Sie sind auf Seite 1von 212

1.

EL MAGO
El Mago, en el
Tarot «cabalístico»
El Mago, en el
Tarot de Papus
El Mago, en otro
Tarot «cabalístico»
El Mago, en el
Tarot «Elemental»,
identificado con el
Trickster, el
bromista mitológico.
«Soy el conocimiento
y soy la ignorancia.
Soy la falsedad y
soy la verdad».
Esta imagen y las
dos siguientes son
de un calendario
muy antiguo,
correspondientes
al mes de diciembre
y posiblemente a la
Saturnalia. El Mago
aparece como un
«Trickster», lo que
refuerza su
conexión con
El Loco.
El Mago, concebido como
un «Adepto»
El Mago
• Es tanto el Mago como el Malabarista (The Juggler),
entendido como “prestidigitador” o “juglar”.
• El término francés “Le Bateleur” puede interpretarse
también como charlatán o prestidigitador.
• Significados similares presentan los vocablos italianos Il
Bagatto o Il Bagattello.
• Estos personajes, que se ganaban la vida con juegos de
manos en las plazas y mercados, eran bastante
comunes en la antigüedad del occidente cristiano.
• Por cierto, esto está bastante alejado del mago
“sacerdotal”, serio y poderoso, del Tarot de Waite y otras
variantes esotéricas similares.
Obra de El Bosco (aprox. 1505)
El Mago como
charlatán
El origen del Mago
• En el Tarot de Mantegna, el Mago
parece corresponder a El
Artesano, lo que presenta un
profundo significado desde el
punto de vista masónico.
• Un orfebre sentado ante su mesa
de trabajo sobre la que se
encuentran desparramadas sus
herramientas. Tras él se encuentra
su aprendiz, que lo observa, y una
pequeña hoguera: el fuego de la
creatividad.
• El artesano representa al
fabricante de alguna cosa preciosa
en sentido material, intelectual o
filosófico. La capacidad de
concentración y la habilidad
manual elevan al individuo en la
jerarquía social y en la escala de
los valores «espirituales».
Una de las
imágenes más
antiguas de
este Arcano,
en la que se
mezclan el Mago
con el Loco
(Tarot de
Rosenwald,
presumiblemente
Una hipótesis sobre
florentino, siglo
la evolución del
XV)
Mago, en el Tarot
de Marsella y
sus derivados
El Mago
• En las corrientes esotéricas, el antiguo
prestidigitador se transformó en “El Mago”,
casi como sinónimo de “Iniciado”.
• Se dice que su rostro es el de Apolo, y que
sobre su cabeza brilla la lemniscata, el signo
del infinito, la cuerda sin fin.
• Un Ouroboros le sirve de cinturón.
• En su mesa, descansan los símbolos de los
palos de la baraja, a sus pies crecen la Rosa
de Sharón y el Lirio de los Campos.
El Mago según Jung
• “El mago es sinónimo del viejo sabio, que se remonta
en línea directa a la figura del hechicero de la sociedad
primitiva. Es, como el Ánima, un demonio inmortal, que
ilumina con la luz del sentido las caóticas oscuridades
de la vida pura y simple. Es el iluminador, el preceptor
y maestro, un psicopompo (conductor de almas), a
cuya personificación no pudo escapar ni siquiera el
«destructor de las tablas», Nietzsche, puesto que
declaró portador y proclamador de su propia
iluminación y éxtasis «dionisíacos» a su encarnación
en Zaratustra, ese espíritu superior de una era
casi homérica”.
El Mago según Jung
• «Al hacer la experiencia de ese arquetipo, el hombre
moderno vive la más antigua forma del pensar como
una actividad autónoma, cuyo objeto es uno mismo.
Otras formulaciones de la misma experiencia
son Hermes Trismegisto o el Thoth de la
literatura hermética, Orfeo, el Poimandres y,
emparentado con éste, el Pastor de Hermas. Si no se
tuviese ya un juicio previo sobre el nombre de
«Lucifer», esa sería la denominación adecuada para
este arquetipo. Por eso me he limitado a
llamarle arquetipo del viejo sabio o del sentido. Como
todos los arquetipos, éste también tiene un aspecto
positivo y uno negativo».
El Mago como
Gran Iniciado.
Las imágenes
que siguen son
variantes de, o
están inspiradas
en, el Tarot de
Waite.
Los instrumentos
que estaban en
la bolsa del Loco
ahora están sobre
la mesa del Mago.
Pero todavía están
desordenados.
Hace falta
ordenarlos, darles
una estructura, para
construir finalmente
el Mundo.
Ordo ab Chao, en
lenguaje masónico.
Mago, demiurgo,
malabarista,
prestidigitador,
embaucador,
charlatán.
Está claro que
el Mago conserva
todavía numerosas
características
de El Loco.
Aquí el Mago es un
Gran Iniciado, que
seduce y domina
a la multitud…
Pero el mono a sus
espaldas nos avisa
que el charlatán
todavía está
presente.
El Mago, en el
Tarot Connolly
El Mago, en el
Tarot Roberts
El Mago, en el
Tarot Balbi
El Mago, en el
Tarot
Morgan Greer
El Mago, en el
Tarot de Robin
Wood
El Mago, en el
Tarot Palladini
El Mago, en el
Tarot de Luis
Royo
El Mago, en el
Tarot «mitológico»
El Mago, en el
Tarot Fenestra
Aquí comienzan
variantes del
Tarot de Marsella
Algunos han
señalado que el
Mago tiene 12
elementos sobre
su mesa, aunque
eso sería así sin
contar la bolsa, la
varita y
el elemento que
sostiene en la mano
derecha
El Mago, en el
Tarot Wirth
El Mago, en el
Tarot Tomiolo
El Mago, en el
Tarot de
R. Berretta
El Mago, en el
Tarot Balzani
El Mago, en el
Tarot Knapp
(1929)
El Mago, en el
Tarot de Argolance
El Mago, en el
Tarot inglés
antiguo
El Mago, en el
Tarot del Piamonte
El Mago, en el
Tarot of the
Sevenfold Mistery
de Robert Place
El Mago, en el
Tarot of the
Sevenfold Mistery
de Robert Place.
La explicación lo
sitúa dentro del
círculo mágico, y
dice que la actitud
de la mano con la
varita levantada es
lo activo, y la bola
de cristal es lo
pasivo.
El Mago, en un
Tarot «Templario».
La imagen parece
un Cuadro masónico,
y presenta numerosos
símbolos de los tres
primeros grados.
Se lo vincula con
Kether y el Nombre
Divino a él asociado
(Ehieh).
El Mago, en otro
Tarot «Templario».
Se lo califica de
«El Caballero Iniciado
o el Guerrero Oculto».
El espíritu de la imagen
está muy cerca del
Caballero Kadosh del
Rito Escocés, así
como de las leyendas
asociadas al Grial.
El Mago, en un
Tarot italiano antiguo.
Notar que el delantal
que lleva puesto es
exactamente igual
al del Aprendiz
Masón. El broche que
lo sujeta es un
signo de interrogación.
Y en esta imagen
y en la anterior el
Mago se presenta
como aficionado a
la bebida.
«Ninguna persona
puede vivir para
siempre»
El Mago, en el
Tarot suizo
El Mago, en el
Tarot Brujas
El Mago, en el
Tarot “Cagliostro”
El Mago, en el
Tarot Scapini
El Mago, en el
Tarot Visconti
El Mago, con el
rostro de
Shakespeare (!)
El Mago, en el
Tarot junguiano
Hasta el mayor
de los Iniciados
oculta algo
debajo de la
mesa…
(notar que la
cadena ata a la
criatura al
propio Mago)
El Mago, en el
Tarot de Crowley
El Mago, en el
Tarot des
Avenieres
El Mago, en el
Tarot «de cristal»
El Mago, en el
Tarot «El Bosco»
El Mago, por
Alfredo di
Prinzio
El Mago, en el Tarot
Bárbara Walker
El Mago, en el
Tarot Ibis
El Mago, en el
Tarot “Antiguo
Esotérico”
El Mago, en el
Tarot Kier
El Mago, en el
Tarot Egipcio
Fournier
El Mago, en el
Tarot “Ansata”
El Mago, en el
Tarot
“Esfinge”
El Mago, en el
Tarot
“Nefertiti”
El Mago, una de las
pocas veces en que
se lo presenta
como mujer.
El Mago, en un Tarot
utilizado antiguamente
en la Orden Rosacruz
AMORC
El Mago, en el
Tarot “Cósmico”
El Mago, en el
Tarot Da Vinci
El Mago, en el
Tarot masónico de
Jean Beauchard
El Mago, en el
Tarot masónico
«Escuadra y
Compás»
El Mago, en un
Tarot masónico
El Mago, en el
Tarot «medieval»
El Mago, en el
Tarot
“Romántico
Victoriano”
El Mago, en el
Tarot
“Secret”
El Mago, en el
Tarot
“Lovers”
El Mago, en el
Tarot
“Pagano”
El Mago, en el
Tarot de Liz
Hitton
El Mago, en el
Tarot
New Birth Cards
El Mago, en el
Tarot Dorado
El Mago, en el
Tarot de
M.C. Purro
El Mago, en el
Tarot Daniloff
El Mago, en el
Tarot «amantes»
El Mago, en el
Tarot “Hermético”
El Mago, en el
Tarot “Acuario”
El Mago, en el
Tarot “Arte
Sagrado”
El Mago, en el
Tarot Archaeon
El Mago, en el
Tarot Dalí
El Mago, en el
Tarot
“de las diosas”
El Mago, en el
Tarot Etteila
El Mago, en el
Tarot
Gendron
El Mago, en el
Tarot
“Rosa Sagrada”
El Mago, en el
Tarot Stairs
El Mago, en el
Tarot “Milennium”
El Mago, en el
Tarot “Esotérico”
El Mago, en el
Tarot
“Renacimiento”
El Mago, en el
Tarot Stella
El Mago, en el
Tarot “Un Mundo”
El Mago, en el
Tarot “alquímico”,
identificado con
Hermes Trismegisto.
La representación
de los cuatro
«elementos» es
transparente.
El Mago, en el
Tarot “alquímico”
El Mago, en el
Tarot “alquímico”
de Jean Beauchard,
representado como
un Caballero que
se dispone a abrir
(?) el huevo místico
con su espada.
El Mago, en el
Tarot “Pitagórico”.
Es una especie de
Hermes con
ribetes de bufón
(característica que
realmente poseía
el Hermes
mitológico)
El Mago, en el
Tarot “Àngeles”
El Mago, en el
Tarot Pelosini
El Mago, en el
Tarot Raffarin
“Le Bateleur”, por
J. Baddeley
El Mago, en el
Tarot Bellini
El Mago, en el
Tarot Bifrost
El Mago, en el
Tarot Favole
El Mago, en el
Tarot de W. Crane
El Mago, en el
Kitchen Table Tarot
El Mago, en el
Rohrig Tarot