You are on page 1of 32

LA ORACIÓN

Aprendamos a saber “perder tiempo con Dios”


¿Qué es la oración?
 Es una conversación o
coloquio con Dios.
 Es un impulso del corazón.
 Es un trato de amistad,
estando a solas con Quien
sabemos nos ama.
 Una sencilla mirada lanzada
al cielo.
 Un grito de reconocimiento y
de amor.
¿Qué dice el catecismo?

 El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice


claramente que la oración es primero una
llamada de Dios, y después una respuesta
nuestra. La oración es, por lo mismo y ante todo,
una gracia de Dios.
Es posible…
¿Es posible que Dios tenga necesidad de nosotros?
¿Es posible que sea Dios el que nos busque?
¿Es posible que sea Dios quien salga a nuestro encuentro?...
Solamente nosotros sabemos
responder que sí. Porque solamente
Jesús nos ha dicho que Dios es
nuestro Padre, un Padre que nos
ama. Y el padre que ama, no
puede pasar sin hablar con el hijo
querido.
Formas de orar
Oración Comunitaria
 Litúrgica:
 LaSanta Misa, es la oración más importante
 Oficio Divino o Liturgia de las Hora

 No Litúrgica:
 Oración comunitaria en grupos
Oración Personal
Puede tener muy variadas formas, y aunque hay oraciones más
elevadas que otras, cualquier tipo de oración agrada al Señor.
Oración Personal
Puede tener muy variadas formas, y aunque hay oraciones más
elevadas que otras, cualquier tipo de oración agrada al Señor.
Tipos de oración personal
Oración Vocal

Dice el Nuevo Catecismo (2704) que es la


oración por excelencia de las multitudes.

Jesús enseño a orar a sus discípulos el Padre


Nuestro…
¿Cuantos tipos de oración vocal hay?
La oración de Petición

Rogamos a Dios las cosas que necesitamos.


Sabemos que Él lo sabe todo, pero de igual
forma Él quiere que le pidamos con
insistencia, con fe y estando abiertos a lo que
Dios vea mejor para nosotros.
La oración de Intercesión

Rezar por los demás. Acordémonos


todos los días de ganar gracias y
pedir por los que nos rodean.
La oración de Arrepentimiento

Es el comienzo de una oración justa y pura,


pues nos coloca en nuestras realidad de
pecadores que somos y desde esta realidad
clamamos perdón a Quien hemos ofendido.
La oración de Reparación

Oración de desagravio por los pecados


propios, los de otros o de la humanidad.
La oración de Acción de Gracias

Todo acontecimiento y toda gracias del Señor


pueden traducirse en un acto de oración de
gracias.
Agradecer a Dios significa amar y ser
humildes al darnos cuenta que somos su
criatura.
La oración de Alabanza

Es la forma de orar que reconoce de


la manera más directa que Dios es
Dios. Le canta por Él mismo, le da
gloria no por lo que hace sino por lo
que ÉL es.
De entre las formas de oración vocal,
la alabanza es la más elevada.
La oración de Entrega Es una oración de entrega a la
Voluntad de Dios, de abandono en
Dios y en sus planes.
La oración de Bendición

Que es pedir a Dios que nos llene


de gracias. Toda bendición
procede de Dios.
La oración de Adoración

Es reconocer humildemente
al Todopoderoso. Cuando
adoramos a Dios nos damos
cuenta de su poder,
grandeza y santidad.
¿Y si nos faltará la voz?
¿Puedo tener un coloquio
con Cristo, María y
nuestro Padre Celestial?
Oración Meditativa
Implica orientar el pensamiento hacia
Dios tal y como se ha revelado a lo largo
de la historia de Israel y definitiva y
plenamente en Cristo.

Y, desde Dios, dirigir la mirada a la propia


existencia para valorarla y acomodarla al
misterio de vida, comunión y amor que Dios
ha dado a conocer.
Oración Contemplativa
El desarrollo de la experiencia cristiana, y, en ella
y con ella, el de la oración, conducen a una
comunicación entre el creyente y Dios cada vez
más continuada, más personal y más íntima. En ese
horizonte se sitúa la oración a la que el Catecismo
califica de contemplativa, que es fruto de un
crecimiento en la vivencia teologal del que fluye
un vivo sentido de la cercanía amorosa de Dios;
en consecuencia, el trato con Él se hace cada vez
más directo, familiar y confiado, e incluso, más
allá de las palabras y del pensamiento reflejo, se
llega a vivir de hecho en íntima comunión con Él.
Oración Contemplativa
Como aquel buen campesino, que decía:
- No sé cómo se puede rezar un
Padrenuestro en menos de diez minutos. Y
como lo dijo con esta naturalidad e
ingenuidad, le preguntaron:

- ¿Diez minutos le cuesta a usted rezar un


Padrenuestro? En ese tiempo, y haciéndolo
en particular, se puede rezar casi un Rosario.
- Sí, es lo que hace mi mujer. Es muy devota,
y reza mucho. Pero yo prefiero rezar menos
y estar con mis ojos y mi corazón clavados en
Dios.
¿Qué no es la oración?
No es…
 Si no se dirige a Dios, no
es propiamente oración.
 Si no buscamos una
comunicación con Dios, sino
únicamente una
tranquilidad y una paz
interior, no estamos orando,
sino buscando un beneficio
personal.
No es…
 Si no interviene la persona con
todo su ser (afectos, inteligencia
y voluntad) no es oración. Las
personas nos entregamos y nos
ponemos en presencia de Dios
con todo nuestro ser. Orar no es
“pensar en Dios”, no es “imaginar
a Dios”, no es una actividad
intelectual sino del corazón que
involucra a la persona entera.
No es…
 Si no hay humildad y esfuerzo no
es oración. Para orar es
necesario reconocer que
necesitamos de Dios.

 Si no hay un diálogo con Dios, no es


oración. Si únicamente hablamos y
hablamos sin escuchar, nuestra
oración la reducimos a un monólogo.
No es…
 Cuando retamos o exigimos a Dios
tampoco estamos orando, pues nos
estamos confundiendo de persona.
Dios es infinitamente bueno y nos
ama. No podemos dirigirnos a Él con
altanería.

 Si no nos sentimos más identificados


con Jesucristo no hemos hecho
oración. Se trata de poco a poco en
la oración identificarnos con Cristo
para poder actuar como Él actuaba.
No es…
 Si no tenemos un fruto de más
amor a Dios, al prójimo y a
nosotros mismos, no hemos hecho
oración. La oración debe verse
reflejada en nuestras vidas.
Gracias a todos ustedes hermanos,
por motivarnos a orar más por todos.

Secretaria de Piedad – Movimiento de Retiros Espirituales Sagrado Corazón de Jesús