Sie sind auf Seite 1von 7

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

13 DESCRIPCIÓN DEL MANEJO

ASÉPTICO PRE-TRANS COLOCACIÓN DE ESPIGA COLADA / POSTE PREFABRICADO

RESUMEN

El propósito de esta investigación fue hacer una descripción minuciosa del manejo ade- cuado de la cadena aséptica durante todo el proceso clínico que conlleva el tratamiento restaurativo de espiga colada / poste pre- fabricado. Desde unos 25 años atrás ha aumentado el interés por restaurar dientes sometidos a endodoncia, sin embargo se debe de tener presente que la restauración de dientes tratados endodónticamente está justificada siempre y cuando se conserven las medidas asépticas como el aislamiento de la saliva, sangre y otros fluidos emitidos por el paciente, esto con el fin de evitar la contaminación o ruptura de la cadena aséptica que mantuvo el estudiante durante todo el procedimiento de endodoncia.

SUMMARY

The purpose of this investigation was to make a meticulous description of the appropriate handling of the aseptic chain during the whole clinical post placement and restoration of end-odontically treated teeth. From about 25 years the interest has increased behind to restore subjected tee- th to root canal treatment, however one should have present that the restoration of teeth treated with root canal is justified provided the aseptic measures are conser- ved as the isolation of the saliva, blood and other fluids emitted by the patient, this with the purpose of avoiding the contami- nation or rupture of the aseptic chain that the student maintained during the whole root canal treatment procedure. 3Licenciado en Odontología, ULACIT 7Master en Endodoncia, Profesor ULA- CIT

INTRODUCCIÓN

En la actualidad se dedica gran atención

a estos tratamientos complementarios a la

terapia endodóntica de los conductos ra- diculares, debido a que diversos estudios han demostrado que un mal manejo del conducto post-endodoncia podría causar fracasos por el arrastre y filtración de mi- croorganismos que se encuentran en la ca- vidad oral y sus productos derivados hacia la porción apical de la raíz y a través del hueso alveolar (Heling, I; Gorfil, Slutzky, H; Kopolovick, Zalkind, M, 2002).(1) El aislamiento del campo operatorio cons- tituye una maniobra de suma importancia que tiende a asegurar las condiciones bu- cales más propicias para la intervención en los tejidos dentales y la interrelación con el material de obturación intrarradicular.

ANTECEDENTES

A través de la historia, se ha venido tratan-

do de mejorar la técnica de manejo para los tratamientos restaurativos que involucran el conducto radicular; desde 1747, Pierre Fauchard utilizó dientes anteriores maxila- res para el anclaje en la restauración de uni- dades dentales simples y múltiples. Fabricó los postes con oro y plata. La colocación de postes en coronas artificiales para unirlas a raíces naturales, se convirtió en el método más común de insertar dientes artificiales; en 1839 Chapin Harris argumentó en su libro The Dental Art que esto era lo mejor que podía utilizarse en su momento (Ingle, J. Bakland, L. 1996).(2) En 1863 un joven dentista de Montice- llo, New York concibe la idea de usar una hoja de goma para aislar la saliva y muestra

Dr. Mayid Barzuna Ulloa Dr. Diego Lara Ledezma

esta técnica a varios de sus colegas de New York. Todos quedaron impresionados y la aceptaron con entusiasmo. Este joven fue el Dr. Sanford Christie Barnum (Fig.N°1) graduado de la Universidad New York Co- llage of Dentistry, donde recibió el título de cirujano dental. En 1863, se empleó uso por primera vez el dique de hule. Él donó este invento a la comunidad odontológica, y por esta acción obtuvo fama y el agradeci- miento mundial (Flikier, 2002).(3). Miller sugirió un nuevo concepto en endo- doncia, pues en el año 1890 se demuestra la presencia de bacterias en el conducto ra- dicular y su incidencia en la etiología de las enfermedades pulpares y periapicales (In- gle, 1996).(2) Hoy en día, rigen normas académicas profesionales las cuales van orientadas al aislamiento del campo de trabajo, y lim- pieza del conducto, para contrarrestar la contaminación, siendo este último aspec- to determinante en el éxito o fracaso en la endodoncia o en todo tipo de tratamiento restaurativo que involucre el conducto ra- dicular (Walton R, et al, 1991).(4)

el conducto ra- dicular (Walton R, et al, 1991).(4) Figura N° 1 Dr. Sanford Christie Barnum

Figura N° 1 Dr. Sanford Christie Barnum

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

OBJETIVO GENERAL

to radicular sin las condiciones de asepsia

espiga colada.

verticales, es por esto que si la corona se

Realizar una descripción del manejo asép- tico del conducto radicular y material de obturación, pre - trans confección de una espiga colada/poste prefabricado en la Clínica de Especialidades Odontológicas (ULACIT) en el primer y segundo cuatri- mestre de 2004.

adecuadas. Importancia de restaurar dientes trata- dos endodónticamente La restauración de un diente tratado en- dodónticamente es un tema que ha sido estudiado extensivamente y siempre genera controversia desde cualquier perspectiva que se vea. Estudios clásicos proponen que la dentina

Cuando hay mucha destrucción y la cáma- ra pulpar es amplia se puede realizar una reconstrucción con un Ionómero especia- lizado (Kane JJ, Burgess JO.1991)(9) Las molares deben resistir las primeras fuerzas

encuentra muy destruida va a requerir la colocación de una espiga o poste, rara vez esta necesita más de un poste. En cuanto

de un diente tratado endodónticamente es

a

su colocación, será en el conducto más

OBJETIVO ESPECIFICOS

sustancialmente diferente a un diente con

amplio y extenso en molares maxilares en

su vez están sujetas a fuerzas laterales du-

1- Identificar el instrumental odontoló- gico utilizado en el momento de hacer la

pulpa vital (Schwartz, Robbins 2004).(6) La razón más citada fue precisamente la deshidratación de dentina después de la en-

palatino y en molares inferiores en el con- ducto distal. En premolares son usualmen- te más amplias que los dientes anteriores,

desobturación, confección y colocación de

dodoncia. Se tenía entendido que el diente

pero ellas anatómicamente cuentan con

la

espiga colada/poste prefabricado.

con tratamiento de endodoncia era más

un simple conducto (con excepción de las

2- Identificar los métodos actuales de ais- lamiento absoluto y relativo utilizados a la hora de la confección de una espiga colada/ poste prefabricado y su comparación con los utilizados en los años 2002-2003. 3- Mostrar el uso de sustancias desinfectan-

frágil debido a la pérdida de componentes del diente como agua y líneas colágenas en dentina (Jonhson, Gregory, Stewart, Chris- ten 2000).(7) Todos los estudios indican la necesidad de la integración estructural para incrementar

primeras premolares superiores) con una cámara pulpar relativamente pequeña. Por esta razón, requieren más de una espiga o poste prefabricado que las molares. Estas a

rante la masticación, especialmente cuando

tes y métodos de esterilización y secado en

las expectativas de pronósticos de un dien-

el

conducto se ha manipulado y preparado

cada etapa de confección y colocación de

te con tratamiento de nervio expuesto a las

el

espacio para el poste (Schwartz, Robbins

una espiga colada/poste prefabricado.

duras fuerzas de la masticación.

2004).(6)

4- Identificar el tipo de cemento definitivo

La necesidad de postes prefabricados o es-

Según Heling (2002)(1), agrega que recien-

más utilizado para la fijación de una espiga

pigas coladas varía dependiendo de si es en

temente la atención está puesta en el mane-

colada/poste prefabricado al conducto ra-

piezas anteriores o posteriores.

jo

desde el punto de vista aséptico que se le

dicular. 5- Mostrar el tiempo de seguimiento o con-

En dientes anteriores con pérdida mínima de estructura dentaria se puede restaurar

brinda al conducto luego del tratamiento endodóntico.

trol que tienen los estudiantes de Odonto-

con una resina o un Ionómero de recons-

En procedimientos restaurativos en los que

logía de Clínica I, II, III y énfasis luego de la colocación de una espiga colada o poste

trucción. Debido a que un poste prefa- bricado o espiga es de poco o casi ningún

trabaje en el conducto radicular post-en- dodoncia se debe tener un estricto segui-

se

prefabricado.

beneficio en la estructura de la pieza dental anterior, por el contrario incrementa los

miento de la cadena aséptica de lo contra- rio, se estarían pasando microorganismos

fracasos en esta etapa (Heydecke G, Butz F,

y

sus productos derivados dentro del con-

MARCO TEORICO

Strub JR, 2001).(8)

ducto y se llegaría hasta el área apical y has-

La colocación de una espiga colada o poste

ta

dentro del hueso alveolar, incluso.

DEFINICIÓN Y CONCEPTOS

prefabricado en un diente anterior es para

Autores como Ray y Trope concluyen que

recibir luego una corona, en muchos casos

el

sanado periapical depende significativa-

Cuando hablamos de asepsia nos referimos

queda suficiente estructura dentaria coro-

mente más de la restauración coronal que

1995).(10)

a

un conjunto de procedimientos que tie-

nal que simplemente se prepara para la co-

de la calidad de la técnica del tratamien-

nen por objetivo impedir la penetración de gérmenes en un sitio que no los contiene.

locación de una corona. Shwartz (2004)(6) aduce que la pieza dental anterior que más

to endodóntico (Ray , HA; Trope, M.

Con este concepto entonces deducimos que antisepsia es la destrucción de gérme- nes y bacterias por medio de medidas anti- sépticas (Leonardo, M y Leal, J. 1994). Según Leonardo y Leal (1994)(5) la base fundamental de la terapia endodóntica es la asepsia durante todos los pasos del tra- tamiento radicular, por tal razón autores de renombre como Grossman y Gurney, entre otros, contraindican por completo el tratamiento que se realiza en un conduc-

debe resistir los tipos de fuerzas por su pe- queña cámara pulpar es el incisivo lateral, este puede brindar retención y resistencia sin la colocación de ningún poste prefabri- cado o espiga colada. Por supuesto esto va a depender de la cantidad de estructura re- manente con que cuenta la pieza. En molares tratadas endodónticamente de- ben tener una cobertura en las zonas cús- pides pero, en muchos casos no requieren la colocación de un poste prefabricado o

Es importante entender que durante y des- pués de la restauración del diente tratado con endodoncia, puede contaminarse el conducto ya obturado con la gutapercha.

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

METODOLOGÍA

TIPO DE ESTUDIO

Se realizó un análisis cuantitativo de tipo no experimental descriptivo.

POBLACIÓN DE ESTUDIO

Se integra tres universos de estudio:

PRIMER UNIVERSO

Consistió en un censo de todos los pacien- tes que fueron tratados durante este lapso, para un número de 94 pacientes obtenidos mediante el registro de control de salida e ingresos de trabajos a los diferentes labora- torios dentales donde se copia el nombre, número y fecha en que se entregó la espiga colada en la clínica ULACIT.

SEGUNDO UNIVERSO

Lo constituyó los estudiantes de Odonto- logía de Clínica I, II, III y clínica de én- fasis del segundo cuatrimestre de 2004, participantes directos en la desobturación, confección y colocación de espiga colada o poste prefabricado en el primer y segundo cuatrimestre de 2004. La selección del uni- verso de estudio se llevó a cabo mediante un censo de población en el cual a cada uno de los estudiantes se les realizó una encuesta o test técnico. El número que integra esta población es de 110 individuos en total.

TERCER UNIVERSO

Población de pacientes asistidos con trata- miento restaurativo de espiga colada en los años 2002-2003 de los cuales, por el mé- todo estadístico de una muestra aleatoria simple, se hizo la selección de los indivi- duos del estudio. La idea era obtener un referente histórico de este tratamiento en los años 2002-2003 en la Clínica de Espe- cialidades Odontológicas ULACIT al ser de suma importancia indagar más sobre el tema y tener un parámetro retrospectivo. Se basó en la variable de la colocación o no colocación del dique de hule (la grapa, visiblemente en la radiovisiografía) en los procedimientos de desobturación y verifi- cación de ajuste de la espiga colada en la pieza dental.

ÁREA DEL ESTUDIO

Esta investigación se realizó en la clínica de especialidades odontológicas (ULACIT).

TAMAÑO DE LA MUESTRA

Se determina el tamaño de la muestra para el tercer universo de estudio mediante una muestra aleatoria simple. Se utilizó un ni- vel de confianza del 95 % (Z = 1.96 bajo la curva normal estándar) con un error máxi- mo permisible de 0.06, con P = 0.50. Se determina el tamaño de óptimo de la muestra es 169 pacientes para una pobla- ción de 460 pacientes tratados con espigas coladas durantes los años 2002 y 2003.

TÉCNICA DE RECOLECCIÓN DE DATOS

Para la primera y segunda población de es- tudio se empleó la observación directa de la colocación de la grapa del dique en la pieza dental reflejada en la imagen radio- gráfica. Para esto se utilizó el sistema de ra- diovisiografía Digora FMX el cual proyecta y administra la imagen en un ordenador de acceso a los estudiantes.

VARIABLES DE LA INVESTIGACIÓN

1- Utilización del instrumental odontoló- gico para el tratamiento restaurativo. 2- Uso de la imagen radiográfica durante la desobturaciòn y ajuste de la espiga colada. 3- Utilización de sustancias coadyuvantes y métodos de secado en la desobturaciòn del conducto radicular 4- Tipo de agente cementante para la co- locación de una espiga colada o poste pre- fabricado. 5- Tiempo de control que se le brinda al tratamiento restaurativo.

DISCUSIÓN

Según la información que ha sido recopi- lada, a continuación se realizará un análisis descriptivo de acuerdo con los instrumen- tos utilizados para la recopilación de esta.

PRIMER UNIVERSO

En las radiografías de desobturación se en- contró la cantidad de 84 radiografías y la ausencia o no toma de 10 radiografías en la etapa de desobturación del conducto. De las 84 radiografías de desobturación que se encontraron, se indica que en 25 de los casos se utilizó grapa, visiblemente, en la radiografía, lo que nos quiere decir que utilizaron aislamiento total con dique de hule durante la desobturación del con- ducto, durante este período. Se encontró también, que en 59 de los casos no existió un aislamiento o se manejó de una forma parcial, no se utilizó el aislamiento con di- que de hule (Grafico 1). Seguidamente en las radiografías de ajuste de la estructura se encontraron 87 radio- grafías y la ausencia de 7 radiografías. Con esta información podemos determinar que en algunos casos el estudiante no tomó las radiografías necesarias para este tratamien- to. Las 87 radiografías de ajuste que se encon- traron nos revelan que en los 87 casos no se empleó aislamiento total, lo que representa que el 100% de los casos no utilizó dique de hule en el procedimiento de ajuste del núcleo colado (Grafico 2).

el procedimiento de ajuste del núcleo colado (Grafico 2). Fuente: Sistema de imágenes Digora. Clínica de
el procedimiento de ajuste del núcleo colado (Grafico 2). Fuente: Sistema de imágenes Digora. Clínica de

Fuente: Sistema de imágenes Digora. Clínica de Especialida- des Odontológicas ULACIT

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

SEGUNDO UNIVERSO

Se encontró que para este lapso solamente 77 estudiantes trabajaron una espiga co- lada o poste prefabricado, de estos 77 se determinó que 51 estudiantes utilizaron el casette de aislamiento en combinación con otro casette, para todo el proceso de la confección de la espiga, representando el 66,23% de los estudiantes que utiliza- ron el aislamiento total con dique de hule, también se destaca que el instrumental más

utilizado por los estudiantes fue la combi- nación de los casette de Operatoria – Endo- doncia – Aislamiento como complemento

a todos los instrumentos individuales ne-

cesarios para dicho proceso restaurativo. En consecuencia, un 33,77% de los es- tudiantes solamente utilizó los casette de operatoria y endodoncia en sus casos, para demostrar la utilización de un aislamiento parcial para la confección y colocación de una espiga colada/poste prefabricado, a sa- biendas de la importancia de un aislamien-

to absoluto durante todas las etapas de este tratamiento. Se investigó también, sobre el tipo de bro- cas o limas que se utilizan durante el pro- ceso de desobturación del conducto, los re- sultados nos indican que el 41,56% de los estudiantes utiliza las brocas Peeso Reamer usadas con la pieza de mano de baja veloci- dad, las cuales tienen un orden de acuerdo

a su grosor de la parte activa de broca; son usadas en el conducto dependiendo del an- cho y tamaño de este, en combinación con

las limas tradicionales de endodoncia para

la eliminación y regularización de material

de obturación en las paredes del conducto radicular. Entre las limas menos utilizadas está la combinación de limas de endodoncia tradicionales con las limas Hedstroem para un 3,90% solamente, este concepto refleja la base enseñada en los diferentes cursos Prostodoncia fija y Endodoncia donde ha- cen énfasis en la utilización de las brocas Peeso Reamer como instrumento esencial para la desobturación del material de relle- no intraconducto, utilizando las medidas adecuadas para cada caso, la eliminación del material de obturación por medio de una broca rotatoria se convierte en un con- cepto fundamental a utilizar durante este procedimiento según lo constatado en la encuesta. La desobturación del conducto es una etapa

importante, para ello se requiere eliminar la totalidad del material de obturación, así la limpieza y la eliminación de microorganis- mos y el evitar la entrada de nuevos agentes infecciosos intraconducto se convierten en una norma para realizar este tratamiento. Por esta razón se preguntó acerca de la uti- lización de sustancias coadyuvantes, en la limpieza del conducto, con el objetivo de que a futuro reciba una espiga colada/poste prefabricado. El 64,94% de los estudiantes contestó que utiliza un coadyuvante en la limpieza del conducto durante esta etapa, el otro 35.06% contestó negativamente a la pregunta; indagándose sobre qué tipo de sustancia que utilizó el 64.94% de estu- diantes se muestra en el cuadro N°1.

Cuadro N°1. Sustancias utilizadas durante el proceso de desobturación del conducto.

Sustancia Utilizada

# de estudiantes que la utilizaron

Glucanato de Clorexidina Hipoclorito de Sodio 1% Alcohol 96° Otro

16

27

1

6

Fuente: Cuestionario técnico aplicado.

Del 64,94% de estudiantes que utilizaron sustancias coadyuvantes, presentan como primera elección la utilización de hipo- clorito de sodio 1% para irrigación y lim- pieza durante la desobturación, de dicha sustancia está demostrada su efectividad en la limpieza; sin embargo, su manejo durante este tratamiento debe ser de mu- cho cuidado, debido a que requiere abso- luto aislamiento con dique de hule para evitar el contacto con tejidos gingivales o evitar el contacto con tracto digestivo. La segunda elección por los encuestados (16 estudiantes) es el glucanato de clorexidina, en el cual han realizados estudios a nivel mundial y está demostrado su poder de irrigación y a su vez poder bactericida en el conducto, con mucho menos toxicidad sobre los tejidos, dando muy buenos resul- tados a nivel de endodoncia y ahora es una opción para irrigar el conducto durante la etapa de desobturación del conducto con un mismo objetivo, asepsia durante todo el tratamiento restaurativo. Durante la etapa de la limpieza, también

se incluye el secado del conducto para eli- minar residuos acuosos que pueden quedar luego de la desobturación e irrigación, se convierte en una etapa muy importante para dejar listo el conducto. A la pregunta sobre si utilizan algún método de secado para dejar listo el espacio que a futuro reci- birá la espiga colada o poste prefabricado, 67.53% estudiantes contestaron que sí, mientras que 32.47% de ellos contestaron no, incluso ignorando esta medida. El 67.53% de estudiantes que utilizan mé- todos de secado del conducto, en 40 casos utilizan puntas de papel, siendo este méto- do el más empleado, junto con el secado directo con aire por medio de la extensión de Tree Way. Debido al fácil manejo y si- militud de uso en la endodoncia, el uso de puntas de papel dan un buen secado al conducto que a futuro se colocará una es- piga colada/poste prefabricado. Se mencio- nan algunos como el secado con algodón o con aire simplemente, dichos métodos son

de secado solamente de la superficie pero

intraconducto no tienen acceso a las zonas

donde se desea secar lo cual imposibilita el

secado que se quiere en esta etapa. Cuando la espiga está realizada o ya está seleccionado el poste prefabricado pregun- tamos si se le da algún manejo aséptico o de esterilización antes de colocarlo intracon- ducto, solamente 7 de los encuestados con- testaron que sí, los 70 restantes estudiantes contestaron que ninguno (Grafico 3)

Grafico N° 3 Utilización de algún método de desinfección y esterilización de la espiga colada/poste prefabricado

y esterilización de la espiga colada/poste prefabricado Fuente: Cuestionario aplicado Se puede evidenciar

Fuente: Cuestionario aplicado

Se puede evidenciar claramente, que no existe ningún método de desinfección de la espiga colada/poste prefabricado estableci- do y como se pudo constatar la diferencia de criterio es mucha o no existe ningún criterio, no hay una preparación técnica aséptica aplicada para este procedimiento.

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

Esto quiere decir, que el manipularse de

la forma que se está haciendo interrumpe

toda la cadena aséptica que se logró duran-

te la endodoncia y la desobturación, si co-

metemos el error de introducir una espiga colada/poste prefabricado al conducto sin un debido control aséptico o aislamiento de la pieza dental. Se encontró también que el cemento más utilizado por los estudiantes en el cemen-

tado de una espiga colada o poste prefabri- cado durante el primer y segundo cuatri- mestre del 2004 fue el vidrio Ionómero en

el 49,35% de los casos, por su facilidad de

manipulación y por gran resistencia a las fuerzas horizontales y transversales de la masticación es la primera elección seguido por el ya tradicional cemento de oxifos-

fato en el 28,87% de los casos, este tiene también propiedades muy buenas para la fijación de la espiga o poste al conducto. Las nuevas tendencias van enfocadas a me- jorar la técnica de cementado con mejores productos, como por ejemplo, los nuevos cementos de resinas, que ya se están uti- lizando como alternativa en la Clínica de Especialidades Odontológicas (ULACIT). El uso del dique de hule se ha comentado

a través de todo este estudio, con los ar-

gumentos citados queda la importancia de su aplicación en la desobturación y durante todo el proceso de confección de la espiga

colada. El objetivo era investigar la frecuen- cia de su uso en dichos tratamientos restau- rativos. Se preguntó sobre el uso del dique de hule durante la desobturación del con- ducto radicular. Se ha constatado que más de la mitad de los estudiantes utiliza dique de hule durante sus procedimientos restau- rativos de espiga colada/poste prefabricado, también cabe señalar que el 11,69% de los estudiantes lo utiliza solamente en algunos casos o cuando se le sugiere por el instruc- tor que se encuentra a cargo. Durante el proceso de ajuste de espiga colada, etapa de igual manera importante en el aislamiento absoluto debido a que el conducto radicu- lar se expone al medio de la cavidad oral de la misma manera y la manipulación de la espiga colada /poste prefabricado es de mucho cuidado ya que el paciente la puede deglutir como accidente, la gran mayoría de los casos se cementa la espiga colada/ poste prefabricado con un aislamiento par- cial, y en esta etapa con mucho más razón,

se tiene como requisito el aislamiento de la

saliva para evitar la filtración de esta junto con el material cementante. Se demuestra que el 76,62% de los estudiantes no utiliza dique de hule durante este procedimiento lo que refleja la pérdida de conciencia por parte del estudiante y el poco control que asume el profesor a cargo de dicho trata- miento. También responsabiliza a todos los que de una u otra forma realizaron alguno de estos tratamientos durante este lapso, sabiendo las complicaciones que puede llevar éste tratamiento sin un aislamiento absoluto; queda reflejado que los resultados son muy negativos. Se quiso demostrar el interés acerca de la importancia de dar un seguimiento a los tratamientos de espiga colada/poste pre- fabricado; para ello, se interrogó sobre el tiempo de control o monitoreo postopera- torio que brindan los estudiantes a sus pa- cientes (Grafico 4). El 50% de los estudian- tes brinda un seguimiento de alrededor de 1 a 3 meses, debido a que en muchos de los casos luego de la colocación de la espi- ga colada/poste prefabricado continúa con la etapa restaurativa de la confección de la corona o puente, lo cual permite esta- blecer un control durante todo el proceso de confección; sin embargo contradicto- riamente, se evidencia que el 38,66% no proporciona ningún tipo de seguimiento a las espigas coladas/poste prefabricados, el 9% de los estudiantes ofrece de 4 a 6 meses de control, tiempo suficiente para valorar cualquier alteración o fracaso de ellas; se re- comienda en piezas dentales donde existía rarefacción periapical el tiempo de segui- miento se debe prolongar aún más.

GRAFICO N° 4

de segui- miento se debe prolongar aún más. GRAFICO N° 4 TERCER UNIVERSO solo en 17

TERCER UNIVERSO

solo en 17 radiografías es visible el uso de la grapa del casette de aislamiento lo que indica la implementación del aislamiento parcial en todos estos casos y en las restan-

tes 85 radiografías no se utiliza la grapa, lo que nos indica la implementación del aisla- miento parcial en todos estos casos. Se encontró un total de 100 radiografías de ajuste y 69 radiografías ausentes. Las 100 radiografías se dividen en 98 radiografías donde no se observa visible la grapa y sola- mente en 2 de los casos de la muestra se vio la colocación de la grapa en la pieza dental. En este estudio queda demostrado que el uso del aislamiento absoluto con dique de hule, en el tratamiento restaurativo de es- piga colada, fue muy irregular en los años

2002 y 2003 lo que refleja el uso de un ais-

lamiento parcial en la desobturación del conducto así como en la prueba de ajuste del metal de la espiga. La cifra elevada de radiografías no en- contradas es debido al manejo de estas, la ausencia de muchas radiografías es por consecuencia de problemas de almacena- miento en el computador de las imágenes, debido al período tan amplio en nuestro estudio, en muchos de los casos no pode- mos determinar si la falta de radiografías es debido a la negligencia de tomarlas en las diferentes etapas del tratamiento, pero lo que sí podemos determinar con certeza en las radiografías que se encontraron es la

escasa utilización del dique de hule para la confección y colocación de espigas coladas en los años 2002 y 2003. Se realiza una comparación en ambos pe- riodos de tiempo que van en el primer y segundo cuatrimestre de 2004 y los años

2002 y 2003 mediante las variables de au-

sencia de la radiografía, utilización y no utilización de la grapa durante las diferen- tes etapas del tratamiento, tratando de esta- blecer una continuidad histórica de la apli- cación del dique de hule en la Clínica de Especialidades Odontológicas ULACIT.

En las radiografías de desobturación se des- glosa la ausencia de un total de 67 radio- grafías, contrariamente se encontraron 102 radiografías tomadas durante esta etapa,

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

Grafico 5.Comparación de la utilización

de dique de hule en la etapa de desobtu- ración en los periodos de los años 2002

- 2003 con el primer y segundo cuatri- mestre de 2004.

2002 - 2003 con el primer y segundo cuatri- mestre de 2004. Fuente: Sistema de imágenes

Fuente: Sistema de imágenes Digora. Clínica de Especialidades Odontológicas ULACIT.

Grafico 6.Comparación de la utilización

de dique de hule en el ajuste de la espiga colada, en los periodos de los años 2002

- 2003 con el primer y segundo cuatri- mestre de 2004.

2002 - 2003 con el primer y segundo cuatri- mestre de 2004. Fuente: Sistema de imágenes

Fuente: Sistema de imágenes Digora. Clínica de Especialidades Odontológicas ULACIT.

Se puede observar que en los gráficos N° 5

y N° 6 se realiza la comparación entre am-

bos periodos de tiempo en las radiografías

de desobturación y ajuste, y se muestra cla- ramente primero que la ausencia de radio- grafías es mayor en el lapso de 2002-2003 para un 39,64% y un 40,83% respectiva- mente, comparado con el lapso del primer

y segundo cuatrimestre que se muestra en un 10,64% y un 7,45% respectivamente.

La utilización del dique de hule en la eta- pa de desobturación aumentó para el año 2004 con promedio del 26,6% compara- do con los años 2002 y 2003 en solo un 10,06%, demostrando que hay un conoci- miento reflejado en el 2004 en la Clínica de Especialidades Odontológicas ULACIT sobre la colocación del dique de hule du- rante la etapa de desobturación, con esto también se muestra que la no utilización del dique de hule para el 2004 es del 50,3% comparado con el período de 2002

y 2003 que es de un 62,77%; se refleja una

disminución notoria en el período de 2004 lo que respalda el conocimiento acerca de cómo se deben realizar dichos tratamientos restaurativos. Durante la etapa de ajuste de la espiga cola- da, se evidencia que en el periodo de 2004 un 0,00% representa los casos reportados con el uso del dique de hule lo que refleja la escasa utilización también evidente en los años de 2002 y 2003 que tan solo llega a un 1,18%, por el contrario la no utiliza- ción del dique de hule en la etapa de ajuste de la espiga colada en el 2004 aumentó en un 92,55% comparado con los años 2002 y 2003 que llega a un 57,99% su utiliza- ción.

CONCLUSIONES

1-El instrumental más utilizado por los es- tudiantes de clínica I, II, III y énfasis, en la desobturación y colocación del perno in- trarradicular, se identificó que el 32,47% de los estudiantes utilizó la combinación de los casettes de operatoria-endodoncia y aislamiento y el tipo de bocas o fresas usa- das para la desobturación del conducto, se evidenció que el 41,56% de estudiantes utilizó la combinación de brocas Peeso Reamer - Limas de endodoncia, para ser este el instrumental más utilizado para la desobturación del conducto radicular, por otro lado un 3,90% solamente hizo uso de la combinación de limas de endodoncia - limas Hedstroem, con esto se evidenció la necesidad del uso de instrumental rotatorio para la desobturación del conducto radicu- lar como establece las cátedras de Endo- doncia y Prostodoncia. 2-Se determinó que el 26,60% de los es- tudiantes utilizó dique de hule durante la desobturación del conducto radicular en el primer y segundo cuatrimestre de 2004 y negativamente, no se reporta ningún caso donde se hiciera uso del dique de hule durante la prueba de ajuste de una espiga colada durante este mismo lapso. su com- paración histórica en el periodo de los años 2002-2003 se observó que su empleo en la desobturación aumentó categóricamen- te en un 16,54% sin embargo en la etapa de ajuste de la espiga colada disminuye su uso debido a que para el periodo de los años 2002-2003 existió una utilización del 1,18% en todos los casos.

Por otro lado se evidenció según la encuesta realizada a los estudiantes de odontología que un 59,74% siempre utiliza dique de hule para el aislamiento durante la etapa de desobturación del conducto, un 11,69% lo utiliza algunas veces cuando el profesor a cargo lo demande y un 8,57% nunca hace uso de este dispositivo de aislamiento ab- soluto. En cuanto a la etapa de ajuste de la estruc- tura metálica dentro del conducto radicular se encontró que un 15,56% siempre utiliza dique de hule, un 7,79% lo hace algunas veces, mientras que un 76,62% nunca uti- liza el aislamiento absoluto en sus casos. 3- Un 64,94% de los estudiantes de Clí- nica I, II, III y énfasis utilizan sustancias coadyuvantes para la limpieza e irrigación del conducto y se reflejó que la sustancia más utilizada para esta función fue el hipo- clorito de sodio al 1%, el cual se utilizó en 27 casos de desobturación del conducto. un 67,53% de los estudiantes empleó al- gún método de secado del conducto lue- go de su irrigación y fue la aplicación de puntas de papel el método más utilizado en los casos de la desobturación y ajuste de es- piga colada/poste prefabricado; también se evidencia la negativa de que no existe nin- gún protocolo de esterilización en la etapa de colocar el perno dentro del conducto, un 90,91% de estudiantes refirió que no utiliza ningún método de esterilización o desinfección de la espiga colada/poste pre- fabricado. El restante 9,09% introduce la espiga o poste prefabricado en hipoclorito de sodio al 1% y o glucanato de clorexidina al 0,12% (Clorexil) previo a su colocación intraconducto. 4- Se concluye que el Ionómero de vidrio fue usado en un 49,35% de los casos así como el oxifosfato en un 29,87% lo que refleja la tendencia a la utilización de un agente cementante de acción rápida y gran soporte de fuerzas masticatorias a las que va a ser sometida la espiga colada o poste prefabricado. 5- El control o seguimiento de este trata- miento restaurativo se llegó a la conclusión de que el 50,65% de los estudiantes brinda un control de 1 a 3 meses a la espiga colada / poste prefabricado y un 9% da un segui- miento, tiempo suficiente para controlar cualquier alteración o fracaso del trata- miento; se recomienda en las piezas denta- les donde exista una rarefacción periapical

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE CONGRESOS ODONTOLÓGICOS

que el tiempo de seguimiento se prolongue más. También se encontró la negativa de que un 37,66% de los estudiantes no dan ningún tipo de control o seguimiento al tratamiento post-colocación.

RECOMENDACIONES

• Realizar a futuro un estudio similar, don-

de se involucren los mismos pacientes se- leccionados con el fin de llegar a establecer una relación causa efecto del tratamiento que se les realizó. • Incorporar la enseñanza de un tratamien- to restaurativo de espiga colada / poste pre- fabricado mediante un manual técnico o protocolo, que garantice un tratamiento de

calidad en cada una de las etapas que reali- ce el operador.

• Divulgar la metodología y resultados

del presente estudio, a nivel universitario

y trasladarlo a nivel de clínica privada, ya

que este tipo de tratamiento tiene una gran aplicación en ambas prácticas.

• Establecer un manejo computarizado de

ingresos y salidas de trabajos en el labora- torio dental de la Clínica de Especialidades Odontológicas (ULACIT) así como tener respaldos en el almacenamiento de radio- grafías tomadas a los pacientes en los últi- mos años para así facilitar estudios como este.

BIBLIOGRAFÌA

doncia. 2da edición. Argentina: Editorial Panamericana.

6. Schwartz, R., Robbins, J. (2004). Post

placement and restoration of endodontica- lly treated teeth. Journal of endodontics.

7. Jonhson, M., Gregory, P., Stewart, P.,

Christen, J. (2000). Evaluation of root reinforcement of endodontically treated teeth. Oral Surg, Oral Med, OraLlPathol, Oral Radiol, 90; 360-4.

8. Heydecke, G., Butz, F., Strub, J.R. (2001). Fracture strength and survival rate of endodontically treated maxillary inci- sors with approximal cavities after restora- tion with different post and core systems:

an in-vitro study. J Dent, 29,427-33

9. Kane, J.J., Burgess, J.O. (1991). Modifi-

cation of the resistance form of amalgam coronal-radicular restorations. J Prosthet Dent, 65,470-4.

10. Ray, H.A., Trope, M. (1995). Periapi- cal status of endodontically treated to the technical quality of the root filling and the coronal in relation restoration. Int Endod J, 28,12.

BIBLIOGRAFÌA

CONSULTADA

1. Soarez, I., Golberg, F. (2002). Endo-

7. Magura, M.E., Kafrawy, A.H., Brown,

C.W.Jr., Newton, C.W. (1991). Human saliva coronal microleakage in obturated root canals, 17, 124- 31.

8. Fan, B., Wu, M.K., Wesselink P.R.

(1999). Coronal leakage along apical root fillings after immediate and delayed post spaces preparation. Endod Dent Trauma- tol, 15,124-7.

9. Goodacre, C.J., Spolnik, K.J. (1995).

The prosthodontic management of endo- dontically treated teeth: a literature review. Part III. Tooth preparation considerations. J Prosthodont, 4,122-8.

10. Neagley, R.L. (1969). The effect of do-

wel preparation on apical seal of endodon- tically treated teeth. Oral Surg Oral Med Oral Pathol, 28, 739-45.

11. Mattison, G.D, Delivanis, P.D., Thac-

ker, R.W., Hassel, K.J. (1984). Effect of post preparation on the apical seal. J Pros- thet Dent, 51,785-9.

12. Abramovitz, L., Lev, R., Fuss, Z., Me-

tzger, Z. (2001). The unpredictability of seal after post space preparation: a fluid transport study. J Endodon, 27, 292-5.

13. Heling, I. Chandler, N.P. (1998). An-

timicrobial effect of irrigant combinations within dentinal tubules. Int Endod, 08-

 

doncia técnicas y fundamentos. Argentina:

14.

Editorial Panamericana.

1.Heling, I., Gorfil, Slutzky, H., Kopolo-

14.

Whitte, R.R., Hayys, G.L., Janet, L.R.

vick, Zalkind, M. (2002) Endodontic fa-

2.

Reinhardt., Winkler. Teoría y práctica

(1997). Residual antimicrobial activity af-

ilure e caused by inadequate restaurative proceduces. J Prothet Dent, 87, 674-8.

del dique de goma. Mosby/Doyma.

ter canal irrigation with clorexidina. J En- dod, 22, 23-31.

2. Ingle, J. Bakland, L. (1996). Endo-

doncia. 4ta edición. México: Editorial McGraw-Hill Interamericana

3. Flikier, S (2001). Utilización del dique de Hule por los odontólogos de CR en los tratamientos endodónticos. Libro Anual de Conferencias. San José: Editorial ACCO.

4. Walton R, Geral. S, Mahamoud, T.

(1991). Endodoncia principios y práctica. México: Editorial Interamericana.

5. Leonardo, M. Leal, J. (1994). Endo-

3. Canalda, C. (2001). Endodoncia: Téc-

nicas clínicas y bases científicas. Barcelona:

Editorial Mason.

4. Timothy, A. (1997). Hardness and stress-corrosion of rubber dam clamps. Journal of Endodontic ,23(6), 397-398.

5. Cohen, S., Burns, R. (1999). Vías de

la Pulpa. 7ª edición. España: Editorial Mosby.

6. Bender, I.B., Freedland, J.B. (1983).

Adult root fracture. J Am Dent Assoc, 107;

413-9.

15. Orstavik, D., Haapasolo, M. (1990).

Desinfection by endodontic irrigant and dressings of experimentally infected den- tinal tubules. Endod Dent Traumatol, 6,

142-4.

16. Ford, P. (1999). Endodoncia en la prác-

tica clínica. 4ta edición. México.

17. Anderson, D., Sweeney, T., Williams,

T. (1999). Estadística para la administra - ción y economía. 7ma edición. Editorial Internacional Thomson editores.