Sie sind auf Seite 1von 2

A los estudiantes de la UBO, del resto del país y a la sociedad en general:

Hoy con una profunda tristeza y amargura debo comunicarles mi decisión de renunciar a la Presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad Bernardo O´Higgins y junto con esto quiero contarles mi verdad tras cinco años de permanencia en la casa de estudios superior a la cual pertenezco.

En cinco años de pertenecer a la Universidad Bernardo O´Higgins nunca había sido tan humillado en mi vida, en cinco años se han violado mis Derechos Constitucionales y Humanos dentro de esta casa de estudios como nunca antes lo habían hecho, se violaron mis derechos

constitucionales de libertad de expresión, esto por que los guardias de la Universidad en más de una ocasión me echaron a las afueras de la Universidad, como un perro, como un delincuente, por entregar trípticos que solo contenían nuestros derechos constitucionales de libre asociación cuando aun no existía Federación en la UBO, e inclusive, se me amenazó por parte de la actual Vicerrectoría en presencia del actual jefe de la DVU y de mi ex Jefe de Carrera de sanciones si se me sorprendía nuevamente entregándole material informativo a los estudiantes, ya que la Universidad siempre se resistió a la organización de sus estudiantes. Es más, en ese tiempo y hasta el día de hoy, a mí y a los estudiantes de la UBO se nos obliga a asociarnos en el Consejo de Delegados de la UBO, creado por las autoridades, dirigida por ellas

y reglamentada por ellas, violando los derechos humanos de libre asociación, mis derechos,

enmarcados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Junto con lo anterior participaba en investigación en mi escuela, pero mi ex Jefe de Carrera me hizo elegir entre la Investigación y la Federación, teniendo que abandonar lo que más me gusta para poder tener

derechos dentro de mi casa de estudios.

Cuando por fin nos dejaron realizar las elecciones de Federación también tuvimos dificultades,

al TRICEL no le facilitaron los espacios necesarios, entorpeciendo las elecciones y consiguiendo

que muchos estudiantes quedasen sin información, provocando que solo el 20% del estudiantado votara de forma libre y soberana. Una vez electa la Federación vino lo peor, se nos exigió el 50% de votos para ser reconocidos, a pesar que cuando me reuní con el Rector en la

semana de las elecciones solo pidió que no hubiese violencia durante el proceso; la UBO

compró el dominio www.feubo.cl, dejándonos así sin un canal web para transmitir información

a los estudiantes; no nos asignaron presupuesto, teniendo que endeudarme a través de un

crédito de consumo en el Banco CrediChile para que la Federación pudiese funcionar; no tenemos una oficina, por lo cual los estudiantes no tienen un lugar fijo donde encontrarnos y así poder ayudarles en sus problemáticas, dejándonos solo nuestro Facebook de Federación y personales como único lugar de encuentro y teniendo que trabajar al aire libre en nuestra universidad hasta altas horas de la noche con hambre y frio para poder entregarle lo mejor a nuestros estudiantes dentro de las precarias condiciones en las cuales encontramos; no nos prestan salas para realizar los plenos, debido a nuestra entrada a CONFECH y mis apariciones

en la prensa pidiendo una mejor educación para el país, desde la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones se nos dijo que debemos pedir las salas con tres semanas de anticipación en la

DVU (aunque se entrego el calendario con todos los plenos en el mes de marzo), y en esta se nos dice que debido a nuestro vínculo con CONFECH y las apariciones en la prensa están evaluando si nos prestan una sala nuevamente; se nos rechazó el proyecto de un Preuniversitario gratuito para poblaciones vulnerables por el solo hecho de presentarlo a nombre de la FEUBO.

Esta es la realidad de la FEUBO, llena de precariedades y humillaciones, y todo por pedir una mejor Universidad, una Universidad con más extensión, con más becas y beneficios para sus

estudiantes, con una verdadera inclusión para el Vespertino, una Universidad donde no se prive

a sus estudiantes de rendir pruebas solemnes y exámenes por el solo hecho de no pagar la

mensualidad, una universidad donde no se paguen estampillas para poder realizar tramites administrativos, por pedir una universidad donde sus estudiantes tengan una verdadera voz,

en fin, una universidad más justa para sus estudiantes.

Por todo lo anterior es que hoy presento mi renuncia a mi cargo de Presidente de la FEUBO, por

que ya no puedo más con esta amargura y tristeza que pesa en mis hombros y que atormenta mi corazón y hoy me voy de mi Federación triste, solo y endeudado y lo más probable es que después de publicada esta carta mi matrícula sea cancelada.

Y a la mesa de la FEUBO y al resto de los estudiantes de la UBO les pido perdón de todo corazón,

mi sueño y anhelo solo era entregarles las herramientas para que tuviésemos una mejor

educación.

Gary Enzo Pastén Hermosilla

Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Bernardo O´Higgins (FEUBO)