Sie sind auf Seite 1von 518

Guía del maestro

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia Oficina de Desarrollo del Ministro Iglesia

Oficina de Desarrollo del Ministro Iglesia del Nazareno Lenexa Kansas

913-577-0500 (USA)

2008

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Derechos reservados 2005 Nazarene Publishing House, Kansas City, MO EUA. Creado por la Iglesia del Nazareno, Oficina de Desarrollo del Ministro.

Nota sobre las Escrituras citadas: El autor del módulo utilizó una gran variedad de versiones en inglés. Para la traducción al español se está citando la Antigua versión de Casiodoro de Reina, revisada por Cipriano de Valera. Revisión 1995.

Aviso a los proveedores de educación:

Este es un contrato. Al utilizar estos materiales usted acepta todos los términos y condiciones de este acuerdo. Este acuerdo cubre todas las Guías del maestro, las Guías para el estudiante y los recursos para la instrucción incluidos en este módulo. Por aceptar este acuerdo, la Nazarene Publishing House le otorga a usted una licencia no exclusiva para utilizar dichos materiales curriculares, siempre y cuando esté usted de acuerdo con lo siguiente:

1. Uso de los módulos. Usted puede distribuir estos módulos en forma electrónica a otros proveedores educacionales. Puede hacer y distribuir copias electrónicas o en papel a los estudiantes para propósitos de instrucción, mientras que cada copia contenga este Acuerdo y los avisos de los derechos intelectuales y otros avisos concernientes al módulo. Si baja el módulo desde el internet u otro recurso similar en línea, debe incluir el aviso de los derechos del autor de la Nazarene Publishing House para el módulo con cualquier distribución en línea y en cualquier medio que utilice y que incluya el módulo. Puede traducir, adaptar y modificar los ejemplos y los recursos educativos para el propósito de hacer la enseñanza culturalmente relevante para sus estudiantes. Sin embargo, debe estar de acuerdo en que no venderá estos materiales modificados sin el permiso expreso de la Oficina de Desarrollo del Ministro.

2. Derechos del autor. El módulo es propiedad de la Nazarene Publishing House y está protegido por las leyes de propiedad intelectual de los Estados Unidos y las provisiones del Derecho Internacional. Con las excepciones indicadas anteriormente, no se le otorga a usted ningún derecho sobre la propiedad intelectual de este módulo.

3. Restricciones. No se pueden vender copias de este módulo en forma alguna, excepto para recuperar el costo mínimo de reproducción por medios electrónicos o los gastos de fotocopias.

4. Los derechos no publicados están reservados bajo las leyes de Derechos del autor de los Estados Unidos de América.

Oficina de Desarrollo del Ministro Iglesia del Nazareno 6401 The Paseo Kansas City, MO 64131 EUA

El Curso modular de estudios es un currículo basado en resultados, diseñado para implementar el paradigma educacional definido por las Consultas de Breckenridge. La Oficina de desarrollo del ministro es responsable por el mantenimiento y la distribución del curso modular de estudios ministeriales para la Iglesia del Nazareno.

Los miembros del comité de desarrollo del curso modular de estudios ministeriales fueron:

Michael W. Vail, Ph.D., Editor de las series de estudio Daniel Copp, D.Min., Oficina de desarrollo ministerial Al Truesdale, Ph.D., Seminario Teológico Nazareno (Jubilado) Robert L. Woodruff, Ph.D., Coordinador de educación de Misión mundial Michael W. Stipp, Oficina de desarrollo ministerial

Prólogo de la serie escrito por Al Truesdale Ensayo sobre el diario de reflexión escrito por Rick Ryding Contribuyentes principales. Están incluidos en cada módulo en las Guías para el maestro específicas Contribuyente principal para este módulo Ted Esselstyn Editor George Lyons Traductor José Cardona Revisión Nota: Este módulo no ha sido revisado, posteriormente se hará la revisión editorial.

Introducción

Introducción al sistema de los cursos modulares de estudios ministeriales

El mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros pastores y maestros a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra del ministerio, para edificar el cuerpo de Cristo, (Efesios 4:11-120).

Pues tú, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús. Y lo que has oído de mí entre muchos testigos, esto encarga a los hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros, (2 Timoteo 2:1).

“El programa del Master Teacher Plan (MTP) es uno de los objetivos de aprendizaje de la Estrategia global para la educación teológica – La Gran comisión de pastores para el Siglo 21, preparada por el Instituto de recurso internacional de educación (Junta internacional de educación –IBOE-, Seminario Teológico Nazareno, Servicios para pastores y Misión mundial), capacitación y certificación de pastores-maestros en contenido y metodología para que enseñen los cursos (módulos) en sus localidades.” (Traducción del documento en inglés, revisión Julio 7, 2000)

La Oficina de misiones hispanas y con la aprobación del Comité de estrategia hispana

y de Educación, adoptó el MTP como estrategia integral para la preparación de los nuevos ministros hispanos-latinos en los Estados Unidos y el Canadá, en el cumplimiento de la Gran comisión a través del currículo oficial de los módulos.

Jesús dijo: “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:37-380. Con el acelerado crecimiento de la comunidad hispana-latina en los Estados Unidos y en el Canadá, este mandato de Jesús cobra una enorme actualidad.

Gracias a Dios por los esfuerzos de muchos líderes pioneros, quienes desde hace muchos años han desarrollado programas a lo largo y ancho de los Estados Unidos y el Canadá, para preparar nuevos pastores y líderes en la comunidad hispana nazarena; deseamos que continúe.

Hoy es el tiempo de incrementar la formación de nuevos siervos(as) del Señor para los diferentes ministerios que el reto actual nos impone, el cual es ineludible. Necesitamos fundadores de iglesias, evangelistas, pastores(as) para puntos de predicación, para misiones e iglesias organizadas y para tantos otros ministerios como nuestra creatividad nos pueda guiar.

Son muy alentadoras las iniciativas de los Centros de estudios ministeriales de distritos, la colaboración entre distritos, el programa nacional de ENTE y el programa vía internet de la Universidad Nazarena del Northwest de Nampa, Idaho, quienes están usando el sistema curricular de los módulos.

Reconocimientos

En primer lugar al Dios Todopoderoso que hace todas las cosas posibles.

A la Junta de Superintendentes Generales por la visión de declarar a los Estados

Unidos y al Canadá como campos misioneros.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Al Dr. Tom Nees, Director del Departamento de misión y evangelismo de Estados Unidos y Canadá, por su apoyo en asignar recurso para el proyecto de la traducción de los módulos.

Al Dr. Mike Vail, de la Oficina de la Junta internacional de educación y la Oficina de desarrollo del ministro por su asesoramiento en el proceso formativo de la estrategia del Master Teacher Plan y por facilitar los módulos en inglés.

A todas las personas que de una forma u otra contribuyeron en la elaboración de los

módulos, particularmente a los educadores que los escribieron originalmente en inglés.

A los traductores de los módulos que han hecho posible que este recurso

indispensable para la preparación ministerial llegue a todos los centros de educación

ministerial.

Al Rdo. José Pacheco, Presidente del Comité misional de Estrategia hispana por la edición final de los módulos.

Detrás de todo proyecto siempre hay un grupo de personas que trabajan para ver que

la visión de hoy se convierte en realidad mañana y esa realidad en el impacto del

futuro. A los pastores-maestros que se involucrarán en la enseñanza de los cursos modulares. Los pastores-maestros son los instrumentos que la preparación de los

futuros hombres y mujeres que Dios está llamando al ministerio en los Estados Unidos

y Canadá en el cumplimiento de la Gran comisión.

Esperamos un “nuevo día” en la educación ministerial y una “nueva generación de ministros”.

En su misión, Roberto Hudgson Director Nacional de Misiones hispanas EUA/Canadá Iglesia del Nazareno

Nota: El Master Teacher Plan desarrolló cinco talleres para ayudar en la capacitación de los pastores- maestros, los cuales usted puede ver en el CD de los cursos modulares o en la página de internet:

www.nazarenousacan.org

Prólogo de la serie

Introducción

Una visión para el ministerio cristiano: Educación de los ministros en la Iglesia del Nazareno

El propósito principal para todas las personas, de hecho, de toda la creación, es la adoración, amor y servicio a Dios. Dios mismo se ha dado a conocer en sus actos de creación y redención. Como Redentor, Dios ha llamado a la existencia a un pueblo, la iglesia, quien incluye, celebra y declara su nombre y sus caminos. La vida de Dios con su pueblo y el mundo constituye la historia de Dios. Esa historia está registrada principalmente en el Antiguo y Nuevo Testamentos, y continúa siendo expresada por el Cristo resucitado que vive y reina como cabeza de su iglesia. La iglesia vive para declarar la historia de Dios completa. Esto lo hace de varias maneras: en las vidas de los miembros que están, incluso, siendo transformados por Cristo, a través de la predicación, los sacramentos, el testimonio oral y la misión interna. Todos los miembros del cuerpo de Cristo son llamados a ejercer un ministerio de testimonio y servicio. Nadie está excluido.

En su sabiduría, Dios llama a algunas personas para cumplir el ministerio de la proclamación del evangelio y cuidar del pueblo de Dios en forma conocida como un ministerio ordenado. Dios es el actor inicial de este llamado, no los seres humanos. En la Iglesia del Nazareno creemos que Dios llama y que las personas responden. Ellas no eligen el ministerio cristiano. Todas las personas que Dios llama al ministerio ordenado se admiran de que Él los llamara. Continúan siendo humildes y se admiran del llamado divino. El Manual de la Iglesia del Nazareno dice: Reconocemos y sostenemos que la cabeza de la iglesia llama a algunos hombres y mujeres a la labor más oficial y pública del ministerio” y agrega “La iglesia, iluminada por el Espíritu Santo, reconocerá el llamado del Señor” Manual de la Iglesia del Nazareno, párrafo 400).

Un ministro cristiano ordenado tiene como su principal responsabilidad declarar en muchas formas toda la historia de Dios cumplida en Jesús de Nazaret. Su encargo es “cuidar el rebaño de Dios…no por fuerza, pero con solicitud, no por ganancia deshonesta…no como tomando control de los demás, sino siendo ejemplo del rebaño” (1 Pedro 5:2-3). El ministro cumple este encargo bajo la supervisión de Cristo, el Pastor principal (1 Pedro 5:4). Tal ministerio puede

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

cumplirse solamente después de un período de cuidadosa preparación. De hecho, dadas las siempre cambiantes demandas sobre el ministro, su “preparación” nunca cesa.

Una persona que entra en el ministerio cristiano llega a ser en sentido amplio un mayordomo del evangelio de Dios (Tito 1:7). Un mayordomo es aquel a quien se le confía el cuidado de lo que pertenece a otro. Un mayordomo puede ser aquel que cuida otra persona y administra la propiedad de alguien más. Todos los cristianos son mayordomos de la gracia de Dios. Pero además, en un sentido peculiar, un ministro cristiano es un mayordomo del “misterio de Dios”, que es Cristo, el Redentor, el Mesías de Dios. En toda fidelidad, el ministro es llamado a “dar a conocer el misterio del evangelio” (Efesios 5:19). Como Pablo, él o ella deben predicar fielmente “las inescrutables riquezas de Cristo y hacer a todos los hombre ver cuál es el plan del misterio escondido por las edades en Dios quien creó todas las cosas; para que la multiforme sabiduría de Dios sea dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales” Efesios 3:8-10).

Para cumplir esta comisión, hay mucho espacio para la diligencia y la vigilancia, pero no hay lugar para la pereza o licencia (Tito 1:5-9). Los buenos mayordomos reconocen que son solamente eso, mayordomos, no los dueños, y que darán cuenta de su mayordomía a su dueño. Fidelidad a aquel cargo y al Señor que lo ha dado es la principal pasión de la mayordomía. Cuando es comprendido apropiadamente, el ministerio cristiano nunca se considera como un “trabajo”. Es un ministerio –ministerio único cristiano. No hay mayor responsabilidad o gozo que pueda ser conocido que convertirse en mayordomo de la historia de Dios en la Iglesia de Cristo. La persona que abraza el llamado de Dios para el ministerio ordenado se colocará en la compañía de los apóstoles, los primeros padres de la iglesia, los reformadores de la Edad media, los reformadores protestantes, y muchas personas alrededor del mundo de hoy que gozosamente sirven como mayordomos del evangelio de Dios.

Obviamente, quien no reconozca, o quien comprende pero rechace, lo que es la completa e inclusiva mayordomía de un ministro no debería comenzar en el camino que le guía hacia la ordenación. En un sentido particular, un ministro cristiano debe en todos los aspectos ser modelo del evangelio de Dios. Él o ella están para “evitar” el amor al dinero. En cambio, el ministro debe seguir “la justicia, la piedad, la fe, el

Introducción

amor, la paciencia, la mansedumbre…” él o ella debe “pelear la buena batalla de la fe y echar mano de la vida eterna a la que fueron llamados” (1 Timoteo 6:11-

12).

De ahí, que la Iglesia del Nazareno crea que “el ministro de Cristo debe ser ejemplo en todo para el rebaño (en puntualidad, discreción, diligencia, seriedad, en pureza, comprensión, paciencia y bondad,

en el Espíritu y en el amor sincero; en hablar la verdad

y en el poder de Dios; con armas de justicia a diestra y

a siniestra” (2 Corintios 6:5-7) (Manual, Iglesia del Nazareno, párrafo 401.1). El ministro de Cristo es irreprochable como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no amigo de contiendas, no codicioso de ganancias deshonestas. Debe ser hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo, retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen” (Tito 1:7-9).

Para ser un buen mayordomo de la historia de Dios uno debe, junto con otras cosas, estudiarse a sí mismo cuidadosa y sistemáticamente, antes y después de la ordenación. Esto sucederá no porque él o ella estén obligados a hacerlo, sino por amor a Dios y a su pueblo, el mundo en el cual Él está trabajando para redimir, y por un ineludible sentido de responsabilidad. No exageramos al decir que la actitud que uno trae a la preparación para el ministerio dice mucho acerca de lo que él o ella piensan de Dios, el evangelio y la Iglesia de Cristo. El Dios que llegó a encarnares en Jesús y quien hizo un camino de salvación para todos hizo lo mejor en la vida, muerte y resurrección de su Hijo. Para ser un buen mayordomo, un ministro cristiano debe responder de igual forma. Jesús contó muchas parábolas acerca de mayordomos que no reconocieron la importancia de lo que se les había confiado (Mateo 21:33-44; 25:14-30; Marcos 13:34-37; Lucas 12:35- 40; 19:11-27; 20:9-18).

La preparación, es decir, la preparación de uno en todas sus dimensiones, debe buscarse a la luz de la responsabilidad delante de Dios y su pueblo que el ministerio involucra. Esto implica que uno debe aprovechar los mejores recursos de educación que se tengan a la mano.

La Iglesia del Nazareno reconoce cuán grande es la responsabilidad asociada con el ministerio cristiano y la acepta totalmente. Una manera de reconocer nuestra responsabilidad delante de Dios consiste en enfatizar

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

los requisitos que tenemos para la ordenación y la práctica del ministerio. Creemos que el llamado a, y la práctica del ministerio cristiano es un don, no un derecho o un privilegio. Creemos que Dios toma a un ministro a la más alta norma religiosa, moral y profesional. No nos oponemos a esperar que tales normas deban ser guardadas desde la ocasión del llamado de uno hasta la muerte. Creemos que el ministerio cristiano debe ser primero una forma de adoración. La práctica del ministerio es, a la vez, una ofrenda a Dios y un servicio a la iglesia. Por el milagro de la gracia, la obra del ministerio puede llegar a ser medio de gracia para el pueblo de Dios (Romanos 12:1-3). La preparación de uno para el ministerio también es una forma de adoración.

Los módulos del curso modular que pueden guiar a una persona hacia la candidatura para la ordenación han sido cuidadosamente diseñados para prepararlo para el tipo de ministerio que describimos. Su propósito común es proveer una preparación integral para entrar en el ministerio cristiano ordenado. Estos módulos reflejan la sabiduría, experiencia y responsabilidad de la iglesia delante de Dios. También muestran en gran medida la preocupación de la Iglesia del Nazareno respecto del evangelio, el pueblo de Dios, el mundo por el cual Cristo dio su vida y el ministerio cristiano. Completarlos normalmente le tomará de dos a cuatro años. Pero nadie debería sentirse presionado para cumplir con esta agenda de tiempo.

El estudio cuidadoso de lo que requieren los módulos debe mostrar que, delante de Dios y su iglesia, uno acepta como mayordomo la responsabilidad asociada con el ministerio ordenado.

Contenido

Introducción

Prólogo de la serie

 

iii

Introducción

ix

Unidad 1: Lecciones introductorias Lección 1: Introducción al módulo

1-1

Lección 2: Descubriendo teología en la Biblia

2-1

Unidad 2: Bosquejo de la Biblia Lección 3: El Tora

3-1

Lección 4: Los

profetas

4-1

Lección 5: Los escritos

5-1

Lección 6: El Cristo

6-1

Lección 7: La vida en el Espíritu

7-1

Unidad 3: Conceptos teológicos que unifican Lección 8: El Dios Creador

8-1

Lección 9: El pecado y la salvación

9-1

Lección 10: La relación en el pacto

10-1

Lección 11: Ley, seguridad, y autoridad

11-1

Lección 12: Santidad, paz, y amor

12-1

Unidad 4: Los conceptos de amonestación, evangelización y disciplina Lección 13: Disciplina y discipulado

13-1

Lección 14: Cuando los humanos van muy lejos

14-1

Lección 15: Perdonar y ser perdonado

15-1

Lección 16: Recibido por gracia y dado por gracia 16-1

Unidad 5: Relaciones prácticas Lección 17: Ética bíblica

17-1

Lección 18: Sabiduría y el secreto del tiempo

18-1

Lección 19: La esperanza del futuro

19-1

Lección 20: El camino para la vida perfecta y la verdadera grandeza

20-1

Lección 21: Compromiso a la compasión

21-1

Lección 22: Venciendo el mal

22-1

Unidad 6: Repaso y conclusión Lección 23: Repaso

23-1

Lección 24: Catecismo

24-1

Recursos

(se encuentran en la Guía del estudiante)

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Introducción

La intención del uso de la Guía del maestro

Esta Guía para el maestro sirve como guía para enseñar los principios de La Revelación viva de Dios en la Biblia a estudiantes adultos preparándose para la ordenación en la Iglesia del Nazareno. El contenido está basado en los resultados definidos deseados a través del proceso de colaboración conducido en Breckenridge, CO, EUA entre el 1990 y 1997. El material prepara al pastor-maestro para presentar el tópico proveyendo lecturas de trasfondo, plan de las lecciones, presentación de las lecciones, instrucciones para el maestro y recursos para cada sesión de clase. En las lecciones se proveen las presentaciones de las lecciones, preguntas para discusiones dirigidas y actividades para el aprendizaje definido.

El pastor-maestro que dirija este módulo debe ser ministro ordenado. Idealmente, el pastor-maestro antes de enseñar el curso modular, debe haber recibido los talleres de capacitación para el pastor- maestro de la estrategia educacional del Master Teacher Plan. Esta guía para el maestro supone que el pastor-maestro tenga alguna comprensión de la teología bíblica.

Se supone, además, que los estudiantes que participan en un módulo que usa esta materia serán graduados de la escuela secundaria y serán estudiantes adultos fuera de la edad tradicional de colegio. Se supone que los estudiantes han sido motivados a aprender, y que tienen experiencias adultas de la vida. No se supone que los estudiantes tengan experiencia previa de estudios universitarios.

Reconocimientos

Cada módulo es la acumulación de esfuerzos de varias personas. Alguien escribe el manuscrito original, otros ofrecen sugerencias para fortalecer el contenido y hacer el material más fácil para entender y finalmente un editor prepara el material para su publicación. Este módulo no es diferente y varias personas han contribuido para el mismo. Se ha hecho todo esfuerzo para representar adecuadamente la intención original del contribuyente principal

Introducción

Contribuyentes principales Los contribuyentes principales para este módulo son George Lyons y Ted Esselstyn.

George Lyons es profesor del Nuevo Testamento en la Northwest Nazarene University. Él ha sido profesor en la Olivet Nazarene University, profesor visitante en el Nazarene Theological Seminary en otras instituciones nazarena en el EUA y en las regiones de Misiones mundiales.

El Dr. Lyons ha obtenidos grados académicos de la Olivet Nazarene University, BA; del Nazarene Thological Seminary, MDiv; y de la Emory University, PhD (en Estudios sobre el Nuevo Testamento). Él fue presidente de la Sociedad Teológica Wesleya y miembro de la Sociedad de literatura bíblica.

El Dr. Lyons ha servido como pastor asociado, suplidor de pulpito, maestro de escuela dominical y miembro de varios comités y comisiones denominacionales. Él es un escritor prolífico de libros y artículos y ha sido nombrado como editor de las cartas de Pablo en la nueva serie de comentario propuesto por la Beacon Hill Press.

George y Tere, su esposa, viajan y ha visitado más de 20 países en el mundo. Sus pasatiempos son el viajar, la fotografía y las computadoras.

Dr. Lyons es el contribuyente principal de los capítulos 1, 6, 7, 9, 12, 13, 14, 16, 17, 19, 21, y 23.

Ted Esselstyn es profesor adjunto en el Mount Vernon Nazarene University. El Dr. Esselstyn y su esposa se jubilaron del servicio misionero en el Africa en marzo del 2002 después de haber servido en el continente por 34 años.

Ted nació en Swaziland, África, y creció en el área de Johannesburburg de Sud África. Él es graduado del Eastern Nazarene College, en donde estudió para preparar ministros. Continuó sus estudios en el Nazarene Theological Seminary, Yale University en New Haven, CT y fue pastor de la Iglesia del Nazareno en Wallingfor, CT.

Ted y Joan fueron asignados a África en el 1968. Sirvieron y enseñaron como principal de escuela en Arthurseat en la parte baja de la selva en Sud África. En el 1975 fueron reasignados a Johanesburg en donde Ted sirvió como maestro y rector. En el 1983 a Ted se le pidió que viniera a ser el primer coordinador regional de educación, cuya posición mantuvo hasta que se

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

jubiló. Esta asignación, comenzando y supervisando instituciones educacionales, le llevó a todo país en África en donde la Iglesia del Nazareno tenía instituciones educativas.

Los proyectos mayores en África fueron la Universidad Nazarena en Kenia, y la unión las cuatro escuelas segregadas en Sud África en la formación Colegio Teológico Nazareno. Las becas para estudiantes para estas instituciones son el gran reto para estas instituciones.

El Dr. Esselstyn es el mayor contribuyente para las lecciones 2, 3, 4, 5, 8, 10, 11, 15, 18, 20, 22, and 24.

Historial de revisiones

Tercer cuarto 2005. Revisión 1, la versión corriente,

El bosquejo de la lección, la introducción, el desarrollo de la lección y la conclusión fueron establecidas.

Los resultados que se esperan de este módulo

El Manual, Iglesia del Nazareno, y la Guía internacional de normas de desarrollo para la ordenación definen la preparación educacional para la ordenación. Adicionalmente, cada región de la Iglesia del Nazareno Internacional ha desarrollado directrices educativas para calificar los programas educacionales ofrecidos para ordenación de su propia región.

La Guía de desarrollo ministerial de EUA define resultados para el programa ministerial en conjunto. El módulo ayuda a los candidatos a desarrollar estas destrezas. Otros módulos en el programa también se dirigen a estos mismos resultados. Los resultados específicos con relación a este módulo son:

Resultados que se esperan:

CN7:

La habilidad para describir los conceptos teológicos mayores del Antiguo Testamento

CN14: La habilidad para describir los conceptos teológicos mayores del Nuevo Testamento

En una forma más limitada, las siguientes habilidades son también consideradas:

CH2:

Habilidad para discernir y hacer decisiones basadas en la teología y la ética en medio de un contexto complicado y paradójico.

Introducción

CH4:

Habilidad para entender y aplicar las dimensiones ética únicas del liderazgo espiritual en la iglesia

CH5:

Habilidad para aplicar la ética cristiana a los asuntos de integridad, específicamente al ellos relacionarse a los ministros y los laicos para una fidelidad auténtica cristiana y testimonio público

CH6:

Habilidad para buscar el carácter santo (a la semejanza de Cristo) al practicar la formación de la fe y las disciplinas clásicas cristiana como medios de gracia

CH8:

Habilidad para tomar responsabilidad por su propio desarrollo espiritual de continuo

CN3:

Habilidad para identificar el impulso básico de cada sección mayor del Antiguo Testamento

CN11: Habilidad para identificar los elementos significativos del mensaje de Jesús y de Pablo

CN16: Habilidad para identificar los pasos del análisis histórico, literario y teológico usado en la exégesis

CN23: Habilidad para identificar y explicar la doctrina de la santidad desde la perspectiva Wesleyana

CP7:

Habilidad para concebir y articular el propósito, la misión, la visión y de desarrollar un plan estratégico que fortalezca una visión unificada

CP21: Habilidad para visualizar, orden, participar en la adoración fundamentada en la teología contextualizada y de dirigir servicios apropiados para las ocasiones especiales (bodas, funerales, bautismos, y la celebración de la Santa Cena)

CP22: Habilidad para preparar, organizar y presentar sermones bíblicos bien fundamentados usando las técnicas apropiadas y las destrezas en las formas culturalmente apropiadas (vea además:

CP25, CP28, CP31, CP34)

Declaraciones sobre los resultados que se esperan

El estudiante debe adquirir la habilidad para entender y articular la historia coherente de Dios, su pueblo, y del mundo como son presentadas en la Escrituras.

El estudiante debe adquirir un entendimiento de la base exegética para formar convicciones teológicas y éticas bien fundamentadas.

Los estudiantes deben adquirir una apreciación mayor del impacto de las realidades contextualizadas sobre las afirmaciones teológicas

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

de los autores bíblicos y la necesidad por un entendimiento de su propio contexto para poder apropiarse de la teología bíblica.

El estudiante debe adquirir la habilidad para formular convicciones teológicas y éticas apropiadas.

Al completar exitosamente este módulo, los estudiantes deben haber adquirido la habilidad para:

Entender, aceptar, y explicar la Biblia como una revelación viva de Dios a los creyentes en el contexto de hoy.

Discernir y aplicar apropiadamente los conceptos teológicos en la Biblia a las situaciones practicas de la vida en el mundo de hoy.

Delinear formas en las cuales la Biblia ha de ser un recurso valioso para criticar la cultura, formar perspectivas mundiales, establecer convicciones teológicas, dirigir la formación espiritual como también como una guía para ministerios prácticos hacia los demás y como una cama de semillas para el desarrollo de sermones. Conocer el impulso teológico de los componentes mayores de la Biblia juntamente con los temas unificadores del todo y de las contribuciones distintivas de los varios autores.

Acerca de este módulo

Un módulo es compuesto de dos partes mayores-la Guía del maestro y la Guía del estudiante. Ambas son necesarias para toda la información del material y actividades de aprendizaje relacionadas con el tópico del módulo. Necesitará una copia de ambas.

Hemos tratado de diseñar este módulo para que sea flexible y se adapte a su situación. Usted, como el maestro, necesita estar familiarizado con la información, actividades, preguntas y asignaciones provistas en ambas guías. En algunos casos tendrá que modificar las ilustraciones o preguntas para satisfacer las necesidades de sus estudiantes.

Racionamiento

La teología bíblica intenta hacer un sumario y sintetizar las fibras principales de las asunciones diversas teológicas y de las afirmaciones de la Biblia. La Biblia no es un texto de teología sistemática. Sin embargo, los Wesleyanos comparten las convicciones protestantes de que las Escrituras deben proveer la fuente fundamental para toda reflexión teológica que

Introducción

es verdaderamente cristiana. La predicación auténticamente cristiana debe surgir responsablemente del texto bíblico.

La meta de este módulo es ayudar al estudiante a pensar en la Biblia más como una antología de la literatura clásica del Israel antiguo y la Iglesia primitiva. Es esto, pero es también un recurso esencial para definir lo que debe caracterizar la fe y la práctica contemporánea cristiana.

¿Cómo uno se mueve de la Biblia—con sus afirmaciones exaltantes de la fe al lado de las tediosas listas genealógicas; leyes levíticas extrañas, poesías, proverbios, y profecías; anécdotas de los patriarcas; intriga en los palacios; historias de milagros; malos entendimientos; la mal práctica de la justicia; cartas a iglesias confundidas y muchas veces contrariadas; visiones grotescas del futuro; - al credo de los apóstoles? ¿Y mucho menos un sistema teológico completamente desarrollado como el Wesleyanismo?

¿Cómo predica uno de la Biblia en una forma que toma la misma seriedad su origen de miles de años atrás en un ambiente cultural, social, económico y político dramáticamente diferente al nuestro, y de las necesidades que presionan a aquellos que se reúnen semana tras semana en nuestras iglesias esperando escuchar un mensaje edificante de este libro?

Es la tarea intimidante de la teología bíblica ordenar claramente el testimonio de la Biblia sobre la involucración de Dios en las vidas de la gente que ha muerta hace ya mucho tiempo para discernir las verdades eternas que deben moldear nuestro entendimiento de Dios y la vida como su pueblo en el presente y nuestras aspiraciones para el futuro.

Notas de los autores originales

Propósito

La función de este curso es capacitar al estudiante a descubrir la variedad de formas en las cuales la Biblia instruye a los cristianos de hoy en día en sus vidas de fe y en el caminar en fidelidad como el pueblo de Dios, renovados en Jesucristo en el poder santificador del Espíritu Santo. Dios es el carácter central de ambos, Antiguo y Nuevo testamentos. Toda la Biblia expresa sus instrucciones e interacciones con su pueblo, culminando en la revelación de Sí mismo en, y a través de Jesucristo, y hecho personal y real por el don universal del Espíritu Santo.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

El enfoque que este módulo toma del material bíblico es primordialmente temático, reconociendo los temas que se entretejen y las riquezas de las instrucciones que expresan. Al mismo tiempo trabaja desde el fundamento canónico de la escritura – el Tora, la historia y los profetas de Israel, la colección diversa de otros escritos en la Biblia hebrea, los evangelios, las cartas a la comunidades de Pablo y otros escritos del cristianismo en sus comienzos. Éstos proveen la base para el entendimiento de la revelación de la gracia de Dios por Sí mismo y sus intenciones para su pueblo.

Presuposiciones metodológicas

La perspectiva de la cual nos acercamos a la palabra escrita de Dios es cristiana y sin pedir disculpas en ninguna forma. Entendemos el Antiguo Testamento a través de las instrucciones del Nuevo Testamento, la Iglesia Cristiana, y el movimiento de santidad Wesleyano. El contexto del escrito y el canon informan la información que recibimos apropiadamente. El origen divino y la expresión humana de la palabra escrita—la Biblia—y la palabra viva-Jesucristo-deben ser entendidos y apreciados.

Si siente que será de ayuda a los estudiantes, puede darle copias de esta sección.

Preparación y formulación de declaraciones

Para prepararse para la lección 23, es esencial que el estudiante prepare notas personales sobre cada lección al progresar a través del módulo. Estas notas no serán sometidas al maestro para ser evaluadas. Son para el uso personal de los estudiantes. Sin estas notas, no podrán cumplir con los requisitos de preparar un catecismo como lo requiere el sílabo.

Tiene que darle atención especial a cada uno de los temas seleccionados para la atención en las varias lecciones del módulo y los fundamentos bíblicos o bases para estos temas.

Note también los tópicos de apoyo más significativos dentro de los temas más amplios y comprensivos y el apoyo bíblico para ellos.

Note los libros específicos bíblicos y capítulos que le impresionaron como jugando el lugar más crucial en moldear la teología cristiana. Claramente, algunos pasajes han sido más influyentes que otros. ¿Cuáles son? ¿Cómo lo hicieron?

Note, además, los libros y los capítulos que parecen ser abandonados en esta encuesta selectiva de la teología bíblica. ¿Cómo podría la atención a estos pasajes abandonados haber alterado significativamente las vueltas de la teología bíblica que se ha presentado aquí?

Introducción

¿Puede pensar sobre algún tema mayor bíblico que el autor falto de tratar en esta encuesta? ¿Cuáles son, y que pasaje bíblicos podrían haber sido usados para la encuesta de estos temas?

Note los temas parecidos inevitables. ¿Proveen las conexiones internas entre los temas una base para discernir un tema que lo cubra todo o de soporte que pueda ser considerado el tema central de la Biblia entera?

Note los puntos discordantes o desunidos que aparecen en este estudio de las varias teologías bíblicas. La Biblia no es sistemática en su enfoque hacia la teología, así que estos se esperan. Además, siendo que la Biblia es una antología que se desarrolló a través de muchos siglos, los autores y las comunidades que primero escribieron y recibieron los libros que componen la Biblia se enfrentaban a asuntos que cambiaban y retos que requerían diferentes enfoque y énfasis.

Comparta algunos pensamientos en cuanto a cómo estas notas puedan contribuir para la asignación del catecismo.

Palmer, Parker J. El valor para enseñar: Explorando el paisaje

interno de la vida del maestro. San Francisco: Jossey-Bass, 1998, 115-

40.

Palmer, 118.

Nota sobre la metodología del editor de la serie

En su libro El Valor para enseñar, Parker Palmer describe una alternativa para una estrategia de la enseñanza y el aprendizaje con la dicotomía de los

modelos para el salón de clase de encentrarse en el maestro o encentrarse en el estudiante. Él sugiere la alternativa que es el modelo de centrarse en el tema. En un salón de clase centrándose en el tema, el tema – en este caso la Biblia- no es maestro ni el maestro requiere el centro de atención. El tema provee la medida de nivelar, el estándar que une al maestro y el estudiante como responsables por lo que dicen y lo que hacen.

“En un salón de clase centrado en el tema, la tarea central del maestro es darle a la gran cosas (el tema) una voz independiente-una capacidad para hablar su verdad bastante separada de la voz del maestro en términos que los estudiantes puedan escuchar y entender.” Luego el maestro modela para el estudiante formas para acercarse, interpretar y entender el tema. El maestro no entrega conclusiones de sus estudios a los estudiantes, pero demuestra los métodos que un profesional usa para sacar significado del tema.

La narrativa de la Biblia contiene muchas verdades teológicas y un estudio exhaustivo de ellas requerirá el vivir muchas vidas. Este módulo no puede esperar

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

tratar con la perspectiva total de la teología bíblica, pero a través de los ejemplos presentados en esta lección, los estudiantes deben buscar entender los métodos de estudio que le permitirán explorar las riquezas de la narrativa de la Biblia para el crecimiento personal, la predicación, la enseñanza y el ser guiado.

Palmer, 122.

En vez de usar el tiempo de clase para decirle a los estudiantes lo que otros saben acerca del tema, el maestro debe dar “ejemplos pequeños pero críticos de los datos de la (teología bíblica) para ayudar a los estudiantes a entender cómo los otros que saben (la teología bíblica) generan los datos, revisan y corrigen los datos, piensan acerca de los datos, y usan los datos, y comparten los datos con los demás.”

Con ese fin, las lecciones contienen muchos ejemplos sobre “el hacer” teología bíblica. El maestro puede necesitar el seleccionar ejemplos específicos para las actividades en clase que serán particularmente relevantes a los estudiantes, su cultura y sus necesidades. Los otros ejemplos dentro de las lecciones pueden ser asignados como lecturas para leer y los estudiantes pueden tomar los ejemplos adicionales en la Guía del estudiante para referencias en el futuro.

Desarrollo del módulo

Una de las razones para desarrollar este módulo es para beneficio de la educación por extensión. Entendemos que maestros por todo el mundo son llamados a enseñar los cursos que no están en sus áreas de especialidades, pero que las enseñan porque que vieren ver pastores entrenados y líderes desarrollados para la iglesia. La educación por extensión es básica para el crecimiento rápido de la iglesia. Queremos proveer este módulo como un recurso para los educadores por extensión. Si ayuda a otros en el camino, eso está bien, también.

Otra razón para desarrollar este módulo es para equipar a los maestros nativos a su cultura. Creemos que un curso como este es mejor enseñado y contextualizado por alguien dentro de la cultura de los estudiantes. Hay muchos finos maestros quienes son líderes de iglesias alrededor del mundo que no tienen altos grados académicos en teología, pero que tienen las destrezas para enseñar un módulo como este efectivamente. Los queremos liberar para que lo hagan, y al hacer esto, así mejorar el módulo y hacerlo más dinámico y significativo para su contexto de lo que

Introducción

sería si nosotros insistiéramos en controlarlo y enseñarlo nosotros mismos.

Acerca de esta Guía para el maestro

Nota: Es crítico recordar que la participación activa de los estudiantes realzará su aprendizaje. Eso quiere decir que usted no sólo compartirá información. Este módulo no se trata de usted. El enfoque del módulo es ayudar a los estudiantes a aprender. Su papel es diseñar un medio ambiente en el cual sus estudiantes aprendan. Algunas veces presentará las lecciones. En otros tiempos dirigirá las discusiones o asignará a los estudiantes a trabajar en grupos. Esta clase de actividades mantienen a los participantes en el proceso de aprendizaje. Aprender es una actividad de equipo.

La Guía para el maestro ha sido escrita para guiar al maestro en su preparación para enseñar este módulo. Contiene planes de lecciones completas y recursos para proveer un diseñó educativo sólido del tópico. Usted necesita prepararse para cada lección con bastante anticipación antes de la hora de reunirse. Frecuentemente hay sugerencias para lecturas de preparación para el maestro o quizá usted conozca algunos materiales de referencias adicionales que querrá incluir en la lección.

Se escogió un formato de dos columnas en la Guía para el maestro. La columna a la derecha contiene el material para enseñar la lección, descripción de las actividades, y preguntas para mantener a los estudiantes involucrados. Las preguntas de las cuales se esperan respuestas o ser discutidas por los estudiantes se encuentran el tipo itálico. La columna izquierda es para sugerir instrucciones a usted, el maestro. También contiene ejemplos que usted puede usar para ilustrar conceptos en la presentación de la lección. Cuando sea posible, usted debe usar ejemplos de su propia experiencia y del contexto de la vida real de sus estudiantes.

Se han dejado grandes espacios en blanco en la columna de la izquierda para permitirle escribir notas y personalizar la Guía del maestro.

La Guía del maestro tiene dos componentes principales: Introducción a la Guía del maestro y planes de las lecciones. Provee una filosofía de enseñanza para estudiantes adultos, trasfondo de información para organizar el módulo, e ideas para conducir las lecciones.

Cada sección de la Guía para el maestro está marcada con un número de página de dos partes. La página de la lección 3, numerada “3-5”, indica que el primer número es el de la lección y el segundo, la página del recurso dentro de esa lección.

Los planes de la lección están completos en sí mismos. Contienen el bosquejo de la lección, la introducción, el desarrollo de la lección y la conclusión. El bosquejo de la lección provee una herramienta de planeación para preparar y conducir cada lección.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

La Introducción de la lección debe llamar la atención de los estudiantes, requerir responsabilidad al presentar las asignaciones dadas, orientación sobre el lugar que ocupa la lección en el módulo, definir los objetivos de aprendizaje y prepararlos para las actividades de aprendizaje.

El Desarrollo de la lección es el mensaje central de la lección. La clave es mantener a los estudiantes activamente involucrados. Aún en la presentación de las lecciones, haga preguntas que motivarán a los estudiantes a pensar en el contenido y no solamente escuchar la lección.

El siguiente cuadro enseña la continua participación del estudiante en diferentes métodos de aprendizaje. La presentación de la lección por el maestro requiere la mínima participación del estudiante, y el estudio independiente la mayor participación del estudiante.

Continuidad en métodos

Baja participación Alta participación Didáctica (Externa al que aprende) Experimental (Interna al que aprende)
Baja participación
Alta participación
Didáctica
(Externa al que aprende)
Experimental
(Interna al que aprende)
Oír clase
Demostración
Instrumentación
Representación
Estudio
Independiente
Presentación
Caso para
Cuadros
Indirecta
Estudio
Mentales
Simulación

Una variedad de actividad de aprendizaje se usa para presentar información y dejar que los estudiantes experimenten con su nuevo conocimiento. Cada individuo tiene una serie de métodos preferidos para aprender y él o ella tienen diferentes experiencias en su vida que pintarán o filtrarán lo que él o ella realmente aprendan. Una variedad de actividades para aprender ayuda a los adultos a adaptarse a la tarea de aprender- con escuchar, con hacer, con leer, con discutir, o con una combinación de estas. Los estudiantes deben tener oportunidades para examinar y aclarar su nuevo conocimiento, hablando con el maestro y otros estudiantes y aplicar los nuevos

Introducción

conocimientos en situaciones reales o imaginadas tan pronto le sea posible.

La conclusión de la lección da tiempo para contestar preguntas, revisar información, conectar la lección a lecciones futuras, dar asignaciones y puntualizar el final. La conclusión no provee ninguna información nueva sino un sentido de clausura a la lección.

Las asignaciones de tareas son actividades importantes para el aprendizaje. Proveen una oportunidad al estudiante para sintetizar el conocimiento del salón de la clase. Trabajar en estas asignaciones también extiende la experiencia del aprendizaje más allá del tiempo en el salón de clase

El estudiante—especialmente el estudiante adulto— necesita una opinión evaluativa frecuente y oportuna sobre su aprendizaje. Mientras que la interacción con los otros estudiantes ayuda al estudiante a refinar lo que está aprendiendo, la evaluación del maestro es crucial para reforzar el aprendizaje del estudiante y para que persevere en el programa de estudios ministeriales.

Es su responsabilidad como maestro de este módulo proveer oportunas respuestas a las asignaciones de las tareas para realzar el proceso de aprendizaje. El ideal es que el estudiante entregue sus asignaciones al principio de la próxima sesión de clase.

La revisión y las respuestas a las asignaciones también le proveerán al maestro información crítica de lo que los estudiantes están aprendiendo, y de qué tan bien va progresando el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Siendo que estos módulos están preparando al estudiante para la ordenación más bien que dirigirlos a un título universitario, una calificación de letra o números tal vez no sean apropiadas. Sus respuestas a las asignaciones de los estudiantes deben estar bien pensadas y en la mayoría de los casos debe ser por escrito. Su propósito siempre será refinar y realzar el proceso de aprendizaje del estudiante.

Calificaciones en letras o números no serán presentadas a la conclusión del módulo como señal de haberse completado. El completar el módulo está basado en la asistencia a la clase, la participación, la entrega de las asignaciones demostrando competencia en las declaraciones sobre habilidades.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Recomendaciones para imprimir. Usted puede imprimir esta guía si desea. Los segmentos de introducción y plan de la lección están preparados para imprimirse en ambos lados del papel. Las páginas de los recursos deben imprimirse de un lado para usarse como transparencia o como hoja de distribución.

Acerca de la Guía del estudiante

La Guía del estudiante para este módulo contiene el prólogo de la serie, reconocimientos, el sílabo, los recursos para la enseñanza, los objetivos de aprendizaje y las asignaciones. La Guía del estudiante debe entregársele a cada estudiante en la forma más conveniente para el estudiante.

Los recursos de enseñanza están reproducidos en la Guía del estudiante. Cada hoja de recurso está numerada para la lección en la cual el recurso primero fue usado. La primera página para el primer recurso de la lección dos está numerada “2-1”. En la Guía del maestro, en la columna de la izquierda, se le informará cuando debe referirse al recurso apropiado.

La primera página para cada lección:

Recuerda a los estudiantes las asignaciones que se deben entregar

Presenta los objetivos para el aprendizaje

Da las instrucciones para las asignaciones

A veces incluye citas relevantes a la lección

Para cada lección, hay varias partes de base, las cuales hemos llamado simplemente “recursos”. Ellos ayudan al fluir de la lección. Algunos recursos son bosquejos básicos que guían al estudiante durante la presentación de la lección. Otros son para dirigir la discusión en los grupos pequeños. Para algunas lecciones, recursos de datos y estadísticas son presentados. Para algunos módulos, información sobre los recursos para las asignaciones es incluida.

Usted tiene que determinar cómo usará cada recurso en su contexto. Si tiene un proyector de transparencias disponible, entonces puede hacer transparencias, reemplazando el papel con el material para preparar las transparencias. También puede usar el material para preparar presentaciones en power point.

El maestro puede hacer fotocopias de los recursos para el uso de sus presentaciones en clase. Hay espacio para añadir notas en la Guía del estudiante de un libro de texto o de las lecturas sugeridas para el maestro. Puede añadir sus propias ilustraciones

Introducción

Recomendaciones para imprimir la Guía del estudiante. Para el uso del estudiante, es mejor en un sólo lado del papel.

Horarios sugeridos para las clases

Las lecciones del módulo han sido diseñadas para una duración de 120 minutos. Cada lección está completa en sí mismo con introducción, desarrollo y la conclusión. Van en secuencia lógica. Cada lección asume que los estudiantes han dominado el material presentado en lecciones previas. Las lecciones pueden ser agrupadas en una variedad de formas para ajustarse a los horarios de los estudiantes.

Cuando las lecciones se enseñan en horarios regulares, los maestros tendrán que ajustar sus asignaciones de las tareas considerando que los estudiantes no tendrán

el tiempo entre lecciones para cumplir con sus

asignaciones. Es importante que el maestro prepare y planee sus lecciones con anticipación.

A continuación algunas sugerencias-entre muchas- de

formas en que se pueden organizar las reuniones de clases.

1. Residencia. La clase se puede reunir dos días en semana por 120 minutos. Presente una lección en cada sesión. Tiempo total: 12 semanas.

2. Educación por extensión. La clase se puede reunir un día, o por la noche, cada semana por 4 a 4 horas y media. Presente dos lecciones en cada reunión con un receso entre lección. Los estudiantes tendrán que viajar a un lugar central para las reuniones. Así que haga que el tiempo de ellos sea de valor. Tiempo total: 6 semanas.

3. Módulo intensivo. Por lo largo y profundo de este módulo, y por el tiempo requerido para lograr las habilidades que se presentan, no se recomienda que este módulo sea enseñado en el formato intensivo. Es posible que se puedan ofrecer tres clases en un día (tal vez sábados), una en la mañana y dos por la tarde y repetirse por 8 semanas. Tiempo total: 8 semanas

Este módulo está dividido en 6 unidades. El progreso

de las mismas se puede observa en el siguiente cuadro. Se ha dejado espacio para que llene las fechas

y las horas en las cuales se reunirá la clase.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Fecha

Lección

 

Unidad 1: Lecciones introductorias

 

1. Introducción al módulo

 

2. Descubriendo teología en la Biblia

 

Unidad 2: Bosquejo de la Biblia

 

3. El Tora

 

4. Los profetas

 

5. Los escritos

 

6. El Cristo

 

7. La vida en el Espíritu

 

Unidad 3: Conceptos teológicos que unifican

 

8. El Dios Creador

 

9. El pecado y la salvación

 

10. La relación en el pacto

 

11. Ley, seguridad y autoridad

 

12. Santidad, paz y amor

 

Unidad 4: Los conceptos de amonestación, evangelización y disciplina

 

13. Disciplina y discipulado

 

14. Cuando los humanos van muy lejos

 

15. Perdonar y ser perdonado

 

16. Recibido por gracia y dado por gracia

 

Unidad 5: Relaciones prácticas

 

17. Ética bíblica

 

18. Sabiduría y el secreto del tiempo

 

19. La esperanza del futuro

 

20. El camino para la vida perfecta y la verdadera grandeza

 

21. Compromiso a la compasión

 

22. Venciendo al mal

 

Unidad 6: Repaso y conclusión

 

23.

Repaso

 

24.Catecismo

Recomendación de libro de texto

Cada módulo dentro del curso modular de estudios ministeriales tiene la intención de ser independiente a un libro de texto. Esto no implica que los módulos sean irrelevantes a los libros de texto o que el contenido del módulo no pueda ser enriquecido por seleccionar y requerir que los estudiantes estudien un libro de texto juntamente con las lecciones provistas en la Guía del maestro.

Si estos módulos son adaptados para los países fuera de los países en los cuales se habla el inglés en América del Norte, un libro específico de texto no esté disponible en el idioma de los estudiantes. Por lo tanto, el módulo no depende de un libro de texto. El maestro

Introducción

puede seleccionar un libro de texto sano en la doctrina que esté disponible para los estudiantes.

Texto recomendado

Estudiantes en inglés: Cada estudiante debe tener una de las versiones modernas de la Biblia. Para los estudiantes en español: Las citas serán de la Versión Reina-Valera 1995.

Recurso recomendado en inglés—algunas asignaciones se darán considerando este recurso.

Alexander, T. Desmond y otros, eds. Nuevo Diccionario de Teología Bíblica (NDBT). Downers Grove, IL:

InterVarsity Press, 2000. Este recurso está disponible en forma de libro o en un CDROM, La colección esencial de referencias IVP. Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2001. El CDROM contiene 13 IVP referencias de libros.

Una agenda oculta

Asunto de currículo oculto…porque de la manera en que enseñamos enseña

En cada sesión, hay ciertos elementos metodológicos y del medio ambiente que considerar.

Primero, considere el arreglo del salón de clase. Cuando sea posible, el salón debe ser arreglado para alentar un sentido de comunidad. Debe sentarse el grupo en un círculo o alrededor de una mesa. Si el grupo es muy grande, se pueden arreglar las sillas para que faciliten el movimiento para agruparse para los grupos de discusión.

Segundo, considere como se presenta usted como maestro/a. Pararse detrás de un atril con sus estudiantes sentados en filas delante de usted dice que usted está sobre los estudiantes y tiene algo que darles (aunque en un grupo muy grande esto de pararse para enseñar es inevitable). Sentarse como parte del círculo hace al maestro/a un compañero/a de estudios en el mismo nivel que los estudiantes. Hable naturalmente. Ponga atención minuciosa a sus estudiantes y valorice las cosas que compartan. Aprenda sus nombres. Anime a la participación. Recuerde que usted está modelando para ellos, y que de la manera en que usted enseña, les enseñará mucho más que los que las palabras que usted diga.

Tercero, invite la presencia del Espíritu al salón de clase. Haga esto cada vez que reúna la clase.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Cuarto, el compartir historias hace más que ayudar a los estudiantes a empezar a reflexionar sobres sus propias experiencias cristiana. Es una forma de fomentar comunidad entre los estudiantes. Esto es más que un ejercicio para marcar como hecho. Es vital para asentar el tono de una comunidad intencional.

Cuando el tiempo de reunión exceda los 90 minutos, considere un receso. El tiempo de receso es un tiempo importante para edificar el sentido de comunidad. Manténgase disponible a los estudiantes durante este tiempo. Considere ofrecer café o refrescos durante este tiempo para fomentar compañerismo.

El Diario de reflexión: la clave para la formación espiritual

El diario de reflexión personal es una asignación mayor en cada módulo en el Curso modular de estudios ministeriales. Es el elemento que ayudará a la integración espiritual y a la aplicación ministerial del contenido del módulo, ya sea que el módulo se concentre en contenido, competencia, carácter o contexto. El diario se asegura que el componente “ser” de los componentes, “ser”, “saber” y “hacer” esté presente en cada módulo en el cual usted participe. ¿Qué es un diario de reflexión personal y cómo puede lograrse con significado?

El Sílabo tiene esta explicación de cómo mantener su Diario de reflexión al corriente. Su Diario de reflexión provee el componente de formación espiritual para el módulo y es una parte integral de la experiencia de aprendizaje.

Llevar el diario de reflexión es una forma efectiva para que los estudiantes puedan pensar más allá del salón de clase hacia las aplicaciones de la vida real considerando conceptos aprendidos en el salón de clase.

Deje que los estudiantes lean la sección sobre anotación de un diario de reflexión durante la revisión del sílabo en la lección 1 y enfatice que anotar en el diario es una asignación para cada lección en el módulo.

Cuando dé las asignaciones para cada lección, asigne el escribir en el diario de reflexión cada vez que la clase se reúna.

Diario de reflexión: una herramienta para la reflexión personal e integración

La participación en el curso de estudios es la esencia de su preparación ministerial. Para completar cada módulo se le pedirá que escuche las presentaciones en la clase, lea varios libros, participe en las discusiones y haga trabajos por escrito. La meta es dominar el contenido.

Otra parte, igual de importante, de la preparación

ministerial es la formación espiritual. Algunos llamarán

a la formación espiritual, devocionales, mientras que

otros crecimiento en gracia. Cualquiera que sea la manera en que se llame a este proceso, se refiere al cultivo intencional de su relación con Dios. El trabajo del curso será valioso para agregar a su conocimiento,

a sus destrezas y su habilidad para realizar el

ministerio. El trabajo espiritualmente formativo tejerá

todo lo que usted aprenda en la tela de su ser, permitiendo a su educación fluir de su mente hacia su corazón y hacia aquellos a quien usted sirve.

Aunque hay muchas disciplinas espirituales para

Introducción

ayudarle a desarrollar su relación con Dios, escribir un diario de reflexión espiritual es una herramienta esencial para unir todas ellas. Escribir el diario significa simplemente guardar un registro de sus experiencias y sus intuiciones que ha ganado a lo largo del camino. Es una disciplina, pues requiere una buena cantidad de trabajo que fielmente se debe invertir en la realización de su diario. Muchas personas confiesan que esta es una práctica que dejan de practicar debido a las presiones que vienen de sus otras muchas ocupaciones. Incluso, cinco minutos diarios invertidos en su diario pueden hacer una gran diferencia en su educación y su desarrollo espiritual. Permítame explicar.

Considere el tiempo invertido en su diario como si fuera tiempo compartido con su mejor amigo. Dentro de sus páginas usted podrá escribir sus sinceras y francas reacciones a los eventos del día, las nuevas comprensiones que usted obtiene en las clases, una cita escogida de algún libro, un “ajá, ajá” que viene a usted cuando dos ideas son conectadas. No es como un diario corriente en el cual se registran los acontecimiento diarios sin un dialogo personal. Es el almacén para todos sus pensamientos, reacciones, oraciones, visiones y planes. Aunque algunas personas, les gusta tener diarios algo complicados, con una sección para cada tipo de reflexiones, otros encuentran que un comentario sencillo es más valioso. En todo caso, siempre apunte la fecha y el lugar para cada registro que haga en su diario. Esto le ayudará para cuando llegue el momento de revisar sus pensamientos.

Es importante conversar un poco en cuanto a la logística de la escritura de un diario de reflexión espiritual. Todo lo que necesitará para comenzar es un lápiz y un papel. Algunos prefieren las hojas sueltas con tres agujeros para colocar en un cartapacio, mientras que otros prefieren un cuaderno con espiral, mientras que otros disfrutan utilizando un cuaderno de composición. Cualquiera que sea el estilo que utilice, lo más importante es desarrollar un patrón que trabaje para usted.

El establecimiento de un tiempo y un lugar para escribir su diario de reflexión es esencial. Si no hay un espacio específico asignado para escribirlo, su diario simplemente no se realizara con la regularidad necesaria como para que sea de valor. Parece natural invertir tiempo en escribir su diario al final del día, cuando usted puede cernir todo lo que ha transpirado. Sin embargo, los compromisos familiares, las

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

actividades nocturnas y el cansancio pueden interferir con este espacio de tiempo. Las mañanas ofrecen otra posibilidad. El dormir filtra muchas de nuestras experiencias y conclusiones del día anterior, y registrarla será lo primero que hará en la mañana. Junto con el tiempo devocional, escribir el diario de reflexión, le permiten a usted comenzar a tejer sus experiencias con la palabra de Dios, y también con el material del curso que usted ha estado preparando en el quemador de su mente. Probablemente usted encontrará que llevar su diario de reflexión consigo le permitirá a usted apuntar esas ideas que se vienen en distintos momentos a lo largo del día.

Parece ser que hemos estado diciendo que el diario de reflexión se debe escribir a mano. Algunos se estarán preguntando si se puede hacer en la computadora. Tradicionalmente hay una conexión natural entre el lápiz y el papel. Es más personal, directo, estético. Es flexible, portátil y disponible.

Con el uso regular, el diario de reflexión se convierte en el almacén de su jornada. Así como es de importante hacer los registros regularmente, igual de valioso es revisar su trabajo. Lea al final de la semana todos los apuntes de esa semana. Haga una declaración sumaria y note los movimientos del Espíritu Santo en su propio crecimiento. Haga una revisión mensual de su “diario de reflexión” cada 30 días. Esto podría hacerse mejor en un retiro de medio día, en el cual puede devotamente enfocar sus pensamientos en la soledad y el silencio. A medida que lo haga, usted podrá ver el valor acumulado de la Palabra de Dios, su trabajo en el curso y sus experiencias en el ministerio, en una manera que usted no habría considerado posible. Esto es integración:

tejer el desarrollo de la fe con el aprendizaje. La integración mueve la información desde su cabeza a su corazón para que el ministerio sea un asunto de “ser” más que solamente “hacer”. Escribir su diario de reflexión le ayudará a contestar la pregunta central de la educación: “¿Por qué hago lo que hago cuando lo hago?”

El diario de reflexión espiritual es el pivote de la preparación ministerial. Su diario es la crónica de su jornada a través de la madurez espiritual y del dominio del contenido de su preparación académica. Estos volúmenes tendrán ricos acercamientos que integrarán los elementos de su educación juntos. Un diario de reflexión es la herramienta para la integración. Consejo: ¡Que pueda valorar el proceso de escribir su diario de reflexión!

Bibliografía

Introducción

Alexander, T.D. From Paradise to the Promised Land:

An Introduction to the Main Themes of the Pentateuch. Grand Rapids: Baker Academic, 2002.

Anderson, Bernard (ed.). Creation in the Old Testament. London: Fortress Press, 1984.

Banks, R. Jesus and the Law in Synoptic Tradition. Cambridge: CUP, 1975.

The Tyranny of Time. Eugene, OR: Wipf & Stock Publishers, 1997.

Barr, J. Biblical Words for Time. London: Allenson- Breckinridge Books, 1969.

Bauckham, R.J. God Crucified: Monotheism and Christology in the New Testament. Grand Rapids:

Wm. B. Eerdmans Publishing Company, 1999.

Baum, G., and H. Wells (eds). The Reconciliation of Peoples: Challenge to the Churches. Maryknoll, NY:

Orbis Books, 1997.

Behm, J., and E. Würthwein. “Forgiveness,” in Kittel, G., and G. Friedrich (eds.). Theological Dictionary of the New Testament, vol 4. Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans Publishing Company, 1977: 975-1008.

Blocher, H.A.G. Evil and the Cross: Christian Thought and the Problem of Evil. Downers Grove, IL:

InterVarsity Press, 1994.

Bowe, Barbara E. Biblical Foundations of Spirituality. Lanham, MA: Rowman & Littlefield, 2003.

Brewer, David I. Techniques and Assumptions in Jewish Exegesis Before 70 CE. Tübingen: Mohr (Siebeck), 1992.

Brower, K.E., and M.W. Elliot (eds.). The Reader Must Understand: Eschatology in Bible and Theology. Downer’s Grove, IL: InterVarsity Press, 1998.

Brown, Raymond. The Critical Meaning of the Bible. New York: Paulist Press, 1981.

Carr, G. Lloyd. The Song of Solomon, Tyndale Old Testament Commentaries. Downers Grove, IL:

InterVarsity, 1984.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Childs, Brevard S. Biblical Theology in Crisis. Philadelphia: Westminster Press, 1970.

Clements, R.E. God and Temple. Philadelphia: Fortress Press, 1965.

Come Ye Apart, Vol 64, No 1. Kansas City: WordAction Publishing Company, 2003.

Crenshaw, James L. “Theodicy” in The Anchor Bible Dictionary. Garden City, NY: Doubleday, 1992.

Cullman, O. Christ and Time: The Primitive Christian Conception of Time and History. Philadelphia:

Westminster Press, 1964.

The Christology of the New Testament. Philadelphia: Westminster Press, 1963.

Derrett, J.D.M. Law in the New Testament. London:

Darton, Longman & Todd, 1970.

Dixon, Larry. The Other Side of the Good News:

Confronting Contemporary Challenges to Jesus’ Teaching on Hell. Wheaton, IL: Bridgepoint, 1992.

Dockery, David (ed.). Holman Bible Handbook. Nashville: Holman Bible Publishers, 1992.

Dumbrell, W.J. Covenant and Creation: An Old Testament Covenantal Theology. Grand Rapids:

Baker Book House, 1984.

Dunn, J.D.G. Baptism in the Holy Spirit: A Re- examination of the New Testament Teaching on the Gift of the Spirit in Relation to Pentecostalism Today. London: S.C.M. Press, 1970.

Christology in the Making: A New Testament Inquiry into the Origins of the Doctrine of the Incarnation. Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans Publishing Company, 1996.

Esser, H.H. “Grace, Spiritual Gifts” in The New International Dictionary of New Testament Theology. 3 volumes. Edited and translated by Colin Brown and others. Grand Rapids: Zondervan, 1986.

Fee, Gordon D. God’s Empowering Presence: The Holy Spirit in the Letters of Paul. Peabody, MA:

Hendrickson, 1994.

Fergusson, D. The Cosmos and the Creator: An Introduction to the Theology of Creation. London:

SPCK, 1998.

Introducción

Franks, R.S. The Doctrine of the Trinity. London:

Duckworth, 1953.

Fuellenbach, J. The Kingdom of God: The Message of Jesus Today. Maryknoll, NY: Orbis Books, 1995.

Glickman, S. Craig. A Song for Lovers. Downers Grove, IL: InterVarsity, 1976.

Goppelt, L. Theology of the New Testament, vol 1. Grand Rapids: W.B. Eerdmans Pub. Co., 1981.

Greathouse, William M. Wholeness in Christ: Toward a Biblical Theology of Holiness. Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1998.

Gunton, C.E. (ed.). The Doctrine of Creation: Essays in Dogmatics, History and Philosophy. Edinburgh: T & T Clark, 1997.

Guthrie, Donald. “The Future” in New Testament Theology. Downers Grove, IL: InterVarsity, 1981.

“Grace” in New Testament Theology. Downers Grove, IL: InterVarsity, 1981, 602-40.

Hahn, Roger. Paper to the Wesley Theological Conference, Nampa, Idaho, February 2002.

http://wesley.nnu.edu/wesleycon2002/AwesleyAppr

oachtoScripture.htm

Hanson, Paul D. The People Called: The Growth of Community in the Bible. San Francisco: Harper & Row,

1986.

Harrison, R.K. “Law in the Old Testament,” International Standard Bible Encyclopedia, vol. 3. Grand Rapids: W.B. Eerdmans Publ. Co., 1979-88.

Hazel, Gerhard. Old Testament Theology and New Testament Theology. Philadelphia: Fortress Press, 1979, 1978.

Hurtado, L.W. One God, One Lord: Early Christian Devotion and Ancient Jewish Monotheism. Edinburgh: T & T Clark, 1988.

Illingworth, J.R. The Doctrine of the Trinity:

Apologetically Considered. London: Macmillan and Co., 1909.

Johnston, Philip S. Shades of Sheol: Death and the Afterlife in the Old Testament. Downers Grove, IL:

InterVarsity, 2002.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Klein, W.W. The New Chosen People: A Corporate View of Election. Grand Rapids: Zondervan, 1990.

Koester, C.R. The Dwelling of God: The Tabernacle in the Old Testament, Intertestamental Jewish Literature and the New Testament. Washington, D.C.: Catholic Biblical Association of America, 1989.

Ladd, George Eldon. “Eschatology” in A Theology of the New Testament. Grand Rapids: W. B. Eerdmans Publ. Co., 1974.

Lehne, S. The New Covenant in Hebrews. Sheffield, England: JSOT Press, 1990.

Longenecker, Richard N. The Christology of Early Jewish Christianity, SBT 2: 17. Grand Rapids: Baker Book House, 1981.

Lyons, George. Biblical Theology and Wesleyan Theology: 1994 WTS Presidential Address,

http://Wesley.nnu.edu/theojrnl/26-30/30-2-

01.htm.

Holiness in Everyday Life. Kansas City:

Beacon Hill Press of Kansas City, 1992.

More Holiness in Everyday Life. Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1997.

Marshall, H. Kept by the Power of God: A Study of Perseverance and Falling Away. London: Epworth Press, 1969.

Martin, R.P. Reconciliation: A Study of Paul’s Theology. Grand Rapids: Academie Books, 1989.

McComiskey, T.E. The Covenants of Promise: A Theology of the Old Testament Covenants. Grand Rapids: Baker Book House, 1985.

McKelvey, R.J. The New Temple: The Church in the New Testament. London: Oxford University Press,

1969.

Montague, G.T. The Holy Spirit: Growth of a Biblical Tradition. New York: Paulist Press, 1976.

O’Brien, Peter T., and David G. Peterson. God Who Is Rich in Mercy: Essays Presented to Dr. D. B. Knox. Grand Rapids: Baker, 1986.

Palmer, Parker J. The Courage to Teach: Exploring the Inner Landscape of a Teacher’s Life. San Francisco:

Jossey-Bass, 1998.

Introducción

Pinnock, C.H. The Grace of God, the Will of Man: A Case for Arminianism. Grand Rapids: Academie Books, 1989.

Purkiser, W.T., Richard S. Taylor, and Willard H. Taylor. “The Divine Judgment,” “Beyond the Judgment,” and “The Collapse of Evil” in God, Man, and Salvation: A Biblical Theology. Kansas City:

Beacon Hill Press of Kansas City, 1977.

Robertson, O.P. The Christ of the Covenants. Grand Rapids: Baker Book House, 1980.

Robinson, H. Wheeler. The Christian Doctrine of Man. Edinbugh: T & T Clark, 1911.

Schweizer, E. “Pneuma, ktl.” in TDNT. Grand Rapids:

Eerdmans, 6:389–455.

Shelton, R. Larry, and Alex R.G. Deasley. The Spirit and the New Age: An Inquiry into the Holy Spirit and Last Things from a Biblical Theological Perspective. Anderson, IN: Warner Press, 1986. The following essays may be particularly useful:

Bruce Baloian and John Hartley, “The Spirit in the Old Testament”; George Lyons, “The Spirit in the Gospels”; Wayne McCown, “The Spirit in the Book of Acts”; and Alex R. G. Deasley, “The Spirit in the Pauline Epistles.”

Snaith, Norman H. The Distinctive Ideas of the Old Testament. London: Epworth Press, 1944.

Taylor, V. Forgiveness and Reconciliation. London:

Macmillan, 1941.

Turner, Alice K. The History of Hell. San Diego:

Harcourt & Brace, 1995.

Turner, George A. The Vision which Transforms: Is Christian Perfection Scriptural? Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1964.

Wenham, J. The Enigma of Evil: Can We Believe in the Goodness of God? Grand Rapids: Academie Books,

1985.

Wesley, John. “A Plain Account of Christian Perfection,” Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City,

1966.

Explanatory Notes Upon the New Testament, on 1 Corinthians 11:17-22. London:

Epworth Press, 1941.

2

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

“The Way to the Kingdom,” The Works of John Wesley, 3rd ed., 14 vols, Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1986:5.

Wright, N.T. The Climax of the Covenant: Christ and the Law in Pauline Theology. Minneapolis: Fortress Press, 1992.

Yancey, Philip. What’s So Amazing About Grace? Grand Rapids: Zondervan, 2002.

Lección 1: Introducción al módulo

Unidad 1: Lecciones introductorias

Lección 1

Introducción al módulo

Bosquejo de la lección

Horario

Hora

Asignación o tópico

Actividades de

Materiales necesarios

aprendizaje

0:00

Introducción

Orientación

Guía del estudiante

0:20

Métodos para formular la teología bíblica

Grupos pequeños

Recurso 1-1

0:45

Diario de reflexión

Discusión dirigida

Guía del estudiante

0:55

Presuposiciones

Presentación de la lección

Recurso 1-2

1:05

La naturaleza de la Biblia

Presentación de la lección

Recurso 1-3

1:20

La naturaleza de la teología bíblica

Presentación de la lección/discusión

 

1:35

La perspectiva Wesleyana de la teología bíblica

Presentación de la lección/discusión

Recurso 1-4

1:50

Conclusión de la lección

Repaso, asignación

Guía del estudiante

Lecturas sugeridas para el maestro

Childs, Brevard S. Biblical Theology in Crisis. Philadelphia: Westminster Press, 1970.

Hazel, Gerhard. Old Testament Theology and New Testament Theology. Philadelphia: Fortress Press, 1979, 1978.

Lyons, George. Biblical Theology and Wesleyan Theology: 1994 WTS Presidential Address,

http://Wesley.nnu.edu/theojrnl/26-30/30-2-01.htm

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Introducción de la lección

(20 minutos)

Orientación

Cada estudiante necesita una copia de la Guía del estudiante.

Dedique buen tiempo para repasar esta Guía. Vea el prólogo de la serie y al sílabo. Asegúrese que el estudiante sabe de las fechas y la hora para cada lección.

Intercambie información con los estudiantes sobre números de teléfono, direcciones electrónicas y otros medios de comunicación.

Realce sobre lo que se espera de ellos relacionado a la asistencia, participación y el cumplimiento de las asignaciones.

El título, “Teología bíblica” puede conllevar la noción errónea de que la Biblia es una colección de declaraciones lógicas y organizadas acerca de Dios y doctrina. No es así. La Biblia es primero, y primordialmente una antología de la literatura del Israel antiguo y de la Iglesia cristiana emergente sobre un período de sobre 1000 años y que vino a ser reconocida como un testigo autoritativo de las convicciones fundamentales de ambas comunidades religiosas.

Esta literatura de la Biblia toma una variedad amplia de formas literarias—varias clases de narrativas históricas, códigos de leyes, archivos de genealogías, oráculos proféticos, oraciones, himnos de acción de gracias y lamentos, cartas, sermones—y estilos— prosa- poesía – discursos simbólicos y más. Esto no quiere decir que la Biblia no contiene teología. En ella abundan las verdades teológicas, pero son presentadas en la mayoría de las veces, no en una estructura filosófica organizada, pero en narrativas, símbolos, rituales, himnos, declaraciones legales, y en otras formas tales de literatura.

Aunque la Biblia no es una narrativa secuencial, no presume una historia coherente de los encuentros históricos de Dios con su creación desde el principio hasta el fin. Un gran número de temas se hilan a través de los libros del canon cristiano. En algunos casos las repeticiones son sencillamente afirmaciones de declaraciones del mismo tema. En otros casos hay

Lección 1: Introducción al módulo

un desarrollo progresivo en el entendimiento del significado del tema. Otras afirmaciones teológicas, sin embargo, tienen un alcance limitado, apareciendo sólo en algunos o aun, sólo en uno de los libros.

Es esencial que no perdamos de vista la realidad que la inspiración divina de las Escrituras es para encontrarse en su totalidad en vez de sus partes independientes e individuales. Cuando se examinan las implicaciones teológicas de un texto es esencial hacerlo en el contexto no sólo de tal texto pero de todos los otros textos que tratan con el asunto. El faltar en esto trastorna la verdad.

Sin embargo, la fidelidad al testimonio bíblico completo nos requiere que tomemos en serio las contribuciones distintivas teológicas de cada uno de los libros en la Biblia. Ninguna parte del canon puede rechazarse, aunque reconozcamos que algunas partes tratan asuntos más efectivamente en una cultura o un escenario mejor que en otro.

Objetivos de aprendizaje

Instruya a los estudiantes a localizar los objetivos en la Guía del estudiante.

La reiteración de los objetivos de aprendizaje sirve como organizador avanzado de la lección y alerta a los estudiantes sobre información y conceptos claves.

Al concluir esta lección, los estudiantes deben:

Empezar a formular una definición de la teología bíblica

Entender algunas de las metodologías de la teología bíblica

Describir varias perspectivas y presuposiciones teológicas para tratar el estudio bíblico

Describir cómo el Artículo de Fe de la Iglesia del Nazareno -4- sobre la Biblia informa cómo estudiamos e interpretamos la Biblia

Nota al maestro

En todas estas lecciones, usted querrá ajustar la proporción de la presentación y la discusión. En donde los recursos para los estudiantes son bien limitados, tal vez querrá usar el material para la presentación que se provee. Si sus estudiantes tienen acceso a buenos recursos para el estudio, estarían en mejor posición para discutir los asuntos con más significado. Es nuestra creencia que los estudiantes aprenden más efectivamente cuando se están preparando para las discusiones y las presentaciones y cuando están involucrados en la elaboración de pensamientos en conjunto acerca de los temas o asuntos.

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Desarrollo de la lección

Grupos pequeños: Métodos para formular la teología bíblica

(25 minutos)

Divida la clase en cuatro grupos. Asigne a cada grupo una de las presuposiciones metodológicas.

En su grupo, encuentre otros ejemplos bíblicos de su presuposición asignada. Seleccione uno que tome notas del grupo quien informará a la clase.

Referir al Recurso 1-1 en la Guía del estudiante.

Esta sección, juntamente con las presuposiciones teológicas, es clave para la orientación y desarrollo de la vida espiritual del estudiante quien tiene una perspectiva fundamentalista de las Escrituras.

Permita 10 minutos para el tiempo del grupo y 15 minutos para los informes y los comentarios del maestro.

No me siento muy cómodo con estas dos primeras formulaciones. No estoy seguro si es por los términos que se usan o por el contenido que no las puedo aceptar. No ofrezco segunda opinión a los autores del A.T. Una asunción fundamental de mi acercamiento a la exégesis es que un mensaje bíblico no puede significar algo para un lector contemporáneo que no podía significar a su autor humano y sus primeros lectores. (Sólo sobre esta base puede uno retar las fantasías bizarras de Hal Lindsey y sus interpretaciones sobre las profecías bíblicas.) Por supuesto, reconozco que los autores del Nuevo Testamento leían su Antiguo Testamento en esta forma anacrónica. Pero yo no estoy autorizado para seguir su método exegético – esto era una práctica exegética aceptada en sus días- aun aunque acepte sus conclusiones teológicas. Además, es esencial (yo pienso) distinguir la interpretación sobre la aplicación, exégesis sobre contextualización, significado sobre relevancia. No acepto la noción del llamado sensus plenior. Yo no soy un apóstol; yo no reclamo ser un

La perspectiva desde la cual nos acercamos a esta palabra inspirada de Dios es una perspectiva cristiana. Esto significa:

1. Que escogemos entender el Antiguo Testamento a través de la instrucción del Nuevo Testamento. Por ejemplo: entendemos por la instrucción del libro a los Hebreos que la obra del sumo sacerdote era simbólica a la obra hecha por nosotros por Jesucristo, y por las instrucciones de los evangelios y los Hechos que la imagen de Isaías del Siervo Sufriente es una profecía de la obra redentora de Jesús.

2. Que nos acercamos a la totalidad de la Biblia desde la perspectiva de la Iglesia Cristiana y especialmente del movimiento de santidad Wesleyano. Por ejemplo: Cantares se entiende que describe no simplemente una relación de amor entre un hombre y una mujer, pero primordialmente provee unos ejemplos de asuntos sobre el edificar una relación entre Cristo y su iglesia, su Novia.

escritor inspirado divino. Por lo tanto, no puedo practicar el

método de los rabinos “derash” que estimula a tener “significados escondidos” basados en conocimiento propio. Prefiero el método “peshat” que se enfoca en

el significado plano/abierto. (Vea a

Richard N. Longenecker, The Christology of Early Jewish Christianity, SBT 2:17 (London:

SCM 1979/ Grand Rapids: Baker, 1981); and David I Brewer, Technique and Assumptions in Jewish Exegesis Before 70CE (Tubigen: Mohr (Siebeck), 1992),

14).

Nadie antes de Cristo (hasta aquí como la evidencia que ha sobrevivido sugiere) vio los Cánticos del Siervo como profecías Mesiánicas. Si esto hubiese sido un hilo prominente en las expectaciones judías, vendría a ser totalmente imposible de entender del porqué los contemporáneos con Jesús lo rechazaron. Pero la poderosa experiencia cristiana de la resurrección los persuadió que él era el Mesías, a pesar de todas las expectaciones que él no cumplió. Muchos de estos primeros cristianos simplemente

transfirieron su enfoque hacia el futuro, la Segunda Venida. Sus experiencias de Jesús y sus convicciones acerca de su identidad les causaron leer el Antiguo Testamento con nuevos ojos, como quiera. Por lo tanto, concluyeron que los Cánticos del Siervo se podían aplicar mejor a Jesús y los vieron en retrospectiva como Mesiánicos. Yo no pienso ni por un momento que el Cantar de los Cantares es acerca del amor de Dios por Israel o el amor de Cristo por la iglesia. Si es así, entonces la carta a los Gálatas puede ser acerca del ataque de los terroristas

a las torres gemelas en la ciudad

de Nueva York en septiembre 11 del año 2001. El intento en retrospectiva para justificar el estado canónico en disputa no puede ser usado para decirnos lo que quería decir o quiere decir más que el reclamo de que Pablo escribió la carta a los Hebreos es un hecho.

Lección 1: Introducción al módulo

3. Que el contexto del escrito y el canon necesitan informar la instrucción que recibimos. Por ejemplo, algunas de las leyes en la lista de Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio tratan específicamente con la cultura de los días del escrito. Deuteronomio 22:8 instruye que un pretil debe construirse alrededor del techo de la casa. Este ejemplo de vivir responsablemente es aplicable a los techos planos y balcones del Medio Oriente y ciertamente es irrelevante a los techos de paja en muchas partes del mundo. De nuevo, el canon ha puesto la historia de Jonás entre los profetas, y por lo tanto debe ser considerado como un mensaje de Dios para su pueblo.

4. La divinidad y la humanidad de la Biblia debe ser entendida. Por ejemplo: Éxodo 14 y 15 ambos describen el éxodo de Israel de Egipto cruzando el mar y la destrucción del ejército de Egipto. Las descripciones son bastante diferente y el uso

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Es también de valor notar que el relato a la misma vez insiste que el milagro en el Mar es un acto de Dios, mientras se refiere a un viento fuerte soplando toda la noche como la explicación “natural” del evento. Dios nunca actúa en formas que nos hacen creer a la fuerza. Aun acerca de la resurrección se menciona que “algunos dudaban.”

humano de la narrativa y de la poesía debe ser entendida. Es esencial no sólo el reconocer el milagro de la gracia de Dios hacia Israel reflejado en estos hechos, pero el de mirar a los hechos literarios que el capítulo 14 es una narrativa relacionando los eventos del cruce milagroso, mientras que el capítulo 15 es un poema que expresa la exuberancia emocional de un Israel libre como resultado del cruce.

Discusión dirigida: Diario de reflexión

(10 minutos)

Cada estudiante debe ser estimulado a seguir esta práctica durante el curso, siendo que es una herramienta mayor para ayudarles a transferir los conceptos teológicos de las Escrituras al diario vivir.

La naturaleza de la teología bíblica nos requiere que examinemos nuestras relaciones con Dios, con los demás y con nosotros mismos. El diario de reflexión le ayudará a revisar la extensión a la cual la vida mental y espiritual se desarrolla mientras considera las cosas que el Espíritu Santo les trae a la atención al explorar los asuntos que surgen de la Biblia. En la teología bíblica no estamos simplemente descubriendo lo que la Biblia dice, o lo que el escritor pensó, o cómo era el mundo bíblico, pero en vez, nos proponemos descubrir lo que Dios está diciendo, a mí y al mundo en el cual vivo, a través de la Biblia.

Refiera a los estudiantes al ensayo sobre el diario de reflexión en la Guía del estudiante.

Permita que los estudiantes

respondan.

¿Cuántos de ustedes han practicado el escribir en un diario de reflexión seriamente?

¿Lo han hecho porque se le ha sido asignado o ha venido a ser una parte valiosa de su vida y ministerio?

Comparta sobre su propia experiencia personal.

¿Quiere alguno de ustedes compartir lo que ha significado escribir en un diario de reflexión para usted?

Presentación de la lección: Presuposiciones

(10 minutos)

Es imperativo que los estudiantes entiendan estas presuposiciones teológicas. Es imposible acercarse a las Escrituras sin alguna perspectiva teológica.

El Manual de la Iglesia del Nazareno, Artículo IV dice:

4. Creemos en la inspiración plenaria de las Sagradas Escrituras por las cuales entendemos los sesenta y seis libros del Antiguo y Nuevo Testamentos, dados por la inspiración divina, revelando infaliblemente la voluntad de Dios respecto a nosotros en todo lo necesario para nuestra salvación: de manera que ninguna cosa que no contenga ellos ha de imponerse como Artículo de Fe. (Lucas 24:44-47; Juan 10:35; 1 Corintios 15:3-4; 2 Timoteo 3:15-17; 1 Pedro 1:10-12; 2 Pedro 1:20-

21)

Refiérase al Recurso 1-2 en la Guía del estudiante.

Revise los conceptos sobre revelación, inspiración, canon e

infalible a la luz del Artículo de Fe

IV.

Lección 1: Introducción al módulo

La palabra “plenaria” se refiere a la totalidad de las Escrituras. La autoridad de las Escrituras se encuentra en el canon como un todo, no en ninguna parte individual y así abandonando el todo. Cada segmento del canon tiene que ser considerado. Un pasaje no puede ser aislado del todo cuando se considera su autoridad como Escritura.

Por “inspiración” enfatizamos el origen divino y la autoridad de la Biblia. La iglesia reconoce que los varios autores humanos y editores que compusieron los libros de la antología que llamamos la Biblia eran también representantes de Dios. Estas palabras humanas ofrecen conocimientos únicos de la persona, formas y palabras de Dios mismo.

Por los “66 libros” queremos decir el canon Protestante. Aunque reconocemos el valor devocional, instructiva de los libros apócrifos, comentarios y otros escritos espirituales, estos 66 libros del Antiguo y Nuevo Testamentos proveen la autoridad única como la expresión de la palabra de Dios.

Por “revelando infaliblemente la palabra de Dios” queremos decir: La Biblia es una expresión totalmente adecuada de lo que Dios quiere en todas las cosas relacionadas a nuestra salvación. Esto es un recordatorio que la Escritura tiene una dirección y un interés y no puede ser considerado como un libro de texto para cada área de estudio. La Escritura es la base para validar las creencias teológicas y autorizando el comportamiento apropiado (2 Timoteo 3:15-17). Como cristianos aceptamos la instrucción de toda la Escritura desde la perspectiva del Nuevo Testamento.

Note que la Iglesia del Nazareno no insiste que “la Biblia es infalible.” Nuestra preocupación no es sobre alguna teoría especulativa acerca de lo que la Biblia es. No tenemos interés en defender alguna interpretación oficialmente ratificada de la Biblia. Nuestro interés es sobre lo que la Biblia hace – “revelando infaliblemente” la disposición salvadora de Dios hacia nosotros y lo ha escrito en nuestro favor.

Indique que una explicación completa de esto se encuentra en el apéndice de la Guía del estudiante.

Las Escrituras son la fuente fundamental de toda doctrina cristiana. “Lo que no está en el contenido allí no es para considerarse como un artículo de fe.” Las doctrinas de los últimos días que no tienen la autoridad bíblica no tienen lugar en la teología de la Iglesia del Nazareno. Ciertamente la tradición, la razón y la experiencia cristiana informan y apoyan nuestra interpretación de las Escrituras. Pero no esperamos

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

acuerdo en perspectivas que no surgen naturalmente de las Escrituras en sí mismas.

Presentación de la lección: La naturaleza de la Biblia

(15 minutos)

Esta es la sección para descubrir lo que los estudiantes han aprendido acerca del Antiguo y Nuevo Testamentos, particularmente con lo que tiene que ver con el origen y desarrollo de las Escrituras. El énfasis aquí es sobre el desarrollo del canon. El cuadro sobre el desarrollo será de buen uso aquí.

Repaso de la naturaleza de la Biblia

Al acercarnos al estudio de la teología de la Biblia, es importante que tengamos un buen concepto de la naturaleza de la Biblia en sí. Hay tres colecciones las cuales son llamadas las sagradas escrituras en las tradiciones judías y cristianas. La Biblia Hebrea, la Biblia Protestante y la Biblia Católica. Tanto la Biblia protestante como la católica incluyen la Biblia hebrea, pero la Biblia católica incluye libros adicionales añadidos o integrados en el Antiguo Testamento.

Refiérase al Recurso 1-3 en la Guía del estudiante.

Esto separa la Biblia de los libros como el Libro de Mormón o el Rig Veda o el Corán, los cuales se atribuyen a las actividades de personajes divinos.

La Biblia no es un tratado teológico, ni es un libro escrito por el dedo mismo de Dios o dictado por los ángeles y tirado a la humanidad desde el cielo. Es una compilación en variedad de formas y estilos de literatura compuesta por varios hombre sobre miles de años. Contiene los archivos de las actividades y pensamientos de hombres y de sus encuentros con Dios y su palabra.

El elemento común de esta colección de escritos es la creencia que estos libros proveen una revelación especial de la naturaleza y la voluntad de Dios hacia la humanidad. El reconocimiento de esta inspiración no ocurrió inmediatamente al escribirse. Algunos fueron escritos por grandes líderes, y algunos por algunos escribas que no se conocieron. La gran variedad de declaraciones, historias, poemas, cartas y decretos fueron coleccionados. Algunos fueron rechazados. Las colecciones fueron unidas a lo largo del tiempo. Al pueblo de Dios reconocer la inspiración, vinieron a ser consideradas como escrituras sagradas que no podían cambiarse.

Para una discusión sobre el Pentateuco Samaritano, el texto Masorético, la Septuagésima y el canon refiérase a los artículos relevantes en el Diccionario de la Biblia del Interpretador.

La más antigua de estas colecciones sagradas era El Tora, los cinco libros que luego fueron conocidos como:

Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Estos eran también llamados La Ley, los libros de Moisés o sólo Moisés, y luego el Pentateuco. Esta es la colección fundamental de escrituras que establece los principios básicos necesarios para la vida en armonía con Dios y entre uno y los demás. Podemos deducir que esta colección era considerada sagrada antes del Exilio. Copias y copias de esta colección han sobrevivido en Samaria y que sobrevivieron el exilio en

Lección 1: Introducción al módulo

Babilonia y en Egipto y son todas verdaderamente iguales.

Las consultas rabínicas en la Corte judía of Jamnia, AD 66-70, fueron probablemente las conclusiones sobre el Antiguo Testamento en el proceso canónico. La primera vez que ocurrió un canon idéntico al canon cristiano del presente fue en la carta Festal del Obispo Atanasio en AD 367.

Luke 20:42, Acts 1:20.

El segundo grupo de la colección de los libros sagrado ocurrió después del retorno de los israelitas del exilio. La colección era conocida como los Profetas. Estos libros registran las actividades de los israelitas y los esfuerzos de los líderes espirituales, los profetas, al procurar que Israel siguiera los caminos de Dios los cuales habían sido revelados en El Tora. Ellos incluyen las actividades y los mensajes hablados y escritos de los profetas. Un profeta era percibido primordialmente como una persona quien podía hablar por Dios. Esto también significaba que Dios les podía mostrar a los profetas el futuro, así que también eran percibidos como videntes. Las palabras claves de las profecías eran: “el Señor-Dios dice.” Los 21 libros son divididos en dos grupos, los antiguos profetas: Josué, Jueces, 1 y 2 de Samuel, 1 y 2 de Reyes, y los últimos profetas:

Isaías, Jeremías, Ezequiel, Oseas, Joel, Amos, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, y Malaquías. Estas colecciones eran reconocidas como sagradas durante el tiempo que Jesús vivió como hombre.

El tercer grupo de colección de libros de lo que vino a conocerse como la Biblia hebrea o el Antiguo Testamento fueron los Escritos e incluían una gran variedad de materiales. El segmento más grande de esta colección son los poemas y los cánticos. Muchos de estos fueron reconocidos como sagradas durante el tiempo de Cristo y Lucas hizo referencia a este grupo de Salmos. Entre los libros hay escritos bien antiguos como el Libro de Job y el Libro de Ruth. Otros eran libros más recientes de los períodos del exilio y después del exilio como Daniel y Esdras. El enfoque de todos estos libros era la vida práctica de la adoración o en el trabajo. Ellos incluían la sabiduría de los sabios, las acciones y direcciones de los administradores y la adoración y confesiones de los salmistas. Los 13 libros que formaron esta agrupación fueron: Salmos, Job, Proverbios, Ruth, Cantar de los Cantares, Eclesiastés, Lamentaciones, Ester, Daniel, Esdras, Nehemías, y 1 y 2 de Crónicas.

Durante el período después del exilio el griego vino a ser el lenguaje común de una gran parte del mundo Greco-romano, y muchos de los judíos viviendo en el Imperio Romano necesitaban las Escrituras en griego. La tarea de la traducción fue comenzada en Egipto. Muchas leyendas circulan la obra del cuerpo de eruditos haciendo la traducción. Lo que es importante con relación a este punto es que su traducción fue

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Los escritos apócrifos eran considerados secundarios en importancia, aunque ellos proveen información histórica y teológica considerable acerca de los períodos involucrados.

tomada de una colección de escrituras que habían sido traídas juntas en Egipto, y que diferían de la colección que había sido compilada en Babilonia. Había diferencias significativas en la ley, algunas diferencias en los profetas, especialmente en el texto de Jeremías, y adiciones mayores a los escritos. Esta traducción griega, conocida como la Septuagésima (LXX), vino a ser el Antiguo Testamento de la Iglesia Primitiva. El Antiguo Testamento de la Iglesia Católica Romana incluye estas adiciones que se encuentran en esta colección. La Septuagésima mantuvo este lugar hasta la Reforma del Siglo XVI (16) cuando el liderazgo Protestante escogió aceptar solo la Biblia hebrea como el Antiguo Testamento.

El cuarto grupo de colección de libros en la Biblia es el Nuevo Testamento. Esta colección de 27 escritos pasó por muchos de los mismos procesos al igual que el Antiguo Testamento, excepto que se efectúo sobre un período mucho más corto. La colección no fue finalizada hasta el siglo IV (4). Los evangelios y las cartas de Pablo fueron los primeros en ser reconocidos como Escrituras y varios intentos para la canonización se efectuaron antes que el canon fuera finalizado.

La Biblia Protestante es la colección de 66 libros que fue canonizada por la iglesia. Aunque el contenido del Antiguo Testamento era el de la Biblia hebrea, la organización de los libros continúa siguiendo la Septuagésima. Aceptamos que Dios inspiró estos libros, en la forma que fueron canonizados, y por lo tanto no buscamos un autógrafo teorético más autoritativo. Básico al concepto protestante, es la creencia que estos 66 libros son el canon del cual las creencias cristianas y prácticas tienen que ser desarrolladas y las cuales critican las creencias y las prácticas de la iglesia.

Presentación de la lección/discusión: La naturaleza de la teología bíblica

(15 minutos)

El objetivo es darle al estudiante un conocimiento de los asuntos que rodean la disciplina de la teología bíblica, y la perspectiva de la cual hemos escogido acercarnos al sujeto.

La teología bíblica surgió como una disciplina en respuesta a la reforma protestante. Aunque la Biblia siempre ha sido una fuente mayor para las creencias teológicas, la iglesia en sus concilios y pronunciamientos han sido los intérpretes finales. El pensamiento reflejado a través de estos concilios cambió al cambiar los conceptos filosóficos de los líderes que dominaban. La filosofía del período de tiempo era la base para la estructura de la teología, la Biblia proveía el contenido, y la iglesia decidió como estos encajaban juntos.

La historia de interpretación bíblica de Roger Hann ofrece unos conocimientos para el buen uso aquí, que no había pensado antes, en su ensayo presentado en el Centro de Conferencia Wesley en la

Universidad Nazarena de Nampa en febrero del 2002. Este ensayo está disponible en el Recurso 1-5 para el maestro y los estudiantes.

Lección 1: Introducción al módulo

El movimiento protestante forma la Biblia, no la iglesia, la autoridad final en la formación de la teología. La teología entonces surgió para corregir los dogmas y tradiciones de la iglesia. Se tomó dos siglos y las influencias de ambos, el pietismo y el racionalismo, para producir la primera teología bíblica como distinta

a la teología dogmática. El énfasis de estos tomos era

la presentación del contenido teológico de la Escritura en un arreglo sistemático.

Para el comienzo del siglo XIX (19) las primeras teologías del Antiguo Testamento y Nuevo Testamento habían sido escritas. Debe notarse que aunque Juan Wesley era un producto de este período, su enfoque era algo diferente del de sus compañeros continentales que buscaban entender la teología del escritor. Juan Wesley no solo quería conocer el contenido teológico de la Escritura pero también quería entender como este contenido entonces ejercía su autoridad y guía a los seguidores de Cristo en su día. Para él, esto no era sólo un ejercicio académico, pero era la armazón necesaria de la vida práctica cristiana.

Durante el siglo XIX (19) sin un dogma para traerla a conclusión, el acercamiento a la teología bíblica cambió

a una descripción del desarrollo histórico de la fe de

Israel y de la Iglesia Cristiana en sus comienzos. Esto

estaba en línea con las asunciones filosóficas

cambiantes del período que igualaba la historia con la verdad. Este acercamiento ha traído grandes riquezas

a nuestro entendimiento de la historia de la fe del

Israel antiguo y de la Iglesia primitiva. Pero mientras más progresaba – ya fuera por la avenida de la historia de la salvación o la identificación del centro de la fe de los Israelitas y la de los cristianos, lo menos que lucía para proveer la base para una vida cristiana diaria.

La tarea académica histórica y descriptiva había venido

a ser el foco primordial y aun el único. El resultado fue

que la teología bíblica perdió significado y relevancia

como una disciplina separada y vino a ser otro estudio histórico.

Brevard S. Childs, Biblical Theology in Crisis.(La Teología Bíblica en Crísis)

El siglo XX (20) trajo un énfasis fundamentalista sobre la Biblia como el libro de referencia para la teología. Esto trajo los que muchos han denominado el movimiento teológico bíblico con las tendencias anti- razón y anti-filosofía. La perspectiva del resultado bíblico de la revelación no podía excluir el resto del conocimiento humano del relato cristiano de Dios y del mundo. El resultado fue una crisis de identidad para la teología bíblica. Se hicieron los intentos para regresar al papel de las pruebas del texto para la organización

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

sistemática de la teología, o de presentar la teología de un libro en particular de la Biblia, o continuar con el análisis de la historia de la teología bíblica como una disciplina.

Haga el tiempo para que los estudiantes respondan y discutan.

¿Qué significado tiene la expresión “texto de prueba?

¿Cómo la teología sistemática puede ser apoyada por los textos de prueba?

¿Cuál es el peligro de usar los textos de prueba para apoyar la teología sistemática?

¿Cómo el arte de describir la teología de un libro en particular de la Biblia encaja con el Artículo 4 del Manual de la Iglesia del Nazareno?

Presentación de la lección/discusión: La perspectiva Wesleyana de la teología bíblica

(15 minutos)

El diagrama, “El árbol genealógico de los grupos religiosos” – Recurso 1-4- puede ayudar a los estudiantes a captar la complejidad de las influencias del pensamiento de Juan Wesley. Es importante para los estudiantes que vean que el énfasis primordial de Juan Wesley era sobre la vida cristiana práctica-una vida santa –en el poder del Espíritu Santo en la tradición alemana pietista.

La teología Wesleyana, la cual reconoce el estado normativo de las Escrituras, la razón, la tradición y la experiencia, se ajusta mejor a la tarea de la teología bíblica. Juan Wesley reconocía la Biblia como una colección de libros producidos por y para varias comunidades judías y cristianas en tiempos y en lugares diferentes.

Los libros de la Biblia eran aceptados como autoritativos para estas comunidades, no en aislación, pero como partes de una colección normativa. Esta colección representa, no meramente el consenso, pero también la diversidad de estas comunidades. Juan Wesley sabía que la Biblia no hablaba como una sóla voz en cada tema. Los énfasis bíblicos diferentes al igual que las diferentes interpretaciones eran la razón para la coexistencia de tales tradiciones teológicas disparejas como la Arminiana y la Calvinista dentro de la Iglesia Anglicana de los días de Juan Wesley.

Vea las notas en Lyons WTS.

El espíritu católico de Juan Wesley lo disponía a tolerar, aun celebrar, tales diversidades. Wesley protestaba vigorosamente en contra de la distorsión en eras pasadas de él sobre el significado escritural de las palabras “herejía” y “cismo.” Él insistía, “tanto herejía y cismo, en el sentido moderno de las palabras, son pecados de los cuales las Escrituras no saben nada; pero que fueron inventados meramente para privar a la humanidad del beneficio de juicios privados y la libertad de consciencia.”

Lección 1: Introducción al módulo

Aunque Wesley era protestante, la influencia de la Iglesia de Inglaterra le ayudó a evitar algunas de las posiciones extremas de la tradición de la Reforma sobre el tema de las Escrituras. Siendo que los protestantes en principio insistían que las Escrituras en sí solas debían de ser la fuente de toda la fe y práctica cristiana, Wesley, consciente de sí mismo, incluía la tradición, la razón, y la experiencia como fuentes complementarias. Estas confirman, iluminan y aplican el mensaje de las Escrituras.

John Wesley, Notas de Explanación sobre el Nuevo Testamento, sobre 1 Corintios 11:17-22.

Raymond Brown, El Significado Crítico de la Biblia. New York:

Paulist Press, 1981, 32.

Wesley también evitó la presunción que existía un “canon dentro del canon.” Como Wesley, nuestros artículos de fe nos guardan en contra de los peligros de tomar libros individuales de la Biblia como normativos por sí solos. “Cualquier libro mayor de la Biblia tomándose por su mismo y presionándolo a su conclusión lógica nos llevará a distorsiones heréticas.”

Lealtad a la primacía de las Escrituras le da a los Wesleyanos un profundo descontentamiento con las conclusiones fáciles de los dogmas de la iglesia, aun los dogmas Wesleyanas. Ser Wesleyano es leer la Biblia sin constricciones previas sobre lo que debe significar, pero es también para someter la interpretación bíblica a las pruebas de la tradición, experiencia, y razón. En estas otras formas, la teología Wesleyana y la teología bíblica tienen mucho en común.

Permita que los estudiantes tengan tiempo para responder y para la discusión.

¿Cómo puede la tradición, la razón y la experiencia ayudar a los Wesleyanos a entender la Biblia?

¿Cómo puede la tradición, la razón y la experiencia ayudar a evitar la mal interpretación de la Biblia?

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Conclusión de la lección

(10 minutos)

Repaso

Pida que algunos estudiantes respondan.

Las declaraciones de los estudiantes le darán una idea en cuanto dónde se encuentran en su entendimiento del tema.

Look Ahead

Comparta una idea clave o mensaje sobre esta lección.

¿Tienen alguna pregunta o comentario sobre el material de la lección?

La próxima lección comienza el estudio de los asuntos teológicos que surgen en el pentateuco. El primero de estos asuntos es la aceptación del hecho de Dios. El segundo es el reconocimiento de Dios como Creador.

Traiga una copia del Manual de la Iglesia del Nazareno para la próxima sesión de clase.

Asignación de tarea

Dirija a los estudiantes a las asignaciones de las tareas en la Guía del estudiante.

Lea: Génesis 1-5 y prepare una lista de por lo menos 10 conceptos que estos capítulos parecen apoyar o presumir.

Lea: Éxodo 20, Deuteronomio 5-6, Mateo 5:21-29.

Explore algunos otros pasajes que encuentre que tratan la naturaleza o uso de la palabra “pecado” o palabras relacionadas como, “iniquidad”, “infringir”, “transgresión”, y otras.

Busque “Caín”, Abel, y “Lamec” en su concordancia; note y lea los pasajes que contienen esos nombres.

Busque “homicida” “agacharse” y “matar” en su concordancia –en el texto en inglés de esta lección se uso aquí la Nueva Versión Internacional en inglés. Use la Revisión de Reina Valera 1995 y busque estas palabras en los pasajes considerándose. Al leer estos pasajes, note los asuntos que surgen.

Lea los ensayos sobre el “Pecado” y “Homicida” en el Nuevo Diccionario de Teología bíblica (NDTB).

Organice los resultados de sus lecturas y estudio para que pueda participar en la discusión de la clase con los otros estudiantes.

Lección 1: Introducción al módulo

Escriba en su diario de reflexión. Reflexiones en su experiencia pasada o método de la lectura y estudio de la Biblia. ¿Cómo anticipa mejorar durante este módulo?

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

[Déjese en blanco esta página]

Lección 2

Lección 2: Descubrimiento de teología en la Biblia

Descubrimiento de teología en la Biblia

Bosquejo de la lección

Horario

Hora

Asignación o tópico

Actividades de

Materiales necesarios

aprendizaje

0:00

Introducción

Orientación

Guía del estudiante Recurso 2-1

0:10

Exploración de

Grupos pequeños

Recurso 2-2

asignación

0:35

Génesis 4

Presentación de la lección

Recurso 2-3

1:00

Asuntos en Génesis 4

Grupos pequeños

Recurso 2-4

1:30

Formulación de

Grupos pequeños

Recurso 2-5

declaraciones

1:55

Conclusión de la lección

Repaso y asignación

Guía del estudiante

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Introducción de la lección

(10 minutos)

Orientación

Vemos la Biblia como nuestra fuente primaria para las doctrinas y prácticas. Esta lección usa Génesis 4 para descubrir cómo exponer la verdad teológica: Primero para descubrirla en el escenario en el cual ocurre y luego cómo usarla para que contribuya a nuestro entendimiento teológico. Provee una base para una metodología usada en el módulo. Recuerde, nuestro enfoque no es desarrollar una teología sistemática, pero mejor en el descubrir las verdades teológicas que las Escrituras nos traen a la atención.

Objetivos de aprendizaje

Instruya a los estudiantes a localizar los objetivos de aprendizaje en la Guía del estudiante.

La reiteración de los objetivos de aprendizaje sirve como organizador avanzado de la lección y alerta a los estudiantes sobre información y conceptos claves.

Al final de esta lección, los estudiantes podrán:

Entender un método que puede ser usado para revelar el interés bíblico que debe influenciar la formación de nuestras declaraciones de creencias y nuestra forma de vivir

Reconocer los varios conceptos de pecado que ocurren en las Escrituras

Formular una declaración que expresa las perspectivas bíblicas de pecado, y usar estas para formular la definición de pecado –su definición debe ser reexaminada al continuar con el curso

Presentación de la lección: Introducción

En la lección previa nos recordamos acerca de información que estudiamos en el Antiguo y Nuevo Testamentos y en las clases de hermenéutica. En esta lección queremos enfocarnos en la instrucción teológica que viene de la Escritura, particularmente en los primeros capítulos del primer libro, Génesis.

Los primeros 11 capítulos son el preludio de la historia de una familia muy especial que vino a existir hace unos 3500 años atrás cuando un hombre que vivía en el valle del gran rio Éufrates empezó a realizar que Dios le estaba dando direcciones para su vida. Su nombre era Abram. Por fe, él vino a ser llamado Abraham, el padre de muchas naciones y el que traía bendiciones al mundo. Él creyó que Dios, Yahweh (Usaremos Jehová cada vez que aparezca Yahweh en

Lección 2: Descubrimiento de teología en la Biblia

el texto de la versión del módulo en inglés), lo estaba dirigiendo hacia una nueva vida en una nueva tierra trayendo a existir, a través de él, un pueblo que traería bendiciones al mundo atormentado en el cual vivían.

Salmo 8:11

Juan 8:39-45 declaran las palabras de Jesús a los líderes judíos, reprendiéndolos como hijos del diablo y clarificándole que la descendencia de Abraham es asunto espiritual y no físico. En Romanos 4:6 y Gálatas 3:7, Pablo aplica lo mismo directamente a los creyentes.

Durante la mayor parte de los dos próximos milenios sus descendientes, y aquellos que se unieron a ellos, siguieron el mismo llamado, algunas veces fielmente, pero la mayoría del tiempo, muy mal. Estos son la gente a los cuales Dios llama, “Mi pueblo.”

Un cambio se efectúa al pasar las edades. Uno de sus descendientes, llamado Josué, Jesús en griego- abrió la puerta para que toda la humanidad pudiera unirse a la familia por fe. Él enseño que no es ni la descendencia física ni la asociación formal que hace un pueblo la familia de Dios; sino, la verdadera familia de Abraham está compuesta por aquellos que creen y siguen a éste Jesús

Eran los miembros de esa familia de creyentes, bajo la dirección de Dios, que trajeron los primeros 11 capítulos de Génesis precediendo el establecimiento de la familia a la Biblia. Las historias y los poemas son escritos o revisados desde la perspectiva de estos creyentes en el único Dios verdadero, y reflejan su entendimiento de estos asuntos en términos usados por la cultura. Génesis 1-11 describe como el pueblo de Dios fue separado para los propósitos de Dios

Las historias mayores de estos primeros once capítulos son:

El poema de la creación

La creación y la caída del hombre

La historia de Caín y Abel

La historia del diluvio

La historia de la torre de Babel

Dios, identificado casi siempre como Jehová, es el poder activo en estas historias. Estos capítulos son muy importantes para nosotros teológicamente, pero excepto por la creación, son raramente referidos en el Antiguo Testamento. Ciertamente el Antiguo Testamento está lleno de los hechos de Jehová, y la creación es el único tema que surge una y otra vez en los libros de los profetas y en los salmos y en los escritos de los sabios. Pero si usted excluye estos 11 capítulos, varios datos importantes y la gente que participa significativamente en ellos en estos capítulos simplemente desaparecerían del Antiguo Testamento:

Refiérase al Recurso 2-1 en la Guía del estudiante.

A Adán solo se le refiere en la genealogía de 1 de Crónicas y en Oseas 6:7 en donde se hace notar que Adán faltó al pacto con Dios. Es bueno notar

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

que la relación de Dios con la familia de Abraham, con la iglesia, y con la humanidad después del diluvio, se establece como un pacto. El profeta Oseas aplica este concepto de pacto a la relación entre la nueva creación de la humanidad y Dios. Esto ha de ser examinado cuando consideremos el concepto de pacto.

El nombre de Noé aparece en Números 26:33, 27:1, 36:11, y en Josué 17 cada vez en relación a las hijas de Zelofehad- un caso importante en donde las hijas han de heredar cuando no hay herederos varones.

Usualmente se asume que la referencia al nombre Danel, parte de la historia que se dice en el libro de Job, que este nombre es Daniel.

Hay un segundo Lamec, el padre de Noé, al cual se le refiere en las genealogías de Crónicas.

Noé es mencionado en las genealogías del libro de Crónicas y en Isaías 54:9 cuando el profeta le recuerda a Israel las promesas de Dios; en una referencia peculiar en Ezequiel 14 en donde se hacer referencia a tres buenos hombres: Noé, Danel y Job.

Tera es mencionado solamente en las genealogías de Crónicas

Eva, Set, Caín, Abel y Lamec – los descendientes de Caín, no reciben ni una referencia en el resto del Antiguo Testamento.

Se mencionan ciudades las cuales podían haber sido nombradas referentes a Caín, Abel, Adán y Tera, pero no hay evidencia definitiva para asociar estas ciudades con estos individuos. Estas ciudades podían haber sido nombradas en referencia a otras personas que tenían estos nombres.

Este escaso uso de estos capítulos, en la superficie, indica que tenían poco significado para el mensaje del Antiguo Testamento. En realidad estos son los hechos de los eventos de la fundación de la nación de Israel, y como una fundación, no aparecen muchas veces sobre la superficie del terreno.

Adán ocurre en la genealogía de Lucas como el “Hijo de Dios” y es usado para identificar a Enoc en Judas. Pablo usa a Adán en Romanos 5 y 1 Corintios para explicar que todos los hombres son pecadores porque Adán pecó. En 1 de Timoteo usa a Adán en el argumento en contra de la mujer tener responsabilidad en la iglesia. Caín ocurre como un ejemplo del mal en la carta a los Hebreos 11 y en I Juan 3 y en Judas. Abel es un ejemplo de fe en Hebreos 11. Jesús lo cita en la condenación de los líderes judíos en Mateo 23:25, en Lucas 11:51. Noé es citado en la genealogía de Lucas y en Hebreos 11 como un hombre de fe. En Mateo 24 y en Lucas 17 los últimos

El Nuevo Testamento, como el Antiguo Testamento, muchas veces frecuentemente usa la creación como una demostración del poder y carácter de Dios. Juan, capítulo 1, identifica a Jesús como el Verbo que causó la creación. El Nuevo Testamento cita las acciones de Adán, Caín, Abel y Noé tan importante en el entendimiento de nuestra relación con Dios y unos con los otros. Estas citas significan que nuestro entendimiento del empuje de la teología bíblica, cuando se ve desde la perspectiva del Nuevo Testamento, tiene sus raíces, no sólo en la vida del pueblo de Israel, pero también en el trato de Dios con toda la humanidad desde el comienzo de la creación.

días son comparados como los días de Noé. En 1 Pedro 3 y 2 Pedro, la paciencia de Dios es de notarse en su espera por el arca, y luego extiende su salvación a la familia de Noé.

Lección 2: Descubrimiento de teología en la Biblia

En esta lección nos estamos enfocando en el asunto del pecado que hemos de considerar en el capítulo cuarto. Otros aspectos como el enojo-ira de Dios, sacrificio, creación y expiación serán tratados en lecciones posteriores. Sus asignaciones deben introducir el asunto que queremos realzar en este día. La presentación de la lección examinará el contexto en el cual el capítulo cuarto ocurre.

Notas para el maestro

En todas estas lecciones usted querrá ajustar la proporción de la presentación de la lección y la discusión. En donde los recursos de sus estudiantes sean limitados, querrá usar todo el material de la presentación de la lección provista. Si sus estudiantes tienen accesibilidad a buenos recursos para el estudio, ellos estarán en mejor posición para discutir los asuntos significativamente. Es nuestro creer que los estudiantes aprenden más efectivamente cuando se están preparando para las discusiones o presentaciones que ellos hacen cuando se involucran a pensar juntos acerca de los asuntos que están tratando.

Todas las asignaciones tienen que ser evaluadas. Comparta las evaluaciones de sus ideas, organización y calidad de sus trabajos.

La evaluación no quiere decir un grado en letra o número. Este tipo de evaluación no es la medida para completar este módulo.

El completar este módulo está basado en la asistencia, presentación de asignaciones, nivel de participación y el cumplimiento general expresado en las habilidades a lograr.

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Desarrollo de la lección

Grupos pequeños: Exploración de las asignaciones

(25 minutos)

Refiérase al Recurso 2-2 en la Guía del estudiante

En su grupo, intercambie y compare su lista de conceptos teológicos de Génesis 1-5. Justifique lo que usted ha considerado.

Seleccionen estudiante que tomará notas y que informará a la clase.

Considere las siguientes preguntas:

Divida la clase en grupos de 2 a 5 estudiantes. Lo ideal es tener tres grupos.

Permita 15 minutos para la discusión en grupos y 10 minutos para los informes de los grupos.

Si el capitulo cuatro fuera quitado del Antiguo Testamento, la única referencia bíblica de Caín y Abel estaría solo en el Nuevo Testamento. ¿Qué significa esto? ¿Cómo el Nuevo Testamento usa esta historia?

La penalidad para el homicidio fue la expulsión de la sociedad hacia el desierto, la pérdida del trabajo de la tierra que Caían amaba, y ahora para ser errante y extranjero en ella.

¿Cuándo fue la penalidad de muerte primero instituida? ¿Cómo llegó a propagarse en tal forma que se empezó a aplicar a no solo a los homicidas pero por ofensas sexuales como el adulterio, homosexualidad, unión con animales, y aun a hechos como el pegarle a los padres o el violar el día de reposo-el sábado?

La marca sobre Caín era para prevenir su muerte. ¿Implica esto que la ejecución por el homicidio es erróneo? ¿Quién ejercita la penalidad de venganza si Caín es matado?

¿Es Lamec justificado en reclamar la penalidad de venganza por su protección o es su reclamo por protección un intento para evadir la penalidad de muerte?

¿Hasta dónde se extiende nuestra responsabilidad a favor de los demás?

¿Cuál es la relación del fracaso con el pecado? ¿Pecó Caín al fracasar presentar un sacrificio apropiado? ¿Cómo podía Caín determinar la naturaleza de un sacrificio apropiado? ¿Qué significa que el pecado se agachó como un león listo para atacar cuando él fracasó?

Lección 2: Descubrimiento de teología en la Biblia

Presentación de la lección: Génesis 4

(25 minutos)

Refiérase al Recurso 2-3 en la Guía del estudiante

El contexto textual de Génesis 4

El capítulo 4 es la tercera historia en el libro de los “comienzos.” Es seguida por la genealogía que excluye los caracteres involucrados en el capítulo 4 y es una continuación del poema de la creación. Si los capítulos fueran removidos, no habría una referencia directa a los eventos que se encuentran en el capítulo en ninguna otra parte en el Antiguo Testamento. Los asuntos teológicos que surgen en el capítulo ocurren muchas veces. Ellos vienen a ser importantes para nuestra teología del pecado por que muestran la expansión de los efectos del pecado en el mundo.

Puntos sobresalientes de Génesis 1-11

Para poder estudiar Génesis 4 tenemos que ponerlo en el contexto total de Génesis 1-11.

La historia de la creación babilónica, Enuma elish, relata cómo Marduk favorece algunos dioses en contra del dragón Tiamat y forma la tierra y los cielos partiendo su cuerpo en dos. La humanidad fue hecha con la sangre de su consorte, Kingu, y era responsable por la alimentación de los muchos dioses.

Creación—Historia Una (Génesis 1:1—2:3)

El libro de Génesis abre con la declaración de los hechos de Dios de la creación. No hay discusión sobre el origen o naturaleza de Dios; sencillamente una aceptación de su existencia y su poder. Es una declaración de fe.

Hay algunas similaridades considerables en la verbosidad de las historias de la creación de las culturas de Mesopotamia y de Egipto. En esas culturas la actividad creativa de los dioses es incidental a los conflictos de los dioses. Cuando consideremos la creación examinaremos esto con más detalles.

El relato de Génesis es diferente. Dios decide crear los cielos y la tierra. Su Espíritu se mueve sobre la nada sin forma oscura y caótica y empieza declarar orden sobre el caos, luz sobre las tinieblas. Dios trae orden en donde no había nada, y lo hace en etapas planeadas cuidadosamente en tal forma que la obra de cada día prepara la obra para el próximo día. Él crea un universo perfecto que se sostiene por sí solo, ordenado y guiado por el tiempo, para ser administrado por la humanidad, una criatura hecha para ser como Dios y con la cual él tiene compañerismo.

1. Él ordena “Sea la luz” y vio que era bueno.

2. Su palabra creó la tierra y los cielos. Bueno.

Teología bíblica La revelación viva de Dios en la Biblia

Siendo que el día con 24 horas viene a ser solo para el cuarto “día” de la creación indica que, “y fue la tarde y la mañana”, lo que concluía un día de actividades, es una herramienta literaria y no una anotación de un archivo científico.

Creación y descanso son dos conceptos que examinaremos en lecciones separadas más adelante.

Esto es contraste a la perspectiva griega de más tarde en la cual el mundo físico es malo y sólo el espíritu puede ser bueno.

3. Él ordena que los mares y la tierra y la vegetación sean, dando a la vegetación la habilidad para propagarse. Bueno.

4. Él pone la tierra y la luna a dar vueltas en el ciclo de noche y de día, descanso y trabajo, luz y oscuridad, verano e invierno. Bueno. Luz en el día primero, lumbreras en el día cuarto.

5. Él llena los mares y los cielos con vida que se puede reproducir y se pueda sostener de la abundancia que proveen. Bueno. El cielo y la tierra en el día dos. Los llena con vida en el día cinco.

6. En la etapa final, Él pone atención al terreno y ordena que sean la multitud de criaturas que se pueden reproducir. Luego Dios creó un administrador, la humanidad – varón y hembra – para que tomaran responsabilidad de la administración del mundo que Él había creado. Los hizo como Él mismo, a su propia imagen, tanto masculino como femenino. Muy bueno. Tierra seca y vegetación en el día tres, criaturas vivas en el día sexto.

7. El universo de Dios tiene ahora tiempo en secuencia; orden; luz; formas de vida en el aire, agua, y tierra; sostenimiento; habilidad para reproducirse; y un administrador. Era tiempo para descansar, así que Dios descansó.

Este énfasis en descanso – Sábado – concluye la historia de la creación y viene a ser la base para el entendimiento del significado del día séptimo, un concepto fundamental teológico.

La relación de la estructura de este majestuoso poema a la semana de los judíos es obvia y es significante para nuestro estudio del capítulo 4.

Una palabra ocurre al final de cada etapa de los hechos de creación – y la palabra es “bueno.” Dios vio cada hecho y determinó que era bueno – buena luz; buenos cielos; buena tierra y vegetación; buenas estaciones; buenos pájaros y peces; buenos animales y buena humanidad – tanto masculino como femenino. Cuando Él analizó el resultado final resultó en A+ - muy bueno. No hay nada malo, ninguna maldad, ni nada impropio en el universo.

El escritor de este maravilloso poema de la creación obviamente quiere que notemos que Dios hace lo “bueno”, ama el orden, y da responsabilidad. Con la responsabilidad viene la necesidad de hacer escogimientos. Esto prepara el escenario para lo que ha de venir.

No nos debe sorprender que archivos que van a los tiempos aun antes de Moisés se circulaban en diferentes lugares y muestran los signos que eran contados oralmente de una generación a otra. Cada historia era una unidad que contenía un punto a probar y que estaba completa en sí. Historias incompletas transmitidas oralmente sobrevivían tanto como el punto chistoso de un chiste que se olvida. Todas los relatos, como todas las historias, son formadas de una selección de datos. Algunas veces el que cuenta la historia escoge los datos a usar para presentar el punto y algunas veces usa todos los datos limitados a él. Solo podemos imaginarnos acerca de los datos disponibles.

Los nombres de los ríos son mencionados y la tendencia es asociar estos nombres con los ríos que conocemos – pero, ¿quién sabe hacia dónde fluían los ríos antes del diluvio? Los ríos fluían de Edén, así que la asociación de los nombres de los tres ríos, Tigris, Éufrates y Nilo – en donde la fuente de las aguas del Nilo está a 4,000 millas de la fuente de las aguas del Tigris y del Éufrates implica un jardín grande extendiéndose desde Ruanda en África central hasta los linderos con Rusia. Una gran tarea para la primera familia.

Lección 2: Descubrimiento de teología en la Biblia

La caída—Historia Dos (Génesis 2:4—3:24)

La segunda historia tiene un carácter diferente. Dios de nuevo es presentado como el