Sie sind auf Seite 1von 12

Compresores Rotativos de Aire

Es un tipo de compresor que emplea un émbolo giratorio para


bombear y comprimir el refrigerante en fase gaseosa. El
funcionamiento del compresor rotativo permite diseñar compresores
más compactos y más silenciosos.
Tipos de compresores rotativos

• Lóbulos
• Tornillo
• Paletas
Lóbulos
Su principio de funcionamiento se basa en
aspirar aire e introducirlo en una cámara que
disminuye su volumen. Está compuesto por dos
rotores, cada uno de los álabes, con una forma
de sección parecida a la de un ocho. Los rotores
están conectados por dos ruedas dentadas y
giran a la misma velocidad en sentido contrario,
produciendo un efecto de bombeo y
compresión del aire de forma conjunta.
Lóbulos
Características:
• Producen altos volúmenes de aire seco a relativamente baja
presión.
• Este sistema es muy simple y su funcionamiento es muy parecido a
la bomba de aceite del motor de un auto donde se requiere un flujo
constante.
• Tienen pocas piezas en movimiento.
Tornillo
Funcionan mediante dos rotores
helicoidales paralelos, que giran en un
cárter en sentidos contrarios e
impulsan el aire de forma continua. El
rotor macho, conectado al motor,
arrastra al rotor hembra como
consecuencia del contacto de sus
superficies, sin ningún engranaje
auxiliar. El volumen libre entre ellos
disminuye comprimiendo el aire.
Tornillo

• Características
• Silencioso, pequeño, bajo costo
• Flujo continuo de aire
• Fácil mantenimiento
• Presiones y volúmenes moderados
Paletas
Estos compresores están
constituidos por un rotor
excéntrico que gira dentro de
un cárter cilíndrico. Este
rotor está provisto de aletas
que se adaptan a las paredes
del cárter, comprimiendo el
aire que se introduce en la
celda de máximo.
Paletas
Características
• Silencioso y pequeño
• Flujo continuo de aire
• Buen funcionamiento en frío
• Sensibles a partículas y tierra
• Fácil mantenimiento
• Presiones y volúmenes moderados
Mantenimiento
Lóbulos
Son lubricados en general en el régimen de lubricación hidrodinámica aunque
algunas partes son lubricadas por salpicadura del aceite. A veces los rodamientos
o cojinetes pueden estar lubricados por grasas.
Los rotores no se tocan entre si o con la carcaza de manera que no se necesita
lubricación interna.
Tornillo
En los compresores a tornillo húmedos los engranajes y tornillos son lubricados
por el aceite que actúa también como sello. Típicamente tienen filtros
coalescentes para eliminar el aceite del aire o gas comprimido.
Los compresores a tornillo secos requieren lubricación de sus engranajes,
cojinetes y/o rodamientos pero los tornillos operan en seco.
Los tornillos normalmente operan en el régimen de lubricación límite y mixta
mientras los engranajes trabajan con lubricación hidrodinámica.
Mantenimiento
Paletas
Se requiere aceite con aditivos AW (anti desgaste) inyectado o pasado
por conductos con el aire. También se puede utilizar aceite de motor.
Los aceites de motor tienen la ventaja que absorben la humedad y
condensado para llevarla con el aire, (evitando chupar agua
decantada en el fondo) pero la desventaja que un exceso de humedad
puede causar la precipitación de sus aditivos o corrosión si el
compresor queda parado mucho tiempo con aceite contaminado.
Adicionalmente a la necesidad de aditivos anti desgaste, se requiere
un aceite de buena resistencia a la oxidación a altas temperaturas, ya
que estos compresores pueden llegar a 200° C.
Mantenimiento general
Para que un compresor rotativo funcione de manera correcta, es
necesario que este tenga una buena lubricación.
Es necesario que siempre exista una película entre las partes en
movimiento relatico, rotor, paletas, cilindro y placas laterales que
aseguren la estanqueidad
El mantenimiento de el compresor se realiza cada 10.000 horas
aproximadamente y varía según potencia y fabricante. Se dice que a
menor potencia menor mantenimiento.
Cambiar el lubricante para así reducir desgaste o que se deteriore el
embolo por fricción y revisar todas aquellas partes móviles.
Mantenimiento general
Una vez que se a puesto a funcionar el compresor, hay que seguir un estricto programa de
mantenimiento preventivo.
Durante el funcionamiento normal hay que vigilar lo siguiente: flujo de agua de enfriamiento,
nivel, presión y temperatura del aceite, funcionamiento de los controles y presión del
control, presiones y temperaturas de succión y descarga, ruidos anormales y carga y
temperatura del motor.
Se debe registrar cuando menos lo siguiente: 1) temperatura y presiones de succión, descarga
y entre etapas 2) temperaturas del agua de las camisas de entrada, salida y entre etapas 3)
temperatura y presión de aceite para lubricar los cojinetes 4) carga, amperaje y voltaje del
motor 5) temperatura ambiente 6) hora y fecha.
Con ese registro, el supervisor puede observar cambios en la presión o temperatura que
indican un mal funcionamiento del sistema. La corrección rápida evitara problema serios más
tarde.
Hay que seguir asiendo inspecciones frecuente de la parte abierta de la carcasa entre el
cilindro y el depósito de aceite, con una luz negra, para ver si hay contaminación arrastre de
aceite del depósito.