Sie sind auf Seite 1von 7
COMPETENCIA EDUARDO JIMÉNEZ DE ARÉCHEGA CASO HIPOTÉTICO 2012 C ASO NIÑA “X” Y SUS PADRES
COMPETENCIA EDUARDO JIMÉNEZ DE ARÉCHEGA CASO HIPOTÉTICO 2012 C ASO NIÑA “X” Y SUS PADRES
COMPETENCIA EDUARDO JIMÉNEZ DE ARÉCHEGA CASO HIPOTÉTICO 2012 C ASO NIÑA “X” Y SUS PADRES

COMPETENCIA EDUARDO JIMÉNEZ DE ARÉCHEGA CASO HIPOTÉTICO 2012

CASO NIÑA “X” Y SUS PADRES VS. LA REPÚBLICA DE MUYKYTA 1

Contexto del país

1. Muykyta es una república, descentralizada, con un sistema parlamentario. Es uno de

los países más ricos y desarrollados de la región, hasta el punto que recientemente fue sacado de las listas de “países en desarrollo” que publica el Fondo Monetario Internacional

(FMI). El comercio del país se centra básicamente en la exportación de banano y petróleo. Dicho desarrollo económico le ha permitido al país cubrir las necesidades básicas de su población, así por ejemplo, cuenta con índices de un 100% de alfabetización y de cubertura en salud.

2. Asimismo, Muykyta es una de las democracias más antiguas y consolidadas de la

región. Mientras sus países vecinos sufrieron conflictos armados internos o dictaduras militares, dicho país mantiene una larga tradición de estabilidad política y social. Su poder

judicial se encuentra catalogado como autónomo, imparcial e independiente y, en especial, el Tribunal Constitucional del país es reconocido internacionalmente por sus decisiones judiciales.

3. Muykyta es Estado Parte de Convención Americana sobre Derechos Humanos desde

el 20 de julio de 1985 y reconoció la competencia de la Corte ese mismo día. Además, ratificó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos el 19 de julio de 1985, el

Protocolo de San Salvador el 20 de julio de 1994 y tanto la Convención de Belem do Pará como la Convención de los Derechos del Niño el 30 de agosto de 1999.

4. Por otra parte, el 98% de la población de Muykyta profesan la religión “Epicuristica”,

la cual es considerada como una religión abrahámica monoteísta. La Constitución Nacional de Muykyta consagra en su Preámbulo que: “En el nombre de Dios, fuente suprema de toda autoridad, el país se consagra a la religión Epicuristica”. Si bien, la Constitución Nacional consagra la separación entre la Iglesia y el Estado, lo cierto es que los líderes religiosos de dicha religión ostentan bastante poder mediático y son un referente constante cuando existen debates de interés público en el país.

5. En los últimos 5 años se han venido presentado una serie de hechos relacionados

con la comunidad LGTBI. Concretamente, se han denunciado ante el Ministerio Público agresiones físicas en distintas zonas del país en contra de personas homosexuales o transexuales. Solamente, en el año 2011 se presentaron 6 denuncias por lesiones físicas y amenazas que han recibido defensores y defensoras de las personas LGBTI. Al respecto, la ONG “Diversidad Plural”, que trabaja estos temas en Muykyta, publicó en el año 2010 un informe sobre la “situación de la población LGBTI”. En dicho informe, se indicó que en los últimos años los ataques contra personas LGBTI se ha incrementado en un 6% cada año.

1 Redactores del caso: Alexandra Sandoval Mantilla y Oscar Parra Vera, abogados de la Secretaría de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Agradecemos los comentarios y observaciones de: Carolina Villadiego Burbano, Jorge Errandonea y Agustín Martin.

Asimismo, el informe reveló que el “90% de las personas entrevistadas que pertenecen a la
Asimismo, el informe reveló que el “90% de las personas entrevistadas que pertenecen a la
Asimismo, el informe reveló que el “90% de las personas entrevistadas que pertenecen a la

Asimismo, el informe reveló que el “90% de las personas entrevistadas que pertenecen a la comunidad LGBTI sienten un grado alto de discriminación y de agresión verbal en su contra”.

6. Por otro lado, el acoso escolar, también llamado matoneo o bullying, es un fenomeno

que se ha venido multiplicando tanto en las escuelas públicas como en las privadas. El Ministerio de Educación del país ha documentado que un 80% de los estudiantes entre 12 y 18 años son afectados por algún tipo de bullying, el cual presenta diversos grados, desde insultos verbales, que van desde poner apodos hasta frases o insultos intimidatorios, pasando por agresiones físicas. Debido a estas altas cifras, el Ministerio de Educación con cooperación de los colegios ha iniciado programas de sensibilización sobre el problema. Hasta el momento, se ha publicado una cartilla dirigida a maestros de escuela en la que se les enseña a detectar y enfrentar el problema, así como posibles métodos de solución.

Hechos del caso

7. El canal de televisión pública “ECN” presenta entre semana desde las 2:00 p.m. en

vivo un programa infantil y juvenil llamado “nosotros en vivo”. Este programa de televisión es dirigido por miembros de la “juventud epicuristica”, siendo su conductor principal el presentador de televisión Martín Lavalle. En el programa se debaten temas de interés para jóvenes, como problemas de pareja o acoso escolar. El programa posee una sección en la que los televidentes pueden llamar a manifestar sus opiniones sobre el tema del día o hacer consultas personales. Este programa tiene uno de los ratings más altos del país, en parte

porque trata de temas que les interesan a los jóvenes, pero también porque su conductor es conocido por tener un sentido del humor muy pesado y de doble sentido.

8. El 2 de mayo de 2008, el programa se dedicó a temas relacionados con las personas

homosexuales. Como el conductor y su equipo de trabajo son miembros activos de la “juventud epicuristica”, en el programa se centraron en explicar la posición de dicha Iglesia frente al tema. En particular, hicieron referencias a como la homosexualidad sería una

“enfermedad” que debe ser combatida y las posibles curas que podrían buscar los jóvenes que padezcan esta “enfermedad”.

9. Durante la sección de llamadas, un joven que se identificó como “angel caido” llamó

para “denunciar” que una de sus compañeras de colegio era lesbiana. El joven dió al aire el nombre completo de la niña, por razones de confidencialidad la llamaremos “X”, la escuela en la que estudiaba, la dirección de su casa y el nombre de los padres de ella. De acuerdo con el joven, su compañera era lesbiana porque se vestía como un hombre, todas sus amigas eran mujeres y dijo que la vio dándose un beso con otra compañera en una fiesta de la escuela. A partir de esta información, Martín Lavalle comenzó a realizar una serie de chistes en torno a la niña, en concreto la llamó “promiscua”, “enferma mental” y “discapacitada social”. Hizó un llamado para que sus compañeros de clase la ayudaran a enfrentar su “enfermedad” y pidió a los padres que tomaran los correctivos necesarios para que la niña “dejara” de ser lesbiana.

10. El programa contó con uno de los ratings más altos de la historia de la televisión de

esa franja horaria, alcanzando un 14.5 de audiencia.

11. El 9 de mayo de 2008, los padres de la niña “X” en representación de su hija menor

de edad presentaron un recurso de amparo en contra del programa de televisión, por haber

comunicado información errónea de su hija, por haber vulnerado su derecho a la intimidad y
comunicado información errónea de su hija, por haber vulnerado su derecho a la intimidad y
comunicado información errónea de su hija, por haber vulnerado su derecho a la intimidad y

comunicado información errónea de su hija, por haber vulnerado su derecho a la intimidad y por haber discriminado a la niña “X”. Al respecto, el recurso de amparo se encuentra regulado por la Constitución Nacional de Muykyta en su artículo 75, el cual dispone que:

“toda persona puede interponer ante cualquier juez nacional el recurso de amparo, cuando considere que uno o más de sus derechos humanos ha sido vulnerado por un funcionario público o por terceros particulares respecto de quienes el solicitante se halle en estado de subordinación o indefensión”. También se encuentra regulado en la Ley, que no es posible acceder de manera directa al Tribunal Constitucional, sino que éste seleccionara los recursos de amparo que ya hayan sido fallados para su revisión.

12. Respecto al recurso de amparo, en primera instancia se falló a favor de las

pretensiones de los padres de la niña “X” y se ordenó al programa de televisión que realizara una rectificación de la información que fue dada en el programa. El canal de televisión apeló dicha decisión y argumentó que: i) la información que se dio de la niña “X”

no fue producida por el programa, sino por un tercero que llamó voluntariamente, por lo que ellos no controlaban dicha información, y ii) que los comentarios que realizó el conductor son opiniones y no información que pueda ser considerada veraz, por lo que no se encuentran obligados a rectificarla. En segunda instancia, el Tribunal que conoció la apelación le concedió la razón al canal de televisión.

13. El 10 de junio de 2008, el Tribunal Constitucional del país emitió una sentencia,

mediante la cual decidió conocer el recurso de amparo y lo negó aceptando las razones del Tribunal de segunda instancia. Además, el Tribunal Constitucional consideró que: i) era necesario la protección a la libertad de expresión del medio de comunicación, ii) con el programa no se vulneró el derecho a la intimidad de la niña “X”, iii) existe un recurso diferente al amparo para solicitar la rectificación de la información, el cual se debe interponer ante un juez civil, y iv) no se discriminó a la niña “X”, porque se estaba ejerciendo el derecho a la libertad de expresión. Respecto a este último punto, el Tribunal Constitucional manifestó que “una interpretación más favorable en defensa de la libertad de expresión, es aquella consagrada en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que contrario a la Convención Americana, no permite ningún tipo de censura”.

14. Sin embargo, el Tribunal Constitucional en el fallo del recurso de amparo, decidió

que si bien no encontró meritos para declarar la violación de derechos humanos en perjuicio

de la niña “X”, si se percató de que el contenido del programa de televisión “nosotros en vivo” no era apto para el público infantil y juvenil de acuerdo con lo establecido por el Decreto 124 de 2000, mediante el cual se regulan las franjas de horario en medios de comunicación en vivo.

15. Al respecto, el Decreto 124 de 2000 establece que, en virtud del contenido y el

público al que se dirigen, existen cinco franjas horarias en los medios de comunicación en vivo (radio o televisión). Estas franjas son: i) franja “despertador”, la cual va desde las 5 a las 10 de la mañana y está dirigida a adultos y menores de edad, ii) franja “matinal”, la cual empieza a las 10 de la mañana y termina la 1 de la tarde y su público es generalmente amas de casa y jubilados, iii) franja “tarde”, la cual va desde la 1 hasta las 6 de la tarde, el publico es mayoritariamente juvenil, es decir personas menores de 18 años, iv) franja “prime-time”, es la franja con más público, por lo que generalmente los programas de mayor popularidad se transmiten en este horario, empieza a las 6 de la tarde y termina a las 10 de la noche, y v) franja “late-night”, es la franja para adultos, por lo que su contenido puede ser más amplio, va desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana. En

particular, el artículo 5 del Decreto 124 estipula que: “En las franjas horarias en las cuales el público sean menores de edad se deberá presentar contenido apto para los mismos, por

lo que las cadenas públicas o privadas, deberán autorregular sus programas con el fin de
lo que las cadenas públicas o privadas, deberán autorregular sus programas con el fin de
lo que las cadenas públicas o privadas, deberán autorregular sus programas con el fin de

lo que las cadenas públicas o privadas, deberán autorregular sus programas con el fin de que el contenido sea adecuado y educativo para los menores de edad. Asimismo, las cadenas deberán señalizar el tipo de contenido que se presente en el programa, en aras de facilitar el control parental sobre los contenidos a los que están teniendo acceso los menores de edad”.

16. Teniendo en cuenta lo anterior, el Tribunal Constitucional decidió modificar la franja

del programa y ordenó que no sea transmitido en el horario de “tarde”, sino que pase a la franja “late-night”. Su decisión se fundamentó en que los temas que se trataban dentro del programa no eran adecuados, ni educativos para los menores de edad. Además, el Tribunal

Constitucional consideró que el canal de televisión no publicaba, antes de que empezara el programa de televisión, el tipo de contenido y el público para el cual era apto, lo que impedía el control parental.

17. Por otra parte, la niña “X” continuó asistiendo a la escuela privada “Epicuristica”, en

la cual cursaba bachillerato. Antes de la presentación del programa, específicamente un mes antes de que éste fuera emitido, la niña “X” acudió a la directora de su escuela para informarle que los niños “W, Z y Y” la habían molestado durante el recreo, la llamaron “rara” y “perdedora”, y además le quitaron su maleta, la cual arrojaron a un bote de basura. La niña “X” manifestó que estaba muy preocupada por esta situación, que se sentía triste y no quería volver a la escuela. En dicha oportunidad, la directora de la escuela llamó a los estudiantes “W, Z y Y” y les pidió que modificaran su comportamiento con la niña “X”.

18. Después de la transmisión del programa de televisión, la niña “X” comenzó a ser

hostigada de manera constante en su escuela. Algunos de sus compañeros de clase, incluidos sus amigos, decidieron apartarla de su grupo, por lo que si ella les hablaba, simplemente la ignoraban. Otros compañeros, la empezaron a llamar “marimacha” o “tomboy” y le preguntaban por qué no hacia algo para curarse de su “enfermedad”. En dos oportunidades, un grupo de estudiantes la esperó a la salida de la escuela para gritarle, mientras la rodeaban, la empujaban y le infligieron varios golpes, uno de ellos le rompió su nariz. Finalmente, la profesora Stella Martínez, quien pudo ver secuelas de los golpes recibidos por la niña “X” dos días antes, la ridiculizó en clase, afirmando que, teniendo en cuenta lo señalado en el programa de televisión, la niña "X" sería una más de las egresadas del colegio que, en algún momento del futuro, terminarían avergonzando a la institución. Todas estas situaciones, conllevaron que la niña “X” entrara en un estado de depresión profunda. Como indicó su mamá en la petición inicial que se presentó ante la Comisión Interamericana: “mi hija cambió radicalmente después del incidente del programa, dejó de comer, no quería salir a la calle, lloraba constantemente y tenía problemas para conciliar el sueño”. Los padres de la niña “X” preocupados ante la situación de acoso escolar decidieron llevarla a terapía psicológica, la cual no dio mayores resultados. Por todo lo anterior, el 19 de junio de 2008 la niña “X” decidió retirarse de la escuela, lo cual fue apoyado por sus padres.

19. Ante esta situación, los padres de la niña “X” reiteraron las denuncias ante la escuela

de los abusos a los que había sido sometida su hija en los últimos meses y solicitaron que dichos alumnos fueran expulsados para impedir que siguieran hostigando a otros estudiantes. Asimismo, los padres presentaron el 20 de junio de 2008 una queja formal contra la escuela y la profesora Martínez ante el Ministerio de Educación. Dicho Ministerio inició una averiguación preliminar en el marco de procedimientos de inspección, vigilancia y control a su cargo. Ese mismo día presentaron un recurso de amparo contra la escuela por la violación del derecho a la educación.

20. Como respuesta a dichas denuncias, la escuela decidió implementar una clase obligatoria sobre “respecto
20. Como respuesta a dichas denuncias, la escuela decidió implementar una clase obligatoria sobre “respecto
20. Como respuesta a dichas denuncias, la escuela decidió implementar una clase obligatoria sobre “respecto

20. Como respuesta a dichas denuncias, la escuela decidió implementar una clase

obligatoria sobre “respecto y tolerancia” a los compañeros de clase. Sin embargo, la escuela

consideró que los estudiantes que habían estado involucrados en el acoso escolar no debían ser expulsados del plantel, por cuanto no era necesario sancionarlos, sino tomar medidas para “reeducarlos”. Respecto a la profesora Martínez, se le suspendió de su cargo, sin goce de sueldo, durante un mes. Todo lo anterior, fue puesto en conocimiento del Ministerio de Educación, quien, el 19 de agosto de 2008, consideró procedente cerrar la investigación con base en dicha información.

21. Respecto al recurso de amparo presentado el 20 de junio de 2008, la primera y

segunda instancia consideraron que existía una vulneración al derecho a la educación, por cuanto la niña “X” debió interrumpirla por los hechos que estaban ocurriendo en la escuela. Sin embargo, el Tribunal Constitucional se pronunció el 19 de septiembre de 2008, señalando que no eran imputables a la escuela el conjunto de circunstancias que condujeron

a la decisión de la niña “X” de abandonar dicha institución. Asimismo, dicho Tribunal

consideró que la escuela había adoptado medidas para enfrentar las denuncias por bullyng.

22. Lamentablemente, el 20 de septiembre de 2008 la niña “X” fue encontrada muerta

por sus padres. La noche anterior había ingerido una cantidad excesiva de tranquilizantes, por lo que los forenses determinaron que la causa de su muerte fue suicidio.

23. Como consecuencia de lo anterior, los padres de la niña “X” interpusieron una

denuncia penal ante el Ministerio Público en contra de Martín Lavalle, conductor del programa de televisión, contra Stella Martínez, profesora de la escuela “Epicuristica” y

contra los compañeros, menores de edad, que habían golpeado a la niña “X”. La denuncia

era por dos tipos penales, a saber: i) inducción al suicidio, y ii) discriminación. Al respecto,

el artículo 202 del Código Penal de Muykyta tipifica que: “Inducción al suicidio – el que

ejerciera o influyera de manera física o mental a otro para que en un momento dado cometa suicidio, incurrirá en pena privativa de la libertad no menor de tres años ni mayor de cinco años”. Por su parte, el artículo 465 de dicho Código establece: “Discriminación – el que discrimine a una o más personas o incite o promueva en forma pública actos discriminatorios, por motivo de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o

cualquier otra índole con el objeto de anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos de la persona, incurrirá en pena privativa de la libertad no menor de un año ni mayor de tres años. Si el agente es funcionario público la pena será no menor de dos años, ni mayor de cuatro años”.

24. El Ministerio Público de Muykyta recibió la denuncia penal y consideró que existían

meritos para formular imputación a Martín Lavalle y Stella Martínez, por lo que el 23 de septiembre de 2008 los acusaron formalmente por los dos delitos descritos anteriormente ante el Juzgado 51 de lo Penal. Sin embargo, el Ministerio Público consideró que los estudiantes, por ser menores de edad, no podían ser imputados de los delitos denunciados. Dicho Juzgado llevó a cabo el juicio oral en contra de los dos acusados. El 4 de enero de 2009, emitió sentencia absolutoria por el “delito de inducción al suicidio” a favor del señor Lavalle, ya que manifestó que no estaba lo suficientemente probado el nexo causal entre el programa de televisión y el suicidio de la niña “X”. Igualmente, absolvió a la profesora Martínez, pues consideró que el dolo no se encontraba probado. No obstante, la primera instancia condenó a Martín Lavalle y a Stella Martínez, por el delito de discriminación y en el caso del señor Lavalle le impuso una pena de 4 años por considerar que se aplicaba el agravante de ser funcionario público. Esta decisión fue apelada solamente por el señor Lavalle y la señora Martínez. El 13 de mayo de 2009, el Tribunal de segunda instancia absolvió a Martín Lavalle, pues consideró que el Tribunal Constitucional ya había

determinado que no se había discriminado a la niña “X”. Asimismo, la segunda instancia declaró
determinado que no se había discriminado a la niña “X”. Asimismo, la segunda instancia declaró
determinado que no se había discriminado a la niña “X”. Asimismo, la segunda instancia declaró

determinado que no se había discriminado a la niña “X”. Asimismo, la segunda instancia declaró inocente a la señora Martínez por el delito de discriminación sin exponer una motivación específica al respecto.

Procedimiento ante la Comisión y la Corte

25. El 4 de febrero de 2009, los padres de la niña “X” presentaron una petición ante la

Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por la alegada violación de los artículos 4, 8, 11, 17, 19, 24, 25 y 26, en relación con los artículos 1.1 y 2 de la Convención Americana, el artículo 13 del Protocolo de San Salvador, los artículos 3, 6 y 16 de la Convención de los Derechos del Niño, así como los artículos 6, 7 y 9 de la Convención Interamericana para Prevenir, Erradicar y Sancionar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belem do Pará) en perjuicio de la niña “X”.

26. El Estado argumentó que no se habían agotado los recursos internos, porque: i)

existía un recurso específico para solicitar la rectificación de lo dicho en el programa televisivo, distinto al recurso de amparo, y ii) en el proceso penal no se agotó el recurso extraordinario de casación penal.

27. En su informe de admisibilidad, la Comisión declaró que los hechos del presente caso

caracterizarían prima facie una posible violación de los artículos 8, 24 y 25 en relación con

los artículos 1.1 y 2 de la Convención Americana, en perjuicio de “X”. Asimismo, declaró admisible la posible violación del artículo 13 del Protocolo de San Salvador. Finalmente, rechazó los alegatos del Estado respecto al agotamiento de recursos internos.

28. En su informe de acuerdo con el artículo 50 de la Convención Americana, y teniendo

en cuenta la recepción de mayor información por las partes, y utilizando el principio iura novit curia, la Comisión Interamericana declaró la responsabilidad internacional del Estado de Muykyta por la violación de los artículos 4, 5, 11, 19, 24 en perjuicio de la niña “X” y el artículo 5 en perjuicio de los padres de “X”. Asimismo, declaró que no contaba con suficientes elementos para considerar como violados los artículos 8, 17, 25 y 26 de la Convención Americana, los artículos 6, 7 y 9 de la Convención de Belem do Pará y el artículo 13 del Protocolo de San Salvador. Finalmente, la Comisión hizo determinadas recomendaciones al Estado.

29. El 9 de julio de 2011, luego de dos prórrogas concedidas al Estado, y en los términos

de los artículos 50 y 61 de la Convención Americana, la Comisión Interamericana sometió ante la Corte Interamericana su informe adoptado de conformidad con el artículo 50 en contra del Estado de Muykyta. La Comisión tomó esta decisión por considerar que el Estado no había cumplido con sus recomendaciones.

30. El 9 de septiembre de 2011, los representantes de la niña “X” y sus padres

presentaron su escrito de solicitudes, argumentos y pruebas. A pesar de lo resuelto por la Comisión en el Informe de fondo respecto de la alegada violación de los artículos 17 y 26 de

la Convención, 13 del Protocolo de San Salvador, y 6, 7 y 9 de la Convención de Belem do Pará, los representantes alegaron autónomamente la violación de estas disposiciones.

31. El 9 de noviembre de 2011, el Estado presentó la contestación de la demanda y

observaciones al escrito de solicitudes y argumentos. Además, en este escrito el Estado presentó tres excepciones preliminares relacionadas con la falta de competencia ratione

materia , la violación del derecho a la defensa del Estado y la falta de
materia , la violación del derecho a la defensa del Estado y la falta de
materia , la violación del derecho a la defensa del Estado y la falta de

materia, la violación del derecho a la defensa del Estado y la falta de agotamiento de recursos internos.

32. Durante el proceso ante la Corte, en consideración de las circunstancias particulares

del caso, el Presidente convocó a la Comisión Interamericana, a las representantes y al Estado, a una audiencia pública para escuchar sus alegatos orales sobre las excepciones preliminares y eventuales fondo y reparaciones en el presente caso. Esta audiencia pública

se celebrara durante el 900 Período Ordinario de Sesiones de la Corte, en su sede en San José de Costa Rica.