Sie sind auf Seite 1von 12
www.elsalvadorcultural.net AÑO I, Nº 5 Febrero de 2012 Miguel Ángel Espino. Entre mitología Miguel Ángel
www.elsalvadorcultural.net
AÑO I, Nº 5
Febrero de 2012
Miguel Ángel Espino. Entre mitología
Miguel Ángel Espino. Entre mitología
yy NaciónNación
Contenido:
Editorial
2
Poderoso caballero es Don Dinero
3
El Neoexpresionismo de René Ocón
5
La canción de las comunidades cristianas
6
In Time (El Precio del Mañana)
8
William Carlos Williams
9
Miguel Ángel Espino. Entre mitología y Nación
10
Título: El Crimen
Autor: René Ocón

PÁGINA 2

EL GALLO M AÍZ

AÑO

I, Nº

5

EDITORIAL

De mitos y alcaldes

El historiador salvadoreño Gre- gorio López Bernal citando a Andrés de Blas Guerrero define en su libro “Tradiciones inven- tadas y discursos nacionalistas:

El imaginario nacional de la época liberal en El Salvador, 1876-1932” cómo debe ser en- tendida la nación cultural: “En primer lugar se define en térmi- nos organicistas, en este punto la genealogía juega un papel muy importante al proveer a la nación de “un mito de origen” infundiendo entre sus miem- bros la idea de que la nación constituye una “familia de fami- lias”; la caracterización – agrega– se hace con base en criterios culturales (entre los cuales la lengua juega un papel muy importante). Por último se asume que cada nación tiene un espíritu particular y que la historia conduce a la plena y legítima realización del mismo”.

En la búsqueda del héroe na- cional, parece que este se ha encontrado en la imaginación de un escultor, qué al carecer de un verdadero referente se moldeó a sí mismo para darnos la ilusión de salvadoreñidad que se buscaba y que se con- cretó en la década 20 del siglo pasado. Hablamos de la figura de Valentín Estrada, escultor

pasado. Hablamos de la figura de Valentín Estrada, escultor Título: El Crímen Autor: René Ocón encargando

Título: El Crímen Autor: René Ocón

encargando de hablarnos de nuestra herencia, aunque obvia- mente de una vieja historia que fue y que solo sirve para ocultar las diferencias -mismo que vie- jas también actuales- económi- cas , políticas, sociales y -por supuesto- étnicas que existen.

Pero para mostrar las vueltas que da la vida, dejamos el si- guiente paraje encontrado en el mismo libro de López Bernal:

“Pocos años después, bajo el régimen de Martínez, se promo- vió la imagen del mítico Cacique y de nuevo se recurrió a Estra- da. “En eso llega una comisión de la Alcaldía de San

Salvador –dice Estra- da- y me proponen tomar parte de un desfile en una carro- za, vestido de indio Atlacatl. La idea era que quería insistir en la promoción, diga-

mos, de la leyenda del gran gue- rrero… Me agradó la idea, y gustosamente me disfracé de indio Atlacatl. Me aplaudieron mucho, y la gente de la Alcaldía quedó tan contenta que me mandaron a otro desfile que se realizó en Guatemala…”

Solo falta que al ilustre Alcalde se le ocurra disfrazarse de indio Atlacatl, o quizá prefiera ir de Salvador del Mundo.

San Salvador, Febrero de 2012.

“El Indio Atlacatl ha vuelto a la avenida Independencia des- pués de más de 40 años que se fue de acá (de la zona) y ahora lo estamos poniendo. Representa la fortaleza de nuestra raza”, dijo el Alcalde, citado por uno de los matuti- nos de mayor circulación en el país.

Lo raro no es que reviva la imaginación de quienes han querido dar un sentido de na- ción a este país; sino mas bien que en su particular entusias- mo no la haya modernizado, manteniendo la vieja fisonomía del escultor bienintencionado.

Por ejemplo, que en el discurso de moda por hacernos creer

que a pesar de todo somos una sola nación, no le haya dado un carácter mas “actual”, diga- mos cambiando el rostro por

uno mas reconocido por las actuales generaciones. Por ejemplo el de un célebre presi- dente de inicios de los noven- tas. Y que en

lugar del des- fasado tocado

de plumas en la coronilla de la estatua, co-

l o c a r a

simbólica figu-

ra

loma –en clara alusión de la paz firmada-. Aunque no se puede dudar que de ello se en- cargarán las miles de palomas que pululan por la ciudad, co- mo ya lo han demostrado en

otros emblemáticos símbolos de la “identidad nacional”.

Es así como los mismos que decretaron la no existencia de pueblos originarios en El Salva- dor, imponiendo un discurso de nación en base al “mestizaje puro” del salvadoreño; se están

la genealogía juega un papel muy importante al proveer a la nación de “un mito de origen”

l a

de una pa-

salvadoreño, que trajo desde Europa la figura de lo que vendría a ser lo mas represen- tativo del “coraje” de nuestro pueblo: hablamos de la estatua del “Indio Atlacatl”.

Recientemente esta figura ha sido rescatada por un alcalde que ha mostrado además de su sesgo ideológico, su amor por las “tradiciones inventadas” y los símbolos de esta “parodia de nación” (citando a Gerardo Barrios).

AÑO

I, Nº

5

EL GALLO M AÍZ

PÁGINA 3

ARTES LITERARIAS

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

Mario Castrillo

LITERARIAS PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO Mario Castrillo Perla de irregular forma o falsa joya es

Perla de irregular forma o falsa joya es el significado del térmi- no Barroco. Con el Barroco surge una nueva época en la cual priva el goce de los senti- dos y cobra predominio la inte- ligencia.

El Barroco se manifestó en la arquitectura, la pintura, la litera- tura, la escultura y la música. En música sobresale Vivaldi y Bach; en la escultura, Bernini; en literatura, Luis de Góngora y Argote, Francisco de Quevedo

y Villegas en España, y Sor

Juana Inés de la Cruz, en Lati- noamérica; en pintura Caravag- gio y Caracci; en la arquitectu- ra, Borromini. Cualesquiera que fuese su manifestación, el Barroco se caracteriza por ser un arte impregnado de dina-

mismo, de movimiento.

El Concilio de Trento, que evi-

taba el acceso a la cultura por

parte del pueblo y fomentaba la

fe a través de los sentidos, lo

empleó para impulsar la Con- trarreforma en contra el protes- tantismo, utilizando los efectos visuales y auditivos del Barroco para impresionar al pueblo lla-

no y atraerlo a su fe.

Si en la pintura sobresalen las estructuras abiertas como as- pecto técnico, en la literatura lo hace lo inacabado, con su esti- lo caprichoso, donde el subjeti- vismo personal cobra importan- cia, de igual manera su tenden- cia a la exageración en la búsqueda de excitar los senti- dos y el intelecto –llama viva-, sobresaliendo el artificio y el ingenio. El Barroco es el arte de la exageración desmesura- da hasta llegar al desequilibrio y la deformación como si de los expresionistas se tratase.

Dos corrientes predominan en el ámbito literario: el Culteranis- mo y el Conceptismo.

El Culteranismo tiene como ápice a Luis de Góngora y Ar- gote. Dentro de sus caracterís- ticas sobresalen el hipérbaton al trastocar el orden lógico; la metáfora, por su poder de evo- cación o semejanza; el neolo- gismo y los

efectos rítmi- cos musicales del lenguaje a través de los cuales expre- san su predi- lección por lo melancólico y por los con- trastes.

En el Concep- tismo desata-

ca Francisco de Quevedo y Villegas, poeta de cuatro ojos. Esta corriente literaria busca expresar un máximo de significado emple- ando un mínimo de forma. Utili- za la elipsis –la supresión vo- luntaria e intencional de ele- mentos-, el laconismo por el efecto que produce la brevedad

extrema; la polisemia, por la variante casi infinita de signifi- caciones; las paradojas dado el valor de sus contradicciones y la antítesis, por el de sus con- trastes. Si el Culteranismo se dirige a los sentidos, el Con- ceptismo se dirige al intelecto.

Una de las obras más impor- tantes de Quevedo es el poe- ma „Poderoso Caballero es don Dinero“, del que reproduci- mos y comentamos dos estro- fas.

Madre, yo al oro me humillo, Él es mi amante y mi amado, Pues de puro enamorado Anda continuo amarillo. Que pues doblón o sencillo Hace todo cuanto quiero, Poderoso caballero Es don Dinero. …….

Es tanta su majestad, Aunque son sus duelos hartos, Que aun con estar hecho cuar-

En el poema, Quevedo “endiosa” el dinero, más bien el poder que este confiere, sobre todo en política, aún a costa de la deshumanización de los políticos.

tos No pierde su calidad. Pero pues da autoridad Al gañán y al jornalero, Poderoso caballero Es don Di- nero.

”Poderosos

caballero es don dinero” es un poema en el cual Quevedo, el Poeta de Cuatro Ojos, hace más que un retrato fiel de su tiempo. Digo “hace más” pues el plantea- miento que realiza Quevedo puede aplicarse muy bien a nuestra época. En el poema, Quevedo “endiosa” el dinero,

PÁGINA 4

EL GALLO M AÍZ

AÑO

I, Nº

5

más bien el poder que este confiere, sobre todo en políti- ca, aún a costa de la deshumanización de los políticos.

No falta quien afir- me que no ha exis- tido Presidente sal- vadoreño que no haya sucumbido al poder del dinero. Se sientan en la silla presidencial con los bolsillos ro- tos o medianamen- te llenos, y salen rebosantes de dine- ro. Se afirma que sin excepción no ha habido presidente que no haya comprado autos último

no ha habido presidente que no haya comprado autos último modelo para si mismo, para su

modelo para si mismo, para su esposa, sus hijos y para su querida. Compran fincas de café, se hacen accionistas de

empresas o montan las suyas propias. Vacacionan de lo lindo: dan paseos en los yates de las fami- lias adineradas –de quien se hacen alia- dos-, van a Hollywo- od o a Disneylandia para que sus peque- ños infantes se rela- cionen con el Pato Donald o con Mickey Mouse, sus héroes.

Sí, tiene razón don Francisco de Queve- do: Poderosos Caba- llero es don Dinero!!!

EL GALLO MAÍZ Es un suplemento cultural mensual Para la presente edición: EQUIPO COORDINADOR: Mario
EL GALLO MAÍZ
Es un suplemento cultural mensual
Para la presente edición:
EQUIPO COORDINADOR: Mario Castrillo, Mario Juárez Dubón, Erick Barrera Tomasi-
no.
DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN: Erick Barrera Tomasino
IMAGEN DE PORTADA: René Ocón
FOTOGRAFIA: Luis Borja (tomadas de la revista Excelsior), Gemma Griera
COLABORACIONES: Renato Jaén, Godofredo Echeverría, Luis Borja.
www.elsalvadorcultural.net
e-mail: info@elsalvadorcultural.net
San Salvador, El Salvador. Febrero de 2012.
Los conceptos vertidos en este suplemento son de exclusiva responsabilidad de los autores.
La reproducción total o parcial de este suplemento es permitida y recomendable siempre y
cuando se cite la fuente y sea sin fines comerciales.

AÑO

I, Nº

5

EL GALLO M AÍZ

PÁGINA 5

EL NEO EXPRESIONISMO DE RENE OCON

El Neo expresionismo surge en la década de los años 70 del siglo pasado, en Alemania, y se extiende rápidamente por el mundo. En sus obras expresan dualidades, ya sea en la temá- tica de las mismas como en su elaboración técnica y concep- tual. Es una reacción contra el Minimalismo y el Arte Concep-

Mario Castrillo

da gestual, violenta, impulsiva que imprime dramatismo a la obra. Tienen la agresividad de los Fauves y la de- formación de la figura de los expresionistas, simplificándola, elimi- nando lo superfluo. Su figuración no linda

ARTES PLÁSTICAS

nando lo superfluo. Su figuración no linda ARTES PLÁSTICAS A PUERTA CERRADA tual de la época.

A PUERTA CERRADA

tual de la época.

La obra de René Ocón, como buen Neo Expresionista, pre- senta elementos figurativos acompañados de elementos abstractos en curioso contraste y convivencia. Sus personajes deambulan por un universo in- forme, carente de entorno reco- nocible, de perspectiva lineal o colorística. Destaca la pincela-

con

que busca, a través de las for- mas emocionales y expresivas, enunciarlo racional y lo irracio- nal que llevamos dentro. La obra de Ocón escudriña la inte- rioridad del ser humano para enunciar lo medular.

Nacido en El Salvador, Améri- ca Central, como él mismo nos dice, se formó en la Universi-

lo

imitativo

sino

dad Nacional de El Salvador en Diseño Compositivo, Estética, Historia del Arte, Ciencias de la Comunicación y en el Taller Universitario de Artes Plásti- cas. Comienza a exponer su obra a partir de 1971 en la Sala Nacional de Exposiciones de El Salvador.

Se dedica a la pintura, la cerá- mica y la escultura en vidrio, exponiendo en importantes ga- lerías de Latinoamérica y Euro- pa. Sitios donde puedes cono-

cer más sobre René Ocón:

www.booksbace.com/esp/part_ 100_07 esp.htm,

cer más sobre René Ocón: www.booksbace.com/esp/part_ 100_07 esp.htm, SIN TÍTULO http://www.wix.com/oconart/ren eocon

SIN TÍTULO

http://www.wix.com/oconart/ren

eocon

PÁGINA 6

EL GALLO M AÍZ

AÑO

I, Nº

5

MÚSICA

La canción de las comunidades cristianas

I, Nº 5 MÚSICA La canción de las comunidades cristianas bajo, hasta que logra- ron, no

bajo, hasta que logra- ron, no reconstruir, sino construir una igle- sia nueva.

El centro de la vida de las comunidades rura- les en El Salvador lo ha ocupado la práctica espiritual, desde antes dela llegada de los españoles. Posterior- mente, la institución colonial le adjudicó un lugar especial a las iglesias y catedrales como instrumento de dominación, no es ca- sual que se construye- ran sobre las pirámi- des y centros ceremo- niales de los habitan- tes originarios de las tierras americanas.

Para que la institución cultural tuviera la eficacia necesaria, debió auxiliarse de las artes: la arquitectura y la música. La primera creando el ambiente en el que el minúsculo ser humano debía someterse a la grandeza de un ser superior y la segunda conmoviendo sen- sorialmente los cimientos de sus tradiciones, hasta hacerlo adoptar unas nuevas. La músi-

ca acompañada de texto cons- tituye lo que conocemos como canción y las canciones acom- pañaron la práctica espiritual dominante, el cristianismo traí- do por la colonia.

Desde hace mucho tiempo, la institución eclesiástica ha utili- zado la canción como un ele- mento fundamental de sus ce- remonias, el canto gregoriano es un ejemplo de ello (590- 604 D.C.). La liturgia, que es la culminación de la práctica reli-

Godofredo Echeverría

giosa, está llena de canciones, casi todas ellas con la vista puesta en el cielo y en la vida eterna. Con la llegada de nue- vas corrientes a la institución religiosa, como el Concilio Vati- cano II y la II Conferencia del Episcopado latinoamericano en Medellín, esa canción fue, poco a poco, incorporando la voz de los pobres, cantando en su pro- pio idioma y mostrando que la canción también podía ser ins- trumento de liberación.

Desde inicios de los años 70s, en El Salvador se gestó un mo- vimiento de religiosos, sacerdo- tes y seminaristas que sintien- do las carencias del pueblo po- bre, se acercaron a compartir esa vida de sufrimientos y cala- midades. Ejemplo de ello fue la comunidad de seminaristas en el exilio, en San Martín, que sobrepasando las normas insti- tucionales, decidieron acercar- se a la vida del pueblo y cono- cer de cerca su realidad, entre ellos se encontraba el cantau- tor Jorge Palencia. La nueva visión de la iglesia hacía énfa- sis en que el reino de Dios deb- ía construirse en la tierra y para ello, los pobres debían asumir el reto de tomar conciencia y de transformar la injusta reali-

dad. (Palencia 2008:97).

Los esfuerzos iniciales para la conformación del movimiento de comunidades eclesiales de base surge de las conclusiones de la Primera Semana Pasto- ral, organizada en 1970 por los sacerdotes que habían hechos suyos los planteamientos de Medellín y trabajarían por hacerlos realidad. Entre ellos se encontraban: Miguel Ventu- ra, David Rodríguez, Trinidad

TODOS NACIMOS IGUALES

Dentro de la teología de la libe- ración y la reivindicación popu- lar que propone, la misa salva- doreña es la más expresiva de toda América Latina. Los esti- los, prestaciones y elementos cognitivos, categorizan sus cantos en la canción protesta”. (Juan José Guerrero).

La vida de la comunidad siem- pre está vinculada con la músi- ca, así como está vinculada

con la práctica religiosa. Cuan- do la comunidad del cantón Los Lagartos de San Julián de- cidió empezar a trabajar para superar los daños que había causado el terremoto del 13 de enero de 2001, convocaron a una reunión a los miembros de la comunidad, hombres y muje- res para preguntarles dónde debían iniciar el proceso de reconstrucción y la gente con- testó: “por la iglesia”, y a ella dedicaron varios meses de tra-

AÑO

I, Nº

5

EL GALLO M AÍZ

PÁGINA 7

Nieto, Napoleón Macías, Rutilio Sánchez, Ernesto Barrera, Oc- tavio Ortiz, Inocencio Alas y otros, quienes se constituyeron en nodos de un sistema de re- des cristianas, alrededor de los cuales se constituyeron las Co- munidades Eclesiales de Base en todo El Salvador.

Este esfuerzo también fue acompañado por sacerdotes del extranjero, como Plácido Erdosaínz, Jean Louis Genoud, Bernard Bourland (Palencia 2008:98), Rogelio Poncele, Pe- dro Declerq y otros. Algunos de ellos, como Cosme Spezzotto fueron asesinados por la dicta- dura militar y otros aún reco- rren los caminos del pueblo en El Salvador.

De la profundidad y enraiza-

miento de estas redes nos hablan, además de quienes constituían esos nodos, quié- nes formaban parte de esas redes y qué actividades lleva- ban a cabo. Son conocidas las figuras de campesinos y cam- pesinas humildes que constitu- yeron esas redes de comunida- des cristianas y dieron su apor- te, a veces hasta límites inima- ginables, tal fue el caso de Apolinario Serrano, joven reza- dor que se convirtió en dirigen- te campesino y fuera asesina- do en 1979.

Dentro de este esfuerzo de los cristianos por asumir la respon- sabilidad de entender el cristia- nismo desde la mirada de los/ las pobres, se encuentra la Co- munidad Eclesial de San José (CESJ) (Calles 2005), que aglutinó a muchos jóvenes, so- bre todo a partir de la Misa de Juventud, de los domingos a las 9 am. Esta misa estaba orientada a hablarle a los jóve- nes en un lenguaje más cerca- no, por ello, la música desem- peñó un papel fundamental.

no, por ello, la música desem- peñó un papel fundamental. CONVIVENCIA MUTUA dor y la comunidad

CONVIVENCIA MUTUA

dor y la comunidad

La canción que acompaña a las comunidades cristianas es, desde el punto de vista históri- co, parte del esfuerzo de los cantores/as latinoamericanos, que desde los años 60s esta- ban tratando de imprimir un nuevo rumbo a la canción po- pular y folklórica, muestra de

ello es el Manifiesto del Nuevo Cancionero, que fuera redacta- do por el poeta y compositor Armando Tejada Gómez. (www.tejadagomez.com.ar).

Desde los inicios de esta comuni- dad, la figura de Guillermo Cué- llar, acompañan- do este “andar”, como lo dice en su canción, ”…y cuando ya no pudieras seguir, yo te daría mi andar”. Con su guitarra, su can- to y con la crea- ción del grupo “El Sembrador”, ha acompañado la actividad, no sólo de la CESJ, sino de otras muchas comuni- dades cristianas.

En la actualidad y por petición del padre Pedro De- clerq, Guillermo se encuentra realizando una investigación que le permita hacer una selección de cancio- nes cantadas por comunidades cristianas, esta recopilación ya lleva más de cien canciones y después de pasar varios filtros, el número se ha reducido a 75. Esa cantidad impresionante de canciones creadas por las co- munidades y por los cantores que las han acompañado hablan de la vitalidad de esas

redes de comunidades y gru- pos cristianos de base, de su creatividad y la flexibilidad para incorporar nuevas canciones a su práctica cotidiana. Otro hecho significativo es que bue- na parte de las canciones reco- piladas son de la autoría del recopilador, es decir, son origi- nales de Guillermo. Este hecho no discute lo dicho anterior- mente sobre la creatividad de las comunidades, más bien habla del vínculo entre el trova-

La vida de la comunidad siempre está vinculada con la música, así como está vinculada con la práctica religiosa.

PÁGINA 8

 

EL GALLO M AÍZ

AÑO

I, Nº

5

CINÉFILO-ES

   

In Time (El precio del mañana)

 

Renato Jaén

es posible. ¿En qué lugar se encuentra la novedad en esta historia? Ese es el

es posible. ¿En qué lugar se encuentra la novedad en esta historia? Ese es el punto donde se cae la trama de “In time”. Más que un planteamiento filosófico de la fuente de la juventud y de la utilización del refrán el tiempo es oro, se ha demostrado que la sociedad mantiene el status quo utilizando diferentes méto- dos y teorías sociológicas, por ende el portar un mensaje de salvación termina en la figura de una leyenda urbana. Así, no existe un cierre concluyente que demuestre un cambio radi- cal en esa sociedad, el acre

derecho a roce (2011), La red social (2010), entre otros.

Sylvia Weis interpretada por Amanda Seyfried representa a una heredera cansada de una vida de lujos, es una joven ávi- da de conocimientos y aventu- ras, es sumisa. Seyfried ha participado en Caperucita roja (2011), Cloe (2010), el Jenni- fer´s Body (2009). La actuación de Seyfried es similar a otras interpretaciones de filmes, una chica que busca conocimiento, un tanto sumisa, se cansa de lo cotidiano.

Sinopsis:

sabor que deja la historia es la posibilidad de una segunda entrega.

El precio del mañana es una película crítica a la sociedad capitalista, engloba matices filosóficos cartesianos en que es lo primero el ser o el pensar, así como pensamientos de un nuevo hombre de Nietzsche.

El

tiempo, valor agregado que

permite la existencia de la po- blación mundial en una socie- dad futurista con el logro de frenar el gen del envejecimien- to. Los ricos son inmortales mientras que los pobres traba- jan para llevar una vida al lími- te.

El director de “El precio del ma- ñana”, Andrew Niccol, se ha destacado en S1m0ne (Simone, 2002); El Señor de la Guerra (Lord of War,2005) -; Gattaca (1997). Niccol dirigió la publicidad de televisión, de ahí nace el guión El Show de Tru- man (1988), luego toma noto- riedad por el estreno de Gatta- ca (1997), una película de cien- cia ficción escrita y dirigida por él.

Ficha Técnica:

In

time, traducción a El precio

Titulo: El precio del mañana Titulo Original: In Time Genero: Ciencia Ficción Año de Producción: 2011 País: Estados Unidos

 

del mañana, es una alegoría a

la

historia de Bonnie y Clyde,

Robin Hood, Aeon Flux, La isla

y

Metrópolis. La historia es

creíble en cuanto que refleja a

   

una sociedad futurista que no está alejada de la sociedad contemporánea, sin embargo

Will Salas (Justin Timberlake), joven empleado, calculador, gusta ayudar a los demás, lleva el mensaje redentor. Justin Timberlake intenta acoplarse al personaje y ese es un yerro fatal para este cantante de la música pop, la clave es darle vida a ese personaje, que el personaje entre en el actor. Timberlake ha prestado la voz en los filmes el oso yogui (2010) Bubu; Shrek tercero (2007) Artie y actuado en Con

Director: Andrew Niccol Reparto: Olivia Wilde, Alex Pettyfer, Amanda Seyfried, Justin Timberlake, Cillian Murphy, Matt Bomer, Johnny Galecki, Elena Satine, Vincent Kartheiser, Yaya DaCosta, Ethan Peck, Rachel Roberts, Bella Heathcote, Toby Hemingway, Jessica Parker Kennedy

 

esta narrativa se diluye como la imagen de una caída estrepito-

sa

de un vaso contra el suelo y

se

desparrama el líquido conte-

nido en este, en el sentido que

la historia empieza con un planteamiento que hace critica

a una sociedad deshumaniza- da, luego el advenimiento de la redención del humano presente

 
 

en

una pareja y el mensaje de

que un cambio en la sociedad

 
 

AÑO

I, Nº

5

EL GALLO M AÍZ

PÁGINA 9

   

CREACIÓN

 

WILLIAM CARLOS WILLIAMS

 
Se caracterizó por el empleo de imágenes precisas y la elec- ción acuciosa de las

Se caracterizó por el empleo de imágenes precisas y la elec- ción acuciosa de las palabras a emplear en sus composiciones, el lenguaje coloquial y la liber- tad temática. El empleo del ver-

William Carlos Williams nació en Rutherford, Nueva Jersey el año de 1883. Siendo estudian- te en la Escuela Horace Mann High inició su incursión en la literatura. Se gradúa de médico en la Universidad de Pensilva- nia. En dicha institución cono- ció y cultivó la amistad de Ezra Pound .

Williams fue uno de los poetas impulsores del “imaginismo”, del cual fue separándose pau- latinamente al experimentar nuevas técnicas de metro y alineación en su escritura, centrándose en los sucesos de la vida común y corriente de las personas y en los sucesos de

la vida cotidiana.

Entre las décadas de los años 50 y 60 del siglo pasado recibió la atención de a generación Beats e influyó grandemente en Allen Ginsberg. Entre sus obras distinguidas podemos mencionar Koraen el infierno (1920), Spring and All (1923) Cuadros de Brueghel y otros poemas (1962) Paterson (1963 -1992) y La Imaginación (1970). William falleció en 1963 en la ciudad que lo vio nacer.

El Imaginismo floreció en Esta- dos Unidos e Inglaterra entre 1909 y 1917 en clara oposición al romanticismo de la época.

 

so libre, la asonancia y alitera- ción.

EL TÉRMINO

Una mujer negra

PAJARO

 

Un chafado

pardo papel de la longitud

llevando un ramo de clavelones envueltos en un viejo periódico:

Pájaro de abiertas Alas suspendido

y

el volumen

los lleva rectos, con la cabeza descubierta,

Inmaculado sin alcanzar Aun alcanzando Tu imagen este noviembre Hasta detenerse Milagrosamente cautivo En mis ojos.

de un hombre

lentamente

 

el volumen

rueda con el viento

una y otra vez

de sus muslos haciéndola balancearse conforme avanza mirando

en la calle un auto lo arrolla

contra el suelo lo aplasta. No como un hombre

y

la vitrina de una tienda que queda en su camino. Qué es ella

EL MUNDO REDUCIDO A UNA IMAGEN RECONOCIBLE

se levanta en el viento una y otra vez se enrolla desenrolla como antes.

sino una embajadora de otro mundo un mundo de lindos clavelones de dos tonos

que ella anuncia sin saber lo que hace

a

punto de curarme de una enferme-

dad

Hubo una lámina Probablemente japonesa

Que me atrapó por completo

 
 

más que caminar por las calles sosteniendo las flores rectas como una antorcha tan temprano en la mañana.

Una imagen absurda Excepto porque era lo único que yo podía reconocer La pared cobró vida para mí en esa

 

lámina

Y

yo me así a ella como una mosca.

PÁGINA 10

EL GALLO M AÍZ

AÑO

I, Nº

5

LITERATURA Y LENGUA

Miguel Ángel Espino. Entre mitología y nación

Y LENGUA Miguel Ángel Espino. Entre mitología y nación Miguel Ángel Espino (2) Miguel Ángel Espino

Miguel Ángel Espino (2)

Miguel Ángel Espino des- cendiente de una familia de escritores y hermano de Al- fredo Espino, uno de los poetas más emblemáticos de el país, inició sus estu- dios de formación docente en 1915, en el instituto na- cional central de varones, dirigido por Juan Ramón Uriarte, quien desempeñó un papel muy importante, según Cañas-Dinarte (2002), en la formación del joven escritor.

Además gracias al apoyo de

Luis Borja

blo” (1936) y jefe de redacción en “El gran diario”(1939)

Mitología de Cuzcatlán

En 1919 Miguel Ángel Espino publicaba a temprana edad, su Mitología de Cuzcatlán, en donde manifiesta ya su pre- ocupación por el problema de la identidad de los pueblos his- panoamericanos (Alvarenga 2007:37). Espino plantea en la introducción de su obra que es importante retomar la literatura de cantón, que perdura en los secretos rurales, en las gargan- tas de los montes, para rom- per esa falacia de inferioridad. Además expone el fin que su obra persigue: la americaniza- ción de la enseñanza, que for- ma parte de una pedagogía nacional.

Uriarte fue nombrado jefe de la dirección general de Es- critores así como también fungió como administrador

de un centro editorial funda- do por el propio Uriarte y Julio Enrique Ávila. En di- ciembre de 1927, gracias a la gestión de Uriarte, Espino

Fotografía publicada en Revista Ex- celsior, San Salvador, el 11 de enero

En la década de 1920 una ex- traña efervescencia cultural se desarrolla en El Salvador, esto se da luego del fracaso del ide- al morazánico de una Repúbli- ca Tripartita. Y es acá donde los dirigentes salvadoreños asumieron que El Salvador debía de esforzarse por fortale- cer la identidad nacional que definiera claramente el carácter y la idiosincrasia del ser salva- doreño. Este esfuerzo se inició entre algunos escritores a fina- les del segundo decenio del siglo XX y alcanzó su mayor desarrollo hacia 1926 (López- Bernal, 2007:153). Al parecer López Bernal toma como refe- rentes de este hecho a dos grandes escritores: Miguel Ángel Espino y Juan Ramón Uriarte (1).

Espino considera que la litera- tura de un pueblo, es la historia de ese pueblo. Las

obtiene una beca para México (3), así como también obtiene el car- go de agrega- do a dicha

En

1919 Miguel

costumbres, las ide- as, en general, la cultura se retratan en ella. De ahí una hermosa verdad:

Ángel Espino

publicaba a temprana

edad, su Mitología de

los escritores y los

Cuzcatlán, en donde

poetas son historia- dores, dice el autor.

representación

manifiesta ya su

Es por eso que la literatura de cos- tumbres, tiene un valor histórico; por-

diplomática en

preocupación por el

problema de la

aquel país.

Espino estuvo como redactor y corrector de pruebas en el diario “El Día”

que

dará a conocer

identidad de los

nuestra alma actual

 

pueblos

a

siglos que

hispanoamericanos

vendrán. Al recrear en la literatura to-

hasta febrero de 1926. Dirigió “El diario Nue- vo” (1933-1944) junto a Fran- cisco Espinoza y Adolfo Pérez Menéndez. Fue también corre- dactor de “El amigo del pue-

das las costumbres de un pueblo, esa literatura será literatura propia, una lite- ratura histórica. Literatura que llene el alma de autoctonismo, con un sabor a cosas,

AÑO

I, Nº

5

EL GALLO M AÍZ

PÁGINA 11

con un sabor a

de diciembre

cosas ameri- canas. Ese es

de 1902 y mu- rió en México el 1 de octubre de

el porvenir de

1967.

la literatura, lógica y edu- cadora, de t e n d e n c i a s nacionalistas. Al salir Mito- logía de Cuz-

(3) Como se puede observar en la fotografía. Tomadas por Luis Borja de la Revista Excel- sior.

catlán a la pa- lestra cultural de la época,

Bibliografía

será María de

Alvarenga,

L.

Baratta(1951)

(2007).

Obra

narrativa

com-

quien dirá que

pleta/

Miguel

con ella surge

Angel

Espino.

San

El Cipitin, publicado en Revista Excelsior, San Salvador, 6 de julio de 1929.
El Cipitin, publicado en Revista Excelsior, San Salvador, 6 de julio de 1929.

en aras de

nacional. No obstante manifies-

de la regeneración

un “grito racial”

obedeciendo a la “necesidad imperiosa que

sienten los espíritus dilectos, de cantar con voz propia su alegría

o su dolor”. Ordoñez-Arguello

Salvador:

Dirección Publicaciones e Impresos.

Baldovinos, R. R. (2005). Poética del despojo: Mestizaje y memoria en la invención de la nación. CIL-

de

(1956:67) dirá que esta Mitología

es un verdadero devocionario

lírico de los mitos raciales de su tierra. Para Gallegos-Valdés

(1981/1996:186) esta obra es una recreación poética y legen- daria de antiguos mitos y leyen- das pipiles en la que aboga un arte indígena. Para estos críticos esta mitología tiene un tópico “étnico”.

ta sin titubeos que la verdadera

esencia nacional es el indíge-

na. Y es que Espino, dice el

autor, esboza el guion del na-

cionalismo reaccionario, ideario

cultural de las futuras dictadu-

ras militares.

CA .

Baratta, M. d. (1951). Cuzcatlán Típico.Ensayo sobre de etnofonia de El Salvador. Folklore, folkwisa y folkway. San Salvador: Ministerio de Cultura.

Cañas-Dinarte, C. (2002). Dicciona- rio de autoras y autores de El Sal- vador. San Salvador: Dirección de Publicaciones e Impresos.

Espino,M.A.(1996) Mitología de Cuzcatlán/Como cantan Allá. San Salvador: CONCULTURA.

Gallegos Valdés, L. (1996). Panora- ma de la literatura salvadoreña. Del

Esas palabras que tanto Espi- no como sus críticos mencio- nan, son claras al poner de manifiesto la relación literatura- identidad, como la relación literatura como un texto históri- co. Las palabras introductorias que Espino hace a su obra bien podrían ser tomadas como un manifiesto que nace para dar origen a una corriente literaria en El Salvador, que buscará rescatar en la literatura la ima- gen de “lo salvadoreño”.

Para Alvarenga (2007:23) con esta obra se hace una identifica- ción intelectual con respecto a los movimientos de resistencia indígena, pero con una visión ladina del indígena que busca utilizar lo indígena para funda- mentar la identidad de las élites

período precolombino a 1980. San Salvador: UCA Editores.

criollas. No obstante no es sólo para definir la identidad, mencio-

na el autor, sino que también es

para elaborar respuestas propias que enfrenten a la cultura con

su realidad.

Por otra parte Roque-Baldovinos

(2003) considera que con esta

obra hay una poética del despo-

jo hacia los pueblos indígenas,

NOTAS

(1)

Autor que se estudiará en el próximo número de la revis- ta.

(2)

Nació en Santa Ana el 17

López-Bernal, C. G. (2007). Tradi- ciones inventadas y discursos na- cionalistas: El imaginario nacional de la época liberal en El Salvador, 1876-1932. San Salvador: Editorial e Imprenta Universitaria.

Ordoñez Argüello, A. (1956). El sen- tido Vernacular en las Artes y en las Letras salvadoreñas. Cultura , 62-

74.

TÍTULO: Niñez AUTORA: Gemma Griera Artigas

TÍTULO: Niñez AUTORA: Gemma Griera Artigas El gran despecho País mío no existes sólo eres una
El gran despecho País mío no existes sólo eres una mala silueta mía una palabra
El gran despecho
País mío no existes
sólo eres una mala silueta mía
una palabra que le creí al enemigo
antes creía que solamente eras muy chi-
co
que no alcanzabas a tener de una vez
Norte y Sur
pero ahora sé que no existes
y que además parece que nadie te nece-
sita
no se oye hablar a ninguna madre de tí
Ello me alegra
porque prueba que me inventé un país
aunque me deba entonces a los manico-
mios
soy pues un diocesillo a tu costa
(Quiero decir: por expatriado yo
tú eres ex patria)
-Roque Dalton-