You are on page 1of 11

BIOMASA

La biomasa es aquella materia orgánica de origen vegetal o animal, incluyendo los


residuos y deshechos orgánicos, susceptible de ser aprovechada energéticamente.
Las plantas transforman la energía radiante del sol en energía química a través de
la fotosíntesis, y parte de esta energía queda almacenada en forma de materia
orgánica.
La biomasa, como recurso energético, puede
clasificarse en
 La biomasa natural es la que se produce en la naturaleza sin intervención
humana. Por ejemplo, la caída natural de ramas de los árboles en los
bosques.
 La biomasa residual es el subproducto o residuo generado en las actividades
agrícolas y ganaderas, así como residuos de la industria agroalimentaria
(alpechines, bagazos, cáscaras, vinazas, etc.) y en la industria de
transformación de la madera.
 Los cultivos energéticos son aquellos que están destinados a la producción de
biocombustibles.
La biomasa como energía renovable
Se trata de un tipo de producción de energía más barata, renovable y
con menos emisiones por su forma de combustión. Además, ayuda a
mantener limpios los bosques por lo que ayuda en la prevención de
incendios.
Esta permite un fuerte ahorro económico y presenta ventajas
medioambientales que otros combustibles no son capaces de garantizar.
Ciclo de la biomasa

Biomasa: fuente de origen.


La biomasa con madera como materia prima tiene su origen en los bosques y
plantaciones específicas para este fin. En este primer paso, la tala de árboles
controlada sirve para regeneración de bosques y de medida preventiva contra
incendios. Para ello existen medidas, que garantiza que la gestión forestal ha
sido ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente
viable.
El transporte
A diferencia de los combustibles fósiles como el petróleo, la biomasa tiene un
fuerte carácter local que hace que se reduzca el impacto ambiental de todo su
ciclo de vida. Esto implica que las fuentes de origen están cerca del destino final
del producto y el transporte de la materia prima hacia grandes distribuidores o
consumidores, se realiza analizando las necesidades de cada envío para poder
garantizar la mayor calidad y rapidez de envío del combustible.
Destino final
En el caso de nuestra provincia el destino final de la biomasa es ser
utilizada calderas donde el material se quema poco a poco, lo que genera
también cenizas que pueden ser usadas posteriormente como abono.
En países con clima frio la biomasa es utilizada para la calefacción.
Ventajas de la biomasa
 Es una fuente de energía renovable
En todo el planeta existe la posibilidad de acceder a fuentes de biomasa tales
como restos de cosecha, estiércol y basura orgánica.

 Neutral respecto a las emisiones de carbono


Esta tal vez sea la mayor y más importante ventaja de la energía procedente de
la biomasa. La biomasa entra de lleno en el ciclo del carbono. El carbono de la
atmósfera es captado por las plantas durante la fotosíntesis y pasa a formar
parte de sus estructuras. Cuando la planta muere o es quemada, ese carbono
retorna a la atmósfera
Mínimo precio
El aprovechamiento de la energía contenida en la biomasa resulta muy
económico comparado con el petróleo o el carbón. Suele costar alrededor
de un tercio de los combustibles fósiles para obtener el mismo resultado.

La biomasa es abundante
La biomasa está disponible en grandes cantidades por todo el mundo. Por
lo tanto, en general no son necesarias grandes infraestructuras de
transporte para llevarlas a su punto de destino.
Por estas razones son muchos los países que optan por hacer uso
de centrales de biomasa, siendo Europa el principal foco de actuación con
las cinco centrales más grandes del mundo en Inglaterra, Polonia y tres en
Finlandia.
Otros usos de la biomasa
También se puede usar la biomasa para prepara combustibles líquidos, como
el metanol o el etanol, que luego se usan en los motores. El principal problema
de este proceso es que su rendimiento es bajo: de un 30 a un 40% de la energía
contenida en el material de origen se pierde en la preparación del alcohol.
Otra posibilidad es usar la biomasa para obtener biogás. Esto se hace en
depósitos en los que se van acumulando restos orgánicos, residuos de cosechas y
otros materiales que pueden descomponerse, en un depósito al que se
llama digestor. En ese depósito estos restos fermentan por la acción de los
microorganismos y la mezcla de gases producidos se pueden almacenar o
transportar para ser usados como combustible.