Sie sind auf Seite 1von 16

Aparato Digestivo.

Alumnos:
•Albornoz Belén
•Amado Victoria
•Capuj Julieta
•Cipolla Cielo
•Fernández Matías
•Szczygol Sofía
3° “A”
Esquema del aparato digestivo
Boca
Glándulas salivales
Faringe
Esófago
Vesícula biliar
Hígado
Estómago
Páncreas
Intestino delgado
Intestino grueso
Recto
Ano
Digestión mecánica y química.
• DIGESTION MECÁNICA comprende los fenómenos de
masticación y movimientos o contracciones
peristálticas de los órganos. Los dientes trituran los
alimentos ingeridos y los mezclan con la saliva
formando el bolo alimenticio. Este proceso continua
por las contracciones peristálticas del esófago y del
estómago que también ayudan a deshacer los
alimentos.
• DIGESTION QUÍMICA transformaciones por acción de
ENZIMAS DIGESTIVAS que descomponen los
alimentos nutrientes simples y asimilables. Entre ellas
están las enzimas de tipo amilasas que desdoblan los
carbohidratos en unidades simples o monosacáridos,
las lipasas que reducen los en glicerol y ácidos grasos
simples, las proteasas quienes desdoblan a las
proteínas en cadenas polipeptídicas y estas en
aminoácidos simples y sencillos.
Ambos procesos ayudan a la transformación de los
alimentos en bolo alimenticio (boca), quimo (estómago)
y quilo (intestino delgado), cada uno más sencillo para
facilitar su absorción y su distribución hacia todas las
células del cuerpo a través de la sangre.
Características principales de los
órganos del sistema digestivo
• Boca: cavidad donde se inicia el proceso digestivo. El alimento es
triturado por los dientes y combinado con la saliva formando el bolo
alimenticio.
• Faringe: estructura por la que pasa tanto el aire como los alimentos,
pertenece al sistema respiratorio y digestivo.
• Esófago: conducto vertical y recto. Genera las contracciones que
sentimos en la garganta cuando tragamos, denominadas “perístasis”.
• Estómago: “bolsa” muscular. Por medio de los jugos gástricos y los
movimientos peristálticos el bolo alimenticio es transformado en
“quilo”. Se produce la desnaturalización de proteínas.
• Intestino delgado: el quimo se transforma en quilo. Primer tramo
(duodeno) actúan enzimas segregadas por el hígado y el páncreas
contribuyendo a la digestión, comienza la absorción de nutrientes.
Segunda parte (yeyuno) actúa el jugo intestinal, completando la
degradación de hidratos de carbono, proteínas y lípidos; por medio
de las vellosidades de sus paredes los nutrientes pasan al torrente
sanguíneo para ser distribuidos a todas las células. Tercera y última
parte (íleon) absorbe la vitamina B12, y algunas sales que antes
formaban parte de la bilis.
*características principales de los órganos del sistema digestivo
• Intestino grueso: tubo muscular donde solo se produce absorción de sales
minerales y agua, el quimo se transforma en heces. Consta de cuatro
partes:
1. Ciego: cavidad que une el intestino delgado con el grueso
2. Colon (ascendente, transverso y descendente) absorbe los
nutrientes y el agua
3. Recto: compacta y almacena las heces hasta el momento de
evacuación
4. Ano: “válvula” que regula la excreción.

También están involucrados en la digestión las glándulas salivales, el


páncreas y el hígado, aunque por ellos no pasa el alimento, segregan las
enzimas para descomponerlo.
• Glándulas salivales: producen y liberan saliva en la boca, donde lubrican el
alimento y comienzan la digestión de los glúcidos.
• Hígado: es una víscera que produce la bilis, liberada en el duodeno actúa
en la digestión de las grasas.
• Páncreas: es una glándula con dos funciones, una está hormonalmente
vinculada al sistema circulatorio, y la otra es la producción y liberación del
jugo pancreático; liberado en el duodeno ayudando en la digestión de las
grasas, los carbohidratos y las proteínas de los alimentos.
Jugos digestivos
• A lo largo del proceso de digestión actúan cuatro jugos digestivos
diferentes.

• El primero es la saliva, que contiene una enzima cuya función es


comenzar a digerir el almidón de los alimentos y transformarlo en
moléculas más pequeñas, como “degradándolo”

• El próximo es un “jugo” que producen las glándulas digestivas que


recubren la pared del estómago. Éstas generan ácido y una enzima que
digiere las proteínas. Una gruesa capa como de “moco” recubre la
mucosa y evita que el ácido del jugo digestivo disuelva el tejido del
estómago. La función de la mucosa estomacal es resistir el jugo como no
lo hacen, los alimentos y otros tejidos del cuerpo.
*jugos digestivos
• Luego los otros dos jugos gástricos son muy importantes porque son producidos por dos
órganos diferentes y que actúan “cooperativamente”.

• El hígado es uno, produce la bilis, que se almacena en la vesícula biliar. Cuando


comemos, la bilis sale de la vesícula y es conducida por las vías biliares al intestino y se
mezcla con las grasas de los alimentos. Los ácidos que contiene éste jugo, disuelven las
grasas en el intestino, y podemos compararlo para que sea mas simple, con la acción
que hace el detergente sobre las grasas. Después de que grasas se disuelven, las
enzimas del páncreas y de la mucosa intestinal las digieren.

• Y allí es donde aparece el último jugo digestivo, el jugo pancreático, que es un jugo que
posee elevada cantidad de enzimas que descomponen los carbohidratos, las grasas y las
proteínas de los alimentos. Nombramos “cooperativa” la relación entre la bilis y el jugo
pancreático por que nos pareció así, la bilis disuelve las grasas como primer paso y el
jugo pancreático continúa con lo que la bilis no logró disolver y termina el proceso.
Transformaciones que van
sufriendo los distintos nutrientes
• Carbohidratos.
Los carbohidratos digeribles (fécula y azúcar) se descomponen en moléculas más sencillas por la acción de las
enzimas de la saliva, del jugo pancreático y de la mucosa intestinal. La fécula se digiere en dos etapas: primero,
una enzima de la saliva y del jugo pancreático lo descompone en moléculas de maltosa; luego una enzima de la
mucosa del intestino delgado divide la maltosa en moléculas de glucosa que pueden absorberse en la sangre. La
glucosa va por el torrente sanguíneo al hígado, en donde se almacena o se utiliza como fuente de energía para las
funciones del cuerpo.
Los azúcares se digieren en un solo paso. Una enzima de la mucosa del intestino delgado digiere la sacarosa,
también llamada azúcar común, y la convierte en glucosa y fructosa, cada una de las cuales puede absorberse en
el intestino y pasar a la sangre. La leche contiene lactosa, otro tipo de azúcar que se transforma en moléculas
fáciles de absorber mediante la acción de otra enzima que se encuentra en la mucosa intestinal.
La fibra no se puede digerir y pasa por el tracto digestivo sin ser transformada por las enzimas. Muchos
alimentos contienen fibra soluble e insoluble. La fibra soluble se disuelve fácilmente en agua y adquiere una
textura como un gel, en el intestino. La fibra insoluble, por el contrario, pasa por el intestino casi sin modificación.
Proteína. Los alimentos como carne, huevos y frijoles están formados por moléculas enormes de proteínas
que deben ser digeridas por enzimas antes de que se puedan utilizar para producir y reparar los tejidos del
cuerpo. Una enzima del jugo gástrico comienza la digestión de las proteínas que comemos. El proceso termina en
el intestino delgado. Allí, varias enzimas del jugo pancreático y de la mucosa intestinal descomponen las enormes
moléculas en unas mucho más pequeñas, llamadas aminoácidos. Éstos pueden absorberse en el intestino
delgado y pasar a la sangre, que los lleva a todas partes del cuerpo para producir las paredes celulares y otros
componentes de las células.
*transformaciones que van
sufriendo los distintos nutrientes
• Grasa. Las moléculas de grasa son una importante fuente de energía para el cuerpo. El primer paso en
la digestión de una grasa como la mantequilla es disolverla en el contenido acuoso del intestino. Los
ácidos biliares producidos por el hígado disuelven la grasa en gotitas muy pequeñas y permiten que
las enzimas pancreáticas e intestinales descompongan sus grandes moléculas en moléculas más
pequeñas. Algunas de éstas son los ácidos grasos y el colesterol. Los ácidos biliares se unen a los
ácidos grasos y al colesterol y los ayudan a pasar al interior de las células de la mucosa. En estas
células, las moléculas pequeñas vuelven a formar moléculas grandes, la mayoría de las cuales pasan a
los vasos linfáticos cercanos al intestino. Estos vasos llevan las grasas modificadas a las venas del tórax
y la sangre las transporta hacia los lugares de depósito en distintas partes del cuerpo.
• Vitaminas. Otra parte fundamental de los alimentos son las vitaminas, que se absorben en el
intestino delgado. Estas sustancias químicas se agrupan en dos clases, según el líquido en el que se
disuelven: vitaminas hidrosolubles (todas las vitaminas de complejo B y la vitamina C) y vitaminas
liposolubles (las vitaminas A, D E y K). Las vitaminas liposolubles se almacenan en el hígado y en el
tejido adiposo del cuerpo, mientras que las vitaminas hidrosolubles no se almacenan fácilmente y su
exceso se elimina en la orina.
• Agua y sal. La mayoría del material que se absorbe a través del intestino delgado es agua, en la que
hay sal disuelta. El agua y la sal vienen de los alimentos y líquidos que consumimos y de los jugos
secretados por las glándulas digestivas.
La bilis
• La bilis es un compuesto o sustancia que se genera en la vesícula biliar. Su consistencia es
líquida, es de color verde y de sabor amargo. Según algunos, también es corrosiva.
• Está compuesta por: principalmente agua, luego hormonas, enzimas “lipídicas”, sales
biliares, proteínas y colesterol.
• Su función es hacer la parte mas difícil de la degradación de las grasas, leímos y pusimos
anteriormente, que actúa como el detergente, separando la grasa en “gotitas” y
“descomponiéndola”, para que luego los jugos digestivos del intestino, y el jugo pancreático
puedan terminar de degradarlas para su absorción.
• La bilis se produce en la vesícula biliar y también se almacena en ella entre las comidas,
cuando se ingiere algún alimento es cuando es liberada al duodeno, esa secreción es gracias
al hígado, quien es considerado el laboratorio del organismo, no sólo por ésta función, si no
por que lleva a cabo alrededor de 500 funciones bioquímicas constantemente.
Patologías
• Úlcera péptica: Una úlcera péptica es una lesión en la mucosa gástrica que llega
hasta la capa muscular. El síntoma más común es un dolor como si fuera una
quemadura en el estómago. El dolor:
• Puede aparecer y desaparecer durante algunos días o semanas
• Puede empeorar cuando el estómago está vacío
• Suele desaparecer después de comer algo
• Las úlceras pépticas ocurren cuando los ácidos que lo ayudan a digerir los alimentos
dañan las paredes del estómago o del duodeno. La causa más común es la infección
por una bacteria llamada Helicobacter pylori. Otra causa es el uso prolongado de
antiinflamatorios no esteroides (AINE), tales como la aspirina y el ibuprofeno. El
estrés y las comidas picantes no causan las úlceras, pero pueden empeorarlas.
• Las úlceras pépticas empeorarán si no se tratan. El tratamiento puede incluir
medicinas para bloquear los ácidos del estómago o antibióticos para matar la
bacteria causante de las úlceras. Dejar de fumar y evitar el consumo del alcohol
puede ayudar. La cirugía puede serle útil en el caso de úlceras que no cicatrizan.
Intolerancia a la lactosa: la lactosa significa que no se puede digerir
alimentos que contienen lactosa. La lactosa es el azúcar que se
encuentra en la leche y los alimentos preparados con leche.
Después de ingerir alimentos que contienen lactosa, es posible que
tenga malestar estomacal. También puede presentar:
 Gases
 Diarrea
 Inflamación en el estómago
La intolerancia a la lactosa no es un cuadro
serio. Consumir menos alimentos con
lactosa o utilizar pastillas o gotas que lo
ayuden a digerir la lactosa suelen ser de
ayuda. Es posible que necesite tomar
suplementos de calcio, ya que la leche y
los productos lácteos son las fuentes más
comunes de calcio para la mayoría de las
personas.
Enfermedad de Wilson: es un trastorno hereditario
poco frecuente que hace que el cuerpo retenga
cobre. Normalmente, el hígado libera el cobre que no
necesita en la bilis, un líquido digestivo. En la
enfermedad de Wilson eso no ocurre. El cobre se
acumula en el hígado y daña el tejido hepático. Con el
tiempo, el daño hace que el hígado libere el cobre
directamente hacia el torrente sanguíneo. La sangre
traslada el cobre por todo el cuerpo. El exceso de
cobre puede dañar los riñones, el hígado, el cerebro y
los ojos.
Por lo general, la acumulación de cobre comienza
después del nacimiento. Los síntomas suelen
comenzar entre los 6 y los 20 años, pero pueden
comenzar también a partir de los 40. El signo más
característico es la presencia de un anillo color café
alrededor de la córnea del ojo.
Hepatitis B: es un tipo de hepatitis -
una enfermedad hepática - causada
por el virus de la hepatitis B (VHB).
La hepatitis B se contagia por
contacto con sangre, semen u otro
líquido de una persona infectada.
Una mujer infectada puede
contagiarle hepatitis B a su bebé
durante el parto.

La persona infectada con VHB puede sentirse


como si tuviera gripe o no tener ningún
síntoma. La VHB suele mejorar
espontáneamente al cabo de algunos meses. Si
no mejora, se denomina hepatitis B crónica, y
dura toda la vida. La VHB crónica conduce a la
cicatrización del hígado, insuficiencia hepática
o cáncer de hígado
Enfermedad celíaca Si tiene enfermedad celíaca (la cual es hereditaria) y
consume alimentos con gluten, su sistema inmunológico responde dañando el
intestino delgado. El gluten es una proteína presente en el trigo, el centeno y la
cebada. Se encuentra principalmente en los alimentos, pero también puede
encontrarse en otros productos como medicinas, vitaminas e incluso en el
pegamento de las estampillas y los sobres.

• La enfermedad celíaca afecta a


cada persona de manera
diferente. Los síntomas pueden
ocurrir en el sistema digestivo o
en otras partes del cuerpo. Una
persona puede tener diarrea y
dolor abdominal, mientras que
otra puede estar irritable o
deprimida, aunque en algunos
casos, hay personas que no
presentan síntomas.
Cáncer de páncreas: El páncreas es una glándula localizada detrás del estómago y por delante de la
columna. Produce jugos que ayudan a descomponer los alimentos y hormonas que ayudan a controlar los
niveles de azúcar en la sangre. El cáncer de páncreas es la cuarta causa principal de muerte por cáncer en
los Estados Unidos. Algunos factores de riesgo para el desarrollo de cáncer de páncreas incluyen:
Fumar cigarrillos
Sufrir de diabetes por mucho tiempo
Pancreatitis crónica
Algunos trastornos hereditarios

El cáncer de páncreas es difícil de detectar con


anticipación. No causa síntomas de inmediato.
Cuando los síntomas aparecen, suelen ser vagos o
mperceptibles. Incluyen una coloración
amarillenta de la piel y los ojos, dolor en el
abdomen y la espalda, pérdida de peso y fatiga.
Además, como el páncreas está oculto detrás de
otros órganos, los profesionales de la salud no
pueden ver ni palpar los tumores en los
exámenes de rutina. Dado que frecuentemente
se detecta tarde y se disemina rápidamente, el
cáncer de páncreas puede ser difícil de tratar. Los
posibles tratamientos incluyen cirugía, radiación y
quimioterapia.