Sie sind auf Seite 1von 10

Los inicios de la comunicación entre los hombres se puede datar desde la

prehistoria donde los primeros humanos utilizaban lenguajes arcaicos para


comunicarse, también realizaban pinturas que pueden clasificarse como los
primeros intentos de expresión escrita.
“La vida del ser humano está enmarcada en una comunicación que, de alguna
manera, se convierte en un instrumento de satisfacción de sus propias
necesidades” (Marroquín Pérez, Manuel 1995)
Cada ser humano procesa la información que llega de su entono a través de
los cinco sentidos, la cantidad de información no es imposible asimilar en su
totalidad para ello es sometida a filtros mentales, que seleccionan qué datos.
Los filtros están formados no solo por los mismos sentidos, sino también por el
lenguaje, las creencias y los valores.

Influencia de los modelos


mentales:
- Primero determinan el
modo de interpretar el
mundo.
- Determina nuestro
modo de actuar.
Ana Vellegal dice que nuestro sistema nervioso está determinado de manera
inicial por nuestra genética el cual constituye el primer conjunto de los filtros
para distinguir al mundo (el territorio) de nuestra representación del mundo (el
mapa).

Durante la vida intrauterina se va formando una


intrincada red de conexiones cerebrales, que
conforman nuestro programa genético.

Los filtros neurológicos son los mismos para todos


los seres humanos, son la base común de
experiencias que compartimos como miembros
de la misma especie.
“Sea como sea el mundo exterior
usamos los sentidos para explorarlo y
delimitarlo” (O´Connor, 1993).

Los filtros que ponemos en nuestras


percepciones determinan en qué clase
de mundo vivimos.

Según el biólogo Humberto Maturana y


Francisco Varela, las experiencias
perceptuales del sujeto están mucho
más determinados por la propia
estructura del sistema nervioso, que por
perturbaciones externas.
Dice Alfred Korzybski: “Cada estructura lingüística, debido a la naturaleza misma del lenguaje,
ordena de una cierta manera nuestra percepción del mundo. Dicho de otra forma, la lectura que
hacemos del mundo está condicionada por nuestra estructura lingüística”.

La sociedad en que vivimos determina conceptos acerca de la vida, actitudes, creencias y valores
que condicionan nuestra visión del mundo.

Aquello que no puede expresarse con una palabra no tiene representación mental, es como si no
existiera. Un vocabulario amplio y variado permite una mayor apertura de pensamiento.
Se refiere a raza, sexo, nacionalidad, influencias familiares, educación. Creemos que nuestra
historia pertenece al pasado, se basa en la experiencias acumuladas en la memoria

Desde el comienzo, cada uno va creando su representación de lo que es el entorno, su mapa del
territorio. El mundo en que vivimos está creado por la forma como aprendimos a verlo.

“Los filtros sociogenéticos son los mismos para los miembros de la misma comunidad
.sociolingüística, pero existe una gran variedad de comunidades sociolingüísticas” (Richard
Blander).
Si bien es cierto como dice el dicho “Cada cabeza es un mundo”, todos los seres humanos físicamente
somos iguales sin embargo cada uno de nosotros percibe su entorno de diferente manera, todos tenemos
la necesidad de comunicarnos, con nuestra familia, compañeros de trabajo, escuela, iglesia, etc.

La comunicación no están simple como parece, esto nos lleva agrandes conflictos por malas
interpretaciones del mensaje al momento de comunicar o trasmitir una información, la comunicación no
siempre es verbal comunicamos más con nuestra expresión corporal, “la comunicación no verbal es el
conjunto de señales expresadas por medio de gestos, ademanes y movimientos del cuerpo” (Fournier,
Marcos, 2002). En nuestra labor docente a veces sin querer comunicamos mas de lo que deseamos, con
nuestros gestos y expresiones, y el receptor lo interpreta a su modo generando malos entendidos y
disgustos por la percepción personal realizada, es por ello que debemos considerar los mapas y filtros
mentales que anteriormente se mencionaron para comprender y saber la manera de relacionarnos con
los demás, conocer su origen, costumbres, tradiciones, lengua y siempre ser claros con lo que queremos
transmitir.

Joseph O´connor John Seymour, Introducción a la programación neurolingüística. Edit. Urano S.A. 1993.

Richard Blander, Jhon Grinder, La estructura de la magia I: lenguaje y terapia, edit Cuatro vientos

Fournier, Marcos, Celinda. (2202) “Las habilidades expresivas verbales y no verbales. México: editorial
Thomson, pp.107 – 130.