Sie sind auf Seite 1von 27

ESFENOIDES

C
Mariposa o Murciélago.
Introducción.
• Es uno de los huesos mas elaborados del cráneo, el cual articula con doce huesos diferentes.
• Dicho hueso es difícil de identificar en su posición basal, anterior, e imposible de identificar en
su vista superior cuando el cráneo esta completo.
• Es la unión entre los huesos de la cara y de la bóveda craneal.
• Uno de los huesos mas difíciles de encontrar entero debido a sus características.
• Los doce huesos con los que articula son:
• 1. Vómer. 5. Parietales. ª Simplificar estructuras:
• 2. Etmoides. 6. Temporales. Cuerpo, alas mayores,
• 3. Frontal. 7. Cigomáticos. Alas menores,
• 4. Occipital. 8. Palatinos. Placas pterigoides.
Crecimiento.

• Su crecimiento es complejo con varios centros de osificación.


• En un inicio el esfenoides esta formado principalmente de cartílago.
• Solo las placas pterigoides se forman dérmicamente.
• Es reconocible en el momento del nacimiento
Estructuras.
• A) Cuerpo: se encuentra directamente en la línea media, es la parte mas robusta del hueso, la
superficie anterior forma parte de la pared anteroposterior de la cavidad nasal, articula con las
placas cribiformes y perpendiculares del etmoides.
• La superficie posterior articula con el occipital a través de la sincondrosis esfeno-occipital
(sutura basilar), la superficie antero inferior articula con el vómer.

• Canales ópticos: ubicados en ambos lados del cuerpo, su camino es antero inferior a las alas
menores, el nervio óptico y la arteria oftálmica pasan a través de estos canales hacia los
globos oculares
• C) Silla turca: se encuentra en la superficie endocraneal del esfenoides, en ella se
encuentran cuatro procesos clinoides.

• D) Fosa hipofisaria: estructura mas profunda de la silla turca, ahí se aloja glándula pituitaria
la cual es la fabricante de hormonas del crecimiento.

• E) Dorso de la silla: identifica por ser mas angular en la parte posterior de la silla turca.

• F) Procesos clinoides posteriores: son los tubérculos que están localizados en las esquinas
superolaterales del dorso de la silla.

• G) Clivus: es el hueco endocraneal leve que se inclina posteriormente desde el dorso de la


silla hacia la sutura basilar.

• H) Senos esfenoidales son huecos emparejados dentro del cuerpo del esfenoides. (no son
iguales en todos los esfenoides)

• I) Rostro esfenoidal es una proyección ósea de la línea media en la superficie antero inferior
del cuerpo del esfenoides , articula en la fisura entre las alas del vómer.
• J) Cresta esfenoidal: se localiza en la superficie anterior del cuerpo, en la línea media y
articula con la placa perpendicular del etmoides formando parte del tabique de la nariz.

• K) Alas mayores: están unidas al cuerpo, estos segmentos laterales forman la mayoría de las
fosas craneales y gran parte de las fosas temporales ectocraneales, las alas mayores articulan
con os temporales, parietales, cigomáticos, maxilares, frontal.

• L) fisura orbitales: ubicados en la superficie inferior de las alas menores y la superficie


anterior de las alas mayores. Estas son visibles en las orbitas en una vista anterior del cráneo.
La fisura orbitaria superior y los tres agujeros identificados mas adelante se observan mejor en
la superficie endocraneal del esfenoides. Estas aberturas están dispuestas en forma de un arco
ubicado posterolateralmente desde la línea media en el área donde se fusiona el ala y el
cuerpo.

• M) Foramen rotundum: esta situado en la parte mas anterior y medial de la fosa craneal
media en la unión de las alas mayores y el cuerpo, por aquí pasan los nervios maxilares
pasando por debajo de las fisuras orbitarias superiores.
• N) Foramen oval: localizados en la parte posterior al foramen rotundum en cada lado
aproximadamente en la línea con el dorso de la silla en vista endocraneal, estos foramen permiten
el transito de los nervios mandibulares u las arterias meníngeas.

• O) Foramen espinoso: localizado en ambas partes del ala mayor justo en el área posterolateral al
foramen oval, en las espinas postero-inferiores del esfenoides muy cerca de los huesos temporales,
transmiten los vasos meníngeos medios y las ramas de los nervios mandibulares.

• P) Crestas infratemporales: marca la superficie ectocraneales de las alas mayores, forman la base
de las fosas temporales aproximadamente al nivel de los arcos cigomáticos.

• Q) Superficie orbital: ubicado en las alas mayores del esfenoides, que forman la pared lateral de
cada orbita, son lisas y planas en comparación con las superficies endocraneales que son mas
rugosas.

• R) Alas menores: delgadas proyecciones posteriores en forma de ala en la superficie endocraneal,


tocan lparcialmente los lobulos frontales derecho e izquierdo del cerebro surgen de la superficie
superior del cuerpo y se articulan con las placas orbitales horizontales del frontal.
• S) Procesos clinoides anteriores: son las proyecciones posteriores de las alas menores,
permiten la conexión al cerebelo y un segmento del duramadre que separa el cerebelo de la
parte occipital de los hemisferios cerebrales.

• T) Espina angular o esfenoidal: es la proyección mas inferior del ala mayor, localizada en la
parte posterior al foramen espinoso y oval, es un punto unión para el ligamento
pterigoespinoso.

• U) Procesos pterigoideos del esfenoides: son visibles solo desde la vista inferior y lateral del
cráneo, estos están divididos en dos placas delgadas.

• V) Placa pterigoidea lateral: es delgada, vertical, vista de manera lateral del cráneo.

• W) Placa pterigoidea medial: delgada, vertical se asemeja a la placa lateral pero esta se
localiza mas cerca de la línea media, cada placa se articula con las palatinas. Estas cuatro
proyecciones delgadas proporcionan soporte para los músculos pterigoideos medial, los cuales
elevan la mandíbula
• X) Fosas pterigoideas: son huecos con superficies rugosas entre las placas pterigoides
medial y lateral.

• Y) Hamulus pterigoideo: proceso en forma de gancho que forma la esquina basal


posterolateral de cada placa pterigoidea medial.

• Z) Canales pterigoideos: pasan por el hueso y por encima de las placas pterigoides y
avanzan a lo largo de la base de las placas.
Posible confusión.
• Debido a que tiene tantas partes, los fragmentos rotos de esfenoides a menudo son difíciles de
identificar. Solo un estudio intensivo de las diversas partes anatómicas introducidas
anteriormente permitirá la identificación segura de fragmentos aislados.
• Afortunadamente, los fragmentos de esfenoides generalmente están unidos a otros huesos del
cráneo, y la identificación se ve favorecida por este hecho. Las partes más a menudo
encontradas aisladas son las alas y el cuerpo.
• La naturaleza de la sutura entre el temporal, el parietal y el esfenoides ayuda en la
identificación y el revestimiento de los fragmentos esfenoidales. El esfenoides se superpone
con el parietal en su parte superior y debajo del temporal en la parte posterior. Hace contacto
con lo temporal en el aspecto bifrancario.
Lateralización.
• Para placas pterigoides, la fosa pterigoide se enfrenta hacia atrás, y las placas tienen bordes
posterior e inferior nonarticulares, cortantes.
• Para el ala mayor, las superficies orbitales lisas y planas están orientadas hacia delante y las
superficies temporales cóncavas están orientadas lateralmente.
• La superficie endocraneal es posterosuperior, y su base está marcada por los foramina ro-
tunda, ovale y espinosa. El último foramen se encuentra en la espina dorsal del ala mayor, la
extensión más posterolateral del ala, a menudo en la sutura esfenoescamosa.
• Para un ala menor fragmentaria, el extremo libre, no articular es posterior, las puntas de las
alas están orientadas lateralmente, y partes del frontal a menudo se adhieren anteriormente. El
proceso clinoideo anterior apunta hacia atrás.
Sphenoid, anterior.
Superior is up. Natural size.
Sphenoid, superior (endocranial). Anterior is up.
Natural size.
Figure 4.36 Sphenoid, posterior. Superior is
up. Natural size.
Figure 4.35 Sphenoid, inferior. Anterior is up.
Natural size.
Estudios en esfenoides.
• Estudio endoscópico de la anatomía del seno esfenoidal en
cadáveres.
• Autores: Daniel Cantero C1, Jaime Osorio M1, Maritza Rahal E1, Claudio Campos
C2, Laura Segovia G3, Felipe Cardemil M1.
• 1 Médico del Servicio de Otorrinolaringología, Hospital Barros Luco Trudeau-
Universidad de Chile.
2 Médico del Servicio de Neurocirugía, Hospital Barros Luco Trudeau-Universidad de

Chile.
3 Médico del Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Barros Luco Trudeau-
Universidad de Santiago de Chile.
• Resumen: Los senos esfenoidales ya están presentes en el feto como una
prolongación de la cavidad nasal. Con un tamaño mínimo al nacimiento, se
hallan plenamente desarrollados en la adolescencia1.
• La neumatización es muy variable, lo que modifica la forma y tamaño de los
senos, existiendo diferencias entre los lados derecho e izquierdo en un mismo
hueso. En su interior protruyen la silla turca, la arteria carótida intracavernosa y
los nervios ópticos, maxilar, y vidiano, las habituales variaciones de forma y
tamaño establecen diferentes relaciones entre estas estructuras, por lo que las
mismas deben ser reconocidas previamente a fin de evitar una lesión durante
una cirugía1,2.
• Desde principios del siglo XX la anatomía del seno esfenoidal ha sido bastante
estudiada. Congodo en 1920 y Cope en 1927, y posteriormente en la década
de los sesenta y setenta por Bergland (1968); Renn (1975); y Fujii (1979),
establecieron las bases para el abordaje del seno esfenoidal con microscopio.
Tumor carcinoide del seno esfenoidal, Una localización
infrecuente.
• Nelson Dagoberto Menocal Funez1, Aurora Garrote Pascual1, José Manuel
Villanueva3, María Gil Melcón4 and José Asensio Calle3
• 1Médico Interno Residente de Radiodiagnóstico. Hospital Universitario de Salamanca.
España
• 2Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
• 3Especialista en Radiodiagnóstico. Hospital Universitario de Salamanca. España.
• 4Especialista en Otorrinolaringología. Hospital Universitario de Salamanca. España.
• Resumen: Los tumores malignos primarios aislados del seno esfenoidal son
inusuales. Se informa que los tumores de la cavidad nasal y senos paranasales
representan el 0,2-0, 8% de todos los cánceres y de 1-3% de los carcinomas de
cabeza y cuello. Este porcentaje es aún menor si se trata solamente de tumores
neuroendocrinos del seno esfenoidal, Las técnicas de imagen utilizadas para su
diagnóstico y localización son la Tomografía Computarizada (TC) y la Resonancia
Magnética (RM).
• Paciente varón de 70 años, antecedentes personales de hipertensión arterial y
espondiloartrosis, y antecedentes familiares de una hermana fallecida por
neoplasia de mama.
• Sinusitis esfenoidal erosiva asintomática.
• Eduardo Antonio Mena Domínguez, Jaime Santos Pérez, Teresa Millas- Gómez,
Guillermo Arturo Landínez Cepeda, María Consolación Martin- Pascual, Darío
Morais Pérez. Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Servicio ORL y PCF,
Valladolid, España
• Las sinusitis esfenoidales o esfenoiditis son enfermedades infecciosas de origen
bacteriano o micótico desarrolladas en el seno esfenoidal. Pueden presentarse en
forma aislada o acompañarse de infección en uno o varios senos adyacentes. El
término sinusitis esfenoidal se reserva habitualmente a las formas aisladas[1], que
corresponde a menos del 3% de todas las sinusitis.
• Paciente masculino 39 años de edad con antecedentes de alergia a la
penicilina y trastorno bipolar en tratamiento psiquiátrico, lesión esfenoidal
encontrada por el psiquiatra. Se realiza endoscopia nasal, TC y RM (figuras 1 y
2), informando de lesión que ocupa seno esfenoidal con expansión y
destrucción ósea de suelo esfenoidal, Clivus y área de silla turca.
First probable case of scurvy in ancient
Egypt at Nag el-Qarmila, Aswan.
• Mindy C. Pitrea, Robert J. Starkb, Maria Carmela Gattoc
• Department of Anthropology, St. Lawrence University, 23 Romoda Drive, 114 Piskor Hall, Canton, NY 13617, United States
Department of Anthropology, McMaster University, Chester New Hall Rm. 524 1280 Main Street West, Hamilton, Ontario L8S 4L9,
Canada c School of Archaeology and Ancient History, University of Leicester, University Road, Leicester, LE1 7RH England, United
Kingdom
• El Proyecto Arqueológico Asuán-Kom Ombo, dirigido por la Universidad Yale y la Universidad de Bolonia, ha descubierto el primer caso
probable de escorbuto en el Antiguo Egipto, concretamente en el asentamiento predinástico de Nag el-Qarmila (3800-3600 a.C.), situado a
unos 17 kilómetros al norte de Asuán, Se trata de un caso insólito, de más de 5.500 años de antigüedad, que refleja la antigüedad de esta
enfermedad.
• El hallazgo ha sido descrito por los bioarqueólogos Mindy Pitre, Robert Stark y Maria Carmela Gatto, quien ha explicado que los restos fueron
exhumados en una aldea rural situada en la periferia sur del naciente estado egipcio. "Se han observado variaciones óseas en el maxilar
izquierdo y en el ala mayor del esfenoides, ramas mandibulares izquierda y derecha, órbitas, huesos cigomáticos y también en los húmeros,
radios y fémures, todos con indicios de escorbuto", detallan los investigadores en un artículo publicado en International Journal of
Paleopathology. "La causa por la cual probablemente padeció escorbuto se desconoce, pero pudieron contribuir varios factores como la dieta o
los hábitos culturales”.
Ejemplo de….
GRACIAS.