada, que no pocas veces está privada de iniciativa. Aeroméxico es un ejemplo de corrupción y opacidad que ha impul- sado su director general, Andrés Conesa Labastida, lo que no debiera ser pasado por alto. Vamos a los datos que apoyan lo que aquí afirmo. Primero. Andrés Conesa Labastida lle- gó a la dirección de Aeroméxico en 2007, tras haber pasado por algunos cargos en la SHCP. Un primer dato grave es la ausencia en Aeroméxico de códigos de conducta que regulen los conflictos de interés, por lo menos accesibles al público. Y esto de entrada viene a colación por el patrocinio y/o contratación de Lorena Ochoa, tanto cuando era su pareja como ahora que es la esposa del propio Conesa. Esta práctica de Conesa sería sancionada en las princi-

pales líneas aéreas del mundo

Los “con-

... flictos de intereses” nacen en el momento en que un directivo es influenciado por consideraciones personales al realizar su trabajo, en aparente perjuicio de la empre- sa. La inclusión de un apartado dedicado a conflictos de interés es un mensaje de probidad para generar confianza. Es por ello que, a diferencia de Aeroméxico, la empresa Delta Airlines tiene publicado en su página web su código de conducta, en el que incluye lo que se conoce como “con- flictos de intereses”. Lo mismo sucede, entre muchísimas otras aerolíneas, en Air Canada y en United Continental, donde se puede acceder incluso a sus directrices de gobernabilidad corporativa, que también regula y sanciona los conflictos de interés. Segundo. Del 2007 al 2012, Aeroméxi- co, bajo la dirección de Conesa Labastida, ha registrado un proceso de retroceso en la calidad de los servicios y en el manejo transparente de la empresa. De acuerdo con la principal firma de auditoría aero- náutica en el mundo, la inglesa Skytrax (cuyo lema es “sin miedo al favor” pues dice no aceptar patrocinios o regalos de ningún tipo y mantener el principio de la transparencia), Aeroméxico no sólo no se encuentra entre las primeras 60 ae- rolíneas del mundo, sino tampoco entre

ANÁLISIS ERNESTO VILLANUEVA quierda, muy distinta a la estadunidense o la europea, que logra mellar la

las mejores de América Latina. En esta área están mejor evaluadas Taca, Copa, Lan, Tam y Avianca. Y dentro de las cinco mejores ae- rolíneas del mundo se halla KingFisher, de la India, no sólo aquellas que corresponden a países del Primer Mundo, como se pudiera pensar a primera vista. Peor todavía, hasta el 19 de enero de 2012 Aeroméxico no había sido aprobada como una línea aérea de ca- lidad. Y de acuerdo con esta evaluadora, es una empresa de tercer nivel. Entre las razones por las que Aeroméxico se encuentra en esta situación pueden men- cionarse: a) mal manejo de retrasos y cance- laciones; b) incapacidad de su staff de resolver problemas; c) falta de limpieza de los baños; d) ausencia de trato personalizado, y e) inca- pacidad de responder respuestas de los clien- tes. Estos señalamientos (¿casualmente?) coinciden con las razones de las 493 quejas que Aeroméxico tiene ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), una cifra importante en un país donde la cultura social es ajena a la exigencia de derechos porque se considera que nada va a pasar. Tercero. Otro dato que destaca es la opacidad informativa de Aeroméxico. Debe reconocerse que la política de esta empre- sa de ocultar información es consistente. Si alguien compara, por ejemplo, la infor-

  • 46 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

ANÁLISIS ERNESTO VILLANUEVA quierda, muy distinta a la estadunidense o la europea, que logra mellar la

mación accesible al usuario en la página web de Aeroméxico con las de las prime- ras líneas aéreas privadas del mundo, sería prácticamente inexistente. En la página web de Delta se puede en- contrar información sobre la compañía, acerca de sus inversionistas, estadísticas y hechos, además de que se tiene acceso a información del gobierno corporativo de la empresa, sus estatutos, informes anuales y declaración de representación, indicadores fi- nancieros, cotización de acciones, entre otros aspectos. Lufthansa tiene en su página web uno de los sitios más completos en informa- ción de aerolíneas, desde políticas derivadas de la ley y de directivas en detalle en casos de cancelación y retrasos de vuelos, hasta datos puntuales sobre gobierno corporativo y mi- nutas. Cuando de plano no hay información disponible en primera instancia, una fuente completa y detallada es la Bolsa de Valores de Nueva York, en la cual cotizan las principales empresas mexicanas, pero no Aeroméxico. Las empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York son “públicas” en el sentido de que hacen pública su información financie- ra, no en el sentido de que se trata de em- presas del Estado. A diferencia de la Bolsa Mexicana de Valores, que es muy pequeña (y no tiene mecanismos de verificación de la información financiera que le es reportada), la Bolsa de Nueva York y las empresas que ahí cotizan son supervisadas a profundidad por la Securities and Exchange Commis- sion, que tiene la encomienda de verificar que la información financiera reportada sea veraz, y cuenta con potestad para sancionar incluso con cárcel si se detectan diferencias entre lo reportado y lo existente. La aerolí- nea brasileña TAM y la chilena LAN cotizan ambas en la Bolsa de Valores de Nueva York, y sus estados financieros pueden revisarse con minuciosidad. En Aeroméxico, por el contrario, la política institucional es contra- ria a los intereses de sus usuarios y de sus empleados, toda vez que, a menor informa- ción pública, mayor capacidad de manipu- lar cifras y negociar eventualmente tratos favorables o apoyos del gobierno, teniendo como información sólo la palabra de la em- presa, como si fuera dogma de fe. Cuarta. Por si lo anterior fuera poco, Ae- roméxico ofrece servicios de tercera, como lo señala la auditora inglesa Skytrax, pero cobra a sus usuarios como si se tratara de una em- presa de primera. Así, por ejemplo, un vuelo México-Santiago de Chile-México saliendo el 2 de febrero y regresando el 9 del mismo mes en Lan cuesta 15 mil 50 pesos, y en Ae- roméxico 16 mil 619, con la diferencia de que el equipo de Lan es mucho más amigable con el usuario que el de Aeroméxico. Si alguien viaja en las misas fechas en la ruta México- Morelia-México por Aeroméxico debe pagar 5 mil 796 pesos, mientras que si viaja por TACA

en las mismas fechas a México-Guatemala- México el precio es de 3 mil 483 pesos a pesar de la enorme diferencia en distancias. La ausencia de competencia y la existen- cia de rutas exclusivas en el país –de facto o de derecho– hacen probablemente que Aero- méxico financie muchos de sus destinos in- ternacionales, sobre lo que algo debería decir la Comisión Federal de Competencia. De la misma forma, resulta paradójico que Conesa Labastida, quien fue beneficiario de recursos públicos a través de Conacyt (en el periodo 1994-1997) para que realizara sus estudios doctorales en economía (en el prestigioso y costosísimo Massachusetts Institute of Tech- nology), pone al descubierto dos cuestiones:

a) la cuestionable práctica de que sea el pue- blo el que pague la formación de cuadros de

primer nivel para que apliquen sus aprendi- zajes a las empresas privadas, práctica que debe ser revisada; y b) que el conocimiento adquirido por antiguos becarios se ponga al servicio de intereses ajenos al público. En este escenario, debería promoverse desde la sociedad la cultura de la exigencia, del res- peto de la dignidad y del bolsillo, así como la mayor apertura posible a la competencia. Esto acaso sería la única solución para que la gente que, todavía, cree ilusamente que volar por Aeroméxico significa apoyar a México, despierte y vea que es, por lo menos hasta ahora, todo lo contrario.

evillanueva99@yahoo.com

Twitter:@evillanuevamx Blog: ernestovillanueva.blogspot.com

ANÁLISIS ERNESTO VILLANUEVA quierda, muy distinta a la estadunidense o la europea, que logra mellar la
ANÁLISIS ERNESTO VILLANUEVA quierda, muy distinta a la estadunidense o la europea, que logra mellar la
  • 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

47

 

MARTA

LAMAS

 
AXEL DIDRIKSSON
AXEL
DIDRIKSSON

ANÁLISIS

La violencia de los hombres

Mercantilización educativa

¿ Es la violencia inherente a la condi- ción masculina? ¿Son los hombres “natu- ralmente” más agresivos que las mujeres? Desde distintos campos, como la psicología,

la antropología y la criminología, los espe- cialistas en “agresión” llevan años haciendo estudios comparativos entre los sexos. Y en toda la literatura especializada se afir- ma que sí, los hombres son más agresivos y violentos que las mujeres. Las apabullan- tes estadísticas criminológicas (número de personas condenadas por homicidio inten- cional y por golpes y violencia) confirman con creces el dato de que en su gran mayo- ría los condenados son del sexo masculino. ¿Por qué ellos son más proclives a pelear, golpear, matar? Pese a que todas las perso- nas repudian el uso de la violencia, las cos- tumbres machistas de maltrato y violencia con la pareja no acaban de desaparecer. ¿Qué se puede hacer al respecto? Al final de mi artículo ¿Hombres femi- nistas? (Proceso del 30 de noviembre de 2011) solicité que si existían grupos de varones feministas, similares a los que es- tán organizados en Europa, por favor me mandaran una señal. El Grupo Mhoresvi (Movimiento de Hombres por Relaciones Equitativas y sin Violencia) respondió. Se trata de una asociación cuya misión es

construir el bienestar personal, familiar y so- cial a partir de que los hombres se hagan responsables de su violencia. ¿Qué implica esto? Para empezar, re- conocer los distintos tipos de violencia que suelen ocurrir. Mhoresvi habla de cinco tipos, y los describe brevemente:

violencia física (empujones, patadas, ca- chetadas, jalones), violencia verbal (ame- nazas, ironías, gritos, insultos, apodos), violencia económica (condicionar el dine- ro, dejar sin dinero), violencia emocional (menospreciar, ignorar, guardar silencio, miradas amenazantes) y violencia sexual

(negarse a tener relaciones sexuales, obli- gar a tener relaciones sexuales sin pre- ocuparse del placer de ella). Esto lleva a reflexionar si la relación de pareja está basada en el dominio y el control. Mhoresvi encuentra que cuando hay amenazas, intimidación, abuso emo- cional, aislamiento, desvalorización, ma- nipulación de los hijos, abuso económico y privilegios masculinos, la relación califi- ca como violenta, con control y dominio. Es interesante ver que dentro del rubro “privilegios masculinos” se encuentra:

tratarla como sirviente, no dejarla tomar decisiones importantes, actuar como el “rey de la casa” y no participar en labores domésticas. ¿Qué sería para Mhoresvi una relación equitativa? Una donde exista una negociación justa, sin conductas amena- zantes, con respeto, confianza y apoyo mutuo, y con responsabilidades domésti- cas y económicas compartidas. Agradezco el detalle de Mhoresvi de hacerse presente, y de ofrecer informa- ción sobre cómo es que surgió y funcio- na este grupo de hombres atípicos. Su antecedente es Coriac, el Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias, A.C., grupo que conocí hace años. Cuando Co- riac decidió cerrar, los siete facilitadores que trabajaban con el Programa de Hom- bres Renunciando a su Violencia deci- dieron continuar con el mismo trabajo y formar una nueva agrupación. Tanto Co- riac como Mhoresvi han funcionado con un trabajo de reflexión grupal enfocado a la violencia de género del hombre en la fa- milia. Mi curiosidad sobre quiénes asisten es respondida con claridad: los hombres que necesitan cambiar sus pautas violen- tas de relación con su pareja. ¿Cuántos serán los hombres que tie- nen interés de dejar de ser violentos y empezar a construir relaciones igualita-

rias? ¿Basta un espacio de reflexión y apo- yo para cambiar? La reflexión en grupos es un avance notable en el manejo de un tema com- plejo: las agresiones y malos tratos de maridos, novios y exparejas. El cambio de las actitudes personales, reforzado por la existencia de la Ley de Acceso a una Vida sin Violencia, se perfila como un camino muy productivo para luchar contra si- tuaciones típicas (¡y persistentes!) de ese machismo violento que cobra tantas víc- timas. Lo interesante de Mhoresvi es que apela a la conciencia para frenar las va- riadas agresiones que viven las mujeres a manos de sus compañeros sentimentales. Sería importante que en otras ciudades se instaurara un modelo de autorreflexión como el de Mhoresvi. La prevención es me- jor que la detención. En otros países se ha destacado la importancia de la educación no sexista de niños y jóvenes, y se han armado programas en las escuelas para la formación en igualdad entre los sexos. Educar en el respeto a la igualdad, y ense- ñar a detectar y analizar las desigualda- des entre mujeres y hombres, son tareas prioritarias, indispensables para impulsar la equiparación social y cultural entre los sexos. La igualdad social entre mujeres y hombres empieza en la casa, y el tema del trabajo doméstico, que atinadamente in- cluye Mhoresvi, es fundamental. Mhoresvi ofrece sesiones informativas los lunes a las 18 horas, y se encuentra en Miguel de Cervantes Saavedra 4-a, colonia Moderna, a dos cuadras del metro Xola. Su teléfono es 91-80-41-68, y su correo: MHO- RESVI@yahoo.com.mx. Si bien una organiza- ción ciudadana por sí misma no acabará con las conductas violentas, su modelo puede ser replicado para impulsar cam- bios fundamentales en las relaciones entre las mujeres y los hombres.

L a mercantilización de la educación superior ha alcanzado enormes y peli- grosos niveles en el país. De la organiza- ción de algunos sistemas empresariales educativos se pasó a la proliferación sin ton ni son de medianos y pequeños ne- gocios de lucro que ofrecen educación presencial, semipresencial y virtual, muchos de ellos sin contar con ninguna regulación ni evaluación de por medio, que han invadido el mercado sin ningu- na regulación gubernamental y que para la sociedad son un verdadero fraude. En los últimos 20 años, el crecimiento de la matrícula incorporada a los negocios educativos ha sido de más del 400%, y éstos superan ya a las instituciones de educación pública, que se ha estancado y perdido vigencia. Se trata de un fenómeno incon- trolado por parte de las autoridades –a las cuales habrá que demandar una explicación pública al respecto– que está cobrando víctimas de for- ma masiva entre los jóvenes sin otra oportunidad educativa, y que tiene como consecuencia el engaño sobre lo que se estudia, los títulos que se obtienen, su validez en la sociedad y, sobre todo, el futuro profesional o técnico que se ofrece, que llega a ser un simple imaginario. El gobierno de Felipe Calderón ha impulsado como ninguno este proceso de “macdonalización” de la educación y el lucro empresarial desmedido en el sistema educativo, en contra de una educación pública de calidad y buena para todos. Sus reformas en este senti- do han sido constantes, pero una de las más recientes atenta contra la raciona- lidad y la cordura frente a las grandes desigualdades y procesos de desescola-

rización que padecen millones de niños y jóvenes. Parecería incluso que se trata de decisiones que no toman en cuenta lo que acontece en otras partes del mundo. Las medidas que se impulsan en México para seguir mercantilizando la educación superior (como las anun- ciadas recientemente por Calderón, de becas-crédito para un grupo selecto de instituciones de educación superior privadas con intermediarios banca- rios) han sido rechazadas, convertidas en demandas de movilización social y evaluadas durante décadas por organis- mos internacionales y nacionales como absolutamente negativas para poner en marcha fórmulas de reformas educati- vas y sociales afirmativas. Véanse los ca- sos de Inglaterra, Puerto Rico, Colombia, España, Japón, Estados Unidos y el más emblemático y cercano de Chile, tan so- lo por mencionar algunos de los que es- tán vivamente presentes. Para este último caso, la Oficina Re- gional de Educación para América Lati- na y el Caribe (OREALC) de la UNESCO, frente a las demostraciones que han sido una muestra del malestar social de los jóvenes ante la mercantilización de la educación media y superior en Chile, solicitó al doctor Vernor Muñoz, relator especial de la ONU sobre el Derecho a la Educación 2004-2010 (conocido en México por haber realizado una crítica severa de las relaciones de contubernio contrarias al desarrollo educativo en la SEP entre el PAN y el SNTE), realizar un estudio internacional respecto de las violaciones que se cometen en la educa- ción como derecho humano cuando se define como un servicio negociable. En dicho estudio, divulgado re- cientemente (noviembre de 2011), se

concluye que las medidas de mercan- tilización educativa impulsadas des- de la dictadura de Pinochet en Chile –idénticas a las que está promoviendo el gobierno federal mexicano– son en extremo negativas para la sociedad: a) porque no consideran a la educación como un derecho y son causales de la emergencia que vive Chile actualmen- te, debido a que las mismas no solu- cionan las asimetrías y disparidades sociales que han sido documentadas en materia de oportunidades educati- vas; b) porque hacen más importante el derecho del sostenedor educativo sobre su negocio, que la participación de los actores educativos en su educación; c) porque vuelven al Estado un ente me- ramente “subsidiario”, y c) porque este sistema, basado en la entrega directa de dinero a los sostenedores educaciona- les, “es perjudicial en tanto induce a la competencia entre escuelas para captar alumnos y alumnas y así cubrir sus gas- tos mes a mes” (página 63). En los casos nacionales menciona- dos, las manifestaciones de rechazo han sido multitudinarias, como se puede comprobar desde finales del año pasa- do, y en Chile han puesto en jaque al go- bierno de Piñera, que no ha podido dar una alternativa distinta a la empresarial y mercantil, con la perspectiva de garan- tizar una educación como un derecho social, público y humano. Aquí tampoco se ha dado esta al- ternativa. El gobierno de Calderón está comprometido a hacer de la educación una vil mercancía, a las escuelas un ne- gocio parecido al de la venta de hambur- guesas, y a la SEP un sitio en donde se mueven intereses parecidos a las nego- ciaciones bancarias y especulativas.

  • 48 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

MARTA LAMAS AXEL DIDRIKSSON ANÁLISIS La violencia de los hombres Mercantilización educativa ¿ Es la violencia

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

49

Marcela Turati.

AP photo / Juan Herrera

MARCELA TURATI M EDELLÍN, COLOMBIA.- Una mu- jer se cuela hasta la prime- ra fila del
MARCELA TURATI
M EDELLÍN, COLOMBIA.- Una mu-
jer se cuela hasta la prime-
ra fila del teatro durante
la presentación de una or-
questa juvenil; se acerca a
Alonso Salazar, alcalde de
la ciudad, lo abraza y llora de felicidad.
No es una de tantas personas que a dia-
rio acuden a las alcaldías a pedir rebajas
impositivas o agua potable para su colonia.
Ella solicitó ayuda para encontrar a su hijo
desaparecido. La asesoraron hasta encon-
trarlo y la apoyaron en los trámites legales
para recuperar la osamenta y en el proceso
de duelo para aceptar que estaba muerto y
que la búsqueda había terminado.
Detrás del alcalde y la mujer, en una
cortina de agua aparece una proyección de
fotos de paisas (como se llama coloquial-
Los
Los

engranajes

de la violencia
de la violencia

El Congreso de Colombia aprobó en junio pasado una ley para atender a las víctimas de la violencia. La nue- va norma parte de un principio: el Estado tiene el de- ber ético de atender a los afectados por los diversos conflictos armados que este país ha sufrido durante décadas. Establece además la aplicación de la justicia, la búsqueda de la verdad y la reparación integral del daño. Pero el modelo colombiano –al que se asoman expertos para sacar lecciones utilizables en México– aún no vence un reto: desarticular las estructuras de poder y los engranajes que generan la violencia.

INTERNACIONAL / COLOMBIA

mente a los habitantes de Medellín) desa- parecidos. Más allá una barda oculta una obra en construcción: será la sede de la Ca- sa de la Memoria, un museo que exhibirá los episodios violentos que han herido a la ciudad y las historias de los muertos y desa- parecidos. En penumbras se encuentra un jardín donde los familiares de las víctimas siembran flores para cultivar la memoria. La alcaldía de Medellín es pionera en atención a víctimas de la violencia. Empe- zó en 2004, cuando el tema aún no forma- ba parte de la agenda política del país y siete años antes de que Colombia aproba- ra la ley que a partir de este año obliga a los gobiernos nacional, departamentales y municipales a atender y restituir dere- chos a esta población dolida. En Colombia ha sido arduo el camino de las víctimas para ser reconocidas y atendi- das. Y Medellín fue uno de los lugares don- de el fenómeno de la violencia se ensañó:

padeció los bombazos del capo de la dro- ga Pablo Escobar, que murió sobre un te- jado intentando evadir su captura; sus ba- rrios pobres (comunas) fueron semillero de guerrilleros que se iban a las montañas o niños-sicarios que recorrían la ciudad, pis- tola en mano, en motocicletas. También vi- vieron con horror operativos militares que abrieron el camino a grupos paramilitares que “limpiaron” el terreno de enemigos y se aliaron con los narcotraficantes locales.

Reconstruir el pasado

Todo comenzó cuando un grupo de fami- lias desplazadas que recorría oficinas de go-

bierno pidiendo ayuda para recuperar sus

viviendas tocó la puerta de la alcaldía que hasta 2007 encabezó Sergio Fajardo. La au- toridad negoció con los agresores para que devolvieran las casas, dio apoyo psicológico a los afectados y organizó un acto simbólico para reinsertarlos en sus colonias. Cuando se corrió la voz ya tenían en la oficina a personas que penaban por al- gún familiar asesinado o desaparecido, a sobrevivientes de matanzas, a heridos por armas de fuego o minas. “¡Y empezaron a aparecer otras vícti- mas! Desde el primer semestre de 2004, cuando ninguna ley existía para ellos ni gobiernos que se interesaran, comenza- mos a construir modelos de atención a las víctimas de la violencia armada”, explica Jaime Bustamante, arquitecto del primer programa municipal de víctimas. Su siguiente acción fue encargar a la periodista Patricia Nieto que realizara un taller en el que las víctimas de la violencia escribieran sus historias para publicarlas en un libro, en la lógica de que al recons- truir el pasado, escuchar sus voces y di- fundir su verdad, se combatía la impuni- dad y se sacaba a la luz lo que la justicia no hacía.

“Encontramos una cantidad de duelos no elaborados, palabras no dichas, histo- rias no contadas, dolores no puestos en pú- blico; unos padecimientos que no habían sido escuchados por el gobierno, la justicia ni la gente”, recuerda Bustamante. “El programa fue creciendo y, ade- más del área de atención psicológica y re- construcción de la memoria, se sumó la de acompañamiento jurídico; restitución de inmuebles de los que habían sido des- pojados; reparaciones simbólicas; coope- ración y oferta institucional para ayudar- los a reinsertarse en la escuela, contar con vivienda, recuperar la salud y encontrar empleo; áreas de monitoreo y evaluación para ir corrigiendo el camino. Empezamos trabajando con individuos y al final con las familias enteras. Construimos así una ruta de atención”, dice. Simultáneamente crearon un progra- ma para readaptar socialmente a los vic- timarios que habían aceptado desmovili- zarse: les ofrecieron ayudarlos a terminar su educación, capacitarlos en oficios y una mensualidad. Los resultados de ese programa aún desatan polémicas. Cuando concluyó la administración de Fajardo, los paisas votaron por su secreta- rio de Gobierno, el sociólogo y periodista Alonso Salazar, quien formalizó el presu- puesto para la oficina de atención a vícti- mas del conflicto armado. Desde entonces los desplazados o he- ridos son los primeros beneficiarios de las unidades habitacionales construidas por

el municipio y sus hijos tienen cupo en las guarderías y los programas de ayuda.

–¿Cómo decidió atender a las vícti- mas? –pregunta Proceso a Salazar. –Lo concibo como un deber ético, un de- ber moral ineludible. Nos encontramos con centenares de familias con hijos desapare- cidos, y yo como alcalde puedo decir sim- plemente: “No, eso pasó hace mucho o pa- só fuera de Medellín o no me corresponde”. Es una irresponsabilidad porque son ciuda- danos de Medellín inde- pendientemente de don- de hayan llegado. Explica que como el gobierno nacional se opu- so siempre a la creación de una Comisión de la Verdad, le apostó a traba- jar el tema de la memoria:

do: hay nuevos fenómenos de violencia en la ciudad, pero no hay que esperar nuevos hechos ni nuevos episodios para que la me- moria necesaria esté presente.”

Atención a víctimas

Entre semana si uno se asoma a las ofici- nas puede encontrar a familias tomando terapia o tramitando créditos para el es- tudio de los hijos o el subsidio para una vivienda. También es posible encontrar- se con familias de víctimas que diseñan la futura Casa de la Memoria. Los funcionarios encargados del tra- bajo han intentado distintas fórmulas pa- ra concientizar a la ciudadanía sobre los resultados del conflicto armado: realizan exposiciones itinerantes sobre la historia de la ciudad, editan libros con los testimo- nios de las víctimas o postales con fotos de los monumentos que ciudadanos le- vantan de manera espontánea en memo- ria de los muertos. Una de sus actividades son las jorna- das Volver a Nombrarle, que organizan en conjunto con la Fiscalía de la Nación (equi- valente a la PGR). Consiste en llevar car- pas a las colonias más afectadas, donde las personas pueden presentar denuncias for- males por los delitos que han sufrido o pre- guntar los avances en sus expedientes. Los familiares de desaparecidos pue- den dejar muestras de sangre para que sean incluidas en el banco genético o revi- sar los cuadernillos donde se publican las fotos de las pertenencias que acompaña- ban a los cadáveres exhumados o presen- ciar las funciones donde se proyectan esos retratos. Cinco personas han sido recono- cidas de esa manera. “Antes íbamos a las comunas pero no había mucha asistencia, nos dimos cuenta de que a la gente le da miedo que la vean, así que ahora lo hacemos en el centro”, ex- plica Mercedes Ossa, la actual directora del programa.

Marcela Turati. AP photo / Juan Herrera MARCELA TURATI M EDELLÍN, COLOMBIA.- Una mu- jer se

“(Las atrocidades y ex- cesos) tienen que quedar en un papel, en un discur- so, si no es posible judicia- lizarlos, porque muchos de ellos van a pasar segu- ramente en la impunidad el resto de sus vidas, pero no socialmente (…) Desa- fortunadamente, no esta-

mos hablando del pasa-

Medellín. Memoria
Medellín. Memoria
  • 50 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Marcela Turati. AP photo / Juan Herrera MARCELA TURATI M EDELLÍN, COLOMBIA.- Una mu- jer se

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

51

AP photo / William Fernando Martínez

John Vizcaino / Reuters

Cada vez que la fiscalía identifica cadá- veres exhumados y hace ceremonias pú- blicas solemnes para entregar los restos a sus familiares, el equipo de psicólogos del programa prepara durante dos días a las familias para que digieran los momentos vividos con el ser ausente, elaboren el due- lo, se entrevisten con los forenses que les muestran cómo establecieron la identidad del muerto. En 2005, mientras Medellín improvisa- ba la atención a víctimas, el presidente Ál- varo Uribe creó la Ley de Justicia y Paz, que prometía penas de cinco a ocho a años a los paramilitares que se desmovilizaran y con- fesaran sus crímenes, sin importar el nú- mero de personas que hubieran asesinado ni sus métodos. A los juicios comenzaron a asomarse las víctimas, horrorizadas por los relatos, y exigieron a los verdugos que ubicaran el paradero de los desaparecidos. En ese momento las víctimas irrumpieron en la escena y se convirtieron en actores políticos. Entonces comenzó la discusión del pri- mer embrión de una ley de víctimas, que no se concretó. “Cuando la justicia citó a los jefes pa- ramilitares, las víctimas empezaron a sa- lir a la calle, a dar la cara, a tener una polí- tica de comunicación y entrar en el debate público. En 2009 y 2010 se discutió una pri- mera iniciativa de ley en la que se consul- tó a unas 10 mil personas, pero tuvo una gi- gantesca oposición de Uribe, quien arguyó:

‘¿Para qué legislar si ya había decretos de reparación administrativa y la Ley de Jus- ticia y Paz?’. Además nunca quiso aceptar que hubo víctimas del Estado”, explica el congresista de izquierda Iván Cepeda. El también vocero del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) –que articula a 200 organizaciones socia- les– e hijo de un congresista asesinado, recuerda que el movimiento de víctimas comenzó a articularse entre 1994 y 1995, cuando 17 organizaciones emprendieron

el proyecto Colombia Nunca Más, que do- cumentó 34 mil casos de violaciones a los derechos humanos y que se convirtió en un foro de discusión de víctimas de la vio- lencia paramilitar o del Estado en torno a la necesidad de organizarse. Así comen- zaron a entablar denuncias judiciales y a manifestarse públicamente. “El discurso oficial quería recono- cer sólo a las víctimas del narcotráfico o

la guerrilla, pero nosotros luchamos para que se reconociera la criminalidad del Es- tado, su carácter sistémico, sus planes de exterminio implementados desde las ins- tituciones del Estado, en su nivel superior, y no sólo como el fenómeno de ‘la manza- na podrida’ (culpar a un elemento)”, expli- ca Cepeda. Sorpresivamente, el sucesor de Uri- be en la Presidencia y quien había sido su ministro de la Defensa, Juan Manuel San- tos, hizo suya la demanda de las víctimas, la presentó al Congreso como el sello de su administración (“si esta ley se aprueba, habrá valido la pena ser presidente”, dijo), y con el apoyo de varios congresistas logró su aprobación en junio de 2011. Esta ley reconoce el deber ético que tie- ne el Estado de atender el sufrimiento de las víctimas, se enfoca en sus derechos y en las políticas que deben atenderlos; reco- noce la existencia de un conflicto armado y sus afectados, sin importar si sus victima- rios fueron la guerrilla, los paramilitares o el Estado; entiende la reparación integral más allá de una compensación moneta- ria; establece medidas individuales y co- lectivas en busca de la verdad, la justicia y la reparación; fija disposiciones especiales para infantes y mujeres, y define la restitu- ción de tierras usurpadas como parte de la reparación. El experto vasco en reparaciones y pe- rito de la Corte Penal Internacional, Carlos Martín Beristáin, al confrontar este caso con una eventual ley de víctimas mexica- na, señala que la colombiana es un buen modelo porque surgió de

Congreso. Ley de Víctimas

un proceso de consulta a las víctimas en todas las regiones y a las orga- nizaciones de base que las acompañan, logró ar- ticularlas en una red y les permitió diseñar una propuesta que satisfaga sus necesidades. “En el caso mexicano el proceso tiene que pro- tegerse del espacio de po- larización. Lo ideal es que cuente con cierto apo- yo internacional, como el PNUD o el Alto Comi- sionado (de la ONU), que empuje un proceso de consulta en diferentes re-

giones para tener una foto de la realidad, de los impactos y las demandas de las víc- timas, que pueda generar consensos, una agenda común, y activar una red nacional. Y habría que ver cómo sortear la cantidad de maneras que tiene el gobierno de dividir la responsabilidad, de fragmentar los pro- cesos y de quitar legitimidad.”

Vacíos legales

Gustavo Gallón, presidente de la Comisión Colombiana de Juristas, dice que aunque la aprobación de la ley es positiva tiene “vacíos y aspectos preocupantes”. Entre las críticas menciona que no fue consultada con la población indíge- na o afro, que sólo reconoce a las víctimas a partir de 1985 y que –“como el conflic- to está en curso”– no garantiza la seguri- dad ni la vida de las víctimas desplazadas y sus testigos que declararán para la devo- lución de tierras apropiadas por los verdu- gos y afectarán los intereses de los usur- padores que todavía tienen el control de las zonas. Los políticos uribistas opuestos a la ley tienen serias dudas, la principal es cuánto costará reparar a un número desconocido de víctimas –que se calcula en millones de personas– y de dónde saldrá el dinero pa- ra hacerlo. A su vez, el congresista Cepeda se que- ja de que en la reglamentación de la ley no se define cuánto se pagará a las víctimas y a los 4 millones de desplazados; aún se desconoce de dónde se obtendrán los re- cursos para las reparaciones y condiciona a la gente a recibir ayuda si se desiste de buscar justicia en los tribunales. “El único horizonte que se plantea es de asistencialismo miserabilista. En unos años quizás 10 mil o millón y medio de per- sonas serán reparadas, pero las estructu- ras de poder, los mecanismos de esta vio- lencia seguirán intactos, los victimarios seguirán teniendo ese poder, disfrutándo- lo, habrán legalizado su situación. No hay cómo desactivar el conflicto ni los recursos ni un plan para hacerlo”, dice. –¿Incluye también a las víctimas de los narcotraficantes? –Quedaron excluidas las víctimas de la delincuencia común, aunque muchos actores políticos han utilizado al narco- tráfico. La violencia del narco ha esta- do involucrada en el contexto político. El Estado se quiere presentar como si fue- ra un ente virgen y el narcotráfico fuera algo externo, aunque muchos han auspi- ciado y permitido varias formas de ilega- lidad –explica. El debate vigente es cómo desactivar los engranajes de la violencia para que no se acumulen nuevas víctimas mientras los políticos se ponen de acuerdo en los térmi-

nos de la ley. Ese es el reto.

INTERNACIONAL / COLOMBIA La “recuperación” de los desaparecidos MARCELA TURATI M EDELLÍN, COLOMBIA.– Por sus modales
INTERNACIONAL / COLOMBIA
La
“recuperación”
de los desaparecidos
MARCELA TURATI
M
EDELLÍN, COLOMBIA.– Por sus
modales delicados, el andar
erguido, el bigote recortado
y la dicción perfecta, Rafael
Alberto Barrientos Acevedo
tiene pinta de actor de cine.

A diferencia de México –donde no existen normas co- munes ni coordinación para identificar restos–, en Co- lombia la ley fija los procedimientos para sepultar los cuerpos de desconocidos, se creó un registro de per- sonas desaparecidas y una comisión se encarga de su búsqueda con criterios claros. Así, las instituciones de ese país han logrado ubicarlos en fosas comunes y entregarlos a sus familiares, quienes –después de una búsqueda de años cargada de sufrimiento e incerti- dumbre– pueden iniciar su duelo.

Enfundado en su uniforme de overol café y pala en mano, él dice con orgullo que es un simple “obrero raso, oficial en construcción”, con estudios de quinto gra- do de primaria, a quien el destino lo con- dujo a trabajar como sepulturero. Pero no es un enterrador cualquie- ra. Por su ejemplar labor en el Cementerio Universal, recientemente fue condecorado por el alcalde de Medellín, Alonso Salazar, en una ceremonia a la que acudieron fa- miliares de personas desaparecidas que le palmearon la espalda y lo abrazaron agra- decidos como cuando festejan a un nota- ble defensor de los derechos humanos. En una carpeta café, Barrientos guar- da cuidadosamente las hojas que le valie- ron esa distinción: son planos que él ha trazado durante 20 años de las zonas bal- días del cementerio en las que señaliza con cuadros los pedazos de terreno que albergan cadáveres. Algunos de éstos tie- nen encima una cruz en tinta roja. “Todos estos son NN, personas que son enterradas en el cementerio sin nin- gún dato de identidad pero que ya fueron identificados”, explica orgulloso de saber- se la persona que logró la ubicación de los restos de los NN, como se nombra por sus siglas en latín (Nomen necio o nombre des- conocido) a los muertos no identificados. Mientras en los demás cementerios de Colombia los sepultureros enterraron du- rante décadas a los NN en fosas comunes sin señalizar, en el Cementerio Universal se instauró la sepultura individual y cada cuerpo lleva adherida una placa con la ins- cripción del número de necropsia y su fe- cha de ingreso. Además, valiéndose de sus artes de albañil, Barrientos trazó planos en los que anotó las coordenadas del terreno

AP photo / William Fernando Martínez John Vizcaino / Reuters Cada vez que la fiscalía identifica
  • 52 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

AP photo / William Fernando Martínez John Vizcaino / Reuters Cada vez que la fiscalía identifica

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

53

Marcela Turati

Barrientos. Señalización
Barrientos. Señalización

mas de agentes de Estado o paramilitares. En México se calcula que 12 mil personas han desaparecido únicamente durante el sexenio de Felipe Calderón. La ley colombiana regula el procedi- miento en los panteones, la disposición de los cuerpos y su identificación, así co- mo la integración de un registro nacional de personas desaparecidas y una comi- sión nacional que se encarga de la bús- queda de los extraviados y establece los criterios de búsqueda. En México cada entidad maneja su propio número de personas desapareci- das, no existe una cifra nacional y los mé- todos de búsqueda recaen en las procu- radurías estatales que se limitan a enviar oficios. Cada municipio reglamenta la dis- posición de cadáveres de personas NI (no identificadas), que todavía son enterra- das grupalmente en fosas comunes y sin señalización.

La ceremonia del adiós

En una larga sala del búnker (como se lla- ma al edificio de la Fiscalía General de Co- lombia en Medellín) se escucha una pieza de Richard Clayderman. Familias de des- aparecidos esperan inquietas, retorcién- dose en las sillas, el comienzo de la cere- monia luctuosa. La vista es dolorosa. Tienen enfrente 29 urnas de madera que llevan encima un listón que ubica el nombre de cada fina- do, una fotografía de cómo lucía en vida y unas flores blancas. El interior alberga sus restos. Detrás, policías hacen guardia. En los costados de la sala se ubican periodis- tas y fotógrafos expectantes, psicólogos listos para apagar ataques de nervios e in- vestigadores forenses que observan –en-

en el que se depositaron esos cadáve- res. Ello facilitó su ubicación, ya que dichas tumbas no tenían cruces ni lá- pidas encima. “Sí, reina –dice con la coquetería de los paisas–, yo fui el que propuse lo de las plaquitas y el número de ne- cropsia para tener certeza. Y en me- dio de tanta tristeza no hay mayor alegría que entregar a una madre un hijo enterrado como NN y saber que pude hacer algo por ellos. En medio de tanto dolor puedo servir a mi co- munidad”, explica mientras camina por el panteón. Las familias agradecidas con Ba- rrientos buscaron por años y en todo el país los restos de un familiar has- ta que acudieron a Medicina Legal de Medellín (equivalente al Semefo mexi- cano) y lo reconocieron en el archivo de fotografías, donde está anotado el número de necropsia. El final del rom- pecabezas lo embonan con las cuida- dosas anotaciones de Barrientos. “Nada menos que hace mes y me- dio entregué a una persona que llevaba nueve años enterrada y a su familia toda- vía le cobraban los extorsionadores hacién- doles creer que estaba vivo. Lo ubiqué en la que nombramos ‘la zona de los paramilita- res’”, dice en referencia a la sección del ce- menterio donde fueron enterrados muertos (con uniforme de camuflaje y botas negras) que en la década de los noventa el ejército entregaba en bolsas de plástico negras. Con su pala y su esfuerzo, Barrientos y sus colegas han dado sepultura a vícti- mas de narcobombas, a policías ‘cazados’ por la gente del capo de la droga Pablo Es- cobar, a guerrilleros y paramilitares muer- tos en combate, a habitantes de pueblos masacrados, a jóvenes exterminados por sicarios y, en la actualidad, a los difuntos por las disputas de los narcomenudistas pertenecientes a las bacrim, como se de- nomina a las nuevas bandas criminales. De camino a la salida del cementerio, el sepulturero cuenta una anécdota que lleva clavada en el corazón: “Hace una se- mana llegó una señora que desde hace siete años recorre los cementerios de Co- lombia. Me preguntó cuál es la zona de los NN. La llevé. Traía unos ramitos de flores y los repartió con la ilusión de que en una de esas fosas estuviera su hijo de 12 años que desapareció cuando salió a jugar a la calle. Ella visita los cementerios con la ilu- sión de que alguno sea él. Yo le dije: ‘Ten- ga esperanza que Dios es muy grande y de pronto nos ayuda a encontrarlo, y tenga la certeza de que si está aquí con nosotros se lo entregaremos”. Hasta mayo de 2011, el Registro Nacio- nal de Desaparecidos de Colombia conta- ba con 57 mil 200 nombres, de los cuales más de 15 mil 600 son considerados vícti-

tre tristes y relajados– la culminación de su trabajo de ubicar, desenterrar, reconocer restos humanos y regresar- los a sus hogares. “No entendemos esta guerra pero desafortunadamente el conflicto nos toca de manera directa. Hoy tenemos sentimientos encontrados: por un la- do, alegría de recibir a nuestros her- manos, hijos, esposos, padres en el regazo de la familia de donde nun- ca debieron haber sido arrebatados. Por otro lado nos preocupa el desti- no que tuvieron”, dice al micrófono el hermano de un sacerdote encontrado tras siete años de búsqueda. Un amigo del sacerdote lee el evangelio de San Lucas en el extracto donde Jesús dice: “Nada hay cubierto que no vaya a ser descubierto… no te- mas a los que matan al cuerpo…”, y después de decir unas palabras ben- dice las urnas.

La maestra de ceremonias va nom- brando a cada difunto y el nombre del familiar que lo recoge. De las sillas se levantan principalmente madres que nun- ca dejaron de buscar a sus hijos. Reciben su foto, su certificado de defunción y unas flo- res. Como zombi se abre paso un campesi- no mulato que recoge a su hijo. Unos her- manos adolescentes trajeados, solemnes, recogen a su papá y se lo entregan a su ma- dre que desfallece de dolor. Un niño de 10 años pasa serio, sin expresión, por el suyo. En la sección de familiares comienzan los gritos, los desmayos, los sollozos. Las familias se abrazan entre sí y a la foto del perdido ya recuperado. Ya la fiscal se quebró en llanto al en- tregar los primeros restos. La maestra de ceremonias tuvo que ser relevada por no poder seguir nombrando a las familias. La directora del equipo de forenses desistió. Los fotógrafos lloran detrás de los lentes de sus cámaras. Los psicólogos corren a auxiliar a los desmayados. Entre los presentes se encuentra la odontóloga forense Claudia Pilar Mejía, del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía colombiana, quien dice entriste- cida: “Es un acto triste y a la vez reconfor- tante. Es un descanso tanto para la fami- lia que sabe que ahí está su hijo y que ya lo recuperó, como para los que somos par- tícipes en estos procesos de ubicación de estas personas desaparecidas, que logra- mos la acreditación plena de la identidad. Son logros que se van dando a través de la investigación y el trabajo en equipo”. En la sala se encuentran miembros del equipo de exhumadores que desentierran los cadáveres, fotografían las evidencias encontradas en las fosas, registran cada pertenencia encontrada al lado del difun- to. También expertos técnicos que apli- can pruebas a los huesos recuperados para

INTERNACIONAL / COLOMBIA

identificarlos –según lo permita el estado de descomposición– a través del raspado de hueso, las huellas
identificarlos –según lo permita el estado
de descomposición– a través del raspado
de hueso, las huellas dactilares, los dientes,
la recomposición del cráneo o los perfiles
genéticos. Además se encuentran investi-
gadores que tienen como misión ubicar a
los responsables de estos asesinatos.
Terminada la ceremonia, las familias
se arremolinan en torno al féretro de su
ser querido y ya no lo sueltan. Joaquín Pa-
dilla, el hombre que caminaba como zom-
bi al momento de recoger a su hijo, acari-
cia la caja y se aferra a la fotografía como
si estuviera hablando con su Joaquín, el
hijo albañil raptado tres años atrás por el
ejército, asesinado en otra provincia leja-
na y presentado como guerrillero muerto
en combate (“falso positivo”, como se les
conoce en Colombia) para cobrar los in-
centivos económicos.
“Lo encontraron con una bala de revól-
ver en la cabeza”, dice con el sabor agri-
dulce de la recuperación del hijo muerto.
Teresita Gaviria, la fundadora de las
Madres de la Candelaria –grupo de muje-
res que buscan a sus hijos– abraza a una
de las madres que recuperó a su hijo y ca-
riñosa le dice: “Llore todo lo que quiera, mi
amor, pero usted ya no va a estar con la in-
certidumbre, éste es un descanso”.
Lucina Ocampo, integrante de la orga-
nización, revive la angustia de no haber re-
cuperado los restos de su hijo: “Siempre lo
hemos buscado y hace dos años recibí la
llamada de un señor que me dijo que lo ha-
bían asesinado y que le pidió como última
voluntad que me dijera que lo dejaron en el
pueblito de San Fernando, en Pensilvania,
que lo entregaron a un sepulturero en una
bolsa negra. Le dije a la fiscalía pero no han
hecho nada y sin su permiso no puedo ir”.
Otra compañera suya dice: “Cuando
me entreguen a mi hijo no sé si voy a sa-
car fuerzas para venir”.
La entrega pública de los restos de las
personas consideradas desaparecidas es
una política que pretende hacer visible el
daño sufrido por las familias, restituir so-
cialmente su dignidad, otorgarles la posi-
bilidad de reconstruir sus vidas y dar a co-
nocer a toda la sociedad lo ocurrido para
evitar que ese crimen se repita.
dáveres exhumados está la publicación
de una revista mensual donde se mues-
tran las fotografías de las prendas de ves-
tir y pertenencias que lucían los cadáveres
desenterrados, y la organización de cara-
vanas itinerantes a las regiones con mayor
número de reportes de extravíos para acer-
carse a las familias que no han reportado
los casos, tomarles muestras de sangre, re-
cibir su denuncia de hechos y mostrarles
las fotografías de los restos exhumados pa-
ra ver si reconocen a su familiar.
“Lo que se requiere para encontrar a
una persona es voluntad política”, expre-
sa a Proceso una funcionaria de la fiscalía
colombiana dedicada a devolver identida-
des a los NN, quien pidió el anonimato.
Al ser entrevistada sobre las diferen-
cias entre México y Colombia en la bús-
queda de personas desaparecidas, dice
que es absurdo que los mexicanos dila-
ten 72 horas para comenzar a buscar, y
explica: “El tiempo que dejas pasar es la
verdad que huye. En 72 horas te mueven
a un secuestrado, te matan a una perso-
na, te sacan a una niña del país en trata
de personas”.
En la cafetería del búnker donde se rea-
liza la entrevista se encuentran varios fa-
miliares desorientados y tristes tras la
ceremonia. La doctora comenta que la
ceremonia pública es un show mediático
que le molesta.
Al continuar con la entrevista dice que
desde el año pasado Colombia usa un sis-
tema que permite cotejar la huella dacti-
lar de las personas –la cual aparece en las
cédulas de identidad (equivalente al IFE
mexicano)– con las de los cadáveres que
no están completamente descompuestos.
Desde el año 2000, continúa, funcio-
na la Comisión Nacional de Búsqueda de
Desaparecidos y en los últimos años se
creó un sistema de información que obli-
ga a la policía, las morgues, las procuradu-
rías estatales y los hospitales a incluir los
datos de las personas no identificadas que
hubieran fallecido.
“Falta socializar los protocolos a los
niveles más lejanos del territorio nacional
donde no existe conocimiento ni insumos
ni tablas de reseña ni tarjetas necrodac-
tilares. Nos duele mucho cuando de pue-
blitos mandan un papelito que no se lee
o donde no hicieron su trabajo porque no
tienen equipos especiales de reseña para
tomar bien la muestra”, interviene el coor-
dinador del Grupo de NN y Desaparecidos,
Luis Carlos Cardona Alzate.
Ambos especialistas recomiendan que
México cree una ley que obligue a las au-
toridades a elaborar un diagnóstico sobre
las personas desaparecidas y el perfil de
las víctimas porque sólo así se pueden di-
señar políticas para atender el problema,
controlar el manejo de los NN en los ce-
menterios, unificar los procedimientos de
los Semefos, crear protocolos para exhu-
mar correctamente y resguardar las evi-
dencias encontradas junto a los cadáve-
res, así como fortalecer a los ministerios
públicos para que encuentren a los asesi-
nos y construir un banco de datos genéti-
co donde se resguarde el ADN de las fami-
lias con integrantes extraviados.
“En Colombia reaccionamos tarde”,
reconoce la doctora. “Todavía nos ocurre
que cuando encontramos a alguien le avi-
samos a la familia que venga porque va-
mos a abrir la bóveda del cementerio don-
de fue enterrado como NN y resulta que el
cadáver no está, que el panteonero deso-
cupó el espacio y lo tiró a una fosa común.
Imagina el trauma de decir que no sabe-
mos dónde está. Aunque lo encontramos
volvió a desaparecer”.
Exhumaciones
Las familias caminan cabizbajas detrás
del policía designado para cargarles la ur-
na con los restos de su ser querido y depo-
sitarla en los autobuses rentados o autos
particulares en los que regresarán a ca-
sa. Varios dolientes entrevistados expre-
san que se sienten tristes pero descansa-
dos porque ya terminaron los años de la
angustiante incertidumbre de no saber el
paradero de su familiar.
Entre los métodos utilizados por la fis-
calía para devolver la identidad a los ca-
Entrega. Tristeza y “descanso”
Marcela Turati
  • 54 1838 / 22 DE ENERO DE 2012

Marcela Turati Barrientos. Señalización mas de agentes de Estado o paramilitares. En México se calcula que

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

55

AP photo / Javier Galeano

AP photo / Javier Galeano LUCÍA LUNA E l último trimestre de 2011 la blogosfera cubana

LUCÍA LUNA

E l último trimestre de 2011 la blogosfera cubana atestiguó un debate sin precedente mo- tivado en buena parte por el director del Departamento de Estudios Afro y Latinoameri- canos de la Universidad de la

Ciudad de Nueva York, Ted Henken: En una entrevista con la revista digital En- cuentro y en un artículo en la revista Nueva Sociedad, afirmó que “dada la baja conec- tividad y el limitado acceso a internet en Cuba, nadie puede ser completamente in- dependiente. Todas las formas de acceder a internet requieren de una negociación con algún poder o institución”. Asegura que para definir la blogosfe- ra cubana primero hay que indagar quién y en qué condiciones puede dar o quitar el acceso a internet. ¿Cómo se accede a la red? ¿A través del trabajo, de una insti- tución estatal, de un amigo, del mercado negro, de una sede diplomática? Y si se paga por el acceso, ¿de dónde sale el di- nero? ¿El precio es sólo económico o tam- bién ideológico? ¿Operan la censura, un filtro político o la autocensura a la hora de escribir? Henken, doctor en estudios latinoame- ricanos por la Universidad de Tulane y ana- lista de la realidad cubana durante más de 15 años, viajó a Cuba en abril de 2011 pa- ra entrar en contacto con el creciente y ac- tivo círculo de jóvenes blogueros de todas las tendencias ideológicas que quiere so- breponerse a las dificultades políticas y materiales.

En el artículo de Nueva Sociedad (núme- ro 235, septiembre/octubre de 2011) “Una cartografía de la blogosfera cubana. En- tre ‘oficialistas’ y ‘mercenarios’”, subraya el clima de polarización en que con toda clase de adjetivos un “bando” descalifica al otro. Pero destaca que en los últimos años el crecimiento de los blogs en Cuba ha sido capaz de construir algunos puentes y es- pacios que pretenden salir de los “monólo- gos” oficialistas u opositores. En La Habana, dice, nadie se negó a ha- blar abiertamente con él, pese a que in- cluyó entre sus entrevistados a la mayor variedad posible de voces, edades, razas, géneros y posiciones políticas. Los blogue- ros empero no suelen hacerlo mucho entre ellos por desconfianza o miedo a ser tilda- dos de “oficialistas”, “progubernamenta- les” y “ciberrevolucionarios” unos, o de “mercenarios”, “contrarrevolucionarios” y “ciberdisidentes” otros. Henken, quien entró a Cuba con visa de turista y no pidió autorización para hacer las entrevistas, tuvo que pagar el precio de esta osadía. En abril de 2011, en el último de sus viajes a Cuba –unos 15–, agentes de seguridad lo interceptaron en el aeropuer- to, lo interrogaron, revisaron su material y le advirtieron: “Ésta es tu última visita”. El profesor neoyorquino dice que los in- cipientes “internautas” cubanos están do- blemente bloqueados: “Tanto por el torpe y anacrónico embargo estadunidense co- mo por el control interno del Estado sobre internet”. De ambos lados hay una cultura política de desconfianza, ataques persona-

INTERNACIONAL / CUBA

les, descalificación del que piensa distinto y falta de información fiable.

“Lenta, restringida y cara”

La polarización ha incidido en la tecnolo- gía. El investigador de sistemas de infor- mación estadunidense Larry Press descri- be la internet actual en Cuba como “lenta, restringida y cara”. Lamenta, además, que después de ser líder regional en informáti- ca a principios de los noventa, el país ha- ya pasado a ser uno de los más aislados de América Latina, lo que atribuye al embargo estadunidense, a la crisis crónica de la eco- nomía cubana y al “dilema del dictador”. Por éste último Press entiende el di- lema de cómo obtener los beneficios de internet sin amenazar la estabilidad po- lítica. En Cuba, afirma, se llegó a una so- lución de compromiso: Usar la red pero mantener su control a través del tráfico por una sola organización. Así, las páginas web pueden ser controladas y los mensa- jes monitoreados; los precios son altos y en dólares y en el trabajo las cuentas se li- mitan a actividades autorizadas. El tema desató en diciembre pasado una polémica entre dos blogs estaduni- denses. Con el título “En Cuba la conexión dial-up es un lujo”, Nick Miroff planteó que la isla es uno de los países menos conec- tados del mundo y millones de cubanos nunca han usado internet. Este rezago de- bía ser subsanado con el tendido de un ca- ble submarino de fibra óptica desde Vene- zuela, pero a pesar de que está instalado desde hace seis meses, nada ha cambiado para el cubano común. Esto ha creado situaciones extrava- gantes, como locutores de la televisión cu- bana exaltando las virtudes de una red a la que muy pocos pueden conectarse; jó- venes con laptops, iphones y blackberrys nuevas traídas del extranjero por parien- tes y que tratan de enlazarse a la señal abierta wi-fi de hoteles o sedes diplomá- ticas; y largas e interminables colas en los cafés internet para casi no conectarse a ningún sitio. En respuesta, Sue Ashdown, investi- gadora de Washington, y Nelson P. Val- dés, profesor emérito de la Universidad de Nuevo México y director del proyecto Cu- ba-L Direct, refutaron que el aislamiento cubano se derive sólo de la voluntad po- lítica. Recordaron el embargo económico, pero destacaron el alto costo financiero de la tecnología actual y sobre todo su conti- nuo avance, que hace imposible a todos los usuarios mantener el mismo ritmo. Ello ha creado la llamada “brecha di- gital”; los académicos dicen que ingenua- mente se cree que ésta sólo existe entre países desarrollados y subdesarrollados, pero también se da dentro de cada uno. Incluso en Estados Unidos se dan diferen-

El debate interno en Cuba se abrió de un modo inusual: en el espacio virtual. Oficia- listas e independientes, “ciberrevoluciona- rios” y “ciberdisidentes”, todos han encon- trado en los blogs la arena ideal para discu- tir temas políticos, de género, edad o raza. Blogueros cubanos o extranjeros, dentro o fuera de la isla, pese a las dificultades técnicas y a las restricciones que se le im- ponen a la banda ancha, han empezado a tejer ese diálogo que tanta falta le hace a la ya cincuentenaria Revolución.

Debates en la blogosfera
Debates
en la blogosfera
AP photo / Javier Galeano LUCÍA LUNA E l último trimestre de 2011 la blogosfera cubana
AP photo / Javier Galeano LUCÍA LUNA E l último trimestre de 2011 la blogosfera cubana

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

57

cias de acceso a la banda ancha por secto- res económicos, sociales y raciales, y mu- chas comunidades rurales cuentan con subsidios del gobierno, porque a las em- presas no les costea el tendido de fibra óp- tica. En América Latina hace dos años só- lo 6.8% de la población se conectaba con este sistema. Henken recuerda que durante años Estados Unidos obstaculizó el cambio en Cuba de la conexión satelital por un cable marítimo de fibra óptica. Esto significó un castigo para el gobierno, pero también un mayor aislamiento para el pueblo. Se pre- gunta, sin embargo, si al tener la opción de conectarse a la red 2.0 el gobierno de la is- la abirirá el acceso a internet para todos. Hasta ahora ser usuario de internet en Cuba casi nunca significa disponer de acceso abierto a la red desde el hogar o desde un celular, sino contar con algu- na conexión disponible por la que hay que pagar y que, sea oficial o no, estará restrin- gida y será muy lenta. Pero la telefonía ce- lular ha tenido un crecimiento extraordi- nario y no sólo se usa para hacer llamadas sino también para mandar y recibir men- sajes de texto y enlazarse a la cuenta de una red social. El número de usuarios lle- gó a poco más de 620 mil en 2009 y superó el millón en 2010.

Internet para las élites

Así, si bien Cuba se estancó en la era 1.0 y no hay uso masivo de las redes sociales o la tecnología móvil, “eso no significa que no se utilicen aplicaciones como FaceBook, Twitter, Wordpress y Blogger. Sólo que su uso es todavía incipiente y reservado a una élite (los más privilegiados o listos)”. Dada esta pobre penetración y conec- tividad y la consecuente dificultad pa- ra montar y actualizar un blog en Cuba, Henken aclara que cuando se habla de la blogosfera cubana hay que hacer una dis- tinción: los blogs sobre Cuba en el extran- jero ( hechos por cubanos o no) y los blogs hechos dentro Cuba (aunque se alojen en servidores foráneos). Los más antiguos y numerosos se ubi- can fuera de la isla, con una amplia va- riedad de temas y posicionamientos po- líticos. Como puede esperarse, “un gran número de estos blogs está escrito por cu- banos exiliados y critica con mayor o me- nor tenacidad e inteligencia al régimen”. Entre ellos destaca Penúltimos días, creado en 2006 en Barcelona por el cubano Ernesto Hernández Busto. Muy conocido y crítico, este blog ha sido atacado por los medios oficiales y los blogueros proguber- namentales. Hernández es catalogado co- mo “enemigo” y acusado de ser financiado por la CIA. No obstante “para muchos cu- banos, dentro y fuera, se ha convertido en una fuente de información y argumenta-

Yoani Sánchez. Pionera en la red AP photo / Javier Galeano
Yoani Sánchez. Pionera en la red
AP photo / Javier Galeano

ción crítica, se esté o no de acuerdo con su posición política”. Aunque es imposible saber el número preciso de blogs cubanos internos y exter- nos de todas las tendencias, el sitio Blogs sobre Cuba contiene una lista de enlaces a mil 170 de ellos. Cubaencuentro.com se en- laza con 93 blogs y el Cuba Study Group reúne 29 escritos desde la isla y cinco des- de fuera. Henken tiene su propio blog, El yuma. Explica que “en lugar del término peyorativo ‘gringos’ y el acusatorio ‘yan- quis’, los cubanos prefieren referirse a los estadunidenses como ‘yumas’”. Su blog –que pide argumentos y no ataques– tiene enlaces con otros 159 divi- didos en categorías como “blogs cubanos en inglés”, “blogs desde Cuba”, “blogs des- de fuera”, “foto blogs”, “blogs de noticias”, etcétera. En ellos da seguimiento al pro- yecto de investigación “En busca de la ge- neración Y: periodismo ciudadano, la blo- gosfera cubana y el futuro de la sociedad civil en Cuba”. Henken empezó a seguir la blogosfe- ra cubana hace unos años, atraído por el innovador blog de Yoani Sánchez, Genera- ción Y, a quien entrevistó en La Habana. En su viaje del año pasado buscó un espec- tro más amplio y consiguió una veintena de entrevistas, “bastante francas y revela- doras”, con jóvenes blogueros de todas las tendencias ideológicas. Así llegó a las cuatro “tribus” de blogue- ros más prominentes: Voces cubanas, Ha- vana Times, Bloggers Cuba y La joven Cuba. Y aunque cada una tiene su propio origen, grado de independencia, visión crítica, mo- do de conectarse a la red y posicionamien- to político, “todas llaman la atención por su esfuerzo de establecer una plataforma

de información, diálogo y debate indepen- diente de –pero no necesariamente opues- ta a– los medios oficiales”. Voces cubanas comenzó en 2004 como la revista digital Consenso desde Cuba. Se alo- jaba en el portal Desdecuba.com y su conse- jo editorial lo integraban, entre otros, Rei- naldo Escobar y Yoani Sánchez. Desde un principio se definió como un sitio para el desarrollo del “periodismo ciudadano” y dio visibilidad a opiniones que no apare- cían en los medios oficiales. Se impuso un tono moderado “que se distinguiera de la intransigencia tanto de la derecha como de la izquierda” y, a tra- vés del lema “ponernos de acuerdo desde la diferencia”, llamó a los cubanos de to- das las tendencias y lugares a renunciar a la violencia verbal y comenzar a debatir civilizadamente. En 2007 Consenso se convirtió en el blog Contodos y en su “portafolios” apareció Ge- neración Y, de Yoani Sánchez. Desde en- tonces ella, su esposo Reinaldo Escobar y un creciente grupo de blogueros indepen- dientes han aprovechado las redes socia- les para despertar el periodismo ciudada- no y el debate crítico en Cuba. El gobierno cubano los ha calificado de “mercenarios al servicio del imperio”. Havana Times fue creado por el esta- dunidense Circles Robinson, quien prime- ro vivió en Nicaragua y luego trabajó en Cuba como traductor en el equipo de los estatales Servicios de Traducción e Inter- pretación. Frustrado por la baja calidad periodística de los textos online que debía traducir, en 2005 creó su propio blog Circles on line. En 2008 lanzó en Matagalpa el sitio Havana Times con la ayuda de un webmas- ter cubano residente en España.

58 58

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

cias de acceso a la banda ancha por secto- res económicos, sociales y raciales, y mu-

INTERNACIONAL / CUBA

Pero aparte de los retos técnicos, Robin- son requería redactores “en un país donde un medio digital independiente es un tabú”, y asegurarse un financiamiento autónomo, algo visto con sospecha en Cuba. Lo último lo resolvió con sus ahorros y tuvo la venta- ja de editarlo sólo en inglés, lo que creaba menos alarma. Jura que nadie lo censuró. Sin embargo sólo pudo mantener el equi- librio entre su blog y su puesto nueve me- ses, cuando ya no le renovaron el contrato. Y como su estancia en Cuba era por trabajo, también tuvo que abandonar el país. Circles edita ahora Havana Times des- de Nicaragua con una veintena de jóve- nes cubanos que apoyan el socialismo pero son críticos del gobierno y quieren alejarse del “monólogo oficial”. El sitio re- cibe aproximadamente 2 mil visitas dia- rias; la mitad de Estados Unidos y Canadá y sólo 10% de Cuba. Tiene colaboradores cubanos en el extranjero y la traducción gratuita de estadunidenses. No ha sido bloqueado, pero algunos de sus colabora- dores han sufrido represalias. El portal Bloggers Cuba nació en 2008 por idea de Roger Trabas, un fanático de la computación, y el francés David Chapet residente en Cuba, quien costeó el servi- dor en España. El primer proyecto sólo du- ró año y medio, por la retirada de Chapet y la falta de dinero para pagar el alojamien- to virtual. Pero en julio de 2011 volvió dis- puesto a “ampliar los espacios a través de los ciudadanos de a pie”. A Henken lo que le parece más intere- sante de este sitio es que rechaza no só- lo la prensa nacional, sino también la ex- tranjera que no refleja la realidad cubana. Aunque Bloggers Cuba tiene mucho en co- mún con Havana Times, la mayoría de sus integrantes tiene trabajo en el aparato es- tatal, un alto conocimiento técnico y acce- so institucional a internet, lo que con fre- cuencia modera su crítica. Son críticos en temas de edad, géne- ro, raza, ambiente, diversidad sexual, y quieren moverse y asociarse con mayor li- bertad dentro y fuera de Cuba, pero en lo esencial siempre se quedan “dentro de la Revolución”. Dos de sus integrantes, San- dra Álvarez de Negra cubana tenía que ser y Elaine Díaz de La polémica digital, han sido celebradas por los medios oficiales como “ciberrevolucionarias”. Henken habló también con los estu- diantes y profesores de la Universidad de Matanzas que crearon La joven Cuba, un blog que defiende la Revolución, el socialis- mo y la soberanía nacional; que ataca a los blogueros “disidentes” y privilegia los en- laces con el periodismo oficial. Son cerca- nos a la postura del gobierno, dice, pero no por ello los tildaría de “oficialistas” ya que mantienen cierta independencia, se es- fuerzan por hacer oír su voz y están abier- tos al debate con quienes no piensan igual.

cias de acceso a la banda ancha por secto- res económicos, sociales y raciales, y mu-

Para él, ser “oficialista” implica que “el blog forme parte de un coordinado y disci- plinado escuadrón mediático patrocina- do desde el poder, lanzado con el propó- sito explícito de defender la Revolución y atacar y difamar a los que la critican”. Los hay. Todos los demás, progubernamenta- les o no, se ven como “independientes”. En esto residió principalmente el deba- te entre los blogueros de Cuba luego de las dudas sobre su real independencia expre- sadas por Henken. No sólo las cuatro gran- des “tribus” entraron en él, sino también

blogs oficiales y extranjeros, como Global voices, que analizó cómo medios foráneos, incluyendo la estadunidense Radio Martí, han utilizado las redes sociales para entre- vistar “en vivo” a blogueros cubanos. Pero quizás lo que mejor defina la blo- gosfera cubana sean dos frases simila- res emitidas por bandos contrarios. La de Elaine Díaz, de Polémica digital, que sostie- ne que “no ser opositores no nos hace ofi- cialistas”. Y la de Reinaldo Escobar, de Voces cubanas, quien afirma que “ser indepen- dientes no nos hace opositores”.

cias de acceso a la banda ancha por secto- res económicos, sociales y raciales, y mu-
cias de acceso a la banda ancha por secto- res económicos, sociales y raciales, y mu-

1838 / 22 DE ENERO DE 2012

59

INVENTARIO

La Malinche,

Penélope y Coatlicue

F ernando Benítez llega a su centenario en la misma semana en que se La ruta
F ernando Benítez llega
a su centenario en la
misma semana en que se
La ruta de Hernán Cortés.
revela, aunque era algo
ya sabido por todos, la
hambruna en la Tara-
humara, la muerte de
rarámuris por desnutrición y la violen-
cia del narco sumada a una tragedia no
nada más de Chihuahua sino de México
entero.
En 1957, es decir hace 55 años, Benítez
escribió Viaje a la Tarahumara. Fue
publicado en 1963 y más tarde incluido
El escritor en su estudio
en el primer tomo de su gran obra acerca
de Los indios de México, cinco volúmenes
que aparecieron entre 1967 y 1980. Si se hubieran leído acaso
sería otra la intolerable situación actual.
Benítez fue a la Tarahumara cuando el fracaso de Ki,
el drama de un pueblo y una planta (1956), su crónica de
Yucatán, le había hecho pensar en la inutilidad de escribir
El fantasma de la ciudad
libros de esta naturaleza. La ignoraron los agrónomos, los
economistas, los grandes escritores y sobre todo los gober-
nantes y las autoridades encargadas de aplicar la reforma
agraria. En vez de eso se empeñaron en continuar los torpes
y reaccionarios métodos que han llevado a la ruina y a la
desmoralización al campo mexicano.
Concluía así el gran reportaje:
“Ríos tumultuosos, caídas de agua capaces de abastecer
de energía eléctrica al noroeste del país, riquísimos pinares,
extensos yacimientos minerales, y en medio de este paraíso,
de esta opulencia intocada, cincuenta mil indios vestidos
de harapos tienen como único patrimonio el hambre, el
alcohol y el suicidio.”
Casi medio siglo ha pasado y todo sigue en un empeo-
ramiento irrefrenable.
La victoria de los vencidos
Cortés en el medio siglo
Tal vez sin saber que la obra de su vida serían las 2,800 pá-
ginas publicadas por Era, que increíblemente no han tenido
una segunda edición, Benítez dedicó la década de los 40 a
escribir La ruta de Hernán Cortés. Hoy la vemos como el
pórtico o el prólogo a una tarea inigualada por ningún otro
escritor de este país.
El siglo XX al llegar a su mitad refl exionó en torno a sí
mismo. El mundo en ruinas que apenas se levantaba entre
los horrores de la Segunda Guerra tenía la esperanza de
que el medio siglo por venir iba a ser por fi n el reino de la
paz y la justicia. Entre nosotros hubo una refl exión general
acerca de qué era Mexico, qué signifi caba ser mexicano,
cómo habíamos llegado hasta donde estábamos en 1950 y
en cuáles condiciones alcanzaríamos el año 2000. A este
Juan Miranda

impulso y este momento debemos

libros como El laberinto de la soledad y

En principio fue una crónica de

viajes como las que con tanto éxito

practicaron los españoles, de Azorín y

Camilo José Cela a Juan Goytisolo. El

proyecto se amplió hasta abarcar los

sueños de la Edad Media, el fracaso de

Colón y el descubrimiento de México.

Benítez sigue a Cortés a lo largo del

camino que lo condujo a la capital de

los aztecas. Opone la historia y el paisaje

del siglo XVI a la situación, entonces

actual, de los lugares recorridos: Vera-

cruz, nuestra primera ciudad y la puerta

estrecha de México; Cempoala, clave de la conquista; Jalapa,

entresuelo de nuestro país; Tlaxcala, Cholula, la ciudad san-

ta del Anáhuac y Tenochtitlan, entre el cielo y la tierra.

La crónica se lee como una novela llena de personajes que

tal vez la fi cción no hubiera alcanzado a dibujar. Entre ellos

sobresale Marina. Benítez rompe con la idea dominante en

esa época de un amor entre la Malinche y Cortés, vínculo

que sería la fundación idílica de nuestra sociedad. De haber

existido la sombra de aquello a lo que “damos el confuso y

terrible nombre de amor”, Cortés no le habría arrebatado a

su hijo, don Martín el bastardo, ni la hubiera vendido a su

lacayo Juan Jaramillo. Malintzin murió en 1531 y se convir-

tió en el fantasma ofi cial de la Ciudad de México. Con el ca-

bello al aire y la túnica fl otante, camina por el aire nocturno

y llora por la suerte pasada y presente de sus hijos los indios,

a quienes la propia doña Marina ayudó a destruir.

La destrucción es el sino y el signo de la capital que brotó de la

derrota indígena. Los cañones de los bergantines que la bom-

bardearon desde el lago, la labor conjunta de los españoles y

sus innumerables aliados autóctonos para que de la esplendo-

rosa Tenochtitlan no quedara piedra sobre piedra dejaron el

espacio para el surgimiento de una ciudad española. Española,

sí, pero edifi cada por los derrotados. Manos de indios la hicie-

ron levantarse sobre las aguas amargas del antiguo lago.

“México”, dice Benítez en 1950, “es una ciudad en per-

petuo estado de transformación. Las manos de sus gentes

la hacen y la deshacen como la buena Penélope hacía y

deshacía su tela, esperando la llegada de Ulises. De las rui-

nas de las demoliciones surge siempre un México distinto,

una novedad urbana, y es así como nuestra ciudad cumple

su función de adaptarse al discurrir del tiempo. Ciudad

esencialmente dinámica, llena de juventud y de impulsos

creadores, vuelta de cara al porvenir, quizá por ello no es

afecta a conservar las reliquias de su pasado”.

Tenochtitlan murió por la espada, fi nal digno de

una ciudad guerrera. Cayó cuando se hizo prisionero a

Cuauhtémoc, su rey y sacerdote supremo. Los gritos que

se oyeron durante los días del sitio cesaron y por primera

vez en nuestra historia se hizo un espantoso silencio.

El fervor constructivo que distinguía a los nuevos po-

bladores edifi có una urbe española de los pies a la cabeza,

trazada según el espíritu de orden característico del Rena-

cimiento. En la Plaza Mayor, el centro del tablero, fi guran

el palacio y la catedral, la universidad, la casa de cabildos,

todo rodeado por las mansiones hechas con las piedras

antiguas de la ciudad asesinada. Todas tienen aspecto de

fortaleza para prevenirse contra la posible venganza.

prohibido, vergonzante. Su padre, al menos en la primera

mitad del siglo XVI, no lo reconoce. Su madre, desvalida, a la

que tantos sufrimientos ha causado, trata de abandonarlo en

las puertas de los conventos y de las iglesias, porque el mestizo

era menos que un hijo natural y más que un remordimiento”.

No es indio ni español: ambos por igual lo rechazan.

Las sangres enemigas combaten en su interior, está hecho de

elementos irreconciliables, de divorcios y pugnas. Es inteligen-

te y lo anima un orgullo terrible. Condenado a la miseria y la

ignorancia, no se resigna a labrar la tierra ni a trabajar con sus

manos. Abraza la carrera de pícaro y se convierte en enemigo

de unos y otros. Por su parte, el criollo es diferente de su padre

español y posee un fermento de rebeldía que muy temprano

cristaliza en Martín Cortés, el otro hijo del conquistador, a

quien se acusa de querer levantarse con la tierra.

El mestizo, el criollo, el inmigrante y la dama española

o criolla forman el principio activo de nuestra nacionali-

dad. A través de los siglos y las uniones estos elementos

han acabado por integrar la fi sonomía de México.

En el crisol mexicano, con la mezcla de estos seres

desarrai gados, se obtiene el mestizaje cabal, rotundo de

cuerpo y alma. En México se puede preservar la sangre