Sie sind auf Seite 1von 73

Fotografía en la que se

ve como se inicia la
hemostasia de la herida
longitudinal y la
valoración de las
estructuras afectadas
(tendones, vasos...)

Fotografía de otra herida longitudinal


en la cara lateral de la pierna en la que
también se está realizando hemostasia
y valoración de las estructuras dañadas.
Fotografía de un
politraumatizado la cama
con miembro inferior izdo
sobre férula de Braun
conectado a una tracción
conectada a una bolsa de
agua.
• Fotografía de una mujer
mayor de mano izda en la
que se observa dorso en
tenedor e hinchazón de
muñeca compatible con
fractura de Colles.

Fotografía de mano izda en la


que se observa dorso en
tenedor e hinchazón de
muñeca compatible con
fractura de Colles en la que se
está inyectando anestesia local
probablemente para la
reducción de la fractura.
Fotografías del proceso de reducción
de una probable fracturas de Colles.
Primero se procede a atar unas cintas
de tela alrededor de cada dedo. Luego
el médico se coloca las cintas por
detrás de la cintura para traccionar con
fuerza de los dedos, mientras realiza
una flexión forzada de la muñeca y
Por último, se procede a empuja con los pulgares los extremos
inmovilización con yeso distales de los huesos del antebrazo.
postreducción.
Fotografías de miembros inferiores de un paciente accidentado con
múltiples laceraciones, heridas y fracturas óseas (peroné y dedos). En la
segunda de ellas se ve cómo se procede a un lavado intenso de la zona y
posteriormente a un rasurado de la misma, muy importante para ver bien
todas las lesiones que existen.
Fotografías de una pierna izda de un paciente con múltiples heridas
circulares (debido a que una máquina con múltiples pinchos le
enganchó la pierna) y una herida longitudinal más grande en la cara
interna de la pierna cerca del maleolo interno. Se ve como cada
orificio debe ser limpiado exhaustivamente con suero (con lo que
se comprobó que se comunicaban entre sí).
Fotografías de pie izdo con herida longitudinal entre el
tercero y el cuarto dedo que está siendo lavada
cuidadosamente y bajo asepsia (lo indican los guantes de
látex)
Fotografía de una mano en la que se observa una lesión tangencial
sobre el dedo. Ante este tipo de lesiones situadas en la zona
superficial a los tendones siempre debemos descartar una sección
tendinosas pidiéndole al paciente que mueva los dedos y revisando
la integridad tendinosa a través de la herida ( si es necesario se
ampliará quirúrgicamente para observar bien). La revisión interna es
muy imp pq a veces una fina cincha de tendón permite el
movimiento y sin embargo el tendón está muy dañado.
Fotografía de un tobillo izdo con herida
muy importante en la zona del maleolo
externo. Se ve mucho daño muscular y
de tejidos blandos.
El profesor no dijo nada de esta foto así
que os pongo lo mismo que antes
porque más o menos se refiere a lo
mismo.
Fotografía de una mano en la que se
observa una lesión tangencial sobre el
dedo. Ante este tipo de lesiones situadas
en la zona superficial a los tendones
siempre debemos descartar una sección
tendinosas pidiéndole al paciente que
mueva los dedos y revisando la
integridad tendinosa a través de la
herida ( si es necesario se ampliará
quirúrgicamente para observar bien). La
revisión interna es muy imp pq a veces
una fina cincha de tendón permite el
movimiento y sin embargo el tendón
está muy dañado.
Fotografía de pie con tobillo
en flexión dorsal porque la
herida tangencial que se
observa está justo sobre el
tendón de Aquiles y en esta
posición dicho tendón se
encuentra relajado. Sabemos
que está íntegro debido a
que si estuviera seccionado
no se vería el relieve óseo
del maléolo debido al gran
edema derivado de la rotura
tendinosa.
• Radiografía lateral de codo en
flexión de 90º. Se observa fractura
olecraniana. También podemos
darnos cuenta de que está
inmovilizada con una férula de
yeso (línea blanca por fuera de la
piel). Tiene indicación quirúrgica
debido a que es necesaria una
reducción perfecta para una
correcta recuperación
funcional.

Idem radiografía antero posterior


Radiografías de intensificador de imagen realizadas en quirófano
mientras se realiza la osteosíntesis. En la primera (lateral de codo en
flexión de 90º) se ve una aguja de Kischner. En la segunda (AP) se ve dos
agujas de Kischner y un cerclaje alámbrico en ocho uniendo las agujas
entre sí y extendiéndose desde el cúbito al húmero. La tercera es una
ampliación de la segunda. Es el tratamiento de una probable fractura de
olécranon.
• Fotografías de un codo en visión
posterior. Se trata del proceso
quirúrgico seguido en la reparación
de una fractura oleocraniana tratada
mediante osteosíntesis con dos
agujas de Kischner y un cerclaje
alámbrico.
Radiografía lateral de codo en
semiflexión en la que se observa
una lesión de Montaigne
(fractura de cúbito y luxación de
la cabeza radial). También se
observa una fractura en la
cabeza radial.

Radiografía lateral de codo con


fractura de cúbito a la altura de
la metáfisis. El paciente lleva
un tratamiento provisional (se
ve una férula en la radiografía)
en espera de la cirugía. El
tratamiento definitivo será
osteosíntesis mediante una
placa con tornillos.
Fotografía de un codo
(visión dorsal) que está
siendo intervenido para
la colocación de una
placa atornillada de
osteosíntesis.
Fotografía de una mano catastrófica. Se denomina así a la situación en
la que se dan lugar tantas lesiones juntas que no somos capaces de
describirlas todas. En este caso el paciente tenía dos dedos sin
sensibilidad ni posibilidad de reconstrucción vascular. El tratamiento es
eliminar los dedos inviables y colocar 2 agujas de Kischner para el
tratamiento de las fracturas más la colocación de un tubo de drenaje.
Fotografías de una mano catastrófica tratada en la que han
tenido que amputarse dos dedos (4º y 5º). Se ha reparado el
resto de la mano y se ha dejado un tubo de drenaje para
recoger las colecciones que se han formado en la herida.
Fotografía de un pie catastrófico con amputación
traumática del dedo gordo. La visión es infero-medial.
En la tercer fotografía se ve cómo están limpiando la
herida para un posterior tratamiento en condiciones de
asepsia.
Radiografía AP de pie izdo en
la que se observa amputación
del primer dedo.
Probablemente de causa
traumática.
Fotografía de un pie izdo con amputación traumática del dedo
gordo. Se han suturado los colgajos cutáneos y se ha dejado un
drenaje de Peu-Ross, para controlar las colecciones que se
puedan producir. Es muy importante es estos casos una
vigilancia estrecha para descartar infección o necrosis de algún
segmento.
Radiografías AP de tobillo en extensión en las que se obsrva una
fractura transversa de peroné y una fractura conminuta del
maleolo tibial. El tratamiento es quirúrgico, mediante
osteosíntesis, probablemente la mejor opción sea la de placa
atornillada.
Radiografía AP de tobillo izdo con Radiografía lateral de tobillo izdo
2 placas atornilladas (una en tibia y con 2 placas atornilladas (una en
otra en peroné), probablemente tibia y otra en peroné),
como tratamiento de fracturas en probablemente como tratamiento
ambos huesos. de fracturas en ambos huesos.
Fotografía de un hombre de espaldas
RMN de columna lumbar,
con una dismetría pélvica (la cadera
corte sagital en la que se
derecha está más alta) y una
observa una hernia de disco en
desviación escoliótica de columna.
el espacio L4-L5 y una
En estos casos es muy imp la
protusión en el L5-S1. Esta es
anamnesis para saber cuándo
probablemente la causa de la
apareció la desviación (ej: tras un
escoliosis de la foto anterior.
esfuerzo, o siempre la ha tenido).
Radiografía a través de una
férula de Krammer de
piernas en las que se
observa fractura de la
porción distal de la tibia
muy conminuta y con
pérdida de fragmentos.

Esta no la comentó el
profesor así que lo he
puesto yo, por lo que puede
estar mal.
Fotografías del aspecto del paciente anterior en las
que se observa que se le ha colocado al paciente un
fijador externo en la parte distal de las piernas para
tratar la fractura. Tampoco la comentó el profesor.
Radiografía del paciente
anterior con los fijadores
externos ya colocados.

No la comentó el profesor.
Fotografía de un tobillo desde la
visión supero externa en el que
se observan signos claros de
inflamación (edema,
enrojecimiento). El tamaño del
edema indica que la lesión es
potencialmente importante.

Radiografía AP de tobillo en la que se


observa una fractura oblicua de
peroné y una transversa de tibia a
nivel del maléolo. También se
acompaña de luxación astragalina.
Radiografía lateral de
tobillo en la que se
observa una fractura
vertical de maléolo
posterior tibial. Además se
observa tratamiento
provisional con férula de
yeso en la parte posterior
de la pierna.
Radiografía AP de tobillo dcho en la
que se observa una fractura oblicua de Idem radiografía
peroné (maléolo externo) y también de
maléolo interno y una subluxación
lateral.
astragalina inmovilizada
provisionalmente con una gotiera.
Fotografía de la mano izda visión
superior en la que se observa una Radiografía AP de mano
cuasi amputación del primer dedo en la que se ve fractura de
con coloración ennegrecida que la diáfisis de la primera
indica déficit importante de riego en falange del primer dedo y
la zona. rotación de 90º del
fragmento más distal.
Radiografía AP de pelvis en
la que se observa diástasis
púbica con descenso de la Radiografía AP de cadera
izda en la que se observa una
hemipelvis dcha y fractura fractura con tercer fragmento
pretrocantérea del fémur en la diáfisis femoral.
dcho.
Radiografía AP de muñeca con
luxación de los extremos distales Idem
de cúbito y radio y fractura de radio radiografía
lateral
asociada. La estiloides del radio
permanece junto a los huesos del
carpo mientras las diáfisis se luxan
medialmente.
Radiografía AP de
muñeca en la que se
observa osteosíntesis
con dos agujas de
Kischner en el extremo
distal del radio, una
tercera que atraviesa los
extremos distales de
cúbito y radio y un
fijador externo que
sujeta las agujas.
Fotografía supero-externa
de tobillo en la que se
observa una gran
deformación por una
luxación de tobillo, con un
giro del antepié respecto a
su eje normal.
Fotografía de un dedo pulgar que
presenta una herida con un
colgajo cutáneo. El interior de la
herida paraece como vacío, como
que falta una estructura dentre.
En realidad falta el tendón
extensor. En la fotografía inferior
se ve cómo se ha reconstruido el
tendón mediante un injerto del
palmar mayor que se coloca entre
los dos extremos rotos para
unirlos de nuevo y recuperar su
funcionalidad.
Fotografía de un tobillo izdo
en el que se observa edema,
inflamación y equímosis.
También se ve una pequeña
marca en la parte trasera
debido a que tiene el tendón
de Aquiles seccionado. Es
una lesión tributaria de
cirugía.
Fotografías de pierna izda en quirófano en la que se ve cómo
están abriendo una incisión en la cara posterior de la misma para
una inspección del tendón de Aquiles y demás estructuras
contenidas en esta zona. Si nos fijamos en detalle se ve como el
tendón tiene un defecto, que está como deshilachado. También se
observa lesión en el delgado plantar.
Fotografías de una pierna vista por la cara posterior en la que se
observa una reconstrucción del tendón de Aquiles tras una rotura
mediante sutura y las suturas por planos posteriores que se van
haciendo.
Fotografía del pie izdo en la que se
observa una herida en la parte
posterior que ha sido grapada
quirúrgicamente. (es continuación de
las anteriores).
Fotografía de una pierna izda que
está siendo vendada sobre una cama
por dos profesionales sanitarios
vestidos de quirófano (continuación
de los ant). Se le pone una férula
cruro-pédica: primero una capa de
venda de algodón, luego una férula
(yeso sólo posterior) y una venda
tenso-crepe. La posición en que se
inmoviliza es en pie equino, ya que
es en esta posición en la que el
tendón de Aquiles se encuentra
relajado y en reposo.
Fotografía de un hombre de
espaldas en la que se observa Esta foto
una escoliosis probablemente
antiálgica con el hombro en prácticamente no se
charretera (pérdida de relieve ve, por lo que el
óseo), lo cual indica luxación profesor se la saltó.
de hombro. Además con la
mano del lado sano sujeta la
del lado afecto (muy
patognomónico de esta
lesión)
Fotografías en las cuales se ve a una voluntaria acostada en una
cama a la que se le está practicando una reducción de hombro
mediante la Maniobra de Hipócrates. Primero se coloca una
banda de tejido desde el hombro sano hasta la axila del lado
afecto y se hace una leve abducción del brazo afecto. Como
segundo paso el profesional médico introduce su puño en la
axila del lado afecto mientras mediante la banda de tejido otra
persona efectúa la contratracción.
Fotografías de una voluntaria a la que se le está realizando una
Maniobra de Koscher. Primero abducción del brazo, luego
rotación externa y anteversión y por último una rotación interna
brusca.
Fotografía del tórax de una
paciente en la que se observa una
deformidad en la clavícula
sugestiva de fractura de clavícula.
Precisa tratamiento quirúrgico.

Radiografía AP de hombro dcho en


la que se observa una fractura de
clavícula en la unión del tercio
medio y externo.
La primera es una radiografía
lateral en la que se observa una Fotografía de un niño en la
fractura en tallo verde en el que se observa la muñeca izda
extremo distal del radio en un niño muy inflamada sobre todo se
en edad de crecimiento.También se ve la desaparición de relieves
aprecia una fractura en rodete en el óseos. Es sugestiva de
extremo distal del cúbito. En la fractura. En este caso
segunda radiografía vemos lo concreto se le pedía que
mismo pero es una proyección AP, moviese la mano y un dolor
por lo que se aprecia peor. imp se lo impedía.
Fotografías en las que se ve cómo se
reduce una fractura de antebrazo
mediante tracción del extremo distal
del miembro a través de unas
cinchas de tejido sujetas a los
dedos, mientras se hace
contratracción con un poste a la
altura del codo, sosteniéndolo en
ángulo recto. En la superior se ve
cómo le están inyectando anestesia
local en la zona previamente a la
reducción. Las cinchas se las pasa el
profesional sanitario por detrás de la
cintura para hacer más fuerza. Una
vez en esta posición se aprieta con
los dedos para reducir la fractura de
manera directa.
Fotografías de un brazo izdo
en el que está siendo
reducida una probable
fractura de radio. Se ve que
la mano está sujeta mediante
cinchas que pasan por detrás
del médico mientras éste
aprieta el extremo óseo para
reducir la fractura. En la
inferior se ve cómo se está
comprobando que la
reducción ha sido correcta
mediante el uso del
intensificador de imágenes.
Radiografía AP de muñeca realizada Idem con
mediante el amplificador de imagen. radiografía lateral.
Probablemente se trata de una
comprobación postreducción que ha sido
correcta como podemos observar.
Fotografía de un brazo izdo
que está siendo vendado y
escayolado tras una
reducción de una probable
fractura de antebrazo, en la
mesa de tracción de
quirófano. Por el delantal
del médico podemos
deducir que se ha usado el
intensificador de imágenes
de rayos X. El yeso que se
usa es un manguito
completo, dejando las
articulaciones no afectas
libres.
Resultado final de todo el
proceso descrito en las
anteriores.
Me he saltado unas
cuantas pq eran todas muy
parecidas y consecutivas.

Fotografía de un niño con el brazo izdo escayolado


sujeto con cabestrillo al cuello por probable fractura
de antebrazo. Tratamiento conservador con reducción
e inmovilización con yeso.
Radiografía lateral de muñeca en la
que se observa una fractura en tallo
verde en el extremo distal del radio
que ha sido reducida e
inmovilizada con una escayola (se
ve una línea blanca alrededor de
todo el brazo.

Idem radiografía lateral.


Fotografía de pies
Fotografía de dos piernas de una mujer
mayor en la que se observa deformidad en los que se ve lo
en antecurvatum y varo de la tibia. La mismo que he
pierna izda, además, se encuentra een descrito en la
rotación externa y algo acortada con anterior.
respecto a la dcha. Esto es
patognomónico de fractura de cadera.
Fotografía de una niña en la que se observa cómo le hacen una
reducción del extremo proximal del radio (por una luxación de la
cabeza del radio por el ligamento anular). Presenta una pronación
dolorosa a la exploración. La lesión se produjo por una tracción
brusca del brazo. Se coloca el brazo en extensión y ligera
abducción y mientras se empuja la cabeza radial hacia abajo se
supina el antebrazo y se flexiona (en este momento se debe oír un
click)
Fotografía de miembros inferiores
de un paciente acostado en la
camilla de quirófano en la que se
aprecia que la pierna dcha está en
rotación interna y flexionada sobre
la otra, en la llamada “posición del
bañista sorprendido”. Esta imagen
es patognomónica de luxación de
cadera.

Radiografía AP de pelvis en la que se


aprecia una luxación de la cabeza
femoral dcha, estando la cadera izda
normal. Es imp ver las líneas
articulares para comprobar si existe
pinzamiento u otra patología.
Fotografías de un paciente tumbado en la mesa de quirófano en la que se
observa la mano dcha vendada y la pierna dcha en posición del bañista. En
la segunda fotografía se ve cómo se está procediendo a la reducción de la
luxación de la cadera mediante la flexión en ángulo recto de la pierna sana
a la vez que se hace contratracción desde la pelvis. En esta posición se
traccóna de la sana y se gira hacia los dos lados hasta apreciar un click en la
articulación luxada. En la tercera vemos el resultado postreducción.
Recordad que estas técnicas se deben hacer siempre bajo anestesia general.
Fotografías de un pie dcho con una importante equimosis en el
lado externo del tobillo por delante del maléolo. Esto es indicativo
de esguince o fractura. Esta equimosis puede llegar incluso a
alcanzar los dedos del pie, como se puede apreciar en la segunda
de ellas en la que también apreciamos una gran inflamación del
antepié.
Fotografía de tobillo izdo con
inflamación principalmente de
la articulación tibio-astragalina,
en la zona de los 2 maléolos. El
diagnóstico posible es tanto de
esguince como de fractura. A la
palpación sobre el relieve óseo
se puede hacer el diagnóstico
diferencial:
-si duele es fractura
-si no duele en ninguno de los
maléolos ni la cabeza del 5º
metatarsiano, existe un 95% de
posibilidades de que no sea una
fractura.
Fotografía de un codo dcho
en ángulo recto que el
paciente mantiene sujeto
contra el cuerpo y mediante
la mano sana. Esto indica una
probable lesión de codo.
Además se observa
inflamación en la
articulación.
Fotografía de la cara palmar de
la mano izda de un paciente que
ha sufrido un traumatismo en la
punta de los dedos. Se observa
semiflexión de los tres primeros
dedos junto con eritema en las
puntas y un hematoma en el
pliegue interdigital sobre todo
del tercer. La lesión se ha
producido por una
hiperextensión de los mismos
con una pelota de baloncesto que
ha producido un arrancamiento
del tendón del flexor superficial
(que se inserta en la base de la 2ª
falange), siendo esta imagen
descrita patognomónica de esta
lesión.
Fotografía del dorso de la
mano dcha de un paciente en
la que se observan signos de
inflamación importante en la
muñeca. Se trata de una mano
reumática en la que se ha
producido una fractura de la
extremidad distal del radio
No dijo nada de esta
fotografía. Se trata de una
muñeca inflamada:
desaparición de relieves
óseos, enrojecimiento y
edema. Compatible con
fractura distal de los huesos
del antebrazo.
Fotografía de un pie izdo
visión dorsal en la que se
observa una equimosis del
primer dedo del pie con un
hematoma subungueal y una
inflamación importante del
antepié. Nos hace pensar en
que exista una fractura, aún
más si nos dicen que se le ha
caído un peso encima del
dedo. Si no existiese
antecedente traumático
deberíamos valorar otras
posibilidades.
Fotografía en la que se
observa un brazo dcho en
ángulo recto sujeto con la
mano contralateral con gran
inflamación de la muñeca.
Esta imagen es
patognomónica de lesión en
la muñeca. Esto lo repitió
mucho el profesor para que
entendiésemos bien que por
mucho que se queje el
paciente si entra moviendo el
brazo con normalidad
mientras camina, no es una
lesión importante.
Fotografía de una pierna izda
sobre una cama de hospital en
la que el explorador tiene el
dedo índice colocado en la
rótula del paciente indicando
una fractura en la zona media
de la rótula en la que se han
separado los fragmentos. A
veces, este tipo de fracturas es
palpable en la exploración
física.
Fotografías del dorso de la mano dcha en la que se
observa una herida longitudinal sobre el dorso de la
mano a la altura del segundo y tercer dedos en la que
se ha producido una sección del tendón extensor. El
tratamiento consiste en un lavado exhaustivo y una
sutura del tendón.
Fotografías de dorso de la mano con herida
longitudinal en el dorso a la altura del segundo y
tercer dedos en la que se está suturando el tendón del
extensor de los dedos con hilo y pinzas.
Idem a la diapositiva Resultado final del
anterior tratamiento de la lesión
anterior con sutura de
puntos discontinuos.
Fotografías de cara lateral de tobillo izdo en la que se
observa un gran relieve del maleolo externo que sugiere
luzación de los tendones peroneos, ya que contribuyen a
aumentar el relieve del maléolo externo. Lo normal es
que se encontrara por detrás de este relieve. Es una
urgencia tributaria de cirugía
Radiografías AP de mano en las que se
observa una fractura del metacarpo del
tercer dedo. Su trazado es oblicuo o
espiroideo y se ha producido un
desplazamiento en acortamiento de la parte
media del metacarpiano.
El tratamiento consiste
primero en una
tracción para reducir la
fractura. Si luego se
inmoviliza
simplemente el
desplazamiento
recurre, por lo que el
tratamiento ha de ser
quirúrgico colocando
en la zona una placa
con tornillos.
Fotografías del dorso de la mano. En la primera se
observa la incisión quirúrgica realizada para la
realización de la cirugía de reparación de una fractura
metacarpiana. En la segunda se ve la zona profunda
expuesta permitiéndonos observar el fragmento
fracturado.
Fotografías en las que se observa el procedimiento
quirúrgico seguido en el tratamiento de una fractura
metacarpiana con la colocación de una placa de
osteosíntesis atornillada.
Radiografías AP y lateral de mano en la que se
observa una placa de osteosíntesis atornillada en el
metacarpiano del tercer dedo probablemente como
tratamiento de una fractura con desplazamiento del
mismo.
Fotografías de la cara anterior del muslo en la que se
observa una herida circular en la parte superior y una
herida con pérdida de sustancia más abajo. En la
segunda se ve cómo se procede a una limpieza
exhaustiva de la zona y en la tercera el resultado final
tras la sutura de la herida como tratamiento.

Verwandte Interessen