Sie sind auf Seite 1von 9
 

7 GUÍA

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

NEUROLÓGICA

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

S ERGIO F. R AMÍREZ , J OSÉ F. H ERNÁNDEZ N EUROPATIA POR ATRAPAMIENTO S

NEUROPATIA POR ATRAPAMIENTO

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

INTRODUCCI‹ N

L a neuropatía por atrapamiento es la

consulta más frecuente en el laboratorio

de neurofisiología. En el Hospital

Universitario Clínica San Rafael (HUCSR) se realizaron en el año 2004, 931 procedimientos de neurografía, el 86% demostró algún tipo de anormalidad neuromuscular (Tabla 1). La neuropatía por atrapamiento del nervio mediano constituyó el 52% del total de estudio seguida por atrapamiento cubital, peroneo y plantar. Las causas del atrapamiento del nervio mediano determinadas en el HUCSR son idiopáticas, ocupacionales y traumáticas. El atrapamiento también puede ser el resultado de algunas enfermedades como el hipotiroidismo y la diabetes, entre otras.

Las manifestaciones clínicas son sensitivas y motoras, caracterizadas por el dolor, la parestesia y la hipoestesia de los dermatomas correspondientes a los nervios comprometidos. Los síntomas y signos motores son la debilidad muscular y la atrofia de los músculos distales en el atrapamiento.

Los estudios que evalúan la conducción son esenciales para el diagnóstico de los síndromes de atrapamiento. Los cambios electrofisiológicos más comunes son la prolongación de las latencias sensitivas, con disminución de las amplitudes y velocidades de conducción, y la ausencia del potencial sensorial (PS). El potencial de acción motor compuesto (PAMC) tiene una prolongación de la latencia distal, una disminución de la

Tabla 1. Distribución de la patología neuromuscular en 931 pacientes del año 2004 en el Hospital Universitario Clínica San Rafael.

No.

Diagnósticos

Porcentaje

1

Túnel del carpo

52

2

Normal

14

3

Neuropatía cubital

4

4

Polineuropatía

3

5

Poliradiculopatía

3

6

Neuropatía sensoromotora

3

7

Compresión radicular

3

8

Parálisis facial

2

9

Incontinencia espinteriana

1

10

Plexopatía

1

11

Mononeuropatía múltiple

1

12

Disfunción de placa mioneuronal

3

13

Miopatía

1

14

Poliradiculoneuropatía

2

15

Síndrome cruzado

2

16

Otros

5

 

Total

100

GUÍA

NEUROLÓGICA

7

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

velocidad de conducción y un bloqueo de conducción en el trayecto del atrapamiento. La electromiografía demuestra signos de hiperexcitabilidad de la membraba por des- nervación activa o crónica con reinervación de los músculos. Los hallazgos se correlacionan con la isquemia compresiva del nervio que produce desmielinización (latencias prolongadas), degeneración Walleriana (amplitudes disminuidas) y reinervación (potenciales polifásicos y reclutamiento despoblado).

En éste capítulo se comentarán la anatomía básica, las manifestaciones clínicas específicas y los hallazgos electrofisiológicos más relevantes de los atrapamientos más frecuentes de los nervios mediano, cubital, peroneo y plantar.

ATRAPAMIENTO DEL NERVIO MEDIANO

Anatomía El nervio del mediano se forma de las

divisiones de los cordones laterales y medio del plexo braquial. Las fibras sensoriales

a partir de cordón medio y la motoras,

del lateral. La porción sensitiva suple la innervación sensorial del primero, segundo

y tercer dedo, así como la porción lateral del

cuarto en el área palmar. La axila y el brazo no

aportan inervación a músculo alguno, y la fosa antecubital atraviesa el músculo pronador teres que además inerva, asi como también al

flexor carpi radialis, flexor digitorum sublimis

y palmaris longus. El nervio interóseo anterior emerge del tercio superior del antebrazo e

inerva el pronator quadratus, flexor pollicis longus, y la porción medial de la cabeza del flexor digitorum profundus. Antes de llegar

a la muñeca se origina la rama cutánea que

inerva la primera porción de la eminencia tenar. A medida que entra en la muñeca

a través del túnel del carpo surgen las

ramas sensitivas para los cuatro primeros dedos y la motora, que en la mano inerva el oponens pollicis, abdcutor pollicis brevis, la cabeza superficial del flexor pollicis y los dos primeros lumbricales.

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

Clínica

La neuropatía por atrapamiento del nervio mediano es la más frecuente del miembro superior. Afecta más a las mujeres que a los hombres. Se manifiesta por dolor en la muñeca, mano, antebrazo y brazo. Muchos pacientes dicen sentir un dolor sordo, no localizado e inespecífico en todo el miembro superior. Las parestesias que despiertan al paciente en la noche se distribuyen en la porción medial del dedo pulgar, índice, medio y en la porción medial del dedo anular. La flexión de la muñeca aumenta la presión en el túnel del carpo y produce la isquemia del nervio. Esta sintomatología se desencadena con actividades cotidianas como escribir, manejar, uso de teclados, contestar el teléfono y por las maniobras de Phalen, Tinel o por compresión directa del nervio en la muñeca. En el examen neurológico hay hipoestesia de la distribución del nervio en la mano. En casos severos hay atrofia de los músculos de la eminencia tenar, en especial del abductor pollicis brevis.

La etiología más frecuente en nuestro medio es la idiopática, seguida de las lesiones ocupacionales y traumáticas (Tabla 2).

Electrodiagnóstico del atrapamiento del nervio mediano en su curso a través del túnel del carpo

Múltiples son las técnicas descritas para realizar el diagnóostico del atrapamiento mediano, en su curso por el túnel del carpo. Debe prestarse atención especial del nervio a los factores técnicos, sobre todo la medida de la distancia, al artificio del estímulo, asegurarando un estímulo supramáximo, a la colocación de los electrodos y a la reproducibilidad de los hallazgos.

La técnica recomendada por la Academia Americana de Neurología es la estimulación ortodrómica de la porción sensitiva palmar y hacer el registro por encima de la muñeca, o un antidrómico con registro distal y estímulo por encima de la muñeca a la misma distancia.

 

7 GUÍA

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

NEUROLÓGICA

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

 

Tabla 2. Causas del síndrome de túnel del carpo.

Causas

 

Etiología

Endocrina

Diabetes, Hipotiroidismo, Acromegalia, Embarazo

Colagenosis

Artritis reumatoidea, Lupus eritematoso, sistémico, Síndrome de Sjögren

Tumores

Ganglión, Lipoma, Schwanoma, Neurobroma, Hemagioma,

Infecciones

Granulomas, Histoplasmosis, Artritis séptica, Enfermedad de Lyme, Tuberculosis, Sarcoidosis, Amiloidosis

Congénita

Arteria del medio

prominente, Túnel carpiano hipoplásico o pequeño, Anomalía muscular (palmaris longus,

exor digitorum sublimis)

Trauma

Las fracturas de muñeca (Colles), Hemorragia (anticoagulation)

Otras

Espasticidad (la flexión de la muñeca persistente), Hemodiálisis, cualquier situación que aumente la presión del túnel del carpo

El registro motor se puede realizar colocando el electrodo activo sobre la eminencia tenar, específicamente en el abductor pollicis brevis, ejerciendo el estímulo por encima de la muñeca. Con éste método se demuestra que en el túnel del carpo hay una prolongación de las latencias sensitivas, con disminución de las velocidades en 75% de los casos, o ausencia del potencial sensitivo (PS) y prolongación de las latencias motoras en un 50%.

La técnica del “inchinginch de pulgada en inglés propuesto por Kimura se realiza a los cuatro cm proximales al pliegue de la muñeca y continúa distal a seis cm del mismo, aplicando un estímulo en segmentos de un centímetro. Generalmente la latencia aumenta de 0.2 a

0.3 ms por cada centímetro que se desplaza

el estímulo. Cualquier cambio abrupto en la latencia sugiere una desmielinización focal subyacente. La técnica es particularmente difícil de realizar por las dificultades en obtener el PS oscurecido por el artificio de estímulo,

pero tiene la ventaja de localizar con cierta precisión el lugar del atrapamiento. Requiere a menudo de la rotación distal del ánodo para reducir la señal del artificio. Otro método es la comparación de la relación de la amplitud PAM palmar y de la muñeca que no debe superar

1.2 y que en caso de hacerlo sugiere lesión

axonal motora. La relación de las velocidades de conducción sensitiva entre el nervio mediano

y cubital, cuando el estímulo se realiza en la palma y se registra por encima de muñeca

a la misma distancia no debe ser mayor de

1.34. Al calcular la velocidad de conducción

distal (palmar) y proximal (muñeca) a una misma distancia, el retardo de la velocidad de conducción de la muñeca -palma con relación a

la de palma- dedo no debe ser más de 10 cm/sg.

Con la técnica del cuarto dedo, colocando

los electrodos de registro en el dedo anular y estimulando el mediano y cubital en la muñeca,

la diferencia entre latencias no debe ser mayor

de 0.4 ms.

La mayoría de los pacientes sintomáticos con desmielinización o lesión axonal tiene alguna alteración de las neuroconducciones anteriormente descritas. Sin embargo, hay un grupo de pacientes sin síntomas y con cambios electrofisiológicos del túnel del carpo que demuestra la sensibilidad de las pruebas. Por eso es necesario tener siempre en cuenta los síntomas clínicos. La probabilidad de que una prueba arroje verdaderos positivos depende no sólo de la sensibilidad y reproducibilidad de los hallazgos de la prueba, sino de la prevalencia de la enfermedad en la población. Una de las causas de falsos positivos es la anastomosis

GUÍA

NEUROLÓGICA

7

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

entre el nervio mediano y cubital. Para detectarla conviene registrar simutáneamente el PAMC de los músculos inervados por el nervio mediano y cubital y estímularlos de manera independiente. Asímismo la realización de múltiples pruebas en un solo paciente aumenta la posibilidad de falsos positivos con las diferentes técnicas.

Los estudios electrofisiológicos son una herramienta muy útil para confirmar la presencia de neuropatías del nervio mediano en su curso por el túnel del carpo. El uso de las diferentes técnicas de comparación entre el nervio mediano, cubital o radial, substancialmente aumenta la sensibilidad de la electrodiagnóstica convencional, y debe realizarse en pacientes con neuroconducciones sensitivas y motoras convencionales normales. Estos estudios se aplican a pacientes con una fuerte sospecha clínica de síndrome del túnel del carpio su información sólo es significativa si se analiza en conjunto con el examen clínico (Figura 1).

ATRAPAMIENTO DEL NERVIO CUBITAL A NIVEL DEL CODO

Anatomía El nervio cubital se conforma de las raíces C8-T1 del tronco inferior del plexo braquial. En la axila no suple inervación. En el brazo emergen el nervio braquial medial cutáneo y la rama antebraquial cutánea que se derivan de la

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

porción del cordón medial del plexo braquial. Después de su curso por el brazo se introduce en la arcada de Struthers medialmente y se dirige distalmente hacia el codo a través de

la gotera epitrocleolecraenana para pasar por

entre las dos cabezas del flexor carpi ulnaris, conocido como el canal cubital. Inerva el flexor

carpi ulnaris y las porciones del cuarto y quinto dedo del flexor digitorum profundus. El nervio desciende a través de foramen medial hasta la muñeca. Cinco a ocho centímetros proximal a

la apófisis estiloides del cubital en la muñeca

emerge la rama braquial cutánea sensorial que

inerva la porción medial dorsal de la mano, y

la medial de cuarto y quinto dedos. Entra a la

muñeca por el canal de Guyon inervando los músculos de la eminencia hipotenar, interóseos palmares y dorsales, tercero y cuarto lumbrical

y dos músculos de la eminencia tenar como

son el abductor pollicis y la cabeza del flexor pollicis brevis. Suple inervación sensorial a la porción medial del cuarto, además de la medial

y lateral del quinto dedos.

Clínica

Después del atrapamiento del nervio mediano en el túnel del carpo, el atrapamiento del nervio cubital, en su curso a la altura del codo es el segundo atrapamiento más frecuente en el miembro superior, constituyendo el 30% de los atrapamientos encontrados en el laboratorio de neurofisiología del HUCSR.

Figura 1. Paciente de 48 años mujer con acroparestesias nocturnas. Las neuroconducciones demostraron prolongación de
Figura 1. Paciente de 48 años mujer con acroparestesias nocturnas. Las neuroconducciones demostraron
prolongación de las latencias, disminución de las velocidades de conducción sensitiva de los nervios
medianos y aumento de la relación de las velocidades de conducción sensitiva entre el nervio cubital
y mediano sensitivos
 

7 GUÍA

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

NEUROLÓGICA

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

En contraste con el síndrome del túnel carpiano en el que el deterioro sensorial generalmente es significativo, en el atrapamiento del nervio cubital la manifestación motora adquiere importancia, notoria en los músculos intrínsecos de la mano. El entumecimiento nocturno e intermitente de la mano en flexión persite por meses y años. La pérdida de fuerza de los músculos de la eminencia hipotenar y tenar es el signo clínico más importante, que en los casos moderados a severos condiciona la aparición de la denominada “mano del predicador”, mano en garra y signo de Froment. La parestesia del cuarto y quinto dedo, así como la hipoestesia, propias del estado avanzado con lesión, se instauran rápidamente. El trauma remoto del codo, sobre todo fractura o dislocación, los movimientos repetitivos del codo, la tendencia a “abrirse paso a codazos”, el ejercicio de la música, la cirugía, la endoscopia, la electrofisiólogía y las posiciones en flexión del codo durante de sueño son todos factores asociados importantes que se deben tener en cuenta para llegar al diagnóstico clínico (Tabla 3). La hipoestesia y en especial, la pérdida de la discriminación tactil (de dos puntos) en la región distal del quinto dedo, son signos frecuentes en el examen clínico. Por otra parte, así como la hipoestesia de la cara medial del dedo anular excluye la presencia de plexopatía o radiculopatía, la hipoestesia de la porción medial del antebrazo indica la presencia de atrapamiento cubital.

Electrodiagnóstico en el atrapamiento cubital en el codo

En todo paciente con sospecha clínica de atrapamiento cubital se deben realizar neuroconducciones sensoriales y motoras (bilaterales) de los nervios mediano, cubital y radial con electromiografía complementaria. Para el nervio cubital la conducción motora, implica el uso de electrodos de registro en la superficie del músculo inervado por el nervio cubital en la mano, casi siempre el abductor digiti quinti, y que se estimule el nervio en la muñeca, debajo del codo distal al pliegue y proximal, o por encima del pliegue del codo, con las mediciones de amplitud y cálculo de las velocidades de conducción correspondientes en los distintos segmentos del nervio. El estudio de conducción de nervio también muestra lentificación de la conducción de por lo menos 10 m/s, en el brazo afectado del paciente del (Figura 2). Cuando la atrofia es significativa hay diferencias de por lo menos 15 m/s. En el sitio del atrapamiento en fases moderadas a severas hay disminución del PAMC (Tabla 4).

ATRAPAMIENTO DEL NERVIO PERONEO A TRAV”S DE LA CABEZA DEL PERON”

Anatomía

La anatomía del nervio peroneo es esencial para entender las causas y las manifestaciones

 

Tabla 3. Causas de atrapamiento cubital.

Causas

Etiología

Traumas

Fractura, Luxación, Arma de fuego, Arma blanca

Mecánicas

Flexión externa aguda o crónica, Fibrosis, Músculos anómalos , Vendas o férulas

Neoplasia

Ganglión, Lipoma, Schwanoma, Neurofobroma, Hemagioma

Sitios de atrapamiento: Codo: Arcada de Struthers, Ranura retroepicondilar, Túnel cubital, Salida del flexor carpis unlaris

GUÍA

NEUROLÓGICA

7

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

clínicas. Emerge de las raíces L4, L5, S1

y S2, separándose del nervio ciático en el

vértice superior de la fosa poplítea. El nervio ciático está compuesto de dos fascículos que conforman los nervios peroneo común

o lateral (nervio poplíteo lateral) y tibial (poplíteo medial). En el muslo, el nervio

lateral) y tibial (poplíteo medial). En el muslo, el nervio Figura 2. Atrapamiento cubital en el

Figura 2. Atrapamiento cubital en el curso por el codo después de una luxofractura en un paciente masculino de 40 años. Note la presencia de bloqueo de la conducción motora con prolongación de las latencias y amplitudes disminuidas.

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

del peroneo común inerva sólo la cabeza corta de bíceps femoris. Todos los demás músculos, la cabeza larga del bíceps femoris, el semitendinosus, y semimembranosus son inervados por el nervio del tibial. El peroneo común y el tibial se separan en el fosa poplítea superior. El nervio peroneo común emite el nervio cutáneo lateral que inerva la piel del

tercio superior del aspecto lateral de la pierna. Abraza el cuello de la fíbula peroneal y pasa

a través de un túnel del tendinoso entre el

borde del músculo de peroneus longus y el peroné, sitio común de atrapamiento. Cerca de ese punto, el nervio del peroneo común se divide en sus ramas terminales los nervios

peroneo superficial y profundo. El superficial inerva el peroneus longus, el peroneus brevis

y la piel de los dos tercios del aspecto lateral

de la pierna y el dorso del pie. El peroneo profundo es principalmente motor. Inerva los extensores de los dedos del pie: tibialis anterior, extensor hallucis, digitorum extensor longus, brevis peroneus tertius, además de la piel del espacio entre el primero y el segundo dedos del pie.

Tabla 4. Recomendaciones de la Asociación Americana de Electromiografía y Electrodiagnóstico: parámetros prácticos en la neuropatía por atrapamiento del nervio cubital en el codo

Neuroconducciones convencionales de mediano, cubital y radial

1. Velocidad de conducción motora de menos de 50m/s

2. Una diferencia de velocidades de conducción 10m/s disto proximal

3. Disminución de la amplitud del PAMC del 20% debajo del codo

4. Disminución del pico negativo por debajo del codo del PAMC del 20%

5. Cambio de conguración abrupta del PAMC

Neuroconducciones cubitales normales y sospecha de atrapamiento cubital

1. Neuroconducción gravada en el primer interóseo dorsal

2. Neuroconducción cada tres centímetros en el segmento del codo

Electromiografía que debe incluir

1. Primer interóseo dorsal y exores cubitales del antebrazo

2. Si los músculos inervados cubitales son anormales, el examen debe extenderse para incluir los C8 músculos del tronco no cubitales para excluir la plexopatía braquial, y los cervicales paraespinales para excluir la radiculopatía.

 

7 GUÍA

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

NEUROLÓGICA

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

Clínica

La neuropatía del peroneo es la causa más frecuente de atrapamiento de los miembros inferiores en el HUCSR, y la tercera causa de atrapamientos en general. Se presenta con pie caído, usualmente de curso agudo. Hay ausencia total de la dorsiflexión del pie y

parcial de los dedos. La debilidad se restringe

a la eversión del tobillo y dorsiflexión del

grueso artejo del pie. La inversión del tobillo, flexión del dedo del pie y flexión del plantar se conservan normales. La neuropatía del peroneo es causada por compresión externa alrededor del cuello fibular, trauma de la rodilla, lesión intraoperatoria, tumores del nervio y

vasculitis (Tabla 5).

En el diagnóstico diferencial se debe tener en cuenta el síndrome compartimetal agudo de la pierna, la mononeuropatía del peroneo profundo, del peroneo común, la ciática, la k

plexopatía lombosacra, la radiculopatía L5, la enfermedad motoneuronal o la lesión cortical

o subcortical central.

Electrodiagnóstico del atrapamiento del nervio peroneo

El examen de neuroconducción y elec- tromiografía es esencial en el diagnóstico

y prognóstico de la neuropatía del nervio peroneo.

El electrodo de registro activo para obtener el PAMC se coloca en la unión del tercio superior y los dos tercios inferiores de una línea que se extiende desde la protuberancia anterior de la tibia hasta el borde anterior del maléolo lateral. La referencia basta con situarse a 8 cm distal al electro activo. El estímulo se aplica a la fíbula. Otro método es colocar el electrodo activo sobre el extensor hallucis y la referencia sobre la eminencia ósea lateral al quinto dedo y estimular entre los tendones de retináculo flexor, infrafibular y suprafibular cada 1-3 cm. El PS del nervio peroneo superficial se obtiene con un electrodo activo en el borde anterior del tercio inferior del peroné, estimulando 9-14 cm por encima del maléolo.

En el atrapamiento del peroneo disminu- ción de la amplitud del PAMC, prolonga las latencias o produce bloqueo de conducción en los sitios del atrapamiento (Figura 3). Una electromiografía a las tres semanas demuestra potenciales por desnervación activa con fibrilaciones y ondas positivas. Si hay degeneración axonal usualmente quedan secuelas motoras o sensitivas.

S ◊NDROME DEL T‚ NEL DEL TARSO

Anatomía

Por el túnel del tarso cursan las ramas terminales de nervio tibial. El nervio tibial

 

Tabla 5. Causas de atrapamiento del nervio peroneo.

Causas

Etiología

Trauma

Contusión, Fractura bular, Ruptura de ligamentos de la rótula, Rótula dislocada, Luxación bular, Equitación, Cirugía de rodilla, Reemplazo de rodilla artroscopia diagnóstica y terapéutica

Compresión

Durante anestesia, Pérdida de peso, Cruzar la pierna, Prolongada hospitalización y reposo en Anorexia nerviosa Coma, Diabetes, Yoga, Yeso, Vendas, Compresión neumática, Ortesis, Medias de várice, Posición de Litotomía, Parto normal, Mordedura de serpiente,

cama,

Neoplasia

Osteocondroma, Quiste de Baker, Ganglión, Hematoma, Pseudoaneurysm Intrinsic, Schwanoma, Neurobroma

Vasculítis

LES, Artritis reumatoide, Sjögren

GUÍA

NEUROLÓGICA

7

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

G UÍA N EUROLÓGICA 7 N EUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO Figura 3. Paciente de 34 años con

Figura 3. Paciente de 34 años con atrapamiento del nervio peroneo en su curso con la fíbula. Posterior colecistectomía. Note la presencia de bloqueo de conducción en A y B.

proviene de las raíces L5,S1 y S2. En su curso suple la inervación de la pierna e inerva el gatronemius, el plantaris, el soleus, el popliteus,

el flexor digitorum longus, tibialis posterior,

flexor hallucis longus, luego atraviesa el túnel del tarso, abraza el calcáneo y se divide en dos ramas sensitivas los plantares medial y lateral que suplen los pequeños músculos del pie y la sensibilidad del aspecto plantar del pie y el maléolo.

Clínica

El túnel del tarso es el segundo atrapa- miento más frecuente del miembro inferior y el cuarto de los atrapamientos en general. En el HUCR representa el 15% de los atrapamientos. El síntoma más frecuente del síndrome de túnel del tarso es el dolor perimaleolar. En

el curso del síndrome también hay dolor de

los gastronemios o de la rodilla. El dolor se

presenta en la noche y al caminar con parestesias urentes en la planta del pie que mejoran con

el

reposo. El Tinel y la atrofia muscular de

la

planta del pie son inespecíficos, pues se

presentan en polineuropatía, radiculopatía o

neuropatía tibial proximal. Ocasionalmente

y

en estados avanzados de lesión nerviosa,

se

produce hipoestesia del área planta medial

o

lateral. Una causa frecuente de túnel, del

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

tarso es el trauma y rara vez por várices trombosadas o masa.

Electrodiagnóstico del síndrome de túnel del tarso

Para el diagnóstico eléctrico del túnel del tarso se deben evaluar los nervios tibiales, peroneos y sural, y evocar ondas F y reflejo H.

El nervio tibial se estimula en la fosa poplítea

y medial al maléolo interno y se registra

sobre el abductor hallucis brevis. Los nervios plantares con estímulo medial del maléolo internos registró sobre abductor pollicis brevis

y abductor digiti quinti pedis, además de los plantares sensoriales.

Los hallazgos se resumen en prolongación de las latencias del PAMC del nervio plantar lateral o medial que demuestran la desmielini- zación y la disminución de las amplitudes por lesión axonal. Los nervios sensitivos están ausentes o hay una prolongación de las latencias con disminución de la velocidad de conducción sensorial del plantar (Figura 4). La ausencia de los plantares es frecuente en pacientes ancianos o de mediana edad y constituyen un falso positivo. Si los cambios coexisten con la alteración en el nervio

Si los cambios coexisten con la alteración en el nervio Figura 4. Paciente de 56 años

Figura 4. Paciente de 56 años con artritis reumatoidea y dolor plantar con la marcha y acroparestesias nocturnas urentes de la planta de ambos pies. Note la ausencia del nervio plantar derecho y prolongación de las latencias con una disminución de las velocidades de conducción del nervio plantar izquierdo.

 

7 GUÍA

NEUROPATÍA POR ATRAPAMIENTO

NEUROLÓGICA

SERGIO F. RAMÍREZ, JOSÉ F. HERNÁNDEZ

sural, el diagnóstico más probable es una polineuropatía, una lesión del ciático del plexo lombosacro.

La electromiografía de los músculos de la planta del pie tiene la desventaja de ser dolorosa. Además existe una dificultad para obtener MUP. Los hallazgos incluyen aumento de la actividad espontánea con potenciales de fibrilación, ondas positivas y de reinervación con potenciales polifásicos de larga duración.

CONCLUSIONES

Las neuroconducciones y la electromio- grafía son de gran importancia para el diagnóstico de los síndromes de atrapamiento nervioso. La ausencia de los potenciales sensoriales, la prolongación de las latencias, la disminución de las amplitudes y de las velocidades de conducción sensitiva o motora prolongadas son hallazgos frecuentes. Se debe explorar mediante una electromiografía los músculos inervados por el nervio atrapado. Definitivamente el diagnóstico debe respaldarse siempre en la clínica, para que los hallazgos neurofisiológicos sean relevantes.

LECTURAS RECOMENDADAS

AMINOFF MJ. Tibial and sural neuropathies.

MJ. ed. Electromyography en

clinical practice. San Francisco: Churchill Linvingstine;1998: 479-510 [2] BASHAR K ATIRJI. Peroneal neuropathy. In: CD. Medlink Neurology Copyright © 1993-2005 MedLink Corporation. 2005: April - June

CAMPBELL WW, CARROLL DJ, G REENBERG MK, ET

AL. Practice parameter: electrodiagnostic studies

[3]

[1]

In: Aminoff

[4]

in ulnar neuropathy at the elbow. Neurology 1999; 52:688-90.

CAMPBELL WW, GREENBERG MK, K RENDEL DA, PRIDGEON RM, SITARAM KP, WILLIAMS FH.

Literature review of the usefulness of nerve conduction studies and electromyography in the evaluation of patients with ulnar neuropathy at the elbow. Muscle Nerve 1999c; 22(Suppl

8):5175-205.

[5] JABLECKI CK, ANDARY MT, FLOETER MK, MILLER RG, QUARTLY CA, VENNIX MJ,

WILSON JR. American Association of Electro- diagnostic Medicine. American Academy of Neurology. American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation. Practice parameter:

Electrodiagnostic studies in carpal tunnel syndrome. Report of the American Association of Electrodiagnostic Medicine, American Academy of Neurology, and the American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation. Neurology 2002; 58:1589-1592.

[6]

Unlar neuropathy In: CD. Medlink Neurology Copyright Medlink Neurology: 2005 April - June [7] PRESTON DC, SHAPIRO BE. Unlar neuropathy at the elbow. In: Preston DC, Shapiro BE, eds. Electromyography and neuromuscular disorders. Philadelphia: Elsevier Butterworth Heinemann,

NANDA A, MEYER K,

W ILLISBK , ACHARYA R.

2005:291-312

PRESTON DC, SHAPIRO BE. Median neuropathy at the wrist. In: Preston DC, Shapiro BE, eds. Electromyography and neuromuscular disorders. Philadelphia: Elsevier Butterworth Heinemann,

2005:255-279.

[9] PRESTON DC, SHAPIRO BE. Nueropathy peroneal. In: Preston DC, Shapiro BE, eds. Electromyography and neuromuscular disorders. Philadelphia: Elsevier Butterworth Heinemann,

[8]

2005:343-364.

[10] PRESTON DC, S HAPIRO BE. Tarsal túnel syndrome. In: Preston DC, Shapiro BE, eds. Electromyography and neuromuscular disorders. Philadelphia: Elsevier Butterworth Heinemann,

2005:365-372.