Sie sind auf Seite 1von 16

PROBLEMAS NUTRICIONALES

Sobrepeso y obesidad
Obesidad: IMC en el percentil > o igual a 95%
Sobrepeso: IMC en el percentil 85-94

difícil determinar si un niño en crecimiento está


obeso. Hacia el final de la infancia puede acumularse
cierto exceso de peso por razones fisiológicas
a menudo este peso extra no es permanente.
El IMC tiene limitaciones

Las gráficas de IMC muestran el rebote adiposo, que


normalmente se registra en los niños entre los 4 y
los 6 años de edad.
rebote adiposo que se registra antes de los 5 años y
medio de edad son más propensos a pesar más en la
edad adulta que aquellos cuyo rebote adiposo se
produce después de los 7 años de edad.
criterios genéticos
acceso fácil a los establecimientos
de alimentos y comidas
las comidas asociadas a
incrementos en la actividades de ocio sedentarias
prevalencia de niños mayor capacidad de decisión de
con sobrepeso los niños en materia de comidas y
alimentos
raciones más grandes y una menor
actividad física
La inactividad

al tiempo que pasa el niño frente al televisor o máximo de


jugando con dispositivos 2 h al día

escasez de oportunidades para realizar alguna


actividad física
preocupación por la seguridad
La obesidad en la infancia no es un estado benigno, a más probable es que presente
pesar de la creencia popular según la cual los niños con sobrepeso u obesidad en la
sobrepeso superarán con la edad dicho estado. adolescencia y en la edad adulta.

Discriminación, autoimagen negativa,


depresión y deficiente socialización.

riesgo cardiovascular, como


consecuencias
hiperlipidemia, hipertensión o
del sobrepeso hiperinsulinemia

incremento de la incidencia de diabetes


tipo 2 en niños y adolescentes
artículo publicado en 2010
prevalencia más baja de obesidad entre los niños
expuestos a las siguientes rutinas:
• consumo regular de la cena en familia
• horas de sueño adecuadas
• tiempo limitado ante el televisor.
Es más fácil que tengan éxito los programas que
incluyen componentes conductuales completos:
• Implicación familiar
• Modificaciones de la dieta (imperceptibles)
• Información sobre nutrición
• Actividad física

objetivos para el control del peso


• disminución de la velocidad de aumento de peso
• mantenimiento del peso
• Su pérdida gradual
Pauta:
individualizada
uso mínimo de dietas muy restrictivas o de medicación,
excepto si existen otras enfermedades importantes y no
hay otra opción
Es necesario
 apoyo de la familia. entrevistas motivacionales han
demostrado su eficacia
 ingesta calórica y nutricional adecuada no solo del niño.

peligros de tratar a los niños con sobrepeso de forma


demasiado agresiva:
• Períodos de sobrealimentación
• Sensación de fracaso
• Sensación de privación y aislamiento
• Incremento del riesgo de trastornos de la alimentación

Niños con síndrome de Down, síndrome de Prader-Willi,


baja estatura y movilidad limitada, corren mayor riesgo de
presentar sobrepeso. Su talla, su nivel de actividad y su
estado de desarrollo han de ser tenidos en cuenta a la hora
de estimar la ingesta calórica y de proporcionar unas pautas
dietéticas a la familia
LA PREVENCIÓN DE LA OBESIDAD INFANTIL = PRIORIDAD DE SALUD PÚBLICA

Industria (mejor información sobre nutrición en los


mensajes dirigidos a los consumidores en los medios)

los profesionales de la atención para la salud (control


de IMC, asesoramiento de niños y familias)
RECOMENDA
CIONES la comunidad y el gobierno (mejor acceso a alimentos
saludables, mayores oportunidades para la actividad
física).

las escuelas (mejor calidad nutricional de los


alimentos que se venden y se sirven, aumento de la
actividad física, inclusión de materias curriculares
sobre salud y nutrición),
Los padres influyen en el entorno de los niños control excesivo sobre la ingesta alimentaria
eligiendo alimentos ricos en nutrientes, o que favorecen una dieta restrictiva pueden
preparando comidas familiares (incluido el provocar que el niño no sea capaz de
desayuno), ofreciendo tentempiés con autorregularse y que muestre mayor
regularidad y desarrollando juntos propensión a comer más de lo debido
actividades físicas cuando tiene ocasión. Los profesionales de la
salud deben fomentar unos cuidados
La reducción de las conductas sedentarias positivos por parte de los padres dentro del
puede aumentar el gasto calórico y reducir los nivel de desarrollo del niño
impulsos de comer
Bajo peso y retraso del desarrollo desnutrición pediátrica o déficit de crecimiento
Bajo peso pérdida de peso o ausencia de aumento de peso

• Enfermedad aguda o crónica Los bebés y niños menores de 2 años corren


• Dieta restringida mayor riesgo de crecimiento insuficiente
• Falta de apetito (por estreñimiento, medicación u debido a:
otras cuestiones) • nacimiento prematuro
• Problemas de alimentación • trastornos médicos
• Negligencia o simple ausencia de comida • cuidados inadecuados o todos estos factores
• Restricciones dietéticas en niños en edad
preescolar derivadas de la preocupación de los
padres por la obesidad, la ateroesclerosis u otros
posibles problemas de salud.
• Estreñimiento.

Atenta valoración y debe incluir el entorno social


y emocional del niño, así como cualquier
hallazgo físico:
indicios de abandono como posible factor
implicado (comunicado).
Los esfuerzos van encaminados para
aumentar el apetito del niño
• Deben ofrecerse con regularidad comidas no
abundantes y tentempiés frecuentes, haciendo
uso de alimentos ricos en nutrientes y
adecuados para el desarrollo del niño.
aprovechando la menor capacidad estomacal

• desarrollo de interacciones niño-progenitor


positivas, evitando cualquier coacción para que
el niño coma

• La malnutrición grave puede requerir


intervenciones cuidadosamente planificadas y
un seguimiento cercano para prevenir el
síndrome de realimentación.

La inclusión en la dieta de frutos secos y cereales


ricos en fibra para el desayuno puede ayudar a
aliviar el estreñimiento, mejorar el apetito y
favorecer el aumento de peso. Con frecuencia, la
ingesta de fibra es baja en los niños
Carencia de hierro con o sin anemia

• Mayor incidencia de anemia en menores de 2 años.


• Menos frecuente en niños en edad preescolar o escolar.

tienden a arrojar puntuaciones más bajas en las pruebas


estándar de desarrollo mental y prestan menos atención a la
información relevante para la resolución de problemas.

deficiente rendimiento cognitivo y retraso en el desarrollo


psicomotor en bebés y niños de preescolar

factores dietéticos también desempeñan un papel importante


en la carencia del mineral.
• niño de 1 año que sigue consumiendo una gran cantidad de
leche y excluye otros alimentos puede desarrollar anemia.
• niños pequeños en edad preescolar que no les gusta la
carne, de modo que obtienen de los cereales enriquecidos la
mayor parte del hierro, en forma de no hemo, que es
absorbido de manera menos eficaz
Caries dental
La composición de la dieta y los hábitos
alimentarios del individuo (ingesta de hidratos de
carbono con la dieta, frecuencia de alimentación)
son importantes factores en el desarrollo de la
caries dental

Alergias
• suelen hacer aparición en la infancia
• más probables cuando el niño tiene
antecedentes familiares de alergias.
• en forma de respuestas respiratorias o
gastrointestinales, o bien afectan a la piel,
pero pueden incluir fatiga, aletargamiento y
cambios de conducta.
TRASTORNO DE HIPERACTIVIDAD TRASTORNOS DEL ESPECTRO
CON DÉFICIT DE ATENCIÓN AUTISTA (TEA)
diagnóstico clínico basado en:  se diagnostican por problemas en tres categorías
• excesiva actividad motora conductuales:
• Impulsividad • interacciones sociales
• intervalo corto de atención • comunicación verbal y no verbal
• escasa tolerancia a la frustración • conductas limitadas o repetitivas.
• presentación antes de los 7 años de edad.  el niño acepta solo determinados alimentos,
Causa: diversos factores dietéticos rechaza alimentos nuevos o que le son poco
• colorantes y saborizantes artificiales familiares, o dificultad para las transiciones.
• Azúcar  rechazan a menudo las frutas y las verduras, y
• metabolismo alterado de los ácidos grasos aceptan comer solo unos cuantos alimentos
• alergias. nuevos de los demás grupos de alimentos.
 sus dietas restringidas les sitúan en riesgo de
ingesta inadecuada
 son muy reticentes a tomar suplementos
vitamínico-minerales
PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES CRÓNICAS
cardiopatías, el cáncer, la diabetes y la obesidad tienen a menudo sus raíces en la infancia

GRASAS EN LA DIETA Y SALUD CARDIOVASCULAR


ateroesclerosis coronaria temprana comienza en la
infancia y en la adolescencia, y guarda relación con
niveles altos de colesterol sérico total, colesterol de
LDL y colesterol de lipoproteínas de muy baja
densidad, y con niveles bajos de LDH

Para niños mayores de 2 años de edad, las


recomendaciones sobre nutrición son las mismas que
para los adultos:
1) menos del 30% de la energía procedente de las
grasas (el 10% o menos de grasas saturadas)
2) 2) 200-300 mg/día de colesterol.
Se recomienda la realización de pruebas sistemáticas
de colesterol en niños con factores de riesgo, como
antecedentes familiares de dislipidemia o enfermedad
cardiovascular prematura
RECOMENDACIONES
ingesta equilibrada de calorías, actividad física
suficiente para mantener el peso corporal; aumento
de la ingesta de frutas, verduras, pescado y cereales
integrales; y consumo de productos lácteos bajos en
grasa.

desde los 4 años hasta la adolescencia, los niños


pueden consumir dietas sin que se vea afectada su
ingesta energética y de nutrientes.
Un estudio de intervención dietética a largo plazo
demostró una mejoría de los niveles de lípidos y de
los hábitos alimentarios en niños con niveles altos
de colesterol LDL

Los profesionales de la salud deben valorar a cada


niño de forma individual en relación con la ingesta
total de grasa y el consumo excesivo de alimentos
bajos en grasas o sin grasa, especialmente en los
niños en edad preescolar
CALCIO Y SALUD ÓSEA
potenciar la retención de calcio y la densidad ósea durante
la infancia y la adolescencia para prevención de la
osteoporosis , cuando los huesos crecen rápidamente y son
más sensibles a la dieta y a la actividad física
los niños pueden necesitar consumir una cantidad por
encima de la recomendada.

Un estudio llegó a la conclusión de que el contenido mineral


de los huesos guardaba una relación positiva con la ingesta
de proteínas y de diversos minerales, sugiriendo que, en el
niño, son numerosos los nutrientes relacionados con la salud
ósea

Dado que los estudios sobre el consumo de alimentos


muestran que los niños beben más refrescos y zumos no
cítricos y menos leche, se hace necesaria una labor de
educación para animar a la gente joven a consumir una
cantidad apropiada de calcio a partir de fuentes alimentarias
y, si es necesario, de suplementos.
Fibra
La fibra de la dieta es necesaria para
que el niño presente deposiciones
normales. Necesario 14g/1.000kcal de
los adultos

Actividad física
sugieren 60 min o más de actividad física
todos los días, siendo la mayor parte de
esta de intensidad aeróbica moderada o
intensa.
Los niños y adolescentes deberían realizar
una actividad de intensidad alta al menos 3
días a la semana, e incluir actividad de
fortalecimiento óseo y muscular al menos 3
días a la semana.