Sie sind auf Seite 1von 14

VIOLENCIA NO ES AMOR

La muerte de la
niña Yuliana
Andrea.
La misoginia,
feminicidio que a
lo largo de la
historia la mujer ha
vivido, opresión y
marginación.
Es que tu me haces enojar.

Porque te quiero te aporreo.

Si le pego es porque algo le hizo.

El tiene todo el derecho para eso es su marido.

Si haces lo que te digo, no me enojare.

Eres mi@y de nadie mas. Entre otras.

“Ella no me hace caso y no puedo aguantar que tenga una opinión


diferente a la mía”; “son problemas de pareja;

“todos se pelean”;

“hay que poner a las mujeres en el lugar que les corresponde”;


RAZONES DEL AGRESOR
Los celos están detrás de la agresión; en otras.
El alcohol o problemas mentales (20%);
La mentalidad machista;
La frustración ante los obstáculos de la vida;
Malos tratos en la infancia (33%)…
Relaciones de poder( abuso, maltrato)
CONFLICTO VIOLENCIA

Es inherente a las relaciones humanas No es natural, construcción cultural

Es inevitable Es Evitable

Contribuye al crecimiento de las Deteriora las relaciones y afecta la


relaciones salud física, sicológica y sexual de las
personas.

Se puede resolver mediante la Es una resolución errónea de los


negociación y el dialogo conflictos
TIPOS DE VIOLENCIA
Violencia física.
Violencia Sexual.
Violencia verbal.
Violencia
emocional
IDEAS
El valor a la mujer no esta en su cuerpo,
belleza, lo que viste o cosas materiales que
posea. Ella es valiosa por ser quien es. Una
mujer.
Una mujer debe tomar decisiones ante la
primera muestra de violencia o maltrato.
Es necesario aceptar que el otro no me
pertenece, sino que es un igual con plena
dignidad personal.
La mujer ha de entender y aceptar que
no es responsable de la agresividad de su
cónyuge.
Si se llega a las fases de agresión, hay que
denunciar y buscar protección.
Las terapias de reestructuración
cognitiva para los maridos agresivos
deberían ser imprescindibles.
No hay que “aguantar” la violencia “por
los hijos”. Ellos también están pagando el
precio de la agresión al contemplar un
modelo de familia que no les beneficia en
nada.
Es necesario que el Estado invierta en
investigación científica sobre los
mecanismos de la violencia para buscar
tratamientos más eficaces que permitan a
las mujeres “sobrevivir” sin estar
atenazadas por el miedo y la amenaza.