You are on page 1of 6

Instituto Americano Cultural.

Formación Humana 1
Profesora: María Teresa Aguilar Ramos.
Alumna: Samantha López Cruz.
Grupo: 1010.
VALORES.
Pueden ser puestos en la vida diaria para así poder vivir mejor.
Sirven de guía para orientar las decisiones y elegir la mejor.
Representa la convicción que se tiene respecto a lo correcto, bueno y
deseable.
Influyen de forma positiva en el ser humano.
DIFERENCIA ENTRE VALORES Y BIENES.
El bien es un fin, acción buena, o portador del valor, y el valor es una cualidad,
aspecto del bien y esta relacionado con los objetos cuando cumplen con su
finalidad.
El valor se obtiene gracias a la relación que tenga con el hombre, y el bien es
valioso cuando poseen propiedades necesarias para el hombre.
Hay distintos tipos de valores:
Moral, intelectual, cultural, social, profesional, estético, vital, económico, útil,
sensorial, religioso, técnico y cívico.
POSTURA FRENTE AL PROBLEMA DEL
VALOR.
Existen dos formas de entender el valor.
Subjetivismo: las cosas valen porque las deseamos, el valor esta en función al hombre,
el sujeto da valor a lo que sea cuando lo toma en cuenta, el sujeto capta y describe el
valor.
Objetivismo: se desean las cosas porque valen, los valores tienen independencia, las
cosas y objetos valen independientemente del sujeto, el valor esta en función o estado
de animo del sujeto.
Características de los valores.
Inmanencia: Capacidad del ser humano parta apropiarse de los valores y aplicarlos en
su conducta.
Trascendencia: Es cuando el valor es superior a los hechos porque su esencia es
perfecta. El hombre solo aplica una parte de su perfección.
Preferibilidad: El sujeto elige los valores que aplicará.
Inagotables: Nunca se terminan.
Absolutos: Valen en si y por si.
Transindividualidad: El valor es para todos.
Contagioso: Los valores se contagian porque son ejemplos a seguir.
Subjetivo: El valor es relativo al sujeto.
Jerárquicos: Los valores son ordenados de mayor a menor importancia.
Bipolaridad: Froman parejas. Siempre para un valor positivo hay un antivalor.
Objetividad: Los valores se descubren o ignoran, pero no dejan de existir.
Irrecusabilidad: La existencia de los valores es indiscutible. Gracias a ellos se distingue
el bien y el mal.