Sie sind auf Seite 1von 14

Recristalización

bajo el metamorfismo
Recristalización bajo condiciones hidrostáticas
• El metamorfismo sucede
normalmente a grandes
profundidades en el interior de
la tierra, lo que implica altas
condiciones de P y T.
• En este contexto desde el punto
de la deformación y el
comportamiento de los
materiales que se deforman, el
metamorfismo va asociado a un
ambiente dúctil.
• En los ambientes metamórficos, la roca se comporta como un
material plástico (análogo a una plastilina o una masa de arcilla) y
como un material viscoso (análogo a la brea o miel).
• Lo anterior nos permite deducir que los procesos metamórficos
suceden en la corteza dúctil (corteza inferior), este entorno el
material será sometido a dos condiciones: a) condiciones
hidrostáticas, b) condiciones no hidrostáticas.
• Condiciones hidrostáticas: un punto a una profundidad dada es
sometido a una presión ejercida por una columna hipotética de
líquido de altura h.
• Condiciones no hidrostáticas: un punto a una profundidad dada es
sometido a esfuerzos de tipo tectónico.
Recristalización bajo condiciones hidrostáticas
• En muchos procesos de equilibración metamórficos las nuevas
fábricas van progresivamente imponiendose a las fábricas del protolito
hasta el punto de que estas últimas desaparecen.
• La recristalización se refiere a la producción en estado sólido de
nuevos minerales a partir de unidades preexistentes, dos procesos
distintos pueden ser reconocidos.
• Recristalización sensu stricto: la cual los límites de los granos son
texturalmente modificados, sin que implique la formación de nuevas
fases minerales.
• Formación de nuevas fases minerales: la equilibración subsólidus
generalmente produce nuevas fases minerales así como nuevas
fábricas ambas estables en las nuevas condiciones.
Recristalización bajo condiciones no
hidrostáticas
• En zonas de falla, (corteza superior o frágil) la respuesta reológica de
las rocas a esfuerzos no hidrostáticos (de tipo tectónico) es tal que
aquellas ubicadas en condiciones de baja T y P se comportan en una
forma frágil a altas ratas de deformación. Las rocas frágiles son
fracturadas, trituradas y pulverizadas por cataclasis para formar una
dilatante e inconsolidada brecha de falla o un gouge de grano fino rico
en arcillas.
• A grandes profundidades en la corteza a elevadas P y T las rocas
metamórficas responden a los esfuerzos no hidrostáticos,
especialmente a bajas ratas de esfuerzo mediante una más continua y
homogénea deformación dúctil o como es mas frecuentemente llamada
flujo dúctil debido a que semeja un flujo dúctil.
• La ductilidad es acompañada por un aplastamiento (cambio de la
forma) de los granos individuales a través del movimiento de iones
individuales o paquetes individuales de iones.
• La deformación dúctil resultante de esfuerzos no hidrostáticos es
responsable del desarrollo de fábricas anisotrópicas impuestas en
cuerpos de roca metamórficos, la fábrica más común es la foliación.