You are on page 1of 13

PARA MANTENERSE

LIBRE
En cualquier momento en que te
sientas culpable,
incluso si es debido a que
conscientemente hayas cometido un
pecado,
un pecado grave, algo que has
continuado haciendo muchas veces,
nunca dejes que el diablo te engañe
permitiéndole que te desaliente.
Mi amado, que cada caída... se
convierta siempre para nosotros
El continuar
en libertad
exige entablar una
batalla
en la cual su
libertad será
puesta a prueba.
Escuchen lo que significa la parábola del sembrador: Cuando
alguien oye la palabra acerca del reino y no la entiende, viene
el maligno y arrebata lo que se sembró en su corazón. Ésta es
la semilla sembrada junto al camino. El que recibió la semilla
que cayó en terreno pedregoso es el que oye la palabra e
inmediatamente la recibe con alegría; pero como no tiene
raíz, dura poco tiempo. Cuando surgen problemas o
persecución a causa de la palabra, en seguida se aparta de
ella. El que recibió la semilla que cayó entre espinos es el que
oye la palabra, pero las preocupaciones de esta vida y el
engaño de las riquezas la ahogan, de modo que ésta no llega
a dar fruto. Pero el que recibió la semilla que cayó en buen
terreno es el que oye la palabra y la entiende. Éste sí produce
una cosecha al treinta, al sesenta y hasta al ciento por uno.
MATEO 13:18-23
Necesitamos estar conscientes de las formas en que el
enemigo nos engaña y nos roba el don de Dios, las maneras en
que impide que las semillas caigan en tierra buena.

Si queremos caminar en libertad y bendición, tiene que darse


un cambio en la manera como pensamos y vivimos, un cambio
basado en el don de la libertad que se nos ha dado.

Dios le ama a usted tanto; que el plan de Él va mucho más allá


de ponerle en libertad . El quiere hacerlo santo, victorioso;
quiere hacer de usted un vencedor.

Dios ya nos ha dado la victoria en Cristo. Cristo nos ha puesto


en libertad para que podamos caminar en una vida nueva.
Hay dos formas en que tendemos a malentender la gracia de
Dios:
l. Damos por entendido que la gracia no exige esfuerzo alguno, y negamos
nuestra propia libertad.
2. Nos desentendemos de la absoluta necesidad de la gracia y nos apoyamos
en nuestros “propios esfuerzos"
3. A veces la gracia es imperceptible; otras veces eso es todo lo que vemos ...
todo esto es normal.

Recordemos:
La liberación es un proceso
Las diferentes capas del -problema se van revelando de una en una
La gratitud por lo que Dios ha hecho trae más libertad
La confianza en lo que vendrá da continuidad al proceso
La liberación nos hace pasar de la esclavitud a la
debilidad
La debilidad es buena
Depender del Señor es lo que nos da fortaleza
El éxito en la batalla requiere que usted:
I. Sepa que hay una batalla
II. Sepa dónde está la batalla
III.Sepa quién es el enemigo
IV. Conozca las armas de su enemigo
V. Conozca la táctica de su enemigo
VI. Conozca su propia táctica
VII. Conozca sus propias armas

I. Reconocer que hay una batalla


Esté en guardia: no con temor, pero listo.
¿cuándo?
Por lo general cuando está cansado, abrumado, distraído,
confuso, o cuando no ha orado. El desempeño perfecto no
es la clave para la victoria. El fracaso es esencial.
II. Donde hay una
Saber que la batalla tiene lugar en su
batalla...
mente (Romanos 12:2)
Nuestra mente es el escenario para nuestras decisiones
A fin de permanecer libres, debemos ser transformados por la
renovación de nuestra mente.

III. ¿Quiénes son mis enemigos? “2


Corintios 10:5-6 ...
argumentos,
altivez,
pensamiento"
“…en Cristo tenemos un nuevo ser, una naturaleza que es capaz
de conocer a Dios.” Efesios 4:17-24 Cristo nos enseña cómo usar
esta nueva naturaleza y despojarnos de la antigua; es un proceso
de aprendizaje.
La mente sigue recordando su antiguo modo de proceder, pues
son hábitos.
V. Conocer la táctica del enemigo

l. Nuestros pensamientos son la vía


de entrada a nuestra alma; nosotros
decidimos cuáles pensamientos
establecen su morada en nosotros.

2. illebo vivir con ellos? ... iHáganlos


morir! (Colosenses 3:5)

3. Cuando uno hace eso, recibirá el


conocimiento de Dios que lo irá
renovando a Su imagen.
VI. Conozca su táctica
l. Cíñase los lomos de su mente
(1 Pedro 1:13-16)
Reconozca sus áreas de
debilidad
Crea en la gracia que está
presente y que llega pronto.
II. Sea reflexivo, no
introspectivo.
III. Comparta sus pensamientos
con un amigo que sea cris-tiano
ferviente, o verbalícelos.
IV. Identifique sus señales de
alarma.
VII. Conozca sus propias
armas
(2 Corintios 10:3-6)

1. La verdad: la verdad de lo que Dios


ha hecho, la verdad de quién es
usted.
2. Oración y lectura bíblica como
hábito diario.
3. Compartir con otra persona
creyente; que otras personas oren por
usted.
4. Su área de debilidad es donde Dios
exhibe Su poder.
La armadura completa de Dios (Efesios 6)
l. A fin de mantenernos firmes, debemos estar
preparados
2. Las "Cinco Claves" están conectadas con la
armadura de Dios:

a. Arrepentimiento y fe: el cinturón de la verdad


b. Perdón: la coraza de la justicia
c. Renuncia: el escudo de la fe
d. Autoridad: la espada del Espíritu, la Palabra de
Dios
e. La bendición del Padre: el casco de la salvación
y la buena nueva del Evangelio de la paz.
La victoria y libertad
a largo plazo
(nuestra herencia eterna)
exigen que día a día, momento
a momento, dependamos de la
ayuda de Dios y de su poder
salvador.