You are on page 1of 21

EL PACIENTE OBSESIVO

DMS-V Criterios Diagnósticos

■ Presencia de obsesiones, compulsiones o ambas:

■ Los síntomas obsesivo-compulsivos no se pueden atribuir a los


efectos fisiológicos de una sustancia

■ La alteración no se explica mejor por ios síntomas de otro


trastorno mental
Prevalencia

■ 1.8%

■ Mujeres adultas más proclives.

■ Hombres en adolescencia.
Factores de riesgo

■ Temperamentales.

■ Ambientales

■ Genéticos y fisiológicos
Riesgo de suicidio

■ Los pensamientos suicidas se producen en


aproximadamente la mitad de los individuos con TOC

■ También se refieren intentos de suicidio en hasta una


cuarta parte de las personas con TOC; la presencia
comórbida del trastorno depresivo mayor aumenta el riesgo
Definición
■ La estructura de personalidad obsesiva-compulsiva se
puede definir como la motivación a pensar y hacer más que
por sentir, percibir, intuir o fantasear.

■ Son individuos vinculados de manera funcional al


pensamiento o a estilos compulsivos con poca elaboración
cognitiva.

■ De forma normal, la demanda de ayuda terapéutica


consiste solamente en librarse de pensamientos
reiterativos o del sufrimiento por rituales compulsivos.
Conducta, afecto y temperamento
■ Control de esfínteres.

■ Fantasías agresivas.

■ Sensación de “suciedad”.

■ Moralidad esfinteriana (Ferenczi).


Conducta, afecto y temperamento

■ Agresividad (directa o pasiva) negada o racionalizada.

■ Vergüenza debido a grandes expectativas e ideales que no


creen alcanzar.
Procesos adaptativos

■ Predominancia Obsesiva: Aislamiento.

■ Predominancia Compulsiva: No hacer


Procesos defensivos

■ Racionalización ■ Intelectualización.

■ Moralización ■ Desplazamiento.

■ Compartimentalización. ■ Formación
Reactiva.
Defensas comportamentales.

■ Inacción.

■ El obsesivo no hace…duda.

■ El compulsivo no hace…repite.
Formación Reactiva

■ Es básica en las conductas del paciente obsesivo.

■ Ambivalencia.

■ “Ideales de virtud con una isla de paradójica corrupción”


Patrones de formación

a) Educación enfocada al logro (castigo/recompensa).


b) Cuidadores irracionalmente exigentes.
c) Represión de sentimientos.
d) Padres controladores.
e) Padres sobreprotectores.
f) Falta de educación en valores.
El Yo obsesivo-compulsivo
■ Control de la agresión y deseo.
■ Autoestima a expensas de cumplir las demandas de figuras
parentales idealizadas.
■ La culpa y la vergüenza ocupan toda la energía.

■ Situaciones fuera de control pueden generar depresión:


a) Culpa: depresión introyectiva
b) Vergüenza: depresión anaclítica.
■ Sobrevaloración del autocontrol, disciplina, orden y
preseverancia.
■ “Felicidad” a partir de la restricción de las propias
demandas
■ Tienden a autoinculparse.
■ Son desmesuradamente autocríticos.
■ Descomposición de la realidad en detalles.
Transferencia y Contratransferencia

■ Se identifica al terapeuta como un padre deseado, pero


demandante y que juzga.
■ Admiran al terapeuta excesivamente neutral.
■ Ambivalencia de disposición con negación inconsciente.
■ Crítica velada, desánimo sobre el proceso, distanciamiento
y aburrimiento.
Implicaciones terapéuticas.
■ Evitar la intelectualización.
■ Facilitar la expresión emocional.
■ Interpretar de manera cuidadosa la culpa y la vergüenza.
■ El silencio lo viven como abandono.
■ Si existe compulsividad autodestructiva debe haber
desintoxicación antes de comenzar la terapia.
■ Buscar traer la emoción a primer plano (sin presionar).
■ Aceptar e incluso motivar la crítica (a la terapia).
Diagnóstico diferencial

■ Narcisismo.

■ Trastorno esquizoide.

■ Condiciones orgánicas.
Entrevista

■ Monótono.
■ Aislamiento ante la cercanía del entrevistador.
■ Inversión de papeles.
■ Dificultad en establecer un contacto realmente emocional.
■ Si el paciente coopera es que se alcanzó.
■ Evita el contacto visual.
■ “Batalla” con la voz.
■ Falta de atención (la oculta).
■ Distracciones constantes.
■ Demasiada atención en los detalles.
■ Sensible a las críticas.
■ Silencio.
■ Dinero y horarios.