Sie sind auf Seite 1von 25

COLORANTES Y PIGMENTOS

El color:
Es una sensación fisiológica, provocada en nuestro ojo por
las ondas luminosas, distinta para cada longitud de onda; la
luz que contiene todas las radiaciones a las que nuestro ojo
es sensible, se denomina luz blanca, éstas radiaciones al
pasar a través un prisma, sufren una dispersión
produciendo una zona en la cual se distinguen siete grupos
de colores: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y
violeta. Algunas longitudes de onda son: Anaranjado (5900
a 6200), verde (5250 a 5280) y violeta (4000 a 4020).
Colorantes:

Son sustancias exentas de cuerpo pero que se fijan con o sin mordiente sobre
otros cuerpos, generalmente fibras animales o vegetales, tintas, productos
alimenticios y otras sustancias a los que comunica su coloración.

Son solubles en medio acido, neutro o básico, poseen una estructura molecular
no saturada, es decir son electrónicamente inestables y por eso absorben
energía a determinada longitud de onda, si fueran estables, absorberían todas
o rechazarían todas.

Según Witt, el color y sus propiedades tintóreas están relacionados por la


presencia de dos grupos en la molécula, denominados cromóforos y
auxócromos, los primeros confieren a la molécula que los contiene, la sustancia
denominada cromógeno; la capacidad real o potencial de mostrarse coloreada,
pues la presencia de un cromóforo junto al auxocromo provoca un efecto
batacromo que conlleva siempre a la aparición de un color.
Los colorantes no deben confundirse con los pigmentos, que son
sustancias polvorosas de color, que precisan mezclarse con agentes
adhesivos antes de aplicarse a una superficie.

El cromógeno, aunque sea coloreado no es capaz de teñir las fibras


textiles u otros materiales; adquiere esta propiedad cuando se
introducen en la molécula los grupos auxocromos constituidos en
general por radicales saturados (grupos fenólicos, tiofenólicos,
amínicos). Por si solos, los grupos auxocromos no están coloreados
(como máximo absorben la ultravioleta), pero cuando se hallan en
presencia de cromóforos, provocan el efecto batacromo que convierte a
la sustancia en coloreada.

Dilthey, Wizinger y König, propusieron una nueva definición del


cromóforo y auxócromo:
1.- Cromóforo: no se trata de un grupo sino de un solo átomo, ya que
coordinadamente no está saturado ni ionizado (se dice que un átomo
está coordinadamente no saturado cuando el número de los
sustituyentes al que está ligado es inferior al número máximo de
radicales que puede ligar espacialmente).

2.- Auxócromo: puede ser de tres tipos:


a) auxócromo positivo: si favorece el estado electropositivo.
Corresponden a los auxócromos de Witt.
b) auxócromo negativo: si favorece el estado electronegativo.
Corresponde a los cromóforos de Witt.
c) auxócromo neutro: puede favorecer tanto al estado electropositivo
como el electronegativo, según los sustituyentes a los que está ligado.
CROMOFOROS AUXOCROMOS
Grupo etileno C-C Grupo sinfónico H2SO4
Grupo R–C=O Grupo carboxilo R – COOH
carbonilo

Grupo nitroso -N = N- Grupo hidroxilo R - OH


Grupo nitro -NO2 Grupo aminito -NH2
Grupo azo R – N=N – R’ Cloro Cl2
Grupo azoxi Bromo Br2
Grupo
quinoideo
Los colorantes, producen un alto grado de coloración cuando se dispersan en
otros materiales o se hacen reaccionar con los mismos por medio de procesos
que al menos temporalmente destruyen la estructura cristalina de la sustancia.
Esta característica, lo diferencia de los pigmentos que solo son agregados o
cristales insolubles y que precisan mezclarse con agentes adhesivos antes de
aplicarse a una superficie.

Los colorantes absorben radiación fuertemente en la región visible que va


desde los 4000 hasta los 7000 Å.

En fibras hidrófilas (algodón, lana, seda, papel); se debe tomar en


cuenta la facilidad de penetración en agua y por tanto su facilidad para
desprenderse.

En fibras hidrófobas (sintéticos) que no se hinchan en el agua, se


requieren temperaturas de aplicación más altas y moléculas más
pequeñas.
Los colorantes producen sus colores debido a que selectivamente reflejan y
absorben ciertas ondas luminosas. La luz blanca es aproximadamente igual a
una mezcla de todo el espectro visible de luz.

Cuando esta luz se encuentra con un colorante, algunas ondas son absorbidas
por los enlaces químicos y sustituyentes del colorante, mientras otras son
reflejadas.

Este nuevo espectro de luz reflejado crea la apariencia del color. Por ejemplo,
un colorante azul marino refleja la luz azul, y absorbe los demás colores. Los
colorantes, a diferencia de las sustancias fluorescentes o fosforescentes, solo
pueden sustraer ondas de la luz que recibe, nunca añadir nuevas.
La apariencia de los colorantes está íntimamente ligada al color de la
luz que reciben. La Luz solar tiene una Temperatura de color alta y un
espectro relativamente uniforme, y es considerada un estándar para la
luz blanca. La luz artificial, por su parte, tiende a tener grandes
variaciones en algunas partes de su espectro. Vistos bajo estas
condiciones, los colorantes lucen de diferentes colores.

Los Espacios de colores usados para representar colores


numéricamente deben especificar su fuente de luz. Los espacios de
colorLab, a menos que se indique lo contrario, asumen que la medida
fue tomada bajo una fuente luminosa de tipo D65 (Daylight 6500 K), la
cual tiene aproximadamente la misma temperatura de color que la luz
solar
Otras propiedades de un color, tales como su Saturación o su Luminosidad ,
pueden ser determinadas a partir de las otras sustancias que acompañan a los
colorantes.

Los adhesivos y rellenos añadidos a químicos pigmentadores puros también


tienen sus propios patrones de inflexión y absorción, los cuales pueden afectar
el espectro final.

De la misma forma, en mezclas de colorante y adhesivo, algunos rayos de luz


pueden no encontrarse con moléculas pigmentadoras, y pueden ser reflejados
tal cual.

Este tipo de rayos contribuyen a la saturación del color. Un pigmento puro


permite que muy poca luz blanca escape, produciendo un color altamente
saturado. Una pequeña cantidad de pigmento mezclado con mucho adhesivo,
no obstante, tiene un aspecto Insaturado y Opaco, debido a la gran cantidad de
luz blanca que escapa.
El color negro es uno de los ocho Colores elementales, junto con el
rojo, verde, amarillo, azul, cian, magenta y blanco, que corresponden a
las formas extremas de recepción del ojo. A su vez, el negro es la
ausencia de luz y de ninguno de los tres colores primarios. También se
dice que el negro es el color que tiene falta de luz, por lo contrario del
blanco que es luz o también la combinación de todos los colores
existentes menos el negro,

Con poca luz se ve en blanco y negro. En la denominada síntesis


aditiva (comúnmente llamada "superposición de colores luz") el color
blanco resulta de la superposición de todos los colores, mientras que
el negro es la ausencia de color.

En la síntesis sustractiva (mezcla de pinturas, tintes, tintas y colorantes


naturales para crear colores) el blanco solo se da bajo la ausencia de
colores y utilizando un soporte de ese color y, el negro es resultado de
la superposición de los colores cian, magenta y amarillo.
La Luz blanca puede ser descompuesta en todos los colores (espectro)
por medio de un prisma. En la naturaleza esta descomposición da lugar
al arco iris.

El espectro electromagnético está constituido por todos los posibles


niveles de energía de la luz. Hablar de energía es equivalente a hablar
de Longitud de onda; por ello, el espectro electromagnético abarca
todas las longitudes de onda que la luz puede tener. De todo el
espectro, la porción que el ser humano es capaz de percibir es muy
pequeña en comparación con todas las existentes. Esta región,
denominada espectro visible, comprende longitudes de onda desde los
380 nm hasta los 780 nm( 1nm = 1 nanómetro = 0,000001 mm). La luz
de cada una de estas longitudes de onda es percibida en el cerebro
humano como un color diferente. Por eso, en la descomposición de la
luz blanca en todas sus longitudes de onda, mediante un prisma o por
la lluvia en el arco iris, el cerebro percibe todos los colores.
Color Longitud de onda

violeta ~ 380-450 nm

azul ~ 450-495 nm

verde ~ 495-570 nm

amarillo ~ 570–590 nm

naranja ~ 590–620 nm

rojo ~ 620–750 nm
LA REFLEXIÓN EN LAS SUPERFICIES: COLORES
SUSTRACTIVOS

Cuando la luz incide sobre un objeto, su superficie absorbe ciertas longitudes


de onda y refleja otras. Sólo las longitudes de onda reflejadas podrán ser
vistas por el ojo y por tanto en el cerebro sólo se percibirán esos colores. Es
un proceso diferente a luz natural que tiene todas las longitudes de onda, allí
todo el proceso nada más tiene que ver con luz, ahora en los colores que
percibimos en un objeto hay que tener en cuenta también el objeto en si, que
tiene capacidad de absorber ciertas longitudes de onda y reflejar las demás.

Consideremos una manzana “roja". Cuando es vista bajo una luz blanca,
parece roja. Pero esto no significa que emita luz roja, que sería el caso una
síntesis aditiva. Si lo hiciese, seríamos capaces de verla en la oscuridad. En
lugar de eso, absorbe algunas de las longitudes de onda que componen la luz
blanca, reflejando sólo aquellas que el humano ve como rojas. Los humanos
ven la manzana roja debido al funcionamiento particular de su ojo y a la
interpretación que hace el cerebro de la información que le llega del ojo.
EL COLOR DE LOS OBJETOS

El color de un objeto depende de lo que le sucede cuando la


luz incide sobre él. Los diferentes materiales absorben algunos
colores y reflejan otros.

Los colores que vemos son los colores reflejados por el objeto.
Por ejemplo, una hoja de color verde absorbe todos los
colores excepto el color verde. La hoja refleja el color verde y
ése es el color que vemos.
Las cosas de color negro absorben todos los colores y no
reflejan ninguno. Las cosas de color blanco reflejan todos los
colores.

Un filtro cromático absorbe ciertos colores de la luz y deja


pasar otros.
Reflexión de la radiación solar en un Reflexión de la radiación solar en un objeto
objeto verde negro superficial

Reflexión de la radiación solar en un objeto blanco


Entonces, es muy distinto "el color de la luz que emite un objeto" (lo cual es
proporcional a su temperatura superficial) de "el color de la luz que es reflejada
por un objeto" (lo cual corresponde a su pigmentación).
Este "color de un objeto" iluminado desde afuera por luz blanca, corresponde a
aquellos colores de luz que llegan a nuestra vista luego de que la luz blanca se
refleja en él (el objeto puede estar frío y ser invisible en una habitación
oscura).
De lo anteriormente expuesto podemos sacar las siguientes
conclusiones:
.-Si un objeto se ve de "color blanco" significa que su pigmentación
superficial es capaz de reflejar todos los colores de la luz; o sea, toda
la luz blanca, y esto provoca en el cerebro esa sensación de "color
blanco".
.-La síntesis aditiva de color, que corresponde a las mezclas de colores
de la luz, no tiene nada que ver con la síntesis sustractiva (absorción)
que se logra mezclando pinturas de color.
.-Todas las luces mezcladas dan como resultado la luz blanca.

.-Todos los pigmentos mezclados dan como resultado el color negro.

.- Una habitación oscura representa para el ojo humano, la "no


presencia de la luz" o el color oscuro. Por otra parte, si un objeto no
refleja ningún color, la sensación que entrega es de "negro".

Propiedades de los colorantes:


1.- Propiedades de aplicación: solubilidad, afinidad, velocidad de
teñido.
2.- Propiedades de uso final: tono, resistencia a sustancias
degradantes (luz, lavado, calor y desteñido).
La intensidad del color de un colorante, se mide cuantitativamente por
medio de la absortividad molar.
Tipo de colorante Absortividad

Antraquinonas 5000 – 15000

Azo 20000 – 40000

Básicos:

Cianina 40000 – 80000

triarilmetano 80000 - 160000

* Se deduce que los colorantes básicos tienen mayor poder tintorial,


pero su estabilidad a la luz es inversamente proporcional a este
aspecto.
COLORANTES NATURALES

Los colorantes naturales se clasifican según su procedencia en:


vegetales, animales y minerales.

Colorantes vegetales

Los colorantes vegetales se dividen en 6 grupos:


a) Carotenoides: La estructura química básica de la mayoría de estos
compuestos es poliénica, de 40 átomos de carbono y se dividen en dos
grandes grupos: carotenos y xantofilas (Badui 1993; Fenema 1993).
b) Clorofila: Este es, tal vez, el pigmento más abundante en la
naturaleza y se encuentra en los cloroplastos. Es soluble en no polares.
Los tipos de clorofila más importantes son la a y b, teniendo una
proporción de 3:1 (Badui 1993; Fenema 1993).
c) Antocianinas: Son pigmentos hidrosolubles con características de
glucósidos, responsables de los colores rojo, anaranjado, azul y
púrpura de las uvas, manzanas y fresas (Badui 1993; Fenema 1993).
d) Flavonoides: Son glucósidos formados por una anglicona que en
muchos casos deriva del 2-fenilbenzopirona. Estos pigmentos son
amarillos pero, a pesar de que existe un gran número de ellos, no
contribuyen de manera importante en el color de los alimentos (Badui
1993; Fenema 1993).

e) Betalainas: Este término se refiere a un grupo de aproximadamente


70 pigmentos hidrosolubles con estructura de glucósidos y que se han
dividido en dos grandes clases: betacianinas (rojo) y betaxantinas
(amarillo) (Badui 1993; Fenema 1993).

f) Taninos: Son una clase de compuestos fenólicos incoloros amarillo-


café que se han dividido en dos grupos: los hidrolizables y los no
hidrolizables (Badui 1993; Fenema 1993).
Colorantes animales

Los colorantes animales se dividen en:

a) Mioglobina y hemoglobina: Tanto la mioglobina como la


hemoglobina son proteínas conjugadas o hemoproteínas responsables
del color rojo del músculo y de la sangre, respectivamente (Badui
1993; Fenema 1993).

b) Cochinilla: Se obtiene a partir del insecto Datylopius coccus que se


desarrolla en el nopal. El principio colorante es el ácido carmínico, es
una antraquinona de color púrpura.
Colorantes minerales

Los colorantes de origen mineral se dividen en:

a) Oxido de fierro: Los óxidos de fierro se encuentran naturalmente,


pero suelen elaborarse por medio de un tratamiento con sulfato ferroso
o cloruro ferroso con un álcali, seguido de oxidación del hidróxido.

b) Dióxido de titanio: El dióxido de titanio es un pigmento colorante


inorgánico (TiO2) el cual es un polvo denso blanco, sinsabor e inodoro.

c) Azul ultramarino: El ultramarino se produce por la pulverización del


mineral lápiz lazuli, pero ahora se produce fundiendo juntos caolín
carbonato o sulfato de sodio azufre y carbón, por cerca de 10 h en
ausencia de aire.
Los más aceptados

Los colorantes permitidos, según la norma oficial mexicana NOM-119-


SSA1-1994 para uso alimentario, son los siguientes: aceite de
zanahoria, achiote (extracto de semillas), b-apocarotenal, betabel
(remolacha) deshidratado, b-caroteno, cantaxantina, color caramelo,
clorofila, cochinilla, cúrcuma (polvo y oleoresina), extracto de color de
uva, extracto de cáscara de uva, harina de semilla de algodón, jugo de
frutas, chile en polvo, oleoresina de chile, riboflavina, riboflavina 5
fosfato, éster apocarotenoico y xantofilas.

Certificación internacional

El uso de colorantes alimentarios en la Comunidad Europea (EC) es


controlado por la directiva EC 2645/62 y en los Estados Unidos por la
enmienda de aditivos y colorantes de 1960 (ley 86-618), publicada por
la Food Drug Administration (FDA) (Abeysekere, 1990; Kenneth, 1988).
La FDA creo tres categorías para clasificar a los colorantes:
- Colorantes FD&C: certificados para uso en alimentos, drogas y cosméticos.
- Colorantes D&C: Utilizados en drogas y cosméticos o usados en contacto
directo con las mucosas.
- Colorantes Ext. D&C: Colorantes que por su toxicidad oral no son certificados
para uso en productos planeados para ingestión, pero que son considerados
seguros para su uso en productos aplicados externamente.

Además de los colorantes naturales que están registrados y permitidos por la


FDA, varios grupos se encuentran en la búsqueda de nuevos colorantes de
origen natural. Algunos de ellos han sido realmente redescubiertos, ya que
tradicionalmente los utilizaban diferentes grupos o poblaciones; como ser el
azafrán de bolita, planta que crece en las regiones semiáridas de México, que
proporciona un color amarillo y es utilizado para colorear alimentos de las
zonas donde crece (Méndez et al, Lugo et al).

Otras fuentes que se han estudiado son extractos de frutos de cactáceas, de


frutos de Opuntias y de Stenocereus (Ceron et al 2002; García S.C., 2000),
como fuente de colorantes rojos.