Sie sind auf Seite 1von 8

Para obtener conferencias como ésta, completamente gratis, visítenos en:

www.carpa.com O a la siguiente dirección:

visítenos en: www.carpa.com O a la siguiente dirección: Distribución Gratuita UN HOMBRE QUE PUEDE ENCENDER LA

Distribución Gratuita

UN HOMBRE QUE PUEDE ENCENDER LA LUZ William Soto Santiago, Ph.D. Miércoles, 21 de Marzo
UN HOMBRE
QUE PUEDE
ENCENDER LA
LUZ
William Soto Santiago, Ph.D.
Miércoles, 21 de Marzo de 2012
Vía telefónica a Villahermosa,
México

Un hombre QUe PUeDe encenDer la lUz

15

las edades pasadas en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo; cada manifestación que tuvo en cada edad, fue la luz para cada edad, así es para nuestro tiempo también. “UN HOMBRE QUE PUEDE ENCENDER LA LUZ.” Ese Hombre es Cristo, el Espíritu Santo, el Ángel del Pacto, un Hombre de otra dimensión, pero que para manifestarse usa seres humanos en esta Tierra, miembros de Su Iglesia, mensajeros que Él envía a Su Iglesia de edad en edad, Por lo tanto, adelante trabajando en la Obra del Señor de la Palabra prometida para este tiempo final. Todos queremos ser transformados e ir con Cristo lo más pronto posible, a la Cena de las Bodas del Cordero. Por lo cual, esforzándonos y siendo valientes conquistaremos las promesas de este tiempo final. No hay otro sitio de donde pueda venir el jinete del Caballo blanco, tampoco hay otro sitio de donde pueda venir el cumplimiento de la Visión de la Carpa. Tan sencillo como eso. Todo tiene que ser de acuerdo a como está prometido. Dios no puede cambiar lo que Él prometió, tiene que ser de acuerdo a la promesa siendo vindicada para la hora correspondiente. Que las bendiciones de Cristo, el Ángel del Pacto, sean sobre ti, reverendo Andrés Cruz Gallegos, y sobre cada uno de ustedes ministros que están ahí reunidos, y también colaboradores, y damas y jóvenes, y todas las demás personas que están reunidas allí reunidos es esta reunión de ministros en la República Mexicana, allí en Villahermosa, Tabasco; y todos los que están también a través de internet o del satélite Amazonas escuchando en estos momentos estas palabras de saludo de esta ocasión. Que Dios les bendiga y les guarde, y continúen pasando una tarde feliz llena de las bendiciones de Cristo el Ángel del Pacto, nuestro Salvador. Dejo con ustedes al reverendo Andrés Cruz Gallegos para continuar. “UN HOMBRE QUE PUEDE ENCENDER LA LUZ.”

14

William Soto Santiago, Ph.D.

la Iglesia del Señor Jesucristo en diferentes naciones.

Será un esfuerzo de todos, la materialización de lo que Dios prometió para este tiempo final, porque así como Dios por medio de Su Espíritu obró a través de Jesús para cumplir todo lo que habría prometido para aquel tiempo para la Venida del Mesías, así también Cristo ha estado obrando por medio de Su Iglesia durante todos estos dos mil años, ha sido Cristo en Espíritu Santo en medio de Su Iglesia obrando por medio de Sus diferentes instrumentos; así también es en este tiempo final. Por lo tanto, esforzaos, y sed valientes. Todas las señales están cumplidas, sabemos que estamos en el tiempo correcto para que se materialice la Visión de la Carpa, y están todos los creyentes que Cristo estará usando para la materialización de esa Visión; es a través de Su Iglesia y sus instrumentos siempre que Dios por medio de Su Espíritu ha obrado y así cumplir Su Palabra prometida para cada edad y para cada dispensación. Hay muchos otros lugares donde tenemos grandes

promesas para este tiempo final, pero el tiempo nos falta en estos momentos. Así que, en otra ocasión estaremos hablando un poco más acerca de la Palabra prometida para nuestro tiempo y cómo será que Dios estará obrando para cumplir esa Palabra prometida.

Y la Iglesia Novia la verá siendo cumplida y se agarrará de esa

Palabra prometida siendo cumplida, como se agarró Jacob del Ángel que le apareció y lo bendijo. Estemos bien agarrados de la Palabra prometida para

nuestro tiempo y de la forma en que Dios obra en nuestro tiempo.

Y todos juntos, trabajando, conquistaremos todas las promesas

divinas, o sea Cristo por medio de nosotros; porque está con nosotros en la Edad eterna de la Iglesia, la Edad de Oro, el Hombre que puede encender la Luz del Día Postrero, el Espíritu

Santo, el Ángel del Pacto está con nosotros en este tiempo final; para encender la Luz del Día Postrero, vivificar cada promesa que Él ha hecho para Su Iglesia para este tiempo final. Por lo tanto Iglesia Novia del Señor Jesucristo: no temas,

he aquí está en Su Iglesia Cristo en Espíritu Santo, el Hombre que

puede encender la Luz para nuestro tiempo, como la encendió en

UN HOMBRE QUE PUEDE ENCENDER LA LUZ

William Soto Santiago, Ph.D. Miércoles, 21 de Marzo de 2012 Vía telefónica a Villahermosa, México

Muy buenas tardes o muy buenos días, reverendo Andrés Cruz Gallegos y todos los ministros reunidos allí en Villahermosa, Tabasco, República Mexicana; es para mí un privilegio grande dirigirme a cada uno de ustedes, y pedirle a Cristo Sus bendiciones sobre cada uno de ustedes, ministros, colaboradores, y todas las personas, damas también y todos los que ahí están presentes en estos momentos. Que las bendiciones de Cristo, el Ángel del Pacto, sean sobre todos ustedes y sobre mí también. Nos llama la atención las palabras de Jesucristo nuestro Salvador, que dijo en una ocasión en San Juan, capítulo 8, verso 12, y vamos a leerlo:

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” Estas palabras son muy importantes, tienen un significado muy importante, profético, porque había sido dicho allá en San Mateo, capítulo 4, conforme al cumplimiento de Isaías, capítulo 9, cuando Jesús apareció estaba la Palabra profética señalada para aquel tiempo en donde el pueblo asentado en tinieblas vería una gran luz; eso fue allá en Isaías, capítulo 9, donde nos habló esa promesa, veamos cómo dice para que podamos ver lo que estaba pasando en los días de Jesucristo conforme a la Palabra prometida para aquel tiempo. Dice Isaías, capítulo 9, verso 1 en adelante:

“Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar,

4

William Soto Santiago, Ph.D.

de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles.

El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que

moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre

ellos.”

Esta escritura es una profecía que sería cumplida plenamente en la Venida del Mesías, el cual sería la Palabra hecha carne, el Verbo hecho carne, el Ángel del Pacto encarnado, o sea el Ángel del Pacto apareciendo con un cuerpo de carne que se crearía en el vientre de una virgen judía, descendiente del rey

David. Por eso es que Isaías, capítulo 7, verso 14, dice que dará una señal eterna, y esa señal eterna será que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y se llamará Su nombre Emanuel, que traducido es “Dios con nosotros.” (Isaías, capítulo 7, verso 14). Y ahora, cuando aparece este niño, el cual nace en Belén de Judea, de una virgen llamada María que estaba desposada con José, un carpintero que vivía en Nazaret pero que también era descendiente del rey David, ahora, ya cuando nace, crece, y comienza Su ministerio, vean lo que sucede aquí en San Mateo, capítulo 4, verso 12 en adelante:

“Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso (o sea, Juan el Bautista), volvió a Galilea;

y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum,

marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:

Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles;

El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;

Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció (luz les resplandeció). Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir:

Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” Luego el verso 23, de este mismo capítulo 4, dice:

“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando

Un hombre QUe PUeDe encenDer la lUz

13

dice el reverendo William Branham. ¿Cómo lo va a llevar a los judíos? Por medio del ministerio de Elías por quinta ocasión y de Moisés por segunda ocasión. ¿Por qué? San Pedro y San Pablo representan a los dos Olivos, a Moisés y a Elías, que en el Día Postrero esos ministerios estarán nuevamente siendo manifestados en la Tierra. Es muy sencillo todo. Lo podemos ver claramente, y podemos siempre decir: “Yo me quedo con la Palabra prometida para nuestro tiempo.” La Palabra prometida para cada tiempo es la que hace en Su cumplimiento lo que Dios ha prometido para ese tiempo. ¿Qué cosas ha prometido Dios para nuestro tiempo? Todas las que les nombré: la fe para el rapto, la transformación de los creyentes vivos, la resurrección de los muertos en Cristo en cuerpos glorificados, el arrebatamiento de la Iglesia, e ir a la Cena de las Bodas en ese rapto o arrebatamiento de la Iglesia; todo eso está dentro de la Palabra prometida para este tiempo final. La Palabra prometida para este tiempo final siendo vindicada, siendo cumplida, realizará, se hará o hará Dios todo lo que Él ha prometido para Su Iglesia para este tiempo final. Por lo tanto: no temas ni desmayes Iglesia del Señor Jesucristo, así como Dios estuvo con Moisés, estará contigo y conmigo. Ya eso es un Programa divino realizado por Dios desde antes de la fundación del mundo. Él dice a Josué: “Solamente que seas muy valiente, sé muy valiente, y esforzado, sé valiente y esforzado.” En nuestro tiempo se requiere ser esforzado, hay mucho trabajo que con esfuerzo hay que llevarlo a cabo porque el tiempo en que vivimos es crítico, la situación económica de las naciones está por el piso, la economía mundial está por el piso, y hay muchas cosas para trabajar en la Obra del Señor en donde se requiere un esfuerzo mayor que en otros tiempos. Y para que se cumpla la Visión de la Carpa, ** le corresponde a la Iglesia llevar a cabo ese trabajo ungida por el Espíritu de Dios, se requiere un esfuerzo mayor, un esfuerzo grande en este tiempo final, lo cual le corresponde a toda la Iglesia del Señor Jesucristo en dondequiera que se encuentre un grupo de

12

William Soto Santiago, Ph.D.

problema, sino como una señal de que estaremos ya en el tiempo para la manifestación plena de lo que Dios ha prometido en medio de Su Iglesia para recibir la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. ** el reverendo William Branham en el mensaje “La Restauración del Árbol Novia,” en el Libro de “Citas,” página 69, párrafo 593, dice, recuerden que la Luz para cada edad es la Palabra prometida hecha carne en el mensajero de cada edad, alumbrado al pueblo con la Palabra de Dios que es Luz, así es la Luz, Cristo, en medio de Su Iglesia. “Vendrá una Luz, se levantará. ¿Dónde vendrá? ¿Allá en Jerusalén? No, señor. Las luces de la tarde no se levantarán en Jerusalén. Las luces de la tarde ¿van para dónde? ¡En el Oeste!

(O sea, allá en el Este, en Jerusalén). Ellos tuvieron su día y lo rechazaron, pero la Luz de la tarde se levantará en el Oeste. ¿Para qué? Para brillar sobre la Palabra. ¿Qué? Para madurar la fruta, traer hacia adelante el Arbol Novia…” Ahí podemos ver dónde se levantará esa luz, donde estará

la Luz de la Palabra prometida siendo vindicada y resplandeciendo

en medio de Su Iglesia en el Día Postrero: en el Oeste, que es el Occidente, al cual pertenece la América Latina. Y ya por cuanto en Norteamérica se cumplió el avivamiento de la séptima edad de

la Iglesia, el único territorio que tiene promesa de un avivamiento

en este tiempo final, en el Oeste, es la América Latina. Tan claro

y sencillo como eso. Por consiguiente, el jinete que viene en un Caballo blanco, del cual el reverendo William Branham dijo: “Del Occidente vendrá un jinete en un Caballo blanco, recorreremos esta senda una vez más.” Si la va a recorrer una vez Elías, será por quinta ocasión, el quinto ministerio de Elías nuevamente apareciendo en medio de la Iglesia del Señor. Y después tendrá que estar relacionado con el pueblo hebreo. Como los judíos trajeron el Evangelio a los gentiles por medio de San Pablo y de San Pedro, y por San Pedro en la casa de Cornelio y por San Pablo en Asia Menor, los gentiles lo llevarán a los judíos, y entonces acontecerá el rapto,

Un hombre QUe PUeDe encenDer la lUz

5

toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.” (En San Mateo, capítulo 4, versos 12 al 23). Ahora, veamos que siendo Jesucristo la Luz del mundo, porque la Palabra prometida para aquel tiempo, la promesa mesiánica, toda escritura relacionada al Mesías para ese tiempo y lo que Él haría, estaba velado en Jesucristo, y a través de Él se hizo una realidad, se cumplió toda profecía mesiánica correspondiente a aquel tiempo. Porque la Palabra prometida siendo velada en un hombre, en un profeta, y cumpliéndose a través de ese hombre, eso es una luz para esa edad o esa dispensación, y eso es la Palabra vindicada para el pueblo de Dios; y esa manifestación de Dios por medio del Espíritu Santo a través de un hombre, es la luz para esa edad o para esa dispensación. Por eso es que encontramos en el mensaje del reverendo William Branham que habla acerca de la luz para cada edad y para cada dispensación. Él nos muestra a través de su mensaje que la luz para cada edad y para cada dispensación es la Palabra prometida hecha realidad, cumplida, por medio de la manifestación del Espíritu Santo en el mensajero de cada edad o de cada dispensación; por eso Noé fue la luz para su tiempo, por eso también Moisés fue la luz para su pueblo en su tiempo, en la Dispensación de la Ley, la cual fue introducida por el Espíritu de Dios a través del profeta Moisés. Cuando apareció Moisés al pueblo hebreo para libertarlos, ya cumplido el tiempo, aquella era la Luz para el pueblo hebreo en aquel tiempo, porque era nada menos que la Palabra prometida siendo vindicada, siendo cumplida a través del profeta Moisés. Solamente Moisés podía sacar al pueblo de Egipto porque en él estaba la Palabra prometida vindicada, hecha carne, y esa era la Palabra que obraba en la liberación. A través de él se estaba cumplimiento lo que Dios había prometido a Abraham, que los libertaría con mano fuerte, con mano poderosa; así es como la Palabra prometida para cada tiempo se hace una realidad en medio del pueblo para el cual ha sido dada esa Palabra. Por eso es que a través de la Palabra de Dios podemos ver lo que fue la luz de cada edad y de cada dispensación. Noé,

6

William Soto Santiago, Ph.D.

Moisés también, Josué, los Jueces, los profetas, Juan el Bautista fue una luz, la luz para su edad, también cuando aparece Jesús fue la Luz mayor: Dios velado en carne humana, y manifestado en toda Su plenitud. Eso era lo que estaba prometido para aquel tiempo, por lo tanto era la Palabra prometida vindicada, hecha realidad, hecha carne, y a través de ese velo de carne cumpliendo todo lo que el Mesías llevaría a cabo en ese tiempo. Así ha sido de edad en edad, por medio de los mensajeros de cada edad, así es como ha venido la luz para cada edad en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo. Porque a través de esos mensajeros está manifestado un Mensajero celestial, está manifestado el Espíritu de Dios, el Ángel del Pacto obrando en el cumplimiento de lo que Él prometió para ese tiempo. La luz de la séptima edad de la Iglesia vino manifestada en Espíritu Santo por medio del cumplimiento de lo que Dios había prometido para la séptima edad a través de un velo de carne llamado William Branham *** hecha carne para el tiempo en que él vivió; fue la Palabra prometida hecha carne, precursando la Segunda Venida de Cristo. Pero con todo y eso, la Iglesia sabe que hay una Palabra divina prometida que tiene que ser cumplida, que tiene que ser vindicada. Veamos este lugar del Libro de “Citas” en la página 120, párrafo 1065, donde dice, hablando de Cristo:

“El era la Luz vindicada de ese día. ¿Ve? pero hay más palabra de ser vindicada, El tiene que vindicar más palabra. Y cuando la última Palabra sea vindicada, entonces la muerte es sorbida con victoria y los muertos en Cristo se levantarán, y entrará el Milenio.” Hay más Palabra que tiene que ser vindicada, y la Iglesia del Señor Jesucristo está esperando ver esa Palabra que tiene que ser vindicada en este tiempo final. Todo lo que Él ha prometido para este tiempo final tiene que hacerse una realidad, para lo cual, así como siempre ha tenido instrumentos en diferentes tiempos, tendrá también en este tiempo, para que se haga carne esa Palabra prometida y obre, esa Palabra prometida por medio de carne, lo que ha sido prometido para este tiempo final; y eso será la Luz para la Iglesia del Señor Jesucristo en este tiempo final, eso será

Un hombre QUe PUeDe encenDer la lUz

11

siete Truenos de Apocalipsis, capítulo 10.

El Occidente tiene dos partes importantes que son:

Norteamérica y la América Latina. Pero en medio de Norteamérica se cumplió la séptima edad de la Iglesia, el reverendo William Branham dice: “Ya para Norteamérica no habrá más avivamientos,

el avivamiento ya se terminó para Norteamérica.” Entonces ¿qué

queda del Continente Americano, dentro del Occidente, para Dios

cumplir Su Palabra prometida para el Día Postrero? Lo que queda es la América Latina. Por lo tanto, los creyentes latinoamericanos

y caribeños en el Señor Jesucristo, están esperando ¿qué? La

Palabra prometida haciéndose realidad, cumpliéndose, y eso será la Luz para la Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero, la Luz resplandeciendo. Será en un tiempo de angustia, de persecución, en donde la Tercera Etapa será convertida en una realidad, y la promesa también es que habrá una Gran Carpa Catedral. Y ahí estará la

Terca Etapa cumplida, ahí estará el Ángel del Pacto, ahí estará la Columna de Fuego, estará el Ángel que acompañaba al reverendo William Branham, y también él entró a ese lugar y vio lo que estaba ocurriendo, no solamente en la parte de afuera sino en la parte de adentro, en el cuartito pequeño. Y el Ángel después le dice: “¿Te recuerdas el Nombre que tú buscabas cuando tuviste

la visión?” O sea, la Visión de la Carpa, Nombre que buscaba en

el cuartito pequeño, debe ser que allí estará el Nombre eterno de Dios, Nombre nuevo del Señor Jesucristo. Él estuvo allí (el reverendo William Branham) y vio todo lo que estuvo sucediendo allí. Por lo tanto, en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo,

que es la que tiene la promesa de una Gran Carpa Catedral, se cumplirá esta Visión como fue prometido. Y esta será la señal más grande para la Iglesia Novia del Señor Jesucristo para ser preparada, para recibir la fe para ser transformados y raptados y llevados Con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Pero recuerde: será en un tiempo de apretura, un tiempo en que se va a desatar una persecución contra la Iglesia Novia del Señor Jesucristo. Pero no miramos el problema, la persecución como un

10

William Soto Santiago, Ph.D.

donde les leí fue el 28 de noviembre de 1965, o sea, menos de 30

días antes de su partida; al otro mes, el 24 de diciembre partió, en el 1965. Ahora, miren también aquí en la página 160, párrafo 1441 del Libro de “Citas,” dice:

“Se volverá en el oeste, y cabalgará de vuelta otra vez uno de estos días. Sólo recuerden. Seguramente lo hará…” El que cabalga es el Espíritu Santo, y siempre ha usado instrumentos para manifestarse, por lo tanto el Espíritu Santo en

el Día Postrero estará cabalgando la senda ministerial nuevamente

por quinta ocasión el ministerio de Elías, por segunda ocasión el

ministerio de Moisés, un profeta como Moisés, y si contamos el ministerio de Jesús como cumplimiento también de un profeta

como Moisés, entonces sería la tercera ocasión en que el Espíritu Santo operaría el ministerio de Moisés en esta Tierra. Y ahora, hemos visto que vendrá cabalgando en un Caballo blanco, vendrá cabalgando sobre la Palabra pura de Dios

y sobre el poder de la Palabra pura de Dios; vendrá cabalgando

en el cumplimiento de lo que ha sido prometido para este tiempo final, o sea que vendrá vindicando, cumpliendo lo que ha sido prometido. Por lo tanto, será una realidad cada promesa que Dios ha hecho para este tiempo final. Veamos también la página 155 del Libro de “Citas,” para que tengamos el cuadro claro de esto, párrafo 1383 dice:

“Oh, habrá una verdadera lluvia temprana y tardía en los postreros días sobre ese grupo pequeño que viene con El sobre este asno manso y humilde, sin una denominación, clamando:

‘Hosanna al Rey que viene en el nombre del Señor.” Ahí podemos ver nuevamente el cumplimiento de lo prometido cabalgando en el Día Postrero. Y habíamos leído que del Occidente vendría un jinete en un Caballo blanco, y fue dicho:

“Cabalgaremos esta senda una vez más (o sea, otra vez).” ¿De dónde estará esperando en el Día Postrero la Iglesia del Señor Jesucristo, que Dios, por medio del Espíritu Santo, se levante cabalgando sobre la Palabra pura? En el Occidente, en el avivamiento del Día Postrero, está ligado a las siete Voces de los

Un hombre QUe PUeDe encenDer la lUz

7

Cristo la Luz del mundo alumbrando a Su Iglesia en este tiempo final.

Veamos también la página 156 del Libro de “Citas” donde nos dice acerca de la Palabra, dice [párrafo 1396]:

cree la Palabra de Dios, obediente, esperando

“…y

en amor a que la promesa de la edad sea confirmada. Ella está vigilando por ello. Ella es parte de esa Palabra, y está vigilando

para que su vida manifieste esa Palabra.”

O sea que tiene que ser manifestada la Palabra prometida

en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo, tiene que hacerse una realidad. “Hermanos, ¿no pueden ver eso? Espero que eso no pasará por encima de Uds. El Cuerpo está esperando…”

O sea, el Cuerpo de Cristo, la Iglesia del Señor, como

también nuestros cuerpos físicos están esperando el cumplimiento de esta Palabra prometida a la Iglesia Novia del Señor para este tiempo final. “El Cuerpo está esperando, él, que es la Palabra, esperando para que la Vida, que es el Espíritu, confirme o lo haga vivo (o sea, haga realidad, haga vivo lo que ha sido prometido). Eso es lo que ella está esperando.” La Iglesia Novia, eso es lo que está esperando: que lo que Dios ha prometido sea vindicado, sea hecho una realidad, sea cumplido en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo. “Ninguna otra vida funcionará en ella (o sea, ninguna otra cosa va a funcionar en la Iglesia del Señor Jesucristo). Ella no puede venir a vida (o sea, la Palabra prometida no puede venir a vida ni tampoco la Iglesia Novia puede venir a vida)… Ella no

puede venir a vida de ningún otro modo, ella todavía lo siente allí afuera, y ella sabe (o sea, la Iglesia Novia sabe)… y ella sabe qué va a acontecer; entonces aquí acontece, entonces ella despertará. Dios dijo, ‘Que sea’, y ella salió como la primera salió.”

O sea, la Iglesia Novia salió, como la primera Iglesia allá

en el tiempo pasado salió. Esto fue lo que le fue mostrado en la visión de la Iglesia Novia representada en una jovencita, que iba marchando, la primera ocasión salieron, y después salieron,

8

William Soto Santiago, Ph.D.

después de ella, otros grupos de mujeres representando diferentes tiempos, diferentes edades, y después cuando sale la etapa o edad de Laodicea fue muy triste; el hermano Branham estaba llorando en esa visión, pero le fue dicho: “La Novia volverá a pasar.” Y cuando escucha unos cánticos, una música como de marcha, y entonces es que viene pasando un grupo de jovencitas que representaba la Iglesia Novia del Día Postrero. Esta es la promesa para la Iglesia del Señor Jesucristo para este tiempo final, y comenzó todo ese movimiento espiritual con el precursor de la Segunda Venida de Cristo, precursando lo que va a suceder en el Día Postrero. Otra cosa no va a funcionar, no funcionará, no va a funcionar en la Iglesia del Señor Jesucristo, otra cosa que no sea la Palabra prometida para la Iglesia Novia del Señor Jesucristo para este tiempo final, otra cosa no va a funcionar. Tiene que ser lo que Dios ha prometido siendo vindicado por Dios, siendo cumplido por Dios en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo. Tenemos la Palabra prometida en el mensaje también predicado por el reverendo William Branham titulado: “El Evangelismo del Tiempo Final,” predicado el 03 de junio de 1962, y nos dice en la página 55 de la siguiente manera, vamos a ver, hay otros lugares importantes también donde se nos habla de lo que va a suceder. Veamos página 55 y 54 (54 también), página 54, párrafo 235 del mensaje “El Evangelismo del Tiempo Final.” Dice:

“Y parece que está bastante débil ahora el Mensaje y el mensajero (el mensaje y el mensajero). ¡Pero no se preocupen! EN ALGUNA PARTE, no sé cómo pero estoy confiando en El. El vendrá cabalgando a la escena algún día. No se preocupen. Vamos a estar juntos.” Ahora miren como él presenta aquí que el Mensaje y el mensajero en aquel tiempo estaban débiles, y ese es un momento en donde ocurre algo de parte de Dios, cuando sucede que el Mensaje y el mensajero llegan a esta etapa. Porque ese es el tiempo que se repite, fue el tiempo de Noé también, fue el tiempo de Jesús cuando fue entregado, y se hizo pecado por nosotros,

Un hombre QUe PUeDe encenDer la lUz

9

se hizo mortal muriendo por nosotros, pero luego resucitó glorificado. ¿Ven? Siempre viene esa etapa. Ahora, nos dice que vendrá cabalgando a la escena algún día y en algún lugar, eso es muy importante porque es una promesa divina; si es una promesa divina tiene que ser cumplida en el Día Postrero. Miren nuevamente al reverendo William Branham hablando de un jinete que va a venir, dice en la página 164 y 160 tiene también, nos habla de un recorrido, es un sueño o visión, alguien lo vio en un caballo poderoso, vio a Elías cabalgando;

y luego de dar el recorrido, se fue al Oeste, bien al Oeste, y ahí haló las riendas del caballo y dijo: “Yo recorreré esta senda, este camino, una vez más.” Elías recorriendo el camino, la senda ministerial profética una vez más, es por quinta ocasión, es el ministerio de Elías por quinta ocasión. Eso está en la página 161 del Libro de “Citas,”ó 158 creo, 158, el párrafo 1410. También encontramos en otros lugares que él dice que va a ser recorrido el camino, la senda, una vez más. Eso es muy importante porque eso significa que el ministerio de Elías recorrerá, el ministerio profético, nuevamente. Tenemos, por ejemplo, en la página 160, párrafo 1485, donde pregunta:

“Ahora, yo estaba

poniéndome bastante viejo y pensé,

¿Habrá otro avivamiento, veré otro tiempo?’ Y sólo

recuerden, del oeste vendrá un jinete en un caballo blanco. Cabalgaremos esta senda otra vez. Eso es correcto. Tan pronto como estamos casi listos. ¿Ven Uds.? Es una promesa.” Si es una promesa tiene que cumplirse lo que está siendo prometido. Así que, conscientes de que la Iglesia del Señor Jesucristo tiene grandes promesas, tenemos que estar vigilando el

cumplimiento de esas promesas. Vean en la página 168, párrafo 1496, donde dice:

“¿Por qué yo, un hombre viejo, sufrí toda mi vida, por qué El me curó ahora? ¡Creo que cabalgaré esta senda otra vez, tengo que traer un Mensaje!” Y ahora, si tiene que cabalgar esta senda otra vez para traer un mensaje, el mensaje próximo es el Evangelio del Reino, es el mensaje correspondiente al Día Postrero. También vean, en

‘¿Yo

?